Los 5 lenguajes del amor parte I


Los 5 lenguajes del amor parte I

Por Paulo Arieu

COMPA2

Imagen 1

Acabo de leer un libro muy bueno del dr. Gary Chapman.  Gary Demonte Chapman es el autor de la serie The Five Love Languages (Los 5 lenguajes del amor). También es el pastor asociado principal de Calvary Baptist Church en Winston-Salem, Carolina del Norte. Es un libro muy recomendable que se titula “Los cinco lenguajes del amor”. Lo estuvimos comentando todos los domingos en el templo durante algunas semanas  en la reunión de matrimonios. Pienso que este libro puede ayudar mucho a que los matrimonios puedan comprenderse mejor. Pero también puede ayudar a las familias, ya que puede colaborar conlos padres (o ayudar a los hijos) a entenderse mejor y a no sufrir tanto creyendo que el otro no lo quiere.

Todos los seres humanos procuramos comunicarnos con nuestros prójimos de varias maneras, entre ellas el idioma. En el seno del matrimonio sucede lo mismo, nos comunicamos primariamente mediante el lenguaje verbal con nuestros cónyuges. Pero el lenguaje utilizado no solo es el lenguaje expresado con palabras sino también lo es el lenguaje expresado  con sentimientos, o sea el amor. 

Aunque el amor es universal y es la fuerza que lo mueve todo, definitivamente los seres humanos expresamos, entendemos, damos y recibimos nuestro amor de maneras diferentes. Así como en los idiomas, podemos hablar español, inglés, francés, japonés, y otros, así también existen cinco “lenguajes” básicos para expresar amor. Si hablamos en español probablemente un alemán o un francés no entienda lo que estamos diciendo. En el caso de los lenguajes del amor es similar, si hablamos lenguajes de amor diferentes con los demás, ellos no se sentirán amados por nosotros o no podremos recibir el amor de la manera que nos llenaría. Y todo, porque como estos lenguajes varían, puede ser que tu hables un “idioma” pero tu pareja, tus padres, tus hermanos, tus amigos, los demás a quienes concedes amor, quizás no hablen tu mismo “idioma”.

El doctor Gary Chapman escribió un libro muy recomendable que se titula “Los cinco lenguajes del amor”, un interesante recorrido de varios capítulos que da muy buenas alternativas a las diversas situaciones que se presentan entre las parejas, ayudándoles a reencontrar el camino del amor. Cada uno de sus capítulos contiene verdades que abren nuevos caminos para salvar una relación matrimonial o de pareja que se encuentre en crisis o peor aún: en bancarrota. O bien, ayuda a comprender mejor las relaciones de amor en general, ya sea con nuestra familia, entre padres e hijos y viceversa. Es muy importante tambien que podamos aplicar estos cinco principios con el amor propio hacia nosotros mismos y el cual es la base para poder convivir con los demás y tener una relación de apoyo y aporte en pareja.

“Mantenga lleno el tanque del amor, que hay una temporalidad de ese amor que la gente siente cuando está enamorado. Es una euforia casi ciega (por no decir totalmente ciega) que nos impide ver algún defecto en la persona. Pero ese tipo de amor no dura mucho (en algunos más en otros menos) y debe dar paso a otro amor más maduro”, comenta el doctor Chapman. ¿Por qué muchos cónyuges se portan mal y buscan beber de otras fuentes? ¿Qué se debe hacer para lograr un matrimonio duradero? La respuesta que da el doctor Chapman es que aprendamos a mantener lleno el tanque del amor de nuestro cónyuge.

El doctor Chapman comenta que el enamoramiento no es amor verdadero por varias razones: porque no es un acto de la voluntad, porque no requiere esfuerzo, porque no hay un genuino deseo de que el otro crezca. En definitiva, no es verdadero amor, sino una inclinación instintiva. Sin embargo, la idea no es que se termine, sino que permanezca pero en forma madura. Y esto es posible manteniendo el tanque emocional lleno. Ese tanque es el que nos indica si nos sentimos amados por las demás personas.

Si nuestra pareja o nuestros seres queridos hablan un lenguaje del amor distinto al nuestro, es muy probable que nuestro tanque esté “vacío”, sí por el contrario recibimos muestras de amor en nuestro propio lenguaje, lo más seguro nuestro tanque estará “lleno”.

Todos sabemos que el amor tiene mil formas de expresarse, y es probable que todos hayamos coincidido alguna vez con alguien que expresa su amor de forma diferente a la nuestra; sin embargo, esto no quita para que siga siendo amor. A veces también nos encontraremos con personas que parezcan no amar; en este sentido, igual la clave está en que utilizan diferentes lenguajes del amor o una forma desconocida para nosotros. El amor, al igual que el lenguaje, tiene muchos matices. Es por ello que Gary Chapman, en el año 1995, se dedicó a describir los 5 tipos básicos que él creyó que podían existir en el lenguaje del amor, tanto en la forma de expresarlo como en la forma de recibirlo. Cada uno solemos tener dos tipos de lenguaje con los que nos sentimos más cómodos para expresarnos y con los que captamos mejor el amor que nos viene de fuera. Puede existir la posibilidad de que expresemos el amor con un tipo de lenguaje, pero que prefiramos otro para recibirlo.

Y bueno, para saber cómo llenar esos “tanques emocionales”, a continuación te brindo una breve descripción de los cinco lenguajes del amor, ¿con cuál te identificas?, ¿cuál es tu lenguaje para dar amor y cuál para recibirlo?… ¿identificas el de tus seres queridos? Los 5 lenguajes del amor que describió este autor son:

  • 1. Contacto físico
  • 2. Palabras de afirmación
  • 3. Tiempo de calidad
  • 4. Los regalos
  • 5. Actos de servicio

En el próximo articulo, describiremos brevemente y en detalle cada uno de estos tipos de lenguajes de amor descriptos por el autor.

Dios lo bendiga mucho!!!!


Imagen 1: https://www.diariofemenino.com/articulos/amor/pareja/mujeres-y-hombres-el-horoscopo-del-amor/

Es el cristianismo una religión tonta? Los Simpsons, se burlan de Dios!


Es el cristianismo una religión tonta? Los Simpsons, se burlan de Dios

Por Paulo Arieu

list_321px

Una de las  características que asoma en una cultura decadente o agónica es la aparición de personas burladoras de Dios. El apostol Pedro asi lo ha dicho: “sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias,”(2 Pedro 3:3) RV 1960 y también Judas, hermano del Señor Jesús:“los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos.” (Judas 1:8 RV 1960).  Los Simpsons, son una serie de dibujos animados de Norteamerica, creada por Matt Groening para Fox Broadcasting. Esta serie de dibujos cómicos, una vez mas ha provocado la ira y polémica entre los cristianos en los EE.UU., debido a su relación con el cristianismo. Hace unos días atrás, los Simpson se burlaron del cristianismo llamandolo “una religión tonta”[0].

Bartholomew JoJo «Bart» Simpson​ (Bartolomeo J. Simpson en Hispanoamérica), es uno de los personajes ficticios protagonistas de la serie de televisión de dibujos animados “Los Simpson”. Bart tiene 10 años y es el primogénito, y único hijo varón de Homer y Marge Simpson. Es el hermano mayor de Lisa y Maggie. Este personaje fue creado improvisadamente por Matt Groening y debutó en el corto Good Night de El show de Tracey Ullman el 19 de abril de 1987, originalmente, con la voz de Nancy Cartwright. En América Latina, Bart ha sido siempre doblado por Marina Huerta, salvo por un lapsus entre la décima y decimoquinta temporada, que fue interpretado por Claudia Mota; mientras que en España, Sara Vivas le ha puesto regularmente su voz. Bart es uno de los personajes principales de la serie y ha resultado ser uno de los más conocidos en la historia de la animación en la televisión estadounidense.​ La revista Time consideró a Bart como el cuadragésimo sexto personaje (de cien) más influyente del siglo XX; la revista norteamericano TV Guide le otorgó el undécimo lugar (junto a Lisa) en la lista de los «50 mejores personajes de dibujos animados de todos los tiempos» y el Entertainment Weekly nombró a Bart el «artista del año» en 1990. Cartwright ha recibido varios premios por dar su voz a Bart, incluyendo el premio Emmy por la voz de doblaje más destacada en horario de máxima audiencia en 1992 y el premio Annie por su «interpretación en el campo de la animación» en 1995.[1]

Bart, el famoso personaje de los Simpson dice que el no es cristiano ya que esta religión es una religión tonta. En fin, sin darle mucha importancia a lo que dice este personaje caricaturezco, creo que mas sonsos son los Simpson. Quizás, viéndolo de otra manera parece que Bart no tuvo un buen dia y se propuso mantener lejos de su area a los malos espíritus, usando supersticiosamente un crucifijo para tal fin!!!

Sin dudas, Occidente se perfila como una cultura agónica que rechaza la fe en Dios y se burla, como lo hicieron los Simpsons hace unos dias atrás. Sin dudas, Bart es un mal ejemplo para los niños y adolescentes.  Ninguna familia cristiana debería dejar que sus hijos miren este personaje, sin realizar algún tipo de crítica. El 27 de enero de 1992, el entonces presidente de los Estados Unidos George H. W. Bush dijo

«Vamos a seguir tratando de reforzar la familia americana, para hacer a las familias americanas más parecidas a los Walton y menos como los Simpson».[2]​

Esta actitud burlezca, no es la primera vez que sucede. En Chile, el Canal 13, quien posee los derechos de transmisión en dicho país, ha realizado continuas censuras y re-ediciones de capítulos en existencia de críticas o escenas controvertidas respecto a la religión católica,[3] o bien relacionadas con la homosexualidad.[4]. Creo que es de muy mal gusto burlarse de Dios. Pero en fin, que la audiencia lo guzge y lo retribuya cambiando de canal si continúa con esa tendencia tan maleducada. Pienso que es lo mejor. Pero por supuesto, uno no puede quedarse callado la boca. Algún comentario crítico tenía que realizar.

Dios lo bendiga!
 

Notas

Imagen: https://listas.20minutos.es/lista/frases-en-los-simpsons-sobre-religion-y-dios-311316/

[0] http://www.noticiacristiana.com/entretenimiento/television/2018/05/los-simpson-cristianismo-religion-tonta.html

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Los_Simpson

[2] Griffiths, Nick (04-15-2000). America’s First Family (en inglés). The Times Magazine. pp. 25, 27-28.  

[3] «Las escenas de Los Simpson que algunos canales no quieren que veas». Bío Bío Chile. 2 de abril de 2011.

[4] «Canal 13: ¿Conservador u homofóbico?». el quinto poder. 27 de febrero de 2013.

Manipuleo espiritual


Manipuleo espiritual

Paulo Arieu

manipular.jpg

Los cristianos pentecostales tienen muchas cosas buenas que compartir, suelen ser muy sinceros y fervientes en su práctica de la fe cristiana. Pero, tristemente, hay muchos predicadores pentecostales / carismáticos que manipulan las emociones religiosas de la congregación. Esta actitud conduce a un tipo de espiritualidad tóxica, la cual hay que evitar de manera drástica a toda costa.

Según el diccionario de la Real Academia Española, el verbo manipular proviene del lat. manipulare y tiene varios usos:
1. Operar con las manos o con cualquier instrumento.
2. Trabajar demasiado algo, sobarlo, manosearlo.
3. Intervenir con medios hábiles y, a veces, arteros, en la política, en el mercado, en la información, etc., con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares.
4. Manejar alguien los negocios a su modo, o mezclarse en los ajenos.[0]

La palabra manipular implica o refiere a la capacidad que tienen algunas personas para manejar determinadas cosas, trabajos, objetos, especialmente aquellos delicados o que requieren de precisión para su funcionamiento. Manipular es también aquel control sutil que puede ejercer una persona, grupo, empresa u organización sobre el resto de las personas que los rodean, haciendo que sus opiniones o manifestaciones respecto de algún acontecimiento en particular no se desarrollen o desempeñen de la manera más libre y natural, porque ellos previamente ejercieron su pertinente supresión o modificación de la realidad en cuestión motivados por algún interés personal o por la tutela de intereses que ejercen de otros.[1]

El apostol Pablo advirtió que:

OH Gálatas insensatos! ¿quién os fascinó, para no obedecer á la verdad, ante cuyos ojos Jesucristo fué ya descrito como crucificado entre vosotros? (Galatas 3:1 RVA)

Amado pastor pentecostal, no manipules las emociones de tus feligreses, puedes inducir a que los creyentes salten al espiritismo o a la magia blanca: !Eso es fuego extraño!
Predica y enseña, usando la Palabra de Dios, no buscando respuestas apresuradas de las personas como termómetro de tu éxito como orador. A las personas se las puede manipular facilmente si son un poco emocionables. No lo hagas, abstente de manipular los creyentes. Tu recompensa viene de Dios, afirma Colosenses 3:24, y no de los aplausos de las multitudes.

Te invito a reflexionar sobre este tema. Por este motivo, te comparto dos videos en youtube, del Pastor Hector Leites, teólogo uruguayo de la Unión de las Asambleas de Dios, profesor del Seminario Bíblico de Fe. Explica sobre la manipulación y el abuso espiritual entre los creyentes, de forma sencilla, clara y por momentos jocosa. 

!!!Dios te bendiga!!!!

Notas

Imagen: http://www.chistes21.com/chiste/8319_manipular

[0] http://dle.rae.es/

[1] https://www.definicionabc.com/social/manipular.php

Negligencia y maltrato infantil


Negligencia y maltrato infantil

Por Paulo Arieu

En Estados Unidos cada estado tiene su definición de qué es abuso y negligencia en contra de los menores de edad. Sin embargo, existe una ley federal sobre el abuso y la negligencia a menores, que sirve como referencia para “identificar los actos y comportamientos que, como mínimo, constituyen una forma de abuso o negligencia a menores”, según lo explica el Departamento de Salud de EE.UU.(Marcano,11-03-2016). DePanfilis (2006) dice que el abandono infantil es el tipo más común de maltrato infantil. Desafortunadamente, la negligencia con frecuencia no se denuncia. Históricamente, no se ha reconocido o publicitado tanto como el abuso infantil. Incluso los profesionales a menudo han prestado menor atención al tema de la negligencia que al abuso infantil.

Comúnmente los trabajadores sociales son menos propensos a corroborar las derivaciones por negligencia. En algunos aspectos, es comprensible por qué la violencia contra los niños ha recibido más atención que la negligencia. El abuso a menudo deja moretones visibles y cicatrices, mientras que los signos de negligencia tienden a ser menos visibles. Sin embargo, los efectos de la negligencia pueden igual de perjudiciales. De hecho, algunos estudios han demostrado que la negligencia puede ser tan perjudicial para los niños en su desarrollo cerebral como el abuso físico o sexual.

Rodríguez Camón (s.f.) explica que el concepto de maltrato infantil puede definirse como toda acción proveniente del responsable del menor, ya sea por comisión u omisión, que pone (o puede llegar a poner) en riesgo la integridad tanto física como emocional o cognitiva del pequeño. También ella explica que una definición sobre maltrato infantil similar a la expuesta es la que recoge la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas de 1989: “El maltrato infantil es toda forma de violencia, perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, que se da mientras el niño se encuentra bajo custodia de sus padres, de un tutor o de cualquier otra persona que le tenga a su cargo”.

DePanfilis (2006) también dice que cómo se define la negligencia le da forma a la respuesta. Dado que el objetivo de definir la negligencia es proteger a los niños y mejorar su bienestar, no culpen a los padres o cuidadores de las definiciones que ayudan a determinar si un incidente o patrón de comportamiento califica como negligencia, gravedad o duración, y lo más importante, si el niño no está a salvo. Además, según afirma DePanfilis (2006), las definiciones de negligencia varían entre los Estados y en diferentes disciplinas, agencias y grupos profesionales (por ejemplo, servicios de protección infantil, sistemas judiciales, proveedores de atención médica), así como entre las personas dentro de estas agencias y grupos. Las definiciones también se usan para diferentes propósitos dentro del campo de bienestar infantil. Por ejemplo, un médico puede considerar a un padre como negligente si el padre se olvida repetidamente de darle a su hijo un medicamento recetado. Sin embargo, esto puede considerarse o no legalmente negligencia, dependiendo de la severidad de los criterios de negligencia de muchas agencias.

En EE.UU., según lo explica Marcano (11-03-2016) existen dos definiciones legales:

a) La primera se define como: “Un acto u omisión de acto reciente, por parte de uno de los padres o de la persona encargada del cuidado del menor, que resulta en la muerte, daño físico o emocional de gravedad, el abuso sexual o la explotación de un menor de edad. b) La segunda se define como: “Un acto u omisión de acto que pone en riesgo inminente de un daño grave al menor.”

Dubowitz (2013), profesor de Pediatría, explica que los pediatras pueden ayudar a las familias y a los niños descuidados más allá de simplemente tratar al niño. En general, consultar con especialistas es útil, especialmente en tales circunstancias. Los esfuerzos para desarrollar un programa y mejorar las políticas y prácticas institucionales relacionadas con los niños y las familias son otras formas de defensa útil. En el nivel más amplio del gobierno estatal y nacional, los pediatras pueden abogar por políticas y recursos para ayudar a satisfacer las necesidades de los niños y las familias. Por lo tanto, hay diferentes maneras en que los pediatras pueden ser defensores eficaces en nombre de los niños abandonados.

Según explica Healthychildren (05-09-2013)  el abuso infantil incluye una serie de formas de maltrato grave, que abarca abuso físico, descuido físico, abuso verbal, abuso emocional y abuso sexual.

a) Abuso físico: El uso de la fuerza, especialmente de la violencia hacia otras personas, es un comportamiento aprendido de los padres y que se provoca a los hijos. Y cuando existen tensiones en la vida -desde pobreza, pasando por enfermedades hasta alcoholismo- esto puede incrementar el riesgo de abuso. Algunos niños víctimas de abuso viven en familias repletas de violencia doméstica, en donde las parejas sostienen batallas físicas y con frecuencia las esposas resultan agredidas.

b) Abuso emocional:  Descuidar las necesidades de su hijo en cuanto a apoyo emocional, amor y cuidado también constituyen formas de abuso. El abuso emocional es una de las formas más profundas y dañinas de abuso infantil. Denigrar, ridiculizar, poner apodos y ser irrespetuoso e irrazonablemente crítico hacia su hijo puede tener serias consecuencias emocionales y repercusiones a largo plazo. Como las formas más violentas de abuso, el abuso emocional puede perjudicar la imagen que tenga su hijo de sí mismo y su autoestima, e interferir con su habilidad de funcionar bien en la sociedad. Cuando se produce este abuso emocional, especialmente por un período de tiempo prolongado y de forma repetitiva, puede tener un impacto de por vida que afecte la felicidad, las relaciones y el éxito de su hijo. Es posible que se vuelva un muchacho sombrío, incapaz de disfrutar de sí mismo y predispuesto a comportamientos contraproducentes. Llevado al extremo, puede convertirse en autodestructivo, participando en prácticas de automutilación y hasta intentar cometer suicidio.

  • Signos de abuso físico: Estos indicadores pueden sugerir que un chico ha sido víctima de abuso físico:
  • El niño ha tenido lesiones en repetidas ocasiones que son inexplicables o inusuales.
    Parece retraído, pasivo, deprimido y llora mucho.
  • Por el contrario, inusualmente se muestra agresivo, revoltoso en la clase o destructor con sus bienes personales y los de los demás. Lanza juguetes por toda la habitación o se vuelve violento en contra de una mascota.
  • Parece sumamente cansado y menciona que tiene problemas para conciliar el sueño y pesadillas frecuentes.
  • El niño parece verdaderamente temeroso de alguno de sus padres o de la persona que lo cuida.
  • Pasa mucho tiempo en el área de juego y parece vacilante para irse a casa luego de la escuela, como si tuviera temor de algo ahí.
  • Sus padres parecen aislados de otras madres y padres del vecindario, no participan en actividades de la escuela y es posible que tengan problemas de alcoholismo o abuso de drogas. Parecen preocupados con sus propias vidas a expensas de no otorgar el cuidado debido a sus hijos.
  • El padre/la madre no está dispuesto a hablar sobre las lesiones de su hijo o su ansiedad es muy notoria cuando lo hace.

Según Dshs (s.f.) situaciones de posible maltrato y negligencia de menores son: Violencia intrafamiliar, castigo corporal, niños no supervisados o que pasan mucho tiempo solos, falta de obtención de atención médica, abuso de drogas en la etapa prenatal. Según la oficina de ambiente seguro de la Arquidiócesis de Oklahoma City (archokc, s.f.), “el abuso infantil está definido en la ley como: un daño o amenaza de dañar la salud o seguridad de un menor por parte de la persona responsable del bienestar del menor. Esto incluye la explotación y el abuso sexual.” Según esta oficina, un menor puede estar sujeto/a a una o más formas de abuso en cualquier momento dado:

a) Abuso Físico: se caracteriza por causar daños físicos a un menor de edad de forma no accidental.

b) Abuso Sexual: explotación sexual hacia a un menor o adolescente para obtener una gratificación sexual de otra persona .

c) Negligencia Física: se caracteriza por no cubrir las necesidades básicas a menor de 18 años, tales como: comida, ropa, alojamiento, educación, supervisión y protección.

d) Maltrato Psicológico: rechazo, terror, aislamiento, explotación, corrupción, el negarles afecto, salud mental, cubrir sus necesidades médicas y educativas.

Dubowitz (2013), explica la ETIOLOGÍA DE La NEGLIgencia DEL NIÑO. El dice que la negligencia se entiende mejor como un síntoma, con muchos contribuyentes posibles que abarcan los niveles individual (padre e hijo), familiar, comunitario y social. Las acciones e inacciones profesionales también pueden contribuir a la negligencia. Este marco guía una evaluación integral de lo que puede sustentar la negligencia, que luego guía la intervención.

a) Padres: Los problemas de salud mental de las madres, especialmente la depresión y el abuso de sustancias, se han relacionado con el abandono. La participación limitada de los padres en la vida de sus hijos también puede verse como negligencia.

b) Niño: Las características del niño como bajo peso al nacer, prematuridad o discapacidades pueden desafiar a los padres y contribuir a la negligencia. El comportamiento de los niños mayores puede ser difícil, a pesar de los esfuerzos apropiados de los padres.

c) Familia: La violencia de la pareja íntima y el maltrato infantil con frecuencia coinciden. Los niños necesitan sentirse seguros y protegidos en el hogar, sin miedo ni amenazas.

d) La comunidad: El contexto de la comunidad y sus recursos influyen en las relaciones padre-hijo y posible negligencia. Las percepciones negativas de los padres sobre la calidad de la vida del vecindario se han relacionado con el maltrato.

e) Profesionales: Los profesionales también pueden contribuir a la negligencia. La mala comunicación con los padres puede hacer que no comprendan el plan de tratamiento. Los psiquiatras pueden no cumplir con los enfoques recomendados y pueden no identificar las necesidades médicas o psicosociales de los niños, lo que contribuye a la negligencia.

f) Sociedad: Muchos factores sociales amplios comprometen las habilidades de los padres para cuidar adecuadamente a sus hijos. Además, estos problemas sociales o institucionales pueden descuidar directamente a los niños. En un estudio, solo el 70% de los niños con discapacidades de aprendizaje recibieron servicios de educación especial; menos del 20% de los niños recibieron atención de salud mental necesaria. El cuidado dental desatendido es generalizado. Y si el seguro de salud es una necesidad básica, 7.3 millones (9.8%) de niños experimentaron esta negligencia en 2012. Tales circunstancias pueden considerarse negligencia social. Además, la pobreza parece estar fuertemente asociada con el abandono, así como también obstaculiza la salud y el desarrollo de los niños. Esto también, en una sociedad próspera, constituye negligencia social.

EVALUACIÓN DE POSIBLE DESCUIDO

Dubowitz (2013), dice que la heterogeneidad de la negligencia no permite un enfoque específico para evaluar el conjunto de posibles circunstancias. Principios generales para la evaluación de una posible negligencia

  • Los niños verbales deben ser entrevistados por separado, a un nivel de desarrollo apropiado. Las posibles preguntas incluyen: “¿Qué sucede cuando te sientes enfermo? ¿Quién te ayuda si tienes un problema? ¿A quién recurrirías si te sientes triste?
  • ¿Las circunstancias indican que la (s) necesidad (s) del niño (a) no se están cumpliendo adecuadamente? ¿Hay evidencia de daño real? ¿Hay evidencia de daño potencial y sobre qué base?
  • ¿Cuál es la naturaleza de la negligencia?
  • ¿Hay un patrón de negligencia? ¿Hay otras formas de abandono o abuso? ¿Hubo participación previa de CPS?
  • ¿Cuál es el riesgo de daño inminente y de qué gravedad?
  • ¿Qué está contribuyendo a la negligencia? Considere las categorías enumeradas en “Etiología”.
  • ¿Qué fortalezas / recursos hay?
  • – Niño (por ejemplo, el niño quiere ir a la escuela, lo que requiere una mejor salud)
  • – Padre (por ejemplo, el padre quiere que el niño sea feliz)
  • – Familia (por ejemplo, otros miembros de la familia dispuestos a ayudar)
  • – Comunidad (p. Ej., Programas para padres, familias)
  • ¿Qué intervenciones se han intentado, con qué resultados? ¿Qué ha hecho el psiquiatra para abordar el problema?
  • ¿Cuál es la posibilidad de que otros niños en el hogar también sean descuidados (una ocurrencia común)?
  • ¿Cuál es el pronóstico? ¿Está la familia motivada para mejorar las circunstancias y aceptar ayuda o resistencia? ¿Hay recursos adecuados, formales e informales, disponibles?

Dubowitz (2013), da algunos principios generales para abordar la negligencia infantil

  • Transmite preocupaciones a la familia, amablemente pero con franqueza. Evita culpar.
  • Sea empático e interesado en ayudar o sugerir otro psiquiatra.
  • Ayuda a abordar los factores contribuyentes, priorizando aquellos más importantes y susceptibles de ser remediados (por ej., Recomendar tratamiento para la depresión de una madre). Los padres pueden necesitar abordar sus problemas para que puedan cuidar adecuadamente a sus hijos. Los programas de crianza pueden ayudar.
  • Comience con un enfoque menos intrusivo, generalmente no servicios de protección infantil.
  • Establecer objetivos específicos (p. Ej., La hiperactividad de un niño será adecuadamente controlada), con resultados mensurables utilizando escalas de calificación estandarizadas. Del mismo modo, los consejos deben ser específicos y limitarse a unos pocos pasos razonables.
  • Involucrar a la familia en el desarrollo del plan, solicitar su opinión y acuerdo.
  • Aproveche las fortalezas y brinde un gancho valioso para involucrar a padres e hijos.
  • Fomente el funcionamiento familiar positivo, por ejemplo, cómo un padre puede estar más involucrado.
  • Sea innovador y considere los recursos disponibles, como el uso de ollas y sartenes para jugar. Aliente la lectura para promover la alfabetización y la intimidad. 24
  • Aliente apoyos informales de familiares y amigos.
  • Considere el apoyo disponible a través de la afiliación religiosa de una familia.
  • Considere la necesidad de servicios concretos (por ejemplo, Asistencia Médica, Asistencia Temporal para Familias Necesitadas, Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria).
  • Considere las necesidades específicas de los niños, dado lo que se sabe sobre los posibles resultados de la negligencia.
  • Conocer los recursos de la comunidad y facilitar referencias apropiadas.
  • Considere la necesidad de involucrar a los servicios de protección infantil, particularmente cuando se trata de daños moderados o graves, y cuando las intervenciones menos intrusivas han fallado.
  • Presente el informe como necesario para aclarar la situación, de modo que el niño y la familia reciban la ayuda adecuada. La mayoría de los estados han desarrollado recientemente sistemas de respuesta alternativos, especialmente por negligencia. Este enfoque se centra en ayudar a las familias a mejorar, en lugar de investigar lo que se hizo mal. Intenta ser conciliador y constructivo, en lugar de punitivo. Lo más importante es que prioriza el corazón del problema: abordar las necesidades de los niños y las familias.
  • Un contrato escrito y firmado ayuda a documentar el plan acordado: una copia para el padre y otra para la historia clínica.
  • Brinde apoyo, seguimiento, revisión del progreso y ajuste el plan si es necesario.

Según afirma Dubowitz (2013), es importante reconocer que la negligencia a menudo requiere una intervención a largo plazo con apoyo y monitoreo continuo. En cuanto a las diferentes prácticas culturales y religiosas, la humildad es esencial. Evite un enfoque etnocéntrico (es decir, creer que “mi camino es el correcto”). Alternativamente, aunque es importante respetar las diferentes prácticas culturales, no debemos aceptar aquellas que claramente perjudican a los niños. Podemos trabajar con padres y líderes religiosos y culturales para buscar un compromiso satisfactorio; sin embargo, a veces no se puede llegar a un acuerdo y el niño se ve perjudicado o en riesgo. Los criterios para la participación legal incluyen:

1) el tratamiento rechazado por los padres tiene beneficios sustanciales sobre la alternativa;

2) no recibir el tratamiento recomendado causará un daño grave;

3) con tratamiento, es probable que el niño disfrute de una “alta calidad” de vida; y

4) en el caso de los adolescentes, deben consentir al tratamiento

Según  DePanfilis (2006), en la parte inicial de recopilación de información del proceso, el asistente social debe hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los factores de riesgo y las necesidades del familiar que afecta la seguridad, la permanencia y el bienestar?
  • ¿Cuáles son los resultados de la negligencia que afectan la seguridad, permanencia y bienestar?
  • ¿Cuáles son las fortalezas individuales y familiares?
  • ¿Qué perciben los miembros de la familia como sus necesidades y fortalezas?
  • Lo que debe cambiar para que los efectos de descuido a ser abordado y el riesgo de negligencia y otros malos tratos para ser reducidos o eliminados?
  • ¿Cuál es el nivel de preparación del padre o cuidador motivación y capacidad de cambio para garantizar seguridad, permanencia y bienestar familiar?

Los trabajadores sociales necesitan realizar buenas entrevistas y tener habilidades analíticas para involucrar a la familia, reunir y organizar la información, analizar e interpretar el significado de la información, y sacar conclusiones precisas basadas en la evaluación. Para lograr los propósitos de la evaluación familiar, los trabajadores sociales deben:

  • Revisar la evaluación o la información de la investigación inicial;
  • Comenzar a desarrollar un plan de evaluación familiar;
  • Llevar a cabo la evaluación familiar entrevistando a todos miembros del hogar y otras personas la familia identifica como tener un interés en el seguridad y bienestar del niño;
  • Consultar con otros profesionales según corresponda;
  • Desarrollar un plan de seguridad, si es necesario;
  • Analizar información y tomar decisiones.

Segun New York State Office of Children and Family Services. (2003) ¿que preguntas específicas debo hacerle a un padre que cometió algun tipo de maltrato o negligencia con su hijo?

Preguntas sobre abuso físico:

  • Noté que su hijo tiene un gran moretón en su brazo. Cuéntame sobre eso. ¿Cómo ocurrió eso?
  • ¿Alguien golpeó a su hijo? ¿Quién fue?
  • ¿Dónde sucedió esto?
  • ¿Cuando sucedió? ¿Ha pasado antes? ¿Cuando fue la ultima vez?
  • ¿Con qué fue golpeado su hijo?
  • ¿Por qué golpearon a su hijo?

Preguntas sobre abuso sexual:

  • Noté que su hijo tiene alguna descarga en su ropa interior. ¿Qué crees que es
  • causando eso? Si el padre dice que no lo sé, responda: “¿Cuál es tu mejor suposición?”
  • La prueba de gonorrea de su hijo resultó positiva. ¿Qué crees que causó esta infección?
  • Su hijo parece sentirse incómodo al ponerse ropa de gimnasia en el vestuario. Qué hacer
  • ¿Crees que está pasando?
  • Se observó a su hijo fingiendo tener algún tipo de relación sexual con otro preescolar. Cómo
  • ¿Crees que él / ella aprendió sobre eso?

Preguntas sobre negligencia:

  • Cuéntame sobre la última comida que comió tu hijo. ¿Cuándo y qué comió su hijo?
  • ¿Alguien en su familia a menudo siente hambre y no tiene nada para comer?
  • ¿Qué sucede en su casa cuando su hijo se porta mal? ¿Cómo lo manejas?
  • Noté que su hijo ha estado faltando a la escuela últimamente. ¿Qué puedes decirme acerca de eso?
  • Escuché que su hijo se escapó de casa. ¿De qué va todo eso?
  • Me parece que su hijo no quiere irse a casa después de la escuela. ¿Puedes hablarme
  • sobre eso?
  • ¿Cuál fue tu experiencia con el uso de drogas? ¿Qué tal el alcohol?
  • Veo que ha estado enfermo durante mucho tiempo. ¿Has visto a un doctor o enfermera sobre este problema?

Referencias

Archokc (s.f.).Procedimientos para Reportar Abuso Infantil y Negligencia de Menores. Obtenido el 02-08-2018 de http://www.archokc.org/safeenvironment/documents/safe-environment-coordinator-area-1/1066-tri-fold-brochure-spanish-1/file

DePanfilis,D. (2006).Child Neglect: A Guide for Prevention, Assessment, and Intervention. Obtenido el 02-08-2018 de https://www.childwelfare.gov/pubPDFs/neglect.pdf

Dshs (s.f.).CÓMO PROTEGER al niño del maltrato y la negligencia.Una guía para reconocer y denunciar el maltrato y la negligencia de menores.  Obtenido el 02-08-2018 de https://www.dshs.wa.gov/sites/default/files/SESA/publications/documents/22-163SP.pdf

Dubowitz (2013).Neglect in Children. Obtenido el 02-08-2018 de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4288037/

Healthychildren.(05-09-2013).Abuso infantil: lo que todo padre y toda madre deben saber. Obtenido el 02-08-2018 de https://www.healthychildren.org/Spanish/safety-prevention/at-home/Paginas/Child-Abuse-What-Every-Parent-Should-Know.aspx

Marcano,N. (11-03-2016).¿Qué es considerado abuso y negligencia de menores en EE.UU.? Obtenido el 02-08-2018 de https://www.aboutespanol.com/que-es-considerado-abuso-y-negligencia-de-menores-en-ee-uu-2932645

New York State Office of Children and Family Services. (2003).Targeted Questions When You See An Indicator. Obtenido el 02-08-2018 de http://www.dorightbykids.org/how-do-i-recognize-child-abuse-and-neglect/targeted-questions-when-you-see-an-indicator

Rodríguez Camón,E. (s.f.).Las distintas formas de maltrato infantil. Obtenido el 02-08-2018 de https://psicologiaymente.net/desarrollo/formas-maltrato-infantil

 

 

 

 

Los cristianos: ¿debemos ser personas tolerantes o intolerantes? parte VIII


Los cristianos: ¿debemos ser personas tolerantes o intolerantes?

parte VIII

Por Paulo Arieu

Rembrandt[1].La discusion entre San Pedro y San Pablo

En la epístola a los Gálatas capítulo 2, vemos otro caso de intolerancia justificada: Pablo enfrenta a Pedro por su hipocresía judaizante. Sin dudas, Pablo actuó intolerantemente, pero tenía una gran razón para actuar asi. Pero ¿quienes eran los judaizantes? Rzancarrera, un teólogo católico, explica acerca de estos grupos  comentando quienes eran, de donde provenían y en que creían:

Parece que se trata de cristianos adeptos a una práctica judía exagerada o estricta que los separaba de los cristianos moderados, representados por apóstoles tales como Pedro, Pablo e incluso Santiago. Se ha llegado a pensar que eran de origen fariseo, pues preconizaban la circuncisión a veces. Habría que relacionarlos al parecer con los falsos maestros de la vecina Colosas, los cuales propugnaron la veneración de los espíritus elementales del mundo (Gal 4:3.9; Col 2:8,20) y la observancia de días, meses, estaciones y años (Gal. 14:10; Col 2:16). Los judaizantes gálatas no sostenían, según parece la observancia de toda la ley de Moisés, sino la adopción de ciertas prácticas judías. Pablo rechazaba sus demandas a favor de la circuncisión, la celebración de fiestas especiales (judías) y la veneración de los ángeles o espíritus. El Apóstol afirma que el hecho de someter al hombre a la circuncisión le obliga a observar toda la Ley (5:2-3). Es difícil afirmar si ellos conocían la decisión del concilio de Jerusalén sobre la circuncisión (Hech 15:1-12). No obstante, conviene advertir que Pablo les cita el concilio. Se observa una relación con el transfondo esénico y de Qumrán.[0]

Cual era el objetivo principal de estos grupos? Según este teólogo católico

El objetivo fundamental de este grupo es que los gálatas se hagan circuncidar (6:13). Ninguna otra carta concede tanta importancia a este problema. La argumentación de los judaizantes es muy simple: Abrahán recibió la ley de la circuncisión como signo de la alianza para siempre entre Dios y sus descendientes (Gn. 17:9-14). Solo los circuncisos pueden pretender la herencia de Abrahán. La predicación sobre la circuncisión supone la creencia en el valor definitivo de la alianza del Sinaí. Tal es el punto de vista normal del judaísmo.[1]

El comentarista biblico William Hendriksen explica acerca del caracter hipócrita de los judaizantes diciendo que ellos no respetaron la decision del Concilio de Jerusalen:

Pero los judaizantes no iban a rendirse así no más. Siguieron a Pablo pisándole los talones, a fin de destruir los resultados de su trabajo. En Antioquía fueron culpables en parte por la conducta reprochable de Pedro (Gá. 2:11, 12). Recorrieron Galacia insistiendo que los gentiles fuesen circuncidados como un medio de salvación (Gá. 5:2, 3; 6:12). No negaban la necesidad de la fe en Cristo, pero proclamaban fuertemente que la circuncisión y otros requerimientos adicionales también eran necesarios (4:9, 10). Sin embargo, con una asombrosa inconsistencia, no insistieron en la obediencia a toda la ley (5:3). Con el fin de reforzar su causa, trataron de levantar sospechas en cuanto a Pablo. Trataron de desacreditarlo, afirmando que su apostolado no era de Dios sino de los hombres, y que por eso su evangelio era de segunda mano (Gá. 1:1; cf. 1 Co. 9:1ss); que sólo trataba de ganarse el favor de los hombres (Gá. 1:10), y que cuando le convenía, él mismo predicaba la circuncisión (5:11). Pablo sabía que estos alborotadores sólo eran cristianos nominales. Eran hipócritas e inconsistentes, porque mientras trataban de forzar a otros a observar la ley, ellos mismos fallaban al no cumplirla (Gál. 6:13). Su meta era: a. evitar la persecución por parte de los judíos, y b. a causa de su ambición personal, gloriarse en la carne de sus seguidores; es decir, poder señalar con orgullo, que debido a sus (las de los judaizantes) exhortaciones apremiantes, los gentiles habían recibido la circuncisión (4:17; 6:13).[2]

William Barclay comenta que

Debemos recordar el exclusivismo rígido de los judíos más fanáticos. Se consideraban el pueblo escogido de tal manera que implicaba el rechazo de todos los demás. «El Señor es misericordioso y lleno de gracia. Pero lo es solamente con los israelitas; a las otras naciones las aterra.» «Los gentiles son como estopa o paja que se quema, o como las motas que dispersa el viento.» «Si un hombre se arrepiente, Dios le acepta; pero eso se aplica solamente a Israel, y no a los gentiles.» «Ama a todos, pero odia a los herejes.» Este exclusivismo entraba en la vida diaria. Un judío estricto tenía prohibido hasta tener una relación comercial con un gentil; no debía hacer un viaje con un gentil; no debía ni dar hospitalidad ni aceptarla de un gentil.[3]

Leemos en el libro de Gálatas, que el apostol Pablo exhortó al apostol Pedro dado que su conducta era de reprochar y ponía en peligro el futuro del cristianismo.

Pero cuando Pedro llegó a Antioquía, tuve que enfrentarlo cara a cara, porque él estaba muy equivocado en lo que hacía.  Cuando llegó por primera vez, Pedro comía con los creyentes gentiles, quienes no estaban circuncidados; pero después, cuando llegaron algunos amigos de Santiago, Pedro no quiso comer más con esos gentiles. Tenía miedo a la crítica de los que insistían en la necesidad de la circuncisión.  Como resultado, otros creyentes judíos imitaron la hipocresía de Pedro, e incluso Bernabé se dejó llevar por esa hipocresía. Cuando vi que ellos no seguían la verdad del mensaje del evangelio, le dije a Pedro delante de todos los demás: «Si tú, que eres judío de nacimiento, dejaste a un lado las leyes judías y vives como un gentil, ¿por qué ahora tratas de obligar a estos gentiles a seguir las tradiciones judías? »Tú y yo somos judíos de nacimiento, no somos “pecadores” como los gentiles. Sin embargo, sabemos que una persona es declarada justa ante Dios por la fe en Jesucristo y no por la obediencia a la ley. Y nosotros hemos creído en Cristo Jesús para poder ser declarados justos ante Dios por causa de nuestra fe en Cristo y no porque hayamos obedecido la ley. Pues nadie jamás será declarado justo ante Dios mediante la obediencia a la ley». Pero supongamos que intentamos ser declarados justos ante Dios por medio de la fe en Cristo y luego se nos declara culpables por haber abandonado la ley. ¿Acaso esto quiere decir que Cristo nos ha llevado al pecado? ¡Por supuesto que no! (Gálatas 2:11-17 NTV).

En un momento inicial, Pedro no había tenido problemas en aceptar en igualdad de condiciones, a los cristianos de origen gentil. Incluso, el había aceptado comer con ellos a pesar de que los gentiles no guardaban los preceptos de la ley de Moisés (relacionado con los alimentos) (Ver Gálatas 2:11-12). De esa manera, Pedro seguía fundamentalmente las conclusiones a las que había llegado cuando se produjo la conversión del centurión Cornelio (Ver Hechos 10) y mantenía el principio que consistía en creer que la salvación derivaba de la fe en el mesías Jesús y no por cumplir la ley mosaica. Este era un principio que también era defendido por Pablo y Bernabé.

Sin embargo, se produjo una circunstancia que cambió el panorama:

  • “pero después que vinieron, dio marcha atrás (Pedro) y se apartó, porque tenía temor de los de la circuncisión. Y en su simulación participaron también los demás judíos, de manera que incluso Bernabé se vio arrastrado por su hipocresía” (2:12-13).

En otras palabras, Pedro había cedido en un momento determinado a las presiones de algunos judeo-cristianos y había abandonado la práctica de comer con los cristianos gentiles por temor a las críticas de los judaizantes. Esta conducta es calificada por Pablo como una conducta hipócrita. La reacción de Pablo ante ese comportamiento había sido tremenda:

  • “… cuando vi que no caminaban correctamente de acuerdo con la verdad del evangelio dije a Pedro delante de todos: ¿porqué obligas a los gentiles a judaizar cuando tu, pese a ser judío, vives como los gentiles y no como un judío? Nosotros, que hemos nacido judíos, y no somos pecadores gentiles, sabemos que el hombre no es justificado por las obras de la ley sino por la fe en Jesús el mesías y hemos creido asimismo en Jesús el mesías a fin de ser justificados por la fe en el mesías y no por las obras de la ley ya que por las obras de la ley nadie será justificado” (Gálatas 2:14-16).

Pablo había acusado a Pedro por actuar con hipocresía, desvirtuando asi el mensaje del Evangelio. Para Pablo, era obvio que la justificación no procedía de cumplir las obras de la ley sino, por el contrario, de creer en Jesús el Mesías. Por esta razón, el someter a los gentiles a un comportamiento judaico contribuiría a que ellos pensaran que su salvación podía derivar de su obediencia a la Ley mosaica y no como producto de la obra que realizó Jesús en la cruz del Calvario.

William Barclay también comenta que dificil era la convivencia armoniosa entre judíos y cristianos. El cristianismo había traído la paz entre ambas etnias (ver Efesios 2:14), pero esta situación que estaba provocandose destruía tambien esa paz entre ambos grupos.

Aquí en Antioquía surgió un problema tremendo: en vista de todo esto, ¿podían sentarse juntos los judíos y los gentiles en una comida congregacional? Si se cumplía la ley antigua, está claro que era imposible. Pedro vino a Antioquía, y, en un principio, apartándose de los antiguos tabúes en la gloria de la nueva fe, participaba de la comida en común entre judíos y gentiles. Entonces llegaron algunos de Jerusalén que eran del bando judío tradicionalista. Usaban el nombre de Santiago, aunque seguramente no representaban su punto de vista, y se metieron tanto con Pedro que acabó por retirarse de la comida congregacional. Los otros judíos se retiraron también con él, y por último hasta Bemabé se vio implicado en esta secesión.[4]

Fue entonces cuando Pablo habló con toda la intensidad de que era capaz su naturaleza apasionada, porque vio claramente algunas cosas, según explica Barclay [5]:

a) Una iglesia deja de ser cristiana cuando hace discriminación de clases. En la presencia de Dios, una persona no es judía ni gentil, noble ni plebeya, rica ni pobre; es un pecador por quien Cristo murió. Si las personas comparten una común filiación, también tienen que ser hermanas.
b) Pablo vio que esa acción intensa era necesaria para contrarrestar la escisión que había tenido lugar. No esperó; intervino. No influía en él el hecho de que estuviera en ello el nombre y la conducta de Pedro. Era algo malo, y eso era todo lo que le importaba a Pablo. Un nombre famoso no puede nunca justificar una acción infame. La acción de Pablo nos da un ejemplo gráfico de cómo un hombre fuerte en su firmeza puede poner en jaque una desviación del curso correcto antes de que se convierta en una criada.

San Agustín en su carta (carta LXXXII –CXVI-22) a San Jerónimo comenta:

“Administrador fiel, el apóstol Pablo, sin duda alguna nos ofrece fe en lo que escribe, pues es administrador de la verdad, no de la falsedad. Y, por lo tanto, verdad dice cuando escribió sobre que vio al apóstol Pedro no marchar según la verdad del Evangelio y que le resistió en su cara porque forzaba a los gentiles a judaizar: Y Pedro mismo recibió con la santa y benigna dulzura de la humildad, lo que fue dicho útilmente y con la libertad de la caridad de Pablo: raro y santo ejemplo que da a la posteridad, para que no desdeñen ser corregidos por los menos ancianos si se apartasen de la recta senda. Y Pablo, para que aún los menos ancianos tengan la intrepidez de resistir a los mayores en defensa de la verdad evangélica, salva la caridad fraterna. Ciertamente, es mejor no desviarse en nada del camino que torcerlo hacia algún lado; pero mucho más admirable y laudable es recibir de buena gana al que corrige, que audazmente corregir al que se desvía. Pablo debe ser alabado por su justa libertad, y Pedro por su santa humildad” [6]

Según la opinión de Santo Tomás de Aquino

«parece que Pedro fue culpable de un escándalo activo» (Suma Teológica, III, q. 103, a. 4, ad 2); mas el doctor Angélico especifica que Pedro cometió un pecado venial de fragilidad, no deliberado (cf. Quest. disput., De Veritate, q. 24, a. 9; Quest. disput.,De malo, q. 7, a. 7, ad 8um), por una prudencia excesiva al no querer contrariar a los judíos conversos al cristianismo.

La bronca de Pablo era, además, porque con esa actitud de Pedro, se borraba lo decidido en aquel histórico concilio de Jerusalen (ver Hechos 15 y Gálatas 2:1-10). William Hendriksen explica que

En la reunión del concilio general los judaizantes se aprovecharon de la oportunidad para defender su posición (Hch. 15:5). Sin embargo, después de haberse dado un tiempo adecuado para esta “discusión”, Pedro se levantó, y con palabras muy oportunas defendió la completa igualdad entre judío y gentil: Dios no hizo ninguna diferencia entre ellos y nosotros”. Pedro señala que el camino de la salvación es el mismo para judíos y gentiles (15:7–11). Después de una pausa respetuosa, Pablo y Bernabé se pusieron en pie y relataron a la asamblea las extraordinarias bendiciones que Dios había derramado sobre los gentiles, “las señales y maravillas” con que El había colocado su sello de aprobación sobre la obra de sus embajadores (15:12). Después Jacobo dio su opinión. Movido por el hecho de que lo que había acontecido en el mundo gentil era el cumplimiento evidente de la profecía (Am. 9:11, 12), dijo: “Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a Dios”. Sin dañar en ninguna forma la doctrina de la justificación por la sola fe, sin las obras de la ley, Jacobo, quien era un hombre muy práctico, sugirió que se adoptara cierta reglamentación que, en este período de transición, haría posible que judíos y gentiles viviesen juntos en armonía y paz (Hch. 15:20, 21). [7]

Tambien Hendriksen explica que

Los apóstoles y los ancianos, juntos con “toda la iglesia”, llegaron a un acuerdo general y decidieron colocar su decisión en un decreto escrito, algo como una carta constitucional de la libertad, la que debía ser enviada a Antioquía por mano de Pablo, Bernabé y otros dos líderes (15:22–29). La llegada de estos hombres y el mensaje que traían produjo regocijo general (15:31). La decisión de esta conferencia fue comunicada a Antioquía, Siria y Cilicia (15:23), y también a las ciudades de Galacia del sur (16:1–4). “Así que las iglesias eran confirmadas en la fe, y aumentaban en número cada día” (16:5). [8]

Dos palabras importantes a tener en cuenta:

1) “Resistir”, del latín “re-sistere”, permanecer firme… o estable, sin dejarse tumbar, ante alguien o algo que se nos opone; hacer un esfuerzo contrario que permita oponerse a la acción de alguien o de algo (Nuovo Zingarelli, Vocabulario della lingua italiana).
2) “Reprensible”, del latín “re-prehendere”, digno de ser reprendido, reprobado, corregido, desaprobado, criticado, reconvenido a fuer de erróneo (Nuovo Zingarelli, ivi). «La frase “se había hecho reprensible” (de la Vulgata) la traducen algunos exégetas como (…) esta otra: “se había puesto de parte del error”.

Tertuliano había definido el fallo o el error de Pedro, como “yerro de conducta, no de doctrina” (De praescriptione haereticorum, XXIII)» (G. Ricciotti, Las epístolas de San Pablo, Roma, ed. Coletti, 1949, 3 ª edición, pp. 227-228). Pero si bien es verdad que no fue un error de doctrina cristológico, sino de actitud (un pecado ético) y un atentando en contra de las doctrinas de la Gracia, que predicaba el apostol Pablo, no por esto debemos estar de acuerdo con Tertuliano, quien no parece comprender o minimiza la importancia de las “Doctrinas de la Gracia”. De todo esto que sucedió, es que se deduce y se comprende la severidad de Pablo en su exhortación.

En conclusión, Pedro pecó de manera extraña siendo que el era un hombre tan lleno del Espíritu del Señor. Según la opinión de algunos teólogos como Tertuliano, Pedro pecó sólo levemente (venialmente y con un pecado venial de fragilidad). Sin embargo, vemos que su pecado fue grave porque de haber prosperado su actitud, habría destruído la enseñanza bíblica de la salvación por gracia (ver Efesios 2:8-9): y hoy en día, posiblemente, el cristianismo sería tan solo una secta mas del judaísmo. Mas el apostol Pablo le resistió en público por su actitud hipócrita (Gálatas 2:11). Lo positivo de todo esto esa situación fue que las doctrinas de la Gracia no sucumbieron y el cristianismo siguió su curso. También es positivo el hecho que Pedro fue lo bastante humilde como para corregir su error conductual, el que habría podido favorecer el error doctrinal de los judaizantes, quienes como ya he citado al principio de este artículo, querían someter a los gentiles a las prescripciones mosaicas. No se puede negar la resistencia de Pablo a Pedro ya que consta en la revelación divina: “Pero cuando Céfas fue a Antioquía, en su misma cara le resistí, porque se había hecho reprensible, (…) delante de todos” (Galatas 2:11,14).

Santo Tomás de Aquino se pregunta, y con razón, si es más de admirar el coraje de San Pablo o la humildad de Pedro, que se aguantó la reprensión sin protestar ni rebelarse contra el cuestionamiento de Pablo ni se la agarró contra el Señor. Si, es verdad, Pablo fue intolerante con Pedro ya que este era tolerante con los judaizantes. Y esto era una actitud que podría haber hecho mucho daño a la fe cristiana. Pedro se mereció la reprensión pública del apostol Pablo. Su exhortación, como hemos citado es completamente justificable. La actitud del apostol Pablo en dirección a Pedro es fruto de una santa intolerancia. Los cristianos debemos ser personas tolerantes, claro que si, pero con este pasaje queda demostrado que la tolerancia tiene un límite. Pasar de ese límite puede significar poner en riesgo el futuro del cristianismo, como hubiese sucedido si Pablo no exhorta a Pedro. Pero tambien es verdad que Pedro actuó con humildad en respuesta a la controversia suscitada con Pablo.

Como escribió el apostol Pablo

  • “Pero en cuanto a mí, lejos esté gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo”, palabras de Pablo (Galatas 6:14).

Y como también dijo nuestro Señor Jesucristo a los judíos fariseos, acerca de la hipocrecía: 

  • Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, Mas su corazón está lejos de mí. (Marcos 7:6)

Dios lo bendiga mucho.

Notas

[0] https://rsanzcarrera2.wordpress.com/2008/06/11/%C2%BFquienes-son-los-judaizantes-de-las-comunidades-galatas/

[1] Ibid

[2] Hendriksen,W. (2005). COMENTARIO AL NUEVO TESTAMENTO Exposición de Gálatas. Libros Desafio. Grand Rapids. MI., EE.UU.  p.27-28

[3] Barclay, William. COMENTARIO AL NUEVO TESTAMENTO -Tomo 10-  Gálatas y Efesios.

[4] Ibid

[5] Ibid

[6] http://www.catolicidad.com/2009/07/la-reprension-de-san-pablo-al-primer_10.html

[7] Hendriksen,W. (2005). COMENTARIO AL NUEVO TESTAMENTO Exposición de Gálatas. Libros Desafio. Grand Rapids. MI., EE.UU.  p.27-28

[8] Hendriksen,W. (2005). COMENTARIO AL NUEVO TESTAMENTO Exposición de Gálatas. Libros Desafio. Grand Rapids. MI., EE.UU.  p.27-28

CAPITALISMO Y RELIGIONES


CAPITALISMO Y RELIGIONES

Por Alberto Mansueti

Las masivas migraciones de católicos a Iglesias evangélicas en América latina, dan lugar a masivas cantidades de artículos, notas periodísticas, estudios académicos, etc., incluso en inglés, porque es tema favorito de profesores gringos.

Aquí tenemos el 40 % de los católicos del mundo, pero la migración arrecia, según los reportes del Pew Research Center. En 1970, unos 9 de cada 10 encuestados se declaraba “católico”; y hoy son 7. Casi el 20 % revista como “evangélico” o “protestante”, bautizados católicos más de la mitad.

Los obispos católicos escriben preocupados por “las sectas”; los jefes evangélicos celebran las “conversiones”; los eruditos en sociología religiosa se interrogan por “las causas”; y algunos liberales festejan también, porque aun agnósticos en su mayoría, recuerdan el librito de Max Weber: “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”.

Una pregunta hacen todos: “¿Cuáles diferencias ven tantos millones de católicos en las Iglesias evangélicas, que les llevan a cambiar su religión”? Pero yo me hago la pregunta contraria: “¿Cuáles semejanzas ven”? Es obvio que hay diferencias, y por eso se cambian; pero no deben ser tantas ni tan grandes, porque de otro modo nadie se cambiaría tan fácil, tan rápido, y tan masivamente. Ven y oyen cosas que les suenan familiares, por eso se hallan cómodos en su nuevo hogar.

En las semejanzas está la clave: la gran mayoría salta de un catolicismo popular, muy folklórico y algo sincrético, a un pentecostalismo popular, también muy folklórico y algo sincrético. Con poco estudio bíblico serio, porque en este catolicismo no hay casi Biblia, y en este pentecostalismo lo que abunda es repetir versículos fuera de contexto, y cada quien interpreta como quiere. El tránsito de una a la otra vía de “religiosidad popular”, es facilitado por un trasfondo común, procedente de la cosmovisión “dualista”: la de este mundo y el “otro mundo”, el sobrenatural, de los espíritus, típica de los cultos chamánicos originarios de América, con sus liturgias de conexión y pasaje entre ambos mundos.

Catolicismo y pentecostalismo populares tienen mucho parecido, entre sí, y con la santería; por eso tanta gente va a Misa y al culto evangélico, sin dejar de hacerse leer, de vez en cuando, la borra del café. Lo normal en el pueblo llano es el politeísmo, y “propiciar” a todos los dioses, diosas y espíritus, conforme todas las clases de ceremonias rituales, para no disgustar a nadie del “otro mundo”. Eso no es católico ni protestante ni cristiano; es anti-cristiano. Lo cristiano es el Reino de Dios, gobernando “así en la tierra como en el cielo”.

(1) El cristianismo “católico” (universal) de los antiguos Concilios ecuménicos (mundiales) sufrió una quiebra en 1054, con el Cisma de Oriente: el cristianismo “occidental” se separó del oriental. Y en Occidente hubo otra quiebra, con la Reforma; y desde el Concilio de Trento, 1545-63, surgieron el cristianismo “reformado” y el catolicismo “romano”. Pero en Roma, desde el siglo XIX, predominan las doctrinas de los jesuitas, cuya orden fue suprimida en 1773, y rehabilitada en 1814. Tras diversas pugnas, en el Concilio Vaticano I, 1869-1870, se separaron los “Viejos Católicos”; y en el Vaticano II, 1962-65, tradicionalistas y conservadores se apartaron del “mainstream”.

En esta América el catolicismo oficial es más “jesuita” que “romano”. Por eso el énfasis en la Virgen, los santos, el Papa, y todo lo que sea “anti-protestante”; incluido el anti-capitalismo, ya que se ve el capitalismo, y con bastante razón, como un fruto de la Reforma. ¿Y qué hay del catolicismo popular, ese de las novenas, rosarios, medallas y estampitas “milagrosas”, el culto a los santos, al Papa de turno, y peregrinajes al Vaticano? Es la versión folklórica y sincrética de esa forma jesuita de catolicismo.

(2) El cristianismo protestante fue bien en su tarea hasta el siglo XIX; pero pese al “fundamentalismo”, no le hizo fuerte resistencia al “liberalismo teológico” (modernismo), al romanticismo, al evolucionismo, al socialismo, existencialismo, y a todos los “ismos” siguientes. Al margen de las Iglesias establecidas y sus seminarios académicos nació el “revivalism”, con el “Segundo Gran Despertar”, en Angloamérica, entre 1790 y 1820, y su “bautismo en el Espíritu Santo”, con vivo agitar de emociones y sentimientos. Y el “pentecostalismo”, con el “Avivamiento de la calle Azusa”, en Los Ángeles, 1906, y el popular predicador William Seymour, de la Iglesia Metodista Afro-americana. El pentecostalismo es anti-doctrinario y sincrético: toma creencias protestantes, y otras que supone del “cristianismo primitivo”, reales o imaginarias; y entre las reales, algunas heréticas, como las gnósticas, y las desviaciones judaizantes.

Y aquí el protestantismo oficial es más “modernista” que “evangélico”; hace tiempo se ha plegado a la “corrección política”, y a las Agendas feminista, ecologista, de izquierda, y pro-LGTB. ¿Y qué hay del pentecostalismo popular, el que “habla en lenguas”, el de las sanidades, prosperidades y “liberaciones” milagrosas, el diezmo, el culto al Pastor (o a la Pastora, al Apóstol o Profeta), y los peregrinajes a “la tierra de Israel”? Lo que ya vino sincrético de fábrica, se hizo más sincrético en esta versión popular de esa forma de cristianismo no católico. Por eso sus ambivalencias y contradicciones: unos pastores adhieren al anti-capitalismo inflexible de los jesuitas, y otros hacen voto de riqueza, cual cardenales renacentistas; unos rechazan la política y lo relacionado con ella, y otros se inscriben para candidatos, o fungen de “príncipes electores”, aunque no con agendas políticas sino eclesiásticas.

(3) La ética del capitalismo es “protestante”; pero no sólo protestante. Leyendo bien a Max Weber y autores weberianos, se sabe que es la ética “mosaica”; la Biblia hebrea, con sus Diez Mandamientos, de Israel en tiempos de los Jueces: trabajo honesto, disciplina, ahorro, gobierno limitado, comercio libre y empresa. Es todo. Pero es la misma de los cristianos “católicos” cuando las reformas previas a Lutero, las cluniacense y cisterciense, siglos X y XII respectivamente. Sus monasterios benedictinos fueron también empresas capitalistas racionales y exitosas; y como siempre pasa con el capitalismo, trajo mucho progreso y bienestar a mucha gente. Cuando en el siglo XV el monacato estaba muy degradado, se hizo la reforma protestante, con su vuelta a la ética mosaica o “judeo-cristiana”.

Pero no todo judaísmo siguió siempre “mosaico”: surgió el talmudismo en la Edad Media, con sus escuelas y tradiciones rabínicas; y en los siglos XIX y XX, el judaísmo también fue afectado por la catarata de “ismos”, hasta el sionismo, o sea judeo-socialismo. Al Islam le pasó también: en diversos países de todo el mundo, musulmanes fueran calmos y pacíficos agricultores, artesanos, profesionales, industriales y comerciantes, según esos mismos cánones morales; y después surgieron los rechazos violentos a la cultura, tecnología, ética, capitalismo y civilización occidentales, tanto entre los sunnitas como entre los chiítas. Y de ellos nacieron los terrorismos.

Capitalismo liberal, el bueno, tendremos si hay líderes cristianos, católicos y protestantes, con información idónea para dejar los “misticismos” irracionales, tan típicos de la invasiva cosmovisión dualista de todos los paganismos esotéricos, viejos y nuevos, como la “New Age”, con sus magias y conjuros; y volver a la cosmovisión cristiana bíblica e histórica o clásica, de modo consecuente, y sin sectarismos. De otro modo seguirán dominando las ideas comunistas, socialistas y mercantilistas, y los politiqueros acomodaticios. O quizá algo peor, (¡Dios no quiera!): islamismo; y del malo.

¡Saludo para los buenos!

Los cristianos: debemos ser personas tolerantes o intolerantes? parte VII


Los cristianos: ¿debemos ser personas tolerantes o intolerantes?

parte VII

Por Paulo Arieu

image description

Continuamos explicando la tolerancia y la intolerancia. En esta séptima entrega, veremos una vez mas que Dios es tolerante con los pecadores, pero, por un breve tiempo nomás. En base al relato del adulterio del rey David (ver 2 Samuel 11) podemos ver que el rey David había mirado y deseado con lujuria a una mujer que no era ni su esposa ni tampoco alguna de sus tantas concubinas. Esta llamativa mujer se llamaba Betsabé. En base a 2 Samuel 11:2, entendemos que Betsabé era una mujer sumamente bella. Y David, atrapado totalmente por el deseo sexual, la mandó a llamar hasta su habitación en el Palacio. David actuó muy mal dado que ya le habían advertido que ella era una mujer casada. Tristemente, el rey David, completamente cegado en su mente por las pasiones pecaminosas, tomó a esta mujer en una relación adúltera. Pero esta degradación moral no terminó con la “aventura amorosa” del rey, sino que concluyó con el homicidio  de su marido, que se llamaba Urías, quien era un soldado fiel a David. Una vez muerto el valiente soldado Urías, David asume la tarea de tomar a Betzabé como esposa, que ahora estaba viuda. David le ocultó la verdad al pueblo, ocultando esta horrenda secuencia de pecados que comenzó con una simple mirada lujuriosa. Así, en una actitud de pecado no arrepentida, David continuó con sus labores como rey alrededor de un año. Un año en total actitud de hipocresía, celebrando las fiestas del pueblo de Israel !pero sin arrepentirse de toda su terrible maldad!

Pero David no se pudo esconder de la mirada del Señor. Por la gracia y bondad de Dios, va el profeta Natán a confrontar esta vergonzosa actitud de David. El Señor lo soportó a David por cerca de un año. Hasta que un día, se cansó de tolerar el pecado en David y envió al profeta a exhortarlo. Aunque el rey tenía autoridad de cortarle la cabeza a Natán y aun así continuar en su pecado oculto, Natán fue valiente al pararse delante del rey David para confrontarlo (ver 2 Samuel 12:1-14). Y Dios lo respaldó. Finalmente, David se arrepintió y el Señor lo perdonó. De esa relación amorosa con Bestabé, nacería  Salomón, el rey mas sabio que tuvo Israel. Sin dudas, !la soberanía de Dios es extraña!

A pesar de que David había matado a Goliat y que, con la ayuda del Señor, había salido triunfante en muchas batallas, David fue dominado por sus bajas pasiones. Obsesionado con la hermosa Betsabé, David envió a su soldado Urías, quien era el esposo de Betsabé, al frente de una batalla que era imposible de ganar, procurando así la muerte de su soldado. Como consecuencia. David trajo sobre si mismo la ira de Dios, la destrucción de su país y la mala voluntad de su pueblo quien espera que Betsabé pague el máximo precio por el adulterio cometido. Vemos que el Señor fue paciente con David durante un lapso de tiempo, pero finalmente, envió a su siervo Natán para que David tomase conciencia de lo horrible de su maldad. Dios es paciente, pero por un tiempo nomás. Finalmente, la paciencia de Dios también se acaba y el Señor avergonzará al pecador (si este aún no se ha arrepentido). Dios es bueno y paciente, pero El no tolera el pecado. Solamente El espera que los pecadores recapaciten y reconozcan su rebelión en contra del Creador. Pero cuando esto no sucede, Dios sabe como derramar sus juicios sobre los pecados de la humanidad. Lamentablemente, como dijo el pastor Miguel Nuñez: “El pecado siempre nos lleva más lejos de lo que pensábamos llegar”.[0] Y la Biblia nos dice que Dios no deja al pecador sin su justo y merecido castigo. El pecado en el corazón de David lo llevó a desear a la mujer del projimo y no conforme con involucrarse adúlteramente con ella, mandó a matar a su esposo. 

El libro de Proverbios nos advierte que no debemos despreciar la disciplina del Señor:

  • Hijo mío, no desprecies la disciplina del Señor, ni te ofendas por sus reprensiones.Porque el Señor disciplina a los que ama, como corrige un padre a su hijo querido (Proverbios 3:11-12 NVI).

Y el apostol Pablo enseña que no es prudente pretender jugar con nuestro Dios ni pretender engañarlo. Dios conoce todas las cosas, nada le es oculto:

  • No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará (Galatas 6:7 RV 1960).

Aprendamos a temer a Dios, acto que encierra un principio de sabiduría (ver Proverbios 1:7). El apostol Pablo escribió a los romanos que Todos los que han pecado sin conocer la ley, también perecerán sin la ley; y todos los que han pecado conociendo la ley, por la ley serán juzgados.”(Romanos 2:12 NVI). Pero tengamos también en cuenta las amonestaciones en contra de la idolatría, las exhortaciones que nos da la Palabra de Dios en la epístola a los Corintios:

Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar;  y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar,  y todos comieron el mismo alimento espiritual,  y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.  Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto.  Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar. Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil.  Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes.  Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor.  Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga (I Corintios 10:1-12 RV 1960).

Espero pueda usted tener en mente, apreciado lector, que Dios es misericordioso, paciente y tolerante, pero aún estas bellas virtudes del Señor, tienen un límite. Y Su paciencia un día se termina: Su ira también es real. Leamos Jeremías 2:12-13 RV 1960:

Espantaos, cielos, sobre esto, y horrorizaos; desolaos en gran manera, dijo Jehová. Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua. 

Pero… ¿será que Dios pierde la paciencia? El siempre es paciente, siempre perdona, pareciese que El siempre nos deja hacer lo que queremos, ¿verdad? Es muy común escuchar a muchos que creen que Dios respeta nuestro libre albedrío. Es cierto que Dios es muy paciente, pero como  hemos podido leer hoy, !a Dios también se le acaba la paciencia! Es muy importante para nosotros entender qué es lo que causa que Dios pierda la paciencia para que nosotros nos mantengamos lejos de la disciplina correctora del Señor. Porque cuando Dios pierde la paciencia, su enojo puede ser terrible. !Recordemos que Dios es santo y soberano! Ambos atributos están en su esencia divina. 

Dios lo bendiga mucho. !A Dios sea la Gloria!

Continúa…

 Notas

Imagen: http://vercinecristiano.blogspot.com/2015/05/ver-david-y-betsabe.html

[0] http://sdejesucristo.org/7-principios-confrontacion/

Bibliografia consultada