Cuando estudiar se convierte en una trampa crediticia


Cuando estudiar se convierte en una trampa crediticia

Hacer cuentas, ser realista y considerar los community colleges es un ejercicio previo a la matriculación en una universidad con fin de lucro

Cuando estudiar se convierte en una trampa crediticia
El ahorro y el estudio de posibilidades en Community Colleges, normalmente más baratos, ayuda a planificar menor la preparación académica./Shutterstock
FOTO: SHUTTERSTOCK / SHUTTERSTOCK

Ana B. Nieto
“Si uno no conoce bien los costos, y es el primer miembro de la familia al que se le abren las puertas para ir a una Universidad, la gente suele ir”.

Charlene Crowell, sabe bien la historia porque trabaja para el Center for Responsible Lending (CRL, Centro para el Préstamo Responsable) y la ha oído muchas veces. Es una historia que no siempre tiene final feliz porque el sueño de los estudios superiores en una universidad, sobre todo si es con fin de lucro, puede desbaratar la realidad de los estudiantes y sumergirles en un agujero de deudas. Es algo que además, ocurre mucho en la comunidad latina.

En sus investigaciones, el CRL ha encontrado que los estudiantes latinos y afroamericanos se matriculan más frecuentemente en las universidades con fin de lucro que otros estudiantes pero latasa de graduaciones es más baja y quedan con más deuda.

Según el CRL dos tercios de los estudiantes latinos que se matriculan en universidades con programas de cuatro años no se gradúan hasta seis, lo que significa que sus costos y deudas se disparan. Cuando en vez de graduarse lo que ocurre es que  dejan la Universidad, el agujero financiero se amplía.

En estas universidades, que cuentan con el 12% del total de matriculados en educación superior,  el 44% de los estudiantes suspende pagos en sus deudas.

El CRL dice que esta desproporción ocurre en parte por prácticas de venta fraudulenta en programas que son abusivos y el hecho de que se trata de enrolar a chicos de familias que nunca han estado en estos centros.

Crowell explica que mucha gente debe considerar acudir a un community college si  no se está preparado para una institución de cuatro años. “En estos se pueden obtener licenciaturas para obtener empleos  y normalmente no se tiene el gasto de traslado de residencia además de conseguir habilidades muy demandadas por el mercado”, explica. “Además”, continua, “se pueden conseguir créditos para seguir estudiando para ganar mejores posiciones con el tiempo”.

“Las instituciones con fines de lucro generalmente cuestan más que las públicas y cuando no proveen la educación de calidad y formación, los estudiantes quedan con peligrosos niveles de deuda, pocas habilidades para integrase en el mercado laboral y mínima mejora en el potencial de ganancias”, explican desde el CRL

“Puede arruinar la posibilidad de comprar una casa o empezar un hogar”, dice Crowell.

Esta institución propone que se dé a los deudores planes de devolución de pagos basados en sus ingresos, se regulen las instituciones para prevenir abusos, considerar la condonación de deudas y permitir que esta deuda de estudiante (que suma más de $2,000 millones en todo el país) pueda ser reestructurada en un proceso de quiebra.

————-
Articulo tomado de:
ANA B. NIETO, 12 OCTUBRE 2015. Recuperado de
http://www.eldiariony.com/2015/10/12/cuando-estudiar-se-convierte-en-una-trampa-crediticia/

Lista de un grupo de bancos que actúa como una banda organizada


Lista de un grupo de bancos que actúa como una banda organizada

La mayoría de las crisis sistémicas que conocimos a partir de 1990, sea en los países del Sudeste Asiático, en Brasil o en Turquía, fueron crisis provocadas por la especulación internacional, por el movimiento de capitales. Este movimiento fue además amplificado por los productos derivados creados con la tasa cambiaria.

Los bancos se están adueñando de los Estados para explotar a los ciudadanos.

Por Eduardo Febbro. Entrevista a François Morin, economista francés de la Universidad de Toulouse. El mundo, la política, las democracias y las finanzas están dominados por una hidra mundial compuesta por 28 grandes bancos internacionales cuyas políticas fijan el curso no sólo de las finanzas sino, también, de las democracias parlamentarias. Este es el argumento implacable y rigurosamente demostrado por el economista francés François Morin en el libro de investigación que acaba de aparecer en Francia: La Hidra Mundial, el Oligopolio Bancario (Lux Editeur).

Profesor emérito de ciencias económicas en la Universidad de Toulouse, François Morin fue miembro del consejo general del Banco de Francia y del Consejo de análisis económico. “La hidra mundial” es un conglomerado de 28 bancos (VER LA LISTA AL FINAL DE LA NOTA) coordinados entre sí –“interconectados”– que manejan el mercado cambiario, las tasas de interés, crean los productos tóxicos por los cuales luego pagan los Estados, o sea, los ciudadanos, influyen en las políticas económicas y modelan las democracias a su antojo.

En Economía, un oligopolio es una forma de mercado en el que el comercio, la banca y la industria está dominado por un pequeño número de vendedores (oligopolio). Se deriva, por analogía con la palabra “monopolio”, de la ὀλίγοι griego (oligoi) “pocos” + πωλειν (polein) “para vender”. El oligopolio financiero o bancario, por ejemplo, supone una menor competencia, que afecta a los ciudadanos, que pagan más caros los servicios bancarios y tienen mayores dificultades para obtener créditos. Con el oligopolio sufren las familias de menos ingresos y las empresas de menor tamaño, y llega hasta la exclusión financiera de los más débiles.
Por medio de su posición las empresas oligopólicas ejercen poder de mercado provocando efectos negativos para los consumidores entre los que se cuentan: que los precios sean más altos, la producción sea inferior, bajos niveles de calidad o impidiendo el ingreso de nuevos oferentes. – Contrainfo.com

El libro de François Morin –también autor de Un mundo sin Wall Street– revela datos bancarios inéditos sobre el poder de esta hidra globalizada cuya potencia, por primera vez en la historia, dio vuelta la relación de fuerzas entre lo público y lo privado. Maniobras fraudulentas, pactos secretos, lobby contra la democracia, manipulación de los mercados, estos bancos “sistémicos” desempeñan un papel nefasto en las sociedades del mundo al tiempo que han hecho de la democracia un rehén de sus intereses privados.

Un dato basta para medir sus brazos: estos 28 bancos detentan recursos superiores a los de la deuda pública de 200 Estados del planeta. Las investigaciones llevadas a cabo en 2012 demostraron, en parte, los meandros de sus maniobras secretas. François Morin completa la investigación con un libro de una gran solidez analítica donde las cifras, expuestas sin el tamiz de la ideología, fluyen como un oráculo de lo que vendrá. Hoy son estados disminuidos, que han perdido su soberanía monetaria y que tienen enfrente a un gigante hípervigoroso. Actualmente, el 90 por ciento de la moneda es creada por los bancos, contra el 10 por ciento por los bancos centrales. Ahora bien, ese oligopolio manipula según como le conviene los dos parámetros fundamentales de la moneda: la tasa cambiaria y la tasa de interés. “Los Estados son a la vez rehenes de la hidra bancaria y están también disciplinados por ésta”, dice Morin. Entre los 28 bancos del oligopolio, hay 14 que “producen” los productos derivados tóxicos cuyo valor alcanza los 710.000 millones de dólares, o sea, el equivalente a 10 veces el PIB mundial.

El autor insiste en llamar a una movilización mundial para recuperar la dimensión política secuestrada por el sector financiero privado y no cesa de advertir que seguimos en “estado de emergencia” porque, en el horizonte, se van formando las figuras del rompecabezas de un nuevo cataclismo. La hidra bancaria se ha transformado en un oligopolio vandálico para la economía mundial y la estabilidad de las sociedades.

–Usted demuestra la existencia de un oligopolio compuesto por 28 bancos que están únicamente al servicio de sus propios intereses. ¿En qué condiciones y en qué momento surgió este oligopolio?

–Este oligopolio comenzó a emerger a mediados de los noventa. Fue la liberalización completa del mercado de capitales lo que permitió la creación de vastos mercados monetarios y financieros a escala planetaria. Los grandes actores bancarios de esa época se adaptaron a este estado del mundo. Hay que señalar que esta liberalización completa del mercado de capitales interviene luego de dos liberalizaciones precedentes en los setenta: la del mercado cambiario y la de la tasas de interés. El oligopolio se crea entonces cuando estos tres procesos llegan a su término. Entonces podemos decir que a partir de 1995, hay bancos que se tornan sistémicos a escala mundial, es decir, que la caída de uno de ellos puede provocar un cataclismo financiero mundial.

–¿Cómo influyó este oligopolio en la crisis argentina de 2001?

–Desde luego que hay una relación. Este oligopolio cuenta en su seno con 14 bancos que fabrican productos (financieros) derivados, en especial productos que dependen de la tasa cambiaria. Ahora bien, la mayoría de las crisis sistémicas que conocimos a partir de 1990, sea en los países del Sudeste Asiático, en Brasil o en Turquía, fueron crisis provocadas por la especulación internacional, por el movimiento de capitales. Este movimiento fue además amplificado por los productos derivados creados con la tasa cambiaria. La crisis argentina de 2001 fue una crisis acelerada por estos productos que le permiten a la especulación internacional poder ganar mucho y rápidamente. Cuando Argentina, en 2001, se apartó del dólar hubo una fuerte especulación autorizada por la globalización de los mercados financieros y por los productos derivados que, en aquel entonces, estaban fabricados por los grandes bancos internacionales. Catorce de estos bancos especularon contra Argentina.

–Entre las revelaciones de su libro, la más sorprendente es que usted demuestra que el peso de estos 28 bancos supera la deuda pública mundial.

–La potencia real de estos 28 bancos, o sea, su capacidad para movilizar recursos financieros, es enorme: el balance global del conjunto de estos bancos es, en 2012, superior a la deuda pública de 200 Estados. Por un lado, esto muestra la potencia fenomenal de estos bancos y, por el otro, lamentablemente, la debilidad de los Estados, que están sobreendeudados. Hay pues una debilidad ante la fuerza fenomenal que está frente a ellos.

–¿En qué momento de nuestra historia reciente ese oligopolio se convierte en lo que usted llama “una hidra mundial”?

–Empieza cuando nos damos cuenta de que, al final, esos bancos se ponen de acuerdo entre ellos, que practican una suerte de colusión. Esos bancos actúan como una banda organizada para influenciar colectivamente los principales precios de la finanza mundial, en especial las tasas cambiarias y las de interés. Las primeras investigaciones sobre estos bancos son recientes. Se remontan a 2012 y muestran que esas prácticas de colusión empiezan realmente en 2005. En concreto, entre los noventa y 2005 el oligopolio comienza a formarse y, a partir de 2005, sus prácticas se vuelven corrientes. Estamos en presencia de un actor colectivo que se torna devastador para la economía mundial. Es una hidra devastadora.

–La interconexión entre los miembros del oligopolio se extiende a muchos campos…

–Actúan en varios mercados. El mercado cambiario es uno de los más grandes del mundo porque hoy se cambian 6.000 millones de dólares cada día. En 2012 se descubrió que cinco bancos controlaban el 51 por ciento de ese mercado. Pero también manejan el mercado de las tasas de interés a corto plazo y el mercado de ciertos productos derivados. Este es un poco el abanico de sus actos delictuosos por los cuales pagaron multas que, en relación con sus ganancias, son insignificantes.

–¿En qué medida las acciones de este oligopolio explican las políticas de austeridad que están en curso poco menos que en todas partes?

–En primer lugar, por la negativa a la realidad del sobreendeudamiento de los países europeos. Cuando se observan los datos no quedan dudas: antes de la crisis el endeudamiento europeo era del 60 por ciento del PIB. Pero a partir de 2007, justo cuando empieza la crisis, ese endeudamiento se acrecienta brutalmente. El sobreendeudamiento actual está ligado a las causas de la crisis financiera y no al despilfarro en las finanzas públicas, como nos lo quieren hacer creer. Hoy se cree que mediante políticas presupuestarias rigurosas se va a combatir el sobreendeudamiento, pero eso es totalmente erróneo. La crisis es una consecuencia del comportamiento de los grandes bancos durante la crisis de los subprimes (productos financieros especulativos). Si se quiere reducir la deuda pública actual y futura, habría que actuar sobre esos comportamientos. Pero estos bancos siguen haciendo lo mismo que en el pasado. Sin crecimiento y sin inflación el sobreendeudamiento no se resolverá nunca, menos aún con políticas presupuestarias de austeridad. Estamos en un camino sin salida.

–Usted afirma que los Estados son rehenes de esos bancos.

–Sí. Los Estados no osan poner en tela de juicio las prácticas de esos grandes bancos. Estas instituciones desarrollaron lógicas financieras muy peligrosas, son responsables de la inestabilidad monetaria y financiera internacional, pero los Estados están desarmados frente a este oligopolio que es capaz de derrotar las legislaciones que se elaboran para desarmarlo. La lógica financiera perniciosa que existía antes de la crisis de 2007 persiste.

–De hecho, este oligopolio constituye una amenaza para las democracias. Peor aún, las modela a su antojo.

–Resulta claro que desde el momento en que los Estados dejan de tener un margen de maniobra, que están sometidos a las obligaciones presupuestarias y, encima, como ocurre desde los setenta, que pierden su soberanía monetaria, todo esto converge en un debilitamiento progresivo de nuestras democracias. Cuando el arma monetaria desaparece, cuando no se cuenta más con el arma presupuestaria, el Estado queda disminuido frente a potencias económicas que lo enfrentan y lo denominan. Hoy, en la mayoría de los grandes países, las democracias se caen y pierden su sustancia ante un mundo económico y bancario súperpoderoso.

–La sensación global que deja la lectura de su libro es que el cataclismo siempre nos acecha.

–Sí, el cataclismo está por venir, fundamentalmente porque los grandes bancos no cambiaron su lógica financiera. Estamos ante grupos privados que actúan según sus propios intereses y que son híperpoderosos. Por consiguiente, las mismas causas producen los mismos efectos. La inestabilidad financiera persiste y como las deudas públicas no hacen más que aumentar en todos los países desarrollados, nos encontramos con la amenaza creciente de una explosión de la burbuja de las obligaciones. Las deudas están constituidas por obligaciones financieras y, como la deuda aumenta, hay un momento en el cual la burbuja explotará y tendremos un cataclismo financiero tanto más grave que los vividos hasta ahora, ya que los Estados, debido a sus políticas de rigor fiscal, no podrán intervenir. No se ha cambiado ni un ápice de la lógica profunda de la globalización de los mercados y tampoco se ha querido romper el oligopolio. Resulta evidente que todas las condiciones están reunidas para que tengamos otro cataclismo.

–Usted resalta también un hecho que parece de ciencia ficción: ese oligopolio logró transformar la deuda privada en deuda pública.

–En 2007, 2008, los grandes bancos detentaban los productos tóxicos, pero, en vez de reestructurar a esos bancos, en vez de hacerles pagar por las consecuencias de los efectos comportamientos, los Estados intervinieron para recapitalizar a los bancos o nacionalizarlos. Al final, esas obligaciones que representaban una deuda privada se transformaron en deuda pública. Pagaron los contribuyentes.

–¿Es la primera vez en la historia de la humanidad que la relación de fuerzas entre lo privado y lo público se da vuelta?

–Es la primera vez que tenemos un mundo tan globalizado donde los capitales pueden desplazarse de un lado al otro del planeta a la velocidad de la luz, y donde hay actores tan potentes frente a los Estados. En el pasado hubo confrontaciones entre el poder financiero y el poder político, pero es la primera vez en la historia que esa confrontación tiene lugar a escala mundial. Esa es la novedad.

–Entonces revolución, movilización ciudadana… ¿Por dónde transitar con una sociedad global que ha perdido su potencia, su capacidad de acción decisiva, que ha entregado su conciencia democrática y ciudadana a cambio del nuevo estatuto de consumidor planetario?

–Lamentablemente, lo que va a pasar es que, si no se hace nada, habrá una nueva crisis financiera. Y esta actitud pasiva, apática, puede acarrear trastornos enormes cuyos efectos políticos y sociales serían dramáticos precisamente porque ese trastorno no fue anticipado por las fuerzas políticas y sociales. Desde luego, se requieren movilizaciones ciudadanas. No será fácil. Mire lo que ha ocurrido en Grecia, con el Primer Ministro Alexis Tsipras y el partido Syriza. Las trabas para cambiar la relación entre lo político y lo económico han sido gigantescas. La historia no ha terminado aún. Hemos visto a un gobierno aceptar un acuerdo en el cual no cree. ¡Esto nos muestra hasta qué punto se ha puesto en tela de juicio la democracia! En España, con el movimiento Podemos, tal vez ocurra lo mismo. No creo que se pueda decir por adelantado que las movilizaciones ciudadanas iniciarán los cambios que esperamos. Tal vez, con las redes sociales y los movimientos, podamos esperar que comience un proceso.

Hace falta una palabra política fuerte capaz de sintetizar el mundo de hoy y, también, lanzar la consigna capaz de abrir el camino de cambios reales. Las contradicciones que hemos visto en Grecia son el punto de incandescencia de estas cuestiones. Nada ha terminado. Como se dice popularmente ¡si nos gustó la temporada uno en Grecia, vamos a adorar la temporada dos! Lo cierto es que sin acción colectiva no saldremos de esto. ¿Cómo imaginar lo que viene, cómo dar vuelta esta relación de fuerzas totalmente desigual entre las potencias bancarias y los Estados debilitados? Reconozco que las democracias están en peligro, pero creo que la única solución pasa por una reconquista política que puede tomar varias formas. En el curso de los últimos años, los Estados han ido abandonando progresivamente su soberanía política, monetaria y presupuestaria. Debemos tomar en cuenta la realidad de la globalización del mundo. Los Estados tienen que recuperar su margen de maniobra, su soberanía, pero dentro de un marco organizado, a escala planetaria. Ello supone que los Estados actúen colectivamente organizando, por ejemplo, una gran conferencia del tipo Bretton Woods (1944). Otro camino consiste en que los ciudadanos empujen a los Estados a actuar, en todo el mundo, con movimientos diversos. Sin embargo, antes que nada, estas opciones suponen que se tome conciencia del estado del mundo, de las relaciones de fuerza existentes. Es indispensable que lo político vuelva al primer plano de la gestión de los asuntos económicos. La moneda debe ser un bien público y no un bien privado.

–En suma, se trataría de adormecer al consumidor y despertar al ciudadano globalizado. En este contexto, la crisis griega es la explosión visible de la degradación de las democracias occidentales.

–Los griegos tienen algo muy fuerte en su historia milenaria: siempre tuvieron el sentido de lo político. Desde los inicios de la democracia en Grecia, los debates siempre fueron muy ricos, hasta violentos. Eso es lo hay que despertar hoy en el mundo. Los griegos nos están mostrando cómo hacer política. Nos encontramos en estado de urgencia.

Lista de los 28 bancos que componen el oligopolio

J. P. Morgan Chase
Bank of America
Citigroup
HSBC
Deutsches Bank
Groupe Crédit Agricole
BNP Paribas
Barclays PLC
Mitsubishi Ufjfg
Bank of China
Royal Bank of Scotland
Morgan Stanley
Goldman Sachs
Mizuho FG
Santander
Société Générale
ING Bank
BPCE
Wells Fargo
Sumitomo Mitsui FG
UBS
Unicrédit Group
Crédit Suisse
Nordea
BBVA
Standart Chartered
Bank of New York Mekon
State Street

El balance total de estos bancos es de 50.341 millones de dólares.

Fuente: Página 12

http://www.contrainfo.com/15954/lista-de-un-grupo-de-bancos-que-actua-como-una-banda-organizada/

Iglesia pide el diezmo a miembros “deudores” enviando cartas de cobranza


Iglesia pide el diezmo a miembros “deudores” enviando cartas de cobranza
sábado, 25 de julio de 2015 | Acontecer Cristiano

Floria, EE.UU.- Una iglesia ha empezado a enviar cartas,cobrando el diezmo a los miembros que se han atrasado en darlo, si no pagan perderán su membresía.

Una mujer, que solía asistir a la Iglesia Bautista Primitiva Monte Moriah, en Tampa, ha mostrado su incomodidad al recibir la carta de la iglesia, donde le comunican que está debiendo más de 1.000 dólares. La cantidad cubriría lo que la iglesia espera recibir como mínimo de sus miembros por un año. De lo contrario sería “retirada” de la lista.

Candace es madre soltera y comenzó a asistir a la iglesia cuando se trasladó a su dirección actual, hace unos seis meses. “Hay gente amable en la iglesia, realmente me gustó mucho estar allí”, dijo al sitio ABC News.

Sin embargo, al recibir la carta, que consideró que había una exageración por parte de la iglesia, no podía permitirse el lujo de pagar.

“Para ser un miembro activo y tener el derecho de votar en las sesiones, los adultos tienen que aportar al menos 50 dólares al mes“, dice parte de la carta. También señala que que la iglesia está en deuda, y que cada año por el aniversario, cada miembro tenía que dar $ 250. Otro evento regular de la congregación fue llamado el “día de Moria”, donde deben donar $ 150 por persona.

Cuando la mujer dio una entrevista con ABC News , informando cómo se sintió al recibir la carta de cobranza, generó gran controversia. Según el medio, Candace no fue la única que recibió una carta de cobro y estará fuera de la iglesia a causa de ella.

Las enseñanzas de la Teología de la Prosperidad se han introducido en muchas iglesias de Estados Unidos y Latinoamérica, que exigen los diezmos o pactos como una manera de recibir retribuciones económicas  bendiciones materiales. AcontecerCristiano.Net

—————-

http://www.acontecercristiano.net/2015/07/iglesia-pide-el-diezmo-miembros.html

Lo que dicen los colores de la ropa en una entrevista laboral


Lo que dicen los colores de la ropa en una entrevista laboral

El color naranja está asociado con los perfiles laborales más creativos. Su exceso está relacionado con la ansiedad.

El reclutador se fija en la postura, las expresiones y reacciones del candidato.

El reclutador se fija en la postura, las expresiones y reacciones del candidato.(Especial )

MILENIO DIGITAL 08/04/2015

Ciudad de México

Según el portal Trabajando.com a la hora de una entrevista de trabajo, el reclutador analizará cada uno de los detalles del candidato a ocupar una posición dentro de la empresa que van desde la postura, los gestos, la actitud ante las preguntas, hasta los colores de la ropa.

De acuerdo con información del portal la vestimenta debe transmitir una imagen profesional y fiable. ¿Qué dice cada color de la ropa?

Gris: habla de una persona con pensamiento más lógico y analítico.

Blanco: habla de valores como la honestidad y optimismo. Se presume que son personas organizadas.

Violeta: este color expresa equilibrio emocional, sin embargo su exceso revela cansancio.

Amarillo: su uso con prudencia, denota una persona inteligente e innovadora. Cuidado, que el exceso de este color, puede cansar la vista del entrevistador.

Azul: expresa una personalidad auténtica, serena, fiel, sincera y responsable. Además, este color manifiesta gran capacidad de trabajo en equipo.

Negro: te hará ver como una persona reservada y tranquila, pero al mismo tiempo elegante. Este color denota gran capacidad de liderazgo.

Naranja: este color se asocia con los perfiles laborales más creativos. Su exceso está relacionado con la ansiedad.

Los expertos sugieren que el mejor color que puede vestir un candidato es el azul, equilibrarlo en  25 por ciento, seguido del negro con un 15 por ciento. Sin embargo, esto varía dependiendo del perfil que busque el reclutador.

———–

http://www.milenio.com/negocios/significado_de_los_colores_de_la_ropa-colores_de_la_ropa_en_entrevista_0_496150562.html

EL FINANCIAMIENTO; ¿QUIÉN MANTUVO ECONÓMICAMENTE EL MINISTERIO DE CRISTO? Monday, 06 April 2015


EL FINANCIAMIENTO; ¿QUIÉN MANTUVO ECONÓMICAMENTE EL MINISTERIO DE CRISTO?

Monday, 06 April 2015

Por Michael McKinley y David Gibson, especial para CNN

Top4lz_sm

(CNN) – “Vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme” le dice Jesús al hombre rico en una de sus parábolas más conocidas.

Fue un mantra que él utilizó repetidamente: los pobres eran bendecidos, y que era más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. Mientras tanto, Jesús les dijo a sus doce apóstoles que dejaran sus trabajos y que lo siguieran en una misión itinerante con pocas perspectivas de tener éxito y sin medios visibles para mantenerse.

Entonces, ¿cómo hizo este grupo errante de evangelistas del primer siglo para mantenerse?

Era claro que el dinero era una inquietud y no solamente un impedimento para la salvación. En el Nuevo Testamento, el dinero se menciona en 37 ocasiones, en tanto que el “oro” es mencionado en 38 citas, la “plata” en 20 y el “cobre” en cuatro. La palabra “moneda” aparece ocho veces, “bolsa” y “denarios” –la moneda romana– se mencionan media docena de ocasiones cada una para un total de 119 referencias de divisas.

Quizás la referencia más relevante es también uno de los pasajes más cargados en el Nuevo Testamento:

Como el Evangelio de Juan lo dice, seis días antes de la Pascua, Jesús estaba en Betania, en casa de su amigo Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Una mujer llamada María toma un frasco de perfume costoso y unge los pies de Jesús. Ella seca sus pies con sus cabellos, una irresistible imagen para artistas y dramaturgos. Judas Iscariote se opuso a esta acción.

“¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres?”,   pregunta Judas.

Aunque 300 denarios era el salario anual de un trabajador, Jesús le dijo a Judas que la dejara en paz, y anunciando su destino, dijo que la unción sería útil para su sepultura, y además, “a los pobres siempre los tendréis con vosotros” –pero Jesús no siempre estaría allí.

Un ministerio de bajo presupuesto

Lo que ese pasaje deja en claro es que la comunidad de Jesús tenía una bolsa común porque necesitaban dinero para sobrevivir.

Entonces, ¿cuánto?

“Me imagino que el ministerio funcionaba a nivel de subsistencia”, el rabino Joshua Garroway, profesor de Cristianismo primitivo y la Segunda comunidad en el Hebrew Union College en Los Ángeles.

Jesús y sus discípulos caminaban, vestían lo que tenían, dormían al aire libre o se hospedaban en casas de sus amigos. Comían lo que pescaban o lo que otros les compartían.

“Me atrevo a adivinar que la súplica y la hospitalidad bastaron para satisfacer las necesidades básicas de Jesús y los compañeros con quienes viajaba”, dijo Garroway.

Garroway dijo que era posible, incluso probable, que Jesús y sus seguidores recibieran donaciones de sus adeptos y posiblemente algunas considerables de ciertas personas ricas que habían sido atraídas a su ministerio a pesar de –o quizás debido a– su predicación acerca de los peligros de la riqueza.

El Evangelio de Lucas nos deja ver la manera en que funcionaba el ministerio de Jesús a un nivel práctico:

“Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios,   y los doce con él, y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios, Juana mujer de Chuza intendente de Herodes, y Susana, y otras muchas que le servían de sus bienes”.

Así que, según Lucas, las mujeres que Jesús había sanado, a su vez, le proveyeron de sus “bienes”, y de ellas María Magdalena y Juana llaman nuestra atención… una debido a su esposo, y la otra, por su importancia en la historia de Jesús.

Juana era una mujer de clase alta, casada con un hombre que era inteligente y suficientemente capaz para encargarse del complicado hogar de Herodes Antipas, hijo de Herodes el Grande, el violento y ambicioso jefe de Judea.

Como parte de este volátil pero poderoso hogar, Juana estaría en una posición única para ayudar a Jesús con sus recursos, ya que ambos eran adinerados y tenían conexiones con el palacio. Ella se ocupa de él durante su vida, y los Evangelios nos dicen que, después de su muerte, ella fue una de las tres mujeres que fueron a su tumba y la encontraron vacía.

Proveedores financieros clave  

Esa mañana estaba junto a ella María Magdalena, a quien también se le identificaba –entre otras cosas– como una proveedora financiera de Jesús. María probablemente venía de la próspera ciudad de Magdala, en el Mar de Galilea. Como el hogar de una próspera industria pesquera, así como también trabajos con tintes y textiles, María podría haber venido de una familia acomodada… o haber sido una exitosa mujer de negocios.

Cuando los Evangelios hablan de su “ministerio” con Jesús, estos explican que ella era una de las figuras clave en la misión cotidiana de Jesús, continúa diciendo Goodacre. Junto con otras mujeres como Juana y Susana, ella fue una de quienes hicieron que su misión fuera posible.

Junto con estas mujeres, hombres como José de Arimatea y Nicodemo, ambos hombres de mucha importancia y riqueza, pueden haber intervenido para ayudar a financiar el ministerio de Jesús.

Los Evangelios revelan que estos dos hombres eran ricos y que apoyaron a Jesús… de hecho, fue José quien bajó a Jesús de la cruz el Viernes Santo, quien ungió su cuerpo con la ayuda de Nicodemo, y quien lo colocó en el sepulcro que José había preparado para él mismo.

Después de la resurrección, en ese primer Domingo de Pascua, el movimiento que inició Jesús creció exponencialmente, y la relación de la iglesia con el dinero creció de manera más complicada puesto que las necesidades crecieron.

Michael McKinley es el coautor, junto con David Gibson, del libro “Finding Jesus: Faith. Fact. Forgery: Six Holy Objects That Tell the Remarkable Story of the Gospels”.

Nota de Fuerza Latina; Esta publicacion no es necesariamente de la aprobacion de nuestra redaccion.  Usted juzgue segun su conocimiento biblico.

Fuente: (CNN)

http://www.fuerzalatinacristiana.com/index.php/noticias/item/2344