Los cristianos: debemos ser personas tolerantes o intolerantes? Parte 1


Los cristianos: ¿debemos ser personas tolerantes o intolerantes?

Parte 1

Por Paulo Arieu

Introducción

En muchos cristianos escucho comentarios diciendo que la tolerancia no es una actitud ordenada por Dios. Pero,poniéndonos a pensar un poco, creo que debemos reflexionar un poco mas sobre este tema. No me parece que la intolerancia a toda barbaridad que un ser humano diga o haga sea una actitud correcta. Pero, pienso que debemos reflexionar mejor sobre aquellos aspectos del diario vivir en el que debemos ser tolerantes y de que cosas no. O sea, se trata de aprender a conocer los límites. A todos nos gusta el respeto, la libertad de expresión, la libertad de culto, la libertad de conciencia, los derechos humanos. ¡Sin embargo, los cristianos pareciera que están pidiendo que venga la intolerancia! Dicho de otra manera, muchos cristianos creen que ser intolerantes a cualquier falta u error cometido por otra persona, por mas leve  que sea, es una actitud ética y elogiable. Creo que este artículo es mas ético que teológico, pero viene en una ocasión propicia, ante el derrumbe de los valores cristianos en occidente, ante el avance del ateísmo, del islam fundamentalista y el crack económico y financiero que padece el mundo  actual. Pero también ante la ola de radicalismo extremo que invade el seno de muchas de nuestras iglesias bíblicas.

¿Radicalismo extremo en las Iglesias biblicas?

En los ultimos tiempos, como consecuencia de la fuerte secularización de muchas iglesias,hay teólogos que estan decididos a combatir duramente todo lo que esté relacionado con la vida secular de los creyentes. Lamentablemente,hay ministros encargados de iglesias que entienden que, por esta razón, deben meterse en la vida privada de sus miembros, sin una razón de peso (como puede ser un pecado grave o una herejía importante). No pude dejar de sentir preocupación al leer un artículo donde se comentaba que una Iglesia bíblica pretende expulsar a aquellos miembros que estudien Psicología, pues este lider compara la Psicología, que es una ciencia [0], con el Psicoanalisis, habiendo sido este último ya cuestionado por la Psicología, por considerarlo una teoría errónea. El artículo decía que

Estoy considerando seriamente que en nuestra Iglesia Bíblica Misionera, debemos advertir a nuestros jóvenes que la iglesia se verá obligada a separar de la membresía a quienes opten por seguir la carrera de la psicología.  Si no lo hacemos, entonces de nada valen nuestros argumentos, en contra de esta extraña corriente de brujería y paganismo.[1]

Al leer este artículo, no podía dejar de preguntarme seriamente si será que ya estamos cansados los cristianos de vivir en democracia o acaso creemos que sería mejor vivir bajo una dictadura o una tiranía religiosa. Pero si no es así, me pregunto porque hay tantas personas cristianas y bien intencionadas, que se jactan de ser intolerantes con las carreras científicas que sus miembros estudien en la Universidad. Pienso que el problema que se da es que aquellos hermanos que afirman que la tolerancia no es la voluntad de Dios, lo hacen sin reflexionar bien a que se refiere esta expresión. Y la paradoja es que este tipo de persona, suelen ser los que mas pretenden que sus opiniones sean respetadas en nombre de Dios y la Palabra del Señor. Pero ellos son los que mas censuran las opiniones del otro cuando estas no se dan como ellos pretenden, por mas que no sea una opinión que afecte realmente la comunión del cuerpo de Cristo.

En opiniones triviales, se olvidan de las enseñanzas de no contender sobre temas que no sean importantes, y sobre temas secundarios creo que el respetar las opiniones del otro es una virtud. Hay muchísimos cristianos que son sinceros y tienen celo de las cosas del Señor, pero es un celo muchas veces nocivo, que afecta la comunicación, y lo peor de todo es que muchas veces se alegran de ser intolerantes. Creo que ser intolerante sin una razón de peso, es una comprensión errónea de lo que debe ser el buen y sano cristianismo bíblico. Yo creo que no respetar la libertad de conciencia de un miembro de la Iglesia es un gravísimo error. Por supuesto, siempre y cuando ese hermano no esté utilizando sus conocimientos adquiridos para confundir a otros, utilizando la ciencia como pretexto para introducir en la Iglesia creencias distorsionadas o no comprobadas cientificamente, como si lo hubiesen sido.Está muy bien cuidar la sana doctrina en la Iglesia (Ver Proverbios 4:2;Job 11:4; Malaquías 2:6; Lucas 1:4;Juan 7:16-17; Hechos 2:42; 1 Timoteo 1:10; 1 Timoteo 4:6; 1 Timoteo 6:3; 2 Timoteo 1:13; 2 Timoteo 4:3; Tito 1:9; Tito 2:1; Tito 2:7; Tito 2:10; 2 Juan 1:9), porque no debemos olvidar que el apostol Pedro nos advierte que habrá falsos maestros que introducirán herejías en forma encubierta (Ver II Pedro 2:1).

Pero honestamente,no creo que fanatizarse sea una virtud cristiana elogiable. Poder estudiar en la Universidad es una bendición y ningún lider espiritual debería salir a la casa de brujas como sucedía en epocas anteriores a la Reforma protestante, en el medioveo, cuando la Iglesia oficial mediante los tribunales de inquisición prohibía a los cientificos publicar los resultados de sus investigaciones. Por supuesto, que ninguna persona por el simple hecho de ser Psicólogo, debería ponerse a enseñar en la iglesia, sin conocimientos previos de Teologia básica. Pero de ahi a prohibir estudiar, me parece una barbaridad, sinceramente. Además, demuestra ignorancia sobre los temas de la ciencia y una falta de ética al no respetar los criterios de la otra persona.

A lo largo de toda la historia de la humanidad, han habido muchos grandes científicos que, con sus descubrimientos, han ido en contra del paradigma dominante de la época y por eso han sido perseguidos, algunos incluso asesinados, por el simple hecho de revelar al mundo sus investigaciones. Uno de estos científicos fue Giordano Bruno.

Hacia finales del siglo XVI, Bruno retornó a Italia y fue entonces aprehendido por la Inquisición. Había escrito varios textos defendiendo las teorías de Copérnico acerca de los astros. Estuvo 8 años preso mientras se desarrollaba el juicio en el que se le acusaba de traición y herejía. Estas eran acusaciones muy serias y enfrentaba la pena de muerte en la hoguera. Muchas veces se le ofreció retractarse de sus opiniones pero él siempre se negó. Giordano Bruno podría haber salvado su vida con tan sólo decir públicamente que sostenía la verdad de la teoría geocéntrica. Pero se negó, y hasta el momento en que lo subían a la pira, sabiendo que iba a ser quemado vivo, siguió con su firme apego a lo que él consideraba cierto. Probablemente sabía que algún día la historia reconocería los hechos y saldría a la luz la injusticia con que se lo trató simplemente por decir lo que pensaba. Y tenía razón.[2]

Como Bruno, han habido muchos científicos que se negaron a renunciar a sus investigaciones y a reclamar el derecho de investigar libremente sin las acusaciones de herejia de la Iglesia. No debemos olvidar que hoy vivimos en sociedades laicas, donde el estado está separado de la Iglesia y al mismo tiempo, vivimos en democracias modernas, donde cada persona es libre, siempre y cuando la persona respete las leyes que rigen en su pais. Pienso que este resurgimiento puritano que hay en muchos cristianos en Estados Unidos tiene ribetes de intolerancia aguda, que si no se moderan a tiempo, terminarán fanatizando a muchos líderes que caerán en formas de un radical fundamentalismo cristiano.

En la próxima entrega, veremos que entendemos por tolerancia, en la otra veremos que es la intolerancia y finalmente trataremos de sacar nuestras propias conclusiones de todo esto. Lo invito a leer y participar con sus comentarios de estas reflexiones. 

Continúa…

Notas

Imagen: http://proyectocolaborativocpe.blogspot.com/p/la-tolerancia.html

[0] https://elteologillo.com/2017/12/30/por-que-la-psicologia-es-una-ciencia/

[1] http://radioiglesia.com/religiones-y-sectas/item/692-%C2%BFpsicolog%C3%ADa-cristiana

[2] https://www.vix.com/es/btg/curiosidades/3898/cientificos-perseguidos-por-sus-conocimientos-giordano-bruno

 

Tolerancia vs. Intolerancia parte 2


Tolerancia vs. Intolerancia  parte 2

Autor: Paulo Arieu

johnmarthur“Nunca pensé que pasaría gran parte de mí vida, tratando de ‘rescatar’ el evangelio de los evangélicos.” (John MacArthur)

Todo el mundo recibe tanta información durante todo el día que pierde su sentido común.(Gertrude Stein)

Tolerar una sociedad con escraches, acostumbrada a los escraches, hará que, tarde o temprano, todos terminemos marcados ya sea por nuestros credos, nuestra función, nuestro trabajo o nuestra ideología. Así empezaron los europeos. Y poco ha cambiado en el mundo a pesar del Holocausto, de la intolerancia racial, ideológica o política. El hombre es hombre y pareciera que la intolerancia la lleva consigo vaya a donde vaya.[13]

Introducción

Que tan importante es defender lo que se cree? Alguien me preguntó una vez si se podía predicar la Palabra de Dios sin tener que andar resaltando los errores ajenos, o sea, sólo haciendo conocer lo que es verdadero. La respuesta depende de la intención con la que se predique,de cual sea el objetivo del mensaje elaborado.  Si se predica un estudio biblico, comunmente solo se expone la ortodoxia. Aunque casi siempre uno expone algun error conocido, con la intención de corregirlo. Es que, para esto se predica la palabra de Dios, no solo para exponer lo correcto, sino para corregir lo incorrecto.Es lógico.[11]

Yo he defendido lo que creo muchas veces. No he obtenido ningun beneficio ni he obtenido ninguna ganancia ni tampoco se ha cumplido ningún objetivo en particular. Pero lo he hecho por convicción de lo que está bien y de lo que está mal.No me siento fanático por este motivo,ni tampoco un radical como algunos me han catalogado.Simplemente es tener la conciencia tranquila de haber hecho lo correcto.

Pablo le escribe a Timoteo, advirtiendóle de los falsos maestros

  • “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,  4  y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”. (2 Tim. 4:3)

Y también les dice a los Gálatas, los que así no aman la verdad, como son:

  • “Profesan amar la verdad pero no la quieren cuando la verdad condena el error o el pecado en su vida (por ejemplo, error doctrinal, prácticas mundanas, vicios de varias clases, la unión adúltera aunque se llame “matrimonio”, el institucionalismo, el violar Romanos 13 trabajando ilegalmente en país ajeno, y diversas obras de la carne,” (Gál. 5:19-21)

Es hora de dar definiciones:

Hay que definir las cosas bien,ya que hay algunos que suponen que aman la verdad, como nos relata la biblia del rey Acab

  • “Y el rey le dijo: ¿Hasta cuántas veces he de exigirte que no me digas sino la verdad en el nombre de Jehová?” (1 Re. 22:16)

Pero léase la historia; vemos que en realidad este rey no quería saber cual era la verdad. De la misma manera en la actualidad muchos dicen que quieren la verdad y solamente la verdad,  pero entonces cuando la verdad les exhorta y reprende o contradice sus creencias y prácticas, ya no la quieren (por ejemplo, el uso de ciertos instrumentos musicales, la enseñanza errónea sobre el diezmo, el uso de nombres religiosos que no se encuentran en las Escrituras, escatologías extrañas, etc).

Un intolerante es

1. Alguien que no tolera la, o las ideas que no son afines a las suyas.
2. Alguien que no tiene la capacidad de razonar o aceptar otras alternativas diferentes a sus creencias o diversiones.
3. El que se cree “un dios” o “un semidios” o es un obstinado acérrimo en algun sistema religioso falso.
4. El que no cree en Dios.

Que es la intolerancia?

La intolerancia se define como la falta de la habilidad o la voluntad de tolerar algo.
En un sentido social o político, es la ausencia de tolerancia de los puntos de vista de otras personas. Para un principio social, es demasiado abierto para interpretación subjetiva debido al hecho de que hay una lista de definiciones sin fin para esta idea.En este último sentido, la intolerancia resulta ser cualquier actitud irrespetuosa hacia las opiniones o características diferentes de las propias. En el plano de las ideas, por ejemplo, se caracteriza por la perseverancia en la propia opinión, a pesar de las razones que se puedan esgrimir contra ella. Supone, por tanto, cierta dureza y rigidez en el mantenimiento de las propias ideas o características, que se tienen como absolutas e inquebrantables (FERRATER MORA, José. Diccionario de filosofía, Ariel, Barcelona, 1980, p. 3267).

Tiene por consecuencia la discriminación dirigida hacia grupos o personas (que puede llegar a la segregación o a la agresión) por el hecho de que éstos piensen, actúen o simplemente sean de manera diferente. Las múltiples manifestaciones de este fenómeno poseen en común la elevación como valor supremo de la propia identidad, ya sea étnica, sexualidad, ideológica o religiosa, desde la cual se justifica el ejercicio de la marginación hacia el otro diferente.

El intolerante considera que ser diferentes equivale a no ser iguales en cuanto a derechos.Podríamos distinguir también una doble vertiente en la intolerancia. Por un lado estarían los grandes casos de la historia, más o menos conocidos por todos. Pero también es un fenómeno sutil que puede identificarse continuamente en cualquier entorno. La intolerancia, pues, tendría una segunda vertiente más cercana, la cual se halla presente en la vida cotidiana.La intransigencia para con los demás, para con los diferentes escoge distintos objetos.

En cualquier caso, siempre supone una diferencia respecto a lo considerado normal o correcto por quienes juzgan. Acá esperan ser resueltos y desarrollados muchos conceptos, empezando por aproximarnos a un metalenguaje en el que cualquier cultura quiera definir los términos o conceptos.

La intransigencia es la diferencia en el prójimo, ya se base ésta en características de género, culturales, ideológicas o religiosas, contra lo que arremete el intolerante. Formas comunes de intolerancia son el racismo, el sexismo, homofobia, la intolerancia religiosa y la intolerancia política.

Lo práctico acaso sería atacar el problema REAL (identificar y desarrollar la forma de la “intolerancia de la intolerancia”) y no atacar a los bandos; pues al tomar partido, se pudiera ser cómplice de los disparos o de los muertos que se den: “Donde no hay coexistencia hay codestrucción” (Rabindranath Tagoré, premio Nobel de la India).

Tolerancia. Que es ser tolerantes hoy en dia?

Hoy en dia se nos presiona a ser tolerantes en la sociedad norteamericana,por ejemplo, con el tema del matrimonio igualitario. Pero como ya es harto conocido, cuando estas presiones que tienen su origen en la política de algunos países del primer mundo, se empieza a insistir sobre la tolerancia, conviene allanar el camino hacia el refugio antiaéreo: “Hay que ser tolerantes. Y si es preciso les hacemos tolerantes a bombazos. Tolerantes hicimos a los serbios, a los iraquíes, a los afganos, a los libios. A los palestinos les damos cada día una lección de tolerancia”.

Asi nos hablan estas convicciones tan cercanas a los imperialismos históricos ya conocidos por todos.

Pero ¿En que consiste la tolerancia? 

Por ejemplo, vemos que el régimen de Putin no es tan tolerante con este tema como por ejemplo E.U.  Véase si no su supuesta agresión contra los derechos humanos de los homosexuales al no permitir la celebración de cabalgatas del “orgullo gay”, o esa atrocidad de prohibir la “información” (propaganda, en el texto de la ley) a los menores de edad en las escuelas sobre temas como la homosexualidad, el lesbianismo, el travestismo o la pederastia. Atentados ambos contra la dignidad humana que claman al cielo y que remueven la santa ira de las conciencias virtuosas del universo. Levanten los brazaletes rosas. Todos a una. No nos moverán.(!)  Los gays hablan de brazaletes rosas o blancos, porque está claro que al régimen de Putin no lo van a corregir a bombazos. Tarea imposible. Pero aquí entra en escena otro tipo de estrategia, las estrategias de “poder blando” que tan buenos réditos dan en la sociedad globalizada de la información. [12]

La Babilonia religiosa

En el seno del evangelicalismo moderno, no andamos mucho mejor. Incluso  hay pastores como Rob Bell apoya el matrimonio gay, quienes han ido abrazando el matrimonio igualitario.

Vemos que Nuestra querida “religión cristiana evangélica” se ha transformado en un supermercado capitalista tipo Wall Mart, [7] donde se consigue todo tipo de productos (en este caso “doctrinas”), a bajo precio (“gracia barata”). La verdad que se hace dificil compartir nuestra fe evangélica con otros evangélicos, ya que todos pensamos distintos.

Hay presbiterianos reformados, bautistas reformados, bautistas conservadores, hermanos libres dispensacionalistas, pentecostales y también neo apostólicos. Todas estas son distintas formas de cristianismo que han surgido de la Iglesia Protestante y la reforma del s.XVI y XVII. Y también están los católicos que se espantan cuando les decís que la virgen Maria no ascendió a los cielos o que el ecumenismo propuesto por Roma no es bíblico o que el oficio del papado es el anticristo, como lo ha venido enseñando la iglesia por siglos, desde tiempos tempranos, mucho antes de los cismas del año mil con la ortodoxia oriental y con los valdenses.

Pero observo que vivimos un tiempo de tolerancia relativista entre los cristianos evangélicos. Como no ha habido manera de poder ponerse de acuerdos sobre temas históricos de importancia como los cinco puntos calvinistas, los dones carismáticos, el bautismo de niños vs conversos, etc., la cena del Señor, se ha pactado una tolerancia de corte fundamentalista donde se acordó no pelear ni anatemizar a aquellos que acordan los puntos aceptados por el fundamentalismo bíblico.

Aun así, cada vez que me toca compartir la fe con algún grupo cristiano, tiemblo,no solo por la responsabilidad sino también por las posibles oposiciones que puedan surgir.

Pero la verdad, que cada año que pasa, la situación está peor en las iglesias ya que surgen creencias en el seno del movimiento evangélico que uno se queda con la boca helada. Nuevas escatologías ecuménicas, “fuegos extraños”[17], lideres autoritarios[20], falsos profetas[19], modas extrañas[18],etc. Lo peor de todo es que no podemos seguir mirando para el otro lado, haciéndonos los tontos como quien no vio nada y diciéndonos en forma optimista que está todo bien y que tenemos todo bajo control. Dios es soberano y reina, pero lo que vivimos dista mucho de ser un modelo ideal de cristianismo.

Es mas, yo personalmente pienso que en estos momentos el movimiento evangélico de tendencia pentecostal y carismática se está convertienddo rápidamente en una caja de Pandora y nadie puede decir nada porque nadie es autoridad para decir nada al respecto. Asi es como responden aquellos lideres, pastores, predicadores, cuando uno les hace algun comentario al respecto.

Tenemos por ejemplo, “el dominionismo”[8], que es una herejía ecuménica y supongo que está dando la base teológica para la teocracia “conservadora” que en E.U  vienen planeando los del Opus Dei con algunos lideres evangélicos influyentes cerca del gobierno, entre ellos Pat Robertson, Billy Graham, Benny Hinn,Rick Warren y los politicos del Opus dei que estaban en carrera para esta elección pasada. Un miembro relacionado muy de cerca con el Opus Dei en E.U.,era candidato a vice presidente junto a Mitt Romeny el mormón conservador republicano.

Pienso que esto es lo que se está gestando: unir el poder religioso y el politico aca en E.U y luego entregarle gran parte de esta gran Iglesia evangélica ecuménica al papado católico romano. Y pienso que lo van a lograr, ya que me parece que vamos rumbo a eso a todo vapor. Aunque no se si este Papa lo logrará, ya que es un lider de trancisión. No se si Bergoglio  logrará este objetivo,pero si se que él esta trabajando en esa dirección geopolítica religiosa , aunque todavia no ha oficilizado sus lineamientos estratégica. Y supongo que quedarán en el camino, algunas sectas de corte fundamentalista, que se nieguen a aceptar esta nueva religión mundial que se viene.

Y que pasará luego? No lo se bien,no quiero ser paranoico, supongo que nada bueno. No se si lograremos cierta libertad como para poder seguir  adorando a Dios radicalmente como lo hacemos. Yo soy de los que creen que si bien las ideas  y creencias de la reforma protestante no están muertas, día a día se le está terminando la cuerda a nuestro sistema evangélico tal como lo hemos conocido.

Veo que cada vez mas los lideres miran a Roma con simpatia creciente ya que el relativismo imperante es tan grande que no se vislumbra solución alguna. Y esa bendita tolerancia vs intolerancia que hay entre nosotros que por momentos parece que esta todo bien entre los evangélicos y por momentos por una sonsera estalla un altercado que amanaza la pax evangélical.

Yo no se que va a suceder cuando cambie un poco la mentalidad y ya no se vea bien entre nosotros ser tolerantes. Desconozco también si va a ser absoluto o relativo este ecumenismo, o sea si nos van a empujar a todos so pena de persecución a hacernos ecuménicos o nos concederán “periodos de gracia”? No lo se. Pero en fin.

Esta escatología llamada dominionismo, es errónea. Y sus raices son históricas: la vemos temprano en Origenes y en San Agustin, quienes pusieron las bases de lo que luego sería la I.C.R.[23]

Hay líderes evangélicos de renombre como los bautistas reformados John Pipper, Paul Washer,el apologista McArthur, y el director del seminario bautista del Sur en E.U, Albert Molher y otros mas, quienes vienen abriendo la boca hace rato y denunciando que esto está teniendo muy mal olor. Pero nadie les presta la suficiente atención, nadie escucha verdaderamente, nadie corrige nada y nadie es expulsado o anatemizado. No es mucho lo que se puede hacer entonces. Y quien anatemiza públicamente a Benny Hinn,a  Cash Luna, a Rony Chavez, a Guillermo Maldonado,Rick Warren,Peter Wagner?

Que satisfacción sentí al ver al anciano evangelista portoriqueño pentecostal Yiye Avila, está desenmascarando a Luis Palau, a Dante Gebel. Ambos son predicadores argentinos de mucho renombre.Y quizás siga con otros, lo que es un gran apoyo para el pueblo hispano que estaba muy expuesto a la influencia de estos hombres, sin nadie con autoridad moral y espiritual que se levantara en contra de esta “mafia evangélica”.[21] 

Pero casi nadie quiere dar nombres, no les gusta “contrictar el Espíritu”(Ef.4:30)[24],ni “blasfemar contra el Espíritu”(Mar.3:22-30;Mat.12:22-32)[25], pero en el fondo me doy cuenta que todo se resume  a falta de discernimiento (I Jn.4:1;I Cor. 12:10) [26]y falta de autoridad moral para decir que negro es distinto que blanco.

La vida y conducta de Jesús siempre lo apoyaba en Su obra. Así debe ser con nosotros.

  • “¿Quién de vosotros me redarguye de pecado?” (Jn. 8:46)

En esta ocasión y otras Pablo habla con toda franqueza acerca de su vida personal. La vida de Pablo apo­yaba su predicación.Dijo san Pablo que

  • “Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado”. (Hch. 20:33)

Se hacían muchas acusaciones contra él, pero podía contestar

  • “ni te pueden probar las cosas de que ahora me acusan” (Hch. 24:13)

Así fue el consejo que Pablo dio a Timoteo.

  • “Ninguno tenga en poco tu ju­ventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, en conducta, amor, espíritu, fe y pureza”.(1 Tim. 4:12)

¿Cómo puede un joven predicador evitar que otros lo desprecien? Predicar la ver­dad, la sana doctrina, sin comprometerse con el error, y llevar una vida irreprensible. Si hace estas dos cosas, ¿qué pueden decir sus opo­nentes? La crítica sería hueca, y los que le criti­can serán avergonzados. Los hermanos fieles aprecian mucho la predicación y la obra del fiel joven predicador.

John Piper djo algo al respecto de la importancia de tener discernimiento:

El discernimiento no se crea en el pueblo de Dios solo por el quebrantamiento, la humildad, la reverencia y el arrepentimiento. Es creado por la verdad bíblica y la aplicación de la verdad por el poder del Espíritu Santo a nuestros corazones y mentes. Cuando esto sucede, entonces la ruptura, la humildad, la reverencia y el arrepentimiento tendrán la fibra fuerte de todo el consejo de Dios en ellos. Asi es que podrán ser profundamente cristianos y no sólo religiosa, emocional y psicológicamente cristianos.[16]

Pienso que no se sabe bien que es verdad y que es mentira, y como Dios hace siempre su extraña obra y Dios siempre está teniendo misericordia de los hombres, nadie quiere estropear lo que Dios pueda estar haciendo.Y asi van pasando los años y a pesar del crecimiento de los grupos pentecostales[15], la verdad que a nivel doctrinal todo se está desordenando cada vez mas.

Incluso, recientemente, el polémico tele evangelista y predicador Joel Osteen de la iglesia de Lakewood en Houston, Texas, reconoció en una entrevista reciente que “las iglesias están cambiando con el pasar de los tiempos y las personas están cada vez menos interesadas en denominaciones específicas”(?) Dijo así:

“Parece que las iglesias están cambiando con los tiempos… y hace que la escritura sea más relevante, que es lo que realmente importa. Las personas no están tan interesadas, al menos lo que veo, en el nombre de las denominaciones”. dijo Osteen en una entrevista con York Daily Record.[14]

Pero lo que no nos dice Osteen es que estamos girando,lamentablemente, hacia el ecumenismo. Por ahora todo es relativo, pero luego, cuando el papado cierre filas nuevamente y presione sobre las iglesias ecuménicas, estas congregaciones se veran obligadas a tener que aceptar   la doctrina romanista,de lo contrario, vendrán las persecuciones de nuevo,como pasa ahora mismo en México con los indígenas.[10]

De la intolerancia a la tolerancia

1.- Cuando los humanos tienen el defecto de   “mirar la pajilla en ojos ajenos..” suelen ser como esos perfeccionistas imperfectos que no toleran la conducta de sus semejantes. La intolerancia es esa incapacidad que tienen ciertas personas para tolerar lo que no sea de su agrado, y suele convertirse en la manía de odiar y  rechazar las actitudes de aquellos que no sean compatibles con su forma de ser. La intolerancia es admisible sólo en los deberes del Poder Judicial, de las Fuerzas del orden y de los códigos éticos y morales que tienen la finalidad de prevenir, corregir y reprimir los delitos de la conducta humana.

2.- Ningún ser humano, ninguna organización civil o religiosa, ni siquiera los estados, por muy soberanos que sean tienen derecho a la intolerancia. Sólo las detestables tiranías atropellan los Derechos Universales del Humano, coactando la libertad de albedrío y de autodeterminación del ciudadano para creer lo que quiera, y ser como quiera ser. Separando las acciones represivas contra los que incurren en violación del derecho ajeno, ninguna actitud humana es más intolerable que la intolerancia. La intolerancia es como un virus  que corroe las relaciones humanas, y es como una perversa maledicencia que provoca conflictos en la convivencia política y religiosa de los pueblos.

3.- Todo ser humano tiene el derecho a la disidencia y a la discrepancia ideológica, sin más deberes que el decoro y la urbanidad para con quienes piensen de manera diferente. Cuando cualquier gobierno tiránico atente contra Los Derechos Humanos, los ciudadanos tienen el derecho a la insurgencia para restablecer los derechos democráticos del pueblo.

4.- La intolerancia se ve reflejada en  estúpidas y necias sentencias como las siguientes: “Si no estás conmigo estás contra mí”; “Todo o nada”; “Si sos calvinista o bautista ‘salvo siempre falso’ sos un hereje“ Si no crees en mi Dios eres un ateo infiel”; “Si no estás con Jesús estás con el demonio”; “El estado soy yo”; “Si pierdo las elecciones democráticamente, haré oposición para no dejar gobernar al que me ganó”; “Soy demócrata siempre y cuando los demás comulguen con mis ideas”; “Los que tienen un espíritu contrario al nuestro son enemigos peligrosos”; “Yo hago lo que ustedes quieran siempre y cuando hagan ustedes lo que yo quiero”, y otras tantas  pérfidas consignas con las que el Gran Engañador ha contaminado la mente y el espíritu de aquellos incautos e ignaros  intransigentes que no han comprendido que ni siquiera el mismo Dios atenta contra la libertad de albedrío que mueve nuestras almas. Los derechos de cada individuo terminan donde empiezan los derechos de sus semejantes. Los derechos del Estado terminan donde empiezan los derechos del ciudadano.

5.- La tolerancia es la capacidad de respeto, comprensión y consideración de las opiniones, prácticas y creencias de quienes son diferentes y contrarios a sus formas de ser. La Naturaleza es esa excelsa maestra de la tolerancia de unas formas de vida con respecto a las otras. Es cierto,  hay  una permanente lucha de los contrarios, pero éstos jamás eliminarán la existencia de sus oponentes, sino  que conviven y perviven compitiendo con sus contrarios en una permanente gesta de supervivencia.

6.- La ciencia descubrió que aquellos materiales rígidos que carecen de  elasticidad y de flexibilidad  no soportan las tensiones y se rompen con suma  facilidad.  Las relaciones humanas son muy parecidas al comportamiento de los elementos materiales que observamos en la naturaleza. Se ha comprobado que una relación es más fuerte, cuanto más flexible y elástica es. La rigidez no es fortaleza. Sólo la elasticidad y la flexibilidad determinan la fortaleza y la tolerancia de los seres humanos.

La tolerancia no es un valor ?

La tolerancia, es una importante cualidad para aprender a convivir con quienes nos rodean, aprendiendo a discernir sobre la diversidad de la naturaleza humana como de todas las cosas de la naturaleza. Para que seamos justos e imparciales, porque en todas las cosas de la vida, desde los factores de la física, la química y la psicología, la tolerancia es el factor  que armoniza la existencia con sus oponentes.

Pero los apóstoles no obraron asi, ni los padres del cristianismo ni los reformadores, aunque estos hayan posiblemente pecado en mas de una ocación de intolerancia como Pablo con Bernabé y Juan Marcos (Hch. 15:36-41); pero debemos reconocer que ellos no obraron asi tan tolerantemente como se actúa hoy en dia en el cristianismo donde todo es un “viva la pepa”.  Al menos,san Pablo, no era tan tolerante como son los líderes de nuestros días.[22]

Pero los profetas de Israel, eran totalmente intolerantes, ellos mandaban a los faloss profetas que se arrepintieran. Pero estos falsos profetas hacían caer fuegos extraños del cielo desviando la moral   y la fe en el Dios monoteista del Pueblo de Israel, del que vendría el Mesias. Y cuando el pueblo se desviaba de la fe en Dios, aparecian los profetas con exhortaciones y revestidos de autoridad.

Pablo llama “malditos” a quienes predicaban doctrinas que no eran las qué él predicaba. Por supuesto que estas eran herejias destructoras.

Jesús llamó hijos del diablo a los judíos que no creyeron en él,pero era a causa del legalismo de estos y que se oponian a su predicación constantemente.

Pero si ellos son ejemplos para nosotros por qué nosotros debemos ser tolerantes? Por qué tenemos que ver la tolerancia como un valor?

Pero hoy vivimos en un contexto distinto de los profetas. Si que creo en el diálogo, pero dada la caracteristica del cristianismo actual, entiendo que debe haber cierta convivencia entre la prularilidad de doctrinas no trascendentales. Entiendo que nos opongamos a un antitriniatario, a una arriano, a un inmoral, etc. Pero no podemos agarrarnos a patadas entre nosotros por cualquier cosa.

Los cristianos de nuestros dias, por lo comun, pecan de analfabteismo biblico. En general, mas que algo rudimentario y elemental acerca de la biblia no saben.

Conclución:

Como podemos leer, no es verdad que los reformadores hayan sido perfectos, claro que no, ninguno lo fue, por eso debemos tambien ser caustos con las lecturas que hacemos de sus dichos yy comenarios.Recordemos que el don de infabilidad no ha sido dado a la iglesia.Son de bendiciom la gran mayoria de las reflexiones de los teólogos reformados, pero no son en absoluto infalibles. Jamás de los jamases.

Obviamente, nadie ha sido ni es infalible, “errar humano es”, pero molesta muchisimo cuando se utiliza un sistema teológico en desemedro de otros.Ningún sistema teológico es perfecto.

Durante la época de la Reforma Protestante, “Luteranos y Calvinistas trataban con desprecio a sus hermanos que no aceptaban, por ejemplo, el bautismo de infantes.  Justo L. González, nos dice que en el caso de los Anabaptistas, el número de mártires muertos en las manos de los ‘verdaderos’ Protestantes, como en las manos de Católicos Romanos, fue mayor que los mártires cristianos en los primeros 3 siglos de la Cristiandad (The Story of Christianity. Vol. 2. Pg. 56).  ”

Eso si que fue terrible, los masacraron simplemente porque estos cristianos creian en el bautismo de personas convertidas, o sea de cristianos y no de niños , como practicaban los luteranos y los calvinistas.

Lamentablemente, esta intolerancia religiosa ”no ha cesado, sino que sigue viva el día de hoy.”

Joel Osteen dice:

“Las iglesias están cambiando y a las personas no les importa las denominaciones” “Los tiempos han cambiado, donde las personas no se fijan en ir a una denominación en particular …. Tengo amigos que eran bautistas acérrimos y ahora ni siquiera ponen el nombre Bautista en su iglesia”, agregó el pastor, quien lidera una congregación sin denominación de más de 40.000 miembros.[1]

Pero todo esto es parte del relativismo de esta época. Y es ante toda esta confución que vivimos hoy en día, que pienso que

“los verdaderos cristianos debemos de estar firmes en nuestros principios doctrinales y no dejarnos llevar por las palabras provocativas de los grandes apóstatas, que pretenden engañar a los ingenuos, haciéndoles creer que sus grandes triunfos económicos, es la más grande prueba de que Dios está con ellos, debemos de tener cuidado con eso, pues eso no es cierto.”[0]

Todo importa y nada importa. A mi me importa,por algo reflexión,pienso, me hago preguntas. No me da todo lo mismo porque tengo “el cielo reservado”. Amamos la Iglesia,brother. A mi no me da lo mismo lo que vaya a pasar, no tengo la mentalidad de un conformista.

No dudo de la soberanía de Dios, en el universo solo pasa lo que Dios permite que pase, porque El tiene sus propósitos y su voluntad.Pero nosotros somos responsables de lo que creemos y de lo que pensamos. A mi si me importa, por eso le escribo, porque Dios me dotó de razón, aunque soy consciente que mis razones a nadie le importan.

El ser humano sólo podrá resistir los retos de la vida con tolerantes actitudes que le permitan sobreponerse a las adversidades y tribulaciones, sin quebrantamientos del ánimo, cediendo y restableciéndose  las tensiones cuando se superen las resistencias externas e internas, hasta hacer de la tolerancia su mayor fuerza volitiva.

Ser tolerantes es ajustarse a la diversidad de la naturaleza humana. Es convivir armoniosamente con nuestros semejantes a pesar de la multiplicidad de sus creencias y caracteres. Es comprender y amar  a Dios personificado en cada ser viviente. Es respetar el libre albedrío de cada ser humano, sin hacer distinción por sus razas, creencias religiosas y  políticas ni condiciones sociales o económicas.

La tolerancia no implica contubernio ni complicidad con quienes tengan costumbres reñidas con la moral, la ética y las buenas costumbres.  Debemos erradicar de nuestras costumbres los malos hábitos de censurar y prejuzgar a quienes  son iguales a nosotros, con los mismos errores y con la misma ansiedad de superación social y espiritual.

Hermanos, meditemos sobre la intolerancia, porque muchas de nuestras tribulaciones, de nuestros problemas y de nuestros conflictos son  consecuencia de esta nefanda actitud irreflexiva que gobierna los sentimientos y actos de quienes aún no aprendieron a ser tolerantes.

De alguna manera, en el afán de mejorar y perfeccionar la conducta de los humanos, hemos devenido en cruzadas de salvación, agrediendo y tratando de eliminar por prejuicios a quienes consideramos que tienen diferentes costumbres de las nuestras.

Todos somos seres imperfectos. Todos tenemos defectos y cometemos errores. Nos caracterizamos de los demás porque algunos deseamos perfeccionarnos y nos diferenciamos de aquellos otros que se satisfacen con la imperfección.  Pero esta voluntad de perfección debe ejercitarse con  respeto y tolerancia de las libertades de todos aquellos que quieren de ser como quieran ser. Podemos ser intolerantes para con nosotros mismos, pero no para con los demás.

Pero todo tiene un límite, claro que si. Donde cruza este limite de un lado al otro,supongo que mucho tiene que ver con las personalidades de cada uno. Pero en lo espiritual, tiene que haber un discernimiento, como sucedio con Pablo y la adivina, donde leemos que el demonio le hablaba a los apóstoles, hasta que Pablo se cansó y lo reprendió.

Allí estaban ellos de misión cuando un día sin más se les une en el camino una mujer, el escritor (Lucas) adelanta posiciones y dice de una vez que la misma estaba poseída por un “espíritu de adivinación” y que por lo visto vivía de eso y hacía que otros, sus amos, comieran bien de eso. Queda claro que no se trataba de alguien sin importancia, el pueblo entero la conocía y ya fueran clientes o no, era parte del ornato de la ciudad y sus atracciones.

El negocio de adivinar no ha cambiado mucho hasta hoy: la inseguridad, el miedo la falta de educación, y en especial la no evangelización, se disfrazan de oportunidad y de sustituto de la verdadera fe y ciertamente reditúa bastante, haciendo que busquemos en imitaciones baratas lo que Dios nos da como tesoro libre de condiciones. Es cosa de ver, por ejemplo a los que se anuncian en la televisión, prometiendo todo y más, y por si fuera poco lo hacen en horario estelar, no están ahí por acción caritativa de nadie, es un espacio caro y lo pueden pagar dada la afluencia de clientes que tienen.

No son pocos los famosos que se meten en esto, Yoko Ono, no dejaba moverse a John Lennon sin consultar antes los vaticinios estelares. Nancy Reagan, hacía una carta astral de su esposo cada cierto tiempo, influyendo inclusive en decisiones de gobierno de su esposo, todo esto suena ridículo, pero… no se olviden que para otros, el hecho de que oremos y tomemos a Dios en cuenta para nuestras decisiones de cada día, suena igualmente ridículo, en fin.

Pero dice el pasaje bíblico, que un buen día la paciencia paulina se acabó, y volviéndose de repente, no sé si con el hígado en la boca, pero ciertamente ya hasta las barbas de la acción y dichos de la señorita adivinadora, Pablo confronta para sorpresa de todos, no a la persona, sino a ¡UN ESPÍRITU!, que se encontraba en ella, y le ordena salir:

  •  Un día, cuando nos dirigíamos al lugar de oración, nos salió al encuentro una joven esclava poseída por un espíritu de adivinación. Las predicciones que hacía reportaban cuantiosas ganancias a sus amos La joven comenzó a seguirnos, a Pablo y a nosotros, gritando:— ¡Estos hombres sirven al Dios Altísimo y os anuncian el camino de salvación!  Hizo esto durante muchos días, hasta que Pablo, ya harto, se enfrentó con el espíritu y le dijo:  ¡En nombre de Jesucristo, te ordeno que salgas de ella! Decir esto y abandonarla el espíritu, fue todo uno” .(Hch.16:16-18 BLP)
  • “…. hasta que Pablo no aguantó más y, muy enojado…”(v. 18b TLA)
  • “…mas desagradando a Pablo…” (v.18b RV 1960)

Pablo se cansó y se terminó el problema.Reprendió al demonio y se acabó la cuestión. Es por este motivo, que debemos darle la  “gloria a Dios”, tambien por aquellos cristianos de esas iglesias evangélicas de nuestros días que se atreven  “a pensar” y también  “a usar la biblia” [9]

Dios lo bendiga mucho.!

——–

[0] http://diarioberea.blogspot.com/2013/05/vientos-de-la-gran-tribulacion.html

[1] http://www.acontecercristiano.net/2013/05/joel-osteen-dice-las-iglesias-estan.html

[2] http://www.eldia.com.ar/edis/20130205/Nelson-Castro-denuncio-lo-echaron-barposicion-ideologica_-20130205110917.htm

[3] Time incluye el ‘neocalvinismo’ entre las 10 ideas que más influyen en el mundo actual

[4] https://elteologillo.wordpress.com/2013/05/20/la-union-de-luteranos-y-reformados-un-signo-para-europa/

[5] http://www.sabidurias.com/cita/es/8251/jonathan-swift/tenemos-bastante-religion-como-para-odiarnos-pero-no-suficiente-como-para-amarnos

[6]  http://tematicacristiana.blogspot.com/2013/05/jonathan-swift.html

[7] https://elteologillo.wordpress.com/2012/07/17/los-10-errores-del-walmart-del-evangelio/

[8] https://elteologillo.wordpress.com/2013/05/19/un-video-acerca-del-dominionismo/

[9] https://elteologillo.wordpress.com/2013/04/29/gloria-a-dios-por-las-iglesias-evangelicas-que-usan-la-biblia/

[10] https://elteologillo.wordpress.com/2013/04/23/evangelicos-abandonan-su-pueblo-debido-a-presion-de-catolicos/

[11] https://elteologillo.wordpress.com/2013/03/29/cuan-importante-es-defender-lo-que-se-cree/

[12] http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=4092

[13] http://tiempo.infonews.com/2013/02/10/editorial-96204-la-soberania–social-negativa.php

[14] http://www.acontecercristiano.net/2013/05/joel-osteen-dice-las-iglesias-estan.html

[15] https://elteologillo.wordpress.com/2013/05/16/evangelicos-pentecostales-llegarian-a-800-millones-en-el-2025/

[16] http://tematicacristiana.blogspot.com/2013/05/recuperando-nuestras-biblias-la-luz-de.html

[17] https://elteologillo.wordpress.com/2013/05/09/que-es-lo-ultimo-que-se-de-todd-bentley/

[18] https://elteologillo.wordpress.com/2012/09/08/la-moda-de-las-creencias-vagas-que-a-nada-comprometen/

[19] http://www.protestantedigital.com/ES/Magacin/articulo/5578/Lobos-rapaces-en-la-congregacion

[20] https://elteologillo.wordpress.com/2013/02/13/falsos-profetas-y-falsos-maestros-7-caracteristicas/

[21]

[22] https://elteologillo.wordpress.com/2013/05/20/quien-tenia-razon-pablo-o-bernabe/

[23] https://elteologillo.wordpress.com/2013/05/18/dominionismo-la-teologia-del-reino-ahora-kingdom-now/

[24] http://www.gotquestions.org/Espanol/Espiritu-contristado-apagado.html

[25] http://www.gotquestions.org/Espanol/blasfemia-Espiritu-Santo.html

[26] http://amen-amen.net/de-la-biblia/demonologia-biblica/definicion-de-discernimiento-de-espiritus/

——-

Otras Fuentes

¿Quién tenía razón, Pablo o Bernabé?


¿Quién tenía razón, Pablo o Bernabé?

por Teodoro Campos0

  • Después de algunos días, Pablo dijo a Bernabé: Volvamos a visitar a los hermanos en todas las ciudades en que hemos anunciado la palabra del Señor, para ver cómo están. Y Bernabé quería que llevasen consigo a Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos; pero a Pablo no le parecía bien llevar consigo al que se había apartado de ellos desde Panfilia, y no había ido con ellos a la obra. Y hubo tal desacuerdo entre ellos, que se separaron el uno del otro; Bernabé, tomando a Marcos, navegó a Chipre, y Pablo, escogiendo a Silas, salió encomendado por los hermanos a la gracia del Señor, y pasó por Siria y Cilicia, confirmando a las iglesias» (Hch. 15:36-41).

Imaginemos ir al teatro a escuchar una de las hermosas sinfonías de Tchaikowsky y que, cuando ésta comience, repentinamente se escuche un sonido abrumador, como de alguien que golpea el teclado del piano con los puños. El director de orquesta y la audiencia están horrorizados y vemos que el timbalero se ha movido hacia el piano y comienza a golpear ferozmente el teclado con sus mazos por sobre los hombros del pianista. Esto es lo que está produciendo ese sonido. Mientras el director trata de llamarle la atención haciendo ademanes más dramáticos, el golpeteo continúa y los demás músicos, uno por uno, van cesando hasta dejar de tocar. La audiencia está confundida y guarda completo silencio; el golpeteo continúa. Sin embargo, ahora el pianista se ha movido hacia el timbal, a los tambores grandes, y hace como si tocara el piano, pero sin emitir sonido alguno; tanto el timbalero como el pianista se miran uno a otro furiosos y desafiantes.

¿Qué pensaríamos si esto sucediera, además de querer que se nos reintegre nuestro dinero?

De la misma manera, en el pasaje de Hechos vemos quebrantada, por un momento, la maravillosa armonía de la gracia de Dios provista por el Espíritu Santo.

En el versículo 36 Pablo expresa su intención de volver a visitar todas las ciudades donde él y Bernabé habían predicado, a fin de averiguar cómo están los creyentes. Durante su primera visita a Panfilia y Antioquía, en Asia Menor, ellos fueron echados de la ciudad por los judíos y los gentiles. Luego, en Iconio, los judíos intentaron apedrearlos por predicar la Palabra del Señor y los ahuyentaron de la ciudad. Más al norte, en Listra, apedrearon a Pablo y lo arrastraron de la ciudad pensando que estaba muerto. Luego de haber llegado a la cúspide de este viaje regresaron por casi todas las mismas ciudades y Pablo alentaba a los nuevos discípulos en cada una de ellas, diciéndoles: «Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios» (Hch. 14:22).

Cuando Pablo le sugirió a Bernabé visitar a los hermanos por segunda vez, él sabía que les esperaba persecución, golpes, tortura y prisión. Se necesitaba tener pasión para eso, y él la tenía. Bernabé poseía la misma pasión, pero además tenía otra: llevar a Juan Marcos con ellos (v. 37).

El verdadero nombre de Bernabé era José, pero luego de su conversión, en la época de Pentecostés, los discípulos le pusieron por sobrenombre Bernabé, o sea, «Hijo de consolación» (Hch. 4:37). Los muchachos generalmente se ponen apodos unos a otros de acuerdo con algunas características de su forma de ser.

Las Escrituras dicen que Bernabé era un buen hombre, lleno del Espíritu Santo y de fe (Hch. 11:24). Cuando Pablo se convirtió de manera dramática, en el camino a Damasco, iba maquinando pensamientos homicidas contra la gente. El Señor se le manifestó, Pablo cayó al piso y, a partir de allí, cambió rotundamente su vida. Luego comenzó a buscar a otros cristianos para tener comunión con ellos. Además, deseaba involucrarse con los discípulos, pero éstos no querían relacionarse con él, porque pensaban que los perseguiría a ellos también. Pero Bernabé lo llevó con él a ver a los discípulos (Hch. 9:26, 27). También, junto con Pablo, habló contra los judíos en la ciudad de Antioquía y soportó la oposición (Hch. 14:19, 20). Esto demuestra que Bernabé era valiente y audaz.

Entra en escena Juan Marcos, sobrino de Bernabé, joven e inexperto. Era obvio que no se podía confiar mucho en él, ya que Pablo y Bernabé lo habían llevado en su primer viaje misionero y luego de la primera escala en la isla de Chipre, al ver que las cosas se ponían difíciles, se apartó de ellos y volvió a Jerusalén.

Marcos era como muchos, lo vemos en Hechos por aquí y por allá, pero nunca involucrado seriamente en nada. Por el contrario, Pablo era un visionario con una energía casi inagotable, misionero, evangelista, maestro, caminando siempre hacia la meta. Bernabé tenía corazón para animar, consolar y edificar. Si juntamos a ambos, obtenemos una fuerza irresistible. A Marcos le faltaba todo eso.

Bernabé continuaba insistiendo en llevar a Marcos, y Pablo seguía resistiéndose; podemos sentir el conflicto: a Pablo no le parecía bien llevar consigo al que se había apartado de ellos desde Panfilia. Para Pablo eso fue más que una ausencia, fue una deserción, una apostasía.

El desacuerdo sobre Marcos fue tan severo que Pablo y Bernabé se separaron. La palabra griega original ha llegado al español intacta: paroxismo. Paroxismo significa exaltación extrema de las pasiones. Pablo y Bernabé sufrieron un paroxismo. Imaginemos que fue algo así: «Tú nunca aprendes, Bernabé, tan ciego estás que no puedes ver que este joven nos abandonará de nuevo. Este muchacho no encaja con la tarea. Sabes muy bien que tengo razón, pero como él es tu sobrino, estás tan obstinado que no quieres admitirlo». Bernabé le respondió: «Pablo, es extraño que no te quejaste sobre mi obstinación cuando te encontré solo, te saqué y te traje con los discípulos; eso te convenía. ¿Y ahora qué? ¿Hasta cuándo vas a guardar rencor contra Marcos?»

¿Le sorprende a usted que dos siervos del Señor hayan tenido una riña tan fuerte? ¿Alguna vez le ocurrió algo así? ¿Quién tenía la razón, Pablo o Bernabé? ¿Podemos culpar a Bernabé por querer darle otra oportunidad a Marcos, o a Pablo por no querer correr el riesgo de echar a perder la misión? Tenemos a dos hombres buenos y piadosos, pero en desacuerdo. No discutían por cosas sencillas, como de qué color pintar la guardería de los niños en la iglesia de Antioquía; tampoco sobre doctrina.

Es muy probable que lo que produjo este desacuerdo entre Pablo y Bernabé fue lo que tenían en común, y no sus diferencias. En esta instancia, lo que tenían en común era la falta de entrega de sus buenos y piadosos deseos y pasiones al Espíritu Santo, cuyo primer fruto es el amor, y el último el domino propio (Gá. 5:22, 23). Los siguientes versículos son notables: «No nos hagamos vanagloriosos, provocándonos unos a otros…» (26). El mismo Pablo en 1 Corintios 13 insiste en que el amor no es paroxismo, no se irrita, no busca lo suyo propio (5). Les faltaba a los dos la humildad que proviene del amor. Nuevamente el apóstol afirma: «Con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz» (Ef. 4:2). A nosotros se nos inculca el ser diligentes en guardar o conservar esa unidad, porque no se mantiene por sí sola. En esta ocasión, Pablo y Bernabé se entregaron a sus pasiones en vez de rendirlas y mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

El apóstol hace oír su voz de nuevo: «Así que, si Cristo les ha dado el poder de animar, si el amor los impulsa a consolar a otros, si todos participan del mismo Espíritu, si tienen un corazón compasivo, llénenme de alegría viviendo todos en armonía, unidos por un mismo amor, por un mismo espíritu y por un mismo propósito. No hagan nada por rivalidad o por orgullo sino con humildad, cada uno considere a los demás como mejores que él mismo» (Flp. 2:1-3VP).

¿Cuál fue el resultado de este paroxismo o altercado? A pesar de todo, el ministerio siguió en pie; Bernabé, tomando a Marcos, navegó a Chipre, y Pablo, escogiendo a Silas, salió a Siria y Cilicia (Hch. 15:40). Sin embargo, lo más importante es el triunfo de la gracia de Dios a pesar del conflicto y la separación. El triunfo del reino de Dios no depende de cuan buenos hemos sido. Algunos comentaristas halagan a Pablo y a Bernabé, sosteniendo que por lo menos no permitieron que los efectos de este rencor se expandieran a la iglesia. No obstante, cuando existe esta clase de disputa no creo que nadie merezca ningún reconocimiento. Solamente debido a la pura y soberana gracia de Dios no hubo divisiones permanentes en la iglesia de Antioquía. También fue por la gracia de Dios que cada uno continuó su ministerio después del paroxismo. Tanto Pablo como Bernabé fueron usados de acuerdo a sus pasiones. Bernabé y Marcos fueron al sur; Pablo y Silas, al norte. Esto fue lo último que nos fue informado oficialmente sobre Bernabé; su tarea con Marcos dio resultado, porque más tarde Marcos llegó a ser, según Pablo mismo, un siervo útil; incluso ministró a Pablo durante su larga encarcelación (2 Ti. 4:11). Marcos también trabajó con Timoteo en la iglesia de Éfeso y ayudó a Pedro en su ministerio. Pedro lo llamaba «mi hijo» (1 Pe. 5:13).

¿Hubo consecuencias de este altercado? ¿De qué manera le afectó a Pablo este paroxismo y la división? Tan pronto como Pablo eligió a Silas y partieron, lo primero que hizo al llegar a Listra fue escoger al joven Timoteo para tomar el lugar de Marcos. Pareciera que la soberana gracia de Dios cubrió multitud de pecados. Sin embargo, permítanme proponer que siempre hay consecuencias cuando la unidad de los creyentes se quiebre. Usted dirá: «¡No es para tanto!».

Sí, lo es. Jesús oró: «Que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste» (Jn. 17:21-23).

Como Pablo y Bernabé, a veces estamos tan ocupados en cumplir con nuestros deseos y pasiones cristianos que no nos preocupa la unidad; pocas veces somos diligentes en preservarla y terminamos con un fuerte altercado. Veamos algunos principios que pueden ser de ayuda la próxima vez que se aproxima un paroxismo.

Primero: las disputas generalmente son resultado de la soberbia y no de la pasión espiritual. Piense en la última vez que se enfadó con otro creyente. Usted estaba apasionado con lo que creía: «Sólo digo lo que digo porque tengo razón». No son las diferencias las causantes de los conflictos, sino lo que tenemos en común: la falta de humildad ante el Señor y el creernos superiores a los demás.

Segundo: cuando no nos sometemos a la unidad del Espíritu, nuestra mayor fortaleza se convierte en nuestra mayor debilidad. Pablo era una persona lógica, con una mente clara y muy definida. En el libro de Romanos vemos la forma en que expone su lógica sobre la doctrina de la justificación por gracia por medio de la fe. ¡Qué habilidad! Sin embargo, una habilidad no sujeta al Espíritu Santo se convierte en arma de la carne. Cuando Pablo discutió con Bernabé, expuso sus razones sin pensar en la unidad. Bernabé hizo lo mismo, pero desde una óptica muy diferente: quería llevar a Marcos y no deseaba ser molestado con razonamientos.

Tercero: cuando hay conflictos, nuestro objetivo debe ser el amor vestido de humildad. Nuestro modelo es Cristo. «Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres» (Flp. 2:5-7).

Cuarto: durante una disputa, cuando comenzamos a ver que las cosas se acaloran, consideremos nuestras debilidades como personas y no la supremacía de nuestra posición o argumento. El poder de nuestra posición no es lo que nos va a meter en problemas, sino nuestra debilidad. Pablo les dijo a los corintios, que siempre cuestionaban su autoridad de apóstol: «Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte» (2 Co. 12: 9b, 10).

Quinto: la próxima vez que esté involucrado en un altercado con otro creyente, pregunte a Dios qué pecado o pecados nos está queriendo revelar. Cada disputa revela algo acerca de nuestro corazón y condición espiritual. La gracia de Dios trabaja tanto en la tormenta como en la calma; a veces pensamos que Dios no obra en situaciones en que sus hijos no se portan como debieran, y no es así. El mismo Pablo advierte: «Sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados» (Ro. 8:28). Es más fácil ver la obra del Señor cuando las cosas van bien, como en la unidad que se observa en los primeros catorce capítulos de Hechos. Pero ¿qué de una disputa? Es durante los tiempos difíciles, algunas veces impuestos por nosotros mismos, cuando Dios nos revela nuestros pecados de manera suave y paciente. No nos gusta admitir que quizá seamos parte del problema, sino exponer la supremacía de nuestro punto de vista.

El Salmo 133:1 explica: «¡Mirad cuan bueno y cuan delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! Es como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aarón, y baja hasta el borde de sus vestiduras; como el rocío de Hermón, que desciende sobre los montes de Sion; porque allí envía Jehová bendición, y vida eterna».

Entonces, ¿quién tenía la razón, Pablo o Bernabé? Los dos, cuando se analizan sus posiciones. Ninguno, cuando se evalúan sus actitudes.

Teodoro Campos es un estudioso del libro de Romanos, ministro ordenado y anciano de su iglesia en el estado de Oregon, EE.UU

————-

Consecuencias de la Contrarreforma: la intolerancia social


Consecuencias de la Contrarreforma: la intolerancia social

Éxtasis de Santa Teresa, de Bernini

El cambio de mentalidad de mediados de siglo, una vez que la Reforma protestante triunfó en Alemania, Inglaterra y otros territorios, tuvo especial repercusión en España, donde coincidió con el acceso al trono de Felipe II. La sociedad española, que se desenvolvió en un ambiente de tolerancia intelectual y religiosa en la primera mitad del siglo xvi, se convirtió en defensora de la más rígida ortodoxia católica en la segunda mitad del siglo.

Defensa de la ortodoxia
En vanguardia de esa defensa se colocaron los teólogos españoles asistentes al Concilio de Trento y una nueva orden religiosa, la Compañía de Jesús, creada por Ignacio de Loyola. A pesar de ello, fue esta compañía la más representativa de la época por su modernidad organizativa y por su enorme dinamismo. Aunque los jesuitas no contaron, generalmente, con demasiadas facilidades en la España de Felipe II, a finales del siglo XVI pasaban de 2.000 y estaban sólidamente establecidos en el país.

Intolerancia social e Inquisición
A la vez que se acentuaba la defensa de la ortodoxia, se creaba en la sociedad española una progresiva intolerancia ideológica que contribuyó a que se acentuara la separación entre los cristianos viejos y los cristianos nuevos, es decir, los descendientes de musulmanes o de judíos conversos. Algunos de estos, como el humanista Luis Vives, tuvieron que desarrollar su labor intelectual en el extranjero. La obsesión por la limpieza de sangre se extendió.

La actuación secretista de la Inquisición fue decisiva, ya que fomentó el miedo en la sociedad. El ambiente inquisitorial alcanzó su punto culminante en los años centrales del siglo. El descubrimiento y supresión de dos minoritarios focos protestantes en Sevilla y en Valladolid inició un período de extraordinario endurecimiento: se estableció la prohibición de importar libros extranjeros y la prohibición a los españoles de estudiar o de enseñar en universidades extranjeras, entre otras medidas.

Aunque esta actitud de intolerancia se dulcificó a partir de 1573, tuvo consecuencias muy negativas para la cultura española. Frenó el desarrollo de los saberes humanísticos y de nuevas vías de experiencia religiosa. Estudiosos de la Biblia, como fray Luis de León, estuvieron en el punto de mira de los tribunales inquisitoriales. Lo mismo ocurrió con santa Teresa y san Juan de la Cruz, quienes, a pesar de ello, reformaron la orden del Carmelo animando al mismo tiempo una profunda corriente mística que se mantuvo finalmente dentro de la ortodoxia católica.

————

http://www.kalipedia.com/historia-espanola/tema/edad-moderna/consecuencias-contrarreforma-intolerancia-social.html

Martin Lutero no fue perfecto


Martin Lutero no fue perfecto

Autor:Paulo Arieu

Martin Lutero en un libro titulado sobre los judíos y sus mentiras (1543) ya estaba encendiendo los ánimos contra los judíos; el historiador británico Paul Johnson, considera que es el “primer trabajo del antisemitismo moderno y un paso de gigante en el camino hacia el holocausto”.

En este libro Lutero aconseja:

En primer lugar, debemos prender fuego sus sinagogas o escuelas y enterrar y tapar con suciedad todo lo que no prendamos fuego, para que ningún hombre vuelva a ver de ellos piedra o ceniza.

Esto ha de hacerse en honor a Nuestro Señor y a la cristiandad, de modo que Dios vea que nosotros somos cristianos y que no aprobamos ni toleramos a sabiendas tales mentiras, maldiciones y blasfemias a Su Hijo y a sus cristianos”

En segundo lugar, también aconsejo que sus casa sean arrasadas y destruidas. Porque en ellas persiguen los mismos fines que en sus sinagogas. En cambio, deberían ser alojados bajo un techo o en un granero, como los gitanos. Esto les hará ver que ellos no son los amos en nuestro país, como se jactan, sino que están viviendo en el exilio y cautivos, como incesantemente se lamentan de nosotros ante Dios,

En tercer lugar, aconsejo que sus libros de plegarias y escritos talmúdicos, por medio de los cuales se enseñan la idolatría, las mentiras, maldiciones y blasfemias, les sean quitados”,

En cuarto lugar, aconsejo que de ahora en adelante se les prohiba a los rabinos enseñar sobre el dolor de la perdida de la vida o extremidad”,

En quinto lugar, que la protección en las carreteras sea abolida completamente para los judíos. No tienen nada que hacer en las afueras de las ciudades dado que no son señores, funcionarios, comerciantes, ni nada por el estilo”,

En sexto lugar, aconsejo que se les prohiba la usura, y que se les quite todo el dinero y todas las riquezas en plata y oro, y que luego todo esto sea guardado en lugar seguro”, y

En séptimo lugar, recomiendo poner o un mayal o una hacha o una azada o una pala o una rueca o un huso en las manos de judíos y judías jóvenes y fuertes y dejar que coman el pan con el sudor de su rostro, como se le impuso a los hijos de Adán (Gén.3:19)”.

Cuatro siglos, más exactamente 399 años, después de haber sido escritos, los nazis citaron los ensayos de Lutero para justificar la Solución Final (1942-1945), que exigió el exterminio de los judíos de Europa (además de Disidentes, Francmasones.

Obviamente Lutero se equivocó, y mucho….

Quizá todos podamos aprender de la historia al recordar también la experiencia que vivieron los dos grandes reformadores Martín Lutero y Ulrico Zwinglio. En octubre de 1529 se encontraron frente a frente. Habían sostenido una guerra de palabras escritas en relación con la cena del Señor. Lutero sostenía que la presencia corporal real de Cristo estaba presente en los elementos. Zwinglio, por su parte, sostenía que el pan y el vino eran sólo símbolos. Allí estaban sentados juntos aquellos dos grandes líderes. Ambos eran de cuarenta y seis años de edad. Lutero escribió sobre Ja mesa: “Esto es mi cuerpo”, y rehusó ceder ni un milímetro en su opinión. Zwinglio tampoco cedió en su interpretación.

Un lunes los dos reformadores se encontraron por última vez en la tierra. Con lágrimas en los ojos, Zwinglio se acercó a Lutero extendiendo la mano de la fraternidad y el compañerismo, no la del compromiso teológico. Pero Lutero la rechazó y dijo.- “Estoy sorprendido de que desees considerarme como tu hermano.”  Y agregó.- “No perteneces a la comunión de la iglesia cristiana. No podemos reconocerte como hermano.”

Hubo muchos grandes momentos en la vida y actuación de Martín Lutero, pero aquí aparece empequeñecido. Imaginemos a aquel gran predicador y reformador, Ulrico Zwingiio, con su mano extendida hacia Lutero, con el que estaba de acuerdo en casi todo lo esencial, pero aquella mano nunca fue aceptada ni estrechada.

Lutero, fue el que inició la reforma, con su tesis de 95 puntos en contra de las doctrinas católicas.  Además tradujo la biblia al alemán y la hizo imprimir en la imprenta de Wutemeberg. También escribió preciosos himnos que aún hoy en día se cantan en las iglesias.

Pero debemos saber que “Errar humanum es”,dicen. Por este motivo, sin duda, Lutero fue un gran hombre,pero no mas que eso.Tan solo un hombre.

Dios lo bendiga

——-

100 millones de cristianos en todo el mundo sufren persecución


100 millones de cristianos en todo el mundo sufren persecución

 

La estadística ha sido enfatizada por Open Doors USA, que espera utilizar estos datos para despertar a la gente en sus campañas y ayudar a los cristianos perseguidos.

Estados Unidos | Lunes 20 de Agosto, 2012 | Por Nínro Ruíz Peña | ( NoticiaCristiana.com).

El setenta por ciento de la población mundial sufre de algún tipo de persecución religiosa, según un estudio publicado por el Foro de Investigación Pew sobre Religión y Vida Pública (Pew Research Forum on Religion & Public Life). La estadística ha sido enfatizada por Open Doors USA, que espera utilizar estos datos para despertar a la gente en su campaña y ayudar a los cristianos perseguidos.

“One With Them (Uno Con Ellos)”, es el nombre de la campaña de Open Doors, lanzada para afirmar y reforzar el concepto de que somos uno con el cuerpo de Cristo en todo el mundo. Para los que viven en el continente americano, esto significa mostrar solidaridad con nuestros hermanos y hermanas que sufren en el mundo “, dijo Carl Moeller, president/CEO of human rights watchdog group Open Doors USA.

La campaña, ha consistido en vender pulseras negras de silicona diseñadas para ser un recordatorio, el color es para recordar la difícil situación de los cristianos perseguidos en todo el mundo. “La idea detrás de los accesorios que se ven como alambre de púas, es generar un diálogo sobre el tema, explica Moeller.

“El brazalete se produjo cuando uno de los empleados llegó a nuestra oficina y puso un pedazo de alambre de púas en mi escritorio y dijo:” podríamos hacer una pulsera como estas”, dijo Moeller.

“Creemos que las pulseras se utilizan para difundir muchas causas”, continuó, agregando que se le ha preguntado por el significado de su brazalete en muchas ocasiones. Él explica que él siempre lleva uno y por la curiosidad de las personas él habla sobre la persecución religiosa que sufren los cristianos.

Esta es otra acción que debería ayudar a popularizar el Día Internacional de Oración por la Iglesia Perseguida, una campaña de Puertas Abiertas, que realiza de cada año.

“La oración es a la vez un término objetivo a corto y largo plazo, [y] estamos muy interesados en ver que la persecución se convierta en una preocupación mayor por parte de la iglesia”, concluye Moeller.

De acuerdo con el estudio realizado por el Pew Research Forum on Religion & Public Life, hay 100 millones de cristianos que sufren persecución en más de 60 países de todo el mundo, simplemente a causa de su fe en Jesucristo.

Traducido y adaptado NoticiaCristiana.com de Christian Post