Los 5 lenguajes del amor parte II


Los 5 lenguajes del amor parte II

por Paulo Arieu

tapa

1. Contacto físico:
Varios estudios han demostrado que los niños pequeños a los cuales se les ha abrazado y se les da mucho contacto físico, logran desarrollar mayor seguridad en sí mismos, esto es debido a que es bastante común que el “toque físico” tradicionalmente haya sido utilizado como un potente comunicador de amor. Y de seguro como seres humanos calientes que somos, lo primero estarás pensando al leer toque físico es en el sexo: ¡pues no! Se trata de demostrar amor con abrazos, besos, caricias, masajes, darle la mano a la pareja en público, acariciarle, ver juntos una peli abrazados, recostarse el uno en el otro, caminar abrazados o tomados de la mano. Toma en cuenta que para quien el contacto físico es prioritario, la cercanía es importante, más que con palabras, con tiempo, con regalos o con servicio, con afecto emocional expresado por el toque físico. Recalco de nuevo que se trata de amor externado físicamente, no deseo sexual que nos lleva a jugueteo físico para llegar a la relación íntima.
El contacto físico es uno de los lenguajes del amor más sencillos para comunicarse, ya que no necesita palabras. Este tipo de lenguaje, se refiere a que exaltemos las buenas acciones o cualidades de la otra persona, sin caer en la adulación innecesaria. La meta es que la otra persona se sienta apreciada y que se reconozca con justicia sus principales logros o acciones acertadas. Las personas que prefieren este lenguaje disfrutan con las caricias, los abrazos y se sienten reconfortadas en los brazos de otros o con las manos unidas. Los pequeños, cuando es este el tipo de lenguaje el que predomina, sienten alivio al ser sostenidos o cogidos en brazos, disfrutan con los masajes o al estar sentados encima de otros.
Los niños mayores (sobre todo varones de entre 7 y 9 años) que disfrutan con este tipo de amor pueden expresar de formas singulares, ya sea con peleas, lucha libre, fútbol, baloncesto, pero sigue siendo el contacto físico el que hace que se sientan queridos. Este lenguaje es para quienes necesitan por medio de las palabras saber que hacen las cosas bien, que se valora el esfuerzo, dedicación, trabajo, tiempo y esmero con el que realizan algo para su ser amado, para sus hijos para sus padres, amigos y en la vida en general. La idea es infundir valor al ser querido, resaltar sus logros en lugar de criticar las faltas. Toma en cuenta que si lo que haces es criticar, ayudas a hundir a una persona para quien las palabras de afirmación son demasiado importantes. Por ejemplo, para algunas mujeres es importante cuando su marido o hijos o hasta amigos, vecinos, les comentan sobre lo delicioso que cocinan y alaban su comida, eso les hace llenar el tanque a full. O bien, hijos que necesitan que sus padres les digan que están orgullosos de sus calificaciones o incluso quienes reciben amor cuando su pareja les comentan verbalmente sentirse orgullosos por los logros profesionales que han cosechado. Así que toma en cuenta que hay personas para quién es vital sentir el amor a través de las palabras. Pero palabras afirmativas, no destructivas.

2. Palabras de afirmación:
Cuando son las palabras las que toman importancia, el amor se escribe en este lenguaje del amor. Aquí están las personas que necesitan las palabras de afecto, los elogios, la calma a través de un buen discurso, la motivación con fragmentos bien escritos. Su forma de expresar estará más definida con cartas de amor, en el que se sientan libres de expresar a través de las palabras todo lo que sienten.
Las palabras tienen un poder en nosotros increíble y dejan su huella en nuestro comportamiento aunque solo aparezcan de forma fugaz. Hacernos conscientes del poder que tenemos con el lenguaje del amor a través de palabras, nos hace crear un nuevo mundo para expresar y recibir afecto y cariño.

3. Tiempo de calidad:
Las personas cuyo lenguaje del amor primario es el tiempo de calidad, simplemente desean compartirnos algo sus vivencias y emociones y que estemos atentos a ellos. De esta manera, les hacemos saber que les amamos. Dedicar tiempo a las personas que amamos es una forma de expresar lo que sentimos por ellas. Buscar en nuestras agendas tiempo de calidad, completo y lleno, dedicado en cuerpo y alma a la persona que nos acompaña. Así, deja de tener tanta importancia el qué hacer y pasa a cobrar más importancia el con quién lo hacemos.Tiempo y de calidad es la manera de amor que necesitan algunas personas para llenar su tanque y esto se refiere a que cuando estás hablando o compartiendo con ellos, debes brindarles toda la atención, mirarles a los ojos y estar centrados en ellos. No lo que muchos hacen actualmente que se denominan que mientras están contigo, contestan el celular, textean, tuitean, revisan el facebook, están cocinando pero “te estoy poniendo atención” dicen. La prioridad en esta lengua del amor es estar conectados, enfocados en lo que se está compartiendo, en nada más.

4. Los regalos:
Hay personas que disfrutan siendo regalados y regalando, no tienen por qué ser objetos materiales o de un coste económico alto, aquí será relevante el tiempo pensando en qué regalar, el amor con el que se regala y el permitirse conocer más a la persona a través de detalles. El regalo será una forma de expresar amor por el otro, pero nunca un fin para conseguir algo. El doctor Chapman asegura que a través del tiempo y en las diferentes culturas se han utilizado a los regalos como un factor común para comunicar amor. Las personas para quienes ser amados es recibir regalos, no están fijándose en el precio de los mismos, lo realmente importante es que les tienen presentes y con algo material se los hacen saber. Se trata de que hemos invertido recursos como tiempo, dinero, materiales para hacer algo, buscar lo adecuado, para demostrárselo. Dar regalos implica sentimientos y actitudes, no dinero. Los regalos pueden ir desde un auto, ¿por qué no?, hasta detalles como mensajitos imprevistos, una tarjeta sin ningún motivo especial aparente y hasta regalar nuestro tiempo para compartir con esa persona especial.

5. Actos de servicio:
En este apartado se describen los actos o tareas que el otro realiza como forma de comunicar lo que siente. Los ejemplos que se nos ocurren son diversos: preparar la comida con amor, cuidar el hogar en el que se vive, cuidar del otro cuando enferma. Son simples actos, pero que demuestran interés por el otro.

Para las personas cuyo lenguaje primario del amor sea el de actos de servicio, el amor se demuestra con acciones en favor de ell@s, dichas acciones no necesariamente requieren ser algo fuera de lo común, es más, valen mucho más una serie de actos de servicio “pequeños y constantes” que uno “grande y único”. Por ejemplo, pueden ser situaciones sencillas como pagar las cuentas por las otras personas, atender el mantenimiento del auto, ayudarle a configurar su celular, lavar los platos después de cenar, plancharle la camisa al marido. Ahora, la cosa acá es hacerlo para agradar a la persona sabiendo que esto realmente es una necesidad y la manera de hacerle sentirse amad@ e identificar cuando en vez de un lenguaje de amor es que nos quieren ver la cara y que abusar de que hagamos todo lo que les da pereza. Debes encontrar la diferencia, porque hay una delgada línea entre servicio como manera de amar y servicio porque se quieren aprovechar de ti.
Este sin duda es uno de los puntos que más les cuesta a quienes deben aprender a hablar este lenguaje para agradar a sus seres queridos, porque sí deseamos llenar el tanque emocional del ser querido, ¡debemos esforzarnos!, ¿es un sacrificio?… Sí, ¿y qué? ¡Un sacrificio que bien vale la pena! Digo, si amas realmente, si no, estar con una persona que tenga estas necesidades no es para ti.

En conclusión, ahora que conoces los cinco lenguajes del amor del doctor Chapman, o si ya los conocías y los estás recordando, aprende el lenguaje del amor en cada una de las relaciones que la vida te ha concedido, con tu familia, amigos, compañeros de labores, de estudios o con tu pareja, para llenar ese tanque en los demás a full e identifica igual cuál es el lenguaje del amor que te llena el tanque a ti y hazlo saber, si los demás no lo tienen identificado. Conocidos los cinco lenguajes del amor que este autor describió, ahora puede que resulte más fácil ver que no siempre el amor se expresa de la misma forma para todos, que el amor tiene diversas lenguas y que conocerlas abre puertas para saber cómo amar con más letras y con mas mundo.

Yo espero de todo corazón saber que estos dos articulos sobre los cinco lenguajes del amor del Dr. Gary Chapman te han bendecido y han ayudado a tu matrimonio. Si eres una persona cristiana, recuerda que el Señor nos ha dado de Su amor (I Corintios 13) y eso nos ayuda a amar a nuestra pareja.Y tambien el fruto del Espiritu Santo en nosotros (Gálatas. 5:22-23) nos ayudará a tener un matrimonio mas productivo. Pero si no eres cristiana,seguramente te costara un poco mas, pero puedes aplicar esta teoría del Dr. Chapman y verás como tu matrimonio comienza a mejorar una vez que reconoces tu lenguaje de amor y el de tu cónyuge y empiezan a comunicarse efectivamente.

Dios te bendiga mucho!!!

Bibliografia

Chapman, Gary. (2017). Los 5 lenguajes del amor. Editorial Unilit. Miami, EE.UU.

 

Los 5 lenguajes del amor parte I


Los 5 lenguajes del amor parte I

Por Paulo Arieu

COMPA2

Imagen 1

Acabo de leer un libro muy bueno del dr. Gary Chapman.  Gary Demonte Chapman es el autor de la serie The Five Love Languages (Los 5 lenguajes del amor). También es el pastor asociado principal de Calvary Baptist Church en Winston-Salem, Carolina del Norte. Es un libro muy recomendable que se titula “Los cinco lenguajes del amor”. Lo estuvimos comentando todos los domingos en el templo durante algunas semanas  en la reunión de matrimonios. Pienso que este libro puede ayudar mucho a que los matrimonios puedan comprenderse mejor. Pero también puede ayudar a las familias, ya que puede colaborar conlos padres (o ayudar a los hijos) a entenderse mejor y a no sufrir tanto creyendo que el otro no lo quiere.

Todos los seres humanos procuramos comunicarnos con nuestros prójimos de varias maneras, entre ellas el idioma. En el seno del matrimonio sucede lo mismo, nos comunicamos primariamente mediante el lenguaje verbal con nuestros cónyuges. Pero el lenguaje utilizado no solo es el lenguaje expresado con palabras sino también lo es el lenguaje expresado  con sentimientos, o sea el amor. 

Aunque el amor es universal y es la fuerza que lo mueve todo, definitivamente los seres humanos expresamos, entendemos, damos y recibimos nuestro amor de maneras diferentes. Así como en los idiomas, podemos hablar español, inglés, francés, japonés, y otros, así también existen cinco “lenguajes” básicos para expresar amor. Si hablamos en español probablemente un alemán o un francés no entienda lo que estamos diciendo. En el caso de los lenguajes del amor es similar, si hablamos lenguajes de amor diferentes con los demás, ellos no se sentirán amados por nosotros o no podremos recibir el amor de la manera que nos llenaría. Y todo, porque como estos lenguajes varían, puede ser que tu hables un “idioma” pero tu pareja, tus padres, tus hermanos, tus amigos, los demás a quienes concedes amor, quizás no hablen tu mismo “idioma”.

El doctor Gary Chapman escribió un libro muy recomendable que se titula “Los cinco lenguajes del amor”, un interesante recorrido de varios capítulos que da muy buenas alternativas a las diversas situaciones que se presentan entre las parejas, ayudándoles a reencontrar el camino del amor. Cada uno de sus capítulos contiene verdades que abren nuevos caminos para salvar una relación matrimonial o de pareja que se encuentre en crisis o peor aún: en bancarrota. O bien, ayuda a comprender mejor las relaciones de amor en general, ya sea con nuestra familia, entre padres e hijos y viceversa. Es muy importante tambien que podamos aplicar estos cinco principios con el amor propio hacia nosotros mismos y el cual es la base para poder convivir con los demás y tener una relación de apoyo y aporte en pareja.

“Mantenga lleno el tanque del amor, que hay una temporalidad de ese amor que la gente siente cuando está enamorado. Es una euforia casi ciega (por no decir totalmente ciega) que nos impide ver algún defecto en la persona. Pero ese tipo de amor no dura mucho (en algunos más en otros menos) y debe dar paso a otro amor más maduro”, comenta el doctor Chapman. ¿Por qué muchos cónyuges se portan mal y buscan beber de otras fuentes? ¿Qué se debe hacer para lograr un matrimonio duradero? La respuesta que da el doctor Chapman es que aprendamos a mantener lleno el tanque del amor de nuestro cónyuge.

El doctor Chapman comenta que el enamoramiento no es amor verdadero por varias razones: porque no es un acto de la voluntad, porque no requiere esfuerzo, porque no hay un genuino deseo de que el otro crezca. En definitiva, no es verdadero amor, sino una inclinación instintiva. Sin embargo, la idea no es que se termine, sino que permanezca pero en forma madura. Y esto es posible manteniendo el tanque emocional lleno. Ese tanque es el que nos indica si nos sentimos amados por las demás personas.

Si nuestra pareja o nuestros seres queridos hablan un lenguaje del amor distinto al nuestro, es muy probable que nuestro tanque esté “vacío”, sí por el contrario recibimos muestras de amor en nuestro propio lenguaje, lo más seguro nuestro tanque estará “lleno”.

Todos sabemos que el amor tiene mil formas de expresarse, y es probable que todos hayamos coincidido alguna vez con alguien que expresa su amor de forma diferente a la nuestra; sin embargo, esto no quita para que siga siendo amor. A veces también nos encontraremos con personas que parezcan no amar; en este sentido, igual la clave está en que utilizan diferentes lenguajes del amor o una forma desconocida para nosotros. El amor, al igual que el lenguaje, tiene muchos matices. Es por ello que Gary Chapman, en el año 1995, se dedicó a describir los 5 tipos básicos que él creyó que podían existir en el lenguaje del amor, tanto en la forma de expresarlo como en la forma de recibirlo. Cada uno solemos tener dos tipos de lenguaje con los que nos sentimos más cómodos para expresarnos y con los que captamos mejor el amor que nos viene de fuera. Puede existir la posibilidad de que expresemos el amor con un tipo de lenguaje, pero que prefiramos otro para recibirlo.

Y bueno, para saber cómo llenar esos “tanques emocionales”, a continuación te brindo una breve descripción de los cinco lenguajes del amor, ¿con cuál te identificas?, ¿cuál es tu lenguaje para dar amor y cuál para recibirlo?… ¿identificas el de tus seres queridos? Los 5 lenguajes del amor que describió este autor son:

  • 1. Contacto físico
  • 2. Palabras de afirmación
  • 3. Tiempo de calidad
  • 4. Los regalos
  • 5. Actos de servicio

En el próximo articulo, describiremos brevemente y en detalle cada uno de estos tipos de lenguajes de amor descriptos por el autor.

Dios lo bendiga mucho!!!!


Imagen 1: https://www.diariofemenino.com/articulos/amor/pareja/mujeres-y-hombres-el-horoscopo-del-amor/

La teoría triangular del amor de Sternberg


La teoría triangular del amor de Sternberg

¿Cuáles son las distintas formas de amar, y en qué principio se basa cada relación sentimental?

default

Autor: Juan Armando Corbin
Psicólogo de las organizaciones

La teoría triangular del amor pretende explicar el complejo fenómeno del amor y las relaciones interpersonales amorosas. Fue propuesta por el psicólogo Robert Sternberg, y describe los distintos elementos que componen el amor, así como las posibles combinaciones de estos elementos a la hora de formar los diferentes tipos de relaciones.

EL AMOR


EL AMOR
Amor y cariño
La diferencia entre ambos conceptos no es solo de grado.
Rubin consideraba que, amor y cariño eran dos fenómenos diferentes:
Amor: descansa en la intimidad, el compromiso con la otra persona y la preocupación por su bienestar.
Cariño: Se basa fundamentalmente en el afecto y en el respeto.
Para estudiar si efectivamente se trata de 2 fenómenos diferentes, construyó 2 escalas de 13 ítems cada una, para medir ambos conceptos:
En la escala del amor: los ítems se refieren a necesidades de dependencia y afiliación, cuidado del otro, exclusividad, posesividad e intimidad.
En la escala del cariño: Se refiere a evaluación favorable, semejanza, madurez, in5teligencia, respeto y admiración.
Resultados:
La correlación entre ambas escalas fue baja en el caos de las mujeres (+0.39), mientras que en los hombres fue de 0.60 Þ Las mujeres diferencian de forma mucho más clara entre ambos tipos de procesos en sus relaciones.
Las puntuaciones de amor por la pareja fueron más altas que por el amigo, mientras que en el cariño las diferencias fueron menores.
Dermer y Pyszczynski: El amor experimentado hacia la pareja aumentaba tras leer un relato erótico. No había cambios en las puntuaciones en el cariño.
Conclusiones: La sexualidad parece ocupar un lugar importante en el amor pero no en el cariño.
Amor pasional o enamoramiento
Hatfield y Walster, definen el amor pasional: “Estado de intenso deseo por la unión con otra persona. El amor recíproco (la unión con el otro), está asociado con la realización y el éxtasis. El amor no correspondido (la separación), lo está con el vacío, la ansiedad y la desesperación. Un estado de profunda excitación fisiológica”.
Características del amor apasionado o enamoramiento:
Estado cargado de emociones y excitaciones fisiológicas: atracción, deseo sexual, celos, sentimientos negativos cuando el otro está ausente o no corresponde, excitación en general.
Pensamientos característicos que consisten fundamentalmente en, pensar con mucha frecuencia en la persona amada, idealizarla y desear conocerla en profundidad.
Cierto patrón de conductas. Swensen, preguntó sobre la expresión del amor a otras personas. Las respuestas fueron: expresar verbalmente el afecto, revelar aspectos íntimos, dar apoyo emocional y moral, mostrar interés por el otro, hacer manifestaciones materiales (regalos), etc.
Explicaciones de por qué se enamoran las personas:
a) Origen evolutivo del amor (Buss): búsqueda de pareja, retención de ésta, procreación, cuidado de la prole.
b) Cambios que se producen en la química de nuestro organismo (Liebowitz).
c) Procesos psicosociales (Hatfield y Walster).
Condiciones para que se dé el enamoramiento:
La persona tiene que haber aprendido que el amor es una respuesta apropiada.
Que aparezca una persona que reúna las características adecuadas para ser objeto de nuestro amor (Es fruto de nuestra historia y nuestro aprendizaje, y está vinculado al contexto social).
Ha de haber un estado de excitación emocional relacionado con la otra persona (reacciones nerviosas y corporales).
El amor compañero
Tono más moderado. Preocupación por la felicidad y bienestar del otro.
Base de la mayoría de las relaciones duraderas.
Emociones más comunes (ternura, afecto, satisfacción), que las pasiones extremas (desesperación o ensimismamiento), características del amor pasional.
A veces, este sentimiento surge posteriormente, aunque puede darse de forma simultánea al amor pasional.
Otras formas de amor
El amor como decisión compromiso:
Comprende según Sternberg 2 aspectos:
A corto plazo: Decisión de que uno quiere a alguien.
A largo plazo: Compromiso de mantener ese amor.
Relación que existe entre dos personas cuando tras un largo periodo de tiempo, la pasión y la intimidad han desaparecido, y sólo queda la voluntad de permanecer en relación.
Otras veces, ocurre al inicio de la relación (matrimonios arreglados por familiares).
El amor como juego: (Tipo Don Juan Tenorio).
No hay fuertes vínculos emocionales.
El contacto frecuente es evitado.
Existen ciertas dosis de engaño asumido por ambas partes.
Los celos y la posesividad no son algo esencial.
El amor altruista:
Cuidado incondicional, entrega completa al otro sin esperar nada.
Elemento esencial de la religión cristiana.
La sexualidad es un elemento ausente.
COMPONENTES BÁSICOS DEL AMOR SEGÚN STERNBERG
INTIMIDAD: Sentimiento de cercanía y afecto hacia el otro, sin pasión ni compromiso a largo plazo.
PASION: Coincide con el “amor a primera vista”. Estado de excitación mental y física.
COMPROMISO: Decisión de que uno quiere al otro, sin pasión ni intimidad.
Amor romántico = Pasión + intimidad: Los amantes se atraen tanto física como emocionalmente.
Amor fátuo = Pasión + compromiso: La pasión cristaliza enseguida en el matrimonio, sin dar tiempo a que la intimidad surja.
Amor perfecto o completo = Intimidad + Pasión + Compromiso: Es difícil de alcanzar y de mantener.
Gustar: Solo intimidad.
Amor vacío: Sólo compromiso.
Encaprichamiento: Sólo pasión.
Amor compañero = Intimidad + compromiso.
Cada uno de los 3 componentes tiene un desarrollo temporal diferente: Lo que más lentamente crece al principio es el compromiso, seguido de la intimidad y por último de la pasión (muy intensa al principio, decae igual de rápido y se estabiliza en niveles moderados).


http://www.psicologia-online.com/pir/el-amor.html

El amor verdadero debería cumplir estos 40 requisitos


El amor verdadero debería cumplir estos 40 requisitos
¿Qué características puedes descubrir en esa persona especial?

default1

Imagen: Pexels

Juan Armando Corbin
Psicólogo de las organizaciones

El amor es una de las grandes cosas de esta vida, algo por lo que merece la pena vivir.

Y aunque tanto lo psicólogos, los sociólogos y los médicos han tratado de entender la conducta humana respecto a este fenómeno, todos sabemos lo bien que siente y cómo el amor verdadero es capaz de cambiar nuestras vidas por completo. Nadie dudará al afirmar que es una de las sensaciones más extraordinarias de las que podemos disfrutar.

Teoría Triangular del Amor


Teoría Triangular del Amor

amor_thumb5b45d

Según esta Teoría, formulada por Robert Sternberg, existen tres componentes diferenciadas en el amor:

* Pasión: deseo de estar con la otra persona y que el sexo con ella sea gratificante.

* Intimidad: Capacidad de compartir nuestros deseos , sentimientos y secretos con la otra persona.

* Compromiso: Certeza de que pase lo que pase esa persona no nos olvidara o dejara en la estacada.

Según esta Teoría, formulada por Robert Sternberg, existen tres componentes diferenciadas en el amor:

  • Pasión: deseo de estar con la otra persona y que el sexo con ella sea gratificante.
  • Intimidad: Capacidad de compartir nuestros deseos, sentimientos y secretos con la otra persona.
  • Compromiso: Certeza de que pase lo que pase esa persona no nos olvidara o dejara en la estacada.

Clases de amor según Robert Sternberg

Por tanto se plantean 6 clases de amor por combinación de estos elementos:

  • Confianza – Amistad: cuando únicamente existe Intimidad. Por ejemplo, la relación que se puede tener con un psicólogo con el cual tenemos mucha confianza. También se aplica al cariño que sentimos por un amigo.
  • Encaprichamiento: sólo hay Pasión, y se caracteriza por existir únicamente deseo sexual. El llamado amor a primera vista.
  • Amor Vacío: un amor donde sólo hay Compromiso: la Pasión y la Intimidad han muerto o jamás existieron.
  • Amor Fatuo: existen Pasión y Compromiso. Es más intenso que el encaprichamiento.
  • Amor Romántico: existe la Pasión y existe la Intimidad.
  • Amor Sociable: Intimidad + Compromiso, es el que se da en las parejas que han perdido la pasión. Están juntos para guardar las apariencias.
  • Amor Completo: un amor con las tres características se supone que es el amor ideal, aunque según la psicología no suele durar mucho: es difícil de mantener y suele derivar en alguno de los otros tipos de amor.

Según la teoría de LEE existe varios tipos de amor:

AMOR ROMÁNTICO El primero es el amor romántico que suele aparecer a primera vista y refleja una atracción física inmediata, y habitualmente crece con intensidad y se consume después de un tiempo, aunque a veces el enamoramiento inicial conduce a un amor a más largo plazo.

Este modelo incluye una idealización de la persona amada y el deseo persistente de estar junto a ella.

AMOR LÚDICO Otro estilo es el lúdico, en el cual los participantes juegan al amor diseñando una estrategia y evitando el compromiso.

Estos amantes no se vinculan mucho a su pareja ni sienten celos, ven el amor como algo divertido y emocionante y como una serie de retos, y no se implican a largo plazo por considerarlo aburrido o formal.

El juego puede implicar varias relaciones a la vez.

AMOR DE AMISTAD El amor de amistad surge cuando dos personas comienzan como amigos que comparten un interés común y disfrutan haciendo cosas juntos, en un clima de creciente ternura y calidez.

Poco a poco descubren su intimidad y la amistad puede transformarse en amor, a menudo de forma sorpresiva. Si este tipo de parejas decide separarse pueden ser capaces de continuar siendo amigos.

AMOR PRÁCTICO Otro tipo de amor es el práctico, en el cual los amantes tienen un “retrato” de la pareja que necesitan en cuanto a personalidad, intereses y nivel social, y piensan que lo importante es que sean compatibles y que cada uno satisfaga las necesidades del otro.

Los prácticos creen que si hallan a la pareja adecuada la relación funcionará y después surgirá el amor.

AMOR OBSESIVO Los que viven el amor obsesivo son exigentes y buscan poseer al ser a quien aman.

Su existencia puede llegar a depender de la persona querida: Temen ser rechazados y no soportan que les deje de prestar atención.

Este estilo de amor suele llevar al éxtasis, pero también a los celos furiosos, a la desesperación, a las obsesiones de desamparo y a finales trágicos.

AMOR ALTRUISTA El amor altruista implica una entrega desinteresada al otro sin exigirle reciprocidad y depositando la confianza en él, y además es sacrificado, paciente y amable, anteponiendo la felicidad de la persona amada a la suya propia.

Este tipo de amor, que responde al concepto clásico judeocristiano de amor, no parece ser muy frecuente.

Cada uno de los modelos de amor descritos refleja un tipo ideal que no aparece aisladamente o en estado de pureza, sino que puede presentarse como un episodio en el transcurso de una relación de pareja, o con más frecuencia manifestarse combinado con uno o más tipos estilos amorosos.

DIFERENCIAS ENTRE ELLOS Y ELLAS

Expertos han observado que, con el tiempo, la novedad y la sorpresa de la relación romántica desaparecen y la idealización de la pareja se confronta con la realidad limitada del ser humano, pero a medida que la relación se prolonga y aumenta la interdependencia, el potencial afectivo de sus miembros crece como si fuera una bola de nieve.

Comparando los estilos de amor masculinos y femeninos, se observó que es más probable que los hombres adopten estilos de amor romántico, lúdico o centrado en sí mismo; y que las mujeres vivan con más frecuencia amores relativos a la amistad, obsesivos o prácticos. El amor altruista es infrecuente en ambos sexos.

Un estudio efectuado por expertos rusos llegó a la inesperada conclusión de que los hombres se enamoran antes, es decir, necesitan menos tiempo, que las mujeres.

Mientras que las féminas se desenamoran con mayor facilidad que los varones.

Otro estudio efectuado con una muestra de población universitaria por psicólogos especialistas británicos mostró que ellas deciden poner fin a las relaciones más a menudo que ellos.

Quizá esto se produzca porque, como indican diversas investigaciones, los varones se sienten peor que las mujeres al concluir una relación amorosa, ya que no sólo se deprimen más y se sienten solos o infelices, sino que además afirman tener más dificultades en aceptar el fin de la relación que mantenían.

———–

 

http://psicodonbosco.blogspot.com/2011/03/relaciones-intimas.html

¿Es el amor la nueva herejía?


¿Es el amor la nueva herejía?

La persona que ama a Dios y al ser humano es aquél que condena cualquier distorsión o manipulación de la verdad de Dios.

AUTOR: Will Graham

Fecha: 27 DE JUNIO DE 2015

amor

Llevo unos doce años y pico en el Evangelio. Hasta el día de hoy, creo que he oído más prédicas sobre ‘el amor de Dios’ que cualquier otro tema. ¿Y sabes qué? Estoy preocupado. ¿Preocupado por sermones sobre el amor? ¿Por qué? Estoy preocupado por la sencilla razón de que el ‘amor’ que tanto alabamos hoy en día no es el amor bíblico. No creo que predicar sobre el amor divino sea malo; pero sí me opongo a la doctrina del amor de Dios cuando el amor en sí empieza a perder su contenido cristiano. Denuncio el amor cuando deja de ser fiel a la revelación del Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo. Tal amor llega a ser un amor herético.

En 2013 mi amigo Osmany Cruz escribió lo siguiente: “Una herejía no es nada más que una verdad a medias o llevada al extremo o sacada de contexto. Lo falso surge de una equívoca interpretación de lo verdadero, de lo ortodoxo y diáfano”. ¿El amor una herejía? Permíteme explicar… Actualmente lo que llamamos ‘amor’ no es amor.

Como regla general, se trata de una especie de sentimiento bonito, una “linda sensación” que nos hace sentir felicitos, tranquilitos y dulcecitos en nuestros corazoncitos. Es un amor puramente romántico y afeminado que se podría simbolizar mediante una mariposita rosita. Es precisamente este tipo de amor el que ha producido a otro ‘dios’ conforme a nuestra imagen y semejanza. No es el Soberano de la Biblia. Es el ‘dios’ de la teología liberal que he descrito en otra ocasión como un dios “acaramelado, azucarado, descafeinado que no confronta a nadie”.

O en palabras de Arthur Pink (1886-1952): “El dios del siglo XX es un ser impotente, frágil que no inspira a nadie que tenga dos dedos de frente. El dios del sentir popular es creación de un sentimentalismo lloroso. El dios de muchos púlpitos de la actualidad es más digno de compasión que de temor reverente”.[1]

Es el ‘dios’ del universalismo posmoderno popularizado en círculos protestantes por el súper majo Rob Bell, conferencista cristiano que merece un doctorado honoris causa por ser totalmente incapaz de contestar una pregunta directa. Es el ‘dios’ de la teología gay que la Iglesia Protestante Unida de Francia abrazó públicamente en mayo y la de Bélgica en junio. ¡Incluso ha llegado a España por medio de la postura inclusiva de un grupo importante de la IEE, al menos una iglesia de la IERE y la llamada Iglesia metropolitana!.

Menos mal que todavía hay denominaciones evangélicas entre nosotros en España con fuertes convicciones bíblicas que no se han dejado prostituir por amor a este nuevo becerro de oro. Pienso en la FIEDE, en la UEBE, en FADE, en Filadelfia, en las Asambleas de hermanos y en otras denominaciones más pequeñas entre las cuales he ministrado. ¡El Dios del Evangelio bendiga sus labores!

Hay algo que tenemos que volver a aprender de las Escrituras y de nuestros antepasados protestantes (Lutero, Zuinglio, Calvino, etc.), esto es, que el amor conlleva muchísimo más que experimentar una sensación agradable en lo más profundo de nuestra alma. El amor por Dios es una pasión omniabarcante que denuncia el pecado, promueve la santidad y se gloría en la persona, la obra y las enseñanzas del Señor Jesús.

Con todo, la regla clave es que la teología bíblica tiene que definir el amor y no vice-versa. Miremos lo que dice la Biblia al respecto… El ejemplo de Pablo El pasaje bíblico que nos viene a la mente al hablar sobre el amor es 1 Corintios 13:4-8, ¿verdad? Allí Pablo exalta el amor de una forma magistral en términos que nos son bien conocidos: “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso…” y un largo etcétera.  Son palabras preciosas. Pero aquí está la pregunta: ¿alguna vez te has parado a leer el resto del primer libro de Corintios? Es brutal. Entre las cartas paulinas, es de las más fuertes que hay junto con Gálatas.

Pablo les da un repaso tremendo a los corintios reprendiéndolos cada dos por tres. O sea, el libro de Corintios no puede ser usado para defender la tesis liberal de que “el verdadero amor no ofende a nadie” o “el amor no juzga”. Semejantes aseveraciones son boberías filosóficas. No reciben ningún tipo de respaldo de las Escrituras. ¿No vemos que fue el amor de Pablo lo que le impulsó a escribir tan ferozmente a los corintios? Y otra cosa que tendemos a olvidar es que en medio de este himno de amor el apóstol recalca que: “El amor no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad” (v. 6).

Es decir, el amor y la verdad andan juntos en la teología bíblica. Un creyente no puede gozarse de la mentira ni de la falsa doctrina ni del pecado. La persona que ama a Dios y al ser humano es aquél que condena cualquier distorsión o manipulación de la verdad de Dios. Si amamos a las personas, no podemos gozarnos de las cosas que causan su destrucción. Y si lo hiciéramos, ya no estaríamos andando en amor cristiano.

¿Cómo podemos celebrar la ruina de alguien y llamarlo amor? El ejemplo de Jesús En cuanto al amor, Jesús es ampliamente citado también. ¿Acaso no nos enseñó a amar a Dios y a nuestro prójimo por encima de todas las cosas? (Lucas 10:27)

Claro que sí, lo hizo. Pero de nuevo, amar en el sentido bíblico de la palabra. Cuando el Señor nos llama a amar, no nos está llamado a dar besitos ni regalar chuches a todos las personas con las cuales nos topamos en la calle. Si amamos a Dios correctamente entonces podremos amar bien al prójimo porque la belleza santa del Señor estará fluyendo a través de nosotros para tocar su vida. Tal amor  dirigirá a la gente hacia Cristo, el Cristo verdadero.

Jesús nunca usó el amor como un pretexto para no decir la verdad. Juzgó con juicio justo. Denunció la hipocresía religiosa de los fundamentalistas por un lado (los fariseos) y de los liberales por el otro (los saduceos). Criticó con la misma clase de celo santo que el apóstol Pablo. El problema es que el Jesús de quién muchos hablan en el siglo XXI no es el Jesús de la Biblia.

La falsa versión de Jesús que existe actualmente es “un Jesús peluche, un Jesús mariposa, un Jesús Barbie”. Si Jesús volviese a vivir entre nosotros hoy, la religiosidad contemporánea le condenaría por su agresividad, falta de amor e intolerancia. Y el resto de la Biblia Lo que vemos en Pablo y en Jesús se repite a lo largo de la Biblia.

Justo esta semana mi mujer y yo estamos leyendo el libro de 2 Crónicas en nuestro tiempo devocional como pareja. ¿Sabes qué hicieron los israelitas después de haber celebrado una Pascua extendida bajo el liderazgo del rey piadoso Ezequías?

Dice 2 Crónicas 31:1: “Quebraron las estatuas y destruyeron las imágenes de Asera [una diosa cananea] y derribaron los lugares altos y los altares por todo Judá… hasta acabarlo todo”. Allí está. El amor por Dios echa fuera lo falso. Se opone a lo pagano.

Es el principio paulino de que el amor no se goza de la injusticia, sino de la verdad. Hay un sinfín de otros ejemplos que podríamos citar de las Escrituras para apoyar esta creencia, a saber, que el amor no es tolerante. El amor juzga, reacciona, es celoso, varonil y agresivamente fiel a sus promesas, llama las cosas por su nombre, ve todo con ojos de fuego, salta a la defensa de lo amado, se moja.

Como nos recordaron en el día de nuestra boda: “Fuerte es como la muerte el amor; duros como el Seol los celos; sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama. Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos. Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor, de cierto lo menospreciarían” (Cantares 8:6-7).

Conclusión

Es esta calidad de amor la que necesitamos recuperar en el púlpito. Un amor fogoso, auténtico, divino, soberano. Este tipo de amor que sale del Padre hacia el Hijo y el Espíritu (y vice-versa). El Padre es celoso por la gloria de su Hijo. Y por lo tanto, cualquiera que modifica el contenido del Evangelio en el nombre del ‘amor posmoderno’ se está metiendo en aguas peligrosas. Tenemos que dejar de asociar el amor bíblico con una mariposa rosa y empezar a verlo más bien como un tigre, un león, una bestia salvaje que ruge con una voz atronadora.

Notas:

[1] PINK, Arthur, The Sovereignty of God (Banner of Truth: Edinburgh, 1993 [Original: 1928]), p. 21.

—————–
Fuente:

http://protestantedigital.com/magacin/36615/Es_el_amor_la_nueva_herejia

7 consejos para solteros que desean casarse


7 consejos para solteros que desean casarse

Consejos universales para la relación más importante que crearás en tu vida.

por Malka (Juravel) Schulman

7ConsejosSolteros230x150-SP

Ya sea que estés saliendo por primera vez o si estás reviviendo la experiencia, debes recordar que nadie es experto – todos batallan con los asuntos del corazón.
No hay fórmulas mágicas para encontrar a esa persona especial. Pero a pesar de que no hay un consejo de “talla única” que le quede bien a todo el mundo, sí existen algunos consejos universales que pueden ayudar a los solteros que desean encontrar, construir y profundizar una relación que conduzca al matrimonio:
1. Comprométete a salir en citas.
No cometas un error en esto: necesitas invertir de ti mismo en tus salidas de citas. Debes relacionarte con tu búsqueda de pareja de la misma manera que te relacionarías con la búsqueda de trabajo o de una casa soñada. Pon tus metas de corto y largo plazo en perspectiva. Conoce tus valores; tienes que saber qué es lo que estás buscando. Conoce tus fortalezas y tus debilidades; tienes que saber qué es lo que tendrás para ofrecer a tu pareja. Conoce tus marcos de tiempo – ¿cuándo te gustaría estar casado/a? Saber esto te ayudará a evaluar el progreso de la relación.
Pero eso no es todo… debes rodearte de amigos que sean modelos a seguir en términos de citas y matrimonios positivos, y de mentores que te inspiren y aconsejen en tu búsqueda. Asegúrate de crear una red de contactos, y de que tu entorno sepa que estás en búsqueda del amor verdadero.
2. Conócete a ti mismo.
No puedes evaluar tu compatibilidad con alguien más sin conocerte primero a ti mismo/a. Piensa seriamente en cuán cuidadoso/a y considerado/a eres con los demás. Cuán responsable y confiable eres, y cuán comprometido/a estás con los altos valores morales y con el crecimiento personal. ¿Tienes una buena autoestima? ¿Eres una persona bondadosa? ¿Eres bueno construyendo relaciones y comprometiéndote a hacer actos de caridad? Recuerda, la seguridad en uno mismo atrae, y es mucho más fácil tener una autoestima alta cuando te conoces bien a ti mismo y sabes reconocer a una potencial pareja.
3. Sé selectivo.
Como regla, salir para casarse no es un juego de números. Sal con pocas personas, pero que sean personas que se alineen con lo que estás buscando. Ahorra tiempo mediante el visualizar citas potenciales. Revisa la compatibilidad de tus metas, valores, aspiraciones y tipo de vida. El comportamiento pasado es un buen indicador del futuro; consulta a personas que hayan conocido a tu prospecto en distintos ámbitos durante cierto periodo de tiempo. Recuerda, no estás revisando cuán atractiva o exitosa es esa persona, sino cuán compatible es contigo. Mantén tus opciones abiertas, pero no estés desesperado/a – sal sólo con aquellos prospectos con quienes veas cierto potencial.
4. Sé sabio online.
Si optas por una “cita punto com”, actúa cautelosamente. Internet debería ser un campo sólo para conocer gente, no para llevar una relación completa adelante. Ten cuidado de los fantasmas – personas que desarrollan diferentes personalidades en línea. Si piensas que conociste a un prospecto en línea, arregla para encontrarte cara a cara lo antes posible.
Mantente en el anonimato hasta que se conozcan en persona – no des tu número de teléfono, dirección o cualquier otra información hasta que se conozcan en persona y sepas con quién estás hablando. Asegúrate también de que ese primer encuentro sea seguro. Arregla tomar un café en algún lugar público, y dile a algún ser querido dónde estarás y con quién.
5. Ten citas conscientemente.
Una vez que hayas comenzado a salir de citas, pon atención a los detalles y organízate. La apariencia sí importa, así que ¡vístete para el éxito! El descuido, falta de higiene, jactarse de todo, desorden y la apatía pueden destruir una cita.
Sin embargo, la personalidad es lo que más cuenta, así que sé tú mismo/a. Los intentos por impresionar al otro llevan a reacciones emocionales como “él está esforzándose demasiado, hay algo raro aquí”. Ten citas conscientes, pero normales. Tienes que actuar educadamente, ser un “mensch” y mostrar consideración.
6. Debes entender qué es lo que una chica (o chico) quiere.
Chicos, aquí va lo que una chica quiere: Ser valorada, querida y que le den seguridad, provisión y protección. Ellas están interesadas en tu habilidad de ganar y tu capacidad de aprender. No intenten comprarlas o manipular su atención o afecto, y no traten a una mujer que acaban de conocer como si ella fuera la chica con la que se quieren casar. Denles un tiempo.
Mujeres, deben saber que la expresión prematura de afecto puede hacer que un hombre salga corriendo. Mantengan sus plazos dentro de sus mentes, pero también dejen que la relación se profundice naturalmente con el paso del tiempo. El ritmo y los plazos son clave – asegúrense de compartir y de abrir sus corazones en el momento adecuado de la relación para que ésta pueda crecer.
7. Déjalo fluir.
Las citas son un proceso progresivo y floreciente; pasan de ser amigos a enamorados. Sé paciente, pero recuerda que el amor no lo conquista todo; los problemas de raíz no son fáciles de erradicar y algunas veces es mejor simplemente apartarse. Evita salir de citas con prospectos no calificados; mantente firme y resístete a sacrificar lo que es importante para ti. Por sobre todas las cosas, el matrimonio es la relación más importante que crearás, por lo que vale la pena esperar por la persona adecuada.

—————-

http://www.aishlatino.com/s/eb/7-Consejos-para-Solteros-que-Desean-Casarse.html?mobile=yes