Atributos de Dios parte 11 – La unidad de Dios


Atributos de Dios parte 11 – La unidad de Dios

Autor:Paulo Arieu

Revisado: 23-11-2012

Ningún ser humano tiene la capacidad para entender a Dios exhaustivamente. Existe una barrera infranqueable que impide un entendimiento completo y exhaustivo de Dios. Somos seres fini­tos; Dios es un ser infinito. Y ahí radica el problema. ¿Cómo puede algo que es finito comprender a algo que es infinito? Los teólogos medioevales tenían una frase que se ha convertido en un axioma dominante en cualquier estudio de teología.

“Lo finito no puede aprehender (o contener) a lo infinito.” No hay nada que resulte más obvio que esto, que un objeto infinito no puede ser introdu­cido dentro de un espacio finito.[1]

Pasajes bíblicos

Antiguo Testamento:

  • Y porque lo has visto, ahora sabes que Yavé es Dios y que no hay otro fuera de El” (Deut. 4:35).
  •  Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es” (Deut. 6:4);

Deut. 6:4 Dependiendo de nuestra traducción es un versículo que enseña esta verdad, que además – aunque no mencionada explícitamente en otros lugares – forma parte de la doctrina de la Trinidad por deducción.

  • Ven ahora que Yo, sólo Yo soy, y que no hay más Dios que Yo. Yo doy la muerte y la vida, y hiero, y soy Yo mismo el que sano, y no hay quien se libre de mi mano” (Deut. 32:39).
  • “Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas: Tú solo eres Dios” (Sal. 86:10); 
  • Así habla el Rey de Israel y su redentor, Yavé de los Ejércitos: ‘Yo soy el primero y el último; no hay otro Dios fuera de Mí. ¿Quién es igual a Mí? Que se pare y lo diga, que me cuente y me demuestre que anunció lo que debía pasar y nos dijo con anticipación las cosas futuras. No se asusten ni tengan miedo ¿no es cierto que se lo había anunciado desde hace tiempo? Ustedes ahora son mis testigos: ¿hay acaso otro Dios fuera de Mí? ¡No! No existe otra Roca, que Yo sepa’” (Is. 44:6-8).
  • Yo soy Yavé, y no hay otro igual, fuera de Mí no hay ningún otro Dios” (Is. 45:5).

Nuevo Testamento:

  • “Y Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel, el Señor nuestro Dios, el Señor uno es…Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él” (Mar 12:29,32); 
  • “Esta empero es la vida eterna: que te conozcan el solo Dios verdadero…” (Jn 17:3)
  • Sabemos que un ídolo no es nada en realidad y que no hay más Dios que el Unico” (1 Cor. 8:4b).
  • “Y el mediador no es de uno, pero Dios es uno” (Gál. 3:20); 
  • Un solo cuerpo y un mismo espíritu, pues ustedes han sido llamados a una misma vocación y una misma esperanza. Un solo Señor, una sola Fe, un solo Bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que está por encima de todos, que actúa por todos y está en todos” (Ef. 4:4-6) 
  • “Porque hay un Dios, asimismo un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (1 Tim. 2:5); 
  • “Tú crees que Dios es uno; bien haces: también los demonios creen, y tiemblan” (Stgo 2:19).

Las naciones paganas han adorado a muchos dioses; pero la biblia enseña la doctrina, que solo hay un Dios.

  • Moisés dijo, “Oye, Israel; Jehová nuestro Dios, Jehová uno es” (Deuteronomio 6:4); y en el Nuevo Testamento, la misma verdad es enseñada: “Hay un Dios, asimismo un Mediador” (1 Tim. 2:5); 
  • El apostol Pablo le escribio a lo s corintios que “Nosotros empero no tenemos más de un Dios” (1 Cor. 8:6).

a. Significado

Este atributo tiene que ver con la unidad del ser de Dios. Las tres personas no forman un Dios que tiene una triple esencia. Tampoco se puede diferenciar el ser de Dios de sus atributos. Dios forma un todo que es indivisible. Por eso la Biblia incluso puede identificar a Dios con sus atributos: “Dios es amor”, “Dios es justicia”.

b. Problemas

Esta doctrina no contradice a la doctrina de la Trinidad. La unidad tiene que ver con la esencia o el ser de Dios, la Trinidad con su subsistencia. Incluso la palabra hebrea ejad da lugar para la doctrina de la Trinidad. En hebreo existe otra palabra que significa “uno” o “unido” y es la palabra yajid. Esta palabra significa unidad total en todos los sentidos, a diferencia de la palabra “ejad” que deja lugar para una unidad esencial y pluralidad personal. Por ejemplo, cuando en Génesis 2:24, cuando habla de la unidad matrimonial, la palabra es ejad y no yajid.

LA UNIDAD DE DIOS [2]

Se hace distinción entre Unitas singularitatis y Unitas simplicitatis.

I. LAS UNITAS SINGULARITATIS

Este atributo insiste sobre la unidad y la unicidad de Dios, el hecho de que el es numéricamente uno (unidad) y que en su carácter es único (unicidad). Implica que no hay sino un solo Ser Divino, que la naturaleza del caso exige que haya solamente uno, y que todos los otros seres tiene su existencia de Él, por El y par El. El La Biblia nos enseña en varios pasajes que hay solamente un Dios verdadero.

Salomón suplicaba a Dios que sostuviera la causa de su pueblo “para que todos los pueblos de la tierra conocieran que solamente Jehová es Dios y que no hay otro”, 1 Re. 8: 60. Y Pablo escribió a los Corintios, “Pero para nosotros hay solamente un Dios, el Padre, de quien son todas las cosas, y nosotros para El; y sólo un Señor Jesucristo, por quien son todas las cosas y nosotros por medio de El.” (1 Cor. 8: 6)

En forma parecida escribe a Timoteo, “Porque hay un Dios, y asimismo un Mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” 1 Tim. 2: 5. Otros pasajes no insisten en la unidad numérica de Dios tanto como insisten en su unicidad. Así acontece en las bien conocidas palabras de Deut. 6: 4, “Oye, oh Israel, Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”. El vocablo hebreo “echad”, traducido por “uno” puede también traducirse “solamente uno”, lo que es equivalente al alemán “einig” y al holandés “eenig”.

Y parece ser ésta la mejor traducción.Se insiste en el hecho de que este pasaje no enseña la unidad numérica de Dios, sino más bien que Jehová es el único Dios que tiene derecho al nombre Jehová.

Este es también el significado del vocablo en Zacarías 14: 9. La misma idea está bellamente expresada en la pregunta de estilo retórico en Ex 15: 11, “¿Quién como Tú, magnífico en santidad, terrible en maravillosas conthazañas, hacedor de prodigios?”

Con esto quedan excluidos todos los conceptos politeístas acerca de Dios.

II.LAS UNITAS SIMPLICITATIS

En tanto que la unidad expuesta en el párrafo precedente coloca a Dios aparte de los otros seres, la perfección que ahora vamos a considerar tiene por objeto expresar la unidad interna y cualitativa de Ser Divino. Cuando hablamos de la simplicidad de Dios queremos describir con esta expresión el estado o la cualidad de su ser simple, la condición de un ser libre de toda división en partes, y por tanto libre también de toda composición. Significa que Dios no está compuesto, y que no es susceptible de división en ningún sentido de la palabra. Esto implica entre otras cosas que las tres personas de la Deidad no son otras tantas fracciones que entran en la composición de la esencia divina, que no hay diferencia entre la esencia de Dios y sus perfecciones, y que sus atributos no son adiciones a su esencia.Puesto que tanto la esencia como los atributos son uno, la Biblia puede hablar de Dios como luz y como vida, como justicia y amor, identificándolo así con sus perfecciones. La simplicidad de Dios se deduce de algunas de sus otras perfecciones; de su Aseidad, que excluye la idea de que alguien le precedió, como resulta en el caso de los compuestos; de su inmutabilidad, la que no podría afirmarse de su naturaleza, si ésta estuviera constituida por diferentes partes.

Mucho se discutió sobre esta perfección durante la Edad Media, y fue negada por Socinianos y Arminianos. La Escritura no la afirma explícitamente; pero la implica al hablar de Dios como justicia, verdad, sabiduría, luz, vida, amor, etc., y de esta manera indica que cada una de las mencionadas propiedades, siendo absolutamente perfecta, resulta idéntica con el Ser Divino.En recientes obras de teología la simplicidad de Dios raramente se menciona. Muchos teólogos la niegan sin titubeos, sea porque la consideren como una mera abstracción metafísica, o porque, en su concepto, choca con la doctrina de la Trinidad. Dabney cree que no hay composición en la substancia de Dios; pero niega que en El la sustancia y los atributos sean una y la misma cosa. Dabney dice que Dios no es más simple, en este sentido, que los espíritus finitos.

Cuando los musulmanes triunfaron en el medio oriente en el septimo siglo, destruyeron cruelmente a todos los que consideraron que no eran de una fe monoteista.Ellos dieron al pueblo vencido la oportunidad de escoger entre convertirse en musulmanes o morir. A los judíos les fue permitido vivir y seguir su religion porque los musulmanes comprendieron que su religion era la adoracion de un Dios. Todos los paganaos creyentes en mas de un Dios fueron muertos por no convertirse al islamismo. Los cristianos fueron considerados paganos, pues no pudieron hacer comprender a los musulmanes que era nmonoteistas. La crencia en la Trinidad les pareció a los musulmanes que ra una creencia en tres dioses.[3]

Aunque la unidad y la unicidad de Dios consta en todos los Concilios desde el de Nicea (325), en el cual se redactó el Credo Niceno-Constantinopolitano, el Concilio Vaticano I (1870) declara firmemente:

Si alguno negare al único y verdadero Dios, Señor y Creador de las cosas visibles e invisibles, sea anatema” (Denz. 1801). (“Anatema”: en el A.T. aquello que es o que debe ser separado; luego, pasó a significar la excomunión o exclusión de la Iglesia; actualmente se usa en declaraciones para significar aquello que la Iglesia rechaza).

Dios es uno en naturaleza (hay un solo Dios). Esto se puede ver siguiendo a Santo Tomás (Suma Teológico, I pars, q. 11, art. 3)

Se demuestra de tres maneras.

1) Primera, por su simplicidad. Es evidente que aquello por lo cual algo es esta cosa, de ningún modo es transmisible a muchos. Ejemplo: Aquello por lo que Sócrates es hombre, se puede decir de muchos; pero aquello por lo que es este hombre, sólo se puede decir de uno. Si aquello por lo que Sócrates es hombre fuera también aquello por lo que es este hombre, así como no puede haber muchos Sócrates, así tampoco podría haber muchos hombres. Esto es lo que le corresponde a Dios, pues el mismo Dios es su naturaleza, como quedó demostrado (Suma Teológica q.3 a.3). Por lo cual dios y este Dios son el mismo. Así, pues, resulta imposible que haya muchos Dioses.

2) Segunda, por la infinitud de su perfección. Quedó demostrado ( Suma Teológica q.4 a.2) que Dios contiene en sí mismo toda la perfección del ser. Si hubiera muchos dioses, entre ellos debería haber diferencia. Algo le correspondería a uno que no tendría otro. Y si este algo fuese la privación, no sería absolutamente perfecto. Y si este algo fuese la perfección, a otro le faltaría. Luego es imposible que haya muchos dioses. De ahí que los antiguos filósofos, impulsados por esta misma verdad, al establecer un principio infinito, establecieron un solo principio.

3) Tercera, por la unidad del mundo. Todo lo existente esta íntimamente ordenado, ya que unas cosas sirven a las otras. Las cosas diversas no convergerían en un orden a no ser que fueran ordenadas por uno. Pues lo múltiple se coordina mejor dentro del orden que establece uno al que establecen muchos ya que el uno es causa de unidad, mientras que lo múltiple lo es sólo accidentalmente, esto es, en cuanto de algún modo es uno. Así pues, como quiera que aquello que es primero es, en cuanto tal, lo más perfecto y no accidentalmente, es necesario que lo primero a lo que se reduce todo en un orden sea uno solo. Y esto es Dios.

LA UNIDAD ES FUNDAMENTAL. Tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento, Dios se revela como uno [4]

La Identidad de Jesucristo en el Cristianismo

Dentro de la cristiandad, existen tres corrientes principales de interpretación en lo que respecta a la naturaleza de Dios y la identidad de Jesucristo.

Estas son:

(1) Unitarismo,

(2) Trinitarismo, y

(3) Unicidad»

Unitarismo: Cree que sólo hay un Dios que es indivisible, pero niega la deidad de Jesucristo. En el unitarismo Jesús es considerado como un semidiós o, simplemente, como un ser humano.(Leer mas aca)

Unicidad: Cree que hay un sólo Dios y Padre que es indivisible, y que fue manifestado en carne como el hombre perfecto (como el Hijo de Dios), a fin de proveer salvación a la humanidad. Así, Jesús llegó a ser simultáneamente, Dios y hombre, Padre e Hijo, pues el Dios único fue manifestado en carne. Era Dios por naturaleza absoluta, y llegó a ser hombre porque tomó un velo de carne, y su humanidad (como la de todos los hombres) nació de mujer (Gál. 4:4),

La unicidad es un término teológico que hace referencia al Dios cristiano dentro de una corriente específica de la teología pentecostal. Significa que Dios es uno solo sin división de personas, y que Jesús es ese mismo y único Dios.

Debido a lo específico del término, no es aplicable a otras teologías cristianas clásicas sobre la unidad de Dios (como el Unitarismo) ni a otras religiones

Los grupos pentecostales que siguen la teología de la Unicidad de Dios insisten en distinguirse, no sólo de otros cristianos de teología unitaria, sino también de todos aquellos que aún confesando que Dios es uno, creen que Dios está compuesto de dos personas (binitarismo), o de tres personas divinas y distintas (trinitarismo).

Unicidad no es lo mismo que unidad. Unidad significa que Dios es uno. Unicidad significa que es único.

Un ser puede ser uno sin ser único. Si en el mundo no existiera sino un solo ser humano, ese sería no solamente un ser humano, sino que sería el único.Dios, entonces, es uno y, además, es único, pues existe solamente un Dios. No existe más que un solo y verdadero Dios. (Leer mas aca)

Desde el comienzo de la humanidad ha habido la tendencia a negar este atributo divino. Harto conocido es el politeísmo, error que admite varios o muchos dioses.

El Politeísmo se presenta en varias formas:

a) Demonolatría: culto a espíritus malignos (considerados buenos y malos) común en griegos y romanos, subsiste hoy en algunos orientales y en Oceanía, y revitalizada en nuestros días por el New Age (canalizaciones, comunicación con supuestos “ángeles”, maestros ascendidos, etc.)

b) Sabeísmo: culto a los astros, corriente en Persia, con algunos adeptos en Grecia.

c) Antropolatría: culto a los hombres (Júpiter y Saturno en Grecia, los emperadores en Roma y los antepasados en China). También revitalizada por el New Age (culto a maestros y gurúes).

d) Zoolatría: culto a los animales, propio de Caldea, Egipto y la India.

e) Fetichismo: culto a la naturaleza inanimada, como los ríos, la tierra, el fuego, árboles, ídolos, etc., practicado por los egipcios y aún hoy por algunas tribus indígenas y africanas. Idem con el New Age (por ejemplo, Gaia o madre tierra)

Otro error con respecto de la unicidad de Dios es el dualismo, por medio del cual se admite un doble principio supremo: uno del bien, del que proceden todos los bienes, y otro, del mal, del que proceden todos los males. Dualismos hay el persa, el egipcio, el hindú, etc. En la actualidad se encuentra muy revitalizado este error también con el New Age, haciendo ver que el bien y el mal forman parte de una misma unidad dualista (yin/yan). En el campo teológico, está el Maniqueísmo, herejía dualista introducida en Persia por Mani, contra la cual luchó arduamente San Agustín, proponía dos deidades: Dios y Satanás. Entre las sectas modernas, el mayor y más fantasioso atrevimiento dualista lo trae el Mormonismo, el cual -entre otros muchos errores- iguala a Cristo y Satanás.

Y respondió Dios a Moisés: “YO SOY EL’ QUE SOY” (Éx. 3:14)

DIOS ES ESPÍRITU, INFINITO Y PERFECTO, una persona que creó y sostiene el universo y todo lo que en él hay. El participa activamente en la historia, y en las personas para llevar al mundo a Su propósito final que El planeó desde el principio.

De acuerdo a esta definición vemos que:

(1) Dios es Uno;

(2) Dios es Espíritu;

(3) El es una Persona;

(4) Es infinito;

(5) Es perfecto;

(6) Es el Creador; y

(7) Dirige la historia hacia el destino que El ha planeado.

Como veremos, estos asuntos incluyen a todas las personas de la trinidad.

Trinitarismo: Cree que hay un Dios, que existe como una pluralidad de tres personas divinas y distintas, que comparten los mismos atributos y la misma naturaleza divina. En el trinitarismo, Jesucristo es considerado como la segunda persona de la trinidad.

La doctrina de la Santa Trinidad ,la triunidad de Dios ni viola la unicidad de Dios ni viola la unidad de Dios. Dios se ha revelado en la biblia como “Tres personas y un solo Dios”.

La Santa Trinidad – la triunidad de Dios no viola la unicidad de Dios [5]

La Santa Trinidad es un concepto bíblico que enseña que hay un solo Dios verdadero. A la vez aclara que ese único Dios verdadero existe eternamente en tres distintas personas. Es unicidad en triunidad:

Padre = Dios
Hijo = Palabra de Dios
Espíritu Santo = Espíritu de Dios

No podemos comprender la naturaleza de Dios completamente, pero esta ilustración nos puede ayudar a entender como tres pueden ser uno… y a la vez cada uno de los tres puede ser diferente. Hay un estado, llamado el punto triple, en el cual los tres coexisten en perfecto equilibrio.

“El punto triple es aquél en el cual coexisten en equilibrio el estado sólido, el estado líquido y el estado gaseoso de una sustancia. Se define con una temperatura y una presión de vapor. El punto triple del agua, por ejemplo, está a 273,16 K (0,01°C) y a una presión de 611,73 Pa ITS90.” (Wikipedia)

Meditar en las tres Personas de la Divinidad es caminar con el pensamiento a través del jardín oriental del Edén y pisar suelo santo. Nuestro esfuerzo más sincero por capta rel incomprensible miste­rio de la Trinidad está condenado a permanecer inútil para siempre, y solo por la reverencia más profunda se puede salvar de convertirse en una verdadera presunción.

Algunas personas que rechazan todo cuanto son incapaces de explicar han negado que Dios sea una Trinidad. Sujetando al Altísimo a su frío escrutinio. hecho a ras de tierra, llegan a la conclusión de que es imposible que Él pueda ser a la vez Uno y Tres. Se olvidan de que toda la vida de ellos mismos se encuentra envuelta en el misterio. No tienen en cuenta de que cualquier explicación real, hasta del fenómeno más sencillo de la naturaleza, permanece escondida en la oscuridad, y es tan imposible de explicar como el misterio de la Divinidad.

Todo hombre vive por la fe, tanto el incrédulo como el santo; el uno por la fe en las leyes naturales, y el otro por la fe en Dios.Todo hombre acepta constantemente sin comprender, a lo largode su vida entera. Es posible callar al sabio más ilustre con una sencilla pregunta: “¿ Qué? ” La respuesta a esa pregunta yace para siempre en el abismo de lo desconocido, más allá de la capacidad de descubrimiento de todo hombre. “Dios entiende el camino de ella, y conoce su lugar”, pero el hombre mortal, nunca jamás.[6]

La doctrina de la Trinidad es una verdad para el corazón. El hecho de que no se pueda explicar de manera satisfactoria, en lugar de ser una prueba en su contra, lo es a su favor. Una verdad así tenía que ser revelada; nadie se la habría podido imaginar.

iOh bendita trinidad,oh Majestad sencilla,

oh Tres en Uno solo!

Sólo tú eres por siempre Dios.

¡Santa Trinidad!

Benditos Tres iguales,

un solo Dios,te alabamos.

AUTOR: Frederick W. Faber [7]

La Trinidad y las ciencias exactas [8]

El doctor Nathan Wood,con un espíritu científico superlativo,propuso lo que llamo “ley de la trinidad universal”. Se trata de un estudio muy interesante.La ley que propone reconoce que existe una estructura básica en la creación universal. Se ve obligado a aceptar el ente físico y el espiritual,y a establecer entre ambos una estructura comun obvia. Nótese que para calcular el contenido cúbico de cualquier espacio limitado no se suma la longitud mas el ancho y mas la profundidad,sino que se multiplican esas medidas. De modo análogo,la matemática de la trinidad no es 1+1+1=1 como pretenden burlonamente los Testigos de Jehová,sino 1x1x1=1.

Esto se cumple en todo lo que existe.Por ej:

Largo x Ancho x Alto = Espacio

Energía x Movimiento x Fenomeno = Materia.

Futuro x Presente x Pasado = Tiempo

Padre x Hijo x Espiritu Santo = Dios

La trinidad y la tradición judaica

Es muy interesante saber que uno de los libros sagrados de los judíos, El Zohar («Esplendor»), libro escrito por Moisés de León, base de la Qabbalah («Tradición»), hace el siguiente comentario acerca de Deuteronomio 6:4:

“¿Por que hay necesidad de mencionar el nombre de Dios por tres veces en este versículo? La primera vez, Jehová, porque es el Padre de los cielos; la segunda vez, Dios, porque es un título del Mesías, la vara del tronco de Isaí que ha de  venir por David, de la familia de Isaí; y la tercera vez, Jehová, porque es el que nos enseña a caminar aquí en la tierra. «Y estos tres son uno».
Notas

[1] R.C.Spoul, Grandes doctrinas de la biblia,pag. 33, ed. Unilit

[2] TEOLOGÍA PROPIA – ANTOLOGÍA DE TEXTOS pag. 384-385 ,ed. SEMINARIO TEOLÓGICO PRESBITERIANO “SAN PABLO”. Descargar gratis aca

[3] Roy T.Edgemon,Las doctrinas que creen los bautistas, pag. 18, ed.Convention Press, Nashville, Tennese

[4] W.T.Conner, Doctrina Cristiana,p. 145-147 CBP, cit en Oscar Mraida, Teologia Sistemática,p. 49, Iglesia Evangelica Bautista del Centro Buenos Aires,Argentina, 1997

[5] http://www.losnavegantes.net/santatrinidad.html

[6] A.W.Tozer, El conocimiento del Dios Santo, ed. Vida, pag. 23 (Descargar gratis aca)

[7] ibid ,pag. 30

[8] Samuel Vila , Manual de Teologia Apologetica, pag. 241,ed. Clie

[9] http://www.recursosevangelicos.com/showthread.php?threadid=5795

Atributos de Dios parte 10 – La unicidad de Dios (parte 4)


Atributos de Dios parte 10 – La unicidad de Dios (parte 4)

Autor:Paulo Arieu

El monoteismo:

El monoteismo es una doctrina fundamental de la biblia.En un articulo anterior puse al alcance del lector algunos documentos que hablan del monoteismo y de la historia del monoteismo en Israel.

Francisco La Cueva dice que

después de afirmar que Dios es el puro Ser infinitamente perfecto, es evidente la conclución de que solo puede haber un Dios. La pluralidad numerica solo es posible merced a las diferencias individualizantes que limitan un ser acotándolo en una determined parcela del ser. Dios se autodiferencia de todo lo demás por el hecho mismo de ser el Absoluto Infinito, el “Yo soy”. De ahi la expression “Dios es el enteramente Otro”,la  cual es valida con tal que no se niegue su inmanencia ni su experimentable,revelable realidad. El orden del Universo supone un solo Supremo Hacedor. Un Dios que no fuera único vería su independencia limitada por la independencia de su colega. Aun en el caso (imposible metafisico) de que pudieramos imaginarnos dos infinitos Seres perefectamente sincronizados en Su santa libertad y acción para ordenar el universe,su existencia sería un absurdo,puesto que en la genuina noción del Ser Supremo no solo se incluye que sea independiente,sino que todo lo demas dependa de El. [0]

David K. Bernand,teólogo de la pseudo – iglesia pentecostal de la unicidad, explica en su libro que

la creencia en un solo Dios se llama monoteísmo que proviene de dos palabras griegas: monos, significando solo, solitario, uno; y teos, significando Dios. Cualquier persona que no acepta el monoteísmo puede ser clasificado como uno de los siguientes: un ateo—uno que niega la existencia de Dios; un agnóstico—uno que asevera que la existencia de Dios es desconocida y probablemente inconocible; un panteísta—uno que equivale a Dios a la naturaleza o las fuerzas del universo; o un politeísta—uno que cree en más de un Dios. El diteísmo, la creencia en dos dioses, es una forma de politeísmo, y también lo es el triteísmo, la creencia en tres dioses. Entre las religiones del mundo, tres son monoteístas: el judaísmo, el mahometismo, y el cristianismo.[1]

La declaración de Deuteronomio 6:4 que dice “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es” es conocido como la Shema

Juan Calvino dice que

Yo, pues, entiendo por conocimiento de Dios, no sólo saber que hay algún Dios, sino también comprender lo que acerca de Él nos conviene saber, lo que es útil para su gloria, y en suma lo que es necesario. Porque hablando con propiedad, no podemos decir que Dios es conocido cuando no hay ninguna religión ni piedad alguna. Aquí no trato aún del particular conocimiento con que los hombres, aunque perdidos y malditos en sí, se encaminan a Dios para tenerlo como Redentor en nombre de Jesucristo nuestro Mediador, sino que hablo solamente de aquel primero y simple conocimiento a que el perfecto concierto de la naturaleza nos guiaría si Adán hubiera perseverado en su integridad. Porque, aunque ninguno en esta ruina y desolación del linaje humano sienta jamás que Dios es su Padre o Salvador, o de alguna manera propicio, hasta que Cristo hecho mediador para pacificarlo se ofrezca a nosotros, con todo, una cosa es sentir que Dios, Creador nuestro, nos sustenta con su potencia, nos rige con su providencia, por su bondad nos mantiene y continúa haciéndonos grandes beneficios, y otra muy diferente es abrazar la gracia de la reconciliación que en Cristo se nos propone y ofrece. Porque, como es conocido en un principio simplemente como Creador, ya por la obra del mundo como por la doctrina general de la Escritura, y después de esto se nos muestra como Redentor en la persona de Jesucristo, de aquí nacen dos maneras de conocerlo; de la primera de ellas se ha de tratar aquí, y luego, por orden, de la otra. Por tanto, aunque nuestro entendimiento no puede conocer a Dios sin que al momento lo quiera honrar con algún culto o servicio, con todo no bastará entender de una manera confusa que hay un Dios, el cual únicamente debe ser honrado y adorado, sino que también es menester que estemos resueltos y convencidos de que el Dios que adoramos es la fuente de todos los bienes, para que ninguna cosa busquemos fuera de Él. Lo que quiero decir es: que no solamente habiendo creado una vez el mundo, lo sustenta con su inmensa potencia, lo rige con su sabiduría, lo conserva con su bondad, y sobre todo cuida de regir el género humano con justicia y equidad, lo soporta con misericordia, lo defiende con su amparo; sino que también es menester que creamos que en ningún otro fuera de Él se hallará una sola gota de sabiduría, luz, justicia, potencia, rectitud y perfecta verdad, a fin de que, como todas estas cosas proceden de Él, y Él es la sola causa de todas ellas, así nosotros aprendamos a esperarlas y pedírselas a Él, y darle gracias por ellas. Porque este sentimiento de la misericordia de Dios es el verdadero maestro del que nace la religión.[2]

David K. Bernand,teólogo de la pseudo – iglesia pentecostal de la unicidad, explica en su libro  que

La creencia en un solo Dios se llama monoteísmo, que proviene de dos palabras griegas: monos, significando solo, solitario, uno; y teos, significando Dios. Cualquier persona que no acepta el monoteísmo puede ser clasificado como uno de los siguientes: un ateo—uno que niega la existencia de Dios; un agnóstico—uno que asevera que la existencia de Dios es desconocida y probablemente inconocible; un panteísta—uno que equivale a Dios a la naturaleza o las fuerzas del universo; o un politeísta— uno que cree en más de un Dios. El diteísmo, la creencia en dos dioses, es una forma de politeísmo, y también lo es el triteísmo, la creencia en tres dioses. Entre las religiones del mundo, tres son monoteístas: el judaísmo, el mahometismo, y el cristianismo. Sin embargo, dentro de las denominaciones de los que se nombran cristianos, existen varios puntos de vista divergentes en cuanto a la naturaleza de la Deidad. Un punto de vista, llamado el trinitarismo, asevera que existen tres personas distintas en la Deidad—Dios Padre, Dios Hijo, y Dios Espíritu Santo—mas un solo Dios. [3]

También explica que

Dentro de las variaciones del trinitarismo, se pueden distinguir dos tendencias extremas. De un lado, algunos trinitarios enfatizan la unicidad de Dios… De otro lado, otros trinitarios enfatizan la división en tres de la trinidad hasta el punto de creer en tres seres autoconcientes, y su punto de vista es esencialmente triteísta.

Además del trinitarismo, existe la doctrina del binitarismo, la cual no clasifica al Espíritu Santo como una persona aparte, sino que asevera creencia en dos personas en la Deidad.

Estos creyentes en el monoteísmo estricto caen en dos categorías. Una categoría asevera que hay solamente un Dios, pero lo hace por negar, de una manera u otra, la plena deidad de Jesucristo. Este punto de vista fue representado en la historia primitiva de la iglesia por los monarquianistas dinámicos, tal como Pablo de Samosata, y por los arianos, guiados por Arrio. Estos grupos relegaban a Jesús a la posición de un dios creado, un dios subordinado, o un dios menor.

La segunda categoría de verdaderos monoteístas cree en un solo Dios, pero cree además que la plenitud de la Deidad se encuentra manifestado en Jesucristo. Ellos creen que Padre, Hijo, y Espíritu Santo son manifestaciones, modos, oficios, o relaciones que el único Dios ha demostrado al hombre. Historiadores de la iglesia han utilizado los términos modalismo y monarquianismo modalistico para describir este punto de vista como mantenido por tales líderes de la iglesia primitiva como Noeto, Práxeas, y Sabelio. [4]

Habiendo examinado la variedad de creencias humanas acerca de la deidad, miremos lo que la Palabra de Dios—la Biblia—tiene que decir acerca de este tema. El Antiguo Testamento enseña que Hay un sólo Dios.

La expresión clásica de la doctrina de un solo Dios se halla en Deuteronomio 6:4. “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.”

Este versículo de las Escrituras ha venido a ser la declaración de fe más distintiva e importante para los judíos. Ellos lo nombran el Shema, tras la primera palabra de la frase en el hebreo, y lo citan con frecuencia en el español como “Oye, Israel: el Señor nuestro Dios es el único Señor.”

Tradicionalmente, un judío devoto siempre intentaba hacer esta confesión de fe justo antes de morir.

En Deuteronomio, Dios siguió el anuncio del versículo anterior con un mandamiento que requiere una completa creencia en amor hacia El como el único y sólo Dios: “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.” Debemos notar la importancia que Dios pone en Deuteronomio 6:4-5.

David K. Bernand,explica que

El manda que estos versículos sean colocados dentro del corazón (versículo 6), enseñados a los niños todos los dias (versículo 7), atados en la mano y en la frente (versículo 8), y escritos en los postes y las puertas de las casas (versículo 9). Los judíos ortodoxos obedecen estos mandamientos hoy literalmente por atar tefillin (filacterias) en sus antebrazos izquierdos y en sus frentes cuando oran, y por colocar mezuzzah en sus puertas y portones.Los Tefillin son pequeñas cajitas amarradas al cuerpo con ataduras de cuero, y mezuzzah son contenedores en forma de rollo de pergamino. Dentro de ambas clases de contenedor hay versículos de la Escritura escritos a mano por un hombre piadoso quien ha observado ciertos ritos de purificación.  Los versículos de Escritura generalmente son Deuteronomio 6:4-9, 11:18-21,Exodo 13:8-10, y 13:14-16. [6]

Comenta David K. Bernand,una anécdota de un viaje de el a Israel que el

“intentó comprar tefillin. El mercante judío ortodoxo dijo que él no vendía tefillin a cristianos porque ellos no creen en ni tienen la reverencia apropiada hacia estos versículos de la Escritura. Cuando le citaron Deuteronomio 6:4 y le explicaron su aceptacion de este pasaje, sus ojos brillaron de alegría y prometió venderlos sobre la condición de que tratarían el tefillin con cuidado y respeto.Su cuidado demuestra la gran reverencia y profundidad de creencia que tienen los judíos para el concepto de un solo Dios. También revela que una razón mayor por el rechazo por los judíos del cristianismo a través de la historia es la percibida distorción del mensaje monoteístico.” [7]

Muchos otros versículos de la Escritura en el Antiguo Testamento afirman enfáticamente el monoteísmo estricto. [8]

Por ejemplo, los Diez Mandamientos empiezan con

  • “No tendrás dioses ajenos delante de mí” (Ex. 20:3;Deut. 5:7).

Dios enfatizó este mandamiento por declarar que El es un Dios celoso (Exodo 20:5).

En Deuteronomio 32:39, Dios dijo que no hay ningún otro dios con El. No hay otro como el Señor y no hay Dios fuera de El (II Samuel 7:22; I Crónicas 17:20). Solamente El es Dios (Salmo 86:10).

Hay las declaraciones enfáticas de Dios en Isaías.

  • “Antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí. Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve” (Isaías 43:10-11).
  • “Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios” (Isaías 44:6).
  • “No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno” (Isaías 44:8).
  • “Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo” (Isaías 44:24).
  • “No hay más que yo; yo Jehová, y ninguno más que yo” (Isaías 45:6).
  • “No hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí. Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más” (Isaías 45:21-22).
  • “Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí” (Isaías 46:9).
  • “Mi honra no la daré a otro” (Isaías 48:11;Véase también Isaías 42:8).
  • “Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste los cielos y la tierra” (Isaías 37:16).

 También de Malaquias

  • Hay solamente un Dios, quien es el Creador y Padre de toda la humanidad (Malaquías 2:10).

En el tiempo del Reino Milenial, habrá solamente un Señor con un nombre (Zacarías 14:9).

En breve, el Antiguo Testamento habla de Dios en términos de ser uno. Muchas veces la Biblia llama a Dios el Santo (Salmo 71:22; 78:41; Isaías 1:4; 5:19; 5:24).

Durante un seminario en los Estados Unidos, un estudiante le preguntó al teólogo suizo Karl Barth:

“Dr. Barth, ¿cuál ha sido lo más profundo que usted ha aprendido en su estudio de la teolo­gía?”

Barth pensó por un momento y luego contestó:

“Cristo me ama, bien lo sé, en la Biblia dice así”.

Los estudiantes se rieron de su respuesta tan simplista, pero su risa se tornó algo nerviosa cuando pronto advirtieron que Barth lo había dicho muy en serio. Karl Barth dio una respuesta sencilla a una pregunta muy profunda. Al hacerlo estaba llamando la atención a por lo menos dos nociones fundamentalmente importantes. (1) En la más sencilla de las verdades cristianas reside una profundidad que puede ocupar las mentes de las personas más brillantes durante toda su vida. (2) Que aún dentro de la sofisticación teológica más acadé­mica nunca nos podremos elevar más allá del entendimiento de un niño para comprender las profundidades misteriosas y las riquezas del carácter de Dios.[9]

Por eso quiero ir concluyendo este comentario sobre la unicidad de Dios con unas frases de Karl Barht:

“¿Buena fe? Nunca me la permitiría. Cuando sea llamado ante mi Dios y Señor, no me voy a presentar con una cesta a la espalda llena con mis obras completas; todos los ángeles se echarían a reír. Ni tampoco diría para mi justificación: siempre tuve buena intención, ‘buena fe’. No, me presentaré allí con las manos vacías y solo me parecerá oportuno decir: ‘Dios, ten misericordia de este pobre pecador'”[10]

Dios, es el Dios inalcanzable por nuestros propios méritos; aunque irradiemos miles de virtudes, éstas no le moverían excepto su solo amor por nosotros. No estamos a su lado para equipararnos a él; jamás podríamos porque nos es enteramente desconocido.[11]

“Porque se conoce a Dios como el Dios desconocido. Él en cuanto tal no es una cosa en sí, no es uno de tantos entes metafísicos; no es segundo, otro, extraño, junto a aquello que existiría sin él. Por el contrario, es el origen eterno, puro, de todo cuanto existe; como el no-ser de todas las cosas, él es el sentido verdadero de ellas.” [12]

Sin duda, Dios,infinito Dios, es inalcanzable para nuestro entendimiento, para nuestra humanidad. Su infinitud impregna todos sus atributos. Pero es entonces imposible conocer a Dios? No,no totalmente imposible. Dios se nos da a conocer en su revelación.Y es en Jesús, en su encarnación, que Dios se nos da a conocer en forma humana.

Recordemos

19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

Ilustración:Un hombre vino a Jesús y se quejó de que Dios estuviera escondido.

“Rabbí”, le dijo, “yo soy un anciano. Durante toda mi vida he guardado los mandamientos. Todos los años de mi vida adulta he ido a Jerusalén y ofrecido los sacrificios prescriptos. Todas las noches de mi vida no me he retirado a mi cama sin haber dicho mis oraciones. Pero… miro a las estrellas y a veces a las montañas y espero, espero que Dios venga de tal manera que pueda verlo. He esperado años y años, pero en vano. ¿Por qué? ¿Por qué? Mi queja es muy grande. ¡Rabbí! ¿Por qué Dios no se muestra?”
Jesús sonrió y respondió de manera amable: “Había una vez un trono de mármol en la puerta oriental de una gran ciudad. En este trono se habían sentado 3000 reyes. Todos le habían pedido a Dios que apareciera para que pudieran verlo, pero todos fueron a la tumba sin que su deseo se cumpliese.
Entonces, cuando los reyes habían muerto, un hombre pobre, descalzo y con hambre, vino y se sentó en el trono. “Dios”, murmuró, “los ojos de un ser humano no pueden mirar directamente el sol, porque enceguecerían. ¿Cómo, entonces, podrían mirarte directamente a ti? Ten piedad, Señor, tempera tu poder, reduce tu esplendor, para que yo, que soy pobre y estoy afligido, pueda verte”.
“Entonces,” –escucha anciano– “Dios se convirtió en un pedazo de pan, una taza de agua fresca, una túnica abrigada, una choza y, frente a la choza, una mujer dándole el pecho a un niño”.
“Gracias, Señor”, susurró el hombre pobre. “Te humillaste por mi. Te convertiste en pan, agua, una túnica abrigada y una esposa y su hijo, para que yo pueda verte. Y te vi. Me postro y te adoro, rostro amado de muchos rostros”.( Nikos Kazantzakis) [13]
“Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta”,se cita en el evangelio de Juan. Esta petición suena un tanto fuera de lugar a nuestros oídos evangélicos con años de tener una Biblia en nuestras manos. ¿Acaso Felipe no se da cuenta de quién es Jesús? ¡A nosotros nos tomó a penas algunos minutos! Bastó con que leyeramos el primer capítulo del evangelio según Juan y ya lo sabíamos ¿No es así?

Sin embargo, para los discípulos esta petición era natural, algunos tardaron para asimilar la idea un buen tiempo… Jesús el Hijo de Dios, Jesús… ¡Es Dios!

La petición de Felipe no es muy diferente a la que había hecho Moisés generaciones atrás: “Te ruego que me muestres tu gloria”. El deseo de Felipe no es muy diferente al que los que nos decimos discípulos tenemos: Anhelamos tener una relación con Dios de una forma más íntima, deseamos andar en su presencia, queremos disfrutar su gloria.

La respuesta de Jesús no se hace esperar:“¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?”

Si deseamos estar en la presencia de Dios debemos conocer a Jesús, tener intimidad con él, no se trata solamente de “tenerle en nuestro corazón” sino de vivir su vida así como el murió nuestra muerte. Hay un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre. Quien conoce a Jesús conoce al Padre.

Jesús abrió paso a la presencia misma del Señor. Cuando Moisés estuvo en presencia de la gloria de Dios apenas si vió “sus espaldas”; Quienes conocemos a Jesús hemos visto su gloria, gloria como del unigénito del Padre, es cierto a Dios nadie le vio jamás y sin embargo, por su gracia, el unigénito Hijo le ha dado a conocer.

Después de todo somos seguidores de aquél que dijo: “Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.”

  • El que me ha visto a mi ha visto al Padre (Jn. 14:9-10)

A Dios nadie lo ha visto jamas,El es único, no hay otro como YVHW (Dios), salvo el Señor Jesús quien nos lo ha dado a conocer; el que tiene a Jesús en su corazón tiene la vida, tiene al Padre,al Hijo y al Espíritu Santo.

Dios te bendiga

NOTAS

Pasajes biblicos extraidos de http://www.biblegateway.com/

Descargar

Atributos de Dios parte 8- La unicidad de Dios (parte 2)


Atributos de Dios parte 8- La unicidad de Dios (parte 2)  

Autor:Paulo Arieu

Por unicidad entendemos que Dios es único. Jehová nuestro Dios es único. Jehová nuestro Dios es el unico Dios verdadero.El resto de los dioses de las naciones paganas son falsos. Burdas representación de la imaginación depravada del hombre, que en su ignorancia venera lo que no conoce y le brinda honra a los demonios.

Al pensar con profundidad de que maneras Dios es único me doy cuenta que los pensamientos que acompañan esta reflexión no son ni mas ni menos que los atibutos del Señor que uno ya conoce! No hay otra manera de pensar que Dios es único que repensar nuevamente sus atributos.

Al estudiar la unicidad de Dios debemos procurer no caer en el extreme de la secta Pentecostal de la unicidad, quienes terminan negando la doctrina de la Santisima Trinidad. Al afirmar la unicidad de Dios decimos que “no hay mas que un solo Ser infinitamente perfecto y hacedor de cuanto existe.”

Compartimos el monoteismo estricto con otras religiones como el Islam y el judaísmo. Pero nos diferenciamos de ellos en la doctrina de la Santísima Trinidad revelada en las escrituras y afirmada por la cristiandad como doctrina ortodoxa a lo largo de los siglos.

La doctrina de la Trinidad y el misterio de la encarnacion del Hijo de Dios, Jesucristo el Verbo eterno son aquellos aspectos de la deidad que rompen con toda lógica netamente humana. No son enseñanzas irracionales, sino suprarracionales.El trinitarismo es escándalo a la razón para los judíos islámicos al igual que la encarnación del Señor.

Pablo exclamó  “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad:  Dios fue manifestado en carne,  Justificado en el Espíritu,  Visto de los ángeles,  Predicado a los gentiles,  Creído en el mundo,  Recibido arriba en gloria”. I Tim. 3:16 RV 1960

Aunque estos profundos conceptos han sido revelados por el Señor a la Iglesia,no por eso deja de asombranos la sabiduria eterna de nuestro Dios. Como dijo Jesús:  Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños.”(Mat. 11:25 Rv 1960)

El misterio de la Trinidad no atenta contra el monoteísmo pues no se trata de tres dioses sino de tres personas que subsisten en la única naturaleza divina. Berkhof hace notar que el término hebreo “echad” implica la unicidad absoluta,siendo el equivalente del alemán ‘eining”. [1]

Con respecto a este versículo hay mucha controversia. Miremos la nota de la Biblia Plenitud:

Uno, echad Strong #259: Uno, una unidad. Echad viene de la raíz achad «juntar, unificar; reunir los pensamientos». Echad significa lo mismo que «uno» en español, tanto en sentido estrecho (uno y sólo uno como en Eclesiastés 9:18, «un pecador destruye mucho bien») como en el más amplio de los sentidos (uno compuesto de muchos, como en Génesis 2:24, donde una mujer y un hombre se convierten «en una sola carne»). El diccionario Strong enfatiza la virtud de una unidad en el echad. En esta palabra es posible, tanto que echad se refiera a singularidad como a unión plural. [2] 

Los judíos sólo creen en la deidad de Dios el Padre. Dicen que los cristianos somos politeístas (adoradores de varios dioses), por nuestra doctrina de la Trinidad. Citan textos que afirman que Dios es uno (Deuteronomio
6:4; Exodo 20:3; lsaías 44:6 y otros).

No podemos comprender todo el misterio de la unidad y diversidad existente en la Trinidad, pero lo creemos porque la Biblia lo enseña. Lo vislumbramos en el Antiguo Testamento y se muestra claramente en el Nuevo. No presenta a las tres personas como tres dioses. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo están perfectamente unidos en esencia, carácter, propósito,poder, interacción y trato con la humanidad; tan unidos que se presentan como uno. Juan llamaba a Jesucristo el Verbo (la expresión de Dios en términos que podemos comprender) y escribió: ‘Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno” ( 1 Jn. 5:7).

San Patricio empleó el trébol para ilustrar esta verdad. Como con tres hojitas unidas en un solo tallo forman un solo trébol así con tres personas, distintas entre sí, forman el Dios único. Ese misterio de las tres personas en uno se aclara a la luz de Juan 17:21-22. Jesús ora por sus discípulos: “Que todos sean  uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos son uno en nosotros … así como nosotros somos uno.” No pedía que todos los discípulos llegaran a ser una sola persona. Oraba por la perfecta armonía y unidad de espíritu entre ellos, unidad en espíritu, amor, propósito y acción, así como Él y el Padre son uno.

Cuando pensamos en Dios siempre pensamos en la espiritualidad de El. “Dios es espíritu” (Jn. 4:24), dijo Jesús. Y este concepto lo encontramos aun en las sociedades mas  primitivas y alejadas de todo contacto con el hombre civilizado,como relatan misioneros y antropólogos que han tomado contacto con estas culturas.

Muchas religiones primitivas tienen un único o supremo Dios por encima de todos los demás poderes. A veces incluso se le concibe como un Dios Universal para todos los pueblos. Este Dios Supremo o Dios del Cielo puede incluso no tener templos, sacerdotes, un culto organizado o sacrificios y por eso pasa fácilmente inadvertido para los extraños.

Concluimos que nuestro Dios es único. No hay otro como El, pero Dios se ha revelado a los hombres en tres personas, aunque  solo un Dios. Complejo,misterio dado a conocer a los hombres, pero no irracional. Solo que 6…  sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” (Heb. 11:6 Rv 1960)

Notas

[1] L. Berkhof, Teología Sistemática, pag. 62, ed.,ed. Unilit

[2] http://activistasdecristo.wordpress.com/2012/07/16/las-joyitas-de-julio-cesar-clavijo-i/

Bibliografia

Descargar

Los pentecostales Unicitarios – Una Vista Panorámica de sus Doctrinas


Los pentecostales Unicitarios –  Una Vista Panorámica de sus Doctrinas

Introduccion: Al reflexionar sobre los atributos de Dios, llego al atributo conocido como la unicidad de Dios, y recuerdo que hay una secta religiosa pseudo cristiana que pone enfasis desordenado y herético en este atributo. Un articulo del Hno. Pablo Santomauro, quien ya partió a la presencia del Señor nos servirá de reflexión y al mismo tiempo de aviso ya que estos herejes visitan las iglesias evangelicas confundiendo los miembros incautos y poco preparados doctrinalmente. Principalmente se mueven entre los Pentecostales ya que este grupo tiene raíces en el Pentecostalismo histórico.Yo conoci hace ya muchos años un joven de mi ciudad donde me converti al señor que habia caido en esta herejia y durante buen tiempo estuvo sumamente confundido. Hasta que recapacito y pidió de nuevo el bautismo para reafirmar su fe, algo totalmente innecesario, pero en fin, este es el resultado de las herejias, que la gente cae en el error, se confunde y luego no sabe como salir y para reafirmar su fe hace cualquier cosa.

El Hno. Pablo Santomauro era miembro activo de la denominación Calvary Chapel, de California,Estados Unidos.

El próximo atributo que citaré es exactamente el que esta secta pone énfasis herético, invalidando la doctrina bíblica  e histórica de la Santísima Trinidad, sana tradición católica y apostólica a la que los cristianos evangélicos al igual que los católicos romanos adherimos.

Pablo Santomauro

Por Pablo Santomauro

NEGACION DE LA TRINIDAD

Modalismo

La herejía del Modalismo (no tan conocida como la del Arrianismo) ha sido llamada de diversas formas, Sabelianismo, Patripassianismo, Monarquianismo, Funcionalismo, Sólo Jesús, El Padre solamente, y Pentecostalismo Unicitario (mal llamado Unitario).

Como la mayoría de los cristianos nunca han escuchado del modalismo, lo primero que debemos hacer es explicar lo que enseña y cómo se relaciona con la doctrina de la Trinidad. Esta herejía fue una de las primeras en afligir a la Iglesia cristiana, y a pesar de que mucha gente nunca ha escuchado de ella, continúa hasta el día de hoy en varios grupos.Mucha gente que ustedes conocen pueden estar involucrados o estar asistiendo a estas iglesias que enseñan el modalismo (claro que no conocen el término), sin saberlo en realidad. La herejía en sí es una de las más confusas y autocontradictorias en toda la historia del cristianismo.

Origen Platónico

Desde un principio la doctrina estuvo basada en el concepto platónico que dice que Dios es una MONAD (de “mono”) y no podía ser dividido en tres personas separadas. Por lo tanto el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo no son vistos como tres personas distintas, sino como tres diferentes manifestaciones, administraciones, o funciones. Monad (latín, monas, unidad): Unidad de sustancia impenetrable e indivisible considerada como el elemento constituyente básico de la realidad física o metafísica.

El Primer Oscar de la historia, según los modalistas, se lo ganó Dios.

Explicamos brevemente: Cuando un actor se pone diferentes máscaras o disfraces en una misma obra de teatro para representar a diferentes personajes, el actor sigue siendo la misma persona. Hay una misma persona detrás de las máscaras o disfraces.

De acuerdo con el modalismo, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, son tres diferentes máscaras o disfraces que Dios se ha puesto en el escenario teatral de la historia. De acuerdo con la herejía existe una sola persona detrás de cada máscara.

Dos Naturalezas hablando entre ellas

Si esto es cierto, ¿por qué la Biblia describe al Padre hablando con el Hijo en ciertos pasajes como Mat. 3:17 (ir al pasaje)? Si hay una sola persona en la conversación, entonces es un monólogo, no un diálogo. ¿Acaso está la persona hablando consigo misma?

La típica respuesta que ustedes van a escuchar del modalista es que la naturaleza divina de Jesús (o el espíritu de Jesús) está hablando con la naturaleza humana de Jesús, o sea la carne. En otras palabras, las naturalezas duales de Cristo están conversando entre ellas.

¿Bastante confuso en realidad, verdad? ¿Cómo pueden dos naturalezas hablar? ¿Acaso una conversación no requiere dos personas como mínimo intercambiando palabras? ¿Cómo puede una naturaleza enviar a otra naturaleza para hacer algo?

La doctrina de las dos naturalezas de Cristo conversando entre ellas es en realidad, un misterio más grande que el misterio de la Trinidad. Es importante señalar esto – porque ellos nos critican cuando decimos que en última instancia, la Trinidad, aunque claramente descrita en la Biblia por deducción, es un misterio.

¿Quién es la persona detrás de la máscara?

¿Quién es esta persona? Los primeros modalistas (Siglo 2 y 3 – Praxeas, Noetus y Sabelio) creían que el Padre es la Persona escondida detrás de las máscaras. Si quitamos las máscaras del Hijo y del Espíritu Santo, la persona que veríamos sería el Padre:

      Fue el Padre el que se encarnó en el vientre de María.
      Fue el Padre el que vivió aquí en la tierra y murió por nuestros pecados.
      Fue el Padre el que descendió sobre Jesús como el Espíritu Santo en su bautismo.
      Fue el Padre el que se derramó sobre los discípulos en Pentecostés.

El Hijo y el Espíritu Santo no eran más que el Padre manifestándose en diferentes disfraces, formas o modos.La mayoría de los modalistas modernos, en lugar de decir que Jesús es el Padre, declara que El Padre es Jesús. Jesús es la persona dentro de cada disfraz o detrás de cada máscara. Si quitamos la máscara del Padre, la del Hijo y la del Espíritu, la persona que vamos a encontrar es la de Jesús, de ahí el nombre de “Sólo Jesús”.

En realidad no importa si la Persona indivisible detrás de las máscaras es el Padre o es Jesús porque la Trinidad es destruída de todas maneras.

El fallo de los padres de la Iglesia

Tertuliano (125 – 220 AD), refutando a Praxeas:

“En varias formas el diablo ha resistido la verdad. A veces su objetivo es el de destruir la verdad pretendiendo defenderla. El [diablo] sostiene que hay un solo Señor, el Todopoderoso Creador del mundo, y a partir de esta doctrina de la unidad, fabrica la herejía. El dice que el Padre mismo bajó hasta dentro de la Virgen, nació de ella, sufrió (*), y el mismo Padre era Jesucristo …….. Por medio de esto Praxeas le hizo un doble servicio al diablo en Roma: ahuyentó la profecía, e introdujo herejía; mandó a volar al Parakletos, y crucificó al Padre ……”Los Padres Antiniceanos, 3:597.

(*) Patripasianismo – Pater = Padre /// passus (de patior, “sufrir”) – referencia a los sufrimientos del Padre cuando apareció en la tierra como el Hijo de Dios.

Tertuliano culmina:

“Fuera con esos anticristos que niegan al Padre y al Hijo. Niegan al Padre cuando dicen que es el mismo que el Hijo, y niegan al Hijo cuando suponen que es el mismo que el Padre …….” Ibid. 3:627

El rol de Platón

El concepto de Platón de la indivisibilidad de la divinidad (la Monad) pavimentó el camino no solo para la doctrina del modalismo, sino para que luego surgiera el arrianismo.

Partiendo de la indivisibilidad de la Deidad, fue tan fácil para Sabelio concluir que que el Hijo y el Espíritu Santo no eran personas (sino MANIFESTACIONES de Dios), como lo fue para Arrio concluir que El Hijo y el Espíritu Santo no eran Dios.

Es importante hacerles notar esto cuando nos dicen que la Trinidad es de origen pagano.

El uso de los verbos “manifestar” y “revelar”

Nosotros evitamos usar las palabras “manifestaciones” o “revelaciones” cuando definimos la Trinidad, porque se prestan a confusiones, y en cierta forma estos términos pueden ser usados ambivalentemente por los unicitarios.

Definición de Trinidad

Dentro de la unidad de un único Dios existen tres personas, Padre-Hijo-Espíritu Santo, y los tres comparten los mismos atributos y la misma naturaleza, por lo tanto estos tres constituyen el único Dios.

Como vieron, no usamos ni la palabra “manifestar” ni “revelar”, ni sus derivados.

LOS UNICITARIOS

Resurgimiento moderno de la doctrina modalista

En 1913, un predicador pentecostal (algunos dicen que McAlister, otros dicen que Schaefe), durante una reunión de avivamiento en Arroyo Seco, California, tuvo una “revelación” en la que supuestamente se le dijo que no usara la formula de bautismo trinitaria dada en Mateo 28:19. En vez de ello se debía bautizar en el nombre de Jesús solamente.

Es nuestra opinión que este tipo de revelaciones pudo haber sido simplemente invenciones, o pueden haber sido inducidas demónicamente, o causadas por una indisgestión estomacal.

A modo de justificar su revelación, al poco tiempo, McAlister, John Schaefe y muchos otros, llegaron a la conclusión de que Jesús era el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.

Todo esto llevó en breve a la creación del movimiento “Solo Jesús” o “Pentecostalismo Unicitario”. A raíz de esto se creó una gran controversia hasta que esta gente fue finalmente expulsada de las Asambleas de Dios.

Los Iglesia Pentecostal Unida, La Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, La Iglesia Pentecostal de la Fe Apostólica, la Iglesia del Señor Jesucristo, y más de cien grupos, todos “Sólo Jesús”, rechazan la doctrina de la Trinidad y enseñan que Jesús es la persona que se manifiesta como el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, y por lo tanto bautizan en el nombre de Jesús solamente, en lugar de en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Entre estos grupos tenemos la poderosa “Iglesia de Cristo” de Rafael Rodriguez (programas en radio KALI, Los Angeles), que practica entre otras cosas “la liberación”. Especialmente lo van a liberar rápidamente de su billetera y su cuenta en el banco.

¿Por qué “unicitarios”?

El Centro de Investigaciones Religiosas (CIR), ministerio donde trabaja un servidor, utiliza la palabra “unicitarios” para referirse al movimiento pentecostal generalmente conocido como los “unitarios”, “sólo Jesús” o “Apostólicos”. Estamos convencidos de que la palabra “unicitarios” es la que más adecuadamente representa lo que este movimiento cree y enseña.

Además, con el uso de la misma se evita la confusión de términos con cualquier otra secta o iglesia que lleva el mismo nombre. A continuación expondremos las razones por las cuales utilizamos dicha palabra, y porqué creemos que ésta es la apropiada.

Unicitarios

Nuestra investigación revela que dicho movimiento cree en la “unicidad de Dios”, según los líderes oficiales y literatura de una de las iglesias más grandes que compone este movimiento, la Iglesia Pentecostal Unida. La palabra “unicidad” significa “condición de único”.Otro diccionario define “unicidad” como “carácter o índole de lo que es único: El debate versó sobre la unicidad de Dios”.

En resumen, la definición proporcionada por los diccionarios ya mencionados y los resultados de nuestra investigación sobre las creencias de este movimiento, indican que la palabra “unicidad” es la que más adecuadamente representa lo que este movimiento cree, de manera que la palabra “unicitarios” deriva de la palabra “unicidad”. Por lo tanto hemos denominado a todos aquellos que creen en la unicidad de Dios, como “Unicitarios”.

“Unitarios”

Con referencia a la palabra “Unitarios”, existen dos razones por las cuales no creemos que es adecuado llamarle a los adeptos de este movimiento “Unitarios”. La primera es para evitar la confusión, ya que existe en la actualidad una secta norteamericana llamada los “Unitarios”, la cual fue fundada en el siglo 16. Esta agrupación sostiene doctrinas muy diferentes y opuestas a las de los Unicitarios.

Por ejemplo, los Unitarios creen en la inexistencia del infierno, la tesis de que todas las personas finalmente se salvarán, detestan el nacimiento virginal de Jesús, no creen que Jesús fue Dios encarnado y rechazan la doctrina de la Trinidad.

Los Unicitarios afirman todas esas doctrinas con la excepción de la doctrina de la Trinidad. La segunda razón es que es evidente que al conocer las creencias de ambas agrupaciones, llamarle “Unitarios” a los “Unicitarios” sería mal representar lo que los Pentecostales Unicitarios creen.

“Sólo Jesús”

Tampoco nos referimos a este movimiento con el título “Sólo Jesús”, ya que éste es sólo un apodo que les fue dado por los trinitarios como resultado del énfasis tan exagerado que el movimiento pone en el bautismo en el nombre de Jesús. Además, tenemos entendido que existen sectores en este movimiento que piensan que es ofensivo utilizar tal título, lo que consideran equivalente a usar “el nombre del Señor en vano”.4

“Apostólicos”

En el CIR nos abstenemos de llamar “Apostólicos” a los Unicitarios porque tal denotación crearía confusión con la existente iglesia trinitaria que lleva como nombre “Iglesia Apostólica”, y otras que incluyen la palabra “Apostólicos” o “Apostólicas” como parte su nombre.

Basados en las razones ya presentadas, en el Centro de Investigaciones Religiosas estamos convencidos de que la palabra “unicitarios” es la que mejor representa a este movimiento en sus creencias y evita la confusión con otros grupos. Cualquier otro nombre que se ha utilizado hasta ahora para denominar a este movimiento es erróneo, ya que simplemente no han sido representativos de lo que este movimiento cree y enseña. Además, se ha creado confusión sobre el nombre entre otros grupos que llevan el mismo nombre o uno similar, los cuales tienen creencias muy diferentes u opuestas a este movimiento.

Argumentos bíblicos de los unicitarios para mostrar que Jesús es el Padre

  1. Isaías 9:6: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.”

El Dr. David Bernard (su libro esta en internet), el teólogo más prominente de la Iglesia Pentecostal Unida, en su libro “La Unicidad de Dios”, dice que Jesús es el Padre porque “Padre” es uno de los nombres adjudicados a Jesús en esta profecía. Comete la “falacia de equivocación” (ignorar que una misma palabra puede tener varios sentidos) porque la palabra “Padre” tiene varios significados.Por ejemplo: Mis hijas me llaman “padre”. ¿Significa eso que yo soy Dios el Padre? ¡Por supuesto que no!De la misma forma, sólo porque Jesucristo es llamado “Padre” en Isaías 9:6, no significa necesariamente que Jesús sea el Padre.Como dije anteriormente, el nombre “Padre” puede tener varios significados.En el contexto de Isaías 9:6, Jesús es llamado “Padre” en el sentido de ser el Origen o la Fuente de vida eterna (en otras palabras, de Salvación).El es el que da Vida Eterna – Juan 6:27Lo que se profetiza acá es la obra redentora del Mesías.

  1. No basta citar Isaías 9:6 como “TEXTO PRUEBA” y luego seguir muy campante por el camino como si hubieran probado que Jesús es el Padre.Falacia de equivocación – explicar

    Otros eruditos dicen que “Padre Eterno es una expresión idiomática que describe la relación del Mesías con el tiempo – no con las otras personas de la Trinidad. – Significa que siempre ha existido.

    .- Abi-Ad = Padre Eterno (Isa. 9:6)

    .- Abi – Albón – 2 Samuel 23:31: Padre de la Fuerza / fuerte. (nada que ver con ser padre).

    .- Abigail – Padre de la exaltación – 1 Crón. 2:16 – Abigail era una mujer – nada que ver con ser padre.

    .- Abiasaf – Ex. 6:24 – Padre de la recaudación – colector – nada que ver con ser padre.

  2. Juan 5:43: “Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis.”

El doctor Bernard usa este pasaje para probar que “Padre” es solo un nombre más, o uno de los nombres de Jesús.Bernard expresa: “Es importante notar que el nombre del Padre es Jesús, porque este nombre revela totalmente y expresa al Padre.

En Juan 5:43, Jesús dijo: Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniera en su propio nombre, a ése recibiréis.”

Refutación:Si la frase “venir en el nombre de” significa que usted es la persona en cuyo nombre usted viene, entonces estamos todos en problemas.Hoy en día no significa eso. En la época que Jesús habló tampoco significaba eso.

Leamos 1 Samuel 17:45: “Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.” 

Según el razonamiento de Bernard el nombre de David, o podemos decir David es, Jehová de los ejércitos, o “el Dios de los escuadrones de Israel”.Por supuesto que la frase “en nombre de mi Padre” significa “con la autoridad de mi Padre”.

Jesús habló e hizo cosas en y con la autoridad del Padre.

  1. Juan 10:30: “Yo y el Padre uno somos”

 Este vers. muestra claramente la relación ontológica entre el Padre y el Hijo. Ambos tienen la misma naturaleza.Lejos está este versículo de demostrar que el Padre y Jesús son la misma persona. Por el contrario, este vers. es evidencia para mostrar el error de la posición unicitaria (modalista).Los gramáticos griegos señalan que la palabra “uno” (hen) no es la palabra que los modalistas esperarían encontrar en realidad. Tenemos aquí dos personas en el masculino (el Padre y el Hijo), por lo tanto si Juan hubiera querido decir que el Padre y el Hijo son una sola persona, habría usado la palabra “uno” en el griego masculino.Pero Juan usa “hen”, que es neutro (“somos lo mismo” sería una traducción más literal) – por lo tanto Jesús está diciendo: “El Padre y Yo somos uno y lo mismo”, i.e., la misma naturaleza.*** somos: “esmen” – plural – No dice “Yo y el Padre uno soy”.Este pasaje es entonces, un antídoto a través de los siglos para contrarrestar el arrianismo por un lado, y el modalismo por el otro.El versículo señala la diversidad o pluralidad de personas y la unidad en la esencia o naturaleza.”Yo y el Padre” – dos personas

“somos” – otra vez pluralidad expresada.

Estas dos personas nunca se convierten en una persona.

Jesús no dice “Nosotros somos una persona”, sino somos una sustancia, naturaleza, somos ontológicamente iguales.

Esto elimina el estigma del sabelianismo, que niega la diversidad de personas.

  1. Filipenses 2: 9-11: “Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 2:10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 2:11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.”

Los predicadores unicitarios razonan que desde que el nombre sobre todo nombre es Jesús, entonces Jesús debe ser el Padre.”

El problema con este argumento es que el nombre sobre todo nombre no es “Jesús” sino “Señor” = KURIOS – En otras palabras: “Jehová”.El texto no dice “en el nombre Jesús”, sino “en el nombre de Jesús“. En la gramática griega, muy similar a la española, significa el nombre que le pertenece a Jesús – se trata de posesión, no de identificación.Y el nombre es revelado en el v. 11: Kurios/ Kirios

¿Es Jesús el nombre de Dios?

Jesús era un nombre muy común durante la época del primer siglo, tan común como Pedro y Juan. Eran muchos los que se llamaban Jesús.

El cristiano promedio no sabe esto que les voy a comentar a continuación.

En el A.T., el nombre que hoy conocemos como “Josué”, podría haberse traducido tranquilamente “Jesús”. La traducción septuaginta lo traduce “Jesús”, en griego naturalmente.

¿Por qué hoy tenemos una traducción diferente? Porque los traductores sabían que si a Josué le llamaban Jesús, la gente lo confundiría con el Hijo de Dios. Y (viceversa) en el Nuevo Testamento, a Jesús lo podían confundir con el sucesor de Moisés. Por eso usan diferentes nombres, para evitar confusiones. Pero en realidad no fueron consistentes con su propio sistema, porque en Hechos 13: 6-7, al mago Elimaz, le presentan con el nombre de bar-Jesús.

El punto transitorio es que el nombre “Jesús” era muy común en esa época.

Ahora, pongan atención. Filipenses 2:9 dice de Jesús, que Dios lo exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre. Se trata de un nombre que Jesús posee, y ese nombre no es “Jesús” precisamente. Jesús se le llamó en su nacimiento. Jesús se le llamó en la humillación, pero Pablo aquí está hablando de su exaltación.

Comentando en el v. 10, J.B. Lightfoot comenta: El versículo dice “en el nombre de Jesús, NO dice “el nombre ‘Jesús’.” El nombre al que se hace referencia es “Jehová”, o sea el nombre supremo. El doctor Kennedy comenta en forma similar.

Conclusión: El nombre sobre todo nombre no es “Jesús”, sino “Jehová”.

Aun muchos trinitarios tienen problemas en entender esto. Por eso hay que hacer referencia a Isaías 45:23, donde Jehová dice que a él se doblará toda rodilla y jurará toda lengua.

Jehová en realidad es un nombre que se usa en la Biblia, para llamar a toda la deidad, o en su defecto, al Padre por separado, al Hijo por separado, y al Espíritu por separado. Lo mismo sucede en el Nuevo Testamento con las palabras “Señor” y “Dios”.

Los unicitarios y su concepto de la salvación

El tema donde la doctrina modalista y el tema de la salvación del hombre se encuentran, es en la doctrina unicitaria del bautismo ( veremos aquí como el error engendra error).

Lo que no se conoce usualmente es que su concepto de la salvación es tan aberrante como su doctrina de Dios. Este concepto erróneo se refleja en la mayor parte de su literatura en el tema. A pesar de ello, nada menos que una autoridad tal como Luisa J. de Walker / Ruth Tucker declara en su libro “¿Cuál es el Camino?” que los pentecostales unicitarios, con excepción de la negación de la Trinidad, son un grupo evangélico ortodoxo en todo lo demás (Luisa J. de Walker,¿Cuál es el Camino? Cap. 14, p. 221).

Esta opinión común, sin embargo, simplemente no es correcta. Es la popularidad de esta perspectiva, la que en parte causa que muchos evangélicos subestimen el pentecostalismo unicitario como una aberración menor del pentecostalismo clásico. Entre tanto, éste continúa siendo uno de los movimientos de más rápido crecimiento en el mundo.

Los comentarios siguientes están basados totalmente en las obras de Gregory Boyd, un comentarista que últimamente se ha desviado del cristianismo ortodoxo, y por consiguiente ha sido excomulgado de su denominación.

¿Porque usamos sus escritos para la crítica de la secta de los unicitarios? Porque sus obras al respecto continúan siendo una herramienta muy valiosa, la mejor hasta ahora, para refutar las herejías del grupo.

Al mismo tiempo, aprovecho para decir que no estamos afiliados a Mr. Boyd en ninguna forma, y rechazamos de lleno algunas de sus posiciones teológicas.

Lo siguiente, en un 90%, es parte de un artículo que nuestro ministerio va a publicar en la próxima edición de la revista “Apología Cristiana”. Considérenlo una exclusiva.

La Necesidad del Bautismo en el Nombre de Jesús

Los grupos unicitarios enseñan que uno debe ser bautizado a los efectos de ser salvo. Basados en pasajes tales como Hechos 2:38, el cual habla de ser bautizados “para perdón de los pecados”, y Juan 3:5, donde Jesús dice que uno debe nacer “del agua y del Espíritu”, los pentecostales unicitarios argumentan que el bautismo es absolutamente esencial para que los pecados de alguien sean perdonados y nazca de nuevo.

Esta posición, es obvio, no toma en cuenta los numerosos pasajes en la Escritura que en forma inequívoca enseñan que la salvación es por gracia por medio de la fe solamente. Más de 60 veces en el Nuevo Testamento se proclama que la salvación es para los que creen (Jn. 3:15, 36, 5:24, Hch. 2:21, 10:43, 15:9, 16:31, Rom. 1:17, 3:22-30, 4: 3-5, Efe. 2:8, etc.).

El bautismo es visto como señal y sello de la salvación (ver Rom. 4:9-11, Col. 2:11-12), no la base de la salvación. Uno debe preguntarse cómo pudo Jesús prometer al criminal en la cruz la vida eterna si el bautismo fuera esencial para la salvación, como los pentecostales unicitarios reclaman.

El error de la posición de los unicitarios es fácil de refutar. La frase “para (eis) perdón de los pecados” no significa “para que los pecados sean perdonados”.

En el griego original “eis” significa “en vista de” o “a la luz de”. Esa es la razón por la cual los bautismos pre-cristianos de Juan el bautista eran “para (eis) perdón de pecados” (Mr. 1:4, Luc. 3:3), no obstante nadie cree que su bautismo literalmente lavaba los pecados; ¡Jesús ni siquiera había muerto!

La interpretación unicitaria de Juan 3:5 también es distorsionada. Si cuando Jesús habló con Nicodemo se refirió al bautismo cuando dijo de “nacer del agua”, ¿por qué no lo dijo directamente? Si alguien responde que el bautismo está implícito, uno se pregunta si Nicodemo pudo haber entendido esta supuesta y opaca referencia a una práctica cristiana que apenas existiría por primera vez tres años después.

Una lectura mucho más fácil del pasaje muestra a Jesús usando la palabra “agua” metafóricamente como el poder purificador del Espíritu, de la misma forma que tres versículos más adelante usa “viento” como una metáfora por la libertad con que el Espíritu se mueve. El agua, después de todo, era usada metafóricamente para describir el Espíritu de Dios. Nicodemo, sin duda, entendería esto. (Jn. 4: 11-15, 7:38, Apoc. 22: 1,17, Tit. 3:5, 1 Cor. 6:11, Efe. 5:26).

Debe también señalarse que los pentecostales unicitarios no sólo enseñan la necesidad del bautismo de creyentes por inmersión, sino también que éste debe ser administrado usando la fórmula “en el nombre del Señor Jesucristo”, para que en realidad salve.

¡Dios deja toda la eternidad suspendida no sólo en un rito, sino además en las palabras exactas que se deben decir durante el rito! Desde el punto de vista de los unicitarios, cualquier persona que haya sido bautizada “en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”, aún no es salva. Dios condena a las personas – aún los que creen en El, lo aman y en El confían – por detalles técnicos.

¡El resultado es que menos del 99.99999% de todos los que han creído en Cristo han llegado al cielo! Es innecesario decir que este concepto del bautismo y la salvación está en total oposición al carácter de Dios revelado en la persona de Jesucristo y a través del Nuevo Testamento.

Los pentecostales unicitarios intentan basar su concepto de la fórmula baptismal en que en el libro de Hechos dice “en el nombre de Jesús”. El argumento sin embargo puede ser fácilmente refutado.

Primero que todo, la enseñanza más clara que tenemos con respecto al bautismo está en Mateo 28:19. Allí Jesús explícitamente nos dice que bauticemos “en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”.

Los pentecostales unicitarios hacen el inconcebible reclamo de que Jesús se estaba refiriendo a él mismo.

La verdad es que Jesús nunca se refirió a sí mismo ni nadie se refiere a él como “Padre” o “Espíritu” en la totalidad del Nuevo Testamento. Esto es más que suficiente para rechazar por completo esta interpretación. (En contraste, se le llama “Hijo” más de 120 veces)

El hecho de que Lucas mencione en el libro de Hechos que el bautismo fue “en el nombre de Jesús”, o cierta frase similar (Hch. 2:38, 8:16, 10:48, 19:5) no afecta lo antedicho en lo más mínimo.

      2:38 – “en el nombre de Jesucristo”
      8:16 – “en el nombre de Jesús”
      10:48 – “en el nombre del Señor Jesús”
      19:5 – “en el nombre del Señor Jesús”

Primeramente, el hecho de que las cuatro referencias bautismales de Hechos se diferencian significativamente la una de la otra, es suficiente para mostrarnos que no estamos en absoluto frente a una fórmula ritualística (por cierto una de la cual depende toda la eternidad).

  • Segundo, la frase “en el nombre de” en el pensamiento semítico era equivalente a “con la autoridad de” o “con el significado de” (Mateo 10: 40-42). Por esa razón, por ejemplo, Pablo nos dice que debemos hacer todas las cosas “en el nombre del Señor Jesús” (Col. 3:17), no obstante no quiso decirnos que debemos decir el nombre de Cristo en voz alta cuando hagamos algo. Simplemente, Pablo nos dice que hagamos todo para la gloria de Dios. El no intentó darnos ninguna fórmula verbal.

Por lo tanto, enseñar que la salvación depende del acto, el modo, y la fórmula de bautismo, se basa en una mal comprensión de la Biblia y presenta un concepto de Dios que se asemeja a los dioses paganos de la magia (cuya conducta se basa en fórmulas – en “abracadabras”) y no al Dios del Nuevo Testamento.

La Necesidad de las Lenguas

Casi todos los grupos pentecostales unicitarios enseñan que si uno no ha hablado en lenguas, no es salvo (¡aún si ha creído y sido bautizado propiamente!). Su razonamiento es que las lenguas son la señal inicial de haber recibido el Espíritu Santo, y sin éste uno no puede ser salvo (Rom. 8:9).

Cinco cosas podemos decir para refutar esta posición.

  • Primero, La Biblia nunca enseña que las lenguas son la evidencia inicial de haber recibido el Espíritu Santo. Los pentecostales unicitarios basan su enseñanza errónea en el hecho de que las lenguas son mencionadas en tres de las cinco instancias que hablan del bautismo del Espíritu en Hechos. Pero Lucas nos está dando un reporte histórico, no una enseñanza doctrinal, y extraer una doctrina de salvación de él, es abusar su reporte. Una cosa es una descripción histórica, y otra una prescripción doctrinal.
  • Segundo, aun si los pentecostales unicitarios insisten en usar Hechos para enseñar doctrina para la Iglesia, lo están haciendo en forma inconsistente. En las iglesias unicitarias es común encontrar gente que está “buscando el Espíritu Santo”, a veces rogando a Dios por salvación, a menudo por años. La pregunta es, ¿Dónde hay algo remotamente similar a este modelo en Hechos, o en el resto de la Biblia por si acaso? ¿Dónde hay un ejemplo de alguien buscando hablar en lenguas como señal de la venida del Espíritu? ¿Dónde hay un ejemplo de alguien recibiendo este don sólamente, separado de un grupo de dones? Si los unicitarios van a usar Hechos erróneamente como un libro normativo para toda la historia de la Iglesia, deberían ser consistentes por lo menos. (Esto, sin embargo, significa que deberían ser todos comunitarios – Hechos 4:32).
  • Tercero, la doctrina unicitaria sobre el bautismo del Espíritu no es consistente con el concepto unicitario del bautismo de agua. Si el bautismo del Espíritu Santo trae salvación, y el bautismo de agua trae el perdón de los pecados, ¿cómo es posible que algunos reciban el bautismo del Espíritu (salvación) antes de que sus pecados sean perdonados (por el bautismo de agua)? ¿Y cómo es posible para Dios perdonar los pecados de alguien (por el bautismo de agua) y sin embargo no darles el espíritu Santo (salvación)? Este tipo de cosas pasa todo el tiempo en las iglesias unicitarias, o sea, ¡Dios da el Espíritu a gente que El no perdona, y perdona a gente a la cual no le da el Espíritu!
  • Cuarto, la enseñanza unicitaria de que las lenguas son la señal inicial de recibir el Espíritu Santo y de facto, la salvación, socava completamente la doctrina de salvación por gracia del Nuevo Testamento. En la enseñanza unicitaria la única razón por la cual uno no ha hablado aún en lenguas luego de haber sido bautizado, es debido a que su fe no es lo suficientemente fuerte o sus vidas no son “suficientemente puras”. Por ello es que en la iglesias unicitarias se encuentra gente implorando a Dios por el Espíritu Santo, procurando intensamente “purificarse a sí mismos” y tener suficiente fe a los efectos de merecer el “don” de la salvación. Nunca una forma tal de justicia por obras ha sido tan obvia (evidente) – y psicológicamente atormentadora. La enseñanza bíblica es que la salvación es gratuita, por gracia, y que aun nuestra fe es el resultado de la obra del Espíritu Santo (1 Cor. 12:3, Efe. 2:8).
  • Finalmente, la doctrina unicitaria en las lenguas va directamente contra todo lo que Pablo dice sobre la práctica cristiana de las lenguas en 1 Corintios 12 y 14. Lea estos capítulos con cuidado. ¿Existe algo en estos capítulos que sugieran aún en forma remota que Pablo, o cualquier otro, creyeran que las lenguas tenían un significado especial (mucho menos salvación)? ¿No es perfectamente claro en estos pasajes que Pablo espera que NO todos hablen en lenguas (1 Cor. 12:27-30)? ¿No es claro que si las lenguas tienen un valor como señal, es para los incrédulos, y no los creyentes (1 Cor. 14:22)?

La Necesidad de Guardar las “Normas de Santidad”

El aspecto final del concepto aberrante de la salvación de los pentecostales unicitarios, tiene que ver el rol que juegan los “standards” en la vida del creyente. Según la enseñanza de la Iglesia Pentecostal Unida y la mayoría de los otros grupos unicitarios, se espera que el creyente, a los efectos de la salvación, se adhieran a las normas de la comunidad (los “standards”). Por lo tanto, por ejemplo, se enseña comúnmente en la Iglesias Unidas Pentecostales que los cristianos nunca deben tomar alcohol, usar tabaco, danzar, escuchar música secular, ir al cine, o atender eventos deportivos. También se enseña que las mujeres no deben cortarse o aún entrecortarse el cabello, usar pantalones, maquillaje, joyas, o vestidos cortos.

Lo más distintivo sobre el entendimiento de estas prácticas es que ellos no las ven como preferencias individuales (lo que sería correcto), sino como requisitos para la salvación, parte de lo que significa ser “santo”. Independientemente de que un individuo comprenda o no el punto de estas prohibiciones, se espera de todos modos que las cumpla, Cualquier desconformidad se considera como la manifestación de un espíritu rebelde.

Por supuesto que en la Escritura se enseñan conceptos morales absolutos, normas éticas hacia las que todo creyente se proyectará al crecer en el Señor. Hay también prácticas particulares las cuales si bien no son prohibidas en la Escritura, ciertos individuos pueden decidir que no es saludable participar en ellas. En estos casos, otros cristianos son llamados a “tolerar” a los hermanos “débiles” (Rom. 14).

Pero el convertir ciertas normas de conducta (serie de reglas / patrones de conducta) en un pre-requisito para la salvación – como si Dios se abstuviera de aceptar una persona hasta que ésta sea “suficientemente santa” – va contra la enseñanza más central de todo el Nuevo Testamento: somos salvos por gracia, no obras; salvación es un don, no una recompensa (Ef. 2:8, Rom. 4:4). Poner sobre los hombros de los creyentes patrones de conducta que no se enseñan en la Biblia pero que deben ser ejercitados como un aspecto de la salvación del individuo, choca de frente con la libertad que Cristo obtuvo para nosotros. Es en la libertad en lo que debemos estar “firmes”, insiste Pablo (Gál. 5:1-3, Col. 2:16-18).

Conclusión

Esperamos que haya quedado claro en la mente del lector que los pentecostales unicitarios difieren de los cristianos evangélicos en más formas que simplemente su negación de la Trinidad. Su concepto de la salvación también es aberrante. Esto es de esperarse ya que la Trinidad es la base de donde surge la doctrina de que somos salvos por gracia por medio de la fe. Esta es la razón por la cual casi siempre ha sido el caso que los grupos que niegan la Trinidad terminan con un concepto legalístico subcristiano de lo que es la salvación (ej: Armstrong / Church of God, Testigos de Jehová). Los pentecostales unicitarios son un ejemplo más de esta verdad, y de esta forma se vuelve a confirmar una vez más la importancia central del concepto cristiano de Dios como una Trinidad.

Hasta aquí el material de Gregory Boyd.

NUESTRA CONCLUSION

  • Iglesias pentecostales ortodoxas evangélicas han denunciado estas doctrinas peculiares de los unicitarios como falsas.
  • Son una secta
  • Definición de secta – ver al final del estudio
  • Los unicitarios niegan la Trinidad y la Salvación por gracia solamente, por medio de la fe solamente, en Cristo Jesús solamente.

APENDICE 1
Estrategias que usan para penetrar las iglesias evangélicas

  • Infiltración de iglesias pentecostales de doctrina sana – ganan posiciones de liderazgo, ancianos o diáconos – Finalidad: reclutar a otros y desviarlos a las iglesias unicitarias.
  • No solo pasa esto en las iglesias pentecostales evangélicas de sana doctrina, sino también en otras denominaciones, nazarenos, bautistas, etc.
  • Los unicitarios llevan a cabo campañas para convencer a los pastores de otras iglesias – Nosotros tenemos reportes de pastores que se cambian y se van para los unicitarios – a veces se llevan toda la iglesia, o la convierten.
  • Jóvenes adultos unicitarios – para expandir su mercado de posibles novias más allá de su grupo, buscan muchachas de iglesias fuera de su secta (pentecostales de doctrina sana sobre todo) – de esa forma las “pescan” y se las llevan a sus iglesias acrecentando así sus ministerios de jóvenes.
  • Método para impedir su avance o infiltración en nuestras iglesias: Enseñar que sus doctrinas son falsas, enseñando la verdadera doctrina bíblica, denunciándolos como a cualquier otra secta, porque eso es lo que son, ni más ni menos.
  • Muchos de ellos no saben que están en una secta. Piensan que son gente especial, con una revelación especial.

APENDICE 2

Pistas que los pueden delatar

  • Cuando ustedes escuchan frases como las que damos a continuación, “paren las antenas”.
  • “Yo no creo en la Trinidad ‘en sí’.” – pídanle que aclaren el significado de “en sí”.
  • “Hay una necesidad por un énfasis más marcado en el bautismo en esta iglesia”. – Preguntar porqué creen esto. Preguntar si creen que el bautismo es necesario para la salvación y sobre la fórmula. Cuidado, puede haber un lobo entre la ovejas.
  • “Bueno, mi iglesia cree en la santidad. Yo no veo lo mismo en otras”. Si le hablan de una serie de reglas en vez de una conformación al estilo de vida de Cristo, están frente a una moneda falsa.
  • Si dicen que hay que hablar en lenguas para ser salvo, cuidado. Recuerden 1 Cor.12:30
  • Cuidado con los que están superpreocupados porque algún creyente no está bautizado. Se manifiestan como preocupados por la salvación. Creen que Dios maldice al no bautizado.
  • Los unicitarios más intrépidos no andan con vueltas cuando tienen que denunciar a todas las demás iglesias corporativamente como “la Falsa Iglesia.- Los menos intrépidos, los más tímidos, no lo dicen abiertamente para no ofender a nadie.

APENDICE 3

Definición de Secta 

Las siguientes definiciones de la palabra “secta” son las que usa el Centro de Investigaciones Religiosas, localizado en Los Angeles, California.
Conscientes de que no existe una definición estandar, fue necesario arrivar a estas definiciones a los efectos de clasificar los diferentes grupos que hoy existen.

DEFINICION DE SECTA DESDE LA PERSPECTIVA SOCIAL (Esta definición es muy popular en los medios de comunicación)
UNA SECTA ES UNA ORGANIZACIÓN RELIGIOSA O SEMI RELIGIOSA EN LA CUAL SUS MIEMBROS SON CONTROLADOS COMPLETAMENTE POR UN INDIVIDUO O UNA ORGANIZACIÓN –

Es usualmente manipuladora, demanda lealtad y sumisión total de parte de sus miembros.- Estos, en algunos casos son despojados completamene de su personalidad, su voluntad, su auto estima e integridad, en otras palabras, sufren un lavado de cerebro. Pierden la capacidad de tomar decisiones por su propia cuenta, llegando a ser incapaces de hacer nada sin la autorización de su líder. Los seguidores de este tipo de sectas son motivados a apartarse de sus actividades acostumbradas, incluyendo sus familias.

Ejemplos de este tipo de secta son: Los Hare Krishna / Branch Davidians / Heaven’s Gate / La Familia – ex- Niños de Dios, y la Secta Moon en cierto grado.

Definición de Secta desde la Perspectiva Teológica

UNA SECTA ES CUALQUIER GRUPO DE QUE DICE SER CRISTIANO O TENER ELEMENTOS EN COMUN CON EL CRISTIANISMO, PERO NIEGA UNA O MAS DOCTRINAS ESENCIALES DEL CRISTIANISMO HISTORICO Y TRADICIONAL.

Por doctrinas esenciales (centrales o fundamentales) entendemos la Trinidad // Deidad de Cristo // Salvación sólo por gracia por medio de la fe en Cristo Jesús // Resurrección Corporal de Jesucristo // Infalibilidad e inerrancia de la Biblia.

Ejemplos de este tipo de sectas son: Los Testigos de Jehová / los mormones / Los Pentecostales Unicitarios (Solo Jesús) / La Ciencia Cristiana / La Iglesia Internacional de Cristo – de Boston / La Luz del Mundo / La Iglesia local de Witness Lee (Living Stream Ministries – Anaheim / California).

IMPORTANTE: La línea de demarcación que separa lo que es una secta desde el punto de vista teológico y sociológico es muy tenue, no está bien definida. Existen sectas que tienen características pertenecientes a ambas definiciones. Ilustración: Los Testigos de Jehová son una secta teológica, niegan prácticamente todas las esenciales del cristianismo, y al mismo tiempo prohiben las transfusiones de sangre, no celebran los cumpleaños, no saludan la bandera, y no ingresan al ejército. Todo esto afecta el desempeño del miembro dentro de la sociedad, por lo tanto podemos decir que los Testigos son en parte una secta desde la perspectiva sociológica.

ACLARACION – Hoy en día tenemos grupos dentro del cristianismo a los cuales les falta muy poquito para clasificarse dentro de una de estas categorías de secta. A pesar de que dicen creer en las doctrinas básicas del cristianismo, tienen una marcada tendencia sectaria en ciertas áreas teológicas o en la práctica – Para evitar confusión hemos tenido el cuidado de no clasificarlos como sectas – El nombre dado a estos grupos es: GRUPO CRISTIANO ABERRANTE o MOVIMIENTOS CONTROVERSIALES.

Ejemplos: La Iglesia Universal del reino De Dios (Brasil) / El Movimiento de Fe o Confesión Positiva, y el Adventismo del Séptimo Día.

APENDICE 4

Mateo 28:19, ¿Interpolación? 

Estén preparados para cuando algún unicitario les diga que Mateo 28:19, donde nuestro Señor dice que se hagan discípulos a todas las naciones y que se les bautice en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, es un versículo que fue introducido en la Biblia pero que no existía en los manuscritos originales. Le van a mencionar a Eusebio para apoyar esta idea.

Eusebius nunca dijo que el versículo fue un agregado o una modificación para apoyar la doctrina de la Trinidad. Eusebius nunca dijo eso. Es más, por un largo tiempo él fue un defensor de la doctrina de la Trinidad.
El argumento expuesto por los antitrinitarios, y especialmente por Paul Wierwille, el fundador de The Way International, es que el versículo fue modificado en su forma original y no puede ser usado para apoyar la fórmula baptismal trinitaria.

¿Cuál es el argumento? Bueno, se dice que Eusebius citó este versículo 18 veces antes del concilio de Nicea (325 DC), sin hacer mención de la fórmula trinitaria.
Como todos sabemos, el concilio de Nicea codificó la doctrina de la Trinidad. Eusebius, sólo después de Nicea comenzó a incluir la fórmula trinitaria cuando citaba el versículo. Debido a esto, los antitrinitarios concluyen que es probable que un escriba haya agregado “en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”, reemplazando el original “en mi nombre”.

¿Cómo respondemos ante tal infundado ataque? Debemos hacerlo derribando los cimientos de arena del argumento.

En primer lugar, la evidencia documentaria apoya la autenticidad del versículo. Recordemos que la autoridad divina reside en el texto bíblico, no en las palabras de un “padre” de la Iglesia. El argumento comete la falacia lógica de argumentar basado en el silencio. Si bien este versículo no fue citado para apoyar la Trinidad, de ahí no se puede deducir nada, con excepción de que Eusebius nunca lo citó.
En segundo lugar, no existe evidencia documentaria para apoyar la idea de que alguien añadió algo al versículo.

NO SOLAMENTE EL VERSICULO ESTA PRESENTE EN LOS MEJORES Y MAS ANTIGUOS MANUSCRITOS, SINO QUE ADEMAS ESTA PRESENTE EN MILES DE MANUSCRITOS GRIEGOS.

Además, por si esto fuera poco, el texto mismo enseña la doctrina de la Trinidad, ya que usa “el nombre” (singular) del “Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo” (plural). Hay tres en un “nombre” (o esencia), y eso es lo que Trinidad es.

Como vemos, esto no es comparable con lo que sucedió con 1 Juan 5:7, donde Erasmo agregó el verso en el siglo XVI, bajo presión del clero de la época.

Obra de referencia:
Robert Morey, The Trinity – Evidences and Issues, World Bible Publishers, Inc. Iowa Falls, IA 50126, 1996.

Extr. de Pablo Santomauro,  http://www.recursosevangelicos.com/showthread.php?threadid=5153