¿SON COMPATIBLES LA DEMOCRACIA Y EL ISLAM?


¿SON COMPATIBLES LA DEMOCRACIA Y EL ISLAM?

[Extractado de Mitos Creados por los Apologistas del Islam – parte 4]
por Pablo Santomauro

MITO: “Promoviendo la formación de gobiernos democráticos en los países islámicos resolveremos el problema del terrorismo y los pueblos tendrán libertad.”

Este no es un mito propagado por los apologistas del islam. Más bien parece ser algo de lo que estuvieron convencidos el presidente Bush y su administración. Consideramos pertinente añadirlo a la lista de mitos debido a que el concepto ha ganado popularidad a pesar de su falacia inherente. Las elecciones llevadas a cabo en Afganistán e Irak han dado impulso y esperanza a la idea de que la democracia es la cura efectiva para los serios problemas y peligros existentes en las naciones donde impera indesafiable la religión del islam.

El problema es que, al parecer, nadie recuerda que la democracia tiene sus raíces en la filosofía cristiana. La idea de que la democracia tiene su origen en las repúblicas griegas es un mito de otra categoría que merece un tratamiento aparte. Las repúblicas griegas fueron, en realidad, aristocracias u oligarquías consistentes de una minoría ejerciendo autoridad sobre una gran masa de esclavos de cuyo esfuerzo vivían los “ciudadanos”. La democracia tampoco surgió de la tradición imperial de Roma, y mucho menos pudo haber surgido de la sangrienta Revolución Francesa, que al carecer de una base cristiana, terminó en una masacre seguida por la dictadura de Napoleón.

“El gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, fue una frase acuñada por John Wycliffe, el monje católico del siglo 14, cuya teología echó el fundamento para la reforma protestante. Más adelante, fueron filósofos cristianos como Huss, Calvino y Locke los que continuaron abriendo paso con sus ideas para que los pueblos alcanzaran la libertad. Fue la filosofía combinada de estos grandes pensadores la que formó las bases para la democracia en América.

El éxodo masivo de puritanos desde Inglaterra en el siglo 17 llevó a la creación de las primeras colonias permanentes en el Nuevo Mundo. Fue allí donde surgió el primer gobierno democrático de la historia. Desde ahí en adelante, la democracia genuina ha existido, y sólo puede existir, donde los hombres creen en un sólo Dios (el Dios de la Biblia), en la igualdad entre los hombres y la fraternidad humana.

Claro que alguien puede argumentar que los musulmanes creen en un solo Dios y la igualdad entre los hombres, por lo tanto la democracia no es incompatible con el islam. A eso yo respondo que ambas proposiciones son falsas. En primer lugar, el Corán dice que los musulmanes son superiores al resto de la humanidad (Sura 3:110), que las mujeres son inferiores (Sura 4:34), y que los que no aceptan la religión del islam no son aceptados por Alá (Sura 3:85). Y como supuestamente el Corán fue escrito por Alá, se deduce que el Dios del Corán y la religión del islam jamás pueden formar la base de una democracia. No puede existir igualdad en territorios donde la religión enseña que existen tres clases de seres humanos, los musulmanes, las mujeres y los infieles. El segundo postulado, la fraternidad entre los seres humanos, es aniquilado por los versos coránicos que promueven el asesinato, el subyugamiento y la ocupación de los territorios donde los seres humanos no acepten el islam como su religión.

Solamente el Dios revelado en la Biblia provee suficiente base para el concepto que se conoce con el nombre de “derechos humanos”, porque éstos sólo pueden derivar de un Dios que creó al hombre a su imagen y semejanza. Los derechos humanos, los valores morales, la igualdad entre los hombres, el respeto por la vida, la libertad de expresión, la tolerancia religiosa y otros ideales encuentran su justificación y su validez dentro de una cosmovisión cristiana únicamente. Ninguna otra filosofía, religión o ideología, puede proveer suficiente base para esos ideales, y por ende, para el nacimiento y desarrollo de un sistema democrático firme.

Es aquí donde cabe clarificar que cuando hablo de una base cristiana no me estoy refiriendo al cristianismo representado por la Iglesia Católica, sino al cristianismo bíblico que encuentra su expresión a partir de la Reforma Protestante.

Anotamos anteriormente que fue en Norteamérica donde peregrinos que huyeron de un sistema de opresión e intolerancia política y religiosa, establecieron una nueva sociedad basada en el respeto y la libertad humana. Fue una democracia ligada directamente a los principios cristianos. Tal fue así, que los edificios desde donde se gestaron las ideas que dieron nacimiento al sistema democrático fueron iglesias — la relación entre la fe profesada por estos hombres y sus ideas sociales y políticas fue más que obvia. Los primeros actos de gobierno y las reuniones de los diferentes organismos gubernamentales se llevaron a cabo en locales donde se adoraba al Dios bíblico. En la América anglosajona se cristalizaron, en un principio, los valores de la Reforma Protestante.

Pero fue otro tipo de cristianismo el que alcanzó las costas de Latinoamérica. Esta fue la otra cara de la moneda. El catolicismo ha sido siempre incompatible con la democracia. Durante los tiempos de la conquista y la colonia, la religión oficial sirvió para debilitar la conciencia de los pueblos con la finalidad de que aceptaran el despotismo y la opresión resignadamente. La España religiosa y absolutista usó la fuerza física de sus soldados y la influencia moral de sus “curas” para encadenar sus colonias y explotarlas con mayor facilidad. Las democracias que surgen posteriormente en América Latina se caracterizaron por su fragilidad. Fueron una mutación cuántica sin cordón umbilical, una implantación artificial carente de la base que justifica su existencia. No surgieron a partir de la religión, sino a pesar de la religión (católica en este caso).

Desde que el nacimiento de la democracia en nuestros pueblos latinoamericanos fue un nacimiento forzado, es lógico que la vida de nuestras naciones haya sido marcada por la inestabilidad y fragilidad política, social y económica, aun en el presente. Al no existir una base protestante en nuestros países, el caos ha prevalecido a través de la historia. Nuestras naciones ha sucumbido ante las dictaduras mayormente de derecha pero también de izquierda, en forma casi habitual. La libertad sin caos no es una fórmula mágica que puede ser implantada desde afuera y en cualquier lugar. La ceguera, tanto ayer como hoy, tiene su causa en la ignorancia de que la libertad que no conduce al caos, únicamente puede emanar de un contexto cristiano. Es imposible separar la libertad democrática de sus raíces.

Es por demás significativo que la nación que promueve la propagación de la democracia en el mundo en el presente, viene desconectándose aceleradamente de sus bases cristiano-protestantes y está a punto de convertirse en una nación secular por excelencia. Los EEUU viven hoy su era post-cristiana. Esto hace aun más complicado el esfuerzo de implantar democracias en el medio oriente y otros lugares.

Volviendo a las naciones donde el islam campea, ¿es posible injertar una democracia legítima cuando la religión estatal, de acuerdo a la constitución de esas naciones, es el islam? El artículo 7 de la constitución Iraquí expresa: “El islam es la religión oficial del Estado y debe ser considerada una fuente de legislación. Ninguna ley que contradiga los preceptos del islam, los principios de democracia …. puede ser promulgada. Esta ley respeta la identidad islámica de la mayoría del pueblo de Irak y garantiza todos los derechos religiosos de todos los individuos a creer y practicar sus creencias religiosas”.(http://www.cpa-iraq.org/government/TAL.html)

Este artículo de la constitución Iraquí es un buen ejemplo para ser usado como examen de primer año de lógica. Contiene en sí mismo varias falacias lógicas, comenzando con la violación de la ley de no contradicción, la cual dice que “A” no puede ser “non A” al mismo tiempo.

¿No dice el llamado de los almuédanos desde los alminares que nadie tiene el derecho de adorar a ningún dios que no sea Alá, o seguir las enseñanzas de otro profeta que no sea Mahoma? Este es el precepto más importante del islam. Otro precepto fundamental es “jihad”. Es la obligación de todo musulmán combatir por Alá hasta que todo el mundo se convierta al islam, no a través de la persuasión o la educación, sino por la fuerza. El islam es una religión combativa, dominante, intolerante y sin respeto ninguno por la vida humana ni los derechos del individuo.

¿No son las mezquitas los lugares donde se predica odio y violencia contra la civilización occidental y sus pilares, incluída la democracia? ¿No es de esos lugares “sagrados” que salen turbas de centenares de jóvenes a la calle luego de la predicación de turno, con los dientes apretados, los puños en alto y maldiciendo todo lo que no sea islam? ¿No es en esos lugares donde se lava el cerebro de la próxima generación mientras el gobierno del Irak pretende ser una democracia? ¿No es la mentira un arma preferencial en boca de los clérigos y líderes políticos del islam? ¿No leemos en los periódicos de las naciones islámicas la propaganda mentirosa con títulos como “soldados americanos masacran civiles inocentes”? ¿O “americanos violan a mujeres musulmanas”? ¿O no sabemos que la propensidad a mentir en el islam es modus operandi entre los clérigos y los hombres de estado en las naciones musulmanas?

El libro “El Espíritu del Islam”, del erudito musulmán Afif A Tabbarah, expresa en la página 247: “Mentir no siempre es malo … hay veces que decir una mentira es más beneficioso para el bienestar general que decir la verdad. A estos efectos, el profeta dijo: ‘No es una falsa persona la que (por medio de mentiras) logra conciliación entre los pueblos, apoya el bien o dice lo que es bueno.’” Conviene aclarar que este libro fue escrito con el propósito de promover el islam.

Con este tipo de ética y valores morales predominando por generaciones en los territorios del islam, ¿es posible implantar un sistema democrático en esos lugares? ¿Son compatibles la democracia y el islam? La respuesta se la dejamos al lector. <>

2017 Que Dios nos proteja de los yihadistas, de los charlatanes sobre todo del Islam


2017 Que Dios nos proteja de los yihadistas, de los charlatanes sobre todo del Islam

Raad Salam Naaman
Cristiano católico caldeo de origen iraquí

31 diciembre 2016

Nací en la antigua ciudad bíblica Ninive, la capital del imperio asirio, la ciudad del Profeta Jonás, en el pueblo Telsquef, recién liberado, totalmente destruido a mano de Da’ash, a unos pocos Km. del pueblo de mi madre y primos, Alqosh, el pueblo del Profeta Nahúm, al Norte de Irak. Criado, educado y formado en el seno de una familia cristiana católica caldea, en la ciudad de Basora, cerca de la antigua ciudad de Ur de los caldeos, la ciudad de Abraham, al Sur de Irak. Los radicales islámicos, han matado 70 personas de mi propia familia, además de 12 mujeres que no se sabe su término. Irak es la antigua región de Mesopotamia, según la Torá “Génesis el capitulo 2” es la cuna de la civilización y el paraíso terrenal, gracias al Islam y los musulmanes hoy día es la cuna del terrorismo islámico y el infierno terrenal.

El infierno, el terror y el temor de la amenaza islamista yihadista se está transportando poco a poco al Viejo Mundo y continúa propagándose en los países occidentales, entre ellos España que está viviendo en la máxima alerta.

Estamos despidiendo el año 2016, que se puede definir en dos palabras “terrorismo islámico”. El lunes 19 de diciembre estuvo marcado por nuevos ataques terroristas. El primer ataque se produjo en la capital turca Ankara, donde el embajador ruso Andrei Karlov fue asesinado a sangre fría a mano de un policía joven islamista turco al grito de ¡Allahu Akbar! (Allah es grande), otras tres personas resultaron heridas.
Horas más tarde, un camión, conducido por un joven islamista emigrante tunecino, embistió contra el mercado de navidad Breitscheidplatz, en el barrio Charlottenburg, en Berlín, dejando 12 muertos y más de 100 heridos.

En España, como siendo habitual en estos casos, durante 48 horas, los medios de comunicación; periódicos, redes sociales, radio, televisión…etc. se implican en analizar los hechos. Como siempre, un coronel del Ejército, muy correcto, recorriendo todos los platós de televisión, diciendo lo mismo y hablando de la geopolítica islámica, siempre arrojando la culpa sobre los intereses económicos y políticos de Estados Unidos, Rusia, Alemania, Francia, Israel…etc. además de los traficantes de armas. Concluyendo su discurso, que no todos los musulmanes son terroristas.
Señor coronel, es verdad que no todos los musulmanes son terroristas, no es menos cierto que todos los terroristas son musulmanes. Actualmente, hay casi 1600 millones de musulmanes en el mundo, si todos son malos o yihadistas apaga y vámonos, no podemos vivir en este planeta. Hoy día, que estamos viviendo en el siglo XXI, según estudios sociológicos y centros de inteligencia, el 20% de los musulmanes son radicales y fanáticos, es decir, entre 300 y 400 millones de musulmanes que no son pocos, que practican los mandamientos del Corán a pie de la letra, como aplicar el código penal de Shari’a para los delitos religiosos. Indudablemente, creen y aplican Al Yihad como un pilar fundamental en el Islam.

Actualmente, ningún grupo religioso está matando en el nombre de Buda o Yave, o Jesús solo hay grupos musulmanes, cada vez son mayores, matando en el nombre de Allah. Además, no hace falta estudiar mucho para saber que las grandes potencias mundiales tienen intereses económicos y políticos en el Oriente Medio y Próximo. Los musulmanes llevan XIV siglos en guerra entre sí y contra los judíos y cristianos, desde el comienzo del Islam en el siglo VII hasta hoy día. Tanto el petróleo como el Sionismo aparecieron en las primeras décadas del siglo XX. ¿Dónde estaban el imperialismo, Estados Unidos de América, el petróleo y el Sionismo?

En abril 2014, nació el Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL o ISIS). Varios meses más tarde, Antena 3, en el programa Espejo Público, su presentadora Susanna Griso, preguntó a su invitado, de origen marroquí, doctor en filología árabe, profesor en la universidad Carlos III, sobre el significado de la palabra (Da’ash-داعش), el profesor contestó sin vergüenza, diciendo “que es una palabra muy fea y es un insulto” y se quedo tan fresco. ¡Qué pena de árabe y profesor, pobrecitos sus alumnos! Sencillamente Da’ash son las iniciales de دولة اسلامية عراق وشام traducido; Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL).

Un mes más tarde, en el mismo programa y la misma moderadora, invitó a una joven que se presentó como experta en ISIS ¿Dónde ha adquirido la especialidad, los estudios sobre ISIS y cuando? No lo sé, si ISIS asumía menos de un año de existencia. Lo más grave, Susanna Griso preguntó a su invitada sobre la moneda oficial que maneja ISIS en su territorio, la joven “experta en ISIS” contestó sin timidez, que “los dirigentes de ISIS prefieren el oro y la plata en sus manejos” y se quedo tan ancha. Que lastima de “experta”, ISIS en su territorio maneja y acepta todas las monedas del mundo, sobre todo, las monedas de los países fronteras como el dinar iraquí, la lira siria, la lira turca, sobre todo el dólar y el euro, porque sus partidarios son de todo el mundo y se mueven por todo el mundo.

Juan Adriansens pintor, comentarista mediático y colaborador en el programa Julia en la Onda. Juan “sabe”, habla y discute sobre todo, incluso el Islam y el yihadismo islámico. Él mismo, una tarde, afirmó que “Al Yihad no tiene nada que ver con el Islam, yo he leído el Corán el libro sagrado del Islam, es un libro maravilloso no es violento, es un libro de paz”. ¡Señor “sábelo todo”, usted no ha leído el Corán, o ha leído una novela romántica, o no ve! El Corán contiene 255 versículos que animan a los musulmanes a matar los infieles entre ellos, judíos y cristianos, como ejemplo (Sura 9:5) “Cuando hayan transcurrido los meses sagrados, matad a los infieles dondequiera que les encontréis. ¡Capturadles! ¡Sitiadles! ¡Tendedles emboscadas por todas partes! Pero si se arrepienten, hacen el azalá y dan el azaque, entonces ¡dejadles en paz!”.

Varios periodistas, no quiero dar nombres pero se conocen, se manifiestan como especialistas en las iglesias orientales, los cristianos perseguidos y al Islam, porque alguna vez han visitado los campos de refugiados cristianos en Egipto, Norte de Irak o la frontera entre Sira y Jordania. Los mismos siguen hablando, confundiendo a la gente, escribiendo y dando conferencias sobre los cristianos perseguidos y el Islam. Lo que más me llama la atención en los comentarios de estos periodistas, es la falta de conocimiento y la cobardía de decir la verdad, debido, al miedo a los musulmanes. Me gustaría preguntar a estos periodistas ¿Dónde han adquirido las especialidades?

Para hablar del Islam, del yihadismo y de la geopolítica islámica, hace falta conocimiento y valor. Es obvio conocer la historia, la teología y la política islámica, porque, en el Islam, estado y religión van juntos siempre. Es vital investigar los origines y el comienzo del Islam, la época preislámica, conocer la vida del patrón o el fundador del Islam. Leer y estudiar las fuentes de la Ley Islámica: el Corán, la Sunna o Shari’a, que son los dichos, hechos y actos de Muhammad, las Escuelas Jurídicas o al Fiqh (Tefsir) que son las interpretaciones y explicaciones de los sabios del Islam, hay cuatro escuelas islámicas: Maliky, Ңanify, Šafi`y y Ңanbely, aunque algunos sabios consideran (Ibn Taimiya (1263-1328) el fundador del Salafismo, la quinto escuela y la más regida. Hay que ilustrarse de los movimientos de reforma en el Islam: los chiíes, los suníes y los jawariy, los tres grupos principales del Islam, y las diferencias entre ellos.

Es muy importante estudiar todo ello en su lengua natal el árabe antiguo y clásico, sobre todo, con una mentalidad Oriental no Occidental.

En el Viejo Continente existe un tremendo peligro vislumbrando y es muy difícil ser optimista. Es posible que ya esté circulando las últimas etapas de la Islamización de Europa. Esto ya no es solamente un peligro claro y actual para el futuro de Europa en sí, sino una amenaza a todo el mundo Occidental. Europa que conocemos tradicionalmente cristiana, está cambiando, surgiendo una nueva realidad: barrios enteros repletos de musulmanes donde los mismos nativos por miedo, no habitan ni visitan estos distritos. Los negocios muestran carteles escritos en letras árabes y en muchas ocasiones versos del Corán, sin embargo, no se ve que se esté desarrollando alguna actividad económica. Estos son los guetos musulmanes controlados por fanáticos religiosos. En cada país europeo hay miles de mezquitas, cuentan con congregaciones mucho más grandes que las iglesias cristianas y en cada ciudad Europea ya existen planos para la construcción de “súper-mezquitas”.

¡Tomemos en serio el ejemplo de Rusia- Putin! En 2013, el rey de Arabia visitó a Putin en Moscú, antes de partir le dijo a Putin que quería comprar una gran parcela y edificar, con dinero totalmente árabe, una gran mezquita en la capital rusa. No hay problema, le contestó el ruso, pero con una condición: que se autorice también a que se construya en su capital árabe una gran iglesia ortodoxa. No puede ser, dijo el árabe. ¿Por qué? preguntó Putin. Contestó el Rey árabe, porque su religión no es la verdadera y no podemos dejar que se engañe al pueblo árabe. Putin respondió seriamente: Yo pienso igual de su religión y sin embargo permitiría edificar su templo si hubiera correspondencia, así que hemos terminado el tema.

Muchas ciudades europeas tienen una cuarta parte de su población que es musulmana; como por ejemplo, Ámsterdam, Marsella y Malmo. En muchas ciudades la mayoría de la población menor de 18 años es musulmana. Paris está ahora rodeada por un anillo de barrios musulmanes. En muchas escuelas estatales en Europa, ya no se puede mencionar al cerdo por recelo de los musulmanes, plantean enseñar el Islam como asignatura obligatoria y sirven solamente alimentos “halal” a sus alumnos.
Muchos barrios de Francia, Inglaterra, Bélgica, Alemania…etc. los tribunales “shari’a” han pasado a ser parte oficial del sistema legal, son ahora áreas por donde ninguna mujer puede caminar sin cubrirse la cabeza.

La Universidad de San Diego ha calculado recientemente que no menos del 25% de la población Europea será musulmana en apenas los próximos 12 años a contar de ahora y una mayoría musulmana para cuando finalice este siglo. El Centro Británico por la Cohesión Social informó que un tercio de los estudiantes británicos musulmanes están a favor de la instauración del califato a nivel mundial.

En realidad, los musulmanes no vienen para integrarse en la sociedad Occidental; vienen para que la sociedad Occidental se integre al Islam.

No se dejen engañar con eso de que el Islam es una religión, es una ideología política. Es un sistema que fija reglas detalladas para la sociedad y la vida de cada individuo. El Islam no es compatible con la libertad y la democracia, porque su meta es solamente la “shari’a”. El objetivo principal del Islam es destruir todas las religiones, conquistar todo el mundo y obligar sus naciones a la conversión al Islam por la fuerza, si o si, según el Corán (Sura 9:33) “Él es Quien ha mandado a su Enviado con la Dirección y con la religión verdadera para que, a despecho de los asociadotes, prevalezca sobre toda otra religión”. Si quieres comparar el Islam con cualquier otra cosa, compárenlo con el comunismo, que son ideologías totalitarias.

Una Europa Islámica significaría una Europa sin libertad y sin democracia, un territorio desértico económicamente, una pesadilla intelectual. Debemos tomar ya mismo las decisiones necesarias para frenar esta estupidez Islámica que pretende destruir este mundo libre que tenemos ahora.

No dejemos engañar hay que decir la verdad, hay que llamar las cosas por su nombre la gran amenaza terrorista en todo el mundo no es el Estado Islámico, no es Al Qaeda, no es Boco Haram u otros grupos terroristas islámicos. Hay que ir a las raíces, el culpable principal de todos estos crimines, tiene nombre y apellido, es EL ISLAM.

Que el Señor nos bendiga y nos proteja del Islam y de los musulmanes en este año 2017. Amen


Autor: Raad Salam Naaman.

Raad Salam Naaman es de origen iraquí, nacido en Nínive (Irak), de mayoría musulmana (Sunnies). Criado y educado en Basora, de mayoría Ši`ies, en el seno de una familia católica (caldea), vivió muy de cerca -haciendo el servicio militar- el desarrollo de las guerras de Irán-Irak y la primera del Golfo. Víctima de numerosas persecuciones y detenciones debido a sus ideas pacifistas ante ambos conflictos y contra el radicalismo islámico, es uno de los pocos afortunados que ha logrado salvarse, escapando y buscando una nueva vida en España, país en el que obtiene asilo político y la nacionalidad española.
Es licenciado en Filología Árabe y Estudios Islámicos y también en Ciencias Económicas. Tiene un diploma de estudios avanzados en Ciencias de las Religiones y un doctorado en Filología Árabe y Estudios Islámicos.
Apasionado por el estudio de las tres religiones monoteístas, se viene dedicando en sus publicaciones, conferencias y otros trabajos a su análisis crítico. Es autor de varias publicaciones tanto en su país natal (Irak) como en su país actual (España), entre las que destacan: ¿Qué es el islam? y ¡Wa islamah! Todo sobre el islam.
“Con todo lo que he vivido y visto en mi país natal, sufro mucho cuando pienso en el pasado. Con el aumento del radicalismo y el fanatismo islámico en la actualidad, tengo miedo cuando pienso en el futuro…”.

Raad Salam Naaman, raad_salam@yahoo.es, es autor, editor y responsable del Blog Desvelando el Islam, alojado en el espacio web de http://www.religionenlibertad.com

Fuente:

http://www.religionenlibertad.com/2017-que-dios-nos-proteja-los-yihadistas-los-charlatanes-54077.htm

 

Los versículos del Corán que inspiran a los terroristas del Estado Islámico


Los versículos del Corán que inspiran a los terroristas del Estado Islámico

Wiederholen, 21 julio 2016

Para los salafistas y los yihadistas “La Guía de la Yihad”. son aquellas enseñanzas del libro de Mahoma en que se basan para torturar y ejecutar a los “infieles” (judíos y cristianos).

Así la llaman muchos musulmanes que ven en ella su salvación. Su forma de alcanzar a Alá, a cualquier precio. Son los versículos del Corán que millones de islamistas recitan de memoria, como una interminable letanía en árabe. Y con los que justifican sus atrocidades.

El Corán (Alcorán, Qurán o Korán, dependiendo de la traducción) se divide en 114 suras, cada una de las cuales está a su vez diversificada en diversos versículos explicativos (aleyas). Las suras –las lecciones o capítulos en que se divide “El Sagrado Corán”– son el manual para cumplir con las reglas del islam. Una enumeración demuestra la violencia que una gran parte de ellos transmite a sus fieles.

LUTERO Y EL ISLAM


LUTERO Y EL ISLAM

Autor: Caesar Arevalo

lutermuslims

El 31 de octubre de 1517, un monje Agustino llamado Martín Lutero clavó sus “95 Tésis” de debate teológico y eclesiástico en la puerta de la iglesia de Wittenberg en Alemania, el cual dio comienzo al movimiento religioso en el Cristianismo conocido como “la Reforma”.

En 1521, a los 34 años de edad, Martin Lutero fue llamado a juicio ante el hombre más poderoso del mundo de 21 años de edad, el emperador Carlos V.

El imperio de Carlos V de España se extendió por cerca de 2 millones de millas cuadradas en toda Europa, la Países Bajos, el Lejano Oriente, Filipinas, América del Norte, del Sur, y el Caribe.

En la Dieta de Worms, Carlos V inicialmente rechazó las tesis de Lutero como “una discusión entre monjes” y simplemente declaró a Martin Lutero como alguien fuera de la ley. En ese contexto politico religioso Martin Lutero fue encubierto por Federico de Sajonia en el castillo de Wartburg, donde tradujo el Nuevo Testamento al Alemán.

Mientras tanto las tropas rebeldes de Carlos V saquearon Roma y encarcelaron al papa Clemente VII durante seis meses. Carlos V supervisó la colonización española de las Américas, y comenzó la Contrarreforma.

Durante este tiempo, los Musulmanes bajo el poder del poderoso y sanguinario sultán Solimán el Magnífico invadió Europa por tierra y mar.

En 1529, a los 35 años de edad, Suleiman el Magnífico envió 100,000 Turcos Musulmanes para rodear Viena, Austria.

Martín Lutero, al igual que los escritores de su tiempo, se referían al Islam con el nombre distintivo de “Turcos,” tengamos en mente esto cuando leamos lo que escribió acerca del Islam, los Musulmanes y Mahoma: