Los 5 lenguajes del amor parte II


Los 5 lenguajes del amor parte II

por Paulo Arieu

tapa

1. Contacto físico:
Varios estudios han demostrado que los niños pequeños a los cuales se les ha abrazado y se les da mucho contacto físico, logran desarrollar mayor seguridad en sí mismos, esto es debido a que es bastante común que el “toque físico” tradicionalmente haya sido utilizado como un potente comunicador de amor. Y de seguro como seres humanos calientes que somos, lo primero estarás pensando al leer toque físico es en el sexo: ¡pues no! Se trata de demostrar amor con abrazos, besos, caricias, masajes, darle la mano a la pareja en público, acariciarle, ver juntos una peli abrazados, recostarse el uno en el otro, caminar abrazados o tomados de la mano. Toma en cuenta que para quien el contacto físico es prioritario, la cercanía es importante, más que con palabras, con tiempo, con regalos o con servicio, con afecto emocional expresado por el toque físico. Recalco de nuevo que se trata de amor externado físicamente, no deseo sexual que nos lleva a jugueteo físico para llegar a la relación íntima.
El contacto físico es uno de los lenguajes del amor más sencillos para comunicarse, ya que no necesita palabras. Este tipo de lenguaje, se refiere a que exaltemos las buenas acciones o cualidades de la otra persona, sin caer en la adulación innecesaria. La meta es que la otra persona se sienta apreciada y que se reconozca con justicia sus principales logros o acciones acertadas. Las personas que prefieren este lenguaje disfrutan con las caricias, los abrazos y se sienten reconfortadas en los brazos de otros o con las manos unidas. Los pequeños, cuando es este el tipo de lenguaje el que predomina, sienten alivio al ser sostenidos o cogidos en brazos, disfrutan con los masajes o al estar sentados encima de otros.
Los niños mayores (sobre todo varones de entre 7 y 9 años) que disfrutan con este tipo de amor pueden expresar de formas singulares, ya sea con peleas, lucha libre, fútbol, baloncesto, pero sigue siendo el contacto físico el que hace que se sientan queridos. Este lenguaje es para quienes necesitan por medio de las palabras saber que hacen las cosas bien, que se valora el esfuerzo, dedicación, trabajo, tiempo y esmero con el que realizan algo para su ser amado, para sus hijos para sus padres, amigos y en la vida en general. La idea es infundir valor al ser querido, resaltar sus logros en lugar de criticar las faltas. Toma en cuenta que si lo que haces es criticar, ayudas a hundir a una persona para quien las palabras de afirmación son demasiado importantes. Por ejemplo, para algunas mujeres es importante cuando su marido o hijos o hasta amigos, vecinos, les comentan sobre lo delicioso que cocinan y alaban su comida, eso les hace llenar el tanque a full. O bien, hijos que necesitan que sus padres les digan que están orgullosos de sus calificaciones o incluso quienes reciben amor cuando su pareja les comentan verbalmente sentirse orgullosos por los logros profesionales que han cosechado. Así que toma en cuenta que hay personas para quién es vital sentir el amor a través de las palabras. Pero palabras afirmativas, no destructivas.

2. Palabras de afirmación:
Cuando son las palabras las que toman importancia, el amor se escribe en este lenguaje del amor. Aquí están las personas que necesitan las palabras de afecto, los elogios, la calma a través de un buen discurso, la motivación con fragmentos bien escritos. Su forma de expresar estará más definida con cartas de amor, en el que se sientan libres de expresar a través de las palabras todo lo que sienten.
Las palabras tienen un poder en nosotros increíble y dejan su huella en nuestro comportamiento aunque solo aparezcan de forma fugaz. Hacernos conscientes del poder que tenemos con el lenguaje del amor a través de palabras, nos hace crear un nuevo mundo para expresar y recibir afecto y cariño.

3. Tiempo de calidad:
Las personas cuyo lenguaje del amor primario es el tiempo de calidad, simplemente desean compartirnos algo sus vivencias y emociones y que estemos atentos a ellos. De esta manera, les hacemos saber que les amamos. Dedicar tiempo a las personas que amamos es una forma de expresar lo que sentimos por ellas. Buscar en nuestras agendas tiempo de calidad, completo y lleno, dedicado en cuerpo y alma a la persona que nos acompaña. Así, deja de tener tanta importancia el qué hacer y pasa a cobrar más importancia el con quién lo hacemos.Tiempo y de calidad es la manera de amor que necesitan algunas personas para llenar su tanque y esto se refiere a que cuando estás hablando o compartiendo con ellos, debes brindarles toda la atención, mirarles a los ojos y estar centrados en ellos. No lo que muchos hacen actualmente que se denominan que mientras están contigo, contestan el celular, textean, tuitean, revisan el facebook, están cocinando pero “te estoy poniendo atención” dicen. La prioridad en esta lengua del amor es estar conectados, enfocados en lo que se está compartiendo, en nada más.

4. Los regalos:
Hay personas que disfrutan siendo regalados y regalando, no tienen por qué ser objetos materiales o de un coste económico alto, aquí será relevante el tiempo pensando en qué regalar, el amor con el que se regala y el permitirse conocer más a la persona a través de detalles. El regalo será una forma de expresar amor por el otro, pero nunca un fin para conseguir algo. El doctor Chapman asegura que a través del tiempo y en las diferentes culturas se han utilizado a los regalos como un factor común para comunicar amor. Las personas para quienes ser amados es recibir regalos, no están fijándose en el precio de los mismos, lo realmente importante es que les tienen presentes y con algo material se los hacen saber. Se trata de que hemos invertido recursos como tiempo, dinero, materiales para hacer algo, buscar lo adecuado, para demostrárselo. Dar regalos implica sentimientos y actitudes, no dinero. Los regalos pueden ir desde un auto, ¿por qué no?, hasta detalles como mensajitos imprevistos, una tarjeta sin ningún motivo especial aparente y hasta regalar nuestro tiempo para compartir con esa persona especial.

5. Actos de servicio:
En este apartado se describen los actos o tareas que el otro realiza como forma de comunicar lo que siente. Los ejemplos que se nos ocurren son diversos: preparar la comida con amor, cuidar el hogar en el que se vive, cuidar del otro cuando enferma. Son simples actos, pero que demuestran interés por el otro.

Para las personas cuyo lenguaje primario del amor sea el de actos de servicio, el amor se demuestra con acciones en favor de ell@s, dichas acciones no necesariamente requieren ser algo fuera de lo común, es más, valen mucho más una serie de actos de servicio “pequeños y constantes” que uno “grande y único”. Por ejemplo, pueden ser situaciones sencillas como pagar las cuentas por las otras personas, atender el mantenimiento del auto, ayudarle a configurar su celular, lavar los platos después de cenar, plancharle la camisa al marido. Ahora, la cosa acá es hacerlo para agradar a la persona sabiendo que esto realmente es una necesidad y la manera de hacerle sentirse amad@ e identificar cuando en vez de un lenguaje de amor es que nos quieren ver la cara y que abusar de que hagamos todo lo que les da pereza. Debes encontrar la diferencia, porque hay una delgada línea entre servicio como manera de amar y servicio porque se quieren aprovechar de ti.
Este sin duda es uno de los puntos que más les cuesta a quienes deben aprender a hablar este lenguaje para agradar a sus seres queridos, porque sí deseamos llenar el tanque emocional del ser querido, ¡debemos esforzarnos!, ¿es un sacrificio?… Sí, ¿y qué? ¡Un sacrificio que bien vale la pena! Digo, si amas realmente, si no, estar con una persona que tenga estas necesidades no es para ti.

En conclusión, ahora que conoces los cinco lenguajes del amor del doctor Chapman, o si ya los conocías y los estás recordando, aprende el lenguaje del amor en cada una de las relaciones que la vida te ha concedido, con tu familia, amigos, compañeros de labores, de estudios o con tu pareja, para llenar ese tanque en los demás a full e identifica igual cuál es el lenguaje del amor que te llena el tanque a ti y hazlo saber, si los demás no lo tienen identificado. Conocidos los cinco lenguajes del amor que este autor describió, ahora puede que resulte más fácil ver que no siempre el amor se expresa de la misma forma para todos, que el amor tiene diversas lenguas y que conocerlas abre puertas para saber cómo amar con más letras y con mas mundo.

Yo espero de todo corazón saber que estos dos articulos sobre los cinco lenguajes del amor del Dr. Gary Chapman te han bendecido y han ayudado a tu matrimonio. Si eres una persona cristiana, recuerda que el Señor nos ha dado de Su amor (I Corintios 13) y eso nos ayuda a amar a nuestra pareja.Y tambien el fruto del Espiritu Santo en nosotros (Gálatas. 5:22-23) nos ayudará a tener un matrimonio mas productivo. Pero si no eres cristiana,seguramente te costara un poco mas, pero puedes aplicar esta teoría del Dr. Chapman y verás como tu matrimonio comienza a mejorar una vez que reconoces tu lenguaje de amor y el de tu cónyuge y empiezan a comunicarse efectivamente.

Dios te bendiga mucho!!!

Bibliografia

Chapman, Gary. (2017). Los 5 lenguajes del amor. Editorial Unilit. Miami, EE.UU.

 

Los 5 lenguajes del amor parte I


Los 5 lenguajes del amor parte I

Por Paulo Arieu

COMPA2

Imagen 1

Acabo de leer un libro muy bueno del dr. Gary Chapman.  Gary Demonte Chapman es el autor de la serie The Five Love Languages (Los 5 lenguajes del amor). También es el pastor asociado principal de Calvary Baptist Church en Winston-Salem, Carolina del Norte. Es un libro muy recomendable que se titula “Los cinco lenguajes del amor”. Lo estuvimos comentando todos los domingos en el templo durante algunas semanas  en la reunión de matrimonios. Pienso que este libro puede ayudar mucho a que los matrimonios puedan comprenderse mejor. Pero también puede ayudar a las familias, ya que puede colaborar conlos padres (o ayudar a los hijos) a entenderse mejor y a no sufrir tanto creyendo que el otro no lo quiere.

Todos los seres humanos procuramos comunicarnos con nuestros prójimos de varias maneras, entre ellas el idioma. En el seno del matrimonio sucede lo mismo, nos comunicamos primariamente mediante el lenguaje verbal con nuestros cónyuges. Pero el lenguaje utilizado no solo es el lenguaje expresado con palabras sino también lo es el lenguaje expresado  con sentimientos, o sea el amor. 

Aunque el amor es universal y es la fuerza que lo mueve todo, definitivamente los seres humanos expresamos, entendemos, damos y recibimos nuestro amor de maneras diferentes. Así como en los idiomas, podemos hablar español, inglés, francés, japonés, y otros, así también existen cinco “lenguajes” básicos para expresar amor. Si hablamos en español probablemente un alemán o un francés no entienda lo que estamos diciendo. En el caso de los lenguajes del amor es similar, si hablamos lenguajes de amor diferentes con los demás, ellos no se sentirán amados por nosotros o no podremos recibir el amor de la manera que nos llenaría. Y todo, porque como estos lenguajes varían, puede ser que tu hables un “idioma” pero tu pareja, tus padres, tus hermanos, tus amigos, los demás a quienes concedes amor, quizás no hablen tu mismo “idioma”.

El doctor Gary Chapman escribió un libro muy recomendable que se titula “Los cinco lenguajes del amor”, un interesante recorrido de varios capítulos que da muy buenas alternativas a las diversas situaciones que se presentan entre las parejas, ayudándoles a reencontrar el camino del amor. Cada uno de sus capítulos contiene verdades que abren nuevos caminos para salvar una relación matrimonial o de pareja que se encuentre en crisis o peor aún: en bancarrota. O bien, ayuda a comprender mejor las relaciones de amor en general, ya sea con nuestra familia, entre padres e hijos y viceversa. Es muy importante tambien que podamos aplicar estos cinco principios con el amor propio hacia nosotros mismos y el cual es la base para poder convivir con los demás y tener una relación de apoyo y aporte en pareja.

“Mantenga lleno el tanque del amor, que hay una temporalidad de ese amor que la gente siente cuando está enamorado. Es una euforia casi ciega (por no decir totalmente ciega) que nos impide ver algún defecto en la persona. Pero ese tipo de amor no dura mucho (en algunos más en otros menos) y debe dar paso a otro amor más maduro”, comenta el doctor Chapman. ¿Por qué muchos cónyuges se portan mal y buscan beber de otras fuentes? ¿Qué se debe hacer para lograr un matrimonio duradero? La respuesta que da el doctor Chapman es que aprendamos a mantener lleno el tanque del amor de nuestro cónyuge.

El doctor Chapman comenta que el enamoramiento no es amor verdadero por varias razones: porque no es un acto de la voluntad, porque no requiere esfuerzo, porque no hay un genuino deseo de que el otro crezca. En definitiva, no es verdadero amor, sino una inclinación instintiva. Sin embargo, la idea no es que se termine, sino que permanezca pero en forma madura. Y esto es posible manteniendo el tanque emocional lleno. Ese tanque es el que nos indica si nos sentimos amados por las demás personas.

Si nuestra pareja o nuestros seres queridos hablan un lenguaje del amor distinto al nuestro, es muy probable que nuestro tanque esté “vacío”, sí por el contrario recibimos muestras de amor en nuestro propio lenguaje, lo más seguro nuestro tanque estará “lleno”.

Todos sabemos que el amor tiene mil formas de expresarse, y es probable que todos hayamos coincidido alguna vez con alguien que expresa su amor de forma diferente a la nuestra; sin embargo, esto no quita para que siga siendo amor. A veces también nos encontraremos con personas que parezcan no amar; en este sentido, igual la clave está en que utilizan diferentes lenguajes del amor o una forma desconocida para nosotros. El amor, al igual que el lenguaje, tiene muchos matices. Es por ello que Gary Chapman, en el año 1995, se dedicó a describir los 5 tipos básicos que él creyó que podían existir en el lenguaje del amor, tanto en la forma de expresarlo como en la forma de recibirlo. Cada uno solemos tener dos tipos de lenguaje con los que nos sentimos más cómodos para expresarnos y con los que captamos mejor el amor que nos viene de fuera. Puede existir la posibilidad de que expresemos el amor con un tipo de lenguaje, pero que prefiramos otro para recibirlo.

Y bueno, para saber cómo llenar esos “tanques emocionales”, a continuación te brindo una breve descripción de los cinco lenguajes del amor, ¿con cuál te identificas?, ¿cuál es tu lenguaje para dar amor y cuál para recibirlo?… ¿identificas el de tus seres queridos? Los 5 lenguajes del amor que describió este autor son:

  • 1. Contacto físico
  • 2. Palabras de afirmación
  • 3. Tiempo de calidad
  • 4. Los regalos
  • 5. Actos de servicio

En el próximo articulo, describiremos brevemente y en detalle cada uno de estos tipos de lenguajes de amor descriptos por el autor.

Dios lo bendiga mucho!!!!


Imagen 1: https://www.diariofemenino.com/articulos/amor/pareja/mujeres-y-hombres-el-horoscopo-del-amor/

Autoimagen en la etapa de la adolescencia


Autoimagen en la etapa de la adolescencia

2731899_orig

imagen n1

Como se da el problema de la autoimagen en la etapa de la adolescencia? El culto al cuerpo que existe en la sociedad actual provoca, en ocasiones, una obsesión desmedida por la apariencia física. Las alteraciones de la imagen corporal han aumentado en los últimos años, especialmente en la infancia y adolescencia. Estas son etapas de gran vulnerabilidad, en las que el desarrollo de la autoestima, autoconcepto y relación con los demás se pueden ver seriamente afectados. Los jóvenes se identifican con figuras delgadas- normales. Sin embargo, la tendencia a adelgazar es muy alta, buscan figuras más esbeltas, especialmente en el caso de las chicas. La satisfacción guarda relación con el peso, cuanto más delgados están, mejor se sienten con ellos mismos.

        En lo referente a la posible distorsión de la imagen corporal, la medición antropométrica revela cómo los adolescentes se ven más delgados de lo que muestran las medidas objetivas. Todo esto lleva pensar sobre la posible influencia que ejerce la sociedad, y la cultura de la delgadez sobre los adolescentes y sobre la necesidad de una intervención que asegure un adecuado desarrollo físico y psíquico de los mismos. La imagen mental que tenemos de nosotros mismos se define como”autoimagen”. Está influida por las relaciones con otras personas, las opiniones de conocidos y las experiencias vitales propias.

        Esta imagen mental juega un papel muy importante en nuestra autoestima. Durante la adolescencia es un pilar esencial para un desarrollo psicosocial adecuado. A lo largo de la infancia el niño va recibiendo estímulos de forma constante que va interiorizando. En la adolescencia la presión por parte de la sociedad para conseguir un aspecto bello y saludable es más intensa. Está patente en cada esquina: revistas, anuncios en la vía pública, televisión o películas lo muestran a diario y es más exigente con las mujeres. La comparación de su imagen con la de los iguales, cómo les gustaría ser, cómo se perciben en realidad, el ideal del peso que les gustaría tener provocan tal sufrimiento psicológico que en algunos casos les hace enfermar.

        El adolescente está plenamente convencido de que su aspecto físico es crucial para su felicidad, considera que para alcanzar sus objetivos debe ser aceptado por su entorno y en esto también incluye su aspecto.  Por este motivo, las figuras de referencia moral para el adolescente, su familia, deberían interesarse por estos temas antes de la adolescencia. Hablar de sus virtudes físicas de una forma constructiva hará que el adolescente esté preparado para la enorme presión social a la que va a ser sometido. Sería un buen momento para reforzar los hábitos de vida saludables, la dieta equilibrada y la práctica de ejercicio moderado de forma cotidiana.

        Es inevitable que el adolescente se preocupe en exceso por su aspecto físico, así que podemos utilizarlo como un aliciente adicional para guiarle hacia una vida más sana. Si los adolescentes se sienten bien con su cuerpo, afrontarán estos años con más recursos para defenderse y lograr una mejor estima personal. El adolescente necesita buscar nuevas emociones, probar diferentes estilos de vestuario, música y amistades. Todo ello resulta demasiado novedoso para los padres. Es recomendable actuar con tolerancia y respeto, puesto que la imposición va a generar más oposición en el adolescente.

        Debemos recordar que están en la edad de experimentar y de sentir que son ellos quienes deciden. Comprender los matices de esta etapa nos ayuda a acompañarlos y guiarlos hacia un desarrollo vital saludable y feliz. Todas estas inquietudes y turbulencias, que deben ser contenidas dentro de unos límites establecidos por los padres, son beneficiosas. Su conocimiento les ayudará a desarrollarse, a forjar su autoestima y su personalidad adulta.

Bibliografia

imagen n1. http://www.elmetodoamaro.com/la-autoestima-en-la-adolescencia/la-autoestima-en-la-adolescencia

El Patriarcado bíblico y la doctrina de la representación federal


El Patriarcado bíblico y la doctrina de la representación federal

Algunos teólogos entienden que el patriarcado aun tiene vida y entienden que en el futuro volveremos a vivir en Occidente un resurgir del patriarcado, ante el fracaso del modelo occidental de familia y como consecuencia de la inmigración.

  • Si le interesa leer el artículo que desarrolla este tema, leer mas ACA

 

La igualdad: un derecho humano y un propósito de Dios


La igualdad: un derecho humano y un propósito de Dios

POR NAYDÚ VILLAMARÍN RENTERÍA

06/08/2013

La declaración Universal de los derechos humanos[1] ha sido un paso importante en el rescate de la dignidad e igualdad de las personas, dice en su artículo primero: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”[2].

Ante  este discurso, la Biblia proporciona evidencia que fortalece su pronunciamiento. Sin embargo, la iglesia cristiana no tiene una posición común frente el tema de igualdad entre el hombre y la mujer; por un lado  se enseña que son iguales citando a:  Génesis 1:27 “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.”, y Gálatas 3:28 “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.”(rv)[3]