Empecinados en la transcripción “Jehová”


Empecinados en la transcripción “Jehová”

Vivo en España donde ser evangélico es poco habitual. Por este motivo le sugerimos al querido pastor y amigo que ofició mi boda que no emplease la palabra “Jehová” en la ceremonia, dado que este término es automáticamente relacionado por mis conciudadanos con la secta de los Testigos de Jehová. No queríamos que los invitados sacasen conclusiones erróneas sobre nosotros y nuestra fe. Así hizo el pastor, y lo hizo muy bien por cierto. Sin embargo, en un determinado momento del casamiento, momento que podría haber pasado desapercibido, la usó de forma inconsciente. Cuando la boda terminó, una invitada, católica practicante, compañera de trabajo de mi mujer, preguntó si nosotros teníamos algo que ver con los Testigos de Jehová, dado que había oído al pastor usar ese término. La pregunta de esta buena mujer me hizo recordar mis años de instituto, cuando una compañera de clase hizo a otra chica la siguiente pregunta: “¿Quién es ese dios Jehová de los Testigos de Jehová, por qué ellos no creen en Dios –como todo el mundo- que hasta se inventan uno?”.

Los evangélicos de habla castellana estamos tan acostumbrados a la versión Reina-Valera de la Biblia que no somos capaces de ver cómo se recibe el término Jehová fuera de nuestra burbuja. Se hacen muchos esfuerzos por parte de las iglesias para inculturarse al entorno donde se encuentran, pero son, detalles como estos, los que necesitan un verdadero aggiornamento. Para colmo, es algo sabido por todos, que la palabra en cuestión es una incorrecta transcripción al castellano delTetragrámmaton sagrado YHVH, sin embargo seguimos empecinados en continuar reproduciéndola en canciones, postales, pegatinas, posters, camisetas…

Las vocales transcritas para el nombre YHVH provienen de la astucia de los masoretas quienes, siguiendo la tradición –anterior a ellos- de no pronunciar el nombre de Dios en vano durante la lectura bíblica, colocaron al término las vocales de la palabra “Adonay” (Señor), de modo que, cuando el lector de las Escrituras encontraba el Tetragrámmaton, recordaba que en lugar de pronunciar ese nombre (que seguramente sonaría como “Yahvé” tal y como aparece en otras traducciones de la Biblia), debían emitir la palabra Adonay.

Nuestro habitual “Jehová” (que es una transcripción medieval), en palabras de J.M. Tellería es una “monstruosidad lingüística que jamás había existido como tal en la lengua hebrea antigua”.[1] Y es esta misma monstruosidad la que hace chirriar mis oídos cada vez que la oigo. Una vez que invité a un amigo a un culto, me las tuve que ver explicándole el asunto. No es de extrañar que cuando entra gente nueva en la iglesia desee profundamente, desde mi banca, que no se utilice este término.

La tendencia actual en las nuevas traducciones de la Biblia es sustituir el Tetragrámmaton YHVH por “el Señor” tal y como se hacía en la Septuaginta. De este modo respetamos también a los hermanos más judaizantes (que los hay, y muchos) quienes consideran ofensiva la pronunciación del nombre divino. Nunca olvidaré, cuando visitando una congregación de la Iglesia Evangélica Española (IEE) me invitaron a leer un pasaje del Antiguo Testamento. El liturgo, que en aquel momento era una persona distinta del pastor, me explicó amablemente antes de empezar mi lectura, que cuando apareciese el nombre divino, debía sustituirlo por “El Señor”. Me alegré de que esta congregación –como otras en el protestantismo histórico- tuviese esta sensibilidad. También sé de una iglesia bautista que para la liturgia emplean una versión actual de las Escrituras y que por tanto no tienen este problema. ¿Cuánto tardarán las demás iglesias en tomar conciencia sobre el tema?

_____

[1] J.M. TELLERÍA; art: “Jehová” en: A. ROPERO (Ed. G.); Gran Diccionario Enciclopédico de la Biblia, 3ªEd. (Viladecavalls: CLIE, 2014).

Ruben Bernal

Rubén Bernal Pavón (Málaga, España), es estudiante de grado en Teología por la Facultad de Teología SEUT (El Escorial, Madrid) y por el Instituto Superior de Teología y Ciencias Bíblicas CEIBI (Santa Cruz de Tenerife). Tiene una diplomatura en Religión, Género y Sexualidad por UCEL/GEMRIP (Rosario, Argentina). Es miembro de la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos (vinculada a la Alianza Evangélica Española).

LA INMUTABILIDAD DE DIOS


LA INMUTABILIDAD DE DIOS
Sermón predicado en la mañana del domingo 7 de enero, 1855, en la capilla de New Park Street, Southwark, Londres.
“Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.” Malaquías 3:6
Alguien ha dicho que “el estudio apropiado de la humanidad es el hombre.” Yo no voy a oponerme a esa idea, pero creo que es igualmente cierto que el estudio apropiado de los elegidos de Dios, es el propio Dios. El estudio apropiado del cristiano es la Deidad. La ciencia más elevada, la especulación más sutil, la filosofía más poderosa que puedan jamás atraer la atención de un hijo de Dios, es el nombre, la naturaleza, la Persona, la obra, los hechos, y la existencia de ese grandioso Dios, a quien el cristiano llama Padre.
En la contemplación de la Divinidad hay algo extraordinariamente beneficioso para la mente. Es un tema tan amplio que todos nuestros pensamientos se pierden en su inmensidad; tan profundo, que nuestro orgullo se ahoga en su infinitud. Nosotros podemos abarcar y enfrentar otros temas; en ellos sentimos una especie de auto-satisfacción y proseguimos con nuestro camino pensando: “he aquí, yo soy sabio.” Pero cuando nos aproximamos a esta ciencia de las ciencias y encontramos que nuestra plomada no puede medir su profundidad y que nuestro ojo de águila no puede ver su altura, nos alejamos pensando que el hombre vano quisiera ser sabio, pero que es como un burrito salvaje y entonces exclama solemnemente: “soy de ayer y no sé nada.” Ningún tema de contemplación tenderá a humillar la mente en mayor medida que los pensamientos de Dios.
Nos veremos a obligados a sentir— “¡Gran Dios, cuán infinito eres Tú, Y nosotros somos sólo unos gusanos sin valor!” Pero si el tema humilla la mente, también la expande. Aquel que piensa en Dios con frecuencia tendrá una mente más grande que el hombre que simplemente camina con pesadez alrededor de este globo estrecho. Quizás se trate de un biólogo que hace alarde de su habilidad para hacer la disección de un escarabajo, estudiar la anatomía de una mosca o clasificar a los insectos y a los animales en grupos que tienen nombres casi imposibles de pronunciar. Puede ser un geólogo, capaz de disertar sobre el megaterio y el plesiosauro y todos los demás tipos de animales en extinción.
Él puede pensar que independientemente de cuál sea su ciencia, su mente se ve ennoblecida y engrandecida. Me atrevo a decir que así es, pero después de todo, el estudio más excelente para ensanchar el alma es la ciencia de Cristo, y Cristo crucificado, y el conocimiento de la Deidad en la gloriosa Trinidad.
Nada hay que pueda desarrollar tanto el intelecto, nada hay que engrandezca tanto el alma del hombre como la investigación devota, sincera y continua del grandioso tema de la Deidad.
Y mientras humilla y ensancha, este tema es eminentemente consolador. ¡Oh, en la contemplación de Cristo hay un ungüento para cada herida! En la meditación sobre el Padre, hay descanso para cada aflicción y en la influencia del Espíritu Santo hay un bálsamo para cada llaga. ¿Quieres liberarte de tus penas? ¿Quieres ahogar tus preocupaciones? Entonces ve y lánzate a lo más profundo del mar de la Deidad; piérdete en su inmensidad. Y saldrás de allí como cuando te levantas de un lecho de descanso, renovado y lleno de vigor.
No conozco nada que pueda consolar tanto al alma, que calme a las creciente olas de dolor y tristeza, que hable de tanta paz a los vientos de las pruebas, como una devota reflexión sobre el tema de la Deidad. Invito a todos a considerar este tema esta mañana. Les voy a presentar una sola perspectiva, y es la inmutabilidad del glorioso Jehová. “Porque yo,” dice mi texto, “Jehová,” (así debe ser traducido) “Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.”
Tenemos tres puntos sobre los que vamos a reflexionar. Primero que nada, un Dios que no cambia. En segundo lugar, las personas que se benefician de este glorioso atributo, “los hijos de Jacob.” Y en tercer lugar, el beneficio que obtienen, “no habéis sido consumidos.” Vamos a tratar ahora estos puntos.
I. Primero que nada, tenemos ante nosotros la doctrina de LA INMUTABILIDAD DE DIOS.
“Porque yo Jehová no cambio.” Voy a tratar de explicar o más bien ampliar el pensamiento y luego presentar unos pocos argumentos para demostrar su verdad.. Para ofrecerles una exposición de mi texto, primero voy a decirles que Dios es Jehová y que Él no cambia en Su esencia. No podemos decirles qué es la Deidad. No sabemos qué sustancia es esa que llamamos Dios. Es una existencia, es un Ser. Pero no sabemos qué es eso. Sin embargo,
cualquier cosa que eso sea, nosotros la llamamos Su esencia y esa esencia nunca cambia. La sustancia de las cosas mortales siempre está cambiando. Las montañas cubiertas de coronas de blanca nieve se deshacen de sus viejas diademas durante el verano, en ríos que se deslizan por sus costados, mientras la nube de tormenta les da una nueva corona.
El océano, con sus poderosas corrientes, pierde agua cuando los rayos del sol besan las olas que disuelven en una espuma que se eleva al cielo. Aun el propio sol requiere de combustible fresco de la mano de Infinito Todopoderoso para alimentar su horno ardiente.
Todas las criaturas cambian. El hombre, especialmente en lo relacionado a su cuerpo, siempre está experimentando una revolución. Muy probablemente no hay una sola partícula en mi cuerpo que haya estado allí hace unos pocos años. Esta estructura ha sido desgastada por la actividad, sus átomos eliminados por la fricción, partículas frescas de materia se han acumulado constantemente en mi cuerpo y así ha sido renovado.
Su sustancia ha cambiado. Este mundo está hecho de un material que siempre está discurriendo como un arroyo. Unas gotas están huyendo mientras otras las están persiguiendo,manteniendo siempre lleno el arroyo, pero siempre cambiando en cuanto a sus elementos.
Pero Dios es perpetuamente el mismo. No está hecho de ninguna sustancia o material, sino que es puro espíritu, un espíritu esencial y etéreo y por tanto Él es inmutable. Él permanece por siempre el mismo. No hay arrugas en Su frente eterna. La edad no lo ha debilitado ni los años lo han marcado con los recuerdos de su vuelo. Él ve que pasan las edades, pero en lo que a Él concierne, es siempre ahora. Él es el gran Yo Soy, el Gran Inmutable. Observen que Su esencia no sufrió un cambio cuando se unió con la naturaleza humana. Cuando Cristo en años pasados Se vistió con un cuerpo mortal, la esencia de Su divinidad no fue cambiada. La carne no se volvió Dios, ni Dios se volvió carne por medio de un cambio real de naturaleza.
Las dos naturalezas fueron unidas en una unión hipostática, pero la Deidad permaneció siendo la misma. Era la misma cuando Él era un bebé en el pesebre, como era la misma cuando extendió las cortinas del cielo.
Era el mismo Dios que colgó de la Cruz y cuya sangre se derramó en un torrente púrpura. El mismo Dios que sostiene al mundo sobre Sus sempiternos hombros, sostiene en Sus manos las llaves de la muerte y del infierno.
 Nunca ha sufrido cambios en Su esencia, ni siquiera en Su encarnación. Él permanece para siempre, eternamente, como el único Dios inmutable, el Padre de las luces, en Quien no hay variabilidad, ni siquiera la sombra de un cambio.. Él no cambia en Sus atributos. Cualesquiera que hayan sido los atributos de Dios en el pasado, son los mismos atributos ahora. Y podemos cantar acerca de cada uno de ellos: Como era en el principio, es ahora y será por siempre, mundo sin término, Amén. ¿Era Él poderoso? ¿Era Él el poderoso Dios cuando con Su voz mandó que se hiciera el mundo desde el vientre de la no-existencia?
¿Era Él el omnipotente cuando encumbró las montañas y excavó las cavernas del profundo océano? Sí, era poderoso entonces y Su brazo no está débil ahora. Él es el mismo gigante con todo Su poder. La savia de Su alimento aún está húmeda y la fortaleza de Su alma permanence firme para siempre. ¿Era Él sabio cuando constituyó este poderoso globo, cuando puso los cimientos del universo? ¿Tenía sabiduría cuando planeó el camino de nuestra salvación y cuando desde toda la eternidad Él diseñó Sus tremendos planes? Sí, y Él es sabio ahora. Él no es menos hábil, Él no tiene un menor conocimiento. Sus ojos que ven todas las cosas no se han debilitado.
Sus oídos que oyen todas las exclamaciones, suspiros, sollozos y gemidos de Su pueblo, no se han endurecido con los años que Él ha escuchado todas sus plegarias. Él es inmutable en Su sabiduría. Sabe tanto ahora como siempre, ni más ni menos. Tiene la misma habilidad consumada, y la misma previsión infinita.
Él es inmutable, bendito sea su nombre, en su justicia. Justo y santo fue Él en el pasado. Justo y santo es Él ahora. Él es inmutable en Su verdad. Él lo ha prometido y Su promesa se ha convertido en realidad. Él lo ha dicho, y se hará. Él no cambia en la bondad y generosidad y benevolencia de Su naturaleza. No se ha convertido en un tirano Todopoderoso después de haber sido un Padre Todopoderoso. Su amor poderoso permanece firme como una roca de granito, inconmovible ante los huracanes de nuestra iniquidad. Y bendito sea Su amado nombre, Él es inmutable en Su amor. Cuando al principio escribió su Pacto, cuán lleno de afecto estaba Su corazón hacia Su pueblo. Sabía que su Hijo debía morir para ratificar los artículos de ese acuerdo. Sabía muy bien que debía arrancar de Sus entrañas a Su bienamado para enviarlo a la tierra para se desangrara y muriera. No dudó en firmar ese poderoso pacto. Ni se evadió de su cumplimiento.
Él ama tanto ahora como amó entonces. Y cuando los soles dejen de brillar y las lunas cesen de mostrar su tenue luz, Él todavía amará por toda la eternidad. Tomen cualquier atributo de Dios, y yo voy a escribir semper idem sobre ese atributo, es decir, siempre igual.
Tomen cualquier cosa que puedan decir de Dios ahora, y esto puede decirse no solamente en el oscuro pasado sino que también en el brillante futuro. Siempre será lo mismo: “Porque yo Jehová no cambio.”. De la misma  anera, Dios es inmutable en Sus planes. Ese hombre comenzó a construir, pero no tuvo la capacidad de terminar, y por lo tanto cambió su plan, al igual que lo haría cualquier hombre sabio en su misma situación. Entonces procedió a construer sobre un cimiento menor y recomenzó su obra. Pero ¿acaso se ha dicho alguna vez que Dios comenzó a construir pero no tuvo la capacidad de terminar? De ningún modo. Teniendo recursos sin límites a Su plena disposición, y cuando Su propia diestra podría crear mundos tan numerosos como las gotas del rocío matutino, ¿se detendrá alguna vez porque no tiene poder? ¿Acaso tendría que invertir, alterar o descomponer Su plan, porque no lo puede llevar a cabo?
“Pero,” dirá alguno, “tal vez Dios nunca tuvo un plan.” ¿Piensas que Dios es más insensato que tú, amigo? ¿Te pones a trabajar sin un plan? “No,” dices tú, “siempre tengo un esquema.” También Dios. Todo hombre tiene su plan, y
Dios también tiene un plan. Dios es una mente maestra; Él planeó todo en Su gigantesco intelecto mucho antes de hacerlo, y una vez establecido el plan, observen bien, Él nunca lo modifica. “Esto se hará,” dijo Él, y la mano de hierro del destino tomo nota y esto se realiza.
“Este es mi propósito,” y permanece firme, y ni el cielo ni la tierra pueden alterarlo. “Este es mi decreto,” dice Él, promulgado por los ángeles. Aunque los demonios traten de arrancarlo de las puertas del cielo, no podrán alterar el decreto; este se cumplirá.
Dios no altera sus planes. ¿Por qué habría de hacerlo? Él es Todopoderoso, y por lo tanto puede realizar Su deseo. ¿Por qué habría de alterar Sus planes? Él lo sabe todo, y por lo tanto no se puede equivocar en Sus planes. ¿Por qué habría de alterarlos? Él es el Dios eterno, y por lo tanto no puede morir antes que Su plan se lleve a cabo. ¿Por qué habría de cambiar?
¡Ustedes átomos de existencia sin ningún valor, cosas efímeras de un día! ¡Ustedes insectos que se arrastran sobre la hoja del laurel de la existencia! Ustedes pueden cambiar sus planes, pero Él nunca, nunca cambia los suyos. Puesto que Él me ha dicho que Su plan es salvarme, por eso, yo soy salvo— “Mi nombre de la palma de Su mano La eternidad no podrá borrar; Impreso en Su corazón permanece, Con la marca de la gracia indeleble.”. De
la misma manera Dios es inmutable en Sus promesas. ¡Ah! nos agrada hablar acerca de las dulces promesas de Dios; pero si pudiéramos suponer alguna vez que una de ellas pudiera cambiar, no las volveríamos a mencionar más. Si yo pensara que los cheques del Banco de Inglaterra no se pudieran cambiar la semana entrante, no aceptaría recibir un cheque.
Y si yo pensara que las promesas de Dios no se van a cumplir, si yo pensara que Dios no tendría ningún problema en alterar alguna palabra de Sus promesas, ¡entonces adiós a las Escrituras! Yo necesito cosas inmutables: y encuentro que tengo promesas inmutables cuando abro la Biblia y leo: “para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta,” Él ha firmado, confirmado, y sellado cada una de Sus promesas.
El Evangelio no es “sí y no,” no es prometer algo hoy y negarlo mañana.
El Evangelio es “sí, sí,” para gloria de Dios. ¡Creyente! Hubo una promesa muy motivadora que recibiste ayer; y esta mañana cuando abriste tu Biblia la promesa no era dulce. ¿Sabes por qué? ¿Piensas que la promesa cambió? ¡Ah, no! Tú cambiaste. Ese es el problema. Te habías estado comiendo algunas uvas de Sodoma y tu boca no tenía la capacidad de saborear adecuadamente lo espiritual y no pudiste detectar la dulzura. Pero la misma miel estaba allí, puedes estar seguro de ello, la misma esencia preciosa.
“¡Oh!” dice un hijo de Dios: “yo una vez construí mi casa firmemente sobre algunas promesas estables; vino un viento y yo dije: Oh Señor, estoy abatido y estaré perdido.”
¡Oh! las promesas no fueron abatidas; los cimientos están allí; fue tu pequeña cabaña de “madera, heno, hojarasca” que tú habías estado construyendo.
Fue eso lo que se cayó. Tú eres el que has sido sacudido estando sobre la roca, no la roca que está debajo de ti. Pero déjame decirte cuál es la mejor manera de vivir en el mundo. He escuchado que un caballero le dijo a un hombre de piel negra: “no puedo entender cómo tú siempre estás tan contento en el Señor, mientras yo estoy a menudo deprimido.”
“Pues bien, mi amo,” dijo él, “me tiendo completamente sobre la promesa; allí permanezco. En cambio usted está de pie sobre la promesa, si el equilibrio es débil, y si sopla el viento, usted se cae y luego exclama ‘¡Oh! me he caído;’ en cambio yo me tiendo enteramente sobre la promesa desde el principio y es por eso que no temo caer.”
Entonces siempre debemos decir: “Señor, allí está la promesa; te corresponde a Ti cumplirla.” ¡Yo me tiendo enteramente sobre la promesa!
No debo permanecer de pie. Eso es lo que tú deberías hacer: prostrarte sobre la promesa. Y recuerda, cada promesa es una roca, una cosa inmutable.
Por lo tanto, arrójate a Sus pies, y descansa allí para siempre.. Pero ahora viene una nota discordante para arruinar el tema. Para algunos de ustedes Dios es inmutable en Sus amenazas. Si cada promesa se mantiene firme, y cada juramento del pacto se cumple, ¡escucha tú, pecador! Pon atención a la palabra. Oye los tañidos fúnebres de tus esperanzas carnales. Observa el funeral de tus confianzas en la carne. Cada amenaza de Dios, así como
cada una de Sus promesas se cumplirá.
¡Hablemos de decretos! Te diré un decreto: “Mas el que no creyere, será condenado.” Ese es un decreto, y un estatuto que nunca puede cambiar.
Puedes ser tan bueno como quieras, ser tan moral como puedas, ser tan honesto como desees, caminar tan derecho como puedas. Sin embargo, allí está la amenaza inmutable: “Mas el que no creyere, será condenado.”
¿Qué dices a eso, Moralista? Oh, quisieras poder alterarlo y decir: “Aquel que no viva una vida santa será condenado.” Eso va a ser cierto; pero no es lo que dice. Dice: “El que no creyere.” Aquí está la piedra de tropiezo y la roca que hace caer; pero eso no lo puedes alterar. Debes creer o ser condenado, dice la Biblia; y fíjate bien, esa amenaza de Dios es tan inmutable como Dios mismo. Y cuando hayan transcurrido mil años de tormentos en el
infierno, mirarás a lo alto y verás escrito en letras ardientes de fuego: “Mas el que no creyere,será condenado.”
“Pero, Señor, yo soy un condenado.” Sin embargo dice “será” aún. Y cuando un millón de edades se hayan desplegado, y estés exhausto en medio de tus dolores y agonías, volverás tus ojos hacia lo alto y todavía leerás “SERÁ CONDENADO.” Este decreto es inmutable, inalterable.
Y cuando tú habrás podido pensar que la eternidad ya ha tejido su último hilo, que cada partícula de eso que nosotros llamamos eternidad, deberá haberse extinguido, tú todavía versa escrito allá arriba: “SERÁ CONDENADO.”
¡Oh, qué terrible pensamiento! ¿Cómo me atrevo a decirlo? Pero debo hacerlo. Ustedes deben ser advertidos, señores, “para que no vayan ustedes también a este lugar de tormento.”
Se le debe decir cosas ásperas a ustedes; pues si el Evangelio de Dios no es una cosa áspera,la ley es una cosa áspera; el Monte Sinaí es una cosa áspera. ¡Ay del atalaya que no amoneste al impío! Dios es inmutable en sus amenazas. Ten mucho cuidado, oh pecador, pues “¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!. Debemos sugerir otro pensamiento antes de proseguir, y es: Dios no cambia en los objetos de su amor. Es inmutable no solamente en Su amor, sino en los objetos de su amor— “Si alguna vez sucediera, Que alguna oveja de Cristo se perdiera, Ay, mi alma débil y voluble, Se perdería mil veces al día.”
Si un amado santo de Dios pereciera, todos lo harían; si alguien bajo el pacto se perdiera, todos podrían hacerlo, y entonces la promesa del Evangelio no sería verdadera. La Biblia sería una mentira y no habría nada en ella digno de mi aceptación. Yo me convertiría en un infiel de inmediato, si pudiera creer que un santo de Dios pudiera perderse para siempre al fin.
Si Dios me ha amado una vez, entonces Él me amará para siempre— “Si Jesús brilló sobre mí una vez, Entonces Jesús es para siempre mío.”
Los objetos de un amor eterno nunca cambian. A quienes Dios ha llamado, los ha de justificar; a quienes ha justificado, los ha de santificar; y a quien Él santifica, los ha de glorificar.
II. Así, habiendo dedicado mucho tiempo, tal vez, para simplemente explicar el concepto de un Dios inmutable, voy a tratar de demostrar ahora que Él no es cambiable.
Yo no soy un predicador argumentativo, pero voy a mencionar un argumento que es: la misma existencia, y el ser de Dios, me parece a mí que implican inmutabilidad. Permítanme reflexionar por un momento. Hay un Dios. Este Dios rige y gobierna todas las cosas; este Dios creó el mundo y Él lo sostiene y lo mantiene. ¿Cómo será este Dios? Me parece ciertamente que no podemos pensar en un Dios mutable.
Concibo que el pensamiento es tan repugnante al sentido común, que si nosotros pensamos por un momento en un Dios que cambia, las palabras parecen chocar entre sí, y estamos obligados a decir: “Entonces debe ser un tipo de hombre,” y llegar a la idea de un Dios de la misma manera que lo han hecho los Mormones.
Me imagino que es imposible concebir a un Dios cambiante. Al menos lo es para mí. Otros podrán ser capaces de pensar eso, por yo no podría considerarlo ni por un momento. Yo no podría pensar que Dios es mutable, de la misma manera que no me puedo imaginar a un cuadrado redondo o ninguna otra cosa absurda por el estilo. Ese concepto de un Dios cambiante es tan contradictorio, que estoy obligado a incluir la idea de un ser inmutable tan
pronto digo Dios.. Bien, pienso que un argumento será suficiente, pero podemos encontrar otro argumento en el hecho de la perfección de Dios. Creo que Dios es un Ser perfecto. Entonces, si Él es un Ser perfecto, Él no puede cambiar.
¿Pueden ver esto? Supongan que yo soy perfecto hoy. Si fuera posible que yo cambiara, ¿sería yo perfecto mañana después de la alteración?
 Si yo cambié, debí haber cambiado de un estado bueno a uno mejor. Y entonces, si puedo mejorar, no puedo ser perfecto ahora. O también pude haber cambiado de un estado mejor a uno peor, y si estuviera en una peor condición no hubiera sido perfecto al principio. Si soy perfecto, no puedo ser alterado y no volverme imperfecto. Si soy perfecto hoy, me debo mantener igual mañana si voy a mantener mi perfección. Así, si Dios es perfecto, Él debe ser el mismo; pues el cambio implicaría imperfección ahora, o imperfección después..
También está el hecho de la infinitud de Dios, que elimina completamente el concepto de cambio. Dios es un Ser infinito. ¿Qué significa eso?  No existe un hombre que te pueda decir lo que entiende por un ser infinito.
Pero no pueden haber dos infinitos. Si una cosa es infinita, no hay espacio para nada más, pues infinito quiere decir todo. Quiere decir sin límites, no finito, que no tiene fin. Bien, no puede haber dos infinitos. Si Dios es infinito hoy, y después cambiara y siguiera siendo infinito, habría dos infinitos. Pero eso no puede ser. Supongamos que es infinito y después cambia.
Entonces debe volverse finito, y no podría ser Dios. O Él es finito hoy y finito mañana, o es infinito hoy y finito mañana, o finito hoy e infinito mañana. Todas estas suposiciones son igualmente absurdas. El hecho de que Él es infinito de inmediato sofoca el pensamiento de que Él es un ser cambiable. La palabra “inmutabilidad” está escrita sobre la propia frente de la infinitud.. Ahora, queridos amigos, miremos al pasado: y allí vamos a recoger algunas evidencias de la naturaleza inmutable de Dios. ¿Ha hablado Jehová y no lo ha cumplido? ¿Lo ha jurado y no ha sucedido? ¿Acaso no puede decirse de Jehová: Él ha hecho toda Su voluntad y ha cumplido todo su propósito? Miren a las ciudades de los filisteos. Dios dijo “Lamenta Asdod, y ustedes puertas de Gaza, pues ustedes serán derribadas;” y ¿dónde están ahora?
¿Dónde está Edom? Pregunten a Petra y a sus murallas en ruinas. ¿Acaso su eco no repetirá la verdad que Dios ha dicho: “Edom será una presa y será destruido? ¿Dónde está Babel, y dónde está Nínive? ¿Dónde Moab y dónde Amón? ¿Dónde están las naciones que Dios dijo que destruiría? ¿Acaso Dios no las ha arrancado de raíz y las ha arrojado lejos del recuerdo de los que habitan en la tierra? ¿Y acaso Dios ha echado fuera a Su pueblo? ¿Alguna vez se ha olvidado de Su promesa?
¿Alguna vez no ha cumplido Su juramento o Su pacto, o se ha apartado alguna vez de Su plan? ¡Ah, no! ¡Señalen alguna instancia en la historia en la que Dios haya cambiado! No podrán hacerlo, señores; pues a través de toda la historia resalta el hecho que Dios ha sido inmutable en Sus propósitos. Me parece que oigo que alguien dice: “¡yo puedo recordar un pasaje de la Escritura donde Dios cambió!” Y yo mismo pensé eso una vez.
El caso al que me refiero es ese de la muerte de Ezequias.  Isaías entró y dijo: “Ezequías, tú vas a morir, tu enfermedad es incurable, ordena tu casa.”
Él volvió su rostro a la pared y comenzó a orar. Y antes que Isaías saliese hasta la mitad del patio, se le ordenó que regresara y le dijera: “vas a vivir quince años más.” Ustedes podrían pensar que eso demuestra que Dios cambia. Pero yo no puedo ver en el relato la menor prueba de cambio que pueda existir. ¿Cómo sabes que Dios no conocía eso? ¡Oh! Dios sí lo sabía. Él sabía que Ezequías viviría. Por tanto Él no cambió, pues si Él sabía eso, ¿cómo podia cambiar? Eso es lo que yo quisiera saber.
Pero, ¿conoces un pequeño detalle? Que el hijo de Ezequías, Manasés, no había nacido entonces, y que si Ezequías hubiera muerto, no hubiera existido Manasés, y no hubiera existido Josías, ni tampoco Cristo, porque Cristo vino precisamente de ese linaje. Ustedes podrán comprobar que Manasés tenía doce años cuando su padre murió, de tal manera que debió haber nacido tres años después de estos hechos. ¿Y no creen ustedes que Dios había
decretado el nacimiento de Manasés, y lo conocía de antemano?
Ciertamente. Entonces, Él decretó que Isaías fuera y le dijera a Ezequías que su enfermedad era incurable, y que después le dijera, en el mismo aliento, ” he aquí que Yo te sano y tú vivirás.” Él dijo eso para incitar a Ezequías a la oración. Habló, en primer lugar como hombre: “De acuerdo a las probabilidades humanas tu enfermedad es incurable, y te vas a morir.” Después esperó hasta que Ezequías oró; y luego vino un pequeño “pero” al final de la frase. Isaías no había terminado la frase. Él dijo: “Debes ordenar tu casa pues no hay humana cura; pero” (y después salió. Ezequías oró un poco, y después entró de nuevo y dijo) “Pero he aquí que yo te sano.” ¿Acaso hay alguna contradicción allí, excepto en el cerebro de quienes luchan contra el Señor, y desean convertirlo en un ser cambiante.
III. Ahora en segundo lugar, permítanme decir una palabra sobre LAS PERSONAS PARA QUIENES ESTE DIOS INMUTABLE ES UN BENEFICIO.
“Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.”
Entonces, ¿quiénes son “los hijos de Jacob,” que pueden gozarse en un Dios inmutable?. En primer lugar, son los hijos de la elección de Dios; pues está escrito, “A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí; pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal.” Está escrito: “El mayor servirá al menor.”
“Los hijos de Jacob”— “Son los hijos de la elección de Dios, Que por gracia soberana son creyentes; Por un eterno designio Ellos reciben gracia y gloria.”  “Los hijos de Jacob” son los elegidos de Dios. Son los que Él conoció de antemano y ordenó de antemano para salvación eterna.. “Los hijos de Jacob” quiere decir, en segundo lugar, personas que gozan derechos y títulos especiales. Jacob, ustedes saben, no tenía derechos por nacimiento; pero él pronto los adquirió. Él cambió un guisado lentejas con su hermano Esaú, y así ganó la primogenitura. Yo no justifico los medios; pero él también obtuvo la bendición, y así adquirió derechos especiales. “Los hijos de Jacob” quiere decir personas que poseen derechos y títulos especiales. A los que creen, Él les dio la potestad y el derecho de ser hechos hijos de Dios. Ellos tienen un interés en la sangre de Cristo. Ellos tienen un derecho “para entrar por las puertas en la ciudad.”
Tienen un título para recibir honores eternos. Poseen una promesa de gloria eterna. Tienen un derecho de llamarse hijos de Dios. ¡Oh! Hay derechos y privilegios especiales que pertenecen a los “hijos de Jacob.”. Luego, a continuación, estos “hijos de Jacob” eran hombres de manifestaciones especiales. Jacob había tenido manifestaciones muy especiales de su Dios, y así había sido honrado grandemente. Una vez, una noche se acostó y durmió; tenía los setos del camino por cortinas, y el cielo por su pabellón, una piedra por almohada, y la tierra por cama. ¡Oh! Entonces él tuvo una manifestación peculiar. Había una escalera y él vio a los ángeles de Dios que ascendían y descendían. Así tuvo una manifestación de Cristo Jesús, como la escalera que llega de la tierra hasta el cielo, y los ángeles subían y bajaban trayéndonos misericordias. Posteriormente, qué manifestación tuvo lugar en Mahanaim, cuando los ángeles de Dios se encontraron con él. Y también en Peniel, donde luchó con Dios, y vio a Dios cara a cara. Esas fueron manifestaciones especiales. Y este pasaje se refiere a aquellos que, como Jacob, han tenido manifestaciones peculiares.
Ahora, ¿cuántos de ustedes han tenido manifestaciones personales?
“¡Oh!” dicen “eso es entusiasmo; eso es fanatismo.” Bien, es un bendito entusiasmo, también, pues los hijos de Jacob han tenido manifestaciones peculiares. Han hablado con Dios como un hombre habla con su amigo.
 Han susurrado al oído de Jehová. Cristo ha estado con ellos para cenar con ellos, y ellos con Cristo. Y el Espíritu Santo ha iluminado sus almas con un poderoso brillo radiante, de tal manera que no podían tener dudas acerca de esas manifestaciones especiales. Los “hijos de Jacob” son los hombres que gozan de estas manifestaciones.. Asimismo, son hombres de pruebas muy especiales. ¡Ah! ¡Pobre Jacob!
Yo no elegiría la suerte de Jacob si no tuviera la expectativa de la bendición de Jacob, pues su suerte fue muy difícil. Tuvo que huir de la casa de su padre, llegando a la casa de Labán. Y luego ese viejo y rudo Labán lo engañó todos los años que permaneció allí. Lo engañó con lo relacionado con su esposa, lo engañó en materia de sueldos, lo engañó con los rebaños, y lo engañó a lo largo de su historia. Eventualmente tuvo que huir de Labán, quien lo persiguió dándole alcance.
Enseguida vino Esaú con cuatrocientos hombres para vengarse y descuartizarlo.Después siguió un espacio de oración, y después Jacob luchó y tuvo que seguir el resto de su vida con el hueso de su cadera dislocado.
 Pero un poco más adelante, Raquel, su amada, murió. Después su hija es llevada a descarriarse y los hijos asesinan a los de Siquem. Muy pronto su amado hijo José es vendido y llevado a Egipto, y viene la hambruna. Después Rubén se sube al lecho de Jacob y lo contamina. Judá comete incesto con su propia nuera. Todos sus hijos se convierten en una plaga para Jacob. Finalmente Benjamín es llevado lejos. Y el viejo Jacob, con su corazón quebrantado, exclama: “José no parece, ni Simeón tampoco, y a Benjamín le llevaréis.” Nunca algún hombre sufrió más tribulaciones que Jacob, todo a causa del pecado de engañar a su hermano.
Dios lo disciplinó a lo largo de toda su vida. Pero creo que hay muchos que pueden sentir simpatía por el querido anciano Jacob. Han tenido que sufrir pruebas tal como él. ¡Bien, todos ustedes que llevan una cruz! Dios dice: “Yo no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.”
¡Pobres almas atribuladas! Ustedes no son consumidas a causa de la naturaleza inmutable de su Dios. Ahora, no vayan por ahí inquietas diciendo, con el orgullo que proporciona la miseria “yo soy el hombre que ha conocido la aflicción.” Ciertamente “el Varón de Dolores” fue afligido mucho más que ustedes. Jesús fue ciertamente un hombre que conoció las aflicciones.
Tú, en cambio, sólo ves las faldas de los vestidos de la aflicción. Nunca has tenido pruebas como las de Él. Tú no entiendes lo que significan los problemas. Tú apenas has dado unos sorbos a la copa de problemas.
 Sólo has sorbido una gota o dos, pero Jesús apuró la copa hasta las heces. No teman dice Dios: “Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob,” hombres de pruebas peculiares, “no habéis sido consumidos.”. Y ahora un pensamiento acerca de quiénes son los “hijos de Jacob,” pues yo quisiera que ustedes averigüen si ustedes mismos son “hijos de Jacob.” Ellos son hombres de un carácter muy especial. Si bien es cierto que en el carácter de Jacob hubo ciertas cosas que no podemos alabar, hay una o dos cosas que Dios alaba. Allí estaba la fe de Jacob, gracias a la cual Jacob calificó para que su nombre fuera escrito entre los nombres de ilustres hombres poderosos que no recibieron lo prometido en la tierra, pero lo obtendrán en el cielo. ¿Son ustedes hombres de fe, amados hermanos?
¿Saben ustedes lo que es caminar por fe, obtener su alimento temporal por fe, depender del maná espiritual para vivir, todo esto por fe? ¿La fe gobierna sus vidas? Si así es, ustedes son “hijos de Jacob.”
Continuando, Jacob era un hombre de oración, un hombre que luchaba y que gemía y que oraba. Por allá veo a un hombre que no oró antes de venir a la casa de Dios. ¡Ah! Tú pobre pagano, ¿acaso tú no oras? ¡No! responde él “no se me ocurrió tal cosa; durante años no he orado.” Bien, espero que lo hagas antes de que mueras. Si vives y mueres sin oración, tendrás mucho tiempo para orar cuando llegues al infierno. Veo allá a una mujer: ella tampoco oró esta mañana; estuvo tan ocupada arreglando a sus hijos para que fueran a la escuela dominical, que no tuvo tiempo de orar. ¿No tuviste tiempo de orar? ¿Tuviste tiempo para vestirte? Hay un tiempo para cada propósito bajo el cielo, y si te hubieras propuesto orar, hubieras orado.
Los hijos de Jacob no pueden vivir sin oración. Son luchadores como Jacob. Son hombres en los que el Espíritu Santo obra de tal manera que ya no pueden vivir sin oración, como yo no puedo vivir sin respirar. Ellos deben orar. Señores, presten mucha atención, si ustedes están viviendo sin oración, ustedes están viviendo sin Cristo. Y si mueren así, su porción será en el lago que arde con fuego. ¡Que Dios los redima, que Dios los rescate de una suerte tal! Pero ustedes son los “hijos de Jacob,” estén tranquilos, pues Dios es inmutable.
IV. En tercer lugar, me queda tiempo para decir sólo una palabra acerca de otro punto:
EL BENEFICIO QUE RECIBEN ESTOS “HIJOS DE JACOB” DE UN DIOS QUE NO CAMBIA. “Por esto,hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.” “¿Consumidos?” ¿Cómo? ¿Cómo puede ser consumido un hombre? Pues, hay dos formas. Podríamos haber sido consumidos en el infierno.
Si Dios hubiera sido un Dios cambiante, los “hijos de Jacob” que están aquí esta mañana, podrían haber sido consumidos en el infierno. Si no fuera por el amor inmutable de Dios yo debería haber sido una gavilla de heno en el fuego. Pero hay una forma de ser consumido en este mundo. Existe tal cosa como ser condenado antes de morir: “será condenado.”
Existe tal cosa como estar vivo, pero sin embargo estar absolutamente muerto. Pudimos haber sido abandonados a nuestros propios medios. Y entonces, ¿adónde estaríamos ahora? Parrandeando con el borracho, blasfemando contra el Dios Todopoderoso. ¿Oh? Si Él te hubiera dejado, amado hermano, si Él hubiera sido un Dios que cambia, tú estarías entre los más inmundos de los inmundos, y entre los más viles de los viles.
¿Acaso no puedes recordar en tu vida temporadas similares a las que yo he sentido? He ido directo hasta llegar a los límites del pecado; alguna tentación muy fuerte me ha tomado de mis dos brazos, de tal forma que no podía luchar con ella. He sido empujado, arrastrado por un terrible poder satánico hasta el propio borde de algún hórrido precipicio. He mirado hacia abajo, abajo, abajo, y he visto mi porción. Me he estremecido al borde la ruina. Me he horrorizado con mis cabellos de punta, al pensar en el pecado que he estado a punto de cometer, el horrible hoyo en el que he estado a punto de caer. Un brazo poderoso me ha
salvado. Me he replegado exclamando ¡Oh Dios! ¿Cómo pude acercarme tanto al pecado y sin embargo he podido evitarlo? ¿Cómo pude haber caminado directo al horno y no haber caído, como los hombres vigorosos de Nabucodonosor, que fueron devorados por la llama del fuego?
¡Oh! ¿Es posible que yo esté aquí esta mañana, cuando pienso en los pecados que he cometido, y en los crímenes que han pasado por mi perversa imaginación? Sí, yo estoy aquí, sin ser consumido, Porque el Señor no cambia.
¡Oh! Si Él hubiera cambiado, ya habríamos sido consumidos en una docena de formas. Si el Señor hubiera cambiado, tú y yo deberíamos haber sido consumidos por nosotros mismos; pues, después de todo, el señor Yo es el peor enemigo que tiene el cristiano. Ya habríamos demostrado que somos suicidas de nuestra propia alma. Ya habríamos preparado la copa del veneno para nuestros propios espíritus, si el Señor no fuera un Dios que no cambia, que arrojó la copa lejos de nuestras manos cuando estábamos listos para tomar el veneno.
También ya hubiéramos sido consumidos por el propio Dios si no fuera un Dios inmutable. Llamamos a Dios, Padre. Pero no hay ningún padre en este mundo que no hubiera matado a todos sus hijos hace mucho tiempo, harto de la provocación con que lo hostigaban, si hubiera recibido la mitad de los problemas que Dios ha recibido de Su familia. Dios tiene la familia más problemática de todo el mundo: incrédulos, desagradecidos, desobedientes, olvidadizos, rebeldes, descarriados, murmuradores y de dura cerviz. Qué bueno que Él es misericordioso, pues de lo contrario ya hubiera tomado no solamente la vara, sino la espada contra algunos de nosotros desde hace mucho tiempo.
Pero no había nada en nosotros que pudiera ser amado al principio, así que no puede haber menos ahora. John Newton solía contar una rara historia, e invariablemente se reía al contarla, de una buena mujer que decía, para demostrar la doctrina de la Elección: “¡Ah! señor, Dios debe haberme amado antes de que yo naciera, pues de lo contrario no habría visto nada en mí posteriormente que Él pudiera amar.” Estoy seguro que eso es válido en mi caso, y cierto en relación a la mayoría del pueblo de Dios. Pues hay muy poco que amar en ellos después que han nacido,que si no los hubiera amado antes de nacer, no habría visto ninguna razón para elegirlos después.
Pero puesto que los amó sin obras, todavía los ama sin obras. Puesto que sus buenas obras no ganaron Su afecto, las malas obras no pueden suprimir ese afecto. Puesto que la justicia de ellos no sirvió de lazo para Su amor, así la perversidad de ellos no puede cortar esos lazos dorados.
Él los amó por Su pura gracia soberana, y los va a amar aún. Pero nosotros deberíamos haber sido consumidos por el diablo, y por nuestros enemigos; consumidos por el mundo, consumidos por nuestros pecados, por nuestras pruebas, y en cientos de formas más, si Dios hubiera cambiado alguna vez.
Bien, se nos ha terminado el tiempo, y ya no me resta decir mucho. Sólo he tocado el tema de manera superficial. Ahora se los entrego a ustedes.
Que el Señor les ayude a ustedes “hijos de Jacob” a llevar a su casa esta porción de alimento. Digiéranlo bien y aliméntense de él. ¡Que el Espíritu Santo aplique dulcemente las cosas gloriosas que están escritas! ¡Y que ustedes disfruten de “un banquete de manjares suculentos, banquete de vinos refinados, de gruesos tuétanos y de vinos purificados!”
Recuerden que Dios es el mismo, independientemente de lo que se quite. Sus amigos pueden perder el afecto, sus ministros pueden ser cambiados, todo puede cambiar. Excepto Dios. Sus hermanos pueden cambiar y clasificarlos como viles: pero Dios de todas maneras los va a amar. Su situación en la vida puede cambiar, y pueden perder sus propiedades.
Toda la vida de ustedes puede ser sacudida y se pueden volver débiles y enfermizos; todas las cosas pueden abandonarlos, pero hay un lugar donde el cambio no puede poner su dedo; hay un nombre sobre el cual no se puede escribir mutabilidad; hay un corazón que no sufre alteraciones; ese corazón es el corazón de Dios: ese nombre es Amor— “Confía en Él, nunca te va a engañar. Aunque con dificultad creas en Él; Él nunca, nunca te abandonará,
Ni permitirá que tú lo dejes.”
———-

Argentina: Vandalizan monumento a la Biblia.


Argentina: Vandalizan monumento a la Biblia en la ciudad de Paraná

Un monumento dedicado a la Biblia que fue inaugurado el pasado 23 de Julio del 2011, amaneció manchado con pintura a pocos dias de su inaguración. El mismo se ubica en una plaza de la ciudad de Paraná, al noreste de Argentina.

El acto de vandalismo fue fuertemente repudiado por la comunidad cristiana de la ciudad. “Se va en contra de algo tan importante que no hace daño a nadie”, dijo a la agencia de noticias APF, el pastor Carlos Schultz, presidente del Consejo de Pastores.

Según explicó Schultz, las manchas de color negro y con pintura de aceite, fueron hechas justamente en unas placas del monumento que contienen pasajes bíblicos en distintos idiomas.

“Es un delito, un acto totalmente fuera de los normal. Como Consejo de Pastores de Paraná repudiamos absolutamente lo que pasó”, agregó el líder evangélico.

Schultz añadió que la construcción del monumento significó un gran esfuerzo para la comunidad cristiana de la ciudad.

A primera hora de la mañana, tras ser conocido el acto de vandalismo, se presentó al lugar personal policial para constatar el daño y hacer los peritajes correspondientes para hallar a los responsables.

“Es un monumento que soñamos por muchos años, que hemos pedido a los distintos gobiernos de turno y que hemos consensuado con los distintos credos. Incluso, habíamos hecho una fiesta de inauguración muy linda con todos los vecinos”, recordó el pastor

Porque nos horrorizamos ante estos actos de vandalismo?

Nos horrorizamos en primer lugar porque muestra el grado de intolerancia en el que se vive hoy dia,lamentablemente. Además ningun momunemto debería ser dañado. Cada monumento tiene un profundo significado para la nación. Siempre representan o recuerdan algo importante para la vida del pais.

En segundo lugar porque la Biblia es la Palabra de Dios y ella es totalmente importante para las Iglesias cristianas que la leen peridociamente, la estudian y procuran ordenar sus vidas de acuerdo las enseñanzas alli guardadas.

La importancia de la Palabra de Dios

Dejemos que la biblia misma nos diga cuan importante es ella misma.

  • “Llegue mi clamor delante de ti, oh Jehová; Dáme entendimiento conforme a tu palabra. Llegue mi oración delante de ti; Líbrame conforme a tu dicho. Mis labios rebosarán alabanza cuando me enseñes tus estatutos. Hablará mi lengua tus dichos, Porque todos tus mandamientos son justicia. Esté tu mano pronta para socorrerme, Porque tus mandamientos he escogido.” (Sal. 119:169-173)
  • “En cuanto a Dios, perfecto es su camino, Y acrisolada la palabra de Jehová; Escudo es a todos los que en él esperan.” (Sal. 18:30)
  • “Porque recta es la palabra de Jehová, Y toda su obra es hecha con fidelidad.” (Sal.33:4a)
  • “Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos,Y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca.” (Sal. 33:6a)
  • “En el día que temo, Yo en ti confío.En Dios alabaré su palabra; En Dios he confiado; no temeré;¿Qué puede hacerme el hombre? En Dios alabaré su palabra; En Jehová su palabra alabaré. En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el hombre?” (Sal. 56:3,4,10,11)
  • “Pero clamaron a Jehová en su angustia, Y los libró de sus aflicciones. Envió su palabra, y los sanó, Y los libró de su ruina.” (Sal. 107:19,20)
  • “Abatida hasta el polvo está mi alma; Vivifícame según tu palabra.Se deshace mi alma de ansiedad; Susténtame según tu palabra.Venga a mí tu misericordia, oh Jehová; Tu salvación, conforme a tu dicho. Y daré por respuesta a mi avergonzador, Que en tu palabra he confiado. No quites de mi boca en ningún tiempo la palabra de verdad, Porque en tus juicios espero. Para siempre, oh Jehová, Permanece tu palabra en los cielos. Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino. Mi escondedero y mi escudo eres tú; En tu palabra he esperado. Defiende mi causa, y redímeme; Vivifícame con tu palabra.La suma de tu palabra es verdad, Y eterno es todo juicio de tu justicia.” (Sal.119:25,28,41,42,43,89,105,114,154,160)
  • “El entendido en la palabra hallará el bien, Y el que confía en Jehová es bienaventurado.” (Prov. 16:20)
  • “Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan.”
    (Prov. 30:5)
  • “Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.” (Is. 40:8)
  • “Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.” (Is. 55:6-11)
  • “El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” (Mat. 4:4)
  • “Él entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios, y la hacen.” (Luc. 8:21)
  • “Mientras él decía estas cosas, una mujer de entre la multitud levantó la voz y le dijo: Bienaventurado el vientre que te trajo, y los senos que mamaste. Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.” (Luc.11:27,28)
  • “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.” (Jn 5:24)
  • “Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” (Jn. 8:31,32)
  • “De cierto, de cierto os digo, que el que guarda mi palabra, nunca verá muerte.” (Jn. 8:51)
  • “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.” (Ro.10:17)
    “Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;” (Ef. 6:17)
  • “Asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado.”(Fil. 2:16)
  • “Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes” (I Tes. 2:13)
  • “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” (Heb. 4:12)
  • “Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas. Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.” (Stgo. 1:21-25)
  • “Mas la palabra del Señor permanece para siempre. Y esta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada.” (I Pe. 1:25)

Dios te bendiga y recuerda que debemos respetar todos los edificios públicos de nuestros países y también procura leer la biblia periodicamente y permitir que Ella misma te hable al corazón.

fuente bibliografica

By Mundo Cristiano Wednesday, August 03, 2011 http://www.cbn.com/mundocristiano/Latinoamerica/2011/August/Argentina-Vandalizan-monumento-a-la-Biblia/

LAS DOCTRINAS UNITARISTAS


LAS DOCTRINAS UNITARISTAS

Autor:Paulo Arieu

El próximo atributo que veremos es la unidad de Dios, o sea que Dios es uno aunque revelado en tres personas pero un solo Dios (Santisima Trinidad). Mientras termino de prepararlo, les comento que también hay una secta que pone énfasis desmedido en este atributo de Dios y termina negando la doctrina de la Santísima Trinidad,convirtiéndose en una secta. Asimismo,su doctrina también  la podemos encontrar en sectas pseudo – cristianas como los Testigos de Jehová.

De ahí que se lea en el mismo Concilio (Concilio de Efeso): Si alguno no confiesa que el Verbo de Dios Padre se unió a la carne según la hipóstasis, y que Cristo es uno con su propia carne, es decir, que él mismo es Dios y hombre a la vez sea anatema.[0]

Este artículo sirve de un modo orientativo para poder saber lo que creen y lo que piensan los unitaristas.En la primer parte de este articulo ud. encontrará una carta escrita por uno de estos sectarios donde explica que es lo que ellos creen.

El unitarismo es una corriente de pensamiento teológico de origen cristiano que afirma la unidad de Dios. En sentido genérico se ha etiquetado así a diversas corrientes que rechazan el dogma de la Trinidad, tales como el adopcionismo, el arrianismo, el servetismo o el socinianismo.[2]

El movimiento Unitario Universalista es un conjunto de grupos, tradiciones y prácticas, cuyos orígenes se remontan al ala más radical de la Reforma y que afirma la libertad de todo ser humano de investigar y decidir sobre sus creencias religiosas. Desde el respeto a todas las culturas y tradiciones, afirma que ninguna religión o filosofía tiene el monopolio de la Verdad y que la respuesta última acerca de Dios, el Universo, la muerte y el sentido de la existencia es un misterio que no puede encerrarse en un credo o unos dogmas que deban creerse de forma ciega o sometiéndose a una autoridad externa.[3]

Antecedentes históricos

Juan Segismundo de Zápolya (en húngaro: Szapolyai János Zsigmond) (7 de julio de 1540 Budapest – Gyulafehérvár, 14 de marzo de 1571) fue un noble húngaro, conde de Szepes e hijo del rey Juan I de Hungría y de Isabela Jagellón de Hungría.El primer Príncipe de Transilvania (1541-1571), luego de que ésta se independizase tras la ocupación turca de Hungría. Tras la muerte de Segismundo, llegó la Contrarreforma a Transilvania.

Aparte de su gran nivel cultural, también era famoso por su extrema paciencia y gran sentido de la justicia. Era capaz de escuchar durante horas las diversas discusiones religiosas entre sacerdotes católicos y protestantes.En 1568, Juan Segismundo, aconsejado por el teólogo Ferenc Dávid, ordenó la sanción del Edicto de Turda, el cual estipulaba que se debían respetar las cuatro tendencias religiosas cristianas principales: (catolicismo, luteranismo, calvinismo y unitarismo).

Ferenc Dávid fue condenado a cadena perpetua y murió en prisión en 1579, sin que se conozcan las causas de su muerte ni el lugar donde fue enterrado su cadáver, pero la Iglesia Unitaria que él fundó ha logrado sobrevivir con grandes dificultades hasta nuestros días en la región de habla húngara de la actual Rumania y extenderse por el resto del mundo con el apelativo de Unitarismo.

En Inglaterra, el impulso religioso radical de la Reforma permaneció entre los Dissenters (inconformistas) nombre que englobaba a las Iglesias Libres opuestas a la hegemonía de la Iglesia Anglicana. El librepensador John Biddle estaba muy influido por el Socinianismo, y la filosofía de John Locke y las corrientes racionalistas de la Ilustración ganaron muchos adeptos tanto entre el clero anglicano como entre pensadores y científicos ingleses de la época.

Finalmente, el pastor anglicano Theophilus Lindsey fundó la primera iglesia unitaria inglesa en Londres (1774). Su ejemplo fue seguido por otros clérigos ilustrados, como Joseph Priestley, quien además era científico (descubrió el oxígeno y otros gases) y político (apoyaba abiertamente la Revolución Francesa, lo que le acarreó numerosas antipatías hasta el punto que tuvo que emigrar a América tras sufrir un incendio provocado en su casa). Posteriormente, Priestley ayudó a fundar la primera iglesia unitaria de Filadelfia (1796).

Entre los protestantes puritanos que habían emigrado a las colonias de América del Norte se produjo una evolución similar a la ocurrida en Inglaterra. Los pastores puritanos se escindieron en dos grupos, uno conservador y evangélico, de convicciones calvinistas, y otro liberal, racionalista y de ideas arminianas y arrianas. A principios del siglo XIX, los pastores liberales de las iglesias de Nueva Inglaterra reconocían como su líder a William Ellery Channing de Boston, ciudad que se convirtió en el núcleo del Unitarismo norteamericano, hasta el punto que se decía que la fe de los unitarios se basaba en la unidad de Dios, la humanidad de Jesús y la vecindad de Boston.

Los cristianos unitarios de los países anglosajones, que eran en un principio de orientación principalmente arriana, acabaron no sólo negando la Trinidad, sino diciendo que Jesucristo no era más que un hombre, aunque seguían viendo en él al profeta que había sido elegido por Dios para transmitir su revelación a los hombres, como probaban sus numerosos milagros. Los milagros de Jesús eran, pues, la demostración empírica de su elección divina como Salvador. Muchos deístas, como Thomas Jefferson, se manifestaron favorables a la nueva doctrina.

El 15 de julio de 1838, Ralph Waldo Emerson, que había sido ministro unitario en Boston, pronunció un discurso (The Divinity School Address) en la Universidad de Harvard que resultaría decisivo para la historia del Unitarismo estadounidense. Influido por el Romanticismo alemán y el hinduismo, Emerson proponía una vía intuitiva a Dios, basada en la capacidad innata de la conciencia individual, sin necesidad de milagros, jerarquías religiosas ni mediaciones. Esta filosofía espiritual recibió el nombre de trascendentalismo. A pesar del talante liberal de Harvard, el escándalo fue considerable en aquellos momentos, pero muchos pastores y teólogos unitarios, particularmente los más jóvenes, descubrieron en la vía trascendentalista de Emerson una forma de superar la rigidez intelectual imperante en el Unitarismo y desarrollar una fe renovada más allá de los límites de la revelación bíblica.

Theodore Parker fue el gran renovador del Unitarismo norteamericano siguiendo las líneas aperturistas definidas por Emerson. El principal defensor del Unitarismo tradicional de base bíblica fue Andrews Norton. La división entre trascendentalistas y unitarios bíblicos se mantuvo hasta finales del siglo XIX.

El Unitarismo contemporáneo

En 1933 se divulgó en Estados Unidos un documento llamado Manifiesto Humanista, suscrito por un amplio colectivo de científicos e intelectuales, entre ellos varios líderes unitarios, que significó el inicio de una nueva manera de entender la religión de tipo naturalista, en que conceptos como Dios o la vida después de la muerte biológica dejaban de considerarse centrales. Según los humanistas, la religión debía dejar de especular sobre realidades metafísicas y concentrarse exclusivamente en la transformación del mundo y la mejora moral del ser humano. El humanismo tuvo un impacto notable en las iglesias unitarias del ámbito anglosajón, llegando incluso a ser la corriente mayoritaria en el Unitarismo norteamericano. Sin embargo, el Unitarismo cristiano de base bíblica y diversas variantes de trascendentalismo y de Deísmo siguieron coexistiendo en su seno. Así desde mediados del siglo XX, el Unitarismo norteamericano iba dejando de ser una iglesia exclusivamente cristiana y protestante para convertirse progresivamente en una iglesia liberal sin credo y cada vez más multiconfesional, que desde 1961 se denomina Unitarismo universalista, ya que en esa fecha los unitarios norteamericanos se fusionaron con la Iglesia Universalista de América para fundar la Asociación Unitaria Universalista, cuya sede central se encuentra en Boston.

En las últimas décadas, esta tendencia se ha incrementado con la existencia en las Iglesias Unitarias anglosajonas de personas que, además de como unitarios universalistas, se definen también como judíos, budistas, neopaganos o de otras religiones.

En 1995 se constituyó el Consejo Internacional de Unitarios y Universalistas (ICUU) para coordinar las diversas Iglesias y asociaciones Unitarias y Universalistas del mundo. Actualmente se calcula que hay unos 800.000 unitarios en unos 25 países del mundo, principalmente en Estados Unidos, Rumanía, Hungría, Canadá y Gran Bretaña, y de forma muy minoritaria en otros países.

Otras iglesias cristianas también tienen una teología unitaria, aunque no tienen una conexión histórica directa con el Unitarismo histórico. Entre ellas destacan los Testigos de Jehová, los Cristadelfianos y los Unitarios Bíblicos. Estas iglesias combinan el rechazo de la doctrina de la Trinidad (con distintas variantes) con formas de culto evangélicas o pentecostales y una interpretación literalista y, en ocasiones, incluso fundamentalista de los textos bíblicos, lo que las distingue muy claramente de las Iglesias Unitarias, que siempre han sido proclives al liberalismo teológico. Asimismo, en Inglaterra existe un proyecto de restaurar la Iglesia Arriana.

Por otro lado, otras iglesias liberales de inspiración cristiana, como Unity y otras corrientes del Nuevo Pensamiento, también muestran una inclinación hacia ideas teológicas unitaristas.

Doctrina
El unitarismo es un error teológico que sostiene la unidad de Dios, afirmando que es una sola persona: El Padre y no tres personas en una, negando así la Trinidad, la deidad de Jesús y la del Espíritu Santo. Son igualmente significativas sus enseñanzas en la confianza que tiene en la racionalidad y la capacidad moral de las personas en contraste con tradiciones que enfatizan el pecado original y la depravación humana, sosteniendo la redención universal de las personas. Con frecuencia profesan no tener dogmas.[1]

Cuales son los principios que guían al unitarismo mundial a través de todas las décadas?

Los cristianos unitarios, afirman no pertenecer a ninguna religión organizada o dogma preestablecido, pues ellos afirman apreciar su libertad en Cristo y atesorarla. Estos creyentes, rechazan algunas doctrinas que las mayorías de las iglesia y grupos cristianos enseñamos, como la Trinidad, la inmortalidad del alma y el infierno de fuego, doctrinas que a juicio de ellos, no tiene un sustento sólido en las escrituras. Ellos consideran que estas creencias tienen un fuerte comienzo y apego a enseñanzas paganas mezcladas con enseñanzas bíblicas hebreas, todo esto dando lugar en una especie de doctrinas que parecen bíblicas, pero que no lo son.

Soy amante de las escrituras, y respeto la Biblia por sobre cualquier cosa y deseo que este maravilloso libro sea interpretado en su debida perspectiva y valor. La Biblia dice con astucia: “no creáis a cualquier espíritu” (1 Jn 4:1). Ese es mi deseo que evalúen así como yo, el cuerpo de creencias que profesan, no con el ánimo de yo mostrar que estoy en lo correcto, sino de entender que la verdad está en la Biblia (Jn. 17:17) y que el juicio es de Dios. Espero con esto deje claro, que mi cuerpo de creencias no tiene que ver con las de los Testigos de Jehová, religión a la cual pertenecí por 12 años, algunos de ustedes cuando aún eran chicos.

Historia

Antecedentes: El debate cristológico de los primeros siglos y la controversia arriana

Dado que la palabra y el concepto de Trinidad, tal como se entiende en sentido cristiano, no consta como tal en el Nuevo Testamento, los unitarios arguyen que el unitarismo iniciaría su existencia con el propio Jesús, quien según esta hipótesis era consciente de ser simplemente un hombre enviado por Dios al mundo para transmitir Su voluntad, pero que no es divino ni comparte la naturaleza del Padre. A lo largo de los tres primeros siglos del Cristianismo aparecen diversos autores que afirman la naturaleza “más que humana” del Cristo y le atribuyen un carácter divino o semidivino como Hijo de Dios. Los subordinacionistas afirmaban que el Hijo estaba subordinado al Padre y sometido a su voluntad, entretanto que entre otros pensadores cristianos iniciaba a cuajar la idea del carácter divino de Jesucristo y su identificación con la divinidad. En el otro extremo se situaban los que identificaban totalmente al Padre y al Hijo, entendiendo que el Padre además había sufrido y muerto en la cruz (patripasianismo) y que Padre, Hijo y Espíritu Santo no eran más que modalidades o manifestaciones de una única realidad divina (sabelianismo o modalismo). El primero en utilizar la palabra “Trinidad” fue Tertuliano.

Al llegar el siglo IV y el Edicto de Milán, todas estas discusiones teológicas salieron definitivamente a la superficie y iniciaron a discutirse enconadamente. Se constituyeron dos grandes grupos: los que afirmaban que el Hijo había sido hacedo por Dios en el principio, y que por tanto no podía identificarse con él, que se agruparon alrededor de Arrio y de Eusebio de Nicomedia, y los que afirmaban que el Hijo era consustancial (homoousios) con el Padre, liderados por el obispo Alejandro de Alejandría y especialmente por su sucesor, San Atanasio. En el Concilio de Nicea (325) se aprobó oficialmente el dogma de la Trinidad y se condenó el arrianismo como herético; una decisión que, con distintos vaivenes en los años sucesivos, terminaría siendo confirmada en el Concilio de Constantinopla (381). No obstante, el Arrianismo perduraría en los reinos godos que ocuparon el Imperio Romano de Occidente hasta mediados del siglo VI.

Miguel Servet

Miguel Servet, médico y teólogo heterodoxo aragonés, criticó la Trinidad en su libros De Trinitatis Erroribus (”Sobre los errores de la Trinidad”, 1531), Dialogorum de Trinitate (”Diálogos sobre la Trinidad”, 1532) y Christianismi Restitutio (”Restitución del Cristianismo”, 1553), afirmando que esta doctrina carecía de base bíblica y racional. Por proteger su propia concepción de Dios, fue perseguido por herejía por la Inquisición y por los protestantes. En Ginebra fue apresado por los seguidores del reformador Juan Calvino y condenado a morir en la hoguera, por negar la Trinidad y suspender el bautismo de niños. La sentencia fue ejecutada el 27 de octubre de 1553.

Servet influyó en varios de sus contemporáneos. El reformador liberal Sebastian Castellio reprochó duramente a Calvino su intolerancia y su fanatismo y proclamó la libertad de conciencia en asuntos de fe, un principio que luego ha sido fundamental en la tradición religiosa unitaria.

Los Hermanos Polacos

El lituano Piotr de Goniadz, estudioso de la religión que había estado en contacto con antitrinitarios italianos que conocían la obra de Servet, convenció a una parte del Sínodo de la naciente iglesia calvinista de Polonia para que rechazase la Trinidad. Alrededor de 1562, los antitrinitarios polacos se escindieron del calvinismo y formaron la llamada Iglesia Reformada Menor, más conocida posteriormente como Hermanos Polacos.

Unos años después, el reformador humanista italiano Fausto Socino (Sozzini en italiano) (1539-1604) llegó a Polonia. Allí desarrolló su propia obra teológica, marcada por el antitrinitarismo y el uso de la racionalidad, basada en parte en las investigaciones de su tío Lelio. Para Socino, la religión evocaba cuestiones que estaban “más allá de la razón” (supra rationem) más nunca contrarias a la razón (contra rationem), por lo que las opinancias debían concordar con la razón humana. Socino colaboró estrechamente con los Hermanos Polacos, aunque nunca llegó a ser miembro oficial de la iglesia por negarse a ser bautizado de nuevo. No obstante, la influencia de Socino fue tal que en lo sucesivo serían conocidos como socinianos. En la ciudad de Raków, próxima a Cracovia, los socinianos desarrollaron un importante centro de estudios que atrajo a numerosos eruditos e intelectuales de distintos países.

En 1605, un año después de la muerte de Socino, los socinianos de la Iglesia Menor comunicaron el Catecismo Racoviano, resumen ordenado de las doctrinas de su maestro y que tuvo una gran influencia en años posteriores en Alemania, los Países Bajos e Inglaterra. La Iglesia Reformada Menor desapareció en 1640 por la creciente intolerancia en Polonia tras el inicio de la Contrarreforma.

La Iglesia Unitaria de Transilvania

Por otro lado, en Transilvania (región de cultura húngara que actualmente se encuentra dentro de Rumanía), el reformador Ferenc Dávid dejó el Calvinismo, del que era su dirigente máximo, para predicar la unidad de Dios y negar la Trinidad, influido por el médico italiano y antitrinitario Giorgio Blandrata. Blandrata conocía bien la obra de Servet y juntos comunicaron versiones resumidas de sus libros teológicos, aunque sin citar sus fuentes. El príncipe Juan Segismundo y la Dieta dictaron en la ciudad de Torda (Turda en rumano) el primer Edicto de Tolerancia[1] religiosa en la historia moderna de Europa en 1568 para permitir la libre práctica religiosa de todas las confesiones religiosas de su país, entre las cuales se encontraba la iglesia antitrinitaria fundada por Dávid. Este estatus especial perduró, aunque con dificultades, tras la invasión de Transilvania por parte de Austria en el siglo XVIII y el dominio más o menos efectivo del Imperio Austrohúngaro primero y, después de la Primera Guerra Mundial, del Estado rumano. Fue en Transilvania donde apareció por primera vez la palabra Unitaria en un documento de 1600 para referirse a esta nueva confesión religiosa.

El Unitarismo en Inglaterra y Estados Unidos

En Inglaterra, la filosofía de John Locke y la Ilustración favorecieron la propagación de las ideas socinianas, que negaban la doctrina de la naturaleza a la vez humana y divina de Jesús y favorecían una idea racionalista de Dios. El librepensador John Biddle estaba muy influido por el Socinianismo y fue un ardiente defensor de esta doctrina. En 1774, el pastor anglicano Theophilus Lindsey fundó la primera iglesia unitaria inglesa en Londres.

Otros clérigos ilustrados siguieron su ejemplo, como Joseph Priestley, quien además era científico (reveló el oxígeno y otros gases) y político. Su apoyo a la Revolución Francesa le obligó a emigrar a América tras sufrir un incendio generado en su casa por una turba de opositores a sus ideas. Una vez establecido en el Nuevo Continente, Priestley ayudó a hacer la primera iglesia unitaria de Filadelfia (1796).

Entretanto tanto, en las iglesias puritanas de las antiguas colonias de Nueva Inglaterra, estallaba la polémica entre los pastores conservadores y evangélicos, de convicciones calvinistas, y los más liberales, que promovían ideas arminianas y arrianas. En 1819, el pastor bostoniano William Ellery Channing proclamó en un sermón la doctrina del “Cristianismo Unitario”. La ciudad de Boston se convirtió en el núcleo del Unitarismo norteamericano, hasta el punto que se decía que la fe de los unitarios norteamericanos se basaba en “la unidad de Dios, la humanidad de Jesús y la vecindad de Boston”.

Los cristianos unitarios de los países anglosajones negaban la Trinidad, aunque seguían viendo en Jesús de Nazaret al profeta que había sido enviado por Dios para transmitir su revelación a los hombres. Alegaban como prueba de ello sus numerosos milagros, tal como los relataban los Evangelios. Los unitarios desdeñaban las manifestaciones espiritualistas o emocionales de fervor religioso del primer Gran Despertar que estaba produciéndose en las iglesias evangélicas. Muchos deístas, como Thomas Jefferson, se manifestaron favorables a la doctrina unitarista.

R.W. Emerson y el trascendentalismo

Pronto se manifestaron dos tendencias opuestas en el naciente Unitarismo norteamericano. Entretanto una afirmaba un estudio riguroso y racional de los textos bíblicos y la fidelidad a la tradición cristiana protestante, otros se mostraban partidarios de un enfoque más abierto e intuitivo. El filósofo Ralph Waldo Emerson, que había sido ministro unitario en Boston, pronunció el 15 de julio de 1838 un discurso en la Universidad Harvard, conocido como The Divinity School Address, que parecería decisivo para la historia del Unitarismo estadounidense. Influido por el Romanticismo alemán y el hinduismo, Emerson sugería una espiritualidad basada en la intuición y la fusión mística con la naturaleza, que confiaba en la autoconfianza y la capacidad innata del individuo, quien no necesitaba de pruebas ni milagros, jerarquías religiosas o mediaciones eclesiásticas. Esta filosofía espiritual, llamada trascendentalismo, provocó una fuerte convulsión en las iglesias unitarias. A pesar de que los más conservadores se exhibiron escandalizados, como Andrews Norton, otros, encabezados por Theodore Parker, vieron en la vía trascendentalista de Emerson una forma de superar la rigidez intelectual imperante en el Unitarismo de su tiempo. La división entre trascendentalistas y unitarios bíblicos se mantuvo hasta finales del siglo XIX.

El Unitarismo contemporáneo

En 1933 se divulgó en Estados Unidos un documento llamado Manifiesto Humanista, suscrito por un amplio colectivo de científicos e intelectuales, entre ellos varios líderes unitarios, que significó el inicio de una nueva manera de comprender la religión de tipo naturalista, en que conceptos como Dios o la vida después de la muerte biológica dejaban de considerarse centrales. Según los humanistas, la religión debía dejar de especular sobre realidades metafísicas y concentrarse exclusivamente en la transformación del mundo y la mejora moral del ser humano. El humanismo tuvo un impacto notable en las iglesias unitarias del ámbito anglosajón, llegando incluso a ser la corriente mayoritaria en el Unitarismo norteamericano.

Desde mediados del siglo XX, ciertos grupos unitarios norteamericanos iban dejando de ser iglesias exclusivamente cristianas o protestantes para convertirse progresivamente en una iglesia abierta sin credo y cada vez más multiconfesional, que desde 1961 se denomina Unitarismo universalista, debido a que en esa fecha los unitarios norteamericanos mas liberales se fusionaron con la Iglesia Universalista de América para hacer la Asociación Unitaria Universalista, cuya sede central se encuentra en Boston. En las últimas décadas, esta tendencia se ha incrementado con la existencia en las Iglesias Unitarias anglosajonas de personas que, además de como unitarios universalistas, se definen además como judíos, budistas, neopaganos o de otras religiones.

En 1995 se constituyó el Consejo Internacional de Unitarios y Universalistas (ICUU) para coordinar las diversas Iglesias y asociaciones Unitarias Universalistas del mundo. Actualmente se calcula que hay unos 800.000 unitarios universalistas en unos 25 países del mundo, principalmente en Estados Unidos, Rumanía, Hungría, Canadá y Gran Bretaña, y de forma muy minoritaria en otros países.

Personajes históricos españoles influidos por el Unitarismo

Dicen que el reformador español Casiodoro de Reina, traductor de la Biblia, lloró al contemplar el lugar de Ginebra donde fue martirizado Miguel Servet, y que desde así pues fue considerado sospechoso de ser afín al Unitarismo. En cualquier caso, desde la muerte de Servet, el aparato represor de la Inquisición y el Estado impidieron cualquier brote unitarista en España mientras muchos años. Algunos sólo pudieron conocerlo en otros países, como el escritor y erudito español José María Blanco White, que perteneció a la iglesia unitaria de Liverpool en los últimos años de su vida, mientras su exilio en Inglaterra. Otra gran figura que se sintió identificada con el Unitarismo fue el político y educador Gumersindo de Azcárate, krausista y uno de los promotores de la Institución Libre de Enseñanza. Tanto Azcárate como Francisco Giner de los Ríos fueron admiradores de las obras de los líderes intelectuales del Unitarismo norteamericano, William Ellery Channing y Theodore Parker, y transmitieron esta admiración a muchos de sus alumnos, entre ellos Miguel de Unamuno.

Rituales y celebraciones de las iglesias unitarias

Las iglesias unitarias tienen su origen en la Reforma Protestante, por lo que muchas de sus tradiciones y celebraciones reflejan este legado cultural. No obstante, una de las características principales de esta tradición religiosa es su enorme variedad y su tendencia a la experimentación y a la innovación.

Servicios de culto

Los servicios de culto regulares tienen lugar tradicionalmente en domingo por la mañana. Son encuentros habitualmente semanales, aunque los grupos más pequeños pueden optar por convocarse de forma quincenal o mensual. Es el momento en que toda la congregación se reúne en pleno para celebrar su fe en comunidad.

Los servicios suelen iniciar con una pieza musical entretanto los asistentes toman asiento y centran sus pensamientos en el acto que van a compartir. Desde los años 60 del siglo pasado, es cada vez más frecuente que el ministro o un miembro de la congregación encienda una llama en un gran cáliz o copa entretanto recita unas palabras relativas a la fe que comparten todos los asistentes (que generalmente son distintas en cada sesión, sin seguir ninguna norma fija). La imagen de un cáliz en el que arde una llama se ha convertido en las últimas décadas en el símbolo de identificación más común entre los grupos unitaristas en todo el mundo y suele utilizarse además como logotipo en sus páginas web y en sus publicaciones. Otros símbolos unitaristas son una paloma blanca sobre una roca (iglesias de Hungría y Transilvania), unos girasoles (iglesia Unitaria checa) o una runa germánica (unitarios alemanes).

Tras la lectura de las comunicaciones de los distintos comités, grupos de discusión y meditación, u otras actividades de estudio, amistad y ocio ligadas a la vida cotidiana de la congregación, el servicio de culto continúa con la lectura de textos religiosos o filosóficos. Además suele haber cánticos (generalmente de la tradición cristiana protestante, aunque cada vez se publican más himnos exclusivamente unitaristas). Además suelen desarrollarse actos para los más pequeños, que luego son conducidos por sus monitores a las aulas donde se imparte formación religiosa para niños y jóvenes.

El núcleo de la celebración es habitualmente el sermón, o exposición oral del ministro o del líder laico que dirige el servicio religioso. En ocasiones, sobre todo si la congregación es poco numerosa, se abre un periodo de debate entre los asistentes sobre las ideas presentadas por el ministro en su sermón.

Ritos y ceremonias

En las iglesias unitarias se celebran habitualmente ceremonias de bautismo (en las que tienen una mayor influencia cristiana) o de bendición de los niños, así como bodas, funerales y otras. En general, la confirmación es una ceremonia que sólo se celebra en las iglesias de cultura húngara. Estos actos no suelen estar restringidos a los miembros de la congregación, más bien que pueden solicitarse además por parte de otras personas. En sociedades multiculturales como Estados Unidos y Canadá son muchas la relaciones de dos tradiciones religiosas distintas que deciden casarse en una iglesia unitaria debido a su carácter ecuménico y plural. Asimismo muchas iglesias unitarias de Occidente celebran regularmente y con normalidad uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo.

La comunión en las iglesias unitarias

El rito de la comunión es característico de la tradición cristiana y, como tal, se lleva a cabo en las iglesias unitarias, aunque de forma y frecuencia irregular, y en algunas congregaciones (principalmente de Estados Unidos y Canadá) ha dejado de desarrollarse de forma casi total.

Los unitarios de cultura húngara comulgan bajo las dos especies (pan y vino), como ritual conmemorativo de la Última Cena de Jesús. Los unitarios opinan que es un acto simbólico y rechazan conceptos como la transubstanciación. La comunión se celebra al menos cuatro veces al año (Navidad, Pascua, Pentecostés y el Día de Acción de Gracias). Además puede celebrarse la comunión en ocasiones extraordinarias, como una convocón del Sínodo, la celebración del aniversario de una iglesia, etc.

En las iglesias de cultura anglosajona, la comunión se celebra regularmente en las congregaciones que se identifican con la tradición cristiana (por ejemplo, en la histórica King’s Chapel de Boston), entretanto que en otros grupos sólo se hace de forma irregular o incluso experimental (por ejemplo, compartiendo otros tipos de alimentos en lugar de pan y vino), según el criterio de cada congregación.

Celebraciones experimentales

Las congregaciones unitarias más innovadoras son proclives a organizar en ocasiones celebraciones poco ortodoxas, en las que se puede utilizar el teatro, la danza y otras expresiones artísticas en sustitución del sermón habitual.

Asimismo las iglesias unitarias han desarrollado rituales originales propios, como la Comunión de las Flores, haceda por el pastor Norbert Čapek de Checoslovaquia. Estas celebraciones novedosas son un signo de la progresiva diferenciación de las iglesias unitarias respecto a los oficios religiosos de otras confesiones de origen protestante.

Asimismo es relativamente frecuente la celebración de festividades específicas de otras religiones, como la Hanukkah judía, ceremonias budistas, Shinto, etcétera. En Estados Unidos se percibe además una influencia creciente del neopaganismo y las religiones nativas americanas. Esta pluralidad se percibe de forma ambivalente, en ocasiones como riqueza en la diversidad y en otras ocasiones como desvirtuación de las esencias del unitarismo. Así han aparecido recientemente escisiones que disienten del exceso de pluralismo y sincretismo que perciben en el Unitarismo moderno, generalmente reivseñalando un regreso a sus raíces cristianas y teístas. Un ejemplo de ello es la Conferencia Unitaria Americana (AUC).

Formas de organización

En la mayor parte de países, el modelo de organización propio del Unitarismo es el congregacionalismo. Según este modelo, que además siguen algunas denominaciones protestantes, cada congregación tiene total autonomía para la gestión de sus propios asuntos, elección de cargos y decisión sobre sus finanzas y su vinculación con otras congregaciones.

El modelo de organización congregacionalista de las iglesias unitarias es democrático y intervienetivo. Los miembros de la congregación se reúnen periódicamente en asamblea para discutir los asuntos de la comunidad y elegir los cargos electos.

Las iglesias unitarias son, por tanto, asociaciones nacionales de congregaciones, constituidas mediante la unión federal de las congregaciones locales. Estas asociaciones nacionales se rigen a través de una Asamblea General compuesta por delegados de las congregaciones locales y que se reúne periódicamente (generalmente cada año).

Los órganos directivos de las iglesias unitarias a nivel nacional son elegidos mediante procedimientos democráticos por parte de los delegados de las congregaciones asistentes a la Asamblea General por un cierto período de tiempo (que puede variar de uno a cuatro años), y deben ser renovados de forma periódica. El cargo electivo más importante es el presidente de la asociación de congregaciones, el cual carece de autoridad doctrinal y suele ser más bien una figura representativa de la Iglesia ante la sociedad y los medios de comunicación. Su misión consiste en implementar las políticas dictadas por la Asamblea General y por la junta o comité de gobierno.

Una notoria excepción es el de las iglesias unitarias de cultura húngara (esto es, las de Hungría y Transilvania), que se rigen por un Sínodo o consejo formado por los ministros ordenados de la Iglesia. El Sínodo es encargado de las principales decisiones que afectan al conjunto de congregaciones. El presidente de este consejo se denomina obispo (es el único que puede ostentar este título en todo el ámbito nacional de esa iglesia). Desde la caída del Muro de Berlín y la apertura política de los países de la Europa del Este, los obispos unitarios de Hungría y Transilvania han dejado de ser cargos vitalicios para convertirse en electivos y renovables.

Clero

Algunas iglesias unitarias tienen clero y otras no, según la tradición histórica de cada país. Como es costumbre en las iglesias protestantes, reciben el nombre de ministro o ministra (en cambio, el título de pastor es infrecuente). Cualquier hombre y mujer que haya realizado los estudios de formación reconocidos por las iglesias nacionales respectivas pueden ser ordenados para el ministerio. Además, en los países anglosajones dentro de las iglesias unitarias universalistas es indiferente la orientación sexual de los ministros, esto es, los hombres y mujeres homosexuales pueden ser ordenados para el ministerio unitario en igualdad de condiciones.

En las iglesias unitarias de política congregacionalista, el ministro es ordenado por la propia congregación (generalmente la primera en la que sirve tras su graduación). No obstante, es costumbre contar con el aval de uno o varios ministros ya ordenados, que deben acudir a su ceremonia de ordenación congregacional y darle el saludo de hermandad, reconociéndole así ante todos como su igual. La denominación, o iglesia, nacional se limita a credencializar a los candidatos al ministerio certificando sus conocimientos, aptitud, habilidades y compromiso de vida, pero la decisión final de erigir como nuevo ministro a los candidatos es de la congregación. En el ámbito de las iglesias de habla húngara, los ministros son ordenados en el Sínodo de ministros.

No es obligatorio que exista un ministro en cada grupo local. Cada congregación es libre de sentenciar si quiere una gestión totalmente laica o si desea tener un ministro, mientras cuánto tiempo y cuándo decide sustituirlo por otro. La labor del ministro o ministra se centra en dirigir los servicios religiosos y las ceremonias públicas, prestar atención pastoral a los miembros de la congregación que soliciten su ayuda y consejo, coordinar las distintas actividades de subgrupos y comités constituidos, y rendir cuentas periódicamente de su gestión al comité directivo de la congregación.

Otros movimientos religiosos de teología no trinitaria

Por antonomasia se designa como unitarismo, unitarianismo, o iglesia unitaria al movimiento religioso liberal, pluralista y sin dogmas ni opinancias obligatorios representado internacionalmente en el Consejo Internacional de Unitarios y Universalistas (ICUU). En los Estados Unidos este movimiento se conoce como Unitarismo universalista tras la fusión en 1961 entre la Asociación Unitaria Americana y la Iglesia Universalista.

Hay algunos grupos de carácter minoritario que pertenecen a la misma tradición que el resto de iglesias unitarias pero no son miembros del ICUU, como la Asociación Unitaria Americana y algunas iglesias locales en Europa, como las de Berlín y Frankfurt (Main) o la Asociación Unitaria de Noruega, que o bien discrepan de la orientación liberalizadora de la mayoría de grupos unitaristas, o simplemente prefieren mantener su plena independencia organizativa.

No se denominan unitarios, aunque sí comparten una teología no trinitaria, otros grupos centrados en la Biblia, como los Testigos de Jehová (aunque la versión de la Biblia que manejan es cuestionada por otros grupos de base bíblica).

Los “unitaristas bíblicos” se distinguen del unitarismo liberal moderno y del Unitarismo universalista por su orientación evangélica. Otra iglesia reformada de teología unitarista es la de los Cristadelfianos. Estas iglesias combinan el rechazo de la doctrina de la Trinidad (con distintas variantes) con formas de culto evangélicas y una interpretación literal y, en ocasiones, incluso fundamentalista de los textos bíblicos, lo que las distingue muy claramente de la Iglesia Unitaria moderna, que siempre ha sido proclive al liberalismo teológico. Difieren de los protestantes y otros grupos evangélicos en su cristología y en su apreciación de los demás grupos.

Los pentecostales del nombre de Jesucristo con su teología de la Unicidad de Dios no pueden ser clasificados como unitarios, pues ellos confiesan la absoluta Deidad de Jesus, al considerarlo Dios mismo (el Padre) manifestado en carne y al admitir su nacimiento virginal, estando emparentados mas bien con el trinitarismo de corte sabeliano o modalista. El unitarismo clásico es de carácter generalmente racionalista y, por tanto, alejado de las manifestaciones emocionales y carismáticas típicas de los grupos pentecostales.

Por otro lado, iglesias de origen cristiano orientadas a la salud y el bienestar personal y a alcanzar la autorrealización espiritual, como Unity y otras corrientes del movimiento llamado Nuevo Pensamiento, además recibieron influencias del pensamiento teológico unitarista y recurren frecuentemente a los textos de pensadores trascendentalistas como el unitario Ralph Waldo Emerson.

EL UNITARISMO: UNA ACTITUD CONTEMPORÁNEA CON LA PROPIA HUMANIDAD ?

Miguel de Servet

Segun ellos afirman, el unitarismo NO ES una religión. Y no es que ellos diga que “no son una religión” para que suene mas amable como suelen hacer hacen muchos grupos religiosos.Es que literalmente el unitarismo no es una religión. El unitarismo s una fé , y hay un abismo de diferencia en ello. Los unitarios no tienen un credo o dogma universal unificado. Tampoco una organización, autoridad o filiación en común.

Es decir, aquel que cree por convencimiento propio en los tres o cuatro principios basicos que definen el unitarismo , pasa a ser unitario, no porque lo declare, o alguien lo anote. Sino por definición. Cuando otra persona en otro lugar comparte ese conjunto de creencias fundamentales, aunque discrepemos en otras, es unitario también.

Y esos tres o cuatro conceptos que son comunes a todos los unitarios son muy sencillos:

1- Un unitario cree que hay UN SOLO DIOS , o sea, es estrictamente monoteísta al mismo punto que un judío o un musulman. Por tanto no acepta al Dios tradicional de la cristiandad que es TRIUNO o TRINO (tal como el Dios de los hindúes) y que esta formado por tres personas. El unitario tampoco acepta que haya un segundo dios de menor jerarquía , lugar en el que algunas sectas colocan a Jesús (por ejemplo, los testigos de Jehová). Para el unitario, DIOS , por naturaleza, ES UNO SOLO. Cualquier otra cosa que exista puede ser cualquier cosa menos DIOS. Aún puede ser llamada DIOS, pero por naturaleza, solo puede haber un DIOS. De ahi la definición UNITARIO.

2- Para el unitario, Jesús es un hombre. Nació en la tierra. No vivía en el cielo antes de nacer, tal como ningún hombre vive en el cielo antes de nacer. La diferencia entre este incomparable maestro judío del siglo I y el resto de los humanos es que los unitarios creen que Jesús cumple una función especial en el plan de Dios. Los que somos Biblico Unitarios creemos que Jesús es un ser humano, que fue engendrado en el vientre de una mujer para que naciera perfecto y estuviera en mejor condición de gobernar la raza humana. Por eso es el Mesías que esperaban y esperan los judíos. Un gobernante político para Israel y el mundo. Los Unitarios mas liberales no creen en un nacimiento sobrenatural de Jesús, sino que simplemente fue un maestro excelente. Los musulmanes por el contrario creen que Jesús es un hombre con un nacimiento sobrenatural y los judíos generalmente creen que el Mesías que vendrá nacerá sobrenaturalmente.

John Locke

3- Para el unitario la existencia humana está ligada a este planeta. No hay posibilidad de vida en otro lugar que no sea este planeta en el cual fuimos creados. No hay posibilidad de salvación en otro lugar que no sea esta tierra. Los grupos unitarios históricos (cristianismo primitivo siglo I, ebionitas siglo II, monarquianistas siglos II, III y IV, socinianos edad media,valdenses, lolardos, abrahámicos siglo XVIII, cristadelfianos siglo XVIII al XXI, etc) siempre han creido en un gobierno mundial sobre el planeta en manos del ser humano destinado por Dios para esa tarea, el Mesías, el cual es el hijo humano de Dios, Jesús.

Ese reino brindará salvación en la tierra a quienes vivan al establecerse y traerá a la vida mediante un procedimiento de recreación a aquellas personas que estan muertas y por tanto dejaron de existir. Para el unitario la muerte es la inexistencia, y los hombres no tenemos un alma separada del cuerpo. La conciencia cesa con la muerte y la única esperanza es volver a ser creados por Dios en el futuro.

Estos tres principios fundamentales o partes de ellos pueden ser encontrados en muchisimos grupos a lo largo de la historia y del presente. No solo dentro del cristianismo, sino dentro del judaísmo ya que el unitarismo esta sólidamente basado en una interpretacion literal de las escrituras al alcance de cualquier persona y sin un dogma fijo ni la mediación de ningún clero.

Así, es posible encontrar creencias tomadas del unitarismo en los adventistas, en los testigos de Jehová, en algunos grupos evangélicos, en algunos grupos católicos y en muchos grupos de judíos mesiánicos.

Algunos unitarios famosos de la historia fueron

Isaac Newton, el español Miguel Servet (que descubrió la circulación pulmonar de la sangre y fue condneado a la hoguera por negar la doctrina revelada en las escrituras de la santisima trinidad) el célebre poeta inglés John Milton (autor del Paraíso Perdido) , el llamado “padre del liberalismo” John Locke y muchos otros más, respetados por su lucidez de pensamiento y por su lucha a favor de la tolerancia.


La tolerancia y la libertad de pensamiento es un rasgo distintivo del unitarismo, a pesar de que cada unitario puede tener valores muy sólidos y férreos a la vista ajena. No hay que olvidar que el unitario asume esos valores para si y no intenta inculcarlos.

El unitario cree que en una libertad absoluta de pensamiento, el ser humano termina descubriendo la verdad y razón de su existencia. En ese punto o la acepta o la rechaza y dado que el libre albedrío es un don de Dios, ese derecho a aceptar o rechazar debe ser aceptado sin condenación. Por eso los unitarios no condenamos a nadie, ni juzgamos a nadie. Abogamos por una libertad absoluta de pensamiento. Que cada persona pueda leer la Biblia sin la ayuda de ningún teólogo o clérigo y sacar sus propias conclusiones. A diferencia de las religiones organizadas, el unitarismo no le teme a la verdad.

Y esto es parte de otro concepto unitario: la verdad revelada no puede contradecir a la ciencia probada. Es decir, la fé y la razón no son contradictorias. Hablo lógicamente de ciencia probada. No olvidemos que existen aún hoy en día muchas pseudo religiones científicas.

Pero por poner un ejemplo, la noción de que los seres humanos que pecan son condenados al sufrimiento eterno en un lugar de aceite y llamas por el propio Dios que dice ser un Dios de amor, es contrario a la razón. De ahí que uno examine la revelación y vea que este concepto no está presente.

La noción de que Dios es tres y es uno , y es uno pero es tres, es contraria a la razón. (lo decía Servet y por eso lo quemaron vivo). Y contraria a la revelación. En cuanto a que el ser humano fue creado directamente por una inteligencia extradimensional que llamamos Dios, puede que algunos no esten de acuerdo, puede que otros si. El asunto es que ese postulado no es contrario a la razón, ni ilógico y puede ser defendido y sostenido como cualquier otra explicación con argumentos filosóficos y científicos.De todas maneras el unitario dará su parecer y respetará el ajeno.

La revista norteamericana Newsweek, en un artículo dedicado a las nuevas formas de espiritualidad de la década de los 90, hablaba del Unitarismo Universalista como una “religión postmoderna” que, por su énfasis en la libertad individual de elección, sus escasas exigencias doctrinales y disciplinarias y su enfoque personalizado de la espiritualidad, sintonizaba especialmente con el talante de las nuevas generaciones y le auguraba un rápido crecimiento en los próximos años. El importante crecimiento y expansión actual de la Asociación Unitaria Universalista de Norteamérica, la constitución del Consejo Internacional de Unitarios y Universalistas en 1995 como instancia supranacional de colaboración entre las distintas iglesias y sociedades que se identifican como Unitarias y/o Universalistas en distintos países del mundo, el surgimiento de nuevos grupos Unitarios y Universalistas en países que carecían de esta tradición, y su reaparición allí donde habían sido suprimidos por la fuerza de las armas y de la intolerancia religiosa en el pasado, son indicios claros de una vitalidad renovada de este movimiento espiritual liberal.[4]

Tras la fusión del Unitarismo y del Universalismo (en Estados Unidos) o la absorción del Universalismo en las asociaciones Unitarias (en Inglaterra y Canadá), la situación actual puede resumirse con la famosa frase: “el todo es más que la suma de sus partes”. En efecto, el movimiento Unitario Universalista actual debe mucho a las iglesias de origen Protestante que lo engendraron, pero ha sabido beber de lo mejor de ambas fuentes para crear una nueva síntesis superior que va más allá de las religiones tradicionales, con una visión ética progresista avanzada, y una nueva forma, abierta, pluralista y liberal, de entender la religión. [5]

Pero sigue siendo una hereíia,aunque sus teóricos y apologistas la hallan maquillado hermosamente en este tiempo que nos ha tocado vivir.

Dios lo bendiga mucho.Cristo le ama.

Notas

[0] http://www.dudasytextos.com/clasicos/suma_teologica_3.htm

[1] http://www.miapic.com/diccionario-unitarismo

[2] http://www.lasreligiones.net/cristianismo/unitarismo/

[3] http://www.miguelservet.org/unitarismo.htm

[4] Ibid

Fuentes Literarias consultadas

Descargar en formato PDF

Articulo externo al blog relacionado con este tema

Descargar

Vasijas de barro parte 5


Vasijas de barro parte 5

Autor: Paulo Arieu

2do. Mensaje de Dios a Jeremías: “Advertencia de Dios a la gente de Juda y a la nación de Israel.”

  • 11 Ahora, pues, habla luego a todo hombre de Judá y a los moradores de Jerusalén, diciendo: Así ha dicho Jehová: He aquí que yo dispongo mal contra vosotros, y trazo contra vosotros designios; conviértase ahora cada uno de su mal camino, y mejore sus caminos y sus obras.12 Y dijeron: Es en vano; porque en pos de nuestros ídolos iremos, y haremos cada uno el pensamiento de nuestro malvado corazón.13 Por tanto, así dijo Jehová: Preguntad ahora a las naciones, quién ha oído cosa semejante. Gran fealdad ha hecho la virgen de Israel.14 ¿Faltará la nieve del Líbano de la piedra del campo? ¿Faltarán las aguas frías que corren de lejanas tierras?15 Porque mi pueblo me ha olvidado, incensando a lo que es vanidad, y ha tropezado en sus caminos, en las sendas antiguas, para que camine por sendas y no por camino transitado,16 para poner su tierra en desolación, objeto de burla perpetua; todo aquel que pasare por ella se asombrará, y meneará la cabeza.17 Como viento solano los esparciré delante del enemigo; les mostraré las espaldas y no el rostro, en el día de su perdición.

Con total honestidad, puedo asegurar que si a mi me dieran este mensaje tan terriblemente apocalíptico, me pondría seguramente a orar, a buscar la dirección del Señor, a pedirle que tenga misericordia de mi, de mi familia, y de mi país. Los judíos eran muy nacionalistas, extremadamente. Pero no reconocieron en las palabras del profeta Jeremías el mensaje de Dios. Estaban endurecidos totalmente, fanatizados en extremo y alienados. Siguieron en sus endemoniadas prácticas idolátricas.

Dios habló en forma literal a todas las naciones paganas de alrededor de Israel (Egipto,Moab,Amón,Tiro y Sidón), pero en forma particular a los israelitas.

Yo me pregunto si los gobernantes de las naciones habrán leido este pasaje biblico con tranquilidad. Creo que no, sino, actuarian de otro modo. Como puede ser que se haya aceptado hoy en día en muchos países el matrimonio igualitario, redefiniendo el concepto de matrimonio dado por el Señor, sin meditar en sus consecuencias espirituales? Permitir incluso que en las fuerzas militares los soldados sean abiertamente homosexuales? Esto va a traer sin duda deshonra a las naciones que por algún motivo tengan que ir a la guerra, seguramente los ejercitos enemigos no los respetarán, se burlarán de ellos.

  • 10 Pero si hiciere lo malo delante de mis ojos, no oyendo mi voz, me arrepentiré del bien que había determinado hacerle.

Dios no cambia en su esencia, en su ser, en sus atributos, en su voluntad. El no muta ni su ser evoluciona ni tiene que adaptarse de otra manera en su habitat celestial. Ni tampoco son alteradas de forma alguna las relaciones entre los miembros de la trina deidad. Pero esto no significa que Dios trate a todas las personas por igual.

Erwin Lutzer cita a R.C.Sproul quien afirma esto mismo., y comenta que

“El no se apareció a Hamurabi de la misma manera que se apareció a Moisés; Dios dió bendiciones a Israel que no dio a Persia. Cristo se apareció a Pablo en el camino a Damasco de una manera que no se apareció a Pilato.“[0],

lo que es una afirmación real.

Y luego añade:

“En el plan de salvación Dios no hace mal una cosa. El jamas comete injusticias.Algunos obtienen justicia, que es lo que se merecen,mientras que otros reciben misericordia.” [1]

Las naciones ya no oyen la voz de Dios, sus gobernantes adoran mas el poder, el satus social ,el glamour, el dinero, la corrupción, que la palabra de Dios. Hace ya muchos cuantos años que mi país,Argentina,ya no es mas una prospera nación como lo era antes. A principios del siglo XIX era considerada “el granero del mundo” [2]

Que pasó? Corrupción, políticas erróneas (neoliberalismo), venta de las empreasas del estado, etc. Ademas, pecados espirituales como el ocultismo entre los lideres políticos de la nación. Sin duda, de diversas maneras esto influyó en el país para que hoy haya tanto millones de personas en la pobreza. Durante la década de 1970, en la República Argentina,durante la presidencia del general Juan Domingo Perón, Juan Lopez Rega ministro de Bienestar Social, se destacó terriblemente no por sus talentos como político,sino por su relación con las ciencias ocultas (espiritismo) [3]

Asi no funciona esto para nada bien. Si no se vuelven las naciones a Dios, Dios enviará juicio,lamentablemente.

  • 11 Ahora, pues, habla luego a todo hombre de Judá y a los moradores de Jerusalén, diciendo: Así ha dicho Jehová: He aquí que yo dispongo mal contra vosotros, y trazo contra vosotros designios; conviértase ahora cada uno de su mal camino, y mejore sus caminos y sus obras.12 Y dijeron: Es en vano; porque en pos de nuestros ídolos iremos, y haremos cada uno el pensamiento de nuestro malvado corazón.13 Por tanto, así dijo Jehová: Preguntad ahora a las naciones, quién ha oído cosa semejante. Gran fealdad ha hecho la virgen de Israel.14 ¿Faltará la nieve del Líbano de la piedra del campo? ¿Faltarán las aguas frías que corren de lejanas tierras?15 Porque mi pueblo me ha olvidado, incensando a lo que es vanidad, y ha tropezado en sus caminos, en las sendas antiguas, para que camine por sendas y no por camino transitado,16 para poner su tierra en desolación, objeto de burla perpetua; todo aquel que pasare por ella se asombrará, y meneará la cabeza.17 Como viento solano los esparciré delante del enemigo; les mostraré las espaldas y no el rostro, en el día de su perdición. Jer. 18:12-17 RV 1960

Un profeta es sencillamente el chico de los recados de Dios, que comunica no sus propias ideas,sino con toda fidelidad los pensamientos de Dios. Dios habia llamado a Jeremías a que fuese un profeta, y el había emprendido valientemente la tarea. Pero no era fácil. Lo israelitas querian seguir haciendo lo que se les daba la gana.

  • 12 Y dijeron: Es en vano; porque en pos de nuestros ídolos iremos, y haremos cada uno el pensamiento de nuestro malvado corazón
  • “El fruto de sus pensamientos”. Jeremías 6: 19.

¿Observan aquí, hermanos míos, cómo declara Dios que castigaría a Israel, no sólo por sus actos de pecado manifiestos y escandalosos, sino que traería terribles castigos sobre la nación por sus pensamientos? Se trata de una solemne advertencia, llena de instrucción para nosotros.  Los israelitas estaban depravados y endurecidos hasta la médula.

Está registrado que Dios no sólo pone a la ley a trabajar sobre nuestros pensamientos, y que está atento a nuestros pensamientos, sino que Él está enojado por causa de los malos pensamientos.

Recuerden que dice en Génesis 6: 5, 6:

  • “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.”

Por tanto, no le resten importancia a los malos pensamientos. Una conciencia cauterizada y acerada puede contemplarlos con indiferencia. Aquellos cuyos corazones no son rectos para con Dios, podrían burlarse de la idea de las malas consecuencias derivadas de lo que simplemente repasan en sus mentes; pero si tuvieran un tierno corazón, si Dios se hubiese agradado en quitar las callosidades y las duras membranas de su conciencia, y en hacerla sensitiva, dirían de inmediato: “¡Oh, salva a mi alma de pensamientos ruines y perversos!” [4]

Los seres humanos son pecadores,por eso endurecen sus corazones y necesitan que Dios los toque,los salve.

  • 23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, Romanos 3:23-24 RV 1960

La Biblia declara que nuestras acciones son el resultado de lo que pensamos en nuestra mente. Leemos los proverbios que dice:

  • “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él…” – Proverbios 23:7.

A.W.Tozer dice que “Lo que nos viene a la mente cuando pensamos en Dios es lo mas importante de nosotros” [5]

Este pueblo (Israel) decía ser de Dios, pero Dios se queja de ellos diciendo que ningún otro pueblo  ha hecho cosas tan terribles.”  (Jer. 18:13 TLA) y luego le dice a Jeremías que “este pueblo cambia a cada rato, pues se olvida de mí y adora ídolos inútiles.No sigue las enseñanzas que desde un principio le di,ni se da cuenta del peligro de seguir las malas costumbres de las otras naciones.” (Jer.  18:15 TLA)

Ellos dejaron de adorar a Dios, adoraban demonios lamentablemente. Destruyeron casi completamente todo concepto puro en sus mentes acerca de Dios. A.W. Tozer considera que “es probable que ningun pueblo se ha alzado a niveles mas altos que su religión, y la historia espiritual del hombre demostrará que ninguna religión ha sido jamás mas grande que su concepto de Dios.” [6]

Y refiriéndose a la idolatria, A.W.Tozer  nos da su opinión y comenta algo que creo es muy intersante saber,que

“entre los pecados a los que tiende el corazón humano, es dificil hallar otro que sea mas odioso para Dios que la idolatría, porque la idolatría es en el fondo un libelo con respecto a su personalidad. El corazon idólatra da por sentado que Dios es otro distinto a quien es – algo que es en si un monstruoso pecado- y sustituye al Dios verdadero por otro hecho a su propia semejanza. Este Dios siempre se conformará a la imagen del que lo ha creado,y será bajo o puro,cruel o bondadoso, según el estado moral de la mente de la cual ha surgido”  [7]

Notas

[0] Erwin W.Lutzer, Doctrinas que dividen,pag.216, ed. Portavoz

[1] R.C. Sproul, Escogidos por Dios, Wheaton,III.:Tyndale House,1986,pag. 6,cit. Por Erwin Lutzer en ibid.

[2] si desea leer mas sobre este tema,pude hacerlo en http://www.ecoportal.net/Temas_Especiales/Transgenicos/Del_granero_del_mundo_al_hambre_generalizado

y en http://edant.clarin.com/suplementos/zona/2002/11/24/z-00215.htm

[3]  UN BRUJO EN EL PODER POLITICO ARGENTINO


José López Rega, apodado “el Rasputín argentino”. Su obsecuencia y astucia le permitió pasar de virtual mayordomo de Perón, en su quinta de Madrid, a ser su mano derecha. Catapultado sin escalas de cabo a comisario, llegó al Ministerio de Bienestar Social de la Nación en el tercer gobierno de Perón. Pero esa era su actividad menor. La más importante era organizar en las propias narices del general una vasta y feroz organización llamada ‘Triple A’. Su accionar criminal dejó, en un par de años, cerca de dos mil muertos.
El ascenso de López Rega al poder no era más que otro síntoma de una de las debilidades características del liderazgo de Perón: la adopción de una estructura casi monárquica que permitía al rey imponer a su reina y el bufón de la corte a un país que, en otros aspectos, era el más sofisticado de América Latina en materia de política. La única evidencia palpable del descontento de Perón está contenida en una carta enviada a Jorge Antonio, el 19 de octubre de 1973: ‘López Rega, enloquecido, me crea toda clase de problemas, así le irá’. (‘PERON’, Joseph Page).

López Rega tenía pasión por la astrología y se dedicaba a las ciencias ocultas, con las que seguramente envolvía al anciano general, y sobre todo, a su inefable esposa.
Cuando Perón murió, la influencia de López Rega creció aún más, en el gobierno de Isabel Perón. El biógrafo norteamericano Joseph Page escribió:
‘Pocos días después de la muerte de Perón, en una reunión con ministros y militares, Isabel fue directo al grano. Con una expresión torva en el rostro, comunicó a los presentes que había llegado a sus oídos las serias objeciones que se le hacían a López Rega. Les recordó que Perón había considerado ‘como a un hijo’, y antes de dejar abierta la discusión sobre el tema, prodigó loas calurosas a su ministro de Bienestar Social’.
“Tenía la costumbre de decir en voz baja las mismas palabras que Isabel pronunciaba en público. Según una anécdota, cuando se le preguntó por qué hacía esto, su respuesta fue que el funcionaba como el médium entre la presidenta y Perón que, desde la tumba, hacía llegar su mensaje a través de la viuda”. (‘PERÓN’, Joseph Page).
“Ese hombre me metió el diablo en el cuerpo’, habría dicho Isabel en un reconocimiento tardío de la mala influencia ejercida por el “Brujo” López Rega sobre su persona y, lo que es mucho más, grave, sobre el país.

Extractado de http://www.argentina-insolita.com.ar/relatos-y-frases/un_brujo_en_el_poder.htm

[4] http://www.spurgeon.com.mx/sermon3257.html

[5] A.W.Tozer “El conocimiento del Dios santo”, pag. 7, ed. Vida

[6] ibid.

[7] ibid,pag. 9

Vasijas de barro – Otros artículos de esta serie

Vasijas de barro parte 4


Vasijas de barro parte 4
 
Autor: Paulo Arieu
 
 
En el artículo 1 y el artículo 2 explicamos brevemente el contexto histórico del pasaje bíblico (Jer.18)
En en el artículo 3 explicamos sobre la importancia de la obediencia a Dios.
 
Seguimos con el análisis del pasaje:
 
c.En las manos de Dios.
c.1.antropomorfismos
  • ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel.
En la biblia encontramos reiteradas veces el uso de antropomorfismos. Dios es representado en forma humana para que lo entendamos mejor. Pero Dios no tiene manos,ni cabeza,ni ojos,ni cuerpo físico. Dios es espíritu (Jn.4:24 ).
 
La esencia del ser de Dios es espíritu, no hay elemento material en su ser. Dios no es materia, no depende de la materia ni tiene cuerpo. [1]
 
¿Que es un antropomorfismo?
 
1. Etimología:
«Antropomorfismo, una forma de personificación (aplicar cualidades humanas o animales a objetos inanimados) parecida a la prosopopeya (adoptar la personalidad de otra persona), es la atribución características y cualidades humanas a seres no humanos, objetos o fenómenos naturales.
El término antropomorfismo también se utiliza para referirse a un conjunto de creencias o de doctrinas que atribuyen a la divinidad la figura o las cualidades del hombre.
Antropomorfismo proviene de 2 palabras del idioma griego, ανθρωπος (anthrōpos), que significa “humano”, y μορφη (morphē), que significa “figura” o “forma”. El sufijo ‘-ismo’ proviene del morfema griego ‘-isma’.»
 
«SUSTANTIVO MASCULINO
 
“Tendencia a atribuir a la divinidad, a los animales y a las cosas rasgos o figuras humanos.”»[2]
 
2. Uso de antropomorfismos en el pensamiento hebreo:
«El pensamiento hebreo no era abstracto, como el de los griegos, sino concreto. Lo inmaterial a menudo se expresa por medio de lo material; el sentimiento, mediante la acción, y la acción, mediante el instrumento. De ahí el uso frecuente de metáforas, propias del lenguaje poético en cualquier literatura.
Para los israelitas tenían un significado más literal que para nosotros, ya que ellos no hacían una distinción absoluta entre la naturaleza inanimada y la inanimada. El mundo natural constituye un todo de lo que el hombre forma parte (véase Sal. 104:23 a la luz del contexto). En el pensamiento hebreo, el hombre se «naturaliza» y la naturaleza se «personifica».»[3]
 
 
c.2. Ahora que comprendimos mejor que es el antropomorfismo, podemos entender si cambia Dios o no de parecer.
 
Leemos en Malaquías 3:6 quien declara que
  • “Porque Yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.”
De manera similar Santiago 1:17 nos dice,
  • “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.”
El significado de Números 23:19 no puede ser más claro,
  • “Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?”
No, Dios no cambia de parecer. Estos textos aseguran que Dios es inamovible e inmutable. Sin embargo, esto parece contradecir lo que enseñan algunos otros textos, tales como Gén. 6:6, Jon. 3:10,Éx. 32:14.
 
Sin embargo, un examen minucioso de estos pasajes, revelan que estos no son realmente indicadores de que Dios sea capaz de cambiar. En el idioma original, la palabra que es traducida como “arrepentirse”, o “ceder”, es la expresión hebrea para “sentir pena o dolor por”. El sentir dolor por algo no significa que haya ocurrido un cambio, simplemente significa que hay pesar por algo que ha sucedido.
 
Las Escrituras que describen a Dios aparentemente “cambiando de parecer” son intentos humanos por explicar las acciones de Dios. Dios iba a hacer algo, pero en lugar de ello hizo otra cosa. Para nosotros, eso suena como un cambio. Pero para Dios, quien es omnisciente y soberano, no es un cambio. Dios siempre supo lo que Él iba a hacer. Dios también sabía lo que Él necesitaría hacer para que la humanidad hiciera lo que Él quería que hiciera. Dios amenazó a Nínive con destruirlo, sabiendo que eso causaría el arrepentimiento de los ninivitas. Dios amenazó a Israel con destrucción, sabiendo que Moisés intercedería por ellos. Dios no lamenta Sus decisiones, pero se entristece por lo que hace la humanidad en respuesta a Sus decisiones. Dios no cambia de parecer, sino que actúa consistentemente con Su Palabra en respuesta a nuestras acciones. [4]
 
c.3.La vasija de barro es el pueblo de Israel y Dios es el alfarero.
 
Dios escogió a su pueblo Israel. La Biblia dice que Dios los escogió entre todas las naciones para revelarse al mundo. Dios tenía un propósito con esta elección. Israel es una de las naciones más insignificantes y pequeñas del mundo, pero a pesar de haber rechazado a su Dios, él los ha usado para dar fe al mundo de que hay un Dios Todopoderoso. Los milagros, la profecias cumplidas, y sobre todo la venida del Mesías es prueba de que el Dios de Israel es el verdadero Dios. No hay otro como Él.Dios los instruyó a traves de la Ley de Moisés, a través de los profetas. Luego, levantaría el Señor como rey al joven David, desplazando a Saul por desobediente,quien desobedeció deliberadamente al Señor por salvar a Agag, rey de los amalecitas y sus mejores ovejas y vacas. Un espíritu maligno se apoderó de Saúl (1 Sam. 16:14-23), y cuando David se convirtió en el héroe militar de Saúl se convirtió en ajenjo de envidia (I Sam. 17:1-28). Su trágico fin fue indagar la ayuda espiritual de la bruja de Endor (I Sam. 28:3-25).
 
El reino de Israel significó el reino de Dios, el éxito del rey humano dependía de la obediencia a Dios, no obedecer los llevó al rechazo de Saul como rey. También es de señalar la sumisión a la voluntad del Señor, incluso después de su gran pecado, llevó al establecimiento de la línea de David para siempre.[5]
 
Ezequiel 33:11 dice
  • Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos, ¿por qué moriréis, oh casa de Israel?
Esta nación era la vasija del Señor, que Dios estaba con su pueblo, trabajando en ellos como individuos,pero también como nación. Pero Israel se rebeló contra Dios, y Dios los entregó a la cautividad babilónica.
 
“La victoria final de Dios es independiente de las actitudes de los individuos y los pueblos hacia Él.” [6]
Luego vendrían períodos de reyes buenos y tambien de reyes malos.Muchos de sus reyes sirvieron a Dios de corazón,aunque otros abrazaron la idolatría. El reino de David se mantuvo desde el 9131 a.C. Hasta el 605 a.C.,cuando muchos de sus nobles y artesanos fueron llevados a Babilonia, aunque Jerusalen no fue destruida hasta el 586 a.C.
 
 
Notas y Fuentes bibliográficas
[1] http://charlasbiblicas.blogspot.com/2006/12/dios-es-espritu.html
[2] Definición de antropomorfismo en ELPAÍS.com,http://www.elpais.com/diccionarios/castellano/antropomorfismo
[3]Jose M.Martinez,Hermenutica Biblica, p.124, edit. Clie.
[5] http://www.abideinchrist.org/es/1samuel.pdf
[6] http://www.abideinchrist.org/es/1samuel.pdf