El pecado de Sodoma parte 7


El pecado de Sodoma parte 7

por Paulo Arieu

abominacion

imagen n0

El profeta Ezequiel relata que a causa de la práctica de diversos pecados, los pobladores de Sodoma se habían degenerado, llenándose de soberbia,perdiendo todo temor de Dios y cometiendo conductas abominables en sus vidas. La palabra abominación ocurre raramente en la RVA (ver Proverbios 26:25; Isaías 66:3; Daniel 9:27; 11:31; 12:11; cf. abominable, Jeremías 32:34). La idea es, sin embargo, mucho más general, más bien expresada por detestar y detestable (Isaías 66:17)..La palabra hebrea que es traducida como “abominación” se refiere a algo que es moralmente repugnante. Es la misma palabra que se usa en Levítico 18:22, que se refiere a la homosexualidad como una “abominación”(No practiques la homosexualidad, al tener relaciones sexuales con un hombre como si fuera una mujer. Es un pecado detestable”, Levítico 18:22 NTV) y que es utilizada por el profeta Ezequiel  para describir el grave pecado de Sodoma. También el libro de Levíticos cita el incesto (Levítico 18:6 ss), el adulterio (Levítico 18:20), el infanticidio (Levítico 18:21) y la zoofilia (Levítico 18:23), las cuales son prácticas de conductas que deben ser totalmente evitadas, aunque puedan llegar a ser comunes entre ciertos pueblos paganos.Y como César Vidal indica: “Si se reflexiona sobre todos y cada uno de estos supuestos, se observa que indican un grado de perversión moral en el cual hasta lo evidente es negado.”[0]

Dice el profeta que:

 

  • Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí, y cuando lo vi las quité (Ezequiel 16:50).

 

De acuerdo a lo que leemos en el relato, dos personajes angelicales aparecieron en forma humana. Pero muchos de los hombres en Sodoma, se habían pervertido y manifestaron querer tener relaciones sexuales con estos seres angelicales.No solo quisieron tener relaciones sexuales sino que a esta actitud inmoral le añadieron actos de vandalismo y violencia en contra de Lot, su familia y sus propiedades materiales.El relato en el libro de Génesis cita que:

 

  • Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos. Entonces Lot salió a ellos a la puerta, y cerró la puerta tras sí, y dijo: Os ruego, hermanos míos, que no hagáis tal maldad. He aquí ahora yo tengo dos hijas que no han conocido varón; os las sacaré fuera, y haced de ellas como bien os pareciere; solamente que a estos varones no hagáis nada, pues que vinieron a la sombra de mi tejado. Y ellos respondieron: Quita allá; y añadieron: Vino este extraño para habitar entre nosotros, ¿y habrá de erigirse en juez? Ahora te haremos más mal que a ellos. Y hacían gran violencia al varón, a Lot, y se acercaron para romper la puerta (Génesis 19:5-9 RV 1960).

 

A esta altura de la lectura y meditación del pasaje bíblico de Ezequiel 16:49-50. en unidad con el relato de Génesis correspondiente, podemos observar el grado de degradación moral de Sodoma. Un comentario bíblico dice que “Génesis 19 describe a la ciudad como el símbolo de la maldad, el centro del pecado homosexual y el egoísmo”[0].

Y un Diccionario Bíblico [1]explica que para referirse a la palabra abominación, los textos bíblicos utilizan dos palabras principales en hebreo:

1) Shiqqutz, se refiere a los ídolos, los dioses representados por ídolos, a prácticas prohibidas y generalmente a cualquier cosa contraria a la adoración y religión del Señor. El sustantivo relacionado Sheqetz se usa para referirse a ídolos en forma de animal, comidas prohibidas y generalmente a cualquier cosa que producía profanación ceremonial.

2) To’evah, por lo general sinónimo de shiqqutz, también se usa en áreas más generales de la vida, como ser, cosas relacionadas con los ídolos, dioses falsos, prácticas sexuales prohibidas, profecías que llevaban a la adoración de otros dioses, ofrecer en sacrificio animales defectuosos y la adivinación pagana (o cualquier cosa que contradice la autoridad de Dios).

Otro Diccionario Bíblico, aclara que el significado de abominación[2], también se refiere a:

Asqueroso, cosa detestable. Aparecen referencias de este vocablo únicamente en fenicio y en el arameo del Tárgum. La palabra aparece 117 veces en todos los períodos.

1) Primero, To’evah define a las personas y los objetos como esencialmente únicos en el sentido de ser “peligrosos”, “siniestros”, “repulsivos” y “abominables” desde la perspectiva de otros.

Este significado lo vemos por primera vez en Gn. 43.32: “Los egipcios no pueden comer pan con los hebreos, lo cual es abominación a los egipcios”. Debido a sus diferencias culturales o sociales, a los egipcios les repugnaba comer pan con extranjeros (cf. Gn 46.34; Sal 88.8). Otra ilustración clara de este choque fundamental de voluntades aparece en Pr 29.27: “Abominación es a los justos el hombre inicuo; y abominación es al impío el de caminos rectos”. Pero al referirse a Dios, el término adquiere un matiz particular: describe a personas, cosas, hechos, relaciones y características que le son “detestables” o “abominables” porque son contrarias a su naturaleza. Dios abomina lo que tiene que ver con muerte e idolatría: “Nada abominable comerás” (Deut 14.3). Los que tienen hábitos que Dios aborrece también le son detestables: “La mujer no llevará ropa de hombre, ni el hombre se pondrá vestidos de mujer, porque el que hace esto es una abominación para Yahveh tu Dios” (Deut. 22.5 BJ). Lo contrario de To’evah son reacciones como “deleite” y “amor” (Pr 15.8, 9 LBA).

2) En segundo lugar, To’evah se usa en algunos contextos para describir prácticas y objetos paganos: “Las esculturas de sus dioses quemarás en el fuego; no codiciarás plata ni oro de ellas para tomarlo para ti, para que no tropieces en ello, pues es abominación a Jehová tu Dios; y no traerás cosa abominable a tu casa” (Deut 7.25, 26). En otros contextos, To’evah describe repetidos fracasos en la observación de los reglamentos divinos: “Porque vuestro tumulto es mayor que el de las naciones que os rodean, porque no os habéis conducido según mis decretos ni habéis observado mis normas, y ni siquiera os habéis ajustado a las normas de las naciones que os rodean … a causa de todas tus abominaciones” (Ez 5.7, 9 BJ). To’evah puede representar los propios cultos paganos, como en Dt. 12.31, o el pueblo que los practica: “Porque todo el que hace estas cosas es una abominación para Yahveh tu Dios y por causa de estas abominaciones desaloja Yahveh tu Dios a esas naciones delante de ti” (Deut 18.12 BJ). Por otro lado, si los israelitas son culpables de tales idolatrías, su fin será peor que el cautiverio: ser apedreados hasta la muerte (Deut. 17.2–5).

3) En tercer lugar, To’evah se usa en la esfera de la jurisprudencia y de las relaciones familiares y tribales. Ciertos actos o características destruyen la armonía social y familiar; a estos actos y a las personas que los practican se les aplica el término To’evah: “Seis cosas hay que aborrece Jahveh, y siete son abominación para su alma: ojos altaneros, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente, corazón que fragua planes perversos … y el que siembra pleitos entre los hermanos” (Pr. 6.16–19 BJ). Dios dice: “Abominación a los hombres [es] el escarnecedor” (Pr. 24.9), porque siembra su amargura entre el pueblo de Dios, quebrantando la unidad y la armonía.

El diccionario Teológico [3] define el término abominación (lat. abominatione), como

acto de abominar, repulsión. Algo execrable que provoca aversión y asco. En el Antiguo Testamento, a los ídolos se les veía como abominación, ya que sus adoradores le daban una gloria que solo puede rendirse al Dios de Israel. Al dios Milcom, por ejemplo, se le veía como la abominación de los amonitas (I Reyes 11:5). También se rechazaban como abominación las costumbres originadas en la idolatría (Jeremías 16:18).

Un Comentario Bíblico [4] explica que:

Sodoma era el epítome o arquetipo de la maldad. En el v. 49 el autor vuelve a sorprendernos al presentar los pecados de esta. De acuerdo a Génesis 19, se ha asociado a Sodoma con prácticas inmorales (básicamente homosexuales, recordemos el uso del término “sodomía/sodomita” para referirse a un tipo de homosexualidad). Sin embargo, el texto pone el énfasis en otro tipo de pecado; se mencionan: orgullo, abundancia de pan y despreocupada tranquilidad, y lo remata diciendo que no dio la mano al pobre y al necesitado, en otras palabras presenta pecados sociales más que morales. El profeta parte de la base de la descripción que hace el mismo libro de Génesis en primer lugar de la abundancia existente en la zona (ver Gén. 13:10) y por el otro la referencia en Génesis 18:20 (ver también 19:13), donde el término “clamor” (zaakah), que es una de las causas de su castigo, se usa para definir la angustia y clamor de los que sufren injusticia (por ejemplo en Jue. 3:9, 15). Este pecado básico (orgullo) dio lugar a las abominaciones (v. 50) que terminaron en destrucción.

De acuerdo a lo que leemos a lo largo del relato bíblico, Dios se airó muchísimo contra Sodoma y la destruyó completamente. Muchos fueron los pecados de esta ciudad. Sin embargo, no parece que el pecado de homosexualidad sea lo que condujo a que Dios se airase en contra de Sodoma de esa manera y la destruyese, sino más bien la soberbia, el orgullo y la arrogancia, pecados todavía muchos más graves a los ojos de Dios, más graves aún que la práctica de la homosexualidad. Estas conductas, condujeron a esta metrópolis a cometer abominaciones de diversos tipos, como la homosexualidad.Ezequiel 16:49-50 dice, “He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso. Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí…”.Y Dios los castigó, como ejemplo de su santa ira. “Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades… “(Génesis 19:24).

Del mismo modo, Judas 7 dice, “Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza”. Por lo tanto, una vez más, mientras que la homosexualidad no era el único pecado que las ciudades de Sodoma y Gomorra consintieron,  la razón principal por la que las ciudades fueron destruidas fue la pérdida completa de temor de Dios, actitud condenable que los llevó a la destrucción,para ejemplo a las  próximas generaciones

César Vidal comenta al respecto que

Partiendo de una afirmación de su autonomía personal por encima de la ley de Dios, el ser humano va contaminando el uso de lo material y del tiempo; pierde la compasión hacia aquellos que contempla como molestos obstáculos para su disfrute y consuma su soberbia al intentar incluso perseguir a aquellos que no están dispuestos a someterse a su punto de vista. Es precisamente en ese momento, cuando se produce el descenso de un peldaño más en la escalera del deterioro moral y se llega a lo que Ezequiel denomina “abominación”.[5]

Dios te bendiga mucho!

Notas

Imagen n0. https://www.kingdomsalvation.org/es/gospel/way-to-know-god-501.html

[0] Cevallos,Juan Carlos & Zorzoli, Rubén O. (2009). COMENTARIO BÍBLICO MUNDO HISPANO TOMO 12 EZEQUIEL Y DANIEL. p.135.Editorial Mundo Hispano. El Paso, Texas. EE.UU.

[1] Douglas, J..D. & Tenney, Merrill C. (2003). BIBLIOTECA MUNDO HISPANO DICCIONARIO BIBLICO A-M.Editorial Mundo Hispano. El Paso, Texas. EE.UU.

[2] https://www.wikicristiano.org/diccionario-biblico/significado/abominacion/

[3] Claudionor Correa de Andrade. (2002). Diccionario Teológico. Edición revisada y ampliada con un suplemento biográfico de los grandes Teólogos y pensadores. p. 23. Editorial Patmos.Miami,Florida. EE.UU.

[4] Cevallos,Juan Carlos & Zorzoli, Rubén O. (2009). COMENTARIO BÍBLICO MUNDO HISPANO TOMO 12 EZEQUIEL Y DANIEL. p.135.Editorial Mundo Hispano. El Paso, Texas. EE.UU.

[5] Vidal, Cesar. (2017).El Pecado de Sodoma. Ideología de Género y crisis. Segunda edición.p.55. Colección Metanoia. Editorial Jucum.Texas,EE.UU.

El pecado de Sodoma PARTE 2


El pecado de Sodoma PARTE 2

Por Paulo Arieu

sodoma y gomorra

Imagen n0

A través de una serie de artículos, estaré compartiendo acerca del (o los) pecados de Sodoma. Algunos creen que DIos castigó a Sodoma por el pecado de homosexualidad, pero este es un concepto simplista del relato. En realidad, toda esa región estaba atravesando una crisis espiritual muy profunda.  

Según Génesis 13:10-12, Sodoma, era una de las cinco ciudades de la llanura del río Jordán, cercanas al mar Muerto (incluyendo Gomorra, Adma, Zeboim y Zoar). El relato bíblico nos informa que Lot, separándose de Abraham, escogió la zona de la llanura y decidió morar en las ciudades de la llanura; y que colocó su tienda cerca de Sodoma, a pesar de la pésima reputación de esta comarca (Génesis 13:11-13). Pero un rey llamado Quedorlaomer atacó las ciudades, saqueó a Sodoma (Génesis 14:11), llevándose cautivo a Lot junto con sus familiares.El patriarca Abraham tuvo que socorrer, liberar y recuperar los bienes de su sobrino (Génesis 13:21-24). Más tarde, Dios destruyó Sodoma y al menos otras tres ciudades de la llanura, a causa de su perversidad. El juicio divino consumió a Sodoma bajo una lluvia de azufre y fuego que indudablemente inflamaron los muchos pozos de asfalto de aquel valle. Lot y sus dos hijas escaparon al cataclismo. Dios destruyó las ciudades por causa de su maldad (Génesis 19). Se cree que el extremo sur del mar Muerto cubre el sitio. Con frecuencia se usa a Sodoma y Gomorra como ejemplo de advertencia sobre el pecado y el castigo divino (Deuteronomio 29:23; Isaías 1:9; 3:9; Jeremías 50:40; Ezequiel 16:46; Mateo 10:15; Romanos 9:29).  El emplazamiento preciso de Sodoma no ha podido ser determinado. Según cita el Diccionario Bíblico Ilustrado, hay dos argumentos que pueden hacer suponer que esta ciudad estaba en el extremo septentrional de la llanura:

(1) Desde un lugar cercano a Bet-el, Abraham y Lot pudieron contemplar toda la llanura del Jordán (Gn. 13:3, cfr. v. 10)..

(2) Quedorlaomer, que provenía del sur, venció a los amorreos de Hazezón-tamar, esto es, Engadí, antes de enfrentarse con el rey de Sodoma y sus aliados (14:7, 8), lo que parecería indicar que se encontraron entre Engadí y el extremo septentrional del mar. Pero hay sólidos argumentos que llevan a suponer más bien que Sodoma se hallaba al sur del mar Muerto. Por una parte, el betún o asfalto sólo abunda en el extremo sur del mar (cfr. Gn. 14:10). Además, hay la mención que hace Josefo de que una de las ciudades, Zoar, se hallaba en el extremo meridional del mar (Guerras 4:8, 4).

Según también cita el Diccionario Bíblico Ilustrado, W. F. Albright, junto con otros brillantes eruditos, ha difundido la tesis de que las cinco ciudades podrían estar sepultadas bajo las aguas del golfo meridional, que tenían una profundidad de entre 60 cm. y 6 m. Sin embargo, debido a las desviaciones de agua del Jordán con propósitos agrícolas, y a la disminución del aporte al mar Muerto, una gran parte de la cuenca meridional quedó a descubierto en 1979, lo que posibilitó su exploración. El resultado negativo del examen de esta zona se une, sin embargo, con el positivo de las exploraciones de Bab edh-Dhra, Numeira, Safi, Fei-fa y Khanazir, que se hallan en la linde oriental de la llanura de Lisán y del Ghor. Aunque sólo se han hecho excavaciones de los dos primeros yacimientos (1975-1979), de ellas, y de los exámenes de los tres últimos lugares, los arqueólogos Rast y Schaub han llegado a conseguir datos fiables y sólidos para su identificación con las cinco ciudades de la llanura (cfr. «Have Sodom and Gomorrah been found», en Biblical Archaeology Review, sept./oct. 1980, vol. VI, n.° 5, pp. 26-36). Todas estas ciudades presentan evidencias de haber acabado en una fiera conflagración.

Toda la evidencia excavada y de campo concuerda con el relato bíblico, confirmando de manera independiente que hacía la mitad del siglo xxi a.C. un gran cataclismo asoló todo el país (Gn. 19:28). Todo el valle se halla sobre la gran falla que tiene el curso del Jordán, el mar Muerto y el Araba. En esta región, siempre sometida a temblores de tierra, es indudable que los fenómenos geológicos contribuyeron a la destrucción de las ciudades, aunque la Biblia sólo menciona la acción divina desencadenante. La sal y el azufre, abundantes en estado libre, aparentemente mezcladas en el curso de una san convulsión de la tierra, provocaron una violenta explosión; proyectadas incandescentes al aire, llovieron literalmente sobre la llanura en una lluvia de fuego y de azufre (Gn. 19:24, 28). El relato de la mujer de Lot transformada en estatua de sal ha sido frecuentemente relacionado con una gran colina de sal de una Iongitud de 8 km. que va de norte a sur por el extremo suroeste del mar Muerto. En la época del Nuevo Testamento, todavía se podían ver ruinas de ciudades destruidas (Tácito, Historia, 5:7; Josefo, Guerras 4:4). Recientemente se han hallado menciones de las cinco ciudades de la llanura en antiguos registros comerciales guardados en los archivos del imperio de Ebla. En estas tabletas comerciales, los nombres de las ciudades de la llanura se hallan en el mismo orden que en Gn. 14:2.

Sodoma es considerada como ciudad símbolo de iniquidad, culpable de un desenfreno en repugnantes pecados contra natura (Judas 7). El Señor Jesucristo, para demostrar la inmensa maldad de  rechazarlo a Él después de haber oído Sus palabras llenas de gracia y poder, afirmó que el día del Juicio Final, el castigo aplicado a Sodoma será más leve que el de las ciudades que le habían rechazado (Lc. 10:12).

La destrucción de Sodoma y Gomorra, tanto en lo repentino del acontecimiento como en su globalidad, es expuesta como advertencia a los pecadores de los juicios venideros (Lc. 17:29; Jud. 7). En el próximo articulo, comenzaré a analizar los pecados de Sodoma. 

Dios los continúe bendiciendo, como hasta ahora!!!

imagen n0. Extraido de:

Bibliografia consultada

Vidal, Cesar. (2017).El Pecado de Sodoma. Ideologia de Genero y crisis. Segunda edición.Coleccion Metanoia. Editorial Jucum.Texas,EE.UU.

Vila Ventura, Samuel & Escuain, Santiago. (1985). Nuevo Diccionario Biblico Ilustrado. Editorial Clie.España.

J.D. Douglas, Merrill C. Tenney. DICCIONARIO BIBLICO A-M. BIBLIOTECA MUNDO HISPANO DICCIONARIO

 

El pecado de Sodoma PARTE 1


El pecado de Sodoma PARTE 1

Por Paulo Arieu

sodoma-y-gomorra

imagen n0

Junto a la  ciudad de Gomorra, había una ciudad que era muy próspera económicamente y una de las 5 ciudades de la llanura del río Jordán. (Génesis 13:10). Esta ciudad se llamaba Sodoma y aún hoy en día, es considerada como una ciudad símbolo del pecado y el desenfreno moral repugnante (Jud.7). Fue destruida por el juicio de Dios, quedando como advertencia futura a los pecadores (Lucas 10:12; 17:29; Apocalipsis 11:8). Dios destruyó a Sodoma y a Gomorra junto a las otras ciudades de la llanura a causa de su profunda pecaminosidad. Una lluvia de fuego y azufre consumió a esta región. Posiblemente  se incendiaron los muchos pozos de asfalto de aquel valle, lo que colaboró en la destrucción total de estos pueblos. El profeta Ezequiel, en el Antiguo Testamento nos revela cual era la situación espiritual de los habitantes de esa región, lo que desencadenó terribles juicios de Dios. Algunos lectores creen que fue la práctica de la homosexualidad, lo que derivó en el uso del término sodomita como sinónimo de homosexual. Pero la crisis espiritual de los habitantes de esa región era mucho mas profunda que tan solo la práctica de la homosexualidad. 

Ezequiel 16:49-50: He aquí que la maldad de tu hermana Sodoma fue ésta: soberbia, abundancia de pan, abundancia de ocio tuvieron tanto ella como sus hijas, y no amparó la mano del débil y del necesitado. Y se llenaron de soberbia y cometieron abominación delante de mi, y al ver lo que perpetraban, las eliminé”.

Si analizamos detenidamente el pasaje bíblico, observamos los siguientes pecados y conductas sociales:

  1. Soberbia
  2. Abundancia de pan
  3. Abundancia de ocio
  4. Falta de hospitalidad
  5. Abominación: Homosexualidad

Toda esta serie de pecados, provocaron la ira de Dios e hicieron que Dios derramase sus justos jucios sobre esa región. Analizaré en esta serie de artículos cada uno de estos pecados y conductas sociales y como afectaron a Sodoma. 

Dios lo bendiga mucho!!!

imagen n0. Extraido de:

Bibliografia consultada

Vidal, Cesar. (2017).El Pecado de Sodoma. Ideologia de Genero y crisis. Segunda edición.Coleccion Metanoia. Editorial Jucum.Texas,EE.UU.

Vila Ventura, Samuel & Escuain, Santiago. (1985). Nuevo Diccionario Biblico Ilustrado. Editorial Clie.España.

 

Son las violaciones correctivas el método para “curar” a las lesbianas?


Son las violaciones correctivas el método para “curar” a las lesbianas?

BBCMundo (08-21-2015). Violaciones correctivas: El terrible método para “curar” a las lesbianas. Recuperada de http://www.eldiariony.com/violaciones-correctivas-terrible-metodo-curar-lesbianas

¿Por qué la izquierda promueve el homosexualismo?


¿Por qué la izquierda promueve el homosexualismo?

Por Nicolás Márquez

arrep

¿Qué tiene que ver el “hombre nuevo socialista” con un individuo homosexual? Absolutamente nada y aunque con las limitaciones naturales de su actividad, en el único sistema conocido en el cual el sodomita ha podido desarrollar su vida afectivo-sexual es en el capitalista1-occidental. Sin embargo, el sujeto homosexual ha sido hoy capturado por los mismos sectores que no hace mucho lo hubiesen inflamado a latigazos y, encima, le han inyectado un discurso ideológico que a éste le sirve de alivio personal y de cruzada militante al servicio de una causa que ni siquiera es la suya.

Un joven homosexual probablemente ha padecido angustias, dudas, conflictos de identidad y confusiones. Quizás por su desacomodada condición nunca se sintió del todo establecido en su vida social (colegio, club, cumpleaños, salidas) y ha gastado muchas energías no en politizarse sino en tratar de auto-encontrarse o definirse y ver exactamente desde qué lugar él se va a parar en su vida de sociedad y familiar. Luego, aparecen estos grupos de izquierda que en el afán de reclutarlo lo ensalzan, lo contienen, le presentan a otros reclutas en su misma situación y, encima, los titiriteros que lo captan le dicen al joven homosexual que sus insatisfacciones no son consecuencia de su contrariada tendencia sino que él es “víctima” de un patrimonio cultural opresor. ¿Y cuáles son esas instituciones opresivas? La Iglesia, la familia y la tradición: o sea, “casualmente”, los pilares de la civilización occidental que la izquierda siempre ha pretendido destruir.

Conforme con la característica izquierdista consistente en anular la responsabilidad personal y echar siempre culpas en el afuera, el homosexual recién captado encuentra ahora un enemigo externo y además culpable de su malestar interior, lo cual le genera a él una suerte de alivio circunstancial. Seguidamente sus nuevos referentes del grupo le dan una banderita multicolor en una mano y una estampa del Che Guevara en la otra, y el inexperto sodomita es lanzado a la militancia catártica con un libreto básico pero efectista, a tal punto que lo acaba convirtiendo en un ardoroso activista de una causa que en el fondo les es ajena.