¿Fue Lutero culpable por el Holocausto?


¿Fue Lutero culpable por el Holocausto? Una respuesta a la acusación del bando ateísta

Por Pablo Santomauro

Los siguientes apuntes nacen del debate subsiguiente a la publicación del artículo titulado Darwin y Hitler: La Conexión [1]. Para tener una idea precisa del material a continuación, convendría al lector leer el trabajo, lo que no lleva más de tres minutos . Lo llamativo es que un artículo tan breve y que sólo es una adaptación de otro autor, haya generado tanto debate y en tantas direcciones. Lo que sigue es solamente uno de los intercambios surgidos con los ateos.

Cito a nuestro oponente de turno:

«Cuatro siglos, más exactamente 399 años, después de haber sido escritos, los nazis citaron los ensayos de Lutero para justificar la Solución Final (1942-1945), que exigió el exterminio de los judíos de Europa (además de Disidentes, Francmasones, Homosexuales, Testigos de Jehová, etc…) por gaseamiento, fusilamiento, y otras medidas de asesinato en masa. Unos 6.000.000 de judíos murieron, o sea, 2/3 de todos los judíos que vivían en Europa en 1939.»

A continuación nuestra respuesta:

¿Fue Lutero culpable por el Holocausto?

Uno de los argumentos más altamente prejuiciados y deshonestos desde el campo ateo, es el intento de culpar a Martín Lutero por el Holocausto. Sí, por supuesto, es cierto que Lutero dijo cosas condenables acerca de los judíos en un tratado que fue publicado en 1943, tres años antes de su muerte. El contenido del material, por sí solo, es reprochable, pero es necesario estudiar el contexto histórico para adquirir un mejor entendimiento de las razones que llevaron a Lutero a manifestar una actitud de anti-judaísmo, no de antisemitismo como dicen sus detractores.

Lo que los difamadores de Lutero  no dicen es que veinte años antes (1523), en su tratado titulado “De cómo Jesucristo nació judío” (“Dass Jesus Christus ein geborener Jude sei”), Lutero se erige como un gran benefactor de los judíos, enfatizando el origen judío del cristianismo y pronunciándose con apreciación respecto a los judíos. Habló de ellos como los hermanos de Cristo (p.315) que aun no han reconocido y aceptado al Mesías (p.330), y pide que se les trate amablemente. En un gesto conciliador afirma que los judíos de la época se convirtieron en prestamistas obligados por las prohibiciones del papado que no les permitían ejercer otras profesiones u oficios, y exhorta a sus lectores no judíos a mostrar frente a ellos un buen testimonio a través de sus vidas y enseñanzas cristianas (p.336). Leamos a Lutero en sus propias palabras, “para ayudarlos no debemos aplicarles la ley del Papa, sino la ley del amor cristiano, y recibirlos con amabilidad … para que puedan oír y ver nuestra vida y nuestras enseñanzas cristianas. Si algunos son obstinados ¿tiene importancia eso? Tampoco nosotros somos todos buenos cristianos” (p.336).

Este era Martín Lutero en el decenio de 1520, claramente un defensor de los judíos, pero con el correr de los años hubo un cambio drástico en su perspectiva. En 1543 se publicó su libro “Sobre los judíos y sus mentiras” (“Von den Juden und ihren Lügen”), del cual citamos ahora:

“Nos maldicen a nosotros, los goim, y en sus escuelas y oraciones nos desean el mal. Nos roban con la usura… y se enseñan a hacerlo unos a otros. Los Gentiles nunca hicieron eso… pero el diablo sí lo hace, como también aquellos que están bajo su dominio, como los judíos” (p.491). Ellos son perros sangrientos y asesinos, que han sido acusados una y otra vez de envenenar las aguas, de robar y matar niños cristianos para beber sangre cristiana (p.520). Nos tienen prisioneros en nuestro propio país, nos hacen trabajar con nuestras manos, mientras ellos descansan y nos invaden con la usura. El diablo ríe y baila mientras establece su paraíso entre nosotros, los cristianos, recurriendo a sus santos, los judíos (p.521). Ellos deberían dejar nuestro país para aliviarnos de la carga que representan. Ejemplos positivos ya se han visto en otros países: Francia, España y Bohemia los han expulsado (p.520). [2]

En su misma obra, Martín Lutero propone una serie de medidas drásticas para ser tomadas con los ciudadanos judíos, ciertamente reprensibles al punto de que amigos cristianos de renombre, como Philip Melanchthon y Andreas Osiander, el Reformador de Nurenberg, se horrorizaron. Cabe destacar que en ninguna de las medidas propuestas por Martín Lutero se incluye la eliminación física de los judíos. Es deshonesto decir que los Nazis leyeron a Lutero y de ahí elaboraron un programa de persecución y sucesiva exterminación de los judíos. Una aproximación honesta al tema llevará a la conclusión de que el antisemitismo nazi no tuvo ninguna relación con los escritos de Lutero. Por un lado, los nazis veían al judío desde una perspectiva racial o étnica, por ello su filosofía bien pudo ser llamada antisemita. Lutero, en cambio, veía el problema primariamente desde el punto de vista teológico. Su actitud fue anti-judaica, no antisemita. Cuando Lutero hablaba de los judíos, no se refería a quiénes eran, sino a lo que creían. Por otro lado, una diferencia bien marcada entre el pensamiento nazi y el de Lutero, es que los primeros publicaron una “biblia” donde eliminaron toda referencia al judaísmo y reemplazaron a Jesús con un ario. Otra diferencia: mientras que Lutero buscaba la conversión de los judíos, los nazis, por el contrario, procuraban que el judío permaneciera identificable. Prueba de esto es la directiva de Hans Globke, del Ministerio del Interior Prusiano, en 1832:

Instrucciones Para Tratar con las Solicitudes de Cambio de Apellido … …Tentativas … de ocultar … la descendencia judía mediante … un cambio de apellido no se permite. Conversión al cristianismo no constituye razón alguna para alterar sus nombres. [3]

Debido a su extremadamene áspero lenguaje, “Sobre los Judíos y sus Mentiras” tuvo una influencia mínima o inexistente sobre los gobiernos de la época, fue ignorado por el público en general y quedó sepultado en el olvido de la conciencia universal. Sólo algunas citas son usadas hoy por movimientos antisemitas, y curiosamente, por ateos rabiosamente anticristianos.

¿Qué pudo haber causado el cambio en Lutero?

Por supuesto que hoy, a 466 años del libro de Lutero, si queremos explicar las causas del drástico y lamentable cambio del padre de la Reforma, no podemos evitar entrar en el terreno de la especulación. Sin embargo, pienso que podemos construir una defensa bastante sólida, no para exonerar a Lutero, sino para refutar el argumento ateísta-liberal, y demás enemigos del cristianismo, que conecta los escritos de Lutero con el Holocausto.

Luego de muchos años de intentar evangelizar a los judíos, sobre el final de sus días, Lutero debe haber experimentado la frustración lógica de todo cristiano sincero, al ver que no sólo rechazaron al Mesías, sino que además lo denigraban. Prueba de ello es que en su obra de 1543, luego de despotricar contra los judíos, expresa:

“Nosotros no podemos apagar la ira de Dios, y tampoco convertir a los judíos. Es necesario que con devoción ejerzamos una “marcada misericordia” (“scharfe Barmherzigkeit”), y con temor a Dios, tengamos la esperanza de salvar a algunos de ellos de las llamas. No debemos recurrir a la venganza: son ellos quienes se vengan” (p.520).

Aquí vemos una inconsistencia mayor con las medidas represivas que Lutero venía recomendando. Otros pasajes disonantes con el tenor general de la obra, los observamos cuando Lutero en una parte escribe: “Mucho menos me propongo a convertir a los judíos, porque ello es imposible” [4].

Pero en otra parte leemos:

” ….. aparte de ellos estaban los judíos que vivían en la Diáspora a quienes San Pablo, otros apóstoles y sus discípulos convirtieron junto a los gentiles … Esto es verdad hoy en el caso de los judíos que fueron convertidos [5].

De esta manera, luego de afirmar que era imposible convertir a los judíos, da un viraje de 180 grados para inferir que sí es posible convertir a los judíos.

Este tipo de contradicciones internas en el documento, junto con la obvia credulidad de Lutero al escuchar rumores de que los judíos estaban envenenando las aguas y sacrificando infantes, muestran que de alguna forma siniestra, la debilitante y dolorosa enfermedad que tuvo en sus últimos años afectó su habilidad para pensar y escribir claramente. Es probablemente por ello que en su obra encontramos una combinación de teología brillante con razonamientos demenciales, sarcasmos extremos y antijudaísmo rábido. Esto también explica por qué el documento fue archivado en los corredores del olvido, juntando polvo hasta que el tiempo en que los neuróticos de diferentes facciones lo desenterraron.

Es significativo que en el mismo documento, Lutero también arremete contra los turcos y los papistas con la misma saña que contra los judíos, aunque no tan extensamente. Este es otro factor a considerar; la vida de Lutero se desarrolló en medio de una batalla teológica campal con sus enemigos doctrinales desde varios ángulos. Esta lucha fue encarnizada y sin tregua, lo que explica el lenguaje ácido, mordaz e inaceptable tanto en círculos evangélicos como en la cultura de la corrección política en el día de hoy. A pesar de las escaramuzas sin piedad entre Lutero y los judíos, y del estilo agresivo que reina en “Sobre los Judíos y sus Mentiras”, aun se encuentran en el documento actos de misericordia dignos de un cristiano. Leamos este pasaje (Lutero escribe):

“Tres judíos estudiosos se me acercaron, esperando descubrir en mí un nuevo judío porque estábamos empezando a leer hebreo aquí en Wittenberg, y resaltando que las cosas pronto mejorarían ahora que nosotros cristianos estabamos comenzando a leer sus libros. Cuando debatí con ellos, me dieron sus brillos, como lo hacen generalmente. Pero cuando los obligué a volver al texto, pronto huyeron de éste, arguyendo que debían creer a sus rabinos como nosotros le creemos al papa y los doctores. Sentí lástima por ellos y les ofrecí una carta de recomendación a las autoridades, pidiéndoles que por el amor de Dios los dejaran hacer su camino libremente. Pero más tarde descubrí que llamaban a Cristo tola, es decir, delincuente ahorcado. Por lo tanto no deseo tener nada más que ver con ningún judío. Como dice San Pablo, están encomendados a la ira; más uno intenta ayudarlos, más viles y obstinados se convierten. Dejad que se las arreglen solos”. [subrayado nuestro] [6]

Cuando se trata de criticar a Lutero, sus detractores nunca mencionan que Lutero estuvo expuesto a los escritos judíos como el Mishna y el Talmud. En el día de hoy nadie que lea estos documentos judíos se enteraría del odio manifestado contra Jesús, ya que en el año 1631 D.C. todas las referencias a Jesucristo fueron censuradas por orden del Sínodo de líderes judíos en Petrikau, Polonia. Afortunadamente, copias previas a 1631 han sido preservadas por la Universidad de Oxford y varias bibliotecas europeas. De acuerdo con estos escritos, la madre de Jesús fue, quizá de origen noble, y su nombre era Miriam o María. Ella fue una especialista en belleza (cosmetóloga – término moderno). Su esposo se llamaba Pappus ben Jehudah, y su amante era un tal Panderia. También se le adjudica una relación adúltera con un carpintero.

Jesús fue concebido en una relación ilícita, fue un bastardo. Su viaje a Egipto durante la niñez, fue la ocasión donde Jesús aprendió sus trucos de ilusionismo de los magos egipcios. A pesar de que sus milagros fueron artes de magia, Jesús engañó a muchos. Además, pecó contra Israel como Balaam y causó que muchos pecaran contra Dios por culpa de sus herejías. A raiz de esto fue condenado y excomulgado. Por sus supuestos “crímenes” fue primero apedreado y luego colgado o crucificado. Luego de su muerte, Jesús fue lanzado en el infierno donde está sufriendo el castigo eterno sumergido en semen y excremento hirviendo. Todas estas mentiras son indicio del profundo odio de los judíos por Jesús, y Lutero estaba perfectamente enterado de ello. Estas cosas no son para el débil de estómago y aun hoy causan una reacción emocional en cualquier cristiano sincero. La reacción de Lutero puede compendiarse en esta frase:

“En primer lugar, difaman a nuestro Señor Jesucristo llamándolo brujo y herramienta del demonio. Lo hacen porque no pueden negar los milagros de los que es capaz. De este modo, siguen a sus antepasados, quienes dijeron: “Por Belcebú, príncipe de los demonios, echa fuera los demonios” (Lucas 11:15) … Luego, también llaman a Jesús ‘el hijo de una p…’, acusando a su madre María de prostituta, y diciendo que Él fue concebido de una relación adúltera con un herrero. Aunque a mi pesar, me veo obligado a hablar en estos términos groseros para combatir al vil demonio”. [7]

Combinando lo anterior con otros factores como la turbulencia de los tiempos, los ataques a la fe cristiana y a Lutero desde diversas facciones, el peligro de muerte que siempre acechó su vida (real e imaginado), y la fiereza de las polémicas, podemos atenuar la crítica y entender el lenguaje de Lutero.

El autor de Was Martin Luther Anti-Semitic? lo pone de esta forma:

Leer lo que él [Lutero] escribió acerca de su propio pueblo ayuda a poner el tema en perspectiva. El dijo que los alemanes eran “brutales, fieros salvajes” y que eran “sordos, ciegos, y de corazón endurecido”. Si Lutero describe su propia nación – y por inferencia a él mismo de esta forma, no nos debe sorprender cuando se dirige en manera similar hacia italianos, franceses, polacos y judíos. [8]

A la luz del contexto histórico y cultural de los tiempos de la Reforma, y las infamias contra Cristo en los libros sagrados del judaísmo, la severidad con que algunos critican a Lutero queda en evidencia como una maniobra puramente ideológica con fines propagandísticos. En los últimos tiempos hemos visto que desde filas cristianas se han pedido disculpas a los judíos por el tratamiento sufrido en el pasado. Obviando el hecho de que pedir perdón por otros es algo teológicamente burdo, se nos ocurre que sería apropiado poder escuchar voces desde el campo judío pidiendo disculpas por las blasfemias dirigidas contra Cristo en el pasado. No creo que suceda.

Por si alguien pensara que yo guardo alguna animosidad contra los judíos, presento mis credenciales como un ardiente defensor del Israel moderno, credenciales que pueden ser revisadas en varios de mis artículos. En algunos medios se me ha llamado “sionista” – si lo soy, lo soy.

Conclusión

Charles Darwins

El ateo moderno de la calaña de un Dawkins, Hitchens, Harris, etc, mezcla rara de científico, filósofo, sabelo-todo, y cancerbero guardián de la teoría de la evolución, es por regla general anti- judío y anti-Israel. Por ello llama la atención que por regla general, no duda en acusar al cristianismo por los crímenes de Hitler, lo que a modo de paradoja irónica lo convierte, en cierta manera, en un defensor involuntario y quijotesco de los judíos.

No conozco un sólo ateo comprometido con la teoría de la evolución que simpatice con los judíos o con Israel. El obstinado odio por el cristianismo lleva al ateo a proponer argumentos que se vuelven contra él con una facilidad increíble. Claro que no tiene más remedio que caer en estas absurdidades (culpar a Lutero por el Holocausto) para quitar la atención del veredicto inapelable de la historia: Hitler movió el Darwinismo del plano teórico al práctico. El Führer pensó que la raza aria era los más adaptable de la especie y decidió acelerar la selección natural, eugenesia de por medio.

El legado de Darwin se ha extendido mucho más allá de las estructuras biológicas, que es donde sus adeptos quieren encerrarlo para no tratar con las implicaciones y el alcance de las reflexiones de un amargado cuyo veneno ha impactado a nuestra sociedad en forma horrorosamente negativa[9].

En 1999, Eric Harris y otro joven llevaron a cabo la masacre de la escuela secundaria Columbine en Littleton, Colorado. Doce estudiantes, un profesor y ellos terminaron muertos. En principio, planeaban matar 500 personas. Eric Harris escribió en su propia website: “¿Sabes lo que me agrada???¡La Selección Natural! Es lo mejor que le pudo pasar a la tierra … deshacerse de todos los estúpidos y débiles organismos”. En la Alemania nazi estos organismos eran judíos, polacos, gitanos, descendientes de húngaros y eslovacos, enfermos mentales, incapacitados mentales, los ancianos, etc. Tenían que ser exterminados para dar paso a la superior raza aria. No fue la pluma de Martín Lutero el origen de esta monstruosidad. <>

Notas:

1] http://pastordanielbrito.wordpress.com/2008/08/13/darwin-y-hitler-la-conexion

2] Cit. por Reinhard Boettcher, Luteranismo y Shoah: trayectoria y desafíos http://www.jcrelations.net/es/?item=2697

3] http://www.asiantribune.com/?q=node/902/print www.wsws.org/articles/2006/jul2006/nazi-j03.shtml

4] http://www.herenciacristiana.com/luther/chap1.html

5] http://www.herenciacristiana.com/luther/chap13.html

6] http://www.herenciacristiana.com/luther/chap5.html

7] http://www.herenciacristiana.com/luther/chap10.html

8] http://humanities-notes.blogspot.com/2008/04/was-martin-luther-anti-semitic.html

9) He publicado el artículo que el teólogo Pablo Santomauro me envió, tal como lo recibí, respetando su libertad de pensamiento y de expresión, y en virtud de su trayectoria como pensador cristiano que el es. Pero disiento en su comentario sobre Darwin en la conclución, no considerando necesario el hacer comentarios de este grueso calibre sobre la figura de quien considero ha sido un notable científico. Como alguien dijo,

«Darwin no fue ningún dios, ni sus escritos han fundado ninguna religión. Darwin fue uno de los científicos que dio una explicación racional a la biodiversidad de nuestro planeta»[10]

El resto del artículo, seguramente escandalizará a muchos, pero entiendo que es de edificación, ya que yo mismo he estado tentado en reiteradas oportunidades de acusar a Lutero de cruel antisionista. A través de este artículo aclaratorio sobre la actitud de Lutero con respecto a este tema, me ayuda a comprender mejor el contexto de sus palabras.

[10] http://oldearth.wordpress.com/2008/12/30/feliz-ano-2009/

Mi Respuesta al Antisemitismo


Mi Respuesta al Antisemitismo 

por Rab Jaim Levine

La causa del antisemitismo es también su solución.

Nunca olvidaré la primera vez que decidí ponerme una kipá. Tenía 21 años y vivía en Israel. Lo sentí tan natural. Estaba tan orgulloso de usarla mientras caminaba a través del arco iris de gente judía que había venido de diferentes países a vivir a nuestra tierra.

Nunca podré olvidar la primera vez que regrese a EE.UU., usando la misma kipá. Me sentí muy incómodo. Sentí que tenía un letrero de neón que decía: “Hey, ¿ves esta gorra? Soy judío, soy judío, soy judío”. No recuerdo haber estado alguna vez tan consciente de mí mismo como en aquel momento que me bajé del avión. Recuerdo que caminaba en el aeropuerto y tenía miedo de ser el blanco de algún comentario antisemita.

En retrospectiva, pienso que había un miedo más grande en mi corazón, un miedo que tenía mucha vergüenza de admitir: “Si alguien haría algún comentario antisemita, ¿me quitaría la kipá e iría con una gorra de béisbol toda mi vida?”.

En más de una ocasión, durante esas primeras semanas en EE.UU., me sentí tenso estando en público, preparándome a mí mismo para ese momento.

Después de un mes, mientras observaba la maratón de Boston, escuché una voz desde atrás mío que gritaba: “Hey, tú “#$#$! ()=u judío, ¿por qué no te vuelves a Jerusalem donde está todo el dinero?”. (Obviamente no sabía mucho de economía judía). Me di vuelta humillado y enojado, buscando a mi atacante entre la gente. Era un antisemita grande y no uno de los más sofisticados. Se subió a su coche y gritó antes de partir: “¡Los judíos me enferman!”. Mi cara se enrojeció, estaba enojado y avergonzado de que tenía puesta una kipá.

Nunca me quité la kipá, pero sí aprendí una lección importante que contiene en ella la respuesta más importante al antisemitismo.

La razón de mi miedo y de mi vergüenza era que yo no estaba realmente conectado con la razón por la cual usaba mi kipá. Oh claro, podía decirte las razones pero sólo estaba escupiendo palabras. No sentía el poder de esas palabras en mi corazón.

El incidente de la kipá fue una llamada de atención para mí. Tenía que preguntarme: “¿por qué realmente quería usar mi kipá? ¿Por tradición? ¿Por qué me hacía sentir religioso? No. Quería usar mi kipá porque quería vivir de acuerdo con su significado: un recuerdo constante de que nosotros, como judíos, debemos caminar humildemente frente a Dios. Un recordatorio que nos hace actuar de una manera que refleja la mera esencia de los valores de la Torá – bondad, altruismo, responsabilidad, ayuda al prójimo, honestidad, integridad. En este contexto, usar una kipá es realmente el honor más grande y conlleva una inmensa responsabilidad.

Después de que entendí esto, mi conciencia cambió hacia la gratitud y al profundo orgullo de tener el privilegio de intentar vivir a la altura de lo que el judaísmo representa. En lugar de querer quitarme la kipá, quería ir y comprarme una más grande. Después me di cuenta de que la causa del antisemitismo es su solución. La mejor manera de responder al antisemitismo ¡es traer más valores judíos a tu vida!

Si alguien ataca a Israel y tú realmente sientes una gratitud hacia el regalo que es Israel, entonces su ataque no sólo que no te afectará, sino que te hará apreciar este regalo aún más. Si alguien te ataca por dar tzedaká, y tú entiendes cuán importante es la tzedaká para el mundo, sólo te provocaría dar más.

Piensa por un momento lo que le haría a los antisemitas o anti-Israel ver que cada ataque antisemita sólo causa que sintamos una gratitud más profunda y tomemos un compromiso mayor por Israel y el judaísmo. ¿Qué harían si vieran que cada cosa que dicen o hacen sólo funciona para inspirarnos más como judíos?

¡Se les acabarían las armas! Verían que su odio solamente nos hace más fuertes y más agradecidos.

Cada vez que escuchamos de alguna sinagoga quemada en Europa debemos querer aún más a la sinagoga. Cada vez que leamos de alguien atacando a Israel debemos planear nuestro próximo viaje a Israel. De todas maneras, no debe ser una respuesta forzada, tiene que venir de nuestro corazón, de la apreciación de lo valioso y precioso que es ser judío. Si encontramos este tipo de respuesta dentro de nosotros, entonces el antisemitismo se convertirá en la piedra afiladora sobre la cual el compromiso y el orgullo judío se afilan.

Ya han pasado muchos años desde que decidí ponerme mi kipá, y estoy contento de decir que la uso con un gran aprecio y orgullo. Pero, lo que me hace aún más feliz, es que mi hijo de 6 años está incluso más orgulloso de la suya.

 

————

Antisemitismo/Fútbol. UEFA investiga el comportamiento discriminatorio de hinchas del Lazio italiano


Antisemitismo/Fútbol. UEFA investiga el comportamiento discriminatorio de hinchas del Lazio italiano

Antisemitismo/Fútbol. UEFA investiga el comportamiento discriminatorio de hinchas del Lazio italiano La Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol informó, en un comunicado, que está investigando el comportamiento antisemita de hinchas del Lazio italiano durante su partido contra Tottenham Hotspur, históricamente vinculado a la comunidad judeobritánica, por el Grupo J de la Liga Europa, disputado en
Roma, el 22 de noviembre, y que terminó 0-0.El caso será analizado el 24 de enero por el Comité de Control y Disciplina, agregó.
En esa oportunidad, simpatizantes locales gritaron “Juden (judíos en alemán, con ineludible connotación con el nazismo) Tottenham” y desplegaron una gran pancarta en inglés que decía “Liberen Palestina” y ondearon banderas alusivas (foto).
Y la noche anterior, varios aficionados ingleses resultaron heridos cuando decenas de hombres con máscaras y cascos y armados con cuchillos y palos los atacaron en un popular bar del centro de Roma.

————

MARTIN LUTERO y Sus teorias antisemitas


Martín Lutero y sus teorias antisemitas

Introducción

Lutero fue un hombre de carne y hueso como cualquier otro. Lamentablemente, se equivoco fuerte con los judios. Se que los judios suelen ser dificiles de sobrellevar, hábiles en el manejo de la Banca Internacional y saben llorar cuando les conviene y en el hombro de quien les va a escuchar. Coumnmente actuan asi. Pero de ahí a expresar odio,ira, expresar deseos de venganza, mover las masas en contra de ellos, no resulta una actitud afortunada. Dios es el Juez de Israel, el sabe como juzgar a su Pueblo escogido. Ya lo ha hecho y ya lo hará, tantas veces sea necesario, hasta que aprendan que Jehová es Dios y no hay otro como El. Los cristianos no estamos llamados a vengarnos de nadie. No somos pacifistas, pero si pacíficos.

Ex-Monje Católico, Uno de los fundadores de la Reforma Protestante (1483 – 1546).

Entre los mas conocidos admiradores de Martín Lutero se encuentran los Nazis alemanes. En su infame libro “Sobre los Judíos y sus Mentiras” de 1543 fue usado como justificación para el Holocausto – el asesinato de 6 millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial – a manos de los alemanes. Los alemanes durante el Tribunal de Crímenes de Guerra de Nuremberg en 1945, alegaron en verdad que ellos no habían hecho otra cosa mas que ejecutar lo que Martín Lutero había ordenado cuatro centurias antes.

Un libro furiosamente antisemita de 1543 que inspiró a los nazis

Hay una obra muy interesante, publicada en 1543. En ella su autor se refiere a los judíos como “miserables y malditos”, habla de “las actividades ponzoñosas de los judíos” y advierte a los cristianos “para que no baje la guardia contra ellos”. El autor vierte expresiones como las siguientes:

aunque los judíos fueran siete veces, más ciegos de lo que son (…) los judíos son idiotas estúpidos (…) “los judíos provocan más y más la ira deDios con tales plegarias. Pues allí se alzan y difaman a Dios con una blasfema, avergonzante, e insolente mentira. Son tan ciegos y estúpidos que no ven siquiera las palabras que se hallan en Génesis 17 ni la totalidad de las Escrituras” (…) “Te aconsejo que no entres en sus sinagogas; allí todos los demonios te descuartizarían y devorarían.” (…) “este tema es incomprensible para los ciegos y endurecidos judíos. Hablar con ellos de esto es lo mismo que predicarle el evangelio a una cerda (…) cuídate de los judíos, sabiendo que donde sea que tengan sus sinagogas, no se encuentra otra cosa que una guarida de demonios en la que se practican maliciosamente y sinescrúpulos el envanecimiento total de uno mismo, la pedantería, las mentiras, la blasfemia, y la difamación de Dios y los hombres”.

¿Le suena esto a Vidal? El libro se titula “Sobre los judíos y sus mentiras” y su autor es Martín Lutero… La influencia de esos mensajes antisemitas sí que dio lugar a una “miseria moral de siglos”, que culminó en los crímenes más atroces que ha sufrido el pueblo judío en toda su historia precisamente en la tierra que vio nacer a Lutero. De hecho, los nazis se valieron de ese libro para su propaganda, reimprimiéndolo y distribuyéndolo en sus mítines. A modo de ejemplo, poco después de que los nazis incendiaron las sinagogas de toda Alemania en la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938 (la tristemente famosa “Noche de los cristales rotos”), Martin Sasse –Obispo de la Iglesia Luterana de Turingia– publicó un compendio de escritos de Lutero en el que el prelado aplaudía la quema de sinagogas señalando en su introducción: “el 10 de noviembre de 1938, en el cumpleaños de Lutero, las sinagogas arden en Alemania.” Muchos consideraron el citado libro de Lutero como el inspirador de esa espantosa jornada de persecución contra los judíos.

El recurso a esa odiosa obra fue tan frecuente por parte del nacional-socialismo que el dirigente nazi Julius Streicher lo utilizó el 24 de abril de 1946 cuando era juzgado en Nüremberg por crímenes de guerra: “Martín Lutero muy probablemente se sentaría en mi lugar en el actual banquillo de los acusados​​, si este libro fuese tenido en cuenta por la Fiscalía. En el libro “Los judíos y sus mentiras”, Martín Lutero escribe que los judios son crías de una serpiente y que se debe quemar y destruir sus sinagogas”, alegó Streicher en su defensa.

Ataques de Lutero contra los judíos

Después de todo, entre los viles ataques de Lutero contra los judíos se encuentran cosas como:

“Sus alientos apestan por el oro y  la plata de los infieles; porque no hay gente sobre la tierra que sea, haya sido o Serra, más avara que ellos, como pueden ser vistos en su maldita usura. Entonces sepan, mis queridos cristianos, que después del diablo, no hay nada más agrio, más ponzoñoso, mas vehemente y enemigo que un verdadero judío que realmente desea ser judío…

¿Acaso no su  Talmud y sus rabinos escriben que no es pecado si un judío mata a un infiel, pero que si es pecado si mata a un hermano en  Israel? No es pecado si no mantiene su juramento a un infiel. Entonces, el robar y asaltar -como lo hacen con sus prestamos – a un infiel, es un servicio divino…

¿Qué debemos de hacer con este rechazado y condenado, pueblo judío?…(Lutero, Sobre los Judíos y sus Mentiras, 1543)

Así quejándose de como “los cristianos habían sido torturados y perseguidos por los judíos en todo el mundo”, Lutero ofrece su “sincero consejo”

“préndale fuego a sus sinagogas o escuelas y entierren y cubran con tierra todo aquello que no se pueda quemar…Yo aconsejo que sus casas sean arrasadas y destruidas… Yo aconsejo que todos sus libros de rezos … en los cuales tales idolatrías, mentiras, maldiciones, y blasfemias se enseñan, quítenselos, … y que a sus rabinos se les prohíba enseñar de allí en mas, bajo pena de perdida de vida o miembros…que los salvoconductos en los caminos sean abolidos completamente para los judíos… y que todo sus tesoros de plata y oro se les sean quitados….Pero si las autoridades se rehúsan a usar la fuerza para restringir al diabólico atropello de los judíos, entonces los judíos, como hemos dicho, deben de ser expulsados de sus países y ordenados a volver… a Jerusalén,  a donde puedan mentir, maldecir, blasfemar, difamar, asesinar, robar, asaltar, practicar la usura, burlarse y regodearse en todas esas infames abominaciones que ellos practican entre nosotros y que se vallan….nuestro Señor el Mesías, nuestra fe y nuestra iglesia  incorrompida y descontaminada de su diabólica tiranía y maldad.” (Lutero, Sobre el Judío y sus Mentiras 1543[SH248])

El racismo de Lutero ha sido la fuente de inspiración para muchos anti-semitas por cientos de años. La verdad es que los judíos de su época podían mirar hacia atrás y ver una historia de mas de 1000 años de persecución y odio por parte de los cristianos y el numero de judíos muertos o torturados ya eran mas de medio millón para aquel entonces.

Aunque el mismo Lutero empezó su carrera independiente como hereje (su adversario el católico John Tetzel vendedor de indulgencias dijo: “Quemare a ese hereje en tres semanas”) su opinión sobre los herejes era la misma que la de los católicos:

“No pierdan tiempo con los herejes, ellos pueden ser condenados sin ser escuchados. Y mientras se estén quemando en la hoguera, los fieles deben destruir la maldita raíz y rama y lavar sus manos en la sangre de los obispos y el Papa quien es el diablo disfrazado.”

Entre los protestantes Lutero es hoy celebrado por su supuesto respeto al matrimonio y a las mujeres. Aparte de su apoyo por las cacerías de brujas también se demuestra aquí mediante su predicación a las mujeres embarazadas:

Dejen nos tener su hijo y hagan lo que puedan; si mueren: benditas sean porque seguramente morirán en la noble labor y de acuerdo a la voluntad de Dios… Han visto que débiles y enfermizas son las mujeres infértiles; aquellas bendecidas con muchos hijos son mas sanas, mas limpias y más felices. Pero si eventualmente se desgastan por tener hijos y se cansan y se mueren, eso no importa. Dejen que mueran pariendo, para eso están aquí.” (Martín Lutero, Sobre la Vida Matrimonial, 1522)

En la era de la guerra de los campesinos, las cuales desbastaron Alemania, Lutero apoyó a las autoridades feudales quienes mataban indiscriminadamente a los campesinos hambrientos y desobedientes no solo moralmente sino también con su incendiaria prédica. Él predicaba:

“Contra los asesinos y ladrones campesinos, en esto mojo mi pluma en sangre”. [LM180], y “llamo a los príncipes a matar a los ofensivos campesinos como perros rabiosos, a apuñalarlos, a estrangularlos y destruirlos como mejor puedan y así recibirán los príncipes la promesa del cielo.” [SL44]

Conclución:

Sus consejos fueron literalmente seguidos. Las peleas se trasformaron mas en masacres que en batallas. Los pobres e indisciplinados campesinos con sus rudimentarias herramientas de labranza fueron asesinados como animales en el campo. Cientos de villorrios quedaron reducidos a cenizas, las cosechas se perdieron y más de 100.000 seres humanos fueron asesinados.

No es esa la forma de predicar el evangelio.Ni contra los judíos ni contra los rebeldes anabaptistas. Terminó haciendo lo mismo que hizo Roma, una inqusición, pero de indole protestante.

—————-

Existió complicidad entre la iglesia catolica y el regimen nazi?


Existió complicidad entre la iglesia católica y el regimen nazi? 

Respuesta: La verdad no lo se. No tengo documentación fiel al respecto. Solo Dios sabe lo que ha sucedido. Aca les comparto un documento que afirma que “NO EXISTIO COMPLICIDAD ENTRE EL REGIMEN NAZI Y LA IGLESIA CATOLICA ROMANA”

Resumen del documento vaticano

«Nosotros recordamos: una reflexión sobre la “Shoah”».

CIUDAD DEL VATICANO, 16 mar 98 (ZENIT).- «Este documento tiene que ser entendido como un paso ulterior en el camino trazado por el Concilio Vaticano II en nuestras relaciones con el pueblo hebreo. En la carta que el Santo Padre me envió el 12 de marzo para acompañar la publicación del nuevo documento sobre el Holocausto, expresa la ferviente esperanza de que “ayude verdaderamente a curar las heridas de las incomprensiones e injusticias del pasado”». Con estas palabras el cardenal Edward Idris Cassidy, presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos y de la Comisión para las relaciones con el Hebraísmo, abrió en la Sala de Prensa de la Santa Sede la rueda de prensa de presentación del documento «Nosotros recordamos: una reflexión sobre la “Shoah”».

«Shoah» es el término utilizado por el pueblo judío para referirse al Holocausto, el genocidio nazi perpetrado contra el pueblo hebreo en el que perdieron la vida seis millones de judíos. «El documento –continuó explicando el cardenal australiano– se dirige a los fieles católicos de todo el mundo, y no sólo a los de Europa, donde tuvo lugar la «Shoa», con el deseo de que todos los cristianos se unan a sus hermanas y hermanos católicos, en la meditación de esta catástrofe que cayó sobre el pueblo hebreo, sobre sus causas y sobre el imperativo moral que se deriva de ella para que no vuelva a tener lugar una tragedia de estas dimensiones.

Al mismo tiempo, el documento pide a nuestros amigos hebreos que abran su corazón para escuchar nuestra voz». Después de haber recordado que el documento ha sido escrito para responder a una petición expresa del Papa, el presidente de la Comisión para las Relaciones con el Hebraísmo explicó que «el Santo Padre nos ha animado constantemente a considerar nuestra actitud frente a las relaciones con el pueblo hebreo. Y nos ha recordado que el balance de estas relaciones ha sido sumamente negativo durante dos milenios. Este largo período ha estado caracterizado por muchas manifestaciones de antijudaísmo y de antisemitismo y, en nuestro siglo, por los horribles acontecimientos del Holocausto».

«La Iglesia católica –concluyó el cardenal Cassidy– quiere, por tanto, que esto sea conocido por todos los católicos y, más todavía, por todos los hombres, dondequiera que vivan. Con ello desea ayudar a los católicos y a los hebreos a realizar aquellos valores que encuentran su fundamento en nuestras raíces comunes. De hecho, allá donde se han dado culpas por parte de los cristianos, esta responsabilidad debe inspirar arrepentimiento.

Confiamos en que este documento ayudará a todos los fieles católicos de todas las partes del mundo a descubrir en sus relaciones con el pueblo hebreo “la valentía de la fraternidad”».

Ante la pregunta sobre cómo es posible que la Iglesia reconozca el propio antijudaísmo pero rechace cualquier apoyo al nazismo, el cardenal Cassidy respondió: «El antisemitismo de los nazis tiene su origen en la filosofía pagana y en una concepción del mundo anticristiana, por ello, el nazismo atacó también a los cristianos. El documento quiere desmentir de manera definitiva que no existió ninguna complicidad entre el régimen nazi y la Iglesia».

El documento, de diez páginas ha requerido diez años para ser redactado. Monseñor Pierre Duprey, vicepresidente de la Comisión para las Relaciones con el Hebraísmo aclaró que «Hemos tardado tanto tiempo porque un documento como tal, si no responde a un proceso de maduración de toda la Iglesia, no tiene valor. Por ello, hemos esperado el tiempo necesario para que madure la Iglesia en una atmósfera coherente con el espíritu del Concilio Vaticano II. En este contexto, estamos convencidos de que el documentó será recibido ahora como expresión global de la Iglesia católica que se prepara, a través de un examen de conciencia, a afrontar los desafíos del tercer milenio».

Por lo que se refiere a las presuntas complicidades de Pío XII con el régimen nazi, el cardenal Cassidy ofreció numerosos testimonios de autoridades hebreas que agradecieron profundamente al papa Pío XII por haber defendido a los hebreos. Entre ellas, aparece un mensaje de la señora Golda Meir. «Ya en 1945 –añadió Cassidy– se dirigieron al Papa Pío XII muchos mensajes que no habían sido solicitados para agradecerle por lo que había hecho durante la guerra. Es importante recordarlos, pues se han difundido muchas historias negativas sobre aquel Papa, todas ellas inspiradas en la obra teatral «El Vicario», escrita por Rolf Hochuth. Pero hay que escribir la historia con objetividad, se debe pensar en la verdad, por esto hemos decidido dar a conocer estos testimonios del pueblo hebreo a favor de Pío XII.

Queremos que la realidad histórica sea mejor conocida y contradecir lo que hasta ahora ha sido la opinión común». Sobre el mismo argumento, monseñor Duprey reveló un testimonio personal:

«El 6 de junio, Pío XII me recibió junto al gran rabino del Ejército francés que se encontraba en Roma. Le dijo al Santo Padre: “Nada más llegar a Roma, he venido a saludarle y expresar mi profundo reconocimiento por todo lo que usted ha hecho por las personas de mi religión”».

Ante la constatación de que en estos momentos la única institución que siempre está pronunciando el «mea culpa» es la Iglesia, el cardenal Cassidy citó las declaraciones del gran rabino de Francia en su intervención ante el último congreso ecuménico de Graz, el 27 de junio de 1997. «Sería injusto si no nos diéramos cuenta de la verdadera confesión que tiene lugar ante nuestros mismos ojos –afirmó el rabino francés–. Ciertamente estamos recorriendo un camino que todavía no ha alcanzado su meta, pero quisiera añadir que también nosotros, los hebreos, tenemos que hacer una “teshuva” (arrepentimiento). Dado que estamos acostumbrados a las persecuciones, después de tanto siglos estamos convencidos de que todo el mundo está contra nosotros y no hemos considerado totalmente el alcance de esta inmensa esperanza que constituye la voluntad cristiana de la sincera “teshuva”».

©ZENIT
ZE980316-1

CARTA DE JUAN PABLO II DE PRESENTACION DEL DOCUMENTO
«La Iglesia alienta a sus hijos a purificar sus corazones a través del arrepentimiento»

Al Señor Cardenal Edward Idris Cassidy Presidente de la Comisión para las Relaciones Religiosas con el Hebraísmo

En numerosas ocasiones durante mi pontificado he recordado con profundo pesar los sufrimientos del pueblo hebreo durante la Segunda Guerra Mundial. El crimen que se ha llegado a conocer como la «Shoah» permanece como una mancha indeleble de la historia del siglo que está por concluirse.

Preparándonos para iniciar el tercer milenio de la era cristiana, la Iglesia es consciente de que el gozo de un Jubileo es, sobre todo, un gozo fundado sobre el perdón de los pecados y sobre la reconciliación con Dios y con el prójimo. Por ello, alienta a sus hijos e hijas a purificar sus corazones, a través del arrepentimiento por los errores y las infidelidades del pasado. Ella también los llama a presentarse humildemente delante de Dios y a examinarse sobre la responsabilidad que también ellos tienen con respecto a los males de nuestro tiempo.

Es mi ferviente esperanza que el documento: «Nosotros recordamos: una Reflexión sobre al “Shoah”», que la Comisión para las Relaciones Religiosas con el Hebraísmo ha preparado bajo su dirección, ayude verdaderamente a curar a las heridas de la incomprensión e injusticias del pasado. Que ellos sirva para que la memoria pueda ejercer su papel necesario en el proceso de construcción de un futuro en el cual la indecible iniquidad de la “Shoah” no pueda volverse a repetir. Que el Señor de la historia guíe los esfuerzos de los católicos y los hebreos y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad para que trabajen juntos por un mundo de auténtico respeto por la vida y la dignidad de todo ser humano, ya que todos han sido creados a imagen y semejanza de Dios.

Desde el Vaticano, 12 marzo, 1998

Juan Pablo II

«NOSOTROS RECORDAMOS: UNA REFLEXION SOBRE LA “SHOAH”»

I. La tragedia de la «Shoah» y el deber de la memoria.

Se está concluyendo rápidamente el siglo XX y ya despunta la aurora de un nuevo milenio cristiano. El bimilenario del nacimiento de Jesucristo impulsa a todos los cristianos, e invita en realidad a todo hombre y a toda mujer, a tratar de descubrir en el devenir de la historia los signos de la divina Providencia que actúa en ella, así como los modos en los que la imagen del Creador en el hombre ha sido ofendida y desfigurada.

Esta reflexión atañe a uno de los sectores principales en que los católicos pueden tomar seriamente en consideración la exhortación que dirigió Juan Pablo II en la carta apostólica Tertio millennio adveniente: «Es justo que, mientras el segundo milenio del cristianismo llega a su fin, la Iglesia asuma con una conciencia más viva el pecado de sus hijos recordando todas las circunstancias en las que, a lo largo de la historia, se han alejado del espíritu de Cristo y de su Evangelio, ofreciendo al mundo, en vez del testimonio de una vida inspirada en los valores de la fe, el espectáculo de modos de pensar y actuar que eran verdaderas formas de antitestimonio y de escándalo» (1).

Este siglo ha sido testigo de una tragedia inefable, que nunca se podrá olvidar: el intento del régimen nazi de exterminar al pueblo judío, con el consiguiente asesinato de millones de judíos. Hombres y mujeres, ancianos y jóvenes, niños e infantes, sólo por su origen judío, fueron perseguidos y deportados. Algunos fueron asesinados inmediatamente; otros fueron humillados, maltratados, torturados y privados completamente de su dignidad humana y, finalmente, asesinados. Poquísimos de los que fueron internados en los campos de concentración pudieron sobrevivir, y los que lo lograron han quedado aterrorizados para el resto de su vida. Esa fue la Shoah: uno de los principales dramas de la historia de este siglo, un drama que nos afecta todavía hoy.

Frente a ese terrible genocidio, que los responsables de las naciones y las mismas comunidades judías encontraron difícil de creer cuando era cruelmente perpetrado, nadie puede quedar indiferente, y mucho menos la Iglesia, por sus vínculos tan estrechos de parentesco espiritual con el pueblo judío y por su recuerdo de las injusticias del pasado. La relación de la Iglesia con el pueblo judío es diferente de la que mantiene con cualquier otra religión (2). Sin embargo, no se trata sólo de volver al pasado. El futuro común de judíos y cristianos exige que recordemos, porque «no hay futuro sin memoria» (3). La historia misma es memoria futuri.

Al dirigir esta reflexión a nuestros hermanos y hermanas de la Iglesia católica esparcidos por el mundo, pedimos a todos los cristianos que se unan a nosotros para reflexionar en la catástrofe que se abatió sobre el pueblo judío, y en el imperativo moral de asegurar que nunca más el egoísmo y el odio puedan crecer hasta el punto de sembrar tal sufrimiento y muerte (4). Especialmente, pedimos a nuestros amigos judíos, «cuyo terrible destino se ha convertido en símbolo de las aberraciones adonde puede llegar el hombre cuando se vuelve contra Dios» (5), que dispongan su corazón para escucharnos.

II. Lo que debemos recordar

El pueblo judío, al dar su singular testimonio del Santo de Israel y de la Torah, ha tenido que sufrir mucho en diversos tiempos y en numerosos lugares. Pero la Shoah fue, ciertamente, el peor sufrimiento de todos. La crueldad con que los judíos han sido perseguidos y asesinados en este siglo supera la capacidad de expresión de las palabras. Y todo ello se les hizo por el mero hecho de que eran judíos.

La misma magnitud del crimen suscita muchas preguntas. Historiadores, sociólogos, filósofos políticos, psicólogos y teólogos tratan de conocer más sobre la realidad y las causas de la Shoah. Quedan aún por hacer muchos estudios especializados. Pero ese acontecimiento no puede valorarse plenamente sólo con los criterios ordinarios de la investigación histórica, pues exige una «memoria moral y religiosa» y, especialmente entre los cristianos, una reflexión muy seria sobre las causas que lo provocaron.

El hecho de que la Shoah se haya producido en Europa, es decir, en países de una civilización cristiana de largo tiempo, plantea la cuestión de la relación entre la persecución nazi y las actitudes de los cristianos, a lo largo de los siglos, con respecto a los judíos.

III. Las relaciones entre judíos y cristianos

La historia de las relaciones entre judíos y cristianos es una historia tormentosa. Lo ha reconocido el Santo Padre Juan Pablo II en sus repetidos llamamientos a los católicos a examinar nuestra actitud en lo que atañe a nuestras relaciones con el pueblo judío (6). En efecto, el balance de estas relaciones durante dos milenios ha sido, más bien, negativo (7).

En los albores del cristianismo, después de la crucifixión de Jesús, surgieron disputas entre la Iglesia primitiva y los judíos, jefes y pueblo, los cuales, por su adhesión a la Ley, a veces se opusieron violentamente a los predicadores del Evangelio y a los primeros cristianos. En el Imperio romano, que era pagano, los judíos estaban legalmente protegidos por los privilegios otorgados por el Emperador, y las autoridades al principio no hicieron distinción entre comunidades judías y cristianas. Sin embargo, pronto los cristianos fueron perseguidos por el Estado. Cuando, más tarde, incluso los emperadores se convirtieron al cristianismo, primero siguieron garantizando los privilegios de los judíos. Pero grupos de cristianos exaltados que asaltaban los templos paganos, hicieron en algunos casos lo mismo con las sinagogas, por influjo de ciertas interpretaciones erróneas del Nuevo Testamento relativas al pueblo judío en su conjunto. «En el mundo cristiano -no digo de parte de la Iglesia en cuanto tal- algunas interpretaciones erróneas e injustas del Nuevo Testamento con respecto al pueblo judío y a su supuesta culpabilidad han circulado durante demasiado tiempo, dando lugar a sentimientos de hostilidad en relación con ese pueblo» (8). Esas interpretaciones del Nuevo Testamento fueron rechazadas, de forma total y definitiva, por el concilio Vaticano II (9).

No obstante la predicación cristiana del amor hacia todos, incluidos los enemigos, la mentalidad dominante a lo largo de los siglos perjudicó a las minorías y a los que, de algún modo, eran «diferentes». Sentimientos de antijudaísmo en algunos ambientes cristianos y la brecha existente entre la Iglesia y el pueblo judío llevaron a una discriminación generalizada, que desembocó a veces en expulsiones o en intentos de conversiones forzadas. En gran parte del mundo «cristiano», hasta finales del siglo XVIII, los no cristianos no siempre gozaron de un status jurídico plenamente reconocido. A pesar de ello, los judíos, extendidos por todo el mundo cristiano, conservaron sus tradiciones religiosas y sus costumbres propias. Por eso, fueron objeto de sospecha y desconfianza. En tiempos de crisis, como carestías, guerras, epidemias o tensiones sociales, la minoría judía fue a veces tomada como chivo expiatorio, y se convirtió así en víctima de violencia, saqueos e incluso matanzas.

Entre el final del siglo XVIII y el inicio del XIX, los judíos habían logrado, por lo general, una posición de igualdad con respecto a los demás ciudadanos en la mayoría de los Estados, y un buen número de ellos llegó a desempeñar funciones importantes en la sociedad. Pero en este mismo contexto histórico, especialmente en el siglo XIX, se desarrolló un nacionalismo exasperado y falso. En un clima de rápidos cambios sociales, los judíos fueron a menudo acusados de ejercer un influjo excesivo en relación con su número. Entonces comenzó a difundirse, con grados diversos, en la mayor parte de Europa, un antijudaísmo esencialmente más sociopolítico que religioso.

Durante el mismo período, comenzaron a surgir teorías que negaban la unidad de la raza humana, afirmando la diferencia originaria de las razas. En el siglo XX, el nacionalsocialismo en Alemania usó esas ideas como base pseudocientífica para una distinción entre las así llamadas razas nórdico-arias y supuestas razas inferiores. Además, la derrota de Alemania en 1918 y las condiciones humillantes que le impusieron los vencedores, impulsaron en ella una forma extremista de nacionalismo, con la consecuencia de que muchos vieron en el nacionalsocialismo una solución a los problemas del país y, por ello, colaboraron políticamente con ese movimiento.

La Iglesia en Alemania respondió condenando el racismo. Dicha condena se realizó por primera vez en la predicación de algunos miembros del clero, en la enseñanza pública de los obispos católicos y en los escritos de periodistas católicos. Ya en febrero y marzo de 1931, el cardenal Bertram de Breslavia, el cardenal Faulhaber y los obispos de Baviera, los obispos de la provincia de Colonia y los de la provincia de Friburgo publicaron sendas cartas pastorales que condenaban el nacionalsocialismo, con su idolatría de la raza y del Estado (10). El mismo año 1933, en que el nacionalsocialismo alcanzó el poder, los famosos sermones de Adviento del cardenal Faulhaber, a los que no sólo asistieron católicos, sino también protestantes y judíos, tuvieron expresiones de claro rechazo de la propaganda nazi antisemita (11). A raíz de la Noche de los cristales, Bernhard Lichtenberg, preboste de la catedral de Berlín, elevó oraciones públicas por los judíos; él mismo murió luego en Dachau y fue declarado beato.

También el Papa Pío XI condenó, de modo solemne, el racismo nazi en la encíclica Mit brennender Sorge (12), que se leyó en las iglesias de Alemania el domingo de Pasión del año 1937, iniciativa que provocó ataques y sanciones contra miembros del clero. El 6 de septiembre de 1938, dirigiéndose a un grupo de peregrinos belgas, Pío XI afirmó: «El antisemitismo es inaceptable. Espiritualmente todos somos semitas» (13). Pío XII, desde su primera encíclica, Summi pontificatus (14), del 20 de octubre de 1939, puso en guardia contra las teorías que negaban la unidad de la raza humana y contra la divinización del Estado, que, según su previsión, llevarían a una verdadera «hora de las tinieblas» (15).

IV. Antisemitismo nazi y la «Shoah»

No se puede ignorar la diferencia que existe entre el antisemitismo, basado en teorías contrarias a la enseñanza constante de la Iglesia sobre la unidad del género humano y la igual dignidad de todas las razas y de todos los pueblos, y los sentimientos de sospecha y de hostilidad existentes desde siglos, que llamamos antijudaísmo, de los cuales, por desgracia, también son culpables los cristianos.

La ideología nacionalsocialista fue mucho más allá, en el sentido de que se negó a reconocer cualquier realidad trascendente como fuente de la vida y criterio del bien moral. En consecuencia, un grupo humano, y el Estado con el que se había identificado, se arrogó un valor absoluto y decidió borrar la existencia misma del pueblo judío, llamado a dar testimonio del único Dios y de la Ley de la Alianza. Desde el punto de vista teológico, no podemos ignorar el hecho de que no pocos afiliados al partido nazi no sólo mostraron aversión a la idea de una divina Providencia que actúa en la historia humana, sino que dieron prueba de un odio específico hacia Dios mismo. Lógicamente, esa actitud llevó también al rechazo del cristianismo y al deseo de ver destruida la Iglesia o, por lo menos, sometida a los intereses del Estado nazi.

Fue esa ideología extrema la que se convirtió en fundamento de las medidas tomadas, primero para expulsar a los judíos de sus casas y, luego, para exterminarlos. La Shoah fue obra de un típico régimen neopagano moderno. Su antisemitismo hundía sus raíces fuera del cristianismo y, al tratar de conseguir sus propios fines, no dudó en oponerse a la Iglesia, incluso persiguiendo a sus miembros.

Pero conviene preguntarse si la persecución del nazismo con respecto a los judíos no fue facilitada por los prejuicios antijudíos presentes en la mente y en el corazón de algunos cristianos. El sentimiento antijudío ¿hizo a los cristianos menos sensibles, o incluso indiferentes, ante las persecuciones desencadenadas contra los judíos por el nacionalsocialismo, cuando alcanzó el poder?

Cualquier respuesta a esta pregunta debe tener en cuenta que estamos tratando de la historia de actitudes y modos de pensar de gente sujeta a múltiples influjos. Más aún, muchos desconocían totalmente la «solución final» que estaba a punto de aplicarse contra todo un pueblo; otros tuvieron miedo por sí mismos y por sus seres queridos; algunos se aprovecharon de la situación; otros, por último, actuaron por envidia. La respuesta se ha de dar caso por caso y, para hacerlo, es necesario conocer cuáles fueron las motivaciones precisas de las personas en su situación específica.

Al inicio, los jefes del Tercer Reich querían expulsar a los judíos. Por desgracia, los Gobiernos de varios países occidentales de tradición cristiana, incluidos algunos de América del norte y del sur, dudaron mucho en abrir sus fronteras a los judíos perseguidos. Aunque no podían prever cuán lejos iban a llegar los líderes nazis en sus intenciones criminales, las autoridades de esas naciones conocían bien las dificultades y los peligros a que se hallaban expuestos los judíos que vivían en los territorios del Tercer Reich. En esas circunstancias, el cierre de las fronteras a la inmigración judía, sea que se debiera a la hostilidad o sospecha antijudía, o a cobardía y falta de clarividencia política, o a egoísmo nacional, constituye un grave peso de conciencia para dichas autoridades.

En los territorios donde el nazismo practicó la deportación de masas, la brutalidad que acompañó esos movimientos forzados de gente inerme debería haber llevado a sospechar lo peor. ¿Ofrecieron los cristianos toda asistencia posible a los perseguidos, y en particular a los judíos?

Muchos lo hicieron, pero otros no. No se debe olvidar a los que ayudaron a salvar al mayor número de judíos que les fue posible, hasta el punto de poner en peligro su vida. Durante la guerra, y también después, comunidades y personalidades judías expresaron su gratitud por lo que habían hecho en favor de ellos, incluso por lo que había hecho el Papa Pío XII, personalmente o a través de sus representantes, para salvar la vida a cientos de miles de judíos (16). Por esa razón, muchos obispos, sacerdotes, religiosos y laicos fueron condecorados por el Estado de Israel.

A pesar de ello, como ha reconocido el Papa Juan Pablo II, al lado de esos valerosos hombres y mujeres, la resistencia espiritual y la acción concreta de otros cristianos no fueron las que se podía esperar de unos discípulos de Cristo. No podemos saber cuántos cristianos en países ocupados o gobernados por potencias nazis o por sus aliados constataron con horror la desaparición de sus vecinos judíos, pero no tuvieron la fuerza suficiente para elevar su voz de protesta. Para los cristianos este grave peso de conciencia de sus hermanos y hermanas durante la segunda guerra mundial debe ser una llamada al arrepentimiento (17).

Deploramos profundamente los errores y las culpas de esos hijos e hijas de la Iglesia. Hacemos nuestro lo que dijo el concilio Vaticano II en la declaración Nostra aetate, que afirma inequívocamente: «La Iglesia (…) recordando el patrimonio común con los judíos e impulsada no por razones políticas, sino por la religiosa caridad evangélica, deplora los odios, persecuciones y manifestaciones de antisemitismo de que han sido objeto los judíos de cualquier tiempo y por parte de cualquier persona» (18).

Recordamos y hacemos nuestro lo que afirmó el Papa Juan Pablo II, al dirigirse a los jefes de la comunidad judía de Estrasburgo en 1988: «Repito de nuevo, junto con vosotros, la más firme condena de todo antisemitismo y de todo racismo, opuestos a los principios del cristianismo» (19). La Iglesia católica repudia, por consiguiente, toda persecución, en cualquier lugar y tiempo, perpetrada contra un pueblo o un grupo humano. Condena del modo más firme todas las formas de genocidio, así como las ideologías racistas que las han hecho posibles. Dirigiendo la mirada a este siglo, nos entristece profundamente la violencia que ha afectado a grupos enteros de pueblos y naciones. Recordamos, en particular, la matanza de los armenios, las innumerables víctimas en Ucrania durante la década de 1930, el genocidio de los gitanos, también fruto de ideas racistas, y tragedias semejantes ocurridas en América, en África y en los Balcanes. No olvidamos los millones de víctimas de la ideología totalitaria en la Unión Soviética, en China, en Camboya y en otros lugares. Y tampoco podemos olvidar el drama de Oriente Medio, cuyos aspectos son muy conocidos. Incluso mientras hacemos esta reflexión, «demasiados hombres son todavía víctimas de sus hermanos» (20).

V. Mirando juntos hacia un futuro común

Mirando hacia el futuro de las relaciones entre judíos y cristianos, en primer lugar pedimos a nuestros hermanos y hermanas católicos que tomen mayor conciencia de las raíces judías de su fe. Les pedimos que recuerden que Jesús era un descendiente de David; que del pueblo judío nacieron la Virgen María y los Apóstoles; que la Iglesia se alimenta de las raíces de aquel buen olivo en el que se injertaron luego las ramas del olivo silvestre de los gentiles (cf. Rm 11, 17-24); que los judíos son nuestros hermanos queridos y amados; y que, en cierto sentido, son realmente «nuestros hermanos mayores» (21).

Al final de este milenio, la Iglesia católica desea expresar su profundo pesar por las faltas de sus hijos e hijas en las diversas épocas. Se trata de un acto de arrepentimiento (teshuva), pues, como miembros de la Iglesia, compartimos tanto los pecados como los méritos de todos sus hijos. La Iglesia se acerca con profundo respeto y gran compasión a la experiencia del exterminio, la Shoah, que sufrió el pueblo judío durante la segunda guerra mundial. No se trata de meras palabras, sino de un compromiso vinculante. «Nos arriesgaríamos a hacer morir nuevamente a las víctimas de muertes atroces, si no sintiéramos pasión por la justicia y no nos comprometiéramos, cada uno según sus propias posibilidades, a lograr que el mal no prevalezca sobre el bien, como sucedió a millones de hijos del pueblo judío… La humanidad no puede permitir que todo eso suceda nuevamente» (22).

Pedimos a Dios que nuestro dolor por la tragedia que el pueblo judío ha sufrido en nuestro siglo lleve a nuevas relaciones con el pueblo judío. Deseamos transformar la conciencia de los pecados del pasado en un firme compromiso de construir un nuevo futuro, en el que no existan sentimientos antijudíos entre los cristianos o sentimientos anticristianos entre los judíos, sino más bien un respeto recíproco, como conviene a quienes adoran al único Creador y Señor, y tienen un padre común en la fe, Abraham.

Invitamos, por último, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a reflexionar profundamente en el significado de la Shoah. Las víctimas, desde sus tumbas, y los supervivientes mediante su emotivo testimonio de lo que sufrieron, se han convertido en un fuerte clamor que llama la atención de la humanidad entera. Recordar ese terrible drama significa tomar plena conciencia de la saludable advertencia que implica: a las semillas podridas del antijudaísmo y del antisemitismo jamás se les debe permitir echar raíces en ningún corazón humano.

16 de marzo de 1998

Cardenal Edward Idris Cassidy,
Presidente

Pierre Duprey
Obispo titular de Thibaris
Vicepresidente

Remi Hoeckman, o.p.
Secretario

NOTAS

1) Tertio millennio adveniente (10 de noviembre de 1994), 33: AAS 87 (1995) 25.

2) Cf. Juan Pablo II, Discurso a la comunidad judía en la sinagoga de Roma (13 de abril de 1986), n. 4: AAS 78 (1986) 1.120; L’Osservatore Romano, edición en lengua española, 20 de abril de 1986, p. 12.

3) Juan Pablo II, Ángelus del 11 de junio de 1995, n. 2: L’Osservatore Romano, edición en lengua española, 16 de junio de 1995, p. 1.

4) Cf. Juan Pablo II, Discurso a la comunidad judía de Budapest (18 de agosto de 1991), n. 4: L’Osservatore Romano, edición en lengua española, 30 de agosto de 1991, p. 10.

5) Juan Pablo II, Centesimus annus (1 de mayo de 1991), 17: AAS 83 (1991) 814-815.

6) Cfr. Juan Pablo II, Discurso a los delegados de las Conferencias episcopales para las relaciones con el judaísmo (5 de marzo de 1982: L’Osservatore Romano, edición en lengua española, 11 de abril de 1982, p. 11.

7) Cf. Comisión de la Santa Sede para las relaciones religiosas con el judaísmo, Notas para una correcta presentación de judíos y judaísmo en la predicación y la catequesis de la Iglesia católica (24 de junio de 1985), VI: L’Osservatore Romano, edición en lengua española, 15 de septiembre de 1985, p. 18.

8) Juan Pablo II, Discurso a los participantes en el encuentro de estudio sobre «Raíces del antijudaísmo en ambiente cristiano» (31 de octubre de 1997), n. 1: L’Osservatore Romano, edición en lengua española, 7 de noviembre de 1997, p. 5.

9) Cf. Nostra aetate, 4.

10) Cf. B. Statiewski (Ed.), Akten deutscher Bischöfe über die Lage der Kirche, 1933-1945, vol. I, 1933-1934 (Mainz 1968), Apéndice.

11) Cf. L. Volk, Der Bayerische Episkopat und der Nationalsozialismus 1930-1934 (Mainz 1966), pp. 170-174.

12) La encíclica está fechada el 14 de marzo de 1937: AAS 29 (1937) 145-167.

13) La Documentation Catholique, 29 (1938), col. 1.460.

14) AAS 31 (1939) 413-453.

15) Ib., 449.

16) Organizaciones y personalidades judías representativas reconocieron varias veces oficialmente la sabiduría de la diplomacia del Papa Pío XII. Por ejemplo, el jueves 7 de septiembre de 1945 Giuseppe Nathan, comisario de la Unión de comunidades judías italianas, declaró: «Ante todo, dirigimos un reverente homenaje de gratitud al Sumo Pontífice y a los religiosos y religiosas que, siguiendo las directrices del Santo Padre, vieron en los perseguidos a hermanos, y con valentía y abnegación nos prestaron su ayuda, inteligente y concreta, sin preocuparse por los gravísimos peligros a los que se exponían» (L’Osservatore Romano, 8 de septiembre de 1945, p. 2). El 21 de septiembre del mismo año, Pío XII recibió en audiencia al doctor A. Leo Kubowitzki, secretario general del Congreso judío internacional, que acudió para presentar «al Santo Padre, en nombre de la Unión de las comunidades judías, su más viva gratitud por los esfuerzos de la Iglesia católica en favor de la población judía en toda Europa durante la guerra» (L’Osservatore Romano, 23 de septiembre de 1945, p. 1). El jueves 29 de noviembre de 1945, el Papa recibió a cerca de ochenta delegados de prófugos judíos, procedentes de varios campos de concentración en Alemania, que acudieron a manifestarle «el sumo honor de poder agradecer personalmente al Santo Padre la generosidad demostrada hacia los perseguidos durante el terrible período del nazi-fascismo» (L’Osservatore Romano, 30 de noviembre de 1945, p. 1). En 1958, al morir el Papa Pío XII, Golda Meir envió un elocuente mensaje: «Compartimos el dolor de la humanidad (…). Cuando el terrible martirio se abatió sobre nuestro pueblo, la voz del Papa se elevó en favor de sus víctimas. La vida de nuestro tiempo se enriqueció con una voz que habló claramente sobre las grandes verdades morales por encima del tumulto del conflicto diario. Lloramos la muerte de un gran servidor de la paz».

17) Cf. Juan Pablo II, Discurso al nuevo embajador de la República federal de Alemania (8 de noviembre de 1990), n. 2: AAS 83 (1991) 587-588; L’Osservatore Romano, edición en lengua española, 7 de diciembre de 1990, p. 20.

18) Nostra aetate, n. 4.

19) Juan Pablo II, Discurso a los representantes de la comunidad judía de Alsacia (9 de octubre de 1988), n. 8: L’Osservatore Romano, edición en lengua española, 20 de noviembre de 1988, p. 19.

20) Juan Pablo II, Discurso a los miembros del Cuerpo diplomático (15 de enero de 1994), n. 9: AAS 86 (1994) 816; L’Osservatore Romano, edición en lengua española, 21 de enero de 1994, p. 19.

21) Juan Pablo II, Discurso a la comunidad judía en la sinagoga de Roma (13 de abril de 1986), n. 4: AAS 78 (1986) 1.120; L’Osservatore Romano, edición en lengua española, 20 de abril de 1986, p. 12.

22) Juan Pablo II, Discurso con motivo de la conmemoración del Holocausto (7 de abril de 1994), n. 3: L’Osservatore Romano, edición en lengua española, 22 de abril de 1994, p. 15.

——-

http://www.corazones.org/doc/nosotros_recordamos.htm

Atributos de Dios: Dios es omnisciente parte 2


Atributos de Dios: Dios es omnisciente parte 2

Autor: Paulo Arieu

Actualizado: 7 sept 2012

Definición:

Dios es omnisciente [lat. Omniciens, omnis=todo, screens, de scire=saber] [0]

Dios lo sabe todo (1 Juan 3:20). Él conoce no sólo los más mínimos detalles de nuestra vida, sino los de todos los que están a nuestro alrededor, porque Él menciona que aún sabe cuando cae un pajarillo o cuando perdemos uno solo de nuestros cabellos (Mateo 10:29-30). No sólo sabe Dios todo lo que ocurrirá hasta el final de la historia misma (Isaías 46:9-10), sino que Él también conoce nuestros propios pensamientos, aún antes de que hablemos (Salmo 139:4). Él conoce nuestro corazón desde lejos; y aún nos vio antes de nacer dentro del vientre materno (Salmo 139:1-3; 15:16). Salomón expresa perfectamente esta verdad cuando dice, “…porque solo tú conoces el corazón de todos los hijos de los hombres” (1 Reyes 8:39).

Significado:

Esto significa que El sabe y conoce perfectamente todas las cosas,las que existen,existieron o aun no existen. Dios no es material o corporal (En su Santisima trinidad, El Padre y el Esp. Santo no poseen un cuerpo fisico. Jesús posee cuerpo glorificado)

Paul Washer da dos implicaciones de esta verdad, que son: 1) Dios no esta limitado a las restricciones fisicas que son communes entre los hombres. 2) Dios no es visible y por lo tanto no debe ser degradado con imagenes hechas por los hombres [1]  Nada está escondido ante los ojos de nuestro Dios. El escudriña todas las cosas, hasta lo profundo de nuestro corazón. Además, Dios tiene la infinita capacidad de interpreter todas las cosas con su perfecta sabiduria. Conocer este atributo,le infunde gran confianza y Consuelo. P. Washer comenta que Dios no solo tiene conocimiento de cada necesidad nuestra, sino también comprende cada prueba, y nos ha dado Su Palabra infalible para guiarnos por la vida.[2] 

Tambien Washer explica que “el intelecto es considerado por muchos teólogos y filósofos como una de las principales características de ser una persona. La palabra proviene de la palabra latina intellegere [inter = entre + legere = escoger] y se refiere a la capacidad de razonar, percibir, o entender. Según las Escrituras, Dios posee un intelecto mucho más allá de la comprensión del ser humano, pero nada es más allá que el conocimiento y entendimiento de Dios.[3]

La omnisiciencia de Dios, se refiere al atributo de poseer todo conocimiento.Dios conoce aun lo mas profundo de nuestros pensamientos. Sabe perfectamente lo que irán a hacer mañana los hombres, lo que harán los politicos,los lideres espirituales de las Iglesias. El conoce el dia y la hora en que Jesus volverá por segunda vez.

  • Así dijo el Eterno: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy el Eterno, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice el Eterno” (Jer. 9:23-24)

Creo que “hoy más que nunca necesitamos volver a hablar de Dios” [4] Porque ¡Cuán pocos entienden y conocen a Dios en la actualidad! La razón principal de esto es que la mayoría de las personas adquieren su concepto acerca de Dios de otras personas, en lugar de adquirirlo de la palabra inspirada de Dios, la Biblia. Es por esto que su perspectiva de Dios casi nunca está de acuerdo con la revelación bíblica acerca de lo que es él en realidad.

Un famoso juez inglés, reconocido por su fuerte creencia en Dios, a veces se encontraba con personas que decían no creer en Dios. Él siempre les pedía que describieran al dios en el cual no creían. Después de escuchar sus respuestas les decía que él tampoco creía en ese dios que acababan de describir.

Muchos maestros religiosos nunca han tenido acceso a la clave crucial que permite adquirir el conocimiento de Dios. Esta clave es el Espíritu Santo de Dios, accesible a aquellos que el Creador llama y que están dispuestos a reconocer qué y cómo somos en relación con él (Isaías 66:1-2 RV 1960). Y ese don del Espíritu de Dios es dado sólo a los que le obedecen” (Hch. 5:32 RV 1960), un requisito bíblico que muchos teólogos pasan por alto.

El apóstol Pablo explica la única forma en que la limitación del entendimiento humano puede ser superada: 

  • Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros [los verdaderos seguidores de Cristo] por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios” (I Cor. 2:9-10).

Sin el Espíritu Santo de Dios, los seres humanos no pueden comprender las cosas de Dios: 

  • Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente” (v. 14).

La creación nos habla de Dios

  • Col. 1:16 “Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.”

¿Para que era la creación? Para la gloria divina

¿Que es lo que nos revela la creación?

Aspectos importantes: 1) Orden 2) Correlación. 3) designio benévolo. 4) Génesis contiene una cantidad de aspectos gramaticales Hebreos que muestran el propósito directo de enseñar francamente la historia del mundo desde su creación.

¿Cómo podemos entonces avanzar en nuestro descubrimiento de las cosas de Dios? Estar más al tanto de las maravillas de la creación y nuestro asombroso universo es un elemento que nos puede ayudar.

  • Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos”, (Sal. 19:1), afirmó el rey David 

Sin embargo, la Biblia en sí es la clave fundamental para entender y conocer a Dios. Como ella lo declara: Toda la Escritura es inspirada por Dios” (2 Tim. 3:16).

En 1.ª Timoteo 5:23, el apóstol ordena al joven Timoteo que tome, no agua, sino un poco de vino por causa de su estómago y de sus frecuentes enfermedades. Es evidente que Timoteo no acostumbraba a beber vino, pero la gracia de Dios muestra sus cuidados por medio del Apostol Pablo hasta en estos detalles que tienen que ver con el cuerpo físico y sus debilidades: nada de malo había en beber un poco de vino.

Dios y la ecologia (mayordomia del Planeta Tierra)

Hace algunos años atrás, se había puesto de moda en muchos círculos intelectuales, “la teoría de Francis Fukuyama”, director delegado del Cuerpo de Planeamiento de Política del Departamento de Estado de los Estados Unidos, un gurú del capitalismo, oriental (japonés) nacionalizado americano, acerca del fin de la historia, a partir de su publicación en 1989 (acompañando los procesos de desmoronamiento de los regímenes de Europa Oriental y la perestroika de Gorbachov) viene teniendo particular difusión, dado el contexto de predominio ideológico liberal y particularmente neoconservador que caracteriza la producción intelectual en la presente etapa del capitalismo. El acuñó la frase “Hemos llegado al fin de la historia”

Yo escuché de este gurú hace mas de 20 años atrás cuando estaba estudiando tecnicatura en informática en el terciario. Será posible que estemos en el umbral del más maravilloso y emocionante evento de la historia: la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo?

Es posible. Pero el dia y la hora solo Dios lo sabe, y aun cuando vemos que muchas de las señales se han cumplido, y que nuestra sociedad se hace cada dia mas apocaliptica, esta realidad escatologica no ha cambiado. Y si la vebnida del Señor se demora, por razones que solo El lo sabe, nos encontramos ante la necesidad de enfrentar el desafio de predicar el evangelio de Cristo en un contexto distinto del que nos toco a nosotros vivir cuando eramos niños.Muchos de los paises se enfrentan ante la realidad de que sus recursos naturales se estan por agotar. Ni le cuento la preocupacion que existe por el agotamiento del petroleo. Y mejor que no estalle una guerra en Medio Oriente, ya que los precios internacionales se verán afectados por el desabastecimiento del petroleo.

Pero Dios que todo lo sabe,previó a través del mandato divino de poseer la tierra que el hombre la administraría, proveyendo honradamente para su sustento y el de su familia. Lamentablemente, junto con la explosión tecnológica de los países del primer mundo, vino un abuso de este mandato, cayendo los hombres en severos pecados ecológicos. Asi como hay pecados teológicos (contra Dios), antropológicos (contra el ser humano), hay pecados ecológicos (deshonra a la soberanía del Creador al mal administrar los recursos del Planeta Tierra).

  • “E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno.  Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.  Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así.” (Gen. 1:25-30)

Parece tan lejano en el  tiempo la realidad de este pasaje que muchas veces nos lo olvidamos.  Durante el texto creacionista de Genesis 1, los autores del comentario bíblico de génesis nos ayudan a ver tres cosas importantes: Que: a) Primero se anuncia la decisión y participación de la divinidad toda de crear al hombre, consistente con la enseñanza bíblica de un Dios trino. b) Segundo, su identidad y relación especial con Dios (a imagen y semejanza) que lo distingue de todos los otros seres vivientes. c) Por último su propósito: para ejercer dominio sobre lo creado en tierra, mar y aire. Se aclara que Dios crea al hombre y a la mujer dando así origen a la humanidad completa. Ambos fueron creados a imagen y semejanza, pero con diferenciación sexual. Tres veces se usa el verbo creó, reservado exclusivamente para la actividad creadora de Dios. Dios bendice al hombre y a la mujer capacitándoles para la procreación, la ocupación del medio y el ejercicio de dominio sobre los otros seres vivientes. Además, Dios permite que las plantas sirvan de sustento al hombre y a los animales. Dios concede una elevada evaluación a todo lo creado que presenta un cuadro de perfecta armonía y equilibrio entre todos los seres y elementos creados.[5]

El sabe perfectamente que es lo que sucederá cuando los recursos naturales de nuestros paises se agoten.Creo que el colapso total de la nación de Haiti luego del gran terremoto, debe haber hecho  tomar conciencia a mas de uno de la precariedad de los recursos naturales en casi todos los paises llamados del tercermundo. Y la falta de interes de las naciones para reconstruir nuevamente el pais desbastado. Seguramente no es un gran negocio invertir dinero para reconstruirlo.

Al principio, citando a Washer, cité que Dios tiene la infinita capacidad de poder interpreter absolutamente todas las cosas con su eterna y perfecta sabiduría, Dios no solo tiene conocimiento de cada necesidad nuestra, sino también comprende cada prueba que pasamos, cada situación particular que atraviesan las naciones.

Recientemente,durante el mes de marzo de este año 2012, se celebró el dia mundial del agua. Se trató acerca de la problemática del agua como recurso natural no renonavble. Uno de los grandes problemas a los que deben enfrentarse los gobiernos nacionales y las instituciones políticas y económicas mundiales es el tema del agua. No olvidemos que el agua es, como recuerda Naciones Unidas, el principal recurso en la producción de alimentos. Y que su escasez, sumada a la mala gestión, es el detonante de las crisis alimentarias y de las hambrunas que han azotado recientemente el cuerno de África. Lamentablemente los grandes mandatarios, sumidos en sus crisis económicas y políticas, miran para otro lado.

Yo soy de los que creen que todos los hombres, sin excepciones, tienen derecho a un uso equitativo y justo de los bienes de la tierra. Lo que exige que un elemento imprecindible para la vida humana como es el agua, un bien del que depende la vida buena de toda la población mundial, nos llegue a todos en condiciones de higiene y salubridad. Esto no es comunismo, es sentido común santificado. La cuestión ecológica amenaza los recursos hidrológicos, pero también la corrupción y el uso fraudulento del agua comprometen el derecho a la vida y a la nutrición de millones de seres humanos. Ésta es una cuestión de responsabilidad y de justicia que debe primar en las políticas nacionales, y en la acción de las industrias y organismos económicos que operan a escala mundial.

De ello depende, en muy poco tiempo, la vida de casi 2.000 millones de seres humanos!

Luego de haber vivido cinco años en Santo Domingo, Republica Dominicana, donde no se puede beber agua corriente por temor a las amebas que infectan el agua corriente, tomé conciencia de esta gran necesidad humana. Recuerdo que los primeros meses de mi estadía en ese pais, mi salud se veia afectada por la problematica intestinal. Las amebas infectan las verduras, ademas del agua para beber, debiendo hervir todo y comprar agua en bidon, para evitar la aflicción intestinal. Y cuando visitaba a algun hermano en la fe que era de escasos recursos economicos y me ofrecia agua coriente, yo me preocupaba!

En la capital de Repáblica Dominicana, Santo Domingo, a pesar de estar rodeados de rios, no todos pueden acceder a agua descontaminada. Que lamentable. Y muchas veces ni habia agua para bañarse. Habia que juntar en tanques, si en la casa uno no tenia cisterna donde almacernarla.  Y muchos dominicanos juntan el agua de lluvia para higuienizarse o incluso para beberla.

Me preocupa la ocurrencia frecuente de actos corruptos en el proceso de concesión de territorios y sin la consulta debida a los pueblos que los habitan. En la declaración final del simposio latinoamericano y caribeño convocado por el CELAM, relacionado con el tema de la  Espiritualidad cristiana de la ecología, en la capital de mi pais, Buenos Aires (domingo, 29 de agosto de 2010), un grupo de teologos católicos expresaron que

(1) La enorme biodiversidad de América Latina y El Caribe ofrece servicios ambientales para todo el planeta, hecho que trasciende la significación mercantilista actual y que brinda verdaderos beneficios. Esta biodiversidad está siendo aniquilada irreversiblemente: solamente en Amazonía, poco más del 17% de la selva ha desaparecido y la tasa de extinción de especies llega a ser mil veces superior a la histórica. Asistimos a una creciente destrucción ambiental por deforestación, contaminación debido a residuos industriales y urbanos, minería a cielo abierto, monocultivo extensivo, el avance de la desertificación, extracción de hidrocarburos, entre otros, que afectan asimismo recursos vitales para los pueblos, como son el agua dulce y provisión natural de alimentos, especialmente entre los más pobres. (2) Los estilos de vida predominantes en una parcela de la humanidad, de consumo desmedido, conllevan a un desequilibrio entre la creciente demanda de recursos naturales, renovables y no renovables, y la disponibilidad de la tierra -junto al riesgo de aniquilación de la biodiversidad- así como también, el agotamiento de energías de bajo costo que amenazan el desenvolvimiento de las sociedades en el mediano plazo. Diversas catástrofes ambientales sobre el planeta, tanto naturales como antropogénicas, en las últimas décadas dan prueba de ello. Asimismo estas catástrofes -tal como el calentamiento global y sus efectos de fenómenos meteorológicos severos en el contexto de cambio climático (sequías, inundaciones, tormentas, etc.) y la contaminación de aguas y suelos, debido a la producción irresponsable, entre otras- y el despojo forzado de territorio provocan la ocurrencia de numerosos desplazados y refugiados ambientales que genera aún más pobreza. (3) La actividad económica predominante en las culturas tecnológicamente desarrolladas, bajo la lógica de la eficiencia, maximización de la ganancia en pocas manos y socialización de la pérdida, se caracteriza por el olvido de la dimensión sagrada y espiritual de la naturaleza -como parte de la creación amorosa de Dios fuente de Vida- y de la gratuidad de los bienes y servicios ofrecidos por ella. Se evidencia la falta de responsabilidad en el manejo de las fuentes de energía y recursos naturales que se van agotando bajo patrones de producción y consumo insustentables que no asumen los costos ambientales presentes que terminan siendo pagados por los pobres y ponen en peligro la supervivencia de generaciones presentes y futuras [6]. 

En 1Timoteo 5:23, el apóstol ordena al joven Timoteo que tome, no agua, sino un poco de vino por causa de su estómago y de sus frecuentes enfermedades. Es evidente que Timoteo no acostumbraba a beber vino, pero la gracia de Dios muestra sus cuidados hasta en estos detalles que tienen que ver con el cuerpo físico y sus debilidades: nada de malo había en beber un poco de vino.

Mattew Henry comenta al respecto que

El apóstol encarga también a Timoteo que cuide su salud. Como no tenemos que hacer del cuerpo nuestro amo, tampoco debemos hacerlo nuestro esclavo, sino usarlo de modo que nos sea muy útil al servicio de Dios.[7]

Seguramente las aguas estaban contaminadas,como lo estan actualmente, No significa esto que nosotros debamos beber alcohol porque si nomas, utilizando este pasaje como pretexto, y haciendo mal uso de nuestra libertad en Cristo. Si creo que debemos preocuparnos por la salud de muchos de aquellos que no pueden beber agua natural o no pueden pagar agua purificada y envasada en un botellón.

A lo largo de mi vida cristiana he oido muchas predicaciones respecto al pasaje de I Timoteo 5, animando a los cristianos a tener fe que Dios puede sanar su enfermedad o proveerle algun remedio que le alivie su malestar. También he escuchado sermones que procuran poner a resguardo al cristiano ante el peligro que se suscita el ingerir bebidas alcoholicas.Yo realmente no bebo casi nunca alcohol. Es muy rara la oportunidad que lo hago. En República Dominicana una sola vez ingerí una cerveza y me recordaron la prohibición evangélica de beber alcohol. Todo esto es bueno, en su justa medida, claro que si, pero no recuerdo una sola predicación en mi vida donde se mes haya hecho tomar conciencia ecologica y se me haya recuerdado el mandato de mayordomía del Génesis.y nombrar la palabra ecología entre los evangélicos de corte fundamentalista o carismatico es sinonimo de nueva – erista.

Lamentablemente, fueron los nueva eristas los que dieron la voz  de alarma primero y empezaron a reflexionar a fin de que se tome conciencia de esta peligrosa dimensión social que se vive hoy en dia en los paises del “tercer mundo”.

Dios sabe todas las cosas, pero nosotros somos responables de lo que hacemos, y de lo que enseñamos para que otros  tomen conciencia de sus necesidades básicas, sean de índole espiritual o de índole humana.

  •  acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. (Heb. 10:22 RV 1960)

Fijémosnos que el autor de la epístola a los Hebreos nos exhorta a acercarnos a Dios a) con fe, b) con una conciencia limpia de pecado c) con un cuerpo lavado y con agua pura,no con cualquier cosa.Recordemos que los cristianos somos templo del Espiritu Santo.

Simon J.Kistamaker, comenta al respecto de este pasaje

Cuando el escritor de Hebreos dice que nos acercamos a Dios “con corazones rociados para limpiarnos de una conciencia culpable” y con “cuerpos lavados con agua pura”, él se está refiriendo a lo interno (corazones) y a lo externo (cuerpos). La frase lavados con agua pura nos hace recordar el bautismo. Pero el bautismo en sí mismo es solamente un acto externo experimentado objetivamente. Su contrapartida es el rociamiento de nuestros corazones con la sangre de Cristo (Heb. 9:14). Este rociamiento es un acto interno que se apropia subjetivamente. Se nos exhorta a acercarnos a Dios con el cuerpo y el alma purificados de pecado. El corazón es el centro de nuestra vida moral. Dice el escritor de Hebreos: “Nuestros corazones [están] rociados [con la sangre de Cristo] para limpiarnos de una conciencia culpable”. Esa sangre libera al creyente. El puede ahora libremente acercarse al trono de gracia porque su conciencia está limpia. Por fe él se ha apropiado del perdón del pecado por medio de Cristo. El sabe que Cristo ha quitado para siempre la culpa que le impedía acercarse a Dios. El bautismo no era algo desconocido para los judíos. La ley de Moisés estipulaba que el sumo sacerdote, en el Día de la Expiación, debía bañarse antes de ponerse sus vestiduras para entrar al santuario (Lv. 16:4; v. Ex. 29:4; Lv. 8:6). Y Ezequiel profetiza que Dios rociará agua limpia sobre su pueblo para lavarlos de las impurezas espirituales (Ex. 36:25). En su epístola, el escritor de Hebreos menciona el “agua pura” usada para lavar nuestros cuerpos. Esa agua limpia simbólicamente al creyente del pecado. “Cristo amó a la iglesia [la casa de Dios] y se dio a sí mismo por ella para santificarla, purificándola por el lavamiento con agua por la palabra” (Ef. 5:25–26).[8]

El relaciona esta expresión con el bautismo. Kistamaker espiritualiza un poco el pasaje. Probablemente, creo yo, el autor de la epístola se esté refiriendo a la influencia gnóstica entre los creyentes de aquella epoca, que negaban la humanidad o la deidad de Cristo, y despreciaban la santificación del cuerpo. Es muy posible.Pablo se refirió mas detalladamente a esta problemática en la epístola a los Colosenses y Juan en sus epístolas.

Pero yo me pregunto , como combatir el gnosticismo o combatir la falta de educación si se da el caso y poder presentarnos de modo agradable para adorar a Dios si no contamos con los recursos necesarios? O no están disponibles porque, como sucedía en República Dominicana, el encargado del agua del sector, no abría las llaves de agua para que se distribuyera entre la gente, porque estaba involucrado en la venta del agua por medio de caminones en forma personal, obligándonos entonces a comprarle el agua para llenar las cisternas vacías de varios días ya que no había otro medio. Eso me pasó varias veces mientras yo viva alli. No me lo contó nadie. Lo vivi de manera personal. Y muchas veces tuve que comprar un galon de agua para poder bañarme.Y menos mal que contaba con recursos económicos como para poder hacerlo. Dios nunca me abandonó, siempre me guardó y me proveyó lo necesario para vivir. Y esta debe ser nuestra confianza en nuestra expectativa de vida cristiana. Pero no debemos por esto ser negligentes. Nuestros lideres deberian exhortar a los presidentes a que tomen medidas respecto a la ecologia. Pero todavía no toman conciencia nuestros presidentes.

Duarnte mis vacaciones con mi esposa en un crucero, pude ver de cerca a hindúes. Acá en Estados Unidos, están casi totalmente occidentalizados, aunque aun guardan algunas de sus costumbres. Pero en la India, las aguas estan totalmente contaminadas. Ni hablar del rio Ganges, donde ellos realizan sus rituales sagrados.Los misioneros se ven obligados a beber coca-cola para evitar la enfermedad. Los fakires, que pertenecen a algunas castas sacerdotales no se bañan. Son santones,viven asi, en algun lugar, dedicados a la meditacion y el culto a alguno de sus tantos dioses. En occidente no hay problemas em general con las creencias orientalistas,pero en lugares como la India,China,Japon,etc, si los hay.

Hoy no tenemos problemas con los gnósticos, en nuestras iglesias, hasta donde yo conozco. Pero si tenemos serios y graves problemas con el capitalismo corrupto de nuestra sociedad que nos rodea. Que destuye los recursos naturales a una velocidad vertiginosa.  Fukuyama se hizo conocido sobre todo por haber escrito el controvertido libro, El fin de la Historia y el último hombre El fin de la Historia y el último hombre (en el original, en inglés es un libro de 1992 de Francis Fukuyama, basado en su ensayo de 1989 “¿El Fin de la Historia?”, publicado en el periódico de asuntos internacionales.

En el libro, Fukuyama expone una polémica tesis, la Historia humana, como lucha de ideologías ha terminado, con un mundo final basado en una democracia liberal que se ha impuesto finalmente tras el fin de la Guerra Fría. En este libro el defiende que la Historia humana como lucha entre ideologías ha concluido, ha dado inicio a un mundo basado en la política y economía neoliberal que se ha impuesto a las utopías tras el fin de la Guerra Fría. Inspirándose en Hegel y en alguno de sus exégetas del siglo XX, como Alexandre Kojève, afirma que el motor de la historia, que es el deseo de reconocimiento, el thymos platónico, se ha paralizado en la actualidad con el fracaso del régimen comunista, que demuestra que la única opción viable es el liberalismo democrático, que se constituye así en el llamado pensamiento único: las ideologías ya no son necesarias y han sido sustituidas por la Economía. Estados Unidos sería así la única realización posible del sueño marxista de una sociedad sin clases.

Pero esto no significa que ya no sucederán más cosas a través de la historia: la historia generalmente va determinada por la ciencia y ésta no ha encontrado todavía sus límites.En la actualidad sería el turno de la biología y los descubrimientos que se hagan actualmente en esta ciencia determinarán el futuro. Algunos consideran que Fukuyama es un humanista que cree en la cultura, la ciencia y la Ilustración como base moral capaz de desplazar a la religión, y que a través de los derechos humanos universales se puede llegar a unos deberes humanos igualmente universales. Otros, en cambio, consideran que su discurso adolece de un sesgo semejante al del propio Hegel, quien veía la realización de su pensamiento en el Estado alemán. Fukuyama haría lo mismo por el proyecto económico y político estadounidense.

Verdad,mentira, quizás un profeta visionario del stablishment económico del mundo de las empresas, o lo que creamos que pueda ser este intelectual, lo que si sabemos es que esta dispensación se encamina seguramente al fin. Y muchas son las señales que se están anunciando que posiblemente presagian lo peor.

  • “De la higuera aprended la analogía: Cuando su rama ya está tierna y brotan sus hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, sabed que está cerca, a las puertas. De cierto os digo que no pasará esta generación hasta que todas estas cosas sucedan. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”.

La higuera, juntamente con el olivo, la vid y la zarza (o espino), son una imagen de Israel, o sea un ejemplo del judaísmo. Estos cuatro “árboles” son mencionados en un mismo pasaje, en Jueces 9:8-15. Aparte de éstos, la granada también es una descripción del pueblo judío. El pasaje bíblico quizás más exacto, referido a la higuera como analogía de Israel, lo encontramos en Oseas 9:10, donde Dios el Señor dice:

  • “Como a uvas en el desierto, hallé a Israel; como el fruto temprano de una higuera primeriza, vi a vuestros padres…” Esto también es lo que expresa Jeremías 24:3-7: “Y Jehovah me dijo: — ¿Qué ves, Jeremías? Yo dije: — Higos. Higos buenos, muy buenos; e higos malos, muy malos, tan malos que no se pueden comer. Entonces vino a mí la palabra de Jehovah, diciendo: – Así ha dicho Jehovah Dios de Israel: Como a estos higos buenos, así consideraré, para bien, a los que fueron llevados cautivos de Judá, a quienes eché de este lugar a la tierra de los caldeos. Pondré mis ojos sobre ellos, para bien, y les haré volver a esta tierra. Los edificaré y no los destruiré; los plantaré y no los arrancaré. Les daré un corazón para que me conozcan, pues yo soy Jehovah. Ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios, porque volverán a mí de todo corazón.”

Más allá de esto, la higuera contiene una analogía profética de mucho significado, lo cual podemos ver también en los discursos de Jesús sobre el fin de los tiempos:“De la higuera aprended la analogía: Cuando su rama ya está tierna y brotan sus hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, sabed que está cerca, a las puertas” (Mateo 24:32-33).

Debemos mirar la higuera, Israel, a la luz profética de la Biblia y preguntarnos qué podemos aprender de la misma: “De la higuera aprended una analogía…” Lamentablemente, aún algunos supuestos teólogos, comenta el evangelista argentino Luis Palau, en particular de Europa,ya no esperan la segunda venida de Cristo, esta esperanza gloriosa. El comenta que:

“Han rechazado la enseñanza bíblica acerca de la segunda venida de Cristo. A pesar de que uno de cada 25 versículos del N.T. tocan este tema, ellos no hacen caso.“[9]

El medio oriente ha ocupado la atención del mundo más que ninguna otra región; desde 1945, muchos eruditos y estudiosos de la Biblia han determinado que Israel es el reloj de Dios, y que es esta tierra santa la que marcará las agujas de los acontecimientos del final de los tiempos. Desde 1948, Israel y sus vecinos árabes han mantenido relaciones inestables y combatido en varias guerras. Sin duda alguna los hechos históricos que han generado grandes cambios políticos y sociales se producen aparentemente de la nada y de la noche a la mañana. Es por eso que no me extraña el efecto dominó que está ocurriendo en el Medio Oriente. La historia del Mundo Árabe en el transcurso del siglo XIX estuvo marcada por el proceso de penetración colonial europea, que impuso ciertos esquemas y que dejó profundas secuelas en la sociedad y en la economía. El devenir de los acontecimientos en estos países islámicos tiene una profunda raíz cimentada en las dificultades económicas y las dictaduras, que fueron la chispa que encendió las protestas sociales en Túnez, Egipto y ahora en Libia, pero el trasfondo sigue siendo religioso, político y siempre está de por medio el “oro negro”, ya que el petróleo es el principal recurso de la región.Las sociedades árabes tienen en común un profundo malestar por la falta de oportunidades, la terrible corrupción y las humillaciones cotidianas por parte de los que sustentan el poder.

Dios e Israel

Hablando sobre el agotamiento de nuestros recursos naturales en el planeta, creo que Israel es un modelo de mayordomia a mirar. Una vez mas Israel debe ser analizada a la luz de los cumplimientos proféticos de la biblia, por haber recuperado su patria y por haber sabido como reverdecer en medio del desierto.Ademas, porque debemos recordar los cristianos que todo comenzó alli hace unos 2000 años.

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, dijo hoy (7 sept. 2012), que aunque la amenaza nuclear iraní se ubica entre las principales inquietudes de Washington, Israel y Estados Unidos no coinciden con respecto al momento de un ataque militar, informaron medios locales.

«El desafío iraní es mutuo, sin embargo, los relojes de Israel y Estados Unidos tienen ritmos diferentes», dijo Barak durante un brindis de Rosh Hashaná con motivo del Año Nuevo Judío. El ministro también hizo énfasis en que, al final, el gobierno israelí será quien tome la decisión sobre cómo actuar en relación con una operación militar contra las instalaciones nucleares iraníes.[10]

Shimon Peres realizó declaraciones fuertisimas, cita el tabloide Universocristiano.com:

Desde Hitler no hay un líder como Ahmadinejad.

Expresión terrible, en referencia al presidente irani Ahmadinejad. Y tambien se cita lo que Peres declaró sobre las intenciones iraníes:

“Irán busca dominar en Medio Oriente con la hegemonía del terror y religión. Envían armas y apoyo a Hamas y Hezbollah”. [11]

¿Qué es lo que puede pasar después de las revueltas en toda esta región del medio oriente,lo que se conoce como La primavera Arabe?

Una respuesta bastante interesante la da un artículo publicado por un tabloide de internet,que dijo que

si no se consolida un sistema democrático y no se mantienen los compromisos y acuerdos internacionales de respeto y paz, los islamistas alcanzarían el poder rápidamente. Ellos mismos han afirmado múltiples veces que están dispuestos a desaparecer al Estado de Israel del mapa. En caso de instaurarse el islamismo en el poder egipcio, estos empujarían al resto de países árabes —especialmente a Siria y Jordania— a una revolución islámica para entrar en guerra contra Israel, y sin duda generando un conflicto de envergadura mundial. Las sociedades de estos países árabes, en general, están buscando justicia social y democracia. Lo peligroso puede llegar a ser la filtración de otra clase de líderes, que si bien no son dictadores, sí pueden llegar al poder con el único propósito de sembrar odio y terrorismo en estas naciones y pretender atacar a Israel y a otros países que no compartan sus ideas; este sería un desastre total para toda la región y para el resto de la humanidad. [12]

El Rabino Jaim Kanievsky,  recientemente se refirió a la marcha tumultuosos acontecimientos en Egipto, Libia, Túnez, Irán y otros lugares de Oriente Medio.

“La gente ha venido a mí y me dicen que es ‘Gog y Magog,’”. “No podemos saber. Pero es probable que cualquier inquietud que Dios crea muestra que el Mesías viene, y que tenemos que empezar a prepararnos para ello y volvernos más fuertes. ”  [13]

La Guerra de Gog y Magog se acerca, el Mesías viene, y tenemos que estar preparados y ser más fuertes espiritualmente como el regreso del Señor se acerca.  Hoy en día, estamos viendo el tipo de “rebeliones” y “anarquía” que el Señor Jesús advirtió en Mateo 24 y Lucas 21 precedería a su regreso. Es más, creo que estamos cada vez se acerca lo que los profetas hebreos llamado el “Día del Señor”, los tumultuosos acontecimientos que nos llevará a la derecha en lo que Jeremías llamó “el tiempo de angustia para Jacob” (Jeremías 30:7), lo que Jesucristo llamó a la “gran tribulación” (Mateo 24:21), y lo que el apóstol san Juan describe en detalle horrible en el Libro de Apocalipsis.

Y acaso,ya olvidamos que Israel,  que es el reloj de Dios, es también la higuera que menciona el Señor Jesús en Mateo 24,  que floreció en el desierto?


Recientemente los demócratas incorporaron en su plataforma política menciones a Dios y a Jerusalén. El documento restableció así una frase incluida en la Plataforma Política de 2008, que aludía a Jerusalén como la capital de Israel y refrendaba el ‘inquebrantable compromiso de Estados Unidos con la seguridad de Israel’.[14]

Los demócratas reconocieron a Jerusalem como la capital de Israel en EE.UU.  El presidente Barack Obama, aprobó el miércoles, una modificación a su plataforma que reconoce a Jerusalem como la capital de Israel, tal como figuraba en el texto de 2008.

“Jerusalem es y seguirá siendo la capital de Israel”.[15]

Jimmy de Young, fue testigo presencial en Jerusalén de lo que se consideran los 4 mayores procesos proféticos que señalan quizás el regreso inminente de J.C., durante el ataque de Israel por parte del “loco de Bagdad”, Saddam Husseim: a) una inmigración masiva o aliya, de los judíos a Jerusalén.  b) una coalición de paises contra Israel c) una anticipacion de paz entre las naciones del Medio Oriente, y d) los preparativos para la construcción del próximo templo de Jerusalen.[16]

Sin duda, Israel en una piedra metida en el zapato de las naciones del Medio oriente, países islámicos que rechazan a Israel por su religión, por su alianza con los paises occidentales y porque es una potencia tecnológica y bélica en toda esa zona.

Ayer, la presidenta de mi pais, Cristina de Kirchner, reinauguró una histórica sinagoga de Moisés Ville. La Sinagoga Brener de la ciudad de Moisés Ville, es considerada un emblema de la comunidad judía de esa zona de la provincia de Santa Fe.Este edificio que fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1999.Es “un edificio sencillo, pero que ha sido pensado hasta en la forma del ingreso de la luz, lo que es típico de Europa Oriental”. “Además tiene el Arón Kodesh (Arca Sagrada de la Ley) que fue hecho por un artesano ebanista, en la década del ‘20, cuando la organización era presidida por Israel Weisburd quien lo trae al artesano Abraham Silberman y hace todo al estilo renacentista italiano una obra de arte. La araña principal del templo fue adquirida en una subasta del mobiliario que se había salvado del incendio del primer Teatro Colón, y en la que se observan los rostros de la Tragedia y de la Comedia.La restauración del edificio fue una tarea de muchos años en los que miembros de la comunidad pidieron ayuda para recuperar un monumento histórico. En el 2008, el World Monument Found había insertado a esta sinagoga entre los 100 sitios de peligro de deterioro de la humanidad.[17]

Pero no siempre los eventos judios fueron tenidos en cuenta y respetados.La época de Hitler,durante la Segunda Guerra Mundial, fue terrible para esta colectividad en la Europa conquistada por los nazis.Terrible período en la historia de este pueblo.

Hubo un período de siete años en la historia judia que cumplió con cada detalle de la advertencia de Moisés (Deut. 28:47-48,62,66-67 RV 1960),y ese fue el holocausto nazi. Durante el regimen de Hitler,perecieron seis millones de judíos.Otro profeta hebreo, Ezequiel 37). Ezequiel vió un gran campo con una multitude de huesos desconyuntados, separados y esparcidos en tumbas abiertas. Mientras Ezequiel vió asombrado, Dios sopló sobre los huesos,provocando que los huesos se sacudieran y se pegaran unos con otros. Pronto Ezequiel vió levantarse un gran ejército de la tumba y regresar a Israel (Ez. 37:21-24 Rv 1960). Ya no estarian divididos entre las tumbas del norte y las del sur,sino serian una sola nación.Ezequiel vio la resurrección nacional de Israel del Cementerio de las naciones gentiles. En la década de 1940 en medio de una posible aniquilación, la predicción de Moisés de gran tribulación y la profecía de Ezequiel de una resurrección nacional le dió a los sobrevivientes del Holocausto la esperanza de volver a su tierra original. Despues de que los judíos fueron dispersados en 70 A.D., y esparcidos entre las naciones gentiles,y quedaron sin hogar, Dios cumplió su pacto con Abraham y trajo a su simiente de vuelta a la tierra que le prometió a Abraham. En 1967 durante la guerra de los seis dias, se recordó el pacto de David por la ciudad de Jerusalen cuando los judios volvieron a unir el este  y el oeste de jerusalen  bajo una sola cobertura judía. Por lo cual Jersualen se convirtió en la capital unida de Israel.(Sal102:16 RV 1960).  Esta generación ha sido testigo del regreso de los judios de los cuatro rincones de la tierra de vuelta a su tierra. El desierto que Isaías vio ahora esta floreciendo como una rosa y llenando el mundo de frutos. Las profecias antiguas profetizaron acerca de Israel,lo preservaron y produjeron su renacimiento;todo porque Dios no puede retractarse de lo que ha prometido. [18]

Un alegato favorito de ese campo pensante dice que las profecías concernientes al regreso de Israel a la tierra se cumplieron cabalmente cuando en el año 538 A.C.  se produjo el regreso de los judíos de la cautividad babilónica.  El  regreso fue permitido por un edicto del rey Ciro.  Si al lector le queda aunque sea una zurrapita de duda en su cargada mente sobre si las profecías del antiguo Testamento son ‘historia’ o si todavía tienen ‘perspectiva futura’, abra su Biblia al profeta Amós, capítulo nueve, y lea allí los versículos 14 y 15.  Dicen estos versículos así: “Y tornaré el cautiverio de mi pueblo Israel”, –  o como dicen otras versiones – “cambiaré la fortuna o suerte de Israel, y edificarán las ciudades asoladas y las habitarán; y plantarán viñas, y beberán el vino de ellas; y harán huertos y comerán del fruto de ellos.  Pues los plantaré sobre su tierra, y nunca más serán arrancados de su tierra que yo les di, ha dicho Jehová Dios tuyo”.De las diez promesas contenidas en esta profecía, sólo la primera “los traeré de la cautividad”, puede decirse, si se quiere, que se cumplió a cabalidad con el regreso de Babilonia.  En contraste, con el regreso que se ha venido produciendo desde el año mil ochocientos y pico, ha sido evidente el trabajo de los judíos por reedificar y reinstaurar la vida en las ciudades antiguas y asoladas como dice la profecía.  Tan literal ha sido este esfuerzo, que hasta el nombre antiguo ha sido preservado para estas ciudades.  Lo mismo es cierto también de las promesas restantes en esta profecía.  Note con especialidad la última parte del versículo quince:  “Los plantaré sobre su tierra y nunca serán arrancados de su tierra. . .”  Pero . . . ¡Los judíos volvieron a ser arrancados después del regreso de Babilonia! Estudiando los profetas del antiguo Pacto, uno llega a la conclusión de que ellos hablaron de dos restauraciones de Israel a su tierra.  La primera restauración tuvo cumplimiento al regreso del exilio babilónico.  La otra comenzó con las primeras olas de inmigrantes venidos de Rusia alrededor de 1882, 1884, y fechas  sucesivas.  Los historiadores judíos hablan de siete aliyahs u olas de regreso y afirman que desde el principio de estas aliyahs en 1882, hasta la fundación del Estado de Israel en 1948, regresaron a Palestina 550.000 judíos.  En los primeros seis años después de la declaración de la independencia de Israel, y la promulgación de la “Ley del Retorno”, 727.00 judíos más ingresaron a Palestina.  Y así  las ‘aliyahs’ han seguido y seguirán sus movimientos ondulantes hasta hacerse completa.[19]

Para fortalecer esta argumentación, citaremos ahora el capítulo 11:11 del profeta Isaías, que lee así:

  •  Asimismo acontecerá en aquel tiempo, que Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las costas del mar. Y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.”.(Is.11:11-12 RV 1960)

En el año 70 de la era cristiana, las hordas romanas destruyeron a Jerusalén y el templo.  Tres años más tarde los romanos conquistaron la fortaleza Masada.  Alrededor del año 132 de la era cristiana hasta el 135, se llevó a cabo la última rebelión judía contra los romanos encabezada por Simón Barcochbá.  A raíz de estos acontecimientos, los romanos expulsaron a los judíos de Jerusalén, y les prohibieron regresar allí o encarar la muerte.  Los romanos cambiaron hasta la fisonomía de la ciudad, y le cambiaron el nombre de Jerusalén por Aelia Capitolina.  Por cierto, Israel cesó como nación para convertirse en una provincia romana a la cual llamaron Siria-Palestina.  Esta expulsión comenzó el Galut o Diáspora o dispersión de los judíos que ha duró casi dos mil años.  Los judíos fueron literalmente “arrancados” de la tierra que Jehová les dio.  Es claro, entonces, que la profecía de Amos 9 no apuntaba hacia el regreso de Babilonia sino que Amós hablaba para nuestros tiempos.[20]

Hablar de Israel nos obliga a recordar la figura de Lutero, quien ha sido calificado erroneamente muchas veces como antisemita y odiado y desprestigiado por este motivo. En los últimos años, a pesar del ecumenismo con el vaticano, algunos autores católicos han intentado descalificar a Lutero y asi desviar la atención de posibles responsabilidades de la iglesia católica en el Holocausto hacia la supuesta culpabilidad de Lutero en ese episodio. Así como Calvino es descalificado y se ha convertido en sinónimo de intolerancia, por haber participado de la muerte del médico arriano Miguel Angel Servet, asi Lutero es acusado a mi modo de entender descontextualizadamente de antisemita,lo cual es un mito.

EL MITO ANTIPROTESTANTE DEL ANTISEMITISMO DE LUTERO 

El historiador y teólogo español Cesar Cidal Manzanares escribió en un artículo para el portal online @protestantedigital  la siguiente reflexión:[21]

De entrada,  Lutero manifestó al inicio de su carrera como reformador una compasión hacia los judíos que no era habitual en la Alemania católica de la época. No deja de ser significativo que en uno de sus escritos de esa época llegue incluso a indicar que hasta cierto punto la falta de conversión de los judíos al cristianismo arranca, fundamentalmente, del maltrato que ha recibido de la iglesia católica. Durante los años siguientes, los judíos dejaron de tener interés para Lutero envuelto en una controversia teológica en la que se jugaba personalmente la vida y Europa, su futuro.De esa situación, salió al final de su vida al redactar un tratado titulado “Los judíos y sus mentiras”  (1543).

Hasta Lutero habían llegado noticias de cómo los judíos difundían la noticia de que Jesús era el hijo de una prostituta:  Así lo llaman (a Jesús) el hijo de una prostituta y a su madre, María, una prostituta, que lo tuvo en adulterio con un artesano. La acusación era cierta ya que, efectivamente, en algunos pasajes del Talmud se hace referencia a que María es una adúltera y Jesús es llamado específicamente bastardo. Lutero no se limitó en su acusación a los insultos dirigidos contra Jesús y su madre. Además, consideraba que los judíos eran un colectivo que, mediante la usura, oprimía a los más humildes.Lejos de seguir la línea propia de la Reforma de respeto a la libertad de expresión y de culto, Lutero continuó una multisecular tradición católica. Es precisamente esa circunstancia la que explica la reacción que provocó el panfleto de Lutero.Sin embargo, en la Europa protestante, el texto de Lutero fue repudiado. El príncipe de Hesse –que, supuestamente, debía haber escuchado la enseñanza de Lutero– se negó rotundamente a expulsar a los judíos siguiendo el ejemplo de los Reyes católicos y los mantuvo en su territorio. Felipe Melanchton, la mano derecha de Lutero, también manifestó su oposición al texto señalando que no debía seguirse sus directrices. Fue la posición generalizada de las iglesias nacidas de la Reforma y era lógico que así fuera. La Reforma había introducido en las mentes y los corazones de las personas un principio fundamental que no era otro que el de juzgar las acciones y las enseñanzas de todos los hombres a la luz de la Biblia.Partiendo de esa base, nadie se consideró obligado a seguir el criterio de Lutero si chocaba con la Biblia lo que, dicho sea de paso, era el caso.Ahora, a pesar de la autoridad moral de Lutero, en la Europa protestante nadie lo siguió en sus conclusiones.

Conclución:

El mito anti-protestante no pasa de ser un mito.[22]

Profecías que se cumplieron respecto al retorno de los judíos a su tierra: Perry Stone,cita 10 pasajes bíblicos que se consideran de cumplimiento escatológico.[23]

a) Desde la destrucción el templo en 70 a.D. , los judíos estuvieron 19 siglos sin patria. Su situación futura había sido predicha por el profeta Oseas.

  • Porque muchos días estarán los hijos de Israel sin rey, sin príncipe, sin sacrificio, sin estatua, sin efod y sin terafines. Después volverán los hijos de Israel, y buscarán a Jehová su Dios, y a David su rey; y temerán a Jehová y a su bondad en el fin de los días.” (Os. 3:4-5 RV 1960)

b) Vendrá un tiempo de gran tribulación en el que los judíos estarán cerca de extinguirse.

  • “En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.” (Dan. 12:1 RV 1960)

c) Dios soplaría sobre los judíos y los levantaría de sus tumbas espirituales.

  • “Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. Y profeticé como me había  andado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo. Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí, ellos dicen: nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos. Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel. Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío.” (Ez. 37:9-13 RV 1960)

e) Israel nuevamente seria restaurado en un solo día como nación.

  • ” ¿Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos.” (Is. 66:8 Rv 1960)

f) Jersualén sería edificado antes de que el Mesías regresara.

  • “Por cuanto Jehová habrá edificado a Sion,Y en su gloria será visto; ” (Sal. 102:16 RV 1960)

g) Los judíos regresarían a Israel de las naciones donde fueron esparcidas.

  • “Y seré hallado por vosotros, dice Jehová, y haré volver vuestra cautividad, y os reuniré de todas las naciones y de todos los lugares adonde os arrojé, dice Jehová; y os haré volver al lugar de donde os hice llevar.” (Jer. 29:14 RV 1960)

h) Una vez restaurado Israel florecería y llenaría el mundo de fruto.

  • “Días vendrán cuando Jacob echará raíces, florecerá y echará renuevos Israel, y la faz del mundo llenará de fruto.” (Is. 27:6 RV 1960)

i) Las lluvias tardías volverían, haciendo que el desierto floreciera.

  • Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio. Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite. ” (Joel 2:23-24 RV 1960)

j) El hebreo (pureza de labios) sería hablado nuevamente en Israel

  • En aquel tiempo devolveré yo a los pueblos pureza de labios, para que todos invoquen el nombre de Jehová, para que le sirvan de común consentimiento.” (Sof 3:9 RV 1960)

k) Rodeado por su senemigos, Israel sobreviviria

  • ” He aquí yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor contra Judá, en el sitio contra Jerusalén. Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella. En aquel día, dice Jehová, heriré con pánico a todo caballo, y con locura al jinete; mas sobre la casa de Judá abriré mis ojos, y a todo caballo de los pueblos heriré con ceguera. Y los capitanes de Judá dirán en su corazón: Tienen fuerza los habitantes de Jerusalén en Jehová de los ejércitos, su Dios. En aquel día pondré a los capitanes de Judá como brasero de fuego entre leña, y como antorcha ardiendo entre gavillas; y consumirán a diestra y a siniestra a todos los pueblos alrededor; y Jerusalén será otra vez habitada en su lugar, en Jerusalén. Y librará Jehová las tiendas de Judá primero, para que la gloria de la casa de David y del habitante de Jerusalén no se engrandezca sobre Judá. En aquel día Jehová defenderá al morador de Jerusalén; el que entre ellos fuere débil, en aquel tiempo será como David; y la casa de David como Dios, como el ángel de Jehová delante de ellos. Y en aquel día yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén.” (Zac. 12:2-9 RV 1960)

Finalmente, no hay nada demasiado difícil para un Dios omnisciente, y es por tener las bases de nuestra fe en un Dios como Él, que podemos descansar seguros en Él, sabiendo que Él promete que nunca nos desamparará mientras continuemos viviendo en Él.Él nos ha conocido desde la eternidad, aún antes de la creación. Dios ya te conocía a ti y a mí, dónde apareceríamos en el curso del tiempo, y con quiénes interactuaríamos.

Él aún conocía nuestro pecado en toda su fealdad y depravación, y sin embargo, en amor, Él puso su sello sobre nosotros y nos acercó ese amor en Jesucristo (Ef. 1:3-6). Lo veremos cara a cara, pero nuestro conocimiento de Él jamás terminará.Nuestro asombro, amor y alabanza de Él continuará durante todos los milenios, al asolearemos en los rayos de Su amor celestial, aprendiendo y apreciando más y más de nuestro Dios omnisciente.

——————

Notas

[0] Paul Washer, El  Unico Dios verdadero, pag. 37, Segunda Edición © 2007 HeartCry Missionary Society

[1] ibid, pag. 17

[2] ibid, pag. 58

[3] ibid,pag. 14

[4] http://www.elplural.com/2011/11/28/%E2%80%9Choy-mas-que-nunca-necesitamos-volver-a-hablar-de-dios%E2%80%9D/

[5]  Daniel Carro, José Tomás Poe, Rubén O. Zorzoli, COMENTARIO BIBLICO MUNDO HISPANO TOMO 1 GENESIS, pag. 39-40,ed. Mundo Hispano

[6] http://www.zenit.org/phprint.php

[7] Mattew Henry,Comentario de la biblia en un tomo,pag.1061,ed. Unilit

[8] Simon J.Kistemaker, Comentario al Nuevo Testamento – Hebreos, pag.264,ed. Libros Desafio @1991

[9]   Luis Palau,El climax de la historia,p. 49,ed. Unilit

[10] http://www.israelenlinea.com/israel/noticias/nacional/6292-barak-

[11] http://www.universocristiano.com/noticias.phtml?id=23769

[12] http://amen-amen.net/servicios/noticia/israel-el-reloj-de-dios-y-sus-agujan-marcan-el-final/

[13] http://amen-amen.net/servicios/noticia/israel-el-reloj-de-dios-y-sus-agujan-marcan-el-final/

[14] http://www.cbn.com/mundocristiano/Estados-Unidos/2012/September/Democratas-reincorporan-menciones-a-Dios-y-a-Jerusalen/

[15]  http://itonga.serversur.com/noticias/val/65906/eeuu-tras-la-ola-de-criticas-los-democratas-reconocen-a-jerusalem-como-la-capital-de-israel.html

[16] Perry Stone, “Se descifra el código Judío”, pág.  116 , ed. Casa Creacion A Strang Company

[17] http://www.itongadol.com.ar/noticias/val/65927/-cristina-reinaugura-una-historica-sinagoga-de-moises-ville.html

[18] “Se descifra el código Judío”, pág.  212-213,op. cit

[19] http://www.conpoder.com/israel-cumplimiento-de-profecias/

[20] Ibid

[21] http://www.protestantedigital.com/ES/Blogs/articulo/2357/Lutero-y-el-antisemitismo

[22] Ibid

[23] “Se descifra el código Judío”,op. cit,pag.209-210

Bibliografia consultada