Resumen: “el suicidio entre los adolescentes”


Resumen: “el suicidio entre los adolescentes”

La muerte por suicidio de un joven es desvastadora. Aunque este tragico acto no siempre se puede evitar, es aconsejable estar asesorados lo mejor posible.
Varios y complejos son las razones por las que un adolescente decide acabar con su vida.Esta es la tercera causa de muerte entre jovenes de 15 a 24 años. Y se realizan por lo menos 25 intentos por cada suicidio realizado. En los EE.UU. el riesgo varia según el sexo y si el joven tiene en sus casas acceso a las armas o a medicamentos (recetados o sin receta). Las niñas piensan e intentan suicidarse dos veces más que los niños y tienden a intentar suicidarse por sobredosis de drogas o cortándose. Los niños fallecen por suicidio cuatro veces más que las niñas, usando métodos más letales, como armas, colgándose o saltando desde alturas.

Factores que aumentan el riesgo de suicidio en los adolescentes:

• Un trastorno psicológico (depresión, bipolar y consumo de drogas y alcohol).
• Sentimientos de angustia, irritabilidad o agitación
• Sentimientos de desesperanza y de complejo de inferioridad.
• Un intento previo de suicidio
• Antecedentes de depresión o de suicidio en la familia
• Abuso emocional, físico o sexual
• Falta de un grupo de apoyo, malas relaciones con los padres o sus pares y sentimientos de aislamiento social
• Hacer frente a bisexualidad u homosexualidad en una familia o comunidad que no lo apoya o en un ambiente escolar hostil

Los adolescentes que piensan en suicidarse podrían:
• Mencionar el suicidio o la muerte en general
• Insinuar que ya no estarán más
• Mencionar los sentimientos de desesperanza o de culpa
• Tetraerse de amigos o de la familia
• Escribir canciones, poemas o cartas sobre la muerte, la separación y pérdida
• Empezar a regalar objetos valiosos a hermanos o amigos
• Perder el deseo de participar en cosas o actividades predilectas
• Tener dificultades para concentrarse o pensar con claridad
• Mostrar cambios en hábitos de alimentación o de dormir
• Participar en comportamientos riesgosos
• Perder interés en la escuela o en los deportes

Los padres deben estar atentos a posibles señales de advertencia por parte de los jovenes. Por eso deben saber observar bien y saber oir a los hijos. Muchas veces solo buscan llamar la atención, pero otras veces pueden estar hablando en serio.Los padres deben tratar de mantener abierta la comunicación y saber como expresar su apoyo y amor de padres. Puede servir de orientacion a los padres preguntarles a sus hijos si desean hacerse daño.Ante la duda, es mejor pedir ayuda profesional.
Los conflictos continuos familiares o entre intimos amigos, pueden empeorar la situación para un adolescente que se siente incomprendido.

Fuente bibliográfica

kidshealth.org.(2015).Acerca del suicidio de adolescentes. Obtenido 05-22-2017 de

http://kidshealth.org/es/parents/suicide-esp.html

La Confesión de fe Bautista de New Hampshire


La Confesión de fe Bautista de New Hampshire
picturenhdf
Escrito en 1833 con revisiones menores en 1853, la Declaración de Fe de New Hampshire ocupa un lugar destacado entre las confesiones bautismales históricas de la fe. Aunque su lenguaje y su contenido están a la altura de la más definitiva y elocuente Segunda Confesión de Fe de Londres (1689), la NHCF es sin embargo un documento histórico importante que proporciona una gran comprensión de la teología bautista histórica. La NHCF es de particular importancia para los Bautistas del Sur contemporáneos que se identifican como conservadores y evangélicos, ya que es la base sobre la cual los Bautistas del Sur modernos establecen “aquellas cosas que seguramente creyeron entre nosotros” en la Fe y Mensaje Bautista . Incumbente de los Bautistas del Sur modernos es la responsabilidad de contemplar y evaluar tanto sus demandas de fe como la integridad de su doctrina a la luz de este documento. Esta confesión fue elaborado por el reverendo John Newton Brown, DD, de New Hampshire sobre 1833, y fue adoptado por la Convención de Nueva Hampshire, y ampliamente aceptado por los bautistas, sobre todo en el norte y oeste de los Estados, como una declaración clara y concisa de su fe, en armonía con las doctrinas de los mayores confesiones, pero expresado en forma más leve.El texto está tomado del Manual de la Iglesia Bautista, publicado por la American Baptist Publication Society, en Filadelfia.
 
La Confesión de New Hampshire, adoptada por los bautistas de ese estado en 1833, pronto se hizo ampliamente popular entre los bautistas, del norte y del sur, lo cual se reflejó en un importante abandono de la Confesión de Fe de Filadelfia, del siglo XVIII, la cual era más calvinista. Con revisiones menores, J. Newton Brown, secretario de redacción de la American Baptist Publication Society (Sociedad americana de publicaciones bautistas) la publicó en The Baptist Church Manual (El manual de la iglesia bautista) en 1853.
Esta publicación aseguró incluso una distribución y popularidad más amplias para la Confesión de New Hampshire, progenitora directa de todas las tres versiones de La fe y el mensaje bautista (1925, 1963 y 2000). La realidad es que la Confesión de New Hampshire, con la distintiva soteriología de los bautistas separados, se convirtió en «la confesión» entre los bautistas del sur del siglo XIX y principios del siglo XX, lo cual se ilustra de modo vívido en el Southern Baptist Convention’s Sunday School Board (Junta de escuelas dominicales de la Convención Bautista del Sur) que reproduce la confesión en varios libros. Entre estos libros, los más notables son What Baptists Believe (Lo que creen los bautistas) de O. C. S. Wallace, publicado por primera vez en 1913. Wallace, pastor de la Baltimore’s First Baptist Church [Primera Iglesia Bautista de Baltimore], escribió una explicación, artículo por artículo, de la Confesión de New Hampshire, que circuló de manera extensa en miles de iglesias como un libro de estudio. Vendió 191 118 copias (en una Convención mucho más pequeña en términos numéricos) antes de que saliera de circulación cuando La fe y el mensaje bautista (1925) se convirtiera en la confesión de la Convención.
¿Por qué Wallace escogió la Confesión de New Hampshire de 1913? Él afirma que «se escogió… porque es la fórmula de la verdad cristiana más utilizada como un estándar en las iglesias bautistas por todo el país, para expresar lo que estas creen según las Escrituras». Él también señalaba que el recién fundado Seminario Teológico Bautista del Suroeste había adoptado la Confesión de New Hampshire «como una expresión adecuada de su carácter doctrinal y vida». Wallace facilitó el «Compendio de principios» del Seminario del Sur como un anexo para la «comparación y estudio provechosos». Él además dedicó Lo que creen los bautistas a James P. Boyce, «primer presidente del Seminario Teológico Bautista del Sur», y a B. H. Carroll, «primer presidente del Seminario Teológico Bautista del Suroeste», ambos «HOMBRES PODEROSOS en el reino de la enseñanza cristiana». Wallace, al seleccionar la Confesión de New Hampshire para la Confesión de Lo que creen los bautistas, la reconoció como la declaración confesional mayoritaria de la época, con el «Compendio de principios» como una declaración minoritaria.
W. L. Lumpkin escribe sobre el propósito y el nacimiento de la Confesión de New Hampshire:

“El 24 de junio de 1830, la Convención Bautista de New Hampshire nombró un comité para preparar y presentar en la próxima sesión anual” tal declaración de fe y práctica, junto con un pacto, como se puede considerar agradable y consistente con las opiniones de Todas nuestras iglesias en este estado “.
El resultado de su trabajo fue la Confesión de New Hampshire de 1833. La Confesión de New Hampshire se considera procedente del mismo origen que la Confesión de 1689.

Leroy D. Cole escribe en The Doctrines of Grace en la Confesión de New Hampshire: “En el contexto de su nacimiento, fondo y desarrollo, se observa fácilmente que esta Confesión es de la misma primavera de la cual fluye la Filadelfia y las Confesiones de Londres. “

Phillip Schaff, Creeds of Christendom, comenta la aceptación de la Confesión de New Hampshire: “Ha sido aceptada por los Bautistas de New Hampshire y otros estados del norte y oeste, y ahora es el credo más popular entre los Bautistas Americanos”.

J. Newton Brown escribió en su libro, The Baptist Denomination, 1856, relativo a la armonía de la enseñanza de las diferentes confesiones. “La principal diferencia en los Artículos de Fe Bautista, está en la fraseología o el estilo de ellos, no en las doctrinas … Casi todas las iglesias tienen sus Artículos de Fe, que difieren en numerosos detalles no esenciales, pero están de acuerdo en la sustancia”.

Según McClintock y Strong’s Biblical Encyclopedia, 1896, la Confesión de New Hampshire fue generalmente aceptada en el norte, pero no en el sur. La “Confesión de New Hampshire”, es quizás de uso más general entre las sociedades del norte y del este, mientras que la “Confesión de Fe de Filadelfia” (1689) es la que generalmente se adopta en el sur.

No fue hasta principios del siglo XX que los Bautistas del sur pasaron de la Confesión de 1689 a una forma de la Confesión de New Hampshire de 1833.

 
Bibliografia