El pecado de Sodoma parte 4


El pecado de Sodoma parte 4

por Paulo Arieu

sodoma

imagen n0

En este artículo comentaré acerca de la abundancia de pan que había en Sodoma, siguiendo el pasaje de Ezequiel 16:49-50 que estamos analizando. Sodoma, se había convirtido en poco tiempo en una ciudad densamente poblada. En Génesis 13:10 dice que esta región era “bien regado por todos lados… como el jardín de Dios”, no dejando dudas que era una región bellísima y muy próspera, que se dedicaba activamente al comercio (Lucas 17:28). Sodoma y Gomorra estaban situadas muy cerca una de la otra, en una llanura. Evidentemente, Sodoma estaba edificada sobre una tierra muy rica y fértil. Su gente era económicamente próspera y su estatus social era alto (Genesis 14:11,23). Sus habitantes no tenían escasez de alimento o agua ya que su tierra era muy bien regada por los ríos que la cruzaban. Próximo a estas ciudades se encontraba un valle, llamado Valle de Sidim, en el que abundaban los pozos de asfalto, cercano al Mar Salado (Mar Muerto). Esas características fueron las que atrajeron a Lot y lo hicieron escoger ese lugar para habitar. Pero la abundancia de progreso económico los llevó a ensoberbecerse y a vivir de espaldas al Creador,e incluso atrajo la codicia de otros reyezuelos que saquearon Sodoma, teniendo que intervenir Abraham para recuperar los bienes saqueados y a sus sobrino Lot que había sido capturado y llevado cautivo (Génesis 14).

Sodoma, era la más bella entre las ciudades del valle del Jordán. Allí florecía la abundante vegetación de los trópicos.  Abundaban la palmera, el olivo y la vid, y las flores esparcían su fragancia durante todo el año. Abundantes mieses revestían los campos, y muchos rebaños cubrían las colinas circundantes.  El arte y el comercio contribuían a enriquecer la orgullosa ciudad de la llanura. Los tesoros del oriente adornaban sus palacios, y las caravanas del desierto proveían sus mercados de preciosos artículos.  Con poco trabajo mental o físico, se podían satisfacer todas las necesidades de la vida, y todo el año parecía una larga serie de festividades.

Evidentemente estas ciudades eran muy comerciales, eran metrópolis que se dedicaban a los negocios, a ganar dinero y acumular riquezas. Podríamos decir, jocosamente, que eran accionistas de empresas inmobiliarias pues la Biblia menciona en Lucas 17:28, que plantaban y edificaban, compraban y vendían: !eran corredores de bolsas, quizás compraban y vendían acciones, como si fuese la bolsa de valores de Wall Street! Así de próspera era Sodoma.

El Diccionario de la Santa Biblia,describe ese lugar y dice que:

La región en donde estaba Sodoma y las otras Ciudades de Pentápolis era tan fértil y amena, que parecía un Paraíso terrenal; pero después del incendio quedó horrible y despoblada, llena de sal, azufre, betún y cenizas, y no volvió jamás á producir cosa verde, ni fruto, según se deduce del Deuteronomio 29:23 y Sofonías 2:9. Flavio Josefo dice que las llamas no llegaron al campo contiguo á las ciudades , y que se veían aún en su tiempo vestigios de ellas; pero que las frutas que producía aquel terreno, aunque hermosas á la vista, se reducían á ceniza luego que las tocaban.[0]

Ezequiel cita que luego del pecado de soberbia, el cual describí en el artículo anterior, viene la abundancia de pan, lo que trajo como consecuencia abundancia de ocio (que describiré en el próximo capítulo) y depravación moral. Aunque realmente no hay nada malo en poseer dinero, propiedades y bienes materiales (mientras no permitamos que esos bienes se conviertan en sustitutos de Dios), Cristo nos advierte que: “No pueden servir al mismo tiempo a Dios y al dinero” (Mateo 6:24). En el Antiguo Testamento leemos que personajes como Job,Abraham,Lot,José y otros más, eran muy prósperos. Es más, en Deuteronomio 28 (versos 1-14), como resultado del Pacto, si el pueblo de Dios era fiel se prometían bendiciones económicas muy abundantes y crisis económica si desobedecían sus leyes (versos 15ss) Pero también se insiste mucho en que debían escoger entre Dios y los ídolos o falsos dioses.

El dinero o los bienes materiales de este mundo no son malos en sí mismos, pues nos han sido proporcionados por nuestro Creador; esto significa que Dios es el Dueño del oro y de la plata, dijo el profeta Hageo (Hageo 2:8) y nosotros somos solamente “administradores” de esos bienes que pertenecen a Dios (Mateo 25:14-30). De allí que cuando seamos juzgados se nos tomará en cuenta cómo hemos administrado los bienes que Dios nos ha encomendado (Lucas 16:2). “El amor al dinero es la raíz de todos los males” (1 Timoteo 6:10), escribió San Pablo; nuestro amor y consagración tiene que dirigirse a Dios y no poner nuestra esperanza en la abundancia de los bienes materiales. Jesús nos advierte:Créanme que a un rico se le hace muy difícil entrar al Reino de los Cielos” (Mateo 19:23). Se refería el Señor a esos ricos que aman tanto al dinero, que lo prefieren a Dios, como el famoso relato del joven rico que no quiso dejar su dinero y sus bienes para seguirlo a Jesús como discípulo (Mateo 19:16;Marcos 10.17-31; Lucas. 18.18-30).

César Vidal explica que

El segundo paso en la degeneración de una cultura que no sabe reconocer el lugar de Dios es no saber reconocer tampoco el lugar que los bienes materiales tienen en nuestra vida. Los bienes materiales son buenos y constituyen ciertamente una bendición de Dios, pero cuando sustituyen a Dios en el primer lugar que debemos reservarle en nuestro razón resultan tan repugnantes como el acto de inclinarse ante una imagen para rendirle culto. [1]

La abundancia general dio origen al lujo y al orgullo.  La ociosidad y las riquezas endurecen el corazón que nunca ha estado oprimido por la necesidad ni sobrecargado por el pesar.  El amor a los placeres fue fomentado por la riqueza y la ociosidad, y la gente se entregó a la complacencia sensual. Podemos imaginarnos que reinaban en Sodoma el alboroto y el júbilo, los festines y las borracheras, junto a las más viles y brutales pasiones desenfrenadas.  De este modo, los habitantes desafiaban públicamente a Dios, y encontraban deleite en los actos de violencia. Aunque tenían ante sí el ejemplo del mundo antediluviano, y sabían cómo se había manifestado la ira de Dios en su destrucción, sin embargo, seguían la misma conducta impía Génesis 6:5-7). Cuando Lot se trasladó a Sodoma, la corrupción aún no se había generalizado, y Dios en su misericordia permitió que brillasen rayos de luz en medio de las tinieblas morales (2 Pedro 2:8).Pero Lot no pudo cumplir con el propósito de redimir estas comunidades paganas. Eran ciudades prósperas, pero en algunas décadas se llenaron de prácticas de placeres sensuales,de corrupción y de maldad. En Sodoma, la vida se hacía bastante fácil ya que con poco trabajo mental o físico se podían satisfacer las más elementales necesidades de la vida diaria.  

La ciudad de Sodoma tenía muros de protección en las que sus ciudadanos al estar dentro estaban protegidos, pero de sus pobladores dice la Biblia que eran pervertidos, y sus moradores eran malos. La abundancia general y el derroche de prosperidad dio origen a la lujuria y al orgullo soberbio. He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso. Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí, y cuando lo vi las quité.” (Ezequiel 16:49-50 RV 1960). La abundancia de pan en Sodoma se convirtió en “un signo de degeneración espiritual y no de bendición divina”[2],lamentablemente. Y Dios la destruyó. Tener riquezas no necesariamente es algo malo, pero si es malo olvidarse del Dios que da las riquezas y llenarse de orgullo idolátrico.

imagen n0. http://www.noticiasfinales.com/2016/04/19/la-nasa-afirma-que-sodoma-y-gomorra-fueron-arrasadas-por-un-bombardeo-cosmico/

Notas

[0] José Armesto y Goyanes. (1791). El Diccionario historico, cronologico, geografico y universal de la Santa Biblia, pag. 250. Oficina de Blas Roman.
[1] Vidal, Cesar. (2017).El Pecado de Sodoma. Ideología de Género y crisis.p.21 Segunda edición.Colección Metanoia. Editorial Jucum.Texas,EE.UU.

[2] Ibid

Bibliografía consultada

  • Catholic.net. ¿Es pecado tener dinero y bienes materiales? Obtenido de http://es.catholic.net/op/articulos/53879/cat/13/es-pecado-tener-dinero-y-bienes-materiales.html#modal
  • José Armesto y Goyanes. (1791). El Diccionario historico, cronológico, geográfico y universal de la Santa Biblia. Oficina de Blas Roman.
  • Packer,J.I. &Tenney,M.G. & White,W. (1982). El mundo del Antiguo Testamento. Editorial Vida.Miami, Florida.EE.UU.
  • Vidal, Cesar. (2017).El Pecado de Sodoma. Ideología de Género y crisis. Segunda edición.Colección Metanoia. Editorial Jucum.Texas,EE.UU.

En EEUU, la gente pobre vive hasta 14,6 años menos que los ricos


En EEUU, la gente pobre vive hasta 14,6 años menos que los ricos

Un estudio constata los efectos de la desigualdad en la esperanza de vida de la población.

La pobreza suele asociarse con la privación a secas, pero un estudio ha demostrado que también quita años de vida. En EEUU, los hombres más pobres pueden vivir hasta 14,6 años menos que los ricos; y las mujeres pobres hasta 10 años menos que las ricas. Los autores de la investigación, del MIT, esperan que esta de lugar a un amplio debate sobre políticas aplicables.

Los 20 más ricos tienen más plata que 152 millones de personas en EEUU


Miércoles 09 de Diciembre 2015

Los 20 más ricos tienen más plata que 152 millones de personas en EEUU
La extrema desigualdad es un campo minado para la cohesión social y económica

Los 20 más ricos tienen más plata que 152 millones de personas en EEUU
La desigualdad está provocando protestas en todo el país y una mayor polarización política./Shutterstock
FOTO: SHUTTERSTOCK

Las cifras de la desigualdad revelan un mundo de extremos dignos de novelas  de ciencia ficción. Pero no, no es ficción. Es una realidad muy dura que lo es aún más para las minorías del país, según ha verificado el Institute for Policy Studies (IPS) en su estudio Bonanza de Multimillonarios. Uno de los puntos que más llaman la atención de este informe es que las 20 personas más ricas de EEUU, un grupo que cabe en un avión privado, tienen más patrimonio (activos menos deudas) que 152 millones de personas que viven en 57 millones de hogares en el país.

Unos son los súper súper ricos con un patrimonio total valorado en $732.100 millonesy los otros son la mitad de la población con el porcentaje de ingresos más bajos. Hay que recordar que en EEUU viven unos 320 millones de personas. Entre los más ricos, y según la lista elaborada por este Instituto — basada en los ranking de Forbes–, están losfundadores de ocho grandes corporaciones como Bill Gates (cofundador de Microsoft), Larry Ellison (Oracle), Jeff Bezos (Amazon), Marck Zuckerberg (Facebook), Michael Bloomberg (Bloomberg), Larry Page y Sergei Brin (Google) y Phil Knight (Nike).

También hay herederos de adineradas y empresariales familias como los hermanos Koch, parte de la familia Walton (Walmart) y de la familia Mars además de inversionistas como Warren Buffet y Feorge Soros. El dueño de casinos Sheldon Adelson también está en la lista.

Según los cálculos del informe de IPS, los 100 más ricos del ranking de Forbes 400 tienen tanto patrimonio como toda la población afroamericana y solo dos personas en el total del ranking son de esta raza, Oprah Winfrey y el inversionista Robert Smith. Y ¿Cómo se compara con la situación en el caso de los latinos?. Las 186 personas más ricas de la lista de Forbes 400 tienen tanto dinero como toda la población latina y solo hay cinco miembros de esta minoría en el ranking total. Se trata del empresario de bienes raíces Jorge Pérez, el empresario deportivo Roberto Moreno y tres miembros de la familia Santo Domingo.

Los miembros del ranking de Forbes 400 tienen $2.34 billones de dólares es decir, más que el 61% de la población que forma la base de la pirámide de ingresos, es decir 194 millones de personas.

Las cifras evidencian la fragilidad y la erosión de la clase media y especialmente entre los miembros de las minorías negras y latinas. Como promedio, un hogar blanco tiene un patrimonio de $141,900 cuando en uno afroamericano la cifra cae a $11,000 y en un latino se queda en $13,000. Es algo que expone cómo las familias de estas minorías sufrieron más que nadie la crisis generada por las hipotecas subprime, al tener mucho de su dinero invertido en sus casas. Además fueron los que antes se quedaron sin trabajos durante la Gran Recesión y sin red familiar por falta de patrimonio heredado.

Quienes tienen acciones y no solo casas, son los que más rápidamente se han recuperado de la crisis porque los mercados llevan años con fuertes alzas. Según el informe del IPS, publicado el miércoles, aunque el 1% más adinerado también perdió mucho dinero durante la crisis y las caídas de los mercados, sus fortunas se han recuperado con la fuerte subida de las Bolsas.

Para los autores de este estudio, Chuck Collins y Josh Hoxie, la desigualdad es muy importante porque “corroe el sistema democrático y la confianza pública“. Las conclusiones de estos dos academicos es que una desigualdad tan pronunciada priva de los derechos políticos ya que los que donan más dinero ganan más voz en los procesos electorales. En las elecciones presidenciales de 2016 solo 158 personas fueron responsables de la mitad de las contribuciones de campaña.

Además, la falta de cohesión social juega en contra de la salud pública porque en las comunidades más débiles hay enfermedades como el asma, la obesidad, discapacidades mentales que son más prevalentes porque los estándares de vida son más frágiles. Los autores de este estudio apuntan también que las desigualdades extremas rompen las comunidades y crean divisiones sociales. “Los ricos y el resto viven en universos paralelos y están más polarizados por clase y raza“.

Finalmente esta situación contribuye a una mayor inestabilidad económica y política además de hacer pedazos los principios de igualdad y oportunidad.

Las soluciones, según Collins y Hoxie pasan por una mejor red social y mejoras económicas para los trabajadores, un mayor énfasis en políticas fiscales más justas con una tributación progresiva que equipare la ganancias de capital a las del trabajo por ejemplo, cierre agujeros fiscales arpovechados por los adinerados y se acaben los paraísos fiscales entre otras medidas.

——————-

http://www.eldiariony.com/2015/12/02/los-20-mas-ricos-tienen-mas-plata-que-152-millones-de-personas-en-eeuu/

Papa Francisco y la riqueza: ¿Integridad o hipocresía?


Papa Francisco y la riqueza: ¿Integridad o hipocresía?
Las frases del sumo pontífice en relación con el dinero dejan mucho que desear, no sabemos si es por ignorancia o por irracionalidad

MARÍA MARTY 8 OCTUBRE, 2015

Las críticas del papa Francisco al dinero, coloca al hombre como una víctima, quitándole su poder de decisión. (Hondudiario.com)

Después de escuchar las palabras del papa Francisco en relación con la riqueza, uno no puede dejar de preguntarse qué hay exactamente detrás de las mismas.+

Siendo el representante de Dios, para los millones de católicos que habitan el planeta, el papa tiene un poder enorme cada vez que se dirige a sus feligreses. Sobre todo cuando, para la religión, el componente “fe” en relación con el componente “razón”, es muy alto al momento de adoptar una idea como real.+

La iglesia siempre ha pregonado su devoción por la pobreza (aún cuando el Vaticano posee una de las mayores fortunas del mundo), con lo cual no es llamativo que Francisco continúe con el mensaje. Podría incluso hablarse de integridad de su parte, al mantenerse firme a este apego, en una sociedad que parece ansiosa por salir de ella. Puede ser también que solo esté repitiendo un discurso que viene de una época en la cual la riqueza se obtenía a punta de espada, conquistando tierras, luego de sangrientas batallas, lo cual dejaba a la pobreza como única alternativa moral.+

Pero las cosas han cambiado, y en el mundo civilizado existen varias alternativas a la guerra, o el robo, para obtener riqueza. La creación de la misma es una de ellas. Y la ignorancia de este hecho tampoco es una excusa válida para las palabras de Francisco, quien dijo:+

“El dinero es el excremento del diablo”.

El dinero es una consecuencia y no una causa. Tener dinero puede ser consecuencia de las mejores virtudes de un hombre (su productividad, su creatividad, su perseverancia); o de sus peores vicios (robo, estafa, chantaje). Puede ser la consecuencia de la suerte (haber encontrado un tesoro enterrado), o de una desgracia (la pérdida de un familiar querido que deja una fortuna). El ser rico o ser pobre no dice nada del carácter de un individuo.+

En cambio, la causa de la riqueza o de la pobreza sí puede ser tildada de moral o inmoral. ¿Un hombre ha creado riqueza utilizando su mente, desarrollando una habilidad y manteniendo su honradez e integridad durante el proceso? ¿Lo ha hecho siendo un gobernante sin ningún tipo de escrúpulos, negociando favores y tomando ventaja de su posición?+

¿Cuál es la causa de que un hombre se mantenga pobre? ¿La pereza y negación a hacerse cargo de su propia existencia? ¿La corrupción del sistema en el que vive, que no respeta su derecho de propiedad, quitándole todo lo que produce?+

Estas son las preguntas que hay que responder para hacer un juicio moral.+

Hay gente que arriesga su vida para escapar de la pobreza. Hay otra gente que trabaja, entrena, crea, persevera, arriesga. Y como resultado obtiene mucho dinero.+

Vaya a decirle a los miles de cubanos que mueren en el mar que se apeguen a la pobreza. Vaya a decirle a Roger Federer, a Henry Ford, a Steve Jobs, a Michael Bublé, o a J.K Rowling, que el dinero que han ganado viene de la parte trasera del diablo.+

En palabras de Ayn Rand: ¿Alguna vez se preguntaron cuál es el origen del dinero? El dinero es un instrumento de cambio que no puede existir a menos que existan bienes producidos y hombres capaces de producirlos […] El dinero se crea antes de que pueda ser robado o mendigado; es creado por el esfuerzo de cada hombre honrado hasta el límite de su capacidad”.+

La riqueza pauperiza”. “El dinero corrompe”. —Papa Francisco

La riqueza, como el alcohol, no cambia a un hombre. Simplemente lo delata.+

Lo que un hombre hace, siendo rico, es exactamente lo mismo que hubiera hecho siendo pobre. Si un hombre rico decide gastar su dinero en prostitución, en donaciones, en inversiones, en recorrer el mundo, o en crear una empresa, no es el dinero sino sus valores los que determinan su elección.+

“El dinero es solo un instrumento. Te llevará donde desees, pero no te sustituirá como conductor. Te dará los medios para la satisfacción de tus deseos, pero no te proveerá con deseos”, dijo Rand.+

Poner al dinero como causa de la degradación de un hombre, es darle al hombre el rol de víctima y al dinero de victimario. Es quitarle a un ser vivo, racional, con voluntad, con poder de decisión, toda responsabilidad en el asunto. Es poner la carga en un elemento sin vida, sin voluntad, sin elección e inventarle poderes mágicos. Es revertir la ley de causalidad. Es desconocer las leyes básicas de la naturaleza. Es pura irracionalidad.+

“Hay que distribuir la riqueza”. —Papa Francisco

¿En qué quedamos? El dinero es el excremento del diablo y la riqueza pauperiza, ¿pero hay que distribuirla?+

Hipocresía. Y ni hablar cuando habla mal del “sistema económico que tiene como ídolo al dinero”, sin por supuesto, animarse él mismo a darle nombre, pero dejando la puerta abierta para que los periodistas lo hagan: “El capitalismo salvaje”.
+

El capitalismo es el único sistema que ha permitido al hombre crear riqueza, acabando con siglos de hambre, oscuridad y muerte; y mejorando la vida de millones de personas. Es el único sistema en el cual el hombre que desea ser rico debe sacar lo mejor de sí mismo, ofrecerlo en el mercado y lograr que al mercado le guste su oferta.

+

No puede forzarlo. No puede violar. No puede esclavizar. Solo puede ofrecer y seducir. Los derechos individuales de las personas están protegidos por la ley.+

Por el contrario, en un país cuyo marco jurídico es hostil a la propiedad privada, a la libertad, a la creación de riqueza, ¿qué opciones les queda a sus ciudadanos para ganar dinero y poder sustentar su vida?+

Si no conocen la respuesta, pregúntenle a un cubano.+

Si lo que el papa está haciendo es pedir a hombres corrompidos que distribuyan excremento del diablo para paliar el hambre, tendríamos entonces que poner en juicio su sanidad mental. Pero no, ¿no es cierto? Lo que el papa en realidad está haciendo es pedir a hombres inteligentes e independientes que se hagan cargo del resto, distribuyendo la riqueza creada por ellos mismos, bajo un sistema que les aseguró libertad y respeto por sus derechos.+

Ya que va a extender la mano para pedir una porción, debería al menos tener la honestidad de guardar el látigo y pedirla por favor.+

Termino esta columna citando una vez más a Ayn Rand:+

“Huye por tu vida del hombre que te diga que el dinero es malvado. Esa frase es la campanilla de leproso de un saqueador acercándose. Mientras los hombres vivan juntos en la tierra y necesiten un medio para tratar unos con otros, su único sustituto, si abandonan el dinero, es el cañón de una pistola.”

María Marty
Maria Marty es argentina, licenciada en Comunicación Social, guionista y libertaria. Es la directora ejecutiva de la Fundación para la Responsabilidad Intelectual (FRI)
————
http://es.panampost.com/maria-marty/2015/10/08/papa-francisco-y-la-riqueza-integridad-o-hipocresia/