‘Sola scriptura’ en la época patrística


‘Sola scriptura’ en la época patrística

586fc4247f297_willpor

Los padres de la iglesia también creían en la autoridad, inerrancia, suficiencia, necesidad y claridad de la Biblia.

AUTOR: Will Graham, 07 DE ENERO DE 2017

La doctrina de ‘Sola scriptura’ no fue un invento del siglo XVI. En la época patrística, los grandes predicadores de la fe cristiana estaban convencidos de que la Escritura era la suprema norma de fe y conducta. Creían en la autoridad, inerrancia, suficiencia, necesidad y claridad de la Palabra de Dios. Hoy hemos recopilado algunas citas de catorce de los padres de la iglesia para demostrar que el protestantismo no procuró crear nada nuevo sino recuperar una pasión por la supremacía de las Escrituras que se había perdido en la Iglesia Católica Romana a lo largo de la edad media.

Empecemos.
Leer más ACA:

Salen a la luz 25 textos inéditos de la Biblia de 2.000 años


Salen a la luz 25 textos inéditos de la Biblia de 2.000 años

FUENTES LiveScience, JERUSALÉN, 12 DE OCTUBRE DE 2016

57fe511817155_dead-sea-scrolls-g

Uno de los manuscritos de más de 2.000 años con textos bíblicos descubiertos en Israel / @Frank_Turek

Si se confirma la autenticidad de los documentos uno de ellos sería el primer fragmento del libro de Nehemías descubierto en las cuevas de Qumrán.

Eruditos han publicado en dos libros el hallazgo de más de 25 fragmentos inéditos de libros del Antiguo Testamento que forman parte de los llamados ‘Manuscritos del Mar Muerto’. Provienen de las cuevas de Qumrán, en Israel, al este de Jerusalén. Se han datado como de hace más de 2.000 años. Los diversos fragmentos contienen partes del Génesis, el Éxodo, el Levítico, el Deuteronomio, los libros de Samuel, Ruth, Reyes, Miqueas, Jeremías, Joel, Josué, Jueces, Proverbios, Números, Salmos, Ezequiel, Jonás y Nehemías.

Leer más ACA:

Martín Lutero y la epístola de Santiago


Martín Lutero y la epístola de Santiago

Autor:Paulo Arieu
 

Cuenta el célebre escritor G. K. Chesterton, converso desde el protestantismo a la fe católica, que Martín Lutero era propenso a irracionales ataques de furia, durante uno de los cuales arrancó de la Biblia la epístola de Santiago.

El propio Lutero reconoce su posición al respecto en el prólogo del Nuevo Testamento de su Biblia de Septiembre:

“Hay que distinguir entre libros y libros. Los mejores son el evangelio de S. Juan y las epístolas de S. Pablo, especialmente la de los Romanos, los Gálatas y los Efesios, y la 1ª epístola de S. Pedro, estos son los libros que te manifiestan a Cristo y te enseñan todo lo que necesitas para la salvación; aunque no conozcas ningún otro libro. La epístola de Santiago, delante de éstas, no es más que paja, pues no presenta ningún carácter evangélico” Prólogo del Nuevo Testamento de 1546 (Bibel VI, 10)

¿La razón? El siguiente texto era para él un aguijón insoportable por contradecir su enseñanza de la salvación por la Sola Fe:

  • “¿DE QUÉ SIRVE, HERMANOS MÍOS, QUE ALGUIEN DIGA: «TENGO FE », SI NO TIENE OBRAS? ¿ACASO PODRÁ SALVARLE LA FE? Si un hermano o una hermana están desnudos y carecen del sustento diario, y alguno de vosotros les dice: «Idos en paz, calentaos y hartaos», pero no les dais lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve? Así también la fe, si no tiene obras, está realmente muerta. Y al contrario, alguno podrá decir: «¿Tú tienes fe?; pues yo tengo obras. Pruébame tu fe sin obras y yo te probaré por las obras mi fe. ¿Tú crees que hay un solo Dios? Haces bien. También los demonios lo creen y tiemblan. ¿Quieres saber tú, insensato, que la fe sin obras es estéril? Abraham nuestro padre ¿no alcanzó la justificación por las obras cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? ¿Ves cómo la fe cooperaba con sus obras y, por las obras, la fe alcanzó su perfección? Y alcanzó pleno cumplimiento la Escritura que dice: Creyó Abraham en Dios y le fue reputado como justicia y fue llamado amigo de Dios.» Ya veis cómo el hombre es justificado por las obras y no por la fe solamente. Del mismo modo Rajab, la prostituta, ¿no quedó justificada por las obras dando hospedaje a los mensajeros y haciéndoles marchar por otro camino? PORQUE ASÍ COMO EL CUERPO SIN ESPÍRITU ESTÁ MUERTO, ASÍ TAMBIÉN LA FE SIN OBRAS ESTÁ MUERTA” (Stgo. 2:14-26)

Lutero no solo rechazaba la epístola de Santiago, sino Hebreos, Judas y el Apocalipsis como parte del Nuevo Testamento.

A raíz de la aparente contradicción entre Santiago y Pablo es fácil entender que alguien como Lutero no tenía mucha estima por la Epístola de Santiago. Cuánto más, cuando sus oponentes católico-romanos se apoyaron fuertemente en esta Epístola. La doctrina católico-romana de las buenas obras y también sacramentos católico-romanos como la confesión y la extremaunción son derivados de la Epístola de Santiago (5:14, 16).

Cuando Lutero descubrió en la Epístola a los Romanos el evangelio de la justificación por la gracia, por la fe y no por las obras, ya no le interesaba nada de cuanto Santiago le pudiera decir. No se dejaba quitar por Santiago el gran tesoro que había encontrado en la Epístola de Pablo. Como Lutero no tenía un vínculo muy fuerte al canon, llamó a la Epístola de Santiago “una carta de paja” (compárese 1Co. 3:12,13). Aunque sí escribió un comentario sobre la Epístola, no obstante podía soltar frases como éstas:”Hoy o mañana encenderé la estufa con Santi”, o:”Aquí en Wittenberg hemos echado a Santiago de la teología, sí, casi le hemos echado de la Biblia”.Y:”Esta epístola está escrita por un judío que ha oído campanas y no sabe dónde”.

Lo que impulsaba a Lutero en su severa crítica era un punto de partida en sí mismo loable: que un escrito de los primeros siglos después de Cristo sólo puede ser aceptado como parte de la Biblia si proclama claramente a Cristo. Y según Lutero, esto era lo que faltaba en la Epístola de Santiago.

¡Pero no se dio cuenta que Santiago en vez de escribir sobre Cristo, escribe partiendo de Cristo! Cristo no es tanto el predicado, sino, y eso muy claramente, el sujeto de la Epístola. Una y otra vez el autor repite las auténticas palabras de Jesús, sobre todo las del Sermón del Monte. Las palabras de su Señor son tan importantes para Santiago que sacrifica gustosamente su propia originalidad. Lo que le importa es hacer oír la voz de su Maestro.

————–

http://infocatolica.com/blog/apologeticamundo.php/1305120323-lutero-y-la-epistola-de-santi

Contradicciones del principio”Sola Scriptura”


Edgar Pacheco

Hace unos días tuve la oportunidad de ver un debate entre el Dr. James White y un grupo de Mormones. En algún momento del debate uno de los mormones pidió a White le proporcionara una justificación para el dogma de Sola Scriptura, a lo que él se se negó con el argumento de que hacerlo sería establecer una autoridad superior a la Escritura. Los mormones entonces preguntaron a White, ¿cual era la base para el reconocimiento de un libro como Escritura? y él apeló al criterio de coherencia con otras escrituras canónicas.

El debate entro en un punto acalorado cuando aquel mormón parecía poner a White sobre las cuerdas al decirle: 

-Señor White: ¿Puede usted dar razones certeras y no circulares para creer en el dogma de Sola Scriptura? Seguramente usted no puede, porque las razones para creer en Sola Scriptura no puede ser fuera de la Escritura, esto obviamente…

Ver la entrada original 3.641 palabras más

Los libros sagrados, pretexto para justificar la violencia


Los libros sagrados, pretexto para justificar la violencia

Autor:Paulo Arieu

Muchas veces hemos oído como personas usan la Biblia o el Corán para justificar la violencia. Eso es un  error garrafal. Jesús dijo “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.” (Juan 14:27)
libros-sagrados-El-Roto

Paz, paz, cuán dulce paz

En el seno de mi alma una dulce quietud
Se difunde inundando mi ser,
Una calma infinita que sólo podrán
Los amados de Dios comprender.

Coro:
¡Paz!, ¡paz!, ¡cuán dulce paz!
Es aquella que el Padre me da;
Yo le ruego que inunde por siempre mi ser,
En sus ondas de amor celestial.

Qué tesoro yo tengo en la paz que me dio,
Y en el fondo del alma ha de estar
Tan segura que nadie quitarla podrá
Mientras miro los años pasar.

-Coro-

Sin cesar yo medito en aquella ciudad
Do al Autor de la paz he de ver,
Y en que el himno más dulce que habré de cantar
De Su paz nada más ha de ser.

-Coro-

Alma triste que en rudo conflicto te ves,
Sola y débil tu senda al seguir,
Haz de Cristo tu amigo, pues fiel siempre es,
¡Y Su paz tú podrás recibir!

-Coro-

Recuerde: El Señor nuestro Dios es un Dios de paz. !!!

“porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.” (2 Corintios 10:4-6 RVR 1960)

!Dios le bendiga!