La revelación de Dios en la creación


La revelación de Dios en la creación

Por Paulo Arieu

ocaso-multicolor-dios

En el artículo anterior, terminé la nota explicando que según la Biblia, Dios se ha revelado en: la creación, en Cristo y en Su Palabra escrita. En este artículo veremos la revelación de Dios en la Creación. Porque podemos apreciar visiblemente que el poder eterno y el carácter de Dios se revelan por las cosas que han sido creadas. La Biblia nos habla a lo largo de sus páginas que Dios hizo todas las cosas en el universo que podemos con nuestros ojos apreciar. Pero además, siendo el mundo de las cosas naturales una obra de Dios, nos muestra que Dios es un Dios infinito en poder y sabiduría, y que ha diseñado y creado el mundo físico para un propósito inteligente. 

  • “Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. ” (Ro. 1:20 RV 1960)
  • “Pues, desde la creación del mundo, todos han visto los cielos y la tierra. Por medio de todo lo que Dios hizo, ellos pueden ver a simple vista las cualidades invisibles de Dios: su poder eterno y su naturaleza divina. Así que no tienen ninguna excusa para no conocer a Dios. ” (Ro. 1:20 NTV)

Este pasaje, en la epístola a los cristianos de Roma, nos explica que la creación testifica del poder y la deidad de Dios, atributos que aunque son cualidades invisibles para el ser humano, al ver la grandeza del universo, el ser humano puede admirar de una manera visible la Gloria de Dios en su revelación. Raul Zaldívar, un teólogo latinoamericano, explica que “Revelación viene de la palabra gr. apokalifis que significa revelar, descubrir algo que estaba encubierto o dar a conocer algo que estaba en la oscuridad” [0] Aunque Zaldívar también nos advierte del peligro de utilizar mal esta expresión, ya que “la palabra revelación es una palabra con la que debe tenerse mucho cuidado, pues su mala utilización puede dar lugar a deshonrar su significado sagrado.”[1] Esta observacion de Zaldivar es importante  ya que hoy en dia andan muchos  que frecuentan círculos carismáticos que utilizan mal esta expresión y afirman erróneamente que Dios anda revelando cosas a cada rato mediante profetas y falsos profetas, que le dicen a la gente lo que ellos anhelan oir. !Esto puede resultar peligroso para la fe de muchas personas que son propensos a creerse todo lo que les dicen! Pero continuando con el tema de la revelación general de Dios en la creación, esta forma de revelación de Dios tiene sus limitaciones. Porque razón? Porque no nos permite experimentar directamente en nuestras vidas la gloriosa y santa presencia de Dios. El teólogo L. Chafer explica que

La revelación de Dios mediante la Naturaleza, sin embargo, tiene sus limitaciones, al no aparecer claramente manifestado el amor y la santidad de Dios. Mientras que la revelación en la Naturaleza es suficiente para que Dios pueda juzgar al mundo pagano por no adorarle como su Creador, no revela un camino de salvación mediante el cual los pecadores puedan ser reconciliados con un Dios santo, sagrado.[2]

A pesar de estas limitaciones, por medio de la creación Dios nos testifica de Su grandeza. Como dice Zaldivar, “es obvio que detrás del universo hay una inteligencia suprema que conduce a Dios.” [3] Porque en la naturaleza, lo grandioso y glorioso de la creación va unido a la grandeza del Señor que es quien creó todas las cosas, visibles e invisibles. Por ejemplo, un famoso filósofo llamado Kant percibía en “el cielo estrellado” las huellas digitales de Dios. El decía que “dos cosas llenan el corazón de admiración y respeto siempre nuevos y crecientes, cuanto con más frecuencia y aplicación se ocupa de ellas la reflexión: el cielo estrellado sobre mí y la ley moral en mi”[4] A Kant, ver los cielos lo ponía a reflexionar en la Ley moral dentro de el. Y reflexionar en la Ley moral dentro de nosotros nos lleva a pensar en Dios, quien nos creó a su imagen y semejanza (Gen.1:26).

Lamentablemente, a causa del fuerte materialismo de nuestros tiempos, se reflexiona poco de Dios en la creación. La mayoría de los científicos y filósofos de hoy en día, están imbuidos de una fuerte y rigida cosmovisión naturalista. Y muchos intelectuales que poseen una cosmovisión cristiana que está en contra de los postulados naturalistas son censurados y discriminados. El pastor y teólogo norteamericano John MacArthur explica acerca del naturalismo que:

El naturalismo es una perspectiva en la que toda ley y toda fuerza que opera en el universo es de carácter natural y no moral, espiritual o sobrenatural. El naturalismo se caracteriza en esencia por el ateísmo y rechaza el concepto mismo de un Dios personal. Muchos suponen por esa razón que naturalismo no tiene que ver con religión. De hecho, muchos mantienen la idea equivocada de que el naturalismo encarna la esencia misma de la objetividad científica. A los naturalistas les gusta presentar su sistema como una filosofía que se opone a todas las visiones del mundo basadas en la fe, y alegan que es superior en su contenido científico e intelectual porque se supone que carece de matices religiosos. Este no es el caso. Religión es la palabra exacta que sirve para describir el naturalismo. Toda la filosofía naturalista se basa en una premisa basada en la fe.Su presuposición básica, que es un rechazo de todo lo sobrenatural, requiere un salto de fe gigantesco. Además, casi todas las teorías que respaldan al naturalismo también deben ser aceptadas por fe.[5] Lamentablemente, como dice MacArthur, “el naturalismo se ha convertido en la
religión dominante de la sociedad moderna”[6]

El naturalismo es un peligro que no solo afecta la ciencia y la filosofía, sino que también dificulta que el hombre piense en Dios al ver la creación. Es que el naturalismo ha afectado tanto la cultura occidental que las personas en nuestros tiempos, comunmente, solo piensan en lo material (Ver 2 Corintios 4:3-4). Como denuncia el pastor J. MacArthur,  el naturalismo no es mas que otra visión religiosa del mundo que intenta competir con la cosmovisión cristiana de la creación del universo y reemplazarla con una cosmovisión pagana. MacArthur afirma que

“a juzgar por el contenido de ciertos materiales que he leído por medio de los cuales se trata de ganar adeptos al naturalismo, los naturalistas se dedican a su fe con una pasión devota que rivaliza y en muchos casos excede la de cualquier fanático y radical religioso. Es obvio que el naturalismo es tan religioso como cualquier visión teísta del mundo.”[7]

Pero los seres humanos no tienen excusa, como dice el apostol Pablo en su carta a los Romanos (Ver Romanos 1:20-22). Dios nos revela destellos de su gloria por medio de la creación, aunque el ser humano tenga su entendimiento entenebrecido por el pecado y le cueste entenderlo (o no lo quiera aceptar por que es rebeldón).  Para ilustrar los efectos del naturalismo se puede dar como ejemplo a un pensador pagano naturalista ya fallecido, muy famoso en su tiempo: el científico Carl Sagan, un astrónomo de renombre y figura de medios de comunicación, abiertamente antagónico con el teísmo bíblico. Sagan se convirtió en un gran orador y comunicador del naturalismo y algo asi como el jefe de la religión del naturalismo, como lo es hoy en día el biólogo inglés Richard Dawkins. Sagan predicó una visión del mundo que se basa enteramente en supuestos naturalistas. Detrás de todo lo que enseñó estaba su firme convicción de que todo en el universo tiene una causa natural y una explicación natural. Pero esa creencia es una cuestión de fe, no una verdad basada en una observación científica. En diciembre de 1996, a menos de tres semanas antes de que Sagan muriera, fue entrevistado por Ted Koppel en “Nightline”. Sagan sabía que estaba muriendo, y le preguntó Koppel, “Dr. Sagan, ¿tiene usted ciertas perlas de sabiduría que le gustaría dar a la raza humana?” Sagan respondió:

Vivimos en un trozo de roca y metal que rodea una estrella aburrida que es una de las 400 mil millones de otras estrellas que componen la Vía Láctea, que es una de las miles de millones de otras galaxias, que forman un universo, que puede ser uno de un número muy grande-tal vez un infinito número de otros universos. Esa es una perspectiva de la vida humana y de nuestra cultura que vale la pena reflexionar. [8]

Mas tarde, en un libro publicado a título póstumo, Sagan escribió:

“Nuestro planeta es una mota solitaria en la gran envolvente oscuridad cósmica. En nuestra oscuridad, en toda esta inmensidad, no hay ningún indicio de que la ayuda llegará desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos”[9]

Como podemos leer y en consecuencia apreciar, el naturalismo nos lleva al nihilismo y a la desesperación. Si el ser humano no es nada especial, si Dios no existe, que sentido tiene la vida? Pero Dios no se queda callado, El le responde a estos filósofos paganos y a sus seguidores de esta manera en Su palabra: “Dice el necio en su corazon no hay Dios. Se han corrompido, e hicieron abominable maldad, no hay quien haga el bien.” (Salmo 53:1 RV 1960) y en Proverbios 8:31 RV 1960, a través de las palabras del salmista le responde lo siguiente: ¡Qué feliz me puse con el mundo que él creó;  cuánto me alegré con la familia humana!”. Si para los filósofos naturalistas no somos nada, la Biblia nos dice que para Dios somos su especial tesoro. El salmista y rey David escribió que:

Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies: Ovejas y bueyes, todo ello, Y asimismo las bestias del campo, Las aves de los cielos y los peces del mar; Todo cuanto pasa por los senderos del mar”. (Salmos 8:3-8 RV 1960)

Mas allá de las limitaciones humanas que como seres finitos tenemos, siempre es bueno reflexionar acerca de la grandeza de Dios en la creación. Pienso que siempre vale la pena mirar y admirar con nuestros propios ojos la creación y ponernos a pensar (aunque sea un poquito) en Dios. Antes, los grandes cientificos estudiaban el universo y glorificaban a Dios. Por ejemplo, podemos citar a Isaac Newton (1643 -1727), quien en vida fue un gran físico, matemático, inventor, astrónomo, teólogo y filósofo cristiano de nacionalidad inglesa. Es considerado uno de los padres de la ciencia moderna y muchos lo perciben como el mejor físico-matemático de la historia y el científico de que ha dejado el legado más valioso e influyente de todos los tiempos. Isaac Newton creía que, tanto la Biblia, como el Universo mismo, eran un criptograma establecido por el Todopoderoso [10], y varios de sus manuscritos, que fueron principalmente narrados en latín, estaban firmados con la frase Jehová Sanctus Unus, que significa “Jehová Dios Único”. La prioridad que él le daba a las Escrituras por encima de cualquier otro libro secular fue expresada claramente a sus cercanos, de tal forma que el matemático Robert Smith reportó una ocasión al profesor Richard Watson que en una ocasión Newton dijo:

“Consideramos que las Escrituras de Dios son la más sublime filosofía. Encuentro más indicios de autenticidad en la Biblia que en cualquier historia profana.”[11]

Y como este científico, hay muchismos otros que también sinceramente expresaron su admiración por la creación y su devoción por el Creador amoroso. Esto nos muestra que si podemos admirar la creación y pensar en el amor de nuestro Dios hacia nosotros sus criaturas. Zaldivar, de manera totalmente opuesta al nihilismo y naturalismo de Sagan, dice que:

El sistema galáctico e interplanetario, la naturaleza de nuestro planeta, es una evidencia irrefutable de la existencia de un ser supremo, infinitamente inteligente.  A traves de la creación Dios revela su omnipotencia y algo muy importante que El está al control  de todos los acontecimientos del universo.[12]

Sin dudas, saber que Dios es soberano y que está en control de todas las cosas, nos ayuda a descansar en El. Pero, al igual que el naturalista Sagan, hay muchos hoy en día que creen que la la raza humana no es nada especial. O como muchos cientificos dicen, no somos mas que otra especie animal, que evolucionó de especies inferiores. Sagan había llegado a la errónea conclusión de que nuestra raza no es importante en absoluto, negando asi la verdad de que Dios nos considera importantes para El, ya que hemos sido creados a su imagen y semejanza. Pero nosotros no debemos permitir que el naturalismo nos robe la felicidad de pensar en Dios y alabarle por toda su grandeza. Recordemos que, a pesar de nuestras limitaciones, los seres humanos no somos excusables por no entender que nuestro Dios es poderoso. Como cita el teólogo español Francisco La Cueva:

Es cierto que los hombres que no conocen a Dios son inexcusables, porque el Universo creado comporta una revelación del poder eterno y de la deidad del Creador, pero el corazón corrompido del hombre caído oscurece la razón con sus propias tinieblas, haciendo vanos los razonamientos de forma que no se traduzcan en actitudes correctas respecto a la genuina idea de Dios. Así un testimonio, de suyo válido, pierde eficacia por la mala disposición del espectador.[13]

La creación hace posible que entendamos que nada existe porque si y que no hemos evolucionado de otras especies animales. Dios nos creó y Él nos hizo asi como somos. Y Dios no creó todas las cosas porque si nomas, sino porque El tiene un propósito inteligente. El gobierna el Cosmos con su tremendo y omnipotente poder. Santo Tomas de Aquino, cita en su tratado de teología que algunos filósofos de la antiguedad negaban que el mundo fuera gobernado por Dios, afirmando que todo lo que sucedía en el Cosmos era por pura casualidad. Pero Aquino responde que esta opinión es  inadmisible por dos razones.[14]

1) Primero, por algo que es observable en las mismas cosas. Pues vemos que en las cosas naturales acontece siempre, o casi siempre, lo que es mejor. Esto no sería así a no ser que estuviesen providencialmente dirigidas hacia un fin bueno; y en esto consiste ser gobernado. Así, pues, el mismo orden constante del universo deja patente que el mundo está gobernado. Ejemplo: Al entrar en una casa limpia y ordenada, de tal limpieza y orden deducimos la razón ordenadora de quien la habita. 

2) Segundo, cuando consideramos la bondad divina, que ha dado origen a todas las cosas. Pues, por ser condición de las cosas mejores producir mejores efectos, no es compatible con la suma bondad de Dios que no conduzca hacia, la perfección a las cosas creadas por El. Pues la perfección última de cada cosa se centra en la consecución del fin. Por eso, a la bondad divina pertenece el que, así como produce el ser de las cosas, así también las lleve a sus fines. Esto es gobernarlas.

Sin dudas, Dios gobierna el Universo. Esto lo podemos deducir al observar el Cosmos y ver que hay un orden en las leyes del Universo. Un salmo del rey David expresa en palabras la admiración que este rey sentía por Dios cuando miraba la grandeza del Cosmos. Dice el Salmo 19 vs. 1 al 6 (NTV) que:

Los cielos proclaman la gloria de Dios
    y el firmamento despliega la destreza de sus manos.
Día tras día no cesan de hablar;
    noche tras noche lo dan a conocer.
Hablan sin sonidos ni palabras;
    su voz jamás se oye.
Sin embargo, su mensaje se ha difundido por toda la tierra
    y sus palabras, por todo el mundo.

Dios preparó un hogar para el sol en los cielos,
y este irrumpe como un novio radiante luego de su boda.
    Se alegra como un gran atleta, ansioso por correr la carrera.
El sol sale de un extremo de los cielos
    y sigue su curso hasta llegar al otro extremo;
    nada puede ocultarse de su calor.

Para concluir este artículo, les comparto un bello himno cristiano para que al oirlo, pensemos en la grandeza de nuestro Dios, quien no solo creó todo el universo, lo visible y lo invisible, sino que también envió al Salvador a morir por mi, un pobre pecador perdido. Cada vez que miremos los cielos y toda su hermosura y belleza, pensemos en: !!! Cuan Grande es nuestro Dios!!!! Pero quiero que pensemos también (al menos por un instante) que tan grande ha sido su amor por la humanidad, que Dios envió a su propio Hijo al mundo para ofrecernos Su perdón y redención por nuestra rebelión, aún siendo nosotros una raza caída en el pecado. El apostol Juan escribe que:Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.”(Juan 3:16 NTV). !No hay dudas que su amor es grande!

Ojalá que cada vez que miremos el universo, quizás en una hermoso atardecer o en una bella puesta del sol, o en una hermosa y cálida noche llena de estrellas, pensemos en todo el amor que nuestro Dios nos tiene y podamos sentir gratitud hacia El:

!Gracias, Dios amado, gracias, querido y poderoso Dios por tu grande e inmenso amor y por tu cuidado para con nosotros tus criaturas! Gracias, Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino y hágase tu voluntad, en los cielos como en la tierra. La Gloria entera sea para nuestro Dios, quien creó este hermoso universo.

Este artículo continúa en la próxima entrega…. Espero que usted pueda tener en mente que Dios se ha revelado en la creación. La próxima entrega será La Revelación de Dios en Cristo.

Dios lo bendiga mucho. 

Notas

Imagen: http://www.ustinova.pro/rasskazat-detyam/

[0] Zaldivar, Raul. (2006). Teología sistemática. Desde una perspectiva latinoamericana.p. 130. Edi;torial Clie.España.

[1] Ibid

[2] http://www.adorador.com/temasdoctrinales/04_la_biblia_como_revelacion_divina.htm

[3] Zaldivar, Raul. (2006). Teología sistemática. Desde una perspectiva latinoamericana.p. 131. Editorial Clie.España.

[4] Chalier, Catherine. (2002). Por una moral más allá del saber: Kant y Levinas. p.124. Caparrós editores S.L.  Madrid. España.

[5] MacArthur, John. (2003). La batalla por el comienzo.pp.11-12. EDITORIAL PORTAVOZ. Grand Rapids, Michigan. EE.UU.

[6] Ibid,p. 11

[7] Ibid,p. 12

[8] ABC News Nightline, 4 de diciembre de 1996 citado en https://evangelio.blog/2010/04/16/no-eres-nada-especial/

[9]  Pale Blue Dot, Nueva York: Random House, 1994, p. 9. citado en https://evangelio.blog/2010/04/16/no-eres-nada-especial/

[10] Scheurer & Debrock. 1986. Newton’s Scientific and Philosophical Legacy. p.14. Springer Science & Business Media. Citado en http://creyentesintelectuales.blogspot.com/2012/06/isaac-newton.html

[11] Watson, Richard ( Master of Trinity College, Cambridge). 1806. Watson’s Apology for the Bible. p.57.Londres: 8vo.Citado en http://creyentesintelectuales.blogspot.com/2012/06/isaac-newton.html

[12] Zaldivar, Raul. (2006). Teología sistemática. Desde una perspectiva latinoamericana.p. 131-132. Editorial Clie. España.

[13] La Cueva, Francisco. Curso de Formación teológica Evangélica. Tomo II. Un Dios en Tres Personas. pp.14-15. Editorial Clie. España.

[14] Tomas de Aquino. Suma teológica – Parte Ia – Cuestión 103.

ARGUMENTOS DE LA EXISTENCIA DE DIOS  


ARGUMENTOS DE LA EXISTENCIA DE DIOS  

Por Paulo Arieu

10-argumentos-existencia-dios

Cada cultura humana conocida tiene su mito de la creación, con la posible excepción del pueblo amazónico Pirahã, que tampoco cuenta con palabras para los números, colores y jerarquía social [0]. Pero en la Biblia, no vamos a encontrar ningún tipo de especulación filosófica sobre la existencia de Dios. La Biblia, a la existencia de Dios, la da por supuesto. Cuando leemos el primer pasaje de la Biblia, vemos que comienza con la afirmación de que en el principio, Dios creó todas las cosas, sin dar ninguna explicación racionalista sobre la existencia del Creador ni tampoco presenta defensas especulativas sobre su origen (ver Genesis 1:1). Da por supuesto que Dios existe. Pero la mentalidad de Occidente esta formada por el derecho romano,la religión judeo cristiana y el pensamiento grecoromano, que es mas de índole racionalista y dado a especulaciones filosóficas. Por este motivo, les comparto una serie de argumentos filosóficos que tratan de responder a la pregunta de si Dios existe. Creemos que Dios existe por medio de la fe y también por la fe creemos que Jesucristo resucitó de entre los muertos. Por experiencia sabemos que ningún tipo de argumento intelectual convence al escéptico de manera sine quan non. Sin embargo, creo util compartir estos argumentos que ayudan a responder a los que cuestionan la existencia eterna de  nuestro Dios.  Aunque ni la neurociencia, ni la antropología, ni la filosofía tienen la respuesta definitiva a la pregunta “¿Existe Dios?”, el estudio de estos conocimientos ayudan a vislumbrar algunas pautas sobre cómo los humanos respondemos a nuestras más profundas y espirituales necesidades humanas. Mas alla de los avances científicos de esta época, la fe en Dios permance firme en millones de personas alrededor del mundo.

Argumentos:

I. — El argumento de la existencia y el Ser necesario

Se trata de un argumento muy célebre, que en el curso de los siglos ha suscitado muchas discusiones. Algunos filósofos —en general, los escolásticos— lo hallan deficiente. Otros, como Descartes y Leibnitz, le reconocieron fuerza persuasiva. ¿Cuál es el argumento más fuerte que nos induce a admitir la existencia de Dios?… Es el argumento llamado de la existencia y el Ser necesario

«La forma más popular del argumento ontológico, usa básicamente el concepto de Dios para probar Su existencia. Este comienza con la definición de Dios como “Ese del cual no puede ser concebido uno más grande”. Entonces se sostiene que existir es mayor que no existir, y por tanto el mayor ser concebible debe existir. Si Dios no existió, entonces Dios no sería el mayor ser concebible – pero eso iría a contradecir la definición misma de Dios.»[1]

Helo aquí:[2]

1. Existen seres en este mundo.
a) Tal es la convicción de la inmensa mayoría de los hombres y de los filósofos, que son realistas; vale decir, admiten la existencia de realidades objetivas, fuera de nuestra mente, e independientes de ella.
b) Aun los idealistas, que niegan la existencia del mundo exterior, deben admitir, al menos, la existencia del “yo” de cada uno.
Es, pues, irrefutable que existe un ser, al menos: “yo”, que pienso.

2. Ahora bien; este ser que existe, o es necesario o es contingente.
a) Se llama SER NECESARIO el que de tal manera existe, que no puede no existir. La existencia pertenece a su esencia. No sería lo que es, si no existiera. Tiene en su esencia la plena razón de su existencia. Existe por sí. No depende de ningún ser para existir.

b) SER CONTINGENTE: Es todo ser que existe, pero puede muy bien no existir. La existencia no pertenece a su esencia. Por lo tanto, no tiene en su esencia la plena razón de su existencia. La razón de su existencia es la operación productiva de otro ser, causa eficiente de su existencia. Existe, pues, por obra de otro ser.

3. No hace falta mucha reflexión para reconocer que el “yo”, mi ser, no es necesario. Es contingente. No existió siempre. Debe su existencia a la actividad de otros seres.

La experiencia nos prueba la contingencia de muchos otros seres también, por no decir todos los que conocemos en el universo.

4.La existencia de un ser contingente exige la de otro ser, a cuya operación productiva debe su existencia el primero.

5. Este otro ser, a que debe su existencia, puede ser contingente también. Pero todos los seres existentes no pueden ser contingentes.
No pueden haber recibido todos la existencia de otro contingente.Si admitiéramos que todos los seres son contingentes, tendríamos que aceptar forzosamente que el primero de ellos —se entiende, en el tiempo—debería su existencia a la obra del no – ser. Sería producto del no – ser.

6. Ahora bien; atribuir al no – ser la causalidad eficiente de todos los seres contingentes, implicaría una gran contradicción. El no – ser no puede ser causa eficiente de ninguna existencia. La primera condición para obrar, es existir.

7. ¿De dónde provino esta contradicción?… De suponer que todos los seres son contingentes. Luego, debe existir, al menos, un ser necesario.

8. Este Ser necesario es Dios.

Así lo propuso Anselmo de Canterbury:

SAN ANSELMO (1033-1109) comenta las palabras de la Sagrada Escritura: “Dijo,el necio para sí: No hay Dios; y se propone demostrar que es una verdadera necedad negar la existencia de Dios.

«Dios es el ser más perfecto que se puede concebir; luego tiene que existir;   de lo contrario, podríamos concebir algo mayor que El, es decir, algo existente. Prescindiendo del contexto en que Anselmo sitúa este razonamiento,[3] la falacia es evidente al comprobar que Anselmo da un salto indebido del orden lógico de las ideas (lo que podemos concebir) al óntico de los seres (lo que existe). En una palabra, respondemos: Si Dios existe (es lo que se pretende probar), ha de ser el más perfecto posible de los seres;pero el hecho de que lo concibamos así no le confiere, sin más, el hecho de existir.»

DESCARTES propuso el mismo argumento sustancialmente en esta forma:

«Lo que está contenido clara y distintamente en un concepto, es verdadero.Nuestro concepto de Dios es de un ser perfectísimo, que posee todas las perfecciones en grado sumo. Ahora bien; la existencia es ciertamente una perfección; y por eso, debe hallarse en Dios.

Luego, DIOS EXISTE.

Aclara su argumento de esta manera:

El ser contingente es por definición el que puede ser o no ser. La existencia no pertenece a su esencia. En ésta no está la razón de su existencia, si existe. Si le atribuimos la existencia, ha de ser por un juicio sintético, oriundo de la experiencia. En cambio, en el ser necesario la existencia pertenece a su esencia. Toda la razón de la existencia del ser necesario está en su esencia. Por eso, el juicio con que le atribuimos la existencia, es analítico. Es tan contradictorio concebir a Dios no existente, como concebir una circunpuntos no estuviesen a igual distancia del centro.

3. LEIBNITZ, a su vez, presentó la misma prueba de otra manera.

He aquí el núcleo de su razonamiento:

El ser infinitamente perfecto, cuya esencia incluye la existencia, existe necesariamente, si es posible. Es así que es posible, puesto que la idea de Dios no encierra ningún límite, ninguna negación, y por consiguiente, ninguna contradicción.Luego, DIOS, el ser infinitamente perfecto, EXISTE.[4]

A este argumento el científico objetará:

1.° que lo contingente o relativo, que surge y desaparece, no es la masa atómica o la energía constante del Universo, sino las distintas firmas que una diversa composición molecular ofrece a maestra percepción;
2.° como ya advirtió Kant, que tal argumento demostraría, a lo más, la existencia de un ser supramundano, como arquitecto del Universo, pero no precisamente la del Dios que admitimos los cristianos.» [5]

Crítica de Patricio Hopkins

«Nos parece un argumento original, muy ingenioso, pero no muy sólido. Es verdad que no podemos concebir al ser perfectísimo sino como existente. El concepto de él encierra necesariamente la nota de existencia. Pero el solo hecho de concebir un ser mentalmente, no es razón suficiente para atribuirle existencia en el orden ontológico (de los seres reales). No porque yo conciba con la mente una isla de perfecto gozo y eterna juventud, se sigue que ella existe. Es menester dar razón suficiente del paso del orden conceptual al orden ontológico. Este argumento no nos da esa razón.»[6]

Hebe H. Vidal comenta:

Aunque muchos autores llaman “ontologistas”  a todos  aquellos que afirman que Dios es el objeto de un conocimiento intuitivo, reservamos específicamente el nombre de “argumento ontológico”   (demostración “a simultáneo”)   al tipo de argumentación en la cual se pasa inmediatamente de la idea de Dios a la existencia de Dios. La paternidad de este famoso   argumento   corresponde   históricamente   a   San Anselmo de Cantorbery; más tarde lo volvieron a tratar Descartes (Quinta Meditación) y Leibniz (Monadología).

San Anselmo escribe en su  “Proslogion”   (cap. II): “El insensato debe convencerse de que existe, al menos en el entendimiento, algo mayor que lo cual nada puede pensarse; porque cuando oye esto, lo entiende, y lo que se entiende existe en el entendimiento. Y en verdad, aquello mayor que lo cual nada puede pensarse no puede existir sólo en el entendimiento. Pues si sólo existe en el entendimiento, puede pensarse algo que exista también en la realidad, lo cual es mayor … Existe, por tanto, fuera de toda duda, algo mayor que lo cual nada puede pensarse, tanto en el entendimiento como en la realidad”. Y en el cap.  III dice: “Luego  existe verdaderamente algo mayor que lo cual nada puede pensarse, y de tal modo, que no puede, pensarse que no exista. Y eso eres Tú,  Señor Dios nuestro. Por tanto  existes verdaderamente, Señor Dios mío…”

Critica: El  argumento   anselmiano,  más  sutil  de  lo que a primera vista parece, fue refutado por Santo Tomás y más tarde por Kant. Santo Tomás sostiene que la demostración carece de valor porque hay un paso ilegitimo del orden lógico al orden óntico. Es verdad que si yo concibo a Dios como perfecto debo concebirlo también como existente; pero esto ocurre en el plano lógico de mi pensamiento; no me es lícito concluir de esto la existencia real extramental de Dios. [7]  Por esta razón, es menester rumiar sin prisa todos los pasos de este argumento, con un esfuerzo sincero, imparcial, para captar su verdad y todo lo que implica ésta. Si se hace así, la fuerza persuasiva de este argumento impresionará al intelecto.[8]

II. — El argumento del primer motor[9]
Fue elaborado por aristóteles, y perfeccionado por Santo Tomás de Aquino. En realidad, es otro modo de exponer el argumento anterior.

1. Es un hecho evidente que todos los seres de este mundo se mueven; vale decir, cambian, pasan de continuo del estado de potencia al de acto.

Los seres pueden moverse, pueden cambiar:

a) Por pasaje del estado de potencia subjetiva, activa, a la realización de la acción.

Ejemplo: Estoy en potencia subjetiva, activa, para aprender los argumentos de la existencia de Dios. Si me pongo a estudiarlos, pasaré del estado de potencia de conocerlos al acto de conocerlos. Se producirá un movimiento en mí.

b) Por pasaje del estado de potencia objetiva a la existencia.

La potencia objetiva es la capacidad o no – repugnancia de un ente posible para existir.

Ejemplo: Hace cien años, yo era solamente un ente posible. Estaba en potencia objetiva para existir. Actualmente, existo. El pasaje de ente posible a ser existente fue un movimiento.

c) Por pasaje del estado de potencia subjetiva, pasiva, al acto.

La potencia subjetiva, pasiva, es la capacidad o aptitud de una cosa existente de recibir alguna forma o perfección.

Ejemplos: El bloque de mármol tiene potencia subjetiva, pasiva, de ser convertido en estatua de San Martín. Al recibir la forma de este procer, se produce en él un movimiento.

Un niño ciego de nacimiento por algún defecto fisiológico, que un experto cirujano puede remediar, tiene potencia subjetiva, pasiva, para adquirir uso de la vista.

2. Todos los seres de este mundo pasaron del estado de mera potencia de entes posibles, al estado de existencia. Es más: pasan a menudo del estado de potencia subjetiva, pasiva, al apto de la perfección a que se refiere dicha potencia. Los seres vivos pasan de continuo del estado de potencia subjetiva, activa, a la realización de la acción correspondiente, por la cual se mueven al estado de acto con respecto a la perfección que adquieren por dicha acción.

Eso quiere decir que todos los seres de este mundo se mueven, en el sentido que hemos explicado.

3. Si se mueven, es porque son movidos por otros seres, que llamamos motores.

Es muy probable que estos motores sean, a su vez, movidos por otros seres motores, anteriores a ellos; y así, por una serie muy larga de éstos, cada uno de los cuales recibe movimiento de un ser anterior, ya en acto, y va la vez imprime un movimiento en un ser posterior, que estaba en potencia para recibir ese movimiento.

4. Si continuáramos indefinidamente la averiguación de los sucesivos motores de una serie de movimientos eslabonados, tendríamos que llegar forzosamente, en última instancia, a un MOTOR INMÓVIL, que no experimenta jamás en sí movimiento alguno, en el sentido de que hablamos; pero que es origen de todos los movimientos, que se dan en los demás seres del universo.

5. Este Ser, motor inmóvil, acto puro, sin mezcla alguna de potencia, motor primero de todos los movimientos, que se dan en los demás seres, es DIOS.

6. Luego, DIOS EXISTE.
 
Dice Francisco La Cueva:
«A posteriori, es decir, a través del mundo que vemos, creado por Dios. Así lo propone Tomás de Aquino en su vía central (de la «contingencia»): Todo lo que vemos es contingente (es decir, no tiene en sí mismo la razón de su existencia; de lo contrario, no podría dejar de existir). Por tanto, resulta necesaria, en última instancia, la existencia de un ser que tenga en sí mismo la razón de su existir y que pueda sacar a la existencia a todos los demás seres que no existen por sí mismos. A este ser necesario llamamos Dios.

A este argumento el científico objetará:

1.° que lo contingente o relativo, que surge y desaparece, no es la masa atómica o la energía constante del Universo, sino las distintas firmas que una diversa composición molecular ofrece a maestra percepción;
2.° como ya advirtió Kant, que tal argumento demostraría, a lo más, la existencia de un ser supramundano, como arquitecto del Universo, pero no precisamente la del Dios que admitimos los cristianos.[10]

III— El argumento de la causa final[11]

Este argumento fue traído por Anaxágoras, Sócrates, Platón y Aristóteles.

El argumento teológico dice que desde que el universo despliega tal maravilloso diseño, debe haber habido un diseñador Divino. Por ejemplo, aún si la tierra estuviera unos pocos cientos de millas más cerca o más lejos del sol, no sería capaz de mantener mucha de la vida que en la actualidad lo hace. Si los elementos en nuestra atmósfera fueran diferentes aún en un pequeño porcentaje, cada cosa viviente sobre la tierra moriría. Las probabilidades de una simple molécula de proteína formada por casualidad es 1 en 10 elevado a la potencia 243 (es decir, 10 seguido de 243 ceros). Una simple célula consta de millones de moléculas de proteína.[12]

La creación, incluyendo al hombre, demuestra orden, arreglo y propósito; por lo tanto, debe haber un Diseñador inteligente. El aire es tal que el hombre puede respirar y vivir. El agua es tal que el hombre puede bebería y apagar su sed. Las estaciones indican orden (Gen. 8:20-22). Cada copo de nieve es un intricado diseño, con un núcleo y seis lados, lo cual evidencia un arreglo inteligente que fue la base para la pregunta de Dios a Job 38:22.[13]

1.Existe un orden admirable en el mundo. Esta conclusión a que llegaron  los filósofos de la antigüedad, con sus atentas, pero no muy completas observaciones de la naturaleza, ha sido confirmada ampliamente por las modernas conquistas de las Ciencias. Tanto más se comprueba la presencia de un orden sencillamente asombroso en todo el universo —ya sea en su inmenso conjunto, ya sea en sus más diminutos elementos—, cuanto más avanza la ciencia en sus meticulosas investigaciones. Basta recordar las revelaciones de la Astronomía, y los descubrimientos sorprendentes de la constitución de los átomos.

2.Ahora bien; este orden admirable no puede existir sino por obra de una causa inteligente. En efecto, todo orden resulta de un fin conocido y perseguido como tal con una adecuada adaptación de los medios, que asegura la consecución de ese fin. Sólo un ser inteligente puede tener conocimiento de un fin, como tal, y disponer adecuadamente los medios para su segura consecución. Por lo tanto, el orden admirable que reina en el universo es fruto de una causa inteligente.

¿Posee el universo inteligencia con que ordenar y guiar toda su actividad, en la cual resplandece tan maravilloso orden?

En rigor, no es imposible que el universo tenga inteligencia. El hombre es un ejemplo de inteligencia unida sustancialmente a la materia. Pero nuestros conocimientos del universo, resultado de siglos de con convencen de que el universo tenga inteligencia.

a) SPINOZA pensó que Dios es la sustancia universal, inmóvil y acabada del universo; y el mundo que nosotros conocernos, es la suma de los accidentes o modos de esta sustancia única. Esta teoría explica el orden del universo por la presencia de Dios en él; y Dios, por cierto, es inteligente. Spinoza explica el orden del mundo por la existencia de Dios y su presencia sustancial en el universo. Es teísta, pero panteísta. Todo existe en Dios.

b) PLOTINO pensó que el mundo es una emanación de Dios;es un efluvio de su esencia. Dios y el mundo no difieren esencialmente; son  esencialmente idénticos. El mundo no ha sido establecido por la voluntad de Dios; surge de la esencia divina.Se trata de otra opinión panteísta, pero teísta al final.

c) HEGEL y SCHELER son también panteístas. Enseñan un panteísmo evolucionista. Dios, para ellos, no es un ser infinito,perfecto, sino finito e imperfecto; pero en continuo devenir o evolución hacia la más acabada perfección. La evolución de la Divinidad se realiza en el mundo. Éstos reconocen también la presencia de la inteligencia divina en el universo, y ésta rige su incesante actividad hacia la perfección.Explican el orden del universo por la presencia inteligente de Dios en el.

d) Otros filósofos, en fin —Krause, Eucken, Paulsen, Wundt—, consideran al mundo como existente en Dios. Enseñan el panenteísmo. El ser de Dios no se agota en el ser del mundo: lo sobrepuja inmensamente, tal que El tiene su propio ser frente al mundo.El ser de Dios abarca el ser del mundo; pero es mucho más inmenso que éste. El mundo es una parte dentro del infinito ser divino.Es un panteísmo que se esfuerza por sostener, no obstante,que Dios es persona distinta del mundo.

e} Pero la mayoría de los filósofos niegan que el universo tenga inteligencia. No hallan razones suficientes para atribuirle esa perfección.

f) La mayoría de los filósofos estiman que la causa inteligente del  orden  admirable  que reina  en el mundo  debe ser un ser distinto y superior al universo.

En rigor, de este argumento no se  puede deducir que la causa inteligente del orden que hay en el universo sea infinita. Sólo se de existencia de un ser superior al mundo y anterior a él. Pero, aplicando la prueba primera de la existencia y del ser necesario, se llega a la conclución de que la causa inteligente del orden del universo es el ser necesario, infinito, único, que llamamos DIOS.

Francsico La Cueva comenta que:

«Este argumento (teleológico), llamado así porque se basa en la causalidad final («telos» en griego), procede así: El Universo presenta un orden y una exquisita adaptación progresiva de los sujetos a los objetos, de los órganos a sus funciones, de los medios para los fines. Esto supone la existencia de una inteligencia, anterior y superior al mundo, que haya programado dicho orden; de lo contrario, todo lo existen te sería un absurdo producto del azar.

Sin embargo, para un científico no creyente, este argumento carece de fuerza convincente, porque:

1.° todo el proceso evolutivo se podría explicar mediante una dialéctica de mutua adaptación entre el ser y su medio (también es cierto que «la función crea el órgano»), en determinadas circunstancias que han permitido el salto de lo inorgánico a lo orgánico, de la ma teria a la vida, de la «biosfera» a la «noósfera», etcétera;

2.°dicha finalidad a escala cósmica podría explicarse con la existencia de una causa inmanente como «alma» del mundo, sin identificación posible con el Dios verdadero. »[14]

En conclusión, estos argumentos han sido intentos de responder intelectualmente al interrogante humano sobre la existencia de Dios. Son útiles para taparle la boca a los ateos. Pero recuerda que: Sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan “(Hebreos 11:6). Esto es la mas importante de estos debates. Por que sin fe no podemos creer que un Dios invisible como el nuestro existe verdaderamente. Y esta fe es un don precioso, que nos ha dado el Señor nuestro Dios y creador del Universo. Realmente hay que ser muy terco, muy orgulloso, muy soberbio o muy necio (como dice la Biblia) para no creer en la existencia de Dios. Pero aún así, hoy en día, hay muchos que se han levantado contra el conocimiento de Dios y no solo niegan tercamente su existencia, sino que también combaten a aquellos que si creen que Dios existe. Me refiero a hombres de ciencia y erudición como Richard Dawkins, Stephen Hawkings y otros prominentes científicos, que se oponen a la fe cristiana con todas sus artimañas diabólicas. En fin, todo esto es parte del debate sobre la existencia de Dios.

Les comparto un video, con una exposición muy clara sobre este tema, presentado por el Dr. Miguel Nuñez, un pastor bautista de la República Dominicana.

Dios le bendiga mucho!

Notas

[0] http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/04/150401_iwonder_cerebro_dios_fe_sem_dv

[1] http://www.gotquestions.org/Espanol/Existe-Dios.html

[2] Patricio Hopkins, Filosofía,p. 283-284, ediciones Almagro, Buenos Aires, Argentina,1975

[3] Véase J. Marías, Historia de la Filosofía (Madrid, Revista de Occidente, 1969), pp. 140-142., citado en Francisco La Cueva, Un Dios en Tres personas, Curso de Formacion Teológica evangélica tomo II, Ed. Clie.

[4] Patricio Hopkins, Filosofía,p. 288-289, ediciones Almagro, Buenos Aires, Argentina,1975

[5] Francisco La Cueva, Un Dios en Tres personas, p.33-34,Curso de Formación Teológica evangélica tomo II, Ed. Clie.

[6] Patricio Hopkins, Filosofía,p.289, ediciones Almagro, Buenos Aires, Argentina,1975

[7] Hebe R.Vidal, Fundamentos de Filosofia, p. 97, Librería Huemul, 1970,Buenos Aires, Argentina

[8] Patricio Hopkins, Filosofía,p. 284, ediciones Almagro, Buenos Aires, Argentina,1975

[9] Patricio Hopkins,Filosofía ,pag. 284-285,ediciones Almagro,Bs.As, Argentina , 1975

[10] Francisco La Cueva, Un Dios en Tres personas, p.33-34,Curso de Formación Teológica evangélica tomo II, Ed. Clie.

[11] Patricio Hopkins,Filosofía ,pag. 286-287,ediciones Almagro,Bs.As, Argentina , 1975

[12] http://www.gotquestions.org/Espanol/Existe-Dios.html

[13] A.H.Yetter, Principales doctrinas bíblicas vol. 1 Cursos por correspondencia,p. 20-21, Publicación la Biblia dice, Quito, Ecuador

[14] Francisco La Cueva, Un Dios en Tres personas, p.33-34, Curso de Formación Teológica evangélica tomo II, Ed. Clie.

Imagen: https://dropestein.wordpress.com/2015/04/05/10-argumentos-a-favor-de-la-existencia-de-dios/

La Biblia no es un libro de ciencia, ¡pero es inerrante!


La Biblia no es un libro de ciencia, ¡pero es inerrante!

por Paulo Arieu

images

El Levítico es uno de los libros del Antiguo Testamento. Para los cristianos forma parte del Pentateuco y para los judíos de la Torá. En el contenido de este libro, fundamental de la teología judeo/cristiana, las leyes de pureza ocupan gran parte del mismo (capitulos 11 – 16). Así, si analizamos una pequeña parte del mismo, la dedicada a los animales cuadrúpedos de la tierra que un buen creyente judío podía comer sin perder la pureza religiosa ceremonial demandada para los creyentes en aquella época, leemos que el mismo texto dice:

  • Luego el Señor les dijo a Moisés y a Aarón: «Den las siguientes instrucciones al pueblo de Israel: de todos los animales de la tierra, estos son los que puedes usar para alimento: puedes comer cualquier animal rumiante y que tenga las pezuñas totalmente partidas. Sin embargo, no puedes comer los siguientes animales que tienen las pezuñas partidas o que rumian, pero no ambas cosas. El camello rumia, pero no tiene pezuñas partidas, así que es ceremonialmente impuro para ti.  El damán rumia, pero no tiene pezuñas partidas, por lo tanto, es impuro. La liebre rumia, pero no tiene pezuñas partidas, así que es impura.  El cerdo tiene pezuñas partidas de manera pareja, pero no rumia, también es impuro. No puedes comer la carne de estos animales, ni siquiera tocar el cadáver. Son ceremonialmente impuros para ti.”(Leviticos 11:1-8 Nueva Traducción Viviente)

Siempre hay algun escéptico que le busca la 5ta pata al gato para desacreditar la autoridad de las Escrituras. Por ejemplo, como explicar porque la Biblia en Levitico 11:20-21 cataloga a los murciélagos como aves si bien sabemos que son mamiferos??
Lógicamente, si aceptamos que la clasificación de Levitico 11 fue hecha por criterio de locomoción, habrá que recordar que en esa misma lista aparece el avestruz y bien sabemos que el avestruz no vuela. Entonces si se colocó al murciélago y al avestruz dentro de una misma categoría, la única conclusión posible es que en ese tiempo !se creía que ambos animales eran aves! Y entonces, algunos amantes de la ciencia creen que ahí hay un ejemplo de error bíblico en materia de ciencia. Pero el avestruz, es una ave no voladora de mayor tamaño existente y la única con dos dedos en cada pie, propia de África. Y los murciélagos son los únicos mamíferos que poseen alas y están adaptados al vuelo activo. No pienso que se haya equivocado Moisés en su clasificación, para nada. Pero yo entiendo que Moisés clasificó los animales de acuerdo a un criterio netamente sacerdotal, que yo no veo errado. Esa fue la sabiduría que Dios le había dado a Moisés para realizar tal obra.

Moises utilizó una forma de clasificación que no tiene porque concordar con exactitud con las clasificaciones de la ciencia actual. Ademas, ningún teólogo judeo o cristiano le exige a los cientificos que utilicen las referencias de la Biblia para hacer ciencia modernamente. Porque al decir que la Biblia es inerrante y que no se equivoca, estamos afirmando respecto de lo que la Biblia quiso decir y no lo que hoy en dia hubiésemos querido que diga. Moisés no era científico. Era un sabio, profeta, legislador, pero no necesariamente un cientifico moderno. Y saber esto no lo desprestigia a Moisés en absoluto. La intención de esa clasificación no era hacer un análisis científico de las aves sino regular los alimentos permitidos y no permitidos. Es desde esa intención que tenemos que ver el relato, y no bajo el microscopio actual. El avestruz es un ave, tiene alas, pone huevos, pero no vuela. El murciélago, es un mamifero, pero si no sabes esa clasificación, al ver que vuela, decís que es un ave.

Siempre aclaramos que la Biblia no es un libro de ciencia moderna y no tiene porque estar necesariamente de acuerdo con los criterios de la ciencia actual, ya que hoy se manejan datos con muchisima mayor exactitud que antes.Pero esta realidad actual no significa que la Biblia se equivoque.Tampoco es de esperar que el texto de Levítico use el término Struthio camelus para identificar al avestruz macho. Entiendo que es un absurdo tener ese tipo de discución. Lo importante es discutir si la Biblia tiene autoridad en materia de ciencia. Pero la autoridad de los textos bíblicos está basada en la inspiración divina de los textos originales. Por lo tanto podemos concluir que la Biblia  tiene autoridad en materia de ciencia moderna,no significa que sea un libro cientifico. Pero esto no significa que ella mienta o se equivoque. Sino que con el transcurso de los siglos,  la ciencia moderna ha realizado cambios en sus clasificaciones. Porque usar la Biblia fuera de su contexto idiomático, cultural, teológico y moral?? Hay que comprender sus enseñanzas antes de desprestigiarla. Pero si la Biblia habla de un diluvio, no solo hay que entenderlo como un hecho histórico sino además, como el juicio de Dios a la humanidad en aquel momento de la historia. Que por el momento no se encuentre un registro en el planeta del diluvio universal, no significa que este evento no haya sucedido.

Lo mismo ocurre con los dias de la creación. Pero como vimos en uno de los artículos anteriores, no es una fábula creer que Dios creó el mundo. La Biblia no nos dice como se creó el universo entero ni el mundo. Para eso está la ciencia, claro que si. Dios nos dice que el universo fue creado de la nada. Incluso Jesús mismo nos insta a entender las escrituras. Pero no a interpretarlas literalmente, sino literariamente. O sea, a utilizar el metodo de interpretación que se usa para entender cualquier otro libro antiguo, analizando el texo y su contexto, en el idioma en el que fue escrito. Muchos cristianos modernos son como los escribas de los tiempos de Jesús que eran demasiado literalistas. Pero sabemos que Jesús es el ‘LOGOS’. Y la Biblia nos informa que el LOGOS (Jesucristo) se hizo carne y habitó entre nosotros…Y vimos su gloria, dice el apostol Juan (ver Juan 1:14).

Otro ejemplo, es negar que la Biblia dice que Pi=3 en 1 Reyes 7:23. En la Biblia se cuenta que el arquitecto que construyó el templo del Rey Salomón construyó un adorno dentro del templo y puso una cuerda alrededor de la circunferencia, cuyo valor es Pi=3. El portal  Creation Moment explica este pasaje diciendo que

Todos saben que cuando uno divide la circunferencia de un círculo por su diámetro, uno obtiene tres y un séptimo, el valor de Pi.  Inclusive los antiguos conocían sobre el Pi. ¿Pero, 1 Reyes 7:23 nos dice que el mar de bronce que Hiram hizo para el Rey Salomón tenía treinta codos de circunferencia y diez codos en diámetro? Aquellas medidas solo dan un valor de tres, no Pi. ¿Es este un error de la Biblia? Por años los críticos de la Biblia han señalado 1 Reyes 7:23 como un error o lo utilizan para afirmar que los antiguos israelitas eran demasiado ignorantes para saber del Pi.  Esto fue contestado en el segundo siglo DC pero los críticos todavía lo mencionan hoy. La solución para el problema es que la circunferencia de la vasija es medida desde las paredes internas de la vasija, mientras que el diámetro se mide desde las paredes de afuera.  El espesor de la vasija constituye el faltante “un séptimo”.  Cuando se les confronta con esta explicación, incluso muchos críticos modernos lo encuentran razonable.[-1]

La Biblia es la revelación de Dios al ser humano y la historia del plan de redención del ser humano por medio de Jesucristo. Pero esto no significa que sus observaciones no fuesen sinceras y veraces. Pero yo si creo que el diluvio es real, no solo que fue un juicio de Dios. Es un hecho histórico verídico.Jesús habló del diluvio y de Noé, como señal profética previa a su segunda venida (ver Mateo 24:37) y nadie niega la veracidad del diluvio. Se debate sobre su alcance, si diluvió sobre toda la tierra o solamente la tierra habitada. Es posible que haya sido solamente la parte habitada. Muchas de las naciones en sus mitos hablan de un diluvio, de donde lo sacaron, lo inventaron? No lo creo. Pero además, negar el diluvio, seria tratar a Jesús de mentiroso. Quien se atreve a llamar a Jesús mentiroso y blasfemar contra el Hijo de Dios? Jesús es Dios hecho hombre y la misma Biblia nos dice que Dios no es un ser humano mentiroso. Dios es verdadero (ver Romanos 3:4).

Tampoco podemos afirmar que los días de la creación son una fábula. Sino que es un relato veraz y además con intención sacerdotal, o sea también fue escrito para atacar los errores doctrinales de una época. Pero sabemos que Dios creó el mundo. La Palabra de Dios nos dice que Cristo está involucrado en la creación, hay muchos pasajes del antiguo Testamento y también del Nuevo que hablan de la creación del mundo por la palabra de Dios, como cité en artículos anteriores. Pero es tarea de la ciencia descubrir el aspecto físico de la creación, la Biblia solo nos habla del aspecto espiritual de la creación, el móvil de la creación es divino, y nos da un reflexión sacerdotal del relato cuya finalidad, además de revelarnos en cuantos días Dios creó el mundo, también era combatir las herejías que podían confundir a los hebreos, desviándolos a cultos de dioses paganos. No se puede interpretar la Biblia literalmente, no es la forma. Para eso está la hermenéutica y la exégesis bíblica, ciencias auxiliares de la teología que ayudan al biblista a estudiar los textos sagrados.

Jesús es el Logos, es verdad, y Él estaba en el principio con Dios y Él es Dios.También sabemos que Cristo murió en la cruz por los pecados de los hombres para darnos, a los que hemos creido de todo corazón en El, la vida eterna. El que cree en el de todo corazón y se bautiza para testimonio del perdón de sus pecados será salvo del juicio final a la humanidad, poero el que no creyere será condenado. Lamentablemente para los escépticos, dice la Palabra de Dios que está dado que los hombres mueran una sola vez; y luego, dice la Biblia que serán juzgados, al final de los tiempos (Ver Hebreos 9:27).
Por experiencia digo, que he visto a las iglesias que han abandonado “la sana doctrina”, que han diluido su vida espiritual  y se han ido secularizando. Y otras se fueron sectarizando. Jesús dijo algo muy fuerte respecto de los creyentes: “Ustedes son la sal de la tierra. Pero ¿para qué sirve la sal si ha perdido su sabor? ¿Pueden lograr que vuelva a ser salada? La descartarán y la pisotearán como algo que no tiene ningún valor.” (Mateo 5:13 Nueva Traducción Viviente).

La palabra “sal” se refiere a la influencia de los cristianos para impedir la maldad y para preservar el mundo de la corrupción espiritual. La “sal” que no sala, no preserva de corrupción, y “no sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres” (Mateo 5:13 Reina-Valera 1960). Esa sal, es arrojada al camino para ser pisoteada por la gente. Los cristianos que pierden su capacidad de salar, son personas que son despreciadas hasta por los hombres mundanos, quienes se hunden más en corrupción por falta de esa “sal” que tanto necesitan.  A muchos que no son creyentes, les parece absurda la Biblia, pero mas absurdo me parece a mi no creer en Dios. Pero allá cada uno con su creencia y con su conciencia. La Biblia es inerrante y entendiendo que Dios es soberano y que Él inspiró a los autores bíblicos para escribir. Pero es necesario comprender la Biblia, conocerla, entenderla. Es un libro de revelación de Dios al hombre, como dije. Pero nosotros adoramos al Dios que se revela en la Escritura y no a las Escrituras en si. Pero Dios no se equivoca, ni miente, Él inspiró a los autores, por eso los autores no se equivocaron al escribir la Biblia. Aunque si Dios respetó sus culturas y sus costumbres. Por eso podemos decir que la Biblia es inerrante, porque es Palabra de Dios.

Esta Biblia inerrante e inspirada por Dios, es la que nos dice que Jesús es Dios hecho ser humano. Como J.I. Packer dijo:

“Aquí hay dos misterios por el precio de uno—la pluralidad de personas en la unidad de Dios, la unión de la Deidad y humanidad en la persona de Jesús. … Nada en ficción es tan fantástica como es la verdad de la Encarnación,” escribe el teólogo contemporáneo J.I. Packer.[0]

Y nuestra esperanza es ver algún día a Jesucristo personalmente. Como escribe Matt Perman

Podemos anticipar al día cuando lo veamos cara a cara, y hasta entonces que la esperanza gozosa de ese día inspire en nosotros una gran diligencia en servirle y adorarle.[1]

Pero insisto en preguntarle a ud, querido lector: Sabe ud. cuán confiable es la Biblia?¿Cree ud. que la Biblia es inerrante (un libro que no puede errar), o cree que es una simple guía infalible en materia de fe y conducta (esto significa que es verdad lo que dice sobre las verdades espirituales, pero es posible que haya errores en la ciencia, la geografía y la historia)? !Yo si creo que la Biblia es inerrante!

Existe un enfoque acerca de la infalibilidad, de grupos neo-evangélicos, que afirma que el propósito de la Escritura es dirigir al hombre a la salvación (2 Timoteo 3:15) y que cualquier otro tema que pueda tratar es irrelevante a ese fin, de modo que puede ser incorrecto lo que diga al respecto. Destacan que los autores no nos engañaron intencionadamente con estas declaraciones falsas, pues o no supieron o sencillamente se adaptaron a los enfoques populares del momento para poder exponer en forma comprensible su punto principal relacionado con la salvación. Jack Rogers, uno de los principales proponentes de este enfoque erróneo, escribió:

Indudablemente, se puede definir qué significa que la Biblia sea inerrante de acuerdo a su propósito salvador, considerando las formas humanas por medio de las cuales Dios condescendió revelarse … nos distrae de la seria intención de la Escritura de confundir el error, en el sentido de exactitud técnica, con la noción bíblica de error concebido como engaño intencional. El propósito de la Biblia no es sustituir a la ciencia humana, sino advertir contra el pecado humano y ofrecernos la salvación de Dios en Cristo; y lo logra infaliblemente».[2]

Pero Jesús si realizó afirmaciones que exigen creer en las verdades terrenales que el enseñó, al igual que las celestiales. Jesús esperaba que su exactitud en materias potencialmente examinables fueran la prueba de que El decía la verdad en cuanto a asuntos espirituales que no eran verificables. «Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?» (Juan 3:12). Repetimos, Jesús le dijo a la multitud: «¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa» (Marcos 2:9–11).

Pero también sabemos por las Escrituras, que Dios es santo (Isaías 6:3) y que sin santidad nadie le verá (ver Hebreos 12:14)  Tienes tu santidad, estimado lector, como para ver a Dios “cara a cara”? Si hoy Dios te llamara, podrías partir tranquilo de este mundo? Todas las discuciones cientificas sobre la Biblia hacen dudar a muchos de la veracidad de los textos bíblicos. Si dudamos de la honestidad de los escritores de los textos sagrados, como creeremos cuando ellos nos amonestan acerca del castigo divino por el pecado? Como creeremos que hay condenación para aquellos que rechazan el testimonio de Jesucristo, si  no creemos en la honestidad y veracidad de los textos sagrados? Lo invito a reflexionar sobre este tema.

A Dios sea la gloria. Dios lo bendiga mucho <>

Notas

[-1] http://www.creationmoments.com/node/5627

[0] J.I. Packer, Knowing God (Downers Grove, Illinois: InterVarsity Press, edición de 1993), pág. 53.

[1] https://www.desiringgod.org/articles/how-can-jesus-be-god-and-man?lang=es

[2]  Jack Rogers, «Church Doctrine and Biblical Inspiration» en Biblical Authority, Word, Waco, Texas, 1977, pp. 45, 46. Citado en https://semperreformandaperu.org/2017/05/20/es-la-biblia-inerrante-por-n-geisler/

imagen: https://semperreformandaperu.org/2017/05/20/es-la-biblia-inerrante-por-n-geisler/

 

Con que la Tierra es plana?


Con que la Tierra es plana?

Paulo Arieu

Tierra-Plana-Plato

Hace unos dias atrás, el famoso jugador de baloncesto estadounidense Kyrie Irving ha vuelto a insistir en que no hay pruebas de que la Tierra sea redonda.El ha vuelto a afirmar que la tierra es plana. Que ridiculez mas grande. Volver a la edad Media me parece un disparate. El jugador de baloncesto recordó que al cuestionar la forma de la Tierra en febrero no tenía la intención de “desviarse de la ciencia”, como tampoco despertar la rabia y parecer un loco. “La única intención era que la gente se abriera e hiciera su propia investigación”, precisó Irving.[0]

Pero quien fue el  que dijo que la Tierra es Plana? Pero quien inventó esta barbaridad? El padre de esta barbaridad contemporánea parece ser que fue el fantasioso novelista romántico norteamericano Washington Irving, quien con su novela “Historia de la vida y viajes de Cristóbal Colón”, de 1828, difundio un montón de mentiras echandole la culpa a los cristianos. Pero sucede que Washinton Irving no hacía historia, sino fantasía romántica. El medievalista Jeffrey Burton Russell, en “El Mito de la Tierra Plana”, siendo estadounidense, declara sin dificultad “el sesgo anticatólico y antiespañol” que tenia Irving y su país en aquella época. Lamentablemente Irving escribió un montón de barbaridades, y luego, hubieron muchos que las repitieron como loros, sin pensar ni preocuparse por verificar, si era verdad o no, las barbaridades que Irving escribió. Nadie se molestó en comprobar lo dicho. Irving desde luego no lo hizo, como detalla Rusell en su libro, donde explica que Agustín de Hipona no había escrito en contra de la tierra esférica. Por ejemplo, Irving escribió que:

“El progreso del conocimiento, aunque se expandía rápidamente, estaba aún obstaculizado por el fanatismo monástico. A Colón le abrumaron con citas de la Biblia y del Nuevo Testamento: el Libro del Génesis, los Salmos de David, las oraciones de los Profetas, las epístolas de los apóstoles y los evangelios. A todo ello se añadieron las reflexiones de varios santos y los comentarios de sacerdotes: San Crisóstomo y San Agustín, San Jerónimo y San Gregorio, San Basilio y San Ambrosio y Lactancio. No se permitió conceder valor alguno a cuantas demostraciones matemáticas parecieran chocar con el texto de las Escrituras, o a algún comentario de los padres. Colón, que era un hombre devotamente religioso, se encontró en peligro de ser condenado, debido no a un mero error en sus cálculos sino por heterodoxia”. [1]

Desde la antigüedad clásica y los principios de la teología cristiana, el concepto de la Tierra como esfera se había extendido completamente. Aunque es verdad que en la cultura secular, habia una minoría de personas que defendía la forma plana para la Tierra. Incluso habia personas que creian que habia otros humanos que habitan en una zona llamada las Antípodas. Pero por ejemplo, Agustín de Hipona (354 – 430) argumentó en contra de que hubiera habitantes en las Antípodas y defendiendo el concepto de la Tierra redonda:

Pero sobre la fábula de que existen los Antípodas, es decir, hombres que viven en el lado opuesto de la tierra, donde el sol se levanta cuando para nosotros se pone, hombres que caminan con sus pies opuestos a los nuestros, eso no es creible en modo alguno. Y, ciertamente, no se afirma que se haya aprendido tal cosa por conocimiento histórico, sino por conjetura científica, basándose en que la tierra está suspendida dentro de la concavidad del cielo, y que tiene tanto espacio en un lado como en el otro: por ello afirman que la parte bajo nosotros también debe de estar habitada. Pero no remarcan que, aunque se supone científicamente demostrado que el mundo tiene una forma esférica y redonda, de eso no se sigue que la otra cara de la tierra esté libre de agua; ni tampoco, aunque estuviera realmente libre de agua, se sigue que esté necesariamente habitada.[2]

Como esa gente tenían que ser descendientes de Adán, tenían que haber viajado hacia el otro lado del mundo en algún momento; San Agustín continúa:

Es demasiado absurdo decir que algún hombre puede haber tomado un barco y viajado a través de todo el ancho océano, y cruzado desde este lado del mundo al otro, y que por tanto incluso los habitantes de esa lejana región puedan descender de ese hombre primigenio. Curiosamente, este parágrafo sería empleado siglos después por los colonizadores del Nuevo Mundo y de África para justificar su actitud de desprecio por los indígenas desde una base teológica. En cualquier caso, San Agustín no sólo no niega la idea de una Tierra redonda, sino que describe explícitamente la Tierra como un globo en varios de sus escritos.[3]

Sin embargo, parece haber algunas citas de Padres de la Iglesia que creyeron erróneamente que la tierra era plana. Hubieron algunos autores cristianos que se opusieron al concepto de que la Tierra era redonda, pero su influencia en los siglos posteriores no fue mucha. Sin embargo, creyeron erróneamente en el concepto de tierra plana.Podemos citar a:

Lactancio (245 – 325), tras su conversión al cristianismo y su rechazo de la filosofía griega, lo calificó de “locura”, al argumentar que la gente en el otro lado del mundo no “obedecería” a la gravedad.[4]

El se preguntaba,

¿Existe acaso alguien tan insensato como para creer que hay personas cuyas huellas están más altas que sus cabezas? ¿Que las simientes y los árboles crecen cabeza abajo? ¿Que las lluvias y las nieves caen hacia arriba hacia el suelo? No tengo palabras para dar a aquellos que, una vez que han errado, perseveran insistentemente en su locura y defienden una cosa vana tras otra [5]

Lamentablemente parece que Juan Crisóstomo (344 – 408),padre de la Iglesia Griega creía que una Tierra esférica era contradictoria con el contenido de las sagradas escrituras.[6]

Tristemente, todavia hay personas en estos tiempos que creen que la tierra es plana.  Por ejemplo, a principio de este mes de noviembre del 2017, se realizó en Estados Unidos la primera edición del Flat Earth International Conferency (FEIC), un congreso destinado a cuestionar la idea de que el mundo es esférico. [7]

El diario Universal de México,en su edición online de Noviembre 28 de este año, cita también de un estadounidense llamado Mick Hughes, quien se ha hecho famoso al asegurar que volaría mil 500 metros de altura para fotografiar y así demostrar que el planeta Tierra es plano y que “los astronautas nos han hecho creer lo contrario” [8]

Parece también parece ser que muchos de estos argumentos modernos de que la tierra es plana, es un ataque a la ciencia, pero utilizando la fe cristiana para desprestigiarla.  La mentira moderna de la Tierra plana parece ser un ataque en contra de los cristianos creacionistas, quienes negamos la Teoría de la Evolución. BBC Mundo publica un artículo donde afirma que la razón por la qué hay personas que aún creen que la Tierra es plana es, posiblemente, una conspiración de los darwinistas en contra de los cristianos creacionistas.[9]

En que se basan para atacarnos? Algunos ateos utilizan el pasaje de Daniel 4:11 “Crecía este árbol, y se hacía fuerte, y su copa llegaba hasta el cielo, y se le alcanzaba a ver desde todos los confines de la tierra.”, sacándolo de contexto para atacar la autoridad de las escrituras. Si uno lee el contexto completo de este pasaje (Daniel 4), se confirma que:

i) Primero que se trata de un sueño

ii) En segundo lugar, quien tuvo ese sueño ni siquiera fue Daniel, fue el rey Nabucodonosor

iii) En tercer lugar, Daniel da la interpretación del sueño que le es revelada por Dios.

Lamentablemente para ellos, los ateos que muchas veces atacan la existencia de Dios,ni conocen bien la Biblia, no la han leido ni saben como interpretarla correctamente.Dice la Biblia que estas personas son unos necios (Salmo 14:1), porque niegan lo evidente, que es la existencia de Dios, pretenden desautorizar las escrituras para quitarles su autoridad de condenar al mundo que rechaza insistentemente a Jesucristo, el Hijo de Dios, quien fue crucificado a la vista de muchos testigos y resucitado de entre los muertos. Un ateo que intenta usar la biblia fuera de contexto para atacar los cristianos, rápidamente queda desprestigiado eticamente y su necedad queda en evidencia.

En conclusión, hay que afirmar que la Tierra no es plana, es esférica y la ciencia lo comprueba fácilmente. No creo que exista ninguna teoría conspiranoica en contra de los seres humanos para persuadirlos que la tierra es esférica. Algunos padres de la Iglesia, que fueron influyentes a lo largo de los siglos, creyeron que la tierra era esférica. Otros se equivocaron en sus apreciaciones. La Biblia es Palabra de Dios, es inspirada por Dios y “correctamente interpretada” es inerrante. Pero los teólogos que la estudian y la interpretan no son infalibles. Podemos equivocarnos, claro que si, somos seres humanos. Pero hay que demostrar el error de interpretación fechacientemente y con pruebas exegéticas comprobables, validables y confiables. Acusar puede ser fácil, pero argumentar que hay un error puede ser un poco mas dificil.

Dios lo bendiga mucho!!! <>

Notas

[0] https://actualidad.rt.com/actualidad/254315-estrella-nba-kyrie-irving-tierra-plana

[1] https://www.religionenlibertad.com/quien-creo-el-bulo-de-que-la-iglesia-proclamaba-una-tierra-38443.htm

[2] De Civitate Dei, Libro XVI, Capítulo 9 — Sobre si debemos creer en las Antípodas, traducido al inglés por Rev. Marcus Dods, D.D.; de la Biblioteca Etérea de Clásicos Cristianos en el Calvin College
[3] En su comentario sobre la Interpretación literal del Génesis, Agustín considera la Tierra como un globo: “En el momento en que para nosotros es noche, el sol ilumina con su presencia [otras partes del mundo …]. Durante su circuito de 24 horas, siempre hay un lugar donde es de día y uno donde es de noche.” “Aunque el agua aún cubría toda la Tierra, no había nada que evitase, en la enorme esfera acuosa, en un lado el día por la presencia de luz, y en el otro la noche, por la ausencia de luz.” (San Agustín de Hipona, La Interpretación Literal del Génesis, 30, 33)

[4] http://www.christiananswers.net/q-aig/aig-c034.html (en inglés) contiene información sobre la correlación entre el concepto de tierra plana y la Iglesia católica; aunque está escrito desde el punto de vista de un punto de vista de apología del cristianismo, la información que se ofrece está basada en hechos.

[5] Se cita a Lactancio en un libro publicado por Andrew D. White

[6] http://www.newadvent.org/cathen/06447a.htm. Se dice acá que San Juan Crisóstomo era “uno de los propugnadores de este error, refiéndose a la exégesis de las escrituras que se hacía en la época y por la cual los padres de la Iglesia aceptaban la idea de la tierra plana”

[7] http://www.eluniversal.com.mx/ciencia-y-salud/ciencia/como-demostrar-que-la-tierra-no-es-plana

[8] Ibid

[9] http://www.bbc.com/mundo/noticias-37954365

imagen: http://miespadaeslabiblia.com/2513/la-tierra-plana-segun-la-biblia-dice-la-biblia

CHARLES DARWIN Y KARL MARX


CHARLES DARWIN Y KARL MARX

****** copiado con permiso******

Salmo 53:1
“Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, e hicieron abominable maldad; No hay quien haga bien”.

¿Se ha dado cuenta de que muchos de los más admirados ateos provienen de un trasfondo del área científica? Podría citar docenas – Richard Dawkins, Sam Harris, Daniel Dennett y Stephen Hawking, para nombrar unos pocos. Miles de personas son admiradores del difunto Carl Sagan y su discípulo, Neil deGrass Tyson. Algunos de estos ateos son prácticamente superestrellas con seguidores que ascienden a millones.

Monumento a Karl Marx en Moscú. La inscripción dice: “!Proletarios de todos los países, uníos!”Pues bien, Charles Darwin tuvo su cuota de seguidores también. En el principio, el Origen de las Especies fue aceptado no por ningún mérito científico sino porque ofrecía una alternativa racional a lo milagroso. Los primeros seguidores de Darwin no eran científicos de la época, sino teólogos que rechazaban los milagros de la Biblia.

Cada uno de los seguidores de Darwin tenía sus propios motivos para aceptar la teoría de la evolución. Pero uno de sus más notables seguidores fue Karl Marx. Como autor del Manifiesto Comunista, Marx encontró el principio de la lucha-hasta-la-muerte de la selección natural una perfecta confirmación de su propia visión de la lucha de clases del hombre. En agradecimiento, Marx, envió a Darwin una copia de su Das Kapital en 1873.

Seis años más tarde, Marx escribió a Darwin, solicitando permiso para dedicarle su próximo volumen. Pero Darwin declinó el ofrecimiento, explicando que “sería doloroso para ciertos miembros de su familia si se asocia con un libro tan ateo”.

¡A veces me pregunto si Darwin se revolvería en su tumba si supiera de los horrores que se ha solicitado que su teoría justifique en los últimos dos siglos!

Oración:
Padre Celestial, no sigo a ningún hombre. En lugar de ello, Sigo a tu Hijo, Jesucristo, que murió para darme la vida eterna. Sólo Él es digno de mi alabanza. Amén.
Notas:
Ian T. Taylor, En la mente de los hombres: Darwin y el Nuevo Orden Mundial (TFE Publicación y Momentos de la Creación, Sexta edición, 2008), págs. 386-387. Foto: Monumento a Karl Marx en Moscú. La inscripción dice: “!Proletarios de todos los países, uníos!” (CC-BY 3.0)
Creation Moments PO Box 839 Foley, MN 56329 USA

Copyright (C) 2016 Creation Moments All rights reserved.

Lennox: “El ateísmo es una fe sin esperanza, su frontera es Dios”


Lennox: “El ateísmo es una fe sin esperanza, su frontera es Dios”

“La polarización entre Dios y la ciencia es falsa. La verdadera polarización es entre cosmovisiones: cristianismo frente a ateísmo”, argumentó el profesor de Oxford durante el Fórum Apologética (6-8 mayo).

AUTOR Joel Forster TARRAGONA, 12 DE MAYO DE 2016

  • Leer más ACA: