Consumado es parte 4 – Cambio geopolítico – religioso


Consumado es parte 4 – Cambio geopolitico – religioso

Autor:Paulo Arieu

Introducción

  • “… no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.”(Ro. 1:16)

Al momento de la muerte de Cristo, y con el transcurrir de los primeros años, se fue produciendo un cambio geopolítico religioso. Israel dejaría de ser el epicentro de la religión de Dios y Occidente se transformaría en el motor de las misiones cristianas y en el epicentro principal de la cristiandad,con base en Grecia y en Roma,principalmente. Los cristianos que en Hechos 6 se llaman “griegos”, aunque eran en realidad judíos, eran sin embargo judíos que sentían cierta simpatía hacia algunos elementos de la cultura griega. Puesto que fue contra estos cristianos que primero se desató la persecución en Jerusalén, fueron ellos los que primero se esparcieron por otras ciudades, y fue por tanto a ellos que se debió la llegada del mensaje cristiano a esos lugares.

Daniel R.Sanchez, en su libro Evangelizaciòn en la iglesia primitiva, señala que

una convergencia de factores (o caminos) contribuyeron hacia la expansiòn sorprendente del evangelio en el siglo I. El afirma que «la pax romana permitió que los cristianos (ej.Pablo) se trasladaran en forma segura y ràpida (por medio del sistema de caminos del imperio)  a fin de comunicar el evangelio.La cultura griega, con un idioma que se usaba ampliamente, con sistemas de pensamiento muy respetados y aùn con las contribuciones de los filòsofos griegos contribuyeron a una preparaciòn para el evangelio sobre la cual los cristianos pudieron construir a fin de evangelizar a la gente. Ademàs de esto, estaba la religiòn judìa con su ènfasis monoteìsta, sus valores èticos, la adoraciòn en la sinagoga, la lectura de las escrituras y el celo por ganar adeptos.Todo ello preparò el camino para la expansiòn ràpida del evangelio en Jerusalen, en Judea,en Samaria y hasta lo ùltimo de la tierra.[1]

Universalidad del evangelio

Si leemos bien la biblia, veremos que los gentiles, a menudo, son objeto de una descripción positiva en el Evangelio.Eran los farisesos quienes los detestaban,no Dios.Esto es un punto importante para entender porque Dios cambio el foco misionologico de Israel a los gentiles.

Pronto la nueva fe comenzó a extenderse más allá de los límites del judaísmo. Por la obra de Felipe se convirtieron Simón el mago y el eunuco etíope. Hechos no nos dice claramente si alguna de estas personas era gentil, y por tanto cualquier conjetura en ese sentido resulta aventurada. Pero ya en el capítulo diez aparece el episodio de Pedro y Cornelio, en el que Pedro, tras recibir una visión que le ordena hacerlo, bautiza al gentil Cornelio y a “muchos que se habían reunido” con él. Cuando Pedro regresó a Jerusalén, la iglesia de esa ciudad le pidió una explicación de lo sucedido, y Pedro les contó acerca de su visión y de cómo Cornelio y los suyos habían recibido el Espíritu Santo. Ante esta explicación, los de Jerusalén “glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!” (Hch. 11:18).

A renglón seguido, el libro de Hechos nos cuenta cómo sucedió algo parecido en Antioquía, pues algunos cristianos procedentes de Chipre y de Cirene empezaron a predicarles a los gentiles. Al oír acerca de esto, la iglesia de Jerusalén envió a Bernabé para que viera lo que estaba teniendo lugar. Y Bernabé, cuando “vio la gracia de Dios, se regocijó” (Hch. 11:23).

Luego, lo que todo esto nos da a entender es que, aunque la primera expansión del cristianismo tuvo lugar a través de los cristianos de tendencia helenizante que tuvieron que huir de Jerusalén, la iglesia en la Ciudad Santa le dio su aprobación a la misión entre los gentiles. Naturalmente, esto no resolvió todos los problemas, pues siempre quedaba la cuestión de hasta qué punto los gentiles conversos al cristianismo debían supeditarse a la Ley de Israel.

Tras algunas vacilaciones la iglesia de Jerusalén aceptó a sus hermanos en Cristo sin “imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación” (Hch. 15:28–29).

Pero, como sabemos por las epístolas de Pablo, esto no resolvió todo el problema, pues por algún tiempo siguió habiendo quienes insistían en que para ser cristiano había que circuncidarse y cumplir toda la Ley.

Para la teología del judaísmo, prevaleciente en el primer siglo, los pueblos de la tierra son extraños, alejados de Dios y no son tomados en cuenta para nada. Están condenados a un futuro sin Dios y sin sus bendiciones. Las etnias o naciones, bajo esa óptica, son impuras, incluyendo sus mujeres, sus hijos, sus casas, sus tierras. Sin embargo, de estas mismas etnias, dice Pablo, Dios genera coherederos y beneficiarios por fe de la promesa, miembros del mismo cuerpo y copartícipes de las bendiciones designadas para los escogidos de Dios. Y esto de acuerdo a las “insondables riquezas de Cristo” (3:8) y conforme al “plan del misterio escondido desde los siglos en Dios, el creador de todas las cosas” (3:9).[0]

Antecedentes durante el ministerio de Jesús.

La universalidad del evangelio y su extensión a todas las naciones es también un tema muy  importante en Lucas.  Padilla, sostiene que la clave para entender su misionología es que «todo el mundo verá la salvación del Señor»[3], como expresó según Lucas, Juan el bautista. (cf. Luc. 3:6-8 DHH). Este hecho vemos que fue cumplido por la misión de Jesús y de la iglesia. El propósito de la misión de Jesús era universal, pero su ejecución fue incompleta: Jesús no predicó a muchos gentiles, aunque este aspecto de la misión se prefigura enfáticamente en todo el Evangelio.

El Reino anunciado por Jesús surge o principia en la Galilea de los gentiles—las etnias (Is. 9:1). Era una región subdesarrollada, con gente que padecía la injusticia del sistema romano en convenio con los gobernantes judíos. La concentración ministerial de Jesús fue entre los humildes y marginados, lo cual no significa en manera alguna que no tenía un mensaje o un interés por los grandes de la tierra, pero estos también debían aprender lo que
significa ser parte del Reino de Dios.  Galilea era una sociedad mixta, orientada hacia el comercio. Tenía sus debilidades sociales y una teología nada fiel a los patriarcas del Génesis. La gente mantenía una distancia enérgica de la jerarquía político-religiosa de Jerusalén. En tiempos de Jesús, el desprecio hacia Galilea queda descrito en las palabras de Natanael, “¿Puede venir algo bueno de Nazaret?” (Jn. 1:4-6) y en la respuesta de los fariseos a Nicodemo: “Escudriña y ve que de Galilea nunca se ha levantado profeta” (Jn. 7:52).  [5]

Para Marcos, “el hecho de que Jesús viniese de Galilea y no de Jerusalén parece estar cargado de un profundo sentido teológico. Ve en Jesús al eterno Hijo de Dios que se hizo “un nadie” para levantar a la humanidad de la nada y de hacer posible una nueva creación… “.[6] Simeón profetizó que Jesús iba a tomar el papel del Siervo del Señor como una luz a las naciones (“La cual has preparado en presencia de todos los pueblos”, Lc. 2:31 RV 1960).

La genealogía que aparece en Lucas, y que es distinta de la del evangelio de Mateo, muestra la herencia común de Jesús con toda la humanidad, ya que inicia el árbol genealógico no desde Abraham sino desde Dios mismo, el padre de todo ser humano (Luc. 3:23ss). En el sermón de Nazaret, Jesús señaló el hecho de que en los días de Elías y Eliseo se sanaron dos gentiles. Lo que Cristo les comunicó, “fue que Dios no era solamente el Dios de Israel sino también, y de la misma manera, el Dios de los gentiles”, explica Padilla.[2]

Jesús mismo sanó también a algunos gentiles: el siervo del centurión y el hijo de una mujer gentil (Luc. 7:1–16). Lucas es el único de los sinópticos que registra que el leproso que le dió las gracias a Jesús era samaritano (Luc. 17:11ss.).Aunque Mateo, registra la expresión de Jesús, cuando Él dijo que había sido enviado a las ovejas del Pueblo de Israel (“….No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.”,Mat.15:24b RV 1960). Pero aun asi, Él tuvo misericordia de los no judíos también.

La misión a los samaritanos, sugiere una ruptura fundamental con las actitudes judías tradicionales. Finalmente, Lucas ubica el envío de los setenta (o setenta y dos) junto a las maldiciones para las ciudades impenitentes. Probablemente este envío prefigura la misión a los gentiles y su proximidad con el relato de las maldiciones parece implicar que, si las ciudades no se arrepienten, el evangelio se predicará a los gentiles, representados por Tiro y Sidón (Luc. 10:1–23). Pablo y Bernabé se hacen eco luego de esto en Hch. 13:46 cuando les dicen a los judíos en Antioquía de Pisidia: «nos volvemos a los gentiles» (Hch. 13:46 RV).

Crucifixión

  • Era la preparación de la pascua, y como la hora sexta. Entonces dijo a los judíos: !!He aquí vuestro Rey! Pero ellos gritaron: !!Fuera, fuera, crucifícale! Pilato les dijo: ¿A vuestro Rey he de crucificar? Respondieron los principales sacerdotes: No tenemos más rey que César.” (Jn.19:14-15 RV 1960)

Que ironía! Los romanos confiesan a Jesús (sarcásticamente), como rey y los judíos al Cesar como rey.  Aunque los romanos no tenían rey en esa época. Tibero Cesar Augusto, también conocido como Tiberio Claudio Nerón era el Cesar en aquella época. Los evangelios mencionan que durante el reinado de Tiberio Jesús de Nazaret fue ejecutado por órdenes del gobernador de Judea, Poncio Pilatos. En la Biblia, el nombre de Tiberio se menciona únicamente en una ocasión en el evangelio según san Lucas, en una parte en la que mencionan el ascenso de Juan el Bautista al servicio público, aunque se cita en numerosas ocasiones el nombre de César, aunque no se hace referencia explícita a Tiberio.[8]

Dice Lucas, que

  • ” En el año decimoquinto del imperio de Tiberio César, siendo gobernador de Judea Poncio Pilato, y Herodes tetrarca de Galilea, y su hermano Felipe tetrarca de Iturea y de la provincia de Traconite, y Lisanias tetrarca de Abilinia” (Luc.3:1 RV 1960)

“Tengo sed”, que fue  escuchado por un soldado romano cercano, quien le ofreció prontamente “vinagre” (Luc.19:28-29 RV 1960)

Juan, que fue testigo visual, cita que vio cuando otro soldado romano le clavó una lanza. Este soldado, se le conoce con el nombre de Longinos, y según una tradición se habría convertido al cristianismo.

  • ” Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.Y el que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero; y él sabe que dice verdad, para que vosotros también creáis.Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliese la Escritura: No será quebrado hueso suyo.Y también otra Escritura dice: Mirarán al que traspasaron.” (Jn. 19:34-37 RV 1960)

Mateo cita que un delincuente a su lado en la cruz, le confiesa irónicamente como rey

  • “A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar; si es el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, y creeremos en él.” (Mat. 27:42 RV 1960)

Pilatos y un soldado romano,opinando sobre el cuerpo de Cristo

  • “Entonces Pilato mandó que se le diese el cuerpo” (Mat.58b RV 1960)

Los soldados romanos lacraron el sepulcro para que nadie lo violase, ni quitase el cuerpo muerto.

  • “Entonces ellos fueron y aseguraron el sepulcro, sellando la piedra y poniendo la guardia” (Mat. 27:66 RV 1960)

Magdalena, discípula y primer testigo de la resurrección. “Su nombre hace referencia a su lugar de procedencia: Magdala, localidad situada en la costa occidental de lago de Tiberíades.”[9] Magdalena no es un apellido, sino un toponímico. Se trata de una María de Magdala, ciudad situada al norte de Tiberíades. Magdala, la ciudad natal de María, estaba a tres millas de Capernaúm.[10] Su nombre esta pronunciado en arameo o en griego, en la biblia,segun cita la enciclopedia catolica [11] En los origenes filiatorios de esta discipula, vemos un mensaje profético a las naciones.  [12] Incluso hay leyendas posteriores que la ubican en Efeso (probablemente) o en Francia [13]

  • ” Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas.” (Jn.20:18 RV 1960)

Evangelización primaria de los apóstoles a los gentiles

Quiero que recordemos lo que cita Michael Green, que:

Nadie podía ser un «hijo de Abraham» en su sentido más pleno a menos que hubiese nacido judío. La Mishná dice que el prosélito debía orar así en la sinagoga: «Oh Dios de vuestros padres»; él no era, ni nunca podría serlo, un igual con los judíos.[14]

Obviamente, en Hechos la misión a los gentiles es más prominente. En el día de Pentecostés (Hch. 2:8–11) están presentes muchos pueblos no judíos, y de ellos surgen tres mil personas que llegan a ser miembros del pueblo de Dios (Hch. 2:41). La inclusión de los gentiles en las filas de la iglesia crece con la conversión de Cornelio y su familia, y el subsecuente regocijo (Hch. 10:1–11, 18).

La misión a los gentiles había llegado a un punto muy importante cuando Pablo arribó a Roma y, aunque allí culmina su obra, la misión prosigue (“Sabed, pues, que a los gentiles es enviada esta salvación de Dios; y ellos oirán”,Hch. 28:28). En parte se ha cumplido la aplicación universal del evangelio: judíos y gentiles, en el centro del mundo civilizado, están viendo la salvación de Dios.

Todas las distinciones de clase fueron radicalmente eliminadas dentro del cristianismo. Esto fue lo que dio al incipiente cristianismo

un pujante comienzo en suelo romano. Después de todo, por mucha admiración que sintiera hacia la ética y la religión judías, resultaba muy duro para un ciudadano de Roma rebajarse a sí mismo haciéndose ciudadano de segunda clase de una despreciada y cautiva nación oriental. Pero tal requisito no era necesario para ingresar en el cristianismo pues en éste todos eran hermanos y nada significaban las distinciones de raza, sexo, educación y riqueza.Además, al tiempo que retenía todos los atractivos de la fe judía, el cristianismo eliminaba dos grandes piedras de tropiezo propias del judaísmo, que aparecían como tales ante el mundo greco-romano: la circunción y las reglamentaciones sobre alimentos. [15]

Sería Pablo, es quien explicaría que

“la realización del misterio de Dios en que los gentiles son coherederos, co-miembros y también copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del Evangelio. La expresión griega panta ta ethne, como la encontramos en la Septuaginta, designa todos los pueblos de la tierra, que se diferencian entre sí por su linaje, lengua, costumbres y territorio.” [4]

En su primer sermón, Pablo dijo: “Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo, ‘Te he puesto para luz de los gentiles, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra’ ” (Hch. 13:47; cp.Luc. 2:32 con referencia a Jesús).

Así que, los oficios y ministerios de Jesús se extienden a sus discípulos, quienes, en conjunto, constituyen el Cuerpo de Cristo, la presencia de Jesucristo en el mundo. Nosotros también, como discípulos de Cristo, llegamos a ser profetas, sacerdotes, reyes, sanadores, libertadores y sabios. [7]

Los judios antiguos,tenian un celo tremendo por realizar proselitismo, pero su celo no era por amor de Dios sino porque ellos estaban convencidos de su exclusividad como nacion[16]

Pablo, exhortaría a los Gálatas,para que no se expongan a la acción de los judaizantes

  • “Ya no hay judío ni gentil, esclavo ni libre, hombre ni mujer, porque todos ustedes son uno en Cristo Jesús.  Y ahora que pertenecen a Cristo, son verdaderos hijos de Abraham. Son sus herederos, y la promesa de Dios a Abraham les pertenece a ustedes.” (Gal.3;28 RV 1960)

Otros textos bíblicos para reflexionar:

  • “…He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma; Pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles anunciará juicio.  No contenderá, ni voceará, ni nadie oirá en las calles su voz.  La caña cascada no quebrará, y el pábilo que humea no apagará, hasta que saque a victoria el juicio. Y en su nombre esperarán los gentiles. “(Mat. 12:18 RV 1960)
  • …Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan. (Luc. 21:24 RV 1960)
  • “…Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!.” (Hch. 11:18)
  • …Simón ha contado cómo Dios visitó por primera vez a los gentiles, para tomar de ellos pueblo para su nombre. Y con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito: Después de esto volveré y reedificaré el tabernáculo de David, que está caído; y repararé sus ruinas, y lo volveré a levantar, para que el resto de los hombres busque al Señor, y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre. (Hch. 15:14-17 RV 1960)
  • …Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sión el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad.  Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados. Así que en cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros; pero en cuanto a la elección, son amados por causa de los padres. Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios. (Ro. 11:25-29 RV 1960)
  • …Pues os digo, que Cristo Jesús vino a ser siervo de la circuncisión para mostrar la verdad de Dios, para confirmar las promesas hechas a los padres, y para que los gentiles glorifiquen a Dios por su misericordia, como está escrito: Por tanto, yo te confesaré entre los gentiles, y cantaré a tu nombre. Y otra vez dice: Alegraos, gentiles, con su pueblo. Y otra vez: Alabad al Señor todos los gentiles, y magnificadle todos los pueblos. Y otra vez dice Isaías: Estará la raíz de Isaí, y el que se levantará a regir los gentiles; Los gentiles esperarán en él. Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo. (Ro. 15:8-13 RV 1960)
  • …Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos. (1 Cor. 12:2 RV 1960)
  • …para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu. (Gál. 3:14 RV 1960)
  • “…Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él. Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses. Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio.” (Ap. 11:1-3 RV 1960)

La gran comisión del nuevo pacto

  • enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” (Mat. 28:20 RV 1960)

La Gran Comisión termina con un tema yahvista: El Cristo resucitado será el Dios con nosotros todos los días, hasta el fin del mundo. El mismo evangelio comenzó con el anuncio del Emanuel que había de nacer (Mat. 1:23) y termina con la misma promesa para la iglesia en su misión a través de todos los siglos. En Apocalipsis, este tema yahvista también va a ser clave: “el que es y que era y que ha de venir” (Ap 1:4,8) (equivalente griego del “Yo soy”) acompaña a su iglesia en todo tiempo y prueba. Al fin, él será Dios con ellos” (Ap. 21:3) y hará nuevas todas las cosas (21.5).

Este brevísimo intento de una “cristología de la misión integral”, aunque muy incompleto, tiene el propósito de sugerir pautas para una comprensión más bíblica de Cristo y el evangelio a la luz de todo lo que significa Jesucristo.

Nos permite ver (a) que en Cristo se concentran y cumplen todos los hilos del pensamiento bíblico, y (b) que una adecuada cristología implica necesariamente una misionología y una evangelización sorprendentemente más amplia e integral de lo que muchas veces se practica.

Conclución

El “consumado es”, terrible grito de dolor de Cristo, razgó en dos el velo del templo de Jerusalen[17]. Su muerte, traería como consecuencia un importante cambio geopolítico. Todo esto lo sabemos por la Biblia. La práctica misionera aceptable en el Nuevo Testamento es aquella sigue el modelo de Jesús y se orienta al logro del plan histórico de Dios en Cristo—el reinado de Dios. Es la misma Biblia, la que nos explica que Cristo selló el nuevo pacto del favor de Dios, con su muerte en la cruz. De allí el terrible grito de dolor del Señor.

  • “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados” (Mat. 26:27-28 RVR 1960)
  • “El cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la  letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica.” (II Cor. 3:6 RVR 1960)
  • “Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer, ¿cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu? Porque si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación. (II Cor.3:7-9 RVR 1960)
  • “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa” (Ef. 1:13 RVR 1960)
  • “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.” (Ef. 4:30 RVR 1960)

Sin duda, debemos reconocer, como dijo  Martin Luther, que

La Palabra de Dios es una luz que alumbra en lugar oscuro.

Y como diría Pablo,

“No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios…”

No tomar en cuenta el cambio de pacto produce una cosmovision erronea y una predicacion legalista. Que es el legalismo?

El legalismo es un sistema de creencias humanas, rígidas y ritualistas, basadas en mentiras, que pretende tomar el lugar de la Palabra de Dios (Pastor B.Stamateas,argentino)

Recordemos algo que decía Karl Barth, y es que al fin y al cabo, toda la fe evangélica se reduce a dos palabras: Gracia como clave a la teología y gratitud como base y motivación de la ética. Dios le bendiga y un fuerte abrazo. Recordemos que el Evangelio que el Cristo resucitado encomendó a sus discípulos se dirige al ser humano en todas las estructuras culturales, sociales y económicas en que éste se encuentre. Dios nos convida a allegarnos a nuestros prójimos, no como individuos aislados, sino personas que forman parte de un complejo de interrelaciones sociales. Sean catolicos, protestantes, ortodoxos,judíos o musulmanes. San Pablo sobre todo señala el sacrificio vIcario de Cristo como corazón vivo del evangelio; Lutero,Calvino y muchos otros evangélicos han insistido, también, en la muerte expiatorio de Cristo y la justificación por gracia y fe como lo más esencial del mensaje evangélico.Shalom.

———-

Fuentes consultadas

[0] Libro electronico MISIÓN GLOBAL http://anaheimspanish.net/biblioteca/MISIONOLOGIA/269%20MISION%20GLOBAL.pdf

[1] Daniel Raul Sanchez, Ebbie C. Smith, Curtis E. Watke, Como sembrar iglesias en el siglo XXI, 1era.Ediciòn 2001, pag. 14, Casa Bautista de Publicaciones

[2] C. Rene Padilla, “Bases biblicas de la misión – Perspectivas latinoamericanas” pag. 260,Editor NUEVA CREACION Buenos Aires ‐ Grand Rapids y William B. Eerdmans

[3] Ibid

[4] Un 80% de las citas del Antiguo Testamento que encontramos en el Nuevo Testamento provienen de la Versión de los Setenta (conocida como LXX). Véase Gonzalo Báez-Camargo, Breve historia del canon bíblico (México, DF Sociedades Bíblicas Unidas, 1983), 15–52. cit en Libro electronico MISIÓN GLOBAL http://anaheimspanish.net/biblioteca/MISIONOLOGIA/269%20MISION%20GLOBAL.pdf

[5] [6] [7]  Libro electronico MISIÓN GLOBAL http://anaheimspanish.net/biblioteca/MISIONOLOGIA/269%20MISION%20GLOBAL.pdf

[8] http://es.wikipedia.org/wiki/Tiberio

[9][10]  https://elteologillo.wordpress.com/2013/02/15/jesus-y-maria-magdalena-hasta-que-la-muerte-los-separe-parte-1/

[11] http://www.newadvent.org/cathen/09523a.htm

[12] Magdala era una ciudad industrializada donde se empezaba a comercializar el pescado seco y tenía mucha influencia griega. Pertenecía a la parte de Galilea. En Palestina había dos partes, la de Galilea, que era la más abierta porque tenía influencias griegas, había más movimiento de gente que pasaba de otros lugares. Luego estaba la región de Judea que era mucho más cerrada, que era la parte del templo, de Jerusalén, de los sacerdotes, de los escribas, de la ley, era la parte conservadora donde la mujer no podía salir de casa, era prácticamente un instrumento del hombre, no podía estudiar, no podía leer la Biblia. Las mujeres de Galilea eran más abiertas. María pertenecía a Galilea y a esta ciudad de Magdala y los evangelios han querido que quedase claro de donde era, dándole un protagonismo que normalmente no se daba a las mujeres. Pensemos que las mujeres en el tiempo de Jesús no podían ser ni testigos creíbles en un juicio, no tenían credibilidad ninguna.[url = http://www.monografias.com/trabajos53/maria-magdalena/maria-magdalena2.shtml]

[13] Según la tradición ortodoxa, María Magdalena se retiró a Éfeso con la Virgen María y el apóstol San Juan, y murió allí. En 886 sus reliquias fueron trasladadas a Constantinopla, donde se conservan en la actualidad. Gregorio de Tours (De miraculis, I, xxx) corrobora la tradición de que se retiró a Éfeso, y no menciona ninguna relación con Francia. Más adelante, sin embargo, surgió en el mundo católico una tradición diferente, según la cual María Magdalena (identificada aquí con María de Betania), su hermano Lázaro y Maximino, uno de los setenta y dos apóstoles, así como algunos compañeros, viajaron en barca por el Mar Mediterráneo huyendo de las persecuciones en Tierra Santa y desembarcaron finalmente en el lugar llamado Sainte Marie-de-Mer, cerca de Arlés. Posteriormente, María Magdalena viajó hasta Marsella, desde donde emprendió, supuestamente, la evangelización de Provenza, para después retirarse a una cueva -La Sainte-Baume- en las cercanías de Marsella, donde habría llevado una vida de penitencia durante 30 años. Según esta leyenda, cuando llegó la hora de su muerte fue llevada por los ángeles a Aix-en-Provence, al oratorio de San Maximino, donde recibió el viático. Su cuerpo fue sepultado en un oratorio construido por San Maximino en Villa Lata, conocido desde entonces como St. Maximin. [url=http://www.monografias.com/trabajos53/maria-magdalena/maria-magdalena2.shtml]

[14] M. Bikkurim 1.4, cit. Libro electrónico Michael Green, “La Evangelización en La Iglesia Primitiva”,pag. 28,ed. NUEVA CREACION BUENOS AIRES – GRAND RAPIDS WILLIAM B. EERDMANS PUBLISHING COMPANY © 1997 Nueva Creación Filial de Wm. B. Eerdmans Publishing Ca. 255 Jefferson Ave S.E., Grand Rapids, Michigan 49503, EE.UU. Nueva Creación, José Mármol 1734 (1602) Florida, Buenos Aires, Argentina. Título original: Evangelism in the Early Church

[15] Libro electrónico Michael Green, “La Evangelización en La Iglesia Primitiva”,pag. 30,ed. NUEVA CREACION, op,. cit.

[16] Lo que Mateo  registra con las palabras «recorréis mar y tierra para hacer un prosélito»(Mat.23:15), no es una exageración. Existía todo un conjunto de literatura misionera, tal como los Oráculos Sibilinos (propaganda judía con disfraz pagano), cuyo propósito era ganar gentiles para la fe judía. Para el mejor tipo de judío éste era el resultado natural de su fe; estaba tan convencido de la superioridad de su religión que deseaba compartirla. Muchos rabinos alentaban tal inquietud misionera. Hillel exhortaba: «Sé discípulo de Aarón, sigue la paz, ama a la humanidad y condúcela hacia la Ley». Y el rabino Eleazar llegó a afirmar: «Dios esparció a los israelitas entre las naciones con el solo objeto de que los prosélitos se volviesen numerosos entre ellos». Por supuesto que esta actitud se enfrió consideraablemente; cuando comenzó seriamente la persecución de los judíos. Las cosas fueron distintas luego de la caída de Jerusalén y del posterior aplastamiento de la gran rebelión que estalló bajo Adriano. Pero en lo que respecta a la mayor parte del primer siglo de nuestra era no hay duda de que el proselitismo avanzó rápidamente.60 Demasiado rápidamente para los funcionarios romanos que, aun reconociendo la posición legal de los judíos, no veían con buenos ojos su proselitismo. Una y otra vez leemos acerca de las expulsiones de que fueron objeto en Roma bajo sucesivos emperadores debido a que su número aumentaba en demasía. ¿Qué los impulsaba a este esfuerzo misionero? Por paradójico que pudiese parecer, era su exclusivismo. Cuanto más seriamente se creía que Israel era lo que más le importaba a Dios (y desde el tiempo de Antíoco Epífanes tal convicción ciertamente aumentó), mientras que. las naciones seguía siendo, como agudamente lo expresa el escritor de 2 Esdras, «como un escupitajo», tanto más estaba uno obligado a tratar del sacar del fuego algún tizón. Tenemos entonces una reacción en cadena.  cit en Libro electrónico Michael Green, “La Evangelización en La Iglesia Primitiva”,pag. 31,ed. NUEVA CREACION, op,. cit.

[17]

  • “para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.” (Heb. 10:19)
  • Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. (Heb. 4:16 RVR 1960)
  • “Aquel primer pacto entre Dios y su pueblo contenía ciertas normas para la organización del culto, y también un santuario terrenal. El santuario estaba formado por dos salas. En la primera, conocida como Lugar Santo, se encontraban el candelabro de siete brazos y la mesa sobre la que estaban los panes llamados de la proposición. Luego, separada por una cortina, se encontraba la segunda sala o Lugar Santísimo, donde estaban el altar de oro del incienso y el arca del pacto, totalmente recubierta de oro puro. En esta arca se guardaba una urna de oro que contenía un poco de maná, y también la vara de Aarón que había reverdecido, y las tablas de piedra sobre las que fue escrito el primer pacto. Por encima del arca, como protegiendo su cubierta (llamada el propiciatorio), dos gloriosos querubines, uno frente al otro, extendían sus alas sobre ella. Pero respecto de estas cosas no vamos a detenernos ahora en los detalles. Con todo así dispuesto, los sacerdotes entraban continuamente en el Lugar Santo para cumplir con los oficios propios del culto; pero en la sala de más adentro, en el Lugar Santísimo, únicamente podía entrar, una sola vez al año, el sumo sacerdote. En tan especial ocasión, llevaba como ofrenda a Dios sangre de sacrificio, y la rociaba sobre el propiciatorio en expiación por sus propios pecados y por los pecados cometidos involuntariamente por el pueblo. De este modo, el Espíritu Santo daba a entender que, en tanto la primera sala del santuario permaneciera en pie, aún no estaba abierto el camino al Lugar Santísimo, o sea a la presencia de Dios. Esto es hoy día un símbolo para nosotros, según el cual las ofrendas y sacrificios presentados como parte del antiguo culto no alcanzaban a limpiar la conciencia de quienes los ofrecían, porque solo consistían en ciertos ritos relativos a la comida, la bebida y las abluciones diarias, y a determinadas disposiciones sobre el tratamiento de la carne antes de comerla. Todo eso eran prácticas que debían mantenerse vigentes hasta el momento de la llegada de un nuevo orden de cosas. Pero ahora Cristo ya ha venido, y lo ha hecho como sumo sacerdote de los bienes prometidos. Porque él entró en el santuario celestial, más amplio y perfecto, que no fue hecho por manos humanas ni pertenece a este mundo, y llevó sangre al Lugar Santísimo, una sola vez y para siempre; pero no sangre de machos cabríos o de becerros, sino su propia sangre, con la que aseguró nuestra eterna redención. Y si bajo el antiguo orden de cosas podía santificarse y purificar a los que estaban impuros a causa del pecado, rociándolos con sangre de toros y machos cabríos, y con cenizas de becerra, con mucha mayor eficacia la sangre de Cristo limpiará vuestras conciencias de las obras que llevan a la muerte. Él, sin mancha alguna de pecado, se ofreció a sí mismo a Dios mediante la acción del Espíritu eterno, para que vosotros podáis servir ahora al Dios vivo. De este modo, Cristo es mediador de un nuevo pacto, a fin de que, habiendo obtenido con su muerte el perdón de los pecados cometidos durante el tiempo del pacto anterior, los llamados por Dios reciban la promesa de la herencia eterna. Para que un testamento entre en vigor, es menester que el testador haya muerto. Sólo después de su muerte tiene vigencia el testamento; pero mientras el testador vive, ningún heredero recibe los bienes legados. Por lo cual ni siquiera el primer pacto se instituyó sin mediar sangre de sacrificio. Moisés, tras comunicarle al pueblo los mandamientos de la ley de Dios, tomó sangre de becerros y machos cabríos, y después de mezclarla con agua la roció con ramas de hisopo y lana escarlata sobre el libro de la ley y sobre todo el pueblo, diciendo: Esta es la sangre del pacto que Dios hace con vosotros, y que os ordena que guardéis. De igual forma, roció con sangre el santuario y todos y cada uno de los utensilios dedicados al culto. Se puede decir que bajo aquella ley casi todo podía purificarse con sangre, y que si no se derramaba sangre, no podía haber perdón de pecados. Por eso, Moisés tuvo que purificar con sangre el santuario terrenal, que con las cosas que contenía simbolizaba las celestiales; pero las propias cosas celestiales requerían mejores sacrificios. Cristo no entró en el santuario terrenal, hecho por manos humanas como símbolo del verdadero, sino que entró en el mismo cielo para presentarse delante de Dios a favor nuestro. Y tampoco entró como un sumo sacerdote terrenal, que cada año ha de ofrecer la sangre de un animal en el Lugar Santísimo. Si le hubiera sido necesario ofrecerse muchas veces, también muchas veces habría tenido que morir desde que el mundo es mundo; pero no fue así, sino que en estos tiempos del fin se presentó para entregarse a sí mismo en sacrificio, una vez por todas, para quitar de en medio el pecado. Y así como para todos está establecido que muramos una vez y comparezcamos después ante el juicio de Dios, así también Cristo fue ofrecido una sola vez en sacrificio para quitar los pecados de muchos. Y cuando él, en su momento, aparezca por segunda vez, no será ya para quitar el pecado, sino para traer salvación a los que le esperan.” (Heb.9 Castillian)

[18] documento electronico, B.Stamateas, 10 TEOLOGÍAS LEGALISTAS, 2007 – RED APOSTÓLICA PRESENCIA, PASTORES BERNARDO Y ALEJANDRA STAMATEAS, MINISTERIO PRESENCIA DE DIOS.
SE PERMITE SU REPRODUCCIÓN Y USO SIEMPRE QUE SE MENCIONE EL AUTOR Y LA FUENTE:WWW.PRESENCIADEDIOS.COM

——–

Fuentes:

Consumado es parte 3 Isaias 53 – El Siervo Sufriente, una profecía acerca de Jesús


Consumado es parte 3 Isaias 53 – El Siervo Sufriente, una profecía acerca de Jesús

Por Paulo Arieu

  • “De ÉSTE dan testimonio todos los profetas” (Hch. 10:43).
  • “En el rollo del Libro está escrito de Mí” (Sal. 40:7, He. 10:7).

Introducción – Dos ciudades

En el año 410 el bárbaro Alarico(370-410) saqueó la mismísima Ciudad Eterna, la capital del Imperio romano, un imperio considerado como definitivo y para siempre. Ante este hecho se alzan voces que acusan al cristianismo de haber debilitado la estructura del Estado. Para contrarestar estas críticas S. Agustín escribe la Ciudad de Dios en donde expone el sentido cristiano de la historia: tiempo en el que tiene lugar la manifestación de Dios al hombre y tiempo en el que se desarrolla el plan de la salvación de la humanidad.

En el mundo y en la historia hay dos “ciudades” simbólicas,que se contraponen y luchan entre sí: la “Ciudad de Dios” y la “Ciudad de Babilonia (o Terrena)”:

“Que cada uno se pregunte a sí mismo a quién ama, y averiguará de cuál de esas dos ciudades es ciudadano”. [0]

Los imperios caen, pero el plan de nuestro Dios permanece. “Aquel primer saqueo de la Roma clásica conmocionó al mundo civilizado de aquel tiempo”[8], comenta la enciclipedia Wikipedia. Asi tambien la muerte de Cristo y su posterior resurrección, conmocionó al mundo de aquel entonces, de ricos y pobres, de sabios y trabajadores.

Isaias 53 – El Siervo Sufriente, una profecía acerca de Jesús

En Isaías 53, vemos claramente la lucha entre el bien y el mal, entre el Israel de Dios representado por Jesús y el Israel segun la carne, representado por los fariseos y saduceos que lo entregaron. También la confabulación con los poderes religiosos e imperialistas. Entre el cumplimiento profético de los propósitos eternos del Padre y el sufrimiento de su Hijo, el Mesías de Israel.

En la humillación del Salvador hay dos elementos:  1) El haber dejado de lado la divina majestad y haber tomado la naturaleza humana  2) El haberse sujetado como hombre a las demandas y maldicion de la ley.[5]

Los sufrimientos del salvador “fueron tanto fisicos como espirituales”. “Sufrió de muchas maneras a lo largo de su vida; agonizó en el Getsemani; y pendió largas horas de la cruz en una agonia horrible,cuya sola posibilidad espantaba al romano culto”, comenta F. Ureta.[6]

El teologo reformista L. Berkhof dice que

“Su capacidad de sufrimiento se midió por el caracter ideal de su humanidad con su perfección ética y con su sentido de justicia, santidad y verdad.” [7]

Vamos a enfocar nuestra atención sobre la maravilla sin paralelo de este milagro literario. Piense por un momento—¿quién podría haber escrito sobre la vida de George Washington, Abraham Lincoln, o cualquier otro personaje histórico, cientos y miles de años antes de haber nacido? En ninguna parte de la literatura del mundo, secular o religiosa, puede uno encontrar un duplicado al milagro asombroso de la vida pre-escrita de Cristo. La inspiración de ese retrato vino de la galería celestial, y no del taller de un artista terrenal.[1]

ESTA PROFECÍA EXTRAORDINARIA de los sufrimientos y la exaltación del Mesías fue escrita siete cientos años antes del tiempo de Cristo. Se lee más como un resumen histórico de la narrativa Evangélica de los sufrimientos
de Cristo y la gloria que debería seguir, que como una profecía. Otro comentarista dice, “Se lee como si se hubiera escrito bajo la cruz de Golgota. Es la cosa más profunda y grandiosa que la profecía del Antiguo Testamento jamás ha logrado, sobrepasándose.

Este capítulo fue DISEÑADO para presentar un enigma profético, el cual sólo la Persona (y la obra) del Cristo del Nuevo Testamento puede resolver. Él es una raíz de la tierra seca; aun así, fructífero. Él no tiene forma ni belleza, aun así, Él es el Siervo escogido de Dios. Él es despreciado y rechazado por los hombres;aun así, Él es el Salvador asignado; Él sufre hasta la muerte; aun así, Él sobrevive. La profecía empieza con las palabras: “HE AQUÍ…MI SIERVO,” y ése es el tema de esta sección entera, Is. 52:13, 53:12. Es una descripción gráfica del Mesías Sufrido…“ Siervo de Jehová”

La primera pregunta que tiene que ser contestada es: “¿De quién dice el profeta esto; de sí mismo, o de algún otro?” (Hch. 8:34). La única respuesta correcta posible es, esta profecía habla de un individuo, El MESÍAS, y hay sólo una Persona en la historia del mundo que es digno: el Cristo del Nuevo Testamento.

Deje que cualquier persona enriquezca su mente con en el contenido de este capítulo, y entonces lea lo que dice acerca de Jesús en los Evangelios, y mientras se pare debajo de la cruz, vea si no encuentra la correspondencia
más perfecta que pueda existir entre los dos. Solo en Jesús de Nazaret, se ha encontrado el cumplimiento perfecto de esta profecía.

Tal vez la más grandiosa de todas las profecías Mesiánicas en el Tanaj (las Escrituras Hebreas /el Antiguo Testamento) concernientes al advenimiento del Mesías judío se encuentra en el capítulo 53 del profeta Isaías. Esta sección de los Profetas, conocida como el “Siervo Sufriente,” ha sido entendida desde hace mucho tiempo por los rabinos históricos del judaísmo, que habla del Redentor que un día vendría a Sion.

Creencia en el seno del judaismo

Esta es una muestra de lo que el judaísmo ha creído tradicionalmente acerca de la identidad del “Siervo Sufriente” de Isaías 53:

a) El Talmud Babilónico dice,

“El Mesías, ¿cuál es su nombre? El rabino dice, El Erudito Leproso, como se ha dicho, ‘sin duda él ha soportado nuestros sufrimientos y cargado nuestros dolores; y sin embargo nosotros lo estimamos como leproso, como herido por Dios y afligido…’” (Sanedrín 98b)

b) Midrash Ruth Rabbah dice,

“Otra explicación (de Rut 2:14): El está hablando del rey Mesías; ‘Ven acá,’ acércate al trono; ‘y come del pan,’ esto es, el pan del reino; ‘y moja tu bocado en el vinagre,’ esto se refiere a sus castigos, como fue dicho, ‘Pero él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades.’”

c) El Tárgum de Jonathan dice,

“He aquí mi siervo el Mesías prosperará; él será alto y prosperará y será excesivamente fuerte.”

d) El Zohar dice,

“‘Él fue herido por nuestras transgresiones,’ etc…. Hay en el Jardín del Edén un palacio llamado el Palacio de los Hijos de la Enfermedad; entonces en este palacio entra el Mesías, y convoca a cada enfermedad, cada dolor, y cada castigo de Israel; todos vienen y reposan sobre él. Y si no fuera porque él ha aligerado así a Israel y los ha puesto sobre sí mismo, no habría ningún hombre capaz de soportar los castigos de Israel por las transgresiones de la ley: y éste es aquél de quien está escrito: ‘Sin duda él ha llevado nuestra enfermedad.’”

e) El gran Rabí Moshé ben Maimónides dice,

“Cuál es la forma de la llegada del Mesías… se levantará uno de quien ninguno había sabido antes, y las señales y maravillas que verán realizadas por él, serán la pruebas de su verdadero origen; porque el Todopoderoso, donde nos declara su pensamiento sobre este asunto, dice, He aquí un hombre cuyo nombre es Renuevo, y él brotará del lugar donde está.’ (Zac. 6:12).

E Isaías habla de forma similar sobre el tiempo cuando él aparecerá, sin padre ni madre o familia que se haya conocido, Él creció como un renuevo tierno delante de él, y como raíz de tierra seca, etc.,…. En las palabras de Isaías, cuando describe la manera en la que los reyes lo escucharán. Ante él, los reyes cerrarán su boca; porque aquel de quien no se les había hablado ellos han visto, y aquel del cual ellos no habían oído, han percibido.

Jesús, el Mesías judío, es aquel de quien Isaías profetizó. Sin duda. Aunque algunos también creen que se trató del rey Ciro. Pero la verdad es que fue al Mesías Jesús, a quién le quitaron la vida, matándolodo, crucificándolo, por los pecados del mundo. (Is. 53:8, Dn. 9:26), y quien “derramó Su vida hasta la muerte” (Is. 53:12), también “será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto” (Is. 52:13); por Dios “vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en Su mano prosperada” (Is. 53:10), y Dios dijo “le daré parte con los grandes” (Is. 53:12).

Rabí Moshe Kohen Ibn Crispin dijo,

“Este rabino describió a aquellos que interpretan Isaías 53 como una referencia a Israel, para aquellos que “habiendo abandonado el conocimiento de nuestros maestros, e inclinándose tras la ‘terquedad de sus corazones,’ y de su propia opinión, me complazco en interpretar, de acuerdo con las enseñanzas de nuestros rabinos, sobre el Rey Mesías. Esta profecía fue entregada por Isaías ante la orden divina con el propósito de darnos a conocer algo acerca de la naturaleza del futuro Mesías, quien está por venir y liberar a Israel, y su vida desde el día en que llegue en discreción hasta su aparición como un redentor, a fin de que si alguien se levanta a reclamar ser él mismo el Mesías, podamos reflexionar, y corroborar si podemos observar en él alguna semejanza a los rasgos aquí descritos; si tal semejanza existe, entonces podemos creer que él es el Mesías, nuestra justicia, pero si no, no podemos hacerlo.”

En la cruz, al grito de consumado es, se cumplió la palabra de Dios. Se cumplieron  varios pasajes biblicos. Estas tremendas palabras, sirvieron para que el Señor Jesús proclame la culminación de su ministerio terrenal. Su misión como siervo sufriente, profetizada asombrosamente en Is. 53, cumpliendo victoriosamente con la voluntad de Dios y con las escrituras.

En las próximas palabras Jesús entregará su espiritu al Padre. Cuanto tiempo pasó entre su grito terrible y la expiración,realmente no lo se. Solo se que El estaba sufriendo de verdad. Jesús es un hombre, tan pero tan humano, que es divino. Porque no hay otra explicacion racional para lo que lo las escrituras nos revelan acerca de Cristo, que mejor explique este misterio. Por esto no debemos dejar de tener en cuenta que si bien es Dios quien está sufriendo y muriendo en la cruz, no por esto su sufrimiento es menos real. Is. 53:3 nos dice que fue un hombre quien sufrió el dolor y que experimentó “mucho sufrimiento”

Nosotros podriamos llegar a pensar que Dios le habia herido y humillado pos su propios motivos, pero la biblia nos dice que Cristo fue herido por nuestras rebeliones, fue golpeado por nuestras maldades, el sufrió en nuestro lugar. (Is. 53.5,8,10-13).

El milagro revelado de la crucifixión (sal. 22)

EL MILAGRO DEL SALMO 22 es este: la crucifixión era una costumbre romana y griega, desconocida por los judíos hasta los días de su cautividad (600 a. de J.C.). Los judíos ejecutaban a sus criminales apedreándolos .¡Y aun así, escrito mil años antes del tiempo de Cristo, por un hombre que jamás había visto u oído de tal método de ejecución como la crucifixión,el Salmo 22 da una descripción gráfica de la muerte por crucifixión! El carácter Mesiánico de este Salmo es admitido universalmente por estudiantes religiosos. El Salmo 22 revela a alguien—el Mesías—muriendo una muerte horrible, bajo circunstancias muy peculiares. El documento antiguo dice,

  • “Me ha cercado cuadrilla de malignos; horadaron Mis manos y Mis pies. Contar puedo todos Mis huesos; entre tanto, ellos Me miran y Me observan” (v. 16-17).

La crucifixión en el tiempo de David era desconocida entre los judíos, aun así, el traspaso de las manos y los pies junto con la desnudez parcial—“contando todos los huesos”—obviamente signifi ca la crucifi xión: los crucifi cados son traspasados solamente en sus manos y sus pies, y desnudados para humillación.  ¿HUBIERA ESCOGIDO UN FALSO MESÍAS ESTE PASAJE PARA VALIDARSE? Ni una jota ni una tilde de este Salmo se ha extraviado: precisamente como en Su nacimiento y en Su ministerio, el documento antiguo es una fotografía del hecho, cada detalle cumplido a perfección.

Estos pasajes biblicos nos revelan que quien sufría no era cualquier persona. El Señor Jesús, es el Hijo del Dios viviente.Y como dije en el primer artículo[10], su sufrimiento no es el de cualquier maestro moral, como lo pudo haber sido Socrates que fue obligado a beber veneno por Neron, ni el de Martin Luter King en su lucha por los derechos humanos,por ej., sino el de Jesús, el Hijo de Dios.

Conclución

Para el  enterramiento del rey pagano Alarico, sus hombres desviaron el curso del río Busento a su paso por Cosenza y enterraron a Alarico y su tesoro en el lecho del río, devolviendo luego el río a su curso normal y matando a los esclavos que realizaron la obra.[9] Del mismo modo, la muerte de Cristo, cambió el curso del rio de la historia para siempre.

Cristo no tenía hijos físicos, humanos; aun así Sus hijos espirituales son numerosos como la arena del mar. Los hombres harían Su tumba con los impíos; aun así, Él está enterrado con los ricos. Él sufre increíble adversidad;
aun así, disfruta de la prosperidad: Triunfan sobre Él; aun así, Él triunfa. Él es condenado; aun así, Él justifica al condenado. Estas paradojas fueron un problema hasta que la cruz fue establecida, se abrió el sepulcro, y el Hijo de Dios, quien vino a morir, subió para reinar.Boff comenta que “Lo que convence a las personas no son las prédicas sino las prácticas. Las ideas pueden iluminar, pero los ejemplos son los que atraen y nos ponen en marcha. Los ejemplos los entiende todo el mundo. Muchas explicaciones confunden más que aclaran. Las prácticas hablan por sí solas.”[]

Desafortunadamente, los rabinos modernos del judaísmo, creen que el “Siervo Sufriente” de Isaías 53 se refiere tal vez a Israel, o a Isaías mismo, o aún a Moisés u otro de los profetas judíos. Pero es claro que Isaías – habla del Mesías, como muchos antiguos rabinos concluyeron. El segundo verso de Isaías 53 confirma esto claramente. La figura crece como “un renuevo y como raíz de tierra seca.” El renuevo que aparece es más allá de toda duda razonable una referencia al Mesías, y de hecho, es una referencia Mesiánica, común en Isaías y en otras partes. La dinastía davídica iba a ser cortada en juicio como un árbol caído, pero se había prometido a Israel que un nuevo retoño surgiría del tocón. El Rey Mesías debía ser ese renuevo.

Más allá de toda duda, el “Siervo Sufriente” de Isaías 53 se refiere al Mesías. Él es aquel altamente exaltado, ante quien los reyes cerrarán su boca. El Mesías es el renuevo que surgió de la caída dinastía Davídica. Él se convirtió en el Rey de reyes. Él proveyó la última expiación. Isaías 53 debe ser entendido como una referencia a la venida del Rey Davídico, el Mesías. El Rey Mesías fue profetizado que sufriría y moriría para pagar por nuestros pecados para después resucitar de nuevo. Él serviría como un sacerdote a las naciones del mundo y aplicaría la sangre de la expiación para limpieza de aquellos que creyeran. Hay solo Uno a quien esto puede referirse – ¡Jesucristo!

Aquellos que lo confiesen son Sus hijos, Su descendencia prometida, y el botín de Su victoria. De acuerdo al testimonio de los apóstoles judíos, Jesús murió por nuestros pecados, resucitó, ascendió a la diestra de Dios, y ahora sirve como nuestro Sumo Sacerdote quien nos limpia del pecado (Heb. 2:17; 8:1).

Es la gloria peculiar del Todopoderoso, el Dios omnisciente, el cual es Jehová, el Creador (Is. 40:28) para declarar “cosas nuevas…antes que salgan a luz” (Is. 42:9). Él no le dará esa gloria a otro, porque Él dijo, “Yo JEHOVÁ; este es Mi nombre; y a otro no daré Mi gloria” (Is. 42:8). Solo el verdadero  Dios tiene conocimiento previo y predice el futuro.

Era “exactitud absoluta:” porque cuando vino el Mesías, Él cumplió, al pie de la letra, TODAS las especifi caciones de Su linaje y verdaderamente fue la Simiente de la mujer, “el Hijo de David, Hijo de Abraham” (Mat. 1:1). Ninguna otra persona en el mundo entero, salvo Jesús de Nazaret, podía cumplir todas, ni siquiera una fracción, de estas especificaciones.

Una cosa que debemos entender es que esto no era una declaración de derrota. Él no dijo: “Yo he terminado.”, Dijo, “Consumado es.” Es decir, la tarea se ha completado!
Era un grito de triunfo. Fue una declaración de victoria!

Jesucristo asumió el papel de siervo y Él vino y completó la tarea que Su padre lo envió a realizar. No era una tarea fácil, era una tarea larga y dolorosa, y que tuvo que enfrentar  tremendos dolores y dificultades. Pero no fue  la venida de Cristo al mundo lo que pagó el precio por nuestros pecados en la cruz. No fueron sus milagros tampoco,ni sus sanidades. Fue que cada vez que los planes y propósitos de Dios son llevados a buen término, hay victoria! Cristo terminó el trabajo que el Padre le encomendó (Jn.3:16)

Cuando los discípulos estaban tratando de que Jesús comiera, Él les respondió  que “Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.”  (Juan 4:34)

Concluimos que

“Sólo un Dios todopoderoso y omnisciente puede predecir el futuro infaliblemente.”[2]

Estas dos ciudades conviven durante la historia y no se separarán sino al final de los tiempos. Los que pertenecen a la ciudad de Dios han de vivir en la sociedad obedeciendo las leyes propias de los hombres siempre que no se opongan a las leyes divinas.  Esta situación de mezcla hace que por mucho que el Estado o sociedad civil sea justo, éste no puede ofrecer modelos de perfección morales. Le basta a un cristiano que el Estado asegure la paz y que no contradiga las leyes divinas. No hay que identificar, por último, a la Iglesia con la Ciudad de Dios y al Estado con la Ciudad Terrena: incluso en la Iglesia puede haber ciudadanos de la Ciudad de Babilonia.

Su sufrimiento era necesario.  Después de Su resurrección, vemos como Jesús conversaba  con dos de Sus discípulos en el camino de Emaús. Él comenzó, “desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de Él decían” (Lc. 24:27).  Luego, mientras se reunía con los discípulos congregados, Él les dijo, “Estas son las palabras que os hablé…que era NECESARIO que se cumpliese todo lo que está escrito de Mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los Salmos” (Lc. 24:44).  Note como el Señor en varias ocasiones habló de la necesidad—“ES NECESARIO”—que la profecía del Antiguo Testamento fuese cumplida en Él. Era necesario, porque la Palabra de Dios no puede fallar, el Dios de la Palabra no puede mentir, y el Hijo de Dios quien realizó la Palabra no puede fallar.

  • “La Escritura no puede ser quebrantada” (Jn. 10:35).

Fraude? [4]

Harry Houdini, quizás el mágo más grande del mundo, una vez demostró en Paris su habilidad de abrir candados. Un mágo local pretendió poder hacer todo lo que hacía Houdini, y se ofreció públicamente a escabullirse el día siguiente de una jaula cerrada con el candado especial de Houdini. El astuto mágo francés tenía un cómplice, desconocido a Houdini, el cual astutamente le sonsacó la combinación del candado al mágo americano.

Pero Houdini sospechó la trampa—así que esa noche cambió la combinación. Al siguiente día, el arrogante mago francés se encerró en la jaula. A su disgusto, no pudo abrir el candado y trató en vano de descubrir la nueva combinación en medio de las burlas del gentío. Finalmente, tuvo que rogarle a Houdini que lo liberara, lo cual hizo después de un poco de teatralizar. Entonces Houdini le enseñó a él y a la audiencia la nueva combinación en letras.

La combinación era: F-R-A-U-D-E. El que resolvió la combinación fue el que pudo abrirla. El, que dio estas profecías misteriosas del Antiguo Testamento como un CANDADO, sabe la combinación que abre los misterios, y sólo Él la sabe. ¡Jesús tenía, en Su propia Persona y en Su ministerio, la “llave” que abre los misterios! ¡Todos los “Mesías” falsos son fraudes!

Conclución y bendición final

La pelicula de cine, “la Pasión de Cristo”, arrancó hasta gritos en los espectadores, desmayos e incluso algunas conversiones!!! Pero, como nos mostró esa pelicula en toda su cruel crudeza, el sacrificio de Cristo es tremendo y repugnante para mas de uno de nosotros. También lo era para las clases cultas de los romanos,cita Philip Yancey

“La idea de la cruz nunca debiera acercarse a los cuerpos de los ciudadanos romanos”, escribió Cicerón, “nunca debiera cruzar su mente, ni llegar a sus ojos u oídos.”  [11]

Para los romanos, la crucifixión era la forma más cruel de pena máxima que se reservaba para asesinos, esclavos revoltosos y otros crímenes odiosos en las colonias. A los ciudadanos romanos se los decapitaba, no crucificaba.  Jesús experimentó su repugnancia – “maldito por Dios es el colgado”, decía Deuteronomio – y preferían la lapidación cuando tenían autoridad para llevar a cabo las ejecuciones.  [12]

Cristo pagó nuestras cuentas en la cruz del calvario. Dios  le bendiga y un fuerte abrazo. Continúa…

———————

Notas:

[0] http://www.educa.madrid.org/web/ies.delibes.madrid/AgustinPensamiento.pdf

[1]. http://alamoministries.com/Messiah_Book/The_Messiah_sp.pdf

[2] http://www.educa.madrid.org/web/ies.delibes.madrid/AgustinPensamiento.pdf

[3[ http://alamoministries.com/Messiah_Book/The_Messiah_sp.pdf

[4]  http://alamoministries.com/Messiah_Book/The_Messiah_sp.pdf

[5] F.Ureta, Elementos de teología cristiana,pag. 134,ed.CBP

[6] ibid

[7]  L. Berkhof, Teología sistemática, pag. 402 , cit en F. Ureta, Elementos de teología cristiana, pag. 137,op. cit.

[8] [9]  http://es.wikipedia.org/wiki/Alarico_I (Consultado el 21-03-2013)

[10] https://elteologillo.wordpress.com/2013/03/20/consumado-es-parte-1-introduccion/

[11] [12] Phillip-Yancey, El Jesus Que Nunca Conoci,pag.204  ,.edVida

[13] http://www.servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=553

Otras fuentes consultadas

Consumado es. Parte 2 – CONTRASTES ENTRE EL VIEJO Y EL NUEVO PACTO


Consumado es. Parte 2 – CONTRASTES ENTRE EL VIEJO Y EL NUEVO PACTO

Por Paulo Arieu

pacto02

Introducción

Continúo con este segundo artículo de la serie,  “Consumado es”,  frase que es una de las siete palabras de Jesús en la cruz. Cristo,

“con ella quiso decir que su obra había acabado”.[0]

Syntaxis

Respecto de su syntaxis, el verbo griego que usa es teléo, en una forma de perfecto pasivo: τετέλεσμαι. La forma empleada fue: tetélestai, indicando que su tarea para la cual había venido estaba cumplida. El Señor ya había usado esa forma verbal en su oración mostrada en Jn. 17: 4,”Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese.”

Como cité en el articulo anterior [4], era costumbre entre los pastores en Israel usar esta frase tetelestai cuando querían referirse a las ovejas perfectas para sus sacrificios, de manera que al Jesús decir esta palabra el Padre mostraba que había provisto la oveja perfecta para el holocausto. [1] Vemos al  Cordero de Dios en “ El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” Jn. 1: 29

Precisamente tetelestai implica que la tarea específica de Jesús fue cumplida absolutamente. El vino a salvar a su pueblo (“Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”,Mat. 1: 21).[2]

Pacto

El primer aspecto en el que vemos el cumplimiento o cosnumacion de su obra,  es el cumplimiento de los pactos de Dios con Israel, lo que conocemos comunmente como Antiguo testamento.

La Biblia enseña numerosos pactos, la mayoría establecidos entre individuos o naciones. Los pacto divinos son menos.

Un pacto es un tratado o convenio celebrado entre dos o más partes.[23] Los pactos que se nos revelan en la Biblia,

” son de gran ayuda para entender el desarrollo del A.T. y la persona y obra del Mesías: Cristo Jesús.”[5]

En el vocabulario nuestro la palabra pacto no es comúnmente utilizada, excepto para señalar documentos legales o ceremonias matrimoniales. El término se deriva del latín covenire, que significa ‘convenir, reunirse para un propósito común.’ El significado de la palabra hebrea berît es más complejo. Se origina de la raíz brh que tiene varios significados. Algunos, como Francis Brown, la asocian con baru que quiere decir ‘unir’ señalando Ez. 20:37.

En ocasiones, la palabra es utilizada en el sentido de formar alianzas comunes o compartir alimentos (2 Sam. 12: 17). Pero, según Quell, la palabra berit no puede interpretarse con esta idea de compartir alimentos [13]. J. Payne nota que el significado de berît no debe buscarse en su etimología o en el uso de las culturas paganas, sólo en el uso que aparece en la revelación histórica de Dios [14].

Los premilenialistas históricos cuentan cinco o seis pactos (Noé, Abrahámicos, Mosaico, Sacerdotal, Davídico, Nuevo). Lewis Sperry Chafer, explica que la Biblia nos revela que a Dios le ha placido establecer pactos con los hombres. [6] Según la opinión de este notable teólogo dispensacionalista,

“Ocho de estos pactos se hallan mencionados en las sagradas páginas y ellos incorporan los hechos más vitales en la relación que el hombre ha tenido con Dios a través de toda la historia de la raza humana. Cada pacto representa un propósito divino y la mayoría de ellos constituyen una absoluta predicción tanto como una promesa inalterable del cumplimiento de todo lo que Dios ha determinado. Si llevamos nuestra consideración del tema hasta el tiempo cuando los pactos fueron hechos, descubrimos que ellos siempre anticiparon el futuro y tenían el propósito de ser un mensaje de certidumbre para aquellos con quienes el pacto era establecido. [12]

La teología reformada clásica, por otro lado, concluye que esencialmente existe solamente un pacto-“pacto de gracia”, que es a la que adhiero por convicción (teologia pactual).

Todos los pactos de Dios son de la naturaleza de las disposiciones soberanas impuestas al hombre. Dios es absolutamente soberano en sus tratos con el hombre, y tiene perfecto derecho de imponerle las condiciones con que tendrá que encontrarse para disfrutar del favor divino… Cuando Dios entra en relaciones de pacto con los hombres, El es el que pone las condiciones que son siempre muy bondadosas, de tal manera que desde este punto de vista, El tiene perfecto derecho a esperar que el hombre convenga en ellas.[19]

Los otros “pactos” que citan los dispensacionalistas, se llaman administraciones del mismo pacto. Vienen a ser una renovación del pacto de gracia que comenzo despues de la caida de Adan y Eva. Leer Romanos 8.

EL PACTO DE GRACIA ES FUNDAMENTALMENTE, NADA MAS, LA EJECUCIÓN DEL ACUERDO HECHO CON CRISTO COMO NUESTRO FIADOR [20]

La palabra hebrea para pacto siempre es berith, una palabra de dudosa derivación. La opinión más general es que se deriva del verbo hebreo barah, cortar, y contiene, por tanto, un recuerdo de la ceremonia que se menciona en Gen 15: 17. Sin embargo, algunos prefieren pensar que se deriva de la palabra asiria beritu, que significa “atar”. Esto señalaría desde luego al pacto como un compromiso. Para la construcción de la doctrina no tiene gran importancia conocer el origen de la palabra. Berith puede indicar un acuerdo mutuo voluntario (bilateral), pero también una disposición o arreglo impuesto por una de las partes a la otra (unilateral). Su si gnificado exacto no depende de la etimología de la palabra, ni del desarrollo histórico del concepto, sino simplemente de las partes interesadas. En la medida en la que una de estas partes está subordinada y tiene menos que decir, el pacto adquiere carácte r de disposición o arreglo impuesto por una de esas partes a la otra. Berith pues se convierte en sinónimo de choq (estatuto u ordenanza definidos), Ex 34: 10; Isa. 59: 21; Jer. 31: 36; 33: 20; 34: 13.  Por lo mismo, también encontramos que karath berith (cortar un pacto) se constituye no solamente con las preposiciones ‘am y ben (con), sino también con lamedte, Josué 9: 6; Isa. 55: 3; 61: 8; Jer. 32: 40. Naturalmente, cuando Dios establece un pacto con el hombre este carácter unilateral es muy evidente, puesto que Dios y el hombre no son partes iguales. Dios es el Soberano que impone sus ordenanzas sobre sus criaturas. [21]

¿Qué era el Viejo Pacto?

Así se denomina en el Nuevo Testamento, al pacto que hiciera Dios con Israel en el Sinaí el día que les entregó los diez mandamientos, y las leyes que le regirían como pueblo de Jehová sobre la tierra (Ex.19:5). Este pacto tuvo validez desde ese día recién mencionado, hasta la muerte de Cristo en la cruz, quién con su sacrificio puso fin al viejo o primer pacto, y dio comienzo a uno nuevo, a un mejor pacto; ambos pactos constituyen en sí, el cuerpo y alma de toda la Biblia. Estos dos pactos tienen gran similitud entre sí, pero al mismo tiempo difieren considerablemente el uno del otro. Uno actúa sólo como figura y sombra, mientras que el otro, es la imagen misma.

Heb. 9:1 dice, que el primer pacto tenía ordenanzas de culto y un santuario terrenal, mientras que el capítulo 8 y verso 5 dice, que ese culto y ese santuario, eran “figura y sombra de las cosas celestiales”, lo cual significa, que todo lo que constituía el viejo pacto; su sacerdocio, su culto, su santuario, todo era sombra o símbolo de las cosas celestiales. Hebreos 10 comienza diciendo que la ley tenía la sombra de los bienes venideros, y no la imagen misma de las cosas.

El primer pacto solo fue sombra. La ley, el santuario, el sacerdocio, el culto judío y su templo, solo fue sombra de cosas mejores, y que estaban en el futuro de ellos, pero Israel nunca lo entendió. La sombra indicaba que había una imagen; nadie podía verla, pero todo el sistema del viejo pacto hablaba de esa imagen.

Cada detalle, cada elemento, constituía una sombra y figura de una imagen superior, y que el escritor a los hebreos llama “bienes venideros”. Esos bienes venideros, era un nuevo pacto que Dios haría (Jer.31:31), pero no uno más, sino, el más importante de todos; un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas (Heb.8:6); un pacto eterno (Heb.13:20).

Al decir: Nuevo Pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer (Heb. 8:13).

¿Cuál era la función del Primer Pacto?

En el viejo pacto, se escondía toda la gloria del nuevo. Pablo habla del misterio oculto desde los siglos y edades, y que ahora ha sido manifestado a los santos que es la iglesia. Ese misterio era Cristo, la gloria del nuevo pacto (Col.1:26, 27). El pacto entre Dios e Israel en el pasado fue como un contrato matrimonial. Dios tomó a Israel como su esposa legítima (Jer.3:14), y por medio de la ley dada en el monte Sinaí, quedaron estipuladas legalmente las mutuas obligaciones y promesas de ambas partes (Ex.34:14).

Lamentablemente Israel no fue fiel al pacto (Jer.3:20; 31:32), por lo que Dios en conformidad con las disposiciones pactadas (Deut.28:15) desechó a su pueblo elegido, y transfirió todas las promesas a una nueva esposa, la iglesia. Todas las promesas hechas a Israel en el viejo pacto, se cumplen en la Iglesia.

La gloria del Viejo Pacto

Se ha escrito y hablado bastante con respecto a los materiales con que estaba construido el tabernáculo y su simbología, pero me parece que muy poco, o tal vez, nada se ha dicho sobre lo que representaba el culto que en él se ofrecía. Es sorprendente descubrir, todo lo que guardaba la gloria de la vieja alianza, en especial su culto levítico. En los capítulos 8, 9 y 10 de Hebreos, el escritor hace prácticamente una recreación escrita sobre el culto y los procedimientos que se desarrollaba en el santuario bajo el viejo pacto, destacando las diferentes ceremonias que se realizaban en cada una de las partes del tabernáculo, y su respectivo paralelismo con “los bienes venideros”, que es el nuevo pacto.

El tabernáculo y todo su culto levítico fueron figura de Cristo y su obra completa de la redención. Tanto el sacrificio continuo, es decir, el que se realizaba diariamente en el altar, como el que se realizaba una vez al año en el día de la expiación, prefiguraban al sacrificio expiatorio de Cristo, desde su misma muerte en la cruz hasta su retorno en gloria en su segunda venida; pero no se nos ha dicho o explicado el significado completo de esta figura, tal vez, porque no lo han visto claramente; pero permítame mostrarle la figura y su imagen tal cual nos la enseña la Biblia. Ponga mucha atención a lo que va a leer.

El acto supremo de la redención, tiene su figura máxima en el gran día de la expiación, cuando el sumo sacerdote, figura de Cristo, realizaba toda la ceremonia. Toda la observancia de este acto supremo se registra principalmente en Lev. 16.

Concepto teológico de pacto en el N.T

El  Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia nos da el Concepto Teológico de la palabra pacto en El Nuevo Testamento:[9]

  • La promesa de un nuevo pacto (o sea, una renovación decisiva y final del pacto eterno) se cumplió en Jesucristo II Cor 1:19, 20).  Como el segundo Adán (I Cor 15.45ss) e imagen de Dios (Col. 1:15).
  • Cristo cumple con los requisitos del pacto por parte de todos los hombres y así renueva la imagen divina en el hombre (Ro 5:12–21; II Cor 3:18).
  • Cristo forma su Iglesia en la que nada puede prevalecer (Mat. 16:18), y nos somete a un lavamiento con agua vivificadora e inmortal, como en el caso de Noé (I Pe 3:20s).
  • En Cristo se cumplen las promesas del pacto hecho con Abraham (Luc. 1:54, 55, 72–75) y con David (Luc 1.68–71) y las estipulaciones del pacto mosaico con Israel (Mat 5:17, 18).
  • El nuevo pacto se funda en la sangre de Cristo, su Mediador (Heb. 12:24), quien identificó este pacto (Luc 22.20; I Cor 11.25) con el pacto eterno (Mat 26:28; Mar 14:24, BJ).
  • Puesto que el nuevo pacto representa una confirmación del pacto eterno, las promesas y provisiones fundamentales de los pactos anteriores permanecen vigentes ((Ef. 2.12; 2 Ti. 3:15–17).
  • El Pueblo de Dios todavía se llama “Israel” (Gál 6.16), y se desarrolla a partir del núcleo de judíos creyentes (Ro 11.1–6). Sin embargo, del Olivo se desgajan a los judíos incrédulos y se injertan (Ro 11.7–24) y hacen miembros de la familia de Dios (Ef. 2:11–22) a los gentiles creyentes.
  • Sigue en efecto el deber de levantar una descendencia santa (Tit 2.14; 1 Pe. 2:9), y ahora este deber incluye la labor evangelizadora (Mat 28:19-20; I Cor. 4.15; etc.; cf. Deut. 6.7–9). El nuevo pacto se destaca sobre todo por el gran desarrollo del ministerio del Espíritu Santo (Hch 2; II Cor. 3:4–18; etc.).
  • Hebreos explica la superioridad del nuevo pacto (9:16,17), y tanto allí como en Gál 3:15–17 la garantía del pacto es la muerte de Cristo, “porque el testamento con la muerte se confirma”. Su finalidad también se acentúa por el uso del concepto de un “Testamento”, que es otro significado del griego diatheke»

Los pactos, constituyen el corazón de toda la revelación especial de Dios [3].  Es en la cruz, donde Dios cumplió  los 3 pactos anteriores (Abrahámico,Mosaico y Levítico), ya que aunque todos estos pactos tenían un propósito distinto, todos los pactos (y aún toda la Biblia) apuntaban a Cristo. Dios, es un Dios de pactos.

¿Qué es el Nuevo Pacto?

Este Nuevo Pacto, “fue proclamado a Israel en el A.T. Debemos recordar que los elementos espirituales de este pacto han sido otorgados a la iglesia, pero no se cumplirá en su totalidad sino hasta el final de la historia. Nuestro Señor Jesucristo, en su gracia ha permitido que la iglesia participe de esos elementos durante la presente era. Mat. 26:27-29 y I Corintios hablan de ese Pacto cuyas bendiciones son obtenidas solamente por medio del sacrificio de la sangre de Jesús. En Gál. 4:21-31, por medio de una interesante alegoría, el apóstol Pablo define el Antiguo Pacto como el Pacto Mosaico y el Nuevo Pacto como el pacto que el sacrificio de Cristo hizo efectivo.”[7]

Y notemos que “Pablo asocia la salvación solo con el Nuevo Pacto. Nótese que Hebreos 8:8-12 cita a Jer. 31:31-34. El libro de Hebreos específicamente identifica a Cristo como el mediador de un “mejor pacto” [Heb.12:24] establecido sobre el sacrificio de Cristo, que asegura la bendición eterna bajo el Pacto hecho con Abraham (Gál. 3:13-29) para todos los que creen.”[8]

El nuevo pacto es la nueva economía de Dios; el nuevo orden divino para el hombre, y lo constituyen Cristo y su Iglesia. Ambos, en su calidad de Sumo Sacerdote y real sacerdocio, conforman el reino de Dios sobre la tierra; el misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres (Ef.3:5).

Cuando Juan el bautista aparece en la escena pública predicando en el desierto de Judea, en su calidad de precursor del mesías, su mensaje era este: (Mat. 3:2) “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”. Ese reino del que Juan hablaba, era el reino de Dios, el mismo que Jesús confirmó después que Juan fue encarcelado, diciendo: (Mar.1:15) “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio”.

Esa palabra es clave: “El tiempo se ha cumplido”. ¿De qué tiempo cumplido está hablando Jesús? Del tiempo anunciado por los profetas antiguos. Tiempo en el que Dios establecería un nuevo pacto con la casa de Israel (Jer.31:31), y traería su reino sobre la tierra.

Dan. 2:44 dice: “Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre”.

Hay muchos que ven el reino profetizado por Daniel, como un evento todavía futuro, aunque leen lo mismo que leemos nosotros, pareciera que ellos no entendieran lo que leen. Jesús dijo claramente, que su reino estaba presente: (Lc.17:21) “… porque he aquí el reino de Dios está entre vosotros”; que ya había llegado: (Lc.11:20) “Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros”.

Ese reino era el nuevo pacto, la nueva alianza que Dios confirmaría con muchos (Dn.9:27), por medio de la sangre de Jesucristo (Mat.26:28).

Todas las figuras del primer pacto (Israel, la ley, el templo y su culto), había llegado a su fin; la imagen ya era una realidad, Jesucristo el sumo sacerdote de los bienes venideros (Heb.9:11) estaba presente; por tanto, era necesario quitar lo primero, el viejo pacto, para establecer esto último (Heb.10:9), el nuevo pacto.

syntaxis del Nuevo Pacto

El término griego diatheke (διαθηκη) es la traducción del término berît en la Septuaginta. Ocurre 33 veces en el Nuevo Testamento, 7 en el libro de Hebreos, 9 en las epístolas de Pablo, 4 en los evangelios sinópticos, 2 en Hechos y una en el Apocalipsis. En los escritos helenísticos significa exclusivamente ‘testamento’ lo cual no es adecuado para traducir la palabra berît.

Debido a ello se ha utilizado la palabra syntheke (συνθηκη), la cual no es mejor, ya que tiene la idea de equidad entre las personas que entran en el acuerdo. Por ello, hombres como Vos prefieren el uso de diatheke, ya que la palabra ‘testamento’ en la ley Greco-Siria no tiene el mismo significado que en la ley romana, en donde ‘testamento’ requiere la muerte del que hace el pacto. Otra diferencia entre la primera ley y la romana es que incluye bendiciones inmediatas.[17]

Con la venida de Jesús como el Cristo, el Nuevo Testamento demuestra cmo esto se relaciona con el pacto Abrahámico. Jesús es visto como el único enviado por Dios para liberar a Israel de sus enemigos y para cumplir las promesas del pacto Abrahámico. El Nuevo Testamento, ve a los israelitas como los descendientes de Abraham, sin embrago ser descendiente por la carne no garantiza que alguien pueda gozar de las promesas. Un israelita debe tener fe y arrepentirse para experimentar las bendiciones de Dios. El Nuevo Testamento habla de un remanente de israelitas fieles como una muestra de que Dios liberará a Israel. Además, los gentiles creyentes son llamados en el Nuevo Testamento “descendientes de Abraham,” debido a su unión con Cristo. El cumplimiento final de este pacto ocurrirá en el futuro con la venida de Cristo.[18]

En la septuaginta la palabra berith se traduce diatheke, en cada uno de los pasajes en donde ocurre, con excepción de Deut. 9: 15; (marturion) I Reyes 11: 11 (entole). La palabra diatheke se reduce a este uso, excepto en cuatro pasajes. Este uso de la palabra parece muy peculiar en vista del hecho de que no es la palabra griega usual para pacto sino que realm ente denota una disposición, y consecuentemente también un testamento. La palabra ordinaria para pacto es suntheke ¿Intentaron los traductores sustituir la idea de pacto con otra idea? Evidentemente no, porque en Isa. 28: 15 usan las dos palabras como sinónimas y allí diatheke significa claramente un pacto o un convenio. De aquí que no hay duda de que atribuyeran a diatheke el significado de convenio.[22]

Conclución

“El comprender los pactos es sumamente importante, ya que nos proveen de una base teológica para comprender el trabajo de Dios a través de la historia humana”[15], cita el médico y teólogo reformado Eduardo Fuentes

Quiero que ud. recuerde que el viejo pacto ya pasó. Querido lector, nosotros participamos de un mejor pacto, hecho sobre mejores promesas,dice el autor de la ep. a los Hebreos.Y por este motivo, nuestra metodologia debe ser superior a la del viejo pacto.

  • “Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas.” (Heb. 8:6);

Son mejores las promesas que ahora tenemos que las tuvieron los antepasados de Cristo, en el sentido de que son superiores. Los santos del A.T muerieron sin alcanzar estas promesas, explica el autor de la ep. a los hebreos

  • “Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo” (Heb. 11:13).

Estas promesas apuntan a Cristo resucitado

  •  “Bienaventurados nuestros ojos, porque ven; y nuestros oídos, porque oyen. Porque de cierto, que muchos profetas y justos desearon ver lo que vemos, y no lo vieron; y oír lo que oímos, y no lo oyeron.” (Mat. 13:16-17) 

Israel no permaneció en el pacto que había establecido Dios con ellos, decidieron soltar la mano de aquel que le había tomado para sacarle de la esclavitud y llevarle a lugar de reposo; por lo que Dios se desentendió de ellos. Cuando un hombre no quiere atender a Dios hay un desentendimiento divino; el Señor dirá “nunca los conocí” aunque se hubiera pensado tener una relación con él.

El Señor está interesado en crear un mejor vínculo, el vinculo de un mejor pacto, y establecer mejores promesas. El Señor ya había determinado hacer un nuevo pacto. El pacto ya ha sido establecido por Cristo Jesús; este tenía que ser dado a Israel pues fue Israel quien invalido en antiguo pacto (Jer. 31:27-34).

La salvación viene por los judíos pero el plan de Dios era dejar carta abierta “para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Jn. 3:16).

El Señor permitió que hubiera también salvación para los gentiles,

  • “Algunas de las ramas fueron desgajadas, y nosotros, siendo olivo silvestre, hemos sido injertados en lugar de ellas, y hemos sido hecho participantes de la raíz y de la rica savia del olivo” (Ro. 11:17).

Nosotros somos olivo silvestre tomadas de muchos lugares,  incrustados y tomando de la raíz espiritual. El Señor rompió la rama que no había dado fruto, aquella que se había olvidado de su pacto; y con esto abrió espacio para otras ramas que tenía ya en su mente y en su corazón. Este nuevo injerto durará para siempre, por la eternidad, pues no será como en el antiguo pacto en el que él se desentendió, ahora se tienen a gente ligada para siempre a Cristo Jesús.

El pueblo del antiguo pacto se olvidó de Dios, de su pacto. Hoy debemos permanecer, y lo podemos hacer gracias a que él, porque Dios

  • “nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él” (Ef. 1:4).

NO SON POCOS  los que están abandonando hoy la fe porque, en el fondo, nunca han experimentado que Dios podía ser para ellos fuente de vida y de alegría. Al contrario, siempre han sentido la religión como un estorbo para vivir. En ellos ha quedado el recuerdo de un cristianismo que poco tiene que ver con la felicidad que buscan ahora mismo desde el fondo de su ser. Hoy, alejados cada vez más de la experiencia religiosa, y respirando un ambiente social donde la religión es considerada como algo negativo y molesto, estas personas sólo sienten desafecto y desconfianza ante el cristianismo. No creen que la fe pueda aportarles nada importante para sentirse mejor, resalta Pagola, un teólogo católico en la introducción de uno de sus libros.[10]

Ayer,mientras empezaba a reflexionar este articulo, un amigo cristiano de mi país me escribió en mi red de facebook, las siguientes palabras

Hola, Paulo, sabes, tengo ganas de irme de la iglesia evangelica…, la verdad, desde que conoci al Señor no he tenido mas que pruebas, y ahora en estos momentos, me he dado cuenta que, desde que murio mi madre, los problemas han sido tan graves que ya no se que hacer…, he llegado a la conclusion que si estos problemas son tan graves y Dios nunca me ayudo a solucionarlos es porque, o no quiere, o no existe o bien, nuestra fe esta equivocada, sinceramente, me he cansado de orar por tanto tiempo, años, sin respuesta y la verdad, son problemas serios…, un abrazo.

Estas palabras me llegaron, y me preocupé. Pensé lo peor…. El me dijo hoy que estaba mejor, pero que se la había terminado la esperanza.Pero Dios es un Dios de pactos y El es fiel.

Cuantos cristianos viviendo de prueba en prueba, mas que de victoria en victoria. Quiero que recordemos entonces, que si hemos pecado, hay solución: la sangre de Jesús nos limpia de todo pecado.y por favor, no digo que no lea el Antiguo Testamento o no reclame en fe alguna promesa del viejo Testamento. Solo le ruego que no haga mas teología del viejo pacto  y sus instituciones. Ni siquiera reclame el diezmo, por favor, porque esta conducta es del Antiguo Testamento. Ni predique mas legalismos, que ya hay demasiadas cuestiones dificiles en nuestros tiempos como para agregar las del viejo pacto.Ya hay demasiados cristianos legalistas  y religiosos,como para seguir viviendo asi.

Cita Pagola que

La falta de esperanza cierra el camino hacia la felicidad Por otra parte, mina las fuerzas de quien se ha de enfrentar al sufrimiento, sin esperanza, el mal se hace más duro y penoso Por eso, de todos los rasgos que parecen caracterizar al hombre de hoy, el más preocupante es, probablemente, la pérdida de esperanza.[11]

Pero el mensaje del evangelio trae esperanza.No se lo olvide,por favor.

Al ser humano le falta siempre algo, y por eso es una búsqueda constante por la felicidad. El hombre descubre también aquí, en el ámbito del querer, que debe autotrascenderse, porque el hombre ha sido creado de tal manera que no puede hallar en sí mismo el bien que busca y le hace feliz. El amor es acto de una de las potencias del alma, de la voluntad, el amor es el motor, el peso, como el peso es una fuerza propia e interior de la piedra, así el amor es algo propio e íntimo a la esencia y al dinamismo de quien ama.

Mueve la voluntad hacia el bien como el peso arrastra a los cuerpos físicos hasta su lugar natural de reposo”.

Esta felicidad se encuentra en Dios.

  • Mi fuerza de gravedad es mi amor; ella me atrae cuando algo me atrae; tus excelencias nos inflaman y nos arrastran; somos encendidos y se explaya nuestro ser”;
  • ”feciste nos ad te et inquietun es cor nostrum donec requiscat in Te.”; (“Nos hiciste para ti, e inquieto está nuestro corazón hasta que descanse en ti”).
  • Dilige et quod vis fac” (“ama y haz lo que quieras”)

Dios no ejecuta sus aciones asi, o porque si nomas.Si bien su Palabra basta y sobra para asegurar el cumplimiento de lo dicho o lo prometido,pero El lo hace sobre sus leyes y decretos, dando a entender con esto que no puede trasgredir Su pacto, pues sería como actuar en contra de Su propia naturaleza Divina. Quiera Dios que más cristianos entren en una consciencia verdadera acerca del Pacto con El para entender mejor su relación. Lamentablemente esta es una doctrina que poco se escucha en nuestras iglesias, aunque se repite a menudo en la Biblia.

Dios lo bendiga y un fuerte abrazo.

Continúa…
————

Fuentes:

[0] [1] [2] http://destino.blogcindario.com/2011/08/00180-consumado-es-juan-19-30.html

[3] Dicc Mundo Hispano

[4]  https://elteologillo.wordpress.com/2013/03/20/consumado-es-parte-1-introduccion/

[5] http://lumbrera.wordpress.com/2009/08/16/los-pactos-en-la-biblia/

[6] http://www.seminarioabierto.com/doctrina121.htm

[7] http://lumbrera.wordpress.com/2009/08/16/los-pactos-en-la-biblia/

[8] http://lumbrera.wordpress.com/2009/08/16/los-pactos-en-la-biblia/

[9] Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia Wilton M. Nelson

[10] Pagola, Jose Antonio, “Es Bueno Creer”,pag. 4 ,.ed.San Pablo,

[11] Ibid,pag. 5

[12] http://www.seminarioabierto.com/doctrina121.htm

[13]  Gottfried Quell. Theological Dictionary of the Old Testament, Página 107 cit en http://sujetosalaroca.com/2008/03/18/los-pactos-biblicos-introduccion/

[14] J. Payne. Covenant in the Old Testament. Página 1001, cit en http://sujetosalaroca.com/2008/03/18/los-pactos-biblicos-introduccion/

[15] http://sujetosalaroca.com/2008/03/18/los-pactos-biblicos-introduccion/

[16] http://sujetosalaroca.com/2008/03/18/los-pactos-biblicos-introduccion/

[17] http://sujetosalaroca.com/2008/03/18/los-pactos-biblicos-introduccion/

[18] http://sujetosalaroca.com/2008/03/18/los-pactos-biblicos-introduccion/

[19] Luis Berkhof – Teologia Sistematica,pag. 259,ed.Unilit.

[20] Ibid

[21] Ibid,pag.330

[22] ibid

[23] ibid,pag. 332

—-
Otras fuentes:

Consumado es – Parte 1 Introducción


Consumado es parte  1 – Parte 1 Introducción

Por Paulo Arieu

Revisado y actualizado: 27 de marzo del 2013

crucifixion-of-jesus

I. Introducción

N.A: Al final de este artículo, en la nota señalizada como [0],ud podrá leer un comentario referido a la etimología de la palabra “consumado es”, traducción del griego tetelestai.

  • “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.” (1 Cor. 1: 18)
  • “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.”(Ro. 1:16)
  • “Consumado es” (Jn.19:30 RV 1960)

«Las Siete Palabras» en la cruz, el sermón supremo de Jesús

Este artículo, es la introducción a una serie de artículos, donde reflexionaré sobre la sexta palabra del Señor en la cruz del calvario. La séptima seria la de Sal. 31:5, según lo cita Lucas 23:46.

Sin duda, uno de los relatos bíblicos más leídos y reflexionados durante la Semana Santa, es obviamente, el relato de la crucifixión. Recordamos los sufrimientos de Jesús -su pasión-, celebramos su victoria sobre el pecado -nuestra salvación-, y todo ello nos mueve a la adoración a Dios. Así cantamos, emocionados y llenos de gratitud, «La cruz sangrienta al contemplar», «Cabeza ensangrentada» y otro himnos de gran riqueza espiritual y teológica.

Durante las horas que estuvo clavado en la cruz, el Señor exclamó siete frases memorables que se han venido en llamar “las siete Palabras”. Fueron sus últimas palabras. Y con estas breves frases Jesús pronuncia el mensaje más profundo que se haya predicado jamás, una verdadera síntesis del Evangelio. Allí encontramos resumido lo más extraordinario del carácter de nuestro Señor y del plan divino para con el ser humano. El “Sermón de las siete Palabras”,  ha inspirado innumerables predicaciones y escritos a lo largo de los siglos.

Por  ejemplo, J.Sebastián Bach recoge en su emocionante Pasión según San Mateo, el espíritu inigualable de este texto bíblico. También J. Haydn en el siglo XVIII compuso, por encargo, una obra muy apreciada sobre Las Siete Palabras en la que pone música a este memorable pasaje.

Estas siete tremendas y dramáticas palabras, son las que Juan usa para ya cerrar el telón de este magistral relato. Juan estaba al pie de la cruz, escuchando y asistiendo al sufrimiento de su lider espiritual y gran amigo. Con estas palabras Jesús expresa que su obra, que su ministerio y que su sufrimiento “había llegado a su fin y habia vencido” [3] Son fuertes las expresiones que pone Juan en boca del Señor Jesús.Estas siete palabras, fueron la modesta oración fúnebre del Señor, quien muere clavado a dos pedazos de madera, con los brazos en cruz.

En esta reflexión, al filo de la Semana Santa quiero compartir sólo una  de las siete palabras. Para mí, es en la cruz donde la belleza del carácter de Cristo alcanza su máximo esplendor. En la hora de la mayor oscuridad, sus palabras brillan como oro refulgente. Profundizar en estas palabras de Jesús, puede ayudarnos a amarle más a él y también moldear nuestro acercamiento hacia las personas, en especial las que sufren, a lo largo de mi vida.

III.Syntaxis:

Estas palabras(en ingl. “it is finished”) fueron pronunciadas con mucha fuerza e intensidad, pues Nuestro Señor Jesús quizo captar la atención de todos aquellos que estaban a su alrededor. Es que se iniciaría en breves instantes, una nueva etapa en la historia la humanidad. Ahora el ser humano podría ser redimido con la sangre preciosa de Jesús, el perfecto cordero de Dios.

  • “Consumado es”,proviene del griego “Tetelestai”.

a) De acuerdo  al contexto histórico,cultural y geográfico del pueblo de Israel, esta es una palabra que los pastores ovejeros de Israel usaban cuando encontraban una oveja perfecta [0] Esta ilustración está muy de acuerdo con toda la biblia, el evangelio de Juan y lo que conocemos de la cultura de Israel. Y Cristo murió en la cruz, como la oveja perfecta de Dios. Luego que los soldados le dieron de beber el vinagre, Jesús murmuró: ”Todo se ha cumplido” (Jn.19:30).

Todo se ha cumplido” se traduce de una palabra en griego. La palabra es telestai. Esto significa que se acabará, completar, ha cumplido y perfeccionado. Era una palabra común que utilizaban los comerciantes para usarlo en el sentido de que el precio había sido pagado en su totalidad. Pastores y sacerdotes lo usaban cuando encontró a la oveja perfecta, ya que eran las utilizadas para el sacrificio. Y los siervos usaban la palabra cuando informaban a sus amos que su trabajo había sido completado. Así telestai era una frase muy común en la cultura hebrea. [17]

Es una expresión que la mayoría de los presentes entendió. Es un término contable. Los arquéologos han descubierto en papiros, recibos de pago de impuestos con la palabra tetelestai escrita en ellos, significando “pagado por completo”.[13]

Los estudiosos dieron una visión más clara sobre el significado de esta expresión hace unos años, después de algunos arqueólogos desenterraron en Tierra Santa, la oficina de un recaudador de impuestos que estaba casi intacto, con todos los registros de impuestos y todo. Había dos montones de registros de impuestos y uno de ellos tenía la palabra, tetelestai, en la parte superior.  En otras palabras, “pagado por completo”. A estas personas Cristo no les debe nada. Así que, cuando Jesús dijo: “Consumado es,” lo que está terminado? Es la deuda que tenemos con Dios por nuestros pecados.  Se ha pagado en su totalidad.[16]

b) De acuerdo al griego, de las comunidades judios – helénicos a las que fue dirigido inicialmente este cuarto evangelio sinóptico, este término es de cumplimiento, cumplimiento de la misión del Señor.

Este término, deriva a su vez del gr. teleo (τελέω, 5025), acabar, llevar a su fin (telos, fin). Significa con frecuencia no meramente acabar una cosa, sino llevarla a su plenitud. Se traduce con el verbo consumar en Jn 19.28, donde se halla en el original en tiempo presente, lo mismo que en el v. 30: «Consumado es»; como dice Stier: «esta palabra estaba en su corazón antes de pronunciarla»; se traduce también con este verbo en Ap 10.7 y en 15.1 .[11]

Jesús dijo, “todo terminó” (o consumado es). Tal como lo veía Jesús, se había completado toda la obra de la redención (tanto la obediencia activa como la pasiva, tanto el cumplimiento de la ley como el sobrellevar su maldición). Y si alguien objetara que todavía no se había realizado la sepultura y que también esto (al igual que el descanso en el sepulcro hasta el momento de la resurrección) era parte de la humillación de Cristo, la respuesta sería muy sencilla: en la mente de Cristo la sepultura es tan cierta que puede hablar como si también se hubiera cumplido esto.[12]

Cristo es nuestra Pascua, y su salvación es por Su gracia infinita. Al dar Jesús su último aliento en la cruz, Él proclamó  que nuestra deuda con el pecado, había sido por El cancelada y satisfecha totalmente por completo.

IV. Concordancia

a) Juan

Juan fue un testigo visual de todo lo acontecido al pie de la cruz. Creo que posiblemente, estaba emocionalmente mucho mas involucrado con todo lo que estaba pasando que el resto de los discipulos, por su profunda amistad con Cristo. En los evangelios resalta además que el Señor le confió el cuidado de su madre (según su humanidad), la “Virgen Maria”. La reina Valera 1960, en Jn. 19:28 cita que “Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed.” Pero creo que la TLA(*) lo traduce mejor, al escribir que Jesús sabía perfectamente que Él había hecho todo lo que Dios le había ordenado que Él hiciese.Y por este motivo, cita que Jesús dijo que sentía sed, para que se cumpliese la escritura.

  • Jesús sabía que ya había hecho todo lo que Dios le había ordenado. Por eso, y para que se cumpliera lo que dice la Biblia, dijo: «Tengo sed».”(Jn.19:28 TLA)

b) Mateo

Mateo, el ex-publicano, es el otro testigo visual de la crucifixión.Los evangelios no citan especificamente que el estaba en el area de la ejecución,pero si no lo estaba, seguro que andaria por las inmediaciones. Mateo añade otros detalles importantes en el cap.27 de su evangelio (TLA), como el clamor de Jesús al Padre al sentirse abandonado.Los romanos creyeron que Jesús había llamado al profeta Elias.

  • ” Desde el mediodía hasta las tres de la tarde, el cielo se puso oscuro. A esa hora, Jesús gritó con mucha fuerza: «¡Elí, Elí!, ¿lemá sabactani?»Eso quiere decir: «¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?»Algunos de los que estaban allí,  lo oyeron y dijeron: «¡Está llamando al profeta Elías!»” (v.45-47)

Los romanos creyendo que tenia sed, ya que Juan cita textualmente esto, le dieron de beber vinagre. Los observadores se burlaban de El en forma irónica exprensando que quizás el profeta Elias (al que ellos presumían  estaba llamando), viniese a salvarlo.

  • Uno de ellos buscó enseguida una esponja, la empapó con vinagre, la ató en el extremo de un palo largo y se la acercó a Jesús, para que bebiera. Los demás que observaban le dijeron: «Déjalo, vamos a ver si Elías viene a salvarlo.»”(v.48-49)

Jesús volvió a gritar y según Mateo, Él acá muere. Se razgó el velo del templo,y se produjo un fuerte terremoto y también una resurrección de muertos.

  •  “Jesús lanzó otro fuerte grito, y murió. En aquel momento, la cortina del templo se partió en dos, de arriba abajo, la tierra tembló y las rocas se partieron; las tumbas se abrieron, y muchos de los que confiaban en Dios y ya habían muerto, volvieron a vivir. Después de que Jesús resucitó, esas personas entraron en Jerusalén y mucha gente las vio.”(v.50-53)

Algunos soldados romanos se convirtieron ante lo sucedido.

  • ” El oficial romano y los soldados que vigilaban a Jesús sintieron el terremoto y vieron todo lo que pasaba. Temblando de miedo dijeron: «¡Es verdad, este hombre era el Hijo de Dios!»”(v.54)

c) Lucas

Lucas no fué testigo. El narra desde el punto de vista del historiador.(Cap.23 TLA)

  • Como a las doce del día el sol dejó de brillar, y todo el país quedó en oscuridad hasta las tres de la tarde. La cortina del templo se partió en dos, de arriba abajo. Jesús gritó con fuerza y dijo: «¡Padre, mi vida está en tus manos!»Después de decir esto, murió.(v.44-46)
  • El capitán romano vio lo que había pasado, alabó a Dios y dijo: «En verdad, éste era un hombre bueno.»”(v.47)
  • Al ver todo eso, la gente que estaba allí volvió a su casa llena de tristeza, pues se sentía culpable.”(v.48)
  • Todos los amigos íntimos de Jesús, y las mujeres que lo habían seguido desde Galilea, se mantenían a cierta distancia, mirando lo que pasaba.”(v.49)

d) Marcos

Se cree que el evangelio de Marcos,posiblemente, fue el primer evangelio escrito. Marcos no fue testigo visual de los hechos.(cap.15 TLA). Fue discípulo de (san) Pedro, el apostol del Señor.[9]

  • Desde el mediodía hasta las tres de la tarde, el cielo se puso oscuro. A esa hora, Jesús gritó con mucha fuerza: «Eloí, Eloí, ¿lemá sabactani?» Eso quiere decir: «¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?»Algunos de los que estaban allí lo oyeron, y dijeron: «Oigan, está llamando al profeta Elías.»:(v.33-34)
  • Uno de ellos consiguió una esponja, la empapó con vinagre, la ató al extremo de un palo largo, y se la acercó a Jesús para que bebiera. Entonces dijo: «Vamos a ver si Elías viene a bajarlo de la cruz.»(v.36)
  • Jesús lanzó un fuerte grito y murió. En aquel momento, la cortina del templo se partió en dos pedazos de arriba abajo.(v.37-38)
  • El oficial romano que estaba frente a Jesús lo vio morir, y dijo:—En verdad este hombre era el Hijo de Dios.(v.39)
  • Había allí muchas mujeres que miraban desde lejos. Entre ellas estaban María Magdalena, Salomé y María, la madre de José y de Santiago el menor. Ellas habían seguido y ayudado a Jesús en Galilea. Además, estaban allí muchas otras mujeres que habían acompañado a Jesús en su viaje a Jerusalén.(v.40-41)

V. Comentarios

Roger Caratini ilustra esto diciendo que

E inclinado la cabeza, expiró lanzando un gran grito que lleno de terror los corazones de los testigos. Al mismo tiempo, se razgó el velo del templo, que separaba el sanctasanctorum del resto del santuario. Era un poco mas de las tres de la tarde del viernes 7 de abril. Las nuebes, espesas y cada vez mas oscuras, seguían ocultando el sol, que había empezado a declinar. Se habia cumplido la predicción de las escrituras (Joel 4:14-16) [1]

Y también comenta que:

Entonces, en el monte calvo y ahora silencioso del Golgota, bajo el cielo negro de las nubes, se alzó la voz grave y áspera del centurion que todo el tiempo habia estado vigilando las tres cruces, quien dijo “Verderamente, este hombre era el Hijo de Dios” (Mat.27:54; Mar. 15:39; Luc.23:47). Esta fue la modesta oración funebre del Hijo del Hombre,que acababa de extinguirse, clavado a dos pedazos de Madera,con los brazos en cruz, la cabeza inclinada sobre su hombre izquierdo y la mitad de su rostro cubierto por su larga cabellera. Los dos ladrones que habian sido crucificados a sus costados todavía respiraban. Era el momento que los judíos llamaban el primer atardecer. El primer atardecer del dia era el momento en que el sol comenzaba a bajar, es decir entre las tres y las cuatro de la tarde en el mes de abril. El Segundo atardecer era el momento en que el sol se ponía, es decir hacia las seis de la tarde a comienzos de ese mismo mes, la hora en que comenzaba el shabat semanal, que terminaba al dia siguiente, sabado, a la misma hora.Por esta razón, el viernes era llamado de preparación (del shabat). [2]

En Cristo Dios se proveyó de la oveja perfecta,“Al día siguiente Juan vio a Jesús que venía hacia él, y dijo: “Ahí está el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.” (Jn. 1:29 RV 1960) Y también dice Pedro que Cristo pagó el precio de nuestra rebelión, en I Pe. 1:18 “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.” (Tetelestai)

Estas tremendas palabras, sirven para que Jesús proclame la culminación de su ministerio terrenal. Su misión como siervo sufriente, profetizada en Is. 53, cumpliendo victoriosamente “con la voluntad de Dios y con las escrituras” [4]

En las próximas palabras Jesús entregará su espiritu al Padre. Cuanto tiempo pasó, no lo se. Solo se que El estaba sufriendo de verdad. Jesús es un hombre, tan pero tan humano, que es divino. Porque no hay otra explicación racional que lo que las escrituras revelan acerca de Cristo que explica este misterio. Por esto no debemos dejar de tener en cuenta que si bien es Dios quien está sufriendo y muriendo en la cruz, no por esto su sufrimiento es menos real. Is. 53:3 dice que fue un hombre que sufrió el dolor y experimentó “mucho sufrimiento”

Nosotros pensamos que Dios le había herido y humillado pero Cristo fue herido por nuestras rebeliones, fue golpeado por nuestras maldades, el sufrió en nuestro lugar. (Is. 53.5,8,10-13). Estos pasajes biblicos nos revelan que quien sufría no era cualquier persona.Era el Hijo del Dios viviente.Y su sufrimiento no era el de un maestro moral cualquiera, sino el del Hijo de Dios.

Y el escritor A. Pagola comenta que

Jesús muere en una soledad total. Ha sido condenado por las autoridades del templo. El pueblo no lo ha defendido. Los suyos han huido. A su alrededor solo escucha burlas y desprecio, comenta Pagola [5]

Desde la cruz el Hijo de Dios exclamó: «Consumado es» (Jn 19:30). Y por medio de la resurrección, Dios el Padre exclama: «¡De veras fue consumado!» La gran obra de pagar por nuestro pecado y proveer nuestra justicia y satisfacer la justicia de Dios quedó completamente terminada en la muerte de Jesús.

VI. Tres cosas importantes

1. Culminó el viejo pacto

2. Cumplimiento de la palabra

3. Se produjo un cambio geopolítico religioso.Israel dejará pronto de ser el epicentro de la religión de Dios y Occidente se transformará en el motor de las misiones cristianas.

El erudito anglicano, el obispo Stephen Neill dijo que “en la teología cristiana de la historia, la muerte de Cristo es el punto central de la historia. Allí convergen todas las rutas del pasado; por lo tanto, de allí nacen todas las rutas del futuro.” [18]

VII. Las últimas palabras de Martin Lutero

Lutero fue sepultado, apropiadamente, en la iglesia del castillo de Wittenberg. Esta fue la misma iglesia donde, veintinueve años antes, había clavado sus noventa y cinco tesis. Su lugar de descanso final fue inmediatamente debajo del púlpito, donde tantas veces se levantó para predicar la Palabra.

Antes de morir, el célebre reformador dijo

“Somos mendigos. Esto es verdad.” M. Lutero

VIII. Conclución

Yo creo lo mismo que dice Stott, que

” Jesús estaba muriendo en la cruz en el precismo momento en que se estaban matando los corderos pascuales” [19] Y por eso es que el grita “como loco”, que “consumado es”. El el cordero de esta pascua, y ya esta todo cumplido.No es necesario ir  a buscarlo a ningun otro lugar al cordero perfecto para el sacrificio.He alli en la cruz muriendo como ofrenda agradable al Padre, a Jehova, Dios de Israel.

Como dije al principio de este artículo, profundizar en estas palabras de Jesús, puede ayudarnos a amarle más a él y también moldear nuestro acercamiento hacia las personas, en especial las que sufren, a lo largo de nuestra vida. Lamentablemente, toda la historia sucedió igual.Los seres humanos tropiezan con la persona del Señor, con las demandas del “reino”, con su muerte, con su crucifixión o con su resurrección, como pasa con algunos catedráticos, que niegan algunos de estos hechos (ver aca). Su persona teoantrópica, es de tropiezo para los escépticos, los que se pierden. Es por este motivo, que citando las palabras del intelectual britanico C.S. Lewis digo lo mismo que el que

“Estoy tratando de prevenir que alguien diga las necedades que la gente dice de Él: ‘Yo estoy listo a aceptar que Jesús era un gran maestro moral, pero no acepto su autoproclamación como Dios.’ Eso es lo que no debemos decir. Un hombre que es meramente un hombre, y dice las cosas que Jesús dijo, no sería un gran maestro moral, sería en cambio, un lunático en el mismo nivel, que el hombre que dice cosas absurdas e incomprensibles. Tú debes elegir: Este hombre era, y es, el Hijo de Dios, o es un loco o algo peor. Tú, puedes rechazarlo porque es un incongruente, o tú puedes escupirle y matarlo como si fuera un demonio, o puedes caerte de rodillas y llamarlo Señor y Dios, pero no lo tratemos sólo como un gran maestro humano, pues no nos ha dejado esa alternativa. Él no intentó que la hubiera.” [6]

Este vívido detalle sólo es registrado en el evangelio de Juan. Jesús entregó el espíritu (paredöken to pneuma). Con la cita de Sal. 31:5 según Lucas 23:46: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu» (la última de las siete palabras de Jesús en la Cruz que nos han sido preservadas). Jesús murió con las palabras de este Salmo en sus labios. El apóstol Juan había vuelto junto a la Cruz.[10]

Para Dios el Padre estas palabras fueron de cumplimiento. “Durante cientos de años, ríos de sangre habían corrido desde el altar de Dios. Sin embargo, el precio del pecado nunca se había pagado. La obra de los sacerdotes había sido imperfecta. Cada día que pasaba traía nuevos pecados y con él nuevas demandas de sangre. Pero la Biblia enseña que lo que miles de sacrificios de animales no pudieron hacer, nuestro Señor lo pudo hacer con UN SOLO SACRIFICIO HECHO UNA VEZ Y PARA SIEMPRE.”[14]

Siempre es bueno recordar que Jesús dijo: “Consumado es.” Y no que, “estoy acabado.” Su vida estaba a punto de terminar en este punto, pero su enfoque no está en su vida, si en su regalo al mundo. Su misión será cumplida totalmente. Él pagará en su totalidad por los pecados de todos mediante su sacrificio. Esto es lo que está terminado “Consumado es”. “Estas palabras de Jesús expresan la garantía de que su salvación está asegurada, pues todo lo hizo el Señor. Lo único que hicimos fue recibir la salvación como un regalo, por gracia.”[15]

Recordemos que la crucifixion era un escándalo a la razón tanto para los judios como también para los griegos y romanos [8] y también recordemos que la muerte del salvador tiene un sentido vicario; le llega como resultado de ser el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, expresión que debemos entender con todas las connotaciones que tiene en el A.T. [7]. Veamos lo que escribió Pedro:

  • “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;” I Pe.3:18

Dios los bendiga mucho,  un fuerte abrazo y Felices pascuas!!!

——-

Notas:

(*) Traducción de Lenguaje Actual

[0] http://www.ibfmex.com.mx/sermones%20y%20estudios/consumado_es.htm

a) En Jn 19: 34. Hacer la voluntad (hina poiësö to thelëma). Uso no final de hina y el primer aoristo de subjuntivo en voz activa como sujeto o predicado nominativo como en 6:29; 15:8; 17:3. La consciencia mesiánica de Jesús es evidente y constante (5:30; 6:38). Él nunca tuvo un ápice de vacilación acerca de que el Padre lo había enviado. Y llevar a cabo su obra (kai teleiösö autou to ergon). Hina sobrentendido con teleiöso en un giro semejante, primer aoristo de subjuntivo en voz activa de teleioö (de teleios), traer a un fin. Ver 5:36. En 17:4 (la Oración Intercesora) dirá que ha cumplido la obra que el Padre le había dado para hacer. En la Cruz Jesús lanzará el grito de Tetelestai (Consumado es). Llevará a cabo el programa del Padre (Jn. 3:16). Éste es su «alimento». Había estado haciendo esto para ganar a la mujer para Dios.

En la Cruz Jesús lanzará el grito de Tetelestai  (Consumado es). También del mismo autor cita que en Jn.16:33,“Para que tengáis paz en mí “ (hina en emoi eirënën echëte). Esta majestuosa proclamación de victoria sobre la muerte puede compararse con tetelestai (Consumado está)  en Jn. 19:30, el clamor de Cristo al morir, y con hupernikömen (somos más que vencedores) de Pablo en Ro. 8:37,

b) En Jn.17:4, “Te he glorificado en la tierra” (egö se edoxasa epi tës gës). El versículo 3 es parentético y así el versículo 4 prosigue a partir del versículo 2. Él había orado por una adicional glorificación. He llevado a término (teleiösas). Primer participio aoristo en voz activa de teleioö, viejo verbo proveniente de teleios  (perfecto).

Empleado en Jn. 4:34 por Jesús con to ergon como aquí. Ésta era la «comida» (bröma) y gozo de Jesús. Ahora, al afrontar la muerte, no tiene ningún sentimiento de fracaso, a pesar de lo que pretenden algunos críticos modernos, sino más bien la plenitud de la consecución como en 19:30  (tetelestai). Cristo no muere frustrado, sino como el mensajero, apóstol (apesteilâs,, versículo 3) triunfante que del Padre ha venido a los hombres. Diste (dedökas). Perfecto de indicativo en voz activa de didömi, contemplado como una tarea permanente.

c) En Jn. 19:28, Estaba consumado (ëdë tetelestai). Perfecto de indicativo en voz pasiva de teleö. Véase la misma forma en el versículo 30. Como en 13:1, donde Jesús evidencia una total consciencia (sabiendo, eidös) del sentido de su muerte expiatoria. Se cumpliese (teleiöthëi). Primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva de teleioö en lugar del usual plëröthëi (versículo 24) con hina. Juan ve la sed de Jesús en el Salmo 69:21ss. Naturalmente, Jesús no clamó de un modo puramente mecánico. La sed es una de las más agudas agonías del suplicio de la crucifixión. Para el «perfeccionamiento» del Mesías mediante padecimientos físicos, véase Hebreos 2:10; 5:7ss.

d) En Jn.19:30, tomó (elaben). Segundo aoristo de indicativo en voz activa de lambanö. Jesús tomó el vinagre (un estimulante), aunque había rehusado el vinagre con sustancias narcotizantes. Consumado está (tetelestai). La misma forma que en el versículo 28. Un clamor de victoria en la hora de la derrota, como nenikëka en 16:33. Jesús conocía la relación de su muerte con nuestra redención (Mr. 10:45; Mt. 20:28; 26:28). Habiendo inclinado la cabeza (klinas tën kephalën). Participio primero aoristo en voz activa de klinö. Este vívido detalle sólo en Juan. Entregó el espíritu (paredöken to pneuma). Con la cita de Salmos 31:5 según Lucas 23:46: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu» (la última de las siete palabras de Jesús en la Cruz que nos han sido preservadas). Jesús murió con las palabras de este Salmo en sus labios. El apóstol Juan había vuelto junto a la Cruz.

Citado del libro electrónico  A.T. Robertson – Comentario al Texto Griego del Nuevo Testamento,pag. 202,251,258 ed.Clie

[1] Roger Caratini, Jesus, pag. 650

[2] Roger Caratini, Jesus, pag. 650

[3] Jesús el Mesias – Un estudio de la vida de Cristo, pag. 297

[4] Ibid

[5] A .Pagola, Jesús – Aproximación histórica, pag. 402

[6] http://illbehonest.com/espanol/jesucristo-gran-maestro-o-dios-encarnado-charles-leiter

[7] F.Ureta, Elementos de teología cristiana,pag. 134,ed.CBP

[8] https://elteologillo.wordpress.com/2013/03/26/la-crucifixion/

[9] Segun cita la enc. online Wikipedia,  Marcos es considerado por la tradición cristiana el autor del evangelio que lleva su nombre. Puesto que él no fue discípulo directo de Jesús basó su relato -siempre según la tradición- en las enseñanzas de Pedro. El autor más antiguo que asignó a Marcos la autoría de este evangelio fue Papías de Hierápolis, en la primera mitad del siglo II, en un testimonio citado por Eusebio de Cesarea.

 «y el anciano decía lo siguiente: Marcos, que fue intérprete de Pedro, escribió con exactitud todo lo que recordaba, pero no en orden de lo que el Señor dijo e hizo. Porque él no oyó ni siguió personalmente al Señor, sino, como dije, después a Pedro. Éste llevaba a cabo sus enseñanzas de acuerdo con las necesidades, pero no como quien va ordenando las palabras del Señor, más de modo que Marcos no se equivocó en absoluto cuando escribía ciertas cosas como las tenía en su memoria. Porque todo su empeño lo puso en no olvidar nada de lo que escuchó y en no escribir nada falso». (Eusebio, Hist. Ecl. iii. 39).

Desde el siglo II se dio por sentado que Marcos era el autor de este evangelio. Aunque es imposible tener ningún tipo de certeza a este respecto, se ha aducido convincentemente que no hay ninguna razón por la cual los primitivos cristianos tuvieran que adjudicar la autoría de este evangelio a un personaje oscuro que no fue discípulo directo de Jesús, en lugar de atribuírsela a uno de los apóstoles. [cit en http://es.m.wikipedia.org/wiki/Marcos_el_Evangelista#section_2]

[10]  A.T. Robertson – Comentario al Texto Griego del Nuevo Testamento,pag. 258,op. cit.

[11] Diccionario-Biblico-VINE-Vine,ed. Caribe,pag. 718

[12] Comentario de JUAN William Hendriksen,pag. 537, WILLIAM HENDRIKSEN Exposición del Evangelio Según San Juan, 1981

[13] http://dioscentrico.blogspot.com/2009/11/tetelestai.html?m=1

[14] http://destellodesugloria.org/blog/?p=8510

[15]  http://destellodesugloria.org/blog/?p=8510

[16] http://www.munachi.com/z/goodfriday.htm

[17] http://www.sermoncentral.com/sermons/it-is-finished-kevin-cummins-sermon-on-jesus-christ-59189.asp

[18] Del capítulo titulado ‘Jesús y la historia’, en Truth of God incarnate, ed. M. B. Green, p. 80, .cit en J.Stott, la Cruz, pag.  ,ed. Certeza

[19] J.Stott, La Cruz de Cristo, pag. 82,ed.Certeza.

Imagen: