La Ciencia confirma la Biblia: Científicos logran comprobar que existe del Don de Lenguas


La Ciencia confirma la Biblia: Científicos logran comprobar que existe del Don de Lenguas

El apasionado, a veces rítmico, patrón de lenguaje que fluye de los cristianos que “hablan en lenguas” refleja un estado de posesión mental, muchos dicen. Ahora tienen algo de la neurociencia que los respalda.

El apasionado, a veces rítmico, patrón de lenguaje que fluye de los cristianos que “hablan en lenguas” refleja un estado de posesión mental, muchos dicen. Ahora tienen algo de la neurociencia que los respalda.

Investigadores de la Universidad de Pensilvania capturaron imágenes cerebrales de cinco mujeres mientras hablaban en lenguas y encontraron que sus lóbulos frontales -la parte pensante y deliberada del cerebro a través de la cual las personas controlan lo que hacen- eran relativamente silenciosos, al igual que los centros de lenguaje. Las regiones que tienen influencia en el mantenimiento de la autoconciencia estaban activas. Las mujeres no estaban en trances ciegos, y no quedaba claro qué región estaba impulsando el comportamiento.

Las imágenes, que aparecen en la edición de la revista Psychiatry Research, titulada Neuroimaging, señalan las áreas más activas del cerebro.

Las imágenes son las primeras de su tipo tomadas durante esta práctica religiosa hablada, que tiene sus raíces en el Antiguo y Nuevo Testamento y en las iglesias pentecostales establecidas a principios del siglo XX. Las mujeres en el estudio eran practicantes de la iglesia sanos y activos.

“Lo asombroso fue cómo las imágenes apoyaron la interpretación de las personas de lo que estaba sucediendo”, dijo el Dr. Andrew B. Newberg, líder del equipo de estudio, que incluyó a Donna Morgan, Nancy Wintering y Mark Waldman. “La forma en que lo describen, y lo que creen, es que Dios está hablando a través de ellos”, dijo.

El Dr. Newberg es también coautor de “Why We Believe What We Believe”.

En el estudio, los investigadores usaron técnicas de imagen para rastrear los cambios en el flujo sanguíneo en el cerebro de cada mujer en dos condiciones, una vez que cantaba una canción del evangelio y otra vez mientras hablaba en lenguas. Al comparar los patrones creados por estas dos actividades emocionales y devocionales, los investigadores podían identificar los picos y valles de flujo sanguíneo únicos para hablar en lenguas.

La Sra. Morgan, coautora del estudio, también fue un tema de investigación. Ella es una cristiana nacida de nuevo que dice que considera la capacidad de hablar en lenguas un regalo. -Eres consciente de lo que te rodea -dijo-. “No estás realmente fuera de control. Pero no tienes control sobre lo que está pasando. Estás fluyendo. Estás en un reino de paz y comodidad, y es una sensación fantástica “.

Contrariamente a lo que puede ser una percepción común, los estudios sugieren que las personas que hablan en lenguas rara vez sufren de problemas mentales. Un estudio reciente de casi 1.000 cristianos evangélicos en Inglaterra encontró que aquellos que participaban en la práctica eran más emocionalmente estables que aquellos que no lo hicieron. Los investigadores han identificado al menos dos formas de la práctica, una estática y frenética, la otra sometida y casi silenciosa.

Los nuevos hallazgos contrastaban con las imágenes tomadas de otros estados mentales espiritualmente inspirados como la meditación, que a menudo es un ejercicio mental altamente enfocado, activando los lóbulos frontales.

Los escáneres también mostraron una caída en la actividad de una región llamada el caudado izquierdo. “Los hallazgos de los lóbulos frontales son muy claros y tienen sentido, pero el caudado suele estar activo cuando se tiene afecto positivo, placer, emociones positivas”, dijo el Dr. James A. Coan, psicólogo de la Universidad de Virginia. “Así que no está tan claro lo que dice ese hallazgo” acerca de hablar en lenguas.

El área caudada también está involucrada en el control motor y emocional, dijo el Dr. Newberg, por lo que puede ser que los practicantes, a la vez conscientes de sus circunstancias, cedan un cierto control sobre sus cuerpos y emociones.

Fuente: New York Times

Fuente

http://www.diariocristianoweb.com/2017/01/12/la-ciencia-confirma-la-biblia-cientificos-logran-comprobar-la-veracidad-del-don-de-lenguas/

VIDEO: Virginia Occidental vive un gran avivamiento espiritual


VIDEO: Virginia Occidental vive un gran avivamiento espiritual

El avivamiento espiritual que comenzó en una iglesia local en el estado de Virginia Occidental, Estados Unidos, ahora está tocando al país entero.

Hay un nuevo sonido que sale de los montes del sur de Virginia Occidental… un sonido que muchos profetas anunciaron, pero no se había oído hasta ahora.

En semanas recientes, el complejo deportivo más grande de Williamson, Virginia Occidental, se llenó completamente con personas clamando a Dios.

Todo empezó cuando el evangelista de Tennessee, Matt Hartley, visitó una iglesia local para lo que se suponía era un servicio de avivamiento de tres días que aún se mantiene.

“Esto no es algo hecho por el hombre, por un carismático o hiper-espiritual, esto es la presencia de Dios que nos abruma, que se da a conocer a la gente hambrienta, que están cansados de un Cristianismo estancado y una iglesia ‘segura’, quieren a Jesús más que cualquier cosa, por eso están aquí”, dice Hartley.

Hartley también habló en la secundaria local, donde un avivamiento parecía darse entre los alumnos.

“De 400 a 450 estudiantes fueron salvos en Mingo Central, gracias a la visita de Matt Hartley al club de oración voluntario. Ha sido transmitido de escuela a escuela, de un grupo juvenil a otro, rompiendo barreras de denominaciones y se ha dado un gran espíritu de unidad”, comenta Katie Endicott, del club de oración de la secundaria Mingo Central.

Muchos dicen que este es el avivamiento espiritual más grande en la historia de Virginia Occidental.

“No podríamos haber hecho esto, aunque quisiéramos, hemos tenido tantos servicios de avivamiento, tantos servicios especiales, pero nada como esto, este es un verdadero avivamiento”, indica Endicott.

Endicott dice que la oración y la desesperación han logrado este avance espiritual, en especial entre los jóvenes.

“Oh Dios mío, es increíble, nunca he visto ocurrir una cosa como esta, donde los jóvenes obtienen el fuego y es genial venir a la iglesia y adorar a Dios. Nadie te juzga o dice nada porque están contigo. Hemos empezado a tener círculos de oración en las escuelas y estamos leyendo y haciendo estudios bíblicos en la escuela”, dice Andrew Fletcher, estudiante de secundaria.

Otros, como Erica Priest, están viendo a Dios responder oraciones muy específicas.

“Mi esposo fue salvo esta mañana. He orado por él durante 7 años y será bautizado este domingo”, comenta Priest.

Hartley cree que el sonido del avivamiento que ahora se oye en Virginia Occidental tiene el potencial de esparcirse alrededor del mundo.

“Creo que Dios ha preservado este estado para un avivamiento del fin de los tiempos que viene a Estados Unidos. Creo que este es el principio de lo que va a ocurrir y se esparcirá como un incendio a través de las naciones, que Jesús será exaltado y entre más sea Jesús exaltado, más el río de Dios va fluir y no hemos visto nada en comparación a lo que Dios está liberando”, concluye Hartley.

————-

Si desea reproducir esta noticia, por favor dé el crédito a http://www.MundoCristiano.tv

En busca del verdadero avivamiento


En busca del verdadero avivamiento

Siempre me ha dejado un tanto perplejo ver y oír las incertidumbres en algunos sectores respecto a la deseable necesidad de un avivamiento hoy.

AUTOR: Julio Pérez, 07 DE MAYO DE 2016

Este artículo va dirigido esencialmente a gente familiarizada con la expresión “avivamiento espiritual” y a quienes anhelan una experiencia cristiana más profunda, ilusionante y significativa.  En mi caso, tengo que confesar que desde los inicios de mi conversión a Cristo me transformé en un avivamentista sin saberlo, debido a un impactante encuentro con Dios que cambió mi vida por completo y muy especialmente cuando recibí la experiencia pentecostal del bautismo del (o con el) Espíritu Santo unos años más tarde.

Por supuesto que me parecen respetables otras opiniones al respecto, pero permitidme expresarme desde mi vivencia y convicción personal.  Desde muy joven fui instruido en las verdades fundamentales de la fe cristiana, lo cual agradezco mucho; pero desde siempre había algo en mi interior que anhelaba una vida de mayor plenitud espiritual y la necesidad de vivir un cristianismo de alta intensidad, tanto en mi relación personal con Dios como en la interacción con mis hermanos en la fe y, por supuesto, con mis amigos, compañeros y familiares.

A principios de los años ochenta, pude experimentar mi primer avivamiento personal que se tradujo en un poderoso encuentro con el Espíritu Santo, el que me impulsó a asumir nuevos desafíos en la vida de fe y a disfrutar de una nueva libertad espiritual hasta entonces desconocida para mí. Un nuevo celo evangelístico se apoderó de mi alma y también pude experimentar una bendita crisis de santidad que despertó mis sentidos espirituales, implantando en lo más profundo de mí ser un renovado temor de Dios. Como observaréis, no aporto todas las citas bíblicas que podrían avalar mi tesis personal, porque necesitaría un espacio mayor que el que ocupa este escrito para autentificar mi experiencia sobre lo que considero un verdadero avivamiento.

Cuando el apóstol Pablo le aconseja a Timoteo que avive el fuego…de Dios que estaba en él, 2ª Timoteo 1:6, es porque hay algo que puede estar apagado o semiapagado en nuestros espíritus y en el momento que se produce una llamarada de ese fuego divino en nuestros corazones, al igual que les sucedió a los caminantes de Emaús, renace en nosotros el gozo y la esperanza del Señor (Lucas 24: 30-32).

He podido viajar a diferentes ciudades del mundo, indagando acerca de los grandes avivamientos de antaño y del siglo XX. Recuerdo haber estado frente a la placa conmemorativa, en Azusa Street, que el ayuntamiento de la ciudad de los Ángeles dedicó al nacimiento del movimiento Pentecostal a principios del siglo pasado y, por supuesto,  no se me ocurrió lanzarme sobre ella e invocar la unción del Espíritu que se vivió en aquel lugar con William Seymour.

Reconozco que todas las experiencias vividas en varios lugares del mundo han contribuido a enriquecer mi experiencia de fe, siendo testigo de diversas manifestaciones milagrosas en algunos de ellos. Sin embargo, mi énfasis, en esta ocasión, está centrado en el principal modelo escritural que sustenta esta tesis y que avala mi experiencia de fe y de avivamiento personal. Me estoy refiriendo al avivamiento de Jerusalén, descrito en Hechos 2.

Este es el patrón maestro de todos los avivamientos habidos y por haber, y tenemos que analizarlo con lupa para descubrir las preciosas semillas de un auténtico avivamiento bíblico. Aquellos ciento veinte, que apenas eran solo una tercera parte de los que habían visto a Jesús resucitado, estaban esperando la susodicha promesa del Padre, pero nunca podrían haber llegado a imaginar que sucediera lo que sucedió en el aposento alto, superando sus mejores expectativas.

La sorprendente irrupción del Espíritu Santo en aquel lugar, produciendo una especie de torbellino de gloria y posándose sobre cada uno de ellos unas lenguas flameantes como de fuego, hizo que al instante fueran todos llenos del Espíritu Santo. ¡Qué escena tan impresionante, a la vez que altamente motivadora! Esto los impulsó a salir a las calles a hablar valientemente de las maravillas de Dios y a realizar su primera proclamación kerygmática con el irresistible poder del Espíritu (Hechos 2:14-42).

Lo que precedió a este gran momento tiene la misma vigencia hoy que entonces y estas son las palabras del Señor Jesús antes de su ascensión a los cielos: “Recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra”, Hechos 1:8.

Este poder de convicción, poder de persuasión y una santa determinación son lo que produce el Espíritu Santo cuando invocamos fervientemente su presencia, su influencia y su guía para realizar la obra del Señor con buen ánimo. Siempre me ha dejado un tanto perplejo ver y oír las incertidumbres que se producen en algunos sectores de nuestro ámbito respecto a la deseable necesidad de un avivamiento en la actualidad, ya sea a nivel personal o comunitario.

También es cierto que en ciertas ocasiones se utiliza la palabra avivamiento para describir experiencias disparatadas y antibíblicas, completamente espurias, pero ello no debe hacernos desistir, ni mucho menos, de una bendición tan importante y extraordinaria para nuestra vida espiritual y la de nuestras iglesias como es ir a la búsqueda de un verdadero avivamiento.

————

Leer más: http://protestantedigital.com/magacin/39305/En_busca_del_verdadero_avivamiento

VIDEO: Pastores piden clamar por un tercer avivamiento en EEUU


VIDEO: Pastores piden clamar por un tercer avivamiento en EEUU

En siglos pasados, Dios ha mostrado poderosos despertares en Estados Unidos. Muchos creen que si éste no aparece ahora, el país estará condenado. Pero si se quiere un avivamiento, cada uno debe poner de su parte.

Cristianos de todo el país están hablando y escribiendo sobre el deseo de un tercer avivamiento de Dios. Pero, muchos, incluyendo a la editora de la Revista Charisma, Jennifer Leclaire, dicen que esto no podrá ocurrir hasta que cada uno de los cristianos se pongan a orar y reaviven primero sus propios corazones.

“¿Actuaremos en fe? ¿Oraremos? ¿Qué vamos a hacer? Creo que Dios está mirándonos y que las decisiones que estamos tomando hoy son de vital importancia”, comenta Leclaire.

Este no es solo un tema editorial para Jennifer. Usted podrá encontrarla la mayoría de las orando en su cuarto.

“Sabemos que Él espera que su pueblo invoque su nombre para humillarse, arrepentirse y que se vuelva de sus malos pasos”, asevera Leclaire.

Lo mismo opina el pastor Eddie Hyatt, autor de “America’s Revival Heritage”.

“El pueblo de Dios debe caer de rodillas, rostro en tierra y clamar a Dios”, dice Hyatt.

El popular predicador, Dutch Sheets, autor de “An Appeal to Heaven”, viaja a los 50 estados y por doquier encuentra creyentes necesitados.

“Tienes que estar ciego para no saber que Estados Unidos es un verdadero problema. Pero están yendo a la oración y así es como siempre comienza”, indica Sheets.

“Y cuando quieres ver una nación transformada, hazlo: comienza con nosotros. Pidamos al Señor que nos muestre su gloria y su poder”, dice Leclaire.

“Necesitamos una invasión del cielo donde Dios desciende y el cielo invade la tierra”, asevera Hyatt.

“No estoy pidiendo en base a nuestros méritos. Estoy pidiendo basado en el hecho de que Dios ama salvar”, comenta Sheets.

Hyatt cita al predicador famoso de la era colonial, Jonathan Edwards.

“Cuando Dios se propone hacer algo en la tierra, primero pone a su pueblo a orar por eso que Él desea hacer”, dice Hyatt.

Pero Estados Unidos antes y durante su nacimiento fue mucho más consciente de que Dios es real y activo. Fue a la guerra de la revolución ondeando una bandera que decía: “Suplíca al cielo”, una popular frase usada por el filósofo John Locke. “Lo que Locke dijo fue: ‘Cuando no hay otro camino, no hay nada que humanamente puedas hacer, todavía puedes suplicar al cielo’ y George Washington tomó esto y lo puso en una bandera”, comenta Sheets.

Era una nación donde aún los dudosos de la religión organizada, como Benjamín Franklin, se levantaron y declararon la necesidad de pedir humildemente un mover de Dios. Hyatt lo describe en su más reciente libro: “The Faith and Vision of Benjamin Franklin” o “La Fe y la Visión de Benjamín Franklin”.

“Él se levanta y les exhorta y los llama a la oración. Y citas las escrituras”, comenta Hyatt.

“Si algo he aprendido es que hay un Dios en el cielo quien gobierna sobre los asuntos de los hombres y las naciones. Y si un gorrión no puede caer al suelo sin que Él lo sepa, ¿cómo puede nacer un país sin que Dios sea parte de ello? Sugiero que lo invoquemos”, asevera Sheets.

“De acuerdo a los presentes, hubo un espíritu de conciliación que surgió en la reunión y juntos fueron y establecieron la constitución estadounidense”, dice Hyatt.

Los tres autores creen importante que los cristianos recuerden esas historias, donde vean el poder de Dios moverse en avivamientos anteriores y como puede hacerlo ahora.

“Cuando testificamos sobre lo que Dios ha hecho en el pasado, no solo construimos nuestra fe, sino que provocamos que Él se mueva otra vez. Le recordamos lo que hizo”, expresa Leclaire.

“En momentos particulares de nuestra historia, al enfrentarnos con grandes crisis, Dios nos ha preservado con grandes avivamientos espirituales”, dice Hyatt.

Y usted puede ayudar a que esta historia estadounidense continúe.

“Se empieza por ver dónde Dios lo quiere a uno. Él se lo mostrará si usted ora. Intégrese en la historia y aduéñese de ello. Decídase hacer su parte para ver surgir este avivamiento”, dice Leclaire.

Hyatt está confiado porque ve a Dios moverse.

“Está despertando a su pueblo y poniendo ese deseo en sus corazones para hacer eso que desea hacer”.

Pero, Leclaire insiste que cada creyente debe primero erradicar el pecado que impide su propio despertar.

“¿Cómo invierte su tiempo y su dinero? ¿Se sienta frente al televisor por 140 horas mensuales como los demás en el país, como dice un estudio? ¿Está involucrado en la iglesia, está evangelizando, impacta su ámbito de influencia?”, dice Leclaire.

Ella lee para CBN News una oración que aparece en su libro “The Next Great Move of God” o “La Siguiente Gran Movida de Dios”.

“Espíritu Santo, ven. Quiero experimentar tu presencia y poder como nunca antes. No quiero solo un toque, visita o avivamiento temporal. Deseo vivir como Jesús dijo que podría vivir. Abre mis ojos”, comenta Leclaire.

La pregunta es: ¿está usted sentado en la banca, esperando que Dios traiga un tercer gran avivamiento? O está recordando el punto central, que es que el avivamiento empieza con usted.

Si desea reproducir esta noticia, por favor dé el crédito a http://www.MundoCristiano.tv

http://www.cbn.com/mundocristiano/Estados-Unidos/2015/December/Pastores-piden-clamar-por-un-tercer-avivamiento-en-EEUU/