Emigrar a Alemania si estás bautizado se paga caro: un 9% en impuestos


Emigrar a Alemania si estás bautizado se paga caro: un 9% en impuestos

catedral de Barlin

Al empadronarse, Alemania pregunta al ciudadano si es católico. Si estás bautizado y dices que no, te pueden investigar. Si lo admites, pagas un 9% de la renta mensual a la Iglesia

En el caso de países de tradición católica como España, los funcionarios hacen comprobaciones rutinarias en los registros nacionales

Apostatar en Alemania es rápido y cuesta unos 30 euros. Hacerlo en España es mucho más complejo

El emigrante recién llegado a Alemania tiene una prioridad: empadronarse. Sin el “Anmeldung”, que es el papel que expide la oficina local con la dirección y fecha de llegada, aquí no se puede hacer ningún trámite, ni siquiera alquilar un piso o abrir una cuenta bancaria. Así que nada más dejar las maletas, lo primero que hay que hacer es enfrentarse a la burocracia alemana en la lengua de Goethe (pocos funcionarios hablan inglés) y responder a las clásicas preguntas (fecha y lugar de nacimiento, dirección) y otras no tan clásicas, como la confesión religiosa.

De lo que se responda en ese momento dependerán hasta los impuestos que se pagan: aquí la iglesia se lleva nada menos que un 9% mensual de la renta impositiva (una especie de IRPF español). Pero la pregunta es más compleja de lo que parece a priori, porque no se refiere a aquéllo en lo que uno cree, sino a lo que sus padres decidieron que fuera al nacer: omitir que se está bautizado, por muy ateo que uno sea, supone el devengo del impuesto eclesiástico con efectos retroactivos. La solución pasa por hacer una “fuga de la iglesia” o “Kirchenaustritt”, que en realidad es una apostasía de facto.

 Apostatar por la puerta trasera: media hora y 30 euros

Apostatar en España es un proceso complejo: hay que pedir la partida bautismal en la parroquia en la que uno fue bautizado y enviarla por correo certificado y acuse de recibo a la diócesis a la que pertenece la parroquia en que se recibió el sacramento junto a una fotocopia compulsada del DNI y una solicitud de apostasía (en internet hay muchos modelos). También se puede ir personalmente a la diócesis (complicado y caro si el bautizo se hizo en una localidad distinta a la de residencia), entregar la documentación y pedir una declaración de abandono que hay que rellenar. Lo que se tarde en conseguir la apostasía depende mucho de la colaboración de la Iglesia y del diácono con el que toque lidiar.

En Alemania, el proceso es mucho más sencillo, y por eso muchos extranjeros lo eligen: basta con acudir al juzgado municipal, pagar una tasa administrativa (el precio varía dependiendo del estado, en Berlín son 30 euros) y presentar el recibo junto al pasaporte y la copia del empadronamiento. En menos de cinco minutos se sale del juzgado con un documento oficial que certifica que te has ido de la iglesia voluntariamente y de forma unilateral.

Ese documento de “salida” (traducción literal del alemán “austritt”) no solo libera del pago del impuesto, sino que también supone una apostasía de facto: desde 2012, y mediante un decreto firmado por el Papa, la iglesia católica alemana castiga sin sacramentos a todo el que solicita el “Austritt” por considerarlo “un distanciamiento deliberado y consciente de la iglesia”: nada de comulgar, casarse por la iglesia, ser padrino de un niño o recibir un entierro católico. Como mucho, la extremaunción en riesgo inminente de muerte. La excomunión no es la única sanción, también se prohíbe trabajar en cualquier institución relacionada con la iglesia. Al ateo convencido, esta excomunión le da igual, pero al pensionista que deja de pagar el impuesto porque necesita hasta el último céntimo (y de ésos hay unos cuanto casos incluso en Alemania), ya no tanto.

Desinformación a la hora de registrarse

Para los emigrantes, el impuesto eclesiástico devenga desde el mismo momento en que uno se instala en el país y se empadrona. Es entonces cuando un funcionario te pregunta por la religión y empiezan los problemas. Casi todo el mundo omite que ha sido bautizado: “¡cómo lo van a saber!”, “¿me van a investigar?” Pues sí, lo hacen.

El francés Thomas Bores se declaró ateo al llegar a Alemania. En enero de este año descubría que no solo le habían empezado a cobrar el 9% de gravamen eclesiástico, sino además casi 500 euros de impuestos atrasados. El cómo llegó allí es un relato casi kafkiano: todo empezó con una carta de la oficina eclesiástica de la agencia tributaria en la que se le pedía que aclarase su afiliación religiosa.

En esa carta no sólo se responde si se está o no bautizado y en qué religión, sino que además hay que dar nombres de los padres y su lugar de residencia en el momento del nacimiento. Con esa información puede comenzar el rastreo. Eso es exactamente lo que le sucedió a Bores: “Fui a Hacienda y tenían una copia de mi partida bautismal. Cuando me registré en Berlín nadie me informó sobre el “Austritt”. Mi caso está ahora en manos de un abogado. Me ha dicho que la diócesis [de Berlín] está investigando a los emigrantes que vienen de países católicos”. Bores está dispuesto a acudir a los tribunales franceses: para él ya no se trata solo del impuesto, sino de exigir una verdadera secularización.

El canadiense Joseph Pearson también decidió pedir la salida de la iglesia para no pagar impuestos a una institución en la que no cree. Unos días más tarde recibía una carta de la diócesis de Berlín comunicándole que quedaba privado de la potestad de recibir cualquier sacramento eclesiástico. “La iglesia es universal, ¿no?”, se pregunta Pearson, “así que no veo cómo se puede ser excomulgado sólo en un país, y esto da una idea de la dimensión del problema en Alemania: la iglesia católica ha desarrollado una identidad nacional aparte que está relacionada con el Estado, creando sus propias normas y con un montón de dinero a su disposición”.

Más conocido es el caso del teólogo Hartmut Zapp, que trascendió a la prensa internacional cuando llevó a la iglesia en los tribunales en 2007: se negaba a pagar el impuesto, pero no a dejar de ser un miembro activo de la comunidad católica alegando que abandonar la iglesia debe ser una decisión personal no dirimible ante un órgano estatal. En 2012, el juzgado federal administrativo de Leipzig fallaba en contra del catedrático. Que solo unas semanas antes hubiera entrado en vigor el decreto vaticano excomulgando de facto a quienes se negaban a pagar el impuesto no parece casualidad.

En el caso de los españoles, el funcionariado alemán suele dar por sentado que somos católicos en el momento de empadronarnos, así que más de uno escucha aquéllo de “si nos estás mintiendo te podemos investigar”. Pero a nadie le informan a continuación de la posibilidad de apostatar en un cómodo trámite.

Protección de datos selectiva

Que el gobierno alemán indague en la confesión religiosa es un tema polémico: tanto  Die Linke como el Partido Pirata se oponen a que el Estado recoja información sobre la confesión religiosa de los ciudadanos y a que haga de recaudador para la iglesia (que tiene su propia oficina dentro de cada delegación de Hacienda).

Hay más: desde enero de 2015, una reforma fiscal obliga a los bancos “a reportar la filiación religiosa de sus clientes, en vez de esperar a que sean los clientes quienes proporcionen esa información voluntariamente”, informan desde el Ministerio de Finanzas. Con esta reforma, la iglesia puede cobrarse directamente el impuesto incluso cargándolo a los rendimientos del capital. Se puede evitar que los bancos recaben esa información, pero corresponde al ciudadano realizar una declaración expresa en contra.

El anuncio de la reforma, unido a los escándalos de la iglesia, ha provocado una bajada masiva de la afiliación: en el primer semestre de 2014, las apostasías aumentaron más de 50% en la confesiones que recaudan impuesto mediante esta ley (básicamente, la protestante, la católica y la judía). Y en 2013 había registrados en Berlín poco más de 400.000 católicos. Pese a todo, la iglesia católica recaudó en 2013 5,5 billones de euros. Los ingresos de la iglesia no terminan allí: desde el Ministerio de Finanzas aseguran que el gobierno alemán no ve un céntimo de lo que recauda para la iglesia y que ésta está sujeta a los mismos impuestos que una persona física, pero “las guarderías o colegios vinculadas a iglesias, por ejemplo, se beneficiarían de un tratamiento fiscal específico para escuelas o guarderías, no por el hecho de estar relacionados con una iglesia”.

¿Hasta qué punto, se preguntan muchos, no se está violando la  Directiva Comunitaria 95/46/CE de 1995 sobre protección de datos? Aunque en el párrafo 2 la propia Directiva reconoce que hay que respetar “las libertades y derechos fundamentales de las personas físicas y, en particular, la intimidad”, cualquiera que sea su nacionalidad o residencia, también es lo suficientemente vaga como para dejar resquicios a legisladores avispados. En la consultora fiscal  WW+KN Wagner Winkler & Collegen dicen que en base al artículo 136 de la Constitución alemana se le permite a las autoridades públicas “preguntar por la religión de la persona porque está vinculado a la obligación fiscal eclesiástica”. Normalmente se pregunta en el Bürgeramt en el momento de empadronarse en Alemania, y ese estatus religioso se guarda junto al número de identificación fiscal”. Oponerse al pago tampoco es fácil. Matthias Winkler responde que si bien es posible llevar el caso a los tribunales (el próximo 10 de julio comienza un nuevo juicio reclamando la exoneración del pago del impuesto), “todos los pleitos previos han fallado en favor de la iglesia”. De no cumplir con la obligación fiscal, al contribuyente se le puede embargar”. ¿Alguien dijo Estado laico?

———————

https://laicismo.org/2015/emigrar-a-alemania-si-estas-bautizado-se-paga-caro-un-9-en-impuestos/128781

¿De dónde surgió la práctica del bautismo cristiano?


¿De dónde surgió la práctica del bautismo cristiano?
Jesse Johnson   June 24, 2015

bautismocristianoEntre los comentaristas existen distintos puntos de vista acerca del origen del bautismo cristiano. Es claro que los cristianos se bautizan mientras que los judíos no. Sin embargo ¿Fue Juan el Bautista el primero en practicar el bautismo cristiano? ¿Acaso Juan el Bautista adoptó las prácticas de ciertos judíos que practicaban el bautismo durante el período intertestamentario?La respuesta corta es que el bautismo, en el sentido cristiano, comenzó con Juan el Bautista. Antes de los tiempos de Juan, los judíos creían en un concepto de purificación por medio de agua. Diferentes grupos de judíos practicaban lavados ceremoniales de diversas formas, pero ninguno del modo en que lo hizo Juan el Bautista.

Antes de Juan el Bautista existían tres tipos de lavados en agua, practicados por distintos grupos:

1. Sectas judías

Ciertas sectas (con frecuencia comunidades asentadas alrededor de las colinas del desierto de Jordania, como el caso de Qumrán) practicaban rituales de lavado. Normalmente estos lavados se llevaban a cabo en piscinas privadas, las cuales, además de ser limpias, tenían dos escaleras: una de entrada y otra de salida. Se creía que uno no debía caminar por el mismo lugar por donde lo hizo aun estando impuro. En cierta manera, ellos practicaban sus lavados de manera similar a como se llevan a cabo en muchas iglesias cristianas hoy en día. Quienes eran lavados se sumergían en agua.

Sin embargo, mientras que tales rituales pueden ser vistos como similares al bautismo cristiano, especialmente en que ambos son bautismos por medio de inmersión en agua, no tienen nada que ver el uno con el otro. Por un lado, estas sectas eran exclusivas y reservadas para aquellos que hubiesen alcanzado cierto grado de “prestigio religioso”. Sus lavados eran privados y sumamente limpios. Estos lavados elitistas estaban completamente separados de los de las masas, los cuales, por el contrario, se realizaban públicamente en el sucio, mugriento y salado Jordán. Mientras que tales sectas reservaban sus limpiezas para el “puro” e “iluminado”, el bautismo de Juan estaba reservado para pecadores. Quienes se creían justos por sus obras fueron tratados por Juan como intrusos.

2. Judíos prosélitos

Este grupo de personas eran gentiles que deseaban convertirse al judaísmo. Para que un gentil se convirtiese al judaísmo, debían lavarse públicamente en un rito de iniciación con el que demostraban que ahora decidían unirse a una nueva religión y nación. Al hacer esto, mostraban que de ahora en adelante le darían la espalda a sus ídolos y vida anterior. En este sentido, tales bautismos eran similares al bautismo de Juan. Ambos marcaban un cambio de vida y eran una demostración pública de afiliación a una nueva religión.

Aun así, esa es la única similitud entre estos dos tipos de bautismos. El bautismo de un judío prosélito se parecía más a un baño completo en el cual el agua era vertida sobre la persona. Para ellos, esto no tenía nada que ver con una inmersión en agua, por lo que nunca se hubiese llevado a cabo en un río. No sólo eso, la diferencia más importante es que tales bautismos eran exclusivamente para personas no judías, pues no tendría sentido que una persona judía se bautizase.

3. Lavados ceremoniales

Si una persona fuese hecha inmunda por causa de lepra o por haber tocado cosa inmunda, como un cuerpo muerto, debían lavarse con agua. Este lavado ceremonial simbolizaba que tal persona estaba limpia y por lo tanto podía ser bienvenida nuevamente a la comunidad y a la vida religiosa. En este sentido, el bautismo de Juan era similar, pues ambos demostraban un deseo de ser declarado limpio y puro.

Pero el bautismo de Juan era meramente simbólico, mientras que los lavados ceremoniales eran por razones prácticas. En Levíticos 15:10, 17 y 17:16 leemos que tales lavados eran en realidad para limpiar el cuerpo de contaminación. En esencia, estos lavados no eran inmersiones en agua, sino más bien eran limpiezas corporales en las cuales la persona se tallaba para limpiarse de contaminación. Si bien estos lavados pudieron llevarse a cabo en el Jordán, es más probable que se tratara de baños simples.

Bautismo de Juan

El bautismo de Juan el Bautista fue algo novedoso para los israelitas. Aquellos que se bautizaban respondían al llamado de huir de la ira de Dios y se identificaban con la venida del Mesías.
¿Qué diferencias había entre estas prácticas de lavados y el bautismo de Juan? Primeramente, mientras que los leprosos debían lavarse para mostrarle al sacerdote que habían sido sanados, el bautismo de Juan era para aquellos que reconociesen que su enfermedad era del corazón por causa de su rebeldía hacia Dios.

En segundo lugar, el bautismo de los prosélitos era la declaración de que a partir de ese momento abandonaban su vida anterior. Mientras tanto, el bautismo de Juan era para los judíos mismos que tuviesen la humildad de bautizarse como si fuesen gentiles, con el fin de demostrar su necesidad de arrepentimiento y reconciliación con Dios. El hecho de bautizarse ya siendo judío era declarar en público que el sistema religioso en Jerusalén estaba en bancarrota espiritual, y que por lo tanto decidían poner su fe en el futuro Mesías y no en el sistema farisaico.

Y en tercer lugar, mientras que ciertas sectas judías practicaban el bautismo para demostrar que estaban ceremonialmente puros antes de hacer alguna actividad religiosa, el bautismo de Juan servía como recordatorio. Aun aquellas personas que se considerasen religiosos, debían reconocer que eran impuros de corazón y por lo tanto necesitaban un nuevo corazón, y no simplemente un baño.

Por lo tanto, podemos concluir que la práctica del bautismo cristiano proviene del bautismo de Juan.

****

Jesse Johnson es pastor de Immanuel Bible Church en Springfield, Virginia. Durante sus estudios en The Master’s Seminary, Jesse sirvió como pastor de evangelismo en Grace Community Church y coordinó la edición del libro de estudio Fundamentos de la Fe.

—————-

http://www.tms.edu/es/predicadores-y-la-predicacion/de-donde-surgio-la-practica-del-bautismo-cristiano/

EL BAUTISMO INFANTIL Y EL PACTO DE GRACIA


EL BAUTISMO INFANTIL Y EL PACTO DE GRACIA

Por: John Flavel

INTRODUCCION

John Flavel (1628-1691) Fue un ministro Ingles Presbiteriano Puritano. Nació en la ciudad de Dartmouth in Devon, Inglaterra, cuyas enseñanzas son hasta ahora altamente valorada como la más útil y fortalecedora en teología y vida practica. Fue hijo de un ministro quien murió en la prisión por su incoformidad, John Flavel sabía lo que era sufrir calamidades, y en su vida demostró las gracias evangélicas de un hombre fuerte de Dios. Bajo su influencia, se produjo una unión entre Presbiterianos y Congregacionalistas. El siguiente extracto es de su voluminosa obra “La vindicación de la ley Federal” un tratado del pacto de obras y gracia en defensa del bautismo infantil como argumento en contra de los Anabautistas y particularmente contra un tal Dr. Cray. Lo valioso de este escrito es que nos muestra la exposición original del tema del pacto de gracia y como este es el argumento que fundamenta el bautismo infantil. Un buen material de lectura para los hermanos de fe Reformada en este siglo y para aquellos que desean conocer mas acerca de este tema.

EXTRACTO:

Tesis 1. Le ha agradado a Dios, en todas las edades del mundo, desde que el hombre fue creado, el tratar con su iglesia y la gente por medio del Pacto, y de esta misma forma el seguirá operando conellos hasta el fin del mundo.

Dios podría haber lidiado con nosotros de una forma suprema por mera soberaníay dominio, mandando lo deberes que él quisiera, y estableciendo sus mandamientos a través de sanciones que él quisiera, y nunca haber traído para sí mismo bajo la atadura y la obligaciónde un pacto parasus propias criaturas: pero el escogió el tratar familiarmente con su pueblo a través del pacto, siendo una manera familiar (2 Sam.7: 19). ¿Es esta la manera de los hombres, oh Señor Dios. Y la manera de los hombres, Señor Dios! se trata de un camino lleno degracia y de bondad condescendiente: él está dispuesto por la presente que su pueblo debiera saber lo que sin duda ellos pueden esperar desu Dios, así como lo que su Dios requiere de ellos. Por la presente tambiénEl proveerá a su pueblo con ruegos y argumentos poderosospara la oración, socorrerlos en su fe contra las tentaciones, fortalecer sus manos enlos deberes a la obediencia, endulzar su obediencia a ellos, y separar a su propio pueblo del mundo.

Tan pronto comoel hombre fue creado y colocado en el paraíso, siendo perfecto y completamente dotado con habilidades perfectas y completas parra obedecer todos los mandamientos de su Creador; el Señor entró inmediatamente en el pacto de obras con él, ycomo consecuencia toda su posteridad natural en él: y en este pacto de obras su posición o caída fue de acuerdo a la perfección y la constancia de su obediencia personal, (Gen.2: 17; Gal. 3: 10). Sin embargo, en este primer pacto de obras no hubo provisión en absoluto para su recuperación (en el caso de la menor falla)por su arrepentimiento o mejor obediencia; pero la maldición de inmediato tomó el alma y el cuerpo; y el pecado, por la caída entró en la naturaleza del hombre, totalmente deshabilitandole para elperfecto desempeño de cualquier deber, como el pacto requiere que se haga (Rom.8:3). TampocoDios aceptará ningún arrepentimiento o esfuerzos-en lugar de la obediencia perfecta por la ley. Así que a partir de la caída de Adán hasta el fin del mundo este pactocesa [deja de ser] como un pacto de vida, o un pacto capaz de dar justicia yvida para toda la humanidad para siempre, (Rom.3:20). “Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él.” (Gal.3:11) “Pero que ningún hombre es justificado por la ley ante los ojos de Dios, esevidente.” Y siendo tan evidente, que la justicia y la vida es para siempre imposible de obtener en los términos del pacto de Adán [obras], quedebe, por tanto, ser una verdad evidente por sí misma, que desde la caída Dios nunca- y hasta al fin del mundo- abrirá de esa manera la puerta a la vida(por lo tanto bloqueada por una imposibilidad absoluta)para la justificación y la salvaciónde cualquier hombre.

Tesis 2. Poco después de la violación y el cese deeste primer pacto, como un pacto de vida, agradó al Señor abrir y publicar el segundo pacto de la gracia por medio de Jesucristo, el primer amanecer de esto lo encontramos en (Gen. 3:. 15).en el que se prometió la semilla que aplastará la cabeza de la serpiente. Y aunque esto seasino un descubrimiento muy corto, y un tanto oscuro remedio del hombre y la salvación por Cristo; sin embargo, era unalegre sonido a los oídos del pueblo de Dios, que era incluso la vida a los creyentesde aquellos tiempos. Pues podemos concluir racionalmente,que ese espacio de tiempo entre la ruptura dela primera y el hacer del segundo pacto fue el período más sombrío de tiempo que alguna vez el mundo vio o haya visto. Estepacto de gracia ahora se tomó el lugar del pacto de obras, y comprendió a todos los creyentes en el seno de la misma. El pacto de las obrastuvo lugar desde el momento en que se hizo hasta la caída de Adán, y luego fue abolidocomo un pacto que da vida. El segundo pacto se llevó a cabo desde el momento en que se hizo poco después de la caída,y continúa hasta el final del mundo. Y estos sólo sonlos dos pactos que Dios ha hecho con los hombres;el último reemplazando al primero, y que comienza a partir de su vencimiento; pero ambos no pueden posiblemente estar en vigor juntos al mismo tiempo,y en las mismas personas,como si fueran pactos coordinados de vida y de salvación. Porque en la coordinaciónse expulsan y se destruyen entre sí, (Gal. 5:4). “El que de vosotros se justifica por la ley,habéis caído en desgracia.”

El primer pacto fue un pacto sin un mediador; el segundo es un pacto con un mediador. Coloque un creyente bajo ambos a la misma vez, oponga estos dos pactos en coordinación, y vera que los resultados serán una pura contradicción: “Que un hombre se salva sin un mediador, y sin embargo, por un mediador.” Por otra parte, si hubiera una forma de vida sin un mediador, no habría necesidad de hacer un pactocon un mediador; ni pudieran estas palabras de Cristo ser verdad, Juan 14. 6. “Yo soy el camino, la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí “.

La justicia del primer pacto estaba dentro del hombre mismo; la justicia del segundo pacto esta fuera del hombre en Cristo. Ponga estos dos en la coordinación, y lo queresulta es una contradicción tan pura como la primera, es decir: Que el hombre es justificado por la justicia dentro de él, y sin embargo, se justifica por una justicia fuera de él, expresamente contrario a la conclusión del apóstol en Rom. 3: 20. “Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él.” Por lo tanto, es un absurdo intolerableel colocar a los creyentes bajo estos dos pactos al mismo tiempo; bajo la maldición de la primera, y la bendición de la segunda. Porque cuando el estado de cualquier personase cambia por la justificación, también su pacto se cambia con el estado, (Col. 1: 13.) Es tan inimaginable que un creyente debe por lo tanto estar debajo ambos pactos, como es de imaginar que un hombrepuede nacer de dos madres, (Gal. 4:22, 23, 24, 25), o una mujer sea casada legalmentea dos maridos, (Rom. 7: 1,2, 3, 4.) y más absurdo (si es posible que cualquier cosa puede ser más absurdo) atribuir el privilegio más glorioso del pacto de gracia,(a saber. “Voy a ser tu Dios para ti, ya tu descendencia después de ti “[ Génesis7:17]) al pacto impotente y abolida de las obras; ambas tan absurdas que se afirman en defensa de Antipaido-bautismo.

Y pensemos que es verdad, que después de la primera edición del pacto de la gracia, el asunto del primer pacto fue representado a los Israelitas enla ley moral; sin embargo, la representación fue pensada y diseñada para ser servil,y añadida a la promesa (Gal.3: 19). Y así la propia ley o decálogo se refería al pacto de la gracia; sí, de alguna forma fluía de este pacto, ya que se promulgó por el consejo de Dios para ser útil a la misma; tanto antecedentementeconducir a los hombres por la convicción de pecado, el temor de la ira, y la auto-desesperación al pacto de la gracia; y también, en consecuencia como un modelo de la obediencia y el estado de santidad. Porque si hubiera sido publicadocomo un pacto diseñado intencionalmente para su uso primitivo y final, entonces habría frustrado totalmente el pacto de la gracia.

Tesis 3. A pesar dela luz primordial o primeros destellos de este pacto de gracia, eracomparativamente débil y oscuro; sin embargo, a partir de la primera publicación de la misma a Adán, Dios en todas las edades ha estado ampliando los privilegios, yaumentando la gloria de este segundo pacto en todas su expresiones y ediciones de élhasta hoy, y serácada vez más ampliada y presentada hasta el final del mundo.
Esa primera promesa (Gen.3: 15) es como el primerpequeño manantial o la cabeza de un gran río, que cuanto más corre, más grande es con la adhesión de más aguasa la misma. O como el sol en el cielo, que cuanto más alto se monta, más brillante y glorioso el día sigue creciendo.
En ese período de tiempo, entre Adán y Abraham, no encontramos ninguna señal del pacto de Dios en él que ordenó que se aplique a la semilla infantil de los creyentes. Pero en esa segunda edición del pacto a Abraham,los privilegios del pacto fueron amplificados, y su semilla infantil no fue solamente tomado en el pacto (como lo estuvieron antes), pero también fue añadido a la iglesia visible, mediante la recepción dela señal del pacto, que entonces era la circuncisión; y por lo queaquí es una gran adición hecha a la iglesia visible, incluso a todo el bebé de creyentes adultos.

A partir de ese período, hasta la venida del Mesías en la carne, la iglesia judía, y susemilla infantil, excepto sólo unos pocos prosélitosfuera de las naciones gentiles, formaron la iglesia visible de Dios,y los pobres gentilesestaban sin Cristo, alejados de la riqueza común deIsrael y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo (Ef. 2: 12). pero en este tercer período glorioso el pacto seamplía de nuevo en sí más que antes, y los privilegios del pacto ya no están limitados, yrestringidos a los creyentes judíos, y susemilla infantil; pero también los gentiles son tomados en el pacto, y la puerta de la fe se abrió a ellos, (Hechos 14:27). La pared de separación se descompone ahora, que separaba la iglesia del mundo gentil (Ef. 2:14). Esta fue unagloriosa ampliación del pacto, y muchas profecías gloriosas y promesasse cumplieron en él; tales como: (Isa. 9: 10.62: 1, 6, 69: 22. 54: 3.60: 3, 5, 11, 16. 62: 2)

Y aunqueel pacto, en cuanto a suparteexterna, parece haber perdido terreno enla ruptura dela nación judíade la iglesia; sin embargo, así como el mar, que pierdeen un solo lugar, gana conventajasobre otra: La adición demuchasnaciones gentilesa la iglesia, más que retribuciones enlarupturade aquellanación delosJudíospresente. Y, de hechoestándesgajadas pero por un tiempo, porque Dios los injertara a ellosde nuevo (Rom. 11:23).Esto, por tanto, es eldiseñode Dios,y el constante curso desu pactode la gracia, más ymáspara verlaen síentodas las edades; nada puede ser máscontrarioa la naturaleza deeste pacto, quese estrechen ycontraigan susprivilegiosen su progresomás adelante,y cortartoda una especiede ella, la queantiguamenteacogió.

Tesis 4. Es más allá de toda duda y contradicción,que la semilla infantil de Abraham, en virtud de la segunda edicióndel pacto de la gracia, fueron llevados con sus padres creyentes al pacto de la gracia de Dios, tuvieron el sellode ese pacto aplicado a ellos, y por lo tanto fueronañadidos a la iglesia visible (Gen.7:7, 8, 9, 10, 11), que era un privilegio del pacto de gracia sobreañadidoa todo lo anterior, y tal como barriendo todas las frívolas cavilaciones y excepciones de aquellos que ponen como objeción la incapacidad de los bebés de entraren un pacto con Dios, o de recibir los beneficios de los privilegios externosde la iglesia visible. Tampoco puede el enemigo más sutil de bautismo infantil darnos una razón convincentede por qué los hijos de los creyentes gentiles notienen la misma capacidad de los mismos beneficios que los infantes de los creyentes judíos, si todavía están en pie bajo el mismo pacto que estaban bajo el primero; y Dios no ha derogado la concesiónde gracia anteriormente hecha a la semilla-infante de su pueblo pactal.
Tesis 5. Esclaro para mí, más allá de toda contradicción, deRom. 11: 17.”Si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en entre ellos, y hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo:” Yo puedo decirescaso deseo unmás clara de la luz Escritural queeste texto da, para satisfacer mi entendimiento en este caso, que cuando Dios desarraigo a los Judios incrédulosde la iglesia, los padres y los hijos juntos, loscreyentes gentiles, que son tan verdaderamentela simiente de Abraham como lo fueron los Judíos (Gal . 3: 29) sí, la más excelente simiente de Abraham, fueron implantados oinjertados en su lugar, y disfrutaron ampliamente de los privilegios de ese pacto, tanto internos como externos, para sí mismos ypara su semilla infantil, como siemprelos miembros de la iglesia judía lo han disfrutado o pudieron hacer.

Nuestros adversarios en esta controversia hacen lastimosay aparentemente algo confuso aquí, e inventanmuchas distinciones extrañas e ininteligibles para cubrir con una nubela luz de este texto famoso. .. Es evidente que Abraham es la raíz; el olivo, la iglesia visible; la savia y la rica savia del olivo, son las ordenanzas de la iglesia y privilegios del pacto;los creyentes gentiles, que son la simiente de Abraham según la promesa, son las ramas injertados en el lugarde las ramas naturales, y con ellos, o de la misma manera como lo hicieron, participan de la raíz y de la rica savia del olivo, es decir, muy ampliamente disfrutan de todas las inmunidades, beneficios y privilegios de la iglesia y el pacto (entre los cuales es el signo de iniciamiento y el principal también) como fueron siempre las ramas naturalesque fueron desgajadas, es decir, los padres Judíos y sus hijos, hicieron o podrían haber hecho. Y negar esto, (como antes se ha señalado) es afligió del pacto privilegios ensu progreso más lejos.

Tesis 6. De aquí encontramos,que apenas la iglesia cristiana fue constituida, y los creyentes gentiles fueron añadidos por fe a la misma, y los hijos de esos padres creyentes son declarados serfederalmente santos (1 Cor. 7: 14) y losJudíos incrédulos, que eran supersticiosamenteaficionados a la circuncisión, y llenos de prejuicios contra el bautismo como una innovación perjudicial, son persuadidos por el Apóstol a someterse a ella (Hechos 2: 38, 39). Asegurándoles que la misma promesa, a saber: “ Voy a ser un Dios para ti, y a tu descendencia después de ti,” es ahora tan eficazmente sellados en ellos y a sus hijos por el bautismo,como lo fue en la antigua edad de la circuncisión:Y que los gentiles, que aún están lejos, cada vez que Dios los llamé a ellos, gozaránigualmente el mismo privilegio, tanto para sí mismos y para sus hijos también.”

También encontramosunacomisión dadapor Cristo a losdiscípulos (Mat.28:19, 20)a discipulara todas las naciones, bautizándolos, y del cual los bebés no debenser excluidos del discipulado (Hechos15:10). Asíencontramos conque, comoen la instituciónde la circuncisión, Abraham, el padreymaestro de lafamilia, fue circuncidadopor primera vez ensu propia persona,y luegotoda su casa (Gen.17:23, 24)tan pronto como cualquierpersonaporla conversión o laprofesión públicade la fese convirtió enun niñovisible deAbraham, esa personafue bautizadaen primer lugar,y luego toda la casacon él o ella (Hechos 16: 15, 33).

Por lo tanto, no es razonable que nos pidan pruebas si había bebés enesas casas; es más probable que en tal frecuentes bautismos en los hogares pertenecientes alos creyentes, había algunos niños;pero si no había ninguno, es suficiente para nosotros probar de su santidad federal (1Cor.7: 14). yel alcance de la promesa de Dios a ellos (Hechos 2: 38,39). Si hubierahabido tantos bebés en los hogares, ellos podríany deberían haber sido bautizados. ¿Cómo el verdadero sentido y alcance de las dos últimas escrituras mencionadasy vindicados contralas interpretaciones corruptas del Sr. Cary? [Vea a mi Vindiciae Legis et foederis, p.90, 91.] Nosotros no ponemos el énfass sobre el bautismo de los infantes sobre tales puntos comoel bautismo de la familia de los creyentes, o Cristo de tomar en sus brazos, y bendiciendo a los más pequeños quefueron traídos a él. Estas y muchas otrascosas que se encuentran en la historia de Cristo, y los Hechos delos apóstoles, tienen su uso y servicio para fortificaresa doctrina. Pero si no podemos producir ningún ejemplo de bautizoinfantil, el mérito de la causa no reside en la cuestión de ese hecho, pero en el derecho del pacto. Para nuestros adversarios mismos, si nos vamos a la realidad, se pondrádifícil el producirun caso del Nuevo Testamento de cualquier hijode un cristiano creyente cuyo bautismo fue diferido,o por Cristo osus apóstoles dando una orden de ser diferido,hasta que alcance los años de la madurez,e hiciera a sí mismo una profesiónpersonal de fe.

Tesis 7. El cambiode la señal ysello del pacto de la circuncisión al bautismo, no será de ninguna manera inferir el cambio o la diversidad de los pactos, especialmentecuando el ultimo entra en el lugar del primero, y sirve para el mismo uso y fin del primero,como es manifestado en el bautismo,de Colosenses 2: 11, 12. El pacto sigue siendo el mismo pacto de gracia, aunque puede cambiar el signo de iniciación externa.Porque ¿qué es laparte sustancial del pacto de la gracia ahora, perola misma que fue a Abraham y a su descendencia antes?¿No es este nuestropacto de la gracia, Heb. 8: 10: “Yo seré para ellos por Dios, y ellos me serán amí” un pueblo?”, Y en ¿qué palabras el pacto de Abraham se expresó(Gen.17: 7) “Y estableceré mi pacto entre mí y tu descendencia despuésde ti en sus generaciones, por pactoperpetuo, para ser tu Dios, y a tu descendencia después de ti.”?Esto hace que el pacto de Abraham sea sellado a él y a su semilla, como verdadera y propiamente el pacto de la gracia, como lo que ahora el bautismo sellaa los creyentes y a su simiente. ”

Referencia:

–The Works of John Flavel, Vol. 3, Banner of Truth 1982. pp 541-547. Vindiciarum Vindex

Obras escritas por Flavel son ricas en contenido teológico y devocional y pura perspectiva Puritana.

  • ‘Husbandry Spiritualised,’ Lond. 1669.
  • ‘Navigation Spiritualised,’ Lond. 1664.
  • ‘The Fountain of Life Opened, or a Display of Christ in his Essential and Mediatorial Glory, containing forty-two sermons,’ Lond. 1672.
  • ‘A Saint indeed,’ Lond. 1668.
  • ‘A Token for Mourners,’ Lond. 1674.
  • ‘The Seaman’s Companion,’ Lond. 1676.
  • ‘Divine Conduct, or the Mystery of Providence Opened,’ Lond. 1678, 1814, 1822.
  • ‘The Touchstone of Sincerity,’ Lond. 1679.
  • ‘The Method of Grace in the Gospel Redemption,’ Lond. 1680.
  • ‘A Practical Treatise of Fear, wherein the various Kinds, Uses, Causes, Effects, and Remedies thereof are distinctly opened and prescribed,’ Lond. 1682.
  • ‘The Righteous Man’s Refuge,’ Lond. 1682.
  • ‘Preparations for Sufferings, or the Best Work in the Worst Times,’ Lond. 1682.
  • ‘England’s Duty under the present Gospel Liberty,’ Lond. 1689.
  • ‘Mount Pisgah, or a Thanksgiving Sermon for England’s Delivery from Popery,’ Lond. 1689.
  • ‘Sacramental Meditations upon divers select places of Scripture,’ Lond. 1679.
  • ‘The Reasonableness of Personal Reformation and the Necessity of Conversion,’ Lond. 1691.
  • ‘An Exposition of the Assembly’s Catechism,’ Lond. 1692.
  • ‘Pneumatologia, a Treatise of the Soul of Man,’ Lond. 1685.
  • ‘Planelogia, a succinct and seasonable Discourse of the Occasions, Causes, Nature, Rise, Growth, and Remedies of Mental Errors.’ * ‘Vindiciarum Vindex, or a Refutation of the weak and impertinent Rejoinder of Mr. Philip Carey’ (a leading anabaptist in Dartmouth). 1691.
  • ‘Gospel Unity recommended to the Churches of Christ.’
  • ‘ A Faithful and Succinct Account of some late and wonderful Sea Deliverances.’ 1679.
  • ‘Antipharmacum Saluberrimum, or a serious and seasonable Caveat to all the Saints in this Hour of Temptation.’ 1664.
  • ‘ Tydings from Rome, or England’s Alarm.’ 1667.
  • ‘ A pathetic and serious Dissuasive from the horrid and detestable Sins of Drunkenness, Swearing, Uncleanness, Forgetfulness of Mercies, Violation of Promises, and Atheistic Contempt of Death.’ 1677
  • ‘The Balm of the Covenant applied to the Bleeding Wounds of afflicted Saints.’ 1688
  • ‘Vindiciæ Legis et Fœderis.’
  • ‘A Familiar Conference between a Minister and a doubting Christian concerning the Sacrament of the Lord’s Supper.’
  • ‘A Table or Scheme of the Sins and Duties of Believers.’ 1679.

Las ediciones de Flavel han aparecido más de 720 veces desde 1664 hasta el presente día.

Escrito y Traducido por Caesar Arevalo

—————–

http://caesararevalo.blogspot.com/2014/11/el-bautismo-infantil-y-el-pacto-de.html?spref=fb

El Bautismo


El Bautismo

Clark, griego y la forma del bautismo


Clark, griego y la forma del bautismo

Aunque personalmente creo que el bautismo de inmersion es la mejor forma de administrar la ordenanza del bautismo, aqui comparto un interesante artículo paido-bautista que pone a pensar sobre lo cierto de esta tradición bautista.Paulo Arieu

Autor: Marcelo Sanchez Avila

Recientemente tuve una conversación en facebook con un pastor bautista acerca de la forma del bautismo. Él me dijo que el principal argumento de los inmersionistas es el significado de la palabra bautismo. Para los bautistas, bautismo solamente significa inmersión.

Leyendo el libro “What Is The Christian Life?” [¿Qué es la Vida Cristiana?] de Gordon H. Clark me encontré con una pequeña sección donde Clark trata de este asunto, mostrando que la palabra bautismo no siempre quiere decir inmersión.

A continuación dejo la traducción de este texto con los versículos en español y griego que agregué notas al final para que puedan seguir la idea del autor.

El verbo bapto se encuentra sólo tres veces en el Nuevo Testamento, y en ninguna de ellas es en referencia al bautismo. El verbo significa sumergir – el extremo del dedo, un bocado de pan, o un manto. Por otro lado baptizo ocurre cerca de ochenta veces, más cerca de veinticinco casos de baptisma y baptismos. Si estas palabras son sinónimos exactos para la inmersión puede ser descubierto mediante el examen de su uso. Esto es estrictamente una cuestión de la lengua griega.

La traducción griega del Antiguo Testamento, la Septuaginta, hecha cerca del 200 a.C., en Daniel 4:33[1] (LXX, 4:30), dice que Nabucodonosor fue bautizado con el rocío del cielo. Puede, pues, haber sido muy húmedo, pero ciertamente no se sumergió. Aunque los libros apócrifos no son canónicos, son una producción judía en lengua griega, y como tal, es una prueba de lo que la palabra significaba en aquellos días. Eclesiástico 34:25[2] (LXX 34:30) conecta el verbo baptize con la purificación. Uno debe lavarse o bautizarse a sí mismo después de tocar un cadáver. Números 19:13,20[3] muestra que la purificación del contacto con los cadáveres se realizaba por aspersión. Por lo tanto el verbo en los apócrifos designa aspersión.

En el Nuevo Testamento el verbo para bautizar y otro verbo para lavado son intercambiables. Por ejemplo, Lucas 11:38[4] utiliza bautizar para el lavado de las manos antes de las comidas, mientras que Mateo 15:2[5], 20[6] y Marcos 7:3[7] utilizan el otro verbo para la misma cosa.

Marcos 7:4[8] (y siguientes) dice que los vasos, ollas, y los lechos eran bautizados. Puede ser que la palabra lechos sea una inserción de un copista y no deba considerarse como parte de la Escritura. Pero el punto aquí es simplemente el uso del griego. El copista sabía griego y escribió que los lechos eran bautizados. Ahora, una taza muy probable es sumergida, un recipiente de bronce sería más difícil de sumergir, pero difícilmente se puede acreditar que los lechos, en el que varias personas se sentaban a cenar, tenían que ser sumergidos. Su bautismo era simplemente un lavado.

Hebreos 9:10[9],13[10],19[11],21[12] son excepcionalmente claros. Bautistas que trabajan en el bautismo no dan una explicación satisfactoria de estos versículos. Alexander Carson es uno de los mejores defensores bautistas de la inmersión, sin embargo, su discusión de estos versos es lamentablemente débil. En una ocasión, un muy buen amigo y gran estudiante bíblico Bautista cuando cuestionado acerca de cómo interpretaba estos versículos cambió de tema y no respondió. Por supuesto, el pobre intento de Carson, y el hecho de no encontrar un mejor intento Bautista no son concluyentes. Pero los versículos de Hebreos son concluyentes.

En griego los diversos lavados de Hebreos 9:10 son diversos bautismos. Dejemos que todos lo comprueben por sí mismos. Incluso si uno no puede leer griego, se puede ver que la palabra comienza con b, y la tercera es el signo de pi (p). Hay una t (t) y una i (i) fácilmente reconocible. Por lo tanto, toda la palabra es bautismos. Estos lavados eran claramente purificaciones. Ahora, todas las purificaciones que se mencionan en este capítulo de Hebreos se realizaron por aspersión. Algunas de estas aspersiones fueron rociadas de sangre. Otras eran con el agua, como en el versículo 19. Sin duda uno de los pasajes del Antiguo Testamento que es aludido es Levítico 14:50-52[13], donde se rociaba sangre y agua. El pasaje de Hebreos concluye con referencias a la limpieza y la purificación. Se deduce, pues, que se puede referir a la acción de la aspersión como un bautismo.

Después de tanta argumentación pesada, la discusión sobre el modo de bautismo tendrá que concluir con un poco de humor, aunque confío en que no va a ofender a mis buenos amigos bautistas. En 1 Corintios 10:1,2 se dice que los israelitas han sido bautizados en la nube y en el mar. En 1 Pedro 3:20 se dice que el diluvio representa el bautismo. Ahora, mientras los hijos de Israel y Noé pudieron haber sido rociados un poco, eran los otros los que fueron inmersos.

La conclusión es que la Escritura no requiere inmersión; que no se describen casos claros de inmersión; que rociar y verter agua eran comunes, y por lo tanto, insistir en la inmersión es agregar a los requerimientos de Dios.


[1] LBA Daniel 4:33  En aquel mismo instante se cumplió la palabra acerca de Nabucodonosor: fue echado de entre los hombres, comía hierba como el ganado y su cuerpo se empapó con el rocío del cielo hasta que sus cabellos crecieron como las plumas de las águilas y sus uñas como las de las aves.

BGT Dat 4:33  αὐτῇ τῇ ὥρᾳ ὁ λόγος συνετελέσθη ἐπὶ Ναβουχοδονοσορ καὶ ἀπὸ τῶν ἀνθρώπων ἐξεδιώχθη καὶ χόρτον ὡς βοῦς ἤσθιεν καὶ ἀπὸ τῆς δρόσου τοῦ οὐρανοῦ τὸ σῶμα αὐτοῦ ἐβάφη ἕως οὗ αἱ τρίχες αὐτοῦ ὡς λεόντων ἐμεγαλύνθησαν καὶ οἱ ὄνυχες αὐτοῦ ὡς ὀρνέων

[2] LBJ Eclesiástico 34:25 Quien se purifica del contacto de un muerto y le vuelve a tocar, ¿qué ha ganado con su baño de purificación?

BGT Eclesiástico 34:25  βαπτιζόμενος ἀπὸ νεκροῦ καὶ πάλιν ἁπτόμενος αὐτοῦ τί ὠφέλησεν ἐν τῷ λουτρῷ αὐτοῦ

[3] Números 19:13 LBA Cualquiera que toque un cadáver, el cuerpo de un hombre que ha muerto, y no se purifique a sí mismo, contamina el tabernáculo del SEÑOR; y esa persona será cortada de Israel. Será inmundo porque el agua para la impureza no se roció sobre él; su impureza aún permanece sobre él.

Números 19:20 LBA Pero el hombre que sea inmundo y que no se haya purificado a sí mismo de su inmundicia, esa persona será cortada de en medio de la asamblea, porque ha contaminado el santuario del SEÑOR; el agua para la impureza no se ha rociado sobre él; es inmundo.

[4] LBA Lucas 11:38  Cuando el fariseo vio esto, se sorprendió de que Jesús no se hubiera lavado primero antes de comer, según el ritual judío.

BNT Lucas 11:38  ὁ δὲ Φαρισαῖος ἰδὼν ἐθαύμασεν ὅτι οὐ πρῶτον ἐβαπτίσθη πρὸ τοῦ ἀρίστου.

[5] LBA Mateo 15:2  ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Pues no se lavan las manos cuando comen pan.

BNT  Mateo 15:2 διὰ τί οἱ μαθηταί σου παραβαίνουσιν τὴν παράδοσιν τῶν πρεσβυτέρων; οὐ γὰρ νίπτονται τὰς χεῖρας [αὐτῶν] ὅταν ἄρτον ἐσθίωσιν.

[6] LBA  Mateo 15:20 Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero comer sin lavarse las manos no contamina al hombre.

BNT  Mateo 15:20 ταῦτά ἐστιν τὰ κοινοῦντα τὸν ἄνθρωπον, τὸ δὲ ἀνίπτοις χερσὶν φαγεῖν οὐ κοινοῖ τὸν ἄνθρωπον.

[7] LBA  Marcos 7:3 (Porque los fariseos y todos los judíos no comen a menos de que se laven las manos cuidadosamente, observando así la tradición de los ancianos;

BNT  Marcos 7:3 -οἱ γὰρ Φαρισαῖοι καὶ πάντες οἱ Ἰουδαῖοι ἐὰν μὴ πυγμῇ νίψωνται τὰς χεῖρας οὐκ ἐσθίουσιν, κρατοῦντες τὴν παράδοσιν τῶν πρεσβυτέρων,

[8] LBA  Marcos 7:4 y cuando vuelven de la plaza, no comen a menos de que se laven; y hay muchas otras cosas que han recibido para observarlas, como el lavamiento de los vasos, de los cántaros y de las vasijas de cobre.)

BNT  Marcos 7:4 καὶ ἀπ᾽ ἀγορᾶς ἐὰν μὴ βαπτίσωνται οὐκ ἐσθίουσιν, καὶ ἄλλα πολλά ἐστιν ἃ παρέλαβον κρατεῖν, βαπτισμοὺς ποτηρίων καὶ ξεστῶν καὶ χαλκίων [καὶ κλινῶν]-

[9] LBA  Hebreos 9:10 puesto que tienen que ver sólo con comidas y bebidas, y diversas abluciones y ordenanzas para el cuerpo, impuestas hasta el tiempo de reformar las cosas.

BNT  Hebreos 9:10 μόνον ἐπὶ βρώμασιν καὶ πόμασιν καὶ διαφόροις βαπτισμοῖς, δικαιώματα σαρκὸς μέχρι καιροῦ διορθώσεως ἐπικείμενα.

[10] LBA  Hebreos 9:13 Porque si la sangre de los machos cabríos y de los toros, y la ceniza de la becerra esparcida sobre los que se han contaminado, santifican para la purificación de la carne,

BNT  Hebreos 9:13 εἰ γὰρ τὸ αἷμα τράγων καὶ ταύρων καὶ σποδὸς δαμάλεως ῥαντίζουσα τοὺς κεκοινωμένους ἁγιάζει πρὸς τὴν τῆς σαρκὸς καθαρότητα,

[11] LBA  Hebreos 9:19 Porque cuando Moisés terminó de promulgar todos los mandamientos al pueblo, conforme a la ley, tomó la sangre de los becerros y de los machos cabríos, con agua, lana escarlata e hisopo, y roció el libro mismo y a todo el pueblo,

BNT  Hebreos 9:19 λαληθείσης γὰρ πάσης ἐντολῆς κατὰ τὸν νόμον ὑπὸ Μωϋσέως παντὶ τῷ λαῷ, λαβὼν τὸ αἷμα τῶν μόσχων [καὶ τῶν τράγων] μετὰ ὕδατος καὶ ἐρίου κοκκίνου καὶ ὑσσώπου αὐτό τε τὸ βιβλίον καὶ πάντα τὸν λαὸν ἐρράντισεν

[12] LBA  Hebreos 9:21 Y de la misma manera roció con sangre tanto el tabernáculo como todos los utensilios del ministerio.

BNT  Hebreos 9:21 καὶ τὴν σκηνὴν δὲ καὶ πάντα τὰ σκεύη τῆς λειτουργίας τῷ αἵματι ὁμοίως ἐρράντισεν.

[13] LBA Levítico 14:50-52 y degollará una de las avecillas en una vasija de barro sobre agua corriente. Después tomará la madera de cedro, el hisopo y el cordón escarlata, juntamente con la avecilla viva, y los mojará en la sangre de la avecilla muerta y en el agua corriente, y rociará la casa siete veces. Así purificará la casa con la sangre de la avecilla y con el agua corriente, juntamente con la avecilla viva, con la madera de cedro, con el hisopo y con el cordón escarlata.

BGT Levítico 14:50-52 καὶ σφάξει τὸ ὀρνίθιον τὸ ἓν εἰς σκεῦος ὀστράκινον ἐφ᾽ ὕδατι ζῶντι καὶ λήμψεται τὸ ξύλον τὸ κέδρινον καὶ τὸ κεκλωσμένον κόκκινον καὶ τὸν ὕσσωπον καὶ τὸ ὀρνίθιον τὸ ζῶν καὶ βάψει αὐτὸ εἰς τὸ αἷμα τοῦ ὀρνιθίου τοῦ ἐσφαγμένου ἐφ᾽ ὕδατι ζῶντι καὶ περιρρανεῖ ἐν αὐτοῖς ἐπὶ τὴν οἰκίαν ἑπτάκις καὶ ἀφαγνιεῖ τὴν οἰκίαν ἐν τῷ αἵματι τοῦ ὀρνιθίου καὶ ἐν τῷ ὕδατι τῷ ζῶντι καὶ ἐν τῷ ὀρνιθίῳ τῷ ζῶντι καὶ ἐν τῷ ξύλῳ τῷ κεδρίνῳ καὶ ἐν τῷ ὑσσώπῳ καὶ ἐν τῷ κεκλωσμένῳ κοκκίνῳ

Fuente extraida de http://reformadoreformandome.wordpress.com/2013/10/10/clark-griego-y-la-forma-del-bautismo/