Atributos de Dios parte 13– La infinidad de Dios (parte 6)


Atributos de Dios parte 13– La infinidad de Dios (parte 6)

Dios es infinito

Dios no está limitado a tiempo o espacio, pero nosotros sí lo estamos. Dios es libre de limitaciones, porque es perfecto. El es perfecto, así como lo es sin mancha. Es infinitamente perfecto en su santidad, en su amor, en su sabiduría, en su justicia, en su rectitud y perfecto en todos sus atributos.

  • “El es la Roca, su obra es perfecta, porque todos sus caminos son justos; Dios de fidelidad y sin injusticia, justo y recto es El.” (Deut. 32:4)
  • ¿ Descubrirás tú las profundidades de Dios? ¿Descubrirás los límites del Todopoderoso? Altos son como los cielos; ¿qué harás tú? Más profundos son que el Seol; ¿qué puedes tú saber? Más extensa es que la tierra es su dimensión, y más ancha que el mar.” (Job 11:7-9)

Podemos buscar la naturaleza de Dios, pero no puede ser hallada completamente debido a que Dios es perfecto e infinito y no tiene fin. Nosotros no podemos medirlo. La sabiduría es tan alta, que no la podemos alcanzar y tan profunda que no podemos escudriñarla. Se extiende mas allá del pensamiento humano, debido a que Dios es infinito. “La naturaleza de Dios es infinita y todo lo que brota de ella es infinito”,dice a.W. Tozer [0]

A. W. Tozer nos anima a pensar en Dios como ser infinito, pero reconoce que “su infinitud es mas dificil de captar” [1]

Este nombre revela la naturaleza y las operaciones de Dios. Luego la biblia explica el nombre. El es el que hizo el pacto con Abraham y es el Dios de los patriarcas. Es el Dios viviente.

El apóstol Pablo, hablando del amor de Cristo en su infinita naturaleza dijo,“Seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura del amor de Cristo.” (Ef. 3:18)

Dios es el creador y señor del tiempo. El tiempo no cambiará; pero Dios es infinito sobre el tiempo. Vivimos por días, semanas, meses y años, pero no así Dios.

  • “Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios” (Salmos 90:2).

Reyes, filósofos, profetas líderes religiosos, teólogos y héroes, nacen y se hacen de un nombre y perecen. Se convierten en historia; pero Dios rige la historia humana.

  • “He aquí, Dios es grande, y nosotros no le conocemos, ni se puede seguir la huella de sus años” (Job 36:26)
  • “Yo soy el que soy” (Ex. 3:14).

A diferencia de nosotros, Dios no está limitado al espacio. El es el Señor del espacio.

  • “He aquí, de Jehová tu Dios son los cielos, y los cielos de los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en ella.” (Deut. 10:14)

Dios está presente en todas partes. Ver 1 Reyes 8:27.

  • “¿Se ocultará alguno, dice Jehová, en escondrijos que yo no lo vea? ¿No lleno yo, dice Jehová, el cielo y la tierra?.  (Jer. 23:24)
  • ¿ A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. (Sal. 139:7-9)”

Recuerda a Adán y Eva, después del pecado se escondieron de Dios. Caín no pudo esconderse, ni Jonás cuando quiso escapar de El al entrar en las profundidades del mar. No pudieron escapar de la presencia de Dios. Dios es omnipresente.

Porque la naturaleza de Dios es infinita, todo lo que brota de ella es infinito, como dije anteriormente. La naturaleza infinita de Dios significa simplemente que Dios existe aparte de, y no está limitado por el tiempo o el espacio. Infinito significa “sin límites:” Cuando nos referimos a Dios como “infinito,” generalmente nos referimos a Él con términos como omnisciente, omnipotente, omnipresente, etc.

Omnisciente significa que Dios lo sabe todo, o que Él tiene un conocimiento ilimitado. Su conocimiento infinito es lo que lo califica como gobernante y juez soberano sobre todas las cosas. No sólo sabe Dios todo lo que sucederá, sino también sabe todas las cosas que pudieran haber sucedido. Nada toma a Dios por sorpresa, y nadie puede esconderse de Él. Hay muchos versos en la Biblia donde Dios revela este aspecto de Su naturaleza.

Uno de ellos es 1 Juan 3:20 “…mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas.” 

Omnipotente significa que Dios es todopoderoso o que Él tiene un poder ilimitado. Tener todo el poder es significativo, porque establece la habilidad de Dios para llevar a cabo Su soberana voluntad. En razón de que Dios es omnipotente y tiene un poder infinito, nada puede evitar lo que Su voluntad haya decretado que suceda, y nada puede detener o impedir que se cumplan sus propósitos divinos. Hay muchos versos en la Biblia en los que Dios revela este aspecto de Su naturaleza. Uno de tales versos está en el Salmo 115:3 “Nuestro Dios está en los cielos; todo lo que quiso ha hecho.” O cuando respondió a la pregunta de Sus discípulos de “¿Quién, pues, podrá ser salvo? (Mateo 19:25), Jesús dice, “Para los hombres, esto es imposible; mas para Dios todo es posible.” (Mateo 19:26).

Omnipresente significa que Dios siempre está presente. No hay un lugar al que puedas ir para escapar de la presencia de Dios. Dios no está limitado por el tiempo o el espacio.

Él está presente en cada punto del tiempo y del espacio. La presencia infinita de Dios es significativa porque establece que Dios es eterno. Dios siempre ha existido y siempre existirá. Antes del principio del tiempo, Dios ya era. Él no tiene principio ni fin, y nunca hubo un tiempo en el que Él no existiera, ni habrá un tiempo en el que Él cese de existir.

Nuevamente, muchos versos en la Biblia nos revelan este aspecto de Dios, y uno de ellos está en el Salmo 139:7-10: “¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. Si tomare las alas del alba y habitare en el extremo del mar, aun allí me guiará tu mano, y me asirá tu diestra.” 

Porque Dios es infinito, también se dice que es trascendental, lo que simplemente significa que Dios está excesivamente muy por encima de la creación – es tanto mayor que la creación como independiente de ella.

Lo que esto significa, es que Dios está tan infinitamente por encima y más allá de nosotros y de nuestra habilidad para comprenderlo, que si Él no se hubiera revelado a Sí mismo, nosotros no sabríamos ni entenderíamos cómo es Él.

Pero, afortunadamente, Dios no nos ha dejado ignorantes de Él mismo. En vez de ello, Él se ha revelado a Sí mismo a nosotros a través tanto de la revelación general (la creación y nuestra conciencia) y la revelación especial (la Palabra de Dios escrita, la Biblia, y la Palabra viva de Dios, que es Jesucristo).

Por tanto, podemos conocer a Dios, y podemos saber cómo reconciliarnos con Él y cómo vivir de acuerdo a Su voluntad. A pesar del hecho de que somos finitos y Dios es infinito, podemos saber y entender a Dios, porque Él se ha revelado a nosotros.

Por supuesto, dice A.W. Tozer, “que la infinitud supone ausencia de límites y es obviamente improbable para una mente limitada captar lo ilimitado” [3]

Fue Novaciano quien dijo que

“En ésta, y en todas nuestras meditaciones sobre las cualidades y el contenido de Dios”, escribe Novaciano, “pasamos más allá de nuestro poder de comprender de manera adecuada, y la elocuencia humana tampoco puede presentar un poder comparable a su grandeza. En la contemplación y manifestación de su majestad, toda elocuencia se queda muda, y con razón; todo esfuerzo mental resulta débil. Porque Dios es mayorque la misma mente. No podemos concebir su grandeza. No; si pudiéramos concebir su grandeza, Él sería inferior a la mente humana que podría formar este concepto. Él es superior a todo lenguaje, y no hay afirmación que lo pueda expresar. En realidad, si hubiera afirmación alguna que lo pudieraexpresar, Él sería inferior al habla humana que podría captar y reunir con dicha afirmación todo cuanto Él es. Todos nuestros pensamientos acerca de Él serán inferiores a Él, y nuestras expresiones máselevadas serán trivialidades, comparadas con Él.[4]

Dios es infinito, esto significa que El no conoce limites[5]

Decir que Dios es infinito es decir que El es incommensurable, que no se puede medir [6]

El testimonio cristiano a lo largo de los siglos ha sido que “tanto amó Dios al mundo (Jn. 3:16), nos recuerda Tozer.

Su amor es infinito,no tiene límites,porque no es una cosa,sino una faceta de la naturaleza esencial de Dios. Su amor es algo que El es, ya que El es infinito, ese amor puede envolver en si mismo a todo el mundo creado y seguir teniendo lugar para 10.000 mundos mas.[7]

Si, ya entendimos que Dios es infinito, pero ahora debemos comprender que El disminuye de alguna manera desconocida su infinitud para estar cerca de nosotros,la Iglesia del Señor.

Algunos cuantos pasajes biblicos que nos hablan de la infinitud de Dios.

Hay muchas citas bíblicas que nos llevan a considerar a Dios como infinito.

  • Él es Infinito, el cual no alcanzamos (Job 37:23)
  • Las pisadas divinas no son conocidas” (Sal 77:19)
  • Su entendimiento es infinito (Job 12:13; Sal 147:5)
  • su grandeza es inescrutable” (Sal 145:3)

Es tal la luz cegadora de la presencia del Padre que para sus modestas criaturas parece que “habita en la espesa oscuridad” (Ex 20:21; Dt 4:11; 1 Re 8:12; 2 Cr 6:1)

No sólo son sus pensamientos y planes inescrutables, sino que “hace cosas grandes y maravillas sin número” (Job 5:9; 9:10)

Dios es grande, y nosotros no le comprendemos, ni se puede seguir la huella de sus años (Job 36:26)

¿Es verdad que Dios morará sobre la tierra? (1 Re 8:27)

He aquí que el cielo y el cielo de los cielos no le pueden contener” (Deut 10:14; 1 Re 8:27; 2 Cron. 2:6; 6,18; Neh. 9:6; Sal 148:4)

  • ¡Cuán insondables son sus juicios e inescrutables sus caminos!” (Ro 11:33)

No hay sino un solo Dios, el Padre infinito (Mal 2:10; I Cor. 8:6; Ef 4:6), que es además un fiel Creador”( 1 Pe. 4:19).

El Creador divino (Gn 1:1-27; 2:4-23; 5:1-2; Ex. 31:17; 20,11; 2 Re. 19:15; 2 Cr 2:12; Neh. 9:6; Sal. 124:8; 115:15; 121:2; 134:3; 146:6; Is. 40:26,28; 45:12,18; 37:16; 42:5; Jer. 51:15; 32:17; 10:11-12; Am. 4:13; Mal. 2:10; Mar. 13,19; Jn. 1:1-3; Hch. 4:24; 14,15; Heb. 1,2; Ef. 3:9; Col. 1:16; 1 Pe. 4:19; Ap. 4:11; 10:6; 14:7)

Dios es la fuente y destino de las almas (Is. 44:6; Ap 1:8,11, 17; 21:6; 22:13)

Es el Alma Suprema, la Mente Primordial (Is 40:28; 1 Co 2:16; Fil 2:5) y el Espíritu Ilimitado de toda la creación( Sal 104:30)

Dios no comete errores (2 Sam. 22:31).

Él resplandece en majestad y gloria (1 Cr. 29:11; Sal 45:3; Is.42:8; 35:2; Is. 2:19-21)

Él es inmortal, eterno (Ro 1:20; 1 Tim. 1:16-17)

¡Cuán puro y bello, cuán profundo e impenetrable es el Predecesor celestial de todas las cosas! “El Infinito es más excelente por el hecho de darse a los hombres (Sal 84:11; 1 Cor. 2:12; Ef. 1:3)

Él es el principio y el fin (Is 41:4; 44:6; 48:12; Ap. 1:8,11,17; 21:6; 22:13)

Con Dios todas las cosas son posibles (Jer 32:17; Mt 19:26; Mar. 10:27;14:36; Lc 1:37; 18:27).

El Creador eterno es la causa de las causas (Gen.1:1 y ss).

A pesar de las infinitas y asombrosas manifestaciones del ser personal eterno y universal del Padre, él es incondicionalmente consciente tanto de su infinitud como de su eternidad; del mismo modo, conoce plenamente su perfección y su poder.

Él es el único ser del universo, capaz de tener una apreciación de sí mismo de forma perfecta, adecuada y completa.

El gran Dios se conoce y entiende a sí mismo; es infinitamente consciente de todos sus atributos primordiales de perfección. Dios no es un accidente cósmico.

El Padre Universal ve el fin desde el principio (Is 46:9-10). Nada es nuevo para Él, y ningún acontecimiento cósmico le causa extrañeza; él habita el círculo de la eternidad (Is. 57:15; Esd. 8,20).

Sus días no tienen principio ni fin. Para Dios no hay pasado, presente o futuro; todo tiempo es presente en cualquier momento dado (Is 41:4; 44:6; 48:12; Ap. 1: 8,11,17; 2:8; 21:6; 22:13).

Él es el grande y el único YO SOY (Ex 3:14).

El Padre Universal es, absolutamente y sin condición alguna, infinito en todos sus atributos

De esta manera y de muchas otras, de forma desconocida para nosotros y que escapan completamente a la comprensión finita, Dios, amorosamente y por voluntad propia, atenúa su infinitud para poder acercarse a las mentes finitas de sus criaturas, de sus hijos. Así pues, el Padre Infinito, al distribuir su ser personal en una sucesión cada vez menos absoluta, es capaz de gozar de un estrecho contacto con nosotros, sus criaturas.

Todo esto lo ha hecho y lo hace en la actualidad, y continuará haciéndolo por siempre, sin restar en lo más mínimo el hecho y la realidad de su infinitud, de su eternidad y de su primacía.

Y todas estas cosas son absolutamente verdad, a pesar de ser difíciles de comprender, de estar rodeadas de misterio o de la imposibilidad de que criaturas como nosotros podamos llegar a entenderlo.

Al ser el Padre Primero infinito en sus planes y eterno en sus propósitos, es intrínsecamente imposible que los seres finitos puedan alguna vez captar o comprender estos planes divinos en su plenitud.

Sólo de vez en cuando, aquí y allá, puede el hombre mortal vislumbrar los propósitos del Padre según se van revelando al desarrollarse, en sus niveles consecutivos de progreso en el universo, el plan de ascensión de las criaturas.

Aunque el hombre no pueda abarcar con su entendimiento lo que significa la infinitud, el Padre infinito, con toda certeza, sí comprende plenamente y abarca amorosamente toda la finitud de todos sus hijos en todo el universo.

Culmino el estudio de este atributo con una hermosa poesía de Joseph Hart

Éste, éste es el Dios que adoramos, nuestro Amigo fiel e inmutable, cuyo amor es tan grande como su poder, y ninguno de los dos conoce medida ni fin. Es Jesús, el primero y el último, cuyo Espíritu nos guiará sanos y salvos al hogar; le alabaremos por todo lo que está en el pasado, y confiaremos en Él por cuanto está en el porvenir. [8]

Notas

[0] A.W. Tozer, “El conocimiento del Dios santo”,pag. 55,ed. Vida

[1] ibid,pag. 52

[2] ibid

[3] ibid

[4] Novaciano, On the Trinity, pag. 26-27 (New York:Macmillan,1919), cit en ibid,pag. 52-53

[5] ibid,pag. 53

[6] ibid

[7] ibid pag. 56

[8] ibid

Bibligrafia

Atributos de Dios parte 13– La infinidad de Dios (parte 6)


Atributos de Dios parte 13– La infinidad de Dios (parte 6)

Autor:Paulo Arieu

Alejarse de la ortodoxia del evangelio o desconectarlo de la corriente de la historia de la Iglesia debe sembrarel terror en nuestros corazones. Pero debido a un compromiso personal, demasiados creyentes se encuentran “andando en el consejo de los impíos, deteniéndose en el camino de los pecadores, sentándose en la silla de los escarnecedores,” en lugar de defender la fe hasta la muerte.

La palabra infinidad aplicada a Dios significa que El es ilimitado, inescrutable, inmensurable, incomparable e incomprensible. Estas son palabras grandes, tanto en su tamaño como en su significado, pero se necesitan palabras grandes para describir a un Dios tan grande y glorioso. Dios es tan grande que: “… todos los moradores de la tierra por nada son contados” (Dn. 4:35) en comparación con él. La infinidad de Dios forma un contraste entre Dios y sus criaturas.

Dios es infinito y el hombres es finito. Dios es infinito en todos sus atributos, pero su infinidad se refiere específicamente a su omnipresencia y su eternidad. Dios no está limitado por el espacio y por lo tanto, es omnipresente; ni tampoco está limitado por el tiempo, por lo tanto es eterno. [0]

El pastor que carece de criterio teológico es el más digno de lástima de todos los hombres.¡Oh, la locura de una mente descuidada abierta a todo y cayendo a cualquier cosa! G.K. Chesterton dijo una vez que una mente abierta es como una boca abierta. Pretende cerrar en algo sólido. Una visión ortodoxa de la Escritura, sin duda vale la pena hundir nuestros dientes. [1]

Problemas

¿Nos puede llevar esta doctrina al panteísmo? No, porqué el hecho de que Dios sea un ser infinito no supone al mismo tiempo que todo lo que existe forma parte del ser de Dios. Esto era el gran error de Spinoza. Un Espíritu infinito no excluye la existencia de la materia. Incluso es posible tener varías entidades infinitas a la vez (p.ej. en la matemática: un número indefinido de líneas paralelas que son infinitas).[2]

Para Spinoza, la sustancia es la realidad, que es causa de sí misma y a la vez de todas las cosas; que existe por sí misma y es productora de toda la realidad; por tanto, la naturaleza es equivalente a Dios. Dios y el mundo, su producción, son entonces idénticos. Todos los objetos físicos son los “modos” de Dios contenidos en el atributo extensión. Del mismo modo, todas las ideas son los “modos” de Dios contenidas en el atributo pensamiento. Las cosas o modos son naturaleza naturada, mientras que la única substancia o Dios es naturaleza naturante. Las cosas o modos son finitas, mientras que Dios es de naturaleza infinita [3]

Si hablamos de la infinidad de Dios decimos sencillamente que a sus atributos no puede ser asignado ningún límite.[4]

El Dios Infinito: Conociéndolo [5]

A medida que empezamos a conocer al Dios Infinito, podemos desarrollar una relación con Él, en lugar de sólo saber acerca de Él. Él es omnisciente y todopoderoso. Es soberano y supremo. Es un Dios bueno, misericordioso y amoroso.

Conocerlo personalmente puede cambiar su vida. Con Él podemos vencer la adversidad, y tener el consuelo, la guía, y el poder de Su Espíritu Santo en nuestra vida diaria. Lo mejor de conocer a Dios es que nos ha prometido el perdón de todos los pecados y una vida eterna con Él, si creemos y aceptamos a Su Hijo, Jesucristo, en nuestros corazones.

OBJECIONES A LA OMNIPRESENCIA DE DIOS [6]

Algunos se han opuesto a la omnipresencia de Dios citando el texto que dice que Caín salió de delante de Jehová (Gn. 4:16); y que también Jonás huyó de la presencia de Dios(Jon. 1:3).

Pero podemos responder que Caín solamente se alejó del lugar de la adoración, en donde se manifestaba la presencia especial de Dios.

También Jonás estaba huyendo del servicio de Dios porque en su necedad, pensaba que podía escapar del cumplimiento de su deber. Pronto Jonás descubrió que Dios estaba en todo lugar y que podía encontrarse con El, tanto en el mar como en la tierra.

El Dios con quien nos tenemos que ver, no tiene limitaciones. Una de las acusaciones levantadas contra Israel es que habían limitado al Santo de Israel (Sal. 78:41), es decir, pensaban que había algunas cosas imposibles para El; en sus pensamientos limitaron a Dios debido a su falta de fe.

Para Dios no existe tal cosa como una crisis, y tampoco hay un lugar secreto para esconderse de El. Todas las cosas están desnudas y abiertas ante sus ojos, nadie puede escapar de El ni resistirle cuando se enciende su enojo y El quiere ejecutar su ira.

Por lo cual, tanto el escritor como el lector debemos decir con el salmista: “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón: Pruébame y reconoce mis pensamientos” (Sal. 139:23).

Siempre tenemos que tener presente la advertencia de San Hilario de Poitiers:

“La inteligencia humana, que es lenta y cerrada para la comprensión de las cosas divinas, exige que se la advierta con frecuencia de que los misterios del poder divino no se explican de modo satisfactorio con el ejemplo sacado de las cosas humanas. La analogía de las cosas terrenas se aduce sólo para que nuestra inteligencia sea penetrada espiritualmente por las cosas celestiales, y para que con este modo humano de proceder seamos elevados a la inteligencia de la magnificencia divina” (“De Trinitate” VI,9). [7]

Dios, ¿es o no es infinito? [8]

Objeciones por las que parece que Dios no es infinito:

1. Todo lo infinito es imperfecto porque tiene razón de parte y de materia, como dice Aristóteles en Phys 1. 3. Pero Dios es perfectísimo. Por lo tanto, no es infinito.

2. Según el Filósofo en I Physic., finito e infinito convergen en la cantidad. Pero Dios no es cantidad ya que no es cuerpo, como quedó demostrado (q.3 a.1). Por lo tanto, no le corresponde ser infinito.

3. Lo que está aquí porque no está allí, por razón del lugar es finito. Lo que es esto porque no es lo otro, es finito por razón de la sustancia. Pero Dios es esto y no lo otro, pues no es ni piedra ni madero. Por lo tanto, Dios no es infinito por razón de la sustancia.

Contra esto:está lo que dice el Damasceno: Dios es infinito, eterno, inabarcable.

Respuesta:Todos los antiguos filósofos atribuyeron lo infinito al primer principio, como se dice en III Physic.; esto es razonable si se considera que del primer principio emanan innumerables cosas. Pero, por equivocarse en la naturaleza del primer principio, es lógico que también se equivocaran acerca de su infinitud. Porque al atribuir materia al primer principio, consecuentemente atribuyeron al primer principio la infinitud material. Por eso decían que un cuerpo infinito era el primer principio de las cosas.

Hay que tener presente que se llama infinito a aquello que no tiene limitación. En cierto modo la materia está delimitada por la forma, y la forma por la materia. Por una parte, la materia está delimitada por la forma, porque antes de recibir una sola forma que la determinara está en potencia para poder recibir muchas. Por su parte, la forma está delimitada por la materia porque, en cuanto forma, puede adaptarse a muchas cosas; pero al ser recibida en la materia se convierte en la forma concreta de esta materia determinada. La materia se perfecciona por la forma que la delimita; por eso la infinitud material que se le atribuye es imperfecta, pues acaba siendo casi una materia sin forma.

La forma, en cambio, no sólo no se perfecciona por la materia, sino que ésta, la materia, delimita más bien su amplitud. Así, la infinitud de una forma no determinada por la materia contiene razón de lo perfecto. Lo sumamente formal de todo es el mismo ser, como quedó demostrado (q.4 a.1 ad 3).

Como quiera que el ser divino no es un ser contenido en algo, sino que subsiste en sí mismo, como también quedó demostrado (q.3 a.4), resulta evidente que el mismo Dios es infinito y perfecto.

El límite de la cantidad es como la misma forma; prueba de ello es que la figura, que consiste en la delimitación de la cantidad, viene a ser como la forma a la cantidad. Así, la infinitud que le corresponde a la cantidad es una infinitud de tipo material. Como quedó dicho, tal infinitud no es atribuible a Dios.

Puesto que el ser de Dios subsiste en sí mismo y no está contenido en otro, por lo cual es llamado infinito, se distingue de todos los demás y éstos deben ser excluidos de él. Es como una blancura que subsistiera en sí misma; por eso mismo no existiría en ningún otro y se distinguiría de cualquier otra blancura en un sujeto.

Además de Dios, ¿puede o no puede alguna cosa ser infinita por esencia?

Objeciones por las que parece que, además de Dios, puede haber alguna cosa infinita por esencia:

1. En cualquier cosa hay proporción entre esencia y capacidad. Así, pues, si la esencia de Dios es infinita, es necesario que también lo sea su capacidad. Luego puede producir un efecto infinito, puesto que la capacidad se mide por el efecto.

2. Todo lo que tiene capacidad infinita, tiene esencia infinita. Pero el entendimiento creado tiene capacidad infinita, puesto que puede aprehender lo universal, que comprende todo lo particular. Luego toda sustancia intelectual creada es infinita.

3. Como quedó demostrado (q.3 a.8), la materia prima es distinta de Dios. Pero la materia prima es infinita. Luego, además de Dios, algo puede ser infinito.

Contra esto: está el hecho que lo infinito no tiene su principio en otro, como se dice en III Physic. No obstante, todo lo que no es Dios tiene en Dios su primer principio. Luego menos Dios nada puede ser infinito.

Respuesta: Además de Dios, algo puede ser infinito en cierto modo, pero no absolutamente. Pues si hablamos de lo infinito por lo que corresponde a la materia, es evidente que todo lo que está en acto tiene alguna forma; y así, su materia está determinada por la forma. Pero porque la materia en cuanto que está bajo una forma sustancial permanece en potencia orientada a muchas formas accidentales, lo que es absolutamente finito puede ser infinito en cierto modo. Ejemplo: La madera es finita por su forma, sin embargo, en cierto modo es infinita porque está en potencia orientada a muchas imágenes.

Si, por otra parte, hablamos de lo infinito por lo que respecta a la forma, resulta evidente que aquellas cosas cuyas formas están en la materia, son absolutamente finitas y de ningún modo infinitas. Pero si algunas formas creadas no están contenidas en la materia, sino que subsisten en sí mismas, como, por ejemplo, algunos piensan de los ángeles, tales formas serían en cierto modo infinitas, pues no estarían delimitadas ni reducidas por materia alguna. Pero, porque la forma creada así subsistente tiene ser y no su propio ser, resulta necesario que su mismo ser esté contenido y delimitado en una determinada materia. De ahí que no pueda ser absolutamente infinita.

Objeciones:

1. Entre lo creado es contradictorio que la esencia de una cosa sea su mismo ser, puesto que el ser subsistente no es creado; de ahí que también sea contradictorio que sea absolutamente infinito y sin embargo no puede hacer algo no creado (esto sería mantener de forma simultánea realidades contradictorias); por consiguiente, no puede hacer algo absolutamente infinito.

2. El hecho de que el entendimiento tenga capacidad para comprehender en cierto modo lo infinito, se debe a que el entendimiento es una forma no sometida a la materia, o bien totalmente separada de ella, como las sustancias de los ángeles; o bien, al menos, por ser una capacidad intelectual que, sin ser un acto de algún órgano concreto, está unida al cuerpo.

3. La materia prima por sí misma no existe en la naturaleza de las cosas, pues no es ser en acto, sólo en potencia; de ahí que sea más algo concreado que creado. Sin embargo, aun cuando sea considerada en cuanto potencia, la materia prima no es absolutamente infinita, sino sólo en cierto modo, porque su potencia no comprende más que las formas naturales.

¿Puede o no puede algo ser infinito en acto por razón de magnitud?

Objeciones por las que parece que algo puede ser infinito en acto por razón de magnitud:

1. En las ciencias matemáticas no hay falsedad porque, como se dice en II Physic.La abstracción no admite falsedad. Pero las ciencias matemáticas utilizan lo infinito como magnitud, pues el geómetra en sus demostraciones dice: Tal línea es infinita. Luego no es imposible que algo sea infinito por razón de magnitud.

2. No es imposible que algo no tenga lo que no va contra su razón de ser. Pero ser infinito no va contra la razón de ser de magnitud, ya que finito e infinito parecen ser de modo especial determinaciones de la cantidad. Luego no es imposible que alguna magnitud sea infinita.

3. La magnitud es divisible hasta el infinito. Así, en III Physic., lo continuo es definido como lo que es divisible hasta el infinito. Pero los contrarios son tales respecto a lo mismo. Así, como quiera que a la división se opone la suma, a la disminución el aumento, parece que la magnitud pueda crecer hasta el infinito. Luego es posible que exista una magnitud infinita.

4. Como se dice en IV Physic., el movimiento y el tiempo tienen la cantidad y la continuidad que toman de la magnitud sobre la que pasa el movimiento. Pero no va contra la razón de ser del tiempo y del movimiento que sean infinitos, puesto que cualquier punto indivisible que se señala en el tiempo y en el movimiento circular, es principio y fin. Luego no irá contra la razón de ser de magnitud que sea infinita.

Contra esto: todo cuerpo tiene superficie. Pero todo cuerpo que tiene superficie es finito, porque la superficie es el límite del cuerpo finito. Luego todo cuerpo es finito. Algo parecido puede decirse de la superficie y de la línea. Por consiguiente, nada es infinito por razón de magnitud.

Respuesta: Una cosa es ser infinito por su esencia y otra por razón de su magnitud. Pues puede darse de hecho que algo sea infinito por razón de magnitud, como el fuego o el aire, y sin embargo, no ser infinito por su esencia, porque su esencia puede estar determinada en una especie por la forma o en un individuo por la materia.

De este modo, partiendo de lo establecido (a.2), porque ninguna criatura es infinita por su esencia, hace falta averiguar si algo creado es infinito por razón de magnitud.

Así, pues, hay que tener presente que el cuerpo, que es una magnitud completa, puede ser considerado de dos maneras: Matemáticamente, y así se considera el cuerpo sólo como cantidad; o naturalmente, y así se le considera como poseedor de materia y de forma.

Que cualquier cuerpo natural no pueda ser infinito en acto es evidente, pues todo cuerpo natural tiene una determinada forma sustancial. Como quiera que a la forma sustancial le corresponden accidentes, es necesario que a una determinada forma sustancial le correspondan unos determinados accidentes. Entre ellos, la cantidad. De donde se sigue que todo cuerpo natural tiene, en grado mayor o menor, una determinada cantidad. Esto mismo es aplicable al movimiento. Porque todo cuerpo natural tiene un determinado movimiento natural. No obstante, un cuerpo infinito no puede tener ningún movimiento natural. Ni rectilíneo, pues nada se mueve naturalmente con movimiento rectilíneo más que cuando está fuera de su sitio, cosa que no puede suceder en el cuerpo infinito, pues ocuparía todos los lugares, y así cualquier lugar sería indistintamente su sitio. Algo parecido puede decirse también del movimiento circular. Porque en el movimiento circular se requiere que una parte del cuerpo se traslade a un sitio anteriormente ocupado por otra parte. Esto no podría suceder nunca en un cuerpo circular infinito; porque dos líneas que parten de un centro, cuanto más se prolongan, más se alejan entre sí, de modo que, si el cuerpo fuese infinito, infinita sería también la distancia entre ellas, y así una nunca podría llegar al lugar de la otra.

Lo mismo cabe decir también del cuerpo matemático. Porque si imaginamos un cuerpo matemático existente en acto, es preciso que nos lo imaginemos bajo una forma determinada, porque nada está en acto si no es por su forma. Como quiera que la forma de la cantidad en cuanto tal es la figura, será necesario que tenga una determinada forma. Y esto ya será finito, pues la figura es lo comprendido dentro de un límite o de unos límites.

A las objeciones:

1. El geómetra no supone que una línea es infinita en acto, sino que toma una línea finita en acto, de la cual puede quitar cuanto sea necesario. A esta línea la llama infinita.

2. Lo infinito no va contra la razón de ser de la magnitud en general, pero sin embargo sí va contra la razón de ser de cualquiera de sus especies. Por ejemplo, contra la razón de ser de la magnitud bicúbita o tricúbita, circular o triangular, y similares. No es posible que se dé en el género lo que no se da en la especie. De ahí que no sea posible la existencia de una magnitud infinita cuando no lo es ninguna de sus especies.

3. Como hemos dicho (a.1 ad 2), lo infinito que corresponde a la cantidad se toma de parte de la materia. Por la división del todo se accede a la materia, pues las partes son tales en razón de la materia; por la suma se accede al todo que es tal en razón de la forma. Así, no se encuentra lo infinito en la suma de la magnitud, sino sólo en su división.

4. El movimiento y el tiempo no son considerados como un todo en acto sino de forma sucesiva; de ahí que tengan potencia mezclada con el acto. Pero la magnitud está toda en acto, y así, lo infinito que corresponde a la cantidad y que se toma de parte de la materia, es incompatible con la totalidad de la magnitud, pero no con la totalidad del tiempo y del movimiento, pues estar en potencia es algo propio de la materia.

 ¿Puede o no puede lo infinito estar en las cosas por multitud?

Objeciones por las que parece que es posible que haya una multitud infinita en acto:

1. No es imposible que lo que está en potencia pase a acto. Pero el número puede multiplicarse hasta el infinito. Luego no es imposible que haya una multitud infinita en acto.

2. Es posible que, de cualquier especie, algún individuo esté en acto. Pero las especies de las figuras son infinitas. Luego es posible que haya infinitas figuras en acto.

3. Las cosas que no se oponen entre sí, tampoco se anulan mutuamente. Pero, establecida una multitud de cosas, pueden establecerse otras muchas que no se les opongan; luego no es imposible que otras puedan darse simultáneamente con las primeras, y otras con aquéllas, y así hasta el infinito. Luego es posible que haya infinitas cosas en acto.

Contra esto: está lo que se dice en el libro deuterocanonico Sab 2,21: Todo lo dispusiste con su número, su peso, su medida.

Respuesta: Sobre este problema hubo una doble opinión. Pues algunos, como Avicena y Algazel (Phys 1. 3) dijeron que era imposible que existiera una multitud infinita por esencia en acto; pero que no era imposible que existiera una multitud infinita por accidente. Se dice que una multitud es infinita por esencia cuando para algo se requiera que la multitud sea infinita. Esto es imposible que se dé; porque, de ser así, algo dependería de realidades infinitas, no llegando nunca a su completa realización, ya que no puede agotarse lo infinito. Se dice que una multitud es infinita por accidente cuando para algo no se requiera la infinitud de la multitud, pero de hecho se da. Esto puede demostrarse con lo que hace el carpintero, el cual, para llevar a cabo su obra, requiere por sí una multitud de cosas, como el arte en su espíritu, las manos que trabajan, el martillo. Si estas cosas se multiplicaran hasta el infinito, la obra artesanal nunca quedaría concluida, porque dependería de infinitas causas. En cambio, el número de martillos que pueda utilizar, supuesto el caso de que se rompan uno tras otro, forma una multitud accidental, ya que sólo accidentalmente trabaja con muchos martillos, resultando indiferente que utilice uno o dos o muchos o infinitos si trabajase un tiempo infinito. Esta es la razón por la que establecieron como posible que existiera en acto una multitud infinita por accidente. Pero esto es imposible. Porque a toda multitud le corresponde estar en alguna especie de multitud. Las especies de la multitud se reducen a las especies de los números. No obstante, ninguna especie numérica es infinita, pues todo número es una multitud medida por la unidad. De ahí que resulte imposible que se dé una multitud en acto tanto por esencia como por accidente.

Asimismo, la multitud existente en la naturaleza de las cosas es creada; y todo lo creado está comprehendido de algún modo en la intención del creador, pues un agente no obra en vano. De ahí que resulte necesario que todo lo creado esté comprehendido en un determinado número. Luego es imposible que haya una multitud infinita en acto, incluso por accidente.

Sin embargo, sí es posible que haya una multitud infinita en potencia. Porque el aumento de la multitud se consigue por la división de la magnitud, ya que cuanto más se divide algo, tanto mayor es la pluralidad numérica. Por lo tanto, así como lo infinito se encuentra potencialmente en la división continua, pues accede a la materia, como quedó demostrado (a.3 ad 3), así también lo infinito se encuentra potencialmente en el aumento de la multitud.

Objeciones:

1. Todo lo que está en potencia pasa a estar en acto según su modo de ser. Ejemplo: el día no pasa a estar en acto en un solo momento, sino poco a poco. De la misma forma lo infinito de la multitud no pasa a estar en acto en un solo momento, sino poco a poco, pues tras una multitud cualquiera puede añadirse otra, y así hasta el infinito.

2. Las especies de las figuras tienen infinidad numérica. Son especies de las figuras el triángulo, el cuadrilátero y otros. Por lo tanto, así como la multitud infinita numérica no pasa a estar en acto en un solo momento, así tampoco la multitud de las figuras.

3. Aun cuando establecido algo puede establecerse algo más que no se le oponga, sin embargo, establecer cosas infinitas se opone a cualquier especie de multitud. Por lo tanto, no es posible que haya una multitud infinita en acto.

Notas

[0] http://evangelio.wordpress.com/2012/07/20/el-alto-costo-de-la-ambivalencia/

[1] Ibid

[2] http://www.hutters-online.de/publikationen/uwe/14.html

[3] http://tematicacristiana.blogspot.com/2008/04/baruch-spinoza.html

[4] http://www.hutters-online.de/publikationen/uwe/14.html

[5] http://www.allaboutgod.com/spanish/infinitud-de-dios.htm

[6] http://www.iglesiaemanuel.net/PageDisplay.cfm?studyID=6

[7] http://hjg.com.ar/sumat/a/c7.html

[6] ibid

[7] http://idd0098d.eresmas.net/MEDNUMPE.HTM

[8] ibid

 

Atributos de Dios parte 12 – La infinidad de Dios (Parte 1)


Atributos de Dios La infinidad de Dios – Parte 1

 

 Decimos que f(x) tiende a 0 cuando x tiende a infinito.

a. Introducción

Cuando era joven (ya hace muchos años de esto) estuve estudiando Analista en computación (programador informático) en un instituto terciario en mi país (acá en Estados Unidos le llaman ‘asociado’). Una de las primeras materias que vi en el primer año, fue introducción al Análisis matemático.

Alli vimos el estudio de funciones, integrales y derivadas, como métodos matemáticos para su resolución. En el gráfico vemos un ocho acostado que es la forma matemática de representar lo infinito,ya que no hay modo de abarcar la infinitud.Solo podemos representarla. Cuando analizábamos esta variable matemática, el infinito,yo automáticamente pensaba en Dios. Hacia el salto de la matemática a la filosofía, que me gustaba mucho, aunque sabía muy poco y nada de esta.

Pero me daba cierto placer pensar en Dios, en infinito Dios y reflexionar si de verdad Dios existía y como era este. Pero no tenia muchas ideas coherentes acerca de Dios. Todo era muy vago, muy abstracto si se quiere,muy sincretista toda mi manera de filosofear, sin una estricta coherencia cristiana, una mezcla si se quiere de hinduísmo con cristianismo. Algo parecido al platonismo quizás.

Me producía una sensación extraña,abrumadora si se quiere. No era cristiano aún, habia sido católico de joven pero no había encontrado las respuestas que necesitaba y me dediqué a ser mundano hasta que el Señor algunos años después me rescataría de esa vida pecaminosa.Incluso, algunas veces compartíamos acerca de Dios con otros jóvenes estudiantes compañeros míos, pero no llegábamos nunca a nada concreto.

Pensar en Dios, aunque es algo bueno si se quiere, me producía la sensación de pequeñez, de insignificante al lado de este monstruoso e inmenso ser infinito. Mi pecado me impedía verlo como El es, Dios de amor, de paz, de santidad, de gozo, de benignidad, también de justicia.Sus atributos divinos,como lo venimos compartiendo.

Dios es infinito, esto es bíblico y también lógico. La infinitud de Dios es una caracteristica del teísmo. Si Dios no fuera infinito, no podría jamás saber todas las cosas, ni tampoco obviamente ser todopoderoso. Sería una criatura entonces, lo que es irracional. No podría ser justo, porque para ser perfectamente justo es necesario conocer absolutamente todas las cosas, o sea ser infinito.

También Dios se ha revelado en la historia bíblica como Dios infinito.Esto lo veremos luego.

Los ateos niegan que Dios exista;obviamente tampoco creerán que Dios es infinito.Lamentablemente.John MacArthur, predicador norteamericano muy famoso, dijo una vez que

“Como cristianos aceptamos una verdad fundamental: Dios existe y de esta forma todo lo demás tiene sentido. Un ateo para negar a Dios tiene que aceptar explicaciones increíbles para todo lo demás. Creo que requiere tener más fe para negar a Dios que para creer en Él.”

Ravi Zacharías, también dijo que

“Para sostener la creencia de que no existe Dios , el ateísmo tendría que demostrar un conocimiento infinito, que sería los mismo decir: Tengo el conocimiento infinito para decir que no existe un ser con conocimiento infinito.”

Por la complejidad de este tema,lo fraccioné en varios artículos, así ud.pude entenderlo mejor.

Continúa….