El bosquejo


El bosquejo

El bosquejo es una breve revisión (expresada típicamente en palabras y frases en lugar de oraciones completas) de los puntos principales de un texto, organizada jerárquicamente de tal forma que los niveles de importancia, al igual que el orden de las ideas, estén claramente indicados. (CPS páginas 73)

Por muchos años, el bosquejo formal ha sido una de las herramientas principales de planificación para escribir un ensayo. Ya sea que decidas crear un bosquejo formal o informal, primero debes utilizar las diferentes técnicas para la generación de ideas (la redacción libre, la lluvia de ideas, etcétera) y para la organización de ideas (el mapa semántico). Después puedes hacer el bosquejo. En otras palabras, no empieces por el bosquejo, ya que esto puede restringir y limitar tu exploración de un tema. Lo que le ayuda a la mayoría de la gente es escribir sus ideas en la forma en que se presentan en lugar de apegarse al orden de las ideas presentadas en un bosquejo. Es decir, primero inicias la generación de ideas; una vez que tengas las ideas y el mensaje, puedes crear el bosquejo con los puntos esenciales que piensas incluir en el texto.

A continuación vemos un ejemplo de los números y letras utilizados en un bosquejo clásico.

Título

I idea principal

  1. primera idea de apoyo
    1. primer detalle relacionado
    2. segundo detalle relacionado
      1. información adicional acerca de este detalle específico
      2. más información relacionada con este mismo detalle
  2. segunda idea de apoyo
    1. primer detalle relacionado
      1. información adicional acerca de este detalle específico
      2. más información relacionada con este mismo detalle
      3. más información
    2. segundo detalle relacionado

II. idea principal

  1. primera idea de apoyo
    1. detalle relacionado
    2. más detalles
      1. información adicional acerca de este detalle específico
      2. más información relacionada con este mismo detalle
    3. más detalles
  2. segunda idea de apoyo
    1. detalle relacionado
    2. más detalles
  3. tercera idea de apoyo
    1. detalle relacionado
    2. más detalles
      1. información adicional
      2. información adicional
      3. información adicional

Aunque algunos escritores se sienten incómodos con el sentido estricto de este formato; otros encuentran que identificar de alguna manera los puntos principales sobre los cuales van a escribir antes de iniciar su escrito es muy útil. Incluso el bosquejo informal —escribir los puntos principales y el orden en el cual piensas tratarlos— puede ayudarte a mantener el enfoque del texto y a identificar problemas potenciales antes de empezar. Algunos escritores han descubierto que el bosquejo formal es una técnica esencial que también emplean al terminar su texto, como una forma de verificar doblemente la organización.

Los bosquejos formales siempre deben seguir estas tres simples reglas.

Cada nivel de ideas debe aparecer por lo menos dos veces. Es decir, cada I tiene un II (y tal vez un III); cada A tiene una B (y quizás una C); cada 1 tiene un 2 (y tal vez un 3).
Al moverse verticalmente hacia abajo dentro del bosquejo (I a la A al 1 a la a) se va de lo general hacia lo específico.
La información presentada en diferentes categorías del mismo nivel (es decir, I, II y III o A, B y C) debe ser del mismo nivel de importancia.

—————-

http://highered.mheducation.com/sites/0072818891/student_view0/rincon_del_escritor/el_bosquejo.html

BOSQUEJO Y SU ELABORACIÓN


BOSQUEJO Y SU ELABORACIÓN

Se entiende por bosquejo, el análisis conceptual de textos; en este sentido, se debe recordar que un escrito siempre está organizado por párrafos y éstos se reconocen porque constituyen la parte del texto comprendida entre dos puntos y aparte. El párrafo puede estar estructurado mediante oraciones extensas o cortas; esto dependiendo del estilo de la persona que escribe.

Generalmente el párrafo contiene una idea principal que se encuentra en forma expresa o sugerida; a su vez, esta idea tiene subordinadas otras, secundarias, que demuestran, amplían, especifican o desarrollan la principal. Idea principal abarca, por sí sola, el tema del texto. Dentro de un párrafo es preferible la presencia de una idea principal. En estas líneas, se propone una forma de organizar párrafos; de manera que la idea principal debe estar colocada en la orilla del margen y señalada con números romanos (I, II… etc.).
Las ideas secundarias amplían la idea principal; porque complementan, especifican o desarrollan lo que ella quiere decir; dentro de un párrafo, siempre habrá una o varias ideas secundarias. Para organizarlas, deben estar precedidas de letras mayúsculas (A, B…etc.); además, serán colocadas dejando un margen mayor de dos o tres espacios.
Por su parte, las ideas accesorias complementan las ideas secundarias; por lo tanto, resulta evidente que si no hay ideas secundarias, no puede haber ideas accesorias. En un párrafo puede o no haber ideas accesorias y, cuando existen, se colocarán debajo de su respectiva secundaria en el momento de elaborar el bosquejo. Se respetará un margen de tres o cuatro espacios más, con respecto a la secundaria; de la misma forma, se señalarán con números arábigos (1,2…etc).
También es posible encontrar en un párrafo, ideas de cuarto nivel y, aunque casi no tienen importancia, constituyen un complemento de la idea accesoria. Las ideas de cuarto nivel van precedidas de letras minúsculas (a, b… etc.) y serán colocadas en un margen más acentuado que el de la idea accesoria.
Esta técnica clasifica las ideas en: principales, secundarias, accesorias y de cuarto nivel; en este sentido, el esquema del bosquejo quedará de la siguiente manera:
Idea Principal …………..I
Ideas Secundarias …………..A
Ideas Accesorias ……………………1

Ideas de Cuarto Nivel…………………….a

LA IDEA PRINCIPAL

La idea principal puede estar localizada en diferentes formas; a continuación, se encontrarán algunos ejemplos que lo ilustran, además de demostrar las formas cómo pueden estar añadidas las secundarias.
1. Idea principal al comienzo del párrafo
Aseguramos nuestro conocimiento matemático mediante el razonamiento demostrativo, pero apoyamos nuestras conjeturas por medio del razonamiento plausible. Una prueba matemática es razonamiento demostrativo, pero la evidencia inductiva del físico, la evidencia circunstancial del abogado, la evidencia documental del historiador y la evidencia estadística del economista pertenecen al razonamiento plausible.
2. Idea principal a mitad del párrafo
Heurística o herética o ars inveniendi: tal era el nombre de una ciencia bastante mal definida y que se relacionaba tan pronto a la lógica, como a la filosofía o a la psicología. Se exponían con frecuencia las líneas generales, pero rara vez sus detalles. En nuestros días está prácticamente olvidada. Tenía por objeto el estudio de las reglas y de los métodos del descubrimiento y de la invención. Se pueden encontrar algunas trazas de este estudio entre los comentadores de Euclides; un párrafo de Pappus es particularmente interesante sobre el tema. Los ensayos más conocidos sobre la construcción de un sistema heurístico son debidos a Descartes y Leibniz, ambos filósofos y matemáticos célebres. Igualmente debemos a Bernard Bolzano una exposición sobre heurística detallada y notable.
3. Idea principal al final del párrafo
Cuando un biólogo pretende investigar algún problema general, digamos de genética, es muy importante que elija algunas especies particulares de plantas o animales que se presenten bien al estudio experimental de su problema. El químico que quiere investigar un problema general, como es, por ejemplo, la velocidad de las reacciones químicas, debe elegir algunas sustancias especiales en las que poder hacer convenientemente los experimentos relevantes a este problema. La elección de material apropiado es de gran importancia en la investigación inductiva de cualquier problema.
MODELO DE BOSQUEJO
Texto
El hombre primitivo vivía como en un teatro. Se sentía rodeado a toda hora de activos y poderosos personajes humanos y no humanos. Su sentido mágico, que tendía a darles personalidad a todas las fuerzas y todos los fenómenos, convertía en una especie de drama religioso su propia situación. Todo lo que estaba en torno suyo eran seres divinos o semidivinos. El fuego era un ser poderoso y malqueriente. El rayo era la ira de un poder supremo, la lluvia y las fuentes tenían una personalidad capaz de ser suplicada y conmovida por la necesidad humana. La muerte era un actor y la vida otro en el vasto drama de la explicación del mundo.
Bosquejo
I. El hombre vivía como un teatro.
A. Se sentía rodeado a toda hora de activos y poderosos personajes humanos y no humanos.
B. Su sentido mágico convertía en una especie de drama religiosos su propia situación
1. Este sentido tendía a darle personalidad a todas las fuerzas y todos los fenómenos.
C. Todo lo que estaba en torno suyo eran seres divinos o semidivinos.
1. El fuego era un ser poderoso y malqueriente
2. El rayo era la ira de un ser supremo.
3. La lluvia y las fuentes tenían una personalidad capaz de ser suplicada y conmovida por la necesidad humana.
D. La muerte era un actor y la vida otro en el vasto drama de la explicación del mundo

FUENTE

Carrera, L; Vázquez, M. y M.E. Díaz. (2003). Técnicas de Redacción e Investigación Documental. Caracas: Panapo

—————

http://liduvina-carrera.blogspot.com/2011/12/bosquejo-y-su-elaboracion.html