¿Cómo entrevistas a una persona que le ha sido aplicada la Ley Baker para suicidas?


¿Cómo entrevistas a una persona que le ha sido aplicada la Ley Baker para suicidas?

Por Paulo Arieu

El suicidio es una de las causas principales de muerte en los Estados Unidos. Según el diario Infobae (04-22-2016), la tasa de suicidios en EEUU creció 24% entre 1999 y 2014, y con ello se ubica como la décima causa de muerte en el país, según un informe publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Según cita un folleto publicado por USF (2008), “Florida tuvo el tercer número más alto de muertes por suicidio entre todos los estados en 2005 con más de 2.300 muertes. En Florida, fue la décima causa de muerte en 2005, ubicándose tan alta como la segunda causa de muerte entre los 25-34 años en el estado.”

Según explica ninthcircuit (w.d.), el Estatuto de salud mental de la Florida permite exámenes involuntarios por hasta 72 horas con evidencia de enfermedad mental y daño / negligencia hacia uno mismo o hacia otros (Ley Baker). La Ley Baker lleva el nombre de Maxime Eldridge Baker, la ex representante del condado de Dade de la Casa de Representantes de Florida, que patrocinó y propugnó la ley durante siete años antes de que fuera aprobada en 1971 y promulgada en 1972. La Sra. Baker creía que las leyes de Salud Mental anteriores de Florida (que, hasta antes de 1971 no habían cambiado en forma significativa por casi un siglo), privaban a los ciudadanos con problemas de salud mental de su libertad al relegarlos a instituciones y menguar su derecho al debido proceso, incluso cuando no habían indicios de que eran un peligro para sí mismos o para los demás. Las personas con enfermedades mentales tienen derecho a que se valore y respete su dignidad individual, a recibir tratamiento sin demora y sin considerar si la persona tiene la capacidad para pagar, a dar su consentimiento expreso e informado, a recibir tratamiento humano y experto (médico, vocacional, social, educacional y de rehabilitación) adecuado para las necesidades de la persona, el derecho a comunicarse con otras personas (ya sea en persona, por teléfono o por correo) y a denunciar abusos, el derecho a votar en elecciones si son votantes cualificados, el derecho a mantener sus posesiones personales (incluso su ropa) si éstas se consideran seguras y no están prohibidas por razones médicas, el derecho a que el tribunal revise su causa para determinar si su detención o la negación de sus derechos o privilegios es justa (habeas corpus), a la planificación del tratamiento y el alta, el derecho a no ser objeto de una conducta sexual indebida por parte de miembros del personal, el derecho a un representante, el derecho a la confidencialidad y el derecho a que no se vulneren los derechos o privilegios contenidos en la Ley Baker.

La Ley Baker esboza las condiciones bajo las cuales un enfermo mental (o persona que se supone que es un enfermo mental) puede ser obligado a someterse a un examen involuntario en un hospital o institución de intervención de crisis local. El paciente que necesite ser internado bajo la Ley Baker debe ser un riesgo para sí mismo o para los demás por ser enfermo mental y no estar dispuesto o no ser capaz de dar su consentimiento para recibir tratamiento voluntario. La evaluación involuntaria puede tomar hasta 72 horas (ninthcircuit, w.d.). Según USF (2008),  una persona puede ser llevada a una instalación psiquiátrica para un examen involuntario, si cumple con los siguientes requisitos:

  • Hay una razón para creer que la persona tiene una enfermedad mental.
  • La enfermedad mental ha ocasionado que la persona se niegue a un examen voluntario después de que se le haya explicado su propósito.
  • La enfermedad mental ha ocasionado que la persona no pueda determinar si un examen es necesario.
  • Sin recibir el tratamiento y el cuidado apropiados, la persona puede sufrir de abandono, representa una amenaza real y presente para su propio bienestar y no está claro que este daño pueda evitarse con la intervención de sus familiares o amigos.
  • Sin el tratamiento, hay una posibilidad sustancial de que la persona se haga daño a sí misma o a los demás en un futuro cercano.

¿Cómo un consejero de salud mental entrevista a una persona que le ha sido aplicada la Ley Baker? El primer paso es la entrevista y el contacto inicial.

Contacto inicial: El entrevistador debe presentarse e informar al paciente de Baker Acted sobre por qué fue referido a ellos. Discuta los problemas y límites de confidencialidad.

Ejemplos de preguntas para evaluar la planificación suicida:

  • ¿Tienes un plan o has estado planeando terminar con tu vida? Si es así, ¿cómo lo harías? ¿Dónde lo harías?
  • ¿Tiene la (droga, pistola, cuerda) que usaría? ¿Dónde está ahora?
  • ¿Tienes una línea de tiempo en mente para terminar con tu vida? ¿Hay algo (un evento) que desencadene el plan?

Ejemplos de preguntas para evaluar la intención:

  • ¿Qué lograría si tuvieras que terminar con tu vida?
  • ¿Sientes que eres una carga para los demás?
  • ¿Qué tan seguro está usted de que este plan realmente acabará con su vida?
  • ¿Qué has hecho para comenzar a llevar a cabo el plan? Por ejemplo, ¿ha ensayado lo que haría (por ejemplo, sostuvo las pastillas o el arma, ató la cuerda)?
  • ¿Ha realizado otras preparaciones (por ejemplo, un seguro de vida actualizado, arreglos para mascotas)?
  • ¿Qué te hace sentir mejor (por ejemplo, contacto con la familia, uso de sustancias?)
  • ¿Qué te hace sentir peor (por ejemplo, estar solo, pensar en una situación)?
  • ¿Qué posibilidades crees que tienes para llevar a cabo tu plan?
  • ¿Qué te impide matarte?

Según los procedimientos de intervención de suicidio del Condado de Pasco (Pasco, w.d.) en la Florida, EE. UU.,  una evaluación de suicidio para responder al comportamiento suicida sería

  • Contacto inicial.
  • Preséntese y analice la confidencialidad.
  • Comience el proceso de entrevista.
  • Paso 1: evalúe el riesgo de la situación. Use el S.L.A.P. escala como una medida de riesgo.
  • Paso 2: Sea abierto y honesto.
  • Paso 3: Reconozca la seriedad de los sentimientos del estudiante. No seas crítico.
  • Paso 4: persuadir al alumno para que obtenga ayuda.
  • Paso 5. Fomentar la esperanza
  • Paso 6: Discute soluciones alternativas al suicidio.
  • Paso 7: Establezca un “plan de seguridad”.
  • Paso 8: accede a los recursos disponibles.

S.L.A.P. Scale

  • S: How SPECIFIC are the details of the plan? (¿Cuán ESPECÍFICOS son los detalles del plan?)
  • L: How LETHAL is the method? (Cuán letal es el método?)
  • A: What is the AVAILABILITY of the proposed method? (¿Cuál es la DISPONIBILIDAD del método propuesto?)
  • P: What is PROXIMITY to helping resources? (¿Cuál es la proximidad a ayudar a los recursos?)

References

American Physicians. (w.d.). Suicide Prevention Toolkit For Rural Primary Care Providers. Obtenido el 02-07-2018 de http://dphhs.mt.gov/Portals/85/suicideprevention/SuicidePreventionToolkitRuralPrimaryCareProviders.pdf

Infobae. (04-22-2016). La tasa de suicidios en Estados Unidos subió un 24% en 15 años. Obtenido el 02-07-2018 de https://www.infobae.com/2016/04/22/1806236-la-tasa-suicidios-estados-unidos-subio- un-24-15-anos/

Ninthcircuit. (w.d.). La ley Baker (Ley de Salud Mental de Florida). Obtenido de https://www.ninthcircuit.org/sites/default/files/TheBakerAct-Spanish.pdf

Pasco (2007).Suicide Intervention Procedures. Obtenido de http://www.pasco.k12.fl.us/library/student_services/brochures/suicide_brochure.pdf

USF. (2008)  The Relationship of Suicide Death to Baker Act Examination, Client Characteristics and Service Use Patterns. Obtenido de http://cfs.cbcs.usf.edu/_docs/publications/AHCA3-Baker-Act-Suicide.pdf

 

Evaluando al homicida


Evaluando al homicida

Por Paulo Arieu

La “ideación homicida” es un término médico común para los pensamientos sobre el homicidio. El homicidio es el acto de quitarle la vida a otra persona. Según el portal Definición (w.d.),este “es un término que procede del latín homicidium y que refiere a la muerte de un ser humano causada por otra persona. El término, por lo tanto, puede utilizarse como sinónimo de asesinato o crimen. El vocablo latino homicidium deriva de la combinación de un término griego que puede traducirse como “semejante” y de caedere (“matar”).

Homicidio, por lo tanto, es matar a un semejante (es decir, a otra persona). Esta es una acción condenada por la religión cristiana y por la sociedad. Existe una gama de pensamientos homicidas que abarca desde ideas vagas de venganza hasta planes detallados y completamente formulados sin el acto mismo. Muchas personas que tienen ideación homicida no cometen homicidio. Según un trabajo de investigación realizado en encuestadas de personas en terrenos universitarios en varios lugares de los Estados Unidos por Duntley(2005), más del 76% de las mujeres y el 91% de los hombres informaron tener al menos un pensamiento homicida intenso y memorable.

Según explica esta investigación, los hombres eran significativamente más probables que reporten que han cometido una fantasía de asesinato que las mujeres. Los hombres también informaron en el año anterior fantasías de haber matado  mas que las mujeres. También tenían fantasías de matar a más personas diferentes que las mujeres en el año anterior (3.39 vs. 1.21). La ideación homicida es común y representa el 10-17% de las presentaciones de los pacientes a las instituciones psiquiátricas en los Estados Unidos (Thienhaus & Piasecki, 09-01-1998). Según afirma Benaducci (w.d.) “existen útiles subdivisiones de los homicidas que resultan ser valiosas al momento de comprender el fenómeno”. Ella explica en un trabajo monográfico de su autoría que hay homicidas según:

I) El orden del lugar de los hechos, según la planeación del crimen y las evidencias dejadas en el lugar de los hechos:

a) Desorganizado: A mayor desorganización del lugar de los hechos, mayores evidencias, mayor facilidad para la captura e incluso mayor juventud e inexperiencia criminal.

b) Organizado: A mayor organización mayor planeación, menores evidencias, menos facilidad para su captura, mayor experiencia delincuencial y mayor edad.

c) Homicida de grupos. Es el que aniquila a varias personas al mismo tiempo. A su vez esta dividido en:

d) Homicida Familiar, que es el que mata a su familia y algunas veces se suicida él mismo.

e) Homicida múltiple: Es el que mata a un grupo de desconocidos, se asocia a periodos de agitación por enfermedad mental (psicosis, paranoia, maniaco-depresión)

II) Homicida según la movilidad.

a) Sedentario. Mata en una misma zona, es geográficamente estable.

b) Itinerante. Es geográficamente transitorio, se dedica a matar y se traslada de ciudad para desorientar a las autoridades y evadir las investigaciones criminales. Puede o no usar varias identidades, obtiene lucro de actividades ilícitas o informales, nunca permanecen en trabajos estables, no conserva vínculos familiares, ni sociales.

III) Homicida según otras agresiones: Es decir que además del homicidio cometen otro tipo de lesiones personales o actos violentos contra sus víctimas.

a) Homicida sexual (asesino lujurioso). Es el que causa la muerte de sus víctimas, pero acompaña su hecho de actos sexuales, como violar a la víctima, cercenarle partes sexuales o genitales, introduce objetos extraños en sus orificios genitales o excretorios. El acto sexual se puede ver como una forma de usar y abusar de la otra persona, el pene puede ser considerado un “arma”.

b) Homicida sádico: es el que arremete actos de tortura contra la víctima mientras ella está viva.

IV) Otros criminales realizan actos exploratorios con el cuerpo inerte de su víctima, produce evisceración, quema o descuartiza el cadáver.

V) Homicida según características de personalidad: Comprendiendo la personalidad como la fundamental motivación para la realización del acto, los subdivide en trastornados mentalmente y en personalidades antisociales.

b) Psicóticos. Los psicóticos son los que padecen de una enfermedad mental, como la esquizofrenia, la paranoia, el delirium tremes y motivados por dicho trastorno ejecutan homicidios. Se identifican generalmente como homicidas desorganizados.

c) Psicópatas. Son personalidades antisociales reincidentes, se caracterizan por parecer normales, tener capacidad de discernimiento y normal curso de pensamiento y lenguaje, no padecen de remordimientos, tienen encanto y afecto superficial, son manipuladores, ostentan megalomanía (autoestima distorsionada exageradamente positiva), mantienen conducta irresponsable hacia los hijos, hacia el trabajo y hacia su pareja, no establecen un proyecto de vida y desde la infancia presentan conducta antisocial y son reincidentes hasta que son capturados por la justicia, es decir, solo los detiene el control social formal.

Según explica Vakkur (w.d.), el examen de estado mental, es el corazón de la evaluación psiquiátrica. Técnicamente, parte del examen neurológico, el examen de estado mental tiene componentes objetivos y subjetivos. Un examen del estado mental realizado correctamente le permite describir los aspectos importantes del funcionamiento cognitivo y emocional observado y reportado, y ayuda a guiar el examen y el estudio posteriores. La configuración del examen de estado mental es crítica. Hay que cerciorarse que el investigador y el paciente estén cómodos y que el paciente tenga tanta privacidad como lo permita la situación, minimice las distracciones, como la televisión o las conversaciones en el pasillo, y prepárese para concentrarse completamente en lo que el paciente le está diciendo.

Vakkur (w.d.) explica además que un examen de estado mental apresurado le costará irónicamente más tiempo y esfuerzo a medida que intente obtener la información que se necesita. El examen de estado mental es más que simplemente un medio de recopilar información. También es terapéutico. Su primer contacto con el paciente, el examen de estado mental establece el escenario para su futura relación. Ser empático, cálido, pero neutral a menudo puede ser muy tranquilizador incluso para un paciente que está muy agitado, deprimido, asustado o enojado. Puede ser apresurado y distraído por otras cosas, pero su paciente a menudo recordará su primer encuentro incluso años después.  Al igual que con cualquier otra parte del examen físico, tener un enfoque sistemático asegura que será integral y eficiente, al obligarlo a concentrarse en varias áreas diferentes a su vez.

Vakkur (w.d.) cita también los elementos del examen de estado mental más importantes:

a) Aspecto: ¿Cómo está vestida la paciente? ¿Qué pasa con el aseo personal, la higiene y el lenguaje corporal del paciente?

b) Orientación: hay cuatro elementos generales para la orientación: persona; lugar; hora; y situación. Es simplemente la capacidad de identificar el nombre y es el último elemento de orientación que se pierde, por lo general solo en casos de demencia muy grave o en estados psicóticos. Orientación al lugar es la capacidad de indicar dónde están, o al menos qué edificio, ciudad o estado se encuentran. El tiempo incluye la fecha (permitir un día o dos errores para los pacientes que con frecuencia están algo desorientados), día de la semana, año y estación La situación es la capacidad de describir sus circunstancias globales.

c) Registro / Retirada: El registro es la capacidad de repetir una información inmediatamente después de haberla escuchado. Es una buena idea memorizar tres objetos usted mismo antes de examinar a un paciente y usar esos tres objetos consistentemente. Un examen más riguroso podría usar una combinación de adjetivos y sustantivos. Recordar es la capacidad de repetir la información después de un espacio de 3-5 minutos. Es importante informar al paciente que volverá a solicitar la información en unos minutos. Déles unos segundos para enviar la información a la memoria.

d) Comportamiento y actividad motriz: ¿hacen contacto visual al entrar en la habitación, se cruzan de brazos y miran hoscamente al suelo, o son coquetas o intrusivas? Los psiquiatras a menudo hablan de agitación psicomotora (p. Ej., Marcación, escurrimiento de las manos, inquietud excesiva) o retraso (escasez de movimientos espontáneos, bradicinesia general). Este último es clásico para la depresión melancólica, pero se deben considerar condiciones médicas como hipotiroidismo o parkinsonismo. Otras cosas que debe buscar son los movimientos extraños y repetitivos conocidos como estereotipos que se observan en algunas formas de esquizofrenia. Además, busque espasmos periorales, periorbitarios o de la lengua que puedan indicar exposición pasada a neurolépticos (medicamentos antipsicóticos).

e) Habla: los elementos más importantes del habla son la velocidad, la fluidez y el contenido. La velocidad del habla puede aumentar en condiciones como la manía o la intoxicación por estimulantes o puede disminuir en afecciones como la depresión o la intoxicación por sedantes. La fluidez es de mayor interés para el neurólogo en la clasificación de las afasias, pero también puede ser útil para el psiquiatra para determinar si un paciente responde a los estímulos internos. El bloqueo del pensamiento, en el cual el paciente se detiene a mitad de la oración y no capta el hilo de la conversación sin una indicación, es un signo de psicosis grave. El contenido del discurso es quizás la parte más importante y más subjetiva del examen. La suposición subyacente del examen de estado mental, una suposición no siempre válida, es que el habla es un reflejo del pensamiento. Un paciente cuyas palabras rezuman desesperanza, desesperación y la falta de sentido de todo debe distinguirse de un paciente que reflexiona sobre el funcionamiento intestinal, las preocupaciones somáticas o la sexualidad.

f) Contenido del pensamiento: el contenido del pensamiento incluye la evaluación de la presencia de una serie de signos o síntomas psiquiátricos importantes, que incluyen: Alucinaciones: estas vienen en varios sabores. Las alucinaciones auditivas pueden ser voces (muy comunes en la esquizofrenia) o sonidos recurrentes (como los de helicópteros, artillería común en veteranos de guerra que sufren un trastorno por estrés postraumático). Las alucinaciones visuales a menudo implican una etiología orgánica (como delirio, abstinencia o alguna lesión del sistema nervioso central), pero pueden verse en la esquizofrenia y otros estados psiquiátricos. Otros tipos de alucinaciones incluyen táctil, olfativa o gustativa.

Delirios: creencias fijas, falsas e idiosincrásicas. Los delirios comunes son grandiosos y persecutorios. Pueden tomar un tema religioso o histórico. No se puede hablar a un paciente de un verdadero engaño (por definición). La mejor forma de evaluar un engaño es tomar una postura objetiva y lógica. Sin parecer juicioso o confrontativo, trate de que el paciente elabore su sistema de creencias, citando evidencia a favor y en contra de la conclusión delirante.

g) Ideación suicida: ningún examen de estado mental está completo sin una evaluación de peligrosidad, específicamente ideación suicida u homicida. Ambos tienen tres partes: ideación; intención; y plan. El único elemento exclusivo de la ideación homicida es el objetivo: el psicoanalista tiene la obligación medicolegal de informar y proteger a cualquier víctima prevista de asalto u homicidio

h) Proceso de pensamiento: es una evaluación de cómo fluyen los pensamientos de un paciente y depende en gran medida y se relaciona con una evaluación de su habla. El vocabulario, la dicción y el uso de las palabras también son muy buenos indicadores del funcionamiento cognitivo global, aunque debe ajustarse en cierta medida a los antecedentes educativos.

i) Insight and Judgment: Insight es la conciencia del paciente sobre sí mismo y su condición. El juicio utilizado en el examen de estado mental se refiere más comúnmente a una evaluación de la capacidad del paciente para evitar el comportamiento que podría ser perjudicial para ellos o para los demás.

Referencias

Benaducci, E. (w.d.). Visión psicológica y criminológica del homicidio. Obtenido de http://www.monografias.com/trabajos61/vision-psiclogica-criminologica-homicidio/vision-psiclogica-criminologica-homicidio2.shtml#ixzz56MqyNmF7

Definición. (w.d.). Homicidio. Obtenido de https://definicion.de/homicidio/

Duntley, J.D. (2005). Homicidal ideations. Obtenido de http://legacy.lib.utexas.edu/etd/d/2005/duntleyj48072/duntleyj48072.pdf
Thienhaus, O. J. & Piasecki, M. (09-01-1998). “Emergency Psychiatry: Assessment of Psychiatric Patients’ Risk of Violence Toward Others”. Psychiatric Services. 49 (9): 1129–1147.

Vakkur. (w.d.) The Mental Status Exam. Obtenido el 02-06-2018 de http://www.vakkur.com/psy/Mse.html

Evaluando el suicidio


Evaluando el suicidio

Por Paulo Arieu

Un intento suicida, puede terminar o no en la muerte de la persona como fin buscado y el riesgo suicida es la probabilidad que tiene una persona de intentar acabar con su vida. Este tema es una cuestión ética que siempre conmueve los sentimientos de la opinión pública y produce un fuerte impacto emocional. Según la O.M. S.  “el suicidio es un acto deliberadamente iniciado y llevado a cabo por un individuo con el conocimiento o la expectativa de que su resultado va a ser la muerte”.  Hoff (1981, p. 173), dice que “las mujeres son mas inclinadas al suicidio pero tres veces más hombres que mujeres que lo intentan, lo logran Es que los hombres tienden a emplear métodos mas violentos y mortíferos que las mujeres, y son menos inclinados a usar el suicidio como medio para manipular a otros.” Los profesionales de la salud mental (psicólogos y psiquiatras) se preocupan de la atención de los pacientes suicida, ya que al menos el 95% de las personas que se suicidan tienen un diagnóstico de alguna patología psiquiátrica.

Además, porque los intentos suicidas surgen ante un sufrimiento psíquico que supera el umbral de tolerancia del sujeto. El suicidio es valorado por medio de factores epidemiológicos, de antecedentes personales y del estado mental y de los estresantes actuales a los que está sometido el individuo. Según afirma Martínez Glattli (s.f.), Médico Psiquiatra y Docente de la Cátedra de Psicofarmacología de la Facultad de Psicología UBA, en el mundo hay 800.000 suicidios por año, y corresponden al 1.6 % de todas las muertes. También el explica que de todos los suicidios consumados el 24% presenta trastornos afectivos, 22% trastornos neuróticos y de personalidad, 18% abuso de sustancias, 10% Esquizofrenia, 5% Delirium y demencia, 21% otros trastornos mentales. Para tratar de evitar que un paciente cometa un acto irracional como el suicidio, es importante que el profesional de la salud mental tenga conocimientos técnicos suficientes como para diagnosticar  el riesgo de manera precoz.

Es necesario que se tomen las precauciones necesarias como para asegurar la vida del paciente, y que este pueda realizar un tratamiento adecuado a muy corto plazo.  Aún así, siempre existe la posibilidad de que un paciente pierda todo deseo de vivir y se suicide.  El suicidio en el hombre va aumentando en la adolescencia, asciende abruptamente en la temprana adultez y después sigue un gradual ascenso. En la mujer tiene su pico en la mitad de la vida y después declina.   Ante la posibilidad de que un paciente tenga posible riesgo de quitarse la vida, es difícil llegar a conclusiones exactas y seguras sobre quién va a intentar un suicidio y quién no lo va a hacer, y cuando es inminente el acto suicida.

Las escalas de valoración del riesgo suicida permiten determinar si un paciente está dentro de una población de riesgo o no. Hay que tener en cuenta que los factores que se evalúan en las escalas pueden variar con el tiempo y que por sí solos no indican la inminencia del suicidio. Una de las escalas más utilizadas y que es de fácil aplicación es llamada “Sad Persons scale”, que permite una rápida mirada a los factores de riesgo más importantes y una aproximación a la conducta a seguir:

Sad persons scale

Factores estadísticos de riesgo suicida: Los factores estadísticos de riesgo suicida definen a los grupos de riesgo, pero no predicen cuál persona se va suicidar y cuál no lo va a hacer.

  1. Factores demográfico-sociales de riesgo suicida: Son sexo, edad, estado civil, nivel socioeconómico y ocupación, hábitat.
  2. Factores psicológicos y psiquiátricos de riesgo suicida: Muchas de las personas que intentan suicidarse tienen sentimientos de desesperanza y pesimismo, y una visión decepcionante del futuro. Su autoestima está disminuida y encuentran que el suicidio es un Hojas Clínicas de Salud Mental 38 camino válido para solucionar sus problemas, aunque niegan que estas ideas conlleven un riesgo para ellos. Son de pensamiento rígido y perfeccionista, con baja tolerancia a las frustraciones y con tendencia a la impulsividad y al enojo, lo que los lleva a aislarse socialmente.
  3. Riesgo suicida en las enfermedades médicas no psiquiátricas: Los pacientes psiquiátricos son un grupo especialmente susceptible de presentar comportamientos suicidas. Se considera que es un porcentaje mínimo – sólo el 2% de las personas que se quitan la vida y que no padecen de ningún tipo de trastorno mental. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el porcentaje de enfermedades mentales que se encuentran en los suicidios consumados es el siguiente:

Entre el 25 y el 75 % de los individuos que consuman el suicidio tienen alguna enfermedad médica, y el 5% una enfermedad terminal. Estas cifras van aumentando junto con la edad. El hecho de tener mala salud en los últimos 6 meses también aumenta el riesgo. Los diagnósticos más frecuentes son: enfermedad incapacitante crónica (insuficiencia renal que requiere diálisis); enfermedad terminal o diagnósticos que están relacionados con la idea de muerte a corto plazo (cáncer, SIDA) ; dolor crónico (neuralgia del trigémino, cefaleas incoercibles). En la mayor parte (80%) de los pacientes con enfermedad somática que realizan intentos suicidas hay una comorbilidad con trastornos depresivos. Sin embargo, es frecuente que al haber dolor importante la depresión quede disimulada y no sea identificada.

Sad persons scale

Factores genético-familiares de riesgo suicida: El tener un familiar que murió por suicidio se asocia a un aumento considerable de la posibilidad de intentar suicidarse. Casi la mitad de los familiares de un suicida realizan un intento de suicidio en su vida. Esto es así más allá de que pueda ser debido a identificación con el familiar suicida o a una predisposición genética.

Riesgo suicida dado por los antecedentes de intentos suicidas: El antecedente de haber intentado suicidarse es uno de los factores que aporta al paciente más riesgo de quitarse la vida. Se sabe que uno o dos de cada diez de estas personas van a morir por suicidio. Y que aportan a la totalidad de los suicidios la mitad de las muertes. Por lo cual hay que tener muy en cuenta a las personas que ya realizaron un intento de suicidio por el alto riesgo que esto representa (100 veces más que la población general en el primer año).

Los primeros tres signos de advertencia son:

  • Amenazar con herir o matar a uno mismo
  • Buscando formas de suicidarse; buscando acceso a pastillas, armas u otros medios
  • Hablando o escribiendo sobre la muerte o el suicidio.

La lista restante de señales de advertencia debe alertar al clínico de que se debe realizar una evaluación de salud mental en un futuro MUY próximo y que las precauciones deben ponerse en práctica INMEDIATAMENTE para garantizar la seguridad, la estabilidad y la seguridad del individuo:

  • Desesperanza
  • Rabia, ira, buscando venganza
  • Actuar imprudentemente o involucrarse en actividades arriesgadas, aparentemente sin pensar
  • Sentirse atrapado, como si no hubiera escapatoria
  • Aumento del abuso de alcohol o drogas
  • Retirarse de amigos, familia o sociedad
  • Ansiedad, agitación, incapacidad para dormir o dormir todo el tiempo
  • Cambios dramáticos en el estado de ánimo
  • No hay razón para vivir, no hay sentido de propósito en la vida

Existen otros comportamientos que pueden asociarse con un mayor riesgo de suicidio a corto plazo son cuando el paciente hace arreglos para deshacerse de la responsabilidad de otros dependientes (niños, mascotas, ancianos) o hacer otras preparaciones, como actualizar testamentos, hacer arreglos financieros para pagar las cuentas, despedirse de sus seres queridos, etc.

            En conclusión la investigación poblacional sugiere que el riesgo de suicidio aumenta con un aumento en la cantidad de factores de riesgo presentes, de modo que cuando más factores de riesgo están presentes en un momento dado, es más probable que indiquen un mayor riesgo de comportamientos suicidas en ese momento.

Referencias

Hoff, P. (1981). El pastor como consejero. Editorial Vida. Miami. Florida, EE.UU.

Martínez Glattli, H. (s.f.).Evaluación del Riesgo de Suicidio. Obtenido el 02-06-2018 de  http://www.psi.uba.ar/academica/carrerasdegrado/psicologia/sitios_catedras/electivas/616_psicofarmacologia/material/evaluacion.pdf

Los cristianos: debemos ser personas tolerantes o intolerantes? parte VI


Los cristianos: debemos ser personas tolerantes o intolerantes?

parte VI

Por Paulo Arieu

teatro-ficha

En esta sexta entrega, veremos que el cristianismo ha tenido actitudes intolerantes. No podemos esconderlo como si nunca hubiese habido un acto de intolerancia entre los grandes teólogos de la historia. Por ejemplo, en épocas tempranas del imperio romano, el cristianismo estuvo en contra del teatro greco-romano. Hoy en día puede resultar habitual asistir al teatro e incluso socialmente se lo considera como una parte importante de la cultura occidental. Sería impensable considerar como una actitud intolerante que un teólogo importante criticara públicamente al teatro en general. Pero esta actitud mayoritariamente tolerante, no ha sido siempre así y el teatro, fue cuestionado durante siglos por la religión cristiana. Juan Crisóstomo, Agustín de Hipona, Nicolás Blanco y Fray Miguel de Santander fueron los principales críticos del teatro. Pero como veremos, estos grandes pensadores cristianos tenían sus razones de fondo para pensar de esa manera.

Juan Crisóstomo decía que

Los judíos reúnen el coro de los libidinosos, las hordas de mujeres desvergonzadas, y todo ese teatro junto con sus espectadores lo llevan a la sinagoga. Así pues, no hay ninguna diferencia entre la sinagoga y el teatro. Pero la sinagoga es más que un teatro, es una casa de lenocinio, un cubil de bestias inmundas, una madriguera del diablo. Y las sinagogas no son el único refugio de ladrones, mercaderes y demonios, porque lo mismo son las almas de los judíos. [0]

También él escribió en su Homilía V, a San Mateo que:

…teniendo que dar cuenta de tantos y tan graves crímenes ¿todavía te sientas a reír y proferir chistes mundanos y te entregas a la liviandad? Dirás: pero si no lo hago, sino que me siento a llorar ¿qué utilidad me viene? Grande, por cierto. Y tan grande que no te la puedo explicar. Porque en los tribunales humanos, por más que llores no escapas de la pena, una vez pronunciada la sentencia; en cambio en este otro tribunal basta con que gimas para revocar la sentencia y obtener el perdón. Por esto Cristo con frecuencia nos amonesta a que lloremos y a los que lloran los ama bienaventurados mientras que llama desdichados a los que ríen.

Este teatro no admite donaires. Ni nos reunimos aquí para excitar risotadas, sino para gemir y mediante nuestros gemidos obtener la herencia del reino. Si tú te presentas delante del emperador, no te atreves ni a sonreír con ligereza; y en cambio tienes en tu casa al Señor de los ángeles ¿y no tiemblas y no estás con la modestia conveniente y aun te atreves a reírte mientras él está irritado? ¿No piensas en que más lo irritas con esto que con tus pecados? Porque no se aparta Dios de los pecadores tanto cuanto se aparta de quienes pecan y no se arrepienten ni se moderan. Pero hay hombres tan locos, que aún habiendo oído estas palabras, todavía dicen: ¡Lejos de mí el derramar lágrimas! ¡Concédame Dios que esté siempre en risas y juegos!

¿Puede haber cosa más infantil? No es Dios quien concede el juego, sino el diablo. Oye lo que les sucedió a quienes se entregaban al juego: El pueblo se sentó a comer y beber y se levantaron después para danzar. Y así eran también los sodomitas y la gente que vivía al tiempo del diluvio. Porque de ellos se dice: Tuvieron gran soberbia, hartura de pan y mucha ociosidad y prosperidad y se colmaban de delicias. Y los que vivieron en tiempo de Noé, aun viendo que durante tantos años se iba fabricando el arca, se entregaban al placer sin cuidado alguno, y para nada prevenían lo futuro. Por esto a todos los hundió el diluvio y naufragó todo el orbe.

No pidas, pues, a Dios regalos del diablo. De Dios es dar un corazón contrito, un ánimo humilde, vigilante, temperado, continente, penitente y compungido. Tales son sus dones, porque de eso es de lo que estamos necesitados sobre todo. Se ha echado encima una gran pelea y nuestra batalla es contra las Potestades invisibles; nuestro combate es contra los espíritus de la maldad, contra los Príncipes del mal. Ojalá que procediendo con diligencia, vigilantes y despiertos, podamos sostenernos y hacer frente al feroz escuadrón. Pero si nos entregamos a la risa, a la danza y a ser perpetuamente perezosos, por nuestra desidia caeremos aun antes de combatir.

Así es que no nos conviene andar perpetuamente riendo y entregarnos a los banquetes. Eso es propio de quienes danzan en el teatro, de las meretrices, de los que para eso se hacen cortar el pelo, de los parásitos, de los aduladores; pero no de quienes están destinados al cielo, de los que tienen sus nombres escritos entre los ciudadanos de la eterna ciudad, de los que están dotados de armas espirituales. Es propio de aquellos a quienes el diablo ha iniciado en aquello otro. Porque es él, él mismo, quien con artimañas de este jaez se esfuerza por este camino en debilitar a los soldados de Cristo y volver muelles los nervios y las fuerzas del alma. Por eso instituyó en las ciudades los teatros, en donde, agitando a los payasos, lanza contra toda la ciudad esa peste, esa que Pablo ordenó que se rehuyera. Se refiere a las conversaciones necias y a los chistes livianos; pero de ambas cosas es suprema ocasión la carcajada.

Cuando los mimos, en medio de sus payasadas dijeren algo blasfemo o torpe, entonces algunos de los más necios se ríen y se alegran, siendo así que a semejantes mimos se les debería lapidar en vez de aplaudirlos por sus chistes; pues por semejante placer atraen sobre sí el fuego del ‘horno Quienes les alaban lo que dicen son quienes más a decirlo los impulsan. Y por tal motivo con toda justicia quedan sujetos al tormento debido por crimen semejante. Si no hubiera espectador, tampoco habría comediantes. Pero cuando ven que vosotros abandonáis las oficinas, los oficios, las ganancias, en una palabra toda otra cosa, para correr a tales espectáculos, mayor cuidado ponen y mayor empeño en prepararlos.

No digo esto para librarlos a ellos de pecado, sino para que caigáis en la cuenta de que sois vosotros quienes suministráis el principio y raíz de semejante maldad, pues gastáis todo el día en eso, traicionando la decencia de vuestro estado de cónyuges y deshonrando el gran sacramento del matrimonio. No peca tanto el comediante como tú que le ordenas proceder así. Más aún: ni siquiera lo ordenas, sino que lo celebras con risas y aplaudes semejantes espectáculos y de mil maneras ayudas a esa oficina del demonio. ¿Con qué ojos, te pregunto, verás luego en tu casa a tu esposa; a tu esposa, a la que en el teatro contemplaste injuriada? ¿Cómo no te avergüenzas al acordarte de tu esposa, cuando ves en el teatro deshonrado su sexo?

Ni me opongas que ahí en el teatro todo es asunto de comedia y fingimiento; porque ese fingimiento ha convertido a muchos en adúlteros y ha destruido muchas familias. Y esto es lo que más lamento: que ya ni siquiera os parezca ser malo, sino que al contrario te entregues a los aplausos, los gritos, las risotadas, cuando los actores se atreven a presentar en público el adulterio. ¿Por qué llamas a semejante representación simple ficción? Infinitos suplicios merecen los comediantes, pues procuran imitar lo que todas las leyes ordenan evitar. Si mala es la cosa, mala es también su representación. Y no digo aún que semejantes ficciones de adulterio convierten a los espectadores en adúlteros y petulantes y desvergonzados; ya que nada hay más lascivo, nada más petulante para la mirada capaz de soportar semejantes espectáculos. Sin duda que tú no quisieras ver en el foro y mucho menos en tu casa a una mujer desnuda, porque semejante cosa la consideras como una injuria. Y en cambio vas al teatro a injuriar a ambos sexos manchando al mismo tiempo tus miradas.

Tampoco alegues que aquella mujer desnuda en el teatro es una meretriz: uno mismo es el cuerpo y el sexo de la meretriz y de la libre. Si en realidad nada hay de obsceno en ese espectáculo ¿por qué cuando en el foro ves a la mujer desnuda al punto te apartas y echas de ti a la desvergonzada? ¿Acaso el espectáculo es obsceno cuando andamos separados en los negocios, y cuando nos reunimos y nos sentamos en el teatro todos ya no es igualmente torpe? Semejante excusa es ridícula y deshonrosa y lleva consigo al extremo de la locura. Sería preferible tapiar los ojos con cieno y con lodo a contemplar cosa tan fea y tan inicua. Porque no daña tanto al ojo el lodo, como el espectáculo lascivo y la vista de una mujer desnuda dañan al alma.

Oye lo que la desnudez causó ya desde el principio de los tiempos y teme lo que está detrás de tan grande torpeza. ¿Qué fue lo que dio origen a la desnudez? La desobediencia y las asechanzas del demonio. De manera que ya desde el principio en la desnudez puso el demonio su empeño principal. Pero en fin, a lo menos nuestros primeros padres se avergonzaban de estar desnudos, mientras que vosotros lo tomáis a honra, como lo dijo el apóstol: Gloriándose de la torpeza. ¿Con qué ojos te mirará tu esposa cuando regreses de tan desvergonzado espectáculo? ¿cómo te recibirá? ¿con qué palabras te hablará cuando en tal forma has deshonrado al sexo femenino y vuelves hecho por el tal espectáculo esclavo y siervo de una meretriz?

Si oyendo esto os compungís, os felicito. Porque dice Pablo: ¿Quién va a ser el que a mí me alegre, sino aquel que se contrista por mi causa? No ceséis de doleros y arrepentiros por esto. El dolor por semejante motivo será el principio de vuestra conversión a una vida mejor… Me he dejado llevar de la vehemencia algún tanto más en mis palabras con el objeto de libraros de la podredumbre de los hombres ebrios y volveros la salud del alma, mediante un corte profundo. Ojalá que por medio de él disfrutemos todos de los bienes eternos y alcancemos el premio preparado para las buenas acciones, por gracia y misericordia de nuestro Señor Jesucristo, a quien sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.[1]

Agustín de Hipona (354 – 430 d.c.) no toleró al teatro pues este, tuvo su origen en el “paganismo”. Para Agustín el teatro (la “institución de juegos escénicos”) es un lugar de “apestados” (Ciudad de Dios, Libro I, cap XXXII). El escribió:

A pesar de todo, sabedlo quienes lo ignoráis y los que fingís ignorarlo. Tenedlo en cuenta, vosotros que murmuráis contra el que os libró de tales tiranos: los juegos escénicos, espectáculo de torpezas y desenfreno de falsedades, fueron creados en Roma no por vicios humanos, sino por orden de vuestros dioses. Sería más tolerable el haber concedido los honores divinos al Escipión aquel que dar culto a dioses semejantes. Porque no eran éstos mejores que su pontífice. ¡A ver si ponéis atención, si es que vuestro espíritu, emborrachado de errores desde hace tanto tiempo, os permite hacer alguna consideración que valga la pena! Los dioses ordenaban exhibiciones de juegos teatrales en su honor para poner un remedio a vuestros cuerpos apestados; el pontífice, en cambio, prohibía la construcción del teatro mismo para evitar que vuestras almas quedaran apestadas. ¡Si os queda una chispa de lucidez para dar preferencia al alma sobre el cuerpo, elegid a quién de los dos deberéis dar culto: si a vuestros dioses o a su pontífice!

Y no se calmó aquella epidemia corporal precisamente porque en un pueblo belicoso como éste, acostumbrado hasta entonces únicamente a los juegos de circo, se infiltró la manía refinada de las representaciones teatrales. Al contrario, la astucia de los espíritus malignos, adivinando que aquella peste iba a terminar a su debido tiempo, puso cuidado en inocular, con ocasión de ello, otra mucho peor y de su pleno agrado, no en los cuerpos, sino en las costumbres. Esta segunda plaga les ha cegado el espíritu a estos desdichados con tan espesas tinieblas, y se los ha vuelto tan deformes, que todavía ahora (si llega a oídos de nuestra posteridad quizá se nieguen a creerlo), recién devastada Roma, aquellos contagiados de esta segunda peste, que en su huida han logrado llegar a Cartago, a porfía se vuelven locos por los histriones diariamente en los teatros. [2]

En Roma había tres teatros, con más de diez mil localidades. Pero ¿porque los grandes teólogos de la cristiandad primitiva se mostraron intolerantes en contra del teatro? La razón de esta actitud es que en esas obras de teatro se consagraba a dioses paganos y se mostraba escenas de lujuria que atentaban contra la buena moral del pueblo creyente:

Las representaciones teatrales reflejaban la degradación moral de la vida moral, propiciada por el paganismo. Los “mimos” eran representaciones de actores que, sin pronunciar palabras, expresaban danzando mímicamente con un acompañamiento musical lo que el coro cantaba. Los temas solían estar tomados de los relatos mitológicos, especialmente los que tenían contenido sensual o erótico. Los grandes dramas clásicos sólo se representaban en contadas ocasiones. Lo más corriente eran las comedias y, dada la corrupción del público que frecuentaba el teatro, se acostumbraba a representar adulterios con escenas picantes y escandalosas. Incluso, cuando el cristianismo estuvo más extendido en los siglos III y IV, se ridiculizaban aspectos de la vida sacramental cristiana, como el bautismo.[3]

La Revista Online Protestante Digital, explica que

Los Padres de la Iglesia condenaban los espectáculos del mundo antiguo. Cuando alguien llegaba a la fe cristiana, no debía asistir ya más al teatro. Los actores que se convertían, tenían por lo tanto que abandonar su oficio. Hay no obstante algunas excepciones de profesionales que continuaron trabajando en el teatro, siendo ya cristianos. A finales del siglo II, Tertuliano denunciaba por primera vez, en su obra De spectaculis, la asistencia cristiana a unos espectáculos que la Iglesia consideraba como inmorales. El problema no era solamente que los actores incitaran a la lujuria o se vistieran de mujer, sino que estos espectáculos se consideraban idolátricos. Eran en cierto modo un acto de culto. Los juegos romanos tenían claramente un origen religioso, ya que estaban dedicados a honrar a diferentes dioses -sólo los combates de gladiadores nacen de un ritual funerario, con que se honraba a los difuntos-. La verdad es que en el siglo III ya nadie veía el teatro como un fenómeno de culto, pero eso no cambia la opinión de los Padres de la Iglesia.[4]

En aquella temprana época del cristianismo, había muchos nuevos creyentes que dejaban su trabajo en el teatro, porque no creían que su oficio fuese compatible con su fe cristiana. Pero era cierto que en aquella época, había profesiones que eran contradictorias con el cristianismo.

Un texto del siglo I, la Didaqué, recuerda que la Biblia prohíbe la adivinación, los encantamientos y la astrología. Tertuliano pensaba que un cristiano no podía ser pintor o escultor, porque estaba obligado a representar a dioses. Y la Traditio Apostolica cita la ocupación de proxeneta o prostituta, como incompatibles con la fe cristiana, por su evidente deshonestidad. Pero ¿se puede ser un actor cristiano? Tertuliano veía el drama como algo inherentemente malo, pero también creía que el sexo dentro del matrimonio era pecaminoso. “El drama es hacer creer”, dice Somerset Maugham, “no trata con la verdad, si no con el efecto”. Por lo tanto “la importancia de la verdad, para el dramaturgo, es que añade interés”, pero “la verdad dramática es sólo verosimilitud”. Puesto que “es lo que se puede persuadir al público a aceptar”. El término griego para un actor es hipócrita, ya que está relacionado con la máscara con que se interpreta. Es por eso que la hipocresía religiosa se representa más fácilmente que la verdad del Evangelio.[5]

La Reforma acabó con las representaciones melodramáticas que se venían haciendo desde la Edad Media (obras sobre mártires, misterios y pasiones), no porque esté en contra del drama, si no por el abuso religioso que se hacía del teatro.

Los puritanos prohibían el teatro en domingo, pero aceptaban incluso que las mujeres actuaran, ya que en la época de Shakespeare, los hombres hacían el papel de mujeres. Lo que el actor representa, no significa necesariamente que lo apruebe. La Biblia está llena de hechos terribles, pero eso no significa que Dios los acepte. El drama puede que no sea la mejor forma para comunicar el Evangelio, pero tiene un gran poder emocional para mostrar la verdad del ser humano. Y la verdad es que no hay nada humano que nos haya de ser extraño…[6]

Pero debemos comprender que no todo en la cultura es pecaminoso y no debemos caer en la tentación de prohibir lo que Dios no ha prohibido. Solamente deberíamos tener en cuenta si es de edificación espiritual de nuestras vidas o no. Hay tres palabras importantes a tener en mente al definir la responsabilidad cristiana en cualquier cultura.

La primera es cooperación con la cultura. La razón de esta cooperación es que podremos identificarnos con nuestra cultura para que pueda ser influida para Jesucristo. Jesús es un modelo para nosotros en esto. No fue, en general, un anticonformista. Asistió a bodas y funerales, sinagogas y fiestas. No era un judío practicante. Por lo general, hizo las cosas culturalmente aceptables. Cuando no lo hizo, era por claros principios espirituales.

Una segunda palabra es persuasión. La Biblia describe a los cristianos como sal y luz, los elementos penetrantes y purificadores dentro de una cultura. El cristianismo busca tener una influencia santificadora en una cultura, y no ser absorbido por transigir repetidamente.

Un tercer concepto es confrontación. Mediante el uso cuidadoso de la Biblia, los cristianos pueden desafiar y rechazar aquellos elementos y prácticas dentro de una cultura que son incompatibles con la verdad bíblica. Hay ocasiones en que los cristianos deben confrontar a la sociedad. Cosas como la poligamia, la idolatría, la inmoralidad sexual y el racismo deben ser desafiadas frontalmente por los cristianos.[7]

En conclusión, la intolerancia en contra del arte, especialmente el teatro, tenía sus razones. Los cristianos debemos ser tolerantes, pero esta tolerancia tiene un límite ordenado por el mismo Dios. La Biblia es clara cuando dice que un cristiano debe abstenerse de todo aquello que sea malo para su vida espiritual (Ver I Tesalonicenses 5:22). Aquellos grandes teólogos de la iglesia Primitiva, fueron intolerantes con muchos aspectos del arte grecoromano, porque había razones de peso para serlo. No lo eran porque fuesen fanáticos religiosos, como alguien a la ligera puede presuponer. Aunque algunos como Tertuliano veían el drama como algo inherentemente malo, pero también creía que el sexo dentro del matrimonio era pecaminoso. El tenía un celo excesivo por la verdad. Pero no todos los teólogos estuvieron influenciados por el gnosticismo de aquella época, como sucedió con Tertuliano. Durante el transcurso de la Edad Media vemos que se hacían obras sobre mártires, misterios y pasiones y el clero lo toleraba sin problemas, porque se hacía con fines apologéticos. 

Es muy necesario que los cristianos influencien la cultura con el cristianismo. Yo personalmente creo que debemos llenar todo con el evangelio, como dice Pablo (Ver Romanos 15:19). Las artes necesitan mucho hoy en día de cristianos talentosos que glorifiquen a Dios con sus telentos. Las cosas en esta sociedad postmoderna no mejorarán en tanto y en cuanto los cristianos se conforman con dejar la producción artística en la mano de los inconversos[8]. Puede ser algo duro hoy en dia trabajar en un medio artístico, los peligros para un creyente pueden ser muy grandes por el fuerte liberalismo moral en el que vivimos.  Sabemos bien que la profesión de actor ha sido notoria por ser desilusionadora. Hollywood y Broadway [centros del cine en los EE. UU.], son dos fuentes de corrupción, que han convertido a Norteamérica en una Sodoma. Pero como dice la Biblia: si comemos o bebemos o hacemos cualquier otra cosa, como el arte, hagámoslo para que Dios sea glorificado (Ver I Corintios 10:31). Gini Andrews, una aclamada concertista de piano y autora, escribe de la gran necesidad de que los cristianos se destaquen en todos los campos artísticos, y desafía a todos los artistas cristianos para que desarrollen sus dones:

“Todas las disciplinas -la música, la pintura, la escultura, el teatro, la escritura- están necesitadas de pioneros que busquen una forma de ejecutar propia del siglo XX; que muestren con una obra de calidad que hay una respuesta a lo absurdo de la vida, a la amenaza de aniquilamiento, a la mecanización del hombre -el mensaje que es proclamado fuerte y claro por el artista no cristiano. . . .

“Si hemos de presentar el mensaje de Dios a las personas desilusionadas y frenéticas del siglo XX, exigirá su creatividad expresada de formas especiales. Espero que algunos de ustedes en los campos creativos se vean desafiados por la condición de todopoderoso del Dios-Creador y pasarán largas hora con Él, diciendo, como Jacob: ‘No te dejaré, si no me bendices, hasta que me muestres cómo hablar de tu maravilla a la mente contemporánea'”.[9]

“Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos. Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios.” (2 Co. 4:1-2 NVI)

Dios lo bendiga. 

Continúa….

Notas

Imagen: http://servicios.laverdad.es/proyectos/cartagena/teatro-romano-ficha.html

[0] https://www.ateoyagnostico.com/2017/08/29/el-cristianismo-estuvo-en-contra-del-teatro/

[1] Ibid

[2] Ibid

[3] http://www.primeroscristianos.com/index.php/entrevistas/item/1674-los-espectaculos-del-imperio-romano-y-los-primeros-cristianos

[4] http://protestantedigital.com/blogs/139/El_teatro_y_la_Iglesia_antigua

[5] Ibid

[6] Ibid

[7] http://www.ministeriosprobe.org/docs/artes.html

[8] El escritor Thomas Howard dice que el arte moderno expresamente rechaza la influencia cristiana en el arte: El cristianismo y el arte estuvieron vinculados de un modo causal entre los siglos IV y XX. Aun el arte y literatura «post-cristiana» en los últimos doscientos años en el mundo occidental surge de raíces cristianas; sin embargo, con frecuencia conlleva un repudio más o menos consciente de las categorías cristianas y un intento de forjar nuevas formas libres de la influencia cristiana.(Thomas Howard, Christianity and the arts [El cristianismo y las artes], In Dowley, ed., A Lion Handbook: The History of Christianity [La historia del cristianismo], p. 37.)

[9] Gini Andrews, Your Half of the Apple (Grand Rapids, MI:, Zondervan, 1972) pp. 64-65. 

Los cristianos: debemos ser personas tolerantes o intolerantes? parte V


Los cristianos: debemos ser personas tolerantes o intolerantes?

parte V
Por Paulo Arieu

Hebreos muerte y juicio

Seguimos con el tema de la intolerancia. Esta es la quinta entrega consecutiva de este tema ético tan interesante. Personalmente, creo que si aprendemos a tolerarnos un poco mas los unos a los otros, revestidos del amor de Dios, siempre haremos lo correcto y aquel que está mal, a lo mejor cambiará en el tiempo de Dios. Esto lo digo por fe, confiando en la soberanía de Dios, porque nuestro trabajo como cristiano es accionar y del Espiritu Santo obrar. Aunque es bueno recordar siempre que no somos nosotros los poderosos, sino que Dios es el Todopoderoso. Nosotros somos simples criaturas humanas, que dependen de Su constante amor. 

He estado reflexionando sobre este tema de la intolerancia, porque entiendo que muchos líderes cristianos están siendo intolerantes al máximo. Pero ¿porque sorprendernos? ¿Acaso la historia de la humanidad no está llena de ejemplos de intolerancia, de intolerancias mortales y de muertes dadas por intolerancia? Las guerras fraticidas entre pueblos hermanos es una muestra de la intolerancia entre los seres humanos. Santiago, hermano del Señor Jesús, escribe a las tribus judías dispersas en Asia Menor muy preocupado por las disputas entre ellos, diciendo:

¿De dónde surgen las guerras y los conflictos entre ustedes? ¿No es precisamente de las pasiones que luchan dentro de ustedes mismos? Desean algo y no lo consiguen. Matan y sienten envidia, y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se hacen la guerra. No tienen, porque no piden (Santiago 4:1-2 NVI).

Cuestiono la intolerancia como actitud, no porque piense que debemos tolerar el pecado o las herejías, pero no podemos ir por todos lados tratando de erradicar de raiz todo pecado, todo error, ya que esto es imposible. Aún en nuestras familias hay veces que se desobedecen las enseñanzas cristianas, pero creo que algunas veces debemos ser tolerantes, pacientes con ellos, en la medida de lo posible, en pos de una convivencia armoniosa. El pecado lo juzgará Dios, a su tiempo. No significa que nosotros lo aprobemos o que estemos de acuerdo con el pecar, pero la verdad es que aun siendo santos, todos pecamos, nos equivocamos, tenemos nuestro énfasis doctrinal favorito, nuestro concepto de Dios, de como Dios debe o no debe actuar. En fin, nuestra natutraleza pecaminosa nos engaña a todos de muchas maneras. Y a veces, la física de los objetos de la naturaleza creada también nos engaña, ya que por ej: un remo de un bote, dentro del agua, lo vemos doblado, cuando no esta doblado. Por eso creo que debemos ser tolerantes con las personas, en el sentido de pacientes y misericordiosos. Claro que esta actitud tiene límites. No puedo ser tolerante con quien ofende a Dios, quien peca voluntariamente, luego de haberlo exhortado reiteradamente, con los herejes tampoco se puede ser tolerante, con el delito, con la corrupción, con el mal, con Satanás tampoco. En fin, tratemos de comprender mejor este tema, que provoca actitudes extrañas en muchos hermanos.

Pablo escribe a los cristianos de Filipos, advitiendoles del peligro de los judaizantes que abusaban de sus ministerios, pretendiendo que los cristianos se circuncidacen para ser aceptados primeroen el judaísmo. Pablo escribe que:

“Guardaos de los perros, guardaos de los malos obreros, guardaos de los mutiladores del cuerpo. (Filipenses 3:2 RV 1960) 

y también escribe que

Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su verg:uenza; que sólo piensan en lo terrenal.(Filipenses 3:18-19 RV 1960)

Siguiendo esta linea de pensamiento paulino, es que debemos ser prudentes con el abuso intolerante de muchos lideres religiosos. Cuesta mucho hallar líderes que sinceramente se preocupen del bienestar espiritual de la otra persona.

Pero la razón que dio inicio a esta serie de artículos, fue reflexionar sobre el abuso de poder y autoridad de una iglesia cristiana, que amenzaba con expulsar a un miembro de su iglesia por estudiar Psicología. Me hizo recordar los tiempos de la inquisición. El célebre teólogo católico Hans Kung cita a Freud al respecto de este abuso de autoridad que se ha dado muchas veces en la historia.

Freud tiene razón también al criticar el abuso de poder de las las iglesias. Es suficientemente conocido: El cúmulo de arrogancia y poder en la historia de las Iglesias: intolerancia y crueldad para con los disidentes, cruzadas, inquisición, exterminio de herejes, caza de brujas, lucha contra la investigación teológica, opresión de los propios teólogos, incluso hoy.  Los efectos del super-yo eclesiástico a lo largo de los siglos, tiranía sobre las almas en nombre de Dios, inmadurez y dependencia de los pobres pecadores, tabuizada obediencia a autoridades no probadas, reiterada represión de la sexualidad y desprecio de la mujer (celibato, exclusión de la mujer de los ministerios eclesiásticos), incluso hoy. [0]

Lamentablemente, Freud consideró la religión como si fuera una ilusión y era conocido por tener un rechazo hacia el cristianismo.[1] Aunque pienso que Kung habla mas sobre su experiencia vivida en el seno de su iglesia católica romana. El vivió en carne propia la presión de las autoridades a causa de sus errores teológicos. Rubén Aguilar Valenzuela en un artículo titulado “Los teólogos herejes de Roma” habla sobre la experiencia insquisitoria sufrida por este teólogo. Valenzuela publica que:

Un caso muy conocido es la condena contra uno de los teólogos más notables de la iglesia católica, el suizo Hans Küng (1928), catedrático de la Universidad de Tubinga, Alemania, nombrado por Juan XXIII como uno de los teólogos del Concilio Vaticano II, donde coincidió con Ratzinger no sólo en el espacio sino en las posiciones teológicas de avanzada. 17 años después, y tras un largo proceso, Küng fue acusado de no defender la “integridad de la fe” y poner en cuestión el dogma de la infalibilidad papal. Así, en 1979 la Congregación para la Doctrina de la Fe dictaminó que no podía continuar ejerciendo la docencia en las instituciones teológicas de la Iglesia.[2]

La iglesia católica ha sido bastante intolerante históricamente. Pero un poco de cambios trajo Concilio Vaticano II, donde se abrió un poco la ventana al mundo no católico.

Las cosas parecen cambiar con el Concilio Vatitano II como se puede ver, por ejemplo, en las declaraciones sobre la libertad religiosa y sobre las religiones no cristianas. La Iglesia católica no rechaza nada de lo que en estas religiones hay de santo y verdadero. Considera con sincero respeto los modos de obrar y de vivir, los preceptos y doctrinas, que, por más que discrepen en mucho de lo que ella profesa y enseña, no pocas veces refleja un destello de aquella verdad que ilumina a todos los hombres. [3]

Pero volviendo al tema de la Psicología en la Iglesia, debemos reconocer que la preocupación de muchos lideres cristianos por el auge de la Psicologia en los templos evangélicos está fundamentada sobre la convicción de que la Psicología “contribuye a la formación de la iglesia apóstata y a la religión del Anticristo.  “[4]Esta conclusión me parece un poco exagerada, pero bueno, es la perspectiva de T.A. McMahon, quien en un artículo crítico titulado LA PSICOLOGÍA Y LA IGLESIA EVANGÉLICA, comparte sus preocupaciones sobre la Psicología diciendo que:

Nada en la historia de la iglesia moderna ha persuadido a creyentes a abandonar su fe en la suficiencia de la Palabra de Dios como la seudo-ciencia llamada Consejería Sicológica.  Consideren lo siguiente: la iglesia evangélica se ha convertido en un servicio de referencia para consejeros psicólogos y psiquiatras. Muchas iglesias grandes tienen licenciados psicoterapistas en su personal.  Agencias de misiones requieren que sus candidatos sean evaluados y aprobados por licenciados psicólogos profesionales antes de ser considerados para servicio misionero.  Los psicólogos y consejeros cristianos son más conocidos y más respetados por evangélicos que predicadores y maestros.  ¿Quién no ha escuchado del psicólogo Dr. James Dobson?  La mayoría de evangélicos están convencidos que la psicoterapia es científica y que es necesaria para suplir lo que falta o carece en la Biblia en lo que respecta a la condición mental, emocional y el comportamiento general del individuo.  Cuando usamos el término “psicoterapia” nos referimos a la consejería psicológica, psicología clínica y psiquiatría (que no es biológica)  También podemos usar el término “psicología” en general. [5]

Aunque este crítico de la Psicología reconoce que “existen áreas de psicología que son claramente distintas de la psicoterapia y puede tener valor y mérito científico, como por ejemplo el campo que estudia la percepción, el punto de contacto entre el hombre y la máquina, ergonómica, alguna educación psicóloga, etc. “[6], el opina que solo hay “un porcentaje mínimo en toda la industria de Psicología que atestigua tener perspicacia científica de la mente del hombre.” [7]

Respeto sus opiniones, pero creo que exagera. Alguien me comentó que había escuchado a un pastor decir más o menos esto: “Si me piden que “comprenda” o “entienda” a los que piensan diferente que yo… que sea tolerante… civilizado, no tengo problema con eso. Respetar sus ideas políticas, sociales, en cuanto a géneros musicales o cosas así en líneas generales debo ser condescendiente y aceptar que no todos pensaran o piensan como yo. Pero… en lo que respecta a cosas fundamentales que tienen que ver con lo que Dios demanda en su Palabra, ejemplo: Un solo camino de Salvación: Cristo. El homosexualismo como pecado. El divorcio,el delito,el crimen,la maldad, etc…. ahí soy intolerante, totalmente. Tal vez no necesariamente por criterio propio, pero sí y definitivamente si porque Dios dice algo al respecto.  Si Dios lo desaprueba… yo lo desapruebo también.

Cristo mismo dijo en un momento determinado, Padre porque me has desamparado. Dice la Biblia que el cielo se oscureció y la tierra se estremeció cuando dio su último respiro. En términos figurativos el ambiente natural no se contuvo a lo que estaba aconteciendo en lo espiritual, era la carga de todo el pecado del mundo en un solo lugar,sobre la persona de Jesucristo…Dios en si, no comparte su gloria con nadie, tampoco con el pecado. El hombre no es perfecto y al reconocerlo sabrá que dependerá de Dios para revestirse de su amor NECESARIAMENTE para dar el testimonio que Cristo nos dio. De lo contrario haremos lo que consideremos justo erróneamente como lo hizo Jonás el ”buen profeta de Dios” quien no toleraba la posibilidad de que Nínive sea salva (Ver Jonas 4:2); pero el amor de Dios tenía otro plan. Ese es el amor que nos ayudará a tolerar con sabiduría.

No actuamos ojo por ojo diente por diente, sino que actuamos por Gracia…y como Cristo nos dice que: que mérito hay en estar con aquellos que son fáciles de amar y de tratar?… Nuestro objetivo es ganar a otros para Cristo, esto puede costar muchas veces nuestro yo. Usted y yo sabremos que escoger en nuestra tolerancia si ponemos a Cristo a actuar hipotéticamente en nuestro lugar. Ej: Que haría Cristo en mi lugar?…

Aclaramos que el tema de la intolerancia, en la Biblia, en general se refiere al pecado. Dios no tolera el pecado y lo tiene que juzgar. Dios dijo: “El alma que pecare, esa morirá (Ezequiel 18:20 RV 1960)”. Como todos hemos pecado, todos morimos.  De esa forma entró la muerte en el mundo (ver Romanos 5:12).  Así se demuestra la intolerancia de Dios por el pecado. Ahora estamos en el período de la gracia, en el que los hombres tienen la oportunidad de arrepentirse y recibir a Jesucristo como su Señor y Salvador. Pero cuando Jesucristo venga por segunda vez, no vendrá con tolerancia, sino a ejecutar sentencia en el mundo y juzgar a los que lo hayan rechazado. Dios es amor y quiere salvarnos a sus escogidos. Por eso mandó a su Hijo amado a morir por los hombres y darnos la posibilidad del perdón. Ahora es el día de salvación, ahora es cuando existe la oportunidad de hacerse hijo de Dios. Pero después, cuando llegue el día del juicio de Dios, no será así. Entonces Dios juzgará al mundo y los que lo hayan rechazado recibirán el castigo que ha anunciado.

  • “De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y la ira del Dios Todopoderoso” (Apocalipsis 19:15).

Juan, discípulo amado del Señor Jesus explica que “de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquel que en él cree, no se pierda mas tenga vida eterna”(Juan 3:16 RV 1960). Jesucristo tuvo que sufrir muchísimo para salvarnos. Todos los pecados nuestros fueron echados sobre El, y su agonía fue grande. El Padre sufrió tanto o más que él, viendo lo que le hacían a su Hijo aquí en la tierra, y no cayó en la tentación de salvarlo cuando lo podía haber hecho en un segundo. Si Dios fuera tolerante con el pecado, no hubiera tenido que pasar por ese trago amargo que pasó. Dios no puede tolerar el pecado y lo demostró decretando el castigo sobre su amado Hijo. Solo el que acepte el sacrificio que Jesucristo hizo por él en la cruz cuando pagó por sus pecados, tiene la oportunidad de ser hecho hijo de Dios y apto para entrar en su Reino cuando muera. Ese es el Evangelio verdadero de Jesucristo.

Solo Jesús nos puede salvar porque él es el Salvador. Nosotros no nos podemos salvar a nosotros mismos. Es imposible. Jesús dijo:“Yo soy el camino”(Juan 14:6). ¿Pero acaso la mujer que fue sorprendida en el mismo acto de adulterio, no fue perdonada?Ese era una acto pecaminoso totalmente reciente y Cristo solo dijo, y donde están los que te condenan (aquellos perfectos libres de pecados), mira que ni yo te condeno, pero vete y no peques más!!, estoy seguro que después de estas palabras ella pasó a estar al lado de Cristo. CRISTO NO TOLERA EL PECADO. Pero ahora bien: El ama su creación (desde Génesis 1:1 se muestra a Cristo de manera particular y esencia como Dios) luego Génesis 3:15 nos muestra la promesa del postrer Adán por causa de la caída del hombre. Pero por que Dios tiene planes con los seres humanos y nos conoce porque somos su creación, Dios en su profundo amor y misericordia nos ha tolerado hasta la fecha. DIos no nos ha destruido ni ha permitido que nos destruyamos completamente,ni que desaparezcamos de la faz de la tierra. El está esperando que nos demos cuenta de que el perdón de los pecados y la vida eterna se obtiene a través de Jesucristo. Y para lograr eso, nos ha enviado constantemente mensajeros que nos prediquen Su evangelio.

El profeta Joel escribió en el Antiguo Testamento:

Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.(Joel 2:13 RV 1960). 

El ejemplo de Nínive sirve de ilustración a este tema. Ninive era un pueblo sanguinario y  aun así POR AMOR, Dios toleró a las personas (aunque no al pecado) dando una oportunidad para que se arrepintiesen del pecado. Por eso le dijo a Jonás que ellos no sabían distinguir entre su mano derecha e izquierda. En Nínive, el Señor no toleró el pecado; pero dado que Su Justicia divina iba a caer sobre ellos, soberanamente cumplió su objetivo de darle la oportunidad de que se salven. Dios no tolera el pecado pero al igual que a la mujer sorprendida en adulterio, Dios no quiere que nadie se pierda. ¿Cuando nosotros le damos la oportunidad a alguien para que se arrepienta de un error cometido, no estamos tolerando y olvidando? Solo para que esta vida sea renovada…El simple hecho de tolerar con la visión de renovar o llevar la verdad a una persona no nos hace partícipes de ese pecado (entiéndase que existe un equilibrio), uno tolera en silencio sin airarse por que uno sabe que tiene la verdad (Cristo) y el silencio más la oración dará legalidad a la obra de Dios para cambiar y hacer reaccionar a la otra persona.

Cuando Cristo levantó a Lázaro de entre los muertos, dice la Biblia que por causa de la incredulidad de las personas el solo dijo: Padre gracias porque Tu siempre me escuchas!, Cristo solamente lo sabía y así en silencio toleró a esas personas y no al pecado para enseñarles una lección humildemente. Dios no tolera ni ama el pecado pero si ama al pecador (al hombre) incondicionalmente (aunque el lo llama al arrepentimiento al pecador)! Ahora bien, El es justo, y conforme a su justicia, El actuará en nosotros. Nunca seremos más buenos que El. Es que “Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían. ” (Nahum 1:7).

Pero no todos los cristianos son malos obreros ni abusan espiritualmente de sus miembros. El apostol Pablo da testimonio del caracter virtuoso de Timoteo y Epafrodito, diciendo de ellos, palabras de elogios por sus actitudes cristianas y recomendándolos con su puño y letra, lo que es una tranquilidad para aquellas personas.

Espero en el Señor Jesús enviaros pronto a Timoteo, para que yo también esté de buen ánimo al saber de vuestro estado; pues a ninguno tengo del mismo ánimo, y que tan sinceramente se interese por vosotros. Porque todos buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús. Pero ya conocéis los méritos de él, que como hijo a padre ha servido conmigo en el evangelio. Así que a éste espero enviaros, luego que yo vea cómo van mis asuntos;  y confío en el Señor que yo también iré pronto a vosotros.  Mas tuve por necesario enviaros a Epafrodito, mi hermano y colaborador y compañero de milicia, vuestro mensajero, y ministrador de mis necesidades;  porque él tenía gran deseo de veros a todos vosotros, y gravemente se angustió porque habíais oído que había enfermado. Pues en verdad estuvo enfermo, a punto de morir; pero Dios tuvo misericordia de él, y no solamente de él, sino también de mí, para que yo no tuviese tristeza sobre tristeza. Así que le envío con mayor solicitud, para que al verle de nuevo, os gocéis, y yo esté con menos tristeza.  Recibidle, pues, en el Señor, con todo gozo, y tened en estima a los que son como él;  porque por la obra de Cristo estuvo próximo a la muerte, exponiendo su vida para suplir lo que faltaba en vuestro servicio por mí. (Filipenses 2:19-30 RV 1960).

Creo que se trata de “combatir el error y amar al que yerra”, como decía San Agustín [8] Pero la insistencia en la intolerancia extrema, nos llevará al absurdo choque de dos intolerancias, a las guerras de religión, como sucedió en el surgimiento de la Europa moderna, al enfrentamiento de todos contra todos.A un !sálvese quien pueda!.

Sébastien Castellion,un reformador poco conocido escribe en el 1612 que:

Así sucederá, que los calvinistas serán matados en Francia y los papistas en Ginebra, los luteranos por los zuinglianos y los zuinglianos por los luteranos, los anabaptistas por todos éstos y, viceversa, todos éstos por los anabaptistas; y la no existencia de un límite para estas matanzas hará que al final todos tengamos que caer a fuerza de golpearnos respectivamente. Quien cree construir la Iglesia con esta furia asesina, en realidad transforma a Cristo en Satanás. Es con la sangre, en efecto, y no con el amor con la que se construye la iglesia de Satanás. [9]

Sigo pensando que debemos ser tolerantes, tratar de hacer un esfuerzo en convivir pacíficamente. Yo he visto y oido la intolerancia de predicadores pentecostales antiguos predicando en las puertas de templos bautistas !para que las mujeres no se pongan pantalones! Que absurdo, Dios mio! No se muy bien porque no nos ponemos a pensar que la tolerancia bien puede ser considerada un atributo en Dios. Según nos enseña el Antiguo Testamento, en el libro de Éxodo, Moisés escribe que Dios: 

que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación (Exodo 34:7 RV 1960).

Muchas veces leí sobre los atributos de Dios, pero nunca escuché a nadie que considerase la tolerancia de Dios como un atributo divino, como una virtud de nuestro Dios. Y en el Nuevo Testamento, Lucas nos habla de lo importante que es el amor verdadero y su recompensa:

Antes bien, amad a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad no esperando nada a cambio, y vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo; porque El es bondadoso para con los ingratos y perversos. Sed misericordiosos, así como vuestro Padre es misericordioso. (Lucas 6:35-36 LBLA)

Pero la apasionada denuncia  del reformador Castellion, nos demuestra que la batalla entre tolerancia e intolerancia, no era sólo un conflicto entre católicos y reformados, sino que también brotó la intolerancia en el seno del protestantismo. En el mes de octubre de 1517, un ex-monje alemán llamado Martín Lutero pegó en la puerta de la iglesia de Wittenberg, un tratado con  95 tesis encontra del valor de la indulgencias. En este documento proclama que el hombre es salvado por Dios de manera gratuita por la fe en su Hijo Jesucristo. A pesar de no tener Lutero previsto que su proposición tendría mucho efecto, estas 95 tesis inundaron Europa y poco tiempo después hizo temblar los cimientos de Roma. Al realizarse algunos debates con autoridades reconocidas de la época como el doctor Juan Eck, se notó que la ideas que exponía Lutero no eran simples diferencias de doctrinas sino que removían los cimientos en los cuales  la iglesia católica se basaba para afirmar su derecho de gobernar las almas y cuerpos del mundo entero. Además sacaban a la luz verdades tan importantes que hacían la diferencia entre un cristiano y un pagano o apóstata. Las consecuencias de esto sería el reconocimiento de la verdad divina expresada en las escrituras. Lutero fue excomulgado por el Papa León X y el emperador Carlos V, quienes manifestaron su intolerancia en contra del ex-monje y le impusieron un edicto de pena de muerte. Gracias a Dios, esta sentencia nunca llegó a cumplirse por la protección del Señor y la ayuda de algunos amigos como el elector Federico de Sajonia.  El 3 de enero de 1521, fue excomulgado por el Papa León X, por defender sus 95 tesis o proposiciones escritas en latín contra la venta de indulgencias. [10] Pero encontramos que hay dos Luteros: Uno es el ex-monje agustiniano, un teólogo espiritual, sincero, buscador de Dios, dotado de virtudes intelectuales y mas reflexivo y tolerante que el segundo Lutero, un hombre religioso y político que no duda en solicitar la ayuda del estado para proteger sus ideas reformadoras mediante el brazo político de los príncipes.

El teólogo Martin Lutero de los comienzos, aquel de “De la libertad del cristiano” y del tratado “A la nobleza cristiana de la nación alemana”, demostraba ser un predicador tolerante. En aquella época, Lutero escribió  que

Los herejes, se han de vencer con la escritura y no con el fuego, como hicieron los antiguos Padres. Que si fuera arte el vencerlos con el fuego, los verdugos serían los doctores más sabios de la tierra y no habría necesidad de estudiar y quienquiera que lograse vencer al otro con la fuerza, podría quemarlo. [11]

Pero luego Lutero cambió completamente y se puso mas religioso que espiritual y mas radicalmente intolerante que reflexivo. Su perspectiva tolerante, aún presente en el tratado del 1523 “Sobre la autoridad secular”, experimentó un cambio radical a partir del 1525, luego de la revuelta de los campesinos alemanes conducida por el profeta anabaptista Thomas Müntzer. En este momento no sólo pide a los príncipes alemanes, en el libelo “Contra las impías y perversas bandas de los campesinos”, una represión total del movimiento de Müntzer, sino que, además, quiere que los magistrados impidan la misa católica

equiparando así la práctica del culto católico no tanto a una desviación de tipo herético cuanto a un simple tipo de delito común. [12]

Una intransigencia, ésta, que emerge también en uno de los últimos escritos de Lutero, el Von den Juden und ihren Lügen, publicado en 1543, tres años antes de la muerte del autor. El libelo, de una violencia única, tiene como blanco a los judíos

seres tan desgraciados, malos, venenosos y diabólicos, [13] solicitando a la autoridad civil el usar hacia ellos una «áspera misericordia» (scharfe Barmherzigkeit) que permita el final de la «llaga» judía en Alemania.

Tomando como modelo la obra de depuración llevada a cabo en España, Francia y Bohemia, el teólogo de Wittenberg elabora en un conjunto de puntos un impresionante programa para solucionar el problema judío.

En primer lugar, hace falta prender fuego a sus sinagogas o escuelas; y lo que no quiera arder tiene que ser recubierto de tierra y sepultado, de modo que nadie pueda jamás ver una piedra o un resto de ello. [14]

En segundo lugar,

hace falta del mismo modo destruir y desmantelar también sus casas, porque allí practican las mismas cosas que hacen en sus sinagogas. Por tanto, que se les meta en un cobertizo o una cuadra como los gitanos. [15]

En tercer lugar

es necesario quitarles todos los libros de rezos y los textos talmúdicos en los que se enseñen semejantes idolatrías, mentiras, maldiciones y blasfemias.

En cuarto lugar

hay que prohibir a sus rabinos —so pena de muerte— el continuar enseñando. [16]

En quinto lugar

hace falta abolir completamente para los judíos el salvoconducto por las calles.

En sexto lugar

hay que prohibirles la usura, confiscar todo lo que poseen en efectivo y en joyas de plata y oro. [17]

A estas medidas Lutero añade la prohibición de pronunciar el nombre de Dios en presencia de los cristianos. Una intolerancia furibunda la del reformador alemán que rompe en este punto —el respeto por el misterio de Israel— con la tradición agustina a la que Lutero había permanecido fiel en la primera fase de su pensamiento. [18] Emilio Monjo escribe respecto de la relación entre Lutero y los judíos, diciendo que:

Para la final conversión en masa de los judíos, vivamos con ellos en paz y que vean nuestro caminar cristiano, dijo Lutero al principio. Otros no compartían la opinión. Siempre el judío es enemigo, y debe ser derribado. Queda claro, en una postura u otra, el final, la bendición última de la tierra, no puede llegar con un judaísmo sin conversión. Si están, hay que convertirlos, o liquidarlos. Y Lutero piensa que no se van a convertir. El suelo no puede soportar el final con esta mancha. Liquidación que supone expulsión en casos concretos; en otros, simple liquidación física. Esto es lo que vive Lutero, porque vive en el final de los tiempos. Y tiene que preservar a la Iglesia católica, no solo del papado, sino de los otros siervos del diablo, los revolucionarios y los judíos. Sobre ellos enseña que la Iglesia debe librarse de ellos, ya vemos cómo, pues ya tiene bastante con sus propios pecados, como para llevar también los de los judíos. Si están en la casa, la casa está bajo el juicio de Dios, y su cólera viene pronto. Hay que echarlos; y ya sabemos cómo lo han realizado en tantas ocasiones; alguna tan cercana.[19]

Posiblemente Lutero olvidó aquellas palabras de Jesús: “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.”(Mateo 5:9 RV 1960). Seguramente en aquel momento no las tuvo en cuenta. Sino, no se explica el porque de ese caracter tan airado e intolerante en contra de todo aquel que Lutero considerase su enemigo. ¿Será acaso, que las palabras de Jesús en Mateo 5:9 tuvieron mas fuerza en su mente que aquellas bienaventuranzas tan preciosas del Sermón del Monte? No lo sabemos bien. Recordemos que Jesús dijo que No crean que he venido a traer paz a la tierra. No vine a traer paz, sino espada. Porque he venido a poner en conflicto al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, a la nuera contra su suegra; los enemigos de cada cual serán los de su propia familia”. (Mateo 5:9 RV 1960).

Castellion escribió una apología de la tolerancia, la cual es, evidentemente, una apología de la caridad, haciendo la distinción de los reinos, divino y humano, entre lo que es obra de la Gracia y cuanto es fruto de la presión, coacción, imposición, mandato o exigencia humana. Es que nadie puede ser “obligado” a ser bueno por la fuerza humana, esto si que es una gran verdad. Solamente Cristo cambia los corazones mediante su amor y su bondad. Yo no creo que debamos usar la fuerza de la intolerancia para intentar cambiar a alguien a nuestro favor, como hizo Lutero. La justicia de los hombres no está para obligar a nadie a ser mas bueno, dado que solo Dios es bueno. La justicia de los hombres solo está para hacer cumplir la ley. Castellion dijo que:

Ni siquiera Cristo pudo salvar Jerusalén sin que ella lo quisiera: y nosotros, ¿superaremos a Cristo? Pero —podrían objetamos— también está escrito: A quienquiera que encontréis, obligadlo a entrar. Es cierto, pero con las armas del espíritu, puesto que la bodas son espirituales: es decir, con las palabras divinas (…); mientras que querer crear una criatura nueva con medios diferentes a la palabra de Dios no significa otra cosa que subvertir la creación del mundo. Sin embargo —dicen los perseguidores—, Cristo forzó a Pablo a abrazar el Evangelio castigándolo corporalmente (…), pero atribuir al magistrado este poder de coacción significa hacer bajar el cielo a la tierra. Todavía, osan afirmar que los apóstoles no solicitaron ninguna ayuda al magistrado para defender la religión cristiana de sus enemigos, pero que se comportaron así porque los magistrados no eran cristianos. Que vean un poco cómo están las cosas; pero que se acuerden de que Cristo mismo niega que su reino sea de este mundo, ya que, si lo hubiera sido, sus ministros habrían luchado para que no fuera entregado a Pilato. Sin duda el magistrado tiene que defender a los buenos de la violencia y la injusticia, pero no puede obligar de igual manera a nadie con la fuerza a ser bueno, ni puede ocuparse de la religión a través de la espada, de otro modo, se deduce que ni Cristo se armó suficientemente, ni armó bastante a sus apóstoles; y, sin embargo, ellos, incluso obstaculizados por todos los príncipes de la tierra, pobres y dejados a ellos mismos, crearon más de lo que nosotros, que nos hemos vuelto potentes y violentos con el apoyo de aquellos príncipes, logramos salvar. [20]

Pero creo que si miramos bien la historia en su contexto nos daremos cuenta que la intolerancia luterana no era tan solo un hecho aislado de aquella época. Los otros líderes de la Reforma pensaban de manera parecida. Desde Huldrych Zuinglio, quien era un defensor de un derecho sin condiciones de intervención de la autoridad civil en las cuestiones religiosas, favorable a la pena de muerte para los anabaptistas, a Juan Calvino, partidario de la condena de Miguel Servet, quemado vivo en Ginebra en el 1553 por sus doctrinas antitrinitarias, que, en sus primeros tiempos de ministerio eclesiástico tenia una visión de un Estado teocrático en Ginebra, lo que “dio lugar a una de las más rígidas formas de intolerancia dentro del mundo protestante”.[21] [22] Además, tampoco podemos decir que el rey de Inglaterra, Enrique VIII, fue un mandatario tolerante.

Conclusión

No tengo dudas que ser tolerante con el prójimo es una virtud de caracter. No ganamos nada con ser agentes de la ira de Dios. Yo también fui viviendo en carne propia la intolerancia, en mi experiencia personal en las redes sociales. Recuerdo que antes dejaba comentarios en blogs, comentarios que estaban dentro de los límites de la revelación bíblica, y muchas veces me los censuraban, solo por prejuicios del administrador. Pero además recuerdo que al principio, yo era mucho mas tolerante con los comentaristas en mi blog, pero me di cuenta que no sirve de nada ser tan tolerante con todas las ofensas que la gente deja, y luego tuve que empezar a no ser tan ingenuo, a no querer respetar tanto la libertad de expresión del otro, cuando su comentario es ofensivo. Y dado el poco tiempo que dispongo para responder los comentarios, me he tenido que poner más estricto. Pero entiendo que no se puede vivir censurando todo lo que no está de acuerdo con nuestra opinión, ya que nos convertimos en personas  sectarias.

Y en las iglesias evangélicas he observado muchisima intolerancia, principalmente entre las iglesias hispanas. Los pastores se sienten monarcas, actúan como si fuesen jueces mas que pastores de ovejas. Se sienten con la autoridad de juzgar y condenar intolerantemente cualquier cuestión que toque sus intereses. Lamentablemente, no todos los pastores tienen vocación de servicio y un verdadero amor por las almas perdidas. Creo que mas son los líderes evangélicos que tienen un poderoso don de mando y lo utilizan de manera absoluta como si fuesen reyes y emperadores. Los seminarios teológicos y las universidades forman líderes intelectuales, pero son las ovejas las que transforman el corazón de un obrero o ministro cristiano en pastor de ovejas, pero solamente con la ayuda del Señor este milagro es posible.

Pero pienso que a todos nos viene bien recordar que esta vida es corta. Algún día todos los cristianos moriremos (salvo que Cristo venga antes) y a todos Dios nos juzgará de igual manera.

Y así como cada persona está destinada a morir una sola vez y después vendrá el juicio,(Hebreos 9:27 NTV)

Continúa…

Dios lo bendiga mucho!!!

Notas

[0] Kung, Hans. (1979). Existe Dios. Respuesta al problema de Dios en nuestro tiempo. p.427. Ed. CRISTIANDAD. 

[1] Para comprender mejor las razones del ateísmo de Sigmund Freud y su rechazo al cristianismo, recomiendo leer mi articulo: https://elteologillo.com/2017/12/17/el-ateismo-de-freud-y-su-rechazo-al-cristianismo/

[2] https://www.nexos.com.mx/?p=15293

[3] http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decl_19651028_nostra-aetate_sp.html

[4] https://www.thebereancall.org/content/la-psicolog-y-la-iglesia-evang-lica

[5] Ibid

[6] Ibid

[7] Ibid

[8] http://es.catholic.net/op/articulos/749/cat/56/leccion-32-y-33-la-paciencia-y-la-tolerancia.html

[9] S. Castellione, Contra libellum Calvini, in quo extendere conatur haereticos iure gladii coercendos esse, 1612, traducción italiana del pasaje en M. Firpo, Il problema della tolleranza religiosa nell’età moderna, Turín, 1978, 120.

[10]  M. Lutero, Alia nobiltà cristiana di nazione tedesca, en M. Lutero, Scritti politici, Turín, 1959, 203.

[11] https://www.vi-e.cl/martin-lutero.html

[12] Firpo, 33.

 [13] M. Lutero, Degli ebrei e delle loro menzogne, Turín, 2000, 200.

 [14] Ibid, 188-189.

 [15] Ibid, 190.

 [16] Ibid, 191.

 [17] Ibid, 192.

 [18] Cf. M. Borghesi, “Lutero, Agostino, gli ebrei”, en 30Giorni, 2 (2001) 56-61.

[19] http://protestantedigital.com/magacin/36006/lutero_y_los_judios

[20]  B. Montfort (pseudónimo de Castellion), Confutazione di quegli argo-menti che vengono sólitamente avanzati in difesa della persecuzione degli eretici, traducción italiana del pasaje citado en Lanzillo, 58-59.

[21] Lanzillo, 47.

[22] Para comprender mejor el tema de Calvino vs Servet, recomiendo leer mi articulo https://elteologillo.com/2013/01/04/ni-calvino-logro-salvar-a-m-de-servet-de-la-hoguerra/

 

¿ Que estamos reflexionando?


¿ Que estamos reflexionando?

Por Paulo Arieu

estamos-reflexionando-300x300

Vez tras vez me pregunto que es lo que estoy reflexionando, dado que no siempre encuentro que despierto el interés en las personas que leen mis artículos. Una historia que leí cuenta que hace mucho tiempo en una pequeña aldea [o así cuenta la historia] había un lugar conocido como la casa de los mil espejos. Un pequeño perro, escuchó sobre este lugar y decidió visitarlo. Cuando él llegó, felizmente saltó en las escaleras al umbral de la casa. Él miró a través de la puerta con sus oídos en alto y meneaba su cola tan rápidamente como él podría. Para su gran sorpresa, él se encontró de frente con otros 1,000 que felices meneaban sus colas tan rápidamente como la suya. Él les mostró una gran sonrisa, y le respondieron con 1,000 sonrisas tan amistosas como la suya. Al salir de la casa, él pensó, “este es un lugar maravilloso; volveré y lo visitaré a menudo.”

En la misma aldea otro pequeño perro, que no era tan feliz como el primero, visitó la casa. Él subió lentamente las escaleras y bajó la cabeza mientras que él miraba a través de la puerta. Cuando él vio a los 1,000 perros antipáticos que le miraban fijamente, él les gruñó y se horrorizó al ver que los 1.000 pequeños perros le gruñían a él. Al salir de la casa pensó “este es un lugar horrible, nunca volverá aquí otra vez”. En el frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía: “La casa de los 1000 espejos”. [0]

¿Cual es la MORALEJA que encierra esta historia? Hay veces que el mundo nos devuelve lo que damos, si decidimos encarar las cosas con una sonrisa es probable que nos devuelvan una sonrisa, si en cambio somos agrios y amargos, dando la peor cara, seguramente veremos lo mismo.  Por eso decidamos cual rostro llevaremos por dentro y ese será el que mostremos. El reflejo de nuestros gestos y acciones es lo que proyectamos ante los demás.[1]

Pienso que todas las caras en el mundo son espejos. ¿Qué clase de reflexión vemos en las caras de la gente que conocemos? ¿Y qué clase de cara ven ellos en usted y en mí? ¿ Que estamos reflexionando? ¿Estamos realmente poniendo en práctica lo que la Biblia dice sobre amar. al prójimo? ¿Que piensan las personas, cristianos o no, cuando visitan nuestras comunidades cristianas, cuando van a  nuestras reuniones en los templos?  ¿Que piensa usted de mis reflexiones en el blog? ¿Le resultan poco interesantes, quizás aburridas o muy religiosas? 

Que opina usted si yo lo invito a leer en la Biblia el famoso pasaje que habla sobre el amor, escrito por el apostol San Pablo

Si pudiera hablar todos los idiomas del mundo y de los ángeles pero no amara a los demás, yo solo sería un metal ruidoso o un címbalo que resuena.  Si tuviera el don de profecía y entendiera todos los planes secretos de Dios y contara con todo el conocimiento, y si tuviera una fe que me hiciera capaz de mover montañas, pero no amara a otros, yo no sería nada. Si diera todo lo que tengo a los pobres y hasta sacrificara mi cuerpo, podría jactarme de eso; pero si no amara a los demás, no habría logrado nada. El amor es paciente y bondadoso. El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa.  El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia […]  Tres cosas durarán para siempre: la fe, la esperanza y el amor; y la mayor de las tres es el amor. (1 Cor. 13: 1-7; 13 NTV)

Lo invito a poner en práctica este pasaje bíblico. Que es similar al mandamiento de amar, que nos dejó el Señor Jesús: “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros ” (Juan 13:34 RV 1960). Dijo Gandhi: Lo importante es la acción, no el resultado de la acción. Debes hacer lo correcto. Tal vez no esté dentro de tu capacidad, tal vez no esté dentro de tu tiempo que haya algún resultado.[2] Recordemos que “Siempre cosechamos lo que sembramos”. Como escribió el apostol Pablo a los cristianos de Gálatas:

Amados hermanos, si otro creyente está dominado por algún pecado, ustedes, que son espirituales, deberían ayudarlo a volver al camino recto con ternura y humildad. Y tengan mucho cuidado de no caer ustedes en la misma tentación.  Ayúdense a llevar los unos las cargas de los otros, y obedezcan de esa manera la ley de Cristo.  Si te crees demasiado importante para ayudar a alguien, solo te engañas a ti mismo. No eres tan importante. Presta mucha atención a tu propio trabajo, porque entonces obtendrás la satisfacción de haber hecho bien tu labor y no tendrás que compararte con nadie. Pues cada uno es responsable de su propia conducta. Los que reciben enseñanza de la palabra de Dios deberían proveer a las necesidades de sus maestros, compartiendo todas las cosas buenas con ellos. No se dejen engañar: nadie puede burlarse de la justicia de Dios. Siempre se cosecha lo que se siembra.  Los que viven solo para satisfacer los deseos de su propia naturaleza pecaminosa cosecharán, de esa naturaleza, destrucción y muerte; pero los que viven para agradar al Espíritu, del Espíritu, cosecharán vida eterna. Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos.  Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos el bien a todos, en especial a los de la familia de la fe. Fíjense que uso letras grandes para escribirles de mi propio puño y letra estas últimas palabras. Los que tratan de obligarlos a circuncidarse lo hacen para quedar bien con otros. No quieren ser perseguidos por enseñar que solo la cruz de Cristo salva.  Ni siquiera los que luchan a favor de la circuncisión cumplen toda la ley. Solo quieren que ustedes se circunciden para poder jactarse de ello y decir a todos que ustedes son sus discípulos. En cuanto a mí, que nunca me jacte de otra cosa que no sea la cruz de nuestro Señor Jesucristo. Debido a esa cruz, mi interés por este mundo fue crucificado y el interés del mundo por mí también ha muerto. No importa si fuimos o no circuncidados. Lo que importa es que hayamos sido transformados en una creación nueva.  Que la paz y la misericordia de Dios sean con todos los que viven según ese principio; ellos son el nuevo pueblo de Dios.De ahora en adelante, que nadie me cause problemas con esas cosas. Pues yo llevo, en mi cuerpo, cicatrices que muestran que pertenezco a Jesús. Amados hermanos, que la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con el espíritu de cada uno de ustedes. Amén.(Gálatas 6 NTV). 

Y también lo invito a continuar reflexionando junto conmigo todos los dias. Dios lo bendiga mucho. La Gloria sea para nuestro Dios!!!


Notas

Imagen: http://xn--sueosenaccion-kkb.com/nosomosparados/si-pretendes-recoger-paz-procura-no-sembrar-polemicas/

[0] http://cortashistoriasconmoraleja.blogspot.com/2014/01/la-casa-de-los-1000-espejos-el-reflejo.html

[1] Ibid

[2] https://www.xing.com/communities/posts/suerte-o-desgracia-cuento-chino-1002431683