Es biblico afirmar que la mediación de María promueve la unión inmediata con Cristo?


Es biblico afirmar que la mediación de María promueve la unión inmediata con Cristo?

por Paulo Arieu

jesusorandop01

La Iglesia Católica Romana y los sumos pontífices han enseñado a honrar a María con innumerables títulos. Pero la Biblia no llama en ningun lugar a María “reina del Cielo”. En verdad este título más bien es de una diosa pagana. Era el título que se daba a la “diosa madre”, muy venerada antiguamente por su vinculación a la sexualidad. En Mesopotamia recibía el nombre de Istar; en Canaán la llamaban Astarot, que junto con Baal eran los dioses cananeos de la fertilidad, a quienes muchos israelitas solían rendir culto creyendo que de ellos dependían las buenas cosechas.

Jeremías 7:18 menciona a los hijos, padres y mujeres dando a entender que se trataba de un culto familiar. Compárese Jeremías 44: 17-19. A la virgen María se le atribuye erróneamente una “concepción inmaculada”, es decir, un perpetuo estado de impecabilidad, pero la Biblia afirma claramente de la inmaculada “concepción de Jesús”. La impecabilidad perpetua se contradice con Romanos 3:23 “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios…” y esto incluye a María e invalida cualquier declaración contraria.

Pero, quién es esta deidad adorada bajo varios nombres y considerada patrona de muchos pueblos asirios, babilonios y fenicios y a la cual se refiere el profeta Jeremías (Jer. 7.10; 44.17-29)? La Reina del Cielo probablemente se refiere a Astarot o Istar, diosa del amor y la fertilidad identificada con la luna cuya adoración Moisés prohibió estrictamente (Deut. 4.19; 17.3). Durante los tiempos del apóstol Pablo se le conocía como Diana de los Efesios. Este era el nombre latino de la divinidad más celebre de Asia Menor. Conocida también como Artemisa, era una deidad lunar y encarnaba varias diosas orientales que, bajo el sincretismo de la época, asumían diferentes nombres según la región donde se le adorase.  Las tortas de sacrificio mencionadas en estos pasajes eran similares a las que los griegos ofrecían a Artemisa. Tenían la forma de una luna creciente o de una luna llena y eran ofrecidas durante el mes de Munychion, mes dedicado a la adoración de la luna.

El culto o la idolatría de la diosa madre de Babilonia llamada Semiramis se propagó a todas las regiones de la tierra tras la confusión de los idiomas en BabeL Los chinos la llamaban Shingmoo. Para los germanos era Hertha, para los egipcios era Isis. En la India se le conocía como Indrani; en el Japón, como Amaterasu. Los pueblos que emigraron al nuevo continente llevaron consigo la idolatría a la Reina del Cielo y como talla veneraban. Los aztecas la veneraban bajo el nombre de Xochiquétzal, los chibchas como Bachue y los muiscas como Hiutaca. Cada pueblo le conocía con un nombre diferente y con frecuencia la deidad tomaba las facciones y el color de la piel del pueblo que le adoraba.

Durante el proceso de «evangelización» de los indígenas del nuevo continente, se procuró el sincretismo que la Iglesia Cristiana hacía más de mil años había adoptado. Bajo el nombre de María la madre de Jesús se había continuado la idolatría a la Reina del Cielo. Los misioneros en su afán por la evangelización de las tribus, simplemente adaptaron las deidades de los nativos y con APARICIONES de dudoso origen «bautizaron» la deidad con un nombre cristiano; mezclaron la idolatría de estos con un nombre aceptable a todos y le continuaron adorando bajo un nuevo disfraz. De allí surge la veneración a las diferentes «vírgenes» en todo el continente iberoamericano con sus diferentes nombres, títulos, facciones, color de piel y vestimentas.

Hoy día aún se venera esta deidad en todas las naciones del globo terráqueo. En nuestro continente se la identifica como María la madre de Dios, aunque asume diferentes títulos y tiene diferentes semblantes. La vemos en el culto a la Virgen De Guadalupe, a la Virgen de Chiquinquirá, a la Virgen de la Caridad del Cobre, a la Virgen de Coromoto y muchos otros más. Bajo el nombre de Nuestra Señora asume diferentes títulos como Nuestra Señora la Reina del Cielo, Nuestra Señora del Cielo Reina De Los Ángeles o Nuestra Señora de la Asunción. Similarmente a las de los babilonios, asirios y fenicios, estas deidades han sido consagradas como patronas de diferentes ciudades, regiones y naciones de nuestro continente. (Héctor P. Torres) [0]

Maria y  la unión con Cristo

Sin embargo,los teólogos católicos romanos relacionan la unión mística del creyente con Jesucristo, con María. Diciendo que es la mediación de María lo que promueve la unión inmediata con Cristo,confundiendo así a María con el rol del Espíritu Santo,que es quien nos une a Cristo. La razón final que el Concilio Vaticano II dio para justificar el papel de María como comediadora fue que su mediación

… de ninguna manera oscurece ni disminuye esta única mediación de Cristo, antes bien muestra su eficacia. -Concilio Vaticano II [1]

No está claro cómo es que María, quien duerme esperando la resurrección, promueve la unión inmediata con Cristo, puesto que la Iglesia Católica en realidad desalienta a los católicos a que traten de acudir directamente a Cristo. Comienza diciendo a los fieles que el custodio de todas las bendiciones no es Cristo, sino María. Ella es

«el asiento de todas las gracias divinas y está adornada con todos los dones del Espíritu Santo… un tesoro casi infinito, un abismo inagotable…» [2]

Según la Iglesia Católica:

Dios le ha asignado a ella el tesoro de todas las cosas buenas a fin de que todos sepan que a través de ella se obtienen toda esperanza, toda gracia y toda salvación. Porque esta es su voluntad, que obtengamos todo a través de María.-Ubi Primum [3]

Si los católicos desean recibir cualquier cosa de Dios, la iglesia les dice que primero deben hablar con María. Ella se sienta

«a la diestra de su Hijo, un refugio tan seguro y una ayuda de tanta confianza contra todos los peligros que no tenemos nada que temer ni desesperar bajo su guía, su patrocinio, su protección».[4]

Allí actúa como la

«Mediadora para el Mediador».[5]

Toda solicitud al trono de Dios debe primero pasar su escrutinio:

«…así como ninguno puede acercarse al Padre altísimo excepto a través del Hijo, de la misma forma nadie puede acercarse al Hijo sin primero ir a través de su Madre.»[6]

El intento de llegar a Dios sin primero pasar por María es como

«tratar de volar sin alas».[7]

Además, todas las bendiciones que vienen desde el cielo deben primero pasar a través de María:

Toda gracia otorgada a los hombres tiene tres pasos sucesivos: Es comunicada por Dios a Cristo, de Cristo pasa a la Virgen, y de la Virgen desciende a nosotros. [8]

Cristo es la fuente de bendición, pero María es el canal:

«.. .toda bendición que viene a nosotros del Dios Todopoderoso nos llega a través de las manos de Nuestra Señora».[9]

Esto incluye la salvación. Se dice que María es la

«mediadora de Nuestra Salvación»[10]

y el

«instrumento y guardiana de nuestra salvación».[11]

El papa León XIII oró con estas palabras:

O Virgen Santísima, nadie abunda en el conocimiento de Dios excepto mediante ti; ninguno, O Madre de Dios, obtiene salvación excepto mediante ti, ninguno recibe un don del trono de misericordia excepto mediante ti.-Adiutricem Populi [12]

La oración del papa León XIII sería correcta si hubiera estado hablando del Señor Jesús en vez de María. Sólo mediante Cristo podemos conocer a Dios (Jn. 1:18), obtener salvación (Jn. 14:6), y recibir misericordia ante el trono de la gracia (He. 4:14-16). Es «por medio de Él que tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre» (Ef. 2:18). Esta es la fórmula bíblica para acercarse a Dios: a través del Hijo, en el Espíritu, al Padre, Cristo enseñó a sus discípulos a orar en el nombre del Hijo directamente al Padre (Jn. 16:26, 27). En consecuencia, los cristianos bíblicos oran en el nombre de Jesús, no de María (Jn. 14:13, 14). El creyente que se acerca al trono de Dios mediante Jesús puede hacerlo asegurado de la aceptación: «…teniendo libertad [confianza] para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo» (He. 10:19). En Cristo Jesús «tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él» (Ef. 3:12).

Las Escrituras exhortan:

  • «Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro» (He. 4:16).

La enseñanza de la Iglesia Católica Romana de que los fieles deben ir a Jesús a través de María contradice estas verdades. Destruye el contacto estrecho y directo entre Cristo y los redimidos, pues de los tales es dicho privilegio. La Biblia describe esta relación en términos de un cuerpo. Cristo «es la cabeza del cuerpo que es la iglesia» (Col. 1:18). Todos «somos miembros de su cuerpo» (Ef. 5:30). Esta metáfora habla de la unión inmediata y sin estorbo de cada creyente con Cristo. No da lugar para la mediación de María como lo enseña erróneamente la Iglesia Católica Romana. Aunque dicha iglesia concuerda en que los fieles son el cuerpo de Cristo y que Él es la cabeza de ese cuerpo, no obstante añade que María es

… la porción de conexión cuya función es unir el cuerpo con la cabeza y transmitir al cuerpo las influencias y voliciones de la cabeza, es decir el cuello. Sí, dice San Bernardín de Siena, «ella es el cuello de Nuestra Cabeza por el cual Él comunica a su cuerpo místico todos los dones espirituales».-AdDiem [13]

La función de María como cuello del cuerpo de Cristo también carece de apoyo bíblico. Entre Dios y los hombres hay un sólo mediador, no dos (I Ti. 2:5). La función de María como dispensadora de todos los dones espirituales es igualmente antibíblico. Las Escrituras, sin mencionar a María para nada, dicen que todas las bendiciones espirituales vienen del Padre celestial: “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.”(Stgo 1:17)

Según opina Hector Torres:

“Debido a que Él es un Dios que no quiere que ninguno perezca (2 Pe. 3:9) , mi hipótesis es que su aborrecimiento de la Reina del Cielo se debe a que ella es el principado demoniaco bajo Satanás, más responsable de mantener a los incrédulos en la oscuridad espiritual. Bien podría ser que actualmente hay más personas en el infierno debido a la influencia de la Reina del Cielo, que por cualquier otra influencia espiritual.”[14]

De hecho, así lo declara la teología romanista:

  • “Es Reina del Cielo y de la Tierra, gloriosa y digna Reina del Universo, a quien podemos invocar día y noche, no sólo con el dulce nombre de Madre, sino también con el de Reina, como la saludan en el cielo con alegría y amor los ángeles y todos los santos”.[15]
  • “¡Y Dios la hace Reina del Cielo, y de la tierra también! Allí se esconde el misterio de María como la nueva Arca que nos llevará nuevamente al Palacio, a adorar el Trono del Dios Trino”.[16]Reina de los Cielos es un título dado a la Virgen María, la madre de Jesucristo, por los cristianos, sobre todo por la Iglesia Católica Romana, y también, en cierta medida, en la anglicana, luterana y la Iglesia ortodoxa, a los que el título es una consecuencia (en disputa) del Concilio de Éfeso, del siglo V, donde la Virgen María fue proclamada “Theotokos”, es decir, “Madre de Dios”.[17]

La Biblia dice que

  • “El señor no retarda su promesa, según algunos tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procederán al arrepentimiento.”
  • “No es que Dios sea lento para cumplir su promesa, como algunos piensan. Lo que pasa es que Dios tiene paciencia con ustedes, porque él no quiere que nadie muera, sino que todos vuelvan a obedecerle” (2 Pedro 3:9 versión Biblia para todos)

La opinion de las ciencias

De acuerdo a ciencias como la Arqueología y Antropología se ha podido verificar que desde tiempos muy primitivos los hombres desarrollaron modelos religiosos primitivos.

Los usos funerarios demuestran su creencia en una vida después de la muerte. Desde tiempo antiguo aparecen las famosas figuras de Venus esculpidas en distintos materiales, marfil, hueso y piedra, especialmente en el período gravetiense, 25.000 a. C. Estas figuritas se encuentran en toda Europa, las más conocidas de ellas la Venus de Willendorf en Austria y la de Lemogne en Francia. Todas ellas tienen rasgos característicos parecidos y distorsionados: las partes corporales de las funciones sexuales y de gestación están excesivamente ampliados, por el contrario, se presta poca atención a la cara, a los brazos y a las piernas. Esta diosa madre fue la precursora de la diosa mesopotámica Isthar y luego Astarté, pues ya en las culturas de Eurasia septentrional las mujeres tenían diosas similares del nacimiento y les daban protección tanto en su embarazo como en el parto. Precisamente el interés mostrado por parte de sus autores en las partes sexuales denota que estas Venus querían representar las divinidades de la fertilidad del crecimiento y de la fecundidad. Nos encontramos por primera vez, ante representaciones reales de una persona espiritual, “la diosa madre”. El descubrimiento de la agricultura fue un gran cambio en la vida de la gente de aquella época. Éste modo de vida hizo posible que una población pudiese establecerse en un lugar determinado, dando lugar a la fundación de ciudades; debido a este asentamiento hubo un impacto importante sobre la religión. Las funciones que hasta ahora había tenido la diosa-madre de la fertilidad, fecundidad y del crecimiento, pasan a adaptarse a las necesidades de los agricultores y, a partir de ahora, se le empieza a llamar diosa de la tierra y de la vegetación.[18]

Conclusión

Aunque los teólogos católico romanos tratan de hacer malabarismos exegéticos para evitar la controversia y defender su posición teológica marianista, creer que la mediación de María promueve la unión inmediata con Cristo no es bíblico y es un error. A causa de este error, los católicos romanos no sólo están adorando a una reina del cielo que no es María, sino que al hacerlo, adoran también al ejército del cielo, el cual incluye, desafortunadamente para ellos, a la reina del cielo. Ud. puede seguir asumiendo la misma posición que le han enseñado los curas; pero en definitiva, no tendrá excusas ante Dios cuando le toque presentarse ante El ¡¡Es su decisión!!

Indudablemente que esta “reina del cielo” forma parte de lo que en la Escritura se conoce como el “ejército del cielo”; es decir, el sol y la luna y las estrellas; y obviamente María como reina del cielo y del mismo universo. La Biblia dice que:

  • Deuteronomio 4:19: “Y cuando miren al cielo y vean el sol, la luna, las estrellas y todos los astros, no caigan en la tentación de adorarlos, porque el Señor su Dios creó los astros para todos los pueblos del mundo”.(RV 1960).
  • Deuteronomio 17:3: “que hubiere ido y servido a dioses ajenos, y se hubiere inclinado a ellos, ya sea al sol, o a la luna, o a todo el ejército del cielo, lo cual yo he prohibido” (RV 1960).
  • Jeremías 8:2: “y los esparcirán al sol y a la luna y a todo el ejército del cielo, a quienes amaron y a quienes sirvieron, en pos de quienes anduvieron, a quienes preguntaron, y ante quienes se postraron. No serán recogidos ni enterrados; serán como estiércol sobre la faz de la tierra”(RV 1960).
  • Jeremías 19:13: “Las casas de Jerusalén, y las casas de los reyes de Judá, serán como el lugar de Tofet, inmundas, por todas las casas sobre cuyos tejados ofrecieron incienso a todo el ejército del cielo, y vertieron libaciones a dioses ajenos” (RV 1960).

Sabemos que tenemos un Dios vivo. Como Jesús es el fundamento de nuestra fe, y Jesús no cambia, todo lo que se edifique sobre Él también será permanente. Los que pertenecen a Cristo no perecerán sino que permanecerán hasta el fin. Confiemos en Dios que es profundamente misericordioso. Prediquemos el evangelio de Jesucristo a pesar de la negatividad de algunos a escuchar el mensaje. Cuestionemos las herejías y los excesos doctrinales aunque, lamentablemente, alguno se sienta ofendido. En su testimonio ministerial en Africa, el doctor W.R. Hotchkiss comenta que

“Por cuatro años he vivido solo en el África. Treinta veces he sido atacado por la fiebre, tres veces atacado por leones y varias veces por rinocerontes; no pocas veces los nativos me han tendido emboscadas y por cuatro meses no he visto una pieza de pan, teniendo que limitarme a comer todas las cosas, desde hormigas hasta rinocerontes; pero permítanme que les diga que con todo gusto pasaría otra vez por todas estas experiencias, a cambio del gozo de llevar la palabra Salvador y hacerla brillar en la oscuridad que envuelve a alguna otra de las tribus del África Central”. [19]

!A Dios sea la gloria!!!

Notas

[0] Wagner,C. Peter & Torres, Héctor.(2001). Cómo enfrentarnos a la reina del cielo, pags. 7-9, ed. Thomas Nelson Inc.,

[1] Papa Pío IX, Ineffabilis Deus. cit en James G.McArthy, El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz.

[2] Papa Pío IX, Ubi Primum. cit en James G.McArthy, El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz

[3] Papa Pío X, Ad Diem lllum Laetissimum, n° 14.cit en James G.McArthy, El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz

[4] Papa León XIII, Fidentem Piunque. cit en James G.McArthy,El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz

[5] Papa León XIII, Octobri Mense. cit en James G.McArthy, El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz

[6] Papa León XIII, Augustissimae. cit en James G.McArthy, El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz

[7] Papa León XIII, Jucunda Semper. cit en James G.McArthy, El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz

[8] Papa Pío XI, Ingravescentibus Malis. cit en James G.McArthy, El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz

[9] Papa León XIII, Jucunda Semper. cit en James G.McArthy,El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz

[10] Papa León XIII, Parta Humano Generi. cit en James G.McArthy, El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz

[11].Papa León XIII, Adiutricem Populi. cit en James G.McArthy, El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz

[12] Papa Pío X, Ad Diem lllum Laetissimum, n° 13. cit en James G.McArthy, El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz

[13]. Traducción del hebreo «delante de mí» (Ex. 20:3), de C. F. Keil y F.Delitzsch, Commentary on the Oíd Testament (Grand Rapids: Eerdmans, reimpreso 1985), The Pentateuch, tomo 2, p. 114. cit en James G.McArthy, El evangelio según Roma,pag. 176-183, ed. Portavoz

[14].Wagner,C. Peter & Torres, Héctor.(2001). Cómo enfrentarnos a la reina del cielo, pag. 30. Ed. Thomas Nelson Inc.,

[15] http://rocaeterna.mforos.com/1385593/6976297-la-reina-del-cielo-dr-luis-f-orihuela-ministerios-kerigma/

[16] http://www.angeldelaguarda.com.ar/la_virgen_maria_reina_del_cielo.htm

[17] http://es.wikipedia.org/wiki/Reina_de_los_Cielos citado en http://www.miapic.com/maria-reina-del-cielo#footnote2_g85go87

[18] http://www.kerigma.com/Fuente/Libros/Reina/Reina.htm

[19] http://centraldesermones.com/sermones/nuevo/n4.htm

imagen: https://www.apologeticacatolica.org/Santos/Santos05.htm

¿Por qué no oro a la virgen?


¿Por qué no oro a la virgen?

Nos maravillamos ante su vida ejemplar, pero a María no hay que buscarla en oración.

AUTOR Will Graham, 29 DE MARZO DE 2014

María. ¡Qué mujer de Dios más maravillosa! Su fe, su obediencia y su sumisión a la voluntad de Dios nunca dejan de sorprenderme. A lo largo de los años, pocos seguidores del Señor han sido tan ferozmente probados como lo fue ella; pero aun así, ella se mantuvo fiel al Dios de Israel y al Hijo que el Señor le había concedido. Cada lector de la Biblia se sentirá profundamente conmovido por el amor teocéntrico de María (esto es, centrado en Dios), pero al mismo tiempo, nadie que lee la Escrituras correctamente podrá caer en la trampa de convertir a la madre Jesús en una especie de figura salvadora a quien tenemos que orar e interceder constantemente (y por medio de la cual tenemos acceso al Padre). Tal forma de pensar es una distorsión completa de la fe neo-testamentaria. Así que, ¿oro yo a la virgen María? No, no lo hago. ¿Por qué no lo hago? Permíteme ofrecerte algunas razones:

  • Leer más ACA

¿Qué es la inmaculada concepción?


¿Qué es la inmaculada concepción?

Mucha gente equivocadamente cree que la inmaculada concepción se refiere a la concepción de Jesucristo. La concepción de Jesús fue total y absolutamente inmaculada… pero este concepto no se refiere para nada a Jesús. La inmaculada concepción es una doctrina de la Iglesia Católica Romana respecto a María, la madre de Jesús. Una declaración oficial de esta doctrina dice.

“… la bendita Virgen María ha sido, desde el primer instante de su concepción, por una singular gracia y privilegio del Todopoderoso Dios, en vista de los méritos de Jesucristo el Salvador de la Humanidad, conservada libre de toda mancha del pecado original.”

Esencialmente la inmaculada concepción es la creencia de que María fue protegida del pecado original, que María no tuvo una naturaleza de pecado, y fue, de hecho, sin pecado.

El problema con esta doctrina de la inmaculada concepción es que no es enseñada en la Biblia. En ninguna parte de la Biblia se describe a María como más que una mujer ordinaria, a quien Dios eligió para ser la madre del Señor Jesucristo. María fue indudablemente una mujer piadosa (Lucas 1:28). María seguramente fue una maravillosa esposa y madre. Jesús definitivamente amaba y apreciaba a Su madre (Juan 19:27) . La Biblia no nos da razón para creer que María era sin pecado. De hecho, la Biblia nos da todas las razones para creer que Jesucristo es la única Persona a que no estuvo “infectada” por el pecado y que jamás cometió pecado (Eclesiastés 7:20; Romanos 3:23; 2 Corintios 5:21; 1 Pedro 2:22; 1 Juan 3:5).

La doctrina de la inmaculada concepción se originó de la confusión sobre el cómo Cristo pudo haber nacido sin pecado si Él fue concebido dentro de una humana mujer pecadora. La idea era que Jesús habría heredado una naturaleza pecaminosa de María si ella era una pecadora. En contraste a la inmaculada concepción, la solución bíblica a este problema es entendiendo que Jesús Mismo fue milagrosamente protegido de ser contaminado por el pecado mientras Él estuvo dentro del vientre de María. Si Dios fue capaz de proteger a María del pecado, ¿no podría ser capaz de proteger a Jesús del pecado? Por lo que, la naturaleza sin pecado de María resulta ser ni necesaria, ni bíblica.

La iglesia Católica Romana argumenta que la inmaculada concepción es necesaria, porque sin ella, Jesús hubiera sido el objeto de Su propia gracia. La idea es como sigue – para que Jesús fuera milagrosamente preservado del pecado, que en sí mismo hubiera sido un acto de gracia, significaría esencialmente que Dios “se Auto-agració” La palabra gracia significa “un inmerecido favor”. La gracia es concederle a alguien algo que él o ella no merecen. El que Dios realizara el milagro de preservar a Jesús del pecado no es “gracia”- En ningún sentido era posible que Jesús fuera infectado por el pecado. Él era perfecto y una naturaleza humana sin pecado se unió a una divinidad sin pecado. Dios no puede ser infectado o afectado por el pecado, porque Él es perfectamente y totalmente santo. Esta misma verdad se aplica a Jesús. No fue necesaria la “gracia” para proteger a Jesús del pecado. Siendo Dios encarnado, Jesús era en Su esencia “inmune” al pecado.

Así que, la doctrina de la inmaculada concepción no es ni bíblica ni necesaria. Jesús fue milagrosamente concebido dentro de María, quien era una virgen en ese tiempo. Eso es el concepto bíblico del nacimiento virginal. La Biblia ni siquiera sugiere que hubo algo significativo acerca e la concepción de María. Si examinamos esto concepto lógicamente, la madre de María tuvo que haber sido concebida inmaculadamente también. ¿Cómo podía María ser concebida sin pecado, si su madre fue pecadora? Lo mismo se habría tenido que decir de la abuela de María, su bisabuela, su tatarabuela, etc, etc. Así que, en conclusión, la inmaculada concepción no es una enseñanza bíblica. La Biblia enseña la milagrosa concepción virginal de Jesucristo, no la inmaculada concepción de María.

———————

www.GotQuestions.org/Espanol

¿Tuvo María otros hijos, además de Jesús?


¿Tuvo María otros hijos, además de Jesús?

Autor: Lic. Dawlin A. Ureña
(El Lic. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica CRS – Creation Research Society)

Una de las controversias más conocidas entre las enseñanzas por la Iglesia Católica tiene que ver con la doctrina de la Virginidad Perpetua de María. Esta doctrina mantiene que María permaneció virgen después del nacimiento de Jesús y que las referencias bíblicas que sugieren que Jesús tenía otros hermanos y hermanas en realidad se refiere a sus primos y primas. Afirmación tal que puede ser encontrada en el Catequismo de la Iglesia Católica, Página 510.

¿”VIRGEN”? ¿O “MUJER JOVEN”?


¿”VIRGEN”? ¿O “MUJER JOVEN”?

Autor: Paulo Arieu

El Parto Virginal (más exactamente, “la concepción virginal”) de Jesús es una enseñanza clara del Nuevo Testamento (Mateo 1; 18-25; Lucas 1:26-35). Según Mateo 1:22-23 fue el cumplimiento de Isaías 7:14, que dice: “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen [‘almah] concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.”

‘Almah y Betulah

El objetivo principal de este capítulo es investigar si la mejor traducción de la palabra hebrea ‘almah es “virgen”. La pregunta pudiera parecer impía, pero aun una traducción firmemente con-lervadora corno la Biblia de las Américas, en el margen, da la traducción alternativa “doncella”. ¿Es cierto que ‘almah quiere decir “virgen”? Si no es así, ¿hay una palabra hebrea que tenga duramente ese significado? Si en realidad existe tal palabra, por qué no la empleó Isaías? La respuesta a la primera pregunta es “no”; a la segunda, “sí”. La respuesta a la tercera pregunta surgirá de la consideración de las primeras dos, así como de un análisis del contexto de Isaías 7:14.

Todos los léxicos fidedignos dicen que ‘almah quiere decir “doncella, muchacha, mujer joven de edad para casarse”. La palabra ni afirma ni niega la idea de virginidad. Es, más bien, una palabra inclusiva para una mujer joven y adolescente; ocurre siete veces en la Biblia hebrea (Génesis 24:43; Éxodo 2:8; Salmo 68:25; Proverbios 30:19; Cantar de los Cantares 1:3; 6:8; Isaías 7:14). No hay ningún ejemplo claro en el AT para el significado “mujer casada”, aunque algunos comentaristas sugieren “una recién casada” como un significado posible. El hecho de que la palabra puede incluir la idea de virginidad queda claro de su uso con respecto a Rebeca antes de casarse, a quien se le llama “doncella” (‘almah) en Génesis 24:43, pero “virgen” (betulah) anteriormente en el versículo 16, A “virgen” sigue una nota explicativa: “a la que varón no había conocido”. Este es el primer caso de la palabra betulah en la Biblia hebrea; es significativo que en esa época primitiva se dé una explicación de la palabra. Un examen de los otros ejemplos (más de cuarenta) de betulah en el AT muestra que esta palabra, y no ‘almah, comunica correctamente el significado “virgen” (véanse, por ejemplo, Éxodo 22:16-17; Deuteronomio 22:19, 23, 28; Jueces 19:24).

Cumplimiento doble

¿Por qué, pues, se emplea en Isaías 7:14 la palabra ‘almah? La respuesta se encuentra en las circunstancias históricas que rodean la proclamación de la promesa. Se la dio a Acaz, rey de Judá, cuando Siria y el reino norteño de Israel amenazaban con invadir su tierra y establecer su propio rey (vv. 1-6). El Señor le dijo a Acaz que eso no sucedería y le animó a creerlo (vv. 7-9). Le dijo a Acaz que pidiera una señal, pero éste se negó a hacerlo (vv. 10-13). Después sigue la declaración: “El Señor mismo os dará señal” (v. 14).

Isaías 7:14 es un buen ejemplo de lo que algunos llaman referen¬cia doble: una profecía que se cumplirá tanto en el futuro próximo como en el futuro distante. Dos ejemplos del AT ilustran esto.

El libro de Daniel habla de la abominación desoladora que tendrá lugar (9:27; 11:31; 12:11). Se cumplió por primera vez en el segundo siglo antes de Cristo cuando Antíoco Epífanes, el rey Seléucida de Siria, invadió Jerusalén y sacrificó un cerdo en el altar del templo judío. Sin embargo, Jesús habla de la abominación desoladora como algo por venir (Mateo 25:15).

Se encuentra un segundo ejemplo en el Pacto Dávídico (2 Samuel 7:12-16). El prometido descendiente de David es con toda seguridad Salomón, quien “edificará casa a mi nombre” (v. 13) pero que también será culpable de iniquidad (v. 14). Sin embargo, el pacto tiene elementos que no se pueden aplicar a Salomón, pues el Señor dice: “Yo afirmaré para siempre el trono de su reino” (v. 13) y: “Será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente” (v. 16). El cumplimiento más distante es sin lugar a dudas Cristo.

Volviendo, pues, a Isaías 7:14: Se pretende un cumplimiento doble, y es precisamente por eso que se emplea la palabra más inclusiva ‘almah, ya que puede incluir la idea de virginidad, pero no la incluye necesariamente. Ha habido, y para siempre habrá, un solo Parto Virginal. Si nuestro pasaje hubiera empleado la palabra betulah, el hijo prometido en el futuro próximo habría tenido que nacer de una virgen, además del Hijo en el futuro distante. Cito tlBeacon Bible Commeniary [Comentario bíblico Beacon]:

La Biblia afirma sólo un Parto Virginal, no dos, como sería el caso si aceptáramos la precisión histórica de Isaías 7 a la vez que insistiéramos en que hay que traducir ‘almah aquí como “virgen”.

Está fuera del alcance de este capítulo considerar la identidad de la ‘almah en el cumplimiento inmediato de la promesa. Sugerencias incluyen la esposa de Isaías, la de Acaz u otra persona de la casa real.

Mateo 1:23 cita Isaías 7:14 de la Septuaginta, no del texto hebreo. Por razones que mejor conocen los traductores de la Septuaginta, tradujeron ‘almah como “virgen” (parthenos) sólo en este pasaje y en Génesis 24:43, donde el contexto ya hablaba de Rebeca como virgen. En otros casos, lo tradujeron más precisamente cuatro veces por neanis (mujer joven, doncella) y una vez por neotes (joven). Aun cuando la Septuaginta es a menudo una traducción libre y no se la puede poner al mismo nivel que el inspirado texto hebreo, tal vez fuera providencial que los traductores escogieran “virgen” para Isaías 7:14.

Emanuel

Conviene una palabra final sobre el nombre del hijo profetizado: Emanuel (‘immanuel), que quiere decir “Dios con nosotros”. El nacimiento del niño en la época de Isaías había de ser una señal (‘ot) de que Dios estaba con su pueblo y traería liberación. El nombre no significaba necesariamente que el niño era Dios, ya que el AT contiene más de ciento diez nombres personales compuestos que incluyen la palabra Dios (‘el). Sin embargo, cuando se aplica a Cristo, habla por supuesto de su deidad. Dos capítulos después hay otra profecía muy conocida: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado”, y a este Prometido se le llama “Dios fuerte” y “Padre eterno” (Isaías 9:6). El Broadman Bible Commentary [Comentario bíblico Broadman] lo dice bien:

Cuando vino el cumplimiento del tiempo … esta antigua profecía [Isaías 7:14] fue transportada a un tono más alto, y se inauguró el reinado mesiánico con el nacimiento de Jesús. La promesa de la presencia de Dios con su pueblo (Emanuel) se cumplió de manera única en el advenimiento de su Hijo.

Maria tuvo mas hijos

María tuvo más de un hijo a parte de Jesús.Pasajes de la Biblia que hablan de ello:

  1. Mateo 12:46 Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar.
  2. Mateo 13:55 ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas?
  3. Mateo 13:56 ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas?
  4. Gálatas 1:18 Después, pasados tres años, subí a Jerusalén para ver a Pedro, y permanecí con él quince días;
  5. Gálatas 1:19 pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor.

El nacimiento de Jesucristo fué así: Estando desposada María su madre con José, ANTES QUE SE JUNTASEN, se halló que había concebido del Espíritu Santo………………………………………………….y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. Mateo 1:18-25

Pero no la CONOCIÓ hasta que dio a luz a su hijo PRIMOGÉNITO; y le puso por nombre Jesús.

  • “Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín” Génesis 4:1
  • “Conoció denuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, y llamó su nombre Set” Génesis 4:25

Conocer, en estos textos, se refiere a conocer sexualmente a alguien, lo que resultó en concebir un hijo cada vez que se menciona.

Solo se puede tener un primogénito cuando hay varios. Maria tuvo varios hijos e hijas. Según me han dicho la palabra griega que se usa para referirse a hermanos de sangre y no primos, significa “de la misma matriz.”

————–

Fuente bibliográfica consultada:

  • Antonio Di Palma, Tesoros Léxicos de la Palabra de Dios, p. 11-14,ed. Vida

María, la madre de Jesús, tuvo varios hijos. La Biblia nos dice sus nombres. María solo fue virgen hasta que tuvo a Jesús.


La gracia de Dios

Mateo 13:53-58

Jesús en Nazaret

(Mr. 6.1-6; Lc. 4.16-30)

 53 Aconteció que cuando terminó Jesús estas parábolas, se fue de allí.

    54 Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que se maravillaban, y decían: ¿De dónde tiene éste esta sabiduría y estos milagros?

    55 ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas?

    56 ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas?

    57 Y se escandalizaban de él. Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa.(A)

    58 Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos.

María fue virgen hasta que nació Jesús, pero después tuvo una vida normal…

Ver la entrada original 433 palabras más

Prohíben a cura escribir columna por dudar de virginidad de María


Prohíben a cura escribir columna por dudar de virginidad de María

Martes 11 de diciembre del 2012

La determinación fue tomada a raíz de una columna que escribió Llano a finales de noviembre, en la que afirmó que la madre de Jesús tuvo otros hijos.

El sacerdote colombiano Alfonso Llano reveló hoy que dejará de escribir una columna de opinión que tuvo durante 30 años en el diario “El Tiempo” de Bogotá por órdenes superiores de la Compañía de Jesús. Foto Especial

Bogotá, Colombia.- El sacerdote colombiano Alfonso Llano reveló hoy que dejará de escribir una columna de opinión que tuvo durante 30 años en el diario “El Tiempo” de Bogotá por órdenes superiores de la Compañía de Jesús, como consecuencia de un texto en el que puso en duda la virginidad de María.

“El padre Adolfo Nicolás, superior general de la Compañía de Jesús, le ha dado orden al padre Alfonso Llano de dar por terminada su vocación apostólica de escritor, lo priva de su libertad de palabra y le exige que no se despida y que guarde absoluto silencio”, escribió el sacerdote en una carta escrita en tercera persona que envió al diario.

La determinación fue tomada a raíz de una columna que escribió Llano a finales de noviembre, en la que afirmó que la madre de Jesús tuvo otros hijos.

“Como madre del hombre Jesús, igual a nosotros, (María) lo engendra con un acto de amor con su legítimo esposo, José, del cual tuvo cuatro hijos varones y varias mujeres”, escribió Llano en esa ocasión.

El escrito de Llano produjo controversia en la Iglesia católica, al punto de que el secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor José Daniel Falla, pidió a los superiores de la comunidad jesuita un llamado al orden.

“El padre Llano ha perdido el horizonte y dejado de lado la fe que se pregona en la Iglesia desde sus inicios, al negar la virginidad de María”, dijo Falla.

Por su parte, monseñor José Miguel Gómez, obispo de la diócesis de Líbano y Honda, municipios del departamento de Tolima, afirmó que Llano incurrió en una “herejía”.

Llano se disculpó en su carta a “El Tiempo”, en la que defendió la tradicional postura de la Iglesia católica sobre la forma en que María quedó embarazada.

“El padre Llano conserva y profesa todo lo que enseña la fe católica y apostólica y quiere permanecer firme en su vocación a la Compañía de Jesús y a la Iglesia Católica hasta la hora de su muerte”, comentó en sacerdote en su escrito, siempre en tercera persona.

———————–
Fuente: http://www.vanguardia.com.mx/prohibenacuraescribircolumnapordudardevirginidaddemaria-1437267.html

  • Fuente: Dpa
  • 10 diciembre 2012

¿ Se apareció la virgen María en Lourdes a Bernadette Soubirous ?


¿ Se apareció la virgen María en Lourdes a Bernadette Soubirous ?

Todo católico debe saber que hay una diferencia entre “aparición ” y “visión “ Aparición es cuando todo el mundo puede ver el fenómeno y visión es cuando una sola persona lo puede hacer … ( hay visiones colectivas también )

El Papa Benedicto XVI fue a celebrar ayer la visión de la niña campesina Bernadette Soubirouso , donde ella dice que vió a la señora

La describió vestida de blanco, con un velo blanco que le cubría la cabeza, un lazo celeste, dos rosas sobre cada pie y un rosario de cuentas blancas.

Realmente lo del rosario me da que pensar , ya que eso proviene del paganismo y no era costumbre apostólica cristiana ( bíblica )

En fin así es la Iglesia católica y sus misterios extraños

El Pontífice se unió a miles de peregrinos en el santuario de Lourdes este sábado para conmemorar el 150 aniversario de la visión que tuvo una niña campesina de la Virgen María, madre de Jesús.

Otra cosa

El dr Ariel Alvarez eminente teólogo y catedrático católico recientemente suspendido por el Vaticano de las aulas y de los medios de comunicación ,ha declarado que la virgen en su estado de fallecida jamás se le ha aparecido a nadie … sino que han sido solo visiones pesimistas de algunos videntes. ( no cree en apariciones marianas ni mensajes catastróficos de la señora )

Entonces una visión es muy distinto a una aparición .. Maduremos please

Vida de Bernardette Soubirous


El 7 de enero de 1844 a las dos de la tarde, en Lourdes, una pequeña ciudad de Francia meridional, en el departamento de los Altos Pirineos, nació una niña cuyos padres, Luisa Castérot y Francisco Soubirous, le impusieron el nombre de María Bernarda; Bernadette, como todos la llamarían después y como la conocería luego el mundo entero

Bernadette, la primogénita, nacía en una pequeñísima y humilde casa, el molino de Boly, a orillas del torrente Lapaca. Pronto salió de ahí. Tenia pocos meses cuando su madre, que aguardaba otro hijo, sufrió graves quemaduras en el fuego del hogar.

Bernadette es entonces llevada a Bartrés, a unos 4 kilómetros de Lourdes, a casa de María Laguës que acababa de perder a su hijito Juan, de tan solo dieciocho días.

Bernadette, acompañada por su madrina Bernarda, llega a la casa Burg en la que permanece un año. El 1 de abril de 1846 vuelve a Boly. Pero la situación de la familia Soubirous no es buena; las dificultades económicas cada vez mayores obligan a Francisco Soubirous a buscar otra vivienda más pobre y modesta que la anterior. Se trasladan provisoriamente a la casa Laborde.

Pero no son años fáciles. Durante el otoño de 1855 Bernadette es alcanzada por la epidemia de cólera, que en pocos meses cobró treinta víctimas.

La salud de la niña, endeble por las privaciones sufridas en la primera infancia, recibe un nuevo golpe. Durante toda su breve existencia Bernadette llevará impresas en su frágil cuerpo las huellas de sus varias dolencias, principalmente el asma.

Pero parece que las enfermedades, al debilitar el cuerpo de Bernadette, fortalecían al mismo tiempo su espíritu. Al cabo de un año, otro traslado. Esta vez, a un nuevo molino distante 4 kilómetros de Lourdes. Bernadette se ocupa de la hermana Toinette y de los hermanitos Juan María y Justino. Los peregrinajes, sin embargo, no han terminado. Francisco Soubirous tiene un primo, Andrés Sajous, propietario de la vieja prisión ahora fuera de uso. Y aquí, en la parte mas triste de la cárcel, en el llamado cachot (4,40 m por 4), es donde vivirá Bernadette algunos años de su vida.

En septiembre de 1857, María Lagues, que ya la había acogido en Bartrés, la llama nuevamente para que la ayude en las labores de la casa, en las faenas del campo y en el cuidado del rebaño de ovejas.

En Bartrès se ve obligada a interrumpir la modesta educación religiosa que había iniciado en Lourdes. Todavía no sabe leer ni escribir pero está empeñada en recibir la Primera Cornunión. Por la noche, después de largas horas de labor, la niña repite de memoria las fórmulas de catecismo.

Finalmente, en enero de 1858 vuelve Bernadette a Lourdes y al cachot en la calle des Petits Fossés. Llega en febrero de ese año, es un jueves. En la casa se ha terminado la leña y Bernadette se ofrece para ir a recogerla, allá abajo, hacia el torrente Gave, con su hermana Toinette y Juana Abadie, a quien llaman Baloum.

Las tres niñas descienden hasta el lugar denominado Masse-Vieille (hoy llamado Massabielle): es une fuerte roca que cubre una gruta alargada, de unos ocho metros de ancho.

Exactamente en este lugar las tres niñas divisan un haz de leña que la corriente del Gave había arrastrado hasta allí, pero para alcanzarlo es necesario atravesar el torrente, y Bernadette, temerosa de internarse en el agua helada, vacila un momento y mientras las otras, decididas, cruzan el torrente, ella demora aún y se retrasa para quitarse las medias. Narró después Bernadette que en ese instante oyó un fuerte rumor de viento, pero al volverse vio que todo estaba tranquilo y que los árboles no se habían movido.

Otra vez oyó el mismo rumor pero entonces vio a una Señora en el interior de la gruta. La describió vestida de blanco, con un velo blanco que le cubría la cabeza, un lazo celeste, dos rosas sobre cada pie y un rosario de cuentas blancas.

La Señora comenzó a recitar el rosario seguida pronto por la niña. De golpe, y después de haberle sonreído, desapareció.

Fue ésta la primera visión de Bernadette Soubirous: tan sólo la primera de una larga serie de visiones, dieciocho, que se sucedieron desde aquel 11 de febrero de 1858 hasta el 16 de Julio.

Durante las apariciones de la Señora (que Bernadette había llamado aquello, es decir aquello), Bernadette entra en éxtasis, reza, sonríe y habla con aquella aparición que ella, y sólo ella, puede contemplar en toda su belleza.

A quien mucho tiempo después le preguntará si la Señora era realmente tan hermosa, Bernadette responderá: Tan hermosa que después de haberla visto una vez se desea morir para poder volver a verla . Pero Bernadette, sola en sus éxtasis, no estará nunca sola en la gruta.

La gente, que ha sabido de las apariciones de la Señora vestida de blanco a la pequeña Bernadette, la sigue cuando desciende a la gruta para orar. Están los curiosos, los guardianes, el párroco de Lourdes, pero están también, y son los mas numerosos, los que creen en las visiones de Bernadette. Aumentan rápidamente: de pocas decenas alcanza en poco tiempo a varios millares.

El martes 2 de marzo Aqueró pide dos cosas a Bernadette: que se hagan procesiones a la gruta y se construya ahí mismo una capilla en su honor. Pero, en honor de quien? preguntan los altos prelados a quienes Bernadette ha referido el coloquio. Es una pregunta que hallará respuesta el 25 de marzo;

la Señora es la Inmaculada Concepción. Esto es lo que Bernadette refiere al clero, ante todo al abate Peyramale, el párroco de Lourdes, y también al abate Pène, al abate Serres, al abate Pomian…

Es la cumbre, el punto más alto en su significado, de las apariciones de Massabielle. Estas terminarán el 16 de julio, Un viernes; pero antes de ese día Bernadette habrá realizado su gran sueño, recibir la Primera Comunión el día de la fiesta del Santísimo Sacramento.

A pesar del acontecimiento sobrenatural que ha sacudido la simplicidad de su vida, Bernadette sigue siendo la misma. Humilde como siempre, ha continuado sus tareas domésticas y ha seguido sus estudios.

También su salud sigue siendo la misma. En Julio de 1860, invitada por las religiosas se dirigen el Hospicio de Nevers, Bernadette deja la casa y permanece como enferma dos años entre ellas (1861 y 1862). En agosto de 1864 solicita ser admitida en la congregación de las hermanas de Nevers y así, el 3 de junio de 1866, abandona para siempre su pequeña ciudad y, sobre todo, deja su gruta.

El 30 de octubre de 1867, en Nevers, Bernadette pronunció sus votos temporarios y, finalmente, con los votos a perpetuidad, se transforma en Sor María Bernarda.

La enfermedad no le dio tregua: el 15 de abril de 1879, aproximadamente a las tres de la tarde, expiró.

Bernadette podía decir en verdad que mora feliz, ante todo porque finalmente volvería a ver a su Señora (en Nevers repetía siempre que en Lourdes la gruta era mi Cielo).

Luego, porque desde el 13 de enero de 1862 se había publicado una Ordenanza Episcopal en la que se afirmaba la autenticidad de las visiones aparecidas a Bernadette Soubirous y finalmente porque ya se había levantado la capilla.

La iglesia, de grandes proporciones, acogía a los peregrinos y a los fieles de todo el mundo, a los enfermos procedentes de todas partes de la tierra que buscaban aquí, en el agua surgente de la roca, su última esperanza de curación. Los milagros se multiplicaban en el tiempo y la Iglesia, la oficial, debía reconocer e inclinarse ante un milagro más alto, el de la revelación de la Virgen a la humilde pastorcita de Lourdes.

Conclución

Mi conclusión personal como cristiano evangélico es que no existe ninguna aparición real de María, la madre del Señor Jesús, a ningún ser humano en la tierra, ya que ella murió y no resucitó. Descansa en el cielo por la eternidad, hasta el fin de los tiempos, en que el Señor resucite a los muertos en Cristo primero. Todo el resto, son fábulas, que ha ido alimentando la iglesia católica a lo largo de los siglos mediante dogmas. Son todas fabulas para alimentar la piedad mariana en el seno del catolicismo romano.Recordemos que el diablo se disfraza de angel de Luz para engañar a los mensos.

fuente bibliografica: