Evangélicos franceses marchan por Jesús


Evangélicos franceses marchan por Jesús

En un ambiente festivo, unas 3.000 personas participaron en la “Marcha por Jesús” celebrada este pasado sábado en París. Otros centenares se unieron bajo el mismo lema a las marchas celebradas en Estrasburgo, Marsella, Burdeos, Lille, Nantes y Montpellier, convocados por diferentes entidades e iglesias evangélicas.

Denys Gerbore, coordinador de la marcha, se mostraba feliz al ver la manifestación en la que algunos cantaban, bailaban, oraban o repartían folletos a quienes se encontraban con la comitiva. “Es un testimonio unido y público del amor de Jesús por Francia”, comentó Gerbore.

En la marcha en París, destacaba la presencia de un tráiler en el que se instaló una orquesta musical, que iba dirigiendo los cánticos a medida que marchaban por las calles de París.

Entre los participantes, había una mayoría de los protestantes evangélicos, aunque también participaron cristianos de otras denominaciones. “Cada vez más católicos y protestantes están participando, y queremos abrir la Marcha a todos los cristianos”, explicaba Denys Gerbore.

En Estrasburgo la marcha convocó a unas 900 personas, muchos de los cuales disfrutaron asimismo de música y en sus banderas portaban el mensaje “Jesús te ama”. Otras cinco ciudades (Marsella, Burdeos, Lille, Nantes y Montpellier) también participaron.

Nacida en 1987 en Londres, el evento se ha extendido por todo el mundo, especialmente en los círculos del protestantismo evangélico. En Francia, la primera “Marcha por Jesús” tuvo lugar en París en 1991, con el objetivo de testificar públicamente y colectivamente sobre la fe, fuera de las iglesias y en una acción de impacto en las ciudades.

—————–

http://www.cbn.com/mundocristiano/elmundo/2015/June/Evangelicos-franceses-marchan-por-Jesus/

“La libertad de religión está siendo ‘redefinida’ como un derecho muy limitado”


“La libertad de religión está siendo ‘redefinida’ como un derecho muy limitado”

CNEF-header-public

Evangélicos en Francia llevan a cabo una campaña para defender la libertad de religión y expresión ante una mal entendida Laicité. La jurista Nancy Lefèvre nos da su valoración sobre un asunto clave en Europa.

FUENTES: Evangelical Focus

AUTOR: Joel Forster

TRADUCTOR: Cristina Rovirola

PARÍS, 05 DE MARZO DE 2015

La campaña Libre de le dire es organizada por evangélicos en Francia. Francia se encuentra en medio de un gran debate acerca de la libertad de expresión en los medios de comunicación, en las escuelas y en las calles, y también sobre cómo la gente con convicciones de fe tendría que expresar sus ideas en el espacio público.

Los tiroteos contra Charlie Hebdo y el supermercado Kosher en París están alimentando esta conversación acerca de la libertad de expresión, un tema que, ya antes de los ataques islamistas, los evangélicos franceses habían estado reflexionando.

Los evangélicos franceses unidos en el CNEF (Consejo Nacional de Evangélicos de Francia) lanzaron una campaña llamada Libre de le Dire en mayo del 2014. Una de las ideas centrales de la iniciativa era “Donde quiera que estés, tienes el derecho de expresarte” la cual quería animar a los cristianos y a las personas de otras creencias.

El objetivo no era pedir nuevos derechos sino asegurar que cada ciudadano en Francia entiende que la libertad de conciencia y la libertad religiosa no son privilegios sino derechos que se deben usar plenamente en el trabajo, en la escuela, en los espacios públicos, en la iglesia o en la universidad.  

POLÍTICOS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN “REDEFINIENDO” LA LIBERTAD DE RELIGIÓN

“La libertad de religión tiende a ser ‘redefinida’ como un derecho muy limitado que solo cubre la libertad de culto y la libertad de expresar la religión profesada en la esfera privada (como en la familia o dentro de la comunidad religiosa),” explica Nancy Lefèvre, una jurista de la CNEF que está liderando la campaña de Libre de le dire.  

Nancy Lefèvre.  “Esta libertad, en gran parte, está subestimada”, piensa Lefèvre. En Francia, “el estado y los medios de comunicación” impulsaron ideas que se contradicen con la definición legal de libertad de religión y de creencias establecida bajo estándares internacionales – artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, artículo 9 de la Convención Europea de los Derechos Humanos – o bajo la Ley Francesa, la “Declaration des Droits de l’Homme et du Citoyen”… e incluso bajo el principio Laicité.

Esto no significa que los cristianos franceses están siendo perseguidos como en otros sitios. “No estamos hablando de persecución en Francia y los cristianos no son victimas como lo son los creyentes perseguidos en Europa del Este, por ejemplo. Claro que las amenazas a la libertad de expresión y libertad de religión son mucho más sutiles en Francia que en otros países donde las violaciones de estos derechos están amenazando directamente la vida de las personas y su seguridad”.  

¿QUÉ ES ‘LAICITÉ’?

El problema principal es cómo el concepto francés ‘Laicité’ (laicidad) ha estado evolucionando. Hay una “idea equivocada que está confundiendo a los franceses acerca de la libertad de religión” argumenta Lefèvre. Su definición original se refiere a la separación del estado y las religiones, “lo cual es garantía de libertad de religión, pluralismo y neutralidad del estado”.   Lefèvre, hablando sobre libertad y laicidad, durante la asamblea del CNEF.

Pero, hoy en día, el concepto ha sido usado por secularistas que creen que esta neutralidad “debería extenderse a los ciudadanos o a las personas que viven en territorio francés”. Sin embargo, la realidad es que la “neutralidad, como una consecuencia legal de “Laicité” se aplica al estado y a los funcionarios, no a la gente,” clarifica la jurista. “Estas ideas equivocadas llevan a un efecto intimidatorio en el que las personas no están seguras acerca de sus derechos y la sociedad impone equivocadamente la neutralidad donde la libertad de religión debería prevalecer”, alerta Lefèvre.  

‘JE SUIS CHARLIE’ VS. LIBERTAD DE EXPRESIÓN CRISTIANA

La libertad de expresión ha sido defendida firmemente después de los ataques terroristas a Charlie Hebdo en París. “Desafortunadamente, esta defensa, ampliamente respaldada por los franceses bajo el lema Je suis Charlie, no cubrió la defensa de la expresión de todas las opiniones”, se están dando cuenta los Evangélicos Franceses.

“¿Cubrió la libertad de todos, o solo la de aquellos que pueden criticar, ofender o molestar a las religiones o sus instituciones? ¿Defendió hasta el mismo punto la expresión de opiniones que pueden ser menos populares, como la de los cristianos, o de organizaciones como iglesias o ‘La Manif pour Tous’ que se oponen a los matrimonios del mismo sexo, al vientre de alquiler o a la eutanasia, o la libertad de hablar de la fe profesada, para explicarla y tratar de convencer a los demás de ello?”, pregunta Lefèvre. El ambiente ha estado cambiando estos últimos años y “estas ideas equivocadas o la visión estrecha de estas libertades fundamentales tienen consecuencias perjudiciales”.

La sociedad francesa ha llegado a un punto, argumenta el CNEF, en que “las personas temen ejercitar su libertad de expresión y su libertad de religión plenamente…por lo tanto, los derechos están directamente amenazados porque se reducen en la practica por los estándares de la sociedad”.  

LA CAMPAÑA

Libre de le Dire empezó públicamente hace 10 meses pero “en 2015, aparece en plena consonancia con las noticias francesas”, dice Lefèvre. “Esto demuestra la relevancia de CNEF cuando preparamos la campaña en el 2013. Todo empezó con la creciente conciencia de los líderes del CNEF sobre la brecha entre la ley y como se entiende ésta, sobre las amenazas potenciales y la gran necesidad de seguridad legal y educación en estos temas cruciales”.

Esto se combina con “el deseo del CNEF para lograr las mejores condiciones para difundir y vivir el Evangelio en Francia, como también ser trabajadores para la paz en nuestro país.” Los evangélicos franceses ya habían publicado un libro sobre Laicidad (“La Laicité Française: entre l’idée, l’historie et le droit positif, BLF) en 2013, que clarificó ideas y proporcionó respuestas practicas a 10 preguntas frecuentes acerca de la laicidad.

“La campaña Libre de le Dire habla desde la misma perspectiva: volver a los principios legales, apartada de las polémicas, para informar, clarificar, dar algunas claves e ir en contra de ideas confusas”.  

 LOS EVANGÉLICOS DEBERIAN ENCONTRAR SOLUCIONES QUE BENEFICIEN A TODOS

Todo esto se lleva a cabo con una actitud positiva. ¨¡Las libertades de expresión y religión son positivas! No deberían ser consideradas como una amenaza sino como elementos positivos de la sociedad. Nuestra actitud no es, primeramente, para subestimar o sobreestimar los problemas, así que tratamos de abordar este asunto con un tono que no sea polémico,” dice Lefèvre.  

Libre de le dire abre diversos frentes, como el de la protección de la libertad de expresión en las escuelas. “Deseamos dar una valoración distinta sobre esta cuestión para que la opinión pública, los medios de comunicación y los funcionarios entiendan mejor cómo abordar estos asuntos de manera pacífica, buscando una solución que beneficie a todos. Uno de los elementos claves de la campaña es promover la tolerancia: debemos reconocer que en nuestra sociedad hay diversidad, no todos comparten las mismas ideas, creencias religiosas, opiniones, cuestiones de conciencia… Consideremos cómo podemos vivir juntos con el mayor grado de libertad de religión y expresión en vez de empujar a todos hacia una conformidad artificial y forzada”.  

LUCHANDO POR LOS DERECHOS DE TODOS, NO SÓLO DE LOS CRISTIANOS

El punto de vista del CNEF acerca de la acción social es que no debería solamente beneficiar a su propia causa sino conseguir metas para toda la sociedad. “Promovemos la libertad de expresión y religión para todos, no sólo para los cristianos”, dice Lefèvre. “El asunto va mucho más allá de nuestros propios intereses, impacta a la sociedad francesa en su conjunto… creyentes y no creyentes”.

Esto significa que la página web, las iniciativas, las ideas de la campaña son comunicadas a la “opinión pública, tanto internamente para miembros de CNEF, Cristianos Evangélicos, como para otros creyentes de otras confesiones o religiones, ateos, secularistas”, y también “los medios de comunicación, los funcionarios y los políticos”. Los periódicos y medios online han reaccionado ante la campaña. Medios de comunicación como Le Parisien, Le Point, La Croix, la Vie, Christianisme Aujourd’hui le han dado cobertura.  

 CÓMO INVOLUCRARSE

Lefèvre finalmente anima a todos a involucrarse de manera creativa, promoviendo el espíritu Libre de le dire: “Danos tu opinión sobre la campaña, aporta alguna contribución (tus historias, ¡buenas o malas!), ayúdanos a conocer gente estratégica… nos encantaría que Libre de le dire estuviera más activa en la red”, dice Lefèvre.

Una última pregunta es si se podría usar la iniciativa también en otros países europeos. Sí, se “puede pensar en maneras de exportar el concepto de Libre de le dire a su país”, considera Lefèvre. “Empieza a pensar en vuestros asuntos clave, vuestros elementos claves, personas clave” y “claro, ¡ora para el desarrollo de Libre de le dire!”. Puedes conocer más sobre “Libre de le Dire” en su web, en la web del CNEF o en su página de Facebook.

————-
Leer más: http://protestantedigital.com/internacional/35493/la_libertad_de_religion_esta_siendo_redefinida_como_un_derecho_muy_limitado

Nuevo récord de desempleo en Francia en noviembre


Nuevo récord de desempleo en Francia en noviembre
Jueves, diciembre 25, 2014

Un total de 3.840.000 trabajadores y trabajadoras se encuentran desempleadas en Francia, según las estadísticas oficiales, lo que supone un nuevo récord en el país. La tasa de paro aumentó un 0,8 entre los meses de octubre y noviembre según un sondeo realizado por la oficina estatal Pôle Emploi. Estos datos suponen un incremento del 5,8 % respecto a las mismas fechas de 2013.

De igual forma si se incluyeran a esta estadísticas las personas que realizaron alguna pequeña actividad el número se elevaría a 5.170.000, informó Prensa Latina.

El ministro francés resaltó que habría que esperar hasta el segundo semestre del 2015 para comenzar a reducir la elevada cesantía registrada en el país.

Incluidos los departamentos y territorios de ultramar, la cifra escaló hasta los 3,8 millones de desempleados, y si se añaden aquellas personas que ejercieron alguna pequeña actividad, el total prácticamente alcanza los 5,2 millones de parados en la metrópolis y los 5,5 millones en ultramar, un aumento interanual del 0,4 %.

En dos años y medio de legislatura, el gobierno de François Hollande solo ha conocido tres meses de bajada en la tasa de desempleo. El martes, el primer ministro, Manuel Valls, ya advirtió de que no esperaba “buenas noticias” sobre la cifra, publicada en la víspera de Navidad.

———

http://www.librered.net/?p=36535