Los cristianos: debemos ser personas tolerantes o intolerantes? parte III


Los cristianos: debemos ser personas tolerantes o intolerantes?

parte III

Por Paulo Arieu

Intolerante

 

Introducción 

Este es el tercer artículo de esta serie, donde he tratado de analizar el tema de la tolerancia y de la intolerancia. En el primer artículo cité el caso de una iglesia bíblica que amenazaba con expulsar de su membresía a aquellos que estudiasen la carrera de Psicología, pues ellos comparan la Psicología con la superstición del paganismo, demostrando así la ignorancia de muchos predicadores que no profundizan los temas científicos y amenazan con castigar a aquellos que estudian esta ciencia. Predicadores como Sugel Michelen  y John Macarthur prácticamente satanizan la Psicología, empujando afuera de su círculo de influencia evangelical aún a los psicólogos cristianos. El pastor Sugel Michelen ha escrito unos artículos que son muy críticos, que son la opinión de la ortodoxia bíblica de nuestros tiempos y es verdad que no podemos ignorar estas críticas ya que vienen de líderes sumamente influyentes (son los líderes del movimiento evangélico en toda la zona del Caribe y Sudamérica) [0] [1] [2] [3] Pero lamentablemente en vez de asumir una posición más pastoral, estos teólogos terminan siendo intolerantes con los “científicos de la conducta” cristianos. Estas actitudes intolerantes pueden hacer que los creyentes sufran algún tipo de abuso espiritual en las congregaciones, por parte de algún ministro celoso y con rasgos conductuales fundamentalistas, que está ansioso por poner por obra las enseñanzas de estos líderes. Hay muchos ministros que tienen rasgos de liderazgo autoritario y que suelen ser bastante controladores en la congregación [4] Y al parecer, según algunos estudios del reino Unido de académicos de la Universidad de Bournemouth quienes realizaron una investigación en nombre del Churches Child Protection Advisory Service (CCPAS), la mayoría de los cristianos de ese pais cree haber sufrido algún tipo de “abuso espiritual”. Los números finales del estudio indican un número alto. con cerca de 2/3 de los entrevistados relatando haber sido expuestos a cierto tipo de abuso en su comunidad cristiana, lo cual denota una tendencia preocupante y un tema poco hablado en las iglesias.[5]

En este artículo compartiré mis reflexiones personales respecto de la intolerancia, pero antes citaré donde encontramos la palabra tolerancia en la Biblia, datos que por razones de espacio, no lo cité en el artículo anterior.

La palabra Tolerancia en la Biblia:

Cuando hablamos de tolerancia, no estamos hablando de ser permisivos con el mal en alguna o todas de sus facetas. No se trata de esto, claro que no, ya que la Biblia es clara cuando dice Absteneos de toda especie de mal” (I Tesalonicenses 5:22). Cuando me refiero a ser tolerante quiero decir ser una persona de mente abierta, que tiene en cuenta el consejo paulino de “Examinadlo todo; retened lo bueno”(I Tesalonicenses 5:21) y obviamente, desechar lo malo y la hipocrecía de los malos (ver Tito 1:16) Creo que es bueno ser una persona de mente abierta, aunque también es obvio que no se puede ser muy abierto de mente ya que también esto puede ser malo. Pero pienso que ser tolerante es ser una persona moderada en las actitudes interpersonales, que no juzga severamente al prójimo ni es desconfiado sin razón alguna, que no maltrata a su prójimo solo porque está en desacuerdo con el en algún tema. Pienso que podríamos describir a una persona tolerante como un tipo de persona amable, con mansedumbre, afable, que le da a cada uno lo que se merece en función de sus méritos o condiciones, que no favorece en el trato a una persona perjudicando a otra. Pero comprendo que para poder ser tolerante, mucho tiene que ver el caracter, la educación, la motivación y las experiencias de vida. Me gusta mucho el ejemplo que dieron los hermanos de Berea en relación a cómo debe ser nuestra actitud frente a la enseñanza de la Biblia. Veamos lo que dice Lucas, el médico personal del apostol Pablo:

  • “Y éstos eran más nobles (los de Berea) que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así” (Hechos 17:11)

Pero pienso que cada vez que nos encontramos en la disyuntiva de ver si tenemos que retener algo bueno y desechar lo malo, deberíamos hacernos tal vez estas preguntas: ¿Estaré en lo correcto en lo que yo creo que es bueno? ¿Estaré desechando algo que yo creo que es malo por mis propias ideas, pero que en realidad es bueno? En fin, esta es una opinión personal. Tenemos un ejemplo en el N.T cuando Pablo le escribe a Evodia y Simntique que se toleren mutuamente: “Ruego a Evodia y a Síntique, que sean de un mismo sentir en el Señor” (Filipenses 4:1-3). No se dice el problema que tuvieron en sí, pero debe haber sido lo suficientemente grave para que el apostol Pablo mismo las mencionara públicamente en su carta. Por un tiempo estas dos mujeres habían trabajado juntas en la misión y por un desacuerdo no pequeño, Pablo les llama la atención y las exhorta a ser de un mismo sentir,a resolver pacificamente sus diferencias sin provocar un altercado en la obra.Pablo les escribe con autoridad y firmeza, pero con tono amable.La palabra que Pablo utilizó fue “ruego”, que significa mostrar, hacer un llamamiento, rogar, exhortar, enseñar, instruir. Pablo les ruega a las dos mujeres (es una exhortación, pero a la vez un mandato) que sean de un mismo sentir.¿Qué quiere decir que sean de un mismo sentir? Significa pensar objetivamente, o pensar con el mismo punto de vista. Pero Pablo tuvo que buscar finalmente la ayuda de un compañero fiel para que medie entre estas dos mujeres y dejen de actuar intolerantemente entre ellas.

La palabra Tolerancia,según define el diccionario Vine, se usa en las traducciones de la Biblia al español del siguiente modo:[6]

A. Adjetivo: anektos (ἀνεκτός), relacionado con aneco, en la voz media, soportar, tolerar. Se emplea en su grado comparativo, anektoteros, en Mat. 10.15; 11.22,24; Luc 10.12,14; en TR aparece también en Mar. 6.11. En todos estos pasajes se traduce «más tolerable» (RVR); en RV se traduce «más remisión» en Luc 10.12,14.
B. Nombres: 1. makrothumia (μακροθυμία), largura de ánimo, longanimidad. Se traduce «tolerancia» en la RV en Gal. 5.22 (RVR: «paciencia»); Col 3.12 (RVR: «paciencia»). 2. jupomone (ὑπομονή), lit.: permanecer bajo. Se traduce «tolerancia» en 1 Tes 1.3.
C. Verbos: 1. anecomai (ἀνέχομαι), significa sostener arriba en contra de una cosa y así soportar (ana, arriba, y ecomai, voz media de eco, tener, sostener). Con el verbo tolerar se traduce en Hch 18.14, de un procedimiento judicial; 2 Cor. 11.1, dos veces, de los argumentos de Pablo en la defensa de su apostolado; vv. 4,19,20, de la tolerancia de falsos maestros por parte de los Corintios. 2. afiemi (ἀφίημι), se traduce «toleras» en Ap. 2.20, donde aparece en los mss. más comúnmente aceptados. 3. eao (ἐάω). Se traduce «toleras» en Ap 2.20. 4. fero (φέρω). Se traduce con el verbo tolerar en la RV en Heb 12.20: «no podían tolerar» (RVR: «podían soportar»).

En esta entrega, veremos la intolerancia en el Antiguo Testamento

Ejemplos de intolerancia en la Biblia

En el Antiguo Testamento, veremos muchísimos casos de intolerancia. Dios se reveló mediante sus atributos en muchísimas oportunidades y leer esto puede causar extrañeza a quien no conozca al menos conceptos básicos y elementales de teología bíblica. Pero Dios es un ser que se da a conocer mediante sus atributos. Y Su santidad, Su gloria y Su justicia pueden parecernos un tanto extraño a los seres humanos. Dios se mostró, como lo define  Melissa Kruger  “amorosamente intolerante” [7] en el  Antiguo Testamento, en muchísimas oportunidades. No toleró que tocaran Su gloria, ni que desafiaran Su santidad ni que adoraran otros dioses ni que tuvieran contacto con el ocultismo ni que imitaran las actitudes abominables de los pueblos paganos. Dios ordenó leyes de pureza sumamente estrictas con el fin de preparar un pueblo santo, separado del mal y que diera a conocer Su existencia a las otras naciones (Ver Hebreos 10:28-30).Y castigó el pecado de pueblos paganos como los babilónicos,los asirios,los caldeos, los filisteos y muchos otros que tenían prácticas terribles como adorar demonios o sacrificar niños inocentes a sus divinidades paganas, como el dios Moloc. Tampoco perdonó a Su pueblo Israel. Cuando ellos se olvidaron del Señor y practicaron la idolatría y el pecado se apoderó de la nación, Dios los castigó. Pero Dios deja en claro que “Tan cierto como que yo vivo, dice el Señor Soberano, no me complace la muerte de los perversos. Solo quiero que se aparten de su conducta perversa para que vivan. ¡Arrepiéntanse! ¡Apártense de su maldad, oh pueblo de Israel! ¿Por qué habrían de morir?”(Ezequiel 33:11 NTV).

Hay una afirmación común que el Dios del Antiguo Testamento (incluso en el Nuevo Testamento) parece muy duro, brutal, y hasta malvado. Mas de una vez he escuchado o leido preguntas como: ¿Cómo pudo Dios matar a todas las personas inocentes, y hasta a los niños, en el diluvio?  ¿Por qué enviaría Dios a Josué y los israelitas a Canaán para exterminar a los cananeos inocentes que vivían en la tierra? ¿De verdad cree que un Dios amoroso enviaría a la gente a un infierno eterno? Este punto de vista de Dios se conoce comúnmente en los medios seculares, en los libros ateos, y así sucesivamente. Hay una afirmación común de que el Dios del Antiguo Testamento (incluso en el Nuevo Testamento) parece muy duro, brutal, y hasta malvado. Por ejemplo, el ateo Richard Dawkins escribió que el Dios del Antiguo Testamento es

“sin duda el personaje más desagradable de toda la ficción: celoso y orgulloso de ello; un controlador mezquino e injusto que no perdona; un acosador misógino, homofóbico, racista, infanticida, genocida, filicida, pestífero, megalómano, sadomasoquista y caprichosamente malévolo”.[8]

Pero Dios, en las Escrituras, nos indica porque El actuó de esa manera, quizás dificil de comprender para aquellos que no son cristianos. ¿Como actúa Dios, cuál es su modelo o patrón de conducta y porqué El se muestra intolerante con toda clase de pecado y rebelion contra Su persona o contra sus leyes? Dios dejó bien claro que aunque le duele castigar con la muerte a los malos, no está dispuesto a pasar por alto la crueldad con la que tratan a los demás, y los considera responsables de sus actos. Dios respeta el libre albedrio de las personas pero El siempre cumple sus planes de una manera soberana y omnipotente, pero también hace responsables a las personas de sus actos. Pero también el patrón de conducta que Dios siguió en el pasado deja claro que, en su amor, El siempre advierte a las personas antes de administrar sus juicios. Por ejemplo, lo hizo antes del Diluvio mediante Noé, pero la gente no escuchó. En la Biblia leemos:  La gente no se daba cuenta de lo que iba a suceder hasta que llegó el diluvio y arrasó con todos. Así será cuando venga el Hijo del Hombre.” (Mateo 24:39 NTV).
¿Cambió Dios ese patrón con el paso del tiempo? No. A los israelitas, que era Su pueblo, “la niña de sus ojos ” (Salmos 17:8, Proverbios 7:2,Zacarías 2:8), les advirtió que si imitaban la conducta perversa de los pueblos que había a su alrededor, haría que una nación enemiga los invadiera, destruyera su capital, Jerusalén, y los llevara al exilio. Pero los israelitas no hicieron caso de estas advertencias y adoptaron la horrible conducta de los pueblos vecinos, llegando incluso a sacrificar niños! Y Dios los castigó, claro que sí, pero solo después de enviarles profetas una y otra vez para advertirles que cambiaran antes de que fuera demasiado tarde. Hasta les dijo: “De hecho, el Señor Soberano nunca hace nada sin antes revelar sus planes a sus siervos, los profetas” (Amós 3:7 NTV).En la Biblia encontramos queÉl es la Roca, sus obras son perfectas. Todo lo que hace es justo e imparcial. Él es Dios fiel, nunca actúa mal; ¡qué justo y recto es él!” (Deuteronomio 32:4 NTV). Es sumamente obvio que Dios mira el corazón de las personas y ve su gran maldad y los castiga con Su santa justicia divina (Ver 1 Crónicas 28:9). No hay dudas que esos pueblos cosecharon lo que sembraron durante siglos de pecado,rebelión e iniquidad. Dios no es injusto como algunos parecen insinuar con sus insistentes reclamos de injusticia de Dios, sino un ser inteligente, que sabe desde la eternidad lo que los hombres harán y que no permite que se burlen de El, no por mucho tiempo,claro que no (ver Gálatas 6:7-9).

  • En Génesis 4:8, leemos que Caín le dijo a su hermano Abel (ambos eran los primeros hijos de Adan y Eva) que fueran juntos al campo. Y cuando estaban en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel y lo mató. ¿Porque actuó asi? Porque Cain no toleraba que las ofrendas de Abel fueran aceptadas y las suyas no. Actuó de manera intolerante, criminal, en vez de ser humilde y preguntarle a Dios o a su hermano Abel o a sus padres que tenía que hacer para agradar a Dios con sus ofrendas.
  • En el libro de Génesis leemos que un niño no circuncidado era abandonado por sus padres y la comunidad. Genesis 17:14 dice que  “Todo varón que no sea circuncidado será excluido de la familia del pacto por romper el pacto.” La circucnción era señal del Pacto entre Dios e Israel. Solo había que obedecer. Obviamente, desobedecer podría implicar la muerte.Dios, que no hace acepción de personas, decide matar al mismo Moisés porque su hijo aún no había sido circuncidado (Exodo 4:24-26). Pero Dios usó a Sefora, la madre del muchacho y esposa de Moisés, para obedecer las órdenes de Dios.
  • En Sodoma y Gomorra, Dios mata a todos (hombres, mujeres, niños, lactantes, recién nacidos) con la lluvia de “fuego y azufre”. Solo perdonó a Lot y su familia, pero la esposa de Lot, desobedeció las instrucciones y miró hacia atrás, y Dios la convierte en una estatua de sal (Génesis 19:24-26).¿Porque razón Dios se mostró tan intolerante con estos pueblos? ¿Cuál fue el pecado de Sodoma y Gomorra?” Seguramente que el motivo principal era la homosexualidad. Así es como el término “sodomía” llegó a usarse para referirse al sexo anal entre dos hombres, ya sea por mutuo acuerdo o forzado. Claramente, la homosexualidad fue parte de la razón por la que Dios destruyó a las dos ciudades. Los hombres de Sodoma y Gomorra querían realizar una violación homosexual múltiple con los dos ángeles (que estaban disfrazados de hombres). Al mismo tiempo, no es bíblico decir que la homosexualidad fue la única razón por la cual Dios destruyó Sodoma y Gomorra. Definitivamente las ciudades de Sodoma y Gomorra no eran únicas en cuanto a los pecados que cometían. Ezequiel 16:49-50 dice “He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso. Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí…”. La palabra hebrea traducida como “abominación” se refiere a algo que es moralmente repugnante y es la misma palabra que se usa en Levítico 18:22, que se refiere a la homosexualidad como una “abominación”. Del mismo modo, Judas 7 dice “Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza”. Aunque la homosexualidad no era el único pecado que las ciudades de Sodoma y Gomorra consintieron, parece ser la razón principal por la que esas ciudades fueron destruidas.
  • Dios es intolerante contra aquellos que violan el primer mandamiento (No tendrás dioses ajenos delante de mí.”, Éxodo 20:3) y condena a los que adoran a cualquier otro dios que no sea el Dios verdadero.
  • También Dios es intolerante con “la hechicera”, a la cual ordena que muera. (Génesis 22:18).Deuteronomio 7:26 dice que Dios aborrece objetos paganos, consagrados a los demonios y a los dioses paganos.
  • Intolerante con los que adoran otros dioses: “Cualquiera que ofrezca sacrificios a un dios que no sea el Señor, tendrá que ser destruido” (Éxodo 22:20 NTV).
  • No permitió que se adorase a un dios diferente. Dios ordenó conquistar y destruir aún sus bienes religiosos. (“No rindas culto a los dioses de estas naciones, ni los sirvas de ninguna manera, ni imites sus prácticas malvadas. En cambio, destruye sus ídolos por completo y destroza sus columnas sagradas”. Exodo 23:24 NTV)
  • En Levítico 10:1-2, Dios también se mostró completamente intolerante con el pecado de Nadab y Abiú. Leemos que “Nadab y Abiú, hijos de Aarón, pusieron carbones encendidos en sus incensarios y encima esparcieron incienso. De esta manera, desobedecieron al Señor al quemar ante él un fuego equivocado, diferente al que él había ordenado. Como consecuencia, un fuego ardiente salió de la presencia del Señor y los consumió por completo, y murieron ahí ante el Señor.” Pero aqui es la justicia de Dios que se revela, castigando el pecado de Nadab y Abiú.
  • En 1 Reyes 18:20-40 vemos que luego que el rey Acab y su esposa la reina Jezabel se mostraron intolerantes con el profeta Elías, este profeta se mostró completamente intolerante con los profetas de Baal y les degolló junto al arroyo de Cisón. Pero lo que hizo fue por mandato de Dios en la ley de Moisés (Ver Deuteronomio 13).
  • El Salmista David, en Salmos 5:5, dice que Dios aborrece a los orgullosos.
  • Proverbios dice que hay 6 cosas que Dios se muestra intolerante !porque las aborrece!: “Hay seis cosas que el Señor odia,  no, son siete las que detesta:  los ojos arrogantes, la lengua mentirosa, las manos que matan al inocente, el corazón que trama el mal, los pies que corren a hacer lo malo,  el testigo falso que respira mentiras y el que siembra discordia en una familia.”(Proverbios 6:16-19 NTV).
  • En el caso de los cananeos, Dios vio toda su perversidad y con justa razón se mostró intolerante en contra de ellos y ordenó su exterminio. Pero los pueblos cananeos tenían fama de quemar vivos a niños como sacrificio a sus dioses (entre otras crueldades) (ver 2 Reyes 16:3). Ellos sabían perfectamente que Dios había dicho a los israelitas que tomaran posesión de aquellas tierras. Pero ellos se negaron a entregárselas y les declararon la guerra. Al obrar así, no estaban desafiando solamente a los israelitas, sino a Dios, quien daba las órdenes y quien había dado muchísimas pruebas de que estaba con su pueblo. Pero por otro lado, hubo cananeos que dejaron sus perversiones y aceptaron las elevadas normas morales de Dios. Y Dios les mostró Su misericordia. Tenemos el ejemplo de una prostituta llamada Rahab y a su familia les perdonó la vida. Y cuando los habitantes de la ciudad de Gabaón pidieron clemencia, ellos y todos sus hijos conservaron la vida (Josué 6:25; 9:3, 24-26).
  • En Jonás capítulo 3, leemos que Dios se mostró totalmente intolerante con los pecados de Nínive, pero cuando ellos se arrepintieron, Dios los perdonó (Jon 3:5-9).Porque Dios es misericordioso (ver Jeremías 18:8; Nahum 1:7). Sin embargo, unos 150 años más tarde, Nínive se había olvidado de su avivamiento en la relación con Dios y había vuelto a sus acciones violentas, a su idolatría y arrogancia sobre otras naciones. La profecía de Nahúm se cumplió al pie de la letra. Nínive fue destruida en el año 612 a.C. y sus ruinas quedaron enterradas por más de 2.500 años. Ambas Nínive, la de Jonás y la de Nahúm eran paganas e idólatras. La primera oyó el mensaje del profeta, se arrepintió, recibió el perdón de Dios y no fue destruida. La segunda, había vuelto a su maldad y fue destruida. Dios es intolerante con el pecado y castiga duramente a aquellos que no le obedecen sino que se obstinan porfiadamente en continuar en sus rebeliones en contra de Él.

San Agustín escribió acerca de lo absurdo que resultaba la adoración de los dioses romanos, diciendo que:

Creo haber expuesto ya suficientemente, refiriéndome a los males morales y espirituales (los primeros que se deben evitar), cómo los dioses falsos no han puesto ningún interés en ayudar a su pueblo que los adoraba, para que no se derrumbara bajo ese cúmulo de maldades. Más: han contribuido a que sucumbiera definitivamente. Ahora voy a hablar solamente de aquellos males que los paganos se niegan a sufrir, como son el hambre, la enfermedad, la guerra, el pillaje, la cautividad, las torturas y otros por el estilo, ya citados en el libro primero. Los malvados sólo tienen por malo lo que no pervierte a nadie. En cambio, no les da ningún apuro ser ellos mismos malos, entre los bienes que alaban. Incluso llegan a sentir mayor desazón si su casa de campo no es buena, que si no lo es su propia vida, como si el supremo bien del hombre fuera tener todas sus cosas en buen estado, exceptuada la propia persona. Pero sus dioses no los preservaron ni de estos males, los únicos temibles para ellos, en la época de plena libertad para su culto. En efecto, antes de la venida de nuestro Redentor, por los lugares más dispersos de la geografía, la especie humana ha sufrido estragos innumerables y calamidades, algunas de ellas increíbles. ¿Y qué otros dioses adoraba el mundo entonces, sino éstos mismos, exceptuando el pueblo hebreo y un reducido número, por doquier, fuera de él, que fueron dignos de la divina gracia, según una decisión secreta y justa de Dios? [9]

Christopher J. H. Wright escribe sobre las razones de la ética del pueblo de Israel, explicando que esta hunde sus raíces en la dependencia e imitación de la santidad de Dios, lo que explicaría las actitudes de este pueblo tan particular: Israel representaba a Dios ante el resto de las naciones:

Ya hemos considerado la santidad de Israel, notando su dependencia e imitación de la santidad de Dios. Pero, ¿por qué se llama a toda la nación «reino de sacerdotes»? Un sacerdote, en el pensamiento y la práctica del Antiguo Testamento, estaba entre el pueblo y Dios, era un mediador en ambas direcciones. Representaba a Dios ante el pueblo, tanto en su persona como en su ejemplo (cf. Lv. 21-22), y en especial por medio de su papel como maestro (Dt. 33: 10; Os. 4: 6; Mal. 2: 4-7). A través de los sacerdotes, el resto del pueblo debía conocer la palabra y voluntad divinas. Ahora bien, si Israel, como nación, debía ser un sacerdocio, la implicación es que tenía que representar a Dios ante los pueblos de este mundo, de forma análoga. Los caminos de Dios se manifestarían en su vida como nación. Ya hemos visto que la santidad de Israel no era un asunto meramente espiritual, sino que tenía implicaciones muy prácticas. Ahora podemos ver que no se trataba de una unicidad introvertida. Más bien, estaba centrada en Dios, precisamente para que pudiera manifestarse para beneficio de toda la humanidad, porque «toda la tierra es mía». Y para que tuviera semejante orientación «exterior» de forma efectiva, esta santidad suya debía adquirir «cuerpo» social, de comunidad. Es por eso que el propósito de Dios para Israel expresado en Éxodo 19:6 resulta tan dependiente de su obediencia al pacto establecido en el versículo anterior. Si ellos tuvieran esa calidad de vida nacional y social que la ley que iban a recibir exigía, con sus grandes repercusiones de libertad, justicia, amor y compasión, entonces sí funcionarían como el sacerdocio santo de Dios: como una nación entre las naciones, y para las naciones (cf. Sal. 99: 14).[10]

 El ministerio Answer in Genesis (Respuestas en Génesis) nos ofrece una tabla muy ilustrativa, a modo de resumen de las actitudes de Dios con respecto sus juicios.[11]

Intolerancia

En conclusión

No hay dudas que Dios es santo, tres veces santo, completamente separado del mal y que el no tolera el pecado ni la desobediencia a Sus leyes. Pero aún así, Dios tuvo misericordia de los pueblos paganos. Los que aceptaban las estrictas leyes de Dios, Dios los perdonaba, los que se rebelaban contra Su autoridad, El los destruyó completamente. Pero la fama de los israelitas corría por todas las naciones paganas y aun así, muchos de ellos se negaban a obedecer a Dios. Dios, es el creador de todas las cosas, visibles e invisibles y El es quien dicta las reglas del juego en todo el universo, nos guste o no nos guste, lo toleremos o no lo toleremos, tengamos o no disposición a obedecer. El universo sería un caos si Dios no hiciese cumplir Sus leyes, ni habría autoridad en el Cosmos y todo sería un desastre!

También los guerreros israelitas recibieron orden de Dios de destruir los pueblos paganos y cuando ellos no obedecieron, Dios los castigó (Ver la derrota de Israel en la batalla contra el pueblo de Hai en Josué capítulo 7). Cuando Israel se arrepintió de su pecado y obedecieron a Dios, castigando a los desobedientes y rebeldes de entre los mismos israelitas, el Señor les dió la victoria (Josué capítulo 8).

Los profetas de Israel también eran intolerantes con los sacerdotes paganos, claro que si, pero estos sacerdotes paganos adoraban demonios (Ver 1 Corintios 10:19-33) y Dios no podrá jamas tolerar que lo provoquen a ira adorando otros dioses. 

No hay dudas, Dios es intolerante con el pecado y el ordenó a Su pueblo serlo también. Pero nada de esto demuestra que Dios no es misericordioso, ni que el haya ordenado a Su pueblo no serlo también. La palabra misericordia se deriva del término hebreo rajam ( רָחַם ,7355 ), que significa «tener compasión, ser misericordioso, sentir lástima». Las palabras que se derivan de esta raíz se encuentran 125 veces en todas partes del Antiguo Testamento [12] Y ya vimos que Dios tardó muchos siglos entre un castigo y otro, dando tiempo a que los pueblos paganos asumiesen otra actitud. Pero no lo hicieron. Dios los castigó justamente. Es inevitable que en algún momento, caigan los juicios de Dios sobre los rebeldes. Si esto no sucediese, demostraría que no hay justicia en el Universo ni en el mundo. Pedro, el famoso apóstol de Jesús, nos describe los santos juicios de Dios en una de sus epístolas universales. En 2 Pedro 2:4-22 NVI dice que:

Dios no perdonó a los ángeles cuando pecaron, sino que los arrojó al abismo, metiéndolos en tenebrosas cavernas y reservándolos para el juicio. Tampoco perdonó al mundo antiguo cuando mandó un diluvio sobre los impíos, aunque protegió a ocho personas, incluyendo a Noé, predicador de la justicia. Además, condenó a las ciudades de Sodoma y Gomorra, y las redujo a cenizas, poniéndolas como escarmiento para los impíos. Por otra parte, libró al justo Lot, que se hallaba abrumado por la vida desenfrenada de esos perversos,  pues este justo, que convivía con ellos y amaba el bien, día tras día sentía que se le despedazaba el alma por las obras inicuas que veía y oía.  Todo esto demuestra que el Señor sabe librar de la prueba a los que viven como Dios quiere, y reservar a los impíos para castigarlos en el día del juicio.  Esto les espera sobre todo a los que siguen los corrompidos deseos de la naturaleza humana y desprecian la autoridad del Señor. ¡Atrevidos y arrogantes que son! No tienen reparo en insultar a los seres celestiales,  mientras que los ángeles, a pesar de superarlos en fuerza y en poder, no pronuncian contra tales seres ninguna acusación insultante en la presencia del Señor. Pero aquellos blasfeman en asuntos que no entienden. Como animales irracionales, se guían únicamente por el instinto, pues nacieron para ser atrapados y degollados. Lo mismo que esos animales, perecerán también en su corrupción y recibirán el justo pago por sus injusticias. Su concepto de placer es entregarse a las pasiones desenfrenadas en pleno día. Son manchas y suciedad, que gozan de sus placeres mientras los acompañan a ustedes en sus comidas. Tienen los ojos llenos de adulterio y son insaciables en el pecar; seducen a las personas inconstantes; son expertos en la avaricia, ¡hijos de maldición! Han abandonado el camino recto, y se han extraviado para seguir la senda de Balán, hijo de Bosor, a quien le encantaba el salario de la injusticia. Pero fue reprendido por su maldad: su burra —una muda bestia de carga— habló con voz humana y refrenó la locura del profeta. Estos individuos son fuentes sin agua, niebla empujada por la tormenta, para quienes está reservada la más densa oscuridad. Pronunciando discursos arrogantes y sin sentido, seducen con los instintos naturales desenfrenados a quienes apenas comienzan a apartarse de los que viven en el error. Les prometen libertad, cuando ellos mismos son esclavos de la corrupción, ya que cada uno es esclavo de aquello que lo ha dominado. Si, habiendo escapado de la contaminación del mundo por haber conocido a nuestro Señor y Salvador Jesucristo, vuelven a enredarse en ella y son vencidos, terminan en peores condiciones que al principio. Más les hubiera valido no conocer el camino de la justicia que abandonarlo después de haber conocido el santo mandamiento que se les dio. En su caso ha sucedido lo que acertadamente afirman estos proverbios: «El perro vuelve a su vómito», y «la puerca lavada, a revolcarse en el lodo».

A lo largo de todo el Antiguo Testamento, podemos apreciar que Dios no solo se estaba revelándose, dándose a conocer a la humanidad, sino que también El estaba preparando el camino para el Salvador prometido a Adán y Eva (Génesis 3:8-13,15), y a su siervo Abraham (Génesis 12:2-3); y preparando un pueblo santo que imitase al Dios tres veces santo, le amase y le sirviese con reverencia y gratitud. Pero Israel le dio las espaldas a Dios, abandonó la fe en el Señor y olvidó Sus leyes. Y Dios lo castigó. El Templo de Jerusalén fue destruido por tropas romanas bajo el mando de Tito durante el Sitio de Jerusalén en el año 70 DC. El registro histórico más completo de este evento es La Guerra Judía del escritor judío-romano Flavio Josefo. Más adelante los gobernantes Romanos y Bizantinos usaron los restos del templo para construir palacios, un Templo de Júpiter, y una Iglesia. No fue sino hasta que fue construida la Cúpula de la Roca entre el 687 y 691 que los restos del Templo fueron removidos. La esencia de Dios es tal que violar sus atributos implicaría un absurdo, algo totalmente impensable de un Dios inteligente como nuestro Creador. Por este motivo, es que Dios no tolera negarse a si mismo. En el Antiguo Testamento, no había una solución definitiva para el problema del pecado como lo podremos apreciar en el Nuevo Testamento, cuando observamos que Dios Hijo se hace hombre y muere en una cruz para perdón de pecados y ofrece salvación y vida eterna a todos aquellos que creen en el con sinceridad y arrepentimiento verdadero. y ahora, en el  Nuevo Pacto, Cristo es el único mediador entre Dios y los hombres [13] 

En la próxima entrega, veremos la intolerancia en el Nuevo Testamento. Espero sus comentarios, criticas y aportes a este tema.

Dios lo bendiga mucho.

Continúa…

Notas

imagen: http://entreparentesis.org/progres-sectarios-e-intolerantes/

[0] https://www.coalicionporelevangelio.org/entradas/sugel-michelen/la-psicologia-un-nuevo-caballo-de-troya-en-la-iglesia-1-de-4/

[1] http://todopensamientocautivo.blogspot.com/2009/07/la-psicologia-un-nuevo-caballo-de-troya.html

[2] https://www.coalicionporelevangelio.org/entradas/sugel-michelen/la-psicologia-un-nuevo-caballo-de-troya-en-la-iglesia-3-de-4/

[3] https://www.coalicionporelevangelio.org/entradas/sugel-michelen/la-psicologia-un-nuevo-caballo-de-troya-en-la-iglesia-4-de-4/

[4] https://evangelio.blog/2013/03/15/cules-son-algunas-seales-de-abuso-espiritual-de-un-pastor/

[5] http://www.noticiacristiana.com/educacion/investigacion/2018/01/mayoria-cristianos-sufrio-abuso-espiritual.html

[6] W.E. VINE. VINE DICCIONARIO EXPOSITIVO DE PALABRAS DEL ANTIGUO Y DEL NUEVO TESTAMENTO EXHAUSTIVO.TOLERABLE, TOLERANCIA, TOLERAR. Edit. CARIBE

[7] https://www.coalicionporelevangelio.org/articulo/la-intolerancia-amorosa-de-dios/

[8] Richard Dawkins. (2006). The God Delusion [El espejismo de Dios].p. 31. Houghton Mifflin Co., Boston, MA,EE.UU.

[9] http://www.augustinus.it/spagnolo/cdd/cdd_03_libro.htm

[10] Christopher J. H. Wright. (1996). Viviendo como pueblo de Dios: la relevancia de la ética del Antiguo Testamento. p.45-46. Editorial ANDAMIO,

[11] https://answersingenesis.org/es/biblia/dios-en-el-antiguo-testamento/

[12] W.E. VINE. VINE DICCIONARIO EXPOSITIVO DE PALABRAS DEL ANTIGUO Y DEL NUEVO TESTAMENTO EXHAUSTIVO.TOLERABLE, TOLERANCIA, TOLERAR.p.83 Edit. CARIBE

[13] Para comprender la profundidad de este tema, recomiendo ver mi artículo en https://elteologillo.com/2017/11/13/cristo-es-el-unico-mediador-entre-dios-y-los-hombres/

 

FORMAS DE LA REVELACIóN DIVINA


FORMAS DE LA REVELACIóN DIVINA

Por Paulo Arieu

New Bitmap Image

I – Introducción

En los últimos años, gracias a la influencia del internet, hemos ido entrando en un momento de la historia en el que posiblemente Dios esté preparando todo para traer una nueva reforma religiosa al mundo cristiano. Parece que en cada generación Dios aumenta la luz de la revelación de conocerlo de un modo mejor, a través de Su Palabra. Estamos entrando en una mayor comprensión de la bondad de Dios y el Evangelio de Jesucristo, gracias al trabajo sincero y honesto de muchos blogueros que procuran dar a conocer a Dios a sus lectores de la mejor manera posible, a través de las redes sociales. La Buena noticia es que Dios se ha revelado al mundo y que por medio de su Hijo Jesucristo (Dios hecho hombre), el mundo puede ahora conocer a Dios.

Esta buena noticia es importante dado que desde muy antiguo el hombre ha querido saber como conocer a Dios. Tenemos el ejemplo que nos narra la Biblia, acerca de los griegos, el apostol Pablo y la escultura que se utilizaba para rendir culto al “dios no conocido” (Ver Hechos 17:23). Pero también tenemos el testimonio de los discípulos de Jesucristo, quienes dudaban de la divinidad del Señor, a pesar de haberlo visto hacer milagros y sanidades extraordinarias. Luego que el Señor había intentado explicarles que El era el camino al Padre (ver Juan 14:4-6), se le acercó Felipe pidiéndole que les mostrara al Padre para asi estar ellos mas tranquilos (ver Juan 14:8). Pero Jesús le respondió:

  • “Jesús respondió: —Felipe, ¿he estado con ustedes todo este tiempo, y todavía no sabes quién soy? ¡Los que me han visto a mí han visto al Padre! Entonces, ¿cómo me pides que les muestre al Padre? ¿Acaso no crees que yo estoy en el Padre y el Padre está en mí? Las palabras que yo digo no son mías, sino que mi Padre, quien vive en mí, hace su obra por medio de mí.  Solo crean que yo estoy en el Padre y el Padre está en mí; o al menos crean por las obras que me han visto hacer. ” (Juan 14:9-11 NTV).

Ellos no creían que Jesús era (y es) Dios hecho hombre. Pero ellos eran sinceros y querían que Jesús les diera a conocer al Padre a fin de no tener ya ninguna duda en sus corazones, pero Jesús era (y es) tan divino como lo es el Padre. Aún así, ellos, todavía no lo entendían. El conocido teólogo católico de nacionalidad suizo  Hans Kung dijo que:

Hoy día se pone en duda la existencia de Dios. Pero no es sólo esto. No se quiera hacer la cosa demasiado sencilla: Desde siempre, aunque de otro modo, se pugna con la incertidumbre de la existencia humana, y desde la aparición del hombre moderno, racional y razonable, casi se desespera de resolver el problema de la certeza humana. ¿Dónde se da — se pregunta una certeza sólida e inquebrantable sobre la que se puedan alzar todas las certezas humanas? [0]

La respuesta al interrogante que plantea este teólogo sigue siendo la misma desde hace dos mil años: Jesucristo. Pero la realidad es que los seres humanos no aceptan conocer a Dios, ni desean conocer a Jesucristo ni menos aún, tener que aceptar su autoridad sobre ellos. No desean conocer la revelación de Dios, ni en la creación, ni en Jesucristo, ni tampoco en lo que dice la Biblia acerca del Señor, nuestro Dios. Es que hoy en día, asistimos a una epidemia de incredulidad en medio de la humanidad. Pero, como dijo Jim Packer

“Conocer a Dios es de crucial importancia para vivir nuestras vidas. El mundo se convierte en un lugar extraño, loco, y doloroso y vivir en él llega a ser algo decepcionante y desagradable, para aquellos que no conocen a Dios” [1]

Sin dudas, una opinión muy importante. Porque sin Dios nos volvemos locos rapidamente, haciendo lo que nos viene en ganas. Porque ciertamente temer a Dios es muy sano para la salud mental y espiritual de los seres humanos ya que “el temor de Dios es el principio de la comprensión, de la sabiduría, y del conocimiento” (Proverbios 1:7, Proverbios 9:10, Salmo 19:9, Salmo 33:8, Salmo 111:10, y Eclesiastés 12:13).   De hecho, Dios se nos ha revelado en la Biblia y El nos dice en las Escrituras por medio del profeta hebreo Jeremías que:“Y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.” (Jeremías 29:13). No debemos dudar que Dios nos ha hablado (y aun hoy en dia también nos habla) por medio de la Biblia. Dios anhela que le amemos. Por ese motivo, Dios se goza cuando sus criaturas le buscan de todo corazón. El salmista y rey David decia que Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas (Salmo 63:1).  Y también Dios nos dice en Su palabra:Gócense y alégrense en ti todos los que te buscan. Y digan siempre los que aman tu salvación: “¡Engrandecido sea Dios!” (Salmo 70:4). 

Pero si Dios se ha revelado al mundo, cuáles son las formas en que Dios se ha revelado a la humanidad? La Biblia es la forma mas clara y facil de entender a Dios que los seres humanos tenemos. El conocido teólogo protestante Lewis Sperry Chafer, nos explica que 

La Biblia tiene como objetivo y propósito el ser la revelación del ser, las obras y el programa de Dios. Que un Dios infinito buscase el revelarse a sí mismo a sus criaturas, es razonable y esencial para el cumplimiento de los propósitos de Dios en la creación. Es, por otra parte, natural que los seres racionales intenten saber algo respecto al Creador que les ha dado vida. Si el hombre es el más alto orden de las criaturas, que tiene la capacidad de reconocer y tener una íntima comunión con el Creador, es, por tanto, también razonable esperar que el Creador se comunicase con sus criaturas, revelándoles su propósito y su voluntad.[2]

II- Las cinco vias:

La Biblia es la forma mas sencilla y simple que los seres humanos contamos para entender la voluntad de Dios. La Biblia es autoritaria e  inerrante y los seres humanos podemos confiar plenamente en ella. Aunque existen otros medios para entender la existencia de Dios, ellos son completamente racionales, filosóficos y casi siempre desconocidas para el común de los mortales (la gente sencilla que no estudia ni  teologia ni filosofía). Según explica en su obra de teologia (santo) Tomas de Aquino, un gran teólogo medieval muy famoso en el seno del catolicismo,  las pruebas más tradicionales para demostrar la existencia de Dios son cinco vías. 

El Lic. Andrés A. Luetich explica al respecto de las 5 vías que:

En la Summa Theologiæ (obra escrita para quienes se inician en el estudio de la Teología), se presentan cinco vías para demostrar la existencia de Dios. Cada una de ellas es independiente de las demás, de modo que bastaría con que una sola fuese correcta para que la tesis quedara demostrada. No se le debe conceder al número cinco una importancia crucial. El propio Tomás, en su Summa Contra Gentiles, reduce las vías a cuatro, y en su Compendium Theologiæ a sólo una. Más importante que el número de las vías es la estructura que todas ellas comparten. Descubrirla permite comprender cuál es el camino que Tomás consideraba debe seguirse para demostrar la existencia de Dios.[3]

El siguiente cuadro presenta en forma esquemática las 5 vías de santo Tomás (flechas a la izquierda) y su estructura común. Debajo del mismo se explican brevemente cada uno de los elementos que lo componen.[4]

New Bitmap Image

Son éstas pruebas propiamente filosófícas, son cinco argumentos a posteriori (a partir de las cosas más conocidas por el hombre) que intentan demostrar intelectualmente la existencia de Dios:[5]

En forma breve:

a) Primera Vía: La primera es la vía del movimiento: la realidad del cambio o del movimiento (en sentido aristotélico) exige necesariamente la existencia de un primer motor inmóvil, porque no es posible fundarse en una serie infinita de iniciadores del movimiento.

b) Segunda Vía:  La segunda es la vía de las causas eficientes: puesto que las causas eficientes forman una sucesión y nada es causa eficiente de sí mismo, hay que afirmar la existencia de una primera causa.

c) Tercera Vía: La tercera es la vía de la contingencia y del ser necesario: como es un hecho que hay seres que existen y que podrían no existir, esto es, que son contingentes, es forzoso que exista un ser necesario, ya que, de otra forma, lo posible no sería más que posible.

d) Cuarta Vía: La cuarta es la vía de los grados de perfección: puesto que todas las cosas existen según grados (de bondad, verdad, etc.), debe también existir el ser que posee toda perfección en grado sumo, respecto del cual las demás se comparan y del cual participan.

e) Quinta Vía: La quinta es la vía teleológica o del orden y la finalidad: existe un diseño o un fin en el mundo, por lo que ha de existir un ser inteligente que haya pretendido la finalidad que se observa en todo el universo.

III- Razón de los razonamientos filosóficos

Como escribió el apostol Pablo: Porque Dios es el que mandó que la luz resplandeciera en las tinieblas, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.” (2 ª Corintios 4:6 NVI). Esta revelación de Dios en Jesucristo, se incrementará hasta que algún dia la tierra sea llena del conocimiento de la gloria de Dios. Como escribió el profeta Habacuc: “Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar.” (Habacuc 2:14 NVI). Y Dios siempre cumple Su Palabra. El teólogo protestante W. Grudem explica la razón de estas pruebas filosóficas que buscan explicar o demostrar reacionalmente la existencia de Dios. El afirma en su manual de teología, que

Las «pruebas» tradicionales de la existencia de Dios que han forjado filósofos cristianos (y algunos no cristianos) en varios puntos de la historia son esfuerzos por analizar la evidencia, especialmente la evidencia de la naturaleza, de maneras extremadamente cuidadosas y lógicamente precisas, a fin de persuadir a los seres humanos que no es racional rechazar la idea de la existencia de Dios.[6]

Pero a medida que crecemos en el conocimiento de Dios experimentamos el asombroso amor de Dios reflejado a través de Su Hijo, Jesucristo. El amado apostol Juan nos dice “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado ” (Juan 17:3 RV 1960). Aunque como explica Grudem, el pecado afecta a los hombres en su entendimiento de la Deidad. Grudem también explica que a pesar que el pecado afecta la mente de los hombres, aún así vale la pena intentar dar a conocer a Dios, por medio de esfuerzos intelectuales.

Si es cierto que el pecado hace que las personas piensen irracionalmente, estas pruebas son esfuerzos de hacer que las personas piensen racionalmente o correctamente en cuanto a la evidencia de la existencia de Dios, a pesar de las tendencias irracionales causadas por el pecado.[7]

IV – Cuatro tipos principales de argumentos

Dios le habló a Moisés con un importante propósito:

  • “Él te mostró esas cosas, para que supieras que el Señor es Dios y que no hay ningún otro. Él te permitió oír su voz desde el cielo para instruirte. Te permitió ver su fuego poderoso aquí, en la tierra, para hablarte desde allí.  Debido a que él amó a tus antepasados, quiso bendecir a sus descendientes, así que él mismo te sacó de Egipto con un gran despliegue de poder. Expulsó a naciones mucho más poderosas que tú para establecerte en la tierra de esas naciones y dártela a ti como preciada posesión, así como sucede hoy.  »Entonces recuerda lo siguiente y tenlo siempre presente: el Señor es Dios en los cielos y en la tierra, y no hay otro.  Si obedeces todos los decretos y los mandatos que te entrego hoy, les irá bien en todo a ti y a tus hijos. Te doy estas instrucciones para que disfrutes de una larga vida en la tierra que el Señor tu Dios te da para siempre»  (Deuteronomio 4:35-40 NTV)

Dios le habló a Moisés para que el tenga siempre presente que Dios es Señor de los cielos y de la tierra. De esta manera, Dios le dio a Moisés una vez mas prueba fehaciente de su existencia. Esa revelación de Dios a Moises fue una experiencia directa, personal y visible (una teofanía por medio de una voz desde el cielo). Ahora bien, según cita el teólogo Grudem, la mayoría de las pruebas tradicionales para la existencia de Dios se pueden clasificar en cuatro tipos principales de argumentos:
1. El argumento cosmológico: considera el hecho de que todo lo conocido en el universo tiene una causa. Por consiguiente, razona, el universo mismo también debe tener una causa, y la causa de un universo tan grande sólo puede ser Dios.
2. El argumento teleológico: es en realidad una subcategoría del argumento cosmológico. Enfoca la evidencia de armonía, orden y diseño en el universo, y argumenta que su diseño da evidencia de un propósito inteligente (la palabra griega telas quiere decir «fin», «meta» o «propósito»). Puesto que el universo parece estar diseñado con propósito, debe haber un Dios inteligente y con propósitos que lo creó para que funcione de esa manera.
3. El argumento ontológico: empieza con la idea de Dios, que se define como más grande de lo que se puede imaginar. Luego argumenta que la característica de existencia debe corresponder a tal ser, puesto que es más grande existir que no existir.
4. El argumento moral: empieza con el sentido del bien y del mal que tiene el ser humano, y la necesidad de que se haga justicia, y argumenta que debe haber un Dios que es fuente del concepto del bieny del mal y que algún día hará justicia a toda persona.

V- Las Tres vias de revelación, según L. Chafer

Pero el teólogo protestante L. Chafer, nos explica en forma resumida las formas de la revelación divina, explicando que, según nos dice la Biblia, hay  “tres vías de máxima importancia y que han sido utilizadas por Dios para revelarse a sí mismo”[8]. Estas tres vias son:

1). La revelación de Dios en la creación.

2). Revelación en Cristo.

3). La revelación en la Palabra escrita.

VI – Continúa…

——————–

Nota:

En varias entregas, iré desarrollando y publicando en el blog estas tres vías de revelación. Asi que, amados lectores, los invito a reflexionar profundamente en cada entrega que comparto. Agradezco vuestras oraciones y vuestras reflexiones a modo de comentarios. Recuerde por favor, que ningún maestro de la Biblia, teólogo, bloguero o predicador, es infalible. Por lo tanto, lo invito a usar la Biblia para comprobar la veracidad de los argumentos que se presenten y a que todos aprendamos a usar también nuestro entendimiento, a fin de comprender mediante la fe y la razón iluminada, la veracidad y alcances intelectuales de estos razonamientos teológicos – filosóficos. Porque así ha dicho el Señor por medio del profeta Jeremías: 

  • “Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová” . (Jeremías 9:23-24 NVI)

Porque Su voluntad divina es que le entendamos y conozcamos por medio de la fe en la obra de su Hijo Jesucristo en la cruz, la ministración del Espíritu Santo en nuestros corazones y Su Palabra !Solo a Dios sea la Gloria! 

!Dios los bendiga mucho!

Notas

Imagen 1: http://estudiosbiblicoscristianos.net/como-estudiar-la-biblia/estudio-biblico-las-tres-fuentes-de-la-revelacion-divina.html

Imagen 2: http://www.mscperu.org/filosofia/existenciadeDios/cincopruebas_STomas.htm

[0] Küng, H. (1980), ¿Existe Dios? Respuesta al problema de Dios en nuestro tiempo.p.23. Ediciones Cristiandad. Madrid. España.

[1] https://www.allaboutgod.com/spanish/conocer-a-dios.htm

[2] http://www.adorador.com/temasdoctrinales/04_la_biblia_como_revelacion_divina.htm

[3] http://www.mscperu.org/filosofia/existenciadeDios/cincopruebas_STomas.htm

[4] Ibid

[5] (“Suma Teológica”, Prima pars, cuestión 2, artículo 3) citado en http://es.catholic.net/op/articulos/14619/cinco-vias-de-santo-tomas.html

[6] Grudem, Wayne. (2007). Teologia Sistemática. p.147. Editorial Vida. Miami, Florida.EE.UU.

[7] Ibid

[8] http://www.adorador.com/temasdoctrinales/04_la_biblia_como_revelacion_divina.htm

 

LA REVELACIÓN DE DIOS


LA REVELACIÓN DE DIOS

Por Paulo Arieu

10-argumentos-existencia-dios

Históricamente, las dos vías por las cuales Dios ha iniciado la revelación de Sí mismo se han denominado revelación general y revelación especial.

DEFINICIÓN

La revelación general comprende todo lo que Dios ha revelado en el mundo que nos rodea, aun al hombre. También se la llama Teología Natural. La revelación general provee evidencias de la existencia de Dios. La revelación especial incluye los varios medios que Él usó para comunicar Su mensaje en lo que fue codificado en la Biblia. Algunas veces la revelación especial es llamada teología revelada. Esta revelación da por sentada la existencia de Dios.

LA REVELACIÓN GENERAL

La Revelación general justamente es eso: general. Es general en su alcance (todas las personas y en todos los tiempos), geografía (abarca la tierra entera), metodología (emplea medios universales: el sol que sale para todos o la conciencia humana y también el juicio para aquel que la rechaza).

Las vías de la revelación de Dios:

1) Por medio de la creación: Como existe la creación, hay evidencia que hubo un efecto que lo originó. (Sal.19:1-6;Ro. 1:18-32).

2) Por medio de la historia: A lo largo de la historia se ve el actuar de Dios. Por ejemplo, cuando la maldad llega a un punto máximo, sobreviene el juicio. La historia de la preservación de Israel es uno de los indicios más evidentes.

3) Por medio de la organización: El propósito, el orden, el diseño que observamos en el mundo, exige que haya habido un diseñador. Por ejemplo, Pablo utiliza un argumento así en Hechos 14:17 al hablar del ciclo de la lluvia como evidencia de Dios.

4) Por medio de la constitución del hombre: Como existe el hombre que es un ser moral, inteligente, y viviente, debería existir un ser de características semejantes que lo haya creado. El hombre es el único ser que se puede hacer las preguntas: “¿de dónde vengo?” y “¿adonde voy?”. Además tiene constitución espiritual y naturaleza religiosa. Las fuerzas inanimadas, materiales o inconscientes, no pueden haber producido al hombre. La evolución no puede producir el alma, la conciencia o los instintos religiosos. Los ídolos sin vida no generan seres vivientes. (Sal. 94:9; Ro. 2:14,15).

5) Por medio del Ser: Dios existe porque el concepto de Él existe. En todos los rincones del mundo está la idea de un ser superior, por lo cual también debe existir.
Teniendo la revelación general el incrédulo no tiene excusa. Si la rechaza cae bajo el justo juicio divino (Ro.1:18-20).

Para el creyente, esta revelación le da base para evangelizar a aquellos que no conocen las Escrituras (Hch.14:15-17; 17:23-31). Por otro lado confirma su fe, sabiendo que ésta no está basada en fábulas sino en la realidad. Por lo tanto su fe no es vana.

Objeciones:
Es evidente que la revelación general no es suficiente. En esta clase de revelación no hay mensaje de salvación, ni invitación a la comunión personal con Dios. A lo sumo se llega a admitir la existencia de Dios y, acaso, ciertas señales de Su providencia, pero seguimos ignorando quién es y lo que es para nosotros. Nuestro razonamiento finito no alcanza para comprender y explicar lo infinito. A causa de su condición caída el hombre no acierta a obtener un conocimiento correcto de Dios, antes al contrario, pervierte siempre cualquier atisbo de la Divinidad (Ro.1:21-25). El pecado pervierte el entendimiento y convierte en ineficaz el testimonio de la revelación general. De ahí que surgen tantas religiones diferentes que aplican la revelación divina bajo un razonamiento oscurecido por el pecado. Esto es nuestra culpa y, además, trae como consecuencia el juicio de Dios. Entonces el testimonio de la revelación general se convierte, en el fondo, en un testimonio que nos acusa.

Pero esto no nos debe desesperar porque sabemos que para los que realmente buscan a Dios, Él no está lejos (Hech. 17:24-27). Por ejemplo, el etíope ya buscaba a Dios, por lo cual Dios le envió un Felipe (Hch.8:26-40). Esto nos debe motivar a alcanzar a aquellos que todavía no escucharon hablar de Dios y también a involucramos en las misiones de alguna forma.

El otro gran peligro surge cuando la revelación especial es dejada de lado para hacerle lugar a la revelación general pervertida por el pecado. De ahí llegamos al sincretismo de la Teología Liberal del campo protestante, asociada a un creciente universalismo católico. Uno de los mayores exponentes de esta corriente es Raymond Paniker, quien ya en mayo de 1967 escribía:

“En última instancia, toda religión está misteriosamente dirigida a Cristo y éste, sorprendentemente, actúa en cada una de ellas. Todo hombre que vive su religión, aún sin saberlo, está unido a Cristo”. Siguiendo el curso de esta corriente, lamentablemente se llega a una religión general.

LA REVELACIÓN ESPECIAL
La revelación especial fue dada a algunas personas en momentos especiales Dios no sólo se revela por medio de la naturaleza sino que se ha revelado también, de una manera especial, en ciertos hechos de la historia, culminando en la obra y persona de Jesucristo. Precisamente, uno de los títulos más expresivos que se dan a Cristo es “el Verbo”, la Palabra. En efecto, Cristo es la Palabra encarnada. Y de la misma manera que la palabra es el medio por el cual expresamos nuestros pensamientos, Cristo es el medio por el cual Dios nos ha revelado sus pensamientos divinos (Jn.1:18).

Hay una revelación especial de Dios por medio de intervenciones y mensajes directos al hombre. Pero ¿cómo podemos conocer esta revelación? Si Dios habló en el pasado de diferentes maneras y en varias ocasiones, ¿cómo la podemos conocer hoy? Sobre todas las cosas, ¿qué conocimiento puedo tener de la Palabra encarnada, de Jesucristo, si no hubiera quedado registrada de algún modo que la hiciera permanente?

La respuesta evidentemente es la Biblia. Allí tenemos registradas las intervenciones especiales y las revelaciones de Dios. Por ende, la revelación final que tenemos de todo lo necesario de parte de Dios la encontramos en la Biblia.

El efecto de la revelación especial es como un lente que nos permite leer de nuevo y correctamente en el libro de la naturaleza, además de abrir nuestros ojos a la gran salvación que Dios ha obrado en Cristo. Éste es el centro y la meta de toda revelación.

Auto-revelación:Tenemos que resaltar que todo lo que sabemos de Dios nos es dado por Dios mismo. Si no fuera por el hecho que Él quiere que le conozcamos, esto sería completamente imposible por nuestra parte (Hb.1:1-3). J.l.Packer, en su libro “Conociendo a Dios” dice:

“…el conocer a Dios es cuestión de gracia. Es una relación en la que la iniciativa parte invariablemente de Dios – como debe serlo, por cuanto Dios estátan completamente por encima de nosotros y por cuanto nosotros hemos perdido completamente derecho a su favor por haber pecado. No es que nosotros nos hagamos amigos de Dios; Dios se hace amigo de nosotros, haciendo que nosotros lo conozcamos a Él mediante el amor que Él nos manifiesta” (Gá.4:9).

Formas de revelación:

  • La suerte: Pr.16:33; Hch.1:21-26.
  • El Urim y Tumim: Ex.28:30; Nm.27:21; Dt.33:8; 18.28:6.
  • Sueños: Gn.20:3,6; 31:11-13,40,41; Joel 2:28.
  • Visiones: Is. 1:1; 6:1; Ez. 1:3.
  • Teofanías: Gn. 16:7-14; Ex. 3:2; 28.24:16; Zac.1:12.                                                      
  • Ángeles: Dn.9:20,21; Lc.210,11; Ap.1:1.
  • Profetas: 28.23:2; Zac.1:1; Ef.3:5.
  • Eventos: Míq.6:5; Ez.25;7; Jn.1:14.
  • Jesucristo: Jn.1:14; 14:9.
  • La Biblia: 2 Pe.3:15-17; 2 Pe. 1:19-21.

La revelación es progresiva: Es evidente que la Revelación que tenemos en las Escrituras fue entregada por Dios en forma progresiva, es decir, se dio en etapas, en incrementos variables, a diferentes personas, en diferentes momentos. Lo que ahora tenemos en la Escritura completa es el resultado de un proceso que culminó en la persona de Jesucristo. Reconocer la naturaleza progresiva de la voluntad de Dios en las Escrituras no niega la unidad de las mismas, ya que tienen un sólo autor, Dios mismo, si bien eligió expresarse a través de personalidades de los varios escritores humanos. Lo agregado en cada etapa no contradice lo revelado anteriormente, sino que lo expande y profundiza.

La revelación está completa: Es evidente que surja la pregunta de si todavía hay revelación de Dios en la actualidad fuera de la Biblia.

Tenemos que tener en cuenta que el AT, en general, estaba preparando el camino hacia el Salvador. En el NT se nos relata Su vida, ministerio y muerte y con esto la culminación de las escrituras del AT. La revelación de Dios llegó a su máxima expresión en la persona y obra de Cristo (Ef.1:8-10; Jn.1:18; Col. 1:15; 2:9; Jn. 19:30). La revelación de Dios llegó a su culminación y fin en la persona y obra de Cristo: “en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo… el cual siendo el resplandor de su gloría, y la imagen misma de su sustancia…” (Hb.1:1,2). En Juan 17:4 Jesús mismo dice: “…he acabado la obra que me diste…”. El contexto de este versículo deja muy claro que esa obra era la de revelar el conocimiento de Dios (Ver especialmente Jn. 17:3,6,7).

Pero, ¿qué de lo escrito por los apóstoles? Ya en Juan 14:16,26; 15:26,27, más temprano en esa misma noche, Jesús había comisionado a Sus discípulos a escribir lo que Él había manifestado. El Espíritu Santo fue prometido para hacerles recordar lo que Él había mostrado y enseñado, y garantizar la veracidad de lo documentado por ellos. Este proceso fue completado durante sus vidas, y el Canon del NT fue el producto final. Pablo afirma haber recibido su revelación directamente de Cristo (Gal.1:1; Ro.16:25,26; Ef.3:1-11). Esta autoridad fue reconocida por los otros apóstoles (Gal. 1:15-24; 2P.3:15,16).

¿Qué del Apocalipsis?

El tono de todo el libro se dirige hacia el final de los tiempos y la consumación del programa de Dios. Detalles que antes fueron sellados (Dn. 12:4,9) ahora son revelados, ya que el tiempo está cerca (Ap. 22:10). Esta revelación es de la misma fuente y naturaleza que la del AT (Ap. 22:6). Además, el libro termina con una tremenda advertencia, la de no añadirle palabras a esta profecía (22:18). Aunque se refiere principalmente al Apocalipsis, es evidente que se extiende a todo el NT y a las profecías en general.

¿No se pueden esperar nuevas profecías entonces?

Definitivamente no habrá nuevas profecías que sean necesarias para algún aspecto del plan de la salvación presente ni futura porque:

1) La acción de hablar por inspiración está completa, terminada una vez para siempre (Hb.1:1,2). Este pasaje nos enseña:

  • La única voz que se debe escuchar es la de Dios.
  • El respeto que el lector tiene del AT.
  • Dios habló en otros tiempos a través de varios métodos, que ya no usa, habiendo hablado por el Hijo (Jn 17:4,7,8,20:“…he acabado la obra que me diste…”;Heb,2:3,4: “…nos fue confirmada (aoristo pasivo: acción completa) por los que oyeron…”; 1 Co.15:8: “…a lo último de todos… me apareció a mí…”).

2) El mensaje de Cristo fue entregado “…una vez… a los santos” (Judas 3). La frase: “…una vez dada…” es enfática. Aparentemente la tendencia de las “revelaciones nuevas” lleva Judas a advertir de los falsos maestros.  De la misma forma Efesios 2:20 dice que la Iglesia está edificada “…sobre el fundamento de los apóstoles y profetas…”. Evidentemente el fundamento para cualquier edificio se pone una sola vez. El grito de la Reforma fue: “Sola Escritura”.

3) Fue prohibido añadir a las profecías de Cristo y los apóstoles (Ap.22:18). Apocalipsis fue el último libro escrito (96 d.C.) y admitido en el Canon del NT.

4) Jesús enseñó que toda la verdad sería enseñada por el Espíritu Santo y por Sus apóstoles (Jn. 14:26; 16:13). Las promesas: “…os guiará a toda verdad…” y “…os hará saber las cosas que habrán de venir” no son separables ni aplicables a todo el mundo.

Conclusión: Pretender recibir revelación adicional desmerece la revelación completa y perfecta en Cristo Jesús. Es hablar sin la autoridad de Cristo, lo que Dios no dejará sin castigo (ver Jer.23).

Imagen: https://loquecreemos.wordpress.com/que-es%C2%A0la%C2%A0fe/la-revelacion-de-dios/

ARGUMENTOS DE LA EXISTENCIA DE DIOS  


ARGUMENTOS DE LA EXISTENCIA DE DIOS  

Por Paulo Arieu

10-argumentos-existencia-dios

Cada cultura humana conocida tiene su mito de la creación, con la posible excepción del pueblo amazónico Pirahã, que tampoco cuenta con palabras para los números, colores y jerarquía social [0]. Pero en la Biblia, no vamos a encontrar ningún tipo de especulación filosófica sobre la existencia de Dios. La Biblia, a la existencia de Dios, la da por supuesto. Cuando leemos el primer pasaje de la Biblia, vemos que comienza con la afirmación de que en el principio, Dios creó todas las cosas, sin dar ninguna explicación racionalista sobre la existencia del Creador ni tampoco presenta defensas especulativas sobre su origen (ver Genesis 1:1). Da por supuesto que Dios existe. Pero la mentalidad de Occidente esta formada por el derecho romano,la religión judeo cristiana y el pensamiento grecoromano, que es mas de índole racionalista y dado a especulaciones filosóficas. Por este motivo, les comparto una serie de argumentos filosóficos que tratan de responder a la pregunta de si Dios existe. Creemos que Dios existe por medio de la fe y también por la fe creemos que Jesucristo resucitó de entre los muertos. Por experiencia sabemos que ningún tipo de argumento intelectual convence al escéptico de manera sine quan non. Sin embargo, creo util compartir estos argumentos que ayudan a responder a los que cuestionan la existencia eterna de  nuestro Dios.  Aunque ni la neurociencia, ni la antropología, ni la filosofía tienen la respuesta definitiva a la pregunta “¿Existe Dios?”, el estudio de estos conocimientos ayudan a vislumbrar algunas pautas sobre cómo los humanos respondemos a nuestras más profundas y espirituales necesidades humanas. Mas alla de los avances científicos de esta época, la fe en Dios permance firme en millones de personas alrededor del mundo.

Argumentos:

I. — El argumento de la existencia y el Ser necesario

Se trata de un argumento muy célebre, que en el curso de los siglos ha suscitado muchas discusiones. Algunos filósofos —en general, los escolásticos— lo hallan deficiente. Otros, como Descartes y Leibnitz, le reconocieron fuerza persuasiva. ¿Cuál es el argumento más fuerte que nos induce a admitir la existencia de Dios?… Es el argumento llamado de la existencia y el Ser necesario

«La forma más popular del argumento ontológico, usa básicamente el concepto de Dios para probar Su existencia. Este comienza con la definición de Dios como “Ese del cual no puede ser concebido uno más grande”. Entonces se sostiene que existir es mayor que no existir, y por tanto el mayor ser concebible debe existir. Si Dios no existió, entonces Dios no sería el mayor ser concebible – pero eso iría a contradecir la definición misma de Dios.»[1]

Helo aquí:[2]

1. Existen seres en este mundo.
a) Tal es la convicción de la inmensa mayoría de los hombres y de los filósofos, que son realistas; vale decir, admiten la existencia de realidades objetivas, fuera de nuestra mente, e independientes de ella.
b) Aun los idealistas, que niegan la existencia del mundo exterior, deben admitir, al menos, la existencia del “yo” de cada uno.
Es, pues, irrefutable que existe un ser, al menos: “yo”, que pienso.

2. Ahora bien; este ser que existe, o es necesario o es contingente.
a) Se llama SER NECESARIO el que de tal manera existe, que no puede no existir. La existencia pertenece a su esencia. No sería lo que es, si no existiera. Tiene en su esencia la plena razón de su existencia. Existe por sí. No depende de ningún ser para existir.

b) SER CONTINGENTE: Es todo ser que existe, pero puede muy bien no existir. La existencia no pertenece a su esencia. Por lo tanto, no tiene en su esencia la plena razón de su existencia. La razón de su existencia es la operación productiva de otro ser, causa eficiente de su existencia. Existe, pues, por obra de otro ser.

3. No hace falta mucha reflexión para reconocer que el “yo”, mi ser, no es necesario. Es contingente. No existió siempre. Debe su existencia a la actividad de otros seres.

La experiencia nos prueba la contingencia de muchos otros seres también, por no decir todos los que conocemos en el universo.

4.La existencia de un ser contingente exige la de otro ser, a cuya operación productiva debe su existencia el primero.

5. Este otro ser, a que debe su existencia, puede ser contingente también. Pero todos los seres existentes no pueden ser contingentes.
No pueden haber recibido todos la existencia de otro contingente.Si admitiéramos que todos los seres son contingentes, tendríamos que aceptar forzosamente que el primero de ellos —se entiende, en el tiempo—debería su existencia a la obra del no – ser. Sería producto del no – ser.

6. Ahora bien; atribuir al no – ser la causalidad eficiente de todos los seres contingentes, implicaría una gran contradicción. El no – ser no puede ser causa eficiente de ninguna existencia. La primera condición para obrar, es existir.

7. ¿De dónde provino esta contradicción?… De suponer que todos los seres son contingentes. Luego, debe existir, al menos, un ser necesario.

8. Este Ser necesario es Dios.

Así lo propuso Anselmo de Canterbury:

SAN ANSELMO (1033-1109) comenta las palabras de la Sagrada Escritura: “Dijo,el necio para sí: No hay Dios; y se propone demostrar que es una verdadera necedad negar la existencia de Dios.

«Dios es el ser más perfecto que se puede concebir; luego tiene que existir;   de lo contrario, podríamos concebir algo mayor que El, es decir, algo existente. Prescindiendo del contexto en que Anselmo sitúa este razonamiento,[3] la falacia es evidente al comprobar que Anselmo da un salto indebido del orden lógico de las ideas (lo que podemos concebir) al óntico de los seres (lo que existe). En una palabra, respondemos: Si Dios existe (es lo que se pretende probar), ha de ser el más perfecto posible de los seres;pero el hecho de que lo concibamos así no le confiere, sin más, el hecho de existir.»

DESCARTES propuso el mismo argumento sustancialmente en esta forma:

«Lo que está contenido clara y distintamente en un concepto, es verdadero.Nuestro concepto de Dios es de un ser perfectísimo, que posee todas las perfecciones en grado sumo. Ahora bien; la existencia es ciertamente una perfección; y por eso, debe hallarse en Dios.

Luego, DIOS EXISTE.

Aclara su argumento de esta manera:

El ser contingente es por definición el que puede ser o no ser. La existencia no pertenece a su esencia. En ésta no está la razón de su existencia, si existe. Si le atribuimos la existencia, ha de ser por un juicio sintético, oriundo de la experiencia. En cambio, en el ser necesario la existencia pertenece a su esencia. Toda la razón de la existencia del ser necesario está en su esencia. Por eso, el juicio con que le atribuimos la existencia, es analítico. Es tan contradictorio concebir a Dios no existente, como concebir una circunpuntos no estuviesen a igual distancia del centro.

3. LEIBNITZ, a su vez, presentó la misma prueba de otra manera.

He aquí el núcleo de su razonamiento:

El ser infinitamente perfecto, cuya esencia incluye la existencia, existe necesariamente, si es posible. Es así que es posible, puesto que la idea de Dios no encierra ningún límite, ninguna negación, y por consiguiente, ninguna contradicción.Luego, DIOS, el ser infinitamente perfecto, EXISTE.[4]

A este argumento el científico objetará:

1.° que lo contingente o relativo, que surge y desaparece, no es la masa atómica o la energía constante del Universo, sino las distintas firmas que una diversa composición molecular ofrece a maestra percepción;
2.° como ya advirtió Kant, que tal argumento demostraría, a lo más, la existencia de un ser supramundano, como arquitecto del Universo, pero no precisamente la del Dios que admitimos los cristianos.» [5]

Crítica de Patricio Hopkins

«Nos parece un argumento original, muy ingenioso, pero no muy sólido. Es verdad que no podemos concebir al ser perfectísimo sino como existente. El concepto de él encierra necesariamente la nota de existencia. Pero el solo hecho de concebir un ser mentalmente, no es razón suficiente para atribuirle existencia en el orden ontológico (de los seres reales). No porque yo conciba con la mente una isla de perfecto gozo y eterna juventud, se sigue que ella existe. Es menester dar razón suficiente del paso del orden conceptual al orden ontológico. Este argumento no nos da esa razón.»[6]

Hebe H. Vidal comenta:

Aunque muchos autores llaman “ontologistas”  a todos  aquellos que afirman que Dios es el objeto de un conocimiento intuitivo, reservamos específicamente el nombre de “argumento ontológico”   (demostración “a simultáneo”)   al tipo de argumentación en la cual se pasa inmediatamente de la idea de Dios a la existencia de Dios. La paternidad de este famoso   argumento   corresponde   históricamente   a   San Anselmo de Cantorbery; más tarde lo volvieron a tratar Descartes (Quinta Meditación) y Leibniz (Monadología).

San Anselmo escribe en su  “Proslogion”   (cap. II): “El insensato debe convencerse de que existe, al menos en el entendimiento, algo mayor que lo cual nada puede pensarse; porque cuando oye esto, lo entiende, y lo que se entiende existe en el entendimiento. Y en verdad, aquello mayor que lo cual nada puede pensarse no puede existir sólo en el entendimiento. Pues si sólo existe en el entendimiento, puede pensarse algo que exista también en la realidad, lo cual es mayor … Existe, por tanto, fuera de toda duda, algo mayor que lo cual nada puede pensarse, tanto en el entendimiento como en la realidad”. Y en el cap.  III dice: “Luego  existe verdaderamente algo mayor que lo cual nada puede pensarse, y de tal modo, que no puede, pensarse que no exista. Y eso eres Tú,  Señor Dios nuestro. Por tanto  existes verdaderamente, Señor Dios mío…”

Critica: El  argumento   anselmiano,  más  sutil  de  lo que a primera vista parece, fue refutado por Santo Tomás y más tarde por Kant. Santo Tomás sostiene que la demostración carece de valor porque hay un paso ilegitimo del orden lógico al orden óntico. Es verdad que si yo concibo a Dios como perfecto debo concebirlo también como existente; pero esto ocurre en el plano lógico de mi pensamiento; no me es lícito concluir de esto la existencia real extramental de Dios. [7]  Por esta razón, es menester rumiar sin prisa todos los pasos de este argumento, con un esfuerzo sincero, imparcial, para captar su verdad y todo lo que implica ésta. Si se hace así, la fuerza persuasiva de este argumento impresionará al intelecto.[8]

II. — El argumento del primer motor[9]
Fue elaborado por aristóteles, y perfeccionado por Santo Tomás de Aquino. En realidad, es otro modo de exponer el argumento anterior.

1. Es un hecho evidente que todos los seres de este mundo se mueven; vale decir, cambian, pasan de continuo del estado de potencia al de acto.

Los seres pueden moverse, pueden cambiar:

a) Por pasaje del estado de potencia subjetiva, activa, a la realización de la acción.

Ejemplo: Estoy en potencia subjetiva, activa, para aprender los argumentos de la existencia de Dios. Si me pongo a estudiarlos, pasaré del estado de potencia de conocerlos al acto de conocerlos. Se producirá un movimiento en mí.

b) Por pasaje del estado de potencia objetiva a la existencia.

La potencia objetiva es la capacidad o no – repugnancia de un ente posible para existir.

Ejemplo: Hace cien años, yo era solamente un ente posible. Estaba en potencia objetiva para existir. Actualmente, existo. El pasaje de ente posible a ser existente fue un movimiento.

c) Por pasaje del estado de potencia subjetiva, pasiva, al acto.

La potencia subjetiva, pasiva, es la capacidad o aptitud de una cosa existente de recibir alguna forma o perfección.

Ejemplos: El bloque de mármol tiene potencia subjetiva, pasiva, de ser convertido en estatua de San Martín. Al recibir la forma de este procer, se produce en él un movimiento.

Un niño ciego de nacimiento por algún defecto fisiológico, que un experto cirujano puede remediar, tiene potencia subjetiva, pasiva, para adquirir uso de la vista.

2. Todos los seres de este mundo pasaron del estado de mera potencia de entes posibles, al estado de existencia. Es más: pasan a menudo del estado de potencia subjetiva, pasiva, al apto de la perfección a que se refiere dicha potencia. Los seres vivos pasan de continuo del estado de potencia subjetiva, activa, a la realización de la acción correspondiente, por la cual se mueven al estado de acto con respecto a la perfección que adquieren por dicha acción.

Eso quiere decir que todos los seres de este mundo se mueven, en el sentido que hemos explicado.

3. Si se mueven, es porque son movidos por otros seres, que llamamos motores.

Es muy probable que estos motores sean, a su vez, movidos por otros seres motores, anteriores a ellos; y así, por una serie muy larga de éstos, cada uno de los cuales recibe movimiento de un ser anterior, ya en acto, y va la vez imprime un movimiento en un ser posterior, que estaba en potencia para recibir ese movimiento.

4. Si continuáramos indefinidamente la averiguación de los sucesivos motores de una serie de movimientos eslabonados, tendríamos que llegar forzosamente, en última instancia, a un MOTOR INMÓVIL, que no experimenta jamás en sí movimiento alguno, en el sentido de que hablamos; pero que es origen de todos los movimientos, que se dan en los demás seres del universo.

5. Este Ser, motor inmóvil, acto puro, sin mezcla alguna de potencia, motor primero de todos los movimientos, que se dan en los demás seres, es DIOS.

6. Luego, DIOS EXISTE.
 
Dice Francisco La Cueva:
«A posteriori, es decir, a través del mundo que vemos, creado por Dios. Así lo propone Tomás de Aquino en su vía central (de la «contingencia»): Todo lo que vemos es contingente (es decir, no tiene en sí mismo la razón de su existencia; de lo contrario, no podría dejar de existir). Por tanto, resulta necesaria, en última instancia, la existencia de un ser que tenga en sí mismo la razón de su existir y que pueda sacar a la existencia a todos los demás seres que no existen por sí mismos. A este ser necesario llamamos Dios.

A este argumento el científico objetará:

1.° que lo contingente o relativo, que surge y desaparece, no es la masa atómica o la energía constante del Universo, sino las distintas firmas que una diversa composición molecular ofrece a maestra percepción;
2.° como ya advirtió Kant, que tal argumento demostraría, a lo más, la existencia de un ser supramundano, como arquitecto del Universo, pero no precisamente la del Dios que admitimos los cristianos.[10]

III— El argumento de la causa final[11]

Este argumento fue traído por Anaxágoras, Sócrates, Platón y Aristóteles.

El argumento teológico dice que desde que el universo despliega tal maravilloso diseño, debe haber habido un diseñador Divino. Por ejemplo, aún si la tierra estuviera unos pocos cientos de millas más cerca o más lejos del sol, no sería capaz de mantener mucha de la vida que en la actualidad lo hace. Si los elementos en nuestra atmósfera fueran diferentes aún en un pequeño porcentaje, cada cosa viviente sobre la tierra moriría. Las probabilidades de una simple molécula de proteína formada por casualidad es 1 en 10 elevado a la potencia 243 (es decir, 10 seguido de 243 ceros). Una simple célula consta de millones de moléculas de proteína.[12]

La creación, incluyendo al hombre, demuestra orden, arreglo y propósito; por lo tanto, debe haber un Diseñador inteligente. El aire es tal que el hombre puede respirar y vivir. El agua es tal que el hombre puede bebería y apagar su sed. Las estaciones indican orden (Gen. 8:20-22). Cada copo de nieve es un intricado diseño, con un núcleo y seis lados, lo cual evidencia un arreglo inteligente que fue la base para la pregunta de Dios a Job 38:22.[13]

1.Existe un orden admirable en el mundo. Esta conclusión a que llegaron  los filósofos de la antigüedad, con sus atentas, pero no muy completas observaciones de la naturaleza, ha sido confirmada ampliamente por las modernas conquistas de las Ciencias. Tanto más se comprueba la presencia de un orden sencillamente asombroso en todo el universo —ya sea en su inmenso conjunto, ya sea en sus más diminutos elementos—, cuanto más avanza la ciencia en sus meticulosas investigaciones. Basta recordar las revelaciones de la Astronomía, y los descubrimientos sorprendentes de la constitución de los átomos.

2.Ahora bien; este orden admirable no puede existir sino por obra de una causa inteligente. En efecto, todo orden resulta de un fin conocido y perseguido como tal con una adecuada adaptación de los medios, que asegura la consecución de ese fin. Sólo un ser inteligente puede tener conocimiento de un fin, como tal, y disponer adecuadamente los medios para su segura consecución. Por lo tanto, el orden admirable que reina en el universo es fruto de una causa inteligente.

¿Posee el universo inteligencia con que ordenar y guiar toda su actividad, en la cual resplandece tan maravilloso orden?

En rigor, no es imposible que el universo tenga inteligencia. El hombre es un ejemplo de inteligencia unida sustancialmente a la materia. Pero nuestros conocimientos del universo, resultado de siglos de con convencen de que el universo tenga inteligencia.

a) SPINOZA pensó que Dios es la sustancia universal, inmóvil y acabada del universo; y el mundo que nosotros conocernos, es la suma de los accidentes o modos de esta sustancia única. Esta teoría explica el orden del universo por la presencia de Dios en él; y Dios, por cierto, es inteligente. Spinoza explica el orden del mundo por la existencia de Dios y su presencia sustancial en el universo. Es teísta, pero panteísta. Todo existe en Dios.

b) PLOTINO pensó que el mundo es una emanación de Dios;es un efluvio de su esencia. Dios y el mundo no difieren esencialmente; son  esencialmente idénticos. El mundo no ha sido establecido por la voluntad de Dios; surge de la esencia divina.Se trata de otra opinión panteísta, pero teísta al final.

c) HEGEL y SCHELER son también panteístas. Enseñan un panteísmo evolucionista. Dios, para ellos, no es un ser infinito,perfecto, sino finito e imperfecto; pero en continuo devenir o evolución hacia la más acabada perfección. La evolución de la Divinidad se realiza en el mundo. Éstos reconocen también la presencia de la inteligencia divina en el universo, y ésta rige su incesante actividad hacia la perfección.Explican el orden del universo por la presencia inteligente de Dios en el.

d) Otros filósofos, en fin —Krause, Eucken, Paulsen, Wundt—, consideran al mundo como existente en Dios. Enseñan el panenteísmo. El ser de Dios no se agota en el ser del mundo: lo sobrepuja inmensamente, tal que El tiene su propio ser frente al mundo.El ser de Dios abarca el ser del mundo; pero es mucho más inmenso que éste. El mundo es una parte dentro del infinito ser divino.Es un panteísmo que se esfuerza por sostener, no obstante,que Dios es persona distinta del mundo.

e} Pero la mayoría de los filósofos niegan que el universo tenga inteligencia. No hallan razones suficientes para atribuirle esa perfección.

f) La mayoría de los filósofos estiman que la causa inteligente del  orden  admirable  que reina  en el mundo  debe ser un ser distinto y superior al universo.

En rigor, de este argumento no se  puede deducir que la causa inteligente del orden que hay en el universo sea infinita. Sólo se de existencia de un ser superior al mundo y anterior a él. Pero, aplicando la prueba primera de la existencia y del ser necesario, se llega a la conclución de que la causa inteligente del orden del universo es el ser necesario, infinito, único, que llamamos DIOS.

Francsico La Cueva comenta que:

«Este argumento (teleológico), llamado así porque se basa en la causalidad final («telos» en griego), procede así: El Universo presenta un orden y una exquisita adaptación progresiva de los sujetos a los objetos, de los órganos a sus funciones, de los medios para los fines. Esto supone la existencia de una inteligencia, anterior y superior al mundo, que haya programado dicho orden; de lo contrario, todo lo existen te sería un absurdo producto del azar.

Sin embargo, para un científico no creyente, este argumento carece de fuerza convincente, porque:

1.° todo el proceso evolutivo se podría explicar mediante una dialéctica de mutua adaptación entre el ser y su medio (también es cierto que «la función crea el órgano»), en determinadas circunstancias que han permitido el salto de lo inorgánico a lo orgánico, de la ma teria a la vida, de la «biosfera» a la «noósfera», etcétera;

2.°dicha finalidad a escala cósmica podría explicarse con la existencia de una causa inmanente como «alma» del mundo, sin identificación posible con el Dios verdadero. »[14]

En conclusión, estos argumentos han sido intentos de responder intelectualmente al interrogante humano sobre la existencia de Dios. Son útiles para taparle la boca a los ateos. Pero recuerda que: Sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan “(Hebreos 11:6). Esto es la mas importante de estos debates. Por que sin fe no podemos creer que un Dios invisible como el nuestro existe verdaderamente. Y esta fe es un don precioso, que nos ha dado el Señor nuestro Dios y creador del Universo. Realmente hay que ser muy terco, muy orgulloso, muy soberbio o muy necio (como dice la Biblia) para no creer en la existencia de Dios. Pero aún así, hoy en día, hay muchos que se han levantado contra el conocimiento de Dios y no solo niegan tercamente su existencia, sino que también combaten a aquellos que si creen que Dios existe. Me refiero a hombres de ciencia y erudición como Richard Dawkins, Stephen Hawkings y otros prominentes científicos, que se oponen a la fe cristiana con todas sus artimañas diabólicas. En fin, todo esto es parte del debate sobre la existencia de Dios.

Les comparto un video, con una exposición muy clara sobre este tema, presentado por el Dr. Miguel Nuñez, un pastor bautista de la República Dominicana.

Dios le bendiga mucho!

Notas

[0] http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/04/150401_iwonder_cerebro_dios_fe_sem_dv

[1] http://www.gotquestions.org/Espanol/Existe-Dios.html

[2] Patricio Hopkins, Filosofía,p. 283-284, ediciones Almagro, Buenos Aires, Argentina,1975

[3] Véase J. Marías, Historia de la Filosofía (Madrid, Revista de Occidente, 1969), pp. 140-142., citado en Francisco La Cueva, Un Dios en Tres personas, Curso de Formacion Teológica evangélica tomo II, Ed. Clie.

[4] Patricio Hopkins, Filosofía,p. 288-289, ediciones Almagro, Buenos Aires, Argentina,1975

[5] Francisco La Cueva, Un Dios en Tres personas, p.33-34,Curso de Formación Teológica evangélica tomo II, Ed. Clie.

[6] Patricio Hopkins, Filosofía,p.289, ediciones Almagro, Buenos Aires, Argentina,1975

[7] Hebe R.Vidal, Fundamentos de Filosofia, p. 97, Librería Huemul, 1970,Buenos Aires, Argentina

[8] Patricio Hopkins, Filosofía,p. 284, ediciones Almagro, Buenos Aires, Argentina,1975

[9] Patricio Hopkins,Filosofía ,pag. 284-285,ediciones Almagro,Bs.As, Argentina , 1975

[10] Francisco La Cueva, Un Dios en Tres personas, p.33-34,Curso de Formación Teológica evangélica tomo II, Ed. Clie.

[11] Patricio Hopkins,Filosofía ,pag. 286-287,ediciones Almagro,Bs.As, Argentina , 1975

[12] http://www.gotquestions.org/Espanol/Existe-Dios.html

[13] A.H.Yetter, Principales doctrinas bíblicas vol. 1 Cursos por correspondencia,p. 20-21, Publicación la Biblia dice, Quito, Ecuador

[14] Francisco La Cueva, Un Dios en Tres personas, p.33-34, Curso de Formación Teológica evangélica tomo II, Ed. Clie.

Imagen: https://dropestein.wordpress.com/2015/04/05/10-argumentos-a-favor-de-la-existencia-de-dios/

¿Existe una diferencia cualitativa entre Adonai y Adoni?


¿Existe una diferencia cualitativa entre Adonai y Adoni?

Por Pablo Santomauro

  • “Jehová dijo a mi Señor” (Salmo 110:1)

El grueso del material a continuación ha sido extractado, traducido y adaptado del estudio de Sam Shamoun, Examining Psalm 110:1, http://www.answeringislam.org/Shamoun/psalm110_1.htm

Para los cristianos, las primeras palabras del Salmo 110 presentan dos personas, una es Jehová Padre y la otra es Jehová hijo. Este es un pasaje donde prácticamente Dios llama “Dios” al Mesías. Aquellos que niegan que Jesucristo fue Dios y humano simultáneamente, y que enseñan que durante su estadía en la tierra fue solamente un hombre, aducen que el segundo personaje, a quien David llama “Señor”, no es Divino sino solamente humano. Grupos sectarios como los mesiánicos y los unitarios socinianos creen eso. Mario Olcese, un sectario sociniano dice:

Para la fe Judía, Dios (Elohim) no tiene igual, es Todopoderoso, Soberano, y muy singular. En el Salmo 110:1 está la prueba de que el Señor Yahweh (Adonai) y el segundo ‘señor’ (Adoni) son dos personas distintas, siendo uno el Señor Dios propiamente dicho, y el segundo, el Señor Mesías. De modo que si hacemos una interpretación correcta de Deuteronomio 6:4, el único Yahweh que es Dios (Elohim) es Adonai, que en el Salmo 110:1 se refiere exclusivamente al Padre y no al Hijo. Jamás al Hijo se le llama Adonai, sino Adoni… y Adoni era un título para hombres majestuosos o con poderes extraordinarios, tales como los reyes y los jueces. (www.apologista.wordpress.com)

Esto simplemente no es verdad. La distinción que Olcese hace entre Adonai y Adoni es lingüísticamente inválida. Para beneficio del lector digamos que los cristianos genuinos usamos Salmo 110:1 en la Biblia hebrea para mostrar que Jehová no es solamente el Padre, sino que Jehová en sí es multipersonal. En otras palabras, hay más de una persona en Jehová y el Mesías es Dios. El texto lee así:

  • Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies. (Sal. 110:1)

De acuerdo con Jesucristo y ciertos autores del NT, esta es una referencia de David relacionada con la ascención de Cristo al cielo:

Enseñando Jesús en el templo, decía: ¿Cómo dicen los escribas que el Cristo es hijo de David? Porque el mismo David dijo por el Espíritu Santo: Dijo el Señor a mi Señor:
Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga tus enemigos por estrado de tus pies. David mismo le llama Señor; ¿cómo, pues, es su hijo? Y gran multitud del pueblo le oía de buena gana. (Mr. 12:35-37)

Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís. Porque David no subió a los cielos; pero él mismo dice: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies. Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo. (Hch. 2:33-36)

Basados en estos textos. los cristianos creemos que Jesús es el Señor de David (el Cristo), y como el Señor de David es Jehová, lógicamente Jesús es Jehová. Muchos sectarios como Olcese dicen que estamos equivocados porque el texto Hebreo usa dos palabras diferentes para Jehová y para Señor. Los dos nombres son “Yahweh” y Adoni. El verso leería en principio: “Yahweh dijo a mi Adoni”. Como los judíos cada vez que el manuscrito decía “Yahweh” lo cambiaban por “Adonai”, el verso lee así: “Adonai dijo a mi Adoni”. El argumento sectario reclama que debido a esta diferencia, el texto presenta dos seres distintos, y el segundo (Adoni) se trata de alguien que no es Dios. Los socianianos como Olcese dicen que el verso sí habla del Mesías (Adoni), quien en su teología no es ontológicamente igual a Dios, o sea, el Padre. Desafortunadamente para el sociniano, el hecho de que elsalmista usara dos términos diferentes no significa que tuviera en mente dos seres completamente distintos en su esencia, uno Divino y otro humano. Los cristianos estamos de acuerdo en que el salmista proyecta dos personas diferentes, pero entendemos que ambas comparten la misma esencia, porque puesto en forma sencilla: ¿No es verdad que el Señor de David es Yahweh?:

Oh alma mía, dijiste a Jehová: Tú eres mi Señor. (Sal. 16:2)

Muévete y despierta para hacerme justicia, Dios mío y Señor mío, para defender mi causa. (Sal. 35:23)

A la luz de esta verdad, estimado señor Olcese, el segundo personaje en el texto (Adoni), a quién David llama “Mi Señor”, es Jehová, es decir, comparte la misma naturaleza y atributos de Jehová Padre. La lógica dice que estamos frente a Jehová Hijo (el Mesías).

Ahora, usted dice que eso no puede ser porque el término Adoni nunca se usa para Dios en el AT, siempre se usa para seres humanos o ángeles. Aun más, le voy a ayudar en su argumento. Si yo fuera usted agregaría que David pudo haber usado Adonai (literalmente “Señores” o “mis Señores”) si hubiera querido dar a entender que la segunda persona es también Jehová. En principio parece ser un buen argumento, pero como veremos a continuación, no tiene sentido. ¡Oh! Dicho sea de paso, ¿notó que Adonai es plural? Cosa extraña para los que niegan la naturaleza pluripersonal de Dios, pero eso lo dejamos para otra ocasión.

Permítanos ahora, señor Olcese, mencionar algunos casos donde la palabra Adoni es usada para reconocer a Jehová. El sectario por lo general no ve estas cosas debido a su adquirida visión de túnel, un síndrome muy común en ellos. La palabra Adoni es usada para describir al Angel de Jehová en Jueces 6:13. Este personaje no es un ser creado sino una manifestación de Jehová mismo como se ha demostrado ya hace tiempo. El artículo “El Angel de Jehová y la Trinidad” pone esto en la perspectiva correcta (pastordanielbrito.wordpress.com/2008/12/26/el-angel-de-jehova-y-la-trinidad / ).

Hay otro pasaje donde el mismo personaje Divino es llamado Adoni por Josué. El mismo artículo mencionado anteriormente analiza el pasaje y demuestra que este personaje es nada más ni nada menos que Jehová mismo, pero veámoslo más de cerca:

  • Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos? El respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo? Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo. (Jos. 5:13-15)

Comparemos ahora este último texto con los siguientes:

  • Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios. Y se le apareció el Angel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza;  y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema. Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: !!Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es. Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios. (Ex: 3:1-6)
  • He aquí yo envío mi Angel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado. Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él. Pero si en verdad oyeres su voz e hicieres todo lo que yo te dijere, seré enemigo de tus enemigos, y afligiré a los que te afligieren. Porque mi Angel irá delante de ti, y te llevará a la tierra del amorreo, del heteo, del ferezeo, del cananeo, del heveo y del jebuseo, a los cuales yo haré destruir. (Ex. 23:20-23)

Cualquier persona de buen criterio puede entender que el hombre que esgrimía una espada, el mismo que es comandante en jefe del ejército de Jehová, es el Angel de Jehová enviado delante de Israel para defenderlo de sus enemigos, el que lleva el nombre de Dios, según Dios mismo, y el que tiene potestad para perdonar pecados (una prerrogativa única de la Deidad). En otras palabras, el Adoni de Josué era el Angel de Dios, quien es también Dios todopoderoso mismo. ¡Con razón Josué postró su rostro en tierra y le adoró!

Y ahora, un último ejemplo de Adoni usado para un ser Divino:

  • A los veinticuatro días del mes undécimo, que es el mes de Sebat, en el año segundo de Darío, vino palabra de Jehová al profeta Zacarías hijo de Berequías, hijo de Iddo, diciendo: Vi de noche, y he aquí un varón que cabalgaba sobre un caballo alazán,  el cual estaba entre los mirtos que había en la hondura; y detrás de él había caballos alazanes, overos y blancos. Entonces dije: ¿Qué son éstos, señor mío? Y me dijo el ángel que hablaba conmigo: Yo te enseñaré lo que son éstos. Y aquel varón que estaba entre los mirtos respondió y dijo: Estos son los que Jehová ha enviado a recorrer la tierra. Y ellos hablaron a aquel ángel de Jehová que estaba entre los mirtos, y dijeron: Hemos recorrido la tierra, y he aquí toda la tierra está reposada y quieta. (Zac. 1:7-11)

Más adelante, Zacarías presenta suficientes pistas para identificar a este ángel como el mismo Angel de Jehová mencionado en todos los textos anteriores:

  • Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle. Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio? Y Josué estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del ángel. Y habló el ángel, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala. (Zac. 3:1-4)

¡Aquí el profeta identifica a este Angel como Jehová Dios quien tiene el poder de perdonar y quitar pecados!

Los textos citados refutan de plano el reclamo sectario de que Adoni nunca se usa para designar a Jehová. Hemos visto que, en por lo menos tres lugares, Adoni se usa para un hombre-Angel a quien el texto identifica explícitamente como Jehová.

Ahora, para asegurarnos de que nuestros oponentes no digan que venimos puntualizando todo esto para evitar el argumento ligüístico planteado por ellos (la diferencia en el deletreado de la segunda persona en el verso), conviene recordar el razonamiento del erudito mesiánico y hebreo Dr. Michael L Brown. Este plantea que todo el argumento sectario y de los rabinos judíos modernos se basa en la vocalización del texto masorético, el cual no alcanzó su forma final hasta la Edad Media. Como todo estudiante de Hebreo sabe, el idioma original era escrito con consonates solamente. Los símbolos vocales fueron agregados cientos de años más tarde. Esto significa que originalmente, Adonai (usado para Jehová solamente) y Adoni (usado para hombres y ángeles), se deletreaban exactamente igual en el hebreo. Este deletreado era de 4 consonantes, Alef, Dálet, Nun y Yod (Brown, Answering Jewish Objections to Jesus: Messianic Prophecy Objections [Baker Books, Grand Rapids, MI 2003], Volume Three, pp. 137-138).
¿Cómo pueden los antitrinitarios como Olcese declarar tan dogmáticamente que el deletreado de las dos palabras, Adonai y Adoni, marca una diferencia cualitativa entre las dos personas en Salmo 110:1? Ese argumento sólo tendría validez aceptando la absoluta autoridad de la vocalización masorética, la cual en algunos casos fue hecha casi 2000 años después que los originales fueron escritos.

No podemos dejar de mencionar que el Salmista, refiriéndose al mismo Señor del verso 1, el mismo que los sectarios dicen que no es Deidad, le llama Adonai en el verso 5:

  • El Señor (Adonai) ESTA A TU DIESTRA; Quebrantará a los reyes en el día de su ira. Juzgará entre las naciones, Las llenará de cadáveres; Quebrantará las cabezas en muchas tierras. Del arroyo beberá en el camino, Por lo cual levantará la cabeza. (Sal 110:5-7)

¿Quién lo diría? Aquí Adonai es el que ejecutará juicio contra las naciones y sus reyes, y hasta beberá en el camino (“de un arroyo” junto al camino). Esta es una clara referencia al Señor de David en el verso 1, no sólo porque beberá de una corriente de agua, una función netamente humana, pero al mismo tiempo el verso dice que está a la diestra de Jehová, lo mismo que dice el verso 1 (la diestra de Jehová no es una referencia posicional o de ubicación, sino de poder, autoridad y gloria que sólo corresponde a Dios).

Por si no bastara con las pruebas expuestas hasta aquí, digamos que el Señor de ambos versos, 1 y 5, es el que quebrantará a los reyes de las naciones, un acto que según el NT será llevado a cabo por Jesucristo en su Segunda Venida (Mt. 25:31-33; Jn. 5:22-23; 27; 1 Co. 15:24-28; Ap. 6:12-17; 17:14; 19:11-21).

Estos versos son prueba adicional e irrefutable de que el Adoni de Salmo 110:1 y Salmo 110:5 es el Mesías, el Señor de David, Dios encarnado en la persona de Jesucristo, humanidad y Deidad en la misma persona. De esta forma el argumento antitrinitario es invalidado por la Escritura, la evidencia lingüística, y el sentido común. <>

Lectura recomendada (en Inglés):

http://www.tektonics.org/guest/antianti.html#ten
http://messianicart.com/chazak/yeshua/psalm110.htm

El relato bíblico y la ciencia moderna  


El relato bíblico y la ciencia moderna  

Por Paulo Arieu

mundo

Introducción:

En el articulo anterior, citaba que Dios es el creador del Universo. Dios creó todas las cosas por medio del poder de su Palabra. Y entonces, al leer el libro de Genesis, comienzan las preguntas. Pero ¿Cuántos años tiene la tierra? Los hombres de ciencia han encontrado evidencias de grandes cambios geológicos, estratificación de masas de piedras, y otros indicios que los han hecho llegar a la conclusión de que la tierra es antiquísima. Se crea un conflicto entre ellos, y ciertos cristianos que creen que la Biblia indica claramente que hace sólo seis mil años que Dios creó el universo

Carlos Rubbia, Premio Nobel de Física, Director del Laboratorio Europeo para la Física de las Partículas, dice:

«Hablar del origen del mundo lleva a pensar en la Creación… Para mí está claro que esto no puede ser consecuencia de la casualidad».

Igualmente, la belleza del plumaje de colores de algunos pájaros me hablan del talento del artista que concibió esa armonía de colores.

Donde hay una obra de arte hay un artista. Hasta el blasfemo Voltaire, filósofo francés del siglo XVIII dijo:

«No puedo imaginar que haya un reloj sin relojero»

Y André Gide,escritor francés, Premio Nobel de Literatura en 1947.

«Para no creer en Dios es absolutamente necesario abstenerse de mirar la naturaleza y reflexionar sobre lo que vemos»

Por eso

«por más que retrocedamos en el tiempo no encontraremos ningún pueblo sin religión, sin creencias, preceptos y ritos cuya finalidad es poner al hombre en relación con la Divinidad».

Entonces, como podemos conciliar el relato bíblico y la ciencia moderna? ¿Cómo puede resolverse este conflicto?

Según algunos estudiosos de la Biblia, el problema no radica tanto en la contradicción entre el relato bíblico y lo que la ciencia ha descubierto, sino entre la ciencia y el relato mal interpretado. Además, es preciso distinguir entre lo que la ciencia ha descubierto realmente y lo que es mera especulación o teoría que aún no ha sido comprobada. La ciencia pura no consiste en teoría, sino en hechos demostrados y concretos.

El universo tiene aproximadamente catorce mil millones de años

«La ciencia empieza a responder la cuestión de la complejidad de la vida con una línea de tiempo. Ahora sabemos que el universo tiene aproximadamente catorce mil millones de años. Hace un siglo ni siquiera sabíamos cuánto tiempo hacía que llevaba girando nuestro planeta. Pero el posterior descubrimiento de la radiactividad y de la descomposición natural de ciertos isótopos químicos ofreció un medio elegante y ciertamente preciso de determinar la edad de varias piedras en la Tierra. La base científica de este método se describe en detalle en el libro de Brent Dalrymple La edad de la Tierra, y depende de las conocidas y muy largas medias vidas por las que tres elementos químicos radiactivos se descomponen constantemente y se transforman en elementos estables y diferentes: el uranio se convierte lentamente en plomo, el potasio lentamente se convierte en argón y el más exótico estroncio se convierte en un elemento raro llamado rubidio. Al medir la cantidad de cualquiera de estos pares de elementos, podemos estimar la edad de cualquier piedra. Todos estos métodos independientes dan resultados que son sorprendentemente coincidentes, y apuntan a que la Tierra tiene una edad de 4.550 millones de años, con un error estimado de solamente un uno por ciento. Las piedras más viejas que han sido fechadas en la superficie actual de la Tierra tienen aproximadamente cuatro mil millones de años, pero casi setenta meteoritos y un número de piedras lunares han sido fechadas en cuatro mil quinientos millones de años.

Toda la evidencia actualmente disponible sugiere que la Tierra era muy inhóspita durante sus primeros quinientos millones de años. El planeta estaba constantemente a merced del devastador ataque de asteroides y meteoritos gigantes, uno de los cuales de hecho consiguió desgajar a la Luna de la Tierra. No es sorprendente, por lo tanto, que las piedras de hace cuatro mil millones de años o más no muestren evidencia alguna de formas de vida. Sólo ciento cincuenta millones de años después, sin embargo, se encuentran múltiples formas de vida microbiana. Presumiblemente, esos organismos unicelulares eran capaces de almacenar información, quizá usando ADN, y eran autorreplicantes y capaces de evolucionar hacia muchos tipos diferentes.»[1]

«Un creyente no debe temer que esta investigación pueda deshancar a la divinidad; si Dios es realmente Todopoderoso, difícilmente se verá amenazado por nuestros raquíticos esfuerzos por comprender el funcionamiento de su mundo natural. Y como buscadores, posiblemente descubramos en la ciencia respuestas interesantes a la pregunta «¿cómo funciona la vida?». Lo que no podremos descubrir solamente a través de la ciencia son respuestas a las preguntas: «¿Por qué existe la vida, en todo caso?» y «¿por qué estoy yo aquí?»[2]

El cristiano debe reconocer ciertos hechos al interpretar el relato de la creación:

En primer lugar, el Génesis no da fechas, y las genealogías primitivas no se pueden tomar en cuenta para calcular pues hay en ellas grandes vacíos. En segundo lugar, la Biblia es primordialmente un libro de religión y no de ciencia. Génesis 1 fue escrito no tanto para describir el proceso de la creación sino más bien para mostrar su causa y propósito. Recalca la gran verdad de que Dios es el Creador, como cité en el artículo anterior. Finalmente, es lógico creer que la revelación de Dios a Moisés haya sido dada en conceptos comprensibles a los hombres de esa época y no en altos términos técnicos o científicos comunes a los del siglo XX. Sin embargo, podemos confiar que la Biblia habla correctamente sobre lo que concierne a la ciencia, salvo unos pocos pasajes dudosos, en los que no se sabe si estan mal traducidos o los datos son de acuerdo al concepto cultural de aquella época o tambien es posible que estamos interpretando mal el texto bíblico.

Estudiosos cristianos han desarrollado varias teorías procurando armonizar el relato bíblico con los conceptos de los científicos.

Algunas son:

a) Teoría del vacío o del arruinamiento y re-creación:sucedió una catástrofe universal entre Génesis 1:1 y 1:2, que tiene que ver con la caída de Satanás y el juicio consiguiente de Dios. Como resultado, la tierra llegó a estar desordenada y vacía”. Dios re-creó la tierra en seis días literales. Podrían haber transcurrido millones de años entre la creación original y la re-creación.

b) Teoría de la creación progresiva: se interpreta el relato poéticamente. Los días representan períodos en un lapso indefinido en los cuales Dios realizó su obra creadora. Se hace notar que la Biblia no declara la duración de cada día, y que el término “día” no se refiere siempre a un período de veinticuatro horas. Su uso en 2:4: “el día que Jehová hizo la tierra” puede referirse a un período de tiempo corto o extenso en que cierta actividad se lleva a cabo. Se señala que los descubrimientos de la ciencia confirman el orden de la creación descrito en el Génesis.

c)Teoría de la alternancia día-era: los días fueron períodos de veinticuatro horas, o cortos lapsos de tiempo, separados por vastas eras geológicas. En estos períodos cortos, llamados días, tuvo lugar la actividad creadora.

d)Teoría de la catástrofe universal causada por el diluvio: los días de la creación eran de veinticuatro horas. Se explican los cambios geológicos, fósiles, yacimientos de carbón, como consecuencias del diluvio en la época de Noé. No obstante, debemos ser cautos en el intento de armonizar el relato de la creación con las teorías actuales de la ciencia y no apresurarnos en aceptar estas teorías. La ciencia está descubriendo aún nuevos datos, rechazando teorías anteriores y sacando nuevas conclusiones. No debemos correr el riesgo  de identificar nuestra posición con algo tan cambiante como las teorías científicas. Por otra parte, podemos poner la confianza de que los descubrimientos futuros, bien interpretados, eliminarán muchas de las supuestas concluciones de hoy y arrojarán más luz sobre el testimonio bíblico.

e)La creación del universo. Génesis 1:1-25: Es posible que Génesis 1:1 afirme que Dios creó la materia en un acto. El vocablo “bara”, traducido “creó”, se usa solamente en conexión con la actividad de Dios y significa crear de la nada, o crear algo completamente nuevo, sin precedentes. La palabra bara” se halla en Génesis 1:1, 21, 27, y se refiere a la creación de la materia, de la vida animal y del ser humano. En otros casos, se usa “asa” que corresponde a “hacer”. “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve, fue hecho de lo que no se veía” (Heb. 11:3). La ciencia nos enseña que se puede transformar materia en energía, pero parece que Dios convirtió energía en materia. Luego, el relato nos enseña que la creación fue realizada progresivamente, paso a paso.  Moisés usó una palabra para describir la participación del Espíritu, que sugiere el acto de un ave volando sobre el nido en el cual están sus polluelos (1:2). El Espíritu cobijaba la superficie de la tierra, caótica y sin forma, dándole forma y orden. Así Dios siempre saca orden del desorden.

Dice el arqueólogo W. F. Albright

“El relato de la creación refleja un punto de vista adelantado y monoteísta con una serie de frases tan racionales que la ciencia no lo puede mejorar si se la limita al mismo lenguaje y alcance de ideas para presentar sus conclusiones”.

Ariel Barsimantov, del portal Israel  Noticias, cita un artículo del Dr. Gerald Schroeder[3].
Schroeder, habla de este conflicto entre la ciencia que dice que el universo tiene 15 mil millones de años. Pero el relato del Genesis dice 6 dias. La relación general entre el tiempo cerca del comienzo y el tiempo hoy en día es un millón de millones. Eso es 1 con 12 ceros detrás de él. 
Entonces, cuando una visión desde el principio mirando hacia adelante dice “yo les estoy enviando un pulso por segundo”, ¿lo veremos cada segundo? No. Lo veremos cada millón de millones de segundos. Porque eso es el efecto de expansión de la extensión del universo. La Torá no dice cada segundo. Dice “seis días”. ¿Cómo veríamos esos seis días? Si la Torá dice: estamos enviando información por seis días, ¿recibiríamos esa información como seis días? No. Recibiríamos esa información como seis millones de millones de días. Porque la perspectiva de la Torá es desde el comienzo en adelante. Seis millones de millones de días es un número muy interesante. ¿Cuánto sería en años? Dividido por 365, viene a ser algo así como 16 mil millones de años. Esencialmente la edad estimada del universo. Una buena estimación para 3000 años atrás!!.Schroeder propone que miremos el desarrollo del tiempo día a día, basado en la expansión. Cada vez que el universo se duplica, la percepción del tiempo se divide al medio. Cuando el universo era pequeño, se doblaba rápidamente. Pero a medida que el universo se hace más grande, tarda más tiempo en duplicarse. Este ritmo de crecimiento de la expansión está citado en “Los Principios de la Cosmología Física”, un texto que es usado en todo el mundo.[4]

Que tremendo, como la ciencia confirma el relato bíblico del Génesis. Ambos, dicen lo mismo, solo que lo explican desde ángulos distintos. Según lo explica Schroeder, los cálculos resultan de la siguiente manera:[5]
El primero de los días Bíblicos duró 24 horas, visto desde “la perspectiva del comienzo del tiempo”. Pero la duración desde nuestra perspectiva es de 8 mil millones de años.
El segundo día, desde la perspectiva de la Torá, duró 24 horas. Desde nuestra perspectiva duró la mitad del día anterior, 4 mil millones de años.
El tercer día también duró la mitad del día anterior, 2 mil millones de años.
El cuarto día – mil millones de años.
El quinto día – quinientos millones de años.
El sexto día – doscientos cincuenta millones de años.
Cuando sumamos los seis días, obtenemos como resultado que la edad del universo es de 15 y 3/4 mil millones de años. Igual que lo que dice la cosmología moderna.

Según explica el relato del Génesis, los días sucesivos de la creación fueron:

  • Primer día: aparición de la luz (día y noche). 
  • Segundo día: cielo, atmósfera y mares.
  • Tercer día: surgimiento de los continentes y aparición de vegetación.
  • Cuarto día: aparición de los cuerpos celestes que alumbran la tierra.
  • Quinto día: los animales del mar y las aves. 
  • Sexto día: los mamíferos y el hombre.

En conclusión, como podemos ver, cuando la ciencia es bien utilizada, es de gran ayuda para comprender mejor nuestra fe. El conflicto entre la ciencia y la fe solo es aparente. Solo que la ciencia llega a las verdades mediante la utilización de las etapas del método cientifico con el uso de la razón. Y la Biblia nos revela la verdad por medio de la fe en nuestro Señor Jesucristo. Pero también recordemos, como cité al principio de este artículo, que es preciso distinguir entre lo que la ciencia ha descubierto realmente y lo que es mera especulación  de los investigadores. Los investigadores científicos trabajan en muchas teorías que aún no han sido realmente comprobadas. La ciencia pura no consiste solamente en teoría, sino en hechos demostrados y concretos. Pero los modelos científicos suelen tener teorías, cuyas hipótesis nunca han sido comprobadas.

!A Dios sea la gloria!

Dios lo bendiga mucho<> 

Notas

  1. Dr. Francis Collins, “Como habla Dios“,pp.99-100,ed. Temas de Hoy, 2007, España
  2. Ibid
  3. Dr. Gerald Schroeder, es un cientifico que recibió su PHD en Oceanografía y Física Nuclear de la universidad de MIT, y formó parte del personal de esta universidad durante siete años. Schroeder hizo trabajos extensivos con la Comisión de Energía Atómica. El Dr. Schroeder ahora vive con su familia en Jerusalem, Israel. Es el autor de Génesis and the Big Bang y The Science of God entre otros, que han sido traducidos a seis idiomas.
  4. https://israelnoticias.com/judaismo/edad-del-universo-millones-o-dias
  5. Ibid

Fuentes Bibliograficas consultadas

  • Pablo Hoff, “El Pentateuco“,pag. 22-26,ed. Vida,15ª impresion,
  • Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/judaismo/edad-del-universo-millones-o-dias

 

Dios, el Creador


Dios, el Creador

por Paulo Arieu

El Dios creador

Cuando empezamos a leer la Biblia, comunmente lo hacemos por el principio Y allí nos encontramos con el libro de Genesis, el primer libro de la Biblia.Y en el libro de Genesis,vemos que Dios habla de un principio de la creación cuando El creó todas las cosas y las creó de la nada. Genesis 1:1 dice que “En el principio, Dios creó los cielos y la tierra” (NTV), texto que también se puede traducir como En el principio, cuando Dios creó los cielos y la tierra, . . . o Cuando Dios comenzó a crear los cielos y la tierra, . . .”[0] 

La Biblia nos cita una cantidad enorme de pasajes donde revela que Dios creó todas las cosas.

  • Sólo tú eres el SEÑOR. Tú hiciste los cielos, los cielos de los cielos con todo su ejército, la tierra y todo lo que en ella hay, los mares y todo lo que en ellos hay. Tú das vida a todos ellos y el ejército de los cielos se postra ante ti.(Nehemías 9:6)
  • el que forma la luz y crea las tinieblas, el que causa bienestar y crea calamidades, yo soy el SEÑOR, el que hace todo esto.(Isaías 45:7)
  • Todo esto lo hizo mi mano, y así todas estas cosas llegaron a ser –declara el SEÑOR. Pero a éste miraré: al que es humilde y contrito de espíritu, y que tiembla ante mi palabra. (Isaías 66:2)
  • y sacar a luz cuál es la dispensación del misterio que por los siglos ha estado oculto en Dios, creador de todas las cosas;(Efesios 3:9)
  • Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos, mas el SEÑOR hizo los cielos.(Salmos 96:5)
  • Oh SEÑOR de los ejércitos, Dios de Israel, que estás {sobre} los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra. Tú hiciste los cielos y la tierra.(Isaías 37:16)
  • Así les diréis: Los dioses que no hicieron los cielos ni la tierra, perecerán de la tierra y de debajo de los cielos.(Jeremías 10:11)
  • Porque todo lo creado por Dios es bueno y nada se debe rechazar si se recibe con acción de gracias; (1 Timoteo 4:4)
  • Y vio Dios que la luz {era} buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.(Génesis 1:4)
  • Porque así dice el SEÑOR que creó los cielos (El es el Dios que formó la tierra y la hizo, El la estableció {y} no la hizo un lugar desolado, {sino que} la formó para ser habitada): Yo soy el SEÑOR y no hay ningún otro.(Isaías 45:18)
  • En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Entonces dijo Dios: Sea la luz. Y hubo luz. (Génesis 1:1-3)
  • Alabadle, todos sus ángeles; alabadle, todos sus ejércitos. Alabadle, sol y luna; alabadle, todas las estrellas luminosas. Alabadle, cielos de los cielos, y las aguas que están sobre los cielos. (Salmos 148:2-5)
  • Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro.(Romanos 8:38-39)
  • Porque en El fueron creadas todas las cosas, {tanto} en los cielos {como} en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de El y para El.(Colosenses 1:16)
  • Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú has establecido, {digo:} ¿Qué es el hombre para que de él te acuerdes, y el hijo del hombre para que lo cuides? ¿Sin embargo, lo has hecho un poco menor que los ángeles, y lo coronas de gloria y majestad! (Salmos 8:3-8)
  • Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra. Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.(Génesis 1:26-28)
  • Este es el libro de las generaciones de Adán. El día que Dios creó al hombre, a semejanza de Dios lo hizo.(Génesis 5:1)
  • El que derrame sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada, porque a imagen de Dios hizo El al hombre.(Génesis 9:6)
  • Sabed que El, el SEÑOR, es Dios; El nos hizo, y no nosotros {a nosotros mismos;} pueblo suyo {somos} y ovejas de su prado.(Salmos 100:3)
  • Porque tú formaste mis entrañas; me hiciste en el seno de mi madre.(Salmos 139:13)
  • Así dice Dios el SEÑOR, que crea los cielos y los extiende, que afirma la tierra y lo que de ella brota, que da aliento al pueblo que hay en ella, y espíritu a los que por ella andan: (Isaías 42:5)
  • y de uno hizo todas las naciones del mundo para que habitaran sobre toda la faz de la tierra, habiendo determinado {sus} tiempos señalados y los límites de su habitación, para que buscaran a Dios, si de alguna manera, palpando, le hallen, aunque no está lejos de ninguno de nosotros; porque en El vivimos, nos movemos y existimos, así como algunos de vuestros mismos poetas han dicho: Porque también nosotros somos linaje suyo.” (Hechos 17:26-28)
  • sin embargo, para nosotros {hay} un solo Dios, el Padre, de quien proceden todas las cosas y nosotros somos para El; y un Señor, Jesucristo, por quien son todas las cosas y por medio del cual {existimos} nosotros. (1 Corintios 8:6)
  • Todas las cosas fueron hechas por medio de El, y sin El nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. (Juan 1:3)
  • en estos últimos días nos ha hablado por {su} Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo.(Hebreos 1:2)
  • El Espíritu de Dios me ha hecho, y el aliento del Todopoderoso me da vida.(Job 33:4)
  • Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas.(Génesis 1:2)
  • Envías tu Espíritu, son creados, y renuevas la faz de la tierra.(Salmos 104:30)
  • Por la palabra del SEÑOR fueron hechos los cielos, y todo su ejército por el aliento de su boca. (Salmos 33:6)
  • ¿O {quién} encerró con puertas el mar, cuando, irrumpiendo, se salió de {su} seno; cuando hice de una nube su vestidura, y de espesa oscuridad sus pañales; cuando sobre él establecí límites, puse puertas y cerrojos, (Job 38:8-11)
  • Porque El habló, y fue hecho; El mandó, y {todo} se confirmó.(Salmos 33:9)
  • Con sabiduría fundó el SEÑOR la tierra, con inteligencia estableció los cielos.(Proverbios 3:19)
  • yo estaba entonces junto a El, {como} arquitecto; y era {su} delicia de día en día, regocijándome en todo tiempo en su presencia,(Proverbios 8:30)
  • {El es} el que hizo la tierra con su poder, el que estableció el mundo con su sabiduría, y con su inteligencia extendió los cielos. Cuando El emite su voz, {hay} estruendo de aguas en los cielos; El hace subir las nubes desde los extremos de la tierra, hace los relámpagos para la lluvia y saca el viento de sus depósitos.(Jeremías 10:12-13)
  • Por la fe entendemos que el universo fue preparado por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve no fue hecho de cosas visibles.(Hebreos 11:3)
  • El extiende el norte sobre el vacío, y cuelga la tierra sobre la nada.(Job 26:7)
  • Así dice el SEÑOR, tu Redentor, el que te formó desde el seno materno: Yo, el SEÑOR, creador de todo, que extiendo los cielos yo solo y afirmo la tierra sin ayuda;(Isaías 44:24)
  • amando al SEÑOR tu Dios, escuchando su voz y allegándote a El; porque eso es tu vida y la largura de tus días, para que habites en la tierra que el SEÑOR juró dar a tus padres Abraham, Isaac y Jacob.(Deuteronomio 30:20)
  • el que solo extiende los cielos, y holla las olas del mar; el que hace la Osa, el Orión y las Pléyades, y las cámaras del sur;(Job 9:8-9)
  • cubriéndote de luz como con un manto, extendiendo los cielos como una cortina. {El es} el que pone las vigas de sus altos aposentos en las aguas; el que hace de las nubes su carroza; el que anda sobre las alas del viento; que hace de los vientos sus mensajeros, {y} de las llamas de fuego sus ministros.(Salmos 104:2-4)
  • para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos; porque El hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos.(Mateo 5:45)
  • El da la lluvia sobre la faz de la tierra, y envía las aguas sobre los campos.(Job 5:10)
  • ¿Puedes tú atar las cadenas de las Pléyades, o desatar las cuerdas de Orión? ¿Haces aparecer una constelación a su tiempo, y conduces la Osa con sus hijos? ¿Conoces tú las ordenanzas de los cielos, o fijas su dominio en la tierra?(Job 38:31-33)
  • Y por la ropa, ¿por qué os preocupáis? Observad cómo crecen los lirios del campo; no trabajan, ni hilan; pero os digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de éstos. Y si Dios viste así la hierba del campo, que hoy es y mañana es echada al horno, ¿no {hará} mucho más por vosotros, hombres de poca fe? (Mateo 6:28-30)
  • Mi socorro {viene} del SEÑOR, que hizo los cielos y la tierra. No permitirá que tu pie resbale; no se adormecerá el que te guarda. He aquí, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel. (Salmos 121:2-8)
  • Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa.(Romanos 1:20)
  • Los cielos proclaman la gloria de Dios, y la expansión anuncia la obra de sus manos.(Salmos 19:1)
  • Alzad a lo alto vuestros ojos y ved quién ha creado estos {astros}: el que hace salir en orden a su ejército, {y} a todos llama por {su} nombre. Por la grandeza de su fuerza y la fortaleza de su poder no falta ni uno.(Isaías 40:26)
  • Pues he aquí el que forma los montes, crea el viento y declara al hombre cuáles son sus pensamientos, el que del alba hace tinieblas y camina sobre las alturas de la tierra: el SEÑOR, Dios de los ejércitos, es su nombre.(Amós 4:13)
  • Porque el anhelo profundo de la creación es aguardar ansiosamente la revelación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sometida a vanidad, no de su propia voluntad, sino por causa de aquel que la sometió, en la esperanza de que la creación misma será también liberada de la esclavitud de la corrupción a la libertad de la gloria de los hijos de Dios.(Romanos 8:19-23)

Pero lo que podemos observar en el libro de Génesis, es que no se pretende dar una explicación de la existencia de Dios, simplemente se la da por supuesto.   La figura de Dios domina el primer capítulo de la Biblia (Génesis capítulo 1). Su nombre se encuentra treinta y cinco veces (35), en los treinta y cuatro (34) versículos. El término traducido Dios es Elohim forma plural; sin embargo, cuando se hace referencia a Dios, se usa siempre un verbo singular, el cual nos indica que Dios es uno. En el idioma hebreo, la forma plural expresa a veces inten sidad o plenitud. Así que, la palabra Elohim indica su majestad, poder infinito y excelencia. El posee completamente todas las perfecciones divinas. 

Pero en la segunda parte del relato de la creación (2:4-25) hace hincapié en el hecho de que Dios es un ser personal, pues esa sección muestra al hombre como su objetivo. Se emplea el título Yahvéh-Elohim (Jehová Dios). Aunque el nombre Yhaveh significa que Dios es eterno y tiene existencia ilimitada en sí mismo (Ex. 3:14), también su uso indica que el Dios del pacto, de gracia y misericordia. Su obra creadora indica claramente que El es

“Dios de orden, designio y progreso. Saca orden del caos primitivo; todos sus pasos son ordenados y progresivos, y el resultado demuestra  el designio admirable. Así que el Génesis, desde el comienzo, enseña que Dios es único, trascendente, personal y creador.” [1]

Es un dogma de fe creer que la Biblia nos dice que Dios creó los cielos y la tierra y lo hizo de la nada. Durante muchos siglos los filósofos y los científicos creían que el universo era eterno, a pesar de las enseñanzas de la Biblia. Pero cuando se confirmó la teoría del Bing Bang, los cientificos comprobaron que el universo habia tenido un comienzo.El teólogo reformado Wynne Grudem dice que  

La Biblia claramente nos requiere que creamos que Dios creó el universo de la nada. A veces se usa la frase latina ex-nihilo, «de la nada»; entonces se dice que la Biblia enseña la creación ex-nihilo). Esto quiere decir que antes de que Dios empezara a crear el universo, nada existía excepto Dios mismo.[2]

Tambien Grudem dice que nada no es algo llamado nada, sino que Dios no uilizó para crear el universo algún material preexistente. El dice que:

Cuando decimos que el universo fue creado «de la nada», es importante guardarnos contra un posible malentendido. La palabra nada no implica algún tipo de existencia, como algunos filósofos aducen que quiere decir. Queremos decir más bien que cuando creó el universo Dios no usó ningún material previamente existente. [3]

¿Cuál es la idea más importante que se encuentra en el relato de la creación? No es la descripción del proceso de crear, ni la de los detalles acerca del hombre, por más interesantes que sean. Dicha idea es: que hay un Dios, y por él fueron hechas todas las cosas. La fraseen el principio … Dios … es la respuesta a los absurdos errores del politeísmo, materialismo, panteísmo, ateismo y dualismo. Más allá del universo, hay un ser eterno que es superior a su creación.Dios creó todas las cosas de la nada. La Biblia lo dice claramente, con la frase 

En el principio creó Dios  los cielos y la tierra.

Bereshit bará Elohim et hashamáyim ve’et ha’árets. [4] 

El salmo 33 nos dice queEl Señor tan solo habló y los cielos fueron creados. Sopló la palabra, y nacieron todas las estrellas… Pues cuando habló, el mundo comenzó a existir; apareció por orden del Señor.”(Sal. 33:6,9 NTV)

Grudem también explica que

En el Nuevo Testamento hallamos una declaración universal al principio del Evangelio de Juan: “Por medio de él todas las cosas fueron creadas; sin él, nada de 10 creado llegó a existir” (Gn 1:3 NVI). La frase “todas las cosas” es mejor tomarla para referirse al universo entero (cf. Hch 17:24; He 11:3). Pablo es muy explícito en Colosenses 1 cuando especifica todas las partes del universo, tanto visibles como invisibles: “Por medio de él fueron creadas todas las cosas en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, poderes, principados o autoridades: todo ha sido creado por medio de él y para él” (Col 1:16 NVI). [5]

Es muy necio creer que el mundo se creó solo, que se creó por casualidad, que fue el resultado de una evolución ciega y aleatoria que terminó formando el universo conocido…y el desconocido.  Dios es el Creador. Desde el primer versículo de la Biblia, en Génesis, se deja en claro que la Creación es obra de la Trinidad. Elohim, palabra plural hebraica que funciona como singular cuando se refiere al Señor. La trinidad completa estaba involucrada en la creación del unvierso. Dios en tres personas. Padre, Hijo (Juan 1:1) y Espíritu Santo (Génesis 1:2), están involucrados en el proceso de creación. 

Estimado lector, no permita que los ateos destruyan su fe, haciéndole creer que el unvierso es eterno o que Dios no existe o que Dios no pudo haber creado todas las cosas. Dios es un ser omnipotente y el es el Padre de la Creación. El creó todas las cosas de la nada, con el poder de su Palabra. Además, los científicos han comprobado que el Universo tuvo un comienzo, cuando comprobaron la teoría del Bing Bang. El canto de los veinticuatro (24) ancianos en el cielo afirma esta verdad desde hace casi 2 mil años atrás:

  • “Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas; por tu voluntad existen y fueron creadas” (Ap 4: 11 NVI).

A Dios sea la Gloria, por los siglos de los siglos.

Dios lo bendiga mucho.<>

Notas

[0] Nota de pie de pagina Genesis 1:1 Nueva Traducción Viviente 

[1]  Pablo Hoff, “El Pentateuco“,pag. 22-26. Ed. Vida,15ª impresion

[2] Grudem,  Wayne. (2007). TEOLOGÍA SISTEMÁTICA. p.272. EDITORIAL VIDA. Miami, Florida.

[3] Grudem,  Wayne. (2007). TEOLOGÍA SISTEMÁTICA.  Nota número 2 de pie de página Nº 272. EDITORIAL VIDA. Miami, Florida.

[4] http://www.shalomhaverim.org/bereshit_en_espanol_cap.1.htm

[5] Grudem,  Wayne. (2007). TEOLOGÍA SISTEMÁTICA. p.273. EDITORIAL VIDA. Miami, Florida.

Imagen: http://www.elviajedeunamujer.com/2015/01/el-dios-creador.html