¿Por qué Hitler quería ser musulmán?


¿Por qué Hitler quería ser musulmán?
Publicado: 19 ene 2015

rusos
La política nazi fue uno de “los intentos más vigorosos de politizar e instrumentalizar el islam en la historia moderna”, escribe en su libro ‘El islam y la guerra de la Alemania nazi’ el historiador de la Universidad de Cambridge David Motadel.

“Nuestra desgracia es que hemos elegido la religión equivocada. ¿Por qué tiene que ser el cristianismo, con su obediencia y somnolencia?”, preguntó una vez Hitler a su arquitecto personal, Albert Speer.

Desde el punto de vista de Hitler, el islam era ‘Männerreligion’, la religión de los hombres verdaderos: los “guerreros del islam” se van al paraíso militar con huríes y ríos de vino. De acuerdo con Hitler, corresponde mucho mejor al “temperamento alemán” que “la inmundicia judía y la cháchara sacerdotal” del cristianismo, escribe ‘The Wall Street Journal’.

Nuestra desgracia es que hemos elegido la religión equivocada

Hitler elogiaba al primer presidente de Turquía, Mustafa Kemal Atatürk, por su sumisión al islam, la expulsión de los griegos y la matanza de los armenios.

Motadel escribe que durante la Segunda Guerra Mundial, hubo musulmanes luchando en ambos bandos, pero únicamente entre los nazis y los musulmanes había una conexión político-espiritual. Ambos grupos odiaban la democracia liberal, a los judíos y a los bolcheviques.

En abril de 1942, Hitler se convirtió en el primer líder europeo en declarar que el islam es “incapaz de [cometer actos de] terrorismo“.

Durante la guerra, los musulmanes de los Balcanes fueron incluidos por las autoridades nazis en la lista de “los pueblos racialmente valiosos de Europa”. El líder de los árabes palestinos, Haj Amin al Husseini, el Gran Muftí de Jerusalén, reclutó a varios miles de estos “musulmanes alemanes” como los primeros voluntarios no alemanes para servir en las SS. En noviembre de 1944, Himmler, el comandante jefe de las SS, y el Gran Muftí crearon en Dresde la Escuela Militar de Imanes bajo los auspicios de las SS.

Después del término de la guerra, algunos nazis musulmanes lograron escapar y entraron en el Gobierno de Arabia Saudita como asesores.

——————–

http://actualidad.rt.com/actualidad/163839-hitler-islam-terrorismo-historia

El mito de Hitler ser cristiano


El mito de Hitler ser cristiano

Fuente: News24.com

Es razonable decir que los ateos creen en muchos cuentos de hadas con el fin de reforzar su fe. Uno de ello es que Hitler era cristiano. En Mateo 07:16 el Señor Jesús dice: “Por sus frutos los conoceréis.” (NVI). Acerquémonos, pues vemos lo que la historia nos enseña acerca de lo que hicieron los nazis y luego juzgar por sí mismo el valor de verdad de la declaración: “Hitler era cristiano”. En los días previos a la Gran Guerra, la República de Weimar ya no podría caracterizarse como una nación cristiana. Los escritos de Karl Marx y Charles Darwin ya había cautivado los corazones y las mentes del pueblo alemán.

2.Hitler estaba en el centro mismo de su ser un darwinista que con firmeza y sin vacilaciones creía en el concepto de la supervivencia del más apto.

3.All de los nazis más destacados como Josef Goebbels, Herman Goering, Martin Bormann y Heinrich Himmler eran vehementemente anti-cristiana.

4. Uso de Hitler de la palabra “Dios” en muchos de sus discursos era más que un sustituto de lo efímero concepto que tenía de este “ser divino” él invocaba o se refieran a. Desde luego, no era el Dios de la Biblia y el Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Muerte 5.Jesus ‘en la cruz fue un anatema para los nazis que vieron como debilidad y totalmente en contra de la esencia misma del carácter germánico (Nordic, pagan, pagano). Los dos grandes mandamientos se burlaban de y vistos como un signo de debilidad.

6. Los “cristianos” que aceptan el nazismo tuvo que desmentir en última instancia, los fundamentos del cristianismo, como la muerte redentora en la cruz y la resurrección. Judeidad de Jesús fue, obviamente, un insulto a la mente nazi y por lo tanto la Biblia fue despojado de todas las referencias de los judíos.

7.El “cristianismo” prevaleciente en la Alemania nazi era una farsa y no tenía conexión con el cristianismo ortodoxo en lo que enseñó, que se cree o practica.

8. Los verdaderos cristianos, como Dietrich Bonhoeffer y otros eran los únicos que se opusieron activamente a los nazis. Tenga la seguridad de que cuando la gente trata de secuestrar el cristianismo por sus propias ganancias egoístas y pecaminosas, Dios intervendrá y enviar a hombres y mujeres a oponerse a cualquier herejía. Esto también se ilustra en la Sudáfrica del apartheid.

9.El Iglesia confesante se formó como una oposición directa al Movimiento Alemán de la Fe (un pro-nazi “cristiano” del grupo).

10. fiestas cristianas como la Navidad y la Pascua fueron despojados de las conexiones cristianas y pobladas por pagano y simbolismos paganos.

11. Los nazis buscaron activamente para destruir la influencia del cristianismo en las escuelas y por lo tanto dirigidos a la juventud sin descanso. El líder de la Hitlerjugend, Baldur von Shirach, era un pagano franco y declaró explícitamente la incompatibilidad entre el cristianismo y la ideología nazi.

12. cristianos sufrieron enormemente bajo la opresión nazi y muchos pagaron el precio en última instancia, en los campos de exterminio nazis.

Historia atestigua el hecho de que la creencia de que Hitler era cristiano carece de verdad. Los ateos creen este mito, ya que odian a Dios y la fe de que Dios mismo le dio a este mundo. Para los que buscan sinceramente la verdad hay libros para leer en este tema, como “La esvástica y la cruz” por Bruce Walker y “Hitler y la cosmovisión darwiniana nazi” por Jerry Bergman.

07.05 / 2014

La obsesión de Hitler por cambiar los tradicionales adornos navideños por esvásticas nazis


La obsesión de Hitler por cambiar los tradicionales adornos navideños por esvásticas nazis

El nacionalsocialismo tenía su propio plan para esas fiestas, según demuestra una guía hallada en Dresde
ELPLURAL.COM | 25/12/2014
bolas

En la Alemania de Hitler, los adornos tradicionales cambiaron por características nazis. Foto: historiadeestaimagen.blogspot.com

Conocido por su carácter despiadado y vehemente, Adolf Hitler disfrutaba de toda la parafernalia navideña. Aunque eso así, tras su ascenso al poder, los adornos, la comida y hasta los villancicos fueron cambiado paulatinamente en torno a su ideología. Su objetivo era que toda la vida estuviera basada en los parámetros nacionalistas germanos. Obviamente, la Navidad no era una excepción.

Cambios en la decoración
Y es que con su llegada al poder, los tradicionales ángeles o bolitas de colores que inundan las casas durante estas fechas, fueron reemplazados paulatinamente por esvásticas doradas. Un proceso que, gracias a su derrota en la Segunda Guerra Mundial, consiguió ser revertido.

Si Hitler hubiera ganado la guerra…
Pero si tal y como recuerda Rosalía Sánchez, enviada especial en Berlín de El Mundo,Hitler hubiera ganado la guerra, la navidades hubieran sido radicalmente distintas a como las conocemos hoy en día.

Cruz gamada en lugar de estrella
“Los nazis tenían sus propios planes para esas fiestas, según demuestra una guía de 20 páginas hallada en Dresde que nunca llegó a hacerse pública. En ella se aconsejaba a las familias alemanas coronar el árbol con una cruz gamada, en lugar de la estrella, y se aportaban referencias para demostrar que los Reyes Magos eran nazis, y la Virgen María, la madre de la nación alemana”, explica Sánchez.

“El verdadero Mesías”
La guía aconsejaba además cantar villancicos en honor a los líderes alemanes, representar al Arcángel Gabriel como una diosa aria y colocar esvásticas de oro en las paredes como elemento decorativo. “Hitler, en el centro de las representaciones teatrales, era propuesto como el verdadero Mesías y salvador de los alemanes”.

———

http://www.elplural.com/2014/12/25/la-obsesion-de-hitler-por-cambiar-los-tradicionales-adornos-navidenos-por-esvasticas-nazis/

 

Hitler adicto a las drogas para convertirse en el “superhombre nazi”


Hitler adicto a las drogas para convertirse en el “superhombre nazi”

Adolf HitlerAdolf Hitler, en su intento por verse ante sus seguidores como el ejemplo perfecto del ‘superhombre nazi’, se volvió adicto a las drogas, llegando a consumir cócteles de hasta 80 fármacos, según informes de su médico personal hallados recientemente.

Si iba a gobernar el mundo, para el líder supremo era necesario demostrar que él era el espécimen perfecto, el modelo de la virilidad masculina y no despertar sospechas sobre sus problemas mentales y de salud. Sin embargo, ocultarlos era una tarea difícil, por lo que el padre de la ‘raza superior’ abusaba de las drogas, informa el diario británico ‘The Mirror’, citando cartas y registros médicos del doctor personal de Hitler.

Según la información, Theodore Morell suministraba a Hitler un cóctel de más de 80 fármacos, que incluían vitaminas y probióticos con semen de toro, veneno para ratas e incluso aceite para limpiar armas.

En los documentos se indica que Hitler sufría, entre otras dolencias, de un eczema crónico, persistentes dolores estomacales y flatulencia, para lo cual Morell le prescribió bacterias vivas que aliviaron efectos como los calambres que lo aquejaban.

Las tropas aliadas encontraron en la residencia del canciller un armario repleto de medicamentos, que contenía además un aceite de limpieza de pistolas y píldoras para la flatulencia a base de veneno para ratas.

De acuerdo con los informes médicos encontrados, otros doctores de Hitler especularon que Morell lo estaba envenenando, pero fueron despedidos por el Führer calificándolos de “tontos”.

Asimismo, los documentos indican que Hitler recurrió a la cocaína para aliviar dolores del pecho, garganta e incluso utilizó gotas oculares que contenían un 10% de esta droga.

Y como si fuera poco, el ‘superhombre nazi’ también recibió inyecciones para la virilidad que contenían extractos de glándulas de testículos de toros jóvenes, o semen de estos animales para aumentar su deseo sexual y poder mantenerse al día con las exigencias de su joven amante.

También se documenta que cuando Hitler iba a mantener una reunión con el dictador italiano Benito Mussolini fue “altamente drogado” para controlar su hiperactividad, y lo mismo hacía en otras ocasiones para disminuir la presión arterial.

(Texto completo en: http://actualidad.rt.com/sociedad/view/103861-hitler-drogas-nazi-enfermedades)

——–

http://www.cubadebate.cu/?p=277255

Cuando la ópera se viste de Hitler


Cuando la ópera se viste de Hitler 

Autor:Paulo Arieu

Introducción

opera

Durante la ejecución de “la ópera de Düsseldorf”,días atrás en Alemania,no habia transcurrido ni media hora de función cuando una buena parte del público se levantó de sus asientos abucheando la ópera y fueron abandonando la función. Una actual producción de esta de Richard Wagner, generó polémica y escándalo en Alemania.

Y porque motivos? Pues porque el director de escena Burkhard Kosminski tuvo la desacertada idea de trasladar al famoso caballero y trovador de los campos del castillo de Wartburg a los de concentración del régimen nazi. Kosminski ha causado a conciencia un revuelo de grandes proporciones al incluir escenas antisemitas y que según sus palabras sin ellas “la obra carece de relevancia”.[0] Y como comentó Alejandro César Villarreal[1], columnista de http://www.infobae.com, al respecto

“Dios salve a la ópera de las tiranas visiones de ciertas mentes extraviadas en sus propios laberintos ideológicos” [2]

Es que lo que antes se hacía por medio de la imposición directa de la fuerza, hoy se hace de formas más sutiles e incluso con mayor resultado. Es como el ejemplo de hervir a un anfibio. Si lo tiramos al agua ya caliente, salta de la olla, si lo ponemos en agua fría y la calentamos, muere escaldado (“síndrome de la rana”).

Esta opera fue cancelada. El director alemán Burkhard Kosminski atribuyó  un acto de censura la cancelación de su “Tannhäuser”, retirado del programa de la Rheinoper, la Ópera del Rin, de Düsseldorf, por incluir crudas escenas del Holocausto nazi.

Con la mayor consternación reconocemos que algunas escenas han supuesto un fuerte impacto tanto psicológico como físico en muchos espectadores”, reconoció la dirección de la ópera, a través de un comunicado. [15]

El teatro de Düsseldorf dijo que el público abucheó la obra y que algunos de los asistentes tuvieron que buscar ayuda médica después de los primeros espectáculos. Pero el director, el alemán Burkhard Kosminski, se negó a bajarle el tono a la puesta en escena, ambientada en un campo de concentración durante el Holocausto.La producción fue cancelada y sólo será realizada en formato de concierto.

“Después de considerar todos los argumentos, hemos llegado a la conclusión de que no podemos justificar un impacto tan extremo de nuestro trabajo artístico”, dijo un comunicado de la Deutsche Oper am Rhein. “Tannhäuser y el torneo de trovadores del castillo de Wartburg” es una ópera cuyo estreno dirigió Wagner en 1845 y está basada en dos leyendas alemanas. Aunque la obra original transcurre en la Alemania medieval, en una época de trovadores y castillos, en esta ocasión era representada en un campo de concentración y la trama incluía cámara de gas, violaciones e inmolaciones.[17]

La producción fue tachada de “de mal gusto” por la comunidad judía local y había provocado “protestas violentas” antes de su estreno, el 4 de mayo, según informes de prensa locales.

Esta es la Alemania que….

Esta es la Alemania donde extrañamente, la Reforma Protestante es vista como “pecado” desde el lado del Vaticano. Es llamativo la decisión del ex-papa alemán Benedicto XVI de no viajar a su país de origen (Alemania), con ocasión de las celebraciones que se conmemorarán en el año 2017, con motivo del 500 aniversario de la Reforma que impulsó Martín Lutero, y que se inició con la publicación de las 95 tesis el 31 de octubre de 1517 en la puerta de la iglesia de Wittenberg. Así lo confirma en el “Frankfurter Allgemeine Zeitung” (FAZ) el cardenal católico suizo Kurt Koch, que es el actual Presidente del Consejo Pontificio para la unidad de los cristianos.[3]

Es que la Reforma no fue pecado,aunque haya sucedido en la Alemania de Wagner, aunque sea esta la opinión expresada por el cardenal católico suizo Kurt Koch, actual Presidente del Consejo Pontificio para la unidad de los cristianos, opina además, incidiendo en declaraciones anteriores, que “la aspiración de Lutero fracasó. Se formaron Iglesias independientes y dió lugar a terribles guerras de religión con consecuencias fatales para el conjunto de Europa. ¿Cómo celebrar eso? “.[4]

Estas declaraciones son producto del hombre, que con sus intereses terrenales intenta desviar el curso de la historia de acuerdo a sus propios intereses. Ezequiel nos da una buena descripción del río de Dios (cf. Ez. 47:3-12 RV 1960). Recuerdo hace algunos años atrás, yo vivía en República Dominicana y un buen día, leo en las noticias que un río llamado Jimaní, en la frontera con Haití, que hacía algunas décadas que se había desviado de su curso natural, volvió a ocupar su cause histórico de repente, barriendo totalmente con muchas casitas humildes que se habían edificado en el cauce. Cuando la iglesia recuperó su vitalidad, el río volvió a correr con nuevos brios, con nuevas fuerzas y con libertad de nuevo, por su cauce histórico, el que los Papas del medioveo habían desviado con sus intereses terrenales. Cuando un río recupera su cauce, lamentablemente, puede darse que arrase con muchas casitas humildes que estaban construidas; pero ese no es culpa del río. El río tiene una naturaleza que Dios la creó. Así es el río de Dios, cuando corre, es posible que arrase con muchas cosas que nosotros pensamos que están bien, pero no es asi. El desbordamiento del rio Soleil dejo -segun los balances mas conservadores- cerca de 400 muertos y 300 desaparecidos en Jimani, ubicas en la provincia Independencia, fronteriza con Haiti, 280 km al oeste de Santo Domingo, con una poblacion de 45.000 habitantes aprox. [5]

Esta Alemania, es la Alemania,no solo es la Alemania del “todopoderoso Bendesbank”[128] [6] donde se venden templos por falta de miembros,sino que en los últimos 20 años, más de 340 iglesias evangélicas se cerraron en ese país. El cristianismo en Europa está cambiando drásticamente y es que por falta de miembros, las iglesias de Alemania están poniendo sus templos en venta. Lo que una vez fue casa de oración ahora son edificios vacíos que están valorados entre 20 mil y 135 mil euros. Tal parece que esto es el resultado del secularismo que se está desarrollando fuertemente en Europa y otros países donde también las capillas están siendo vendidas. La crisis no sólo afecta a las iglesias católicas, sino también a los protestantes. El diario español “El País”, muestra que entre 1990 y 2010 por lo menos 340 iglesias evangélicas fueron cerradas en Alemania. Mientras que la Iglesia Católica entró a una crisis mayor pues tuvo que cerrar unos 400 templos en el 2011, según datos de la Conferencia Episcopal de Alemania. Hay un 10% menos evangélicos en Alemania y 17% católicos menos, de acuerdo a los índices de los últimos datos sobre religión. Los líderes religiosos, consideran que la única solución es vender los templos ante la falta de fieles, sin embargo, esto podía ser una oportunidad para otras religiones como ocurrió en Hamburgo, donde un templo evangélico fue vendido para luego convertirse en una mezquita.[7]

Lamentablemente, al dia de hoy, vemos como muchas iglesias en Alemania y otras partes del mundo, están en estado crítico, no solo divididas, sino ademas, confundidas por el relativismo de la época, o por un exceso de subjetivismo que escandaliza a la razón. Están como los huesos secos que vió en visión el profeta Ezequiel en el A.T (Ez. 37:7-10). pero el Señor es poderoso para soplar con su Espíritu y ponerle vida a este cementerio de ‘elefantes blancos”. (Ez. 37:11) ¿Qué representan todos estos huesos secos? “La casa de Israel.” O sea, la nación terrenal de Israel, el pueblo electo de Dios durante la Era Mosaica.También la Iglesia en todas las etapas de la historia, cada vez que se seca espiritualmente hablando y cae en apostasía. A ojos de Dios no es mas que un montón de huesos secos, aunque se siga llamando Iglesia!

Pero esta es la Alemania de la Angela Merkel, cuya “ética protestante” [8] llama la atención, donde lo que sucede en Alemania, como dijo Angela Merkel,la dirigente política alemana de la Unión Cristiano demócrata Alemana, en el año 2010, es que hay “…poco Cristianismo” [9] en este pais.Y mucho ecumenismo que unifica, pero no redime vidas [10].Solo pontifica.

Al leer esto, obviamente, uno se rasca la cabeza y se pregunta como es esto tan terrible? Pero la respuesta esta en saber que nuestro Dios diseñó los seres humanos explícitamente para que El morase en ellos y gobernase a toda la creación con su poder. Adan y Eva, los primeros padres de la humanidad, fueron muy particulares y diferentes del resto de las criaturas que habitaban este planeta.

El pastor Josh McDowell explica al respecto que

Estos prototipos humanos eran singulares entre toda la creación en el hecho de que fueron creados a la imagen de Dios.Esto significó que poseían varios rasgos que les faltaban a las otras criaturas de Dios.Ellos se paraban erguidos; tenían manos para usarlos como herramientas para moldear su ambiente;poseían raciocinio,conciencia de si mismos y la capacidad de elegir su propio destino. [12]

Pero, además de todas estas características, que refutan la teoría que provenimos de un primate como antecesor común, hay otro aspecto mas que para el hombre de nuestros dias es locura, y es que,como bien explica Mc Dowell, el hecho de que al hombre y a la mujer se les infundió el Espiritu de Dios mismo.[16] (Cf. Gen. 2). Pero Adán y Eva escogieron pecar desobedeciendo los designios de Dios.

En seguida la comunidad judía en Düsseldorf calificó de “falta de gusto” la representación.El régimen nazi llegó al poder en Alemania en 1933 y, durante la II Guerra Mundial que él desencadenó, asesinó a unos seis millones de personas en campos de concentración y exterminio, en su gran mayoría de origen judío. [11]

La ministra que revoluciona a Europa  [14]

La politica cuya ética familiar destaca notablemente en estos dias en Alemania, Úrsula Von der Leyen afirmó que hay que recuperar los valores de siempre, no existen los nuevos.

“La familia, la responsabilidad por el otro, valores cristianos que deben ser traducidos a otros tiempos. La familia no puede pervivir mirando a lo que fue, su economía y la de todos es ya global y la mujer es hoy muy importante. Pero siguen importando que haya niños en las calles, la solidaridad generacional, la buena educación, la subsidiaridad, y hay que preguntarse cómo mantenerlas en un mundo moderno”.

Porque como vemos no todo es tan tétrico o hitleriano en esta Alemania actual. Un portal católico cita de una ministra alemana que está revolucionando a Europa con su ética familiar.Es como si “los dioses germanos” hubiesen oido el clamor del alma de  Úrsula Von der Leyen. Esta ministra alemana, parece que está revolucionando la política alemana segun afirman los medios de comunicación. Le está haciendo sombra política a la poderosa Angela Merkel y hasta su nombre ya ha sonado para presidenta del país o futura canciller. Es el caso Úrsula Von der Leyen, una política atípica que está rompiendo moldes en Europa. Precisamente ahora es ministra de Trabajo y Asuntos Sociales en Alemania y en España es conocida por haber venido a ofrecer empleo a 5.000 jóvenes españoles.

Esta alemana de 55 años es algo más que política. Los alemanes la llaman “la madre de la nación” pues tiene siete hijos. Durante sus años en la política se ha empeñado en demostrar la grandeza de los hijos, las enormes ventajas de los niños en la sociedad y ha luchado por abrir camino a las familias que quieren tener hijos en una Europa con una histórica crisis demográfica. Von der Leyen es además una mujer de fuertes convicciones religiosas. Es cristiana y practicante. Cuenta orgullosa lo importante que es desayunar todos los días con sus hijos y orar con ellos antes de acudir a sus obligaciones en el Ministerio. Del mismo modo hace lo mismo por las noches antes de que sus hijos vayan a dormir.

Es una de las principales valedoras en recuperar y poner en valor en Europa los valores cristianos que han forjado el continente siglos atrás. La familia juega aquí un papel esencial. Lo sabe. Y no le importa liderar esta revolución familiar. No es de extrañar, por tanto, que las feministas radicales la tengan en su punto de mira y esté siempre en la diana de sus críticas e insultos. “¡Esa mujer!”. Así se refieren a ella con desdén las feministas. Sin embargo, ella les replica que Alemania y Europa irían mejor con más mujeres como ella, es decir, madres.

Desde 2009 es ministra de Trabajo pero su incansable lucha por la familia viene de atrás pues previamente, de 2005 a 2009, fue ministra de Familia, Mujer y Juventud. Desde ese puesto legisló a favor de este colectivo y ayudó a que las familias puedan conciliar mejor el cuidado de los hijos y el trabajo. Algo básico hoy en día.

Úrsula ha mostrado también al mundo la falacia de que no se puede ser madre y progresar profesionalmente, sin tener que por ello renunciar a tener familia. Estudió Económicas y más tarde se doctoró en Medicina llegando a dedicarse a la investigación. Más tarde se trasladó a EEUU debido a compromisos laborales de su marido. Allí se dedicó a cuidar de sus hijos y a la investigación y vio la importancia de ayudar a la familia. A partir de ahí entró en la CDU alemana y comenzó su meteórica carrera política.

Al llegar al Gobierno de Merkel fue consciente de que sus cinco compañeras del Ejecutivo, incluida Merkel, habían renunciado a la maternidad para dedicarse a la política. Ella era el bicho raro y lamenta que en su país “tener siete hijos esté mal visto, se considera casi una provocación”.

Como ministra de Familia preparó una mini-revolución que fue hasta mal vista por su propio partido aunque ella siguió adelante. Propuso guarderías gratuitas y ayudas a los padres para el cuidado de sus hijos así como el permiso para que los padres pudiesen quedarse en casa cuidando de los niños. Pese a las críticas ella hablaba de sus experiencias familiares y cómo había podido conciliar trabajo y familia. “Me han llegado a preguntar si quiero encerrar a los padres a latigazos y eso demuestra el desprecio hacia todo lo que tenga que ver con el cuidado de los niños”.

En una entrevista en ABC cuando aún era ministra de Familia, Von der Leyen aseguraba que “no soy una superwoman, donde estoy es el resultado de un largo camino de altibajos y decisiones con mi marido, y también de algunos errores”.

“La familia recobra su importancia, no sólo como factor de equilibrio, sino como herramienta para transmitir directamente unos valores, una interioridad y una trascendencia. Además, comprobamos que sin niños un país no puede seguir existiendo, por razones económicas y también emocionales”, afirmaba.En este sentido, agregaba que “estamos en una situación muy crítica, sobre todo psicológicamente. Hay que volver a hablar del pan que los niños traen bajo el brazo: se llama alegría, fuerza creadora, seguridad futura que los niños no significan pobreza, sino perspectiva”.[15]

Del mismo modo, Úrsula Von der Leyen afirma que hay que recuperar los valores de siempre, no existen los nuevos.

Conclución

opera

El antisemitismo confeso de Wagner, en vida del compositor, la posterior utilización de su música por el aparato de propaganda nazi convierten en inflamable cualquier factor que relacione sus óperas con el Tercer Reich. El año pasado, a pocos días de la apertura de la temporada en el wagneriano festival de Bayreuth (Baviera), la dirección optó por relevar del papel protagonista de Holandés errante al barítono ruso Yevgueni Nikitin, tras revelar la prensa popular que en su juventud se estampó un tatuaje nazi en el pecho. Ese teórico “pecado de juventud” del solista fue suficiente para reavivar el debate sobre los vínculos entre el Tercer Reich y Bayreuth, el elitista festival que los herederos de Wagner colocaron a los pies de Hitler y su aparato de propaganda.

La razón de citar este acontecimiento en Alemania, es que este país bien “puede ser tomada como modelo de lo que sucederá a otros en la primera mitad del siglo XXI. ” [18] El intelectual Fernado Lopez Alves continúa citando las razones por las que se vislumbra a Alemania como un pais modelo en muchos de los temas sociales relacionados con el desarrollo cultural globalizado del siglo XXI: El dijo hace 11 años atrás, en el 2002, que Alemania es “la tercera economía mundial luego de E.U y Japón, es uno de los países con mayor control migratorio. Para el año 2030 los mayores de 65 años serán la mayoría de la población, mientras que hoy representan solo un quinto. A menos que las tasas de natalidad se incrementen y todo indica que esto no pasará, el número de gente en condiciones de trabajar se reducirá a mas de la cuarta parte del registro actual.” [19]

Hilter fue un loco satánico megalómano, que hechizó a las masas de su pais e incluso a la Iglesia alemana, con su liderazgo carismático.yu na vez que tuvo a Alemania en sus manos, hizo lo que quiso.Por este motivo, es correcto que los alemanes se hayan retirados avergonzados de este espectáculo cultural tan tradicional en ese pais.Los recuerdos de la tragedia hitleriana, con sus millones de muertes judios inocentes, escandalizan hasta la razón del mas profano.

“En las sociedades de seres humanos libres la verdad no tiene derechos, porque quienes sí los tienen son las personas que las conforman”,como dijo  Plutarco Bonilla

Dios le bendiga
————
Notas

[0] Personas desnudas que mueren en cámaras de gas, un brutal tiroteo y miembros de una familia a los cuales afeitan la cabeza y ejecutan son parte de esta puesta que recibió un importante abucheó en su estreno del sábado pasado generando un considerable escándalo que recorrió todo el país, incluso algunos de los asistentes tuvieron que ser tratados en un centro médico tras la representación.  De manera lógica llegó la cancelación de tan nefasta propuesta, la Ópera de Düsseldorf retiró de su programa la versión de “Tannhauser” y para cumplir con las fechas previstas presenta en este momento una versión en concierto, sin exhibición escénica. El alemán Burkhard Kosminski, responsable de semejante afrenta, se defiende asegurando que su intención no era insultar a las víctimas y levanta descaradamente la bandera de la censura:

Creo que en cualquier representación, y por tanto también en la ópera, hay que crear situaciones concretas a través de los actores y de la historia. Y si se trata sólo de transmitir una historia romántica, creo que la obra carece de relevancia”.

Una vez más encontramos directores de escena que intentan imponer su “arte” por encima de las creaciones de los compositores, es reprochable e indignante hacer una lectura profunda de las declaraciones de Kosminski.

Tannhauser” es en su esencia una ópera romántica y sus temas principales son la lucha entre el amor sagrado y profano, y la redención a través del mismo, entonces…

¿Por qué el “régie” minimiza la naturaleza de la obra queriendo defender lo indefendible? ¿Por qué si se trata de transmitir una historia romántica la obra carece de relevancia? Kosminski es el típico director de escena que crea una obra paralela con “tema libre” sin importarle en absoluto los designios del compositor, error fatal que también se debe acreditar en las cuentas de la Ópera de Düsseldorf que ante el escándalo le suelta la mano al director pero al que previamente contrató aprobando su polémica propuesta.

En un comunicado oficial la dirección del teatro señala: “Con la mayor consternación reconocemos que algunas escenas han supuesto un fuerte impacto tanto psicológico como físico para numerosos espectadores”. “La Ópera no se puede responsabilizar de unos efectos tan extremos”, agrega el texto para justificar la cancelación de las representaciones.

La dirección reconoce, asimismo, que era consciente desde el principio que la adaptación de Kosminski podría generar cierta “controversia” pero nunca se imaginaron que la repercusión negativa fuera tan importante en una Alemania que hoy se avergüenza de su pasado prohibiendo la apología del nazismo y dictando estrictas leyes en su contra.

Tannhauser” es una ópera en tres actos con música y libreto de Richard Wagner basada en dos leyendas alemanas y que ya en su nacimiento conoció de problemas. Su doble estreno, en Dresde en 1845 y en París en 1861, fue marcado en ambos casos por escándalos que poco tienen que ver con la majestuosa música de Wagner.

Frialdad recibió en una Dresde que prefería las creaciones de Donizetti o las operetas de Lortzing. Dieciséis años más tarde en París la obra vuelve a fracasar pero no por razones de orden musical, fue más bien un sabotaje que encuentra su razón en la ubicación del ballet, episodio obligatorio en todas las óperas que se interpretaban en París.

El ballet tenía que suceder en medio de la obra, a una hora precisa, para que el público masculino, poco interesado por la música, pudiera asistir a los movimientos de señoritas ligeramente vestidas, y luego marcharse. Wagner accedió a insertar el episodio bailado pero no donde lo esperaba el público que respondió con silbidos y gritos como muestra de desaprobación.

Luego de la tercera representación Wagner retiró la ópera el 25 de marzo de 1861. El poeta, crítico de arte y traductor francés Charles Baudelaire graficó el fracaso de la obra en su ciudad natal de la siguiente manera:

Las personas que creen haber borrado a Wagner del mapa se han alegrado demasiado pronto… No entienden nada del vaivén de los asuntos humanos, del flujo y el reflujo de las pasiones… Hoy, la reacción ha empezado; nació el mismo día en que la malevolencia, la estupidez, la rutina y la envidia se aliaron para intentar enterrar Tannhauser”.

Más allá de estos hechos históricos “Tannhauser” es en el presente una de las obras más populares del compositor alemán y su música es de una gran fuerza expresiva con la que Wagner da un paso importante hacia el drama musical, los leitmotivs son bien claros y no hay más divisiones en cuadros.

Tannhauser” es noticia hoy por un nuevo escándalo que excede lo musical y que tiene como responsables al director de escena Burkhard Kosminski y a la Ópera de Düsseldorf. ¿Cuál es límite de un director de escena si es apoyado en sus ideas por una entidad de renombre?

A veces pienso que encontrarnos con un “Anillo del Nibelungo” con el Che Guevara y la Madre Teresa en escena está a la vuelta de la esquina.

Dios salve a la ópera de las tiranas visiones de ciertas mentes extraviadas en sus propios laberintos ideológicos [URL= http://blogs.infobae.com/opera/2013/05/11/tannhauser-nazis-ejecuciones-y-escandalo/%5D

[1]  Alejandro César Villarreal, Fundador y director de hagaselamusica.com – Productor del programa Hágase la Música, clásica y ópera en Radio Brisas Mar del Plata, Argentina

[2] http://blogs.infobae.com/opera/2013/05/11/tannhauser-nazis-ejecuciones-y-escandalo/

[5] http://www.abc.es/cultura/musica/20130509/abci-cancelan-tannhauser-alemania-201305082001.html

[9] Históricamente pocos países han tenido tanto impacto en el cristianismo mundial como Alemania. Es el país donde nació Martín Lutero, padre de la Reforma Protestante. Según Operation World (Operación Mundo) aproximadamente 80 % de los alemanes se consideran cristianos, divididos principalmente entre protestantes y católicos. Sin embargo, las cifras de la Iglesia declinan rápidamente debido al creciente número de gente que cada vez más se aparta de la fe de sus padres. Operación Mundo agrega que, como en los días de Martín Lutero, Alemania necesita un avivamiento.[URL=http://www.cbn.com/mundocristiano/elmundo/2010/November/Merkel-Aqui-no-hay-mucho-Islam-sino-poco-Cristianismo/%5D

[3] http://www.protestantedigital.com (del 24-12-2012)

[4] http://www.protestantedigital.com/ES/Internacional/articulo/15712/El-papa-no-asistira-al-500-aniversario-de-la

[5] http://rioblancojimani.blogspot.com/2005/08/jimani_20.html

[6] http://blogs.periodistadigital.com/teologia-sin-censura.php/2012/09/28/el-iv-reich-y-el-futuro-de-europa

[7]  Alemania | Lunes 1 de Abril, 2013 | Por Nínro Ruíz Peña | (NoticiaCristiana.com). http://www.noticiacristiana.com/iglesia/2013/04/se-venden-templos-en-alemania-por-falta-de-miembros.html

[8] http://www.protestantedigital.com/ES/Editorial/articulo/14841/La-etica-protestante-de-merkel-y-espana

[10]  https://elteologillo.wordpress.com/2012/09/11/campana-alemana-ecumenica-quiere-volver-unir-catolicos-y-protestantes

[11] http://www.24horas.cl/noticiasbbc/alemania-cancelan-polemica-opera-de-wagner-tras-abucheos-638814

[12] libro electronico Juan C. Varetto, “La marcha del cristianismo desde los apostoles hasta los valdenses”,pag. pag. 67-68

[13] http://www.24horas.cl/noticiasbbc/alemania-cancelan-polemica-opera-de-wagner-tras-abucheos-638814

[14] maresdelmundo.blogspot.com.es/ cit en http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=30250

[15] http://www.larepublica.ec/blog/cultura/2013/05/09/director-de-la-opera-de-wagner-denuncia-acto-de-censura/

[16]  libro electrónico Thomas Bender, “Historia de los Estados Unidos. Una nación entre naciones”,pag.14, ed. Siglo XXI

[17] http://www.bbc.co.uk/mundo/ultimas_noticias/2013/05/130509_ultnot_alemania_wagner_tannhauser_rg.shtml

[18] Fernandes Lopez Alvez,”Sociedades Sin Destino ¿America Latina tiene lo que se merece?”, pag.42,ed. Taurus, impreso en Argentina año 2002

[19] Ibid

Imagenes

Dietrich Bonhoeffer y el protestantismo europeo


Dietrich Bonhoeffer y el protestantismo europeo

Nuestra mayoría de edad nos fuerza a tomar en cuenta nuestra verdadera posición ante Dios. Dios nos está enseñando a vivir como adultos capaces de arreglárnoslas sin El. (Dietrich Bonhoeffer)

Mientras Barth preparaba el primer tomo de su Dogmática eclesiástica, acontecimientos portentosos estaban teniendo lugar en Alemania: Hitler y el partido Nazi ascendían al poder. En 1933, el Vaticano y el Tercer Reich firmaron un concordato. Los protestantes liberales carecían de la perspectiva teológica necesaria para responder al reto inesperado del nazismo. De hecho, muchos de ellos habían declarado que creían en la perfectibilidad de la raza humana, y era precisamente eso lo que Hitler proclamaba. Los liberales habían tendido a confundir el evangelio con la cultura alemana, y la pretensión nazi de que Alemania estaba destinada a civilizar el mundo encontró eco en muchos púlpitos y cátedras académicas.

El programa del propio Hitler incluía la unificación de todas las iglesias protestantes de Alemania, y su uso para proclamar el mensaje de la superioridad racial alemana y de una misión providencial para la nación. Así surgió el partido de los “Cristianos Alemanes”, que unía las creencias cristianas tradicionales, tal como el liberalismo alemán’ las había reinterpretado, con ideas de superioridad racial y con un extremo nacionalismo. Parte de su programa consistía en reinterpretar el cristianismo en términos de oposición al judaísmo, contribuyendo así a la política antisemítica del Tercer Reich. En 1933, obedeciendo instrucciones del gobierno, se organizó una Iglesia Evangélica Alemana a la que todas las iglesias debían unirse.

Cuando el obispo presidente del nuevo cuerpo no se mostró absolutamente dócil a los designios del gobierno, fue depuesto, y otro fue nombrado para ocupar su lugar. En respuesta a tales acontecimientos, en 1934 varios profesores de teología, entre quienes se contaban Barth y Bultmann, firmaron y publicaron una protesta contra las políticas que seguía la nueva iglesia unida. Entonces, pocos días después, varios dirigentes cristianos de todo el país, tanto luteranos como reformados, se reunieron en Barmen para celebrar lo que llamaron un “sínodo de testimonio”, y allí produjeron la “Declaración de Barmen”, que vino a ser el documento básico de la “Iglesia Confesante”.

Esta era un cuerpo que en nombre del evangelio se oponía a las enseñanzas y acciones de los nazis. Su aseveración central era que los cristianos debían rechazar “la falsa doctrina, según la cual la iglesia debe aceptar como base para su mensaje, aparte y además de la única Palabra de Dios, otros acontecimientos y poderes, personajes o verdades, como si fueran revelación de Dios”. Al tiempo que rechazaba las pretensiones de Hitler y sus seguidores, el documento invitaba a todos los cristianos de Alemania a que lo leyeran y midieran a base de la Palabra de Dios, y que lo aceptaran únicamente si resultaba ser compatible con esa Palabra.

La respuesta del Reich no se hizo esperar. El Dr. Martin Niemoller, pastor en Berlín y conocido crítico del gobierno, fue arrestado y encarcelado por espacio de ocho años. Al comenzar la guerra, casi todos los pastores que se mostraban reacios a las directivas del gobierno fueron conscriptos y enviados al frente de batalla. A todos los profesores universitarios se les ordenó que firmaran una declaración de apoyo incondicional al gobierno. Barth se negó a firmar y regresó a Suiza, donde fue profesor en Basilea hasta su retiro.

El más destacado de todos los que se opusieron al régimen de Hitler y sufrieron a causa de esa oposición fue el joven pastor y teólogo Dietrich Bonhoeffer (1906-1945), quien era pastor en Londres cuando la Iglesia Confesante le invitó a regresar a Alemania para dirigir un seminario clandestino. Sus amigos en Inglaterra trataron de disuadirle. Pero Bonhoeffer estaba convencido de que tenía que acceder al llamado de sus compañeros, y regresó a Alemania a sabiendas de que con ello ponía su vida en peligro. En 1937 publicó El costo del discipulado, donde trataba de mostrar la importancia y aplicación del Sermón del Monte para la vida contemporánea. Ese mismo año su seminario fue disuelto por orden directa del Reich. A pesar de esa orden, Bonhoeffer reunió en derredor suyo otros dos grupos de estudiantes que seguían cursos teológicos según las circunstancias lo permitían.

Las experiencias de esos años de vida comunitaria en medio del peligro se reflejan en su libro Vida en comunidad, publicado en 1939. Para entonces la guerra estaba a punto de estallar. Bonhoeffer estaba de visita en Londres cuando sus amigos en Inglaterra y los Estados Unidos-donde había estudiado antes- insistieron en que no debía regresar a Alemania. Tras volver a Alemania, decidió aceptar una invitación para pasar un año en los Estados Unidos. Pero apenas instalado en Nueva York, llegó a la conclusión de que había cometido un gran error, porque sus compatriotas cristianos pronto tendrían que escoger entre el patriotismo y la verdad y, según él dijo, “sé cuál de esas alternativas he de escoger; pero no puedo hacer esa elección al amparo de la seguridad”.

En Alemania, la vida se le hizo cada vez más difícil. En 1938 se le prohibió residir en Berlín. Dos años después la Gestapo clausuró el seminario que él dirigía, y se le prohibió publicar cosa alguna o hablar en público. Durante los próximos tres años, Bonhoeffer se envolvió cada vez más en las conspiraciones que se urdían contra Hitler. Hasta entonces había sido pacifista. Pero ahora se convenció de que tal pacifismo, al dejarles a otros las difíciles decisiones prácticas y políticas, era un modo de eludir la responsabilidad propia. Durante una visita a Suecia, le dijo en secreto a un amigo que había decidido unirse a una conspiración para asesinar a Hitler. Según dijo, le dolía tener que participar directamente en la muerte de alguien, pero no veía otra alternativa responsable.

Bonhoeffer fue arrestado por la Gestapo en abril de 1943. En la prisión, y después en el campo de concentración, se ganó el respeto tanto de sus carceleros como de sus compañeros de infortunio, a quienes servía de capellán.

A veces con conocimiento de las autoridades, y a veces sin él, condujo correspondencia con sus familiares, su prometida y sus amigos que estaban todavía en libertad. Esa correspondencia, y otros escritos póstumos, muestran que hasta sus últimos días Bonhoeffer se estuvo planteando profundas cuestiones teológicas. Y algunas de esas cuestiones han fascinado a las generaciones posteriores. Por ejemplo, en esos últimos escritos hablaba del mundo llegado a su “mayoría de edad”, y decía que la presencia de Dios en tal mundo ha de ser como la de un padre sabio, que no trata de dominar a sus hijos, sino que se va retirando y les va dejando crecer y madurar.

En este punto, criticaba a Barth por haber caído en lo que Bonhoeffer llamaba un “positivismo de la revelación”, como si la revelación divina nos permitiera dilucidar misterios inescrutables. Por otra parte, Bonhoeffer siempre admiró a Barth, y llevó la teología barthiana a conclusiones quizás inesperadas. Por ejemplo, Barth había dicho que la religión, lejos de ser el modo en que conocemos a Dios, es un esfuerzo humano por escondemos de Dios, por encasillarle y así no tener que responder a su gracia y sus demandas. Sobre esa base, Bonhoeffer vislumbró lo que llamó un “cristianismo sin religión”, y en sus escritos póstumos se preguntó qué nuevas formas debía tomar ese cristianismo para responder positivamente a la gracia de Dios sin caer en la trampa de una religión que no es sino vanagloria humana. En años posteriores, otras generaciones leerían esas líneas de Bonhoeffer y propondrían distintos modos de entender lo que ha de ser un “cristianismo sin religión”.

Ante el avance inexorable de los ejércitos aliados, y la certidumbre de la derrota, el Tercer Reich tomó medidas para eliminar a sus principales enemigos. Bonhoeffer se contaba entre ellos. Tras un juicio precipitado, se le condenó a muerte. El médico de la prisión después contó haberle visto de rodillas en su celda, preparándose a morir.

El 9 de abril de 1945, tras dos años y cuatro días de encarcelamiento, Dietrich Bonhoeffer fue ahorcado. Unos pocos días después el ejército norteamericano capturó la cárcel donde había sido ejecutado.[1]
La correspondencia de Dietrich Bonhoeffer desde la cárcel

Nuestra consideración final de la obra de Dietrich Bonhoeffer, que fue ahorcado en 1945 por su parte en un intento de asesinato de Hitler, se centrará en sus Cartas y escritos desde la prisión, que comenzó en 1942. Estas cartas representan parte de la obra más madura de Bonhoeffer, así como observaciones perturbadoras relacionadas con la iglesia en los turbulentos años de la mitad del siglo veinte.
El ensayo inicial se titula Luego de diez años. Aquí Bonhoeffer se identifica con el mal de los tiempos, y especialmente con la guerra. Habla de las situaciones irrazonables que deben enfrentar personas razonables. Advierte contra quienes son engañados por el mal que está disfrazado como el bien, y clama contra los fanáticos morales equivocados y los esclavos de las tradiciones y las reglas.
Al contemplar los horrores de la guerra, Bonhoeffer nos recuerda que lo que despreciamos en otros no está completamente ausente de nosotros mismos. [2]

Esta advertencia contra el desprecio por la humanidad es muy importante a la luz de autores como Ernest Hemingway, Jean Paul Sartre y Albert Camus, cuyo desprecio por la guerra se convirtió en desilusión con la humanidad. Este es un contraste llamativo entre varios testigos de la guerra que llegaron a conclusiones muy diferentes. Las conclusiones de Bonhoeffer fueron el resultado directo de una relación personal con Cristo. Las conclusiones de Hemingway, Sartre y Camus, las observaciones pesimistas de quienes no tienen una esperanza final.

Bonhoeffer enfrentó la muerte a diario durante muchos años, y arribó a conclusiones osadas con relación a qué postura podrían adoptar los creyentes ante este suceso último. Él argumentaba que uno podía experimentar el milagro de la vida enfrentando la muerte a diario; la vida podía llegar a considerarse como el don de Dios que es. Somos nosotros mismos, y no nuestras circunstancias externas, quienes hacemos que la muerte sea potencialmente positiva. La muerte puede ser algo aceptado voluntariamente. [3]

La pregunta final planteada en este ensayo inicial es si es posible que hombres comunes y sencillos vuelvan a prosperar luego de la guerra.[4] Bonhoeffer no ofrece una solución clara, que puede ser vista como una perspectiva de los verdaderos horrores de la guerra así como una pregunta abierta ideada para provocar la participación individual en el problema.

Mucho antes que películas como La lista de Schindler, Salvar al soldado Ryany, La delgada línea roja, Bonhoeffer informó sobre las atrocidades de la guerra. Algunas de las cartas tratan la brutalidad y los horrores de la vida en los campos de concentración, y uno puede sin duda asegurar la expectativa de ejecución en muchas de sus cartas. Lo que hace que las cartas sean mucho más importantes que las películas populares es que son indudablemente las confesiones de alguien que está mirando la guerra como cristiano. Bonhoeffer pudo simpatizar con los problemas que enfrentaron los cristianos que vivían en tiempos tan turbulentos.

La importancia de Bonhoeffer es difícil de evaluar completamente y precisamente, pero hay dos observaciones que pueden ayudarnos al llegar al final del análisis de su obra.[5]

De la galería de «Mártires del siglo 20» en la Abadía de Westminster: Madre Isabel de Rusia, Martin Luther King, el arzobispo Óscar Romero, y el Pastor Dietrich Bonhoeffer.

Siempre tenemos que tener en cuenta el momento de sus escritos. Esto explica mucho que podríamos no entender inicialmente. Finalmente, a todo cristiano le haría bien leer las obras de una persona que dio su vida en conexión directa con sus convicciones cristianas. Ha habido muchos mártires en este siglo, pero pocos que hayan registrado tan vívidamente las circunstancias que llevaron a su martirio con sagacidad teológica junto con una visión para la posteridad futura.

La iglesia, como cuerpo de Cristo, comprende a todos los cristianos que se han unido a Cristo como cabeza del cuerpo por medio del bautismo del Espíritu. La iglesia como un organismo ha sido ordenada sobre la base del mismo principio del cuerpo humano, porque cada parte se relaciona con las demás partes y todo el cuerpo se relaciona con la cabeza que dirige el cuerpo. El cuerpo de Cristo no necesita esencialmente de una organización, puesto que su relación es espiritual y sobrenatural.
Sin embargo, en la iglesia local, tanto en los tiempos bíblicos como ahora, es necesario tener cierta organización en la práctica. [6]

Usted puede estar seguro de que Dios tiene su pueblo en estos días finales, pero son un remanente despreciado, santo y separado. Estas personas santas del remanente caminan en la luz y disfrutan de gran discernimiento espiritual. Ellos ven la moderna iglesia de Laodicea a través de los ojos de Jesús y no van a ser engañados por el esplendor, grandeza o pompa de la religión popular. La verdadera iglesia es invisible; existe en ella un gran arrepentimiento; anhela el regreso de Cristo, el Amado.
La verdadera iglesia no puede disfrutar del favor y buena voluntad del mundo. ¿Creemos y temblamos ante la Palabra de Dios o no? ¿Cuándo vamos a enfrentar lo que Jesús dijo que les esperaba a los que se negaban a sí mismos, tomaban su cruz y le seguían? Jesús dijo, “Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece. Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra. Mas todo esto os harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado” (Jn. 15:18-21).
Hablando de lo que les pasará a los santos en los últimos días, Jesús dijo, “Os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán a las sinagogas y a las cárceles, y seréis llevados ante reyes y ante gobernadores por causa de mi nombre” (Lc. 21:12).
Jesús continuó advirtiéndoles acerca de traición, y “… matarán a algunos de vosotros; y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre” (Lc. 21:16-17).
Pablo declara enfáticamente, “Todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución” (2 Ti. 3:12).
Es absolutamente imposible para la iglesia verdadera, o cualquiera de sus líderes, ser aprobados o aceptados por el mundo. Un hombre piadoso, una iglesia piadosa será perseguida y difamada por el mundo, por sus reyes y sus gobernantes. Jesús no va a permitir ninguna excepción a esta regla – ya que advirtió, “¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! Porque así hacían sus padres con los falsos profetas” (Lc. 6:26).

¡Ay de esta iglesia de Laodicea y sus aspiraciones políticas! Si el mundo los acepta, sólo puede ser el resultado de quitar la afrenta de la cruz. Por casi dos mil años la iglesia de Jesucristo ha sido rechazada y perseguida por el mundo. La sangre de millones de mártires rechazados clama desde la tierra. Por siglos, hombres y mujeres de Dios guiados por el Espíritu han sido quemados en la hoguera, aserrados, perseguidos y cazados como animales. Santos piadosos fueron decapitados; otros fueron ahogados; muchos fueron arrojados a los leones. La Biblia dice que todos murieron en fe y que el mundo no era digno de ellos. ¿Tengo ahora que creer que Jesús ha cambiado de parecer y ha decidido cerrar las edades con una iglesia tibia, rica, mimada, jactanciosa, egocéntrica? ¿Acaso el último ejército de Dios estará formado por promotores políticos en busca de votos? ¿Acaso los ganadores de almas serán reemplazados por solicitantes yendo a las carreteras y a los caminos buscando firmas para alguna causa social? [7]

Repetidos comentarios en diferentes mensajes cristianos, me permiten observar que una muy importante distinción se está pasando por alto y esto está calculado para hacer un gran daño en la Iglesia. Los escritores, pastores, predicadores, etc., a los que me refiero, parecen confundir lo que llaman “Acusaciones” con la “Fidelidad cristiana”. ¡Un error más demoledor sería difícil de imaginar o enseñar! Esta confusión existe especialmente en sus mentes y en sus mensajes con respecto a cualquier cosa que se dice acerca de las fechorías de los ministros del evangelio.
Parecen asumir, uno, que los ministros de la Palabra están universalmente en un estado de santificación permanente, y si no lo están, parece que a ellos no se les debe reprobar por pecar, como a los demás hombres, ni exhortar al arrepentimiento. Parecería, que NO se puede decir nada acerca de los pecados de los ministros, y que ellos no pueden ser reprobados o advertidos, ni en la más profunda gentileza y amor, sin que se le trate a uno como “acusador” o “demasiado juzgón”.

La clase de predicadores y escritores a la que me estoy refiriendo, supone que el hablar clara y directamente acerca de los pecados de la Iglesia, “redargüir, reprender, exhortar” atinadamente y en una manera urgente y afectuosa es también “juzgar” y “criticar”. En otras palabras, parece que la práctica de muchos escritores y predicadores de hoy en día, es confundir totalmente (como lo dije antes), la fidelidad cristiana con el “juzgar y criticar”. Ahora bien, si se permite que esta confusión siga adelante sin notarlo, hasta que la reprensión, en vez de ser considerada una virtud se considere un vicio, la Iglesia inevitablemente será destruida. Si el reprobar los pecados de los ministros, o de cualquier tipo de cristianos u hombres, es considerado como “juzgar” y “criticar”, entonces el poder del glorioso evangelio será destruido. Permítanme a continuación puntualizar lo que yo creo que es la correcta distinción entre juzgar en una manera criticona y la verdadera fidelidad cristiana. Permítanme mostrar que la fidelidad cristiana es universalmente obligatoria; y que los ministros están tan obligados a reprender a sus consiervos como a cualquier otro tipo de persona y por último, que las personas que se quejan de esto evidencían, sin lugar a dudas, que tienen un espíritu orgulloso y turbulento.

Primeramente, veamos la diferencia entre el “juzgar” y la fidelidad cristiana. Considero que “juzgar” es una disposición de censurar, culpar y condenar a otros, y hacer esto hablando de las fallas de otros con una intención egoísta y perversa. Esto se ve al pasar juicios severos y sin amor acerca de los motivos de otros, aun cuando su conducta parece adecuada. Consiste también en “publicar” sus faltas en una manera aun cuando no se requiere según la ley del amor y la benevolencia. La fidelidad a Cristo, con respecto a las faltas de otros, consiste en reprobar a otros por sus pecados por amor a Dios y a las almas de los hombres. Consiste también en reprobarlos, advertirlos y exhortarlos a abandonar sus pecados para la gloria de Dios y el bien de su Iglesia. La fidelidad cristiana, en cuanto a la reprensión, consiste en lidiar y tratar con todas las clases de personas en una manera franca, directa y continua, y al mismo tiempo compasiva. De la misma forma que lo hicieron los profetas, Cristo y los apóstoles.

Los pecados por los cuales estos últimos reprendieron y reprobaron a los hombres no eran pecados que conocían solamente por “revelación”, sino pecados que estaban a la vista de todos, y pecados de los cuales sabían que eran culpables, por su propia observación. En las reprensiones que ellos hacían, podemos aprender los grandes principios bíblicos para poder reprender y reprobar como ellos. Y debemos considerar esos principios como las leyes del reino de Cristo y ministrar las reprensiones de acuerdo a ellas. Que se entienda claro, que la fidelidad a Cristo, con respecto a reprobar el pecado, consiste en reprobar a la persona por su pecado en una forma profunda, y al mismo tiempo teniendo dentro compasión y benevolencia. Y cuando haya necesidad, reprender cualquier forma de pecado en cualquier parte. Consiste en hablar debidamente acerca de los pecados públicos de cualquier tipo de personas, en cualquier lugar , siempre y cuando las circunstancias de la Iglesia y la Gloria de Dios lo demanden. Pero, una vez más, digo que el hablar innecesariamente o por motivos maliciosos de los pecados de cualquier tipo de persona, no importa lo terribles y conocidos que sean estos pecados, esto es “juzgar” o “criticar”.

En segundo lugar, la fidelidad cristiana es universalmente obligatoria. Este es un mandato claro de la Biblia. “… Si tu hermano peca contra ti ve y repréndele…” Hay muchos pasajes de la Escritura que hablan de esta obligación: la naturaleza del caso demuestra que esto es una obligación de todos. Es una consecuencia natural del amor benevolente. Para un hombre con amor benevolente es tan natural el reprobar a otros por sus pecados y avisarles que “huyan de la ira que viene”, como sería el dar la voz de alarma a sus vecinos si su casa se estuviera quemando.

Como dije, los ministros están obligados a reprobar a sus consiervos así como a reprobar cualquier otra clase de persona. Cuando Pedro, en una ocasión era culpable de un pecado, Pablo lo resistió cara a cara. Aquí tenemos el ejemplo de un apóstol reprobando a un apóstol. En ningún lugar los ministros son la excepción a la regla general del reino de Dios. -Que todos los hombres deben ser reprobados por sus pecados- ¡No hay ninguna razón por la cual deberían ser la excepción! Los pecados de los ministros son especialmente dañinos para la Iglesia y para el mundo. Hay entonces una razón importante para que ellos sean enfrentados fielmente por sus pecados. Puesto que los ministros son considerados ejemplos públicos para la gente, sus pecados deben ser especialmente señalados como pecado, y públicamente reprobados ¡a menos que querramos que sus pecados sean pasados por alto por la gente y la gente comience a imitarlos como si fueran virtudes!

Su compromiso de ser santos es tal, que los ministros ciertamente merecen reprensión, si no caminan rectamente e íntegramente. En el mismo grado de importancia de su llamamiento, así también es necesario que se les confronte consistentemente por todo tipo de personas y especialmente por sus hermanos ministros. Siempre se debe de tener respeto a su carácter oficial, y se les debe ministrar reprensión especialmente (y ciertamente a TODOS los hombres) y debe hacerse con gran franqueza, amabilidad, compasión, pero asimismo con gran profundidad, escudriñándolos fielmente.

Para terminar, el quejarse de esto es evidencia de que la persona tiene un espíritu de orgullo. Cuando alguien tiene disposición a resistir o resentir las reprensiones en un espíritu de fidelidad a Cristo, es por un lado, porque la persona tiene un espíritu anticristiano. Si las personas no pueden ser reprobadas y aun tratadas duramente por sus faltas, y tomarlas pacientemente, ciertamente están lejos de tener un carácter cristiano. Pedro dijo “Pues, ¿qué gloria es, si pecando sois abofeteados, y lo soportáis? Mas si haciendo lo bueno sufrís, y lo soportáis, esto ciertamente es aprobado delante de Dios. Pues para esto fuistéis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejando ejemplo, para que sigáis sus pisadas; el cual no hizo pecado, ni se halla engaño en su boca; quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente” (1 Pe. 2:20-23).

Ahora bien, el apóstol enseña claramente en este pasaje, que incluso el ser reprendido o abofeteado y tomarlo pacientemente cuando somos en verdad culpables no es evidencia de un espíritu cristiano. ¡Pero el rehusar a sufrir la reprensión obviamente debe ser evidencia de un espíritu orgulloso y sin paz! Cuando cualquier clase de gente piensa que está más allá del ser reprobado por otros, ya sea por su posición en la vida o porque son muy influyentes, y creen que otros ya no tienen derecho a reprenderlos por sus pecados, es porque NO tienen la mente de Cristo. Esto, especialmente cuando rehusan la reprensión de sus hermanos, que son natural y eclesiásticamente sus iguales. En resumen, cuando un hombre, o grupos de hombres, están en tal estado mental que se niegan a ser reprobados por sus pecados aun por el menor miembro de la congregación o aun por un niño, están en un estado de orgullo y de inconversión, y en ese estado mental, Dios no los bendecirá.

Permítanme terminar este mensaje con algunos comentarios. Es de desearse, el que hubiera mucha más fidelidad a Cristo, con respecto a reprender cualquier tipo y forma de pecado que hay en la Iglesia. Debe haber mucha más de esta fidelidad o la Iglesia no puede prosperar.

Es grandemente deseable que los ministros sean mucho más consistentes en reprobarse los unos a los otros tanto en público como en privado.
Sería de gran bendición que esto se hiciera en un mejor espíritu, que en el que generalmente se hace. Debería hacerse mucho más profundamente, de manera que alcance la raíz del asunto. Es de infinita importancia, que el trato claro y franco de esos pecados se reciba en un espíritu correcto y que los ministros especialmente consideraran bien el ejemplo de David, que a pesar de ser rey, cuando fue reprendido atinadamente en forma personal por el profeta Natán, en vez de resentirlo, y quejarse de que lo estaban “juzgando” y “exhibiendo” exclamó con toda humildad, como un hombre de Dios, “He pecado contra Dios”.

Mientras tanto los ministros están dispuestos a quejarse y a tratar todas las reprensiones, no importa que tan amables, como si fueran “críticas” y “condenas”. No tienen por que esperar la bendición del Señor cuando se haga esta queja, nosotros debemos examinar con cuidado y en oración nuestro espíritu, motivos, y maneras de ministrar la reprensión; pero de ninguna manera, debemos detenernos de seguir reprobando a la persona en una forma completa, que llegue hasta lo profundo de su ser, compasivamente y con benevolencia; ya sea hasta que haya reformación o hasta que el caso sea sin esperanza, hasta que se aplique el principio que Cristo les dio a sus discípulos con respecto a los líderes religiosos de su tiempo: “Dejadlos, son ciegos, guías de ciegos”.

Ahora bien hermanos, he escrito este mensaje en la gentileza y amor de mi corazón y sospecho que en esto seré acusado de “juzgón”, “muy crítico”; y sospecho que lo que sé que hablo con amor puede ser confundido con un espíritu condenatorio. Pero, mis hermanos, nada puedo hacer: Deseo llamar la atención de la Iglesia y del ministerio a esta simple distinción, y ruego en oración que la consideren, cada vez que se hallen reprendidos. “Que el justo me castigue, será un favor, y que me reprenda será un excelente bálsamo” (Sal. 141:5).

Quizá hoy, mas que nunca, la iglesia debe dedicarse a evangelizar al mundo entero. Las señales que nos rodean nos muestran que el Señor viene pronto, y ya no hay tiempo que perder.

Alguien dijo alguna vez que ”hacer otra cosa en la iglesia, y no evangelizar, es como reacomodar los muebles cuando la casa se está incendiando”.

Hoy nos encontramos enfrentados con las pavorosas necesidades del mundo. Las estadísticas resultan muchas veces sin sentido, pero conviene recordar, al comenzar esta materia, que antes que terminemos esta clase, es decir, en menos de una hora, unas 4.500 personas habrán muerto por hambre en el nuncio, y otros 6.000 habrán muerto por alguna otra razón. Antes que terminemos la clase habrán nacido 14.000 bebés. Esto significa que, de acuerdo con la velocidad actual de eclosión, la población mundial aumenta aproximadamente a un promedio de 5.000 personas por hora, o 200.000 por día, la mayoría de los cuales nacerá en un sector con poco o nada de conocimiento de Cristo. Aunque hay alrededor de 2.000 millones de cristianos, hay otros 4.000 millones que no lo son.

Si pensamos por ejemplo en mi pais,Argentina, en casi 200 años de historia evangélica en nuestro país no hemos ganado ni al 10 % de la población. Somos apenas 3 millones de cristianos aquí. Eso significa que nos tomaría unos 1.500 años evangelizar a todo el territorio argentino, siempre y cuando no naciera ningún argentino mas.Pero gracias a Dios que existe algo llamado Soberania de Dios, que de algun modo nos libra de la verguenza histórica.

Recuerdo haber leido que cuando todavía el comunismo era fuerte en el mundo, un comunista le hizo el siguiente desafío a un cristiano:

“El evangelio es un arma mucho más poderosa para la renovación de la sociedad que nuestra filosofía marxista, pero sin embargo seremos nosotros los que finalmente los derrotaremos a ustedes… Nosotros, los comunistas, no jugamos con palabras, somos realistas, y puesto que estamos determinados a alcanzar nuestros objetivos, sabemos cómo conseguir los medios. De nuestros salarios y sueldos nos quedamos sólo con lo estrictamente necesario, y renunciamos a nuestro tiempo libre y a parte de nuestras vacaciones. Ustedes, sin embargo, dan un poco de tiempo solamente y casi nada de dinero para propagar el evangelio de Cristo. ¿Cómo puede alguien creer en el supremo valor de este evangelio si ustedes no lo practican, no lo divulgan, y no sacrifican tiempo ni dinero…? Nosotros creemos en nuestro mensaje comunista y estamos listes para sacrificar todo, incluso nuestras vidas. Pero ustedes tienen miedo aún de ensuciarse las manos.”

Gracias a Dios que ésto no se cumplió!, y que el comunismo hoy es prácticamente historia,aunque no el ateismo. Pero, ¿ya cambiamos nosotros nuestra manera de pensar? ¿Cuántos de nosotros aquí estamos dispuestos a dar nuestra vida por Cristo? ¿Cuántos estamos dispuestos a abandonar nuestras ambiciones mundanas, dinero y posesiones, nuestra vida privada y privilegios, nuestros deseos egoístas, nuestro confort y seguridad? Pocos,verdad?

Vamos a leer Filipenses 3:8 “Y ciertamenté aún estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor.”

Ciertamente la tarea de evangelizar es urgente en un mundo actual de creciente obscuridad y desesperación. Cada iglesia, cada creyente debe considerar cuidadosamente qué significa realmente en su caso particular “predicar el evangelio de Cristo… con la palabra y con las obras, con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios” (Rom.15:18).

Si nos aferramos a esquemas tradicionales del pasado, el resultado será frecuentemente pérdida de dinero y energía. Lo que fue apropiado ayer puede no serlo hoy. Aunque la esencia del evangelio nunca cambia, la forma de proclamarlo y demostrarlo debe revelar que estamos tratando con un Dios actual. Solamente cuando la gente oiga su voz hoy podemos decirle que urge, en el nombre de Cristo, que no endurezca su corazón, pero que debe volverse a El con verdadero arrepentimiento y fe.

Han habido casos en la historia del Cristianismo que valen la pena recordar por su impacto espiritual y social.

El propósito de citar estos testimonios aquí es para mostrar la diversidad de los métodos que el Espíritu usa, las varias maneras en que Se manifestó, a la vez que se ve que, a pesar de estas diferencias, siempre glorificaba a Jesucristo y traía las almas a la fe en el Salvador. Otro propósito es el de enseñar que con Dios no hay acepción de personas, de manera que el muy educado o el no educado debe buscar igualmente la plenitud del Espíritu. Ni el uno ni el otro será lo que debe ser, ni servirá con el poder y el éxito que Dios desea, a menos que sea lleno del Espíritu Santo. El propósito final, entonces, es el de glorificar al Señor por estimular a cada estudiante a vivir una vida llena del Espíritu de Dios.

Los testimonios de los “místicos”: el hermano Lorenzo, Madama Guyón, el obispo Fenton, etc., han estimulado a muchos. Por ser difícil presentar dichos testimonios de una manera práctica para nuestros propósitos, sólo dejamos constancia de sus experiencias de ser llenos del Espíritu Santo.

Adoniram Judson, e! muy conocido misionero en Birmania, aunque fue influenciado por la lectura de la vida de Madama Guyón, no tenía una experiencia especial de ser llenado del Espíritu Santo. Sin embargo, su gran ministerio es una prueba de la plenitud del poder del Espíritu en su vida.

El Sr. D. L. Moody, quien no terminó aun la instrucción primaria, tuvo una experiencia definitiva en la recepción de la plenitud del Espíritu, y fue usado por el Señor para la conversión de centenares de miles de personas, incluyendo muchos doctores, abogados y nobles.

El que le siguió, en el ministerio, el Dr. R. A. Torrey. persuadido por el mismo Moody a buscar la plenitud del Espíritu Santo, llegó a ser igualmente usado como evangelista mundial.

Es para meditar,no es cierto?

Dios lo bendiga