Es biblico el sometimiento de la mujer al hombre, en el seno del matrimonio?


Es biblico el sometimiento de la mujer al hombre, en el seno del matrimonio?

Por Paulo Arieu

Someteos unos a otros en el temor de Dios. Las casadas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.” (Efesios 5.21–24, RVR60)

La Biblia nos enseña claramente que la mujer debe someterse al liderazgo espiritual del marido. La Biblia nos dice que el hombre es cabeza de la mujer, asi como Cristo es la cabeza de la Iglesia. Pero el sometimiento es mutuo. El hombre es la cabeza del hogar,pero ambos cónyuges deben luchar siempre por ponerse de acuerdo en todos los temas en los que surga desacuerdo en el seno del hogar. Pero por supuesto, ese hombre debe ser un lider espiritual que ame y respete a su mujer como si esta fuese una reina. El apostol Pedro escribió que descuidar este aspecto del respeto mutuo en el hogar puede estorbar sus vidas espirituales.

De la misma manera, ustedes maridos, tienen que honrar a sus esposas. Cada uno viva con su esposa y trátela con entendimiento. Ella podrá ser más débil, pero participa por igual del regalo de la nueva vida que Dios les ha dado. Trátenla como es debido, para que nada estorbe las oraciones de ustedes.(I Pedro 3:7 NTV).

También el apostol Pablo exhortó a sus lectores como deben comportarse entre ellos los cónyuges:

“Someteos unos a otros en el temor de Dios. Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra,  a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.  Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,  porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.  Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.”

Creo que la Biblia es clara cuando dice que “LAS ESPOSAS SON LLAMADAS A SOMETERSE AL AMOROSO LIDERAZGO DE SUS MARIDOS”[0], como citan Gary Smalley y John Trent[1]. Gary Smalley y John Trent, escriben en un libro, explicando que significaba someterse en los tiempos bíblicos:

La palabra sumisión ha llegado a significar ceder a la presión, tragarse los sentimientos reales, arrinconarse, desconectar el cerebro, funcionar mal, y servilismo, pero eso es exactamente lo opuesto de lo que quiere decir la Biblia cuando le dice a las mujeres que se sometan a sus maridos. En Efesios 5, antes de llamar a las mujeres a que se sometan, leemos: “Someteos unos a otros en el temor de Dios” (Efesios 5:21 RV 1960). En griego, el lenguaje original del Nuevo Testamento someterse a otra persona era, en realidad, un vocablo que significaba apoyo, lealtad voluntaria y cooperación. Lo que dejaba lugar a la creatividad y aun al cuestionamiento, mientras mantenía un alto grado de dedicación. No en sí ninguno de los conceptos nocivos de excesivo control o manipulación, sino que denota trabajo en equipo y respeto mutuo.  Para la esposa, la sumisión implica responder al liderazgo su marido “como al Señor” (Efesios 5:23) no como quien es inferior, sino como una que está dedicada a una meta mutua que es digna de su vida.[2]

Como podemos ver, si que es bíblico la sumisión, pero esto no significa que el hombre deba ser autoritario con su esposa, “porque acá manda el hombre o porque la Biblia lo dice así que el hombre es la autoridad de la casa”. Eso es machismo y autoritarismo, y se aleja del plan misericordioso de Dios respecto de la familia y del significado del contexto cultural del vocablo sumisión. Lamentablemente, el movimiento feminista radical ha desviado a la mujer del respeto al hombre, y los ha enfrentado a ambos en una guerra de sexos con el cuento de la liberación femenina y los derechos de la mujer. La mujer ya no solo vota, trabaja libremente, estudia lo que se le da la gana, pero también se independizó del hombre de tal manera que muchas veces ya no necesitan de los servicios del hombre. Muchas mujeres tardarán anos en darse cuenta que la soledad no es lo ideal para la felicidad. Y que armar una familia aunque presenta sus desafios tiene muchos aspectos positivos. Pero muchas veces sucede que las mutuas faltas de respeto en el hogar resultan un pretexto para que la mujer imponga su matriarcal voluntad. Si hay comunicación efectiva entre los integrantes de una familia, no deberían haber faltas de respeto en el seno del hogar.  

El patriarcalismo biblico no se parece en nada al patriarcalismo cultural de nuestros tiempos. Pero el matriarcado  tampoco es la solución para la felicidad en el hogar. Comúnmente, los hombres son mas fuertes que las mujeres y cuando no se sienten respetados, tienden a ponerse violentos, lamentablemente, cayendo en casos de violencia doméstica. Los que sufren las consecuencias son los niños, porque entonces el Estado interviene a través de la justicia y si  ese matrimonio no termina pronto en divorcio, retiran los niños del hogar y los ponen en hogares sustitutos. La mujer no es inferior al hombre, en absoluto,ni menos inteligente que el, ni imbécil de mente (lat. imbecilis mentis), como decían los romanos en la antiguedad [3]. Pero recordemos que el hombre tiene autoridad espiritual delegada por Dios,claro que si y cada mujer cristiana debería recordarlo antes de desautorizarlo porque si nomás. Principalmente a la hora de educar los niños.

Gary Smalley y John Trent dan un ejemplo ilustrativo de la sumisión:

La idea es como la llamada al Congreso del presidente Bush para que autorizara la acción militar contra Saddam Hussein a fin de sacarlo de Kuwait. Entonces el general Powell, el presidente del Estado Mayor Conjunto de las fuerzas militares norteamericanas, responde: “Sí, señor”, y se pone en contacto con otro comandante en jefe, el general Schwarzkopf, para juntos trazar el plan. Luego, el general Schwarzkopf reúne a sus comandantes, que a su vez emiten órdenes a todas las ramas del aparato militar centradas en un claro propósito: “Vamos a sacar de Kuwait a ese hombre con su ejército”. Cada grupo dice que sí cuando le llega el turno de responder, agrega su propia creatividad y esfuerzo al plan general y trabaja duramente para cumplir la meta primaria presentada por sus líderes. No captaste sentimientos de inferioridad cuando salieron las fotografías del general Schwarzkopf en las que él caminaba entre las tropas, les saludaba con apretones de mano, oraba con ellos antes que fueran a combatir. Percibías su lealtad, claridad de propósito y mutua disposición de servir. Y algo más entre él y sus tropas: amor genuino. Pero alguien tenía que tomar el mando, ellos lo sabían, lo necesitaban, les trajo la victoria más rápida y decisiva de la historia militar norteamericana. Liderazgo amoroso y sumisión voluntaria. [4]

Ojala cada familia pudiera reflexionar sobre estos temas tan de moda en nuestros tiempos.El mensaje de Efesios 5 es que maridos y esposas necesitan tener claramente establecidos sus planes, metas y proyectos como familia. ¿Cuál es la colina que ustedes como familia, van a conquistar? ¿Cuál es la meseta a que queremos llegar en unión de nuestros hijos? ¿Hacia dónde vamos, como pareja, para el término del año que viene? —de los próximos cinco años? —del tiempo que nos queda por vivir?

En fin, amado lector, yo espero sus críticas y comentarios. Deseo de todo corazón que este artículo le ayude a contruir un mejor matrimonio y a llevarse mejor con su pareja. Guardando el testimonio como familia cristiana ante los ojos de una sociedad hipercritica con el cristianismo.

Dios lo bendiga ricamente y la paz de Dios abunde en su matrimonio.

Notas

[0] Smalley, Gary & Trent, John.(1994). El valor oculto de un hombre. El extraordinario impacto de un hombre sobre su familia. Página 69. 1era. edición. Editorial Unilit,Miami,EE.UU. Impreso en Colombia.

[1] El Dr. John Trent es un autor galardonado de libros sobre el matrimonio y la familia, como The Blessing.  Él es el creador de la manera de observar a las personalidades de los personajes León, Nutria, Golden Retriever y Beaver (LOGB). También es el presidente de StrongFamilies.com y el Centro de StrongFamilies son organizaciones comprometidas con el fortalecimiento del matrimonio y las relaciones familiares en todo el mundo.  Él y su esposa Cindy han estado casados por 30 años y tienen dos hijas, Kari y Laura.Citado en https://en.wikipedia.org/wiki/John_Trent

Gary Thomas Smalley (16 de septiembre de 1940 – 6 de marzo de 2016) fue consejero familiar, presidente y fundador del Smalley Relationship Center y autor de libros sobre relaciones familiares desde una perspectiva cristiana. Entre otros temas, enseñó acerca de los cuatro temperamentos en un formato basado en animales conocidos, la nutria, el león, el perro cobrador y el castor. Citado en https://en.wikipedia.org/wiki/Gary_Smalley

[2] Smalley, Gary & Trent, John.(1994). El valor oculto de un hombre. El extraordinario impacto de un hombre sobre su familia. Página 69. 1era. edición. Editorial Unilit,Miami,EE.UU. Impreso en Colombia.

[3] http://protestantedigital.com/blogs/3465/Mujer_imbecillitas_mentis

[4] Smalley, Gary & Trent, John.(1994). El valor oculto de un hombre. El extraordinario impacto de un hombre sobre su familia. Página 69-70. 1era. edición. Editorial Unilit,Miami,EE.UU. Impreso en Colombia.

Cómo defender su fe


Cómo defender su fe

3546

Cómo defender su fe es un estudio de la historia y los fundamentos de la apologética. El doctor Sproul muestra como la razón y las investigaciones científicas pueden ser aliadas en la defensa de la existencia de Dios y los reclamos históricos y legítimos de Jesucristo. Los lectores que buscan defender la fe a través de argumentos lógicos y bíblicos encontrarán en este libro un recurso indispensable.

La autoestima


La autoestima

Por Paulo Arieu

Constantemente la Psicología moderna nos habla de la autoestima y de la importancia de tener una autoestima alta. Parece ser que una autoestima baja es la responsable actual de todas las desgracias del ser humano y no lo es el pecado enraizado en la naturaleza humana. Los psicólogos humanistas enfatizan mucho la importancia de la autoestima. La autoestima viene a ser el concepto que la persona tiene de si mismo y ese buen concepto que tiene de si, esa imagen persona que le resulta atractiva le produce un sentimiento de valía, de amor propio. Pero cómo definirla autoestima?  Una definición fácil de entender dada por Nathaniel Branden [0] dice que “la autoestima es la disposición a considerarse competente frente a los desafíos básicos de la vida y sentirse merecedor de la felicidad. Tener una alta autoestima es sentirse confiadamente apto para la vida, es decir,  competente y merecedor; tener una baja autoestima es sentirse inapropiado para la vida. Es la confianza en nuestra capacidad de aprender, de tomar decisiones y hacer elecciones adecuadas, y de afrontar el cambio.” [1] Como psicólogo, Natanael Branden elucidó el papel crucial de la autoestima en la salud mental, y definió las prácticas volitivas que observó como esenciales para conseguir y mantener la autoestima. Vicente Bonet dice que la autoestima “es la percepción evaluativa de uno mismo”[2] Otra definición dice que la autoestima “es el conjunto de creencias, percepciones, evaluaciones y pensamientos que tenemos acerca de nosotros mismos, la valoración que realizamos basándonos en nuestras experiencias.”[3]

El concepto de autoestima varía en función del paradigma psicológico que lo aborde (psicología humanista, psicoanálisis, o conductismo). Desde el punto de vista del psicoanálisis, la autoestima está íntimamente relacionada con el desarrollo del ego[4]; por otro lado, el conductismo se centra en conceptos tales como «estímulo», «respuesta», «refuerzo», «aprendizaje», con lo cual el concepto holístico de autoestima no tiene sentido.

La autoestima, como vivencia psíquica, ha acompañado al ser humano desde sus comienzos, aunque ya es un concepto que ha traspasado frecuentemente el ámbito exclusivamente científico para formar parte del lenguaje popular. Pero el constructo psicológico de autoestima (o autoconcepto) se remonta a William James, a finales del siglo XIX, quien, en su obra “Los Principios de la Psicología”, estudió el desdoblamiento de nuestro «Yo-global» en un «Yo-conocedor» y un «Yo-conocido». Según James “de este desdoblamiento, del cual todos somos conscientes en mayor o menor grado, nace la autoestima”[5].

Durante el siglo XX, la influencia de la psicología conductista minimizó el estudio introspectivo de los procesos mentales, las emociones y los sentimientos, reemplazandolo por el estudio objetivo mediante métodos experimentales de los comportamientos observados en relación con el medio. El conductismo situaba al ser humano como un animal sujeto a reforzadores, y sugería situar a la propia psicología como una ciencia experimental similar a la química o a la biología. Esta situación trajo como consecuencia que se descuidara el estudio sistemático de la autoestima durante buen tiempo. La autoestima era considerada una hipótesis poco susceptible de medición rigurosa. A mediados del siglo XX, y con la psicología fenomenológica y la psicoterapia humanista, la autoestima volvió a cobrar protagonismo y tomó un lugar central en la autorrealización personal y en el tratamiento de los trastornos psíquicos. Se empezó a contemplar la satisfacción personal y el tratamiento psicoterapéutico, y se hizo posible la introducción de nuevos elementos que ayudaban a comprender los motivos por los que las personas tienden a sentirse poco valiosas, desmotivadas e incapaces de emprender por ellas mismas desafíos. Carl Rogers, máximo exponente de la psicología humanista, expuso su teoría acerca de la aceptación y autoaceptación incondicional como la mejor forma de mejorar la autoestima.[6]

Porque es tan importante el tema de la autoestima? La importancia de la autoestima estriba en que concierne a nuestro ser, a nuestra manera de ser y al sentido de nuestra valía personal. Por lo tanto, no puede menos de afectar a nuestra manera de estar y actuar en el mundo y de relacionarnos con los demás. Nada en nuestra manera de pensar, de sentir, de decidir y de actuar escapa al influjo de nuestra autoestima.[7] R.B. Burns dice que “la conducta del individuo es el resultado de la interpretación peculiar de su medio, cuyo foco es el sí mismo” [8]

Según cita Nathaniel Branden[9], la autoestima tiene dos componentes relacionados entre sí:

1.- La sensación de confianza frente a los desafíos de la vida: la eficacia personal, que significa confianza en el funcionamiento de mi mente, en mi capacidad para pensar y entender, para aprender a elegir y tomar decisiones: confianza en mi capacidad para entender los hechos de la realidad que entran en el ámbito de mis intereses y necesidades; en creer y confiar en mí mismo.

2. El respeto a uno mismo: Significa reafirmarme en mi valía personal; es una actitud positiva hacia el derecho de vivir y de ser feliz; el sentirme a gusto con mis pensamientos, mis deseos, mis necesidades; el sentimiento de que la alegría y la satisfacción son derechos innatos naturales.

A modo de reflexión personal. creo que muchos cristianos están afectados por una autoestima deficiente, un pobre concepto de sí mismos, fruto de sentimientos de culpa (quizás por pecados cometidos no perdonados) y por una falta de confianza en Dios ante los problemas de la vida (ver Ro. 12:3), fruto de ignorar los atributos de Dios. Aunque también es posible hallar personas cristianas con altivez y una excesiva autoestima. Estas suelen ser personas egocéntricas, que se sienten el centro del universo.

Pero respecto a los no cristianos, todos aquellos que nunca han tenido una experiencia personal de salvación y redención en Jesucristo, que podemos decir? Como esperar que alguien sea feliz, como pretenden estos humanistas, si la Biblia dice que el mundo entero está bajo el poder del maligno (I Jn. 5:9) y bajo la ira de Dios (Ro. 2:5-6;5:9), si todos aquellos que rechazan a Jesucristo como Señor y Salvador de sus vidas serán terriblemente condenados en un lugar de castigo eterno llamado infierno (Mat. 5.22; 25.41; Ap 20.10, 14–15)?

Pero la Biblia nos enseña a confiar en Dios y sus atributos. Dios nos ayuda a cumplir Su voluntad (si se lo pedimos). No podemos confiar excesivamente en nosotros mismos, que somos pecadores (Ro. 3:9-11,23) y mentirosos (Num.23:19). Dios nos hizo seres finitos y no infinitos como lo es Él, quien creó los cielos y la tierra con Su poder y resucitó de entre los muertos a Jesucristo. El humanista secular pretende una utopía: formar una sociedad “perfecta”, pero sin Dios, lamentablemente. Quitar la fe en Dios del medio es su objetivo principal. Pero estos científicos no son realistas, no miran la dimensión pecadora del ser humano, no creen en ello, solo creen en la potencialidad del ser humano. Es como alguien citó: “Los dioses del materialismo nos urgen a poner nuestra seguridad y autoestima en ellos. Pero tan pronto como uno lo haga, ahí mismo perdemos la seguridad, y al Dios Único y verdadero.”[10] El humanismo es una filosofía o religión centrada en el hombre. Se manifiesta promoviendo el ateísmo, el existencialismo, el evolucionismo y el comunismo. Esta divinidad del hombre, coloca todas las ideas y, filosofías en el razonamiento humano, pero el cristianismo, o la deidad de Cristo, coloca todas las ideas en la Roca de la revelación que es Jesucristo.

Pero a Su pueblo, la Iglesia, Dios le dice que ella es “linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable” (I Pe. 2:9 RVR1960). Por supuesto que los seres humanos valemos mucho, cada ser humano tiene un valor incalculable. Esto lo dijo el mismo Jesús (ver Mateo 16:26).

Notas

[0] Nathaniel Branden. fue un psicoterapeuta canadiense y autor de libros de autoayuda y de numerosos artículos sobre ética y filosofía política. Branden trabajó especialmente en el campo de la psicología de la autoestima, y desempeñó un importante papel en el desarrollo y la promoción del objetivismo, el sistema filosófico de la filósofa-novelista Ayn Rand.

[1] Branden,N. (s.f.). LOS SEIS PILARES DE LA AUTOESTIMA. Obtenido de http://132.248.88.221/autoestima/files/primerpilar/PILAR%20VIVIR%20CONSCIENTEMENTE.pdf

[2] Bonet, José-Vicente. (1997).Sé amigo de ti mismo: manual de autoestima. p. 18. Ed. Sal Terrae. Maliaño, Cantabria, España.

[3] https://psicologiaymente.net/psicologia/aumentar-autoestima-dias

[4] Massenzana, FB (2017). «Autoconcepto y autoestima: ¿sinónimos o constructos complementarios?». PSSOCIAL. Revista de investigación en psicología social.

[5] Bonet, José-Vicente. (1997).Sé amigo de ti mismo: manual de autoestima. p.16. Ed. Sal Terrae. Maliaño, Cantabria, España.

[6] Ibid, p. 16-17.

[7] Ibid, p. 18

[8] R.B. Burns.(1990). El autoconcepto. p. 50. Ega.Bilbao. España.

[9] Branden,N. (s.f.). LOS SEIS PILARES DE LA AUTOESTIMA. Obtenido de http://132.248.88.221/autoestima/files/primerpilar/PILAR%20VIVIR%20CONSCIENTEMENTE.pdf

[10] https://www.coalicionporelevangelio.org/articulo/el-autoestima-del-cristiano/

Es el cristianismo una religión tonta? Los Simpsons, se burlan de Dios!


Es el cristianismo una religión tonta? Los Simpsons, se burlan de Dios

Por Paulo Arieu

list_321px

Una de las  características que asoma en una cultura decadente o agónica es la aparición de personas burladoras de Dios. El apostol Pedro asi lo ha dicho: “sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias,”(2 Pedro 3:3) RV 1960 y también Judas, hermano del Señor Jesús:“los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos.” (Judas 1:8 RV 1960).  Los Simpsons, son una serie de dibujos animados de Norteamerica, creada por Matt Groening para Fox Broadcasting. Esta serie de dibujos cómicos, una vez mas ha provocado la ira y polémica entre los cristianos en los EE.UU., debido a su relación con el cristianismo. Hace unos días atrás, los Simpson se burlaron del cristianismo llamandolo “una religión tonta”[0].

Bartholomew JoJo «Bart» Simpson​ (Bartolomeo J. Simpson en Hispanoamérica), es uno de los personajes ficticios protagonistas de la serie de televisión de dibujos animados “Los Simpson”. Bart tiene 10 años y es el primogénito, y único hijo varón de Homer y Marge Simpson. Es el hermano mayor de Lisa y Maggie. Este personaje fue creado improvisadamente por Matt Groening y debutó en el corto Good Night de El show de Tracey Ullman el 19 de abril de 1987, originalmente, con la voz de Nancy Cartwright. En América Latina, Bart ha sido siempre doblado por Marina Huerta, salvo por un lapsus entre la décima y decimoquinta temporada, que fue interpretado por Claudia Mota; mientras que en España, Sara Vivas le ha puesto regularmente su voz. Bart es uno de los personajes principales de la serie y ha resultado ser uno de los más conocidos en la historia de la animación en la televisión estadounidense.​ La revista Time consideró a Bart como el cuadragésimo sexto personaje (de cien) más influyente del siglo XX; la revista norteamericano TV Guide le otorgó el undécimo lugar (junto a Lisa) en la lista de los «50 mejores personajes de dibujos animados de todos los tiempos» y el Entertainment Weekly nombró a Bart el «artista del año» en 1990. Cartwright ha recibido varios premios por dar su voz a Bart, incluyendo el premio Emmy por la voz de doblaje más destacada en horario de máxima audiencia en 1992 y el premio Annie por su «interpretación en el campo de la animación» en 1995.[1]

Bart, el famoso personaje de los Simpson dice que el no es cristiano ya que esta religión es una religión tonta. En fin, sin darle mucha importancia a lo que dice este personaje caricaturezco, creo que mas sonsos son los Simpson. Quizás, viéndolo de otra manera parece que Bart no tuvo un buen dia y se propuso mantener lejos de su area a los malos espíritus, usando supersticiosamente un crucifijo para tal fin!!!

Sin dudas, Occidente se perfila como una cultura agónica que rechaza la fe en Dios y se burla, como lo hicieron los Simpsons hace unos dias atrás. Sin dudas, Bart es un mal ejemplo para los niños y adolescentes.  Ninguna familia cristiana debería dejar que sus hijos miren este personaje, sin realizar algún tipo de crítica. El 27 de enero de 1992, el entonces presidente de los Estados Unidos George H. W. Bush dijo

«Vamos a seguir tratando de reforzar la familia americana, para hacer a las familias americanas más parecidas a los Walton y menos como los Simpson».[2]​

Esta actitud burlezca, no es la primera vez que sucede. En Chile, el Canal 13, quien posee los derechos de transmisión en dicho país, ha realizado continuas censuras y re-ediciones de capítulos en existencia de críticas o escenas controvertidas respecto a la religión católica,[3] o bien relacionadas con la homosexualidad.[4]. Creo que es de muy mal gusto burlarse de Dios. Pero en fin, que la audiencia lo guzge y lo retribuya cambiando de canal si continúa con esa tendencia tan maleducada. Pienso que es lo mejor. Pero por supuesto, uno no puede quedarse callado la boca. Algún comentario crítico tenía que realizar.

Dios lo bendiga!
 

Notas

Imagen: https://listas.20minutos.es/lista/frases-en-los-simpsons-sobre-religion-y-dios-311316/

[0] http://www.noticiacristiana.com/entretenimiento/television/2018/05/los-simpson-cristianismo-religion-tonta.html

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Los_Simpson

[2] Griffiths, Nick (04-15-2000). America’s First Family (en inglés). The Times Magazine. pp. 25, 27-28.  

[3] «Las escenas de Los Simpson que algunos canales no quieren que veas». Bío Bío Chile. 2 de abril de 2011.

[4] «Canal 13: ¿Conservador u homofóbico?». el quinto poder. 27 de febrero de 2013.

Manipuleo espiritual


Manipuleo espiritual

Paulo Arieu

manipular.jpg

Los cristianos pentecostales tienen muchas cosas buenas que compartir, suelen ser muy sinceros y fervientes en su práctica de la fe cristiana. Pero, tristemente, hay muchos predicadores pentecostales / carismáticos que manipulan las emociones religiosas de la congregación. Esta actitud conduce a un tipo de espiritualidad tóxica, la cual hay que evitar de manera drástica a toda costa.

Según el diccionario de la Real Academia Española, el verbo manipular proviene del lat. manipulare y tiene varios usos:
1. Operar con las manos o con cualquier instrumento.
2. Trabajar demasiado algo, sobarlo, manosearlo.
3. Intervenir con medios hábiles y, a veces, arteros, en la política, en el mercado, en la información, etc., con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares.
4. Manejar alguien los negocios a su modo, o mezclarse en los ajenos.[0]

La palabra manipular implica o refiere a la capacidad que tienen algunas personas para manejar determinadas cosas, trabajos, objetos, especialmente aquellos delicados o que requieren de precisión para su funcionamiento. Manipular es también aquel control sutil que puede ejercer una persona, grupo, empresa u organización sobre el resto de las personas que los rodean, haciendo que sus opiniones o manifestaciones respecto de algún acontecimiento en particular no se desarrollen o desempeñen de la manera más libre y natural, porque ellos previamente ejercieron su pertinente supresión o modificación de la realidad en cuestión motivados por algún interés personal o por la tutela de intereses que ejercen de otros.[1]

El apostol Pablo advirtió que:

OH Gálatas insensatos! ¿quién os fascinó, para no obedecer á la verdad, ante cuyos ojos Jesucristo fué ya descrito como crucificado entre vosotros? (Galatas 3:1 RVA)

Amado pastor pentecostal, no manipules las emociones de tus feligreses, puedes inducir a que los creyentes salten al espiritismo o a la magia blanca: !Eso es fuego extraño!
Predica y enseña, usando la Palabra de Dios, no buscando respuestas apresuradas de las personas como termómetro de tu éxito como orador. A las personas se las puede manipular facilmente si son un poco emocionables. No lo hagas, abstente de manipular los creyentes. Tu recompensa viene de Dios, afirma Colosenses 3:24, y no de los aplausos de las multitudes.

Te invito a reflexionar sobre este tema. Por este motivo, te comparto dos videos en youtube, del Pastor Hector Leites, teólogo uruguayo de la Unión de las Asambleas de Dios, profesor del Seminario Bíblico de Fe. Explica sobre la manipulación y el abuso espiritual entre los creyentes, de forma sencilla, clara y por momentos jocosa. 

!!!Dios te bendiga!!!!

Notas

Imagen: http://www.chistes21.com/chiste/8319_manipular

[0] http://dle.rae.es/

[1] https://www.definicionabc.com/social/manipular.php

Adicción al sexo


Adicción al sexo

Paulo Arieu

sexadict

imagen 1

La adicción al sexo ha sido conocida con el término estigmatizado de “ninfomanía” en el caso femenino o “satiriasis” en el masculino, incluso como “mujeriego” (“donjuanismo” en español).  Su sinónimo actual, hipersexualidad, genera confusión entre las personas especialmente deseosa y sexualmente activa. Además, Ana Yáñez, psicóloga y sexóloga con amplia experiencia en el tratamiento de adicciones sexuales, la define como

“una pérdida de control y dependencia del comportamiento adictivo, junto con la aparición del síndrome de abstinencia cuando la persona deja de hacerlo. Pensamientos sexuales obsesivos y un deseo sexual imparable que la conducta impulsiva intenta, sin éxito, ser satisfecha. La persona vive por y para su adicción, siendo el sexo un comportamiento autodestructivo”.

La adicción sexual se define como cualquier conducta sexual en la que el individuo experimenta:

  • Perder el control.
  • Síndrome de abstinencia.
  • Fuerte dependencia psicológica
  • Pérdida de interés en otras actividades.

Otras características de la adicción al sexo son:

  • Un fuerte deseo con incapacidad para controlarlo.
  • Frecuente preocupación por la sexualidad.
  • Hay más comportamientos sexuales de los deseados.
  • Gran parte del tiempo dedicado a la búsqueda de actividad sexual.
  • Inquietud o irritabilidad si el comportamiento no se puede realizar.
  • Distorsiones cognitivas: “Nadie me amará como soy”, “Mis necesidades nunca se cumplirán si tengo que depender de los demás”, “El sexo es mi necesidad más importante”, “Soy una persona mala e indigna” ». Siempre estaré solo o me sentiré solo “,” Mi cuerpo es vergonzoso, defectuoso o repulsivo “

Por lo tanto, generalmente afecta todas las áreas de la vida, trabajo, familia, pareja e incluso la salud. Esta enfermedad, indicada como un vicio, aunque normalmente normalizada y potenciada en el género masculino, se trivializa o critica al mismo tiempo que contribuye a su adicción en muchas ocasiones. Claudia Ayola, psicóloga, explica que existe una línea interesante entre una persona adicta al sexo y una que tiene una vida sexualmente activa. Algunas personas tienden a pensar que porque tienen relaciones sexuales muy a menudo son adictas al sexo, y ese no es siempre el caso. Pero existe un problema cuando esa adicción hace que esa persona tenga problemas con su familia, amigos y compañeros de trabajo. Es decir, con todo su entorno social. Estas situaciones están sucediendo porque no tiene control sobre sus estímulos.

Estos son estímulos que tienen control sobre la mente de la persona y no lo contrario.

“La frecuencia no es lo que hace que sea imposible controlar la situación. Se habla de adicción cuando la incomodidad se genera en uno mismo y en los demás”.

¿Por qué alguien se convierte en un adicto al sexo? Hay dos hipótesis que explican por qué las personas se vuelven adictas al sexo:

A. Hipótesis biológica:

El adicto al sexo condiciona su cuerpo para recibir ciertas descargas de neurotransmisores (dopamina, serotonina y noradrenalina), a través del proceso de reforzar comportamientos sexuales o fantasías con el orgasmo, lo que hace que estos se liberen en el cerebro causando placer y euforia.

B. Hipótesis psicológica:

Las personas con baja autoestima que buscan en el sexo un escape a una situación personal, social y emocional que no les gusta; estos comportamientos son muy comunes cuando la persona ha sido abusada sexualmente.

Referencias

El Mundo. (10-21-2016). Cómo saber si su pareja es adicta al sexo. Retrieved from
http://www.elmundo.es/vida-sana/sexo/2016/10/21/5808a9fae5fdeafd758b46b2.html
Corrales, J. (05-18-2014). Sexomaníacos, el vicio de la cintura para abajo. Retrieved from
http://www.eluniversal.com.co/suplementos/dominical/sexomaniacos-el-vicio-de-la-
cintura-para-abajo-159737

Psicoactiva. (n.d.). Adicción al sexo, causas y síntomas. Retrieved from
https://www.psicoactiva.com/blog/adiccion-al-sexo-causas-sintomas/

Imagen 1. http://www.eluniversal.com.co/suplementos/dominical/sexomaniacos-el-vicio-de-la-cintura-para-abajo-159737