Predicador golpea una mujer con patadas para hacer un milagro (VIDEO)


Predicador golpea una mujer con patadas para hacer un milagro (VIDEO)

jun 24, 2015
Por Cristianos Al Día

La cantidad de cosas que uno tiene que ver sobre predicadores que cometen excesos y descontrol emocional supuestamente en nombre de Dios, ya da mucha tristeza. El desconocimiento de la Palabra de Dios es muy evidente en muchos de estos predicadores.

Solo hay que ver este video a continuación, donde un predicador le entra a patadas a una dama que necesitaba un milagro.

LOS MILAGROS EN EL NUEVO TESTAMENTO


LOS MILAGROS EN EL NUEVO TESTAMENTO

Los milagros que aparecen en el NT se relatan como realizados por Jesús (en los Evangelios) o por algunos de sus discípulos (Hechos). En todos ellos, el prodigio que se narra consiste, sustancialmente, en la existencia de un pro­blema (los expertos le llaman Adversidad) que es resuelto por Jesús (o sus discípulos) por medio de un supuesto poder sobrehumano.

Ese problema se divide en dos grupos:

1) Enfermos (incluyendo los que terminan en muerte), enfermedades asociadas a posesiones demoníacas, enfermedades no asociadas a posesiones

2) y sucesos relacionados con circunstancias naturales.

Como en cualquier narración de este tipo, se descubre una secuencia de circunstancias, aunque no todas se dan en todos los casos. Seguimos, con cier­ta libertad, a J.Paláez en su libro Milagros de Jesús en los evangelios sinóp­ticos. Morfología e interpretación.

a) generalmente comienzan situando el lugar en donde se realiza el prodi­gio, aunque no siempre de forma clara y concreta,

b) sigue el encuentro con el enfermo (si no se trata de enfermedad, se narran las circunstancias en que se desarrollará el milagro),

c) a continuación se explica en qué consiste el problema que Jesús (o sus discípulos) debe resolver (exorcismo acompañado o no de enfermedad, lepra, parálisis, flujo de sangre, sordera, ceguera, mudez, hidropesía, muerte, tem­pestad, pesca inútil, falta de vino, falta de comida…),

d) viene luego la intervención del taumaturgo, que supera la Adversidad de diversas maneras, como veremos ahora,

e) y la constatación del milagro realizado

A veces aparecen otras circunstancias:

1) las personas que suplican a Jesús que intervenga (presentadas la mayoría de las veces de forma anónima)

2) la presencia de fariseos, legistas, doctores, que son enemigos de Jesús, y con los que hay un enfrentamiento

3) la admiración de la gente, que provoca que se extienda la fama del tau­maturgo

4) la prohibición, a veces, por parte de Jesús, de que se hable de ello (aunque en la mayoría de los casos, nadie hace caso de esta advertencia).

Hubo muchos más milagros de los que vamos a exponer, según se deduce de los resúmenes que aparecen (los veremos en el apartado de curaciones mul­titudinarias). No todos los evangelistas cuentan los mismos milagros. Es interesante, para el mejor análisis de los milagros, detenerse en el hecho de que Jesús no siempre los realiza de la misma manera.

Formas que usa Jesús para resolver el problema-Adversidad.

a) Sólo con sus palabras dirigidas a un hombre, a los espíritus inmundos o al mar. A veces lo hace dando un fuerte grito.

b) Sólo con el tacto (en el caso de un ciego usa su propia saliva, y con otro, barro hecho con saliva).

c) Con el tacto y la palabra (en un caso, mete los dedos en los oídos de un sordo y “gime”: ¡ábrete!)

d) En un caso, el paciente toca a Jesús y queda curado (hemorroisa).

e) Por medio de una acción (reparto de panes).

f) La mayoría de las veces el enfermo está presente.

g) En dos casos, cura a distancia.

¿Dios aún realiza milagros? ¿Por qué Dios ya no hace milagros como los hizo en la Biblia?


¿Dios aún realiza milagros? ¿Por qué Dios ya no hace milagros como los hizo en la Biblia?

Cuando Dios realizó poderosos y asombrosos milagros para los israelitas ¿lograron éstos que ellos lo obedecieran? No, los israelitas constantemente desobedecieron y se rebelaron contra Dios aún cuando presenciaron todos esos milagros. La misma gente que vio a Dios abrir las aguas del Mar Rojo, dudó más tarde si Dios sería capaz de llevarlos a conquistar a los habitantes de la Tierra Prometida. Lea la parábola en Luc. 16:19-31. En ella, un hombre en el infierno le pide a Abraham enviar a Lázaro de entre los muertos para advertir a sus hermanos. Abraham le dijo al hombre que, “Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos” (Lucas 16:31).

Jesús realizó incontables milagros, sin embargo, la gran mayoría de la gente no creyó en Él. Si en la actualidad Dios realizara milagros como los que hizo en el pasado, ocurriría el mismo resultado. La gente quedaría asombrada y creería en Dios por un corto tiempo. La fe sería superficial y desaparecería al momento en que algo inesperado o amenazante ocurriera. Una fe basada en milagros no es una fe madura. Dios realizó el milagro más grande de todos los tiempos al venir al mundo en la forma humana de Jesucristo, para morir en la cruz por nuestros pecados (Ro. 5:8), para que pudiéramos ser salvados (Jn. 3:16). Dios aún realiza milagros – muchos de ellos simplemente pasan inadvertidos o son negados. Sin embargo, no necesitamos más milagros. Lo que necesitamos es creer en el milagro de la salvación a través de la fe en Jesucristo.

Otro importante concepto para entenderlo es el hecho de que el propósito de los milagros era el autentificar al realizador de esos milagros. Hechos 2:22 declara, “Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis.” Lo mismo es dicho de los apóstoles, “Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros.” (2 Cor. 12:12). Hablando del Evangelio, Heb. 2:4 proclama, “Testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según Su voluntad.”

Nosotros tenemos ahora la verdad de Jesús registrada en la Escritura. Tenemos también los escritos de los apóstoles impresos en la Escritura. Jesús y Sus apóstoles, como está escrito en la Biblia, son la piedra angular y el fundamento de nuestra fe (Ef. 2:20). En este sentido, los milagros ya no son necesarios, porque el mensaje de Jesucristo y Sus apóstoles ya ha sido certificado y detalladamente registrado en las Escrituras. Sí, Dios aún hace milagros. Al mismo tiempo, no debemos necesariamente esperar hoy que ocurran milagros como los registrados en la Biblia.

——————-

Murió T.L. Osborn, misionero pionero de campañas multitudinarias de ‘Fe y Milagros’


Murió T.L. Osborn, misionero pionero de campañas multitudinarias de ‘Fe y Milagros’

foto-TL-osborn Murió T.L. Osborn, misionero pionero de campañas multitudinarias de ‘Fe y Milagros’

T.L. Osborn y su esposa impulsaron uno de los ministerios misioneros y de milagros más conocidos de la historia moderna, con fuerte énfasis en países sin cultura cristiana.

17 DE FEBRERO DE 2013, MUEVA YORK

T.L. Osborn nació en 1923 en Oklahoma. Pasó a través del velo de la muerte hacia la eternidad en su casa, rodeado de cuatro generaciones de su familia este pasado 14 de febrero de 2013. Poco antes había expresado “¡Jesús, llévame a casa!” Tenía 89 años.Tommy Lee (T.L) Osborn se casó con Daisy Marie Washburn en 1942, y juntos predicaron el Evangelio a decenas de millones de personas en más de 100 países. Fueron pioneros en el uso de métodos de comunicación masiva (como utilizar estadios deportivos) que se han convertido en algo común hoy en día. Hasta hace pocos años era habitual que el reverendo Osborn predicara cinco noches seguidas en aforos de 200 mil personasSu esposa murió en 1955. Dejan una gran familia, ya que aunque sólo tuvieron una hija, de ésta tuvieron 5 nietos, y 22 bisnietos. T.L. Osborn es además autor de libros traducidos a más de 40 idiomas, y una labor ministerial de más de 70 años.

Por otro lado, su pasión por el trabajo misionero produjo la creación del Programa Mundial de Asistencia Misionera que ha apoyado más de 30 mil hombres y mujeres trabajando a tiempo completo como misioneros en aproximadamente 140 mil tribus, aldeas y áreas no evangelizadas de la tierra. En la actualidad más de 800 iglesias nuevas han sido establecidas gracias a ello. SU HISTORIA T.L. Osborn nació el 23 de diciembre 1923 en una granja en Pocasset, Oklahoma. Fue uno de los trece hijos de la familia Osborn. A la edad de 13 años entregó su vida a Dios en una pequeña iglesia en Mannford, Oklahoma, y ese mismo año su familia se convirtió al cristianismo a través de su amigo Oral Roberts, que pastoreaba una pequeña iglesia en Sand Springs.

Osborn comenzó a acompañar a Roberts para ayudarle en reuniones evangelísticas. En 1945 la pareja salió de los Estados Unidos como misioneros a la India. Osborn y su esposa regresaron a casa enfermos de fiebre tifoidea y sin resultado alguno.

Al poco tiempo T.L y Daisy conocieron a William Branhan un evangelista que impactó la vida de los Osborn por su mensaje de que Dios sana enfermos. Inmediatamente T.L Osborn y Daisy comenzaron un proceso intenso de ayuno y oración, además de empezar a realizar cultos de sanidades. Pero su meta era regresar a la India, aquel país que un día le pidió demostrar que la Biblia era la Palabra de Dios y que Jesús era el hijo de Dios.

Así, los Osborn regresaron a la India, alquilaron un campo donde a la primera reunión asistieron 60 mil personas entre musulmanes e hindúes, y afirman que en sólo esa noche 400 sordomudos, 80 paralíticos y 95 ciegos fueron sanados, además de que 9 mil personas aceptaron a Cristo como su señor y salvador.

Fue así como T.L. Osborn y su esposa empezaron uno de los ministerios misioneros y de milagros más conocidos de la historia moderna, haciendo un fuerte hincapié en países que no son tradicionalmente cristianos y que por lo tanto nunca habían escuchado de Jesús.

——————-
Fuente: Charisma News
Editado por: Protestante Digital 2013

LAS BODAS DE GALILEA -JESUS INAUGURA SU LABOR MINISTERIAL


LAS BODAS DE GALILEA – JESUS INAUGURA SU LABOR MINISTERIAL

Dentro del marco preparatorio del ministerio público de Jesús ocurrieron tres sucesos que están redactados en el evangelio de Juan. Sin embargo, vamos a detenernos en uno de ellos, el milagro de la conversión del agua en vino en Cana de Galileas. Existen mentalidades que creen que la vida del cristiano carece de alegría y que esta rotundamente enajenado de otras eventualidades de orden social, eso es falso. Si entramos en la esencia de los milagros de Jesús llegamos a la conclusión de que todos fueron orientados buscando una experiencia autentica de gozo y de felicidad plena en la vida de los seres humanos.

Este suceso marco el preámbulo de toda su actividad ministerial en la tierra. No obstante, no fue la única vez que mediante su carácter eterno lidio con la vida de hombres y mujeres que habían perdido en un momento dado su alegría y su deseo de vida. En estos estados de deterioro humano fue que Jesús se creció cambiando las realidades sufrientes en hechos que enaltecieron y reafirmaron la vida. La cirugía de la historia comienza en un hogar humilde donde unos recién casados se ven faltos de vino para continuar la celebración de su compromiso.

Me imagino la desesperación de la pareja en no caer en vergüenza y humillación ante la multitud presente. Pero allí estaba Jesús que miro los corazones de aquella familia humilde e hizo el milagro. De esta forma Jesús demostró su gran bondad y compasión síntomas divinos que más adelante serian estandarte en su caminar sobre la tierra. Hay que resaltar el hecho que muchos de los presentes ni se dieron cuenta de lo que ocurrió allí, mas sin embrago, replicaron por que habían dejado el mejor vino para el final de la fiesta. La sabiduría de la pareja en invitar a Jesús marco un precedente para la posteridad por que la alegría del mundo no es completa si Dios no está en nuestras vidas. Es decir, entramos en el fracaso de todos los proyectos que pretendemos hacer cuando no tomamos en consideración el beneficio divino. Debemos pues invitar a Jesús a entrar en nuestras vidas y en todo lo que vayamos a ejercer porque sencillamente su presencia nos orienta y legitima nuestras decisiones.

En nuestros días El sigue siendo esa luz radiante que alumbra la razón de cada ser humano. Sin embargo, todavía hay muchos que gustan de ejercer sus propios criterios y estilos de vida. Estos no se detienen a pensar como sus vidas cambiarían cuando invitas a Jesús a tomar parte de todas tus actividades cotidianas. Cuando tu mente está dirigida por lo divino nunca se perderá en el laberinto de la complejidad de la vida. Si hacemos lo que El nos dice, tal y como lo hicieron los sirvientes de aquella fiesta seremos transformados en vasijas nuevas para recibir el producto de su gracia renovadora. En definitiva la comparecencia de Jesús en aquella boda trajo consigo el verdadero gozo y la alegría que este mundo se ha encargado de echar a un lado.

EDWIN KAKO VAZQUEZ

ESCRITOR CRISTIANO

Acerca del ministerio Benny Hinn parte 3


Acerca del ministerio Benny Hinn parte 3

Reseña del libro de Benny Hinn “Señor, necesito un Milagro”

Autor: Pablo Santomauro y Ricardo Becerra | compilado por Paulo Arieu

El título es más que llamativo, ¿quién no necesita un milagro? En la portada trasera del libro Señor, necesito un Milagro, el autor nos revela un “secreto”, que por alguna razón, las grandes mentes del mundo cristiano no supieron descubrir en 2000 años de historia. El “secreto” consiste en que usted como cristiano, puede y debe recibir sanidad siempre, además de vivir en perfecta salud todo los días de su vida. Lamentablemente, el libro no cumple lo que promete.

¿Fe en Dios o en mis declaraciones?

Hinn afirma que existe un muro protector que nos protege de toda enfermedad (p. 93). Este muro protector consiste en

creer, proclamar y comenzar a vivir de tal forma que podamos decir: ‘¡La enfermedad no es mía y no la toleraré bajo ninguna circunstancia!’ Cuando este mensaje comience a moverse dentro de nuestra alma, la enfermedad tendrá que huir. . . Usted debe oírla, hablarla y confesarla” (pp. 94, 95).

Este concepto que se conoce como “la Confesión Positiva”, las sectas metafísicas por muchos años lo han enseñado a sus adeptos. La Biblia no enseña la confesión positiva. Esta forma de orar promueve una fe en su propia fe o en sus declaraciones en lugar de depender de la soberanía de Dios. Cuando Timoteo padecía de sus problemas estomacales y enfermedades, Pablo no le recetó que negara sus síntomas de enfermedad y que reclamara o confesará su sanidad. Todo lo contrario, Pablo más bien le dio un remedio para aliviar sus malestares, bebiendo un poco de vino en lugar de agua (1 Tim. 5:23).

La Salvación y Sanidad

En el libro, Benny Hinn dogmáticamente dice:

“Repito, cuando el Señor perdona el pecado, siempre incluye sanidad” (p. 89) .

Sin embargo, la Escritura y la vida real contradicen esta declaración. ¿Qué de las cantidades de personas que reciben a Cristo como su salvador estando enfermas y no son sanadas? ¿Qué de aquellos cristianos que caen enfermos y sufren por largo tiempo? Benny Hinn tiene la respuesta a estas preguntas:

1. La persona no ha seguido sus 4 leyes (pp. 94-95). 2. La persona puede estar en pecado (pp. 74-75). 3. La persona no tiene suficiente fe (pp. 97 y 102).

La absurdidad del razonamiento de Hinn es evidente, cuando recordamos al apóstol Pablo y su enfermedad (2 Cor. 12:7-9), a Timoteo con sus malestares estomacales (1 Tim. 5:23), o al profeta Eliseo que murió de una enfermedad (2 Rey. 13:14). ¿Acaso estos hombres de Dios vivieron en pecado o fueron faltos de fe? Además, si llevamos la declaración de Hinn a su conclusión lógica de que: “cuando el Señor perdona el pecado, siempre incluye sanidad” (p. 89), tendríamos que decir que si la persona que aceptó al Señor por primera vez, no sanó porque no tuvo suficiente fe para sanar, tampoco puede tener suficiente fe para ser salva, lo cual sería ¡absurdo!

¿Hágase mi voluntad?

Benny Hinn dice que nunca debemos decirle a Dios que se haga Su voluntad en nuestras peticiones:

“Yo no soy de los que oran diciendo: ‘Si es tu voluntad Señor, sana a esta persona’. ¡La voluntad de Dios es sanar! Nunca me oirá orar diciendo palabras que puedan destruir la fe, tales como: Si es tu voluntad Señor, sánales. Dios quiere que se ponga de pie y sea sanado, hoy mañana y siempre!” (p. 83).

La palabra de Dios contradice categóricamente a Hinn. Jesucristo enseñó a sus discípulos a orar diciendo “hágase tu voluntad” (Mt. 6:10). En el jardín de Getsemaní Jesús mismo oró: “Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como tú” (Mt. 26:39). El apóstol Pablo oraba y pedía en oración, siempre condicionada a la voluntad de Dios (Rom. 1:10; 15:32). Además, el apóstol Juan nos dice que si oramos a Dios “conforme a su voluntad, él nos oye” (1 Jn. 5:14).

En resumen

Si necesita un milagro de Dios, ponga su vista y confianza en nuestro Señor Jesucristo, el autor y el consumador de nuestra fe (Heb. 12:2). Dependa completamente de El cuando haga su petición, aunque nuestra oración no parezca ser contestada. La verdad es que Dios siempre contesta; a veces es un “sí”, un “no” o “espera”. Cualquiera que sea la contestación debemos permanecer firmes en Sus caminos, ya que esa es la verdadera fe. Deseamos dejar algo en claro. Los apologistas del Centro de Investigaciones Religiosas creen firmemente que Dios sana y hace milagros en las vidas de sus hijos, en su propio tiempo, en su propio plan y de acuerdo con su soberana voluntad y propósito. Después de haber examinado, a la luz de las Escrituras, algunas de las enseñanzas del libro Señor, necesito un Milagro, creemos que éste no es muy edificante para el crecimiento del cuerpo de Cristo, ya que éste contiene principios antibíblicos y conceptos metafísicos. Estas enseñanzas pueden confundir o desviar a muchos de los caminos de Dios después de darse cuenta que el libro no cumple lo que promete.

Reflexión:

En realidad me sorprendería bastante encontrarme a este tipo en el cielo compartiendo el Reino de Dios. Amén de todos los miles de millones de dólares que gana con el nombre de Cristo, exige hoteles 5 estrellas a la ciudad que va a predicar, mientras misioneros mueren en los lugares más inhóspitos llevando la Palabra.  Ya se sacó las ganas con la Paula White y ahora vuelve al redil.

Yo no creo que sea salvo, tengo toda la impresión de que es un falso maestro. Si no es así, creo que estaré equivocado entonces y entendiendo todo mal. Yo pienso esto. Creo que hay que orar con sinceridad, por que hay un montón de personas humildes y sinceras que creen que de verdad este hombre es un ungido de Dios, por eso debemos de confiar solamente en Dios y clamarle a él para que día a día nos revele las riquezas de las Escrituras y no ser presa de toda esta ola de “super ungidos”

La Biblia es clara; el que ama a Dios, guarda sus mandamientos y a este, el Señor Jesús se le manifiesta, no es a un grupo especifico de supuestos ” iluminados ” que ya han dejado muy claro que no quieren servir sino ser servidos. Si,hay que orar por todos aquellos engañados, pero también hay que animarlos a que lean la biblia, al menos los evangelios. Como minimo. Si no los 4 evangelios que es lo ideal, al menos el libro del evangelio de Lucas, el libro de Hechos de los apóstoles y la epístola de Pablo a los Romanos.

Leer estos libros nos ayuda mucho para crecer en la fe de Jesús. Y hay que advertirles a todos los que podamos del misticismo, para que no sean engañados. Y también hay que advertir a todos los que poodamos acerca del “fuego falso” que hay en muchos predicadores de nuestros días.

Dios lo bendiga