La Feminización de la Deidad? Parte 2


La Feminización de la Deidad? Parte 2

Autor: Paulo Arieu

“Si la mujer fuera buena, Dios tendría una” (Sacha Guitry).[16]

Israel-historia1-300x237

Imagen numero 1

Introducción

En el articulo anterior (acá), comencé comentando como un error teológico se ha introducido en el cristianismo actual. Es una herejía que asume que Dios tiene un lado femenino. A Dios no le sorprenden nuestras herejías ni tampoco le asustan ya que El es el Todo Poderoso Dios de los cristianos, quien señorea las naciones y tiene absolutamente todo bajo control.

En este segundo artículo de la serie, citaré a algunos defensores de esta creencia errónea y daré respuestas.

Al examinar la Escritura, hay dos factores que resultan claros:[9]

a) El primero, es que Dios es un Espíritu, y no posee características o limitaciones humanas;

b) Que toda la evidencia contenida en la Escritura concuerda en que Dios se reveló a Sí mismo a la raza humana en conceptos masculinos.

La verdadera naturaleza de Dios

Antes que nada, debe ser comprendida la verdadera naturaleza de Dios.

Dios es una Persona, obviamente, porque Dios exhibe todas las características de una personalidad propia: Dios tiene una mente, una voluntad, un intelecto y emociones. Dios se comunica, se relaciona, y las acciones personales de Dios son evidenciadas a través de toda la Escritura.[10]

Cual es la base bíblica que estos herejes alegan?

1) Algunos pretenden citar Gálatas, para validar su creencia, pasaje que dice: “Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.” (Gál. 4:26). Pero el apóstol Pablo está hablando una alegoría acerca de la ley y la gracia. Y cuando habla de Jerusalén no habla de que el Espíritu Santo sea una mujer sino de un lugar físico.

2) También gustan citar al profeta Isaías, quien dice: “Para que maméis y os saciéis de los pechos de sus consolaciones; para que bebáis, y os deleitéis con el resplandor de su gloria. Porque así dice Jehová: He aquí que yo extiendo sobre ella paz como un río, y la gloria de las naciones como torrente que se desborda; y mamaréis, y en los brazos seréis traídos, y sobre las rodillas seréis mimados.”(Is. 66:11-12). Pero si se lee el contexto, !este versículo ni siquiera habla del Espíritu Santo sino que está hablando de Jerusalén; este pasaje es considerado como una profecía del regreso de Israel a su tierra y retornando a Jerusalén!

3) Citan a El Shaddai,como femenino, pero como cita la enciclopedia online Wikipedia, “El Shaddai (idioma hebreo: אל שדי) es uno de los nombres Judaicos de Dios.” [5]

4) Algunos teólogos, citan a Elohim como femenino.

5) Algunos teólogos afirman que la palabra hebrea ruach (espíritu) es de género femenino.[7]

Marcos Pullese explica que

El nombre pneuma es neutro en griego, y la palabra correspondiente en arameo, la lengua en la que el Señor probablemente habló, es femenina (rucha, cf.Heb ruach).[23]

Algunos defensores de la feminidad de Dios, son:

1) El Dr. Elías Serrano, judío mesiánico quien presenta un doctorado en Teología por la Universidad Hebrea de Jerusalen.

2) Entre los neopentecostales, esta aberración teofeminista la predican:

a) El “Apóstol” Jonathan Meza y Lizeth Meza, pastores de la iglesia “Redimidos Hermosillo”. En esta secta se enseña la feminización de Dios, en este caso de la persona del Espíritu Santo, que ahora se le trata como Señora, y se le llama como “ELLA” o mi “Madre Celestial”.[0]

b) También lo ha dicho la esposa del “apóstol Guillermo Maldonado”, en una conferencia para mujeres.[1]

Respuestas teológicas

1) El Dr. Elías Serrano, es un judío mesiánico, que entiende en su libro LOS NOMBRES DE DIOS que

Se debe prestar mucha atención al Espíritu de Elohim, que en su forma hebraica es de carácter femenino. La feminidad del Espíritu Santo era tema de especulación para escritores tan tempranos como el autor del texto pseudoepigráfico “Evangelio de los Hebreos,” que lo menciona como la “madre” del “Verbo”[2]

Respuestas:

a) La afirmación del Dr. Elías Serrano, es un grave error de concepto ya que Dios no tiene carácter femenino. El siempre se presenta en la Biblia como una deidad de tipo fuerte, varonil, protector de Su pueblo. Para entender mejor esto, tenemos que ver a

a.1. El lenguaje de los hebreos:

José M. Martínez nos recuerda que el lenguaje de los hebreos

“se distingue por su plasticidad. El pensamiento hebreo no era  abstracto, como el de los griegos, sino concreto. Lo inmaterial a menudo se expresa por medio de lo material; el sentimiento, mediante la acción, y la acción, mediante el instrumento. De ahí el uso frecuente de antropomorfismos. Estas expresiones y muchas otras análogas no son meras metáforas, propias del lenguaje poético en cualquier literatura. Para los israelitas tenían un significado más literal que para nosotros, ya que ellos no hacían una distinción absoluta entre la naturaleza animada y la inanimada. El mundo natural constituye un todo del que el hombre forma parte (véase Sal. 104:23 a la luz del contexto). En el pensamiento hebreo, el hombre se «naturaliza » y la naturaleza se «personifica».”[3]

El profesor Miguel Angel Núñez(*) explica que

debamos considerar en primer lugar que la Biblia es un libro escrito en el contexto de una cultura oriental y qué, en términos generales gusta de trasmitir conceptos a través de imágenes. La literatura oriental, incluyendo la Biblia, “esta poblada de símiles, metáforas, alegorías y muchas otras figuras literarias” al contrario de lo que sucede en occidente donde se tiene la tendencia a hablar en forma menos simbólicas y concretas, por una parte, y a expresar ideas abstractas con un lenguaje no figurativo, por otra.[26]

a.2. Los antropomorfismos: Las expresiones de la Biblia donde Dios se revela como varón (Ej: Jehová es varón de guerra;Jehová es su nombre“,Éxodo 15:3), son antropomorfismos. José M. Martínez explica que

Hay algunas expresiones antropomórficas en las que se atribuyen a DIOS órganos o miembros físicos (« los ojos del Señor »,«la boca de Yavéh»,«el brazo del Poderoso», etc.), en las que fácilmente se adivina su carácter metafísico. (Ej Gn.6:6) [4] 

Y L. Berkhof comenta que

Hay dos clases de metáforas en la Biblia que se refieren a la divinidad, las cuales merecen especial atención: (1) El antropopatismo, y (2) el antropomorfismo. En el primer caso, se atribuyen a Dios emociones, pasiones y deseos humanos. (Veáse Gn. 6:6; Dt. 13:17; Ef. 4:30). En el segundo caso se le asignan extremidades humanas y actividades físicas. (Véase Éx. 15:16; Sal. 34:16; Lm. 3:56; Zac. 14:4; Stg. 5:4).[8]

a.3 Libros pseudoepigráficos:

El Evangelio de los Hebreos, que es citado por el Dr. Serrano, es un libro no canónico referido por los padres de la Iglesia, y por ellos sabemos que existe, y que es lo que enseña. Es donde se le atribuye al Espíritu Santo ser “la madre Espiritual de Jesús”, que sale de lo ortodoxo.  Parece que tiene influencia gnóstica, por la relación de Jesús con el Espíritu Santo.Lo usaron los Egipcios que hablaban griego, y fue compuesto alrededor de los primeros 20 años del segundo siglo. Es el Espíritu Santo, quien lleva a Jesús al desierto; pero en este evangelio se afirma que Jesús dice que el Espíritu Santo, “su madre”, lo llevo ahí. Clemente, Orígenes y Jerónimo, por ejemplo, usaron el evangelio, pero ya para el siglo IV, cuando se confirmo el Canon, se dejo de usar.

Según la Wikipedia

es un evangelio perdido del que solo se conservan unas pocas citas hechas por autores como Clemente de Alejandría, Orígenes, Eusebio de Cesarea y San Jerónimo. El texto más antiguo que lo menciona es Adversus haereses (Contra los herejes), de San Ireneo (muerto hacia el 202): critica a los ebionitas por aceptar la autoridad de un solo evangelio “que es según San Mateo”. Según testimonio de varios autores (Eusebio, Epifanio, Jerónimo) estaba escrito en caracteres hebreos, pero en lengua aramea o siríaca.

[…]

Son varios los autores cristianos que se refieren a este evangelio. Eusebio de Cesarea menciona (Historia Ecclesiastica, IV.xxii.8) que el Evangelio de los Hebreos era conocido al historiador de la Iglesia Hegesipo, cuya historia él utilizaba como fuente. Tanto Clemente de Alejandría (Stromateis, II.ix.45) como Orígenes lo utilizaron. San Jerónimo lo cita con frecuencia, e identifica al autor y a los lectores de la obra como judíos observantes, diferenciándolos de los cristianos helenizados: “En el cual es de notar que, siempre que el evangelista, ya por cuenta propia, ya poniéndolo en boca del Salvador, aduce testimonios del Antiguo Testamento, no sigue la interpretación de los 70, sino la antigua hebraica”. Jerónimo se interesó vivamente por este libro. Parece ser que al principio lo conoció por el testimonio de Orígenes. Relata en más de una ocasión que lo tradujo al griego y al latín. Sus traducciones, sin embargo, se han perdido también.

El único punto conocido en que el texto difiere de los evangelios canónicos es la referencia al Espíritu Santo como madre de Jesús. Orígenes, comentando el evangelio de Juan, dice lo siguiente: “Y si alguien acepta el Evangelio de los Hebreos, donde el Salvador en persona dice: Poco ha me tomó mi madre, el Espíritu Santo, por uno de mis cabellos y me llevó al monte sublime del Tabor, se quedará perplejo al considerar cómo puede ser madre de Cristo el Espíritu Santo, engendrado por el Verbo. Pero tampoco esto le es a éste difícil de explicar”.

Varios comentaristas han encontrado la explicación de este pasaje en el hecho de que la palabra hebrea ruah (espíritu) es de género femenino. Otros han sugerido que en el texto subyace una identificación entre la Virgen María y el Espíritu Santo. El nombre de María, sin embargo, no se menciona en el pasaje citado por Orígenes.[6]

a.4 Dios es varón?

Sacha Guitry (San Petersburgo, 1885 – París, 1957) fue un dramaturgo y actor francés. Su nombre real era Alexandre Guitry. Hijo del célebre actor Lucien Guitry, heredó no su talento pero sí su capacidad para cautivar a los espectadores de los teatros parisinos, como eficaz intérprete de obras escritas casi siempre por él mismo. Empezó como autor teatral en 1902, y obtuvo su primer éxito en 1911 con El guardián nocturno. Fue el primero de una larga serie de éxitos que más tarde le llevaron también al cine.[17]. La autoría de la “simpática” frase citada al principio de este artículo (“Si la mujer fuera buena, Dios tendría una”),  se le atribuye a este actor francés.

Pero, es bíblica esta graciosa frase? Vemos en la Biblia que

a.4.1. Dios es Padre:

La Escritura contiene casi 170 referencias de Dios como el “Padre”. Por lógica, uno no puede ser padre, a menos que sea varón. Si lo que se quiso comunicar era que Dios eligió revelarse al hombre en forma femenina, entonces se hubiera usado la palabra “madre” en lugar de “padre”. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, los pronombres masculinos son usados una y otra vez con referencia a Dios. Jesucristo se refirió varias veces a Dios como el Padre, y en otros casos usó el pronombre masculino para referirse a Dios. Sólo en los Evangelios, cerca de 160 veces, Cristo utiliza el término “Padre” en relación directa con Dios. (Ver Juan 10:30).[11]

a.4.2. Theos es un termino masculino

El termino theos” ,es un nombre masculino en griego. Las Epístolas del Nuevo Testamento (de Hechos a Apocalipsis), también contienen cerca de 900 versos donde la palabra “theos” – un nombre masculino en griego – es usado en directa referencia a Dios. Casi siempre es traducida como “Dios” en las versiones en español.[12]

El profesor Núñez cita que

Es cierto que en ninguna parte de la tradición judía o cristiana se afirma la femineidad de Dios en términos explícitos, al contrario de lo que sucede en otras tradiciones religiosas. Sin embargo, lo que si es un hecho es que los judíos se distanciaron de cualquier “connotación sexista” de Dios no asignándole a la divinidad ninguna determinación sexual. La tendencia fue a airmar la “masculinidad de Dios” y esa predisposición ha permitido que se mantenga una línea de interpretación tradicional en la exégesis del judaísmo y el cristianismo, centrada en lo masculino.  La cultura hebrea es de predominancia masculina, lo que  se observa muy bien en el Antiguo Testamento y en ciertos pasajes paulinos. La revelación se manifiesta a través de un medio finito: el ser humano, que no puede dejar de obviar su cultura y el medio en el que se desarrolla.[27]

También el profesor Núñez explica que

Llama la atención que de las 546 veces que se usa el término anthropos (hombre, humano como especie) en el Nuevo Testamento, 119 se usan para referirse a Cristo, como Hijo del hombre o individuo, pero en término genérico. Sólo en una ocasión se usa para referirse a Cristo el término aner (varón)10 que es la palabra específica para señalar sexualidad masculina, en Juan 1:30, cuando Juan el Bautista anuncia que vendría un varón después de él. [Aún en este texto, se aprecia una cierta ambigüedad algunas versiones simplemente pasan por alto la expresión “varón” y hablan de “uno que vendría” (DHH) o un “hombre” (VL)].[28]

a.4.3. Dios es espíritu

El Señor Jesús dijo que el Padre “es espíritu” (Jn.4:24)

Mientras que Dios no es un hombre, sino un Espíritu, Él eligió la forma masculina a fin de revelarse a Sí Mismo a la humanidad. De la misma manera, Jesucristo, quien constantemente es referido con títulos, nombres y pronombres masculinos, adoptó la forma masculina mientras Él estuvo en la tierra. Los profetas del Antiguo Testamento y los apóstoles del Nuevo Testamento, se refieren tanto a Dios como a Jesucristo con nombres y títulos masculinos. Dios eligió revelarse en esta forma, para que el hombre comprendiera más fácilmente quien es Dios.[13]

Dios es “varón”, no sexualmente hablando,sino en un sentido antropomórfico, como recurso utilizado por el Señor en su revelación a la humanidad.La Biblia de Estudios de Apologética dice que

“De todas maneras, las Escrituras hablan de Dios en género masculino, Dios es Padre, y debemos estar eternamente agradecidos porque Él es el modelo supremo de cómo debe ser un padre. Cristo es Esposo y como tal, revela lo que un marido debe hacer por su esposa.”[20]

Leer mas aca…

La personalidad del Espíritu queda destacada a expensas del estricto procedimiento gramatical en
Juan 14.26; 15.26; 16.8,13,14, donde el pronombre enfático ekeinos:«Él», se usa del Espíritu en género masculino.[21]

b. Marcos Pullese explica que las enseñanzas que el “Apóstol” Jonathan Meza proclama a los cuatro vientos como “la revelación de Dios para estos tiempos” son:

una herejía legendaria, la reclamaban los gnósticos (sectarios que creen poseer una verdad u conocimiento revelada únicamente a algunos escogidos como base para la salvación. El término “gnóstico” viene del griego “gnosis” que significa conocimiento) y los más antiguos habitantes de la tierra, la existencia de una madre celestial o una “reina del cielo”. Cuando ellos reclaman que es la última revelación, en realidad deberían decir que es la “última ocurrencia” para atraer multitudes detrás de una mentira.[22]

Conclusión

El profesor Núñez dice, citando a la teóloga Elizabeth Achtemeir, que

hay consenso universal entre los investigadores bíblicos que el Dios que presenta la Biblia “no tiene sexualidad”. Dios está separado de la Creación, no es parte de ella, es el totalmente otro, el Santo, es decir, el apartado. No es hombre (Oseas 11:9) y no hay nada en la creación con lo cual podamos asemejarlo de manera absoluta (Isaías 40:18). En el mismo tenor ella argumenta que quienes insisten en que el asunto es puramente un asunto de lenguaje masculino y que se resuelve introduciendo uno femenino, continúan en la práctica sosteniendo un lenguaje no bíblico para referirse a Dios que existe más allá de toda connotación sexuada.[29]

El afirmar que Dios eligió la forma femenina para revelarse al hombre, no es consistente con el patrón establecido por la Escritura.Pero esto no significa que “Dios odia a la mujer”[14], como algunos ateos se atreven a decir o afirmar, torciendo el Pentateuco.Dios es como El se nos ha revelado a lo largo y ancho de las Escrituras. Y ademas,

Si Dios hubiera elegido la forma femenina, habría evidencia de ello en la Escritura. Tal evidencia simplemente no existe. Mientras que Dios es condescendiente con el ser humano, para que éste pueda comprenderlo, es importante no tratar de “meter a Dios en una caja” por así decirlo, al imponerle limitaciones que no son apropiadas a la naturaleza de quien es Él.[15]

Como cita el profesor Núñez,

“el ser humano interpreta el mundo a partir de las nociones que conoce.” [18]

Y luego el profesor Núñez cita a Andrew Hofecker, quien dice que

el punto de vista de Dios que tenga una persona “afecta y releja” sus creencias acerca de la naturaleza humana y su comprensión de lo que existe, pero a la inversa, las creencias que como seres humanos tenemos acerca de lo que es propiamente humano y conceptos tales como la libertad del hombre implican una “visión de Dios y de la habilidad humana para conocer y funcionar en el mundo”.[18]

Dios es bueno.No dude del amor de Dios, ya que El es totalmente bueno.“Bueno eres tú, y bienhechor” (Salmo 119:68).

El profesor Núñez aclara que a lo largo de la Biblia se observa

un uso preferente de lenguaje masculino para referirse a Dios “porque es el lenguaje en que Dios ha decidido revelarse a sí mismo”. Este argumento es el que nos parece más decisivo. Los creyentes en la Biblia sostenemos que la Sagradas Escrituras son una autorevelación de Dios, contrario a lo que piensan teólogos liberales quienes sostienen que Dios es un ser desconocido y que en vista de esto los seres humanos han inventado una lenguaje para referirse a Dios, por el contrario, es evidente que la Biblia presenta cinco metáforas principales acerca de Dios: “Rey, Padre, Juez, Esposo y Maestro”, todas ellas en lenguaje masculino.[30]

Dice el profeta Oseas

  • “Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová” (Oseas 6:3)

Como lo expresa con sus palabras A.W.Pink

Cuanto más detenidamente estudiamos a la criatura, más evidente es la bondad de Dios.[19]

Y también A.W. Pink dice que solo el intelectualismo no alcanza para conocer a Dios

Necesitamos algo más que un conocimiento teórico de Dios. El alma sólo conoce verdaderamente a Dios cuando se rinde a Él; cuando se somete a su autoridad, y cuando sus preceptos y mandamientos regulan todos los detalles de la vida.[24]

Y que

El fundamento de todo conocimiento verdadero de Dios ha de ser la clara comprensión mental de sus perfecciones, tal como se revelan en la Sagrada Escritura. No se puede servir ni adorar a un Dios desconocido, ni depositar nuestra confianza en Él.[25]

Esto es lo mismo que dijo el profeta Oseas en Israel varios siglos atras en la historia, de un modo poetico pero autoritario, como todo profeta de Dios:

  • “Mi pueblo perece por falta de conocimiento; y como tú rechazaste el conocimiento,  yo te rechazaré a ti de mi sacerdocio; por haber olvidado la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.”(Oseas 4.6 BLP La Palabra, versión española © 2010)

Deberíamos de recordar que Dios también es un Dios de ira santa y no solo un Dios de santo amor !!!!

Dios lo bendiga!

Continua…

Notas

Imagen numero 1.

[0] http://cercaalamedianoche.blogspot.com/2014/03/la-feminizacion-del-espiritu-santo.html

[1] https://www.youtube.com/watch?v=yu1I4Pf6zcE , citado en https://elteologillo.wordpress.com/2013/04/24/que-dios-tiene-tetas/

[2] Lauro Eduardo Ayala Serrano, LOS NOMBRES DE DIOS, Pag 15

[3] José M. Martínez, HERMENÉUTICA BÍBLICA (Cómo interpretar las Sagradas Escrituras),Pag. 67, ed.Clie

[4] ibid

[5] http://es.wikipedia.org/wiki/El_Shaddai

[6] http://es.wikipedia.org/wiki/Evangelio_de_los_Hebreos

[7] ibid

[8] L. Berkhof. Principios de INTERPRETACIÓN BÍBLICA. Pag.39. Copyright © 2005 por Libros Desafío Publicado por Baker Book House. Grand Rapids, Michigan.EE.UU.

[9] http://www.gotquestions.org/Espanol/Dios-hombre-mujer.html

[10] Ibid

[11] Ibid

[12] Ibid

[13] Ibid

[14] http://ateismoparacristianos.blogspot.com/2011/12/de-por-que-dios-odia-las-mujeres-la.html

[15] http://www.gotquestions.org/Espanol/Dios-hombre-mujer.html

[16] Dr. Miguel Angel Núñez,DIOS EN FEMENINO. Recuperado de https://www.academia.edu/5269727/Dios_en_femenino

[17] http://www.biografiasyvidas.com/biografia/g/guitry.htm

[18] Andrew Hofecker, W. “Introduction”, en: W. Andrew Hofecker y Gary Scott Smith, ed. Building a Christian World View (Phillipsburg, NY.: Presbyterian and Reformed Publishing Company,1986), 1:185.Citado por el Dr. Miguel Angel Núñez. DIOS EN FEMENINO. Recuperado de https://www.academia.edu/5269727/Dios_en_femenino

[19] A.W.Pink, Los Atributos de Dios,pag.82,El Estandarte De La Verdad

[20] BIBLIA DE ESTUDIO DE APOLOGETICA – Edit. Holman Bible Publishers – Nashville, Tennessee. Citado en https://elteologillo.wordpress.com/2013/01/13/dios-es-varon/

[21] Marcos Pullese. La maternidad del Espíritu Santo?. Recuperado en http://eeac.org.ve/pdf/respuestas/maternidadespiritusanto.pdf

[22] Ibid

[23] Ibid

[24] A.W.Pink, Los Atributos de Dios, Pag.7,op. cit

[25] Ibid

[26] Dr. Miguel Angel Núñez,DIOS EN FEMENINO.Op. Cit.

[27] Ibid

[28] Ibid

[29] Ibid

[30] Ibid

(*) Miguel Ángel Núñez es Doctor en Teología Sistemática y Magister en Teología Pastoral (Universidad Adventista del Plata, Argentina); Licenciado en Filosofía y Educación (Universidad de Concepción, Chile); Licenciado en Teología (Universidad Adventista de Chile); Licenciado en Teología (Universidad Adventista del Plata); Orientador Familiar (Universidad Católica del Norte, Chile); Magister en Conlicto y Mediación (grado en curso; Universidad Miguel de Cervantes, España). Ha sido docente universitario en Perú, Argentina, Chile, México y profesor visitante para universidades de El Salvador, EE.UU., Venezuela, Ecuador y Bolivia.

LOS NOMBRES DE DIOS – EL, ELAH, ELOAH, ELOHIM


LOS NOMBRES DE DIOS – EL, ELAH, ELOAH, ELOHIM

CAPÍTULO I

EL, ELAH, ELOAH, ELOHIM

Uno de los nombres más conocidos del Ser Supremo, pero a la vez quizá el más abstracto en cuanto a su significado es aquel que proviene de cuatro palabras: El, Elah, Eloah y Elohim, que invariablemente se traducen como Dios. Estos vocablos tienen en común la raíz El.
EL

El término EL corresponde a la más antigua designación de una deidad en el cercano Oriente. Este nombre se usaba para designar una variedad de dioses, no solamente para designar al Dios verdadero. Por eso es muy común encontrar este nombre acompañado de algo más, para así indicar que no se refiere a cualquier dios del mundo pagano, sino al único Dios verdadero.

Génesis 33:20 dice“Y erigió allí un altar y lo llamó EI-Elohe-Israel.”

Este nombre significa “Dios, el Dios de Israel” No se está hablando de cualquier dios, sino del único Dios verdadero, y para ello se dice: El Dios de Israel. La etimología del nombre El no es muy clara, sin embargo parece indicar que tiene asociación con la palabra “fuerza” o “poder”Por esta razón muchos estudiosos de la Biblia afirman que el nombre El significa el Fuerte o el Poderoso.

El nombre El se utiliza para formar algunos nombres de personas. Cada vez que Ud. encuentre un nombre bíblico que contenga la raíz El, se está haciendo alusión a algo que tiene que ver con Dios. Por ejemplo: Israel, significa príncipe con Dios. Misael significa ¿Quién es como Dios? Eliseo significa Dios salva. Elcana significa Dios proveyó. Daniel significa Dios es mi Juez. Samuel significa pedido de Dios. Esto en cuanto al vocablo El que es raíz de los otros vocablos que vamos a ver a continuación.

ELAH

ELAH es en realidad una palabra Aramea y por tanto aparece en los pasajes del Antiguo Testamento que están en Arameo. Es una palabra afín a la palabra Alá, que es el nombre que los árabes utilizan para referirse a la deidad.

Esta palabra se usa ampliamente en el libro de Esdras, donde aparece no menos de 43 veces entre Esdras 4:24 y 7:26. En cada uno de los casos se refiere al Dios del pueblo judío.

Esdras 5:8 dice: “Sea notorio al rey, que fuimos a la provincia de Judea, a la casa del gran Dios, la cual se edifica con piedras grandes; y ya los maderos están puestos en las paredes, y la obra se hace de prisa, y prospera en sus manos.”

Esto es parte de la carta que los gobernadores no judíos, enviaron a Darío el rey persa. Para referirse a la casa del gran Dios, utilizaron la palabra Elah.

Según Esdras 6:10, aunque los persas no adoraban al Dios de Israel, le atribuían dignidad e inclusive llegaron a llamarle el Dios del Cielo. La mentalidad persa consideraba que se debía respetar a los dioses de cada uno de los pueblos conquistados para así buscar la paz y la armonía en el imperio.

Cuando Esdras utiliza la palabra Elah para referirse al único Dios Verdadero, siempre añade algún calificativo para hacer claro que no se refiere a cualquier dios. Es así como nos habla del Dios de Israel o el Dios del Cielo, o el Dios de Jerusalén. El significado del nombre Elah, es el mismo que El, es decir significa el Fuerte o el Poderoso.

ELOAH

Otro vocablo muy parecido al anterior es ELOAH. Este nombre es la traducción Hebrea del Arameo Elah. Según el escritor W. E. Vine, el origen de este término es desconocido y raras veces se usa en las Escrituras para referirse a la deidad. Un dato interesante,según este mismo erudito, este nombre aparece 40 veces en el libro de Job, desde el capítulo 3; versículo 4, hasta el capítulo 40; versículo 2, mientras que en el resto del Antiguo Testamento aparece 15 veces en total.

ELOHIM

Algunos estudiosos de la Biblia han afirmado que Eloah es la forma singular del vocablo ELOHIM. Al igual que los otros vocablos, que contienen la raíz El, este nombre de Dios se usa tanto para referirse al único Dios verdadero como para referirse a los dioses paganos. Por ejemplo, Labán, reprendiendo a su yerno Jacob le dice lo siguiente según Génesis 31:30 ”¿Por qué me hurtaste mis dioses?” Labán tenía ídolos o dioses paganos y para referirse a ellos los llamó “elohim”, la misma palabra que se usa para referirse al único y verdadero Dios. Una ayuda que nosotros tenemos en nuestra traducción de la Biblia, es que cuando Elohim se usa para dioses paganos aparece dios o dioses con minúscula.

Considere por ejemplo Éxodo 12:12 donde dice: “Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo Jehová.”

La palabra dioses es “elohim”, pero si Ud. tiene una Biblia a la mano, notará que “dioses” está escrito con minúscula indicando así que se refiere a dioses paganos, los dioses egipcios. Otro dato muy interesante es que en el primer versículo de la Biblia aparece ya el nombre plural Elohim para referirse a Dios. Este hecho ha generado no poca especulación entre los eruditos. Algunos han sugerido que esto nos habla de politeísmo, lo cual es absurdo porque Deuteronomio 6:4 afirma que Dios es uno. Otros han intentado encontrar en esto una prueba para la doctrina de la Trinidad. Ciertamente que la doctrina de la Trinidad es totalmente bíblica, pero no se la puede sustentar únicamente en la pluralidad del nombre Elohim.

Por supuesto que un nombre plural para un solo Dios único y verdadero abre la puerta para pensar en una pluralidad de personas en la deidad,pero es más prudente pensar que la pluralidad de Elohim tiene más bien que ver con la plenitud de fuerza y poder de la deidad y con la majestad que lo rodea. La doctrina de la Trinidad se sustenta mayormente en la revelación que Dios hace de sí mismo en el Nuevo TestamentoSin embargo la revelación que Dios ha hecho de sí mismo en el Antiguo Testamento no contradice en absoluto el hecho de que Dios es uno pero existe en tres personas coiguales y coeternas, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Deuteronomio 6:4 nos dice que Dios es uno, muchos toman estas palabras para inferir que es una sola persona. Pero lo que nos dice este texto es que Dios es una unidad. En Génesis 2:24 hablando del matrimonio, se dice que el varón y la mujer que se casan llegan a ser una sola carne. Jesús, en Marcos 10:8 dice: “Y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno.” Esposo y esposa son uno, sin embargo entendemos que son dos personas. Igual es con la Trinidad. Dios es uno, pero en esa unidad de la deidad existen Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Retornando al concepto de Elohim, este es un nombre plural que significa aquel que tiene toda la fuerza y todo el poder para gobernar todos los asuntos del universo y de la humanidad.

Hemos considerado cuatro vocablos que se traducen como Dios en el Antiguo Testamento. El, Elah, Eloah y Elohim. Todos ellos al referirse al Dios verdadero, denotan fuerza y poder infinito. Con esa fuerza y ese poder, Dios creó de la nada todo lo que existe.

Génesis 1:1 dice: ”En el principio, creó Dios, Elohim, los cielos y la tierra.” Con la misma fuerza y poder Dios sustenta todo lo que existe.

Hnos(as), espero que haya sido de bendición, un abrazo y hasta el próximo Estudio Bíblico 2 en el capítulo II, EL ELYON

————-
Por: Ps. David Logacho
Descargar