Teoria del modelado


Teoria del modelado

Autor de la teoria: ALBERT BANDURA

Su teoría se fundamenta en el conductismo pero le añade algo más en base a sus investigaciones sobre la agresión en adolescentes: afirma que el ambiente causa el comportamiento (conductismo).

Teoría

Según Bandura (2009) hay varias formas de aprender. Una de ellas es por modelado. En este caso, el aprendizaje es fruto de la observación del comportamiento de otra persona, que sirve de modelo, y el refuerzo que subsigue a ese comportamiento. El refuerzo positivo o negativo puede ser exhibido o ser duplicado. Esta técnica de aprendizaje se puede enriquecer por el número de prácticas. Existen varios requisitos para instaurar un comportamiento:

Primero: que el comportamiento que se está estableciendo capte la atención del observador.
Segundo: que el observador retenga la acción del modelo y está realmente siguiendo al modelo.
Tercero: que el observador exhiba las acciones del modelo que son presentadas con el refuerzo adecuado para continuar este comportamiento.

Bandura consideró a la personalidad como una interacción entre tres “cosas”: el ambiente, el comportamiento y los procesos psicológicos de la persona. Estos procesos consisten en nuestra habilidad para abrigar imágenes en nuestra mente y en el lenguaje. Desde el momento en que introduce la imaginación en particular, deja de ser un conductista estricto y empieza a acercarse a los cognocivistas. De hecho, usualmente es considerado el padre del movimiento cognitivo (lidanet, 2009).

Toda su teoría según Florenza (2009), se engloba a la práctica en la terapia de autocontrol, la cual es bastante eficaz en problemas relativamente simples como puede ser los hábitos de estudio, su terapia más conocida de Bandura es la del modelado: si una persona con un trastorno observa a alguien con el mismo problema que está intentando combatirlo de una manera eficaz, el primero aprenderá por imitación del segundo.

En el articulo Albert Bandura, (2009), se menciona que Bandura creyó que el comportamiento estaba sobre la base de P-B-E, donde “P” es para la persona y lo que está pensando, “B” es el comportamiento y lo que está haciendo, y “E” es el ambiente y las interacciones con el mundo y la sociedad. Bandura se refirió a esto como el determinismo recíproco triádico en su trabajo “teoría cognitiva social” de 1989. El comportamiento, los factores cognoscitivos y el ambiente interactúan en conjunto en una relación recíproca continua. Este concepto implica que se deben examinar todos los componentes si se desea entender totalmente el comportamiento humano, la personalidad y la ecología social.

El determinismo recíproco: son los cambios de comportamiento que son resultado de la interacción de la persona con el medio ambiente; el cambio es bi-direccional e Involucra al individuo y a aquellas personas con las que interactúa; trabaja para cambiar el medio ambiente, si es permitido (Teoría de aprendizaje social. 2009).

El ambiente causa el comportamiento; cierto, pero también el comportamiento causa el ambiente. Definió este concepto con el nombre de determinismo recíproco: el mundo y el comportamiento de una persona se causan mutuamente (lidanet, 2009).

Bandura también tenía una teoría de la “autoeficacia” (Albert Bandura, 2009), que es la creencia de que uno puede llevar a cabo adecuadamente una situación particular. El sentido de la eficacia de uno mismo influye en sus opiniones, motivación y funcionamiento de muchas maneras.

Hay varios criterios de autoeficacia:

1) La experiencia vicaria: las observaciones del desempeño de otras personas.
2) La persuasión: otras personas pueden convencerte de que puedes hacer algo, o que puedes convencerte.
3) La supervisión de la activación emocional: que puedes convencerte para pensar sobre ello y afrontar una tarea: la ansiedad sugiere expectativas bajas de eficacia; el entusiasmo sugiere expectativas de éxito.

Aprendizaje por la observación o modelado

Gran parte del aprendizaje puede describirse como aprendizaje por observación. Aprendemos observando la conducta de un modelo. El aprendizaje por observación abarca cualquier tipo de igualamiento como la imitación Balcázar y Delgadillo, (2005).

Las mismas autoras consideran que el aprendizaje por observación puede promoverse tanto por un modelo desviada o como por un modelo prosocial, y la ausencia de modelos apropiados puede ocasionar deficiencias de la conducta. La conducta puede estar mal equipada.

De los cientos de estudios de Bandura lidanet (2009), nos presenta un grupo de ellos: los estudios del muñeco bobo (un “muñeco bobo” o “tentetieso” es un juguete en forma de huevo con cierto peso en su base que hace que se tambalee cuando le pegamos. En aquella época llevaba al payaso “Bobo” de protagonista. Estos estudios, los realizó a partir de una película de uno de sus estudiantes, donde una joven estudiante solo pegaba a un muñeco bobo.

La joven pegaba al muñeco, gritando ¡“estúpidooooo”!. Le pegaba, se sentaba encima de él, le daba con un martillo y demás acciones gritando varias frases agresivas. Bandura les enseñó la película a un grupo de niños de guardería. Posteriormente se les dejó jugar. En el salón de juegos, por supuesto, había varios observadores con bolígrafos y carpetas, un “muñeco bobo” nuevo y algunos pequeños martillos. Esto podría parecer un experimento con poco de aportación en principio, pero consideremos por un momento que estos niños cambiaron su comportamiento ¡sin que hubiese inicialmente un refuerzo dirigido a explotar dicho comportamiento! Y aunque esto no parezca extraordinario para cualquier padre, maestro o un observador casual de niños, no encajaba muy bien con las teorías de aprendizaje conductuales estándares.

Bandura llamó al fenómeno aprendizaje por la observación o modelado, y su teoría usualmente se conoce como la Teoría social del aprendizaje. Bandura llevó a cabo un largo número de variaciones sobre el estudio en cuestión: el sujeto que hacía de modelo era recompensado o castigado de diversas formas; los niños eran recompensados por sus imitaciones; el modelo se cambiaba por otro menos atractivo o menos prestigioso y así sucesivamente.

Pasos del proceso del modelado

Todas estas variantes permitieron a Bandura a establecer que existen ciertos pasos envueltos en el proceso de modelado (Albert Bandura, 2009):
1. Atención. Si vas a aprender algo, necesitas estar prestando atención. De la misma manera, todo aquello que suponga un freno a la atención, implicará un detrimento del aprendizaje, incluyendo el aprendizaje por observación.
Alguna de las cosas que influye sobre la atención tiene que ver con las propiedades del modelo. Si el modelo es colorido y dramático, por ejemplo, se prestará más atención. Si el modelo es atractivo o prestigioso o parece ser particularmente competente, se le prestarás más atención. Y si el modelo se parece más al sujeto que aprende, este prestará más atención. Este tipo de variables encaminó a Bandura hacia el examen de la televisión y sus efectos sobre los niños.
2.Retención. El sujeto que aprende observando, debe ser capaces de retener (recordar) aquello a lo que ha prestado atención. Aquí es donde la imaginación y el lenguaje entran en juego: se guarda (retiene) lo que hemos visto hacer al modelo en forma de imágenes mentales o descripciones verbales.
3. Reproducción. En este punto, el sujeto debe ser capaz de traducir las imágenes o descripciones retenidas, a su repertorio de comportamientos. En algunos casos, esa reproducción puede ser verdaderamente difícil o imposible.
Otra cuestión importante con respecto a la reproducción es que nuestra habilidad para imitar mejora con la práctica de los comportamientos envueltos en la tarea. Y nuestras habilidades mejoran ¡aún con el solo hecho de imaginarnos haciendo el comportamiento!.
4. Motivación: Aún con todo esto, todavía no haremos nada a menos que estemos motivados a imitar; es decir, a menos que tengamos buenas razones para hacerlo. Bandura menciona un número de motivos:

a) Refuerzo pasado: como el conductismo tradicional o clásico.

b) Refuerzos prometidos: (incentivos) que podamos imaginar.
c) Refuerzo vicario:

La posibilidad de percibir y recuperar el modelo como reforzador. Las motivaciones negativas también existen dándonos motivos para no imitar:

a) Castigo pasado.

b) Castigo prometido (amenazas)

c) Castigo vicario.

Como la mayoría de los conductistas clásicos, Bandura dice que el castigo en sus diferentes formas no funciona tan bien como el refuerzo y, de hecho, tiene la tendencia a volverse contra nosotros (Albert Bandura, 2009).

Autorregulación

La autorregulación (controlar nuestro propio comportamiento) es la otra piedra angular de la personalidad humana. En este caso, Bandura sugiere tres pasos:

1. Auto-observación. Nos vemos a nosotros mismos, nuestro comportamiento y cogemos pistas de ello.
2. Juicio. Comparamos lo que vemos con un estándar. Por ejemplo, podemos comparar nuestros actos con otros tradicionalmente establecidos, tales como “reglas de etiqueta”. O podemos crear algunos nuevos, como “leeré un libro a la semana”. O podemos competir con otros, o con nosotros mismos.
3. Auto-respuesta. Si hemos salido bien en la comparación con nuestro estándar, nos damos respuestas de recompensa a nosotros mismos. Si no salimos bien parados, nos daremos auto-respuestas de castigo. Estas auto-respuestas pueden ir desde el extremo más obvio (decirnos algo malo o trabajar hasta tarde), hasta el otro más encubierto (sentimientos de orgullo o vergüenza).

Un concepto muy importante en psicología que podría entenderse bien con la autorregulación es el auto-concepto (mejor conocido como autoestima). Si a través de los años, vemos que hemos actuado más o menos de acuerdo con nuestros estándares y hemos tenido una vida llena de recompensas y alabanzas personales, tendremos un autoconcepto agradable (autoestima alta). Si, de lo contrario, nos hemos visto siempre como incapaces de alcanzar nuestros estándares y castigándonos por ello, tendremos un pobre auto-concepto (autoestima baja)

Notemos que los conductistas generalmente consideran el refuerzo como efectivo y al castigo como algo lleno de problemas. Lo mismo ocurre con el auto-castigo. Bandura ve tres resultados posibles del excesivo auto-castigo (Albert Bandura, 2009):

1) Compensación: Por ejemplo, un complejo de superioridad y delirios de grandeza.
2) Inactividad: Apatía, aburrimiento, depresión.

3) Escape: Drogas, alcohol, fantasías televisivas o incluso el escape más radical: el suicidio.

Teorías Cognoscitivas y la criminalidad

En el artículo: “Psicología criminal. Delincuentes. Psicoanálisis. Victimas. Relaciones personales” (2009), se presentan los siguientes párrafos como parte de la Teoría de Vigotsky y Bandura con respecto a la criminología; Para Vogotsky un niño desarrolla una personalidad criminal cuando los mediadores con los que convive tienen características de tipo delictivo, de tal forma que el niño aprende de dichos mediadores conductas destructivas y antisociales.

Para Bandura el aprendizaje puede ocurrir tanto en una consecuencia de reforzamiento como a través del modelamiento u observación solos, a lo que él le llama Aprendizaje sin Ensayo. En una situación novedosa, las personas aprenden lo que deben y lo que no deben hacer por medio de la observación de las conductas de quienes parecen saber como actuar. El éxito o el fracaso en muchos aspectos de la vida en una cultura depende del aprendizaje por observación que es al fin de cuentas el aprendizaje de los roles sociales que se manifiestan en una cultura.

El desviado cultural -criminal- puede ser uno que ha fallado para adaptarse al papel esperado. Ese fracaso puede surgir por un modelamiento inadecuado: tener modelos equivocados o resistir la influencia de los modelos. El aprendizaje por observación puede promoverse tanto por un modelo desviado como por un modelo prosocial, y la ausencia de modelos apropiados puede ocasionar deficiencias en la conducta; la persona puede estar simplemente mal equipada para ser un miembro cooperativo de la sociedad.

Psicología. Ser humano.

De acuerdo con Worchwl. y Cooper. (2000), Bandura sostiene que los niños aprenden cuando, como y a quien agredir. Aunque la mayor parte de este aprendizaje es el resultado de la observación de los padres, también proviene de los compañeros y de los retratos de agresión que aparecen en los medios de comunicación; por ejemplo las personas aprenden a ser agresivas por dos mecanismos principales:

1.- Reforzamiento: infinidad de veces los niños son reforzados por agredir, reciben elogios del padre cuando golpean a un niño mayor.
2.- Moldeamiento o imitación: la gente imita el comportamiento de otros. El hijo que ve a su padre agredir o el niño que su héroe de la tele acaba con cinco tipos llegan a creer que la violencia debe ser buena, puesto que los buenos son violentos. De tal manera que la agresión se aprende, pero es importante recordar que la agresión puede llevar a una persona adulta o inclusive a un niño a cometer un delito.

La teoría del aprendizaje social es considerada en la actualidad la explicación mas completa de la conducta delictiva. El modelo mas conocido en psicología es el de Bandura (1987), que realza el papel de la imitación y de las expectativas de la conducta, y diferencia entre los momentos de un comportamiento y su posterior ejecución y mantenimiento . Al respecto existe la versión del aprendizaje social formulada por Akers, que considera que en el aprendizaje del comportamiento delictivo intervienen cuatro mecanismos interrelacionados:

1.- La asociación diferencial con personas que muestran hábitos y actitudes delictivos.
2.- La adquisición del individuo de definiciones favorables al delito
3.- El reforzamiento diferencial de sus comportamientos delictivos
4.- La imitación de modelos pro-delictivos.

De tal manera que desde esta postura, vivir en un medio social donde se desarrolla la delincuencia, lleva a un niño a obtener de dichos modelos un aprendizaje delictivo. Y por lo tanto se desarrollaría una personalidad delincuente.

—-

Tomado de:

Desarrollo De La Personalidad Y Prevención Del Delito.

Instituto de prevención del delito.Gobierno del Estado de Mexico.,

Recuperado de http://www.edomex.gob.mx/procuraduria/doc/Estudio.pdf