La Biblia no es un libro de ciencia, ¡pero es inerrante!


La Biblia no es un libro de ciencia, ¡pero es inerrante!

por Paulo Arieu

images

El Levítico es uno de los libros del Antiguo Testamento. Para los cristianos forma parte del Pentateuco y para los judíos de la Torá. En el contenido de este libro, fundamental de la teología judeo/cristiana, las leyes de pureza ocupan gran parte del mismo (capitulos 11 – 16). Así, si analizamos una pequeña parte del mismo, la dedicada a los animales cuadrúpedos de la tierra que un buen creyente judío podía comer sin perder la pureza religiosa ceremonial demandada para los creyentes en aquella época, leemos que el mismo texto dice:

  • Luego el Señor les dijo a Moisés y a Aarón: «Den las siguientes instrucciones al pueblo de Israel: de todos los animales de la tierra, estos son los que puedes usar para alimento: puedes comer cualquier animal rumiante y que tenga las pezuñas totalmente partidas. Sin embargo, no puedes comer los siguientes animales que tienen las pezuñas partidas o que rumian, pero no ambas cosas. El camello rumia, pero no tiene pezuñas partidas, así que es ceremonialmente impuro para ti.  El damán rumia, pero no tiene pezuñas partidas, por lo tanto, es impuro. La liebre rumia, pero no tiene pezuñas partidas, así que es impura.  El cerdo tiene pezuñas partidas de manera pareja, pero no rumia, también es impuro. No puedes comer la carne de estos animales, ni siquiera tocar el cadáver. Son ceremonialmente impuros para ti.”(Leviticos 11:1-8 Nueva Traducción Viviente)

Siempre hay algun escéptico que le busca la 5ta pata al gato para desacreditar la autoridad de las Escrituras. Por ejemplo, como explicar porque la Biblia en Levitico 11:20-21 cataloga a los murciélagos como aves si bien sabemos que son mamiferos??
Lógicamente, si aceptamos que la clasificación de Levitico 11 fue hecha por criterio de locomoción, habrá que recordar que en esa misma lista aparece el avestruz y bien sabemos que el avestruz no vuela. Entonces si se colocó al murciélago y al avestruz dentro de una misma categoría, la única conclusión posible es que en ese tiempo !se creía que ambos animales eran aves! Y entonces, algunos amantes de la ciencia creen que ahí hay un ejemplo de error bíblico en materia de ciencia. Pero el avestruz, es una ave no voladora de mayor tamaño existente y la única con dos dedos en cada pie, propia de África. Y los murciélagos son los únicos mamíferos que poseen alas y están adaptados al vuelo activo. No pienso que se haya equivocado Moisés en su clasificación, para nada. Pero yo entiendo que Moisés clasificó los animales de acuerdo a un criterio netamente sacerdotal, que yo no veo errado. Esa fue la sabiduría que Dios le había dado a Moisés para realizar tal obra.

Moises utilizó una forma de clasificación que no tiene porque concordar con exactitud con las clasificaciones de la ciencia actual. Ademas, ningún teólogo judeo o cristiano le exige a los cientificos que utilicen las referencias de la Biblia para hacer ciencia modernamente. Porque al decir que la Biblia es inerrante y que no se equivoca, estamos afirmando respecto de lo que la Biblia quiso decir y no lo que hoy en dia hubiésemos querido que diga. Moisés no era científico. Era un sabio, profeta, legislador, pero no necesariamente un cientifico moderno. Y saber esto no lo desprestigia a Moisés en absoluto. La intención de esa clasificación no era hacer un análisis científico de las aves sino regular los alimentos permitidos y no permitidos. Es desde esa intención que tenemos que ver el relato, y no bajo el microscopio actual. El avestruz es un ave, tiene alas, pone huevos, pero no vuela. El murciélago, es un mamifero, pero si no sabes esa clasificación, al ver que vuela, decís que es un ave.

Siempre aclaramos que la Biblia no es un libro de ciencia moderna y no tiene porque estar necesariamente de acuerdo con los criterios de la ciencia actual, ya que hoy se manejan datos con muchisima mayor exactitud que antes.Pero esta realidad actual no significa que la Biblia se equivoque.Tampoco es de esperar que el texto de Levítico use el término Struthio camelus para identificar al avestruz macho. Entiendo que es un absurdo tener ese tipo de discución. Lo importante es discutir si la Biblia tiene autoridad en materia de ciencia. Pero la autoridad de los textos bíblicos está basada en la inspiración divina de los textos originales. Por lo tanto podemos concluir que la Biblia  tiene autoridad en materia de ciencia moderna,no significa que sea un libro cientifico. Pero esto no significa que ella mienta o se equivoque. Sino que con el transcurso de los siglos,  la ciencia moderna ha realizado cambios en sus clasificaciones. Porque usar la Biblia fuera de su contexto idiomático, cultural, teológico y moral?? Hay que comprender sus enseñanzas antes de desprestigiarla. Pero si la Biblia habla de un diluvio, no solo hay que entenderlo como un hecho histórico sino además, como el juicio de Dios a la humanidad en aquel momento de la historia. Que por el momento no se encuentre un registro en el planeta del diluvio universal, no significa que este evento no haya sucedido.

Lo mismo ocurre con los dias de la creación. Pero como vimos en uno de los artículos anteriores, no es una fábula creer que Dios creó el mundo. La Biblia no nos dice como se creó el universo entero ni el mundo. Para eso está la ciencia, claro que si. Dios nos dice que el universo fue creado de la nada. Incluso Jesús mismo nos insta a entender las escrituras. Pero no a interpretarlas literalmente, sino literariamente. O sea, a utilizar el metodo de interpretación que se usa para entender cualquier otro libro antiguo, analizando el texo y su contexto, en el idioma en el que fue escrito. Muchos cristianos modernos son como los escribas de los tiempos de Jesús que eran demasiado literalistas. Pero sabemos que Jesús es el ‘LOGOS’. Y la Biblia nos informa que el LOGOS (Jesucristo) se hizo carne y habitó entre nosotros…Y vimos su gloria, dice el apostol Juan (ver Juan 1:14).

Otro ejemplo, es negar que la Biblia dice que Pi=3 en 1 Reyes 7:23. En la Biblia se cuenta que el arquitecto que construyó el templo del Rey Salomón construyó un adorno dentro del templo y puso una cuerda alrededor de la circunferencia, cuyo valor es Pi=3. El portal  Creation Moment explica este pasaje diciendo que

Todos saben que cuando uno divide la circunferencia de un círculo por su diámetro, uno obtiene tres y un séptimo, el valor de Pi.  Inclusive los antiguos conocían sobre el Pi. ¿Pero, 1 Reyes 7:23 nos dice que el mar de bronce que Hiram hizo para el Rey Salomón tenía treinta codos de circunferencia y diez codos en diámetro? Aquellas medidas solo dan un valor de tres, no Pi. ¿Es este un error de la Biblia? Por años los críticos de la Biblia han señalado 1 Reyes 7:23 como un error o lo utilizan para afirmar que los antiguos israelitas eran demasiado ignorantes para saber del Pi.  Esto fue contestado en el segundo siglo DC pero los críticos todavía lo mencionan hoy. La solución para el problema es que la circunferencia de la vasija es medida desde las paredes internas de la vasija, mientras que el diámetro se mide desde las paredes de afuera.  El espesor de la vasija constituye el faltante “un séptimo”.  Cuando se les confronta con esta explicación, incluso muchos críticos modernos lo encuentran razonable.[-1]

La Biblia es la revelación de Dios al ser humano y la historia del plan de redención del ser humano por medio de Jesucristo. Pero esto no significa que sus observaciones no fuesen sinceras y veraces. Pero yo si creo que el diluvio es real, no solo que fue un juicio de Dios. Es un hecho histórico verídico.Jesús habló del diluvio y de Noé, como señal profética previa a su segunda venida (ver Mateo 24:37) y nadie niega la veracidad del diluvio. Se debate sobre su alcance, si diluvió sobre toda la tierra o solamente la tierra habitada. Es posible que haya sido solamente la parte habitada. Muchas de las naciones en sus mitos hablan de un diluvio, de donde lo sacaron, lo inventaron? No lo creo. Pero además, negar el diluvio, seria tratar a Jesús de mentiroso. Quien se atreve a llamar a Jesús mentiroso y blasfemar contra el Hijo de Dios? Jesús es Dios hecho hombre y la misma Biblia nos dice que Dios no es un ser humano mentiroso. Dios es verdadero (ver Romanos 3:4).

Tampoco podemos afirmar que los días de la creación son una fábula. Sino que es un relato veraz y además con intención sacerdotal, o sea también fue escrito para atacar los errores doctrinales de una época. Pero sabemos que Dios creó el mundo. La Palabra de Dios nos dice que Cristo está involucrado en la creación, hay muchos pasajes del antiguo Testamento y también del Nuevo que hablan de la creación del mundo por la palabra de Dios, como cité en artículos anteriores. Pero es tarea de la ciencia descubrir el aspecto físico de la creación, la Biblia solo nos habla del aspecto espiritual de la creación, el móvil de la creación es divino, y nos da un reflexión sacerdotal del relato cuya finalidad, además de revelarnos en cuantos días Dios creó el mundo, también era combatir las herejías que podían confundir a los hebreos, desviándolos a cultos de dioses paganos. No se puede interpretar la Biblia literalmente, no es la forma. Para eso está la hermenéutica y la exégesis bíblica, ciencias auxiliares de la teología que ayudan al biblista a estudiar los textos sagrados.

Jesús es el Logos, es verdad, y Él estaba en el principio con Dios y Él es Dios.También sabemos que Cristo murió en la cruz por los pecados de los hombres para darnos, a los que hemos creido de todo corazón en El, la vida eterna. El que cree en el de todo corazón y se bautiza para testimonio del perdón de sus pecados será salvo del juicio final a la humanidad, poero el que no creyere será condenado. Lamentablemente para los escépticos, dice la Palabra de Dios que está dado que los hombres mueran una sola vez; y luego, dice la Biblia que serán juzgados, al final de los tiempos (Ver Hebreos 9:27).
Por experiencia digo, que he visto a las iglesias que han abandonado “la sana doctrina”, que han diluido su vida espiritual  y se han ido secularizando. Y otras se fueron sectarizando. Jesús dijo algo muy fuerte respecto de los creyentes: “Ustedes son la sal de la tierra. Pero ¿para qué sirve la sal si ha perdido su sabor? ¿Pueden lograr que vuelva a ser salada? La descartarán y la pisotearán como algo que no tiene ningún valor.” (Mateo 5:13 Nueva Traducción Viviente).

La palabra “sal” se refiere a la influencia de los cristianos para impedir la maldad y para preservar el mundo de la corrupción espiritual. La “sal” que no sala, no preserva de corrupción, y “no sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres” (Mateo 5:13 Reina-Valera 1960). Esa sal, es arrojada al camino para ser pisoteada por la gente. Los cristianos que pierden su capacidad de salar, son personas que son despreciadas hasta por los hombres mundanos, quienes se hunden más en corrupción por falta de esa “sal” que tanto necesitan.  A muchos que no son creyentes, les parece absurda la Biblia, pero mas absurdo me parece a mi no creer en Dios. Pero allá cada uno con su creencia y con su conciencia. La Biblia es inerrante y entendiendo que Dios es soberano y que Él inspiró a los autores bíblicos para escribir. Pero es necesario comprender la Biblia, conocerla, entenderla. Es un libro de revelación de Dios al hombre, como dije. Pero nosotros adoramos al Dios que se revela en la Escritura y no a las Escrituras en si. Pero Dios no se equivoca, ni miente, Él inspiró a los autores, por eso los autores no se equivocaron al escribir la Biblia. Aunque si Dios respetó sus culturas y sus costumbres. Por eso podemos decir que la Biblia es inerrante, porque es Palabra de Dios.

Esta Biblia inerrante e inspirada por Dios, es la que nos dice que Jesús es Dios hecho ser humano. Como J.I. Packer dijo:

“Aquí hay dos misterios por el precio de uno—la pluralidad de personas en la unidad de Dios, la unión de la Deidad y humanidad en la persona de Jesús. … Nada en ficción es tan fantástica como es la verdad de la Encarnación,” escribe el teólogo contemporáneo J.I. Packer.[0]

Y nuestra esperanza es ver algún día a Jesucristo personalmente. Como escribe Matt Perman

Podemos anticipar al día cuando lo veamos cara a cara, y hasta entonces que la esperanza gozosa de ese día inspire en nosotros una gran diligencia en servirle y adorarle.[1]

Pero insisto en preguntarle a ud, querido lector: Sabe ud. cuán confiable es la Biblia?¿Cree ud. que la Biblia es inerrante (un libro que no puede errar), o cree que es una simple guía infalible en materia de fe y conducta (esto significa que es verdad lo que dice sobre las verdades espirituales, pero es posible que haya errores en la ciencia, la geografía y la historia)? !Yo si creo que la Biblia es inerrante!

Existe un enfoque acerca de la infalibilidad, de grupos neo-evangélicos, que afirma que el propósito de la Escritura es dirigir al hombre a la salvación (2 Timoteo 3:15) y que cualquier otro tema que pueda tratar es irrelevante a ese fin, de modo que puede ser incorrecto lo que diga al respecto. Destacan que los autores no nos engañaron intencionadamente con estas declaraciones falsas, pues o no supieron o sencillamente se adaptaron a los enfoques populares del momento para poder exponer en forma comprensible su punto principal relacionado con la salvación. Jack Rogers, uno de los principales proponentes de este enfoque erróneo, escribió:

Indudablemente, se puede definir qué significa que la Biblia sea inerrante de acuerdo a su propósito salvador, considerando las formas humanas por medio de las cuales Dios condescendió revelarse … nos distrae de la seria intención de la Escritura de confundir el error, en el sentido de exactitud técnica, con la noción bíblica de error concebido como engaño intencional. El propósito de la Biblia no es sustituir a la ciencia humana, sino advertir contra el pecado humano y ofrecernos la salvación de Dios en Cristo; y lo logra infaliblemente».[2]

Pero Jesús si realizó afirmaciones que exigen creer en las verdades terrenales que el enseñó, al igual que las celestiales. Jesús esperaba que su exactitud en materias potencialmente examinables fueran la prueba de que El decía la verdad en cuanto a asuntos espirituales que no eran verificables. «Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?» (Juan 3:12). Repetimos, Jesús le dijo a la multitud: «¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa» (Marcos 2:9–11).

Pero también sabemos por las Escrituras, que Dios es santo (Isaías 6:3) y que sin santidad nadie le verá (ver Hebreos 12:14)  Tienes tu santidad, estimado lector, como para ver a Dios “cara a cara”? Si hoy Dios te llamara, podrías partir tranquilo de este mundo? Todas las discuciones cientificas sobre la Biblia hacen dudar a muchos de la veracidad de los textos bíblicos. Si dudamos de la honestidad de los escritores de los textos sagrados, como creeremos cuando ellos nos amonestan acerca del castigo divino por el pecado? Como creeremos que hay condenación para aquellos que rechazan el testimonio de Jesucristo, si  no creemos en la honestidad y veracidad de los textos sagrados? Lo invito a reflexionar sobre este tema.

A Dios sea la gloria. Dios lo bendiga mucho <>

Notas

[-1] http://www.creationmoments.com/node/5627

[0] J.I. Packer, Knowing God (Downers Grove, Illinois: InterVarsity Press, edición de 1993), pág. 53.

[1] https://www.desiringgod.org/articles/how-can-jesus-be-god-and-man?lang=es

[2]  Jack Rogers, «Church Doctrine and Biblical Inspiration» en Biblical Authority, Word, Waco, Texas, 1977, pp. 45, 46. Citado en https://semperreformandaperu.org/2017/05/20/es-la-biblia-inerrante-por-n-geisler/

imagen: https://semperreformandaperu.org/2017/05/20/es-la-biblia-inerrante-por-n-geisler/

 

Donald Trump: “Puedes aprender mucho de la Biblia”


Donald Trump: “Puedes aprender mucho de la Biblia”

El segundo debate presidencial republicano tiene lugar en la Biblioteca y Museo Presidencial de Ronald Reagan, en la ciudad de Simi Valley, California.

Una vez más el pre-candidato presidencial, Donald Trump, tiene un lugar central en el escenario.

En exclusiva, David Brody de CBN News entrevistó a Trump cara a cara en su campo de golf en California.

Pese a que las encuestas colocan a Trump como el favorito entre los pre-candidatos republicanos, el neurocirujano Ben Carson ha avanzado en las encuestas, logrando acercarse al empresario.

“Estoy liderando en las grandes ligas evangélicas”, dijo Trump en un reciente mitín de campaña en Dallas.

Recientemente, ambos candidatos han cuestionado la fe del otro. No se sabe si eso tendrá algún impacto, pero Carson es bien conocido en los círculos evangélicos. Trump no lo es.

Aunque dice que la Biblia es su libro número uno, hace unas semanas Trump se negó a revelar su verso bíblico favorito. Pero sí habló de las Escrituras con nosotros.

“Hay tantas cosas que usted puede aprender de ellas. Proverbios, el capítulo de ‘nunca doblarse ante la envidia’. He tenido eso toda mi vida – gente inclinándose a la envidia-“, dijo Trump. “En realidad es un libro increíble, puedes aprender mucho de la Biblia.”

Él también tiene que responder a otras preguntas difíciles de los fieles.

“Los rumores en el campo evangélico es que hay creyentes que están realmente interesados en votar por usted, pero ellos quieren que usted baje un poco el tono a los insultos. Ellos piensan que pueden llegar a votar por usted, si bajas un poco el tono. ¿Ves esas críticas en todo?” preguntó Brody.

“Lo hago y puedo entenderlo un 100 por ciento. Pero sé que soy un tipo de persona”, dijo Trump.

“Puedo entender a los evangélicos, hasta cierto punto diciendo: ‘Bueno, tal vez él no sea tan bueno como queremos que él sea’. “Pero también quieren ver que el país sea genial”, continuó.

“Creo que hay algunos que van a venir, porque ellos dicen: ‘Bueno, él no puede ser perfecto pero él es uno de nosotros y él va a hacer un gran trabajo para el país, y en última instancia, usted necesita eso'”, dijo el político.

En cuanto al resto del campo, Carly Fiorina, la única mujer en la competencia republicana, ha llegado a la fase principal de construir esperanza en su impulso desde el primer debate. Scott Walker tiene que recuperarse de una actuación tenue y de los números caídos de las encuestas , y se espera que Jeb Bush vaya a la ofensiva.

El último sondeo de opinión de Reuters-Ipsos mostró a Trump como líder entre los votantes republicanos con un 32,2 por ciento. Carson tenía el 15,8 por ciento, Bush un 9 por ciento y el resto de los aspirantes tenían menos del 6 por ciento.

El debate será emitido por CNN y doblado por CNN en Español. Los corresponsales Jake Tapper y Dana Bash serán los encargados de realizar las preguntas, junto con el presentador de radio Hugh Hewitt.

Si desea reproducir esta noticia, por favor dé el crédito a http://www.MundoCristiano.tv

http://www.cbn.com/mundocristiano/Estados-Unidos/2015/September/Donald-Trump-Puedes-aprender-mucho-de-la-Biblia/

De las biblias árabes que circularon por la España de la Reconquista. Hoy, el Manuscrito de Sigüenza


De las biblias árabes que circularon por la España de la Reconquista. Hoy, el Manuscrito de Sigüenza

En cuerpo y alma
24 julio 2015

Como ya dijimos en su día, en la España medieval circularon muchas traducciones de la Biblia en árabe, en especial de los Evangelios, sobre todo a partir del momento en que como una más de las consecuencias de la definitiva derrota de los mozárabes y muladíes de Umar ben Hafsun en Bobastro, la población cristiana hispanovisigóticorromana dejaba de dar la espalda a sus conquistadores africanos y se aceleraba el proceso de inculturación hispanoárabe que irradiaba de Córdoba, el cual llegaba a incluir la adopción de la lengua árabe como idioma vehicular.

La primera expresión del uso del árabe como lengua religiosa en España es la versión versificada de los Salmos realizada en Córdoba por Hafs ibn Albar al-Quti en 889, que conoceremos en otra ocasión. Existen referencias a una supuesta traducción de las Sagradas Escrituras del obispo de Sevilla Juan Hispalense del s. IX, de la que por desgracia no queda rastro alguno, aunque se ha supuesto que pudo desaparecer en el incendio ocurrido en la Biblioteca de El Escorial en 1671. En esa misma biblioteca se conserva una versión de los Evangelios, (Ar. 1626) completada en Lisboa en 1553. En otra ocasión nos hemos referido a la importante Biblia de Isaac ben Velasco, de mediados del s. X (pinche aquí si le interesa conocerla mejor).

Hoy vamos a dedicar nuestra entrada al interesante Manuscrito Mozárabe de Sigüenza, descubierto en 1909 en la capital seguntina por el biblista benedictino Dom de Bruyne (1871–1935), con los versículos 1 al 15 del capítulo 1 y los versículos 6 al 24 del capítulo 3 de la Epístola de San Pablo a los Gálatas.

La Biblioteca Vaticana, al tener noticia del descubrimiento, solicitó al entonces prelado de la diócesis, D. Toribio Minguella, la cesión del original, prometiendo devolver a cambio una copia. No sabiendo negarse el sapientísimo obispo -historiador, académico de la Real de la Historia, senador dos veces, autor de una gramática del tagalo- a los deseos de entidad tan respetable, accedió a la cesión, aunque no fue hasta el año 1911 que se envió desde Roma la copia que obra hoy en poder de la catedral seguntina, la cual sólo contiene desde el final del versículo 7 hasta el principio del versículo 16 del capítulo I. Es de suponer que el resto se haya perdido, pues no parece probable que a la afrenta vaticana de exigir la entrega del original y a la tardanza en enviar la copia, se añadiera aún la burla de enviarla incompleta.

Dom de Bruyne dató el manuscrito del s. X, pero una vez en Roma, el paleógrafo norteamericano Elias Avery Lowe (1879-1969), de origen ruso-judío, la dató algo anterior, del siglo IX.

El texto latino se halla escrito en minúscula visigoda, y la particularidad de que siga al árabe y no lo preceda permite barruntar que se trate de una traducción del árabe al latín y no al revés, lo que indicaría la cantidad de textos árabes que ya circulaban por la España islámica y la avanzada arabización para entonces de la mozarabía española.

Y sin más por hoy, queridos amigos, me despido de Vds. no sin desearles como siempre, que hagan Vds. mucho bien y que no reciban menos.

            Para la realización de este escrito me he valido artículo que al tema dedica Felipe Peces Rata, Canónigo-Archivero de la Catedral de Sigüenza.

©L.A.

Otros artículos del autor relacionados con el tema

De las biblias árabes que circularon por la España de la Reconquista. La Biblia de Isaac ben Velasco
Del rabino Alfonso de Zamora, traductor de la Biblia Políglota
De la Biblia alfonsina, la primera Biblia escrita en español
De cómo llega hasta nosotros la Biblia Alfonsina, primera biblia en español
De la Biblia en español de El Escorial ¿todavía anterior a la Biblia Alfonsina?
De la primera Biblia escrita nunca en ladino

——————

http://www.religionenlibertad.com/de-las-biblias-arabes-que-circularon-por-la-espana-de-la-43928.htm

¿Autoridad de la Biblia o poder de la Palabra?


¿Autoridad de la Biblia o poder de la Palabra?

Sobre el uso de la Biblia en los problemas éticos contemporáneos

Autor: VÍCTOR HERNÁNDEZ RAMÍREZ ESPAÑA

Fecha: 18 DE JUNIO DE 2015

Momentum-83copia

Vivimos en una sociedad diversa, compleja y que tiene como una de sus condiciones el relativismo: Bauman  dice (Ética posmoderna) que sabemos mucho más sobre problemas éticos (tenemos una “sabiduría posmoderna”), pero estamos cada vez más impedidos para una aplicación práctica de ese saber en nuestras acciones morales (Buman lo llama “impotencia posmoderna”).

En este contexto podemos seguir los usos y prácticas del entorno o las modas del momento, pero queda el desafío de definir los criterios éticos que guían nuestras decisiones y acciones. ¿Qué hacer? ¿Cómo actuar en las diversas encrucijadas de la vida que nos corresponde vivir? Plantearé sobre el uso de la Biblia en las cuestiones éticas, dentro del cristianismo evangélico. ¿Cómo se utiliza la Biblia, por parte de creyentes de iglesias evangélicas, al tomar decisiones para actuar? ¿Influye de manera decisiva ese uso de las Escrituras en tales decisiones o se subordina a otros principios éticos de la cultura (o subcultura) de la que se forma parte? ¿Se reflexiona bíblicamente, por parte de los creyentes, para analizar cuestiones morales o simplemente se siguen los dictados de pastores y líderes de sus iglesias?

El uso de la Biblia no es un simple “uso” de la Biblia En el cristianismo evangélico la lectura e interpretación de las Escrituras es fundamental, porque allí está la “norma de fe y conducta”. Pero no siempre es fácil definir el puente que hay entre la fe y la ética, entre lo que se confiesa y lo que se vive en la práctica. En parte, esta dificultad está agravada porque hay una serie de factores “no teológicos” que afectan el uso que se tiene de la Biblia: esto quiere decir que no siempre hay “libertad de interpretación” dentro de una buena hermenéutica, porque pesan las tradiciones a las que pertenece tal o cual familia evangélica.

Un periodista llamado A.J. Jacobs, agnóstico, trató de vivir todos los mandamientos bíblicos durante un año. Lo explica en su libro La Biblia al pie de la letra. Además de muchas anécdotas sobre su experiencia, entre sus conclusiones Jacobs afirma que todos, sean fundamentalistas u opositores de los fundamentalistas, todos son “cristianos de café”, porque unos y otros eligen ciertos textos bíblicos por sobre otros o porque inevitablemente usan determinados criterios de interpretación y de aplicación de los textos bíblicos en su vida. Nadie, dice Jacobs, puede aplicar literalmente todos los mandamientos de la Biblia en su vida.

Es importante tener en cuenta esos “factores no teológicos” porque no solemos partir de cero frente a los problemas éticos. Y generalmente los pastores y líderes también tienen una posición que está afectada por su pertenencia a una institución u organización eclesial. Es por eso que no es tan simple ir a la Biblia para buscar orientación hacia los problemas de tipo moral o ético.

Con todo, allí tenemos el desafío de esas preguntas: ¿Qué aconsejar a una adolescente con un embarazo no deseado? ¿Es ético tener el dinero de la iglesia en un banco que invierte en la industria armamentista? ¿Las mujeres pueden ser pastoras con plenos derechos en la iglesia? ¿Se puede ser homosexual y cristiano evangélico? ¿Se deben negar la participación en los sacramentos a una persona divorciada? ¿Se deberían aceptar las ofrendas de personas que explotan a sus empleados con sueldos indignos o condiciones precarias? ¿Es ético que se prometan bendiciones divinas a cambio de ofrendas o diezmos?

¿Autoridad de la Biblia o poder transformador de la Palabra?

Creo que hay dos maneras fundamentales de usar la Biblia, para hallar una guía a las preguntas éticas. La primera es lo que llamo uso imperativo y que consiste en buscar en la Biblia unas reglas o leyes que, por sí mismas, tienen una vigencia actual y se han de aplicar siempre. Este uso es el que suele apelar a la autoridad de las Escrituras, porque considera que tales reglas son eternas. El uso imperativo es fácil de aceptar por todos si hablamos de los 10 mandamientos, por ejemplo, pero se vuelve problemático con muchos otros mandatos (que las mujeres callen en el culto, que se acepten los divorcios en la iglesia, etc.).

En el uso imperativo de la Biblia se hacen operar estas reglas por sí mismas, casi como si fuera algo separado de la experiencia de fe, como una especie de legalismo que se añade a la experiencia de encuentro con Cristo. El segundo uso es lo que llamo uso del discernimiento y que consiste en buscar la voluntad de Dios para obedecerla, y para ello se utiliza la Biblia, pero de otra manera: en la Biblia no están unas normas a buscar, sino que allí está Dios, está Jesucristo y es por medio del encuentro transformador con esa Palabra que viene a nosotros que podemos escuchar la voluntad de Dios.

Por supuesto, se trata de una experiencia espiritual, que supone diversas prácticas que ayudan al discernimiento: oración, lectura responsable de la Biblia, vida devocional, lectura comunitaria de la Biblia, etc. En este uso se enfatiza la autoridad del Señor que llama, que pide seguirle, de Jesús el Cristo. En este discernimiento no se confía en la capacidad de “portarse bien”, sino en el poder de transformación que opera en cada uno y en la comunidad de fe, por medio de la Palabra y el Espíritu.

El camino ético del fariseo y el camino ético de Jesús Este uso de la Biblia se puede ejemplificar en el modo en que utilizan las Escrituras por un lado el fariseo y por el otro Jesús de Nazaret. El fariseo es una persona de fe genuina y es un hombre de las Escrituras. Ejercita de modo contundente su juicio sobre lo bueno y lo malo y para ello se basa en el texto bíblico.

En cambio Jesús, que confía en el Padre y conoce las Escrituras, no ejercita un saber sobre lo bueno o lo malo, sino que se pregunta por la voluntad de Dios para cada momento. Jesús llama alimento suyo el hacer esta voluntad (Jn 4:34). Como dice Bonhoeffer: “Esta voluntad de Dios es su vida. Vive y obra partiendo de la voluntad de Dios y no del conocimiento sobre el bien y el mal” En suma, la propuesta es que no se busquen reglas o normas autónomas en la Biblia, haciendo un uso imperativo de la Biblia (que siempre corre el peligro del legalismo) sino que se ejercite el discernimiento de la voluntad de Dios, para obedecerla.

Por supuesto, esto no ofrece ninguna solución sencilla a las muchas preguntas éticas, pero si ofrece un camino: el camino de vivir “en Cristo”, dependiendo de la escucha de esa Palabra que tiene poder para transformar nuestra realidad. Es un camino de una ética que se sujeta al amor radical de Dios, el cual hace posible el principio ético de “ama y haz lo que quieras” (San Agustín).

—————-

Víctor Hernández Ramírez – Psicólogo – Barcelona (España)
Leer más: http://protestantedigital.com/tublog/36522/autoridad_de_la_Biblia_o_poder_de_la_Biblia