Un estudio histórico, exegético y teológico del rapto pre-tribulacional.


Un estudio histórico, exegético y teológico del rapto pre-tribulacional.

Autor: Pastor Mario Kansas, Pentecostal reformado

No es mi intención esta noche tratar de convencer a alguien, lo que quiero es aclarar unos textos sagrados los cuales manifiestan que un tiempo de tribulación cual nunca ha existido sobre la faz de la tierra le espera a la Iglesia. La Iglesia a través de los siglos siempre se ha expandido en los tiempos de persecución; por esto es que la Iglesia está creciendo en nuestros tiempos en lugares geográficos donde está siendo perseguida por aquellos que no conocen el misterio del Evangelio. Es únicamente esto, y sólo esto que levantará a la Iglesia en Norteamérica y Europa; sólo esto hará realizar a muchos  que el Evangelio que se está predicando en muchos púlpitos es básicamente un mensaje motivador y de autoayuda. Muchos cristianos profesantes en ese tiempo se darán cuenta que su fe no es genuina, sino que está basada en las filosofías huecas, similar a aquella fe que profesaban muchos de los corintios. Marcos 4:17… 1 Cor 2:1-4.   Aquí está una de las declaraciones de uno de los libros más vendidos en los últimos tiempos llamado “el secreto”. Después de oír esto dígame usted,  si no tiene similitudes con el evangelio de la prosperidad y con la declaración de muchos maestros que han tomado la honra del ministerio pero que nunca han sido llamados por Dios como lo fue Aarón. Hebreos 5:4. “Para atraer  dinero, enfócate en la riqueza. Es imposible atraer más dinero a tu vida cuando te enfocas en la falta del mismo.” “Visualiza que te llegan cheques por correo”. “Equilibra la balanza de tus pensamientos de riqueza. Piensa en riqueza.[1] “una persona que enfoca su mente en el lado oscuro de la vida, que vive y revive los infortunios y decepciones del pasado, está pidiendo infortunios y decepciones similares para el futuro. Si no ves nada más que mala suerte en el futuro, estás invocando decepciones de mala suerte y seguro que la conseguirás”.[2]

Regresando a nuestro tema que queremos tocar esta noche sobre el tema del pre-tribulacionismo, queremos enfocarnos en la historia para informarnos   cuándo y cómo fue que surgió la teoría del rapto pre- tribulacional. La historia es bien importante, ya que Cristo fue un ser que se manifestó y se manifiesta todavía en la historia a través de su palabra predicada. La historia para los apóstoles era importante. 1 Cor 11:23. 15:3.—1 tim 6:3… Muchos han querido poner a un lado la historia e interpretar la Biblia conforme a lo que les conviene porque simplemente han dicho “no me importa lo que la gente muerta tenga que decir”. Sin embargo si consultáramos el pasado y leyéramos las herejías y los grandes héroes de la historia de la Iglesia cristiana, creo que no cometeríamos los mismos errores que se han cometido con los herejes y con los hermanos que se diferencian con nosotros en muchas de las doctrinas no esenciales. Necesitamos recordar las palabras; “en lo esencial, unidad—– en la diversidad, libertad —— y en todas las cosas; caridad”.

El surgimiento de la teoría pre- tribulacional.

En el siglo XIX muchos teólogos liberales empezaron a desviarse de la inerrancia  bíblica e historicidad interpretativa de la Iglesia. Muchos grupos descontentos con los grupos tradicionales eclesiásticos que se estaban corrompiendo surgieron de las denominaciones que una vez eran ortodoxas pero estaban cayendo en el liberalismo y la nueva filosofía del Darwinismo. Muchas organizaciones empezaron a corromperse internamente negando la autoridad de la Biblia como fuente primaria para catalogar lo bueno y lo malo. En estos tiempos parece ser lo mismo, ya que muchos hablan sobre tener convicciones pero nunca mencionan que las convicciones tienen que ser extraídas de la palabra infalible de Dios. En el siglo 19 existieron muchos predicadores, los cuales llamaban a los pecadores a pasar al altar y hacer una profesión de fe. Ya no era que los pecadores que estaban dispuestos a arrepentirse venían a Cristo, tal como eran, sino que ahora tenían que pasar al altar y hacer una profesión de fe, ya con eso era salvos.  En ese tiempo también surgieron muchos grupos religiosos que anunciaban que el milenio de Cristo estaba por establecerse sobre la tierra. En este tiempo fue que surgieron las sectas. Los mormones y los testigos de Jehová[3], y los adventistas del séptimo día[4]. Estos grupos fueron fanáticos en cuanto a su escatología. Para ellos Cristo estaba por manifestarse y venía a manifestarse para salvar a su pueblo. Se entendía que las sectas que enseñaban esto, eran los únicos que iban a ser salvos ya que ellos eran los únicos que tenían la verdad. ¿De donde agarraron estas interpretaciones futuristas? El futurismo no se originó en los avivamientos de Europa o de las colonias americanas, vino de académicos católicos romanos quienes trataron de repudiar la declaración común de los protestantes que el Papa presente era el anticristo. Este es uno de los errores comunes cuando interpretamos apocalipsis. El texto clave para interpretar apocalipsis sigue siendo apocalipsis 1:19…. Uno de estos líderes futuristas fue el carismático Escocés Edward Irving. Como muchos otros milenialistas británicos el abordó el tema profético con interpretaciones literales, Apoc 11:8, afirmando la restauración de los judíos a su tierra, teniendo la expectativa de la apostasía de las iglesias, y predicó el retorno inminente de Cristo para establecer su reino milenario en Jerusalén. Al mismo tiempo la Iglesia que pastoreaba experimentó una erupción  de lenguas y sanidad divina. Sus interpretaciones milenarias y la erupción de lenguas y sanidad divina no le gustaron a muchos de los hermanos ingleses. Aunque muchos de los hermanos esperaban una restauración de los dones apostólicos poco antes del retorno de Cristo, la experiencia de las lenguas y sanidad divina fue muy controversial. Cuando Irving empezó a predicar que Cristo tuvo la naturaleza caída o pecado original, los presbiterianos escoceses lo removieron de sus funciones eclesiásticas. Después de esto estableció la Iglesia católica apostólica como una alternativa a la apostasía religiosa que vio en su previa denominación. De aquí viene John Alexander Dowie[5] quien ayudó a plantar una de estas iglesias en Zion Illinois… La hermandad de Plymouth  también había dejado el anglicanismo apostata. Se reunían para estudios bíblicos,   la cena del Señor y otras actividades cristianas. En el principio a la hermandad Plymouth, le faltaba dirección aún con el surgimiento de maestros y líderes como Benjamín Wills Newton y John Nelson Darby. Durante una serie de retiros que hicieron para estudiar la escatología (por el fanatismo escatológico de ese tiempo) abordaron el libro de apocalipsis de una manera futurista. La hermandad Plymouth se sorprendieron en la tercera conferencia en 1833, cuando Darby introdujo sus enseñanzas sobre un arrebatamiento pre- tribulacional, la teoría sobre el intervalo de tiempo entre la semana 69 y la 70 descritas en Daniel 9:25-27.. Antes de este tiempo; ningún doctor de la Iglesia en los tiempos primitivos, ni  en los siglos posteriores había hallado en Daniel 9, ni en otras escrituras de la Biblia un arrebatamiento secreto de la Iglesia. En 1800 años ningún intérprete pudo esbozar esta enseñanza de las páginas sagradas. En 1800 años, los hermanos habían salido al campo para escarbar la sagrada escritura, por días, y horas; pero no sólo habían salido al campo sino que muchos  de ellos vivían en los monasterios así teniendo aún más tiempo. ¿Qué se puede hacer en un monasterio?  Naturalmente esto trajo muchas sospechas y muchos lo contradijeron. El hermano George Muller dijo una vez “no estoy de acuerdo con Darby porque yo leo mi Biblia”.[6]… Para los 1840s,  Darby había formulado un sistema dispensaciónal el cual iba a ser su sistema de enseñanza por los próximos 30 años. C.I. Scofield, por ejemplo, descubre no menos de siete, llamadas la dispensación de la inocencia, de la consciencia, del gobierno humano, de la promesa, de la ley, de la gracia, y  del reino. El dispensaciónalismo dice ser un método de «dividir correctamente la palabra de verdad» en relación a las dispensaciones. Según este punto de vista una dispensación es «un período de tiempo durante el cual el hombre es probado con respecto a la obediencia en alguna revelación específica de la voluntad de Dios» (Biblia Anotada de Scofield, p. 5).

La versión dispensaciónal de Darby dividía la historia en eras o dispensaciones distintas en las cuales Dios trataba con el hombre. Lo más fundamental de su interpretación fue que la Biblia enseñaba dos planes separados, un plan con Israel, al cual le pertenecían las promesas terrenales y otro plan con la Iglesia a la cual le pertenecían las promesas celestiales. Porque enseñaba que Dios solo podía tratar con un pueblo a la vez, la Iglesia tenía que ser arrebatada antes de la tribulación, porque en la tribulación Dios iba a tratar con su pueblo judío. Darby no fue disuadido por la mera realidad que antes de él ningún milenialista, sea británico o de algún otro lado había enseñado su perspectiva sobre el arrebatamiento. Los orígenes del rapto de Darby todavía no están muy claros. El señalo  que simplemente la idea vino a él cuando entendió que habían dos pueblos y dos planes delineados en la palabra. Otras explicaciones— por ejemplo– que la idea surgió en una reunión donde hubo manifestación de lenguas en una iglesia de Irving, o que vino de una jovencita llamada Margaret Macdonald en Escocia durante otra reunión carismática, parecen ser improbables. [7]  Convencido de este sistema dispensaciónal partió para Norteamérica, Darby hizo como siete viajes a los Estados Unidos entre 1862 y 1877. Primordialmente enfocó su atención a los hermanos en Chicago. La recepción de Darby en América fue mezclada. Escritores en unos periódicos protestantes advirtieron a sus lectores sobre el peligro del dispensaciónalismo. Pero la perspectiva de Darby halló un apoyo en el diario llamado “tiempos proféticos”… Sin mencionar el origen entre la hermandad de Plymouth, ya que esto hubiera alejado a muchos de los lectores del periódico protestante, algunos escritores del periódico, promovieron el rapto pre tribulacional. En 1875 empezaron las conferencias de Niágara, Ontario. Niágara vino a ser el lugar de reunión para los protestantes tradicionales, los cuales se oponían al movimiento liberal. En 1878 el doctor Brookes compuso una declaración de 14 puntos sobre la fe que marcaba las líneas teológicas de los conferencistas y asistentes. El credo de Niágara era típicamente evangélico pero obviamente tenía una inclinación calvinista. Empezaba con un artículo sobre la inerrancia bíblica y terminaba con uno sobre el mileniarismo. El último artículo no postuló la doctrina del rapto de Darby pero afirmaba la restauración de los judíos a la tierra Santa. Lo malo del credo fue que dejó un poco de espacio para que los dispensaciónalistas empujaran su controvertido sistema. Niágara,  tratando de mantener a los asistentes contentos, empezó otras conferencias exclusivamente para hablar sobre la profecía bíblica. Con el tiempo la mayoría de los asistentes y conferencistas eran dispensaciónales. En 1897 la conferencia de Niágara fue dividida sobre el tema del arrebatamiento de la Iglesia. Unos decían “el rapto es antes”, otros decían “es después de la tribulación”. Unos decían que eran puros inventos de Darby sobre la teoría del pre tribulacionalismo, y que no tenía apoyo en la historia de la teología cristiana, para el siglo XX ya se habían dividido en dos campos. Muchos de los duros críticos del dispensaciónalismo eran veteranos de las conferencias de Niágara y de las conferencias proféticas que se habían dado en ese lugar. Muchos de ellos incluso habían sido dispensaciónalistas, devotos tempranos que habían cambiado su mente después de ese tiempo. Nathaniel West fue uno de ellos. A. J. Gordon también fue un seguidor temprano de Darby pero repudió sus enseñanzas en su libro Ecce Venit (1889).[8]… También en este grupo que repudiaron después las  enseñanzas del dispensaciónalismo,  estuvieron dos editores participantes  de la Biblia de Scofield. Lo vuelvo a repetir, en el período de 1800 años, nunca antes se había elaborado un arrebatamiento pre- tribulacional. Todos los padres de la Iglesia y los intérpretes posteriores fueron  post-tribulacionales.[9]

Sin embargo esta teoría dispensaciónal preservó a muchos avivadores de alto calibre, los cuales en sus campañas mencionaban esta enseñanza sobre un rapto pre tribulacional y eminente. D.L. Moody fue uno de ellos y hasta el día de hoy hasta Billy Graham cree en el sistema interpretativo dispensaciónal. Los pentecostales tempranos no fueron la diferencia, ellos adoptaron la teoría sobre un rapto pre tribulacional y también la dispensaciónal. Entre los metodistas estaba un hombre que iba a influenciar a todos los latinoamericanos con su biblia de  estudio, el hermano C. I. Scofield. En 1888 Scofield asistió a la Conferencia Bíblica del Niágara donde conoció al misionero para China, Hudson Taylor. Ambos se hicieron amigos de toda la vida, y la cercanía de Taylor a las misiones cristianas influenció a Scofield, quien fundó la Misión Central Americana en 1890 (llamada actualmente CAM International). La más afectada por esta nueva teoría dispensaciónal fue la Iglesia presbiteriana. Misioneros presbiterianos fueron los primeros que llegaron a Centroamérica, especialmente a Guatemala. Justo Rufino Barrios fue uno de los medios que Dios usó para qué los misioneros fueran ayudados en su labores. Ellos establecieron un Instituto bíblico en Guatemala por su larga tradición de entender que se necesitan escuelas cristianas por el bien de la sociedad. Posiblemente en este grupo venían adherentes del dispensaciónalismo los cuales naturalmente iban a enseñar lo que creían.  El primer medio que fue usado para propagar las enseñanzas dispensaciónales fue la Biblia de Scofield. Los hermanos no teniendo biblioteca acudían a esta Biblia para agarrar notas. Incluso ni habían muchas biblias circulando, por qué se dice que fue hasta los 1920’s  o 1930’s, que se oyó  de un hombre que tenía una Biblia en Ocotepeque Honduras. Otra de las razones que el dispensaciónalismo se propagó en todo Latinoamérica fue el pentecostalismo. El pentecostalismo se movía bajo cuatro proclamaciones. Cristo viene pronto, Cristo sana y salva, y bautiza con el Espíritu Santo. Para ellos era necesario proclamar este mensaje de la venida inminente de Cristo y por lo tanto el trabajo misionero era más importante que estudiar sistemáticamente la palabra infalible de Dios. Y hasta el día de hoy para algunos ministros pentecostales es más importante el ministerio eclesiástico que el  ministerio relacional con la sagrada escritura. Por eso es que muchos de nuestros púlpitos menguan en la proclamación de la verdad, porque los ministros no tienen la palabra en el corazón y no puede fluir de él, ya que están vacíos del contenido eterno. Naturalmente la organización de Scofield editó más biblias y las propagó en todo Latinoamérica con sus notas dispensaciónales. Cuando digo sistema dispensaciónal también me refiero a la teoría del pre-tribulacionismo. El dispensaciónalismo vino a ser sinónimo de fundamentalismo y pentecostalismo para los 1960’s…. El 70% de todos los evangélicos en Latinoamérica son pentecostales o carismáticos y están relacionados con el dispensaciónalismo. El dispensaciónalismo en su tiempo de apogeo, fundó seminarios, uno de los más influyentes fue el seminario teológico de Dallas en 1924. Y también tomó el control de otros. La organización misionera de Scofield  fue una de ellas. Después también empezó casas publicadoras  como Zondervan, Baker, Eerdmans  y otras más. Rápidamente aprendieron a escribir libros para promover su teoría. Uno de los libros más vendidos en los 1970’s fue el de Hal Lindsey  llamado “la agonía del planeta tierra”…  estén  hombre dijo que en 1988 Cristo iba a venir, por qué en 1948 Israel se estableció como pueblo una vez más y una generación después  es 40 años, esto concluye en 1988.  Nunca sucedió y como que los adherentes de este sistema dispensaciónal se les olvida los errores de sus maestros. El común denominador de todos los libros que se han vendido desde esta perspectiva es que han tenido la habilidad de vincular los eventos contemporáneos con la profecía bíblica. En el día de hoy existen las novelas de “dejados atrás” de  Tim La Haye. Para los dispensaciónalistas es muy importante que el tercer templo en Jerusalén se levante, por esto es que hay muchas iglesias con agendas Zionistas tratando de presionar al gobierno norteamericano de apoyar a Israel en toda decisión que los hebreos tomen en relación a su tierra y su adoración vinculada con el templo. Juan 2:19…4:19-23… Un profesor del colegio Wheaton incluso ha acusado a los dispensaciónalistas de estar llevando al mundo a una tercera guerra mundial. Porque muy bien se sabe que si edifican el tercer templo en el monte Moriah, Génesis 22: 2—2 cron 3:2. Donde está la cúpula de oro de los musulmanes (mezquita) estallará una tercera guerra mundial. Los seguidores de un arrebatamiento pre tribulacional en Norteamérica consiste aproximadamente en un 30%. La gente que más sigue este sistema vive en lugares donde la erudición y el estudio Bíblico no es una de las grandes cosas importantes. En los círculos académicos y teológicos de Norteamérica y Europa, la teoría de un arrebatamiento secreto y pre tribulacional es pura fantasía y ciencia ficción. La mayoría de los eruditos y serios estudiantes de las sagradas escrituras no tienen esta perspectiva escatológica. Lewis Perry  Chaffer el más influyente dispensaciónalista de la mitad del siglo XX y fundador del seminario de Dallas;  el mencionado anteriormente, consideró como una ventaja la falta de preparación académica. Después de haber asistido al colegio de Oberlin  por 3 años dejó sus estudios para pastorear.  El dijo “la realidad que nunca estudié un sistema prescrito de teología fue  posible para mi abordar el tema con una mente sin prejuicios y sólo me preocupé por lo que la Biblia naturalmente enseña”.[10]… Básicamente, aquí no hay exégesis ni un estudio serio del sagrado texto, porque todo esto es enseñado en  los seminarios de teología, por eso es que la Iglesia evangélica necesita institutos teológicos que le enseñen a sus estudiantes como derivar la interpretación del sagrado texto. Esta declaración de Chaffer puede ser aceptada entre el pueblo cristiano común, pero no entre el grupo élite de los académicos.  En su teología sistemática sólo escribe un párrafo de 10 líneas sobre el arrebatamiento pre- tribulacional.[11]  Vale la pena decir que en los  últimos tiempos ha habido una revisión del dispensaciónalismo y muchos hermanos que todavía postulan este sistema han generado la frase “dispensaciónalismo progresivo”. Es decir, estos hermanos no hacen mucha distinción entre el pueblo de Israel y la Iglesia. El   Dr. Craig Blaising y Dr. Darrell Bock, han escrito un poco sobre esto en su libro “Progressive dispensationalism”… Básicamente ellos enseñan que no hay dos pactos sino solamente uno. Las promesas a Abrahám tienen promesas espirituales como literales. Hay un pueblo de Dios. La razón que la teoría dispensaciónal se ha difundido tanto es que nuestra cultura occidental no le gustan los peligros ni los cataclismos que tienen efectos duraderos. Y queremos naturalmente escapar del peligro; es más cuando oímos o vemos desastres que la naturaleza hace, cambiamos de canal o cambiamos la estación de  radio porque tal cosa no es atractiva. Naturalmente preferimos ser salvos del peligro, porque estamos avanzados en nuestra tecnología y nadie se compara con los preciosismos avances en toda ciencia social. En Norteamérica si se trata de la religión, aquí abundan, si se trata de la ciencia médica tienen los mejores doctores y cirujanos del mundo, son los más avanzados en toda clase de armas de guerra y hasta han exportado el Evangelio de tus sueños, un seudo-evangelio que no permite la cruz y las angustias emocionales porque éstas son señales de derrota y de una vida pasada llena de amarguras y traumas psicológicos. Este evangelio es el Evangelio de los psicólogos en nuestros púlpitos, que lo llenan los psicópatas de la escritura y aquellos que promueven cosas que “tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne”. Col 2:23. La teoría pre-tribulacional se ha difundido porque ellos filman películas, y escriben libros que están llenos de noticias periódicales y por lo tanto hasta en el mundo agarran un buen grupo de lectores. La mayoría de cristianos son adherentes de este sistema por qué es más fácil ver las películas o sentarse en un sofá a oír la conferencia de un pre-tribulacionista. También muchos congregantes piensan que sus pastores, o evangelistas itinerantes que enseñan sobre el tema; son infalibles y no están sujetos al error interpretativo de la sagrada palabra del Señor. Y por esto mismo nunca han examinado las enseñanzas e interpretaciones del sagrado texto.  Otros porque practican la pirueta de la exégesis y la hermenéutica derivan este sistema dispensaciónal de la sagrada palabra de Dios. En la próxima sesión dejaremos que la palabra de Dios sea nuestro guía.

Los textos sagrados, su exegesis y teología.  Ningún exégeta o intérprete serio de alto rango deriva un arrebatamiento pre- tribulacional de los Evangelios. Tampoco John Macarthur…. Mateo 24:39-42—Lucas 17:34. No enseña esta teoría. Su contexto no lo permite y por falta de tiempo no comentó sobre esto en este momento. Mucho han tratado de derivar un arrebatamiento secreto de Juan 14:1-3. Solamente porque no se menciona a la gente del mundo y por esto han concluido muchos que este es el rapto pre- tribulacional. Un argumento basado en el silencio no es muy aceptado en círculos interpretativos que toman bien en serio la Biblia como fuente de regla y autoridad. Los pasajes clásicos de esta teoría son— 1 tes 4:17—algunos han tratado de sacarlo de  2 tes 2:1. Pero esto es imposible…— el otro pasaje clásico es 1 Cor 15:52… Y Apoc 3:10….Trataremos primero de interpretar 1 tes 4:17. La palabra clave aquí es “Recibir” ——- Uno de los mejores diccionarios teológicos del mundo es Kittel. Por lo tanto dejaremos que los expertos del griego nos digan qué significa.  El diccionario dice “La palabra  ἀπάντησις (apantesis) tiene que ser entendida como un término público, usualmente era usado en la antigüedad  cuando una ciudad le preparaba una bienvenida a visitantes importantes o altos dignatarios…. Esta palabra es solamente usada en dos lugares más en el nuevo testamento. Se usa en Mat… 25:6. Hechos 28:15. El diccionario exegético del nuevo testamento otro diccionario griego de los mejores del mundo dice “el uso de (apantesis) es usada con la palabra “a” después cita los textos ya mencionados y dice “en la septuaginta, la versión griega del antiguo testamento muchas de las veces la traducción de “liqra” significa “venir o ir.”.[12Regresemos a– 1 tes 4:15… Parousia–Venida—que quiere decir literalmente—Prescencia—- Louw y Nida dicen: παρουσίαb, (Parousia)– el estar presente en un lugar en particular, venir, arribar, el estar presente…. Se usa en San Mateo 24:3. Juan 8:2. Se usa en hechos   12:20—y 17:6.  2 cor 7:6[13]…. El Dr. Wanamaker dice sobre 1 tes 5:1 “la (parousia) es un tiempo de juicio”. Es decir, él no haya ningúna venida secreta de Cristo donde no haya juicio. Dejemos que los expertos nos enseñen, yo simplemente estoy tratando de esclarecer unas cosas. Sigue diciendo “Esta proposición está basada en muchas consideraciones. El uso de la palabra “tiempos”, es un código para el periodo (del fin) cuando la intervención y juicio divino van a ocurrir, particularmente se halla en Jeremías y Daniel.”.   (Je. 6:15; 10:15; 18:23; 50:31; Dn. 8:17; 11:35; 12:1, 4, 9), en escritos intertestamentarios (2 Bar. 14:1; 20:6; 1QS 9:13–15; 1QpHab 2:9–10; 2 Esdras 7:73f.[14]), y en el nuevo testamento (Mk 13:33; Mt. 8:9; Lk. 21:8; hechos 3:19–21; Rev. 1:3).[15] El doctor Wanamaker cita a un escritor comentando sobre la idea de agarrar el periódico y buscar sucesos contemporáneos para interpretar la profecía bíblica. Dice “el lenguaje de los apocalipsis[16] no son descriptivos, ni  tampoco contienen lenguaje de referencia del periódico, ellos tienen el lenguaje expresivo de la poesía, que contiene símbolos y metáforas para articular un sentido o sentimiento sobre el mundo. Su valor permanente no está en la información falsa que proveen sobre la cosmología y la historia futura, sino en la afirmación de un mundo trascendente.”[17] Es decir los libros apocalípticos del primer siglo no contienen lenguaje literal y por lo tanto no se pueden interpretar de esta manera. Por ejemplo nadie supone que el diablo es un dragón literal, ni que Cristo es un animal llamado Cordero, simplemente es un lenguaje metafórico de la Biblia. En 1 tes 5:1-10— Simplemente habla del mismo tema ya tocado en 1 tes 4:13-18. La palabra (parousia) y (Epifanía[18] otra palabra para venida) se usaba en el primer siglo para una presencia Real, es decir de un rey que llegaba a una ciudad. Es imposible que Pablo no se esté imaginando la llegada  literal de una persona con características de realeza. Sin lugar a dudas Pablo estaba pensando en una (apantesis) de realeza.  Esta palabra también se usaba cuando grupos de embajadores de los emperadores transitaban de una ciudad a otra.  El otro pasaje es 1 cor 15:52…Aquí en este pasaje, Pablo solamente empieza a dar detalles sobre la segunda venida de Cristo en relación con los santos. En la frase “pero esto digo hermanos” verso 50— es notorio que simplemente está recogiendo el tema del ver 23-28. Para seguir dando detalles de la venida de Cristo para sus santos. Sin embargo en los versos 23-28– es notorio que toda la humanidad está envuelta, tanto pecadores como justos porque en su venida la muerte será destruida, o sea después de su venida no habrá más muerte. Y si miramos el texto detenidamente de 1 cor 15:52, concluiremos que se refiere a la transformación del cuerpo “en un abrir y cerrar de ojos” no a la venida de Cristo. Aunque en el pasaje está inferida la venida de nuestro Señor. ¿Por qué digo esto? Porque es notorio de otros pasajes que la venida de Cristo será visible y manifiesta a toda la humanidad. Mateo 24:29-31. Marcos 13:26-27…Lucas 21:27-28… Apoc 1:7 Notifique que Cristo le dice a los discípulos “cuando miren estas cosas”…. El doctor Chaffer dice que la Iglesia ya no se menciona después de apocalipsis cuatro, y Juan representa la Iglesia y es arrebatado antes de los juicios en apocalipsis.  Sin embargo esta es inconsistencia interpretativa;  porque en este pasaje de Mateo los discípulos representan a la Iglesia y Cristo les dice “cuando miren estas cosas”… ¿Si Juan representa la Iglesia entonces como Juan también representa a Israel en el discurso del monte de los olivos? ya que es Israel que va a experimentar la ira divina en la gran tribulación según muchos intérpretes dispensaciónalistas. Representa a uno o al otro, pero no los dos. Sin embargo la interpretación que de “ambos pueblos hizo uno” hace más sentido. Efesios 2:14… El momento de transición vino en Mateo 21:43, 45…….Etnos se usa en este pasaje de Mateo—literalmente pueblo, o nación.  Mateo 8:11-12… Rom 2:28-29. Gálatas 3:28-29…6:16… Era inconcebible para un escritor judío decir que los gentiles también habían sido escogidos, linaje escogido, especialmente si lo decía Pedro cuyo ministerio fue especialmente para los hebreos según el acuerdo en el concilio de Jerusalén. 1 Pedro 2:9-10–  2 Juan 1.  Esto sin embargo no significa que Dios no vaya a derramar su Espíritu sobre los israelitas en el futuro y los va a convertir para ingresarlos a la Iglesia, sigo creyendo que Dios tiene en su mente injertar  mucho pueblo judío a la Iglesia en un futuro. Rom 11. Quien es la mujer[19] en apocalipsis 12? Es obvio que es la Iglesia. Apoc 12:17… Nadie puede decir que el dragón se llena de ira contra Israel en este pasaje por qué los que guardaban los mandamientos y fueron obedientes al mensaje de Cristo fueron en su mayoría  gentiles en el primer siglo por lo tanto no puede ser Israel.  La tribulación empezó en el primer siglo de la Iglesia cristiana. Marcos 4:17. Juan 16:33. Hechos 14:22. 2 tim 3:12. …Apoc 1:9, 2:11……6:9. 14:12. 20:4…… El nuevo testamento no enseña dos pueblos sino que solamente uno, compuesto por judíos y gentiles…. Juan 1:12-13…

Apoc 3:10. En el verso nueve no es sorprendente que Juan esté mencionando la sinagoga a la cual asistían muchos judíos que profesaban ser temerosos de Dios, pero verdaderamente tenían el mismo objetivo con los cristianos; aquel que tuvieron con Cristo al tratar de perseguirlos y matarlos y anular asimismo la nueva secta llamada “los del camino”. En su evangelio, Juan ya les había dicho que iban a ser expulsados de la sinagoga, e incluso algunos iban a matarlos pensando que rendían culto a Dios. Juan 16:1-4, 33. Ahora era el tiempo de la profecía de Jesucristo, de cumplirse en los cristianos del Asia menor. Aparentemente los judíos que habían sido dispersados después del año 70 habían construido una sinagoga aquí en Filadelfia, a la cual asistían muchos judíos que no habían discernido el tiempo y la visitación del Mesías. Ellos se sentían los dueños de los pactos y las promesas del antiguo testamento, y esta nueva iglesia estaba reclamando dichas bendiciones,  diciendo básicamente que la iglesia había reemplazado al pueblo de Israel. Al mismo tiempo que trataban de cumplir la ley, la violaban y la ignoraban en sus escrituras proféticas. Isaías 45:14.–49:23. 60:14.— Isaías 65:1 Fui buscado por los que no preguntaban por mí; fui hallado por los que no me buscaban. Dije a gente que no invocaba mi nombre: Heme aquí, heme aquí. Deuteronomio 32:21– Ellos me movieron a celos con lo que no es Dios; Me provocaron a ira con sus ídolos; Yo también los moveré a celos con un pueblo que no es pueblo, Los provocaré a ira con una nación insensata. Pablo citando este texto e Isaías 65:1, la primera parte del texto dice: Romanos 10:19-21. También digo: ¿No ha conocido esto Israel? Primeramente Moisés dice: Yo os provocaré a celos con un pueblo que no es pueblo; Con pueblo insensato os provocaré a ira.E Isaías dice resueltamente: Fui hallado de los que no me buscaban; Me manifesté a los que no preguntaban por mí. Pero acerca de Israel dice: Todo el día extendí mis manos a un pueblo rebelde y contradictor.—— Cristo iba a hacer que los judíos de esta sinagoga reconocieran que la iglesia tenía la misma presencia de Dios en medio de ellos, los beneficios que ellos habían experimentado en el pasado como una raza escogida, ahora la iglesia era la recipiente de dichos beneficios. Los judíos que eran millones y millones esparcidos por el mundo greco-romano iban a  reconocer que esta iglesia pequeña era el remanente de Dios en medio de la apostasía. Los números no son señal de autenticidad ni de conformidad a los mandamientos de Cristo. Porque no es aprobado aquel que es examinado por el mundo, el aprobado es aquel a quien Dios le ha aplicado la sangre de Cristo y por lo tanto lo ha hecho competente ante un nuevo pacto, es decir el pacto del monte de Sion. Porque el pacto del Sinaí era temporal para llevarnos al monte de Sion. Ya no tenemos que subir al monte Sinaí, sino que tenemos que bajar nuestra cabeza y recibir el nuevo pacto eterno a través del verbo de vida, el cual fue confirmado por su muerte, porque donde hay testamento tiene que haber muerte, porque no es válido entre tanto que el testador vive, pero después de que el testador muere, entonces entra en vigencia el nuevo. Desde que se formuló la doctrina del arrebatamiento antes de la gran tribulación, este texto se ha interpretado por algunos teólogos aunque todos diciendo que la hora de la prueba se refiere a los siete años de la gran tribulación, donde el pueblo de Israel será perseguido y restaurado a su tierra y las promesas que le fueron dadas a través de Abraham y anunciadas por medio de los profetas. Walvoord dice: “esta es una promesa explícita a la iglesia de Filadelfia que no pasará por la hora de la prueba, que empieza en apocalipsis 6.” (Este es el maestro de todos los pretribulacionistas latinoamericanos.) Este es el mismo erudito que negó que la Biblia explícitamente enseña el rapto pretribulacional. Es decir la venida de Jesucristo antes de la tribulación. P-148. En la edición original del libro llamado “la respuesta del rapto”.– En ediciones posteriores tuvieron que borrar esta declaración.[20]. En juan16:33, Jesús ya les había dicho que iban a experimentar persecución y tribulación. El verbo griego ” guardar en este verso (Apoc 3:10…) es (tēreō); la preposición para  de, es “ἐκ (ek). El único otro pasaje en el nuevo testamento donde se combinan estos dos términos es en la estructura Juanina, en Juan 17:15. Me pregunto ¿porque si Juan, quiso decir tribulación en apocalipsis 3:10, porque no usó la palabra tribulación (thlipsis) en el griego, si no que uso la palabra prueba?  Porque uso πειρασμός (peirasmos) prueba ≡ Strong 3986; examen, someter a otro a prueba para conocer su verdadera naturaleza o carácter— se usa en Santiago 1:2—— El pequeño Kittel dice sobre τηρέω, (tēreō);  “El sentido es «proteger» o «preservar» en Juan 17:11–12. Así también, en Apocalipsis 3:10, Cristo protege a su iglesia contra la tentación. [21]…Marcos 4:17…  Juan no usa   (thlipsis) que es tribulación, cuya palabra era común en su vocabulario. Apocalipsis 2:9—– 7:14. Juan  tiene en mente Isaías 26:20……. Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. Daniel 12:1,10. Lo que tenemos también que entender es, que el versículo clave para interpretar el libro de apocalipsis es 1:19. Si la iglesia pasa por la gran tribulación esto no quiere decir que la iglesia necesariamente tiene que sufrir para ser purificada, (Israel fue protegido) —porque la preposición, Ek, Vincent Word studies dice: “La preposición implica, no guardar de la tentación, si no guardar en la tentación por El,  serán liberados de su poder. Apocalipsis 9:4. El lector puede mirar también el comentario de Francisco Lacueva donde el admite que dicho texto no enseña el rapto pretribulacional. Siendo el mismo un pretribulacional.   Otro diccionario dice “ser protegido” (Pind. et al.; En 100:5) preservar τινὰ ἔκ τινος alguien de alguien o de algo J 17:15; Rv 3:10b (cp. Pr 7:5 τηρεῖν τινα ἀπό τινος).[22]——– 1 Enoc 1:1 Dice “Palabras de bendición con las que bendijo Enoc a los elegidos justos que vivirán en el día de la tribulación, cuando serán rechazados todos los malvados e impíos, mientras los justos serán salvados. —– Judas 14,15…. cita este libro de Enoc….2 Pedro 3:12-13. Daniel 12:1… Dos veces se usa  “en aquel tiempo” en el texto de Daniel. —–Apoc 10:7. 11:15-19……Isaías 18:3…. Se ha dicho que el trompetazo va a ser tan grande que todos van a resucitar. 1 tes 5:2… Vendrá como ladrón como en los evangelios.    1 tes 5:3. Dice “y no escaparan” ¿quienes? los impíos por supuesto… 1 Cor 15:51…Mat 24:31… —2 tes 1:8-10…. Pedro así también describe la venida de Cristo. Apoc. 3:3; 16:15, —– La iglesia de Filadelfia en Apocalipsis 3:10, tampoco es la última Iglesia. Si esta era la iglesia del rapto pre- tribulacional ¿por qué no la puso de último?…… En el contexto de la segunda venida de Cristo los impíos irán al castigo eterno y los justos a la vida eterna después del procedimiento del juicio del gran trono blanco…. Mat 25:46. En Apocalipsis 20 se abren todos los libros….Apoc 20:12…Es posible que la Iglesia sea guardada de los juicios de Dios pero no de la persecución de la  bestia y el diablo. Isaías 26:20… Apoc 11:1-3…12:15,16.13:8. Apoc 16:2… Israel fue protegido en las plagas de Egipto……. Bendiciones

[1] El secreto. pagina. 113..

[2] El secreto. P. 172. Escritora. Rhonda Byrne (12 de marzo de 1951) es una guionista y productora de televisión australiana, más conocida por El Secreto, una película y un libro sobre la ley de la atracción (uno de los principales postulados de la corriente místico-filosófica llamada Nuevo Pensamiento) que vendieron casi dos millones de DVD y cuatro millones de copias respectivamente en menos de seis meses… Por eso necesitamos afirmar la Soberanía total de Dios en las vidas de los hombres. Efesios 2:10.

[3]Charles Taze Russel dijo, que en 1915 Cristo iba  a establecer su reino visible en esta tierra. Cuando no vino, dieron otra fecha y hasta el día de hoy siguen cambiando las fechas.

[4]Fue William Miller que dijo que Cristo iba venir en 1844 basado en Daniel 8:15.  Pero cuando no vino muchos de los seguidores de este pastor se desilusionaron y se esparcieron. En este contexto surgió la señora Elena G. White, la cual dijo que en esa fecha simplemente Cristo había entrado al lugar santísimo a presentarse como sacrificio y por lo tanto fue la que convenció a estas personas que el pastor William simplemente se había equivocado en su interpretación.

[5] El lector puede leer  sobre este hombre en el libro llamado “generales de Dios’.

[6]Se dice que este hermano leyó la Biblia como 150 veces. Sus biógrafos han enseñado que en su diario el dice que Dios le contestó como 55.000 oraciones. 5000 antes de levantarse de rodillas. Muchos de nuestros hermanos pentecostales y carismáticos reclaman que este hombre tenía el don de fe.

[7] “Un caso para el pre-milenarismo histórico”. p—11.

[8]  “un caso para el premilenialismo histórico”. P-13.

[9]El doctor Craig L. Blomberg de Denver seminary dice que en una clase estaba enseñando sobre escatología, le pidió a los estudiantes que leyeran toda la literatura patrística para ver si hallaban la postura pre-tribulacional y los estudiantes nunca la hallaron.

[10]A case for historical premillennialism. P- 21..

[11]Tomó II. Editorial Clie. p-401.

[12] Balz, H. R., & Schneider, G. (1990- ). Vol. 1: Exegetical dictionary of the New Testament (115). Grand Rapids, Mich.: Eerdmans.

[13]Louw, J. P., & Nida, E. A. (1996). Vol. 1: Greek-English lexicon of the New Testament: Based on semantic domains (electronic ed. of the 2nd edition.) (192–193). New York: United Bible societies.

[14]Si no haya estos libros en su Biblia es porque no son canónicos y no han sido aceptados a través de la historia de la Iglesia. Sin embargo los primeros doctores cristianos los leían porque los consideraban de suma importancia.  Estos libros fueron escritos por judíos entre el segundo siglo antes de Cristo y el primer siglo d. C. Los eruditos de nuestro tiempo los usan para entender el pensamiento de los escritores del nuevo testamento,puesto que ellos conocían estos escritos. Personalmente he leído bastantes porciones de estos libros y nunca he hallado ni un rapto pre- tribulacional ni un milenio futuro.

[15] Wanamaker, C. A. (1990). The Epistles to the Thessalonians: A commentary on the Greek text (178). Grand Rapids, Mich.: W.B. Eerdmans. Mi traduccion.

[16] La razón que dice apocalipsis en plural es porque en el primer siglo habían muchos libros apocalípticos.

[17] Wanamaker, C. A. (1990). The Epistles to the Thessalonians: A commentary on the Greek text (172–173). Grand Rapids, Mich.: W.B. Eerdmans.

[18]Posiblemente por esto se llamó Antíoco Epifanes. El hombre que sacrificó un cerdo en el templo en el año 167 d. C…. Muchos comentaristas creen que Daniel 9:27 se refiere a este hombre.

[19]En 2 Juan 1, también se refiere a la señora elegida.

[20] A theology of the New Testament. George E. Ladd. P-601-602.

[21] Kittel, G., Friedrich, G., & Bromiley, G. W. (2002). Compendio del diccionario teológico del Nuevo Testamento (1157). Grand Rapids, MI: Libros Desafío.

[22] Arndt, W., Danker, F. W., & Bauer, W. (2000). A Greek-English lexicon of the New Testament and other early Christian literature (3rd Ed.) (1002). Chicago: University of Chicago Press.

————–

http://pastormariokansas.com/2013/07/02/un-estudio-historico-exegetico-y-teologico-del-rapto-pre-tribulacional/

HBO produce una serie de televisión sobre el rapto


HBO produce una serie de televisión sobre el rapto   

f3810-miguelangelaguilar

“The Leftovers” nos presentará un mundo en el que la mayoría de la población del planeta se ha desvanecido, ascendiendo a los cielos.

La HBO, ha iniciado la producción una serie titulada: ‘The Leftovers’,  que habla sobre el arrebatamiento o el rapto con tintes apocalípticos.

Esta nueva serie es de Damon Lindelof,  guionista y ejecutivo de televisión, además de ser uno de los cocreadores, productores y guionistas principales de la serie: “Lost”.

Lindelof, ejercerá como showrunner de este proyecto, además de ser co-guionista del primer episodio junto al escritor Tom Perrotta (Little Children, Election), autor de la novela en la que se basa la serie.

La cadena HBO ha  permitido Lindelof,  produzca una temporada completa compuesta por diez capítulos.

“The Leftovers”, nos presentará un mundo en el que la mayoría de la población del planeta se ha desvanecido, ascendiendo a los cielos. Tras el suceso, todas las personas que se quedaron en la Tierra tratarán de aceptar lo que ha pasado y volver de nuevo a sus vidas, conociendo ahora la existencia de un ente divino y que su vida hasta ahora no ha sido lo suficientemente buena como para ganarse un sitio en el paraíso.

Justin Theroux (American Psycho, Mulholland Drive) será el protagonista principal, interpretando a Kevin Garvey, jefe de policía de su localidad, que tratará de mantener el orden en este nuevo mundo. Entre los secundarios destacan Amy Brenneman, Emily Meade, Jake Robinson, Carrie Coon, Christopher Eccleston, Ann Dowd, Amanda Warren y Liv Tyler.

Peter Berg, director de Friday Night Lights, Hancock y La sombra del reino, ha sido el encargado del episodio piloto.

Tras el éxito de la serie “La Biblia”, el tema bíblico de nuevo llama la atención en la industria del entretenimiento. La película “Left Behind”, aborda el tema desde una perspectiva bíblica del rapto y el fin de los tiempos. Después de una trilogía (2001, 2002 y 2005), protagonizada por Kirk Cameron, el remake con Nicholas Cage, está casi terminado y se debe llegar a los cines en junio de 2014.

La versión de la película está basada en la serie literaria de Tim LaHaye y Jerry Jenkins, que fue la más vendido en todo el mundo, superando 100 millones de copias vendidas. Parece ser que en el 2014 el rapto será un tema popular en el 2014.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de HBO y LaTimes

Estados Unidos      |      Jueves 19      de      Septiembre, 2013      | Por      Nínro Ruíz Peña | (NoticiaCristiana.com).

Los ateos se burlaban de los raptistas y decían que iban a cuidar de las mascotas de los cristianos durante el rapto secreto del 21 de mayo del 2011, que jocoso no?


Los ateos se burlaban de los raptistas y decían que iban a cuidar de las mascotas de los cristianos durante el rapto secreto del 21 de mayo del 2011, que jocoso no?

“Prometiste tu vida a Jesús. Ahora estás a salvo. Pero cuando llegue el Éxtasis, ¿qué sucederá con las amadas mascotas que dejes atrás?”, dice en su sitio web Eternal Earth-Bound Pets, que ofrece “quitarte esa preocupación de encima”.

Estados Unidos | Jueves 19 de Mayo, 2011 | Por Nínro Ruíz Peña| (NoticiaCristiana.com).
Washington.- La falsa profecía de Harold Camping, de que este sábado 21 de mayo ocurrirá el rapto de la Iglesia y a la vez será el principio del fin del mundo, está causando que los ateos mismo ateos de burlen de los cristianos, especialmente de aquellos que creen en Camping.

Como la profecía Camping, dice que Jesús se llevará a los cristianos este próximo sábado, entonces los ateos se ha preguntado ¿quién cuidará de sus mascotas?

En 26 de los 50 estados de Estados Unidos, la solución está a la mano: empresarios ateos abrieron un negocio que ofrece rescatar y adoptar a las mascotas de los cristianos que sean seleccionados para ir al cielo cuando Jesucristo los llame a su lado.

“Prometiste tu vida a Jesús. Ahora estás a salvo. Pero cuando llegue el Éxtasis, ¿qué sucederá con las amadas mascotas que dejes atrás?”, dice en su sitio web Eternal Earth-Bound Pets, que ofrece “quitarte esa preocupación de encima”.

El servicio de rescate de mascotas ya tiene 259 clientes, que han pagado 135 dólares para la primera mascota y 20 más por mascota adicional en la misma dirección. La empresa garantiza que el animal tendrá compañeros, cuidados y amor aunque sus amos cristianos se hayan ido al cielo. ¡Qué locura verdad!

Todos los socorrisas son ateos jurados, lo que quiere decir que definitivamente quedarán en la Tierra, dedicados a rescatar mascotas tras ese día. Cuando venga el día del Juicio Final, el cofundador de la empresa Bart Centre “notificará a todos los rescatistas para que se pongan en acción”. “Esto ocurrirá sólo si llega. O sea, no tenemos previsto hacer nada si no sucede nada el sábado”, dijo Centre a AFP. ¡Ah! los contratos son válidos por 10 años.

“Uno será tomado, Otro será dejado”


“Uno será tomado, Otro será dejado”

La gran mayoría del mundo cristiano que cree en el Rapto Secreto, buscan apoyo bíblico para esta doctrina en el capitulo 24 del libro de Mateo y en 1 Tes. 4.

Pero un estudio cuidadoso de esos capítulos revela algo completamente diferente.

Al estudiar la Santa Biblia tenemos que permitir que ella misma se explique, y que el Espíritu Santo quien la inspiró, nos revele sus verdades.

No podemos estudiar la Biblia tratando de encontrar en ella apoyo para nuestras propias ideas u opiniones. Ella es la que debe de enseñarnos a nosotros y no nosotros a ella.

Una hermenéutica (estudio) bíblica correcta trata de descubrir el significado original de la Escritura en su propio contexto y de extraer principios para la aplicación contemporánea.

Siempre debemos de leer lo que está en el texto y no leer nuestras propias presuposiciones en el texto. Sacar a relucir del texto lo que está allí, se llama Exposición; el termino técnico es Exégesis. Leer en el texto las opiniones, ideas o conjeturas propias se conoce como Imposición; el término técnico es Eiségesis.

Es en base a la Biblia y a ella que debemos de llevar todo, pues la Palabra de Dios es el gran detector del error; y a ella debe llevarse todo. La Biblia debe ser nuestra norma de cada doctrina y práctica. Debemos estudiarla reverentemente. No debemos recibir la opinión de nadie sin compararla con las Escrituras. Aquí está la autoridad divina, la que es suprema en cuestiones de fe. Es la Palabra del Dios viviente la que ha de decidir todas las disputas y doctrinas.

Vamos a estudiar los textos de Mateo 24: 40-41:Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado.

Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.”

Muchas personas al leer estos textos lo leen en forma diferente; lo leen de esta forma: “entonces estarán dos en el campo; el uno será raptado y llevado por Jesús al cielo y el otro será dejado…”

Pero como hemos expresado no podemos ponerle al texto lo que no dice, ni creer que el pasaje bíblico insinúa lo que nosotros creemos.En estos versos no se encuentra la palabra rapto, ni cielo, Jesús ni siquiera dice cómo el que es tomado es tomado, ni por qué es tomado, ni adonde es llevado cuando es tomado.

Un estudio cuidadoso del capitulo nos muestra que el contexto de Mat. 24, no permite que estos versículos estén hablando acerca de un rapto, ya que la comparación que hace Jesús es de una catástrofe mundial. Jesús está comparando su venida con los días de Noe, y para entender lo que realmente Jesús está exponiendo en estos versos tenemos que estudiar los detalles de lo que pasó en los días de Noé.

Vayamos a Génesis 6:

Los versículos 5-8 nos dicen: “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová”

Según estos versos, todo pensamiento de los hombres era de continuo al mal, no había nada en ellos que los indujera a amar a su creador y a su prójimo y por el pecado y maldad tan abundante Dios decide destruir al mundo con un diluvio. De todos los millones de personas que habían en la tierra antes del diluvio, sólo Noé fue hallado justo delante de Dios.

Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. Dijo, pues, Dios a Noé: he decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra. Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera. Y he aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá.Más estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo. Y lo hizo así Noé; hizo conforme a todo lo que Dios le mandó.” (Gén. 6: 11-14, 18, 22)

Una vez mas se repite aquí que el hombre había corrompido su camino y que la tierra estaba llena de violencia y por esa causa Dios la iba a destruir con el diluvio.

  • Era Noé de seiscientos años cuando el diluvio de las aguas vino sobre la tierra. Y por causa de las aguas del diluvio entró Noé al arca, y con él sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos. De los animales limpios, y de los animales que no eran limpios, y de las aves, y de todo lo que se arrastra sobre la tierra, de dos en dos entraron con Noé en el arca; macho y hembra, como mandó Dios a Noé. Y sucedió que al séptimo día las aguas del diluvio vinieron sobre la tierra.Vinieron, pues con Noé al arca, de dos en dos de toda carne en que había espíritu de vida. Y los que vinieron, macho y hembra de toda carne vinieron, como le había mandado Dios; y Jehová cerró la puerta.” (Gén. 7: 6-10, 15-16).

Es interesante notar aquí que Noé le predicó al mundo antediluviano con el poder del Espíritu Santo y que además al final de su predicación Dios hizo un gran milagro, pues hizo que todos los animales de dos en dos vinieran a Noé. Esto nos demuestra una vez más la pecaminosidad del hombre en los tiempos de Noé, pues los animales irracionales obedecieron la voz de Dios y no así el hombre. Ni siquiera mirando la procesion de los animales entrando en el arca por ellos mismos los conmovió a entender de que algo extraño y sobrenatural estaba pasando y que realmente Noé tenia razón al decirles de que Dios estaba a punto de destruir al mundo.

Otros detalles bastante interesantes que encontramos aquí son:

  • Dios fue el que cerró la puerta del arca.
  • Cuando la puerta del arca fue cerrada por Dios, los que estaban adentro no podían salir y los que estaban afuera no podían entrar. Entonces para este punto, ya el destino de todos estaba decidido.
  • Al entrar Noé su familia y los animales, hay una demora de siete días antes de que empiece a llover. ¿Por qué?
  • Noé había predicado por tantos años de que iba a venir la destrucción del mundo y cuando él entra al arca pasan siete días y no llueve. Podríamos preguntar cómo se sentían Noé y los demás dentro del arca, y cómo se sentían los que estaban afuera al ver que pasa el primer día, el segundo, etc. Y nada pasa. Podemos entender que la fe de Noé fue probada.

Con todo esto en mente volvamos a Mateo 24.

Al estudiar a fondo el capitulo 24 de Mateo, y por consiguiente el contexto de los versículos 40 y 41, vemos que todo el capitulo sigue un orden cronológico, la palabra entonces aparece siete veces en este capitulo, siempre conectando un versículo con otro.

Lo que esto nos enseña es que los sucesos que se describen en Mateo 24 siguen un orden cronológico, uno detrás del otro. Cuando sucede esto, entonces vendrá lo otro, y después vendrá aquello e inmediatamente después pasara lo otro. Este es el orden de cosas en Mateo 24. Hasta el versículo 36, Jesús describe los sucesos que precederán a su segunda venida; y él compara su segunda venida como en los días de Noé, notemos:

  • Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca.Y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.” (Mat. 24: 37-39).

Al comparar su segunda venida como en los días de Noé, Jesús nos enseña que su venida tiene dos etapas. Notemos los periodos de tiempo que Jesús recalca en estos versículos. La gente estaba haciendo sus cosas rutinarias HASTA que Noé entró al arca, y no entendieron HASTA que vino el diluvio. Aquí hay dos periodos de tiempo separados por la palabra hasta. Hubo un cambio radical en la situación de todas las personas desde el momento que Noé entró al arca. Pero la gente no lo notó. Pasó algo que el mundo no entendió hasta que vino el diluvio.

¿Qué fue lo que no entendieron? Que estaban perdidos.

Cuando Noé entró al arca las personas siguieron viviendo como si nada hubiera pasado, no sintieron nada, no presintieron nada, no olieron nada, nada cambió, el aire, el sol, la luna, las estrellas, todo permaneció igual. Recordemos que hubo un lapso de siete días desde que Noé entró al arca y cuando comenzó a llover, pero cuando la puerta del arca fue cerrada, la puerta de la gracia se cerró para todos ellos, no comprendieron que estaban perdidos para siempre, que ya no había oportunidad de arrepentimiento, que ya la puerta del arca no podía ser abierta inclusive si alguien quería entrar mucho antes de que empezara a llover.

Si alguno de ellos, después de que Noé entró al arca y la puerta se cerró quería entrar, aunque ahora creyera en lo que Noé le había dicho, no podía entrar, estaba irremisiblemente perdido. Ya la gracia de Dios se había cerrado para el mundo, ya todos los que estaban afuera estaban perdidos, no desde que comenzó el diluvio, sino realmente desde que la puerta del arca fue cerrada por Dios. El destino de cada uno de ellos, tanto de los que estaban dentro como fuera del arca estaba sellado para siempre.

En Mateo 24, Jesús nos dice que antes de su segunda venida, también la puerta de la gracia se cerrará y el destino de cada ser humano estará sellado; para salvación o para perdición eterna.

Por eso es de vital importancia entender el contexto de los versículos 40 y 41 y comprender que estos versos no pueden apoyar la doctrina del rapto secreto, ya que todo el contexto está hablando de la segunda venida de Jesús.

La comparación que hace Jesús de su segunda venida, como en los días de Noé derrumba el apoyo del rapto secreto que el mundo cristiano quiere tener en estos versículos, ya que como en los días de Noé el mundo fue dividido en dos grupos, los que estaban dentro del arca y los que estaban fuera del arca. Y todos los que estaban fuera del arca murieron.

Estos versículos no pueden entonces hablar ni apoyar la doctrina del rapto secreto, pues de acuerdo con esta doctrina: “Los Santos serán llevados al cielo, algunos en la tierra van a morir, pues habrán muchos accidentes aéreos cuando el piloto sea raptado y el avión no tenga quien lo maneje caerá a la tierra y muchos en la tierra morirán por los aviones que caerán. Muchos conductores de maquinarias y vehículos, camiones, autobuses serán también raptados y todos estos vehículos y maquinarias causaran muchos accidentes y por eso muchas personas morirán. Pero a pesar de todo esto la gran mayoría quedará viva en la tierra”.

Esto es completamente absurdo, los versículos 40 y 41 en ninguna manera apoyan la doctrina del rapto secreto, pues es clara la comparación de Jesús y el contexto, de que su venida será como en los días de Noé. Y en los días de Noé todo el que se quedó fuera del arca murió. No hubieron unos que murieron y otros que quedaron vivos, todo el que estaba fuera del arca murió.

El uso de la palabra que se usa para “venida” es la palabra “Parousia”, notemos los textos en que se usa:

Mat. 24: 3

  • Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿Cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del mundo?”

En la Parousia (venida), se acaba el mundo como lo conocemos, no hay nada secreto aquí. Es la misma palabra que se usa en los versículos 37-39.

También se usa en los versículos 26-27: Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.”

Tampoco hay nada secreto aquí, al contrario, el relámpago todo el mundo lo ve.

Además si estudiamos Lucas 17, que es el relato paralelo de Mateo 24, se usa la misma palabra Parousia en comparación con Sodoma y Gomorra.

En Sodoma y Gomorra, también habían dos grupos, los que se salvaron al salir (Lot y sus hijas) y los que se quedaron en las ciudades.

De los que se quedaron no hubieron algunos que murieron por el fuego y otros que quedaron vivos; todos murieron. Notemos:

  • Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos.Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste.”

Entonces en Mateo 24: 37-39, cuando Cristo venga todos los impíos van a morir, no hay nada secreto en estos versículos.

Al analizar ahora los versículos 40-41, notemos algo muy importante; el versículo 40 comienza con la palabra ENTONCES, según el contexto este entonces está hablando del diluvio, entonces cuando venga la destrucción en ese preciso momento, uno será dejado y el otro será tomado.

¿Quién es tomado? ¿Quién es dejado?

Según la doctrina del rapto secreto, los tomados son los que son raptados al cielo y los dejados son los que quedan.

Pero tenemos que entender algo bien importante, no podemos tomar estas dos palabras y darle el significado que nos parezca para tratar de apoyar una opinión o teoría en contra de otra. El estudioso consciente de la Biblia, no va a ella tratando de buscar como apoyar su opinión, sino que la estudia para que las verdades eternas que ella contiene les sean reveladas y para aprender lo que la Biblia quiere enseñarnos.

La Biblia fue escrita originalmente en arameo, griego y hebreo y no en ninguno de los idiomas modernos de hoy en día, así que no podemos darle significados o interpretaciones a las palabras de la Biblia basado en los idiomas modernos. Por eso al estudiar la Biblia debemos de dejar que ella misma se explique, debemos comparar un texto con otro texto, ver el contexto, entender el marco histórico y comparar la palabra con otros pasajes que contienen la misma palabra para entender su verdadero significado Bíblico, no el significado idiomático en Ingles, Español, Alemán, etc.

Vamos a descubrir que significan estas palabras en su marco bíblico.

DEJADO:

Como Jesús utiliza el diluvio como comparación, vayamos en la Biblia al relato del diluvio para ver que nos dice:Génesis 7: 22-23

  • Todo lo que tenia aliento de espíritu de vida en sus narices, todo lo que había en la tierra, murió. Así fue destruido todo ser que vivía sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, los reptiles, y las aves del cielo; y fueron raídos de la tierra, y quedó solamente Noé, y los que con él estaban en el arca.”

¿Quiénes fueron los quedados o dejados aquí?

La palabra hebrea que se usa aquí como quedado o quedar es SHAAR; y esta palabra significa lo que queda o resta después de una gran calamidad o destrucción.

Encontramos la misma palabra en Ex. 14:28; Jos. 8:17, 22; Isa. 24:6; Hageo 2:3; Mar. 12:20.

En todos estos versículos que utilizan la SHAAR, siempre se refiere a personas que quedan con vida, o a que nadie queda con vida después de una calamidad o catástrofe.

TOMADO: La palabra hebrea que se usa aquí es LAKAD, y significa: atrapar, capturar, retener, enlazar, sorprender en un acto vergonzoso, etc.

Encontramos la misma palabra en: Deut. 2:35; Num. 32:39, 41; 34: 14, 15; Jos. 8:8; 1Rey. 9: 6; 16:18; 2Rey. 32:18; 28:18; Jer. 32:28; Ecl. 7:26; Pro. 5:22; 11:6; 16: 2; Jer. 48:1, 7; 32: 8; 37:8; Dan. 11: 8; Hab. 1:10; Juan 8:3-4; Luc. 9:39; 2Co. 11:20; 12:16.

Los significados bíblicos de estas palabras difieren mucho de lo que pueden significar para nosotros hoy en día de acuerdo a nuestro idioma.

Esto no es un invento o un truco para forzar Las Escrituras. Usted amigo lector también lo puede comprobar con poco esfuerzo. Consiga una concordancia bíblica Strong, en español o en inglés, esta concordancia además de suministrar todas instancia de las palabras que aparecen en la Biblia, nos da su igual tanto en hebreo como en griego, además de su significado. También abundan hoy los diccionarios en hebreo y griego que podemos utilizar para el estudio exhaustivo de la Santa Biblia.

Esta concordancia está avalada por todas las religiones cristianas, lo que queremos decir con esto es que no favorece una religión por otra.

Lea por usted mismo todos los versículos arriba citados, escudriñe la Biblia por usted mismo; comparando un texto con otro y permitiendo que ella misma se explique.

Este fue el método que utilizó Jesús; en Lucas 24, cuando Jesús se encuentra con dos de sus discípulos no basa su sacrificio expiatorio por nosotros, ni su resurrección en base a las pruebas físicas; sino que los lleva a las Escrituras y compara un texto con otro, un pasaje con otro. Lo que dice Moisés y que lo comprueban los Salmos, que lo repite Isaías, que se amplia en Daniel y Jeremías, etc.

Cuando estudiamos Mateo 24 a fondo nos damos cuenta que cuando Jesús habla de que uno será tomado y el otro será dejado (en conjunción con su segunda venida, como lo indica el contexto claramente); el tomado es aquel que es preso, atrapado, sorprendido por la segunda venida de Jesús y ya no tiene salvación ni escapatoria; pues no se ha preparado para el regreso de Jesús,

  • Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras” (Mat. 16:27).

Así mismo como se toma a espada una ciudad y fortaleza y se acaba con todos sus habitantes, así hará el Señor Jesús en su segunda venida.

Mat. 24: 27  nos dice:

  • Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.”“Y todo ojo le vera” (Ap. 1:7).

No hay nada secreto aquí al venir Jesús; Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá estar en pie?” (Ap. 6:15-17)

Los impíos son destruidos por el resplandor de la gloria de Jesús en su segunda venida (2 Tes. 2:8). “¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿O quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego consumidor, y como jabón de lavadores.” (Mal. 3:2) ¿Y quiénes quedan vivos? Aquel que ha lavado sus ropas en la sangre del Cordero, que en su boca no ha sido hallado engaño. Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.” (1 Tes. 5:23).

  • Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.” (2 Tim. 4:8)
  • “Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.” (1 Ju. 2:28)

¡Estos son los que quedan, los dejados; los left behind!

   Otro pasaje que se utiliza para tratar de apoyar la doctrina del rapto secreto es 1 Tesalonicenses 4:15, 17:

  • Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron” Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”

Estos dos versos son sacados fuera de contexto para tratar de demostrar que la doctrina del rapto secreto tiene fundamento bíblico, pero esto es absurdo, pues al estudiar el contexto, podemos darnos cuenta de lo que el apóstol Pablo está hablando realmente.

Al analizar con cuidado toda la epístola y en particular los versículos 13, 14, 16; nos damos cuenta de algo muy importante. Notemos: Pablo está agradecido y contento con la fe que tienen los tesalonicenses y a partir del capitulo 4 empieza a recordarles todo lo que ellos saben y han aprendido del evangelio a través de Pablo: Porque ya sabéis que instrucciones os dimos por el Señor Jesús” (ver. 2). “Pero acerca del amor fraternal no tenéis necesidad de que os escriba, porque vosotros mismos habéis aprendido de Dios que os améis unos a otros” (ver. 9).

La fe de ellos está bien sedimentada y cada día aumenta su conocimiento del Señor y del evangelio. Pero ahora Pablo introduce un tema nuevo: qué ocurrirá con los cristianos muertos cuando se produzca el retorno de Cristo. Había en la iglesia de Tesalónica una preocupación que el apóstol decide que debe aclarar. Es posible que ellos estuvieran preocupado por la salud física de Pablo (Cap. 3:3-4); o era un tema que debía ser aclarado.

Pablo considera ahora el tema detalladamente (vers. 1-18), luego se ocupa de un tema afín: el momento de la aparición de Cristo (Cap. 5:1-11). Trata ambos puntos, no como doctrinas nuevas, sino como una enseñanza familiar en la cual los creyentes necesitaban más instrucción y admonición.

Pablo no había tenido tiempo para responder a todas las preguntas de los tesalonicenses ni para aclarar cada punto mientras había estado con ellos.

  • “Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza” (vers. 13).

Parecería que los tesalonicenses se habían entristecido indebidamente por los suyos que habían muerto después de aceptar el Evangelio. Los que quedaban temían que los difuntos perdieran la gloriosa experiencia que los cristianos esperaban disfrutar cuando Cristo volviera. Pablo dedica los vers. 13-18 a eliminar ese error y consolar a los creyentes. Explica que no hay necesidad de que un cristiano se entristezca por su hermano muerto, pues la esperanza de la resurrección elimina la causa de ese pesar.

Pablo no desaprueba el dolor natural. Está enseñando a los creyentes a no quedar sumidos en un dolor humano sin esperanza, sino a reanimarse con la expectativa de reunirse con sus amados cuando éstos resuciten en ocasión del retorno del Señor.

  • Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron” (vers. 14).

Este versículo no está expresando que Jesús en su segunda venida va a venir con todos los cristianos que se fueron al cielo al morir, la muerte es como un sueño, la Biblia es clara en cuanto a la resurrección de los muertos, y ese es el tema central que el apóstol Pablo está tocando aquí.

Pablo está enseñando que la muerte es un sueño sólo en virtud del poder vivificador de Cristo que un día despertará a los muertos; que si Jesús no hubiera muerto y resucitado, la muerte sería el final de todo. Así como Dios resucitó a Cristo, resucitará Jesús de la misma manera a los que murieron confiando en él.

  • Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron” (vers. 15).

El apóstol está recurriendo a una autoridad mayor que la suya para explicar esto aquí. Pablo hace un contraste entre los justos que queden vivos y los justos muertos en ocasión de la venida de Jesús.

Es interesante notar que si este versículo, unido con el verso 17, enseña que habrá un rapto secreto, donde los justos serán raptado antes de que Cristo venga; ¿Cómo es posible que después del rapto queden justos vivos hasta la segunda venida de Jesús, si todos los justos fueron raptados? Porque según la doctrina del rapto secreto; los judíos, no los cristianos serán los que den el mensaje final y prediquen de Cristo al mundo.

¿O la palabra venida (PAROUSIA; la misma palabra en Mat. 24 y otros textos) es secreta también? Pablo no habla de un cambio de grupo aquí, habla de un mismo grupo de personas unidas por las verdades del Evangelio Eterno.

Pablo está asegurando a sus lectores que los cristianos vivos no se unirán con su Señor antes que los que duermen. Los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos”

De modo que los santos que estén vivos no tendrán prioridad sobre los que murieron en el Señor. Esta enseñanza aclara el verdadero estado de los que han muerto “en Cristo”.

Ellos duermen esperando la venida del Salvador. Aun no se han reunido con él, pero, como los cristianos vivos, esperan la segunda venida para que se efectúe su largamente anhelada reunión con el Maestro. (Juan 11:23-25). Ninguna de las dos clases precederá a la otra. Cuando Cristo venga, llevará juntamente a ambos grupos a la gloria.

  • Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero” (ver. 16)

Pablo describe claramente la aparición personal, visible y corporal del Señor con gran majestad. Cristo no enviará a un representante ni viene espiritualmente, sino que él mismo viene en persona. Pablo registra esta promesa y registra detalles adicionales acerca de la forma de su cumplimiento. Alguien ha dicho que éste es el versículo más ruidoso de Las Escrituras. No hay nada secreto tampoco aquí.

  • Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.” (vers. 17)

La palabra Luego con la que empieza este versículo denota que este suceso va a ocurrir después de lo que pasa en el versículo anterior; o sea la resurrección de los muertos en Cristo. Es decir que antes de los cristianos vivos ser raptados, los cristianos muertos deben de ser resucitados por el Señor. Pero ¿Cómo esto es posible? Si la doctrina del rapto secreto no enseña nada en cuanto a la resurrección del los muertos en Cristo.

La palabra Arrebatados, del griego HARPAZO, y a través del latín con el verbo RAPIO, “arrebatar”, deriva la palabra “RAPTO”; y es el termino teológico que se utiliza para enseñar el rapto secreto. Los que predican el rapto secreto, enseñan que la aparición visible y audible de Cristo con poder y gran gloria, será precedida algunos años antes por su venida secreta e invisible a la atmósfera de este planeta para arrebatar a sus santos, mientras que el resto de los habitantes continuará viviendo durante un período que se caracterizará por la tribulación bajo el gobierno del anticristo.

Pero este pasaje, que según ellos describe la venida secreta, dice claramente que Cristo vendrá con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios”, lo que hace imposible que sea un suceso secreto. Además, evidentemente ésta es “nuestra reunión con él”, acerca de la cual estaban turbados los tesalonicenses, pero que sucederá después de la aparición del anticristo (2 Tes. 2:1-3), y no antes, como se enseña en el rapto antes de la tribulación.

La trompeta también se menciona en Mat. 24:30-31 en un contexto que describe claramente la venida visible de Cristo: Todas las tribus de la tierra..Verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria”. En las palabras de estos pasajes no hay nada que sugiera ni remotamente que la venida descrita en Mat. 24 sea diferente de la que se describe en estos versículos.

Por lo tanto, ambos pasajes describen un mismo acontecimiento que sucederá en un mismo momento. Esta es la enseñanza uniforme de todas las Escrituras.

¿Cuáles son los peligros de creer en un rapto secreto?

De acuerdo a la doctrina del rapto secreto, Dios dará una oportunidad más al mundo.

Hoy en día según esta doctrina, el mundo está dividido en dos grupos: los que serán raptados y los que serán dejados atrás.

Comparados con los que son dejados atrás, los raptados es un grupo muy reducido de cristianos fieles a Dios. Pero después del rapto las personas que fueron dejadas tendrán otra oportunidad de salvación siempre y cuando no reciban la marca de la bestia en sus manos o en sus frentes; si aceptan a Jesús con todo su corazón alcanzarán la salvación aunque esto no los librará de pasar por la gran tribulación.

Después del rapto las iglesias se llenarán de personas que buscarán renovar su fe en el Señor Jesús, pero que aún después del rapto muchas personas continuarán sus vidas pecaminosas y que después vendrá el falso profeta que les dirá que no deberían de creer en los lideres religiosos pues muchos de ellos también fueron dejados atrás y tratarán de engañar al mundo diciendo que realmente el rapto no ocurrió.

En los tiempos después del rapto se enseña que no habrá lado intermedio, o estamos con Dios o apartados de él, que muchos de los cristianos fieles tendrán que desear ser martirizados antes de negar su relación con Jesús.

La decisión de seguir a Jesús no va a ser popular pues el anticristo engañará a todo el mundo con su hipnótico mensaje. Vendrá la persecución, y las personas que decidieron ser fieles a Dios después del rapto serán perseguidas y sufrirán mucho, pero que la persecución durará sólo 1200 días o tres años y medio, y luego Cristo vendrá otra vez.

¿Es ésto bíblicamente cierto?

Recordemos que Jesús dijo que su segunda venida sería como en los días de Noé y los días de Lot. Recordemos que cuando Noé entró en el arca y su puerta fue cerrada por Dios, el mundo fue dividido en dos grupos y el destino de cada persona se selló, ya no había oportunidad de salvación para los que se quedaron afuera, estaban perdidos para siempre y no lo supieron hasta que vino el diluvio. Hubo un lapso de seis días y al séptimo día empezó a llover.

En este tiempo la fe de Noé fue probada, fue un tiempo angustioso para él, y si no llovía, es posible que los que estaban afuera del arca lo hubieran matado a él y su familia.

En los tiempos de Lot; los habitantes de las ciudades de Sodoma y Gomorra fueron divididos en dos grupos: los que estaban en la casa de Lot y los que estaban afuera, y así mismo como con Noé, si los ángeles no intervienen la multitud hubiera matado a Lot

  • Y ellos respondieron: Quita allá; añadieron: vino este extraño para habitar entre nosotros, y ¿habrá de erigirse en juez? Ahora te haremos más mal que a ellos. Y hacían gran violencia al varón, a Lot, y se acercaron para romper la puerta.” (Gén. 19:9).

Dos grupos en estos grandes acontecimientos bíblicos; dos grupos, sus suertes selladas para salvación o para perdición, no hubo una segunda oportunidad para los que se quedaron afuera. El diluvio vino y se “los llevó a todos”, cayó fuego del cielo y todos fueron destruidos, y las ruinas de Sodoma y Gomorra están hoy sepultadas en el mar muerto testificando que la Biblia tiene razón.

Así como en los días de Noé, los perdidos no se dieron cuenta que la puerta de la gracia se había cerrado para ellos hasta que vino el diluvio y se los llevo a todos, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mat. 24:39)

En los días de Lot, también se cerró la puerta de la gracia cuando los ángeles cerraron la puerta de la casa de Lot. No cayó fuego del cielo inmediatamente, los habitantes de las ciudades seguían como si nada hubiera pasado, sin notar, sin sentir, sin pensar que sus destinos estaban sellados para la perdición eterna.

Al salir el sol, Lot fue sacado de la ciudad y empezó a caer fuego del cielo, y todos sus habitantes murieron. ¡No hubo una segunda oportunidad!

El Mateo 24, Jesús aparte de describir su segunda venida; que será “como en los días de Noé”, nos está hablando del cierre de la gracia, donde el destino de cada uno de nosotros será sellado para siempre, para salvación o perdición eterna, tampoco habrá una segunda oportunidad, el mundo será dividido en dos grupos, y la división será, claro está los impíos recibirán la marca de la bestia en sus manos o en sus frentes, pero los hijos de Dios tendrán el sello de Dios en sus frentes. Y asimismo como Noé fue salvado por Dios en el diluvio que acabó con todos y Lot preservados del fuego por los ángeles que acabó con todos, así mismo al final los hijos de Dios serán salvados por Jesús en su segunda venida, la cual acabará como hemos explicado mas arriba, con todos.

Mateo 24 nos dice que tenemos que prepararnos, no para un rapto secreto que no tiene apoyo bíblico, pero sí para el cierre de la puerta de la gracia.

Mateo 24 nos dice que tenemos que prepararnos para la gran tribulación, pues así como Noé y Lot tuvieron su tribulación antes de ser liberados, así también los hijos de Dios antes de ser liberados pasaran por la gran tribulación.

  • “Y de la manera que esta establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez (como en los días de Noé, la misma palabra griega Parousía, valga la aclaración); sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan” (Heb. 9:27-28).

——–

El Rapto es un concepto errado tambien lo explica la Iglesia catolica


El Rapto es un concepto errado tambien lo explica la Iglesia catolica

El Rapto en definitiva es un concepto equivocado sobre la Segunda Venida de Jesús y una interpretación errónea a las palabras de Jesús sobre el fin del mundo.

El Rapto es un concepto erradoEl Rapto es un concepto errado

Se ha estado hablando desde bastante tiempo ya de la posibilidad de una acción divina sobre la humanidad específicamente sobre la Iglesia que acontecería al final de los tiempos como un preámbulo al mismo, este acontecimiento se conoce como El Rapto sujeto a la Gran Tribulación.

Es un término que utiliza en demasía la iglesia protestante y dado a que es en esa vertiente del cristianismo que se difunde con más fuerza tal acontecimiento para dar un análisis completo sobre el asunto tendríamos que entrar en materia teologal relacionado al milenarismo y sus implicaciones, no obstante trataré de dar un toque menos técnico y de mayor comprensión para que podamos entender la realidad de esta mal interpretación bíblica. Para ello estaré utilizando un artículo del P. Jordi Rivero y el Catecismo de la Iglesia Católica sobre el tema.

Este término Gran Tribulación se refiere al tiempo de persecución que se denota de las palabras de Jesús sobre el fin del mundo. En esto se hace alusión al rapto, no obstante antes de ir más a fondo en este asunto es necesario hacer notar que el término rapto para la Iglesia significa un anonadamiento, un éxtasis. Santa Teresa de Ávila lo define como:

“arrobamiento, éxtasis o rapto, que todo es uno a mi parecer” (M 6,4 tit., cf V 20,23 y 21,8).

Su concepto se deriva del texto Paulino en II Cor 12,2-4. “si esto pasa en el cuerpo o no, yo no lo sabré decir; al menos ni juraría que está en el cuerpo ni tampoco que está el cuerpo sin alma” (M 6,5,8).

La alusión a un rapto en la cual Jesús aparecerá en el cielo al final de los tiempos de forma invisible para raptar a la Iglesia es totalmente falso, Jesucristo vendrá al fin del tiempo pero será una venida visible y gloriosa que nadie podrá ignorar (Cf. Ap 1,7) Será entonces cuando ocurrirá el juicio final; vivos y muertos serán llevados de este mundo a la presencia del Señor. No existirá un “rapto secreto” anterior al fin del mundo.

Esta modalidad ha tenido gran acogida en algunas iglesias especialmente de corte pentecostal, no obstante P. Jordi nos presenta las objeciones a ésta.

Objeciones contra “El Rapto”

1- El rapto se fundamenta en una errada interpretación de la Biblia.

  • Os decimos eso como Palabra des Señor: Nosotros, los que vivamos, los que quedemos hasta la Venida del Señor no nos adelantaremos a los que murieron. El Señor mismo, a la orden dada por la voz de un arcángel y por la trompeta de Dios, bajará del cielo, y los que murieron en Cristo resucitarán en primer lugar. Después nosotros, los que vivamos, los que quedemos, seremos arrebatados en nubes, junto con ellos, al encuentro del Señor en los aires. Y así estaremos siempre con el Señor. -(1 Tes. 4,15-17)

Este pasaje se refiere al fin del mundo y no a una venida secreta anterior. S. Pablo demuestra que es el fin del tiempo: “Y así estaremos siempre con el Señor”.

2-La creencia en “el rapto” no es bíblica.

La auténtica interpretación Bíblica no acepta novedades y el concepto del rapto no era conocido en la cristiandad hasta el siglo XVIII.

Como comienza la creencia en el rapto: Según la investigación de Paul Thigpen, autor de “The Rapture Trap”, la doctrina del rapto nace en el siglo XVIII. Un ministro Puritano llamado Increase Mather escribió sobre cristianos arrebatados por los aires antes de que el mundo fuera consumido por el fuego del juicio divino. Mas tarde otros publicaron ideas similares.

Un Jesuita chileno llamado Manuel Lacunza, en su libro La Venida del Mesias en Gloria y Majestad, publicado en 1812, especula que los fieles que han recibido la comunión con frecuencia serán, hacia el fin del mundo, recogidos por Jesucristo para tenerlos seguros por 45 días mientras el mundo es castigado. Este libro fue traducido al inglés y sus ideas sobre el rapto tuvieron gran influencia entre algunos grupos de cristianos sectarios.

3- ¿Tres venidas de Jesucristo en vez de dos?

Según el esquema del rapto, faltan aun dos venidas de Cristo: Una para llevarse a los suyos en el rapto y otra venida al final del tiempo. Serían la Segunda y la Tercera Venida (la Primera fue en la Encarnación).

La verdad es que Cristo vino en su Primera venida y solo falta la Segunda Venida. Esta venida marcará el fin del mundo. Ese día Cristo reunirá a todos: A los que estén vivos para ese tiempo y también a los muertos los cuales resucitarán. Después de ese evento este mundo ya no existirá.

4- El rapto para evitar la tribulación: Falsa evasión del sufrimiento

Los que creen que el rapto será antes de la Gran Tribulación del Anticristo piensan que solo los malos van a sufrir ese tiempo de persecución. ¡Si esto fuese cierto, entonces el Anticristo no tendría a quien perseguir porque ya todos los fieles estarían con Cristo fuera de este mundo!

Olvidan que el sufrimiento tiene un profundo significado bíblico. El hecho es que Cristo sufrió y su Cuerpo Místico que es la Iglesia lleva una continua trayectoria de sufrimiento y persecución. Pero habrá una persecución final que será extraordinaria, antes del final. Los cristianos no pueden estar esperando un rapto prematuro sino que deben estar fortaleciéndose para vencer en la prueba.

Pablo relata ampliamente sus propios sufrimientos en la persecución de su tiempo y nos exhorta para que no tengamos miedo de morir por Cristo en las pruebas que ciertamente vendrán a la Iglesia y a cada creyente en particular. Por eso enseña que los que creyentes que sobrevivan la persecución del Anticristo y estén vivos cuando Cristo venga no tendrán ventaja sobre los que hayan muerto en la fe. Ambos grupos se reunirán con Cristo para siempre. (Cf 1 Tes 4,15-17; CIC 1001)

Sobre este tema el Catecismo de la iglesia católico romana dice lo siguiente:

La última prueba de la Iglesia

675 Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes (cf. Lc 18, 8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el “Misterio de iniquidad” bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Te 2, 4-12; 1Te 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22).

676 Esta impostura del Anticristo aparece esbozada ya en el mundo cada vez que se pretende llevar a cabo la esperanza mesiánica en la historia, lo cual no puede alcanzarse sino más allá del tiempo histórico a través del juicio escatológico: incluso en su forma mitigada, la Iglesia ha rechazado esta falsificación del Reino futuro con el nombre de milenarismo (cf. DS 3839), sobre todo bajo la forma política de un mesianismo secularizado, “intrínsecamente perverso” (cf. Pío XI, “Divini Redemptoris” que condena el “falso misticismo” de esta “falsificación de la redención de los humildes”; GS 20-21).

677 La Iglesia sólo entrará en la gloria del Reino a través de esta última Pascua en la que seguirá a su Señor en su muerte y su Resurrección (cf. Ap 19, 1-9). El Reino no se realizará, por tanto, mediante un triunfo histórico de la Iglesia (cf. Ap 13, 8) en forma de un proceso creciente, sino por una victoria de Dios sobre el último desencadenamiento del mal (cf. Ap 20, 7-10) que hará descender desde el Cielo a su Esposa (cf. Ap 21, 2-4). El triunfo de Dios sobre la rebelión del mal tomará la forma de Juicio final (cf. Ap 20, 12) después de la última sacudida cósmica de este mundo que pasa (cf. 2 P 3, 12-13).

Como pueden ver, no exista tal cosa como un Rapto sino que la Iglesia entrará en la Gloria de Dios mediante la imitación de Jesús quien se autodenominó Camino de Salvación, aquel que quiera llegar al Padre debe tomar ese único Camino a Él, nadie podrá lograrlo sino es mediante el seguimiento de Cristo. Eso implica un compromiso real y verás con el Evangelio, tomar nuestra Cruz y seguir sus pasos, hacer como Él hizo y cumplir con lo que nos mandó a cumplir.

“El Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre”; “verán al Hijo del hombre venir entre nubes”; “como el relámpago fulgurante bitilla de un extremo a otro del horizonte, así sucederá con el Hijo del hombre cuando llegue su día” (Mt. 16, 27; Mc. 13, 26; Lc. 17, 24). Estos pasajes bíblico vienen a evidenciar que el llamado Rapto no en bíblico pues hacen alusión a que todos conoceremos el momento de la Segunda Venida.

Aquí no podemos menos de reconocer rasgos de las esperanzas y especulaciones “apocalípticas”, con un largo pasado tras sí, que revivieron con fuerza durante los años febriles que precedieron la ruina de Jerusalén. Los cristianos primitivos compartían muchas de estas esperanzas. Las discutían con angustia, como sabemos por escritos del Nuevo Testamento, fuera de los Evangelios. Se comprende que se asieran con avidez a cualesquiera palabras recordadas de su Señor, que parecieran tener alguna conexión con tales esperanzas. Pero se desvirtuó aquella esperanza en un pensamiento apocalíptico y excluyente que hace ver la Revelación como una falsa. Dios quiere que todos se salven y el milenarismo en sus dos acepciones indica que solo un grupo será llevado al Cielo o al Reino terreno. Esas dos acepciones del milenarismo tienen para muchos católicos que creen en el rapto una base en el Catecismo, ellos presentan estos numerales;

668 Cristo murió y volvió a la vida para eso, para ser Señor de muertos y vivos” (Rm 14:9). La Ascensión de Cristo al Cielo significa su participación, en su humanidad, en el poder y en la autoridad de Dios mismo. Jesucristo es Señor: Posee todo poder en los cielos y en la tierra. El está “por encima de todo Principado, Potestad, Virtud, Dominación” porque el Padre “bajo sus pies sometió todas las cosas”(Ef 1, 20-22). Cristo es el Señor del cosmos (cf. Ef 4, 10; 1 Co 15, 24. 27-28) y de la historia. En él, la historia de la humanidad e incluso toda la Creación encuentran su recapitulación (Ef 1, 10), su cumplimiento transcendente.

669 Como Señor, Cristo es también la cabeza de la Iglesia que es su Cuerpo (cf. Ef 1, 22). Elevado al cielo y glorificado, habiendo cumplido así su misión, permanece en la tierra en su Iglesia. La Redención es la fuente de la autoridad que Cristo, en virtud del Espíritu Santo, ejerce sobre la Iglesia (cf. Ef 4, 11-13). “La Iglesia, o el reino de Cristo presente ya en misterio”, “constituye el germen y el comienzo de este Reino en la tierra” (LG 3;5).

670 Desde la Ascensión, el designio de Dios ha entrado en su consumación. Estamos ya en la “última hora” (1 Jn 2, 18; cf. 1 P 4, 7). “El final de la historia ha llegado ya a nosotros y la renovación del mundo está ya decidida de manera irrevocable e incluso de alguna manera real está ya por anticipado en este mundo. La Iglesia, en efecto, ya en la tierra, se caracteriza por una verdadera santidad, aunque todavía imperfecta” (LG 48). El Reino de Cristo manifiesta ya su presencia por los signos milagrosos (cf. Mc 16, 17-18) que acompañan a su anuncio por la Iglesia (cf. Mc 16, 20).

… esperando que todo le sea sometido

671 El Reino de Cristo, presente ya en su Iglesia, sin embargo, no está todavía acabado “con gran poder y gloria” (Lc 21, 27; cf. Mt 25, 31) con el advenimiento del Rey a la tierra. Este Reino aún es objeto de los ataques de los poderes del mal (cf. 2 Te 2, 7) a pesar de que estos poderes hayan sido vencidos en su raíz por la Pascua de Cristo. Hasta que todo le haya sido sometido (cf. 1 Co 15, 28), y “mientras no haya nuevos cielos y nueva tierra, en los que habite la justicia, la Iglesia peregrina lleva en sus sacramentos e instituciones, que pertenecen a este tiempo, la imagen de este mundo que pasa. Ella misma vive entre las criaturas que gimen en dolores de parto hasta ahora y que esperan la manifestación de los hijos de Dios” (LG 48). Por esta razón los cristianos piden, sobre todo en la Eucaristía (cf. 1 Co 11, 26), que se apresure el retorno de Cristo (cf. 2 P 3, 11-12) cuando suplican: “Ven, Señor Jesús” (cf.1 Co 16, 22; Ap 22, 17-20).

672 Cristo afirmó antes de su Ascensión que aún no era la hora del establecimiento glorioso del Reino mesiánico esperado por Israel (cf. Hch 1, 6-7) que, según los profetas (cf. Is 11, 1-9), debía traer a todos los hombres el orden definitivo de la justicia, del amor y de la paz. El tiempo presente, según el Señor, es el tiempo del Espíritu y del testimonio (cf Hch 1, 8), pero es también un tiempo marcado todavía por la “tristeza” (1 Co 7, 26) y la prueba del mal (cf. Ef 5, 16) que afecta también a la Iglesia(cf. 1 P 4, 17) e inaugura los combates de los últimos días (1 Jn 2, 18; 4, 3; 1 Tm 4, 1). Es un tiempo de espera y de vigilia (cf. Mt 25, 1-13; Mc 13, 33-37).

El glorioso advenimiento de Cristo, esperanza de Israel

673 Desde la Ascensión, el advenimiento de Cristo en la gloria es inminente (cf Ap 22, 20) aun cuando a nosotros no nos “toca conocer el tiempo y el momento que ha fijado el Padre con su autoridad” (Hch 1, 7; cf. Mc 13, 32). Este advenimiento escatológico se puede cumplir en cualquier momento (cf. Mt 24, 44: 1 Te 5, 2), aunque tal acontecimiento y la prueba final que le ha de preceder estén “retenidos” en las manos de Dios (cf. 2 Te 2, 3-12).

674 La Venida del Mesías glorioso, en un momento determinad o de la historia se vincula al reconocimiento del Mesías por “todo Israel” (Rm 11, 26; Mt 23, 39) del que “una parte está endurecida” (Rm 11, 25) en “la incredulidad” respecto a Jesús (Rm 11, 20). San Pedro dice a los judíos de Jerusalén después de Pentecostés: “Arrepentíos, pues, y convertíos para que vuestros pecados sean borrados, a fin de que del Señor venga el tiempo de la consolación y envíe al Cristo que os había sido destinado, a Jesús, a quien debe retener el cielo hasta el tiempo de la restauración universal, de que Dios habló por boca de sus profetas” (Hch 3, 19-21). Y San Pablo le hace eco: “si su reprobación ha sido la reconciliación del mundo ¿qué será su readmisión sino una resurrección de entre los muertos?” (Rm 11, 5). La entrada de “la plenitud de los judíos” (Rm 11, 12) en la salvación mesiánica, a continuación de “la plenitud de los gentiles (Rm 11, 25; cf. Lc 21, 24), hará al Pueblo de Dios “llegar a la plenitud de Cristo” (Ef 4, 13) en la cual “Dios será todo en nosotros” (1 Co 15, 28).

La última prueba de la Iglesia

675 Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes (cf. Lc 18, 8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el “Misterio de iniquidad” bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Te 2, 4-12; 1Te 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22).

Pero lo dejan hasta aquí, quien no investiga se queda con esa impresión y todo el adorno que le incluyen. No obstante el numeral más importante nunca lo incluyen o si lo hacen no abundan sobre el mismo. Aquí lo incluyo y enfatizo en negrillas lo que desmiente toda la filosofía milenarista existente.

676 Esta impostura del Anticristo aparece esbozada ya en el mundo cada vez que se pretende llevar a cabo la esperanza mesiánica en la historia, lo cual no puede alcanzarse sino más allá del tiempo histórico a través del juicio escatológico: incluso en su forma mitigada, la Iglesia ha rechazado esta falsificación del Reino futuro con el nombre de milenarismo (cf. DS 3839), sobre todo bajo la forma política de un mesianismo secularizado, “intrínsecamente perverso” (cf. Pío XI, “Divini Redemptoris” que condena el “falso misticismo” de esta “falsificación de la redención de los humildes”; GS 20-21).

Entonces, ¿Por qué pensar en un acto divino que no está contemplado en la Revelación? Son muchos los que pensando en pluralismos, democracias, derechos y necesidades han pensado erradamente que la Doctrina es manipulable, manejable y hasta cuestionable. Por esas razones básicamente se han dado separaciones en la Iglesia, y el sectarismo surge a raíz de ese tipo de pensamiento limitante. La verdadera libertad está en la completa obediencia doctrinal y su aplicación debida al tiempo en que vivimos, pues de más está decir que la manera de ver la Doctrina hace 200 años no es aplicable a nuestro tiempo, pero eso no hace distinción en la Doctrina misma sino en nuestra manera de verla. La Iglesia desde sus inicios ha sido y seguirá siendo guiada a la verdad plena por el Espíritu Santo (Juan 16, 13) en ese sentido todo desvelo doctrinal no viene a ser un cambio en la doctrina sino un complemento de la misma.

El milenarismo tiene que verse a la luz de lo revelado, no con interpretaciones propias. El Rapto en definitiva es un concepto equivocado sobre la Segunda Venida de Jesús y una interpretación errónea a las palabras de Jesús sobre el fin del mundo. Específicamente este pasaje:

Mateo 24, 37-42:

  • Cuando venga el Hijo del hombre, sucederá como en tiempos de Noé. En los días que precedieron al diluvio, la gente comía, bebía y se casaba, hasta que Noé entró en el arca; y no sospechaban nada, hasta que llegó el diluvio y los arrastró a todos. Lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre. De dos hombres que estén en el campo, uno será llevado y el otro dejado. De dos mujeres que estén moliendo, una será llevada y la otra dejada. Estén prevenidos, porque ustedes no saben qué día vendrá su Señor.

La interpretación correcta no es la del Rapto sino la del Juicio Final véanlo en Mateo 25,31-33:

  • Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria rodeado de todos los ángeles, se sentará en su trono glorioso. Todas las naciones serán reunidas en su presencia, y él separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos, y pondrá a aquellas a su derecha y a estos a la izquierda.

Si Jesús hablara de un rapto, ¿No creen que lo explicaría claramente y no hubiera esta aparente contradicción en el mismo Evangelio escrito por san Mateo? Es por ello imperativo no hacer calculaciones e interpretaciones fuera de contexto. Siempre debemos mirar la Revelación en su amplitud para poder ver, juzgar y actuar conforme a ella. De ese modo y confiados no caeremos en conceptos equivocados como el Rapto y el Milenarismo.

Espero que esta humilde aportación les haya ayudado a ver lo errado del concepto milenarista del Rapto. Dios les colme de bendiciones.

¡Paz y bien! Con amor en Cristo…

———-

Omnisciencia de Dios y escatologia profetica


Omnisciencia de Dios y escatologia profética

Autor: Paulo Arieu

  • “…en Jerusalém, ciudad que yo me elegí para poner en ella mi nombre”. (1 Reyes 11:36)

Esta promesa profética señala a siglos primeramente, y milenios adelante; es parte de lo ya tratado y analizado abundantemente ( leer articulo en este blog titulado Promesa eterna dada al rey David y su descendencia), solo que aquí se añade y especifica que éste reinado futuro tendrá su base en la ciudad de Jerusalém.

Jerusalém será la futura Ciudad Santa, y no como ahora que de santa lleva solo el apodo; sino que como predijo el profeta Isaías: “Porque de Jerusalém saldrán las reliquias, y del monte de Sión salvamento: el celo de Yahweh de los ejércitos hará esto” (Is 37:32). Jerusalém, como hemos venido explicando, será asiento de Dios y cabecera de reinos.

Cuando lleguemos al libro del profeta Isaías analizaremos sus palabras proféticas en relación a Israel y el mundo, cuando profetizó: “Y acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Yahweh por cabeza de montes, y será ensalzado sobre los collados, y correrán a él todas las gentes. Y vendrán muchos pueblos…y nos ensenará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sión saldrá la ley, y de Jerusalém la palabra de Dios” (Is 2: 1-4). 

En el libro de Apocalipsis, se nos promete una Jerusalém que administrará el mundo, y que posteriormente será reemplazada con una Celestial donde no morará ningún tipo de abominación por los siglos de los siglos (Ap. 21: 1-4, 22-24).

Vemos que muchos ministerios, por estar políticamente correctos con el sistema, y no ahuyentar feligreses de sus enclaves olvidan las profecías bíblicas. Jesucristo tuvo en su ministerio público una constante repetición sobre las profecías bíblicas y el futuro. Para él eran muy importantes, porque en ella vemos la omnisciencia de Dios, las promesas divinas, y se nos hace lógico el plan de Dios y el por qué aparentemente creemos que Dios nos ha olvidado.

No, amigo lector, como ya dije, Dios no se tarda en sus promesas, nosotros somos los que no lo entendemos, y debemos culpar en parte a esos supuestos ministros del Evangelio que no siguen los pasos de Jesús anunciándole al pueblo lo por venir.

Usted se preguntará ¿Por qué lo omiten? Porque sencillamente al tener que hablar de la ira venidera, del juicio final, de las calamidades que nos anuncian los antiguos profetas, Jesús, y el Apocalipsis, serían catalogados de ominosos, predicadores de desgracias y sufrimientos, y por tanto perderían feligreses (llamados clientes en el argot corporativo) y entonces muchas de sus arcas (entiéndase dinero) se vaciarían, y ellos mismos perderían prebendas y el sistema cómodo de vida que gozan; pero si eres pastor, y me lees, acuérdate que la biblia también habla de los malos pastores:Mal haya el pastor de nada que deja el ganado. Espada sobre su brazo, y sobre su ojo derecho: del todo se secará su brazo, y enteramente será su ojo derecho oscurecido” (Zac 11:16).

Háblale al pueblo la verdad de lo que se acerca, no temas quedarte solo. ¿Cambiarás una temporada de soledad por una eternidad de regocijo y compañía? No, no sería de sabios. Acuérdate que la verdad es la única que nos puede liberar y ella encierra no solo historias dulces y amorosas, sino el purgante que nos extirpa la maldad que nos agobia, y esta vez para siempre (Jn 8:32).

Hay profecías que se refieren sobre grandes acontecimientos en la historia de la humanidad. No hay religión en el mundo que haya podido comprobar el cumplimiento exacto, detallado e histórico, acompañado de evidencias arqueológicas como los profetas del Antiguo y Nuevo Testamentos que conforman la biblia. El cristianismo ha sido anunciado desde la mismísima Creación.

Otras profecías son tan sencillas como predecir el nombre de un rey que surgiría siglos adelante, y con ello Dios solo ha querido que tu, estimado lector, entendieras que existe un Creador omnisciente, y que la Redención total del hombre, es un hecho activo, que no cesa y que tendrá un acontecimiento decisivo, al final de los tiempos, que cambiará todo de una vez y para siempre.

Una de estas profecías que mencionan sencillamente el nombre de un rey, la encontramos en las palabras del profeta de Bethel, en tiempos de Jeroboam, rey de las diez tribus del norte de Israel, cuando profetiza al futuro diciendo: “He aquí que a la casa de David nacerá un hijo llamado Josías, el cual sacrificará sobre ti a los sacerdotes de los altos, que queman sobre ti perfumes, y sobre ti quemarán huesos de hombres” (1 Re. 13:2).

El nombramiento del futuro rey era parte de la mención de una maldición contra los impíos sacerdotes del reino del norte que, violando la palabra de Dios, sacrificaban no en Jerusalém, sino donde quiera que les venía en ganas, siendo ellos incluso no miembros de la tribu de Leví, quienes eran los únicos autorizados para ejercer el sacerdocio de Dios.

El profeta les menciona con detalles, el nombre del pío rey que 300 años adelante, vendría al norte de Israel y quemaría sobre ese falso altar, los huesos de todos los sacerdotes impíos que se atrevieron a pervertir el derecho. ¿Qué religión ha anunciado el nombre de un rey 300 años antes de que venga a este mundo? No es pues cuestión de religión, sino de la omnisciencia de Dios a través de sus profetas, y demostrándonos que 300 años no es nada, y que hay un Plan Eterno de Redención.

El cumplimiento de esta profecía lo podemos ver en 2 Re. 23: 15-16, 25. ¿Qué es entonces lo admirable de las profecías bíblicas como en este caso? El hecho que 300 años antes que este gran hombre y justo rey Josías naciera, ya Dios lo llama por su nombre, usando para ello a este varón—profeta—que fue desde Judá a Beth-el, solo para eso.

¿Puede acaso algún hombre profetizar el nombre de una futura célebre figura pública, que vendría siglos después, a no ser que sea el mismo Dios que hable a través de él? ¿No es esto, como dije, una prueba fehaciente de la omnisciencia divina? ¿No es este simple pasaje algo que nos haría parar mientes y tomar en serio toda la Santa Biblia, Palabra de Dios? ¡Piénselo!

  • “Buscad a Yahweh Dios mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano” (Is 55:6).

Dios conoce el pasado, y también conoce el futuro, ya que la omnisciencia es uno de sus atributos. Los profetas ‘entran” en el futuro, de la mano del Espíritu de Dios y nos revelan en las Escrituras los acontecimientos por venir. El Dios que envió a Jesucristo a dar su vida en la cruz por nuestros pecados es aquel que lleva a este mundo al cumplimiento de  Sus propositos. Y a traves del mensaje profético, nos ha revelado su Plan. La escatologia lo estudiará para poder explicarlo de modo sistematico, como se explican las otros doctrinas.Pero, es el rapto,la doctrina escatológica de moda, una verdad divinamente revelada?

Hay muchos que andan por el mundo hablando de lo que no saben, y publicando libros tratando de denigrar las Santas Escrituras. Son como puercos que un dia caerán por el despeñadero del sufrimiento y la ignorancia eterna. Buscar a Dios mientras puede ser hallado, porque un dia, como profetizó el profeta Isaías, podría ser tarde para usted,para mi  y para nuestras familias,pero no lo hagamos por miedo. El temor del Señor,no es miedo,ni a perder la salvación,ni miedo al rapto.

El rapto, o cómo muchos esperan la venida inminente de Cristo.

La escatología del rapto, produce miedo. Miedo a quedarse en la gran tribulación,con las plagas a las naciones y el anticristo. Debemos buscar a Dios, pero no por miedo. Muchos líderes meten miedo a sus miembros para que ellos busquen a Dios, y no se mundanalicen. Lo entiendo perfectamente. Se que a ningun pastor piadoso le debe gustar ver como sus miembros son seducidos rapidamente por el sistema que opera hoy en dia. Pero meter miedo no es la solución.

El sacerdote español Luis Santamaría, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), continúa con su serie de artículos titulada “Fragmentos de apocalipsis”, publicada por la revista religiosa En Acción Digital. Reproduzco a continuación lo último que él ha escrito sobre este tema. Creo que lo explica muy bien.

En algunos ambientes evangélicos –sobre todo entre los born again christians o “cristianos renacidos” presentes en los Estados Unidos– hay un tema de moda que plantea una escatología peculiar. Se trata del “rapto” o “arrebatamiento” (rapture), que en resumen es lo siguiente: cuando llegue el fin de los tiempos, en un momento previo a la tribulación predicha por el Apocalipsis, los creyentes verdaderos serán arrebatados (o “raptados”) corporalmente por el Señor. Esto hay que enmarcarlo en un sistema de pensamiento llamado “dispensacionalismo premilenario”, según el cual hay un calendario muy preciso en la historia de la humanidad, aunque el reloj divino se habría parado en la época del Nuevo Testamento, y sólo volverá a ponerse en marcha cuando se inicien los últimos tiempos.

Si tenemos que buscarle un padre a esta teoría, no nos queda otro remedio que fijarnos en John Nelson Darby (1800-1882), una figura imprescindible del protestantismo fundamentalista del siglo XIX que, tras abandonar la Iglesia anglicana, se hizo miembro de los Hermanos de Plymouth y desarrolló sus ideas escatológicas más peculiares. Se habla de dispensacionalismo porque divide la historia universal en diferentes edades o “dispensaciones” según el plan salvífico de Dios. La era contemporánea es, para Darby, el momento en el que Dios separará los creyentes verdaderos de los no creyentes, como se separa el trigo y la cizaña en el tiempo de la siega, anticipando así el retorno inminente del Señor Jesús.

Darby era inglés, pero se desplazó con frecuencia para difundir sus ideas, que han influido mucho en Norteamérica, adonde acudió en siete ocasiones. También podemos encontrar estas tesis en el mundo pentecostal. Sin ir más lejos, la mayor confesión evangélica española –la Iglesia Evangélica de Filadelfia, formada por gitanos– asume la teología dispensacionalista.

Según los grupos y los pastores que aborden el tema del rapto, se puede llegar a extremos que serían objeto de risa si no fuera porque constituyen episodios de temor apocalíptico muy poco cristiano. Un amigo me contaba recientemente algo que vivió cuando fue miembro de una comunidad evangélica pentecostal, aquí en España. Uno de sus hermanos del grupo, minusválido, después de un adoctrinamiento intensivo basado en estas enseñanzas escatológicas que incluía películas sobre el tema, regresó de la capilla al centro especializado en el que vivía, y en medio de un temporal salió a la calle en su silla de ruedas convencido de que llegaba el momento del arrebatamiento, y de que Jesús le devolvería las piernas que le faltaban. Un ejemplo de los efectos que puede tener todo esto leído en clave fanática, y que no nos queda muy lejos.

Como dice Damian Thompson comentando de forma muy gráfica la idea darbysta del rapto, “sigue siendo una de las imágenes apocalípticas más potentes jamás ideadas, pues de un solo golpe libra a todos los cristianos de los horrores que causa la llegada del fin, a la vez que les permite contemplar cómo los condenados perecen en el emocionante drama de la Gran Tribulación”. Esto, explica el periodista, permite mantener el fervor milenarista “a fuego lento”, sin llegar a la explosión, pero consiguiendo así mantener a las personas y a las comunidades en esa tensión de que Cristo puede llegar en el momento menos esperado. Hace poco pude leer en una explicación de la tesis dispensacionalista que en la actualidad, “el cumplimiento e intensidad de los eventos apocalípticos nos indican que el rapto de la Iglesia puede suceder en cualquier momento”.

En los Estados Unidos, como dije antes, esto del rapto es una materia de dominio común, algo que forma parte del imaginario colectivo como creencia difundida entre grandes sectores del evangelismo. Sin ir más lejos, recuerdo una escena de Los Simpson en la que, en un momento de catástrofe apocalíptica, los Flanders, familia vecina de los protagonistas se pone a orar, y son arrebatados hacia el cielo. Hay algunas películas y producciones audiovisuales en las que vemos desaparecer gente de forma repentina, ilustrando esta expectativa.

Pero lo más destacado de los últimos años en este ámbito es la serie de novelas Left behind, que también se han llevado al cine con el título Lo que quedó atrás en España, que forma una trilogía junto con Fuerzas de la tribulación y El mundo en guerra. E incluso se ha hecho un videojuego (publicitado así: “el primer juego en el que la adoración es más poderosa que las armas”). A lo largo de doce libros, Tim LaHaye y Jerry B. Jenkins plantean de forma literaria una convicción que comparten muchos evangélicos. El argumento de la primera novela sirve para hacernos una idea: en un vuelo comercial desaparecen de repente varios pasajeros, y sólo queda su ropa. Lo mismo pasa en el resto del mundo con millones de personas. Se trata del comienzo del Apocalipsis. Imaginen lo que pudo suponer esta serie literaria, y sus versiones audiovisuales, en los Estados Unidos en torno al año 2000 y, sobre todo, después del 11-S.

El tema del rapto tiene una base escriturística que es necesario desentrañar, así que vayamos a la Biblia. En su primera Carta a los Tesalonicenses, en torno al año 50 –se trata del primer escrito del Nuevo Testamento–, Pablo escribe sobre “la suerte de los difuntos” para hacer una llamada a la esperanza cristiana en la resurrección de los que mueren unidos a Cristo. Cuando llegue la parusía, la segunda venida del Señor, al son de la trompeta resucitarán los muertos, y “después nosotros, los que aún quedemos vivos, seremos arrebatados, junto con ellos, entre nubes, y saldremos por los aires al encuentro del Señor” (1 Ts 4,17). Parece que la comunidad de Tesalónica, expectante de una inmediata vuelta de Jesús que no terminaba de llegar, se preguntaba por el destino de los creyentes fallecidos en el ínterin, además de interrogarse por la fecha de la parusía. El mismo Pablo, en una primera época, esperaba vivir cuando todo esto sucediera.

Además, los defensores del arrebatamiento emplean otra cita bíblica, y esta vez del mismo Jesús, de su “discurso escatológico” en el evangelio según San Mateo: cuando venga el Hijo del hombre “dos hombres estarán entonces trabajando en el campo; a uno se lo llevarán y dejarán al otro. Dos mujeres estarán moliendo: a una se la llevarán y dejarán a la otra” (Mat. 24:40-41). En el evangelio de Marcos la referencia es menos explícita, ya que serán los ángeles los que convoquen a los elegidos de todo el mundo (cf. Mc 13,27).

¿Qué pensar de todo esto? ¿Tienen razón los que, basándose en la Biblia, defienden la inminencia de la venida del Señor y la realidad del arrebatamiento de los creyentes verdaderos? La respuesta podemos encontrarla en la misma Escritura. San Pablo contestaba en su escrito a las inquietudes de los cristianos de Tesalónica, que parecen ser las preocupaciones de ciertos grupos actuales. ¿Cuándo volverá Cristo? Sólo Dios lo sabe. ¿Y qué pasará con los que hayan muerto? Ellos, y los que vivan en ese momento, compartirán la victoria de Cristo resucitado sobre la muerte; no habrá ventaja de los vivos sobre los muertos.

En estos textos constatamos varias afirmaciones de fe fundamentales, además de las respuestas paulinas que acabamos de decir: los acontecimientos finales son de iniciativa divina, y no pueden ser adelantados o retrasados por los hombres, tal como a veces defienden algunos intérpretes errados. Se nos habla de unos hombres que son apartados del resto de la gente, tal como sucede en el Apocalipsis con la multitud incontable que ha lavado sus túnicas en la sangre del Cordero. Tal es el sentido de la consagración que tiene lugar en el bautismo, cuando el creyente es incorporado a Cristo, es ungido (en griego christos) como él, y se une a su misterio pascual, es decir, a su muerte y resurrección. Por eso la actitud del cristiano es la vigilancia. Pero no la tensión apocalíptica y fanática. Por eso Pablo escribía también a los tesalonicenses exhortándoles a trabajar sin molestar a nadie, haciendo siempre el bien (cf. 2 Ts 3,11-13).

La imagen de Cristo en la parusía como un remedo de secuestrador es ciertamente temible. Y el tono vital que contagia no es muy optimista que digamos. En este campo, del Dios revelado en Jesús no podemos aprender otra cosa que una llamada a la esperanza, no basada en cálculos temporales ni en temores paralizadores. Seremos convocados por el Señor a un juicio, y la garantía de lo que nos ha prometido y nos espera al final la tenemos en Su Palabra.

Jesús nos invita a ir a su encuentro,pero sin temor alguno.

  • 27 Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: !!Tened ánimo; yo soy, no temáis! (Mat. 14:27 RV 1960)

—–

Fundamentalismo parte 2


Fundamentalismo parte 2

¿A que se le llama fundamentalismo?

Llamamos fundamentalismo, en un sentido amplio, a cualquier pensamiento radical que considere los fundamentos en los que descansa su doctrina o ideología como inamovibles y absolutamente verdaderos. Una persona fundamentalista no admite posibles interpretaciones sobre la doctrina en la que cree y no tolera que alguien la relativice o limite su alcance.

El término ‘fundamentalismo’ comenzó siendo aplicado a determinados grupos religiosos para quienes sus doctrinas debían aceptarse al pie de la letra, sin tolerar interpretaciones o matizaciones. Por tanto, el fundamentalismo considera necesario admitir literalmente el conjunto de dogmas en los que se fundamentan sus creencias religiosas. Los movimientos fundamentalistas, pues, se basan exclusivamente en la fe.

Desde un punto de vista filosófico, cualquier fundamentalismo se caracteriza por un rechazo sistemático del racionalismo y el cientifismo, por cuanto éstos propugnan métodos racionales y experimentales para conceder validez objetiva a cualquier teoría. Para los fundamentalistas, sólo la fe debe guiar la actitud del creyente.

Su crítica a la racionalidad se justifica de la siguiente manera: la razón humana es limitada y, por tanto, cae en equivocaciones. Aunque a veces parezca estar fundada en conocimientos objetivos, éstos son meras “ilusiones” o “apariencias”: la única verdad está recogida en la religión, puesto que Dios es infalible.

Dentro de la historia de la filosofía, el movimiento de la Ilustración (siglo XVIII) se caracterizó por su crítica radical a todos los fundamentalismos basados en la religión o en las ideas tradicionales, proponiendo como único criterio científico el uso de la Razón. Esa actitud dio pie, en la civilización occidental, al auge de la ciencia y a la desaparición de la teología como conocimiento científico en los siglos posteriores. Sin embargo, en muchos lugares donde el movimiento ilustrado fue ignorado, la religión siguió constituyendo la base material donde se inspiraba el conjunto de ideologías y creencias dominantes. Eso explica que los fundamentalismos religiosos sean más frecuentes hoy en áreas geográficas (países islámicos, grandes zonas de África y Asia) que no sufrieron las enormes transformaciones sociales provocadas por la Revolución industrial durante los siglos XVIII y XIX.

El fundamentalismo cristiano apareció a finales del siglo XIX y principios del XX. La conferencia realizada en 1876 con participación de representantes de diferentes denominaciones se opusó a los estudios que en la fecha se adelantaban sobre historicidad de la Biblia. En 1909 se publicó una serie de 12 libros llamados Los Fundamentos en los que se exponen los principios de este movimiento. En resumidas cuentas los fundamentalistas evangélicos tienen en común defender ciegamente la infabilidad de la Biblia, por tal razón se explica el rechazo a la teoría de la evolución (tanto biológica, prebiótica y del Universo), el rechazo a la crítica bíblica. La defensa de la Biblia como autoridad incustionable hace que los fundamentalistas esten de acuerdo en defender el nacimiento virginal de Jesús, su divinidad, muerte expiatoria y la resurrección de su cuerpo, la creencia en el segundo regreso de Cristo a la Tierra y en el inminente fin del mundo. Recientemente la lucha por prohibir la legalización de las uniones civiles entre personas del mismo sexo ha llegado a ser un componente importante de sus agendas.

Algunos protestantes norteamericanos han apostado por apoyar la separación entre la Iglesia y el Estado, como es el caso de los adventistas. No así los evángelicos más recalcitrantes. Ellos creen que precisamente por no participar activamente en la política se ha prohibido el rezo en las escuelas públicas y se ha facilitado la enseñanza de la biología evolutiva en las clases de ciencias. Estos creyentes, decididos a dar la batalla, han optado por aliarse a los republicanos para que estos transformen en leyes su agenda moral. A cambio de votos incondicionales esperan que los republicanos cumplan con sus promesas de impedir las investigaciones con células madre, revertir la ley del aborto, suprimir la enseñanza del darwinismo, prohibir los matrimonios homosexuales y restablecer los rezos en las escuelas.

Son interesantes y diversas las características que diferentes autores le inculcan al fundamentalismo en general:

Armstrong destaca tres características que dicho estudio expone detalladamente:

1) El fundamentalismo es, en general, una forma de espiritualidad que resulta de la percepción de una crisis generalizada de la sociedad.

2) Los fundamentalistas creen participar en una guerra cósmica entre el bien y el mal, y temen ser aniquilados por todos aquellos que representan las políticas seculares y laicas.

3) Los fundamentalistas rompen con las corrientes principales de la sociedad y crean contracorrientes con un claro sentido pragmático, lo que les ha permitido participar en actividades de apoyo social, institucional y en la formación de ideologías para la militancia política.”

Martín E. Marty y R. Scott Appleby, en su trabajo El proyecto fundamentalismo, presentan del fundamentalismo dos características básicas o esenciales: Que es moderno y es religioso.

Lo primero porque es una nueva reacción de un nuevo tradicionalismo, que se apoya en conceptos modernos, tales como los medios de comunicación, y cuyo fin es oponerse radicalmente a los cambios que instaura la cultura moderna; y lo segundo, porque se sitúa en las interpretaciones sobrenaturales de la vida y del mundo, construido sobre estructuras rituales y ceremoniales, y racionalizadas, en algunos casos, a través del discurso y el lenguaje teológico, que se encuentra mucho más allá de la actividad cultural. El pensamiento del fundamentalista se caracteriza en que tiene una mirada estática del mundo y de los principios religiosos esenciales, que ellos defienden aún de forma violenta.

Para Juan Manuel Sanchéz Caro, en su obra 10 palabras clave sobre fundamentalismo, las características de los fundamentalistas son:

Una clara acentuación de la inerrancia bíblica, una abierta hostilidad a la denominada teología modernista y a la exégesis llamada liberal, especialmente al uso de los métodos histórico-críticos, y la convicción de que quienes no comparten con ellos estos criterios no son del todo “verdaderos cristianos”.

Para este autor los principios del fundamentalismo son: la inerrancia de las Escrituras, el nacimiento virginal de Jesucristo, La muerte redentora de Jesucristo, su resurrección física y su poder de hacer milagros.

Para este autor los criterios para identificar el fundamentalismo, son:

“1. Es un movimiento cristiano que se caracteriza por nacer en el ámbito de la religiosidad experiencial de corte evangelista, y que considera la Biblia como única autoridad.

2. Es un movimiento que absolutiza la Biblia y la lee directamente como palabra de Dios, por lo que la entiende dotada de inerrancia verbal y absoluta. Además, hace de ella el único y absoluto elemento de contraste y verificación de la conversión, dejando de lado el ámbito de la comunidad eclesial y su mediación, lo cual no quiere decir que carezca de otras mediaciones.

3. Es un movimiento que se siente en peligro ante determinados rasgos de la modernidad, principalmente ante la aplicación de la crítica racional a la Biblia, pues considera que a ella puede accederse directamente y que no existe distancia apreciable entre Dios que habla y el texto bíblico, por una parte, y entre la Biblia y el lector de cada tiempo, por otra. En esta dirección el significado y la dirección primaria del fundamentalismo los dan el literalismo bíblico, la defensa de su autoridad, la desconfianza ante el mundo moderno y la inteligencia racional. Es decir, la Sagrada Escritura se convierte en el centro de la actividad y la vida del fundamentalismo, en la medida en que es asumida como un escrito divino transparente, que incluso humaniza el pensamiento y la acción de Dios a través de la revelación bíblica.

Se caracterizan por lo general en estipular:

  1. La infalibilidad de la Biblia y su historicidad plena
  2. La creación en una semana literal (rechazo del Evolucionismo)
  3. La independencia de la Iglesia del estado, el nacimiento virginal de Jesús
  4. El Rapto de los creyentes a la segunda venida de Cristo con el Milenio.

Bases para una definición del término

De todos modos, tratando de dar cuenta de un fenómeno que comparte rasgos en distintos lugares del mundo, en sentido amplio, el término fundamentalismo daría cuenta de una forma moderna de religión politizada a través de la cual los “verdaderos creyentes” resisten la marginación de la religión en sus respectivas sociedades. Todas las variantes compartirían su resistencia, cuando no declarada hostilidad, a la secularización, y buscan reestructurar las relaciones e instituciones sociales y culturales según los preceptos y normas tradicionales. Algunos buscan combatir el secularismo a través de escuelas, prensa, academias; otros ingresan a la arena política y otros abandonan la política convencional y el marco jurídico, y practican la violencia y la guerra religiosa para intimidar o derrocar gobiernos.

Hay quienes trazan una distinción entre “restauradores de la fe” y “fundamentalistas”; los primeros serían devotos pero apolíticos, y no pretenderían forzar la conversión de los demás; los segundos serían aquellos que pretenden cambiar la conducta tanto de aquellos que comparten su fe como de aquellos que no la comparten. En este sentido, habría que entender que el “fundamentalismo genuino” es a la vez religioso y político; entiende que las circunstancias le exigen actuar políticamente (tal vez de forma violenta) a fin de cumplir con sus obligaciones religiosas.

El fundamentalismo cristiano es básicamente la interpretación literal de la Biblia

-Rechaza el aporte de lo científico

-Es la dogmatización de la concepción cristiana

-El cristianismo en el fondo es tradición. No tradicionalismo, que es cuando se idolatra el cristianismo.

-El fundamentalismo también está en el Cristianismo. Ejemplo: sostener que la creación se dio tal como está anunciada en el Génesis

-Para los que defienden la letra de la Biblia: Creación y evolución son incompatibles

-El fundamentalismo bloquea el diálogo (también el cientifismo).

Indudablemente el tema del fundamentalismo cristiano necesita ser estudiado a fin de auscultar sus verdaderos alcances y el papel que actualmente está desempeñando en la filosofía contemporánea, la filosofía política actual y sus posibles tendencias futuras. Tambien en la teologia. Es un tema que necesita ser pensado por lo actual y porque no es una mera expresión teórica, sino que se está convirtiendo en modelo de gobierno, de vida y de convivencia social.

Definición:

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, en su vigésima segunda edición, registra dos nuevas entradas: fundamentalismo y fundamentalista. El primero se define como “Movimiento religioso y político de masas que pretende restaurar la pureza islámica mediante la aplicación estricta de la ley coránica a la vida social”; la segunda acepción reza: “Creencia religiosa basada en una interpretación literal de la Biblia, surgida en Norteamérica en coincidencia con la Primera Guerra Mundial“; y, la tercera acepción: “Exigencia intransigente de sometimiento a una doctrina o práctica establecida”. Del término fundamentalista, se ofrece una definición sucinta y funcional: “Perteneciente o relativo al fundamentalismo” y “Partidario o seguidor de cualquier fundamentalismo”

“Fundamentalismo.Movimiento sectario de la religión islámica y de otras religiones en favor de una interpretación literal de los libros sagrados para una administración autoritaria del Estado y de la sociedad. El fundamentalismo pretende imponer la pureza en la doctrina religiosa y en las costumbres sociales, y establecer así un puritanismo intransigente, como en algunas Iglesias protestantes norteamericanas, o un régimen teocrático, como en el Irán de Jomeini y en otros países musulmanes. Todo fundamentalismo religioso o político constituye una serie amenaza para la práctica de los derechos humanos” Diccionario Espasa Derechos Humanos. Hernando Valencia Villa. Editorial Planeta. Madrid, 2003

Como puede verse de las citadas definiciones sobre fundamentalismo se tiene que en un principio se tuvo el fundamentalismo como algo propio de la religión, sin embargo en una de ellas se amplió a “una doctrina o práctica establecida”, esto quiere decir que ya no se concibe el fundamentalismo como un concepto estrictamente religioso, sino por el contrario como una forma de radicalismo -monoteísta, panteísta e incluso seudorreligiones ateas y el ateísmo mismo- “los fundamentalistas son radicales pero no están locos, se integran simbióticamente con el mundo moderno y se fijan objetivos prácticos, utilizando el lenguaje trascendental de la teología y la religión.”

Para otros doctrinantes se tiene que el fundamentalismo tiene connotaciones amplias y de profundidad social: el fundamentalismo hace parte de lo que Peter L. Berger (1999) ha denominado “La desecularización del mundo”.

Según este autor, al final del siglo XX, y contrario a los que se creyó durante este siglo (en especial después de 1945), la religión ha recuperado un espacio central en la dirección de sus problemas sociales y en el intento de encontrar mecanismos de ordenamiento político, institucional, económico y de mantenimiento de la cultura. Berger al respecto cree que los teóricos de la secularización están equivocados: “Mi punto es que la asunción de que nosotros vivimos en un mundo secularizado es falsa. El mundo de hoy, con algunas excepciones, […] es uno tan furiosamente religioso como siempre lo ha sido, y en algunos lugares mucho más aún…”

J. Habermas afirma sobre el concepto Fundamentalista: “Con ese calificativo designamos una actitud espiritual que se empeña en la imposición de convicciones y de razones propias aun cuando ellas están lejos de ser aceptadas generalmente. Eso vale especialmente para verdades de fe religiosas. No debemos, ciertamente, confundir dogmática y ortodoxia con fundamentalismo. Toda doctrina religiosa se apoya en algún núcleo dogmático de verdades de fe. Y a veces hay una autoridad como el papa o la congregación de fe que establece cuáles concepciones se desvían de la ortodoxia. Una ortodoxia como ésa se vuelve fundamentalista cuando los guardianes y los representantes de la verdadera fe ignoran la situación epistémica de una sociedad pluralista desde el punto de vista de las concepciones del mundo y se empeña – incluso con violencia– en la imposición política y en la obediencia general de su doctrina” .

Para Hans Küng, “el fundamentalista es el que – sea de tradición luterana, calvinista, pietista o eclesiástica libre- se confiesa partidario de la inspiración literal y, por consiguiente, de la inerrancia (ausencia de error) absoluta de la Biblia”, el término se “confiesa” se debe entender no en términos de teoría científica, sino de una confesión de fe.

Según la definición dada en el Congreso Mundial de Fundamentalistas de principios de 1920, un fundamentalista es: Un creyente “nacido de nuevo” en el Señor Jesucristo que:

  • Considera la Biblia como la Única Inerrante, Infalible y Verbalmente inspirada Palabra de Dios.
  • Cree literalmente en todo lo que la Biblia dice (y por ello por ejemplo el rechazo del evolucionismo).
  • Juzga todas las cosas a la Luz de la Escritura (la Biblia) y es únicamente juzgado por la Escritura.
  • Cree en las verdades fundamentales de la fe cristiana histórica: La Trinidad, la Encarnación, el nacimiento virginal de Cristo, la muerte vicaria de Cristo, la resurrección corporal de Cristo, su ascensión al Cielo y su Segunda Venida, el Nuevo Nacimiento mediante la regeneración del Espíritu Santo, la Resurrección de los santos para vida eterna y la de los impíos para juicio final y castigo eterno en el infierno, la comunión con los santos, los cuales son el Cuerpo de Cristo.
  • Fidelidad práctica a la fe cristiana en la vida cotidiana, en el trabajo, familia y la sociedad, y empeño en predicarla a toda criatura de palabra y con el ejemplo.
  • Denuncia y separación de toda negación eclesiástica de dicha fe, de todo compromiso con el error y toda contemporización con el mundo y de toda apostasía de la Verdad.
  • Contiende ardientemente por la fe que fue dada una vez a los santos.

Recientemente, debido al mal uso que los medios han dado al término “fundamentalismo” (de cuño cristiano conservador) los bautistas fundamentalistas han comenzado a llamarse a si mismos: “Conservadores”, “Fundamentales” o “Iglesias Bíblicas”.

Los líderes fundamentalistas se han preocupado mucho más de los programas de acción misionera y socio-política que de sistematizar sus creencias.Pero coinciden en una plataforma doctrinal, que se apoya en tres puntos:

1) La inspiración verbal e inerrancia de cada palabra de la Biblia, en concreto de la “King James Bible” (Biblia del rey Jaime), editada en 1611. Para ellos, la Biblia está exenta de error en todo lo que dice, ya se trate de afirmaciones sobre historia, geografía y ciencia, ya de afirmaciones teológicas.

2) Una peculiar visión del mundo: de una parte, afirman que el mundo está casi totalmente sometido al poder del demonio o del mal hasta que llegue su fin y, de otra, mantienen la proximidad de éste. Sus creencias conducen a un estilo de vida que exige la adecuada “alimentación” (oración, estudio de la Biblia) y la “abstinencia” del tabaco, café, alcohol, droga, etc. Y estas exigencias han resultado eficaces para su proselitismo en pueblos donde no pocos hombres gastan su jornal los fines de semana en bebidas alcohólicas, con las consiguientes tensiones familiares.

3) Una escatología que divide en siete periodos o “dispensaciones” la historia de la relación entre Dios y la humanidad. Se habría iniciado ya la última dispensación con catástrofes como las guerras mundiales, etc.

Su vertiente política se puso en marcha en 1974 con la coalición entre el fundamentalismo (factor religioso) y Nueva Derecha (factor político), que cristalizó en la Nueva Derecha Cristiana. La NDC participó activamente en la campaña presidencial de Reagan, apoyando el libre mercado, la preservación de los valores tradicionales (norteamericanos) y el anticomunismo militante.

Su proyección político-religiosa sobre América Latina cuenta con una táctica global, el plan llamado Amanecer. Su estrategia es “conquistar” a las personas clave de las naciones clave para que “caiga” toda la nación y sus limítrofes. Atienden sobre todo a los políticos, hombres de negocios, jefes militares, etc., y los invitan a almuerzos y días de trabajo en hoteles de lujo, pero sin descuidar el trato individualizado, también del pueblo sencillo al cual dirigen su actividad televangelista.»

Según el diccionario de la Real Academia Española:

Es un término derivado del adjetivo fundamental, es decir, aquello que sirve de fundamento; lo más importante; si nos referimos aun edificio, la piedra fundamental. Podría hablarse de varios tipos de fundamentalismos: vital, político y cultural y, dentro de este, el fundamentalismo religioso. Referido a la religión, se trata de un movimiento intensamente antimodernista, que se manifiesta en todas las religiones, especialmente en las llamadas religiones del libro: cristianismo, islamismo y judaísmo. Por ello, más que de fundamentalismo, debemos hablar de fundamentalismos, porque son muchos y variados, además de ser un fenómeno con el que tienen que convivir casi todas las culturas. Hace alusión a la reacción de las religiones frente a los procesos de modernización, reacción provocada por el miedo que producen los cambios culturales y sociales y la pérdida de referentes simbólicos y míticos del sistema de valores. En cualquier caso, propicia una ideología de la intolerancia y del fanatismo.

Desde un punto de vista positivo, el fundamentalismo busca un soporte absolutamente seguro de las creencias, protector de toda duda o inseguridad, pudiendo variar, según los casos, los contenidos objeto de ese fundamento. Aplicado al cristianismo, el término tiene su origen más conocido en el campo protestante, en una serie de folletos aparecidos a principios del siglo XX (entre 1910 y 1915) en Estados Unidos. En dichos folletos, de entre los que destaca The Fundamentals, se plantea lo que sus impulsores consideraban las doctrinas irreductibles de la fe, creencias sin las que el cristianismo ya no podría considerarse como tal. Estos escritos darían lugar a la aparición de la World’s Christian fundamentals Association (1919). Ahora bien, sus orígenes más remotos habrían de buscarse en el puritanismo inglés, la influencia del metodismo wesleyano y las corrientes restauracionistas y premilenaristas.

Continua….