Sarmiento entre su civilización y su barbarie


Sarmiento entre su civilización y su barbarie

samiento_entre_su_civilizacion_y_su_barbarie

El 11 de septiembre de 1888 moría en Paraguay Domingo Faustino Sarmiento. En su honor, en esta fecha se conmemora el día del maestro. Para recordarlo hemos elegido algunos fragmentos del libro Los Mitos de la Historia Argentina 2 que sintetizan parte de su pensamiento.

Fuente: Felipe Pigna, adaptación para El Historiador del libro Los mitos de la historia argentina 2, Buenos Aires, Planeta, 2005.

Domingo Faustino Sarmiento fue ante todo un hombre de su tiempo, marcado por profundas contradicciones y una enorme sinceridad que lo llevaba a ser siempre políticamente incorrecto. Insultó a la oligarquía de su tiempo y pidió no ahorrar sangre de los mismos gauchos a los que llamaba “el soberano” y se obsesionaba en educar. Todo eso, no parte de ello, fue Sarmiento.

Nació el 15 de febrero de 1811 en el Carrascal, San Juan. Allí el joven Domingo conoció al que sería el protagonista de su libro más importante: Facundo (Quiroga), quien tomó San Juan y gran parte de Cuyo. (…) Sarmiento subtituló esta obra con la frase que sintetizaba su pensamiento: “Civilización y Barbarie”. Así describía el autor su obra: “Remito a su excelencia un ejemplar delFacundo que he escrito con el objeto de preparar la revolución y preparar los espíritus. Obra improvisada, llena por necesidad de inexactitudes, a designio a veces, no tiene otra importancia que la de ser uno de los tantos medios tocados para ayudar a destruir a un gobierno absurdo y preparar el camino de otro nuevo”. La obra literaria de Sarmiento estuvo marcada por su actuación política desde que escribió: “…Facundo no ha muerto ¡Vive aún!; está vivo en las tradiciones populares, en la política y las revoluciones argentinas; en Rosas, su heredero, su complemento…”

Sarmiento pensaba que el gran problema de la Argentina era el dilema entre la civilización y la barbarie. Como muchos pensadores de su época, entendía que la civilización se identificaba con la ciudad, con lo urbano, lo que estaba en contacto con lo europeo, o sea lo que para ellos era el progreso. La barbarie, por el contrario, era el campo, lo rural, el atraso, el indio y el gaucho. Este dilema, según él, sólo podía resolverse con el triunfo de la “civilización” sobre la “barbarie”. Decía en un lenguaje ciertamente bárbaro: “Quisiéramos apartar de toda cuestión social americana a los salvajes por quienes sentimos sin poderlo remediar, una invencible repugnancia”. En una carta le aconsejaba a Mitre: “…no trate de economizar sangre de gaucho. Éste es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre es lo único que tienen de seres humanos esos salvajes”.

Entre 1845 y 1847, por encargo del gobierno chileno, visitó Uruguay, Brasil, Francia, España, Argelia, Italia, Alemania, Suiza, Inglaterra, Estados Unidos, Canadá y Cuba. En cada uno de estos países se interesó por sus sistemas educativos, el nivel de enseñanza y las comunicaciones.  (…)

Cuando Sarmiento asumió la gobernación de San Juan dictó una Ley Orgánica de Educación Pública que imponía la enseñanza primaria obligatoria y creaba escuelas para los diferentes niveles de educación, entre ellas una con capacidad para mil alumnos, el Colegio Preparatorio y una escuela destinada a la formación de maestras. Desde la presidencia siguió impulsando la educación fundando unas 800 escuelas…

Sarmiento aprendió en Estados Unidos la importancia de las comunicaciones en un país extenso como el nuestro. Durante su gobierno se tendieron 5.000 kilómetros de cables telegráficos y en 1874, poco antes de dejar la presidencia, pudo inaugurar la primera línea telegráfica con Europa. Modernizó el correo y se preocupó particularmente por la extensión de las líneas férreas.

Desde el gobierno, Sarmiento intentó concretar proyectos renovadores como la fundación de colonias de pequeños agricultores de Chivilcoy y Mercedes. La experiencia funcionó bien, pero cuando intentó extenderla se encontró con la cerrada oposición de los terratenientes nucleados en la recientemente fundada Sociedad Rural Argentina, que en la persona de su presidente Enrique Olivera, le hizo saber a Sarmiento que el sindicato de los terratenientes consideraba “inconveniente implantar colonias como la de Chivilcoy donde ya estaba arraigada la industria ganadera”. Sarmiento se enojó y declaró: “Nuestros hacendados no entienden jota del asunto, y prefieren hacerse un palacio en la Avenida Alvear que meterse en negocios que los llenarían de aflicciones. Quieren que el gobierno, quieren que nosotros que no tenemos una vaca, contribuyamos a duplicarles o triplicarles su fortuna a los Anchorena, a los Unzué, a los Pereyra, a los Luros, a los Duggans, a los Cano y los Leloir y a todos los millonarios que pasan su vida mirando cómo paren las vacas. En este estado está la cuestión, y como las cámaras (del Congreso) están también formadas por ganaderos, veremos mañana la canción de siempre, el payar de la guitarra a la sobra del ombú de la Pampa y a la puerta del rancho de paja”.

En 1875, Sarmiento asumió como Director General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires. Si bien estaba obsesionado por la educación primaria, limitaba a ese nivel de enseñanza la conveniencia de la educación popular: “La educación más arriba de la instrucción primaria la desprecio como medio de civilización. Es la educación primaria la que civiliza y desenvuelve la moral de los pueblos. Todos los pueblos han tenido siempre doctores y sabios, sin ser civilizados por eso”.

Durante la presidencia de Roca ejerció el cargo de Superintendente General de Escuelas del Consejo Nacional de Educación y logró la sanción de la Ley 1420, que establecía la enseñanza primaria, gratuita, obligatoria, gradual y laica.

Sarmiento murió el 11 de septiembre de 1888. De acuerdo con su voluntad, su cuerpo fue cubierto con las banderas de Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay, y trasladado a Buenos Aires. Pocos años antes, había dejado escrito una especie de testamento político: “…sin fortuna que nunca codicié, porque era bagaje pesado para la incesante pugna, espero una buena muerte corporal, pues la que me vendrá en política es la que yo esperé y no deseé mejor que dejar por herencia millones en mejores condiciones intelectuales, tranquilizado nuestro país, aseguradas las instituciones y surcado de vías férreas el territorio, como cubierto de vapores los ríos, para que todos participen del festín de la vida, del que yo gocé sólo a hurtadillas”.

En China no hay milagro ni tampoco democracia


ENFOQUE

En China no hay milagro ni tampoco democracia

| 02:41 | Publicado en Edición Impresa

En China no hay milagro ni tampoco democracia

En China no hay milagro ni tampoco democracia

Por SERGIO PALACIOS (*)

Cuando una potencia económica surge en forma desequilibrante (cambia el escenariointernacional), generalmente se la identifica como “milagro económico”. Así se definió a Japón en las décadas de 1970 y 1980. Igual caso para Alemania desde su reconstrucción de posguerra. En los famosos 90 se hablaba del surgimiento de los países del sud-este asiático. Ahora, la estrella mundial es China. Pero, al igual que los casos antes mencionados, nunca existió el mentado “milagro”. Los milagros en economía no existen. Apenas pueden tomarse como expresión metafórica.

Cada uno de los países citados adoptaron estrategias económicas para logra el éxito: política económica interna alineada con política de inserción en la economía internacional.

Pero apuntemos directamente al caso chino, por reunir características muy distintas al resto de los ejemplos. En China se experimentó la idea de separar definitivamente la democracia del capitalismo. Se divorcian los elementos o componentes técnicos de un proceso de acumulación de capital, de los derechos de las personas. Se incentiva y genera un marco de total libertad para acumular capital por parte de las empresas, y se eliminan los derechos sociales e individuales.

En China, Karl Marx sólo está en las fotos. La explotación obrera por condiciones laborales a veces infra humanas, más salarios con presión a la baja por un ejército de desocupados siempre listo, fueron desde fines de los 80 y durante toda la década del 90, los fundamentos del supuesto “milagro chino”. Las condiciones sobre las que se produjo el fuerte proceso de acumulación en China empalidecen a las historias que nos llegaron por la pluma de Charles Dickens sobre la Inglaterra de mediados del siglo XIX.

Ahora vemos el dominio chino. Pero hasta aquí llegó dejando sudor y lágrimas para su población, que no puede votar otra cosa, porque esa otra cosa (alternativa política) está prohibida.

China ,desde 1989, tomó una decisión estratégica: entregar su economía como base de producción para el proceso de globalización neoliberal. Pero al mismo tiempo decidió mantener el control político bajo el Partido Comunista. El proceso tuvo la secuencia que aquí sintetizamos:

1) Protesta y represión en Plaza Tiananmen: el líder Deng Xiaoping, interpreta y utiliza las señales de protesta y desgaste del sistema socialista chino, no como reclamo de democracia sino de ansias por adoptar modelo de consumo occidental.

2) Apertura irrestricta al capital extranjero donde el Estado garantiza las reglas que permiten la fuerte acumulación de capital (fabrica barata a escala global).

3) Inexistencia de derechos individuales y colectivos a nivel laboral: jornadas de 8 am hasta las 24 hs. con sólo dos pausas para comer y durante los 7 días de la semana. En fábricas de Shenzhen hasta 12 obreros dormían por habitación sin ningún elemento de higiene; para dirigirse al baño se debía pedir permiso escrito y se autorizaba por 10 minutos; si se sorprendía a los obreros hablando entre ellos se les imponían multas de 5 Yuanes, sobre 300 que era el salario. En la Zona Económica Exclusiva de Shenzhen, en la fabricación dezapatos (a fines de los 90), el salario mensual era de 300 a 400 Yuanes (precio inferior al de un par de zapatillas Nike o Adidas). En el 2010 se suicidaron 14 trabajadores de entre 17 y 28 años pertenecientes a la empresa Foxconn por las penosas condiciones de trabajo conforme múltiples testimonios.

Tomar a China como modelo o socio privilegiado coloca a un país como la Argentina en un camino peligroso

4) Libertad de movilización de trabajadores para garantizar la mano de obra abundante y barata.

5) Inexistencia de reglas ambientales que generaron fuerte contaminación y daño a la población en la región de Guangdong.

6) Fijación de indemnizaciones ínfimas en los casos de accidentes o daños: en uno de innumerables casos de incendios de fábricas la empresa Chicco en 1997 ofreció pagar mil dólares por cada víctima.

7) Según informes de Economist Intelligence Unit y del New York Times, para el 2006 el 40 % de los trabajadores de la industria de la construcción no tenían contrato, y en el año 2004 los obreros chinos ganaban en promedio lo mismo que en 1993.

8) Recién a finales de 2007 China introduce una nueva legislación laboral con mayores garantías.

No hay milagro. Bajo estas condiciones, a lo largo de más de 20 años, aplicando un capitalismo similar al del siglo XIX pero sin derechos ni posibilidades de lucha social, la mayoría de los países hubiesen registrado la misma explosión productiva.

La experiencia o “éxito” de China sería inviable en un país con democracia. Y no sólo por eso debe ser rechazado. Estamos ante un Estado que viola sistemáticamente los Derechos Humanos conforme se puede apreciar en cada informe resultante de la Revisión Periódica Universal de la ONU (RPU) que se realiza cada cuatro años.

Tomar a China como modelo o socio privilegiado coloca a un país como la Argentina en un camino peligroso. Desde lo económico y político. Nuestra debilidad institucional y económica, agravada por la falta de estrategia de aquí a 10 minutos (como largo plazo), deja un manto de dudas para el futuro no lejano. ¿Aceptaremos ser la nueva factoría no del mundo sino de China; con salarios depreciados y condiciones de sometimiento como las que impuso a su propio pueblo?

(*) Profesor de Economía Política de la facultad de Ciencias Jurídicas de la UNLP

http://www.eldia.com/opinion/en-china-no-hay-milagro-ni-tampoco-democracia-36346

El polémico tuit “chino” de la presidenta de Argentina


El polémico tuit “chino” de la presidenta de Argentina

  • 4 febrero 2015
cristina_fernandez

Cristina Fernández tuiteó desde China y encendió la polémica.

“Más de 1.000 asistentes al evento… ¿Serán todos de ‘La Cámpola’ y vinieron sólo por el aloz y el petlóleo?”, tuiteó este miércoles la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien se encuentra de visita oficial en China.

Traducción sugerida: “Más de 1.000 asistentes al seminario del Foro de Negocios entre Argentina y China, que se celebra en Pekín. ¿Serán todos de La Cámpora (la agrupación juvenil kirchnerista que suele concentrarse en las apariciones públicas de la presidenta para darle su apoyo) y vinieron sólo por el arroz y el petróleo?”.

Con este tuit, que la mandataria fijó en la portada de su cuenta para que fuera el primero que todos vieran en su timeline, Fernández despertó una polémica por lo que muchos de sus críticos consideraron un mensaje “racista” o “desafortunado”.

“Sorry. ¿Sabes qué? Es que es tanto el exceso del ridículo y el absurdo, que sólo se digiere con humor. Sino son muy, pero muy tóxicos”, escribió más tarde.

Pero su broma no convenció a todos.

“La Cámpola y China se convirtieron en trending topic en Twitter, las críticas y chistes sobre ‘Crischina’ se multiplican en las redes sociales, el episodio llena las portadas de todos los diarios”, explicó desde Buenos Aires el corresponsal de BBC Mundo, Ignacio de los Reyes.

Todo en plena crisis por el llamado caso Nisman, que investiga la misteriosa muerte del fiscal especial de la causa AMIA.

Esta semana se conoció que Alberto Nisman, hallado muerto en su departamento el pasado 18 de enero, había considerado pedir el arresto de Fernández por un supuesto acuerdo con Irán para exculpar a los presuntos responsables del ataque a un centro judío en 1994, algo rechazado por el ejecutivo.

Finalmente Nisman decidió no mandar esta solicitud de arresto al juez, pero a menos de un año de terminar su mandato la popularidad de la presidenta se encuentra en uno de sus momentos más bajos.

————

http://www.bbc.co.uk/mundo/ultimas_noticias/2015/02/150204_ulnot_tuit_cristina_fernandez_china_np.shtml