Choques de poder en Éfeso


Choques de poder en Éfeso

Hechos 19

CABALLEROS-TEMPLARIOS-2

El ministerio de Pablo en Éfeso (Hechos 19.11–20) incluyó por lo menos tres choques de poder, los cuales se produjeron probablemente en un corto período de tiempo y hacia el final de los dos años de trabajo del apóstol en esa ciudad (v. 10). El primero de ellos dio como resultado al segundo (vv. 11–13), y éste a su vez el tercero (vv. 14–17). El último de los tres llevó multitudes a Cristo (vv. 17–20) y causó una grave revuelta en la ciudad que hubiera podido conducir a la muerte de Pablo (vv. 21–41). Un poco de conocimiento del ambiente cultural de Éfeso nos ayudará a comprender mejor la situación a la cual se enfrentó el apóstol allí.

El ambiente social y religioso de Éfeso

Durante el primer siglo de la era cristiana Éfeso constituía uno de los centros principales de prácticas mágicas en todo el Asia Menor. Cuando hablamos de magia en el mundo occidental, por lo general, pensamos en el ilusionismo o la prestidigitación. Los magos de nuestra cultura afirman continuamente que «la mano es más rápida que el ojo». Es posible que sea esta la definición de magia más corriente en la cultural occidental.
La magia que menciona la Escritura era algo totalmente distinto: implicaba el uso de medios, tales como encantamientos y hechizos, que se creía contaban con un poder sobrenatural capaz de subyugar a las fuerzas de la naturaleza. Esta es la clase de magia que predominaba en el mundo bíblico durante el tiempo tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento.
Clinton Arnold, profesor adjunto de Nuevo Testamento en la Universidad Biola y la Escuela Teológica Talbot, ha escrito un estudio magistral sobre Efesios desde el punto de vista de la guerra espiritual llamado Ephesians, Power and Magic [Efesios: poder y magia], el cual nos sirve de fundamento para nuestro examen del clima espiritual que había en aquella ciudad durante el tiempo de Pablo. Arnold cita diversas descripciones que hacen los eruditos de dicha ciudad.

B. M. Metzger afirma: «De todas las ciudades grecorromanas de la antigüedad, la tercera mayor del imperio era con mucho la más acogedora de magos, hechiceros y charlatanes de todas clases». O. Meinardus concuerda con esto diciendo: «Tal vez, incluso más que Antioquía de Pisidia, Corinto y Antioquía sobre el Orontes, la ciudad de los comerciantes y marineros, de las prostitutas y las calaveras, plagada de adivinos y de proveedores de amuletos».

Arnold expresa que la reputación de Éfeso como centro mágico se derivaba en parte de la fama de las «Cartas Efesias» o Ephésia Grámmata. Las cartas en cuestión, cuya primera mención data de una época tan temprana como el siglo IV a.C. en ciertas tablillas descubiertas en la isla de Creta, se centran en el uso de seis términos mágicos: áskion, katáskion, líz, tétraa, damnauenuéz y aisía.
Se utilizaban para mantener alejados a los demonios y podían escribirse en amuletos o pronunciarse en hechizos. Al principio se creía que el portador o el usuario de las grámmata tenía acceso personal a poderes sobrenaturales; pronto, sin embargo, se transformó el concepto de aquellas en el de «unos seres activos y poderosos» o espíritus, incluso demonios, para hacer bien a sus poseedores y mal a otras personas.
Aunque está claro que las grammata efesias no se originaron en esa ciudad, llegaron a estar relacionadas con ella debido a su íntima asociación con Artemisa (vv. 23–35). Arnold señala que:

[ … ] las Cartas Efesias no son la única evidencia de la práctica de la magia en Éfeso y en el oeste de Asia Menor. En Pérgamo se ha descubierto todo un conjunto de instrumentos mágicos … En el área circundante de Éfeso se encontró un amuleto mágico de características judías.
Al parecer se descubrieron más amuletos entre Esmirna y Éfeso también con características hebreas. Resulta igualmente interesante observar que el único uso de la palabra mageía que hace Ignacio es en su carta a la congregación de Éfeso (Ign., Ef. 19.3): con la venida de Cristo «toda magia se desvaneció».

Los nuevos descubrimientos de materiales mágicos en el mundo grecorromano han aumentado mucho nuestro conocimiento de cómo se creía que actuaba esta magia y lo extendidas que estaban las prácticas mágicas en los pueblos bíblicos. Una muestra es la orden que dio Augusto César de que se quemaran dos mil rollos mágicos en el año 13 a.C. Para aquella época, la decreciente importancia de los dioses del Olimpo estaba siendo sustituida por la magia, los cultos de misterios y un rápido ascenso de la creencia en la astrología, y sin duda el gobierno romano no quería que el poder de la magia socavara el suyo propio.
F. F. Bruce habla también de Éfeso como centro de la magia y de las grammata en su excelente libro Paul: Apostle of the Heart Set Free [Pablo: apóstol de la libertad].

La expresión «escritos efesios» (Ephésia Grámmata) se empleaba corrientemente en la antigüedad para aquellos documentos que contenían hechizos y fórmulas como los extensos papiros mágicos de las colecciones de Londres, París y Leiden o los pequeños amuletos (como los versos de los bombones sorpresa de Navidad) que se enrollaban y colocaban en cilindros o medallones para colgarse alrededor del cuello o en alguna otra parte del cuerpo de la persona.

El sincretismo de esos tiempos era sencillamente increíble. A los espíritus se les ponían nombres judíos, egipcios y griegos, y el mundo grecorromano en su totalidad no era sino una mezcla de todo lo que parecía atrayente y poderoso fuera cualquiera su origen espiritual. Magia y religión se fundían en un mundo de espíritus, dioses, magos, sacerdotes, templos, amuletos e imágenes.
Resumiendo todo esto, Arnold dice: «Los papiros mágicos son por tanto sumamente valiosos, ya que reflejan el lenguaje y las creencias de una gran cantidad de gente corriente dentro del mundo helenístico».
Luego afirma que ahora podemos comprender por qué en su epístola a los Efesios Pablo nos da un estudio tan profundo y completo de los poderes espirituales que actúan en nuestro universo, y sobre la tierra, en contra del pueblo de Dios, y sigue diciendo:

La epístola se escribió a una zona geográfica afamada por ser el centro de las prácticas mágicas en la parte occidental del Asia Menor; presumiblemente (y según nos cuenta Lucas), muchos convertidos se integraron a la iglesia abandonando el ambiente del ocultismo. Por tanto, es bastante concebible que la epístola tuviera el propósito de tratar ciertos temas que surgían en la comunidad relacionados con la práctica anterior (o quizá todavía actual) de la magia por parte de algunos de los conversos.

Dicho de otro modo, en Efesios Pablo destacó la guerra espiritual porque sus convertidos necesitaban ayuda sobre ese particular. A esto se le llama contextualización. El hecho de que el apóstol no repitiera la misma enseñanza en otras epístolas no significa que no se aplica a todos los creyentes. Esta fue probablemente una carta circular dirigida a todos los cristianos de la ciudad de Éfeso y del Asia Menor en general. Aunque la magia espiritual se concentraba en Éfeso, todas las iglesias del mundo gentil grecorromano habían sido fundadas en ciudades donde el poder mágico relacionado con los espíritus o demonios formaba parte del contexto religioso.
Por último, aunque los choques de poder en Éfeso parecen únicos, pudieron darse también en otras ciudades del mundo grecorromano en las cuales el apóstol fundó congregaciones. En realidad, Pablo mismo hace referencia en varias de sus epístolas a demostraciones de poder que tuvieron lugar durante su ministerio. En 2 Corintios 12.12, el apóstol expresa: «Con todo, las señales de un verdadero apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros». Y también escribe a los romanos acerca de su ministerio «con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo» (Romanos 15.19). Pablo consideraba aquellas manifestaciones del Espíritu de Dios no sólo como sus credenciales de apóstol (2 Corintios 12.12), sino también como algo necesario para fundar iglesias en ciudades donde había oposición de fuerzas espirituales de maldad. La evangelización de choque de poder era la norma en su ministerio, parte de su trabajo para «llenarlo todo del evangelio» (Romanos 15.19). ¿Son diferentes las ciudades de hoy en día?

¿Milagros o magia?

Hemos visto que Lucas, el escritor de Hechos, era al igual que Pablo un crítico de la magia espiritual. Sin embargo, en el pasaje de Hechos 19.11, 12 relata que «se llevaban a los enfermos los paños o delantales [utilizados por Pablo como bandas para el sudor y mandiles respectivamente, dicen Vine y F. F. Bruce] de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían» (v. 12). Lucas parece tan sorprendido por aquel fenómeno que comienza su relato diciendo: «Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo» (v. 11).
¿Por qué escribe de esa manera? Otra vez tenemos que decir que no podemos estar seguros ya que no nos lo dice. ¿Cómo se efectuaba aquel ministerio extraordinario de sanidad y liberación por medio de objetos físicos relacionados con el cuerpo del apóstol? Tampoco lo sabemos por la misma razón.
Parece haber sólo dos enfoques posibles de este controvertido asunto: el primero, que se trataba de una actividad la cual Pablo hacía a conciencia, el apóstol permitía o incluso alentaba la práctica de llevar aquellas bandas para el sudor y los mandiles de trabajo que habían estado en contacto con su cuerpo a los enfermos y endemoniados para que fuesen sanados. El segundo, que dicha actividad no era desarrollada por Pablo de un modo consciente, e incluso que ni siquiera sabía que se estaba produciendo, lo único que el apóstol descubría era que diariamente le faltaban sus bandas para el sudor y sus mandiles, hasta que no tardó en enterarse de que otros se los estaban llevando a los enfermos y endemoniados con los resultados que registra Lucas.
¿Cuál de los dos enfoques es el correcto? Nuevamente, no podemos saberlo ya que Lucas no lo menciona. En vista de la enseñanza antimágica del apóstol, me inclinaría hacia la segunda posición como la más probable. Pablo mismo no creía que los objetos asociados con su cuerpo físico poseyeran por ello algún poder divino para sanar o romper las ataduras demoníacas. Eso hubiera sido magia espiritual, y también algo contrario a toda la enseñanza bíblica sobre cómo actúa el poder de Dios: no es el cuerpo de la persona revestida de poder lo que distribuye el mismo, sino Dios, que mora en dicha persona.
R. J. Knowling dice que Pablo estaba evidentemente realizando un amplio ministerio de sanidad y liberación unido a su labor de predicación y fundación de iglesias en Éfeso y sus alrededores. Y escribe que «aquellos que no podían ser alcanzados por las manos del apóstol» lo eran y resultaban sanados por los objetos personales «que habían estado en contacto con el cuerpo de Pablo».
En el griego, el versículo 11 es literalmente «y Dios hacía por mano de Pablo hechos poderosos, no de los ordinarios». «Por mano de» es una expresión idiomática que significa únicamente que el apóstol era el canal a través del cual fluían los poderes sanadores de Dios. De modo que Lucas no está afirmando que Pablo imponía sus manos en aquellos objetos, aunque puede ser otra posibilidad, especialmente si uno adopta la posición de que el apóstol estaba participando consciente de todo el proceso.
En cualquier caso, Lucas destaca que ni las manos de Pablo ni los artículos en cuestión tenían en sí ningún poder, ni tampoco eran mágicos. Se trataba del misericordioso poder divino sanando y liberando. Dado el lugar que ocupaba lo mágico en aquella cultura, podemos interpretar esto como la condescendencia de Dios adaptándose a las expectativas de determinado pueblo, en un momento y un sitio específicos, sobre cómo debía expresar su poder.
R. J. Knowling sugiere que «tal vez podemos considerarlo como un llamamiento al pueblo para que reconocieran que los encantamientos y amuletos en los que tanto confiaban no tenían la misma potencia que los paños y los delantales del apóstol».
Lo mismo había ocurrido con Jesús (Lucas 8.43–48) y con Pedro (Hechos 5.15, 16). Dios es Dios, y lo que hace, lo hace. ¿Quiénes somos nosotros para oponernos a Él? Si en su gran amor para con las personas atadas por la religión demoníaca y la magia de los espíritus, se adapta por algún tiempo a la concepción que ellas tienen de cómo actúa el poder espiritual (como en este ejemplo de objetos físicos asociados con la persona revestida de poder), ¿quiénes somos nosotros para luchar contra Él? Sin embargo, no debemos profanar el aspecto extraordinario de estos milagros divinos intentando reproducirlos a petición, desafiando así la soberanía de Dios y comercializando su poder como hacen algunos hoy en día.
Se precisan algunas palabras para explicar por qué considero estos «hechos poderosos no de los ordinarios» como una forma de choque espiritual. En el mundo del Nuevo Testamento a menudo se veía la enfermedad como algo procedente de los espíritus. Aunque la gente era consciente de que las dolencias físicas estaban causadas por disfunciones orgánicas, accidentes y enfermedad, también sabían que muchas de ellas tenían que ver con espíritus malos. Por lo tanto, si podían encontrar a un curandero o exorcista cuyos espíritus familiares fuesen más poderosos que aquellos que los afligían, tenían la posibilidad de ser sanados. Y lo mismo sucedía en los casos de demonización: había que buscar a un exorcista con poder superior al de los espíritus que causaban el padecimiento, así de sencillo.
Con este antecedente podemos comprender por qué las sanidades y las liberaciones efectuadas por medio de las bandas para el sudor y los mandiles de Pablo constituyeron choques de poder, en especial a los ojos de las personas. Esa es la clave. ¿Qué vio el público en aquellos sucesos?
En un principio, quizás consideraron a Pablo como un obrador de milagros cuyo espíritu, «Jesús», era más poderoso que aquellos a quienes ellos temían. Pero a medida que oían predicar al apóstol (cf. vv. 18, 20), muchos iban comprendiendo que Jesús no era un espíritu al cual Pablo manipulaba para que le obedeciese, sino el único Hijo del Dios verdadero, al cual se sujetan todos los demás espíritus. Pablo, por consiguiente, no era sino el frágil canal humano a través del cual el exaltado Señor Jesucristo revelaba su poder, y esos hechos poderosos no daban como resultado la exaltación del apóstol sino aquella del nombre del Señor (v. 17).

Pablo y los hijos de Esceva

Lo que Lucas trata de ilustrar para nosotros en el segundo choque de poder, la confrontación con los siete hijos de Esceva (Hechos 19.13–17), es que el resto de los obradores de milagros de la ciudad habían interpretado mal el poder de Pablo. Esto era consecuencia de «los hechos poderosos no de los ordinarios» que hemos estado considerando y los cuales no deberían separarse de su contexto inmediato. Otros exorcistas oyeron hablar de este poder asociado con Pablo y con su espíritu, Jesús (v. 13), y anotaron cuidadosamente la fórmula de poder del apóstol: «En el nombre del Señor Jesús» (v. 13). Es obvio que había más individuos que estaban siendo liberados por Pablo en el nombre de Jesús de los que se nos relatan, situaciones semejantes en algunos aspectos a aquella de la chica esclava de Filipos. Esta información selectiva está muy de acuerdo con el estilo de Lucas.

Exorcismo y magia judía helenística

El grupo más destacado de exorcistas que intentaron utilizar el poder espiritual de Pablo fueron los judíos (v. 13). ¿Por qué se los menciona en lugar de los asiáticos? Las respuestas de Arnold proporcionan unas ideas pertinentes en cuanto al sincretismo judío que ya descubrimos en Samaria (Hechos 8) y en Chipre (Hechos 13):

Numerosas pistas indican que el judaísmo del período helenístico había sido profundamente impregnado por las creencias mágicas de la época. H. D. Betz encuentra tal cantidad de pruebas que puede afirmar: «La magia judía era famosa en la antigüedad».
M. Simon, seguido de Goodenough y Charlesworth, descubrió tres rasgos característicos de la magia judía: (1) un gran respeto por las expresiones hebreas que algunos judíos consideraban revestidas de poder mágico; (2) una persecución del poder eficaz del nombre; y (3) un respeto abrumador por los ángeles y los demonios.

F. F. Bruce también se refiere a la popularidad de los exorcistas judíos en el mundo grecorromano y expresa:

Entre los practicantes de la magia en los tiempos antiguos, los judíos gozaban de gran respeto, ya que, según se creía, tenían conjuros muy eficaces a su servicio. Particularmente, el hecho de que el nombre del Dios de Israel no debía ser pronunciado por labios vulgares era algo en general conocido entre los paganos, e interpretado erróneamente por éstos según los principios mágicos ordinarios.

Comentando sobre el versículo 13, Bruce señala que el nombre de Jesús demostró ser tan potente en el exorcismo que los exorcistas judíos empezaron también a utilizarlo, y este uso llegó a extenderse tanto que fue más tarde denunciado con vigor en los escritos rabínicos.
Al grupo de exorcistas hebreos escogido por Lucas se les identifica como los siete hijos de un tal Esceva, judío, jefe de los sacerdotes. Bruce dice acerca de esto que posiblemente no se trata de un jefe de los sacerdotes, sino que:

[ … ] lo más probable es que él se designara a sí mismo como «Jefe de los Sacerdotes» en algún rótulo y que Lucas lo habría puesto entre comillas si éstas se hubieran ya inventado en su tiempo. Un jefe de sacerdotes judío gozaría de gran prestigio en los círculos de la magia, ya que se trataba de la clase de persona con más probabilidad de conocer la verdadera pronunciación del Nombre Inefable. Sin embargo, no fue el Nombre Inefable, sino el nombre de Jesús, lo que sus siete hijos utilizaron en su intento por imitar el exorcismo de Pablo.

Choque de poder entre los no dioses

El choque de poder que se narra en este pasaje es único en el Nuevo Testamento y quizá en todo el relato bíblico, ya que no tuvo lugar entre Dios y los «no dioses», como suele ser el caso. Se trata de un enfrentamiento entre «no dioses», los demonios en la persona demonizada atacaron físicamente a los endemoniados exorcistas judíos. Si alguien objeta mi descripción de los siete hijos de Esceva como demonizados es que no conoce el mundo espiritual. Todos los que se dedican de esta manera al mundo de los espíritus están en alguna medida demonizados. Así es como obtienen sus poderes.
Según palabras de Jesús los judíos tenían sus propios exorcistas (Mateo 12.27). Orígenes y Justino Mártir nos relatan que los hebreos sólo conseguían éxito en este ministerio cuando echaban fuera a los demonios en el nombre del Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, y fracasaban al conjurarlos en el de los reyes, los profetas o los patriarcas.
Sin embargo, los hombres de esta historia no eran exorcistas judíos legítimos, sino magos, practicantes del ocultismo, casualmente de raza judía. Iban a la caza de nombres con poder, vinieran éstos de donde viniesen. Su éxito en el exorcismo, y debían tenerlo para poder mantenerse en su oficio, procedía de los poderes demoníacos asociados con su propia vida.
En este caso, los demonios que residen en la persona libran batalla con los demonizados ocultistas: los golpean, los despojan de sus ropas y los hacen huir de la casa «desnudos y heridos» (v. 16).

¿Satanás contra Satanás? ¿Demonios contra demonios?

«Pero esto es imposible», dirán algunos. «Significaría que Satanás está dividido contra sí mismo (Mateo 12.2, 26). Los demonios no pelearían con sus congéneres». ¿Y quién dice que no? Llevan siglos haciéndolo. En Mateo 12.25, 26 Jesús no está afirmando que el reino de Satanás sea unificado; lo único que dice es que no podría, como «Beelzebú, príncipe de los demonios» (vv. 24, 27), emprender un ministerio de destrucción de su propio reino. Satanás no se va a suicidar. El Señor explica que el reino del diablo está siendo sistemáticamente destruido por el poder del Espíritu de Dios a través de su ministerio de liberación (vv. 28, 29).
Deducir de esta doctrina que los demonios jamás se van a volver unos contra otros o a echar fuera a sus congéneres es erróneo. En realidad contradice las palabras pronunciadas por el mismo Jesús un poco antes en ese evangelio (Mateo 7.21–23). Los demonios echarán fuera a los demonios para aumentar el poder demoníaco. Los espíritus malos en los exorcistas demonizados expulsarán a los demonios de otras personas para incrementar el control del exorcista sobre ellas. Lo harán por la fuerza bruta y con un odio absoluto hacia los demás espíritus malos. Este principio de unos demonios que echan fuera a otros para aumentar su control se observa continuamente en las sociedades animistas. El reino entero de Satanás entre la gente animista, politeísta, idólatra y ocultista se basa en esta dualidad.

El chamán frente al hechicero

Entre los animistas siempre hay un tipo de curandero bueno y otro malo. El bueno, al que se le llama chamán, médico brujo, sanador, mago, hombre medicina <%1>o cosas semejantes actúa por medio de poder<%1>es demoníacos generalmente residentes en él o en ella. Al curandero malo se le define como hechicero, médico brujo u ocultista experto en la magia negra. Puede tratarse de un hechicero formal, cuyo <%1>papel está reconocido de antemano o informal; estar dedicado únicamente a determin<%1>ado tipo de brujería<%1> o practicarla en general. Se trata de un complejo fenómeno social.
El curandero bueno es recibido con agrado en la comunidad, pero no sucede lo mismo con el malo. La colectividad teme e incluso odia al ocultista que practica la brujería y la magia negra en medio de ella; sin embargo, cuando quiere maldecir a sus enemigos busca a menudo al hechicero. Repito que se trata de un fenómeno social complicado.
Cuando en una comunidad se da la magia negra o la brujería, por lo general en manifestaciones tales como enfermedades desacostumbradas, pérdida de las cosechas u otros sucesos negativos, el chamán debe descubrir su origen y romper ese poder espiritual maligno. Dicho poder se libera por medio del hechicero, y si los espíritus del chamán son más fuertes que los de aquél el mal se despejará. Entonces los espíritus que han ocasionado la desgracia se verán obligados a someterse a la autoridad de aquellos otros que operan a través del chamán. Por el contrario, si los espíritus del hechicero son más poderosos, puede suceder lo opuesto. La consecuencia es una batalla entre espíritus susceptible de durar varios días y cuyo resultado nunca es seguro.
Recuerdo haber escuchado el relato de un misionero que se hallaba presente en cierto poblado durante una de esas batallas espirituales. Un respetado jefe de aldea había sido endemoniado mediante brujería, por lo que se llamó al chamán y éste empezó a hacer su exorcismo. Cuando toda la ceremonia, la magia y los encantamientos habían terminado sin beneficio alguno para la víctima, el chamán hizo algo asombroso: se acostó en la tierra al lado del endemoniado y poco después entró en un trance. De repente, los espíritus que habitaban en el chamán empezaron a hablar en voz alta contra los que tenía el hombre endemoniado y éstos a contestarles. La discusión duró largo rato y fue la siguiente:
—¿Qué estás haciendo aquí— preguntó el espíritu del chamán.
—Me han ordenado venir y aquí pienso quedarme — replicó el otro.
—Yo no quiero que te quedes. Quiero que salgas de él y no vuelvas.
—No, no me iré, y tú no puedes obligarme. Soy más fuerte que tú y no podrás echarme.
—Sí que puedo … Y quiero. Haces daño a mi gente estando en ese hombre. Es el jefe de esta aldea y lo necesitamos. Sal y no vuelvas.
La conversación siguió hasta que después de varias horas los espíritus del hombre endemoniado comenzaron a debilitarse y se fueron de un modo repentino.
Aunque esto pueda parecernos extraño, no lo es ni para los espíritus ni para la gente que vive en esta clase de mundo. Repito que los occidentales tenemos aquí un problema de cosmovisión.
El chamán o exorcista vencedor salió de aquella lucha con un puesto seguro de control sobre la sociedad, más fuerte que nunca antes. De modo que el control de los demonios se ve aumentado ya sea por espíritus malos que colaboran o, como en esta historia, porque los más fuertes echan fuera a los más débiles.
Esto puede suceder incluso cuando los demonios no cooperan voluntariamente sino sólo mediante el empleo de la fuerza bruta por parte de los espíritus malos superiores. En el capítulo 8 conté la historia de Thadius. Al preguntarle a aquel demonio si estaba triste porque el espíritu más poderoso, o demonio jefe, Mentiroso, había sido expulsado de la víctima, dijo arrogantemente: «No, porque ahora soy yo quien manda».
Si Thadius hubiese estado en una posición de más fuerza, quizás habría expulsado o dominado al mismo Mentiroso para poder convertirse en el «jefe». Esta clase de guerra civil es corriente entre los demonios.

El reino de Satanás está dividido

Volviendo a Hechos 19, vemos que el choque de poder que aparece en los versículos 15 y 16 se produjo dentro del mismo reino maligno. La soberbia, la actitud desafiante y el odio de los demonios se volvieron contra sus congéneres, o al menos contra los seres humanos que estaban sirviendo al reino de Satanás. En ese sentido, el reino del diablo está dividido y su casa no permanecerá. Cuando ejercemos el ministerio de liberación podemos contar con esa división interna del reino de las tinieblas y utilizarla para contribuir al avance del reino de Dios.
En el caso de los exorcistas judíos, los demonios revelaron su estupidez. Para expresarlo con un dicho corriente, «tiraron piedras contra su propio tejado». Si simplemente hubieran cerrado su arrogante boca y cooperado con sus colegas que obraban a través de los hijos de Esceva, habrían dañado la causa del evangelio en Éfeso. Pero, en vez de ello, se hicieron responsables directos de que la guerra espiritual en la ciudad diese un giro a favor del reino de Dios. Aquel choque de poder tuvo como resultado la derrota más destructiva para el reino de Satanás en toda la historia de Éfeso y fue provocada por los mismos demonios estúpidos (vv. 17–20).

Otro choque de poder: el movimiento popular

En Éfeso multitudes enteras renunciaron públicamente a los espíritus y a los «no dioses» confesando su antigua esclavitud a ellos y desafiándolos al quemar todos sus objetos mágicos. Cualquier cosa que los había atado al servicio de los «no dioses» fue destruida. Lucas hace especial hincapié en sus libros de magia, que incluían probablemente textos ocultos, conjuros, fórmulas, rituales de protección, maldiciones, encantamientos y otros símbolos escritos de poder mágico. Aquel fue un movimiento popular hacia Cristo que supone un choque de poder tal vez jamás igualado en el relato bíblico. Como tampoco tiene parangón la inclusión de esos grandes números de antiguos practicantes de magia y ocultismo (v. 18).
Marshall comenta que:

[ … ] aquella historia y presumiblemente otras semejantes llegaron al conocimiento tanto de los judíos como de los griegos de aquella zona, y el efecto que causó entre la gente supersticiosa fue al mismo tiempo de miedo y de alabanza del nombre de Jesús.
En unas circunstancias en las cuales la gente estaba dominada por la superstición, tal vez la única forma que había de que el cristianismo se extendiese era demostrando que el poder de Jesús superaba al de los demonios, incluso si aquellos que llegaban a creer en Cristo eran tentados a pensar acerca de su poder y su persona de formas aun condicionadas por sus primitivas categorías de pensamiento.

El uso que hace Marshall del término «superstición» resulta inadecuado; sin embargo, sus observaciones son esencialmente correctas. F. F. Bruce también escribe que:

[ … ] estos magos convertidos renunciaron a su supuesto poder haciendo inoperantes sus encantamientos. Muchos de ellos también reunieron sus papiros y pergaminos mágicos e hicieron con ellos una hoguera … En esta ocasión se convirtieron en humo documentos de aquellos por valor de cincuenta mil piezas de plata. (El quemar libros públicamente como un repudio abierto de su contenido puede encontrar su paralelismo tanto en la antigüedad como en los tiempos modernos.) Los poderes de las tinieblas estaban derrotados, pero el evangelio se extendía y triunfaba.

Lo que se describe en los versículos 17 al 20 probablemente sucedió a lo largo de cierto período de tiempo y las mayores muestras de desafío de los espíritus habrían tenido lugar de modo repentino.
Los versículos 21 y 22 revelan el efecto que causó en el apóstol Pablo aquel movimiento popular mediante el choque de poder. La iglesia estaba ahora tan vigorosa con sus propios líderes que Pablo piensa que puede cumplir un deseo que alberga desde hace mucho tiempo: ir a Roma y de allí a España (Romanos 15.22–24). Sin embargo, aún debe registrarse otro incidente más de importancia.

El papel del culto a Artemisa en Éfeso

Este enfrentamiento condujo a una rápida extensión de la Palabra del Señor entre el pueblo (v. 20) e influyó de manera importante en la vida religiosa de la ciudad y en la economía de la misma. Entonces Demetrio, el platero (v. 24s), reunió «a los miembros de la federación de empresarios (por decirlo de alguna manera) para organizar una manifestación de protesta», dice I. Howard Marshall. La razón era, afirma Marshall, que «en toda Éfeso y sus alrededores muchos devotos de Artemisa se estaban haciendo cristianos y ya no creían en los ídolos hechos por manos humanas».
Esto representaba un grave peligro para el negocio de los plateros. La gente convertida en un choque de poder como el que describe Lucas no suele comprar ídolos. Demetrio lo sabía y decidió apelar al singular papel que desempeñaban los artífices en el culto de Artemisa (vv. 26, 27). Marshall dice al respecto que:

[ … ] puede que a la gente ordinaria no le preocupase demasiado que Demetrio tuviera que cerrar su negocio, pero era muy posible que tomaran a pecho la posibilidad de que el templo de Diana (o Artemisa) perdiera la estima popular y todavía más, si cabe, que la diosa asociada con Efeso, pero que atraía adoradores de todas partes del mundo, pudiera ser destronada de su posición.

Esto nos introduce en el centro mismo del contexto de poder, religión, magia y paganismo de la vida efesia: la presencia del gran templo de Artemisa y el culto internacional a la gran diosa en aquella su ciudad custodia (vv. 27, 36).
En el excelente estudio que hace Clinton Arnold de Artemisa, descubrimos lo siguiente:

1. El templo de la diosa en Éfeso era una de las siete maravillas del mundo antiguo.
2. Había más individuos que adoraban a la Artemisa o Diana efesia que a ninguna otra deidad conocida en la región de Asia.
3. A la propagación del culto a la diosa coadyuvaban una perspectiva misionera de parte de sus devotos y el mes de festejos anual que se celebraba en su honor.
4. El templo ejercía un tremendo poder como centro bancario y financiero.
5. El culto también obtenía unos ingresos considerables de la gran cantidad de propiedades con que contaba en los alrededores de Éfeso. De modo que debido a su influencia económica la religión de Artemisa constituía un factor crucial en la vida diaria de la gente.
6. Se atribuía a la diosa un poder cósmico insuperable. Para aquellos que la invocaban Artemisa era Salvador, Señor y Reina del Cosmos.
7. Como deidad con poder supremo, Artemisa podía ejercer dicho poder en beneficio de sus devotos frente a otras «potestades» y demás espíritus adversarios.
8. Artemisa era también una diosa de los infiernos y por lo tanto poseía autoridad y control sobre la multiplicidad de demonios existentes, tanto de los muertos como de la naturaleza y de la vida cotidiana.

Arnold concluye su disquisición sobre el lugar que ocupaba Artemisa en la vida de Éfeso diciendo que:

[ … ] pocos eruditos del Nuevo Testamento se han referido al culto de Artemisa como pertinente a los antecedentes de Efesios, y muchos menos aun relacionándolo con la enseñanza acerca de las «potestades» hostiles. La mayoría de los expertos descartan que haya ninguna referencia al culto de Artemisa en dicha epístola, ya que no se mencionan ni el nombre ni ningún detalle singular de dicho culto. Esta suposición puede revelarse sin embargo equivocada. Yo sugeriría provisionalmente que una comprensión del culto en cuestión es capaz de arrojar también algo de luz sobre el porqué el autor de Efesios hizo hincapié en las «potestades». Dicha comprensión podría asimismo resultar útil para entender uno de los términos con que se designa a las «potestades» hostiles.

El término que Arnold tiene en mente es kosmokrátor, traducido por «gobernadores[ … ] de este siglo» en Efesios 6.12 (véase el capítulo 51). Las palabras de Clinton Arnold proporcionan un buen antecedente a nuestro estudio de la guerra espiritual en Efesios.
El relato del espectacular ministerio de Pablo en Éfeso comienza sólo en Hechos 19. Aunque sería interesante examinar el incidente con Demetrio y los disturbios que siguieron al mismo (vv. 23ss.), dicho incidente no aporta nada nuevo a nuestro conocimiento de la guerra con el mundo de los espíritus, salvo un caso más de hombres que utilizan la religión para su provecho personal.

Bibliografia

Murphy, Dr. Ed, Manual de Guerra Espiritual, (Nashville, TN: Editorial Caribe Inc.) 2000, © 1994.

imagen: https://embajadadelreino.wordpress.com/2008/01/12/idolatria-en-atenas-y-corinto/

Guerra espiritual en Efeso


Guerra espiritual en Efeso

por Paulo Arieu

CABALLEROS-TEMPLARIOS-2

En el pasado, Éfeso fue el centro mundial del cristianismo. En los días de los apóstoles, Efeso era la tercera ciudad más grande del Imperio Romano, que hacía alarde de su población de 250.000 personas. Roma y Alejandría eran más grandes. Era una ciudad hermosa, con sorprendentes obras de arte y arquitectura, que han sido restauradas en gran parte por arqueólogos modernos. Era una ciudad portuaria, con un comercio pujante y lucrativo. En cada puerta de entrada a la ciudad había una casa con baños públicos, y a nadie se le permitía entrar sin haberse bañado completamente. Éfeso era centro de educación, con escuelas, bibliotecas y salones de conferencias. Los hogares de los ricos estaban acondicionados con tubería interior para que hubiera en ellos agua caliente y fría. Había un hospital en las cercanías del centro de la ciudad. En el impresionante anfiteatro, al aire libre, se podían acomodar 25.000 personas sentadas, quienes podían escuchar las voces del escenario sin necesidad de amplificación.

El apóstol Pablo fue el misionero que Dios escogió para llevar el Evangelio de Cristo a Éfeso, en aquel tiempo ciudad capital de la provincia romana del Asia Menor. En Éfeso, Pablo vio más fruto de su trabajo que en cualquier otro lugar que haya visitado durante sus viajes como misionero. El Libro de los Hechos explica que

  • «[Pablo predicó el reino de Dios] por espacio de dos años, de manera que todos los que habitaban en Asia, judíos y griegos, oyeron la palabra del Señor Jesús» (Hechos 19.10) y mientras Pablo estuvo allí «prevalecía poderosamente la palabra del Señor» (Hechos 19.20).

¿Qué estuvo haciendo Pablo durante esos dos años? Básicamente estuvo involucrado en una guerra espiritual, en la que puso en práctica lo que John Wimber luego llamaría «evangelismo de poder». Se desató tanto poder sobrenatural a través de Pablo y otros, que

  • «hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo» (Hechos 19.11).

¡Me encanta leer esas palabras! Parece que había tanto poder que fue necesario hacer una distinción entre los milagros «ordinarios » y los «extraordinarios». Existen tres niveles importantes de guerra espiritual, y los tres se dieron en Éfeso. El primero, es el nivel superficial de guerra espiritual, que se concentra en sacar demonios de algunos individuos. Esto es lo que Jesús mandó que hicieran sus discípulos cuando los envió diciendo:

  • «Y yendo, predicad, diciendo: El Éfeso, ayer y hoy Éfeso, ayer y hoy el reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios » (Mateo 10.7-8).

Normalmente, Dios sana a los enfermos y echa fuera demonios cuando los cristianos ministran directamente a las personas, imponiendo manos sobre ellos, ungiéndoles con aceite y orando por sus necesidades específicas. Estos son los milagros «comunes y corrientes». Sin embargo, en Éfeso había tanto poder que

  • «hasta los pañuelos y delantales que habían tocado su cuerpo eran llevados a los enfermos, y las enfermedades desaparecían, y los espíritus malos salían » (Hechos 19.12).

iCon razón se utiliza aquí el adjetivo «extraordinario»!

El segundo nivel es el nivel oculto de guerra espiritual contra el ocultismo. Esto significa que se lucha con poderes de las tinieblas mucho más coordinados y organizados que uno o unos cuantos demonios, que pueden estar afligiendo a una persona en determinado momento. Podemos pensar en términos de brujería o satanismo, adivinación o chamanismo, Nueva Era o Francmasonería, budismo tibetano u otras prácticas ocultistas.

Éfeso era un centro de magia en los días de Pablo. Según Clinton Arnold, en su excelente libro Los efesios: Poder y magia (Baker Books), Éfeso pudo haber sido considerado el centro de la magia en el Imperio Romano. Habría atraído a los magos más famosos, así como a aquellos que deseaban aprender de ellos el oficio. Pablo ministró a los magos en Éfeso con resultados excelentes. Con el fin de ganar para Cristo a estos accionistas del poder, Pablo sin duda tuvo varios enfrentamientos donde demostró claramente que el poder de Dios era mayor que cualquier poder sobrenatural de oscuridad con el que tenían contacto los magos.
Leemos que

  • «muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos; y hecha la cuenta de su valor, hallaron que era de cincuenta mil piezas de plata» (Hechos 19.19). Cuando investigué esa suma, calculé que en la economía actual de los Estados Unidos, la montaña de parafernalia mágica que se quemó tuvo un costo de alrededor de i4 millones de dólares!

El tercero y más alto nivel es la guerra espiritual a nivel estratégico. Esto significa enfrentamiento a espíritus territoriales de alto rango que Satanás ha situado en un área determinada para coordinar las actividades del reino de las tinieblas, con el fin de mantener cegada la mente de las personas al «evangelio de la gloria de Cristo», como leemos en 2 Corintios 4.3-4. Pablo se refiere a esto cuando dice:

  • «No tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo» (Efesios 6.12).

El espíritu territorial que gobernaba sobre Éfeso y Asia Menor era la renombrada Diana de los efesios (también conocida por su nombre griego, Artemisa). Algunos historiadores creen que ella era quizás la deidad más venerada en todo el Imperio Romano durante esa época. Su templo en Éfeso estaba en la lista de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo; el ejemplo más sobresaliente y opulento de arquitectura en toda la ciudad. Durante todo el año se ofrecían ofrendas y sacrificios a aquel poder demoníaco. Sus seguidores la llamaban «magnífica» y «gran diosa», «salvadora» y «Reina del cielo». Antes que Pablo llegara, tenía bastante bajo control a Éfeso y sus alrededores. Sin embargo, reinó la confusión. Los demonios que supuestamente estaban bajo su autoridad, ¡con simples pañuelos estaban siendo expulsados de las personas que habían oprimido durante años! Los magos, presumiblemente sus tropas élite, estaban desertando del reino de las tinieblas en grandes cantidades, para entrar al reino de el «Jesús» a quien Pablo predicaba. iNunca antes Diana había visto algo así! Sus ejércitos se retiraban caóticamente. Estaba perdiendo rápidamente la autoridad que sobre Éfeso había mantenido por siglos.

El poder de Diana estaba siendo neutralizado por el evangelio, de tal manera que la gente común y corriente empezó a darse cuenta. Dejaron de adorarla y ofrecerle sacrificios y no volvieron a comprar sus ídolos. Cuando finalizaban los dos años de ministerio de Pablo, a los plateros que fabricaban estos ídolos se les estaba derrumbando el negocio, así que protagonizaron una manifestación pública. Llenaron el inmenso anfiteatro y gritaron durante dos horas:

  • «iGrande es Diana de los Efesios!» (Hechos 19.34)

La guerra espiritual a nivel estratégico que Pablo emprendió era similar a una guerra desde el aire en la estrategia militar moderna. Ningún comandante responsable
enviaría tropas por tierra, a no ser que la guerra ya se hubiera ganado en el aire. Eso sería cometer suicidio. Por esta razón, Pablo se aseguró de que Diana hubiera sido debilitada, antes de enviar a sus sembradores de iglesias por toda la ciudad de Éfeso y las provincias de Asia Menor. Pablo no sembró personalmente iglesias en Asia Menor (siete de las cuales son mencionadas en Apocalipsis 2 y 3). Más bien capacitó a su equipo de sembradores de iglesias en la «escuela de Tirano», una edificación escolar que alquiló, y luego los envió como tropas por tierra (Hechos 19.9-10).

Cuando Pablo salió de Éfeso, Diana había sido gravemente apaleada y debilitada. Sin embargo, no estaba totalmente fuera de combate. Pablo nunca la confrontó cara a cara, ni entró en su templo para hacer directamente guerra espiritual de nivel estratégico. Los plateros lo acusaron de haberlo hecho, pero no lograron que sus acusaciones fueran aceptadas en la corte. Diana perdió mucho de su poder debido a la agresiva guerra espiritual de Pablo, en el nivel superficial y en el nivel oculto, por medio de sus oraciones. El reino de la oscuridad está conectado entre sí, y lo que ocurre en cualquiera de los tres niveles afecta a los demás niveles y a todo el dominio de Satanás.

Dios escogió al apóstol Juan para llevar a cabo el ataque final. La historia posterior, y no el Libro de los Hechos, nos relata que unos cuantos años, después de la salida de Pablo, Juan se trasladó a Efeso y terminó allí su carrera. Ramsay MacMullen, un reconocido historiador y profesor en la Universidad de Yale, nos ofrece algunos detalles interesantes acerca del ministerio de Juan en Efeso, en lo referente a la guerra espiritual a nivel estratégico. MacMullen, quien es especialista en la historia del Imperio Romano, ha escrito un tratado erudito llamado La cristianización del Imperio Romano años 100-400 d.C. (Yale University Press). En este escrito argumenta que el factor principal en la conversión del Imperio Romano al cristianismo fue la expulsión de demonios. En su libro da muchos ejemplos de guerra espiritual. Uno de ellos corresponde a la leyenda del apóstol Juan y su enfrentamiento cara a cara con Diana de los efesios. MacMullen, citando fuentes históricas, dice que Juan, a diferencia de Pablo, sí fue al templo de Diana para hacerle guerra espiritual. Según él,

«en el propio templo de la mismísima Diana, [Juan] oró, “Oh Dios … ante cuyo nombre todo ídolo, todo demonio y poder inmundo huyen: haz ahora que el demonio que está aquí [en este templo] huya ante tu nombre» … y mientras Juan estaba diciendo esto, de repente el altar [de Diana] se partió en muchos pedazos … y la mitad del templo se cayó» (página 26).

En su libro La Acción del Espíritu Santo en la Historia, el Dr. Pablo Deiros dice que el choque de poderes y la guerra espiritual es también testificada por los escritos apócrifos. En los Hechos de Juan se narra un interesante episodio en el ministerio de este apóstol, cuando el poder de Dios destruyó el templo de Artemisa (Diana para los romanos) en Éfeso. En este libro, se cita de una oración del apostol Juan:

Oh Dios, quien eres Dios por sobre todos los que se llaman dioses; y no obstante eres rechazado hasta este día en la ciudad de los efesios; quien me pusiste en la mente venir a este lugar, del cual nunca pensé; quien condena toda forma de adoración, convirtiendo a los hombres a ti; a cuyo nombre todo ídolo huye, y cada demonio y todo poder inmundo; ahora haz que a tu nombre huya hoy el demonio que está aquí, el engañador de esta multitud; y muestra tu misericordia en este lugar, porque ellos han sido extraviados.[0]

Me imagino ver al apostol Juan orando y mientras Juan estaba diciendo esto, veo al altar de Artemisa como se rompió en mil pedazos, y como todas las ofrendas se cayeron por el piso al igual que varias otras imágenes que estaban sobre el altar. Seguramente, medio templo se vino abajo y quizás hasta algún sacerdote pagano haya muerto al desplomarse parte del techo. El resultado fue un gran temor y la conversión de todos los presentes.

Se calcula que más o menos unos cincuenta años después de este suceso, casi nadie en el Imperio Romano adoraba ya a Diana. Su culto quedó reducido a una mera sombra de lo que había sido antes que Pablo y Juan fueran a Éfeso. La ciudad de Éfeso se convirtió en el centro mundial del cristianismo durante los siguientes doscientos años. La Gloria sea para Dios.

Notas

[0] Hechos de Juan,41. Citado en Deiros,Pablo. (1998). La Acción del Espíritu Santo en la Historia. pp. 157-158. Grupo Nelson.

Bibliografía

Torres,Hector & Wagner, Peter. “Como enfrentarnos a la reina del cielo”.Editorial Betania.

Deiros,Pablo. (1998). La Acción del Espíritu Santo en la Historia. Grupo Nelson.

imagen: http://selvaerika.blogspot.com/2012/04/guerra-espiritual.html

El rol de la Mujer en diversas culturas parte 6


El rol de la Mujer en diversas culturas parte 6

Autor: Paulo Arieu

“Muchos creyeron en Él, viendo las maravillas que hacía”. “Seguíale una gran multitud, porque veían los milagros que hacía con los enfermos” (Jn 6:2).

Introducción

mujer siriofencia

Imagen n 0.

En este articulo, hablaremos de una mujer sirofenicia, relacionada con el ministerio del Señor Jesús. En Marcos 7.24–30 se habla de esta mujer de nacionalidad sirofenicia[0], y en Mateo 15.21–28 se dice que era cananea (el título que se le daba antiguamente a los habitantes de Fenicia). Marcos la llama “griega” además de sirofenicia para indicar que no era de religión judía. Siriofenicia es un gentilicio que se le aplica a esta mujer.

  • “Levantándose de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón; y entrando en una casa, no quiso que nadie lo supiese; pero no pudo esconderse.  Porque una mujer, cuya hija tenía un espíritu inmundo, luego que oyó de él, vino y se postró a sus pies.La mujer era griega, y sirofenicia de nación; y le rogaba que echase fuera de su hija al demonio. Pero Jesús le dijo: Deja primero que se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos.Respondió ella y le dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos, debajo de la mesa, comen de las migajas de los hijos. Entonces le dijo: Por esta palabra, ve; el demonio ha salido de tu hija. Y cuando llegó ella a su casa, halló que el demonio había salido, y a la hija acostada en la cama.”(Mar. 7:24-20 RV 1960)
  • “Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón.Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: !!Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros.El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: !!Señor, socórreme! Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos. Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.”(Mat.15:21-28 RV1960)

Esta noble y valiente mujer de gran fe,  con insistencia y humildad logró que Jesús sanara y liberara a su hija poseída por un demonio (Mateo 15.22; Marcos 7.26).

Jesús y el choque de civilizaciones (luz-tinieblas)

En el pasaje bíblico de la mujer siriofenicia, podemos ver este choque espiritual desde tres ángulos:

a.El choque de civilizaciones (judaísmo representado por Jesús vs. siriofenicia representado por la mujer que pide ayuda al Señor por su hija atormentada).

b.El choque espiritual entre el reino de Dios (representado por Jesús y sus discípulos) y el reino de las tinieblas, representado por Satanás y sus demonios, que atormentaban la hija de esa mujer.

c. Mujer y religión

a.choque de civilizaciones

En primer lugar, podemos observar un choque de dos civilizaciones: El judaísmo representado por Jesús y sus discípulos y el de la región siriofenicia representado por la mujer que pide ayuda al Señor por su hija atormentada.

Una civilización, en este contexto, es una cultura más o menos cerrada y con una tradición cultural más o menos cerrada, que por ende se encuentra en oposición a otras civilizaciones con tradiciones diferentes. Aunque el concepto moderno de civilización es popularizado por Oswald Spengler, la noción de “choque de civilizaciones” fue introducida por Arnold J. Toynbee, aunque éste la restringe al ámbito geopolítico.

Hay un libro que se llama “Choque de civilizaciones”, que en su momento fue muy influyente, que es el nombre que recibe una teoría acerca de las relaciones internacionales. Fue formulada en un artículo de Samuel Huntington publicado en la revista estadounidense Foreign Affairs en 19931 y transformado posteriormente en un libro en 1996.

En un sentido amplio, se puede definir el choque de civilizaciones como una teoría que explica los grandes movimientos políticos y culturales de la Historia Universal por medio de las influencias recíprocas que ejercen entre sí las diversas civilizaciones (por contraposición a las debidas a los enfrentamientos entre estados-nación o ideologías).

En su artículo de 1993, Huntington retoma el concepto de Toynbee afirmando que los actores políticos principales del siglo XXI serían las civilizaciones y que los principales conflictos serían los conflictos entre civilizaciones (no entre ideologías, como durante la mayor parte del siglo XX ni entre estados-nación). Aparentemente, este artículo era una respuesta a las tesis del gurú del capitalismo Francis Fukuyama que sostenía que el mundo se aproximaba al fin de la historia (en sentido hegeliano) en el que la democracia occidental triunfaría en todo el mundo.

Algunos politólogos creen que en el futuro cercano, citando el artículo de Huntington, los estados-nación seguirán siendo los actores más poderosos del panorama internacional, pero los principales conflictos de la política global ocurrirán entre naciones y grupos de naciones pertenecientes a diferentes civilizaciones. El choque de civilizaciones dominará la política global. Las fallas entre las civilizaciones serán los frentes de batalla del futuro.

2. choque de poderes espirituales

Tradicionalmente la iglesia ha afirmado que su lucha es contra el mundo, la carne y el diablo. A finales del siglo XIX, como resultado de la influencia del modernismo teológico, se comenzó a dar menos importancia al diablo hasta el extremo de negar su existencia. Para muchos cristianos del mundo occidental la guerra espiritual se redujo, en efecto, a una lucha contra el mundo y la carne. Últimamente se ha producido una reacción en el mundo evangélico (carismático) hacia el otro extremo y se atribuye casi todo el mal al diablo, acercándose así, mas al ocultismo que al evangelicalismo.

Por un lado la táctica de Satanás es hacer pensar que no existe, a fin de poder obrar en forma inadvertida, y por el otro trata de obsesionar a la gente con su poder y actividad. Pero es de suma importancia que la iglesia de Cristo recobre un balance bíblico en esta materia.

Porque, como bien dijo  un predicador evangelista argentino llamado Carlos Anacondia.

“Toda obra que no lleva la firma ungida de Dios es muerta.”[9]

Pero,con la venida de Jesús, comenzó un era de choque frontal entre dos civilizaciones completamente distintas: El reino de Dios personificado por Jesús con sus discípulos y  la del reino de las tinieblas, encarnado por Satanás, sus demonios y los fariseos. Esta era perdurará hasta el fin de los siglos, donde Satanás, sus demonios y sus seguidores serán juzgados definitivamente.

En la Biblia, Lucas expresa: «En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las revelaste a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó» (Lc. 10.21).

Creer en Dios significa renunciar a los propios prejuicios y acoger el rostro concreto con el que Él se ha revelado: el hombre Jesús de Nazaret. Y este camino conduce también a reconocerlo y a servirlo en los demás. Norval Geldenhuys comenta lo siguiente acerca del alborozo del Señor:

Estas palabras dan la impresión de que el Salvador se regocijaba en el hecho de que Dios, en su sabiduría, omnipotencia y amor haya dispuesto las cosas de tal manera que el discernimiento de las verdades redentoras del reino sean dadas, no a aquellos altivos y sabios en su propia opinión (como eran en aquella época tantos de los fariseos y escribas), sino a los que, como sus fieles discípulos, en sencillez infantil y humildad sienten su completa dependencia del Señor y aceptan sin arrogancia intelectual las verdades que Dios revela a través de Él.

Jesus destaco la actitud de fe de la mujer siriofenicia.Estaba decidida a todo, con tal que Jesús atendiese su suplica. Como Geldenhuys dijo:

«El contraste que hace Jesús no es entre los instruidos y los no instruidos, sino entre aquellas personas que tienen una actitud impropia y autosuficiente y aquellas otras cuya disposición es buena y candorosa».[8]

Jesús venció los poderes diabólicos.Y Dios mismo afirma en su Palabra, que Él mismo iba a liberar y rescatar al cautivo del tirano. No hay peor tirano que Satanás. Con sus engaños y mentiras ha capturado multitudes de personas y sigue haciéndolo en nuestros días (cf. Lucas 11:21.23

El declara en el libro de Lucas que  “veía a Satanás caer del cielo como un rayo”(Luc. 10:18 NVI). ¿Qué significa esto? Los comentaristas ofrecen varias sugerencias. Yo quiero dar dos. En primer lugar, que Jesús estaba diciendo: ¡Amén!, lo que decís es cierto. Los demonios se os sujetan en mi nombre. Esto es lo que os he estado diciendo. En segundo lugar, que el Señor vio verdaderamente caer a Satanás del cielo como un rayo. Lo que significa es que Jesús  “veía a Satanás caer del cielo como un rayo”, eso es lo que quiere decir.

El apóstol Pablo nos dice que Cristo
  • “anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.” (Colosenses 2:14.15)

Antes de la intromisión del reino de Dios en el de Satanás, el diablo parecía gobernar sin ninguna competencia seria. Aunque el Señor siempre estaba obrando en su universo, al diablo se le permitía gobernar, en cierto modo, como a un rey. Mandaba en los lugares celestiales sobre un inmenso reino de espíritus malos y dominaba casi sin impedimento en el mundo, teniendo sus espíritus libre acceso tanto al cielo como a la tierra.

Aunque muchos teólogos dudan sobre la existencia de fuerzas malignas, en un libro sobre teología del Nuevo Testamento titulado “La proclamación de Jesús”, Joachim Jeremías destaca el ministerio de Cristo en el evangelio de Marcos como una victoria sobre el dominio de Satanás. Y también el dice que

«el evangelio de Marcos presenta los exorcismos de Jesús como batallas»[2],

Esto es interesante,ya que la historia de la mujer sirofenicia se relata en el libro de Mateo y en el de Marcos. Y J. Jeremías le da la preeminencia a la espectacular separación del Señor de la idea judía de su tiempo en cuanto a que los demonios eran,

«en un sentido, seres individuales que actuaban por su cuenta. De ahí sus detalladas listas de nombres de demonios».[3]

También J. Jeremías afirma que:

«Jesús cambió todo eso, destacando la relación entre la aparición de los demonios y Satanás con una variedad de descripciones». [4]

También dice J. Jeremías  que

«Satanás aparece como el jefe de una fuerza militar» (Luc. 10:19; dynamis).«A continuación, se le considera como un rey (Mat. 12:26; Luc. 11:18; basileía) y los demonios son sus soldados (Mar. 5:9)».[5]

Para evitar caer en el maniqueísmo dualista bien – mal, hay que tener en cuenta una sana y bíblica comprensión de la antropología cristiana, que comprende al ser humano a la luz de las sagradas escrituras.

Jesús comenzó a recorrer los pueblos de Galilea, proclamando el reino de Dios y curando a los enfermos. El hecho es históricamente innegable: Jesús fue considerado por sus contemporáneos como un curador y exorcista de gran prestigio. Prácticamente, la totalidad de los investigadores contemporáneos están de acuerdo en afirmarlo, solo con alguna excepción. Todas las fuentes cristianas hablan invariablemente de las curaciones y exorcismos realizados por Jesús. Las curaciones aparecen atestiguadas en todas las fuentes: fuente Q, Marcos, material propio de Mateo, material propio de Lucas y Juan. Además se encuentran en todas las formas literarias: relatos concretos, dichos de Jesús, sumarios sobre su actividad, controversias consus adversarios, etc.

Por lo demás, hacia el año 90, también el historiador judío Flavio Josefo nos informa de que durante el gobierno de Poncio Pilato como prefecto de Judea

«apareció Jesús, un hombre sabio, que fue autor de hechos asombrosos,maestro de gente que recibe con gusto la verdad»[7]

Se trata de un texto considerado como auténtico por la mayoría de los expertos. Esta fama de Jesús como taumaturgo y exorcista tuvo que ser extraordinaria, pues durante mucho tiempo hubo exorcistas y magos que, fuera de los ambientes cristianos, usaban su nombre para realizar sus conjuros. Aparece testimoniado en los papiros mágicos griegos, que recogen material que se extiende desde el siglo X  a. C. hasta el siglo V d. C.

La actuación de Jesús debió de sorprender sobremanera a las gentes de Galilea y la región de Tiro y Sidon: ¿de dónde provenía su fuerza curadora? Se parece a otros curadores que se conocen en la región, pero al mismo tiempo es diferente. Ciertamente no es un médico de profesión: no examina a los enfermos para hacer un diagnóstico de su mal; no emplea técnicas médicas ni receta remedios. Su actuación es muy diferente. No se preocupa solo de su mal físico, sino también de su situación de impotencia y humillación a causa de la enfermedad. Por eso los enfermos encuentran en él algo que los médicos no aseguraban con sus remedios: una relación nueva con Dios que les ayuda a vivir con otra dignidad y confianza ante él.

Es difícil saber si había un lugar de curación en Jerusalén (¿piscina de Betesda?), aunque hacia el año 135 d. C. funcionó un templo consagrado a Esculapio en la Jerusalén romana, llamada por entonces Aelia Capitalina. Por desgracia para los enfermos de Galilea, los médicos no estaban al alcance de sus posibilidades: vivían lejos de las aldeas y sus honorarios eran demasiado elevados. Tampoco podían peregrinar hasta los famosos templos de Esculapio, dios de la medicina, o a los santuarios de Isis y Serapis, divinidades sanadoras, ni bañarse en fuentes sagradas consideradas terapéuticas. Los templos consagrados a Esculapio eran numerosos y de gran prestigio.

El más famoso sin duda en tiempos de Jesús, el de Epidauro, no lejos de Corinto. A él acudían miles de enfermos. Después de un baño y de la entrega de la ofrenda a Esculapio, pasaban la noche en un pórtico oscuro del templo para tener ocasión de ser visitados por el dios curador y recibir en sueños el mensaje que indicaba los remedios apropiados (ungüentos, vendajes, dietas) o las instrucciones que, interpretadas por los servidores del templo, ayudarían a recuperar la salud.

No es fácil distinguir en estos lugares de curación lo «médico» de lo «milagroso». Por lo general, el dios indica algún procedimiento que, puesto en práctica al despertar, devuelve la salud al paciente. En santuarios como los de Pérgamo o la isla de Cos había verdaderos médicos ejerciendo su profesión.

Jesús y la magia

Una consideración especial merece la acusación que le hacían a Jesús de practicar la magia (Cf. Luc. 11:15).

Las técnicas concretas que Jesús emplea alguna que otra vez recuerdan a los procedimientos que utilizaban los magos y curadores populares. A nadie extrañaba. Según fuentes cristianas, en alguna ocasión llevó aparte a un sordomudo y lo curó «metiéndole sus dedos en los oídos» y «tocándole la lengua con su saliva». Otro día le trajeron un ciego y él lo sacó fuera del pueblo, «le puso saliva en los ojos», «impuso sus manos sobre él» y lo curó. Los relatos están consignados en Marcos  7:31-37 y 8:22-26. Era conocida la virtud sanadora de la saliva: Jesús toca con saliva la lengua del mudo para «soltarla»; acaricia con saliva los ojos del ciego para «abrirlos».

Sin embargo, nunca se ve a Jesús tratando de manipular fuerzas invisibles, como hacían los magos para forzar a la divinidad a intervenir. Jesús no actúa confiando en técnicas, sino en el amor curador de Dios, que se compadece de los que sufren. Por eso su actuación no es la de un mago de la época.

Nunca interviene para hacer daño, causar enfermedades, producir insomnio, impedir amores o deshacerse de enemigos, sino para curar el sufrimiento y la enfermedad. No pronuncia extraños conjuros ni fórmulas secretas: no emplea amuletos, hechizos o encantamientos.

No se parece al tipo de magos que aparecen en los papiros mágicos griegos, ni al famoso Apolonio de Tiana, contemporáneo estricto de Jesús, de quien se conserva una biografía escrita por el filósofo Filóstrato a finales del siglo II. A Apolonio se le atribuyen milagros que recuerdan a los relatos evangélicos, pero su figura nada tiene que ver con Jesús: utiliza su poder para vengarse y hacer daño a sus adversarios; es un «conocedor de fuerzas ocultas» que se mueve en un mundo inverosímil de sátiros, piedras mágicas o plantas milagrosas, muy alejado del mundo de sufrimiento al que se acerca Jesús. No actúa nunca por intereses económicos, sino movido por su amor compasivo y su decisión de anunciar el reino de Dios.

Morton Smith (Filadelfia, 29 de mayo de 1915 – Nueva York, 11 de julio de 1991), profesor de Historia Antigua en la Universidad de Columbia de Nueva York, fue un erudito bíblico estadounidense.Es conocido principalmente por su controvertido descubrimiento de una carta, atribuida a Clemente de Alejandría, en el monasterio de Mar Saba, en 1958. Esta carta, que contiene citas de un supuesto Evangelio secreto de Marcos, ha sido considerada una falsificación por otros expertos (en concreto por Stephen C. Carlson, en su obra The Gospel Hoax: Morton Smith’s Invention of Secret Mark). Morton Smith fue también autor de un controvertido libro sobre Jesús de Nazaret, en el que defiende la tesis de que el personaje fue principalmente un mago helenístico: “Jesus the Magician: Charlatan or Son of God” (1978).[1]

Hace unos años, Morton Smith, basándose en los papiros mágicos griegos por él descubiertos,calificó a Jesús de «mago» y presentó su actividad curadora como magia. Su posición ha sido asumida por algunos autores. Este último considera que no había en aquella sociedad diferencia sustancial entre la actividad mágica y la milagrosa, por lo que prefiere llamar a Jesús «mago» en sentido sociológico y sin ninguna connotación peyorativa. Me parece más razonable la posición de quienes subrayan las diferencias y consideran que llamar hoy «mago» a Jesús no contribuye a aclarar su actividad curadora.

Y no es posible dejar de observar lo diferente de los métodos empleados por el Senor y su efectividad curadora y cuan lejos que están los taumaturgos y brujos contemporáneos de alcanzar Su potencial milagroso y de sentir Su compasión y misericordia por los que sufren.Al contrario, estos predicadores de ilusiones negocian con la fe de las personas y su ingenuidad.

3.Mujer y religión

mujer

Imagen n 1

Es innegable el papel opresivo que la religión ha jugado hacia la mujer. Ha constituido un poderoso medio para mantener patriarcados de tipos opresivos en muchas sociedades como el Islam.En el caso del pasaje que analizamos, vemos a una mujer que luego de su experiencia religiosa con Jesús, es libre de su tormento. Una joven oprimida por fuerzas del mal, estaba tirada en una cama sin muchas esperanzas de aliviar su dolor. Pero Jesús la libro de esas opresiones. Me gustaría profundizar mas en este tema, pero sabemos que no siempre en toda religión,el final es feliz.En muchas religiones actualmente, la mujer es oprimida por el mismo sistema religioso.Por ejemplo, el Islam. Por ahora,sin profundizar sobre el rol de la mujer en esta religión medieval, simplemente me acerco con un comentario sobre un cortometraje, titulado es Submission (Sumisión), dirigido por el holandés Theo van Gogh y guión de la diputada del parlamento holandés de origen somalí Ayaan Hirsi Ali (País: Países Bajos; Año: 2004; Duración: 10 minutos)[8]

El título del film es una traducción directa de la palabra «Islam». Se trata de una serie de breves monólogos de una mujer musulmana y devota (cubierta de los pies a la cabeza con unas ropas negras transparentes) que, mirando a la cámara con expresión suplicante, relata su experiencia cotidiana, sometida la sumisión y al maltrato físico de varones musulmanes, incluido el relato de la violación por parte de su tío con la anuencia de sus padres. Mientras trascurre el monólogo, van apareciendo cuerpos de mujeres golpeados y tatuados con aleyas (versículos) del Corán, como metáfora del impacto físico que la doctrina islámica supone para las mujeres.

Muchos musulmanes percibieron esta denuncia del maltrato de las mujeres musulmanas como un insulto al Islam. Pero, incluso gente que compartía las preocupaciones de Hirsi Ali, dudaron de la eficacia del film en la medida que polarizaría las posiciones. Hirsi Ali, como guionista, sufrió amenazas diversas y los embajadores de Arabia Saudí, Malasia, Sudán y Pakistán solicitaron que se la expulsase del partido demócrata liberal al que pertenecía. El líder de este respondió que Hirsi Ali hablaba únicamente en su nombre y no en el del partido.

Tan solo unas semanas después de que la televisión retransmitiese el documental, su director, Theo Van Gogh, fue asesinado en plena calle por un islamista radical quien, en una nota clavada en el pecho del cadáver, dejó también graves amenazas hacia Hirsi Ali, estableciendo claramente la relación entre el documental y el crimen. Este hecho luctuoso otorgó fama internacional al film, que fue exhibido en algunas otras televisiones europeas. Sin embargo, en febrero de 2005 fue suspendida la proyección de Sumisión que estaba prevista para el festival internacional de cine de Rotterdam, dedicado precisamente a “películas censuradas”. El productor del festival, Gijs van de Wastekalen, declaró lo siguiente al respecto: “¿Significa esto [la retirada del corto] que estoy cediendo ante la presión del terror? Sí. Pero yo no soy un político o un policía antiterrorismo; soy un productor cinematográfico”.

El Islam no es libertad ni es paz. El Islam es sumisión a Ala y al profeta Mahoma. Y sino esta seguro de esto,quizás a través de los medios de comunicación pueda usted enterarse mas eficazmente. Y aunque los errores políticos de Estados Unidos, Reino Unido y Francia en Medio Oriente y África hayan estimulado los ataques ocurridos recientemente en París, Francia,como dijo el fundador de Wikileaks, Julian Assange [6], esto no quita el hecho de que el Islam no da  libertad a sus seguidores como la da el mismo Jesucristo. El es compasivo, es misericordioso y tiene el poder de hacer milagros.

Cristo es Shalom, nuestra paz: “Pero Jehová le dijo: Paz a ti; no tengas temor, no morirás. Y edificó allí Gedeón altar a Jehová, y lo llamó Jehová-salom.” (Jueces 6: 23.24). Cristo nos ha librado del efecto del pecado, que es el temor, y nada nos puede atormentar. La presencia de Dios en nuestro corazón nos llena de paz. “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:7)
Cristo es Rapha, nuestro sanador: “Ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.” (Éxodo 15:26).
Cristo es nuestro médico por excelencia. Murió para sanar las heridas del alma y las enfermedades de nuestros cuerpos.“Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores.” (Isaías 53:4) “Y por su llaga fuimos nosotros curados.” (Isaías 53:5).
Y a la luz del  pasaje biblico de la mujer sirofenicia, podemos decir que la verdadera liberación femenina comienza con una experiencia religiosa liberadora con Jesucristo. Nunca antes de ese momento. Porque solo es Cristo quien hace libre a la mujer (y al hombre). Dice la Biblia que
  • “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” (Juan 8:32 1960)

Conclusión

Jesús tuvo mucha compasión de esta madre tan sincera y ferviente. En un comentario biblico del libro de Marcos, dice que

Cristo nunca despidió a nadie que cayera a sus pies, cosa que una pobre alma temblorosa puede hacer. Como ella era una buena mujer, así era una buena madre. Esto la hizo venir a Cristo. El hecho de decir: Que los hijos se sacien primeros, muestra que había misericordia para los gentiles, y no lejana. Ella habló, no como si tomara a la ligera la misericordia, sino magnificando la abundancia de las curaciones milagrosas hechas a los judíos, las cuales en contraste con una sola curación no era sino migaja. Así, pues, mientras los orgullosos fariseos son abandonados por el bendito Salvador, Él manifiesta su compasión por los pobres pecadores humildes, que miran a Él por el pan de los hijos. Él aún sigue buscando y salvando lo que se había perdido.[10]

Jesús era taumaturgo, o sea una persona teoantrópica con capacidades para hacer milagros, pero estas capacidades hoy en día, rara vez se observan.Recuerde que sanar la enfermedad mental, no es sólo una cuestión de fe [11] Pero lo convencional, lo ortodoxo, lo natural es que ud. ore a Dios por su salud, que pida oración a los ancianos o ministros de la iglesia y que luego la asista un médico especialista. Es muy posible que ud. escuche que Dios hace milagros en algún lugar del planeta donde no hay asistencia médica de ninguna clase o al menos si la hay, es muy limitada. Pero en nuestras culturas, por lo común, Dios obra muchísimo a través de la ciencia médica y los profesionales de la salud. No demore por favor en consultar a un especialista si ud, observa o se da cuenta que posee un trastorno grave en su salud.

Nos gozamos al leer en la biblia, como era la salud en Galilea. Ya leímos que nos dice la Palabra de Dios, a través de la historia de una mujer joven endemoniada,hija de una mujer siriofenicia. Y vimos como era la vida de acuerdo al contexto histórico de este pasaje bíblico. Vemos en este pasaje bíblico, como la familia era la primera en atender a su enfermo. Los padres y familiares más cercanos, el patrón de la casa o los mismos vecinos ayudaban al enfermo a reconocer su pecado e invocar a Dios. Al mismo tiempo buscaban a algún curador de los alrededores.En este caso que relatan Marcos y Mateo, fue la madre de la joven endemoniada,que era una mujer creyente y dotada de una gran fe, quien salio en busca de ayuda.

Al parecer, los pobladores no solían acudir a médicos profesionales. La medicina griega, impulsada por Hipócrates (450-350 a.C.), se había extendido por la cuenca del Mediterráneo y había penetrado probablemente en ciudades importantes como Tiberíades, Séforis o las de la Decápolis, pero no en las aldeas de Galilea. En la medicina hipocrática no se invocaba el poder curador de los dioses, sino que, basándose en alguna teoría del cuerpo humano, se detectaba la enfermedad, se diagnosticaban las causas y se buscaba algún remedio que ayudara a recobrar el equilibrio del cuerpo. La postura tradicional de los israelitas ante este tipo de medicina había sido de recelo, pues solo Dios es fuente de salud. Pero ya en tiempos de Jesús las cosas habían ido cambiando. Algunos sabios judíos recomendaban acudir a los médicos, pues «hay momentos en que la solución está en sus manos»Asi dice Ben Sirá en un escrito redactado entre 190-180 a. C. (Eclesiastes 38:1-15).

  • “para que crean que Tú, mi Padre, me has enviado” (Juan 11:42).t

Antes de concluir, personalmente, le invito a que permita que el Señor Jesús le hable a lo más profundo de su ser. Si por la fe en Dios usted puede creer que Cristo es el Señor y Salvador, su vida será enteramente cambiada. Los problemas de esta vida ocuparán su justo lugar y Jesús levantará su mirada hacia las cosas celestiales.Sin duda, Jesús es Dios misericordioso. No lo cree así ud.?

  • “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino? Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.”(Juan  14:1-14).

El no ha cambiado para nada. Confíe ud. en El.!!!

Continua…

Dios le bendiga!

—————

Imágenes

Imagen n 0.

Imagen n 1

Notas

[0] Veamos la geografía de la historia. Tiro y Sidón eran ciudades de Fenicia, que era parte de Siria. Fenicia se extendía hacia el Norte desde el monte Carmelo, por toda la llanura costera. Estaba entre Galilea y la costa. Fenicia, como expresaba Josefo, rodeaba Galilea.»Tiro se, encontraba a 65 kilómetros al Noroeste de Cafarnaum, Su nombre quería decir La Roca. Se llamaba así porque habia en la costa dos peñascos unidos por un acantilado de mil metros de longitud. Esto formaba un rompeolas natural, y Tiro era uno de los grandes puertos naturales del mundo antiguo. Las rocas no eran simplemente un rompeolas, sino también una defensa; y Tiro era famosa, no sólo como puerto, sino también como fortaleza. Fue de Tiro y de Sidón de donde salieron los primeros marinos que navegaron mirando a las estrellas. Hasta que se aprendió a encontrar el camino en la mar mirando a las estrellas, los barcos tenían que mantenerse a la vista de la costa, y detenerse por las noches; pero los marineros fenicios recorrieron el Mediterráneo y pasaron las Columnas de Hércules, el Estrecho de Gibraltar, y llegaron a Gran Bretaña y a las minas de estaño de Comwall. Puede ser que hasta se aventuraran a circunnavegar África.
Sidón estaba a 45 kilómetros al Nordeste de Tiro, y a 100 kilómetros al Norte de Cafarnaum. Tenía, lo mismo que Tiro, un rompeolas natural que lo convertía en otro puerto extraordinario. Su origen como puerto y ciudad era tan antiguo que no se recordaba quién había sido su fundador.
Aunque las ciudades fenicias eran parte de Siria,eran independientes y rivales. Tenían sus propios reyes, sus propios dioses y su propia moneda. En un radio de 25 ó 30 kilómetros eran supremas. Hacia fuera miraban al mar; tierra adentro, a Damasco; y los barcos del mar y las caravanas de muchas tierras fluían a través de ellas. Sidón acabó por perder su comercio y grandeza frente a Tiro, y su sumergió en una degeneración desmoralizada; pero los marineros fenicios siempre serán recordados como los
primeros que encontraron su camino en el mar siguiendo a las estrellas.

[Extr de William Barclay,COMENTARIO AL NUEVO TESTAMENTO- Tomo 3 -Evangelio según San Marcos,pag. 111,Editorial Clie, 1995]

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Morton_Smith

[2] Joachim Jeremias, The Proclamation of Jesus , Charles Scribners and Sons, Nueva York, 1971, pp. 93 cit en Ed.Murphy, Manual de Guerra Espiritual,pag.294, Grupo Nelson, Jan 6, 1995
[3] Jeremias, pp. 93 y 94, cit en Ibid
[4] Jeremias, pp. 93 y 94 cit en ibid
[5] Ibid

[6] http://www.librered.net/?p=3686 y http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=39978. SUGERENCIA: no se anote en la Nueva Guerra Santa Contra el Islam, la de los Nuevos Cruzados. Esa es la Agenda del sector más duro y más chiflado del Grupo Bilderberg, cuyo Proyecto es un Gobierno Mundial único para todo el mundo, y una Religión Mundial sincretista única para todo el mundo.Ver http://www.contrainfo.com/12713/paul-craig-roberts-denuncia-que-el-ataque-contra-charlie-hebdo-fue-una-operacion-de-falsa-bandera/ y http://www.blogscapitalbolsa.com/article/6240/charlie_hebdo_nuevo_ataque_de_falsa_bandera_.html

Aunque como reconocieron los pactantes presbiterianos, “el Islam es una religión cruel” , http://caesararevalo.blogspot.com/2015/01/la-oracion-de-los-pactantes.html?spref=fb&m=1

[7] Flavio Josefo, Antigüedades judías,18.3.3,par.63-64 cit Enrique Gómez García, Jesús entre los jóvenes,pag. 74

[8]http://www.monografias.com/trabajos-pdf5/carpeta-psicologia-y-genero/carpeta-psicologia-y-genero.shtml

[9] Carlos Anacondia, Oime bien Satanás, pag. 39, ed. Betania

[10] http://www.iglesiareformada.com/Henry_Marcos_Comentario.pdf

[11] http://protestantedigital.com/sociedad/29582/Sanar_la_enfermedad_mental_no_solo_una_cuestion_de_fe

Otra Bibliografía consultada

La teologia VUDU de los apostoles y profetas de hoy


La teología VUDU de los apóstoles y profetas de hoy.
Actualizado: 04-04-2013
Autor:Paulo Arieu
Pedro dijo “No tengo ni oro ni plata pero lo que tengo te doy”,(Hch.3:6 RV 1960) oró por un paralítico y Jesús lo sanó.  El bien dijo no tengo cosas materiales que ofrecer [ni obtener],pero lo que tengo [a Jesús] te lo comparto para que ya no te aburras mas pidiendo limosna sino siriviéndole a El. Los apóstoles y profetas de hoy, [aunque ya no existen profetas ni mas apostoles en realidad], creen de modo totalmente opuesto a lo que enseñó Pedro: Ellos dicen: Hace un sacrificio, como en el VUDU, sacrifica las creencias históricas (que no existen mas profetas ni apóstoles), dale una ofrenda especial al Señor (sacrifica tu billetera ofrendándola en mi [su] cuenta bancaria) y aceptame a mi [el apostol o profeta] como mensajero de Dios [del diablo al que sirven por herejes]. Ves la similitud con la teología de los sacrificios del VUDU? Esta cosmovisión es pagana totalmente. Todo lo contrario a la teología bíblica.
Pero la Biblia me dice que Jesús se ofreció como sacrificio perfecto para siempre y por única vez. Que El desea tu corazón mas que tu billetera (El es el dueño del oro y de la plata). El no busca que te sacrifiques sino que creas de corazón en El, quien murió y resucitó de los muertos y está sentado al ladito de Papa Dios. La iglesia primtiiva tenia profetas,hoy ya no estan con nosotros.Siguen sus enseñanzas,pero a la luz de la Biblia.
Los profetas solo existieron en el primer siglo, su labor al igual que el de los apóstoles fue hasta quedar completó el canon bíblico, una vez completado la labor de apostoles y profetas terminó. Al ver la reforma protestante notamos que los reformadores no hicieron uso de los dones apostólicos ni de los  proféticos, ya que tenían las Escrituras para consultar y con ellas se opusieron al papado y a casi mil años de dominio romanista. El moderno movimiento apóstolico-profético tiene 40 0 50 años de existencia, pero los antiguos cristianos no apelaron a estos títulos para hacer la obra de Dios como es hoy.
Algunas herejías de hoy en dia,son por ejemplo,la guerra espiritual submarina. A mi me dan ganas de agarrarme la cabeza con las manos y con los pies!!!
Pero Dios mio que es esto? los cristianos se estan volviendo locos, haciendo guerra espiritual en las aguas? Ah, si,ya entiendo, como ya vencieron a todos los demonios terrenales, ahora se van en busca de los que están bajo el agua. ..
Pero por favor, si Cristo ganó todo en la cruz, vivamos mas bien en obediencia, santidad e integridad que esto es lo mas importante,ya que la santidad radica en el CORAZÓN. Prediquemos el evangelio, pero sin sincretismos.
Esto de guerra espiritual submarina, sabe como se llama? Se llama espiritismo!!! Si,como ud. lee, se llama espiritismo.Y es diabólico totalmente.Lamentablemente, estas personas que enseñan esto son falsos maestros.
Ves que no es lo mismo? Avivate,please!!!
Dios le bendiga,Cristo le ama,y por favor, use el cerebro que Dios le ha dado,para estudiar un poco mas la biblia. Si? Que bueno. Paz de Dios para ud,

Guerra Espiritual y Liberación: un sentido anti-bíblico de la verdadera batalla.


Guerra Espiritual y Liberación: un sentido anti-bíblico de la verdadera batalla.

Por Ignacio García

Con el nacimiento de movimientos religiosos de tipo carismático y del pentecostalismo fundamental, surgieron también doctrinas de tipo emocional entre las que se halla la anti-bíblica enseñanza llamada Guerra Espiritual, que de guerra no tiene nada y de espiritual menos. Ligada a ella, puesto que en toda guerra hay prisioneros y libertadores, se halla la no menos torcida doctrina de la “Liberación”.

Dividiré este aporte en dos secciones, en la primera de ellas se identificará, por su propia definición, esta insana doctrina; la cual será acompañada de algunas objeciones desde el punto de vista cristiano. En la segunda expondré por qué se considera torcida esta doctrina dentro del cristianismo histórico y bíblico.

¿A que se le llama guerra espiritual?

Para no fallarle y caer en la imprecisión, pongo en boca de los practicantes de esta falsa batalla palabras que definen tal actividad religiosa. Dicen:

“Cuando nos convertimos a Jesucristo pasamos a formar parte de su ejército y como tal, debemos de tener bien claro de que nos veremos envueltos en batalla constantemente. A tales efectos somos enseñados, entrenados y preparados, no para alcanzar la victoria, sino para mantenerla. Ya el Señor la ganó; nos corresponde permanecer en ella”.

El lector puede comprobar esto en http://www.maran-ata.net/Temas/guerra.htm

A primera vista, si usted lee el texto tal y cómo se exhibe, todo parece correcto. Las herejías no se hacen de citas falsas, se hacen de citas verdaderas con equivocada interpretación y aplicación que se les da. Todos los grupos religiosos que presumen de una doctrina “exclusiva” o algún movimiento “renovador” en el que se incluyen prácticas de tipo religioso-emocional, nacen tomando como base pasajes de la Biblia ciertos. Vistos fríamente, los argumentos y motivos parecen bien fundados, y las escrituras bíblicas, convincentes. Veamos algunos textos en los se apoyan los promotores de la guerra espiritual. Tres son las principales escrituras, a las que sigue un número impreciso de citas igualmente imprecisas. Veamos:

  • 1 Pedro 5:8 “…porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”
  • Efesios 6:12 “Porque no tenemos lucha contra carne y sangre, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”.
  • 2 Corintios 10:3-4 “Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas”.

Éstas, son las Escrituras más o menos precisas a las cuales acuden los de la “guerra espiritual” para sustentar su doctrina. Por supuesto, un 99% las repetirán de memoria, sin vacilar y sin dudar cuando usted les pide que citen la Biblia para avalar su postura.

Si viendo las dos citas principales de sostén para esa “guerra”, alguien me dice dónde habla de iniciar una zipizape y, aún más, dónde se indica cuál es la forma de operar esta batalla, entonces estaré mañana mismo tomando un curso (que los hay y caros) para ingresar a las filas de esos que se llaman “guerreros de Dios”. Pero no, no hay tales indicaciones.

Siguen, a estas tres citas, otras totalmente fuera de contexto, forzadas, pero, eso sí, hábilmente manipuladas para hacerlas encajar dentro del contexto que ellos quieren.

  • 1 Samuel 17:45,47, Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a tí en el nombre de Jehová de los Ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla y Él os entregará en nuestras manos.
  • Zacarias 4:6, “… no con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.”
  • Mateo 26:41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

Existen muchos más pasajes citados por ellos (véanse aquí mismo esto en http://www.maran-ata.net/Temas/guerra.htm ) . El lector notará que a medida que los pasajes bíblicos aumentan, más se van saliendo del contexto que defienden. Citar a Zacarias 4:6 para validar su doctrina de guerra espiritual, es ya una muestra de su incapacidad para sostener una doctrina sólida; utilizar el ejemplo de David contra Goliat, resulta aún más absurdo que el pasaje anterior. Sólo falta que citen a Pedro sacando su espada para cortarle la oreja a Malco. Yo pregunto: bajo estas propuestas escriturales que sirven de apoyo a su doctrina ¿qué me impide a mí o a otros crear una doctrina similar, aunque ésta se halle totalmente fuera de contexto?

Casi todas las doctrinas torcidas operan el mismo error: hacer de uno o dos pasajes de la Biblia, todo un manual de procedimientos y prácticas religiosas. Allí, donde por siglos, teólogos, eruditos, filósofos y creyentes cristianos no han podido ver doctrina alguna que indique una “guerra espiritual”, los que siguen esta práctica ya la vieron ¡en uno o dos pasajes bíblicos! Claro, argumentan que “por ser los últimos tiempos”, Dios ha tenido a bien revelárselos. Habría que hacer aquí todo un estudio de esa otra frase: “los últimos tiempos”, pero me concreto a seguir con esta guerra.

Quienes apoyan o simplemente siguen la enseñanza de “guerra espiritual”, creen que porque citan las Escrituras parcial y arbitrariamente, ya tienen la verdad y pueden establecer una “nueva” doctrina. Joseph Smith fundador de los mormones, acostumbraba citar Apocalipsis 14:6 “Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo”.

Y Carlos T. Russel, de los Testigos de Jehová, apoyó su “ministerio” en Isaias 43:10, “Vosotros sois mis testigos, dice Jehová”. A ningún cristiano se le ocurriría decir que porque lo dice la Biblia, tanto Smith como Russel son dignos de confianza y hay que seguir sus enseñanzas. Pero las armas de estos dos falsos profetas no difiere mucho de las usadas por quienes se proclaman partidarios de la “guerra espiritual”. Estoy seguro que si éstos no hubieran surgido de grupos religiosos de extracción evangélica, nadie les creería.

En otra definición de “guerra espiritual”, la lucha se magnifica y ya no es una guerra de satanás contra la persona individual, sino una guerra de tipo cósmico. Cito:

“¿Qué es la guerra espiritual?

Muchas veces hemos oído hablar del Reino de Dios y del Reino de Satanás. Incluso hemos oído hablar de guerra espiritual. El plan de Dios en Cristo es establecer su Reino en toda la creación, no solo en los seres humanos, sino también en las fuerzas espirituales buenas y malas del universo. El plan de Dios es poner orden y poner su reino sobre todo lo que ha creado. El plan de Satanás es impedir el plan de Dios o, al menos, atrasarlo lo más posible. Esta es la guerra espiritual.”

Los proponentes de este tipo de “guerra espiritual” tuercen pasajes bíblicos tomándolos fuera de su contexto y añaden toda clase de imaginativas enseñanzas sobre espíritus territoriales, basadas no sobre las Escrituras sino sobre supuestas profecías, visitaciones de ángeles, y aún conversaciones con demonios. Usted puede verificar lo arriba dicho en este link: http://www.librolibre.org.ni/DocCa./cateq/catequesis/guerra.html#r2

La definición de esta guerra es tan absurda y anti-bíblica y manipuladora, que incluye frases como: “Muchas veces hemos oído hablar del Reino de Dios y del Reino de Satanás. Incluso hemos oído hablar de guerra espiritual”.

Si usted se da cuenta, sí, es verdad, hemos oído hablar de esos dos reinos en la Biblia; pero no, como ahí se pone, de la tercera. La Biblia habla de “no tenemos lucha contra sangre ni carne”, jamás de guerra. El término “guerra” fue encajado a la fuerza por ellos (más tarde analizaré este término); ahora nos quieren hacer creer que al igual que los reinos anteriores, la Biblia habla con la misma autoridad de una guerra que sólo ellos ven (como la vean).

Luego sigue una frase que, en esencia, es parte sustancial de esta doctrina, sin ella no se podría establecer ninguna “guerra espiritual” (ya también, más adelante, me ocuparé de este asunto); dicen: “El plan de Satanás es impedir el plan de Dios”. Esto es totalmente anti-bíblico por muchas razones más tarde expuestas. Sólo quiero que el lector, el cristiano que conoce sus Escrituras, piense por algunos segundos acerca de esta absurda declaración y saque sus propias conclusiones.

Para redondear su postura acaban diciendo: “O al menos para retrasarlo lo más posible” (¡!!!!!) Esto significa que Dios ya tiene un plan, ya sabe el día y la hora en que habrá de regresar y juzgar; que sólo Él conoce los tiempos, es soberano, infinito, todopoderoso …. pero tiene problemas. Sólo porque a los de la “guerra espiritual” se les ocurre que Satanás le está haciendo la vida de cuadritos a Dios y atrasando lo que Él ya sabía iba a suceder… Ridículo ¿no?

Lo lamentable de todo es que, al creer en estas prácticas, el creyente es llevado a ceremonias de liberación de atar-desatar, ¡donde el diablo es la figura principal del evento!

Las reuniones adoptan límites inimaginables. Un ejemplo de la guerra contra espíritus territoriales fue visto cuando el ministerio Global Harvest, patrocinó un evento de “guerra” en Efeso, Turquía, llamado “Operación Palacio de la Reina”. La meta fue quebrar el poder de “la Reina del Cielo”, la cual fue descrita por los líderes como “el más poderoso espíritu demoníaco gobernante” que bloquea la difusión del evangelio. ¿Cómo saben ellos que existe un poder demoníaco llamado “la Reina del Cielo”? ¿Cómo saben ellos que éste es el más poderoso espíritu demoníaco en el mundo hoy?

A estas preguntas, se responde con otra doctrina torcida: lo saben porque “reciben revelación continua de parte de Dios”. Y para torcerla más bonito, citan las Escrituras: la reina del cielo de Jeremias 7:18; Jeremias 44:17-25.

Pero no hay que ir a Éfeso para presenciar estas herejías. Existen muchos ministerios hoy que “atan” y expulsan demonios de todo: pobreza, tristeza, depresión, cambios bruscos de personalidad, bulimia, … párele de contar porque si no, no acabamos. A veces, “debe darse testimonio” de estas “liberaciones”; se organizan entonces las famosas MARCHAS: otra práctica popularizada por el movimiento de guerra espiritual, y que consiste es marchar alrededor de un edificio o una ciudad, etc., para reclamar autoridad sobre ello. Los eventos Marcha por Jesús, que se han extendido a través del mundo, fueron originalmente establecidos en Inglaterra por Carismáticos con el propósito de hacer guerra espiritual contra espíritus territoriales. El libro La Marcha por Jesús, escrito en 1992 por Graham Kendrick (influyente músico Cristiano Contemporáneo) y Roger Forster (más otros dos) afirma: “Nuestros objetivos fueron primero y principalmente espirituales. Nosotros queríamos ver un cambio en la atmósfera espiritual sobre nuestro país”. Como autoridad para hacerlo, citaron la marcha alrededor de Jericó…

Pero lo mismo pudieron haber citado la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén o la liberación de Pablo y Silas de la cárcel… Para el caso, da igual.

El movimiento de guerra espiritual tiene tanto tiempo empleándose en atender a satanás, que se dan lujos tan heréticos como el de la ESTACA DE COLONIZADOR.

Tal vez Usted no conozca aún esta práctica. Tenga cuidado cuando lo(a) inviten a una de estas ceremonias; lea su Biblia, pregunte en una iglesia sana.

En esta práctica (que se ha extendido como reguero de pólvora (en ministerios de Centroamérica y México, principalmente) grupos de “guerreros”, al amparo de la oscuridad, visitan sitios claves en la ciudad donde viven: edificios del gobierno, instituciones financieras y educacionales, etc. Todo para desarrollar la siguiente ceremonia: Cavan un pozo, entierran un Biblia. Entonces introducen una estaca de unos 50 centímetros de largo en el piso (con “Jesús es el Señor” escrito en la parte de arriba y versículos de la Biblia en los costados). El lugar es “ungido” con aceite, y entonces toman la comunión y oran. El director de Pray USA, reclama que es un “acto profético” por el cual los participantes están “haciendo una afirmación a Dios y a Satán de que ese territorio pertenece a Jesucristo; que se está retomando y echando a patadas a los usurpadores”.

Lo anit-bíblico de la querra espiritual

Como he apuntado antes, las falsas doctrinas nacen acompañadas de citas bíblicas que parecen darles credibilidad. Ya hemos dicho que, no por el sólo hecho de dar citas bíblicas la postura doctrinaria debe ser admisible. Tampoco vamos a poder saber si la doctrina es o no falsa si sólo le damos vuelta a las citas que ellos repiten incesantemente en defensa de su punto de vista. El asunto es más grave y más profundo. Para poder establecer una doctrina como “guerra espiritual” y “liberación”, quienes la promueven y siguen deben necesariamente DEVALUAR la obra de Jesucristo en la historia de la humanidad. Me explico.

1. La obra de Jesucristo debe volverse INACABADA. Cristo dijo: “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”. Y Pablo afirma en Romanos 6:18 “Y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia”. Y también, de forma absoluta y tremenda en Romanos 6:22 “Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna”.

Pero, como se ve, la falsa doctrina aún nos quiere “liberar” de yugos y ataduras: nos quiere dar una libertad que en el pasado ya Jesucristo pagó a precio de sangre..

2. La victoria de Jesucristo debe considerarse PARCIAL, es decir, “Somos más que vencedores” de acuerdo a la Biblia… “pero no tanto”, según los de la “guerra espiritual”. Los “guerreros” suelen recitar esto: “A pesar de que Jesús venció a Satanás sobre la cruz, el diablo todavía intenta causar estragos en nuestras vidas, pues sabe que su tiempo es corto”.

Esa frase “a pesar de que Jesús”, ya significa de por sí una blasfemia.

1 Juan 5:4 dice: “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”Aquí se estable claramente que esta victoria ya ha vencido al mundo. Cristo Jesús venció al mundo no PARCIALMENTE, sino totalmente. Pero los oponentes hablan de que la victoria aún no es nuestra, que hay que defenderla…¿Acaso tiene aún Cristo que defender su victoria que es la mía? Entiendo que tenemos pruebas, debemos esforzarnos, ser fieles, pero la victoria no depende de nosotros en absoluto. Es ésta la raíz maravillosa del cristianismo: Cristo ya hizo todo por mí, yo nada tengo que hacer, excepto conocerle a Él y su Palabra para poder llevar una vida de victoria sobre el pecado.

3. La muerte de Jesucristo debe ser INSUFICIENTE. Las múltiples ceremonias, actos de exorcismo, enterramiento de Biblias, gritos, contorsiones, horas dedicadas a “atender” a malos espíritus, y otras prácticas más, sólo demuestran que se siguen esforzando, utilizando recursos y energía, haciendo “obras” (y de las confusas) para ganar algo que Jesucristo ya ganó. Hebreos 7:23-28, afirma: “Y los otros sacerdotes llegaron a ser muchos, debido a que por la muerte no podían continuar; mas éste, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable; por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos. Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo;(5) porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. Porque la ley constituye sumos sacerdotes a débiles hombres; pero la palabra del juramento, posterior a la ley, al Hijo, hecho perfecto para siempre”.

Si los propulsores de la “guerra espiritual” obedecieran a estas cuestiones, a saber: que la obra de Jesucristo es DEFINTIVA, TOTAL Y SUFICIENTE, poco o nada les queda por hacer; su famosa doctrina se derrumba. Es desestimando la doctrina de la obra SUFICIENTE de Cristo, que los de la “guerra” pueden ocupar un lugar (así sea herético) dentro del movimiento evangélico.

Pero aún, cuando se les pide que validen la expulsión de demonios, hablan de que Jesús lo hizo, y prometió que lo harían quienes le siguen; y por lo tanto, los apóstoles también lo hicieron. Esto es cierto, pero ni Jesús ni los apóstoles ni quienes sanamente practican la expulsión de demonios, los anduvieron buscando, o haciendo guerra. Tal vez el ejemplo de Pablo en Hechos 16 nos ilustre acerca de esto. Ahí, una muchacha con un espíritu de adivinación estuvo molestando a Pablo y Silas por muchos días (Hechos 16:16-18) Veamos cómo procedió el apóstol y comparemos contra lo que hacen los de la “guerra”: a) Pablo no la buscó para expulsarle el demonio b) No inició con Silas y Lucas una “guerra” en ese pueblo c) No trajo a la muchacha a la iglesia y la hizo vomitar y otras cosas para sacarle el espíritu. e) Lo más admirable es que esperó y soportó “varios días” antes de cansarse y causarse un disgusto, antes de efectuar la expulsión. Todo esto demuestra que le era más importante predicar, enseñar, persuadir a otros el evangelio de Cristo que andar echando demonios.

Los adictos a la “guerra espiritual” hacen todo lo contrario.

Ahora, podría entenderse que lo hagan pero con gente que es inconversa, ¡pero lo hacen con quienes ya han aceptado a Cristo como Salvador! En pocas palabras, su teoría es esta: “En este hermano no mora el Espíritu Santo como Dios le prometió: mora un espíritu inmundo que hay que expulsar con “guerra espiritual”. Y otra vez, se observa que para ejercer su doctrina, tienen que devaluar la obra de Dios.

Toda la doctrina paulina se centra en lo contrario, es decir, en hacernos saber que somos hijos de Dios, herederos de la promesa, reyes y sacerdotes, justificados por su sangre, más que vencedores, libres del pecado, etc.

Lo peor no es que la famosa “guerra” se la hagan entre ellos mismos, y que entre ellos mismos se anden “liberando”, sino que haciendo esto hablen de que lo hacen en nombre de la “victoria sobre el enemigo”… Y aquí me nace la duda: si es que de verdad obtienen esa victoria ¿por qué cada martes o jueves o domingo vuelven a lo mismo? Me parece que es una pregunta que deben contestar al igual que las otras.

Quiero volver a las escrituras que sirven como pretexto a los de la “guerra”, y entonces finalizar. Vuelvo a ellas porque me parece que su uso son el centro del abuso. Hacen que sus seguidores se las aprendan de memoria, y con esas dos o tres citas, validen, fabriquen, practiquen y reproduzcan esta falsa doctrina. Quiero que haga usted, lector, una prueba: pida a cualquiera que defienda esta doctrina (y cualquier otra de las torcidas que se han discutido en este Foro) que le cite de memoria los tres pasajes antes aludidos, y que inician así: “Porque no tenemos lucha … “, “porque vuestro enemigo … “, “pues aunque andamos en la carne…”. Tal vez la última no se la digan tan rápido, pero sí las primeras dos: son con todo lo que cuentan para sostener su doctrina. Ahora, pida que les citen a usted de memoria Efesios 6:10-20, 1 Pedro 5:6-11, y 1 Corintios 10:1-7 (todas completas). Se sentirán confundidos y el 99% no sabrá de memoria esos pasajes de la Biblia, a pesar de que en el centro de ellos se hallan las citas que han recitado anteriormente, rápida y velozmente de memoria. ¿Por qué? Porque para lograr afianzar su doctrina deben suprimir el contexto, el cual queda sin interés alguno para ellos: el contexto por sí mismo, echaría abajo lo que están diciendo acerca de su falsa doctrina.

Por principio de cuenta han adoptado la palabra “guerra” donde no existe bíblicamente. Creo saber que la palabra se toma del pasaje “porque no tenemos lucha contra sangre ni carne”. En español, por ejemplo, lucha no siempre significa batalla o guerra. En inglés, la nueva versión utiliza “struggle” en vez de “fight” para denotar una contienda interna, debatirse con los pensamientos y usarla a manera de “struggle life” (lucha por la vida). En griego existen varios términos para referirse a lucha: dseomajui, como oponentes de la deidad (Hechos 5:39); poleméo, como estar en guerra, batallar (en una lucha final, como Apocalipsis 12:7); la palabra agonizorai, habla de una lucha deportiva (1 Corintios 9:25 y 2 Timoteo 2:5).

La palabra “lucha”, como tal, aparece en la Biblia en español sólo 7 veces, 2 de las cuales las hace en Apocalipsis; sólo en este último posee el sentido de “guerra”.

Tomar como base Efesios 6:12 para inventar una “guerra espiritual”, me parece tan arbitrario como que algún grupo de hermanos tome 1 Corintios 9:24-25 que dice: “No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.2”, para poner a todos los miembros de la iglesia a entrenar en un estadio, y entonces llamarlos a una “guerra deportiva” contra el enemigo de enfrente

¿Cuál es la diferencia?

La arbitrariedad de las citas (por cierto las únicas) a las que aluden los de la “guerra” se debe a su mala lectura de la Biblia. La Biblia no es un libro para leerse parcialmente y a mi antojo, elegir qué me conviene y qué dejo fuera. Originalmente, incluso, no poseía versículos ni referencia alguna; así es que debe leerse como un libro (o carta en su caso) de corrido. Leerla sólo a pedazos es como leer el Quijote en su única escena contra los molinos y deducir que se trata de una novela para moler caña, llevar agua a las casas o electricidad por el movimiento de las aspas.

Si se leen las dos citas bíblicas ya aludidas en su contexto completo, se verá la debilidad (y falsedad, finalmente) del argumento de la “guerra espiritual”. Porque las citas no comienzan donde ellos las citan de memoria, menos aún terminan allí:

  • Efesios 6:12-20 “ 12Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, 15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; 18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; 19 y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio, 20 por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar.

El contexto indica claramente que lo dicho por Pablo habla de todo menos una “guerra espiritual”, por lo menos no como la conciben quienes siguen esta falsa doctrina.

Quiero tomar tres verbos que se hallan en este pasaje para poder explicar lo siguiente; estos verbos son: a) fortalecer (tomar fuerza, poder) en el Señor, no en ninguno que venga llamándose libertador de espíritus y esas cosas. b) Vestir la armadura de Dios; y c) estar firmes.

Estos tres términos sirven como advertencia de Pablo para señalar el estado en el que debemos encontrarnos para enfrentar la lucha espiritual que todo hombre tiene (y que por supuesto es bíblica) En otras palabras Pablo trata de decirnos: “Existen luchas espirituales, contra potestades en el aire, demonios, espíritus… Pero estén preparados… con los tres verbos anteriores”. En vez de enseñar estas tres acciones a sus creyentes, los de la “guerra” se centran en mejor darse por impreparados, sin armadura y totalmente débiles: inician lo que ellos creen es una batalla. El creyente que no va a esa “guerra” es porque satanás lo ve bien armado de antemano. Es como si México (pongo a mi país de ejemplo para que no haya problema) fuera y le declarara la guerra a los Estados Unidos. Aquellos son poderosos, están bien armados, y siempre vigilan sus fronteras… ¿por qué habría yo de ir a retarlos?

Ahora, la palabra que sirve de enlace a la advertencia de Pablo es la (siempre y tristemente olvidada) palabra “porque”. La palabra “porque” se utiliza siempre para dar una explicación de un contexto anterior, una condición dada, un hecho previsible. Pero aún, cuando los de la “guerra” citan esta palabra, no dan razón del contexto que le precede. La palabra “porque” simplemente enlaza a la primera frase: “préparate, está listo, está firme” PORQUE “no tenemos lucha carne ni sangre”; en otras palabras: “nuestro enemigo no es cualquier pelagatos”.

Ahora, de que hay lucha la hay. Pero ¿de verdad se combate ésta con gritos, pataleos, “en nombres de Jesús”, exorcismos, vómitos? Pablo nos da la clave, las cuales los de esa doctrina no leen: Jamás Pablo habla de iniciar la guerra; en tres versos (lea usted por favor otra vez el pasaje) el apóstol habla de mantenernos “firmes” (Efesios 6:11,13,14) Que yo sepa, en el ejército estar firmes es lo opuesto de escaramuza. Pero tal vez la firmeza habla de mantenernos de pie, sin caer: más aún se demuestra que no habla de “guerra” alguna. Sí, en cambio, Pablo habla de “resistir”. Lo mismo dice Santiago “Resistid al diablo, y él huirá de vosotros”, y “cuando alguien haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida” (Santiago 1:26).

Por otro lado, la falsa doctrina de “guerra espiritual”, en su afán de hacerse valer, invierte en el cristiano su capacidad de reconocer pecado, confesarlo y ser libre por la sangre de Jesucristo. No es nada común oír a alguien decir “son ataques del enemigo”, cuando en realidad esos “ataques” son producto de su propia maldad o pecado. El diablo sirve como buen y excelente pretexto para evadir la responsabilidad moral y espiritual delante de Dios. Ellos creen que el diablo ataca, uno cae y debe entonces ser liberado de la droga, el alcohol, las depresiones, la televisión, Madonna, etc. El mismo Santiago habla de las fuentes verdaderas de estas actitudes: “Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte”. Y el mismo Santiago pone en su lugar a los de la “guerra”. La verdadera (esta sí guerra) es analizada así por el apóstol: “1De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? 2 Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. 3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites

Un autor cristiano (cuyo nombre hoy lamentablemente no recuerdo) decía que esta gente vive un 90% de tiempo cuidándose de satanás y el otro 10% preparándose para cuando necesitan del 90% de tiempo anterior. Es decir: gastan tiempo y esfuerzo muy valioso en andarse cuidando del enemigo, más que gozar de su salvación en Jesucristo. Los tiene más preocupado el diablo mismo, que la lectura de su Biblia, su tiempo de oración y el disfrute general de la vida con la familia que es un don precioso que Dios nos obsequió.

Otro pasaje tomado totalmente a la ligera, es el de 1 Pedro 5:6-11, que dice:

  • 6Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; 7echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. 8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 10 Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 11 A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.

A los practicantes de la “guerra” sólo les gusta una parte de la Escritura, la otra la ignoran. Ahora es Pedro el apóstol quien nos previene acerca de nuestro enemigo. Veamos las indicaciones de él:

1. Humillar (reconocer que sólo Dios es todopoderoso y capaz de librarnos de todo mal)

2. Echar nuestra ansiedad sobre él (no dice que la ansiedad sea un demonio, como sostienen los de la “guerra”)

3. Ser sobrios. La palabra es griego es sophron, que denota una atención mental más que espiritual: una mente atenta para lo que pasa a tu alrededor.

4. Vigila, vela.

Otra vez, la palabra “porque” sirve de puente al contexto precedente. Quiere decir: debemos guardar un estado de humildad, de confianza en Dios, de atención mental, de vigilancia, porque “el diablo anda como león rugiente buscando a quien devorar”. ¿A quien va a devorar: obvio, a quien no hace caso de las acciones propuestas por Pedro. Es como decirle a un soldado: allá afuera está el enemigo buscando a quien matar; no seas uno de ellos: entrena, vigila, está atento. Pero, otra vez, los de la “guerra” se atarean más en cuidarse del león que en prepararse para que éste parezca un gato chimuelo. En vez de enseñarse ellos y a su gente a la sobriedad de pensamiento, a la humildad y descargar en Dios todo su peso, se esmeran en ser los líderes quienes hagan esta tarea por ellos: los exorcizan, los defienden, los oprimen.

Al igual que Pablo, Pedro no habla de iniciar una guerra contra el león, simplemente dice: “Al cual, resistid firmes en la fe”. Pedro nos hace el favor de unir dos palabras ya mencionadas antes: resistir y estar firmes: nada de atacar o comenzar ninguna guerra contra el león.

Lo peor para los de la guerra, es que Pedro no habla en el pasaje de nada de lo que ellos clasifican como espíritus o potestades en el aire: el apóstol se estaba refiriendo a otra cosa muy diferente: “sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 0 Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca”

Sin siquiera poner punto y aparte o seguido, la Escritura (lea por favor otra vez) continúa y habla de que ese famoso león obra en nosotros a través de “padecimientos” en la vida cristiana: si no es así que alguien por favor me recete unos lentes de mayor graduación. Nunca, jamás, Pedro habla de opresiones, demonios, espíritus: Satanás quiere vencernos a través de padecimientos en la vida, lo cual tampoco le es posible, pues, dice Pedro: “después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca”.

Si Pedro el apóstol habla de padecimientos, los de la “guerra” le endilgan a la Escritura un inventario sumamente peligroso en donde cada cosa del intelecto humano, cada emoción, cada sentimiento, es catalogado por ellos como espíritu demoníaco. Aquí se halla el verdadero peligro de esta doctrina: personas oprimidas que no lo eran, personas inseguras cuando antes tenían confianza en sí mismas, padeciendo enfermedades que no se han curado por la medicina tradicional porque les dijeron que era un demonio que debía ser expulsado; matrimonios quebrados por una asistencia “espiritual” viciada.

El catálogo demoníaco de esta doctrina, es largo. La lista que ellos consideran una actitud del demonio es de verdad para temerla: cualquiera de nosotros encaja en su diagnóstico. He aquí una lista de esto:

* Pensamientos compulsivos

Extremadamente baja imagen de sí mismo (indigno, un desastre, un fracasado – una constante sub-valoración de la propia identidad.)

Constante confusión en el pensamiento (a veces gran dificultad para recordar cosas)

Incapacidad de creer (aún cuando la persona desea hacerlo)

Pensamientos de burla o blasfemos contra la predicación o la enseñanza de la Palabra de Dios

Distorsiones de la perceptividad – percibir enojo, hostilidad, en otros cuando no existen realmente – ver solamente juicio en las escrituras

Horribles pesadillas que causan miedo (frecuentemente con imágenes demoníacas)

Pensamientos violentos (suicidio, homicidio, incitantes al auto-abuso, etc.)

* Sentimientos compulsivos

Odio y amargura hacia otros sin motivo justificado

Tremenda hostilidad o miedo al encontrarse con alguien involucrado en el ministerio de liberación

Profunda depresión y abatimiento (frecuente y periódicamente)

Temores irracionales – ataques de pánico – fobias

Ira irracional – furia

Culpa irracional – auto-condenación extrema

* Comportamiento compulsivo

Deseo de hacer lo correcto (incapacidad de sobrellevarlo)

Cambios bruscos de personalidad y actitud (contrastes severos – aparenta esquizofrenia)

Una fuerte aversión hacia la lectura de las escrituras y la oración (especialmente la del tipo personal)

Un semblante oscuro (mirada de aspecto profundo y duro – contracción de las pupilas – a veces cambios o contorsiones de los rasgos faciales – Incapacidad frecuente de mirar a los ojos de los demás directamente

Mentir, exagerar, o robar compulsivamente (a menudo sin saber por qué)

Abuso de drogas (especialmente cuando hay alucinaciones demonicíacas)

Obsesiones con la comida – bulimia, anorexia nerviosa

Pecados sexuales compulsivos (especialmente perversiones)

Risa o llanto irracional

Violencia irracional – compulsión de lastimarse a sí mismo o a otros

Verborragia repentina o hablar en una lengua desconocida (generalmente un lenguaje étnico ancestral)

Reacciones contra el nombre y la sangre de Jesucristo (verbales o con lenguaje corporal)

Inquietud desmedida (especialmente en un ambiente espiritual)

Lenguaje incontrolablemente burlón e incisivo

Acciones y lenguaje vulgares

* Problemas de conciencia

Pérdida de tiempo (desde minutos a horas – terminar en un lugar, sin saber cómo llegó allí – hacer cosas regularmente sin recordar después)

Somnolencia excesiva al atender asuntos espirituales

Demostración de habilidades extraordinaras (Percepción Extra Sensorial o Telequinesis)

Se escuchan voces en la mente (que se burlan, intimidan, acusan, amenazan o regatean)

Una voz que habla desde el sujeto – refiriéndose a él o ella en tercera persona

Experiencias sobrenaturales – percibir presencias, movimiento o desaparición de objetos, y otras manifestaciones extrañas

* Problemas médicos anormales

Ataques (demasiado duraderos y/o demasiado regulares)

Dolor (sin explicación justificada – especialmente en la cabeza y o el estómago)

Dolencias físicas que pueden ser aliviadas inmediatamente por un mandato de autoridad espiritual (ej.: ataques epilépticos, ataques de asma, dolores varios)

Interferencia repentina de funciones corporales (temporaria) – zumbido en oídos, incapacidad de hablar u oír, severa jaqueca repentina, hipersensibilidad en el oído o el tacto, repentinos enfriamientos o calor abrumador en el cuerpo, entumecimiento de brazos o piernas, parálisis temporaria

NOTA:

Si una persona tiene sólo unos pocos de los síntomas descriptos anteriormente y que no tienen aparentemente conexiones demoníacas, entonces probablemente no hay mucho de qué preocuparse. Pero si un gran número de esos síntomas pueden verificarse, hay apariencia de una medida de opresión espiritual que está teniendo lugar. Esto debería ser verificado. Después de todo, no hay nada que perder si se hace, excepto el orgullo.

Hasta aquí su catálogo nefasto

¿De verdad creen que la personalidad humana, la semejanza con Dios, mis deseos y aspiraciones y obvias depresiones y ansiedades –de verdad creen que todo esto es una manifestación demoníaca?

Usted lector contéstese a sí mismo.

A este punto estaré contestando en otra aportación.

Remate

Sé que me extendido demasiado. En otra aportación me ocuparé también de la Armadura de Dios que tanto ellos pretenden usar y defender. Esa misma armadura debía de servirles para ceñirse los lomos de Verdad. Este principio de la verdad de Dios en ellos, evitaría el nacimiento de doctrinas como ésta.

Espero que algún lector, metido en alguna de estas prácticas, pueda ver claramente lo equivocada que es. Pida a Dios le ilumine para conocer la verdad. Acuda a una iglesia sana donde siempre habrá un pastor que lo pueda orientar. Sobre todo, sepa que su salvación incluye la de su espíritu, cuerpo, mente, emociones: ésta, ya ha sido ganada por la muerte y resurrección de Cristo. Es cierto, en Él, padre amoroso y en extremo cuidadoso, somos más que victoriosos. No dejemos que otros usurpen el lugar que sólo Cristo debe ocupar en nuestras vidas.

fuente:

Articulos relacionados

Xuxa y sus pactos con el diablo


Xuxa y sus pactos con el diablo

Por Paulo Arieu

“Tengo orgasmos múltiples”, dijo la reina de los bajitos hace ya algunos años atrás y conmocionó los medios de comunicación al realizar declaraciones polémicas. Consultó a una sexóloga al aire y confesó que vio ¡seres extraños! El supuesto pacto de Xuxa con el diablo que por años se ha mencionado y ha sido criticado, recientemente se convirtió en una broma en el estreno de “Saturday Night Live”, en Brasil, publicó ayer el portal cristiano noticiascristianas.com

El domingo (27 de mayo) Rafinha Bastos, abrió la versión comediante brasileña “Saturday Night Live” en RedeTV. La comediante polémica, salió de la banca de CQC de TV Bandeirantes, después de una desafortunada broma sobre el embarazo de cinco meses, de la cantante Wanessa Camargo.  Bromeando con la declaración en “Fantástico” que dio a Xuxa la semana pasada, la comediante se burló de la rubia y los rumores que rodean la vida de la presentadora – como un supuesto pacto con el diablo. La broma de la rubia fue a causa de la actriz Renata Gaspar, que puso en marcha la franquicia brasileña humorística estadounidense, vestida con una chaqueta de cuero rojo, y burlándose de la “reina de la gente pequeña”, quien reveló hace una semana en una entrevista en “Fantásticos” que había sufrido abuso sexual en su infancia.

La versión brasileña de Saturday Night Live, promueve un estado de ánimo sin límites.

“Yo quería salir con Garrincha, pero era viejo y decidí ir con Pelé, me siento orgullosa de ser la primera con el arranque de María en la historia”,

dijo la actriz refiriéndose al pasado de la presentadora mundial.

“¿Hice un pacto con el diablo? Por supuesto que no”,

dijo la comediante luego de ser interrumpida por otro actor, vestido como un diablo, quien dijo:

“Usted hizo un pacto conmigo y el Globe, también y es mucho peor”. 

El comediante también se burló de las afirmaciones de que los discos de la serie de Xuxa si se escuchan al revés se puede escuchar la “voz del diablo”. La especulación de que Xuxa tenía un pacto satánico, se produjo después que ex empleados de la Red Globo, revelaran que durante la emisión del programa se realizaban rituales de magia negra.

Alexandre (Xand), el ex integrante de Paquitos, un programa infantil comandado por Xuxa, realizaba muchos rituales de Umbanda, Candomblé y Quimbanda. Este tenía una “biblia satánica”, y practicaba vudú, magia negro y misa negra. Xand, afirma que muchos rituales se llevaron a cabo “a favor” de Xuxa, algunos de estos con la presencia del presentadora. También hay especulaciones sobre el nombre artístico de la presentadora. El nombre de Xuxa es la unión de otros dos nombres: “exu-Mirim” y “Xango” (Exu + Shango). En este nombre se depositan todo el trabajo hecho por Xuxa, que quiere entrar en el apellido en todos sus documentos oficiales.

La animadora infantil brasileña María das Gracas Meneguel, conocida como Xuxa, afirmó hace algunos años atras que no solo tiene “orgasmos múltiples”,sino que sostuvo que mantuvo contacto con duendes. En una entrevista a la TV Globo, para la que trabaja, Xuxa sorprendió al consultar a una sexóloga que participaba del programa: “Tengo orgasmos múltiples, ¿eso es normal?”.

“Me gusta dormir con camisón y con aire acondicionado a nueve grados de temperatura porque mi cuerpo es muy caliente”,

comentó al programa Altas Horas de TV Globo. Luego, la animadora infantil dijo que tuvo una experiencia con gnomos durante su estadía en una finca. ¿Cómo? Así lo explica:

“Yo estaba en una hacienda cuando levanté la colcha y vi a un duende abajo de la cama. Me quedé rezando, no estaba preparada para ver a ese ser. Ahí comencé a interesarme por el asunto, a leer sobre el tema”, dijo Xuxa.

La mujer comentó que esa “experiencia” la animó para hacer la película infantil “Xuxa y los duendes”. (ANSA)

XUXA Y LOS NIÑOS

La “amiga de los bajitos”, así le gustaba que la llamaran. Xuxa pisó fuerte en América Latina, cantando canciones destinadas al público más pueril. Con divertidas coreografías, Xuxa se dedicó a conquistar a los niños y hacerlos bailar su “Ilarié”. Muchos de nosotros, la recordamos bajo esa imagen de “adulta amiga de los niños”. Sin embargo, su historia puede cambiar ese recuerdo para siempre.

 XUXA Y LOS NIÑOS

No es mucho de lo que se sabe de ella hasta que comienza a conocérsele por mantener una relación sentimental con el futbolista Pelé, una gran figura del deporte durante la década de los ochenta. Xuxa, casi salida de la nada, estrena un programa en un canal brasileño  (lugar de origen de Xuxa) dedicado a los niños, entreteniéndolos a base de canciones y juegos para ellos. Xuxa comienza a conquistar a los más pequeños con su “Xou da Xuxa”.En 1990, Xuxa llega a España. Contratada por Tele 5, la brasileña repite el éxito entre los más pequeños a través de Telecinco y “El Show de Xuxa”, que posteriormente pasó a ser “Xuxa Park”. Telecinco rentabilizó su contrato y Xuxa apareció no sólo en sus programas, sino contratada también para galas de Navidad y cualquier programa destinado al público infantil.  Su hit más conocido fue “Ilarié”, convertido casi en un himno para los seguidores de Xuxa. Aprovechando que Telecinco cosechaba grandes éxitos con la serie americana “Sensación de Vivir”, Xuxa se sumó el carro y creo una particular versión del tema central de la serie. El repertorio de la cantante/presentadora era muy escaso, por lo que casi siempre era “Ilarié” el tema que más cantaba.

1994 fue el año de los cambios en la “cadena amiga”, Valerio Lazarov cedió la dirección de la cadena a Mikel Lejarza y éste, con la intención de dar un buen cambio de imagen de Telecinco, se deshizo de Xuxa y gran parte de la plantilla. Xuxa dejó de emitir los trece programas semanales que llegó a tener a desaparecer por completo de la pequeña pantalla.Al mismo tiempo que todos olvidabamos a Xuxa, su pasado volvía lentamente para desespero de la joven. Un video porno de la presentadora fue rescatado de las estanterías de una productora sin recursos para sorprender a todo el que la visionara. Que Xuxa hubiese hecho películas eróticas no sorprendió tanto, pero esta película en cuestión no creo indiferencia. En ella, Xuxa seducía y simulaba tener una relación sexual con un niño de doce años. La encargada de animar a los niños con sus programas infantiles era ahora capaz de “animarlos” de maneras poco ortodoxas e impropias para su corta edad.  Lejos de avergonzarse, Xuxa apenas se defendió del escándalo, afirmando que

“No sumó nada a mi trabajo, pero como experiencia fue buena”.
Xuxa no quiso en ningún momento comentar nada sobre el revuelo creado por haber rodado desnuda escenas eróticas donde intentaba excitar a un niño. Aprovechando los contactos que su ex-novio Pelé tenía, la presentadora consiguió que un tribunal frenara la difusión de dicha cinta e incluso pagó para que la cinta no llegara a ser comerciada en muchos lugares.
No obstante “Amor, extraño amor” continúa siendo posible su compra en lugares de coleccionistas y especializados a razón de 230 euros. En dicha película, Xuxa encarnaba a una prostituta que un politico conoce cuando visita un burdel. Desconocemos la necesariedad de la escena con el niño para tal argumento del film. La polémica persiguió a la cantante durante los años siguientes. Xuxa reaparece en la televisión brasileña con un nuevo programa para niños que un juez le obliga a retirar. En él, la amiga de los niños realizaba pruebas con ellos de alto riesgos y poco recomendables para ser mostradas en televisión. En dicho show, los niños eran lamidos por una cobra e introducían sus manos en cajas donde habían ratas, sapos y cobras.
En 1995, Xuxa volvió a juicio. Se le reclamaron 4 millones de dólares por incumplimiento de contrato para filmar  “Aventuras en el planeta X”.  Una nueva acusación (esta vez de manera publica) volvió a causar revuelo cuando la cantante Angela Ro Ro acusó tanto a Xuxa como a Marlene Mattos de acosar sexualmente a varias menores que trabajan en su programa infantil.Xuxa publica un disco ese mismo año, “Luz no meu caminho”. La cantante recibió duras criticas por incluir fotos en el álbum de un famoso novio que tuvo que acaba de morir. Buscando el morbo, Xuxa incluyó también fotos de aquel noviazgo que tuvo con Pelé. Quien quisiera ver esas fotos, debía comprar su disco.Un año después, Xuxa vuelve a ser noticia por expresar su deseo de querer tener un hijo sin necesidad de un padre, mediante inseminación artificial. En Brasil de hace años, la noticia es objeto de todo un debate social y moral.
Finalmente, cuando la cantante consigue quedarse embarazada de manera natural, decide que su parto debería de ser televisado y sin censura.  Xuxa propone más de cuatro horas que difundir a través de televisión e Internet en la que poder ver cómo da a luz. Afortunadamente, la propuesta no llega a cuajar y termina sin realizarse, pese a que Xuxa ya había organizado un equipo periodistico de más de doscientas personas. La prostitución es otra de las sombras que siempre han rodeado a la presentadora, tanto como la posibilidad de que ella la ejerciera cuando no era conocida como posteriormente, una vez se retiró de las televisiones. Xuxa pudo haber estado involucrada en una red de prostitución donde no sólo la ejerciera bajo el más estricto secreto sino como posible captadora de nuevas jóvenes.
El Xuxa Park en llamas, adiós al sueño pueril de esta brasileña…

La guerra espiritual

  • “Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, SINO PODEROSAS EN DIOS para la destrucción de fortalezas” (2 Cor. 10:4)
En la mayoría de las naciones gobiernan fuerzas malignas, muchas iglesias no saben defenderse contra los ataques, o bien no creen en su influencia sobre los creyentes carnales; asimismo se ha desatado una ola de miedo contra la guera espiritual, impidiendo la libertad de familias, la iglesia no quiere pelear y no sabe tampoco pelear, no sabe como ni donde hablar,muchas veces solo sabe proferir juicios de condenación, pero en momentos y en lugares donde este juicio es inefectivo. La Iglesia de hoy está paralizada por creencias erróneas o mal interpretadas, o adormecida solo en una ética muchas veces superficial, inefectiva.
Lucha denota guerra, oposición, enemigo, la palabra de Dios dice así: 
  • Nuestra lucha no es contra carne ni sangre ,sino contra potestades, gobernadores, principados, contra huestes de maldad en las regiones celestes. Esto lo dijo el Apóstol Pablo en la Carta a los Efesios 6:12
  • En Génesis 3:15 dice:” pondré enemistad entre ti y la mujer;y entre tu simiente y la simiente de ella” ,
Si exponemos trozos bíblicos serían muchos aquellos que nos hablan que hay una GUERRA, entre los creyentes en Cristo y fuerzas enemigas que habitan en lugares espirituales.
A nadie le gustan las guerras, preferimos la paz, Dios es paz, fuente de paz, Principe de Paz, pero no como el mundo la da, no podemos tener paz en medio de tantos conflictos: femicidios, pedofília, drogas, alcoholismo, asesinatos, robos, asaltos, ¿Que paz es ésta? .
Si preguntamos a un área de la población cual es su relación con Dios el dador de paz, la respuesta es la misma, no le hago daño a nadie, soy buena persona, voy a la iglesia todos los domingos,
De oidas te conocía, mas ahora mis OJOS TE VEN..” lo dijo Job.
Podremos enfrentar una guerra espiritual sin conocer a Dios, sin saber su naturaleza, su legalidad, su caracter, sin conocer LA CONSTITUCION que rige su Reino.
Ejemplo, puede ir un ejercito a la guerra sin siquiera conocer su comandante, ni jefes directos, sin saber las estrategias, los lugares donde combatiran,y peor aún sin tener armas adecuadas para la lucha, y sin conocer a tu oponente. Muchos lo hacen sin tener los conocimientos necesarios y son heridos gravemente en el campo de batalla, otros lo hacen sin Santidad, o sin consagración,igualmente es peligroso, es una guerra.
Millones de seres humanos luchan por ser alguien, por trabajo, por salud, por bienestar, sin saber que hay un enemigo de las almas de Jesucristo, que quiere robar ,matar y destruir, muchos buenos hijos de Dios están realizando actividades que les ocupan mucho tiempo, entretenidos, pero sin fruto espiritual, mientras el enemigo de Dios avanza y avanza en sus vidas.
Queridos lectores, no son mi propósitos infundirles temor, es díficil explicar esta verdad, el mundo no la quiere oir, prefieren escuchar otras cosas, pero las consultas estan llenas para ver psiquiatras, sicólogos, médicos, medicina alternativa, etc.buscando la paz.
El amado Hijo de Dios ganó hace mas de 2.000 años . El triunfó sobre todo el Universo, y “Toda potestad le fue dada en el cielo y en la tierra”…Quitó toda autorización al enemigo, lo despojó de sus medallas de éxito, le arrebató las llaves de la muerte, lo venció y levantó a sus amados hijos, los que creen en su UNICO NOMBRE: JESUCRISTO, su Iglesia y le dió autoridad y poder por su gracia , para establecer esta victoria y terminar de derrotar completamente a su opositor.
La Biblia nos muestra las armas,la estrategia, los requisitos, es por su gracia que podemos luchar, es por su amor, es colocando solamente a Jesucristo como el fundamento de todo ,que podemos.
Dios está haciendo un poderosos reclutamiento para librar la batalla de los últimos tiempos, cosechar almas para Cristo.
Nuestra primera guerra es con nosotros mismos, nuestra familia, luego con nuestra sociedad y luego con nuestros países.

El año pasado, un Tribunal brasileño condenó a una editorial vinculada a la iglesia Universal (iglesia Pare de Sufrir conocida en otros países) a pagar 90 mil dólares de indemnización a la presentadora de programas infantiles Xuxa por haberla acusado de “vender su alma al diablo”, informó el portal noticiascristianas.com. Esta resolución La resolución alcanza puntualmente a una editorial vinculada a la Iglesia Universal que publicó en 2008 un artículo donde señalaba a Xuxa como una de los “famosos que se habrían dejado seducir por el mal”. Pero la Justicia resolvió que no, y ordenó que indemnizaran a la conductora con 150 mil reales, que equivalen a 90 mil dólares.

Querido lector, lamentablemente, los duendes que ve Xuxa, son demonios. Ya ha tenido acusaciones en el pasado,de estar relacionada con el ocultismo. Incluso leimos al principio del artículo, que se afirma que su nombre XUXA es la unión de los nombres de dos demonios brasileros. XUXA (María de los Ángeles): Es una terminología de 2 vertientes de demonios más grandes que existen en Brasil: OXU y ORIXA, en santería.

Circulan historias relacionadas con el satanismo relacionadas con la vida de ella.

Esta productora infantil brasileña vendió su alma al Diablo por más de 100 millones de dólares,citó en su artículo el portal cristiano , tal como decía el artículo del Folha Universal publicado en 2008 por el semanario Folha Universal, medio oficial en el que acusaba a Xuxa de haber vendido su alma al demonio a cambio de 100 millones de dólares y de realizar prácticas “satanistas”.

Antes de grabar su show ella come pedazos de cadáver para obtener fuerza y poder del Diablo. Ella hizo una película en Chile donde sostuvo relaciones sexuales con su hijo de 4 años. Ella quiso tenerlos también con John F. Kennedy Jr., y al no saber donde él vive, el Diablo la llevó allá, tuvieron relaciones sexuales y al día siguiente no se recordó de nada, según se comenta

Pelé, el mejor futbolista de todos los tiempos, y Ayrton Senna, el mejor corredor de autos de Formula 1 fueron novios de Xuxa. Cuando ambos descubrieron que era satanista, la dejaron.
En Brasil, Sao Paulo, una madre compró una muñeca Xuxa para su hija. La hija, encantada de la muñeca, jugó y durmió con ella. Al día siguiente la madre encontró a la niña con las uñas de la muñeca clavadas al cuello. La declararon muerta. Arrestaron a la madre diciendo que ella había matado a la niña y puso en su lugar a la muñeca. 3 días después descubrieron que la sangre no estaba en las uñas de la madre, sino en las uñas de fibra de plástico de la muñeca. Al abrir la muñeca, encontraron una gráfica de un pentagrama con un puñal con la punta hacia abajo y con la inscripción portuguesa: “Lobado Seha Diablo”, “Alabado sea el Diablo”.

No seamos ingenuos, no ignoremos las estrategias del diablo. La Biblia declara:

  • 2 Corintios 2:11:  “…para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.”
  • Josué 7:12, 20: “Por esto los hijos de Israel no podrán hacer frente a sus enemigos, sino que delante de sus enemigos volverán la espalda, por cuanto han venido a ser anatema; ni estaré más con vosotros, si no destruyereis el anatema de en medio de vosotros.”
  • 2 Corintios 11:14: “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.”
    1 Coritntios 6:10: “…ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.” 
  • Galatas 1:7-8:  “…hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.”
  • Levítico 20:27 dice: “Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir; serán apedreados; su sangre será sobre ellos.”
    Salmos 101: 3 “No pondré delante de mis ojos cosa injusta. Aborrezco la obra de los que se desvían; Ninguno de ellos se acercará a mí.”

Conclusión:

Se prudente con todo lo que se promociona a través de los medios de comunicación como “angel de luz”. Recuerda lo que dice el Señor en la Biblia, de la mano del rey Salomón.

Proverbs 31 Spanish: La Nueva Biblia de los Hispanos (2005)
Palabras del rey Lemuel, oráculo que le enseñó su madre. ¿Qué, hijo mío? ¿Y qué, hijo de mis entrañas? ¿Y qué, hijo de mis votos? No des tu vigor a las mujeres, Ni tus caminos a lo que destruye a los reyes. No es para los reyes, oh Lemuel, No es para los reyes beber vino, Ni para los gobernantes desear bebida fuerte; No sea que beban y olviden lo que se ha decretado, Y perviertan los derechos de todos los afligidos. Denle bebida fuerte al que está pereciendo, Y vino a los amargados de alma. Que beba y se olvide de su pobreza, Y no recuerde más su aflicción. Abre tu boca por los mudos, Por los derechos de todos los desdichados. Abre tu boca, juzga con justicia, Y defiende los derechos del afligido y del necesitado. Mujer hacendosa, ¿quién la hallará? Su valor supera en mucho al de las joyas.  En ella confía el corazón de su marido, Y no carecerá de ganancias. Ella le trae bien y no mal Todos los días de su vida. Busca lana y lino, Y con agrado trabaja con sus manos. Es como las naves de mercader, Trae su alimento de lejos. También se levanta cuando aún es de noche, Y da alimento a los de su casa Y tarea a sus doncellas. Evalúa un campo y lo compra; Con sus ganancias planta una viña. Ella se ciñe de fuerza Y fortalece sus brazos. Nota que su ganancia es buena, No se apaga de noche su lámpara. Extiende sus manos a la rueca, Y sus manos toman el huso. Extiende su mano al pobre, Y alarga sus manos al necesitado. No tiene temor de la nieve por los de su casa, Porque todos los de su casa llevan ropa escarlata. Se hace mantos para sí; Su ropa es de lino fino y de púrpura. Su marido es conocido en las puertas de la ciudad, Cuando se sienta con los ancianos de la tierra. Hace telas de lino y las vende, Y provee cinturones a los mercaderes. Fuerza y dignidad son su vestidura, Y sonríe al futuro. Abre su boca con sabiduría, Y hay enseñanza de bondad en su lengua. Ella vigila la marcha de su casa, Y no come el pan de la ociosidad. Sus hijos se levantan y la llaman bienaventurada, También su marido, y la alaba diciendo:“Muchas mujeres han obrado con nobleza, Pero tú las superas a todas.” Engañosa es la gracia y vana la belleza, Pero la mujer que teme al SEÑOR, ésa será alabada. Denle el fruto de sus manos, Y que sus obras la alaben en las puertas de la ciudad.

Fuentes