¿Cómo entrevistas a una persona que le ha sido aplicada la Ley Baker para suicidas?


¿Cómo entrevistas a una persona que le ha sido aplicada la Ley Baker para suicidas?

Por Paulo Arieu

El suicidio es una de las causas principales de muerte en los Estados Unidos. Según el diario Infobae (04-22-2016), la tasa de suicidios en EEUU creció 24% entre 1999 y 2014, y con ello se ubica como la décima causa de muerte en el país, según un informe publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Según cita un folleto publicado por USF (2008), “Florida tuvo el tercer número más alto de muertes por suicidio entre todos los estados en 2005 con más de 2.300 muertes. En Florida, fue la décima causa de muerte en 2005, ubicándose tan alta como la segunda causa de muerte entre los 25-34 años en el estado.”

Según explica ninthcircuit (w.d.), el Estatuto de salud mental de la Florida permite exámenes involuntarios por hasta 72 horas con evidencia de enfermedad mental y daño / negligencia hacia uno mismo o hacia otros (Ley Baker). La Ley Baker lleva el nombre de Maxime Eldridge Baker, la ex representante del condado de Dade de la Casa de Representantes de Florida, que patrocinó y propugnó la ley durante siete años antes de que fuera aprobada en 1971 y promulgada en 1972. La Sra. Baker creía que las leyes de Salud Mental anteriores de Florida (que, hasta antes de 1971 no habían cambiado en forma significativa por casi un siglo), privaban a los ciudadanos con problemas de salud mental de su libertad al relegarlos a instituciones y menguar su derecho al debido proceso, incluso cuando no habían indicios de que eran un peligro para sí mismos o para los demás. Las personas con enfermedades mentales tienen derecho a que se valore y respete su dignidad individual, a recibir tratamiento sin demora y sin considerar si la persona tiene la capacidad para pagar, a dar su consentimiento expreso e informado, a recibir tratamiento humano y experto (médico, vocacional, social, educacional y de rehabilitación) adecuado para las necesidades de la persona, el derecho a comunicarse con otras personas (ya sea en persona, por teléfono o por correo) y a denunciar abusos, el derecho a votar en elecciones si son votantes cualificados, el derecho a mantener sus posesiones personales (incluso su ropa) si éstas se consideran seguras y no están prohibidas por razones médicas, el derecho a que el tribunal revise su causa para determinar si su detención o la negación de sus derechos o privilegios es justa (habeas corpus), a la planificación del tratamiento y el alta, el derecho a no ser objeto de una conducta sexual indebida por parte de miembros del personal, el derecho a un representante, el derecho a la confidencialidad y el derecho a que no se vulneren los derechos o privilegios contenidos en la Ley Baker.

La Ley Baker esboza las condiciones bajo las cuales un enfermo mental (o persona que se supone que es un enfermo mental) puede ser obligado a someterse a un examen involuntario en un hospital o institución de intervención de crisis local. El paciente que necesite ser internado bajo la Ley Baker debe ser un riesgo para sí mismo o para los demás por ser enfermo mental y no estar dispuesto o no ser capaz de dar su consentimiento para recibir tratamiento voluntario. La evaluación involuntaria puede tomar hasta 72 horas (ninthcircuit, w.d.). Según USF (2008),  una persona puede ser llevada a una instalación psiquiátrica para un examen involuntario, si cumple con los siguientes requisitos:

  • Hay una razón para creer que la persona tiene una enfermedad mental.
  • La enfermedad mental ha ocasionado que la persona se niegue a un examen voluntario después de que se le haya explicado su propósito.
  • La enfermedad mental ha ocasionado que la persona no pueda determinar si un examen es necesario.
  • Sin recibir el tratamiento y el cuidado apropiados, la persona puede sufrir de abandono, representa una amenaza real y presente para su propio bienestar y no está claro que este daño pueda evitarse con la intervención de sus familiares o amigos.
  • Sin el tratamiento, hay una posibilidad sustancial de que la persona se haga daño a sí misma o a los demás en un futuro cercano.

¿Cómo un consejero de salud mental entrevista a una persona que le ha sido aplicada la Ley Baker? El primer paso es la entrevista y el contacto inicial.

Contacto inicial: El entrevistador debe presentarse e informar al paciente de Baker Acted sobre por qué fue referido a ellos. Discuta los problemas y límites de confidencialidad.

Ejemplos de preguntas para evaluar la planificación suicida:

  • ¿Tienes un plan o has estado planeando terminar con tu vida? Si es así, ¿cómo lo harías? ¿Dónde lo harías?
  • ¿Tiene la (droga, pistola, cuerda) que usaría? ¿Dónde está ahora?
  • ¿Tienes una línea de tiempo en mente para terminar con tu vida? ¿Hay algo (un evento) que desencadene el plan?

Ejemplos de preguntas para evaluar la intención:

  • ¿Qué lograría si tuvieras que terminar con tu vida?
  • ¿Sientes que eres una carga para los demás?
  • ¿Qué tan seguro está usted de que este plan realmente acabará con su vida?
  • ¿Qué has hecho para comenzar a llevar a cabo el plan? Por ejemplo, ¿ha ensayado lo que haría (por ejemplo, sostuvo las pastillas o el arma, ató la cuerda)?
  • ¿Ha realizado otras preparaciones (por ejemplo, un seguro de vida actualizado, arreglos para mascotas)?
  • ¿Qué te hace sentir mejor (por ejemplo, contacto con la familia, uso de sustancias?)
  • ¿Qué te hace sentir peor (por ejemplo, estar solo, pensar en una situación)?
  • ¿Qué posibilidades crees que tienes para llevar a cabo tu plan?
  • ¿Qué te impide matarte?

Según los procedimientos de intervención de suicidio del Condado de Pasco (Pasco, w.d.) en la Florida, EE. UU.,  una evaluación de suicidio para responder al comportamiento suicida sería

  • Contacto inicial.
  • Preséntese y analice la confidencialidad.
  • Comience el proceso de entrevista.
  • Paso 1: evalúe el riesgo de la situación. Use el S.L.A.P. escala como una medida de riesgo.
  • Paso 2: Sea abierto y honesto.
  • Paso 3: Reconozca la seriedad de los sentimientos del estudiante. No seas crítico.
  • Paso 4: persuadir al alumno para que obtenga ayuda.
  • Paso 5. Fomentar la esperanza
  • Paso 6: Discute soluciones alternativas al suicidio.
  • Paso 7: Establezca un “plan de seguridad”.
  • Paso 8: accede a los recursos disponibles.

S.L.A.P. Scale

  • S: How SPECIFIC are the details of the plan? (¿Cuán ESPECÍFICOS son los detalles del plan?)
  • L: How LETHAL is the method? (Cuán letal es el método?)
  • A: What is the AVAILABILITY of the proposed method? (¿Cuál es la DISPONIBILIDAD del método propuesto?)
  • P: What is PROXIMITY to helping resources? (¿Cuál es la proximidad a ayudar a los recursos?)

References

American Physicians. (w.d.). Suicide Prevention Toolkit For Rural Primary Care Providers. Obtenido el 02-07-2018 de http://dphhs.mt.gov/Portals/85/suicideprevention/SuicidePreventionToolkitRuralPrimaryCareProviders.pdf

Infobae. (04-22-2016). La tasa de suicidios en Estados Unidos subió un 24% en 15 años. Obtenido el 02-07-2018 de https://www.infobae.com/2016/04/22/1806236-la-tasa-suicidios-estados-unidos-subio- un-24-15-anos/

Ninthcircuit. (w.d.). La ley Baker (Ley de Salud Mental de Florida). Obtenido de https://www.ninthcircuit.org/sites/default/files/TheBakerAct-Spanish.pdf

Pasco (2007).Suicide Intervention Procedures. Obtenido de http://www.pasco.k12.fl.us/library/student_services/brochures/suicide_brochure.pdf

USF. (2008)  The Relationship of Suicide Death to Baker Act Examination, Client Characteristics and Service Use Patterns. Obtenido de http://cfs.cbcs.usf.edu/_docs/publications/AHCA3-Baker-Act-Suicide.pdf

 

Epidemia de heroína en EE.UU.: las muertes superan por primera vez a los homicidios con armas de fuego


Epidemia de heroína en EE.UU.: las muertes superan por primera vez a los homicidios con armas de fuego

Según ha publicado la agencia federal CDC, en 2015 las muertes por heroína (12.989) superaron a los homicidios con armas de fuego (12.979) por primera vez en la historia reciente de EE.UU, asegura hoy The Washington Post. En 2007 los homicidios con armas de fuego causaban aún 5 veces más muertes que la heroína, lo…

El Estado de Utah califica la pornografía como «peligro para la salud pública con efectos nocivos»


Además trata a las mujeres y a los niños como objetos

El Estado de Utah califica la pornografía como «peligro para la salud pública con efectos nocivos»

ReL. 30 abril 2016

El gobernador del estado de Utah en Estados Unidos, Gary R. Herbert, firmó una resolución y un proyecto de ley que declaran a la pornografía como un “peligro para la salud pública que conduce a un amplio espectro de efectos nocivos para la sociedad”, explica en la web ACI, el periodista Diego López Marina.

“Nuestros ciudadanos saben que hay riesgos reales para la salud que están involucrados y asociados con la pornografía”, dijo el gobernador en declaraciones a CNN.

En su cuenta de Facebook especificó que “la resolución demandará mayor investigación y educación adicional para que más personas y familias sean conscientes de sus efectos”.

La Cámara de Representantes de Utah aprobó la resolución el 11 de marzo, cerca de la clausura de su sesión legislativa. Mientras que el Senado aprobó el proyecto de ley en febrero con un voto unánime de 24 votos a favor y 0 en contra.

La resolución no prohíbe la pornografía en el estado pero señala que produce “un ambiente sexualmente tóxico” y contribuye a la “hipersexualización” de los niños pequeños y adolescentes.

También critica los avances tecnológicos que han hecho que sea más fácil para los niños pequeños acceder a este tipo contenido en Internet.

Asimismo cita el impacto potencial de la pornografía en el desarrollo del cerebro y su funcionamiento, su potencial de dañar la capacidad de los usuarios para generar y sostener relaciones interpersonales, además de incitar “comportamientos y adicciones sexuales problemáticos o dañinos”.

Finalmente acusa a la pornografía de tratar “a las mujeres y los niños como objetos”.

Los legisladores señalan que la pornografía tiene un efecto perjudicial en la familia debido a que “disminuye el deseo en los hombres jóvenes a casarse, genera insatisfacción en el matrimonio e infidelidad”. En respuesta a estos problemas, la resolución aboga por “la educación, la prevención, la investigación y el cambio de política”.

Por otro lado, el proyecto de ley es más específico y sí podría exigir algunas medidas específicas sobre la ley relacionada específicamente a la pornografía infantil. Entre las medidas está requerir que los técnicos de computadoras reporten ese tipo de material a las autoridades. De no hacerlo podrían ser procesados.

Susan Deinin, vocera de la diócesis católica de Salt Lake City, dijo a ACI Prensa que este paso “afirma nuestra creencia en la dignidad inviolable de la persona humana revelada plenamente por Cristo y en el don de la sexualidad humana y el matrimonio como plan de Dios”.

Asimismo señaló que la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos había discutido este tema en un documento de noviembre de 2015 denominado “Create in Me a Clean Heart: A Pastoral Response to Pornography” (Crea en mí un corazón puro: una respuesta pastoral a la pornografía).

Utah es un estado predominantemente mormón. La resolución también fue elogiada por Elder Jeffrey R. Holland, un líder en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días: “La sociedad tiene que ver este mal como la epidemia que es”, dijo a KSL-TV.


http://www.religionenlibertad.com/el-estado-de-utah-califica-la-pornografia-como-peligro-para-la-49296.htm

En EEUU, la gente pobre vive hasta 14,6 años menos que los ricos


En EEUU, la gente pobre vive hasta 14,6 años menos que los ricos

Un estudio constata los efectos de la desigualdad en la esperanza de vida de la población.

La pobreza suele asociarse con la privación a secas, pero un estudio ha demostrado que también quita años de vida. En EEUU, los hombres más pobres pueden vivir hasta 14,6 años menos que los ricos; y las mujeres pobres hasta 10 años menos que las ricas. Los autores de la investigación, del MIT, esperan que esta de lugar a un amplio debate sobre políticas aplicables.

Donald Trump: Un personaje nefasto


Donald Trump: Un personaje nefasto

Alberto Benegas Lynch (h)

Presidente del Consejo Académico, Libertad y Progreso

marzo 9, 2016

Antes he escrito sobre este asunto por cierto alarmante para el futuro del mundo libre. Aunque Trump finalmente no gane frente a su contrincante en la recta final de las elecciones presidenciales, el solo hecho de haber vencido diferentes pruebas dentro de su partido constituye una muestra de la severa decadencia del espíritu estadounidense. Y esto no solo ocurre en su partido sino también en el demócrata en el que se afianza la política estatista que propone Hillary Clinton y se da aliento al abiertamente socialista Bernie Sanders.

Este fenómeno, es a contracorriente de las enseñanzas y de los valores propuestos en su momento por los Padres Fundadores de esa nación que parió con los principios de libertad más arraigados de todos los que se conocieron en la historia de la humanidad. Este fenómeno decimos ocurrió debido a los cambios más o menos radicales que se vienen sucediendo en la educación que en líneas generales se imparte en ese país. Esto fue advertido por no pocos autores, por ejemplo, por Thomas Sowell en Inside American Education, por Alan Kors y Harvey Silverglate en The Shadow University. The Betrayal of Liberty on America´s Campuses, Allan Bloom en The Closing of the American Mind y el ensayo de Paul Johnson “Schools for Atilas”.

El caso de Trump debe ser analizado con detenimiento. Dejando de lado sus pésimos modales, sus actitudes de matón, su poco sentido de la ética y la estética, sus insultos y descalificaciones personales, es pertinente centrar la atención en tres aspectos que vistos con imparcialidad, encierran errores gruesos que lamentablemente están muy generalizados en los públicos más insospechados de xenofobia pero que, sin embargo, adhieren al fascismo que propone el patán que lidera las encuestas en  el lado republicano. Me refiero a sus falacias sobre el comercio exterior, a las referidas a la guerra y a la inmigración. Constituyen la triada central de las propuestas de Trump las cuales suscriben los populismos de todos lados.

Veamos esto por partes. En el primer punto, Trump toma el comercio internacional como una escaramuza en la que deben participar los aparatos estatales y no como arreglos contractuales pacíficos y voluntarios entre las partes en el contexto donde las fronteras o las lejanías no modifican las relaciones causales de la economía respecto a las transacciones que se celebran dentro de un mismo país. Este hombre de negocios no parece comprender que en toda relación comercial ambas partes ganan. Es cierto que muchos son los gobiernos que se entrometen en el comercio vía trabas arancelarias, manipulaciones en el tipo de cambio, subsidios y otras intervenciones en el mercado, pero esto no se soluciona con más del problema sino con el debido respeto a los derechos de propiedad de los participantes.

En un mundo estatista, un país libre tiene todas las de ganar. Resulta tragicómico que como consecuencia de restricciones y prohibiciones del país X a los productos provenientes del país Y, esta última nación, “en represalia” impone restricciones a los bienes y servicios que vende el país X. Si esta así llamada “represalia” se concreta, el país Y se habrá perjudicado dos veces: la primera por las restricciones impuestas por el país X y la segunda por las que ahora impone el propio país Y “para defenderse”. Probablemente no haya razonamiento que contenga ingredientes más ridículos.

En la misma línea argumental, Donald Trump afirma que hay que librar batallas comerciales contra los chinos y los japoneses (en este último caso se queja de modo muy agresivo al observar que no hay automóviles de fabricación estadounidense en Tokio y sandeces por el estilo que contradicen las más elementales razones económicas). También propone multar a empresas estadounidenses que se instalen en el extranjero “porque privan de trabajo a los locales”, lo cual demuestra nuevamente la xenofobia y la hipocresía de este empresario que natural y justificadamente invierte en el extranjero cada vez que conviene a sus negocios.

Por esto conviene recordar lo dicho en los documentos originales de Estados Unidos y tomarlos seriamente si no se desea que esa nación se convierta en un desaguisado. Por ejemplo, James Wilson, uno de los firmantes de la Declaración de la Independencia, redactor del primer borrador de la Constitución y profesor de derecho en la Universidad de Pennsylvania escribió que “En mi modesta opinión, el gobierno se debe establecer para asegurar y extender el ejercicio de los derechos naturales de los miembros y todo gobierno que no tiene eso en la mira como objeto principal, no es un gobierno legítimo” (“Of The Natural Rights of Individuales”, The Works of James Wilson, J.D. Andrews, ed., 1790/1896). Por su parte,  Thomas Jefferson aseveró que se necesita “un gobierno frugal que restrinja a los hombres que se lesionen unos a otros y que, por lo demás, los deje libres para regular sus propios objetivos” (The Life and Selected Writings of Thomas Jefferson, A. Koch & W. Penden, eds., 1774-1826/1944). Y James Madison  ha consignado que “El gobierno ha sido instituido para proteger la propiedad de todo tipo […] Éste es el fin del gobierno, sólo un gobierno es justo cuando imparcialmente asegura a todo hombre lo que es suyo” (“Property”, James Madison: Writings, J. Rakove ed., 1792/1999).

El segundo punto se refiere a la guerra que Trump la usa como permanente amenaza a lo que se decide en otras naciones y defiende acciones bélicas inaceptables como la “invasión preventiva”, la pretensión de regir por la fuerza otras vidas en otros puntos del planeta y su repugnante, inaceptable y alarmante teoría de la tortura.

En este sentido conviene también recordarle al magnate de marras,  entre otros muchos aspectos, los valores y principios con que se estableció la nación en la que nació. El general George Washington afirmó que “Mi ardiente deseo es, y siempre ha sido, cumplir con todos nuestros compromisos en el exterior y en lo doméstico, pero mantener a los Estados Unidos fuera de todo conexión política con otros países” (A Letter to Patrick Henry andOther Writings, R. J. Rowding, ed., 1795/1954) . En el mismo sentido, John Quincy Adams explicó que “América [del Norte] no va al extranjero en busca de monstruos para destruir. Desea la libertad y la independencia para todos. Es el campeón de las suyas. Recomienda esa causa general por el contenido de su voz y por la simpatía benigna de su ejemplo. Sabe bien que alistándose bajo otras banderas que no son la suya, aun tratándose de la causa de la independencia extranjera, se involucrará más allá de la posibilidad de salir de problemas, en todas las guerras de intrigas e intereses, de la codicia individual, de la envidia y de la ambición que asume y usurpa los ideales de libertad. Podrá se la directriz del mundo pero no será más la directriz de su propio espíritu” (“An Address Delivered On the Fourth of July”, 1821).

Por último,  el tercer aspecto de la inmigración, el nieto de inmigrantes que ahora la emprende contra los inmigrantes, especialmente contra los mexicanos a quienes tildó de traficantes de drogas, violadores y criminales al tiempo que aseguró que construirá un muro muy alto que hará financiar a los propios mexicanos.

Se le borró de la memoria que la tradición estadounidense se basó en la generosidad de recibir extranjeros con los brazos abiertos tal como se lee al pie de la Estatua de la Libertad en las conmovedoras palabras de Emma Lazarus y no tiene presente que tal como lo demuestran sobradas estadísticas y sesudas consideraciones sobre el tema que en general los inmigrantes tienen un gran deseo de trabajar y muestran gran empeño en sus destinos laborales (muchas veces hacen faenas que los nativos rechazan), son disciplinados y tienen gran flexibilidad para ubicarse en muy distintas regiones y sus hijos (pocos habitualmente) revelan altos rendimientos en los centros de educación.

Es que fascistas como Trump no tienen en cuenta que las fronteras solo tienen razón de ser para fraccionar el poder y carece por completo de sentido clasificar la competencia de las personas según donde hayan nacido y que todos debieran tener el derecho de trabajar donde sean contratados libremente sin restricción alguna. En verdad, el término moderno de “inmigración ilegal” constituye un insulto a la inteligencia. Solo deben ser bloqueados los delincuentes pero no dirigidos a inmigrantes (si fuera el caso) ya que los hay también entre los locales de cualquier país.

Por otro lado, el impedir que ingresen inmigrantes debido a que pueden recurrir al lamentable “Estado Benefactor” (una contradicción en términos ya que la violencia no puede hacer benevolencia) y, por ende, acentuar los problemas fiscales del país receptor, constituye un argumento pueril ya que esto se resuelve prohibiéndoles el uso de esos “servicios” al tiempo que no se les requeriría aporte alguno para solventarlos, es decir, serían personas libres.

El clima de xenofobia que producen posiciones como las de Donald Trump se sustenta en una pésima concepción del significado de la cultura puesto que mantiene que los de afuera “contaminan” la local. La cultura precisamente se forma de un constante proceso de entregas y recibos en cuanto a la lectura, la música, las vestimentas, la arquitectura y demás manifestaciones de la producción humana.

Además, la cultura es un concepto multidimensional: en una misma persona hay muy diversas manifestaciones y en la misma persona es cambiante (no es la misma estructura cultural la que tenemos hoy respecto a la que fue ayer).

También las declaraciones de este candidato presidencial adolecen de los basamentos del significado del mercado laboral a pesar de la soberbia y arrogancia que ponen de manifiesto sus declaraciones: cree que al ser empresario conoce bien el andamiaje económico (le sucede lo mismo que con banqueros que no tienen idea que es el dinero o con profesionales del marketing que no saben  que es el mercado). No comprende que en un mercado abierto nunca existe desocupación involuntaria, la cual se produce debido a la intervención de los aparatos estatales en la estructura salarial y que las innovaciones tecnológicas y el librecambio liberan recursos humanos y materiales para que se asignen en nuevos proyectos.

Es de desear que las instituciones, centros de estudios y fundaciones dedicadas a explicar los beneficios de la libertad en Estados Unidos puedan contrarrestar los desconceptos superlativos y los peligros que desafortunadamente se están abriendo paso en el otrora baluarte del mundo libre.

————————–

Copiado de
http://www.libertadyprogresonline.org/2016/03/09/donald-trump-un-personaje-nefasto/#.VuxgycB8ZjM.mailto