Genealogía de Jesús parte 10:¿Qué importancia tiene la generación de Jesucristo a nosotros hoy?


Genealogía de Jesús parte 10:¿Qué importancia tiene la generación de Jesucristo a nosotros hoy?

por Paulo Arieu

cropped-cabecera-copiar

A. textos biblicos

a) Mateo 1:1-17

  • “Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham. Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá y a sus hermanos. Judá engendró de Tamar a Fares y a Zara, Fares a Esrom, y Esrom a Aram. Aram engendró a Aminadab, Aminadab a Naasón, y Naasón a Salmón. Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, y Obed a Isaí. Isaí engendró al rey David, y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías. Salomón engendró a Roboam, Roboam a Abías, y Abías a Asa. Asa engendró a Josafat, Josafat a Joram, y Joram a Uzías. Uzías engendró a Jotam, Jotam a Acaz, y Acaz a Ezequías. Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amón, y Amón a Josías. Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, en el tiempo de la deportación a Babilonia. Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, y Salatiel a Zorobabel. Zorobabel engendró a Abiud, Abiud a Eliaquim, y Eliaquim a Azor. Azor engendró a Sadoc, Sadoc a Aquim, y Aquim a Eliud. Eliud engendró a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob; y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo. De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce. “(Mateo 1:1-17 RVR 1960)

b) Lucas 3:23-38

  • “Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años, hijo, según se creía, de José, hijo de Elí, hijo de Matat, hijo de Leví, hijo de Melqui, hijo de Jana, hijo de José, hijo de Matatías, hijo de Amós, hijo de Nahum, hijo de Esli, hijo de Nagai, hijo de Maat, hijo de Matatías, hijo de Semei, hijo de José, hijo de Judá, hijo de Joana, hijo de Resa, hijo de Zorobabel, hijo de Salatiel, hijo de Neri, hijo de Melqui, hijo de Adi, hijo de Cosam, hijo de Elmodam, hijo de Er, hijo de Josué, hijo de Eliezer, hijo de Jorim, hijo de Matat, hijo de Leví, hijo de Simeón, hijo de Judá, hijo de José, hijo de Jonán, hijo de Eliaquim, hijo de Melea, hijo de Mainán, hijo de Matata, hijo de Natán, hijo de David, hijo de Isaí, hijo de Obed, hijo de Booz, hijo de Salmón, hijo de Naasón, hijo de Aminadab, hijo de Aram, hijo de Esrom, hijo de Fares, hijo de Judá, hijo de Jacob, hijo de Isaac, hijo de Abraham, hijo de Taré, hijo de Nacor, hijo de Serug, hijo de Ragau, hijo de Peleg, hijo de Heber, hijo de Sala, hijo de Cainán, hijo de Arfaxad, hijo de Sem, hijo de Noé, hijo de Lamec, hijo de Matusalén, hijo de Enoc, hijo de Jared, hijo de Mahalaleel, hijo de Cainán, hijo de Enós, hijo de Set, hijo de Adán, hijo de Dios. “ (Luc. 3.23-38 RVR 1960)

B) El libro de Mateo

a) Para que se escribió el libro de Mateo? 

El libro de Mateo «se escribió, en primer lugar, para una mente hebrea, de ahí que se repita una y otra vez: “Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta…”, haciendo referencia a las Escrituras del Antiguo Testamento. Jesús aparece como el Mesías Salvador por medio del cual Dios cumplió las promesas hechas a su pueblo. » (1)

b) Que significa el nombre de Mateo?

«El nombre Mateo significa “don de Jehová”, Sabemos que fue un funcionario del gobierno romano, un publicano, recaudador de impuestos. Los otros evangelios lo llaman “Leví”. Aparte de este evangelio que escribió, no sabemos nada más de él. Según algunos antiguos informes, Mateo, después de vivir un tiempo en Palestina, se fue a predicar el evangelio a los paganos, aunque no se sabe bien donde, si a Etiopía, Persia, Siria, Macedonia o Irlanda. Se cuenta que murió como mártir. En cuanto a la fecha en que escribió el primer evangelio, Ireneo indica que fue el periodo en que “Pedro y Pablo predicaban en Roma y fundaban la iglesia”, es decir, aproximadamente en el año 60.» (2)

c) Primer catecismo de la Iglesia primitiva

«Fue considerado en la Iglesia de los primeros siglos como el primer «catecismo» para educar en la fe a los creyentes. Por eso, entre los cuatro evangelios, el de Mateo fue el más querido y empleado por la comunidad cristiana, tanto porque ofrecía una gran cantidad de temas pastorales, ligados a la vida cotidiana y significativos para un itinerario de fe, como porque la comunidad cristiana vio reflejada en él, frente a los falsos maestros, el ansia por la fidelidad a las enseñanzas de Jesús-Maestro (cf. 7:15; 24:24-26) y el sendero seguro para caminar siguiendo su ejemplo hacia el Padre (5:48).

d) Para que es util el libro de Mateo?

En esta breve introducción a Mateo pretendemos detenernos, a fin de obtener una mayor comprensión teológico- espiritual de la Lectio divina propuesta en este volumen, primero en el plan general del evangelio, fijándonos en algunas de sus características; a continuación, en la estructura literaria de sus veintiocho capítulos; por último, en las principales coordenadas temáticas que el evangelista contempla en torno a la presencia de Cristo en la Iglesia y brinda también a la reflexión de la comunidad cristiana de todos los tiempos.

e) Alabanzas al libro, de Papías de Hierápolis 

Papías de Hierápolis alabó ya en la antigüedad la sucesión de los distintos capítulos que presenta el evangelista Mateo por la exposición ordenada y amplia de las distintas enseñanzas de Jesús de Nazaret, por las indicaciones concretas respecto a la organización de la Iglesia y a la vida de los cristianos. El texto evangélico está enmarcado en la historia de la salvación, que comienza con el patriarca Abrahán (1:1) y tiene su punto focal en la persona de Jesús, el Emmanuel, que lleva a su cumplimiento los anuncios de los profetas y abre a los hombres el horizonte de una vida nueva con estas palabras: «No penséis que he venido a abolir las enseñanzas de la ley y los profetas; no he venido a abolirlas, sino a llevarlas hasta sus últimas consecuencias» (5:17), y concluye con la promesa de la presencia eficaz del Señor «hasta el final de este mundo» (28:20).

f) Particularidades del libro de Mateo

Éstas son algunas de las particularidades de la obra de Mateo que saltan fácilmente a los ojos del lector atento y que debemos tener presentes al hojear el texto evangélico.

  • Las palabras de Jesús están recogidas en cinco extensos discursos, precedidos por una sección narrativa, tejida también con dichos, breves diálogos y enseñanzas del Maestro.
  • El texto está repleto de referencias al Antiguo Testamento: hay 70 citas explícitas y unos 130 textos que se refieren a la primera Alianza; por otra parte, aparecen varias fórmulas semíticas, como atar-desatar, Reino de los Cielos, carne-sangre.
  • Es característica la referencia explícita a la «Iglesia», la comunidad de los creyentes en Jesús, que, recogida en torno a su Señor, cumple siguiendo su ejemplo la voluntad de Dios Padre.
  • El evangelio de la infancia que presenta Mateo (1,1-2,23) se distingue del que presenta el evangelista Lucas (1,1-2,52). Mientras que este último escribe desde el punto de vista de María en un ambiente sereno y lleno de alegría, Mateo otorga sobre todo importancia a los episodios relacionados con la figura de José y subraya un fondo más bien dramático, como el asunto del suspicaz Herodes, la matanza de los inocentes y la huida a Egipto.
  • Mateo nos presenta un evangelio antiguo, ligado al evangelista Marcos y destinado a una comunidad cristiana de origen judío. Este evangelio fue redactado al menos en dos ediciones sucesivas: la primera en lengua aramea, y la segunda, más desarrollada, en lengua griega.

C) estructura literaria de Mateo

a) El plan general

En general, los exegetas modernos, aun con algunas divergencias e hipótesis diferentes, coinciden en presentar la estructura literaria de Mateo con un esquema próximo al evangelio de Marcos, que incluye las cuatro etapas fundamentales del kerigma o de la predicación primitiva: el bautismo de Juan el Bautista, la actividad pública de Jesús en Galilea, el viaje a Jerusalén y el relato de la pasión, muerte y resurrección del Señor. Otros, sin embargo, prefieren dividir el evangelio en dos grandes partes: la proclamación del Reino con palabras y obras (4,17-16,20), y la revelación de Jesús, el Mesías rechazado por Israel y glorificado por Dios (16:21-28,20), precedidas por una introducción que presenta el origen, la infancia y el destino de Jesús vinculado a la predicación del Bautista (1:1-4,16).

Nosotros preferimos seguir el texto de Mateo, poniendo de relieve su material tradicional en torno a algunas unidades temáticas que tienen su punto focal en la confesión de fe de Pedro.

El apóstol, respondiendo a la pregunta de Jesús: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?», afirma: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo» (16:16). Esta perspectiva cristológica permanece como centro vital no sólo del texto del evangelista, sino de los problemas concretos de la misma comunidad primitiva, que ve en el Maestro el cumplimiento de la profecía, contenida en la Ley y en los Profetas, la relación justa con el ambiente exterior y con el obrar cristiano. En efecto, el texto evangélico sitúa, entre la profesión de fe de Pedro y el retorno final del Señor, la vida de la comunidad cristiana, que, influenciada por la confrontación con la sinagoga, con el problema de la autoridad de la ley y con las diferentes modalidades judaizantes de contestación de la fuerza del anuncio cristiano, había cedido el paso a una crisis de fe y padecía una profunda inseguridad en torno a los grandes temas de la predicación apostólica, conocidos desde el comienzo del camino de conversión. A esta Iglesia le vuelve a proponer el evangelista Mateo, de una manera genuina, lo esencial del mensaje y de la tradición cristianos, con conceptos y términos tomados del lenguaje y de la cultura judeo palestinenses de aquel tiempo, sin ceder a compromisos y a contaminaciones: una Palabra de Dios capaz de interpelar a la existencia cristiana.

b). La estructura literaria

El evangelio de Mateo está estructurado en siete secciones. De ellas, la primera tiene que ver con la infancia de Jesús (1,1-2,23), y la última con la pasión y resurrección del Señor (26,1-28,15). El cuerpo central de la obra está dividido en cinco secciones o libritos que evocan en cierto modo al Pentateuco mosaico. Cada una de estas secciones se compone de una parte narrativa (3,1-7,29; 8,1-9,34; 11,2-12,50; 13,53-17,27; 19,1-23,39), que da luz al lector para comprender la siguiente, es decir, los cinco discursos (5,1-7,29; 9,35-11,1; 13,1-52; 18,1-35; 24,1-25,46), que constituyen una extensa catequesis sobre el tema del «Reino de los Cielos».

c) Éste es el esquema de la composición literaria del texto de Mateo:

  1. Prólogo: genealogía y relatos de la infancia (1:1-2:23).
  2. La genealogía de Jesús (1:17).
  3. El nacimiento de Jesús (1:18-25).
  4. La adoración de los Magos y la huida a Egipto (2:1-15).
  5. La matanza de los inocentes, y Jesús va a Nazaret (2:16-23).
  6. El anuncio del Reino (3:1-7:29).
  7. Sección narrativa: el comienzo del ministerio de Jesús (3:1-4:25).
  8. El sermón de la montaña (5:1-7:29).
  9. El ministerio en Galilea (8:1-11:1).
  10. Sección narrativa: los diez milagros (8:1-9:34).
  11. El discurso misionero (9:35-11,1).
  12. Controversias y parábolas (11:2-13:52).
  13. Sección narrativa: el rechazo de los judíos (11:2-12:50).
  14. El discurso en parábolas (13:1-52).
  15. Jesús y los discípulos (13:53-18:35).
  16. Sección narrativa: episodios anteriores al viaje a Jerusalén (13:53-17:27).
  17. El discurso eclesial (18:1-35).
  18. El viaje de Jesús a Jerusalén (19:1-25:46).
  19. Sección narrativa: acontecimientos a lo largo del viaje (19:1-23:39).
  20. El discurso escatológico (24:1-25:46).
  21. La pasión, muerte y resurrección (26:1-28:15).
  22. Epílogo: el Resucitado y la misión de los discípulos (28:16-20).

D). Los principales temas teológico-espirituales:

Vista la estructura literaria del evangelio, ahora nos encontramos en condiciones de comprender algunas reflexiones entrañables del apóstol sobre la presencia de Cristo en la vida de la Iglesia y del creyente.Tras haber expuesto de una manera breve el plan general de la obra de Mateo con algunas de sus características, veamos los principales temas teológico-espirituales que interesan a Mateo, que vamos a reunir en torno a tres centros de interés: Jesús, la Iglesia y la vida del cristiano.

a) Jesús, protagonista del Evangelio

Si bien es cierto que el evangelio de Mateo se presenta como un texto catequético por excelencia, debemos afirmar también que es, en primer lugar, cristológico, en cuanto que el evangelista expone el significado salvífico de la persona de Jesús, de su palabra y de su acontecer humano. El retrato del Jesús que realiza Mateo no se aleja del que hacen los otros evangelistas, aunque asume, ciertamente, algunos rasgos característicos que lo vuelven original. En efecto, Jesús es el Mesías davídico anunciado por las Escrituras; es el Maestro superior a todos los escribas de Israel (7,28s), alguien que enseña con autoridad; el nuevo Moisés que lleva a su cumplimiento la Torá, la ley de la nueva Alianza, en cuyo rostro resplandece la gloria de Dios (cf. Ex 34,20-30; Mt 5,21-48; 17,1-8). Jesús es el Señor resucitado, el Kyrios, que anuncia el Reino a los hombres; el Emmanuel, que acompaña a la comunidad cristiana por su camino; es el Hijo del hombre, a quien se le ha conferido todo poder en el cielo y en la tierra, y a quien la comunidad de los creyentes reconoce como Señor y Juez de la historia y del mundo; el que evalúa las acciones del hombre y pone de relieve los rasgos trascendentales y la auténtica manifestación de Dios. Pero también es el Médico que sana de todo mal y enfermedad (4:23; 9:35; 10,1) y el Misericordioso que carga sobre sus hombros el peso y los sufrimientos de los hombres (9:13,36; 12:7; 15:29-31).

Con todo, el atractivo del evangelio de Mateo se concentra en el discurso programático que Jesús dirige a las muchedumbres en el «sermón de la montaña» (5,1-7,29), en el que se contiene la proclamación del Evangelio del Reino resumida en las palabras “está llegando el Reino de los Cielos” (4:17.23). De este discurso brota asimismo la misión de Jesús, que consiste en dar a conocer la voluntad del Padre como proyecto de vida para los discípulos. Semejante adhesión a la voluntad de Dios se realiza por medio de la «justicia», condición esencial para llegar a ser verdaderos discípulos del Maestro y para entrar en el Reino, formando parte de la familia de los hijos de Dios (5:17, 20,48; 7:12; 22:37-40). Ahora bien, la virtud de la «justicia» se practica en la medida en que los creyentes viven el amor a los “pequeños” y a los “reconciliados” (11:25s.; 18:3), a imitación del Hijo de Dios, que se hizo pobre y pequeño para revelar y realizar la nueva presencia del Padre.

b) La Iglesia, comunidad de los discípulos de Jesús

Mateo es el único de los cuatro evangelistas que usa la palabra “Iglesia”, y esto saca a la luz su elevada eclesiología. Por eso podemos llamar a Mateo, con toda justicia, el evangelista de la comunidad cristiana (16:18; 18:17), y a su escrito lo podemos llamar “evangelio eclesial”. Muchos de los textos que presenta el apóstol son eclesiales no sólo porque van dirigidos a los miembros de una comunidad judeocristiana diseminada por la tierra de Palestina, sino sobre todo porque intentan responder a las exigencias concretas de la comunidad, que vivía a finales del siglo I en conflicto con el judaísmo ortodoxo, anclado en la rígida ley de los escribas y los fariseos. Sin embargo, la concepción eclesiológica de Mateo se concentra en torno a la persona de Cristo, como afirma justamente el evangelista cuando refiere las palabras del Señor: «Donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos» (18:20), y se hace visible en la persona del apóstol Pedro, cabeza de la comunidad eclesial (16:17-19). Con su confesión de fe: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo” (16:16), Pedro se convierte en la “roca” sobre la que se va a construir la comunidad de los discípulos, cuya vocación consiste en instruir a todas las gentes, siguiendo el mandato del Señor (28:19).

La idea de Iglesia que Mateo se preocupa por presentar en su evangelio es la convocación de los discípulos del Señor, que el mismo Jesús reúne en torno a sí y a los que forma personalmente en una «justicia» que supera la ley mosaica y se caracteriza por la vida fraterna y por el amor a Dios y a los hermanos. Con todo, es la iniciativa de Dios Padre la que figura en el origen de la convocación de los discípulos, y a través de la persona de Jesús los elige para el Reino de los Cielos por ser “pobres en el espíritu” y “pequeños” (18:3). En efecto, el modelo de relación que debe estar presente en el interior de la Iglesia es el que el mismo Jesús perfiló cuando presentó a un niño en medio de sus discípulos: “Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y prudentes, y se las has dado a conocer a los sencillos” (11:25).

Tras el retorno de Jesús al Padre, el evangelista impulsa a esta comunidad para que, a su vez, reviva la historia del profeta de Nazaret formando una fraternidad que escucha y realiza la voluntad de Dios, en continuidad con las Escrituras antiguas y actualizando las palabras y las acciones realizadas por Jesús. A través de esa comunidad, comprometida a vivir en un clima de relaciones fraternas y de amor misericordioso, es como Cristo resucitado continúa estando presente y actuando para la salvación de los hombres. Esta relación de pertenencia personal al Señor y la práctica de la «justicia» califican la concepción de Iglesia y la convierten en misionera con el alegre anuncio de la venida del Reino y de la experiencia concreta y gozosa del espíritu de las bienaventuranzas.

La misión de la Iglesia se une a la del Maestro, que envía a sus discípulos a las ovejas perdidas de la casa de Israel (10:6). En particular, las instrucciones que Jesús dirige a los Doce, para formarles en su seguimiento, se convierten en la carta magna de todos los discípulos de todos los tiempos, enviados a realizar precisamente el anuncio del Evangelio con un testimonio coherente de vida (10:1-42). Esta misión de la Iglesia está expuesta a la inseguridad, al rechazo y también a la persecución en un mundo frecuentemente hostil al mensaje de Jesús: “Yo os envío como ovejas en medio de lobos. Sed, pues, astutos como serpientes y sencillos como palomas” (10:16). Ahora bien, toda dificultad o sufrimiento padecidos a causa de la “justicia” son sostenidos y guiados por el don del Espíritu, que, como don de Dios, hace animosos y libres a los discípulos frente a toda prueba. Ellos, con un valor confiado y en la fidelidad evangélica, serán «sal de la tierra y luz en el mundo» para que todos los hombres puedan reconocer al único Padre bueno que está en los cielos (5:13-16).

c) La vida del cristiano, fiel al Evangelio

Un elemento significativo de la catequesis de Mateo tiene que ver también con los diversos aspectos de la vida cristiana y con el consiguiente comportamiento de fe del cristiano. En efecto, su evangelio pretende estimular una praxis cristiana ligada a la enseñanza de Jesús.

Los miembros de la comunidad cristiana deben huir, de hecho, de una vida superficial y liberarse de formas individualistas para dar testimonio de una vida fiel a las exigencias del Reino. Este estilo concreto de vida se traduce, según el espíritu de las bienaventuranzas, en la conformidad con la voluntad de Dios, es decir, con la «justicia», que Jesús realizó respecto al Padre y al que cada cristiano debe mirar como modelo. Esta «justicia» que es don de Dios, en vistas al Reino de los Cielos, debemos buscarla constantemente. De ahí que la vida de fe del cristiano, a pesar de las dificultades de todo tipo que se le presentan, debe ser vivida comprobando cada día si sus obras están basadas en Dios, tanto para superar el peligro constante de la indiferencia como para caminar hacia la santidad, la santidad del Padre, que está en los cielos. El desprendimiento de los bienes del mundo, las pruebas y las persecuciones de la vida, vividos siguiendo el ejemplo de Cristo, traen consigo la presencia del Espíritu de Dios, que proporciona alegría y una profunda paz interior al corazón del cristiano.

Con esta condición, cada miembro de la comunidad cristiana puede comprender y vivir las exigencias del Reino y ver con corazón renovado la presencia de Dios. Sin embargo, la norma de vida que permite al cristiano practicar la «justicia» sigue siendo la ley de la caridad, criterio último y de juicio por parte de Dios sobre las acciones humanas. El juicio final, en efecto, se realizará sobre las obras de misericordia practicadas con el prójimo hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo o en la cárcel, recibido como la persona misma de Jesús (25:31-46).

En el evangelio de Mateo todo se encuentra bajo el signo del juicio, como bien se dice en el sermón de la montaña: “No todo el que me dice: ¡Señor, Señor! Entrará en el Reino de los Cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre, que está en los cielos” (7:21). En realidad, quien ha conocido el amor de Dios está en condiciones de hacerlo y debe amar, a su vez, libremente, como Dios nos ha amado. La aparición del Señor resucitado y las palabras que dirige a los discípulos en Galilea resumen de manera adecuada toda la enseñanza del evangelio de Mateo, en doble fidelidad a la memoria histórica de Jesús y a la vida de fe de la comunidad. “Dios me ha dado autoridad plena sobre cielo y tierra. Poneos, pues, en camino, haced discípulos a todos los pueblos […] Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el final de este mundo” (28:18-20). Ahora bien, la enseñanza pastoral de la teología espiritual de Mateo, que brota de su cristología y su eclesiología, es la de una experiencia personal con Cristo, que interpela la existencia del cristiano, y la de una vida fraterna vivida en la comunidad cristiana, donde se hace visible un amor a todos los hombres, especialmente a los “pequeños”, los pobres y los necesitados de perdón.» (3)

Es importante conocer sus generaciones para entender bien quién es el Señor Jesús, saber y entender quién era Él en la primera época.

«Mateo nos informa acerca del Rey y de su reino. Él comienza su libro con la genealogía, que es muy importante en la cultura judía, porque él tiene que probar que Jesús fue del linaje de David, tal como Dios lo prometió para tener esa posición. Herodes, que fue el Rey de Judea en el tiempo de Jesús, no tenía la descendencia correcta, así que tenía que destruir todos los archivos de su genealogía real, porque no podía probar que no debería ser Rey y los judíos lo odiaban por eso.» (4)

«Esta genealogía con sus muchos nombres de personas que vivían en tiempo pasados funciona como un resumen de la historia de Israel en el Antiguo Testamento, una historia que encuentra su fin y su cumplimiento en Jesucristo. Como tal, la genealogía en Mateo bien sirve con un puente de enlace entre los dos testamentos. » (5)

d) La misión de Jesús

Cual era la misión de Jesús? Mateo

«quiere ayudar a sus lectores entender quién es quién es Jesús y cuál es su misión. En el tiempo de Mateo como hoy en día muchas personas preguntaban: ¿A fin de cuentas, quién es Jesús, y qué significa su vida para mí? Para los judíos y otros pueblos del Antiguo Medio Oriente, una de las primeras cosas que uno quería saber para determinar su actitud hacia una persona era ¿De qué familia proviene? Si un joven judío o árabe llegara a declarar ante su padre su deseo de casarse con cierta señorita, la primera pregunta que le haría el padre sería ¿De qué familia es ella? Para los judíos, la familia era y todavía es de suma importancia. Por lo tanto, Mateo comienza su relato de Jesús con una genealogía; quiere que lleguemos a conocer la familia de Jesús.»(6)

«”Genealogía” (es una palabra griega genealogia) compuesta por genea (genea), generación, y logos (logoV), tratado). Y se refiere a una serie de progenitores y ascendientes antepasados de una persona. El significado sería “historia u orígenes de Jesús”. Algunos dicen que en lugar de “genealogía de Jesucristo”, podría traducirse: “Libro de las generaciones o las familias” o simplemente “Lista de antepasados de Jesús” Los judíos daban una importancia extrema a este tema. Basta recordar lo que ocurrió en tiempos de Esdras cuando unos sacerdotes fueron excluidos por cuestiones genealógicas. “Y de los hijos de los sacerdotes, los hijos de Habaía…Estos buscaron su registro de genealogías, y no fue hallado; y fueron excluidos del sacerdocio” (Esdras 2:62). Para los judíos de ese tiempo, si no tenía una genealogía, ni siquiera sería escuchado. La genealogía era como una carta de presentación o un pasaporte para ser aceptado por la comunidad hebrea. Por eso, desde niños debían aprender de memoria toda la lista de sus antepasados. San Jerónimo dice acerca de los judíos de su tiempo (aprox. el año 400 DC) “Desde Adán hasta Zorobabel recitan de memoria todas las generaciones con tal velocidad, que parecen pronunciar su propio nombre”»(7)

e) La genealogia

Javier Colayco, fundador de TribalJunction.com (http://www.tribaljunction.com), un sitio Web que permite fácilmente crear un árbol familiar y encontrar a parientes distantes, explica que «la genealogía, definida generalmente, es el estudio de su ascendencia. Sin embargo, en actualidad, la genealogía es mucho más implicada e interesante que su definición general deja encendido. Cuando se comienza a estudiar la genealogía, se realiza apenas cuánto información interesante sus antecedentes familiares puede revelar. La genealogía puede verter la luz encendido de donde sus antepasados vinieron, donde vivieron, qué ellos hicieron para una vida, que casaron y qué característica poseyeron.

Casi cada uno, si lo realizan o no, ha participado en una cierta forma de actividad de la genealogía. ¿En escuela del grado, usted hizo siempre un árbol de familia? ¡Ésa es genealogía! La genealogía puede ser tan simple como haciendo un expediente de su árbol de familia de usted a sus grandes abuelos o tan compleja como remontando su linaje entero de nuevo a épocas antiguas.

La historia de la genealogía fecha de nuevo al viejo testamento de la Biblia. En el primer libro, el libro de la génesis, vemos el bloodline de una familia narrado y la importancia de la genealogía. El nuevo testamento también reflejaría más adelante la importancia de la genealogía en la religión y la sociedad. Los libros de Matthew y Lucas contornean la genealogía de Jesús de Nazareth.

Pero la Biblia no es el único expediente escrito que presta crédito a la importancia de la genealogía. A través de la historia encontramos expedientes de conflictos, de asesinatos e incluso de las guerras donde la genealogía hizo una parte en la historia. Los lazos a los derechos, a las derechas a las herencias y a la elegibilidad para el rulership toda se atan a la herencia de una persona, y la genealogía proporciona el mapa que ilustra quién tiene derecho a lo que demanda.

Hay un número de casos a través de la historia en qué genealogía desempeñó un papel importante como ciertos dramas revelados antes de humanidad. Algo tan significativo como el linaje de Jesús de Nazareth algo tan modernly-trivial como el padre verdadero de la hija de Ana Nicole Smith, la genealogía a menudo ha estado en la vanguardia como la historia se jugó hacia fuera.

La genealogía también desempeñó un papel grande en la demanda histórica de Inglaterra al trono de Francia. Rey Edward III era un descendiente Normando-France ‘s. Cuando su tío, Charles IV de Francia, pasado Edward ausente intentó poner demanda al trono francés.

El intentó convencer las energías que sean que aunque su madre no podría poner demanda al trono porque ella era una mujer, ella podría pasar encendido los bloodline a la derecha al trono, haciéndole la regla legítima de Francia. De curso, los descendientes masculinos de la genealogía convienen y la discusión conduce a la guerra.

Inglaterra y Francia no son los únicos países para tener excedente de los conflictos que sería el heredero legítimo de un trono debido a la genealogía. Rowena, Byzantium, Portugal, e incluso Egipto antiguo todo tienen historias que sean ricas en conflictos de genealogías-.

Por supuesto, hay los conflictos menos significativos de la genealogía que no tienen casi tanta importancia como algunos de estos acontecimientos históricos y políticos, pero consiguen bastante cobertura de medios para hacer les el mundo famoso. El árbol de familia verdadero de la hija de Ana Nicole Smith es apenas un caso. Quizás este linaje excesivo del conflicto no era históricamente significativo, sino que aparece que muchos lo encontraron para hacer un asunto de interés general.

Hay un número de razones por las que la gente persigue la genealogía. Algo tan simple como un interés ligero en sus antecedentes familiares o en algo tan significativo como intentar encontrar las partes de una familia quebrada y juntar las piezas de ellas detrás junto; las razones para estudiar la genealogía son numerosas.

La genealogía puede ayudar a una persona a conseguir en tacto con quiénes realmente son. Usted puede descubrir quién eran sus antepasados, qué él hizo, donde vivió, y más. Remontando sus raíces, usted no solamente para aprender sobre los en su bloodline que han ido antes de usted, solamente usted puede investigar y ganar una comprensión de estos miembros de su familia que usted nunca tenía la ocasión de satisfacer.

Han habido épocas a través de la historia cuando las familias partidas las circunstancias extremas aparte. La Segunda Guerra Mundial, por ejemplo, rasgó a hermano de hermana y de madre del niño. La genealogía es una herramienta que puede ayudar a juntar las piezas de las familias rotas detrás y los millares de gente han hecho apenas eso.

La genealogía es a veces apenas una simple diversión. ¿No sería emocionante descubrirle era un primo distante de una celebridad famosa, o que su nona abuelo era rey? La genealogía de muchas veces puede destapar hechos interesantes y emocionantes sobre el árbol familiar de una persona.

La genealogía, aunque siempre fue importante, no experimentó una explosión tan extensa en renombre hasta el advenimiento del Internet. Se van los días cuando investigar su árbol de familia significó el funcionamiento a partir de una facilidad de los expedientes del público al siguiente, esperando que usted podría encontrar pedazos que falta al rompecabezas enviando lejos para la información que pudo nunca llegar.

Con más y más expedientes públicos que ahora son accesibles on líne, la información principal de la genealogía se logra fácilmente con solo un click del Mouse, y se crea el árbol genealógico familiar. Millones de usuarios del Internet han comenzado ahora a remontar sus líneas familiares en la Web, ya que lo que antes se tardaba años para lograr, se puede ahora hacer en una cuestión de días o de semanas.» (8)

f) En los evangelios solo hay dos genealogías de Jesús

Volviendo al libro de Mateo, vemos que entre los cuatro Evangelios sólo dos, Mateo y Lucas, tienen genealogías.

En el foro de Internet de la Web cristiana iglesia.net, en el ítem “La importancia de tener una genealogía y alimento diario”, explica que «Mateo nos dice que Jesús es el verdadero descendiente de la familia real, que Él es el heredero legal del trono real. Una persona tal como ésta necesita una genealogía que cuente Su origen y Su linaje. Lucas presenta a Jesús como un hombre hecho y derecho. Para presentar a Jesús de esta manera también se requiere una genealogía. En Marcos, se ve a Jesús como a un esclavo, uno que ha sido vendido como esclavo. No es necesario incluir la genealogía de un esclavo; por eso, no se encuentra en el libro de Marcos. Juan nos dice que Jesús es Dios. “En el principio era el Verbo… y el Verbo era Dios”. Con El no hay principio, ni linaje. Él es eterno, sin principio de días ni fin de vida (He. 7:3). ¡En el principio era Dios! Sería ridículo si Juan hablara de la genealogía de Jesús. Con respecto a todos los demás, sin considerar quién es o cuántas biografías han sido escritas de él, la genealogía es exactamente lo mismo. Pero Jesús tiene dos. » (9)

g) Jesús, el Mesías prometido

«Jesús vino al mundo diciendo que Él era el Mesías del cual Isaías profetizó. Él era el cumplimiento de la profecía» (10) «Esto nos permite darnos cuenta que Dios dice todo por una razón y tiene una razón para todo» (11) «Jesús dijo que Él era el Mesías y los líderes religiosos y los fariseos dijeron que Él era el hijo ilegítimo de una judía. Por eso Mateo les escribió a los judíos, para contestar las acusaciones de ellos. La genealogía nos confirma la identidad de Jesús» (12), que el es el Mesías de Israel, la promesa de Dios al mundo en Génesis (protoevangelio, “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.” Gen 3:15 RVR 1960)

h) Jesús es el descendiente de Adán

«Desde el principio Dios anunció una intervención divina en relación a los descendientes de Adán, puesto que de acuerdo con las Escrituras, tras la desobediencia de los primeros humanos se dirigió a la simbólica serpiente para decirle estas extrañas palabras que fueron el inicio de una serie de profecías que se referían a la llegada de una descendencia que vencería a Satanás.»(13)

Jesús «fue descendiente de Abraham y de David. Para ser el Mesías Él tenía que ser:

  • El descendiente de Abraham, por su semilla; para ser Mesías
  • El descendiente de David, para poder sentarse sobre el trono de David.

Esto ya había sido profetizado. Mateo está probando quién era Jesús a través del linaje de su Padre. Ahora, José no fue el padre natural de Jesús. Él fue concebido de manera sobrenatural en el vientre de su madre, pero para ser un Rey, tiene que ser a través de su padre. Así que cuando Lucas nos da la genealogía, él lo hace a través del linaje de María, porque ella también, fue del linaje de Abraham. La genealogía de Jesús ha enfrentado la genealogía de los fariseos. Nadie estaba más en contra de Jesús y sus enseñanzas que los fariseos » (14)

«La genealogía de Mateo hace énfasis en los ascendientes de Jesús: David y Abraham. (Mat.1:1) “Jesucristo hijo de David, hijo de Abraham.” Esta afirmación vincula a Cristo con dos de los grandes pactos que Dios hizo, con David y con Abraham. El pacto de Dios con Abraham prometía que por él serían bendecidas todas las familias de la tierra. (Gen.12:3) con (Gál.3:8,16).» (15)

«Dios le prometió a Abraham: “…te bendeciré abundantemente y multiplicaré mucho tu simiente, que llegará a ser cómo las estrellas de los cielos y cómo la arena que está en la orilla del mar. Tu simiente tomará posesión de la puerta de sus enemigos, y todas las naciones de la tierra serán bendecidas por medio de tu simiente, porque has obedecido mi voz”. (Gén. 22:17-18)

Estas palabras revelaban la estirpe de la descendencia, y el apóstol Pablo las aplicó al Cristo, escribiendo: “…la promesa se le dio a Abraham y a su simiente, pero no se le dijo ‘a tu simiente’ cómo refiriéndose a muchas, se le dijo ‘a tu simiente’ cómo hablando de una sola, que es el Cristo”. (Gál. 3: 16) » (16)

Con David consistía en la promesa de un Rey que se sentaría en el trono de su reino para siempre. (II Sam .7:8-13).

«Con el tiempo, los profetas fueron desvelando el linaje del Mesías. Así, cuando el patriarca Jacob sintió acercarse su fin, bendijo a sus hijos, profetizando luego con respecto a los descendientes de cada uno de ellos, y dirigiéndose a su hijo Judá, dijo: “El cetro no se apartará de Judá, ni el bastón de mando de entre sus pies, hasta que venga Shiloh” (Shiloh significa ‘el Dueño’ o ‘el Propietario’) (Gén. 47:10)

Y cuando siglos después, David fue ungido cómo rey de Israel, escribió: “El Eterno ha jurado a David una disposición de la que jamás se retractará: ‘A uno de tu linaje sentaré sobre tu trono…’” (Sal. 132:11)

En armonía con sus palabras, cuando Gabriel anunció a María el nacimiento de un hijo, declaró: “…será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su antepasado. Reinará para siempre sobre la casa de Jacob y su reino no tendrá fin”. (Luc. 1:32-33) Y también el apóstol Pedro, dirigiéndose a los judíos tras la muerte y resurrección de Jesús, dijo: “Hombres de Israel, escuchad estas palabras: Jesús Nazareno, aquel hombre que Dios presentó ante vosotros… …ha sido levantado por Dios, que lo ha liberado de los dolores de la muerte… …tal cómo de él había predicho David… …que era profeta y confiaba en el juramento que Dios le había hecho, de que sentaría en su trono a uno que fuese fruto de sus lomos…” (Hch. 2: 22 –30)

i) La genealogía de Jesús no es de poca importancia

Puede entonces decirse que la genealogía de Jesús no es cosa de poca importancia. A través de los siglos, Dios había anunciado por medio de ángeles y de profetas, que el prometido Mesías sería simiente de Abraham, pertenecería a la tribu de Judá, y gozaría por nacimiento, de un derecho legal al trono de David. Se hacía pues indispensable probar su ascendencia y los derechos que esta le otorgaba, y con este propósito se registraron en las Escrituras las líneas familiares de María y de José, su esposo. » (17)

j) Comparando las genealogías:

1) «La genealogía que se presenta en el evangelio de Mateo pertenece a José, el padre legal o adoptivo de Jesús. Mateo asciende desde Abrahán a Jesús. El evangelio según Mateo se abre con un título solemne: “Genealogía de Jesús, Mesías, hijo de David, hijo de Abrahán» (v. 1), seguido de un larguísimo elenco de nombres de elevado significado teológico. El verbo que domina el pasaje es “engendrar”, que, en su sentido más profundo, significa “crear por Dios”, “crear en nombre de Dios”. En efecto, las genealogías ejercen en las Escrituras el papel de interpretar la historia a partir de su fundamento, de la vida transmitida como bendición divina. Entre las distintas genealogías bíblicas sólo hay una introducida de manera semejante a la de Mateo: se trata del “Libro de la generación de Adán”, sea, del “primer hombre”, que, hecho a imagen y semejanza de Dios, engendra hijos comunicándoles esta misma semejanza (Gen 5:1-32). Mateo, por consiguiente, recorre el río de las generaciones para indicar que la cadena de 20 Prólogo: genealogía y relatos de la infancia (Mat 1:1–2,23) la transmisión de la vida a través de la carne y de la sangre se detiene en Jesucristo: con él comienza una nueva creación, obra del Espíritu (v. 18; Jn 1:12s). Este cambio decisivo está indicado por el mismo verbo “engendrar“, empleado en forma pasiva (v. 16). Precisa que era simiente de Abraham, que pertenecía a la tribu de Judá y que era descendiente del rey David, por proceder de la familia de su hijo Salomón. Sin embargo, revela que pertenecía además a la estirpe de Jeconías o Conías, un rey de Judá de quien el profeta Jeremías había dicho: “Un vaso de tierra despreciable y rechazado es este hombre Conías… …Esto es lo que ha dicho El Eterno: ‘Inscriban a este hombre cómo sin hijos, cómo un hombre que ha malogrado su vida, porque los de su simiente no conseguirán prosperar y ninguno de ellos se sentará jamás en el trono de David…’” (Jer. 22: 28-30) Puede así decirse, que por decreto de Dios, esta rama familiar quedó excluida de la línea real de David, y que los descendientes de Jeconías, José incluido, no gozaban por herencia de ningún derecho a reinar. Ahora bien, este hecho no afectaba directamente a Jesús, puesto que no era simiente o hijo biológico de José, por lo que no pertenecía a su estirpe.

2) Lucas: registra la línea genealógica de María, pues aunque llama a José ‘hijo de Heli’, los estudiosos generalmente concuerdan en que este término puede entenderse y traducirse muy justamente cómo ’yerno de Heli’, que fue padre de María, perteneció a la tribu de Judá, y descendía del rey David a través de la familia de su hijo Natán. Lucas baja desde Jesús hasta Adán.Jesús heredó pues sus derechos al trono de David a través de la línea materna, y esta vía de sucesión podría ser corroborada mediante una de las profecías de Zacarías, que fue citada también por el apóstol Juan, y que al anunciar la muerte del Mesías y el desconsuelo que todas las familias de Jerusalén sufrirían entonces, nombra en primer lugar a las de David y de Natán: “…habrá por aquel que traspasaron un lamento igual al lamento por un hijo único, y le llorarán amargamente cómo se llora a un primogénito. Aquel día el lamento en Jerusalén será grande… …se lamentará el país, familia por familia, la familia de la casa de David… …la familia de la casa de Natán…” (Zac. 12: 10-14)

Pero entonces, si solamente fue María quien transmitió a su hijo el derecho al trono de David ¿Cuál es el propósito de la genealogía de José?

k) La respuesta está en las disposiciones hereditarias que la Ley de Israel establecía:

Antes de que las tribus de Israel entrasen en Canaán, la tierra prometida, Dios, por medio de Moisés, dispuso el reparto de la heredad que les entregaba. Cada una de las tribus, a excepción de la de Leví, tenía que recibir una extensión de tierra que debía mantener siempre en propiedad, y repartirla entre sus familias para que disfrutasen de un patrimonio que se transmitiría de padre a hijo. No obstante, en Núm. cap. 27, leemos que las hijas de Tselofehad, un cabeza de familia que no tenía hijos varones, reclamaron el derecho a la herencia de su padre. Entonces, después de dirigirse en oración al Señor, Moisés comunicó al pueblo que cuando no hubiese en la familia hijos varones, las hijas heredarían del mismo modo que los hijos. Pero esta disposición planteó un nuevo problema: si la tierra asignada a cada una de las tribus constituía una heredad intransferible ¿Qué sucedería si la heredera se casaba con un hombre de otra tribu? ¿Cómo podría entonces regresar la herencia a su ‘status quo’ en el año de jubileo, según se decretaba en la Ley?

De nuevo Moisés se dirigió al Señor, estableciendo luego que cualquier mujer que tuviese derecho a una herencia en Israel, debía, para poder conservarla, casarse con un hombre que perteneciese a la tribu de la familia de su padre. La mujer que rehusaba cumplir con esta exigencia legal, también renunciaba expresamente a su herencia.Esta disposición que regulaba las transmisiones hereditarias, explica la importancia de una genealogía de José, que demuestra que María había cumplido con el requisito legal de casarse con un hombre de la tribu de su padre, la tribu de Judá.Al haber obedecido el mandato de la Ley, María estaba en disposición de heredar y de transmitir legalmente a su primogénito un patrimonio que, en su caso, incluía los derechos inherentes al linaje de David.

Así pues, las dos genealogías de Jesús se complementan para confirmar la legitimidad de su linaje real, en armonía con lo que los profetas habían proclamado, pues tal cómo escribió Pablo a los Corintios: “…el Hijo de Dios, Jesús Cristo… …no ha resultado un dudoso ‘puede que sí o puede que no’, si no un seguro ‘sí’, por haberse concretado en él con un ‘sí’, todas las promesas de Dios que le conciernen”. (II Cor. 1:19-20) » (18)

l) Jesús desciende de bastardos

En el portal Notas Bíblicas, en el artículo “La genealogía de Jesucristo”, Víctor Manuel Castro Chinchilla (Febrero 2008), explica que «realmente la genealogía de una persona en nada o en poco amerita a esta, porque no necesariamente una línea de sucesión está ligada a una moral o justicia, y ni siquiera los antepasados de Jesús son una familia de alto honor o respeto. Si bien es cierto que algunos de ellos son hombres y mujeres de gran altura y respeto, otros no lo son, entre los primeros podemos decir lo siguiente: Adán. penetrado por la nostalgia de la felicidad perdida del paraíso; Matusalén, el muy anciano; Noé rodeado del terrible fragor del diluvio; Abrahán, al que Dios hizo salir de su país y de su familia para que formase una alianza con él; Isaac, el hijo del milagro, que le fue devuelto desde el altar del sacrificio; Jacob, el nieto que luchó con el ángel de Dios… ¡Qué corte de gigantes del espíritu escoltan la espalda de Jesucristo! Pero esa lista contrasta con los otros que son una vergüenza para Jesús .Lo verdaderamente conmovedor de esta genealogía es que ninguno de los dos evangelistas ha “limpiado” la estirpe de Jesús. Cuando hoy alguien exhibe su árbol genealógico trata de ocultarlo, por lo menos, de no sacar a primer plano las “manchas” que en él pudiera haber; se oculta el hijo ilegítimo y mucho más el matrimonio vergonzoso. No obran así los evangelistas. En la lista aparece -y casi subrayado- Farés, hijo incestuoso de Judá; Salomón, hijo adulterino de David. Los escritores bíblicos no ocultan que Cristo desciende de bastardos.»(19)

m) En la genealogía de Jesús, aparecen los nombres de 4 mujeres con historias tristes

En el World Genealogy Portal, en el artículo “Genealogía de Jesús”, J.L. Martin-Descalzo dice

“Y digo que casi lo subrayan porque no era frecuente que en las genealogías hebreas aparecieran mujeres; aquí aparecen cuatro y las cuatro con historias tristes. Tres de ellas son extranjeras (una cananea, una moabita, otra hitita) y para los hebreos era una infidelidad el matrimonio con extranjeros. Tres de ellas son pecadoras. Sólo Ruth pone una nota de pureza. No se oculta el terrible nombre de Tamar, nuera de Judá, que, deseando vengarse de él, se vistió de cortesana y esperó a su suegro en una oscura encrucijada. De aquel encuentro incestuoso nacerían dos ascendientes de Cristo: Fares y Zara. Y el evangelista no lo oculta. Y aparece el nombre de Rahab, pagana como Ruth y “mesonera”, es decir, ramera de profesión. De ella engendró Salomón a Booz.

Y no se dice -hubiera sido tan sencillo- “David engendró a Salomón de Betsabé”, sino, abiertamente, “de la mujer de Urías”. Parece como si el evangelista tuviera especial interés en recordarnos la historia del pecado de David que se enamoró de la mujer de uno de sus generales, que tuvo con ella un hijo y que, para ocultar su pecado, hizo matar con refinamiento cruel al esposo deshonrado.

¿Por qué este casi descaro en mostrar lo que cualquiera de nosotros hubiera ocultado con un velo pudoroso? No es afán de magnificar la ascendencia de Cristo, como ingenuamente pensaban los racionalistas del siglo pasado; tampoco es simple ignorancia. Los evangelistas al subrayar esos datos están haciendo teología, están poniendo el dedo en una tremenda verdad que algunos piadosos querrían ocultar pero que es exaltante para todo hombre de fe: Cristo entró en la raza humana tal y como la raza humana es. El aceptó, en todo el resto de su progenie, la realidad humana total que él venia a salvar.

Las genealogías, citadas varias veces al comienzo de los Evangelios de San Mateo y San Lucas, tienen el sentido de situar a Cristo como fin de la revelación de Dios a través de los siglos, de subrayar la continuidad entre el Antiguo y Nuevo Testamento.» (20)

E) Opiniones desde la Tradición cristiana:

1) Schmaus Teología Dogmática III Dios Redentor: «Cristo es el fin de los tiempos. Todas las revelaciones anteriores son trascendidas en la revelación de Cristo; todas aluden a El; El las resume y revela su sentido último, de forma que sólo desde El pueden ser plenamente entendidas. “Muchas veces y en muchas maneras habló Dios en otro tiempo a nuestros padres por ministerio de los profetas últimamente, en estos días, nos habló por su Hijo” (Hb/01/01-02).

2) San Ireneo: Las genealogías, citadas varias veces al comienzo de los Evangelios de San Mateo y San Lucas, tienen el sentido de situar a Cristo como fin de la revelación de Dios a través de los siglos, de subrayar la continuidad entre el Antiguo y Nuevo Testamento. Las figuras citadas salen en larga procesión al encuentro de Cristo, como los profetas en los pórticos de las Iglesias medievales. Del sentido de las genealogías, habla San Ireneo: “San Lucas muestra cómo las generaciones que van desde la generación del Señor hasta Adán comprenden setenta y dos series. Une así el fin con el principio, atestiguando que es el Señor el que reúne así, a todos los pueblos, desparramados sobre la faz de la tierra, en la variedad de lenguas y de estirpes, resumiéndolas a todas con Adán en sí (Adversus Haereses III, 22, 3).

3) Cristo es el Esperado en todo el AT; allí se habla de Él como del que va a venir. El AT es la prehistoria de Cristo, en la que en cierta manera se traslucen los rasgos de su vida. La figura de Cristo proyecta su sombra en el AT en una rara inversión del ejemplarismo griego y del pensamiento natural, que conocen tan sólo las sombras de lo que realmente existe. Aquí la aurora es el reflejo del día: el Antiguo Testamento es la irradiación del Evangelio. (Heb. 10, 1; Ro. 5:14; Gál. 3:16; I Cor. 10: 6; Col. 2:17). Según esto, todo el AT es un texto profético, cuyas palabras y signos se cumplen en Cristo.»(21)

4) San Ireneo: «San Lucas muestra cómo las generaciones que van desde la generación del Señor hasta Adán comprenden setenta y dos series. Une así el fin con el principio, atestiguando que es el Señor el que reúne así, a todos los pueblos, desparramados sobre la faz de la tierra, en la variedad de lenguas y de estirpes, resumiéndolas a todas con Adán en sí (Adversus Haereses III, 22, 3).

5) El comienzo de Mateo 1:1 suena de esta forma: “Biblos ghenéseos lesou Christou… “ (“Libro de la generación de Jesucristo”). Pues bien, observan algunos exegetas, el título Biblos ghenéseos es el mismo que aparece en Gén 2,4 a propósito de la creación del mundo: “Estos son los orígenes (É Biblos ghenéseos) de Adán” (los Setenta leen: “de los hombres”). De este visible paralelismo entre Mat 1:1 y Gén 2:4; 5:1, algunos deducen la siguiente conclusión: Mateo considera el génesis-nacimiento de Jesús como una segunda creación: Cristo es el nuevo Adán y el seno de María (Mat 1:18-21) sería como la nueva tierra virgen de la que el Espíritu de Dios plasma al que es origen de la nueva humanidad.

Pensar en la encarnación de Cristo como en una renovada creación es una propuesta convincente. Además de apelar a las observaciones literarias mencionadas anteriormente, podríamos apoyarla en el carácter de absoluta novedad que tiene esta página de Mateo. Por ejemplo, la realeza de David se destaca claramente en el v. 5 y (según algunos) también en el v. 6. Pero con el destierro la institución monárquico-davídica se ve apagada. En la tercera serie de nombres que sigue a la deportación de Babilonia (vv. 12-16) aparecen personas destituidas de toda insignia real. Cristo dará vida a un nuevo tipo de realeza, que es de un género muy distinto. Como Hijo de Dios (Mat 2:15), establece otra casa de David, un reino que trasciende las leyes de la carne y de la, sangre. La misma manera con que entra en nuestro mundo es un capítulo abierto hacia la naturaleza divina de su persona.

Un día dijo Jesús a propósito de sí mismo:

  • “Pues os digo que uno mayor que el templo está aquí…. ¡he aquí más que Jonás en este lugar!… ¡y he aquí más que Salomón en este lugar!” (Mat. 12:6, 41,42).
  • Si sus antepasados fueron engendrados por el encuentro de un hombre y una mujer, la humanidad de Cristo es fruto del poder del Espíritu que actúa en el seno de María. Es un camino que desconcierta a la sabiduría de aquí abajo: “El nacimiento de Jesucristo fue así…” (Mat 1:18).

Tales son los albores de la nueva creación, aquella en que el Hijo del hombre se sentará en el trono de su gloria (Mat 19:28; 25,31). Cristo se hizo rey no por sucesión davídica, sino por concepción virginal y por resurrección; ambas son obra del Espíritu que renueva todas las cosas

6) Cuatro mujeres en la genealogía:

¿Por qué? Mateo (a diferencia de Luc 3:23-28) pone cuatro mujeres en los eslabones de la cadena genealógica de Jesús: Tamar (v. 3), Rahab (v 5a), Rut (v. 5b) y “la mujer de Urías” (v. 6b), o sea Betsabé. En la finalidad esencial de la genealogía la mención de estas cuatro mujeres no era necesaria. En efecto, para la mentalidad bíblico-semítica (que es machista) el que engendra es el varón, mientras que la mujer le engendra al marido. Y Mateo lo sabe bien, hasta el punto que une los nombres de Tamar, Rahab, Rut y Betsabé a los de sus maridos respectivos (Judas, Salmón, Booz y David). Mateo, según se dice, no suele conceder gran importancia a la mujer. Pero aquí precisamente, como apertura de su evangelio, hace una excepción.

¿Por qué motivo? 

6.a) Porque son pecadoras, responden algunos siguiendo a san Jerónimo; Jesús, afirmará varias veces el evangelista, vino a salvar a su pueblo de sus pecados (Mat 1:21, 9:2-6.10-13 18:11-14…). Pero se objeta que no es éste el caso de Rut, que se nos presenta como una mujer virtuosa, a pesar de que procedía de una tierra pagana, la de Moab (Rut 1:1ss). En cuanto a Tamar, el mismo Judá reconoció: “Es más justa que yo” (Gén 38:26); además, como diremos, se sabe perfectamente que estuvo rodeada de una gran veneración en la antigua literatura judía. Rahab —ya a partir del texto bíblico de Jos 2:12 y 6:17, 22-25— es celebrada como una heroína. Y sobre las peripecias de Betsabé hay que notar que el pecado se hizo recaer más bien sobre David, que la mandó raptar (II Sam 11:4; 12:1-14); además, el pensamiento rabínico se muestra muy indulgente con ella.

6.b) Porque son extranjeras, responden otros. Tamar y Rahab eran naturales de Canaán; Rut es moabita; Betsabé, por el hecho de ser mujer de un hitita (Urías), puede que fuera también de origen extranjero. Por eso Mateo incluiría a cuatro mujeres no hebreas en la genealogía de Cristo, casi como un preludio para la salvación universal que había venido a traer (Mt 2,1-12; 8,11-12; 28, 18-19).

6.c) Un tercer motivo subraya el hecho de que cada una de estas cuatro mujeres realizaron hechos muy beneméritos para el destino del pueblo de Israel. Tamar, fingiéndose prostituta, impidió que se extinguiera la raza de Judá (Gén 38), de la que tenía que surgir el Mesías (Gén 49:10). Por tanto, se comprende la profunda admiración que se le tributó dentro del judaísmo. Rahab, al esconder a los espías de Josué y profesar su fe en Yahvé, favoreció la entrada de los israelitas en la tierra de Canaán (Jos 2) y fue considerada como un modelo de fe (Heb 11:31). Rut, a pesar de ser natural de Moab siguió a su suegra a Israel y para suscitar descendencia a su marido difunto, tal como prescribía la ley mosaica, se casó con Booz, su pariente próximo; así nacerá Obed, abuelo de David (Rut 1-4). Betsabé, con su intercesión ante David, obtuvo que Salomón (y no Adonías) se convirtiera en heredero del trono (I Re 1:11-40), según la profecía de Natán (II Sam 7:8-16; 12:24-25). El papel que representaron Tamar, Rahab, Rut y Betsabé es ciertamente de primera fila. Pero, se objeta, ¿por qué el evangelista silencia a las que fueron las “madres de Israel” por excelencia, como Sara, Rebeca, Raquel, Lía…? Es una dificultad que tiene su peso específico.

Quizá la respuesta más en consonancia con las intenciones de Mateo es la de A. Paul. La tradición judía —señala el exegeta francés— es muy consciente de que en la maternidad de Tamar, de Rahab, de Rut y de Betsabé había algo “no regular”, aunque tampoco pecaminoso. El judaísmo próximo al NT consideraba realmente que era el Espíritu Santo el que guiaba a aquellas mujeres en sus peripecias, a fin de que fueran instrumentos providenciales para la venida del Mesías y permaneciesen fieles a su tarea, a pesar de sus muchas dificultades; esto vale también para Rut, la cual (se decía en los ambientes judíos) era estéril y fue curada por obra del Espíritu del Señor. En cierto sentido, por consiguiente, en aquellas cuatro mujeres había tenido lugar una intervención del Espíritu Santo como anuncio de la maternidad de María y de la situación de José. Sin embargo, concluye acertadamente A. Paul, al lado de las afinidades descritas anteriormente, hay que tener en cuenta las marcadas diferencias que hay entre las mencionadas madres de Israel y la madre de Jesús: María tiene una misión absolutamente original y es eso precisamente lo que Mateo quiere destacar.

El versículo 16b. El nombre de María aparece en el tercer grupo, en el v. 16b, con el tenor siguiente: “Y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús el llamado Cristo”.

1) Una peculiaridad estilística del v. 16b. Es digno de interés el modo con que el evangelista introduce a María en el v. 16b. En los vv. 2-16a escribía con una frase estereotipada e inmutable: “Abrahán engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob…”, etc. Pero al llegar al v. 16, Mateo cambia de estilo y dice: “Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús el llamado Cristo”. En vez de seguir escribiendo: “José engendró a Jesús”, el evangelista recurre de pronto a un giro en la frase. ¿Por qué?

Este motivo es de extraordinaria importancia y se nos explica en los vv. 18-25. En efecto, los antepasados de Jesús, desde Abrahán (v. 2) hasta Jacob, padre de José (v. 16a), engendraron a sus hijos según la ley ordinaria de la naturaleza. Pero en el caso de Jesús el Cristo se da una excepción tan singular como inaudita: Jesús no tiene padre humano; su concepción en el seno de María no es fruto del semen de José, sino que se debe a una intervención directa del Espíritu Santo (1:18d, 20d). De tal naturaleza fue el acontecimiento inefable que se realizó en María, antes de pasar al segundo momento de la práctica nupcial judía, es decir, ir a habitar en casa de su esposo (1:18b-c). Por tanto, en el origen humano de Cristo no está José, sino María, la cual ” El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo.” (Mat 1:18). Dios es la causa trascendente de la novedad de Cristo salvador. Jesús tiene a Dios como padre (Mat 2:11, que cita a Os 11,1; luego 3:17; 4:3,6; 14:33; 17:5).

El evangelista afirma que José es esposo de María (1:16) y que María es esposa de José (1:20,24), pero evita escribir que José sea padre de Jesús. Esta preocupación suya se manifiesta también en 2:13-23, donde nos narra la huida a Egipto y el regreso posterior a la tierra de Israel. Esa sección, como observan los comentadores, tiene algunas frases muy similares a Ex 4:19-20, en donde se narra el regreso de Moisés desde Madián a Egipto, después de haber muerto los que ponían asechanzas a su vida. Pero hay que prestar atención a la siguiente discrepancia. De Moisés se escribe que “tomó a su mujer y a sus hijos y se dirigió a Egipto” (Ex 4:20), mientras que de José se dice en cuatro ocasiones que tomó “al niño y a su madre” (vv. 13, 14, 20,21).

2) Un par de variantes del v. 16b. La tradición textual conserva dos lecciones menores, claramente derivadas de la que acabamos de examinar, que goza del apoyo de los manuscritos de mayor importancia.

2.1.)Una de ellas cambia el texto de esta forma: “Jacob engendró a José, para quien su prometida esposa la virgen María engendró a Jesús” (códice de Koridethi, la familia de mss. Ferrar, la Vetus latina y la sirocuretoniana). El amanuense se vio quizá impresionado por la crudeza de la expresión “…José, esposo (griego: andra) de María”. Estaba por medio la doctrina de la Iglesia católica romana de la virginidad perpetua de la madre de Jesús. Y entonces se preocupó de atenuar el texto original, indicando expresamente a María como virgen. Además, esta lección se compagina más claramente con la mentalidad semítica, según la cual una mujer engendra un hijo al marido (Luc. 1:13). José es el cabeza de familia legal, confirmado en esa función por Dios mismo (Mat 1:20-21).

2.2.) La segunda variante lee: “Jacob engendró a José, y José, con el que estaba desposada la virgen María, engendró a Jesús, llamado Cristo” (versión siro-sinaítica solamente). Con semejante alternativa el copista intentaba armonizar el v. 16b con los vv. 2-16a, en donde se recurre treinta y nueve veces a la fórmula fija: “Abrahán engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob…” Sin embargo, también aquí se evita nombrar a José como esposo de María y se caracteriza a María con su cualidad de virgen.

A juicio de algunos críticos racionalistas, las dos variantes servirían para indicar que para algunas corrientes de los primeros siglos José era considerado como padre natural, y no legal, de Jesús. Pero las observaciones apuntadas más arriba hacen sumamente improbable esta deducción.

En resumen: el v. 16b, con su doble lección alternativa, prepara al lector para el misterio que se realizó en María. Ese misterio confunde la sabiduría y los planes de este mundo. Estamos en el umbral de una segunda creación, todavía más maravillosa que la primera.

F. CONCLUSIÓN.

Desde Abrahán hasta Cristo (Mat 1:1-16), el itinerario de la historia de la salvación no fue un viaje triunfal. Se diría más bien que en él se mezclan la gracia y el pecado, una alternativa de luces y de sombras. Junto al amor de Dios, que sigue siendo indefectible, está el elemento humano, capaz de subir e inclinado a caer. Entre sus antepasados Cristo tiene santos y pecadores; tanto a los unos como a los otros no se avergüenza de llamarlos hermanos (Heb 2:11-12).

Aquella larga peregrinación que se extiende desde Abrahán hasta Cristo alcanza por fin la meta. María es el penúltimo eslabón de esta cadena genealógica. También ella por la vocación especial que se le ha asignado, es testigo de la fidelidad de Dios a sus promesas de querer estar al lado de los hombres (Gén. 3:15). La Virgen surge del río de las generaciones humanas como alba que prepara el día de Cristo, salvación eterna: “Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús el llamado Cristo” (Mat 1:16).

La genealogía es género literario reconocido en la Biblia para mostrar la vinculación de los hombres con la historia de su propio pueblo; y es, al mismo tiempo, título que garantiza la transmisión legítima de la bendición de Dios.

Dios se vale de los hombres para realizar su designio en la historia. Jesús está ligado para siempre con sus hermanos los hombres. Con él la historia ha llegado a un remanso de nueva vida divina. Sabemos que por la fe y no por la sangre recibimos de él el nuevo impulso creador. El nombre de Jesús anuncia la novedad de la salvación.

La obra del Espíritu se perpetúa en todo creyente que ha de ofrecer, también, su colaboración.

La lectura menciona a cuatro mujeres; algo insólito que requiere explicación. Podría ser que Mateo hubiera querido destacar una vez más el universalismo de la nueva alianza, prefigurada ya en la ascendencia del Mesías (de hecho, las mujeres son extranjeras); Cristo viene de la humanidad, no sólo de Israel.

Podría ser también que hubiera querido indicarnos que la salvación se ofrece no sólo a los justos, sino también a los pecadores (las mujeres mencionadas se relacionan con situaciones de pecado) y que, en todo caso, Cristo es solidario de la historia de los hombres, historias no de santos, sino de pecadores. Podría, finalmente, haber querido subrayar que el plan de Dios termina siempre cumpliéndose, si bien a veces por caminos desconcertantes. Las tres hipótesis no se excluyen. También (cf. Gen 38) manifiesta una voluntad obstinada de querer dar descendencia a Judá, a pesar de que es una mujer extranjera; así, a través de ella el plan de Dios avanza a despecho de los hombres y por caminos insospechados. Rahab (cf.Jos 2,1-11) recurre a todo con tal de permitir que el plan de Dios se realice, y toda esa obstinación se da en una extranjera. También Rut se describe como una mujer fiel y obstinada en su afán de conservar la línea del marido (la línea mesiánica), y una vez más se trata de una extranjera. Finalmente, la mujer de Urías recuerda el pecado de David (2 Sam 11-12); pero tal pecado no impide el plan de Dios. Así pues, la promesa de Dios se realiza a despecho de los hombres, por caminos desconcertantes e imprevistos. Junto a la línea de la sangre previsible está la línea de la sorpresa y de la elección. Junto al pueblo judío esta la obstinación de los extranjeros. Y entre los obstáculos que Dios debe vencer está el pecado. En definitiva, Cristo es fruto, más que de los hombres, de una voluntad de Dios que sabe seguir adelante incluso cuando los hombres pretenden cerrarle el camino. (Bruno Maggioni, El Relato De Mateo, Edic. Paulinas/Madrid 1982.Pág. 16)

En la genealogía de San Mateo se manifiesta cómo obró Dios la salvación a través incluso de la resistencia humana. Aparecen cuatro nombres de mujer, todos los cuales despiertan el recuerdo del fallo humano. Son los nombres de Tamar, Rahab, Rut y la mujer de Urías. Citar nombres de mujer en genealogías judías pre-cristianas es chocante, dada la situación de aquélla. Pero es aún más extraño que el autor sagrado no nombre entre las madres de Jesús a los grandes patriarcas como Sara, Rebeca o Raquel, sino a cuatro mujeres sin gloria y hasta con ignominia. Tamar (Gen. 38, 6-30: Ruth, 4, 12) se disfraza de ramera, después de quedar viuda y sin hijos, y seduce a su suegro Judá, que engendra en ella a los gemelos Fares y Zara. Y Fares aparece entre los antepasados de Jesús. Rahab (Jos. 2, 1-21, 6, 17-25) es la hospedera de Jericó, es decir, una cortesana; y es cananea, pagana, por tanto. Ella ha de ser la madre de Booz. Rut (cf. el libro de Rut), la bisabuela de David, es moabita, o sea, pagana también, grave oprobio según la concepción israelita. De la mujer de Urías (Il Sam. 11) -Mateo no nombra a Betsabé- David engendró a su hijo Salomón, y oscureció así su vida y la historia de su familia.

Tales nombres en la genealogía de Jesús indican que su prehistoria, la historia de Israel, es gracia de Dios e infidelidad, no gloria humana. Hay que agradecer a la misericordia, dirección e inagotable fidelidad de Dios que el movimiento histórico conduzca a la salvación, a pesar de las resistencias humanas. Según la economía eterna de Dios todos los caminos de la historia llevan a Cristo en el que todo es creado. El es la meta y el fin de la ley, la plenitud de los tiempos, el nuevo Adán que crea una nueva familia de hombres, es decir, una humanidad que vive del Espíritu Santo. Es el verdadero hijo de David, que erigió la soberanía de Dios sobre los hombres como soberanía de salvación.

Por eso las genealogías tienen una importancia cristológica enorme. Son los testimonios del carácter histórico y gratuito de la redención divina. Cristo no es una idea, el “Cristianismo” no es una ideología. Cristo está enraizado profundamente en la historia, tanto que se puede dar su genealogía y nombrar a sus abuelos y bisabuelos. Apareció en un hic et nunc determinado y no pertenece, como figura de leyenda, a un siempre intemporal. (Schmaus Teología Dogmática VIII La Virgen Maria Rialp. Madrid 1961.Págs. 172 S.) »(22)

nacimiento

Conocer sus generaciones nos ayuda entender bien quién es el Señor Jesús, saber y comprender quién era Él en la primera época. Además, estamos en una época que ha dejado de ser cristiana, y ya muchos niegan la existencia real de Jesús, diciendo que en realidad Jesús nunca existió.

También nos permite encontrarnos mejor con el Cristo histórico.También nos permite admirar mejor el misterio de su encarnación, y nos permite conocer mejor su aspecto humano y divino. También vemos en este relato que verdaderamente Jesús es el rey de los judíos.

«La división sistemática en tres períodos de 14 generaciones cada uno de ellos, nos sugiere que Mateo estaba pensando en un número simbólico. Algunos piensan que dividió de esta manera el registro de los antepasados de Jesús para ayudarnos a recordar más fácilmente, es decir, lo ordenó de esta manera como un “ejercicio nemotécnico”. Otros creen que eligió el 14 porque es múltiplo de 7, que es el número sagrado en el Antiguo Testamento. Pero lo más curioso de todo es que las tres consonantes hebreas que componen el nombre DAVID tiene un valor numérico que da 14. Así, la D equivale a 4, más la V que equivale a 6, y nuevamente la D que equivale a 4 nos da: 4+6+4= 14 (Tengamos en cuenta que el hebreo antiguo se escribía sin vocales) Se supone, con cierta seguridad, que Lucas conocía el registro genealógico de Mateo, y no lo copia sino que hace otro completamente diferente. Mateo comienza con Abraham y llega hasta Jesús, en cambio Lucas comienza con Jesús y concluye con Adán. Mateo piensa en su pueblo, Israel; Lucas en cambio tiene en cuenta toda la humanidad. Mateo sigue el curso legal, a través de José, en cambio Lucas sigue la descendencia de Maria, la madre de nuestro Señor.» (23)

Esto tira por la borda las tantas teorías erróneas de los orígenes del hombre, ya sea evolución, evolución teísta, casualidad, etc.

«Por eso Mateo mencionó todo tipo de gente, a propósito, diciendo que ésta es la genealogía del Mesías. Él estaba hablando a nosotros, acerca de ¿qué es lo que la genealogía nos enseña? Dios guarda su palabra y sus promesas a través de las profecías del Mesías años atrás. A pesar de lo que pase, las promesas serán cumplidas. La genealogía nos recuerda que Dios tiene una respuesta para cada mentira o escena del diablo. Él ha interferido en la vida de Salomón, un descendiente, Jeconía. En Jer. 22, él dice que fue maldecido y que nadie de su línea podría sentarse en el trono – Satanás pensó ¡Ahá!, José era de la línea de David a través de la línea maldecida. Pero José no fue el padre natural de Jesús o Jesús no sería el Mesías. Dios tiene cuidado de los detalles. Para ser un padre legal, José tenía que nombrar el hijo y enseñarle su trabajo. ¿Quién fue instruido para nombrar a Jesús? José. Dios cuida los detalles de tu vida también» (24)

En el documento electrónico”El evangelio de Mateo: un evangelio eclesial”, dice así:

«…Los nombres de tantos personajes significativos que han tenido, según el misterioso designio de Dios, un papel importante en la historia de la salvación y en la realidad del pueblo de Israel. Estoy convencido de que las palabras del “Libro de la genealogía de Jesucristo” contienen el anuncio esencial de la Antigua y de la Nueva Alianza, el núcleo del misterio de la salvación, que nos encuentra a todos unidos: católicos, ortodoxos y protestantes. Verdaderamente, la misericordia de Dios se extiende y se extenderá de generación en generación, “porque es eterna su misericordia”. Que esta lista de nombres de pecadores y pecadoras que Mateo pone de relieve en la genealogía de Jesús no nos escandalice. En ella se exalta el misterio de la misericordia de Dios» (25)

Notas:

1 Notas “Evangelio de Mateo” Instituto bíblico Casa de Israel

2 ESTUDIO SOBRE LOS CUATRO EVANGELIOS 3 Texto seleccionado: Mateo 1:1-17

3 Introducción El evangelio de Mateo: un evangelio eclesial (F. X. Nguyen van Thuan, Testimoni della speranza, Città Nuova, Roma 2000, 15-17.20, passim; edición española: Testigos de esperanza. Ejercicios espirituales dados en el Vaticano en presencia de S.S. Juan Pablo II, Editorial Ciudad Nueva, Madrid, 2000).www.verbodivino.es/documentos/PrimerCapituloPDF/2080.pdf

4 Mateo lección 1 – Las generaciones hablan,http://www.redbiblica.com/index/

5 MATEO SIETE – Guía para Libro Uno, Lecciones 5 & 6

6 Ibíd.

7 ESTUDIO SOBRE LOS CUATRO EVANGELIOS-3 Texto seleccionado: Mateo 1:1-17

8 Javier Colayco, es fundador de TribalJunction.com (http://www.tribaljunction.com), un sitio Web que permite fácilmente crear un árbol familiar y encontrar a parientes distanteshttp://www.content4reprint.com/view/spanish-38260.htm

9 En el foro de Internet de la Web cristiana iglesia.net, en el ítem “La importancia de tener una genealogía y alimento diario”,http://forocristiano.iglesia.net/showthread.php?t=22984

10 Mateo lección 1 – Las generaciones hablan,http://www.redbiblica.com/index/

11 Ibíd.

12 Ibíd.

13 http://www.lavia.org/espanol/articulos/GenealogiaJesus.htm

14 Mateo lección 1 – Las generaciones hablan,http://www.redbiblica.com/index/

15 En el foro de Internet de la Web cristiana ekklesia viva, en el ítem “Dios los bendice amados hermanos”,http://forocristiano.iglesia.net/showthread.php?t=22984

16 Las dos genealogías de Jesús, 2,http://www.lavia.org/espanol/articulos/GenealogiaJesus.htm

17 Las dos genealogías de Jesús, 3,4,5http://www.lavia.org/espanol/articulos/GenealogiaJesus.htm

18 Las dos genealogías de Jesús, 6,7,8,9,10http://www.lavia.org/espanol/articulos/GenealogiaJesus.htm

19 Notas Bíblicas, articulo “La genealogía de Jesucristo”, Víctor Manuel Castro Chinchilla (Febrero 2008),http://www.notasbiblicas.com/foros/index.php?act=ST&f=1&t=1479

20 World Genealogy Portal, en el artículo “Genealogía de Jesús”, J.L. Martin-Descalzo http://www.dieminger.com/genealogy/details/GenCristo01.asp

21 SCHMAUS TEOLOGIA DOGMATICA III DIOS REDENTOR RIALP. MADRID 1959-3.Pág. 89,http://www.dieminger.com/genealogy/details/GenCristo02.asp

22 GENEALOGÍA DE JESÚS,http://www.conocereisdeverdad.org/website/index.php?id=2558

23 ESTUDIO SOBRE LOS CUATRO EVANGELIOS 3 Texto seleccionado: Mateo 1:1-17

24 Mateo lección 1 – Las generaciones hablan,http://www.redbiblica.com/index/

25 Introducción El evangelio de Mateo: un evangelio eclesial (F. X. Nguyen van Thuan, Testimoni dellasperanza, Città Nuova, Roma 2000, 15-17.20, passim; edición española: Testigos de esperanza. Ejercicios espirituales dados en el Vaticano en presencia de S.S. Juan Pablo II, Editorial Ciudad Nueva, Madrid, 2000).  www.verbodivino.es/documentos/PrimerCapituloPDF/2080.pdf

Acerca del pasaje bíblico trinitario de Mateo 28:19


Acerca del pasaje bíblico trinitario de Mateo 28:19

Autor:Paulo Arieu

I – Introducción

  • “Sean buenos administradores de la gracia multiforme que han recibido.” (I Pe 4:10).
  • Jesús vio a un hombre sentado en el banco de los impuestos, llamado Mateo, y le dijo: Sígueme;y él, levantándose, lo siguió.(Mat. 9:9)

mateo28920Evangelio hebreo de Mateo de Shem Tov Mateo 28:9-20

  •  Yo testifico a todo el que escuche las palabras de la profecía de este libro: Si alguno agrega a estas cosas, Dios le agregará a él las plagas que están registradas en este libro. También si alguno suprime palabras del libro de esta profecía, que están registradas en este libro, Dios quitará su porción del árbol de la vida y de la Ciudad santa. (Ap. 22:18-19)
  • ¿Acaso no saben ustedes que todos los que fuimos bautizados para unirnos con Cristo Jesús, en realidad fuimos bautizados para participar en su muerte? Por tanto, mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte, a fin de que, así como Cristo resucitó por el poder del Padre, también nosotros llevemos una vida nueva. (Ro. 6:3-4)

Este tema que nos ocupa esta relacionado con “los fundamentos bíblicos y teológicos que hemos de emplear para juzgar y discernir entre los muchos nuevos movimientos religiosos que aparecen en nuestro derredor casi a diario.”[8]

Los antitrinitarios desde siempre han odiado la fórmula bautismal escrita en Mateo 28:19. Para borrarla para siempre del seno de la Iglesia Cristiana, ellos argumentan que el evangelio según Mateo fue escrito originalmente en hebreo, y que en dicho idioma, no contenía la formula bautismal trinitaria.[19] Pero especular con la fórmula bautismal no es ético, ya que se registra otra expresión muy similar en la bendición paulina de 2 Cor. 13:13. Si hay que arrancar todos los pasajes biblicos que no concuerdan con una cosmovisión en particular, pienso que a lo largo de la historia, ya no habrían quedado hojas encuedernadas.[34]

Este trabajo de tipo monografico, es un documento de investigacion teologico e hsitorico. Su intención, es rebatir a los anti-trinitarios que buscan cualquier escusa para negar la existencia de un Dios Trino.[35] Todo esto se hará utilizando la autoridad de la Biblia [34] como Palabra de Dios y la autoridad de la historia.

Sobre la biblia

  • “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia” (II Tim. 3:16).
  • “Los santos hombres de Dios escribieron siendo inspirados por el Espíritu Santo ” (II Pe. 1:21).

Ya que Dios existe, también la Palabra de Dios debe existir, pues ¿no se comunicaría el Creador con Su creación? Puesto que Dios nos creó como seres racionales y ya que El nos ama lo suficiente para proveer por nosotros, seguramente El desea comunicarse con nosotros y así cumplir Su propósito para la creación. Todos los seres inteligentes buscan comunicarse, y la Inteligencia Suprema no es una excepción.

Esperaríamos que Dios registrara Su mensaje en forma escrita, el medio histórico más apropiado para la precisión, la preservación, y la propagación. Y la siguiente evidencia demuestra de una manera convencedora que la Biblia es la Palabra única de Dios al hombre en forma escrita:

(1) sus pretensiones únicas,

(2) su autoridad autovindicatoria,

(3) el testimonio de los apóstoles y profetas,

(4) la integridad de Jesucristo, quien endosó el Antiguo Testamento y comisionó a los escritores del Nuevo,

(5) la naturaleza y calidad de su contenido,

(6) su superioridad moral,

(7) su unidad, a pesar de mas de cuarenta escritores abarcando mas de 1,600 años,

(8) la falta de una alternativa creíble,

(9) su concordia con la historia, la arqueología, y la ciencia,

(10) su indestructibilidad,

(11) su universalidad,

(12) su influencia sobre la sociedad,

(13) el testimonio del Espíritu,

(14) su poder para cambiar vidas,

(15) sus promesas y sus milagros cumplidos,

(16) sus profecías cumplidas, y

(17) la falta de una explicación alternativa de su origen.

Ciertamente esperaríamos que la Palabra de Dios se identificaría como tal, y cada libro de la Biblia pretende, ya sea directa o indirectamente, ser la Palabra de Dios. De todos los libros de las grandes religiones del mundo, solo un libro fuera de la Biblia se jacta de igual autoridad el Corán y su contenido imaginativo y contradictorio no apoya su pretensión. El libro más moral del mundo, la Biblia, no proclamaría la mentira más grande del mundo. Nadie fuera de Dios podría haber sido el autor de la Biblia, pues seres buenos no profesarían falsamente ser divinamente inspirados, y seres malos no enseñarían una moralidad tan alta.

La Biblia es inspirada por Dios, literalmente “respirada de Dios.”

La inspiración se extiende a todas partes de la Biblia y a cada palabra. Aunque los escritores humanos escogieron palabras que reflejaban su idioma, cultura, personalidad, circunstancias, y estilo, Dios guió el proceso de manera que cada palabra comunicaría con certeza Su mensaje. Como resultado, la Biblia es infalible, inerrante, y la única autoridad para doctrina y vida cristiana. La Biblia es verdad.

Los treinta y nueve libros del Antiguo Testamento fueron reconocidos como Escrituras por los hebreos antiguos, y Jesús y los apóstoles citaron de o aludieron a casi todas ellas. Los veintisiete libros del Nuevo Testamento fueron aceptados por los Cristianos desde los tiempos más tempranos, incluso los contemporáneos de los escritores en la mayoría de los casos (II Pe. 3:15-16), y son reconocidos como Escrituras por toda la Cristiandad.

A veces pueden surgir errores al copiar, traducir, o imprimir las Escrituras, pero Dios ha mantenido Su mano sobre el proceso de transmisión para preservar Su palabra para siempre (Sal. 100:5). La exactitud del texto hebreo del Antiguo Testamento fue protegida por la extremadamente alta calidad del proceso de transmisión escribal y ha recibido verificación dramática por el descubrimiento reciente de los antiguos pergaminos del Mar Muerto. La exactitud del texto griego del Nuevo Testamento es asegurada por el extremadamente grande número de manuscritos-más de 5,000-que cancelan los errores de los copiadores.

La Fuente Q

Respecto a la fuente Q, para mí que lo mejor es que repasemos el estado de la cuestión, es decir la teoría de las dos fuentes:

Marcos es el más antiguo de los evangelios canónicos y forma la base de los otros dos sinópticos: Mateo y Lucas. Pero éstos utilizaron, además, otra fuente escrita, la llamada fuente Q (del alemán Quelle , es decir, precisamente fuente, manantial) de los logia o discursos. Esta fuente sólo es supuesta y contenía exclusivamente palabras del Señor (discursos,sentencias, parábolas, etc.). Así pues, es de Marcos y de Q de donde Mateo y Lucas toman la masa principal de su materia. Cada uno de ellos, por su parte, se sirvió además de fuentes especiales, escritos distintos o tradiciones orales.

Mateo y Lucas tienen 235 versículos comunes que faltan en Marcos, casi exclusivamente en materia de discursos. Para interpretar este hecho, la teoría de las dos fuentes afirma que Mateo y Lucas, aparte de Marcos, bebieron de otra fuente escrita que contenía principalmente materia discursiva. Hay que descartar las otras dos posibilidades, a saber: que uno de los dos evangelistas haya utilizado como fuente al otro, o que los dos hayan tomado de la tradición oral.

Como la fuente común postulada por Mateo y Lucas no se nos ha conservado, se ha intentado sin demasiado éxito su reconstrucción (natural, cada uno tiene materia propia, y a veces la común presenta tales divergencias que puede dudarse si procede de una misma fuente escrita). En lo que los valedores de la teoría de las dos fuentes están de acuerdo es en que la fuente común de Mateo y Lucas no era un evangelio al estilo de Marcos, sino una colección de sentencias con cierto orden en la exposición de la materia y el esbozo de un orden cronológico. En general se supone que Mateo ha conservado más fielmente el tenor verbal de Q, y Lucas el orden de los fragmentos.

No hay acuerdo respecto a si Marcos es anterior o posterior a Q. Tampoco se puede responder a si la materia propia de cada uno procede de la tradición oral o de otras fuentes escritas. Nadie descarta, sin embargo, que parte de esa materia propia proceda igualmente de Q, pues no es presumible que los dos evangelistas tomaran toda la materia de Q. Si alguien se pregunta quién fue el autor de la dicha fuente común Q, advierta lo siguiente: la antigua tradición cristiana atribuye unánimemente el primer evangelio al apóstol Mateo, que lo escribió en arameo. Papías (siglo II) atribuye a San Mateo una colección de logia en arameo, pronto traducida al griego. Algunos identifican a ésta como la fuente Q de Mateo y Lucas, pero no pudo servir de modelo en lengua aramea, pues no se explicarían las fuertes coincidencias de texto en ambos.

Sobre Mateo [13]

San Mateo escribiendo el Evangelio (Wikipedia)

Aunque “el autor de este libro  es anonimo”[38], el Evangelio de Mateo (en griego Κατὰ Ματθαῖον εὐαγγέλιον, Katá Mattháīon evangélion) es uno de los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento. Los evangelios son tradicionalmente impresos con Mateo primero porque Agustín de Hipona creía que era el más antiguo. Es seguido por Marcos, Lucas, y Juan, en dicho orden.[31]

Cuando Mateo escribió su Evangelio[30], se enzarzó en un diálogo intenso y polémico con los judíos no creyentes. Él mismo era judío, pero para cuando escribió su Evangelio podía hablar de «las sinagogas de ellos» y de «los judíos » como si él no fuera parte de la sociedad judía (Mat. 4:23; 9:35; 10:17; 12:9; 13:54; 28:15).El griego de esta obra “es mucho mejor que el de Marcos”[39]

Las referencias en su Evangelio a la persecución judía y la polémica de ellos contra los creyentes probablemente quiere decir que su ruptura con el judaísmo no surgió por iniciativa propia (Mat.10:17; 23:34; 28:15).

La manera en que Mateo entendía el cristianismo todavía estaba al alcance del oído de la social judía, y a la sociedad judía no le gustaba lo que oía: los cristianos estaban dejando a un lado la autoridad de Moisés a favor de la autoridad de Jesús y estaban trastornando la tradición judía.

En esta situación Mateo articuló tres preocupaciones:

a) Primero, quería mostrar que aunque el evangelio en efecto trajo cambios, estos cambios fueron un cumplimiento de las Escrituras judías, y no traición de ellas. Para usar las palabras de una parábola que Mateo halló importantes: el vino nuevo sólo arruina los odres viejos, pero si se pone vino nuevo en odres nuevos, “ambos se conservan” (cf. Mat. 9:17 CST).

b) Segundo, Mateo quería demostrar que para los judíos que habían rechazado a Jesús, el vino y los odres habían quedado arruinados. Dios los había juzgado por su impavidez e hipocresía formando un nuevo pueblo multiétnico y, como en el siglo sexto a. C., destruyendo a Jerusalén.

c) Tercero, Mateo entendía que el nuevo pueblo de Dios podía también caer en la misma trampa de apatía e hipocresía. Debido a que entendía este peligro, habló del juicio severo para los falsos creyentes y urgió un método
atractivo hacia los creyentes vulnerables que tienden a descarriarse del redil.

Destinatarios del evangelio de San Mateo

La inspiración de San Mateo, por Caravaggio (Wikipedia)

El testimonio más antiguo nos refiere que este evangelio fue escrito en arameo posiblemente destinado a lectores judíos palestinenses. También se deduce de la lectura interna de su evangelio, donde no solo abundan las citas del Antiguo Testamento, sino sobre todo muchas costumbres judías que se suponen conocidas por los lectores.

El evangelista San Mateo dedica su evangelio a las comunidades cristianas convertidas del judaísmo. En esto coinciden algunos padres de la Iglesia por ejemplo San Ireneo, Orígenes y San Jerónimo; además una lectura atenta del evangelio, deja percibir las sentencias de Cristo sobre la reprobación del pueblo judío, como lo es esa proclama tan fuerte del capitulo 23 contra los vicios de los escribas y fariseos. Lo escrito por San Mateo es la misma catequesis que él había expuesto a las primitivas comunidades cristianas de Palestina. La versión griega es muy posible que haya sido elaborada para los judeocristianos fuera de la Palestina. Ya que no explican usos judíos que se suponen conocidos por ellos. Naturalmente estos judíos de la diáspora quisieron conocer la obra de San Mateo para sus coterráneos judíos palestinenses. Hecha la traducción griega, la obra de San Mateo se propaga rápidamente con amplia difusión y mucho aprecio. El objetivo del evangelista San Mateo no fue únicamente histórico, sino fundamentalmente doctrinal.

No es una obra que salga en defensa contra algunas calumnias judías sobre el origen de Jesús. San Mateo quiere desde el comienzo de su evangelio decirnos que  Jesús es el verdadero Mesías esperado y anunciado por todo el Antiguo Testamento exponiendo su doctrina, la  fundación y la naturaleza del reino mesiánico que establece. El evangelista San Mateo no solo quiere probar la mesianidad de Jesús, sino también su divinidad. En otras palabras la pretensión del evangelista San Mateo es decirle a sus lectores que aquel Jesús que recorrió la Palestina predicando una doctrina nueva confirmada con muchos signos y que murió crucificado, perseguido y odiado por sus enemigos los judíos, es el verdadero y único Mesías en quien se cumple todo lo dicho por el Antiguo Testamento; es el Hijo del Dios con su mismo poder; fundador de una nueva comunidad religiosa, la Iglesia, que suplanta la sinagoga. Por el rechazo del pueblo judío, por su falta de fe y dureza de corazón, ha quedado fuera del reino mesiánico.

El problema de las Sectas

Algunos sectas religiosas están propagando la mentira de que el versículo de Mat. 28:19, es una interpolación, que no existía en los escritos originales, que Mateo nunca lo escribió, pero que luego del Concilio de Nicea fue añadido por algún escriba para apoyar la creencia de la Trinidad. Como dice Norman Geisler y Ron Rhodes en su libro “Respuestas a las sectas”

“La autoridad divina es inherente al texto bíblico mismo, no a lo que cualquier Padre haya dicho o dejado de decir” [3]

Rodrigo Venegas, psicólogo experto en criminología de la Universidad San Sebastián, coincide en que habría factores de vulnerabilidad psicosocial, que favorecen que una persona ingrese y se mantenga dentro de una comunidad de este tipo, “que incluyen el ser joven, con tendencia a la soledad, inmadurez afectiva, autoestima baja, dependencia, baja tolerancia a la ambigüedad, idealismo ingenuo, y sistemas familiares disfuncionales”, asegura.[21]

Pentecostales Unicitarios

Los pentecostales unicitarios salieron de las asambleas de Dios En Abril de 1913. Un predicador pentecostal tuvo una “revelación” en la que supuestamente se le dijo que no usara la formula de bautismo trinitaria dada en Mat. 28:19. En vez de ello se debía bautizar en el nombre de Jesús solamente. A modo de justificar su revelación, al poco tiempo, llegaron a la conclusión de que Jesús era el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.[2]

El movimiento pentecostal unicitario (no se debe confundir con el movimiento pentecostal dentro del cristianismo) abraza la herejía antigua del modalismo—a saber, una negación de la doctrina bíblica de la Trinidad. El modalismo mantiene que Dios no es tres Personas distintas en un Dios, sino una persona manifestada en tres diferentes modos a través de la historia. En el Antiguo Testamento Dios se manifestaba como el Padre; en la encarnación se manifestó como el Hijo; y después de la ascensión de Cristo Dios se manifestó como el Espíritu Santo. Pero el Padre, Hijo y Espíritu Santo nunca existieron simultáneamente. En otras palabras, Dios, siendo solo una persona, simplemente se puso diferentes mascaras a través de la historia. Esta herejía se originó en el tercer siglo A.D. y, tristemente, ha continuado hasta hoy en día.

La herejía modalista es tan absurda que una sencilla lectura del Nuevo Testamento revelará su error.

Las personas Pentecostales Unitarias son muchas y variadas. Los dos grupos principales que sostienen la teología Unitaria son la Iglesia Internacional Pentecostal Unida (la más grande) y la Iglesia Apostólica Unida. Existen otras como las Asambleas del Señor Jesucristo y las Iglesias del Camino de la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo también como una serie de iglesias Unitarias independientes esparcidas por Estados Unidos y algunos países Latinoamericanos. En Colombia se conocen con el nombre de La Iglesia Pentecostal Unida de Colombia o Jesús Solo.[16]

Mateo 28:19

1. (La Nueva Biblia Española):

  • “Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos, bautícenlos para consagrárselos al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo,”

2. (La Biblia de Jerusalem 2001)

  • “Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,”

3. (La Biblia Latinoamericana 2005)

  • “Vayan, pues, y consíganme discípulos de todas las naciones. Bautícenlos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,”

4 (Biblia con notas de Monseñor Straubinger)

  • “Id pues y haced discipulos a todos los pueblos bautizandoles en el nombre del Padre y del Hijo y del Espiritu Santo

5. (RV 1960)

  • Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;”

Pero en relación con el pasaje de Mat. 28:19, tenemos en distintas versiones la misma formula bautismal trinitaria que los herejes niegan que existe.Lo cito en distintas versiones ya que la RV está cuestionada en algunos pasajes que no aparecen en los manuscritos mas antiguos. Aun asi,podemos ver que en la RV, que es en lenguaje español la traducción mas utilizada, que también está el pasaje citado y no está entre los versos cuestionados.[18]

6.(TLA)

  • Ustedes vayan y hagan más discípulos míos en todos los países de la tierra. Bautícenlos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.”

7 (ASV)

  • Go ye therefore, and make disciples of all the nations, baptizing them into the name of the Father and of the Son and of the Holy Spirit

8. (NASB)

  • “Go therefore and make disciples of all the nations, baptizing them in the name of the Father and the Son and the Holy Spirit,

9. (Ortodox Jewish Bible)

  • ” Go, therefore, make talmidim for Rebbe, Melech HaMoshiach of all the nations, giving them a tevilah in a mikveh mayimin Hashem, in the Name of HaAv, and HaBen, and HaRuach Hakodesh,

10. (1550 Stephanus New Testament)

  • “πορευθεντες ουν μαθητευσατε παντα τα εθνη βαπτιζοντες αυτους εις το ονομα του πατρος και του υιου και του αγιου πνευματος”

11. (1881 Westcott-Hort New Testament)

  • “πορευθεντες ουν μαθητευσατε παντα τα εθνη βαπτιζοντες αυτους εις το ονομα του πατρος και του υιου και του αγιου πνευματος”

12 (1894 Scrivener New Testament)

  • πορευθεντες ουν μαθητευσατε παντα τα εθνη βαπτιζοντες αυτους εις το ονομα του πατρος και του υιου και του αγιου πνευματος”

13. (SBL Greek New Testament)

  • ” πορευθέντες  οὖν μαθητεύσατε πάντα τὰ ἔθνη, βαπτίζοντες αὐτοὺς εἰς τὸ ὄνομα τοῦ πατρὸς καὶ τοῦ υἱοῦ καὶ τοῦ ἁγίου πνεύματος”

14. (NKJ)

  • “Go therefore and make disciples of all the nations, baptizing them in the name of the Father and of the Son and of the Holy Spirit,”

15. (HHH)

  • “משום כך לכו ועשו תלמידים בכל העולם. הטבילו אותם בשם האב, הבן ורוח הקודש,”

16. La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)

  • Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,

17. La Nueva Biblia de los Hispanos (© 2005 Lockman)

  • “Vayan, pues, y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,

18. Reina Valera Gómez (© 2010)

  • Por tanto, id, y enseñad a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

Algunos afirman que el texto de la Biblia Reina Valera Gómez que es la más apegada al texto original actualmente en el mercado[6],aunque yo no tengo suficiente argumentos para convalidar esto[26]. Pero si me llama mucho la atención que en esta traducción figura el pasaje bíblico en litigio!!!

19. Reina Valera (1909)

  • Por tanto, id, y doctrinad á todos los Gentiles, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo:

20. Sagradas Escrituras (1569)

  • Por tanto, id, y enseñad a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

21. ΚΑΤΑ ΜΑΤΘΑΙΟΝ 28:19 Greek NT: Westcott/Hort with Diacritics

  • πορευθέντες οὖν μαθητεύσατε πάντα τὰ ἔθνη, βαπτίζοντες αὐτοὺς εἰς τὸ ὄνομα τοῦ πατρὸς καὶ τοῦ υἱοῦ καὶ τοῦ ἁγίου πνεύματος,

22. (Biblia Sacra Vulgata)

  • “euntes ergo docete omnes gentes baptizantes eos in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti

23. (BHTI-ES)

  • “Vayan, pues, y hagan discípulos a los habitantes de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,”

24.  (BLPH-ES)

  • “Vayan, pues, y hagan discípulos a los habitantes de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,”

 II – Polémica con el falso evangelio

a) Mintió la Iglesia católica?

Justo José martínez Méndez, conocido como Tito Martínez. Es de Madrid, España, y tiene alrededor de unos 40 años de edad. Dice que en el año 1979 escuchó por primera vez el Evangelio de la gracia de Dios, y creyó en él. A partir de entonces ingresó en una iglesia evangélica pentecostal, en la cual fue miembro hasta el año 1987. A partir de ese año conocíó y se reunió con diferentes grupos o sectas “cristianas”: los “niños de Dios” (la Familia), adventistas del séptimo día, bautistas, y testigos de Jehová…hasta que comencé a escudriñar las Sagradas Escrituras, para comprobar si lo que me habían enseñado era verdadero o falso (Hch.17:10-11). En el año 1990 decidí desligarme de todo grupo, secta o iglesia de la cristiandad, para poder tener total libertad de expresión…[23] Un artículo publicado en internet por este hereje[24], afirma que él tiene pruebas absoluta de que Mateo 28:19 fue adulterado por los católicos trinitarios. Que los trinitarios han pecado contra Jesús Cristo, por colocar palabras en la Biblia que ÉL NUNCA DIJO.(?)

Un articulo escrito por el Dr. G. Reckart, Colegio Bíblico Apostólico Teológico, dice que [22]

Fue sabido por la Iglesia Católica que los Judíos habían preservado una copia del Evangelio original de Mateo en el idioma Hebreo. Cómo éste fue preservado y transmitido no lo sabemos. En realidad, eso no importa. Éste existe y esa es prueba suficiente que Dios quería que se preservara. Han habido muchos intentos para destruir la credibilidad de este valioso Evangelio Hebreo por obvias razones. Éste es el único manuscrito existente que prueba que Mateo 28:19 originalmente no contiene la formula bautismal trinitaria. Los Católicos y Protestantes no tienen otra razón para arrojar duda sobre la validez de este manuscrito.

Afirmaciones que éste es espurio son por supuesto de auto servicio para trinitarios. Semejantes negaciones hacen que Jesús diga lo que él no dijo. Esto en sí es una abominación. Es pecado hacer que Jesús diga una formula bautismal trinitaria y colocar en su boca su doctrina trinitaria de la divinidad fabricada en Nicea en el 325 d.C. Ahora que este manuscrito es conocido entre los Apostólicos Unicitarios, promoveremos la realidad que la Iglesia Católica ha mentido voluntariamente sobre Mateo 28:19 y los Católicos en general (incluyendo la Ortodoxía Oriental) han mentido al mundo. Todo aquel que fue bautizado con este falso bautismo ha muerto perdido y sin salvación, engañado por la Iglesia Católica.

Esta condenación de millones es la decepción doctrinal más grande jamás puesta en la mente humana. Si aquellos en el trinitarianismo no huyen de esta perversión y son bautizados nuevamente en el nombre de Jesús Cristo, ellos aceptan su condenación de no tener salvación en ese falso bautismo. Es debido a este hallazgo que muchos Evangélicos ahora afirman que el bautismo no es una persona puede ser salva sin éste. Esta falsa doctrina Bautista fue desarrollada cuando sus estudiosos descubrieron que la formula bautismal trinitaria no estaba en el Evangelio Hebreo original de Mateo. Interesante que una falsa doctrina pudiera nacer basada en lo que no está en la Biblia, antes de lo que está en la Biblia. Los trinitarios escondieron el conocimiento de este Evangelio Hebreo de los Apostólicos Unicitarios.

Pero Dios hizo posible que a través de un estudioso Bautista, la verdad sobre la faltante formula bautismal trinitaria fuera publicada. En 1995 el Dr. George Howard tradujo una copia del Evangelio Hebreo de Mateo de Shem Tov. Usted puede adquirir una copia del “Evangelio Hebreo de Mateo” de muchas fuentes. Puede mirar la evidencia por usted mismo. Ya que es la primera vez en la historia moderna que el texto de Mateo 28:19 de este texto del Evangelio Hebreo está siendo publicado en el Internet. Yo soy el primero en publicar este texto. Estoy seguro que otros robarán mi archivo e irán y crearán sus propias páginas. Eso está bien, pero al menos tengan la honradez de decirme que lo tomarán. Al menos díganme que van a crear una página propia. Al menos denme crédito por ser el primero en publicarlo.

Por favor note que en el verso 19 no hay formula trinitaria. Esto es prueba ABSOLUTA que la trinidad fue fraudulentamente añadida a este texto

Bueno, toda esta perogrullada son invenciones de las mentes fantasiosas de estos herejes,que tuercen las escrituras. Se meten por un huequito y comienzan a trabajar y a distorsionar la fe de muchos,lamentablemente.No soy católico,pero no por eso puedo estar de acuerdo en que se le acuse de falsedad donde no la hay.

b) Shem Tov

La polémica generada por el falso evangelio de Shem Tov resulta siempre atractiva para los anti-trinitarios que cualquier alusión a estas 3 manifestaciones de Dios les molesta y se agarran a cualquier clavo ardiendo que omita cualquier alusión en conjunto al Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Del mismo modo que no es cuestionable, que una persona sea “cuerpo, alma y espíritu” al mismo tiempo, como dice el apóstol Pablo en 1 Tes. 5:23 (Reina-Valera1960): Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Dios hizo al hombre a semejanza de Él ¿cómo no vamos a entender esto dde la trinidad?

Leemos en Gén. 1:26  “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.”

He subrayado que Dios dice “Hagamos” (en plural) y no dice “Haré” (singular) en la toma de tan decisiva decisión de Dios, como fue la creación del hombre. En Gén. 5:1  “El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo.”

Dicho esto, sobre el tema de la controversia suscitada por el falso evangelio de Shem Tov es mejor que le remita a datos investigados sobre este tema para que ud saques sus conclusiones y obtenga argumentos concretos, para rebatir estos nuevos ataques sin fundamento a la traducción de la Palabra de Dios.

c) ¿Quién fue Shem Tov?

Shem Tov fue un médico judío entre los años 1300s nacido en Tudela, Castilla. Su libro de Mateo fue escrito durante la Inquisición Española y forma parte de un trabajo llamado Even Bohan completado en el año 1380. El meollo de dicho trabajo por Shem Tov fue refutar a los católicos sus doctrinas utilizando debilidades encontradas en las escrituras del Nuevo Testamento.

De acuerdo a la página oficial de Shem Tov, el libro de Mateo NO ES original, sino una copia modificada para sustentar sus propias creencias.

“It is obvious that the Hebrew Matthew text contained within Even Bochan is not the original Hebrew text but that Shem Tov copied from an original and changed the text to suit his beliefs.”[0]

Con tan clara afirmación, ya de paso podemos decir con certeza que dicho libro de Mateo es inútil. Pero para los que quieren anular el verdadero libro de Mateo griego para poner el suyo modificado, voy a continuar mostrando otras evidencias.

Shem Tov era judío anti-cristiano y no solamente anticatólico. Esto puede verse claro en la historia de Shem Tov de la cual no voy hablar aquí. Solo voy a presentar sus doctrinas anti-cristianas manifestadas en su propia copia de Mateo en hebreo.

Según Wikipedia, el libro de Mateo en Hebreo que según Shem Tov es el original de la cual copió nunca se ha encontrado y está perdido, si es que éste alguna vez existió. Esto nos deja solamente con la copia modificada de Shem Tov (oportunamente).

“The text of Eben Bohen is preserved in a number of manuscripts, although the manuscript of Matthew that it quotes is lost, if it ever existed independently.”

Sabemos que los Judíos en general no creen en la divinidad de Jesús y que por lo tanto es obvio que Shem Tov  modificará lo que el dice que era “el original”. Es importante notar que nadie que respete las escrituras como sagradas e infalibles haga una copia modificada a gusto personal para sustentar sus creencias. Esto ya de paso me deja saber que clase de persona fue este individuo; deshonesto, e incrédulo.

d) Doctrinas Falsas de Shem Tov en su Libro Hebreo de Mateo

  • Shem Tov Mateo 1:1…generaciones de Yeshua, hijo de David…
  • Mateo 1:1…generación de Jesús el Cristo, hijo de David…

Desde el inicio del verdadero libro de Mateo, se presenta a Jesús como el Mesías (Cristo). Si verdaderamente el hebreo de Shem Tov hubiera sido original hubiera dicho su equivalente en hebreo: “Yeshua Mashiaj”. La falsa copia de Shem Tov NO PRESENTA a Jesus como el Mesías.

  • Shem Tov Mateo 1:18nacimiento de Jesus
  • Mat 1:18 Y el nacimiento de Jesús, el Cristo

Nuevamente se omite que Jesús sea el Cristo o el Mashiaj.

  • Shem Tov Mateo 1:21…llamará su nombre Yeshua, porque él salvará pueblos de sus iniquidades.
  • Mateo 1:21…llamarás su nombre Jesús, porque él salvará á su pueblo de sus pecados.

La versión de Shem Tov es ambigua. Cualquiera salva pueblos pero solo el dueño salva SU pueblo. Shem Tov quita la autoridad de que Jesús es el dueño del pueblo la cual lo hace “su pueblo”.

  • Shem Tov Mateo 1:23…y él llamará su nombre Emmanuel; que significa “Dios con nosotros”.
  • Mateo 1:23…Y llamarás su nombre Emmanuel, que traducido, es: Con nosotros Dios.

Aunque aparentemente estos textos dicen lo mismo, esto nos deja saber que la copia de Shem Tov es totalmente falsa. La copia de Mateo griego dice “Emmanuel” en hebreo la cual hace necesario inmediatamente declarar su significado ya que los lectores de lengua griega no entienden la palabra “Emmanuel”.

Sin embargo, la copia Shem Tov que supuestamente fue escrita en “hebreo” también incluyó la traducción. Este fue un error garrafal de parte de Shem Tov. Si el original de Shem Tov fue escrito en hebreo, no hay necesidad de decirle a los de lengua hebrea lo que significa dicha palabra.

  • Shem Tov Mateo 2:1…ellos vinieron a inclinarse a él.
  • Mateo 2:2…hemos visto en el oriente, y venimos á adorarle.

La versión Shem Tov expone este acto ambiguamente como cualquier persona que se inclina ante un rey. La palabra griega original que utilizó Mateo significa postrarse y adorar. La versión griega expone el acto adorándole como a Dios.

  • Shem Tov Mateo 11:2…trabajo de Yeshua
  • Mateo 11:2…hechos de Cristo

La versión Shem Tov nuevamente emite la palabra Cristo y en su lugar pone simplemente el nombre de Jesús en hebreo.

  • Shem Tov Mateo 12:6…el santuario mayor de él.
  • Mateo 12:6…uno mayor que el Templo está aquí.

La versión de Shem Tov es confusa pero definitivamente no dice claramente como lo dice el griego que Jesús es mayor que el templo.

  • Shem Tov Mateo 28:5…yo sé que buscan a Yeshua, quien fue colgado.
  • Mateo 28:5…yo sé que buscáis á Jesús, que fué crucificado.

Todos los evangelios exponen que Jesús fue crucificado. Shem Tov lo expone como los Testigos de Jehová; simplemente colgando.

  • Shem Tov Mateo 28:19 vayan con ellos.
  • Mateo 28:19 Por tanto, id, y doctrinad á todos los Gentiles, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Claramente podemos ver que Shem Tov removió gran parte de este versículo. En el evangelio de Shem Tov Jesús no habla del bautismo. Los antitrinitarios solo se enfocan en la parte del nombre trino pero no se dan cuenta que no hay bautismo y mucho menos se le ordena a los apóstoles a que evangelicen a los gentiles la cual es la razón por la cual el verdadero libro de Mateo fue hecho en griego para los gentiles.

  • Shem Tov Mateo 28:20 y observen todas las cosas que yo comando por siempre.
  • Mateo 28:20 Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado: y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Jesús prometió que estaría con todos nosotros hasta el fin del mundo. Shem Tov omite estas palabras.

Pienso que lo que ha hecho este hereje, es similar a lo hecho por Marcion (144 d.C.),un heterodoxo,quien publicó de Lucas que llamo el “Evangelio”,pues decia que que no era escrito por Lucas.Tertuliano,un escritor cristiano de finales del segundo siglo y principios del tercero, señala que para los marcionitas el titulo del tercer evangelio “Conforme a Lucas” estaba “falsificado en cuanto a su titulo” (Contra Marcion 4:3.5).De esta información podemos inferir que el titulo de esta obra, en referencia a su autor, era un asunto debatido entre los cristianos del segundo siglo.[37]

e) Apoyo en Eusebio,primer historiador de la Iglesia

Eusebio [25] fue uno de los padres prominentes de la iglesia. Fue obispo de Cesarea y se le conoce como el padre de la historia de la Iglesia porque sus escritos están entre los primeros relatos de la historia del cristianismo primitivo. Nació en el 275 y murió en el 339. Lo interesante de citar a este historiador es que, según algunas sectas, el citó varias veces de la Biblia el pasaje de Mat. 28:19, pero que nunca escribió “el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”.[4] [5] Y es de ahí, que algunos creen que este texto bíblico fue una interpolación posterior.

El más proponente de esto ha sido Victor Paul Wierwille, fundador de “el Camino Internacional”, una secta que niega la Deidad de Cristo, la Trinidad, la salvación por gracia y eficacia de la expiación entre otras cosas.

Eusebio citó este pasaje dieciocho veces antes del Concilio de Nicea, por allá en el 325, pero nunca hizo mención de El Padre, el Hijo o el Espíritu Santo. Aunque, luego de eso, sí lo citó. De esta manera, Wierwille afirma:

“no les debió resultar difícil insertar “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo” en lugar de “en mi Nombre”. Eso debe ser lo que sucedió”.

Pero si no lo citó es porque sencillamente no quiso, no tuvo oportunidad o no tocaba decirlo. Pero lo citó muchas veces después del año 325. ¿Quiere decir con eso que Mateo fue interpolado? Obviamente,yo no lo pienso asi.

Eusebio, fue quien dijo que “en cada sujeción y en cada ciudad,la predicación se ajusta a la Ley,los Profetas y el Señor”(H.E. 4:22)[36]

f) ¿Qué dice la Historia?

Los “Padres de la Iglesia” nos dicen que el evangelio de Mateo se escribió en Hebreo.[20]

Pero no todos los Padres hicieron esta afirmación. En torno del año 140 d.C., Papías de Hierápolis, tal como lo cita Eusebio (Historia eclesiástica III. 39), afirmó que “Mateo escribió ciertamente los oráculos divinos en lengua hebrea, cada cual los interpretó como pudo”.

Medio siglo más tarde, Ireneo escribió, según lo cita Eusebio (Historia eclesiástica v. 8): ” ‘Mateo… dio a luz entre los hebreos un Evangelio escrito en la lengua de éstos, mientras Pedro y Pablo predicaban a Cristo en Roma y echaban los cimientos de la Iglesia'”.

Teniendo como base estas declaraciones y afirmaciones similares de escritores posteriores, los antitrinitarios han llegado a la conclusión de que el Evangelio de Mateo fue escrito originalmente en arameo (el “hebreo” de Papías e Ireneo) y fue posteriormente traducido al griego; sin embargo, esta hipotesis no ha merecido aceptación general.

La evidencia existente hoy está lejos de ser decisiva. En vista de que se sabe que numerosas “obras” circularon entre los judíos sólo en forma oral, se cree que la referencia de Papías con respecto a que Mateo escribió los “oráculos” de Jesús, se refiere más bien a una composición oral y no escrita, y que el “evangelio” de Ireneo quizá fue también un relato oral. No hay evidencia de que Papías e Ireneo se refirieran a lo que hoy conocemos como el Evangelio según Mateo.

Si fuere cierto que Mat. 28:19 es interpolado, ello debería ser, según los mismos sectarios, a partir del 325 que fue cuando se celebró el Concilio de Nicea. Pero, de ser falso, la fórmula trinitaria debió haber existido desde el mismo momento (y quizás antes) en que Mateo escribiera su evangelio.

g) ¿Qué pruebas históricas hay al respecto?

La segunda carta de Pablo a los corintios, por ejemplo, se cree fue escrita entre el 54 y 57. Y en ella el apóstol dice: “La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros” (2 Cor 13:14). Esta es la frase trinitaria más primitiva que se conoce. Esto fue escrito antes del evangelio de Mateo, el cual se cree se escribió alrededor del año 70.

Existe un texto no canónico que se escribió entre el 100 y 120 (hay quien alega que se escribió alredeor del año 90) de la era cristiana llamada “Didajé (o didaché). Aquí se nos dice acerca del bautismo “En lo que concierne el bautismo, bautizad así: “después de haber enseñado todo lo que procede, bautizad en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, en agua viva.” (Didaché, 7:1) Si la fórmula trinitaria existe después del 325, ¿cómo explican esto?

Justino escribió en el siglo II: “Luego los conducimos a un sitio donde hay agua (…). Toman en el agua el baño en el nombre de Dios, Padre y Soberano del universo, y de nuestro Salvador Jesucristo y del Espíritu Santo“. (Apolo. 1:61).

Ignacio escribió “Poned pues, todo empeño en afianzaros en los decretos del Señor y de los apóstoles a fin de que todo cuanto hiciereis os salga prósperamente, en la carne y en el espíritu, en la fe y en la caridad, en el Hijo, en el Padre, y en el Espíritu Santo, en el principio y en el fin, a vuestro obispo dignísimo…” (I Clem. 16:2).

Como puede verse en estos cortos pasajes, la fórmula trinitaritaria se empleaba desde los albores del cristianismo. Decir que fue a partir de Nicea que se comenzó a emplear la fórmula “en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo” es una burda mentira.

h) Excursus sobre el bautismo de creyentes [12]

El bautismo del eunuco que acabamos de considerar es una de las muchas indicaciones de que el bautismo cristiano era enseñado y practicado por la iglesia primitiva (2:38; 22:16). No era lo mismo que el bautismo de Juan, que era un bautismo que indicaba arrepentimiento (13:24; 19:4). Más bien, se trataba de una identificación pública con Cristo.

Seguía invariablemente a la conversión (2:41; 8:12; 18:8) y era para mujeres lo mismo que para hombres (8:12). Se habla de casas que habían sido bautizadas (10:47, 48; 16:15; 16:33), pero en al menos dos de estos casos se implica que todos los miembros de las casas habían creído. Y nunca se dice que los niños fuesen bautizados. Los creyentes eran bautizados muy pronto después de su conversión (8:36; 9:18; 16:33). Aparentemente, era en base de su profesión de fe en Cristo. No se demandaba ningún periodo para que se manifestase la realidad de su profesión. Naturalmente, la amenaza de persecución probablemente refrenaba a la gente de hacer profesión de fe a la ligera.

Que el bautismo no tenía poder salvador se ve en el caso de Simón (8:13). Incluso después de haber profesado fe y de ser bautizado, estaba «envenenado por amargura y atado por iniquidad» (8:23). Su «corazón no era recto para con Dios» (8:21).

Como se ha mencionado, el modo de bautismo era por inmersión (8:38–39) — «Descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco… Cuando subieron del agua…»—. Incluso muchos actuales defensores de la aspersión y de la efusión admiten que la inmersión era la práctica de los discípulos del siglo I. Dos veces parece estar el bautismo vinculado con el perdón de pecados. En el día de Pentecostés, Pedro dijo: «Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados…» (2:38).

Y más adelante Ananías dijo a Saulo: «Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre…» (22:16). En ambos casos la instrucción se da a judíos. A ningún gentil se le ordenó jamás ser bautizado para remisión de los pecados. En el bautismo de creyente, un judío repudiaba públicamente su relación con la nación que había rechazado y crucificado a su Mesías. La base de su perdón era la fe en el Señor Jesús. El precio de la compra de su perdón era la sangre del Señor. La manera en que su perdón era administrado era por medio del bautismo en agua, pues su bautismo le quitaba públicamente de terreno judío y lo ponía sobre terreno cristiano.

Sacramentalismo en la Iglesia primitiva

Intimamente relacionada al desarrollo de la iglesia primitiva es que surge una nueva actitud hacia las ordenanzas, explica el historiador de la Iglesia Robert A Baker. El explica que

Las dos ordenanzas simbólicas del Nuevo Testamento eran el bautismo y la cena del Señor. Recibieron el nombre de “sacramentos” (del juramento militar latino de lealtad); se creía que los mismos elementos físicos poseían salvación y gracia espirituales. El agua del bautismo empezó a tener una eficacia salvadora. De acuerdo con Justino Mártir (alrededor del 165), el bautismo completa la salvación; Ireneo (alrededor del 185) descaradamente declaró que el bautismo es el nuevo nacimiento y trae regeneración. En los escritos de Ireneo está la primera evidencia de que tal vez para entonces los infantes fueran sometidos al bautismo, lo que confirmaría la idea de que el agua bautismal, sin relación con el arrepentimiento, trae redención. El pan y el vino de la cena del Señor fueron llamados “la medicina de la inmortalidad” por Ignacio (alrededor del 115) — tal vez en lenguaje simbólico, pero para el tiempo de Ireneo se declaraba rotundamente que después que el pan ha sido consagrado ya no es pan común. En algún sentido se le ha dado un nuevo carácter que lo capacita para trasmitir gracia espiritual a los hombres.[28]

El evangelio de Mateo, fue escrito en griego?

Las razones por las cuales inferimos que el Evangelio de Mateo, como lo tenemos hoy, fue escrito originalmente en griego, son las siguientes:

1. El texto griego de Mateo no revela las características de una obra traducida. La existencia de arameismos es tipica de los cuatro evangelios, incluso el Apocalipsis esta lleno de ellos.

2. La uniformidad de lenguaje y estilo dan claramente la impresión de que el libro fue escrito originalmente en griego.

3. Los notables parecidos lingüísticos con el griego de Marcos, en especial, y en menor grado con Lucas, hacen más difícil la posibilidad de que se trate de una traducción.

Comentarios de diversos autores

William Mcdonalds relaciona este pasaje “con la Gran Comisión “[9] y William Hendriksen respecto a este pasaje, comenta que

Lo que quizás sea el mandamiento de carácter más universal se encuentra en el capítulo final: “Por tanto, id y hacer discípulos de todas las naciones” (28:19–20).[8b]

Grudem comenta que

“Una vez que entendemos que Dios Padre y Dios Hijo son plenamente Dios, las expresiones trinitarias en versículos como  (“bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”,Mat. 28:19) cobran significación para la doctrina del Espíritu Santo, porque  muestran que al Espíritu Santo se le clasifica en un nivel igual con el Padre y el Hijo. Esto se puede ver si reconocemos lo inimaginable de que Jesús hubiera dicho algo como: «Bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo y del arcángel Miguel»;  esto le habría dado a un ser creado una posición enteramente inapropiada incluso para un arcángel.”[7]

Aquí es cuando cualquier cristiano debe preguntarse: ¿Debemos creer que nuestra Biblia no es como tal sólo porque alguien guardó silencio al respecto? O peor aún, ¿debemos creer que la Biblia carece de valor sólo por las palabras de un padre de la iglesia?

Pero, si estas sectas se han de fijar en lo que dice Eusebio, ¿porqué no se fijan en que Eusebio declaró la deidad de Cristo, la Trinidad y otras grandes verdades? Ellos son tan visiblemente irresponsables que creen en lo que no dice Eusebio y no creen en lo que sí dice.

Shem Tov fue un médico judío que, queriendo refutar las enseñanzas de la iglesia católica, buscó deficiencias en el texto de mateo para presentarlas a su manera. Así, adulteró el evangelio de Mateo. En la página oficial de Shem Tov se lee: “It is obvious that the Hebrew Matthew text contained within Even Bochan is not the original Hebrew text but that Shem Tov copied from an original and changed the text to suit his beliefs.”. Si lo pasamos a cualquier traductor digital hallamos esto “Es obvio que el texto hebreo Mateo contenidos en Bochan Aún no es el texto original hebreo, sino que Shem Tov copiado de un original y cambió el texto para adaptarlo a sus creencias.”

De antemano, el texto de Shem Tov no es digno de credibilidad. Pero Shem Tov no sólo adulteró Mateo 28:19 en su copia de Mateo, sino varios pasajes donde se nos habla de “Jesús el Cristo”, lo cual sustituyó simplemente por “Yeshua”. Ejemplo de esto es 1:1 y 1:18. En 11:2 se nos habla de “hechos de Cristo”, lo cual sustituyó por “trabajo de Yesua”. No olvidemos que Shem Tov era judío, y como tal negaba a Jesús como Mesías. Pero algunas personas lo usan como prueba textual de que Mateo se escribió originalmente en hebreo y que nunca tuvo la fórmula trinitaria en el capítulo 28. Quienes dicen que el evangelio de Shem Tov es una copia fidedigna de la hecha por Mateo se olvidan que existen miles de manuscritos y fragmentos que hablan de la fórmula trinitaria en Mat. 28:19, y que Shem Tov, un judío anticristiano no puede acallar la voz de toda la historia de la Iglesia.

Pero la vasta existencia de documentos y copias de las escrituras avalan nuestra cita de Mateo tal como la conocemos. No hay pruebas en ningún manuscrito que apoye lo que dice Wierwille o cualquier sectario acerca de la veracidad del evangelio de Mateo de Shem Tov. Como dice Geisler y Rhodes

“El versículo no sólo figura en nuestros mejores y más tempranos manuscritos, sino que también es apoyado por miles de manuscritos griegos”.

Como hemos podido ver, la copia de Shem Tov tiene unos serios problemas doctrinales así como literales.

Cristo les ha dado una obra para realizar.  Su comisión es, id por todo el mundo y haced discípulos en todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

El libro de Shem Tov de la cual él copió probablemente fue un libro hebreo traducido del griego. Claro, esto es asumiendo que verdaderamente dicho libro existió en sus manos en los años 1300s. Aunque dicho libro hubiera existido, no podemos confiar en la copia de Shem Tov puesto que ha sido modificado deliberadamente para sustentar sus creencias anticristianas.

Aunque la Didaché no es escritura profética canónica ni se puede superponer sobre el registro apostólico de los Hechos de los Apóstoles, según el relato que hace Lucas,ni tampoco los escritos de los padres de la iglesia son inspirados por Dios, esto no significa que no nos sean útiles estos textos para confirmar lo que se viene diciendo.

McDonalds dice que

Cuando el versículo Hch.8:16 dice que solamente habían sido bautizados en (o a) el nombre del Señor Jesús (ver también 10:48 y 19:5), no significa que era diferente de ser bautizados «en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo» (Mat. 28:19). «Lucas no está registrando una fórmula usada», escribe W. E. Vine, «sino sencillamente expresando un hecho histórico». Ambas expresiones significan adhesión e identificación, y todos los verdaderos creyentes reconocen con gozo su lealtad a una unión con la Trinidad y el Señor Jesús.[10]

También el dice que

La fórmula bautismal «en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo» (Mt.28:19) no aparece en el Libro de Hechos. Los samaritanos fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús (8:16), y lo mismo se dice de los discípulos de Juan (19:5). Pero esto no necesariamente significa que no se usase la fórmula trinitaria. La frase «en el nombre del Señor Jesús» puede significar «por la autoridad del Señor Jesús». Los discípulos de Juan fueron bautizados dos veces —primero con el bautismo de Juan para arrepentimiento, luego, cuando se convirtieron, con el bautismo de creyentes (19:3, 5)—. Esto da un precedente para el «rebautismo» de aquellos que fueron bautizados antes de ser salvados.[11]

En Mat. 28:16–20, vemos a Jesús que esta vivo y es soberano. En Galilea, la misión cristiana tiene su lugar de comienzo, en una reunión con el Jesús resucitado, ahora entronizado como rey de todo. El lenguaje del v. 18 hace eco de Dan. 7:14 nuevamente, pero aunque las referencias anteriores miran hacia el cumplimiento futuro de la profecía de Daniel acerca de la autoridad universal del Hijo del Hombre, ahora ese cumplimiento ya se había alcanzado.

En base a esa autoridad, Jesús ahora envía a sus discípulos a extender su gobierno entre todas las naciones por medio del hacer más discípulos. La naturaleza de ese discipulado se amplía con dos participios más, bautizándoles y enseñándoles. Los discípulos pedirían no una entrega superficial, sino una dedicación total a la nueva comunidad (simbolizada en el bautismo), y a una vida gobernada por todas las cosas que os he mandado.

En esta misión, ellos podrían estar seguros de la presencia continua de aquél que anteriormente había dicho que “donde dos o tres están congregados en mi nombre” (18:20). Las palabras con vosotros hacen eco poderoso del nombre Emanuel. “Dios con nosotros” (1:23); que es justamente lo que Jesús es.

Y respecto a los pentecostales unicitarios, “ellos raras veces nos dicen inmediatamente lo que son, usualmente sólo diciendo que son cristianos o pentecostales. Y casi nunca nos admiten directamente que son modalistas. Si uno le pregunta a un apostólico si cree en la Trinidad, éste muy probablemente responderá con una respuesta poco clara y de muchas palabras que incluirá algo como: “Yo creo en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”. Realmente tendrás que insistirles que te den una respuesta clara y directa para conseguir que ellos rotundamente nieguen que Dios sea una Trinidad. La mayoría de los apostólicos con quienes yo he hablado me han llamado “hermano” y han querido que yo les reconozca como hermanos en la fe. Pero no sean engañados—aunque sí es posible que alguien sea un verdadero hijo de Dios y esté un poco confundido en cuanto a la doctrina de la Trinidad, normalmente cuando te encuentres con un pentecostal unicitario este no va a ser el caso. La mayoría de las veces las personas que niegan la Trinidad lo hacen porque están perdidos y no conocen a Dios. Muchos de ellos saben lo que la doctrina verdadera y bíblica de la Trinidad enseña, y la rechazan como tal, demostrando que odian y rechazan la verdad porque no tienen el Espíritu Santo, que les guía a toda verdad. Aparte de la negación de esta doctrina, la secta de los apostólicos también cree que el bautismo en agua es necesario para la salvación, y que la señal de que uno ha sido salvado es hablar en lenguas. Por lo tanto, haciéndoles preguntas acerca de la Trinidad y la salvación, será fácil discernir si uno de estos “hermanos” o “pentecostales” pertenecen a este grupo hereje o no.”[15]

En el blog,junto a otro hermano en la fe, hemos sostenido intensos intercambio de opiniones,sin conseguir que estas personas se retracten de lo que creen.Lamentablemente, insisten e insisten, incluso satanizando a los que se les oponen.

Ireneo de Lyon, quien vivió en esa ciudad a fines del siglo segundo, entre muchas otras cosas valiosas, Ireneo dice que la mentira no tiene poder alguno, sino que el poder de la mentira está en la verdad que contiene. Una mentira a todas luces falsa no convence a nadie. [17] “La verdad os libertará.”

Shem Tov era un judio anticristiano, y el escribio un supuesto evangelio hebreo de Mateo para refutar a los cristianos mismos. Por ejemplo, en su falso evangelio hebreo jamás se dice que Jesús sea el Cristo (en este caso, el Mesías). Era obvio que, como judío, también procurar eliminar la fórmula bautismal. No existe ,por tanto, un original en hebreo, y no existe siquiera un documento de dicho evangelio anterior al siglo VI escrito en hebreo. La versión mas antigua de Mateo es el Codice Sinaítico escrito en idioma griego. Por cierto, contiene la formula bautismal trinitaria.

Tampoco existen pruebas de que Constantino lo “cambió” (los evangelios) previo al Concilio de Nicea en el 325 d.C. ya que el favorecía a los trinitarios y no apoyaba a Arrio de Alejandría,como dicen algunos. Constantino era un rey y a él,  solo le interesaban las cuestiones administrativas de su reino principalmente. La fórmula original del bautismo es correcta, y el texto en hebreo de Mateo es solamente una falsificación como acabo de probar.

Ireneo (175 d.C.)  sitúa la fecha de redacción de Mateo, en la época en que Pedro y Pablo predicaron en Roma (Haer 3:1,1). Los escritores del período postapostólico, muy alejados entre si, conocían bien este Evangelio; es evidente que ya fue bien difundido desde su aparición.[33]

Teologia de Mateo

La teología de Mateo es fuertemente cristológica, con énfasis también en la relación de Jesús con la ley de Moisés y el carácter del pueblo verdadero de Dios. Mateo presta particular atención a la historia de Jesús en relación con los judíos. Para Mateo el pueblo de Dios ahora no se define por la nacionalidad, sino por la obediencia a Jesucristo, quien es el cumplimiento de Israel y de la ley de Moisés.

Cada autor tiene sus propios énfasis y temas. En los Evangelios Sinópticos se puede encontrar estos temas de dos modos: 1) leyendo cada evangelio, anotando sus énfasis, y 2) leyéndolos todos juntos, comparando las semejanzas y las diferencias que hay entre ellos. En este segundo método es preciso usar una sinopsis de los Evangelios.Si asumimos, como es probable, que Mateo usó Marcos como una fuente, podemos notar los cambios que hizo a partir de Marcos; el análisis de este proceso es lo que estudia la crítica de la redacción. De esta manera se puede observar no solo los propios temas de cada autor, sino también las diferencias que los distinguen.

La teología de Mateo se descubre no solo en los cambios que él ha hecho en el material del Evangelio de Marcos, sino también en el material tomado de Marcos sin cambios y, por supuesto, en el material original del propio Mateo. Hablaremos, pues, de todos los temas importantes del mencionado evangelista, independientemente de que sean o no compartidos por los demás autores.

Podemos resumir la teología mateana de la siguiente manera. Mateo enfatiza aspectos cristológicos, la relación de Jesús con la ley de Moisés y el carácter del pueblo verdadero de Dios. Está muy interesado en la historia de Jesús en relación con los judíos. De hecho, es el evangelio más judío. Para Mateo, el pueblo de Dios ahora no está basado en la nacionalidad, sino en la obediencia a Jesucristo, quien es el cumplimiento de Israel y de la ley de Moisés.

Conclusión

Ha sido el propósito de este artículo poder rebatir a los anti-trinitarios que buscan cualquier pretexto para negar la existencia de un Dios Trino, como cité al principio de este trabajo. Espero haberlo logrado y poder transmitirle al lector la seguridad de la canonicidad de este pasaje biblico en cuestión y mostrarle la falta de ética de estos grupos sectarios que operan no solo en los Estados Unidos sino también en España y en Latinoamérica. Y también vemos la necesidad de revalor la historia del cristianismo como herramienta apologética[29],ya que estos grupos no dudan en usar cuantos huecos hallan en la tradición cristiana para distorsionar la fe dada una vez a los santos,como cita el apostol Judas, hermano del Señor Jesús.(Jud.1:3 RV 1960)

La intencionalidad del evangelista San Mateo y su relato evangélico se centra en la persona de Jesucristo y su Iglesia. Su intención es decirnos que el hombre Jesús de Nazaret es el Hijo de Dios y el Mesías anunciado por las profecías del Antiguo Testamento y el esperado del pueblo judío. Fundamentándose de esta manera la fe en la persona de Jesús. Este deseo queda plasmado en la inmensa cantidad de textos veterotestamentarios y citas explicitas que se colocan a lector cristiano. Por lo mismo San Mateo es el evangelista con más mentalidad judía.

Que Jesucristo es el nuevo Moisés, legislador, maestro y guía del nuevo Israel. Por este motivo entrara en conflicto con las autoridades religiosas del pueblo. Conflicto que termina con el rechazo de Jesús y su mensaje por parte de los judíos. Eso determina que el Reino de Dios, anunciado por Jesús, se les quite a ellos y se entregue a un pueblo que produzca frutos. Los paganos son invitados a ese reino.

Esta misión de apertura se la confía el Señor a su Iglesia, que no se identifica con el reino de Dios, pero si es su lugar privilegiado. La Iglesia es el segundo centro de enfoque en el evangelio de San Mateo, único evangelista que emplea la palabra Iglesia . Siendo el evangelista, por lo mismo, más eclesial. El evangelista San Mateo trata de insistir que la joven Iglesia es el nuevo Israel, el nuevo pueblo de Dios compuesto de judíos y no judíos, es decir, de israelitas y de gentiles o paganos y los miembros de este pueblo para no caer en los errores del antiguo pueblo, han de vivir el espíritu del reino de Dios que se expone en el discurso evangélico del sermón de la montaña, cuya obertura son las bienaventuranzas.

Optar por el seguimiento de Jesús y Su Iglesia, es estar en desacuerdo con la sinagoga, es decir con el judaísmo oficial. De ahí la misión, el envío misionero que el Cristo resucitado transmite a sus discípulos.

De la subsecuente carrera de Mateo tenemos solamente datos inexactos o legendarios. San Irineo nos dice que Mateo predicó el Evangelio entre los hebreos; San Clemente de Alejandría dice que lo hizo por quince años, y Eusebio mantiene que, antes de irse a otros países, él les dejó su Evangelio en su lengua materna. Escritores antíguos no se ponen de acuerdo en cuanto al número de países que Mateo evangelizó, pero casi todos mencionan a la Etiopía al sur del Mar Caspio (no la Etiopía en Africa), algunos a Persia y al reino de los Partenses, a Macedonia y a Siria.

De acuerdo a Heracleon, quien es citado por Clemente de Alejandría, Mateo no murió como mártir, pero esta opinion entra en conflicto con todos los demás testimonios antíguos. Añadamos, sin embargo, que el recuento de su martirio en los escritos griegos apócrifos titulados “Martyrium S. Matthæi in Ponto” y en los publicados por Bonnet, “Acta apostolorum apocrypha” (Leipzig, 1898), están totalmente desprovistos de valor histórico.

Lipsius sostiene que el “Martyrium S. Matthæi“, que contiene rastros de Gnosticismo, debió de haber sido publicado en el siglo III. Hay un desacuerdo en el lugar en donde se llevó a cabo el martirio de San Mateo y también en el tipo de tortura que le fue inflinida, por lo tanto se desconoce si fue quemado, apedreado o decapitado.

Hay algunas tradiciones, quizás un poco fabulezcas, narran que después de la ascensión, escribió primero su evangelio a pedido de los hebreos convertidos; fuese después a predicar a Egipto y de allí pasó a Etiopía, donde resucitó a la hija del rey. La hija mayor del rey, Ifigenia, oyó del Apóstol el elogio de la virginidad y se obligó con voto de perpetua castidad ella y otras doscientas jóvenes. Hirtaco, usurpador del reino, quiso casarse con ella, pero San Mateo la animó a perseverar en su voto. El bárbaro rey envió soldados que masacraron al apóstol al pie del altar. Pero estos relatos son parte de esas “tradiciones piadosas” que circulaban por la cristiandad de aquellos dias.

El Martirologio Romano simplemente dice: “S. Matthæi, qui in Æthiopia prædicans martyrium passus est“.

Hay varios escritos que actualmente son considerados apócrifos le han sido atribuídos a San Mateo. En el “Evangelia apocrypha” (Leipzig, 1876), Tischendorf reproduce un documento latino titulado “De Ortu beatæ Mariæ et infantia Salvatoris“, supuestamente escrito en hebreo por San Mateo el Evangelista y traducido al latín por Jerónimo, el sacerdote. Es una adaptación abreviada del “Protoevangelium” de San Jaime, apócrifo griego del siglo II.. Este pseudo-Mateo data de la mitad o de finales del siglo VI.

Dios lo bendiga

————–

Descargar en formato electronico PDF

Notas

[0]  http://www.shemtov.org/page2.html

[1] http://en.wikipedia.org/wiki/Hebrew_Gospel_of_Matthew

[2] Carlos Leandro Ramírez,  colaborador del blog del pastordanielbrito, http://pastordanielbrito.wordpress.com/2011/02/15/la-importancia-del-nombre-segun-los-pentecostales-unicitarios/

[3] Norman Geisler y Ron Rhodes en su libro “Respuestas a las sectas”,pag. 161,Editorial Patmos, 2004 cit en http://apologetic-ministries.blogspot.com/2011/02/es-cierto-que-mateo-2819-es-falso.html

[4] CITAS DEL HISTORIADOR  EUSEBIO RELATIVAS AL BAUTISMO

(a) Libro III, Capítulo 7, 136 (a-d), p. 157
Mientras que Él, que concibió nada humano o mortal, ve como verdaderamente Él habla con la voz de Dios, diciendo en estas mismas palabras a aquellos discípulos Suyos, los más pobres de los pobres: “Id, y haced discípulos de todas las naciones.” “Pero cómo,” los discípulos podrían haber contestado razonablemente al Maestro, “¿podemos hacerlo: Cómo, orar, podemos predicar a los Romanos: Cómo podemos argüir con los Egipcios? Nosotros somos hombres criados para usar la lengua Siria solamente, qué idioma hablaremos a los Griegos: Cómo persuadiremos a los Persas, Armenianos, Caldeos, Escitianos, Indios, y demás naciones bárbaras para que renuncien a sus dioses ancestrales, y adoren al Creador de todo? ¿Qué eficacia de discurso tenemos en que confiemos para intentar semejante obra como esta? ¿Y qué esperanza de éxito podemos tener si nos atrevemos a proclamar leyes directamente opuestas a las leyes respecto a sus propios dioses que han estado establecidas durante siglos entre todas las naciones? ¿Por qué poder siquiera sobreviviremos a nuestro osado intento?
Pero mientras los discípulos de Jesús estaban más probablemente o diciendo así, o pensando así, el Maestro resolvió sus dificultades, con la adición de una frase, diciendo ellos triunfarán “En MI NOMBRE.” Y el poder de Su nombre siendo tan grande, que los apóstoles dicen: “Dios le ha dado un nombre el cual es sobre todo nombre, que en el nombre de Jesús se doblará toda rodilla, de las cosas en el cielo, y las cosas en la tierra, y las cosas debajo de la tierra,” Él mostró la virtud del poder en Su Nombre oculto de la multitud cuando Él le dijo a Sus discípulos: “Id, y haced discípulos de todas las naciones en mi Nombre.” Él también más fielmente pronostica el futuro cuando Él dice: “porque este evangelio debe primeramente ser predicado a todo el mundo, por testimonio a todas las naciones.”
“Id, y haced discípulos de todas las naciones en mi nombre”
               
(b) Libro III, Capítulo 6, 132 (a), p. 152
Con una palabra y voz Él dijo a Sus discípulos: “Id, y haced discípulos de todas las naciones en Mi Nombre, enseñándoles a observar todas las cosas que yo os he mandado,”
(c) Libro III, Capítulo 7, 138 (c), p. 159
Cuando vuelvo mis ojos a la evidencia del poder de la Palabra, que multitudes ha ganado, y que enormes iglesias han sido fundadas por aquellos iletrados y pobres discípulos de Jesús, no en oscuros y desconocidos lugares, sino en las ciudades más nobles—Me refiero a la Roma Real, Alejandría, Antioquía, por todo el entero Egipto y Libia, Europa y Asia, y en villas y lugares de campo y entre las naciones–Soy irresistiblemente obligado a repasar mis pasos, y buscar por su causa, y confesar que ellos pudieron solamente tener éxito en su osada aventura, por un poder más divino, y más fuerte que el del hombre y por la cooperación de Aquel que les dijo; “Haced discípulos de todas las naciones en mi Nombre.”
(d) Libro IX, Capítulo 11, 445 (c), p. 175
Y Él ordenó a Sus propios discípulos después de su rechazo, “Id y haced discípulos de todas las naciones en mi nombre.”
(e) Libro I, Capítulo 3, 6 (a), p. 20
De aquí por supuesto, nuestro Señor y Salvador, Jesús el Hijo de Dios, dijo a Sus discípulos después de Su Resurrección: “Id y haced discípulos de todas las naciones,” y añadió “Enseñándoles que observen todas las cosas, las cuales yo os he mandado.” [27]
(f) Libro I, Capítulo 5, 9 (a), p. 24
“Id vosotros, y haced discípulos de todas las naciones, enseñándoles que observen todas las cosas, las cuales yo os he mandado.” ¿A qué podría referirse Él sino a la enseñanza y disciplina del nuevo pacto?
 
(g) Libro I, Capítulo 6, 24 (c), p. 42
“Id vosotros a todo el mundo, y haced discípulos de todas las naciones … enseñándoles que observen todo lo que yo os he mandado.”
[5] Estos sectarios afirman erroneamente que ” Las anteriores siete citas referenciadas de Mateo 28:19 según Eusebio reflejan el verso como él lo leyó del texto en la biblioteca en Cesarea. El problema con la mayoría de traducciones incluyendo la Versión King James, cuando se relaciona al texto de Mateo 28:19, es que ellas reflejan una adición errónea de redacción de origen Católico y no las palabras correctas habladas por nuestro Señor y Salvador Jesús Cristo. Ya que el verso y la doctrina de la Trinidad estaba siendo discutida en su día, y al tener acceso al original, Eusebio denunció la redacción de Mateo 28:19 con la frase Trinitaria como la más seria de todas las falsificaciones.” [URL=http://juliocwilson.blogspot.com/2011/05/mateo-2819-anadido-por-el-hombre.html#!/2011/05/mateo-2819-anadido-por-el-hombre.html]. Pero yo no encuentro ninguna denuncia de Eusebio.Si su omisión del texto trinitario en litigio.
Mateo 28:19 en griego:
  • GNT)  πορευθέντες μαθητεύσατε πάντα τὰ ἔθνη, βαπτίζοντες αὐτοὺς εἰς τὸ ὄνομα τοῦ Πατρὸς καὶ τοῦ Υἱοῦ καὶ τοῦ ῾Αγίου Πνεύματος,  (RV95) 
  • Por tanto,  id y haced discípulos  a todas las naciones,  bautizándolos en el nombre del Padre,  del Hijo y del Espíritu Santo,
 Análisis: 
El Mateo hebreo, omisión de la locución “en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”. Nótese el verso 19 del Mateo hebreo más “corto” que el de Strong:
Mateo 28:19 en la Biblia hebrea e- Sword
  • HNT)  ואתם לכו אל־כל־הגוים ועשו תלמידים וטבלתם אתם לשם־האב והבן ורוח הקדש׃
El verbo de la gran Comisión, en inglés  tradujeron como “Go” vv. 19 (Véase en texto inglés) Lacueva lo traduce como ”yendo”
Pero ya cité como respuesta a esto,a la Didaché, a Ignacio, y a Justino.
[7] libro electronico wayne grudem, Teologia sistematica  ,pag.248,ed. Vida
[8] libro electronico Justo González, “No Creáis A Todo Espíritu”, ed. M.H.pag. 13
[8b] libro electronico William Hendriksen,Exposición del Evangelio según San Mateo,pag.78, Libros desafios 2003
[9] libro electronico, William McDonald, Comentario Bíblico de William McDonald – AT – NT,pag. 1258,ed. Clie
[10] ibid.,pag. 1692
[11] Ibid,pag 1694-1695
[12] ibid,pag. 1694
[13] Frank Thielman – Teología del Nuevo Testamento,pag. 72
[17] libro electronico Justo Gonzalez,”No Creáis A Todo Espíritu”,op. cit,pag. 11
[18]  Cuestiones con la RV ( errores de traducción de la Reina Valera)
1) Mateo 17:21  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
2) Mateo 18:11  No aparece en los manuscritos mas antiguos.  Si, en Lc. 19:10
3) Mateo 23:14  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
4) Marcos 11:26  No aparece en los manuscritos mas antiguos. Si, en Mt. 6:14-15
5) Marcos 15:28  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
6) Marcos 7:16  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
7) Marcos 9:29 Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno.  (La palabra”ayuno” no aparece en los manuscritos más antiguos.)
8) Marcos 9:44  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
9) Marcos 9:46  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
10) Marcos 14:68 Mas él negó, diciendo: No le conozco, ni sé lo que dices. Y salió a la entrada; y cantó el gallo. (La expresión “y cantó el gallo” no aparece en los manuscritos más antiguos.)
11) Lucas 17:36  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
12) Lucas 23:17  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
13) Juan 5:4  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
14) Juan 6:69 Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. (En los manuscritos más antiguos aparece “el Santo de Dios” en lugar de lo que traduce la Reina Valera.)
15) Hechos 15:34  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
16) Hechos 24:7  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
17) Hechos 28:29  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
18) Hechos 8:37  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
19) Romanos 14:10 Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. (En los manuscritos más antiguos, pone “tribunal de Dios” en lugar de lo resaltado.)
20) Romanos 8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.  (Lo que aparece resaltado, no aparece en los manuscritos más antiguos.) (Si es cierta la afirmación final, como puede leerse en Romanos 8:9, que dice: “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.”
21) Romanos16:24  No aparece en los manuscritos mas antiguos.
22) Gálatas 4:7 Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.
(En los manuscritos más antiguos, aparede “Dios” y no “Cristo”.)
23) Colosenses 1:14 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados. (Lo resaltado no aparece en los manuscritos más antiguos.)
24) 1 Timoteo 3:16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria. (La palabra Dios no aparece en los manuscrito y se traduce por Quien o Él)
25) 1 Juan 5:7-8 Tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan. (Lo resaltado fue insertado en el siglo 16).
26) Judas 1:25 al único y sabio Dios, nuestro Salvador, por medio de Jesucristo nuestro Señor, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén. (Lo resaltado se encuentra en los manuscritos más antiguos y omitido en la Reina Valera.)
27) Judas 1:4 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo. (La 2ª palabra Dios, no aparecen en los manuscritos más antiguos, y debiera poner “… y niegan al único soberano…”.)
28) Apocalipsis 1:11 que decía: «Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea». (Las palabras resaltadas no aparecen en los manuscritos más antiguos.)
29) Apocalipsis 1:8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. (Las palabras resaltadas no aparecen en los manuscritos más antiguos.)
30) Apocalipsis 3:2 No he hallado tus obras bien acabadas delante de mi Dios.  (Lo resaltado se encuentra en los manuscritos más antiguos y omitido en la Reina Valera.)
31) Apocalipsis 5:14 Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos. (Lo resaltado no aparece en los manuscritos más antiguos.)

[19] [20] http://foroadventista.org/forum/showthread.php?31235-Mateo-28-19-y-su-relacion-con-un-supuesto-evangelio-hebreo

[21]  Expertos chilenos: hay personas más vulnerables que pueden caer en una secta.FUENTE: Varios medios cit en Boletín electrónico de información sobre el fenómeno de las sectas y la nueva religiosidad. Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas – Rede Ibero-americana de Estudo das Seitas |  ContactoNº 2789 de May. 2013

[22] LA GRAN FALSIFICACIÓN DE MATEO 28:19, Por G. Reckart Clarke Wildeman y Tito Martínez sobre Mateo 28:19

[23] http://cristianosbiblicos.wordpress.com/%C2%BFquien-es-tito-martinez/

[24] Tito Martinez un falso maestro:

Tito Martínez se auto nombra “teólogo” solo porque se hizo de “conocimiento” autodidactamente y sin saber el idioma griego ni el hebreo y con solo conocer algunas palabras de diccionarios fue capaz de lanzar una versión de la Biblia llamada “Sagradas Escrituras del Nuevo Pacto” donde este solo edita o “corrige” los puntos de la versión Reina-Valera 1960 que no se acomodan a su doctrina.

Las falsas doctrinas vienen de las malas interpretaciones y del sacar textos fuera del contexto y el de escoger selectivamente o inventarse su propia biblia como el caso de este señor.

He leído algunas de las respuestas que este da a personas que le han contradicho y es una vergüenza que alguien que cree ser un “maestro” responda a sus oponentes con tanta agresividad, soberbia, altanería, jactancia, ira, irrespeto y maledicencias usando un lenguaje soez que alguien con solvencia moral sería capaz de usar.

Una de las doctrinas que este autonombrado “teólogo” defiende es la mezcla del “politeísmo” con el “henoteísmo” (creencia en la existencia de varios dioses con la diferencia del politeísmo en que “los dioses” solo se saca a uno solo como verdadero). Este afirma que el Padre es un Dios mayor y que existen muchos dioses inferiores a Dios incluyendo a Jesús y estos los llaman “dioses menores”.

El texto que han usado estos falsos maestros es el de Jn. 10:34-35 “Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois? Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada)”.

La palabra usada por Jesucristo NO es “dios menor” o “dios inferior” como dicen los falsos maestros, sino que literalmente dice “dioses” usando la palabra (theos) la cual es citada del Sal. 82:6 y en el que vemos la palabra (elohim): Sal. 82:6 “Yo dije: Vosotros sois dioses (elohim). y todos vosotros hijos del Altísimo.”

Este texto se refiere a los “jueces” de Israel que tenían el poder otorgado por Dios de decidir en cuestiones que podrían significar la vida y la muerte. Muchos exegetas quieren torcer el significado de este verso para formar una doctrina anti-bíblica y me gustaría que todos podamos entender con claridad de lo que se habla realmente.

En el contexto se ve claramente que Jesús NO se dirige a los cristianos al citar el libro de Salmos  SINO a líderes religiosos judíos celosos de la ley quienes buscaban atraparlo en un fallo para matarle.  Ellos estaban molestos porque habían escuchado que Jesucristo era llamado Dios lo cual era una blasfemia y solo con la declaración directa de Jesús ellos tendrían la excusa de usar la ley de matarlo a pedradas (Lev. 24:16 “Y el que blasfemare el nombre de Jehová, ha de ser muerto; toda la congregación lo apedreará; así el extranjero como el natural, si blasfemare el Nombre, que muera”). Esa situación era extremadamente peligrosa y como la hora de completar la obra no había llegado Jesús se les escapa de las manos.

1 Jn. 2:6 “El que dice que está en él, debe andar como él anduvo. “

[URL=http://foro.univision.com/t5/Cristianos-Evang%C3%A9licos/Tito-Martinez-un-falso-maestro/td-p/413770540]

[25]  Eusebio (265-339) Obispo de Cesarea alrededor del 314 fue referido como el hijo de Pamphilus. Él escribió muchos libros, el mejor conocido de los cuales es la Historia Eclesiástica de Eusebio. Otros escritos fueron la Praeparatio, la Demostración del cual tenemos la La Prueba del Evangelio, Quaestiones y Stephanum, y el Epítome. Según la Nueva Enciclopedia de Conocimiento Religioso de Schaff-Herzog, “A su tiempo lo consideraron su hombre más docto.”[URL=http://juliocwilson.blogspot.com/2011/05/mateo-2819-anadido-por-el-hombre.html#!/2011/05/mateo-2819-anadido-por-el-hombre.html]

ver http://tematicacristiana.blogspot.com/2009/06/eusebio-de-cesarea.html

[26] Opiniones diversas al respecto de la importancia de esta traducción

a) Una opinion a favor http://www.chick.com/es/articles/endorsement_es.asp y

b) Una opinion de advertencia http://laesposadelpastor.blogspot.com/2010/11/cuidado-con-la-biblia-reina-valera.html

[27] En la edición de W. J. Ferrar: Mateo 28:19. Este verso es citado así siete veces en la Demostración con la omisión de la referencia al Bautismo y la Trinidad. Conybeare (Hibbert Journal, i. (1902-3) p. 102), que sostiene que la referencia fue interpolada por razones dogmáticas, y no estuvo plenamente asegurada en el texto hasta después del Concilio de Nicea, sustenta su idea de la práctica de Eusebio. Esta es la idea de Kirsopp Lake, Enciclopedia of Religion and Ethics, ii.380 y Moffat, The Historical New Test. 1901, p. 647. La historicidad de las palabras como ipsissima verba es negada por Harnack, Clemen, y J. A. Robinson, Enciclopedia Bíblica, art. “Bautismo” De los Hechos tomado literalmente se deduce que el Bautismo apostólico era simplemente en el Nombre de Jesús. – (Hechos 8:12-16; Hechos 9:18; Hechos 22:16).

A esto le invito a leer y considerar el articulo publicado en este blog https://elteologillo.wordpress.com/2013/05/14/los-branhamitas-y-el-bautismo-en-el-libro-de-los-hechos/ y también http://activistasdecristo.com/2011/08/09/mateo-2819-el-bautismo-en-el-nombre-de-jesus-8-del-libro-un-dios-falso-llamado-trinidad-por-julio-cesar-clavijo-s/

[28] Robert A Baker, Compendio de la historia de la Iglesia Primitiva,pag.39, ed. C.B.P.

[29] https://elteologillo.wordpress.com/2013/05/04/lucastestigo-creible-o-inkreible/

[30] algunos estudiosos bíblicos modernos indican que posiblemente este libro, al igual que otros del Nuevo Testamento, sea de autores desconocidos que utilizaron las tradiciones o documentos previos del autor a quien se le acredita el libro y, al momento de escribir su edición definitiva, según una costumbre literaria de la antigüedad, lo hayan hecho bajo el nombre del personaje cuyos relatos ellos recogieron. A esto se le conoce como pseudoepigrafía.[2] Desde el punto de vista de las Iglesias cristianas históricas, esto no afecta en absoluto el valor que estos escritos puedan tener para la fe de los creyentes (= canonicidad).[URL=https://es.wikipedia.org/wiki/Evangelio_de_Mateo]

Pero a este argumento, respondemos que la iglesia primitiva afirma unánimemente que Mateo fue el autor. Y presentamos 4 argumentos:

1. El texto revela que el autor es un cristinao de origen judio,pero liberado del judaismo.
2 No se habria atribuido un escrito tan importante a un apostol mas bien poco prominente sin razones de mucho peso.
3 levi,  un publicano, estaria bien preparado para escribir.
4 El autor no insiste en el banquete que Mateo (Levi) ofreció en honor de Jesus (Mat. 9:10; cf Lc.5:29).

Samuel Vila / Escuain, Nuevo Diccionario Biblico Ilustrado,pag. 736,ed.Clie
[31] Una traducción muy antigua afirma que Mateo redacto su evangelio primero en hebreo (arameo).Papias,obispo de Hierapolis en Frigia, escribía hacia el año 140 d.C. “Mateo redactó las logia en lengua hebrea, y cada uno las traducia como mejor podia (Eusebio,Hist.Ecl. 3;39,16). El significado probable de las palabras de Papias es que al principio cada lector interpretaba con toda la fidelidad que podia,por si mismo, este texto arameo.Las palabras de Papias, permiten pensar que el mismo tenía este Evangelio solo en lengua griega y que aparentemente no habia visto nunca un texto en otra lengua. Esta es la razón de que haya exegetas que no admiten la tradición de un original de Mateo en arameo, del que en todo caso no se ha conservado ningún resto (Todas las citas de los Padres están en griego).Otros suponen que el texto griego de Mateo es una traducción, o bien que Mateo escribió dos evangelios,uno en arameo y el otro en griego. Finalmente la postura de algunos eruditos modernos es que Mateo solo habria reunido los discursos (logia) de Jesús. Estos discursos habrían quedado integrados en la versión griega del evangelio junto con los materiales históricos tomados de Marcos.

Sin embargo, hay varias objeciones a esta teoría:

1 Los antiguos afirman rotundamente que el texto griego de este evangelio es de Mateo.

2. El N.T (Hch.7:38 ; I Pe. 4:11),asi como Filón y los primeros Padres de la Iglesia, emplearon el término logia aplicándolo invariablemente al conjunto de los escritos inspirados, o a una parte de ellos (Ro.3:2 ;Heb. 5:2)

3 La afirmación de que Mateo tomo materiales de Marcos constituye una hipotesis de la que no hay prueba alguna.

4 Es totalmente inverosimil que un evangelio original no haya contenido nada mas que los discursos,sin material histórico alguno; que se hayan relatado las palabras de Jesús,pero omitiendo sus hechos y sobre todo el relato de la Pasión.

Sea cual sea la postura que se adopte acerca de la tradición que afirma que Mateo escribió al principio en hebreo (arameo), se le tiene que atribuir a el mismo la versión griega de su evangelio. Debido a que fue acompañante de Jesús y testigo ocular de casi todo lo que relata su registro tiene gran valor histórico.

Samuel Vila / Escuain, Nuevo Diccionario Biblico Ilustrado,pag. 737,ed.Clie

Hasta hace relativamente pocos años era unánime la creencia de que MATEO-LEVÍ había escrito el primer Evangelio, pero actualmente la mayoría de los eruditos ponen en tela de juicio tal paternidad. El problema gira alrededor de dos factores:

(1) Mateo contiene casi todo el material contenido por el EVANGELIO DE MARCOS, escritor no apostólico, de lo cual es posible deducir que Mateo dependía de Marcos. Sería inconcebible que un apóstol y testigo ocular del ministerio de Jesús se apoyara en uno que no lo era (EVANGELIOS).

(2) No se sabe a ciencia cierta cuál fue la lengua original del Evangelio: según Papías (Eusebio, Hist. Eccl. III,39, 16), «Mateo ordenó los logia del Señor en el dialecto de los hebreos [que significa arameo] y cada uno los interpretaba [o traducía] como podía». Se discute arduamente si logia quiere decir «los dichos del Señor» (que significa, su enseñanza) o «los escritos acerca del Señor» (quizás el Evangelio completo). Según algunos eruditos, el texto actual de Mateo parece haberse escrito originalmente en griego. De ser así, dicen, el apóstol Mateo no pudo haberlo escrito. Desde luego, el apóstol era de Galilea, región bilingüe, por lo que es muy posible que haya dominado ambos idiomas.

De todos modos, el testimonio de los Padres de la Iglesia en los primeros siglos sostiene la tesis de la paternidad de Mateo, aunque todos los Evangelios son anónimos y nada nos obliga a creer como artículo de fe la atribución tradicional (SEUDONIMIA).

Dos detalles nos inclinan a creer que Mateo tuvo algo que ver con la composición:

(1) en 10:3 se llama a Mateo «el PUBLICANO», cosa que Mateo mismo hubiera podido hacer, pero no otros (cp Mar. 3:18 y Luc. 6:15, donde falta este epíteto);

(2) en Mateo 9.10 se localiza la fiesta de Mateo sencillamente «en la casa» como si fuera su propia casa, mientras los otros sinópticos (Mar 2:15; Luc. 5:29) usan «en su casa», refiriéndose directamente a la de Mateo (Leví). La composición de Mateo tiene sus raíces en el mismo universalismo del mensaje de Jesús, porque desde el principio fue necesario explicar a los judíos que su fe, tradicionalmente limitada a Israel, iba a ser compartida con los gentiles. Al comienzo los judíos no comprendieron las implicaciones de esto, y aún después de iniciada la misión a los gentiles, pensaron que estos tendrían que satisfacer todos los requisitos del judaísmo para entrar en el Reino. Así que el problema de Mateo es el de explicar cómo el REINO DE LOS CIELOS, claramente profetizado en el Antiguo Testamento, se da, no a los que rechazan al Mesías, sino a todos los que reciben a Jesús como Señor y producen los frutos del Reino (21:43).

Además, puesto que Jesús se constituyó en Señor del cielo y de la tierra (28:18), era preciso proclamar su señorío universal a todo el mundo (28:19). Aunque la necesidad de escribir este Evangelio existía desde el tiempo de Jesús, no fue sino hasta poco después de iniciada la misión a los gentiles y aun hasta más tarde en el siglo I, al agudizarse la oposición judía hacia el cristianismo, cuando se halló verdadera ocasión para su composición. Por eso se han sugerido fechas que se extienden desde la quinta década hasta la novena; no hay consenso al respecto. Algunos aseguran que 22:7 se refiere a la destrucción de Jerusalén ya acaecida, lo cual favorecería una fecha posterior a 70 d.C. Pero como no hay referencia clara a esta destrucción se podría admitir una fecha de la sexta o séptima década (en todo caso, después de la publicación de Marcos).

Wilton M. Nelson – Diccionario Ilustrado de la biblia,pag. 883

La enciclopedia Wikipedia presenta la opinión del erudito Brown, Raymond E. (2002). Introducción al Nuevo Testamento. I. Cuestiones preliminares, evangelios y obras conexas. Madrid: Editorial Trotta. pp. 292-296. ISBN 84-8164-538-9.  Raymond Edward Brown comentó:

«A modo de juicio general conclusivo sobre la cuestión “Mateo” lo mejor es aceptar la posición común: el Mateo canónico fue redactado originalmente en griego por alguien que no era un testigo visual, cuyo nombre nos es desconocido y que se basó en fuentes tales como Marcos y (la fuente) Q. No podemos saber si en algún momento de la historia de las fuentes del Mateo canónico desempeñó algún papel algo escrito en lengua semítica por Mateo, uno de los Doce.» [URL=https://es.wikipedia.org/wiki/Evangelio_de_Mateo]

Pero todo esto no son mas que especualaciones de eruditos. Por otra parte, el mismo Brown afirma algo que es sumamente lógico, diciendo que

«no es prudente», 1900 años más tarde, «despachar demasiado fácilmente» como ficción completa o ignorancia la referencia de Papías de Hierápolis, que vivió solo 4 décadas después de la composición del Mateo canónico y que señaló: «Mateo dispuso en orden los dichos (logia) en hebreo (¿arameo?) y cada uno los interpretó/tradujo como pudo» (HE III,39,16).[URL=https://es.wikipedia.org/wiki/Evangelio_de_Mateo]

Estos argumentos de peso, son los mismos citados por Samuel Vila, el erudito español.  Y también dice esta enciclopedia on – line, que “a veces se sugiere que Mateo el Apóstol podría haber sido el autor de los dichos (logia) o sentencias de Jesús a que hace referencia Papías, quizá antecedentes del evangelio canónico de Mateo. [URL=https://es.wikipedia.org/wiki/Evangelio_de_Mateo].

Los investigadores modernos no creen en la fiabilidad de las tradiciones que legitiman la autoria de los evangelios.

Ellos no creen que estos relatos se ajusten a la historia de la composición del Evangelio de Mateo. La opinión mayoritaria, aunque no unánime, sostiene que Marcos fue el primer evangelio que se escribió, y que Mateo basó su obra en los relatos de Marcos. Esto se debe a que ambos evangelios comparten relatos de idéntica o muy similar redacción. Alli donde se registran diferencias, los relatos de Mateo suelen ser mas extensos y detallados. Muchos eruditos creen que Mateo enriqueció el texto de Marcos, en lugar de pensar que Marcos editó la obra de Mateo… Por su parte, los estudiosos que creen que Mateo fue el primer evangelio escrito sugieren que hubo una versión anterior, abreviada o mas rudimentaria, escrita en hebreo o arameo. Marcos pudo haber usado parte de este material para escribir su evangelio y luego Mateo corrigió y amplió su relato basandose en el evangelio de Marcos. Segun Claig Blomberg, estudioso especializado en Nuevo Testamento,los testimonios de Papias y Policarpo dan cuenta de una traducción tan persistente en la Iglesia Primitiva que posiblemente tenga elementos dignos de tener en cuenta. Sin embargo,la manera en que se desarrolló el proceso sigue siendo materia de conjeturas. [40]

Pero como ya dije, creo que todo esto no son mas que especulaciones de teólogos.

La Iglesia primitiva creía que Mateo era el autor del Evangelio que lleva su nombre, a pesar de que este Evangelio se escribió en griego. Hoy muchos eruditos no creen que Mateo haya sido el autor del Evangelio, si bien algunos admiten que posiblemente fuera compilador de los dichos de Jesús, o de las numerosas citas del Antiguo Testamento, y que por eso lleva su nombre. Otros suponen que Mateo fue secretario del grupo de discípulos que registró los dichos de Jesús, y asi se constituiría en el autor. Sin embargo, en el Evangelio mismo no se identifica al autor. [41]

Mateo es el Evangelio que se cita más que ningún otro en la literatura cristiana antes del año 180 d. C.

La iglesia, desde la primera parte del siglo II hasta la aparición de los estudios críticos modernos, por unanimidad atribuyó el Evangelio a Mateo. Como Mateo era un publicano su ocupación lo capacitó para ser el que registrara oficialmente las palabras y las obras de Jesús. Hay una buena tradición histórica que afirma que Mateo con toda seguridad escribió secciones del Evangelio. Esto viene de Papías de Hierápolis, el cual fue citado por Eusebio, historiador de la iglesia. No sabemos precisamente cuando Mateo fue escrito. Su dependencia de Marcos y la falta de mencionar la destrucción de Jerusalén (especialmente dada la predicción de este evento en el cap. 24) sugiere una fecha antes del año 70 d.C. Antioquía es el lugar de origen más probable. Temprano en el segundo siglo, Ignacio de esa ciudad se refiere a Mateo como “el Evangelio.” También, el carácter gentil-judío de la iglesia en Antioquía se da bien con el contenido del libro. [42]

[31] https://es.wikipedia.org/wiki/Evangelio_de_Mateo

[32] Datación

La datación mayoritaria sitúa a este evangelio hacia el año 80, debido a que se supone que describe la destrucción del Templo de Jerusalén en el año 70, antes de que esta suceda; es decir, dicha descripción es tomada como una profecía que posteriormente se cumpliría. En cuanto a la secuencia, parece que Mateo redactó un primer escrito en arameo, que no se ha conservado. Eusebio de Cesarea cita palabras de Papías de Hierápolis: «Mateo ordenó en lengua hebrea los dichos del Señor y cada uno los interpretó [tradujo] conforme a su capacidad» (Hist. Ecl. III,39,16).]

Las dataciones más tardías están limitadas por los papiros P64 y P67 (hacia el año 200) y la mención de un evangelio de Mateo escrito en arameo que hace Papías de Hierápolis hacia el año 125. Posteriormente lo mencionan Ireneo de Lyon (hacia 180) y Clemente Alejandrino (hacia 200).

Quienes defienden la teoría de las dos fuentes suponen que Marcos es más antiguo que Mateo. Marcos escribió lo que predicaba Pedro, dirigido a los cristianos de Roma. (Pedro lo llama “mi hijo”, pues lo tenía en Roma consigo como ayudante en su ministerio). Seguiría Lucas, que tuvo muchas informaciones propias, recogidas cuidadosamente.

Las dataciones más tempranas (J. B. Orchand; B. Reicke; J. A. T. Robinson) se basan en los siguientes argumentos:

Algunos autores (C. C. Torrey; C. H. Dodd) exponen que Mateo no da ningún detalle histórico de la destrucción de Jerusalén, sino que toma todas las imágenes del Antiguo Testamento (Jeremías 21; Zacarías 12; 14; Esdras 9; Salmo 79; Ezequiel 40-48; etc.).

Otros autores como N. Geldenhuys, Gerd Theissen, B. H. Young, R. A. Guelich han argumentado a favor de considerar que la profecía sobre la destrucción de Jerusalén fue realizada antes de que sucediera.
Otros personajes, como Jesús el hijo de Ananías también predijeron la destrucción del templo, según Flavio Josefo en Guerra de los Judíos VI, 300-309

Por otra parte, parece que la audiencia a la que se dirige Mateo está familiarizada con hechos que describe el Evangelio y al autor le interesa relacionar el pasado (vida de Jesús) con el momento en el que se escribió su relato, utilizando en dos ocasiones la expresión “hasta el día de hoy”. Así, el autor dice que los sacerdotes, con las 30 monedas de plata que arrojó Judas Iscariote en el templo, “compraron con ellas el Campo del Alfarero como lugar de sepultura para los forasteros. Por esta razón ese campo se llamó «Campo de Sangre», hasta hoy”.

En este texto se da a entender que la audiencia conoce el lugar en cuestión y su nombre, por lo que es razonable pensar que pudo haber sido escrito antes de la destrucción de Jerusalén y la gran despoblación que trajo consigo.

Por otra parte, llama la atención que, pretendiendo demostrar que Jesús es el Mesías, no relacione la destrucción de Jerusalén y de su Templo con una profecía de Daniel según la cual esto ocurriría tras la muerte del Mesías. La profecía en cuestión dice: “…se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario”.

[URL=https://es.wikipedia.org/wiki/Evangelio_de_Mateo]

[33] Samuel Vila / Escuain, Nuevo Diccionario Biblico Ilustrado,pag. 737,ed.Clie

[34] La mayoría de los creyentes consideran que la Biblia es un libra muy voluminoso, cuya lectura les resulta unas veces fascinante, otras simplemente entretenida y en ocasiones incluso aburrida. Tal visión es , además de incompleta, del todo perjudicial para quienes ansian alimentar su fe cristiana con el mensaje de esta obra. Cuantos deseen adentrarse en su lectura deben ante todo saber que la palabra biblia es de origen griego. Viene a ser el plural del sustantivo biblion, que significa ‘librito’.

Por lo tanto, ‘biblia’ sería un conjunto de ‘libritos’ reunidos en una sola obra. Algo asi como un periódico donde se contienen diversas colaboraciones de caracter político, financiero, deportivo o religioso. Cada ‘librito’ de la biblia tiene personalidad propia. Y solo quien la valore estará en condiciones de captar su mensaje. De hecho, para apreciar un artículo periodístico de caracter político es imprescindible saber que o se trata de una crónica deportiva.

Todo esto lo entendieron my bien los cristianos de los primeros siglos. Tanto que a ese conjunto de ‘libritos’ le dieron el nombre griego de ‘grammata’ o escritos, con lo que pretendían resaltar el respeto y veneración que por ellos sentían. Se trataba en realidad de los ‘escritos’ o libritos por excelencia, pues contenían todas las verdades de fe.

Pero ya que en el siglo IV comenzaron a aparecer unos códices, libros escritos a mano, que reunían todos esos libritos sagrados, lógico es que la comunidad cristiana fuera poco a poco dando el nombre de ‘biblia’ a tales codices, conservados casi siempre en conventos y monasterios. Hoy resulta cada vez mas evidente que no se pueden leer todos estos libritos como si fueran capítulos de una misma obra. Cada uno es de por si una obra con un mensaje definido. Que hacer entonces? Familiarizarse al máximo con su estilo, su forma de expresión y su manera de formular la vivencia de fe.

Tanto el judaísmo como el cristianismo primitivo tuvieron en gran veneración a cuantos escritos se suponían revelados por Dios al pueblo. A ellos recurrían a la hora de programar el comportamiento ético de los individuos. Sinaíi. Que hacer? Solo quedaba una alternativa: quedarse unicamente con los libros revelados por Dios. Es lo que se trato de hacer con todo esmero. Se coincidió en excluir una serie de libros cuyas doctrinas no se consideraban acordes con el designio divino. Tales libros, se debian destruir, o al menos esconder. Por eso recibieron el nombre de ‘apócrifos’ o escondidos…

Autor: Padre Salas, director del Instituto Bíblico de Madrid, escribe sobre Biblia. Cit en La Voz Católica 27 de septiembre de 1991,pag. 19

[35] https://elteologillo.wordpress.com/trinidad/

[36] Ediberto Lopez,Como se formo la Biblia,pag. 90,© 2006 Augsburg Fortress, Mineapolis E.U.

[37] Ibid,pag. 101

[38] ibid,pag. 100

[39] ibid

[40] Doug Powell, Guia Holman de Apologetica cristiana,pag. 131-132 ,BH Publishing Group. La cita de Craig Blomberg extr de  “The Historical reliability of the New Testament, en William Lane Craig,Reasonable Faith, Crossway Books,Wheaton,1984, pp. 204-205

[41] Wilton M. Nelson – Diccionario Ilustrado de la biblia,pag. 877

[42] Diccionario Biblico Mundo Hispano,ed M.H.

——–

Otras fuentes bibliograficas consultadas

Descargar en formato word

Mateo,siervo de San Mamon o de Jesucristo ?


Mateo,siervo de San Mamon o de Jesucristo ?

Autor: Paulo Arieu

Introducción

Con el auge de la teología de la prosperidad, mucho de lo que se predica hoy en dia, está mucho mas centrado en los intereses humanos, que en glorificar a Dios. Muchos predican un mensaje enfocado mayormente en las necesidades humanas. Sin embargo, Mateo, quue trabajaba de recaudador de impuestos (“publicano”) , al momento de ser llamado por Jesús al ministerio, abandonó su profesión y se dedicó a seguir las enseñanzas del Matestro, y pronto estuvo entre sus colaboradores mas íntimos.  Luego vemos que Jesús lo comisionó para ser apostol. Mamón[0] era la deidad del dinero,pero Jesús bien dijo que no se podía servir a dos señores, obviamente. Pero vemos que Mateo pudo escoger la mejor de todas las decisiónes: “seguir a Cristo”.

De Mateo, sabemos que vivió durante el primer siglo de la era cristiana.Fue Apóstol y evangelista. La tradición cristiana le atribuye la autoría del primer evangelio sinóptico.

  • «Jesús vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: ‘Sígueme’. Él se levantó y lo siguió. Mientras Jesús estaba comiendo en la casa, acudieron muchos publícanos y pecadores y se sentaron a comer con él y sus discípulos” (Mat. 9:9).
  • “Pasando Jesús de allí, vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y se levantó y le siguió.” (Mat. 9:9 RVA1960)
  • Así narra Mateo su propia vocación. El episodio, que concluye con una célebre frase de Jesús aparece también en los otros dos sinópticos, pero protagonizado por Leví.
  • “No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores” (Mat. 9:13 RVA 1960)

Marcos especifica:

  • “Leví, hijo de Alfeo” (Mr. 2:14ss RVA 1960).

Lucas, por su parte, subraya que la comida era “un gran banquete” que “Leví ofreció a Jesús… en su casa” (cfr. Luc 5, 27ss). Leví y Mateo, sin lugar a dudas, son la misma persona.»[2]

«Tras ese llamado, nada sabemos de Mateo por la Escritura. Sólo vuelve a aparecer en las listas de los Doce. Es el octavo en la enumeración de los Hechos de los Apóstoles y en la del mismo Mateo (que cuando se nombra a sí mismo aclara: “Mateo, el publicano”), y el séptimo en la lista de Marcos y en la de Lucas.» [3]

Mateo, era un hombre, cuyo oficio era el de publicano. Su nombre proviene del griego, del hebreo Mattai, abreviatura de Mattanya, que significa regalo de Dios

«Su condición de recaudador de impuestos ha sido recogida en la iconografía del Apóstol. De ella provienen algunos de los atributos que en ocasiones lo identifican: una bolsa de dinero o un tablero de contar.» [4]

Se lo conoce como Mateo o Leví. El autor de “la vida y los tiempos de Jesús el Mesías” comenta que «no tiene interés especular cuál de los dos nombres era el original, o si el segundo fue añadido después de su conversión, puesto que en Galilea era común tener dos nombres, uno estrictamente judío, y otro galileo. Y tampoco nos admiramos de que más adelante el primer nombre, puramente judío, de Leví fuera abandonado y que sólo se retuviera el de Mateo. Este último es el equivalente de Natanael, o del griego Teodoro (don de Dios), y era muy frecuente, al parecer. Leemos que era el nombre de un antiguo oficial del templo  y el de varios rabinos. Quizá es de más interés el que el Talmud  nombre cinco Mateos como discípulos de Jesús, y entre ellos, estos dos a quienes podemos identificar claramente: Mateo y Tadeo.»[5]

Marcos y Lucas le llaman Leví. Hay quienes opinan que Jesús le puso el nombre de Mateo cuando le llamó al apostolado, así como a Simón le puso por sobrenombre Pedro. Mateo significa “don de Jehová”». [6]

Mateo el Apóstol, también conocido como Mateo Leví, Leví de Alfeo o Mateo el Evangelista) fue uno de los doce apóstoles elegidos por Jesús de Nazaret. La tradición cristiana le atribuyó la autoría del evangelio de Mateo, pero la crítica actual descarta esta atribución. Etimológicamente, el nombre español Mateo proviene del griego Mathaios y éste, del arameo Mattai, una forma corta del hebreo MattanYah, que significa ‘don de Yah’ (el dios Yahvéh).»[7]

Según se describe en los Evangelios (Mat. 9:9 y Mar. 2:14), Jesús le pidió que se uniera a sus seguidores, debido a lo cual fue duramente criticado, puesto que Mateo ejercía de recaudador de impuestos, por lo que no gozaba de las simpatías de sus conciudadanos. El Nuevo Testamento no aporta más detalles biográficos sobre su persona.  La tradición indica que evangelizó Judea y, posteriormente, fue misionero en Etiopía y Persia.

Aunque hay disparidad de criterios acerca de su muerte, y mientras algunas fuentes mencionan que murió martirizado, otras afirman que falleció de muerte natural. En 1808, una iglesia de la ciudad italiana de Salerno reafirmó que se habían hallado sus restos. Su evangelio, escrito probablemente hacia el año 80, va dirigido a lectores palestinos o judíos cristianizados y, por ello, familiarizados con el Antiguo Testamento. También por ello, pone especial empeño en demostrar que Jesús es el Mesías anunciado.

Es también uno de los pocos discípulos mencionados por su nombre en el Evangelio de Tomás »(Libro Apócrifo) [8]

A Mateo le corresponde el “rostro humano” mencionado en tercer lugar por el Apocalipsis -y en primer lugar por Ez. 1:10; por ello, un hombre alado (o ángel) es el símbolo de su Evangelio. A veces se representa a San Mateo escribiendo, acompañado justamente por una figura de un hombre alado. San Jerónimo fue quien fijó este simbolismo. A Mateo le corresponde el hombre por comenzar su evangelio narrando la genealogía humana de Jesús: “Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham” (Mat. 1, 1).[9]

No obstante, la crítica moderna rechaza atribuirle, al menos en su totalidad, dicho evangelio. La enciclopedia Wikipedia escribe sobre la autoría de este libro y expone lo siguiente:

«Los evangelios son tradicionalmente impresos con Mateo primero porque Agustín de Hipona creía que era el más antiguo. Es seguido por Marcos, Lucas, y Juan, en dicho orden. Para su uso litúrgico en la Iglesia Católica se les presenta aparte en un libro llamado Evangeliario o desde el Vaticano II, leccionario. Este libro es anónimo, puesto que no está firmado.

La tradición atribuye su autoría a Mateo Leví, un recaudador de impuestos a quien Jesús llamó para que le siguiera como uno de sus apóstoles. A favor de esta atribución, además del poco convincente argumento de la tradición, suele aducirse que es el único de los cuatro evangelios que llama a Leví por su segundo nombre -Mateo-, que siempre que lo cita dice “Mateo el publicano”.

También se considera que en su evangelio figuran 115 vocablos que no se hallan en los otros y tienen que ver con dinero, oro, plata, deudas, cuentas, cambios de dinero, etc., frases que estarían en la punta de la pluma de un ex publicano. Sin embargo, los estudiosos bíblicos modernos indican que posiblemente este libro, al igual que otros del Nuevo Testamento, son de autores desconocidos que utilizaron ya bien las tradiciones o documentos previos del autor a quien se le acredita el libro, y al momento de escribir su edición definitiva, utilizando una costumbre literaria de la antigüedad, lo hicieron bajo el nombre del personaje cuyos relatos ellos recogieron (pseudografía) », pero esto último es tan solo una teoría no comprobada.[1]

Papías (siglo II d.C.) dice que Mateo

«compiló los oráculos [del Señor] en lengua hebrea [o sea, arameo], y cada uno los traducía [o interpretaba] luego como podía».

Conclución

En los primeros siglos de nuestra era, el evangelio de Mateo se distinguía como el mas leido e influyente de los cuatro Evangelios. En la mayoría de las listas de los libros del Nuevo Testamento Mateo aparece en primer lugar. De esto hay tres posibles explicaciones: 1) fue el primer Evangelio escrito; 2) lo escribió un apostol y esto se creía firmemente en aquel entonces y 3) fue muy apreciado en la iglesia debido a su forma literaria y didáctica. Por tanto, la iglesia primitiva creía que Mateo era el autor del Evangelio que lleva su nombre, a pesar de que este Evangelio se escribió en griego.

Sin embargo, en nuestros días, hay muchos eruditos que no creen que Mateo haya sido el autor del Evangelio, si bien algunos admiten que posiblemente fuera compilador de los dichos de Jesús, o de las numerosas citas del Antiguo Testamento, y que por eso lleva su nombre. Otros suponen que Mateo fue secretario del grupo de discípulos que registró los dichos de Jesús, y así se constituiría en el autor. Sin embargo, en el Evangelio mismo no se identifica al autor.

Ojalá muchos de los líderes cristianos de nuestros tiempos, se pareciesen a Mateo y fuesen menos ambiciosos con el ministerio.Y no estuviesen tan interesados en hacerse de dinero facil con el ministerio.

Y ud. es cristiano? Si es cristiano consagrado verdaderamente, a quien sirve? A Dios o a sus propios intereses personales?

Dios le bendiga mucho.

Fuentes :

Notas

[0] Palabra griega que significa riqueza (Mat. 6.24; Luc 16:11,13), especialmente la que se usa en oposición a Dios. Mammón es una transliteración de la palabra aramea mamon. La versión Reina-Valera de 1960 la traduce al castellano. En estos pasajes, Jesús dice que ninguno puede servir a dos señores (Dios y a las riquezas) a la vez. Y que las riquezas (mammón) no puede comprar la seguridad (véase la parábola de Jesús sobre el rico insensato en Luc. 12.13–21). «Qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? (Mat. 16.26; Mar. 8.36; Luc 9.35).

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Evangelio_de_Mateo

[2] http://www.labibliaonline.com.ar/WebSites/LaBiblia/Revista.nsf/Indice/SanMateo?OpenDocument

[3] Ibíd.

[4] http://www.labibliaonline.com.ar/WebSites/LaBiblia/Revista.nsf/Indice/SanMateo?OpenDocument

[5] La vida y los tiempos de Jesús el Mesías”, Pág. 568-569, Alfred Edersheim, Edit. Clie

[6] Comentario exegético Devocional a toda la Biblia Mateo, Pág.156, Matthew Henry, Edit. Clie

[7] http://es.wikipedia.org/wiki/Mateo_el_Ap%C3%B3stol

[8] Ibíd.

[9] http://www.caminando-con-jesus.org/apostoles/apostoles.htm

Consumado es – Parte 1 Introducción


Consumado es parte  1 – Parte 1 Introducción

Por Paulo Arieu

Revisado y actualizado: 27 de marzo del 2013

crucifixion-of-jesus

I. Introducción

N.A: Al final de este artículo, en la nota señalizada como [0],ud podrá leer un comentario referido a la etimología de la palabra “consumado es”, traducción del griego tetelestai.

  • “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.” (1 Cor. 1: 18)
  • “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.”(Ro. 1:16)
  • “Consumado es” (Jn.19:30 RV 1960)

«Las Siete Palabras» en la cruz, el sermón supremo de Jesús

Este artículo, es la introducción a una serie de artículos, donde reflexionaré sobre la sexta palabra del Señor en la cruz del calvario. La séptima seria la de Sal. 31:5, según lo cita Lucas 23:46.

Sin duda, uno de los relatos bíblicos más leídos y reflexionados durante la Semana Santa, es obviamente, el relato de la crucifixión. Recordamos los sufrimientos de Jesús -su pasión-, celebramos su victoria sobre el pecado -nuestra salvación-, y todo ello nos mueve a la adoración a Dios. Así cantamos, emocionados y llenos de gratitud, «La cruz sangrienta al contemplar», «Cabeza ensangrentada» y otro himnos de gran riqueza espiritual y teológica.

Durante las horas que estuvo clavado en la cruz, el Señor exclamó siete frases memorables que se han venido en llamar “las siete Palabras”. Fueron sus últimas palabras. Y con estas breves frases Jesús pronuncia el mensaje más profundo que se haya predicado jamás, una verdadera síntesis del Evangelio. Allí encontramos resumido lo más extraordinario del carácter de nuestro Señor y del plan divino para con el ser humano. El “Sermón de las siete Palabras”,  ha inspirado innumerables predicaciones y escritos a lo largo de los siglos.

Por  ejemplo, J.Sebastián Bach recoge en su emocionante Pasión según San Mateo, el espíritu inigualable de este texto bíblico. También J. Haydn en el siglo XVIII compuso, por encargo, una obra muy apreciada sobre Las Siete Palabras en la que pone música a este memorable pasaje.

Estas siete tremendas y dramáticas palabras, son las que Juan usa para ya cerrar el telón de este magistral relato. Juan estaba al pie de la cruz, escuchando y asistiendo al sufrimiento de su lider espiritual y gran amigo. Con estas palabras Jesús expresa que su obra, que su ministerio y que su sufrimiento “había llegado a su fin y habia vencido” [3] Son fuertes las expresiones que pone Juan en boca del Señor Jesús.Estas siete palabras, fueron la modesta oración fúnebre del Señor, quien muere clavado a dos pedazos de madera, con los brazos en cruz.

En esta reflexión, al filo de la Semana Santa quiero compartir sólo una  de las siete palabras. Para mí, es en la cruz donde la belleza del carácter de Cristo alcanza su máximo esplendor. En la hora de la mayor oscuridad, sus palabras brillan como oro refulgente. Profundizar en estas palabras de Jesús, puede ayudarnos a amarle más a él y también moldear nuestro acercamiento hacia las personas, en especial las que sufren, a lo largo de mi vida.

III.Syntaxis:

Estas palabras(en ingl. “it is finished”) fueron pronunciadas con mucha fuerza e intensidad, pues Nuestro Señor Jesús quizo captar la atención de todos aquellos que estaban a su alrededor. Es que se iniciaría en breves instantes, una nueva etapa en la historia la humanidad. Ahora el ser humano podría ser redimido con la sangre preciosa de Jesús, el perfecto cordero de Dios.

  • “Consumado es”,proviene del griego “Tetelestai”.

a) De acuerdo  al contexto histórico,cultural y geográfico del pueblo de Israel, esta es una palabra que los pastores ovejeros de Israel usaban cuando encontraban una oveja perfecta [0] Esta ilustración está muy de acuerdo con toda la biblia, el evangelio de Juan y lo que conocemos de la cultura de Israel. Y Cristo murió en la cruz, como la oveja perfecta de Dios. Luego que los soldados le dieron de beber el vinagre, Jesús murmuró: ”Todo se ha cumplido” (Jn.19:30).

Todo se ha cumplido” se traduce de una palabra en griego. La palabra es telestai. Esto significa que se acabará, completar, ha cumplido y perfeccionado. Era una palabra común que utilizaban los comerciantes para usarlo en el sentido de que el precio había sido pagado en su totalidad. Pastores y sacerdotes lo usaban cuando encontró a la oveja perfecta, ya que eran las utilizadas para el sacrificio. Y los siervos usaban la palabra cuando informaban a sus amos que su trabajo había sido completado. Así telestai era una frase muy común en la cultura hebrea. [17]

Es una expresión que la mayoría de los presentes entendió. Es un término contable. Los arquéologos han descubierto en papiros, recibos de pago de impuestos con la palabra tetelestai escrita en ellos, significando “pagado por completo”.[13]

Los estudiosos dieron una visión más clara sobre el significado de esta expresión hace unos años, después de algunos arqueólogos desenterraron en Tierra Santa, la oficina de un recaudador de impuestos que estaba casi intacto, con todos los registros de impuestos y todo. Había dos montones de registros de impuestos y uno de ellos tenía la palabra, tetelestai, en la parte superior.  En otras palabras, “pagado por completo”. A estas personas Cristo no les debe nada. Así que, cuando Jesús dijo: “Consumado es,” lo que está terminado? Es la deuda que tenemos con Dios por nuestros pecados.  Se ha pagado en su totalidad.[16]

b) De acuerdo al griego, de las comunidades judios – helénicos a las que fue dirigido inicialmente este cuarto evangelio sinóptico, este término es de cumplimiento, cumplimiento de la misión del Señor.

Este término, deriva a su vez del gr. teleo (τελέω, 5025), acabar, llevar a su fin (telos, fin). Significa con frecuencia no meramente acabar una cosa, sino llevarla a su plenitud. Se traduce con el verbo consumar en Jn 19.28, donde se halla en el original en tiempo presente, lo mismo que en el v. 30: «Consumado es»; como dice Stier: «esta palabra estaba en su corazón antes de pronunciarla»; se traduce también con este verbo en Ap 10.7 y en 15.1 .[11]

Jesús dijo, “todo terminó” (o consumado es). Tal como lo veía Jesús, se había completado toda la obra de la redención (tanto la obediencia activa como la pasiva, tanto el cumplimiento de la ley como el sobrellevar su maldición). Y si alguien objetara que todavía no se había realizado la sepultura y que también esto (al igual que el descanso en el sepulcro hasta el momento de la resurrección) era parte de la humillación de Cristo, la respuesta sería muy sencilla: en la mente de Cristo la sepultura es tan cierta que puede hablar como si también se hubiera cumplido esto.[12]

Cristo es nuestra Pascua, y su salvación es por Su gracia infinita. Al dar Jesús su último aliento en la cruz, Él proclamó  que nuestra deuda con el pecado, había sido por El cancelada y satisfecha totalmente por completo.

IV. Concordancia

a) Juan

Juan fue un testigo visual de todo lo acontecido al pie de la cruz. Creo que posiblemente, estaba emocionalmente mucho mas involucrado con todo lo que estaba pasando que el resto de los discipulos, por su profunda amistad con Cristo. En los evangelios resalta además que el Señor le confió el cuidado de su madre (según su humanidad), la “Virgen Maria”. La reina Valera 1960, en Jn. 19:28 cita que “Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed.” Pero creo que la TLA(*) lo traduce mejor, al escribir que Jesús sabía perfectamente que Él había hecho todo lo que Dios le había ordenado que Él hiciese.Y por este motivo, cita que Jesús dijo que sentía sed, para que se cumpliese la escritura.

  • Jesús sabía que ya había hecho todo lo que Dios le había ordenado. Por eso, y para que se cumpliera lo que dice la Biblia, dijo: «Tengo sed».”(Jn.19:28 TLA)

b) Mateo

Mateo, el ex-publicano, es el otro testigo visual de la crucifixión.Los evangelios no citan especificamente que el estaba en el area de la ejecución,pero si no lo estaba, seguro que andaria por las inmediaciones. Mateo añade otros detalles importantes en el cap.27 de su evangelio (TLA), como el clamor de Jesús al Padre al sentirse abandonado.Los romanos creyeron que Jesús había llamado al profeta Elias.

  • ” Desde el mediodía hasta las tres de la tarde, el cielo se puso oscuro. A esa hora, Jesús gritó con mucha fuerza: «¡Elí, Elí!, ¿lemá sabactani?»Eso quiere decir: «¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?»Algunos de los que estaban allí,  lo oyeron y dijeron: «¡Está llamando al profeta Elías!»” (v.45-47)

Los romanos creyendo que tenia sed, ya que Juan cita textualmente esto, le dieron de beber vinagre. Los observadores se burlaban de El en forma irónica exprensando que quizás el profeta Elias (al que ellos presumían  estaba llamando), viniese a salvarlo.

  • Uno de ellos buscó enseguida una esponja, la empapó con vinagre, la ató en el extremo de un palo largo y se la acercó a Jesús, para que bebiera. Los demás que observaban le dijeron: «Déjalo, vamos a ver si Elías viene a salvarlo.»”(v.48-49)

Jesús volvió a gritar y según Mateo, Él acá muere. Se razgó el velo del templo,y se produjo un fuerte terremoto y también una resurrección de muertos.

  •  “Jesús lanzó otro fuerte grito, y murió. En aquel momento, la cortina del templo se partió en dos, de arriba abajo, la tierra tembló y las rocas se partieron; las tumbas se abrieron, y muchos de los que confiaban en Dios y ya habían muerto, volvieron a vivir. Después de que Jesús resucitó, esas personas entraron en Jerusalén y mucha gente las vio.”(v.50-53)

Algunos soldados romanos se convirtieron ante lo sucedido.

  • ” El oficial romano y los soldados que vigilaban a Jesús sintieron el terremoto y vieron todo lo que pasaba. Temblando de miedo dijeron: «¡Es verdad, este hombre era el Hijo de Dios!»”(v.54)

c) Lucas

Lucas no fué testigo. El narra desde el punto de vista del historiador.(Cap.23 TLA)

  • Como a las doce del día el sol dejó de brillar, y todo el país quedó en oscuridad hasta las tres de la tarde. La cortina del templo se partió en dos, de arriba abajo. Jesús gritó con fuerza y dijo: «¡Padre, mi vida está en tus manos!»Después de decir esto, murió.(v.44-46)
  • El capitán romano vio lo que había pasado, alabó a Dios y dijo: «En verdad, éste era un hombre bueno.»”(v.47)
  • Al ver todo eso, la gente que estaba allí volvió a su casa llena de tristeza, pues se sentía culpable.”(v.48)
  • Todos los amigos íntimos de Jesús, y las mujeres que lo habían seguido desde Galilea, se mantenían a cierta distancia, mirando lo que pasaba.”(v.49)

d) Marcos

Se cree que el evangelio de Marcos,posiblemente, fue el primer evangelio escrito. Marcos no fue testigo visual de los hechos.(cap.15 TLA). Fue discípulo de (san) Pedro, el apostol del Señor.[9]

  • Desde el mediodía hasta las tres de la tarde, el cielo se puso oscuro. A esa hora, Jesús gritó con mucha fuerza: «Eloí, Eloí, ¿lemá sabactani?» Eso quiere decir: «¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?»Algunos de los que estaban allí lo oyeron, y dijeron: «Oigan, está llamando al profeta Elías.»:(v.33-34)
  • Uno de ellos consiguió una esponja, la empapó con vinagre, la ató al extremo de un palo largo, y se la acercó a Jesús para que bebiera. Entonces dijo: «Vamos a ver si Elías viene a bajarlo de la cruz.»(v.36)
  • Jesús lanzó un fuerte grito y murió. En aquel momento, la cortina del templo se partió en dos pedazos de arriba abajo.(v.37-38)
  • El oficial romano que estaba frente a Jesús lo vio morir, y dijo:—En verdad este hombre era el Hijo de Dios.(v.39)
  • Había allí muchas mujeres que miraban desde lejos. Entre ellas estaban María Magdalena, Salomé y María, la madre de José y de Santiago el menor. Ellas habían seguido y ayudado a Jesús en Galilea. Además, estaban allí muchas otras mujeres que habían acompañado a Jesús en su viaje a Jerusalén.(v.40-41)

V. Comentarios

Roger Caratini ilustra esto diciendo que

E inclinado la cabeza, expiró lanzando un gran grito que lleno de terror los corazones de los testigos. Al mismo tiempo, se razgó el velo del templo, que separaba el sanctasanctorum del resto del santuario. Era un poco mas de las tres de la tarde del viernes 7 de abril. Las nuebes, espesas y cada vez mas oscuras, seguían ocultando el sol, que había empezado a declinar. Se habia cumplido la predicción de las escrituras (Joel 4:14-16) [1]

Y también comenta que:

Entonces, en el monte calvo y ahora silencioso del Golgota, bajo el cielo negro de las nubes, se alzó la voz grave y áspera del centurion que todo el tiempo habia estado vigilando las tres cruces, quien dijo “Verderamente, este hombre era el Hijo de Dios” (Mat.27:54; Mar. 15:39; Luc.23:47). Esta fue la modesta oración funebre del Hijo del Hombre,que acababa de extinguirse, clavado a dos pedazos de Madera,con los brazos en cruz, la cabeza inclinada sobre su hombre izquierdo y la mitad de su rostro cubierto por su larga cabellera. Los dos ladrones que habian sido crucificados a sus costados todavía respiraban. Era el momento que los judíos llamaban el primer atardecer. El primer atardecer del dia era el momento en que el sol comenzaba a bajar, es decir entre las tres y las cuatro de la tarde en el mes de abril. El Segundo atardecer era el momento en que el sol se ponía, es decir hacia las seis de la tarde a comienzos de ese mismo mes, la hora en que comenzaba el shabat semanal, que terminaba al dia siguiente, sabado, a la misma hora.Por esta razón, el viernes era llamado de preparación (del shabat). [2]

En Cristo Dios se proveyó de la oveja perfecta,“Al día siguiente Juan vio a Jesús que venía hacia él, y dijo: “Ahí está el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.” (Jn. 1:29 RV 1960) Y también dice Pedro que Cristo pagó el precio de nuestra rebelión, en I Pe. 1:18 “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.” (Tetelestai)

Estas tremendas palabras, sirven para que Jesús proclame la culminación de su ministerio terrenal. Su misión como siervo sufriente, profetizada en Is. 53, cumpliendo victoriosamente “con la voluntad de Dios y con las escrituras” [4]

En las próximas palabras Jesús entregará su espiritu al Padre. Cuanto tiempo pasó, no lo se. Solo se que El estaba sufriendo de verdad. Jesús es un hombre, tan pero tan humano, que es divino. Porque no hay otra explicación racional que lo que las escrituras revelan acerca de Cristo que explica este misterio. Por esto no debemos dejar de tener en cuenta que si bien es Dios quien está sufriendo y muriendo en la cruz, no por esto su sufrimiento es menos real. Is. 53:3 dice que fue un hombre que sufrió el dolor y experimentó “mucho sufrimiento”

Nosotros pensamos que Dios le había herido y humillado pero Cristo fue herido por nuestras rebeliones, fue golpeado por nuestras maldades, el sufrió en nuestro lugar. (Is. 53.5,8,10-13). Estos pasajes biblicos nos revelan que quien sufría no era cualquier persona.Era el Hijo del Dios viviente.Y su sufrimiento no era el de un maestro moral cualquiera, sino el del Hijo de Dios.

Y el escritor A. Pagola comenta que

Jesús muere en una soledad total. Ha sido condenado por las autoridades del templo. El pueblo no lo ha defendido. Los suyos han huido. A su alrededor solo escucha burlas y desprecio, comenta Pagola [5]

Desde la cruz el Hijo de Dios exclamó: «Consumado es» (Jn 19:30). Y por medio de la resurrección, Dios el Padre exclama: «¡De veras fue consumado!» La gran obra de pagar por nuestro pecado y proveer nuestra justicia y satisfacer la justicia de Dios quedó completamente terminada en la muerte de Jesús.

VI. Tres cosas importantes

1. Culminó el viejo pacto

2. Cumplimiento de la palabra

3. Se produjo un cambio geopolítico religioso.Israel dejará pronto de ser el epicentro de la religión de Dios y Occidente se transformará en el motor de las misiones cristianas.

El erudito anglicano, el obispo Stephen Neill dijo que “en la teología cristiana de la historia, la muerte de Cristo es el punto central de la historia. Allí convergen todas las rutas del pasado; por lo tanto, de allí nacen todas las rutas del futuro.” [18]

VII. Las últimas palabras de Martin Lutero

Lutero fue sepultado, apropiadamente, en la iglesia del castillo de Wittenberg. Esta fue la misma iglesia donde, veintinueve años antes, había clavado sus noventa y cinco tesis. Su lugar de descanso final fue inmediatamente debajo del púlpito, donde tantas veces se levantó para predicar la Palabra.

Antes de morir, el célebre reformador dijo

“Somos mendigos. Esto es verdad.” M. Lutero

VIII. Conclución

Yo creo lo mismo que dice Stott, que

” Jesús estaba muriendo en la cruz en el precismo momento en que se estaban matando los corderos pascuales” [19] Y por eso es que el grita “como loco”, que “consumado es”. El el cordero de esta pascua, y ya esta todo cumplido.No es necesario ir  a buscarlo a ningun otro lugar al cordero perfecto para el sacrificio.He alli en la cruz muriendo como ofrenda agradable al Padre, a Jehova, Dios de Israel.

Como dije al principio de este artículo, profundizar en estas palabras de Jesús, puede ayudarnos a amarle más a él y también moldear nuestro acercamiento hacia las personas, en especial las que sufren, a lo largo de nuestra vida. Lamentablemente, toda la historia sucedió igual.Los seres humanos tropiezan con la persona del Señor, con las demandas del “reino”, con su muerte, con su crucifixión o con su resurrección, como pasa con algunos catedráticos, que niegan algunos de estos hechos (ver aca). Su persona teoantrópica, es de tropiezo para los escépticos, los que se pierden. Es por este motivo, que citando las palabras del intelectual britanico C.S. Lewis digo lo mismo que el que

“Estoy tratando de prevenir que alguien diga las necedades que la gente dice de Él: ‘Yo estoy listo a aceptar que Jesús era un gran maestro moral, pero no acepto su autoproclamación como Dios.’ Eso es lo que no debemos decir. Un hombre que es meramente un hombre, y dice las cosas que Jesús dijo, no sería un gran maestro moral, sería en cambio, un lunático en el mismo nivel, que el hombre que dice cosas absurdas e incomprensibles. Tú debes elegir: Este hombre era, y es, el Hijo de Dios, o es un loco o algo peor. Tú, puedes rechazarlo porque es un incongruente, o tú puedes escupirle y matarlo como si fuera un demonio, o puedes caerte de rodillas y llamarlo Señor y Dios, pero no lo tratemos sólo como un gran maestro humano, pues no nos ha dejado esa alternativa. Él no intentó que la hubiera.” [6]

Este vívido detalle sólo es registrado en el evangelio de Juan. Jesús entregó el espíritu (paredöken to pneuma). Con la cita de Sal. 31:5 según Lucas 23:46: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu» (la última de las siete palabras de Jesús en la Cruz que nos han sido preservadas). Jesús murió con las palabras de este Salmo en sus labios. El apóstol Juan había vuelto junto a la Cruz.[10]

Para Dios el Padre estas palabras fueron de cumplimiento. “Durante cientos de años, ríos de sangre habían corrido desde el altar de Dios. Sin embargo, el precio del pecado nunca se había pagado. La obra de los sacerdotes había sido imperfecta. Cada día que pasaba traía nuevos pecados y con él nuevas demandas de sangre. Pero la Biblia enseña que lo que miles de sacrificios de animales no pudieron hacer, nuestro Señor lo pudo hacer con UN SOLO SACRIFICIO HECHO UNA VEZ Y PARA SIEMPRE.”[14]

Siempre es bueno recordar que Jesús dijo: “Consumado es.” Y no que, “estoy acabado.” Su vida estaba a punto de terminar en este punto, pero su enfoque no está en su vida, si en su regalo al mundo. Su misión será cumplida totalmente. Él pagará en su totalidad por los pecados de todos mediante su sacrificio. Esto es lo que está terminado “Consumado es”. “Estas palabras de Jesús expresan la garantía de que su salvación está asegurada, pues todo lo hizo el Señor. Lo único que hicimos fue recibir la salvación como un regalo, por gracia.”[15]

Recordemos que la crucifixion era un escándalo a la razón tanto para los judios como también para los griegos y romanos [8] y también recordemos que la muerte del salvador tiene un sentido vicario; le llega como resultado de ser el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, expresión que debemos entender con todas las connotaciones que tiene en el A.T. [7]. Veamos lo que escribió Pedro:

  • “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;” I Pe.3:18

Dios los bendiga mucho,  un fuerte abrazo y Felices pascuas!!!

——-

Notas:

(*) Traducción de Lenguaje Actual

[0] http://www.ibfmex.com.mx/sermones%20y%20estudios/consumado_es.htm

a) En Jn 19: 34. Hacer la voluntad (hina poiësö to thelëma). Uso no final de hina y el primer aoristo de subjuntivo en voz activa como sujeto o predicado nominativo como en 6:29; 15:8; 17:3. La consciencia mesiánica de Jesús es evidente y constante (5:30; 6:38). Él nunca tuvo un ápice de vacilación acerca de que el Padre lo había enviado. Y llevar a cabo su obra (kai teleiösö autou to ergon). Hina sobrentendido con teleiöso en un giro semejante, primer aoristo de subjuntivo en voz activa de teleioö (de teleios), traer a un fin. Ver 5:36. En 17:4 (la Oración Intercesora) dirá que ha cumplido la obra que el Padre le había dado para hacer. En la Cruz Jesús lanzará el grito de Tetelestai (Consumado es). Llevará a cabo el programa del Padre (Jn. 3:16). Éste es su «alimento». Había estado haciendo esto para ganar a la mujer para Dios.

En la Cruz Jesús lanzará el grito de Tetelestai  (Consumado es). También del mismo autor cita que en Jn.16:33,“Para que tengáis paz en mí “ (hina en emoi eirënën echëte). Esta majestuosa proclamación de victoria sobre la muerte puede compararse con tetelestai (Consumado está)  en Jn. 19:30, el clamor de Cristo al morir, y con hupernikömen (somos más que vencedores) de Pablo en Ro. 8:37,

b) En Jn.17:4, “Te he glorificado en la tierra” (egö se edoxasa epi tës gës). El versículo 3 es parentético y así el versículo 4 prosigue a partir del versículo 2. Él había orado por una adicional glorificación. He llevado a término (teleiösas). Primer participio aoristo en voz activa de teleioö, viejo verbo proveniente de teleios  (perfecto).

Empleado en Jn. 4:34 por Jesús con to ergon como aquí. Ésta era la «comida» (bröma) y gozo de Jesús. Ahora, al afrontar la muerte, no tiene ningún sentimiento de fracaso, a pesar de lo que pretenden algunos críticos modernos, sino más bien la plenitud de la consecución como en 19:30  (tetelestai). Cristo no muere frustrado, sino como el mensajero, apóstol (apesteilâs,, versículo 3) triunfante que del Padre ha venido a los hombres. Diste (dedökas). Perfecto de indicativo en voz activa de didömi, contemplado como una tarea permanente.

c) En Jn. 19:28, Estaba consumado (ëdë tetelestai). Perfecto de indicativo en voz pasiva de teleö. Véase la misma forma en el versículo 30. Como en 13:1, donde Jesús evidencia una total consciencia (sabiendo, eidös) del sentido de su muerte expiatoria. Se cumpliese (teleiöthëi). Primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de teleioö en lugar del usual plëröthëi (versículo 24) con hina. Juan ve la sed de Jesús en el Salmo 69:21ss. Naturalmente, Jesús no clamó de un modo puramente mecánico. La sed es una de las más agudas agonías del suplicio de la crucifixión. Para el «perfeccionamiento» del Mesías mediante padecimientos físicos, véase Hebreos 2:10; 5:7ss.

d) En Jn.19:30, tomó (elaben). Segundo aoristo de indicativo en voz activa de lambanö. Jesús tomó el vinagre (un estimulante), aunque había rehusado el vinagre con sustancias narcotizantes. Consumado está (tetelestai). La misma forma que en el versículo 28. Un clamor de victoria en la hora de la derrota, como nenikëka en 16:33. Jesús conocía la relación de su muerte con nuestra redención (Mr. 10:45; Mt. 20:28; 26:28). Habiendo inclinado la cabeza (klinas tën kephalën). Participio primero aoristo en voz activa de klinö. Este vívido detalle sólo en Juan. Entregó el espíritu (paredöken to pneuma). Con la cita de Salmos 31:5 según Lucas 23:46: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu» (la última de las siete palabras de Jesús en la Cruz que nos han sido preservadas). Jesús murió con las palabras de este Salmo en sus labios. El apóstol Juan había vuelto junto a la Cruz.

Citado del libro electrónico  A.T. Robertson – Comentario al Texto Griego del Nuevo Testamento,pag. 202,251,258 ed.Clie

[1] Roger Caratini, Jesus, pag. 650

[2] Roger Caratini, Jesus, pag. 650

[3] Jesús el Mesias – Un estudio de la vida de Cristo, pag. 297

[4] Ibid

[5] A .Pagola, Jesús – Aproximación histórica, pag. 402

[6] http://illbehonest.com/espanol/jesucristo-gran-maestro-o-dios-encarnado-charles-leiter

[7] F.Ureta, Elementos de teología cristiana,pag. 134,ed.CBP

[8] https://elteologillo.wordpress.com/2013/03/26/la-crucifixion/

[9] Segun cita la enc. online Wikipedia,  Marcos es considerado por la tradición cristiana el autor del evangelio que lleva su nombre. Puesto que él no fue discípulo directo de Jesús basó su relato -siempre según la tradición- en las enseñanzas de Pedro. El autor más antiguo que asignó a Marcos la autoría de este evangelio fue Papías de Hierápolis, en la primera mitad del siglo II, en un testimonio citado por Eusebio de Cesarea.

 «y el anciano decía lo siguiente: Marcos, que fue intérprete de Pedro, escribió con exactitud todo lo que recordaba, pero no en orden de lo que el Señor dijo e hizo. Porque él no oyó ni siguió personalmente al Señor, sino, como dije, después a Pedro. Éste llevaba a cabo sus enseñanzas de acuerdo con las necesidades, pero no como quien va ordenando las palabras del Señor, más de modo que Marcos no se equivocó en absoluto cuando escribía ciertas cosas como las tenía en su memoria. Porque todo su empeño lo puso en no olvidar nada de lo que escuchó y en no escribir nada falso». (Eusebio, Hist. Ecl. iii. 39).

Desde el siglo II se dio por sentado que Marcos era el autor de este evangelio. Aunque es imposible tener ningún tipo de certeza a este respecto, se ha aducido convincentemente que no hay ninguna razón por la cual los primitivos cristianos tuvieran que adjudicar la autoría de este evangelio a un personaje oscuro que no fue discípulo directo de Jesús, en lugar de atribuírsela a uno de los apóstoles. [cit en http://es.m.wikipedia.org/wiki/Marcos_el_Evangelista#section_2]

[10]  A.T. Robertson – Comentario al Texto Griego del Nuevo Testamento,pag. 258,op. cit.

[11] Diccionario-Biblico-VINE-Vine,ed. Caribe,pag. 718

[12] Comentario de JUAN William Hendriksen,pag. 537, WILLIAM HENDRIKSEN Exposición del Evangelio Según San Juan, 1981

[13] http://dioscentrico.blogspot.com/2009/11/tetelestai.html?m=1

[14] http://destellodesugloria.org/blog/?p=8510

[15]  http://destellodesugloria.org/blog/?p=8510

[16] http://www.munachi.com/z/goodfriday.htm

[17] http://www.sermoncentral.com/sermons/it-is-finished-kevin-cummins-sermon-on-jesus-christ-59189.asp

[18] Del capítulo titulado ‘Jesús y la historia’, en Truth of God incarnate, ed. M. B. Green, p. 80, .cit en J.Stott, la Cruz, pag.  ,ed. Certeza

[19] J.Stott, La Cruz de Cristo, pag. 82,ed.Certeza.

Imagen: