¿ Que estamos reflexionando?


¿ Que estamos reflexionando?

Por Paulo Arieu

estamos-reflexionando-300x300

Vez tras vez me pregunto que es lo que estoy reflexionando, dado que no siempre encuentro que despierto el interés en las personas que leen mis artículos. Una historia que leí cuenta que hace mucho tiempo en una pequeña aldea [o así cuenta la historia] había un lugar conocido como la casa de los mil espejos. Un pequeño perro, escuchó sobre este lugar y decidió visitarlo. Cuando él llegó, felizmente saltó en las escaleras al umbral de la casa. Él miró a través de la puerta con sus oídos en alto y meneaba su cola tan rápidamente como él podría. Para su gran sorpresa, él se encontró de frente con otros 1,000 que felices meneaban sus colas tan rápidamente como la suya. Él les mostró una gran sonrisa, y le respondieron con 1,000 sonrisas tan amistosas como la suya. Al salir de la casa, él pensó, “este es un lugar maravilloso; volveré y lo visitaré a menudo.”

En la misma aldea otro pequeño perro, que no era tan feliz como el primero, visitó la casa. Él subió lentamente las escaleras y bajó la cabeza mientras que él miraba a través de la puerta. Cuando él vio a los 1,000 perros antipáticos que le miraban fijamente, él les gruñó y se horrorizó al ver que los 1.000 pequeños perros le gruñían a él. Al salir de la casa pensó “este es un lugar horrible, nunca volverá aquí otra vez”. En el frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía: “La casa de los 1000 espejos”. [0]

¿Cual es la MORALEJA que encierra esta historia? Hay veces que el mundo nos devuelve lo que damos, si decidimos encarar las cosas con una sonrisa es probable que nos devuelvan una sonrisa, si en cambio somos agrios y amargos, dando la peor cara, seguramente veremos lo mismo.  Por eso decidamos cual rostro llevaremos por dentro y ese será el que mostremos. El reflejo de nuestros gestos y acciones es lo que proyectamos ante los demás.[1]

Pienso que todas las caras en el mundo son espejos. ¿Qué clase de reflexión vemos en las caras de la gente que conocemos? ¿Y qué clase de cara ven ellos en usted y en mí? ¿ Que estamos reflexionando? ¿Estamos realmente poniendo en práctica lo que la Biblia dice sobre amar. al prójimo? ¿Que piensan las personas, cristianos o no, cuando visitan nuestras comunidades cristianas, cuando van a  nuestras reuniones en los templos?  ¿Que piensa usted de mis reflexiones en el blog? ¿Le resultan poco interesantes, quizás aburridas o muy religiosas? 

Que opina usted si yo lo invito a leer en la Biblia el famoso pasaje que habla sobre el amor, escrito por el apostol San Pablo

Si pudiera hablar todos los idiomas del mundo y de los ángeles pero no amara a los demás, yo solo sería un metal ruidoso o un címbalo que resuena.  Si tuviera el don de profecía y entendiera todos los planes secretos de Dios y contara con todo el conocimiento, y si tuviera una fe que me hiciera capaz de mover montañas, pero no amara a otros, yo no sería nada. Si diera todo lo que tengo a los pobres y hasta sacrificara mi cuerpo, podría jactarme de eso; pero si no amara a los demás, no habría logrado nada. El amor es paciente y bondadoso. El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa.  El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia […]  Tres cosas durarán para siempre: la fe, la esperanza y el amor; y la mayor de las tres es el amor. (1 Cor. 13: 1-7; 13 NTV)

Lo invito a poner en práctica este pasaje bíblico. Que es similar al mandamiento de amar, que nos dejó el Señor Jesús: “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros ” (Juan 13:34 RV 1960). Dijo Gandhi: Lo importante es la acción, no el resultado de la acción. Debes hacer lo correcto. Tal vez no esté dentro de tu capacidad, tal vez no esté dentro de tu tiempo que haya algún resultado.[2] Recordemos que “Siempre cosechamos lo que sembramos”. Como escribió el apostol Pablo a los cristianos de Gálatas:

Amados hermanos, si otro creyente está dominado por algún pecado, ustedes, que son espirituales, deberían ayudarlo a volver al camino recto con ternura y humildad. Y tengan mucho cuidado de no caer ustedes en la misma tentación.  Ayúdense a llevar los unos las cargas de los otros, y obedezcan de esa manera la ley de Cristo.  Si te crees demasiado importante para ayudar a alguien, solo te engañas a ti mismo. No eres tan importante. Presta mucha atención a tu propio trabajo, porque entonces obtendrás la satisfacción de haber hecho bien tu labor y no tendrás que compararte con nadie. Pues cada uno es responsable de su propia conducta. Los que reciben enseñanza de la palabra de Dios deberían proveer a las necesidades de sus maestros, compartiendo todas las cosas buenas con ellos. No se dejen engañar: nadie puede burlarse de la justicia de Dios. Siempre se cosecha lo que se siembra.  Los que viven solo para satisfacer los deseos de su propia naturaleza pecaminosa cosecharán, de esa naturaleza, destrucción y muerte; pero los que viven para agradar al Espíritu, del Espíritu, cosecharán vida eterna. Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos.  Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos el bien a todos, en especial a los de la familia de la fe. Fíjense que uso letras grandes para escribirles de mi propio puño y letra estas últimas palabras. Los que tratan de obligarlos a circuncidarse lo hacen para quedar bien con otros. No quieren ser perseguidos por enseñar que solo la cruz de Cristo salva.  Ni siquiera los que luchan a favor de la circuncisión cumplen toda la ley. Solo quieren que ustedes se circunciden para poder jactarse de ello y decir a todos que ustedes son sus discípulos. En cuanto a mí, que nunca me jacte de otra cosa que no sea la cruz de nuestro Señor Jesucristo. Debido a esa cruz, mi interés por este mundo fue crucificado y el interés del mundo por mí también ha muerto. No importa si fuimos o no circuncidados. Lo que importa es que hayamos sido transformados en una creación nueva.  Que la paz y la misericordia de Dios sean con todos los que viven según ese principio; ellos son el nuevo pueblo de Dios.De ahora en adelante, que nadie me cause problemas con esas cosas. Pues yo llevo, en mi cuerpo, cicatrices que muestran que pertenezco a Jesús. Amados hermanos, que la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con el espíritu de cada uno de ustedes. Amén.(Gálatas 6 NTV). 

Y también lo invito a continuar reflexionando junto conmigo todos los dias. Dios lo bendiga mucho. La Gloria sea para nuestro Dios!!!


Notas

Imagen: http://xn--sueosenaccion-kkb.com/nosomosparados/si-pretendes-recoger-paz-procura-no-sembrar-polemicas/

[0] http://cortashistoriasconmoraleja.blogspot.com/2014/01/la-casa-de-los-1000-espejos-el-reflejo.html

[1] Ibid

[2] https://www.xing.com/communities/posts/suerte-o-desgracia-cuento-chino-1002431683

La tolerancia del cristianismo


La tolerancia del cristianismo

Por Paulo Arieu

En el año 313, se firmó lo que se conoce como históricamente como El Edicto de Milán (313), conocido también como “La tolerancia del cristianismo”. Este fue un edicto promulgado en Milán que estableció la libertad de religión en el Imperio Romano, dando fin a las persecuciones dirigidas por las autoridades contra ciertos grupos religiosos, particularmente los cristianos. El edicto fue firmado por Constantino I y Licinio, dirigentes de los imperios romanos de Occidente y Oriente, respectivamente. En el momento de la promulgación del edicto, existían en el Imperio cerca de 1.500 sedes episcopales y al menos de 5 a 7 millones de habitantes de los 50 que componían al imperio profesaban el cristianismo. Luego de la aprobación, se inició según se conoce por los historiadores cristianos, la Paz de la Iglesia.
Anteriormente, en el año 311 el emperador Galerio había emitido en la ciudad un edicto conocido como el “Edicto de Tolerancia de Nicomedia”. En él se concedía indulgencia a los cristianos y se les reconocía su existencia legal y libertad para celebrar reuniones y construir templos para su Dios por lo que la persecución de los mismos finalizaría.El edicto de Milán no sólo significó el reconocimiento oficial de los cristianos sino que trajo como consecuencia profundos cambios dentro del Imperio Romano, así como el comienzo de la expansión de la Iglesia. El ejercicio del edicto devolvió a los cristianos sus antiguos lugares de reunión y culto, así como otras propiedades, que habían sido confiscadas por las autoridades romanas y vendidas a particulares: “las propiedades habrán de ser devueltas a los cristianos sin exigir pago o recompensa de ningún tipo, y sin admitir ningún tipo de fraude o engaño”. Esto le brindó al cristianismo (y a cualquier otra religión) un estatus de legitimidad junto con el paganismo, y en efecto, depuso al paganismo como la religión oficial del imperio romano y de sus ejércitos.
Todavía no se han recuperado registros en piedra del edicto. Las citas que se le conocen provienen de los capítulos 35 y 48 del documento histórico De mortibus persecutorum (latín: “Sobre la muerte de los perseguidores”), escrito por el sacerdote católico Lactancio)
Dicho edicto estaba destinado a terminar con las cacerías y luchas en contra de los cristianos. Si bien la religión cristiana será distinguida de las creencias arrianas a partir del Concilio de Nicea en el 325, y oficializada por Teodosio I a través del Edicto de Tesalónica (380), el fin del acosamiento perseguía la reunificación y fortalecimiento del poder, amenazado por el constante crecimiento del cristianismo. Galerio terminó con las persecuciones infligidas a los cristianos a través del “Edicto de Tolerancia Nicomedia”. Aún así, existía un constante enfrentamiento entre los dos emperadores cuyo objetivo era unificar el poder del Imperio en una sola persona. Es así como Licinio había permitido a su milicia la persecución de cristianos, desobedeciendo el edicto promulgado por Galerio. La finalidad de Licinio era la de ganar el favor de su ejército. La consecuencia directa fue la conversión de algunos soldados y la pérdida de la vida de muchos cristianos.
Cuando se establece el edicto, el Imperio contaba con, aproximadamente, siete millones de habitantes (sobre cuarenta y cinco, aproximadamente) que profesaban el cristianismo, sumando a ello, mas de mil sedes religiosas.
Lo acordado en Milán llega al presente en virtud de las cartas enviadas a los gobernadores provinciales por Licinio en Oriente.
En la primera parte se establece la libertad de religión, y por ende, el derecho de los cristianos a ejercer esa libertad. Cabe aclarar que el edicto no es privativo para los cristianos, sino que autoriza a la libertad de religión dentro del Imperio.
En segundo lugar, se les devuelve a los cristianos sus lugares de reunión y culto, como así también los edificios confiscados. Desde el punto de vista del cristianismo, la legalización de su credo proveyó a las iglesias de las mismas ventajas económicas que otras religiones.
De esta manera, el paganismo deja de ser la religión oficial de estado, contribuyendo a un paulatino fortalecimiento de la Iglesia que comenzó a expandirse, logrando su máximo poderío a lo largo de toda la Edad Media.

En un intento por reintegrar el imperio romano bajo una sola autoridad, Licinio se armó en contra de Constantino. Como parte de su esfuerzo para ganarse la lealtad del ejército, Licinio eximió al ejército y los funcionarios públicos de la práctica de la política de tolerancia que imponía el edicto, permitiéndoles continuar la persecución de cristianos. Como consecuencia de esta orden, algunos cristianos perdieron sus propiedades y hasta la vida. De ese entonces sobrevive una leyenda, que cuenta de 40 cristianos en Sevaste, al negarse a ofrendar vino a los dioses paganos, fueron torturados y encarcelados. Al rehusar aún participar en el rito, fueron obligados a mantenerse de pie desnudos sobre el hielo del invierno hasta la congelación. Unos cuantos cedieron y aceptaron renunciar al cristianismo con tal de acompañar a los soldados en las fogatas, al mismo tiempo que un número igual de soldados decidieron confesar su hasta entonces secreta devoción al cristianismo y se unieron a aquellos en el hielo. Cuenta la tradición que descendieron del cielo ángeles, quienes colocaron coronas en las cabezas de los mártires.

En el año 324 se reanuda la guerra entre ambos imperios. Constantino logra vencer el 3 de julio de ese año al ejército de Licinio en la Batalla de Adrianópolis cercándolo dentro de las murallas de Bizancio. Por otro lado, gracias a la victoria que consigue el primogénito de Constantino,Flavio Julio Crispo, sobre la flota de Licinio, obliga a este a retirarse a Bitinia donde pierde su último puesto el 18 de septiembre durante laBatalla de Crisópolis. Constantino entonces ganó la sola posesión del imperio, y ordenó que Licinio fuera internado en Tesalónica, donde intentó alzarse en armas y fue ejecutado por traición.

En conclusión, aunque muchos cristianos tienen una reflexión de tipo idealista, comentando que no fue ningún beneficio para la iglesia esta paz que Constantino decretó, ya que comenzó el proceso de romanización de la iglesia, yo creo que es un error pensar asi. Pienso de manera mas realista y no me parece que sea una bendición exactamente el vivir bajo persecución.Creo que esa época tuvo sus cosas buenas y sus cosas malas.Como todas las épocas.<>

 

Bibliografia

¿Por qué la Psicología es una ciencia?


¿Por qué la Psicología es una ciencia?

Por Paulo Arieu

Revisada 01-15-2018

Psicologia-Cientifica-410x258

Introducción

En las conversaciones con alumnos de la carrera de Psicología, siempre surge la pregunta: ¿es la Psicología realmente una ciencia? Algunos creen que si, otros creen que no. Incluso, en nuestros días, hay psicólogos que no creen que la Psicología sea una ciencia, porque su objeto de estudio es la conducta y ésta es susceptible de ser investigada por un método experimental, por lo tanto, no cumple con las principales condiciones de cualquier ciencia. Sin embargo, los psicólogos como todos los  científicos, realizan observaciones, formulan hipótesis, elaboran teorías, y perfeccionan esas teorías haciéndolas flexibles a nuevas observaciones.[0] 

¿Que significa la palabra Psicología? La palabra “Psicología” viene del vocablo griego que significa “estudio de la mente o del alma”. Pero en nuestros días se define a la Psicología como “la ciencia que estudia la conducta y los procesos mentales en todos los animales”[1].  El Diccionario de la lengua española provee dos importantes definiciones para la palabra Psicología: La primera de ellas es en relación a la filosofía y dice que es parte de la filosofía que trata del alma, sus facultades y operaciones. La segunda, es ciencia o estudio de la mente y de la conducta en personas o animales.[2] Christian Nordqvist explica que, de acuerdo al Medilexicon’s Medical Dictionary, la Psicología es “la profesión (Psicología clínica), la disciplina académica (Psicología académica) y la ciencia (Psicología de la investigación) relacionada con el comportamiento de humanos y animales, y los procesos mentales y fisiológicos relacionados”.[3] Según APA define a la Psicología, esta es el estudio de la mente y el comportamiento. La disciplina abarca todos los aspectos de la experiencia humana, desde las funciones del cerebro hasta las acciones de las naciones, desde el desarrollo infantil hasta el cuidado de las personas mayores. En todos los escenarios imaginables, desde los centros de investigación científica hasta los servicios de salud mental, “la comprensión del comportamiento” es la tarea de los Psicólogos.[4]

Dudas de que la Psicología sea una ciencia[5]

Existe controversia con respecto a considerar los procesos mentales como conducta. Pero el término “procesos mentales” incluye formas de cognición o modos de conocer, como percibir, poner atención, recordar, razonar y solucionar problemas; además de soñar, fantasear, desear, esperar y anticipar.[6] La mayoría considera la vía científica como el mejor medio para lograr un conjunto bien organizado de información precisa. El enfoque científico es tan básico para la Psicología que, a menudo, a ésta se le denomina ciencia conductual  y a los psicólogos, los científicos conductuales.[7]

A pesar de tener una metodología científica elaborada, hay otros problemas y argumentos que hacen dudar de que la psicología realmente sea una ciencia. Las limitaciones pueden referirse a la materia (por ejemplo, conducta abierta versus experiencia subjetiva, privada), objetividad, generalidad, capacidad de prueba, validez ecológica, cuestiones éticas y debates filosóficos, etc. La ciencia supone que existen leyes del comportamiento humano que se aplican a cada persona. Por lo tanto, la ciencia adopta un enfoque tanto determinista como reduccionista. La ciencia estudia el comportamiento manifiesto porque el comportamiento manifiesto es objetivamente observable y puede medirse, lo que permite a diferentes psicólogos registrar el comportamiento y acordar lo que se ha observado. Esto significa que se pueden recopilar pruebas para probar una teoría sobre las personas.

Las leyes científicas son generalizables, pero las explicaciones psicológicas a menudo se restringen a tiempos y lugares específicos. Debido a que la Psicología estudia (principalmente) a las personas, estudia (indirectamente) los efectos de los cambios sociales y culturales en el comportamiento. La psicología no se desarrolla en un vacío social. El comportamiento cambia con el tiempo y en diferentes situaciones. Estos factores y las diferencias individuales hacen que los resultados de la investigación sean confiables solo por un tiempo limitado.

¿Son los métodos científicos tradicionales apropiados para estudiar el comportamiento humano? Cuando los psicólogos operan su DSM IV, es muy probable que esto sea reduccionista, mecánico, subjetivo o simplemente incorrecto.

Las variables operativas se refieren a cómo definirá y medirá una variable específica tal como se usa en su estudio. Por ejemplo, un biopsicólogo puede operacionalizar el estrés como un aumento en la frecuencia cardíaca, pero puede ser que al hacerlo, seamos eliminados de la experiencia humana de lo que estamos estudiando. Lo mismo ocurre con la causalidad.

Los experimentos están dispuestos a establecer que X causa Y, pero tomar esta visión determinista significa que ignoramos las variables extrañas, y el hecho de que en un momento diferente, en un lugar diferente, probablemente no estaríamos influenciados por X. Hay tantas variables que influyen en el comportamiento humano que es imposible controlarlos de manera efectiva. El tema de la validez ecológica se relaciona muy bien aquí.

La objetividad es imposible. Es un gran problema en psicología, ya que involucra humanos que estudian humanos, y es muy difícil estudiar el comportamiento de las personas de una manera imparcial. Además, en términos de una filosofía general de la ciencia, nos resulta difícil ser objetivo porque estamos influenciados por un punto de vista teórico (Freud es un buen ejemplo de esto). El observador y lo observado son miembros de la misma especie, esto crea problemas de reflectividad.

Un conductista nunca examinaría una fobia y pensaría en términos de conflicto inconsciente como una causa, al igual que Freud nunca lo explicaría como un comportamiento adquirido a través del condicionamiento operante. Este punto de vista particular que tiene un científico se llama Paradigma. Kuhn argumenta que la mayoría de las disciplinas científicas tienen un paradigma predominante al que la gran mayoría de los científicos se suscriben. Cualquier cosa con varios paradigmas (por ejemplo, modelos, teorías) es una pre-ciencia hasta que se vuelve más unificada. Con una miríada de paradigmas dentro de la Psicología, no es el caso que tengamos leyes universales del comportamiento humano, y Kuhn definitivamente argumentaría que la Psicología no es una ciencia.

La verificación (es decir, la prueba) puede ser imposible. Realmente nunca podemos probar una hipótesis, podemos encontrar resultados que la respalden hasta el final de los tiempos, pero nunca tendremos la certeza del 100% de que es realmente cierta. Podría ser refutado en cualquier momento. La principal fuerza impulsora detrás de esta queja particular es Karl Popper, el famoso filósofo de la ciencia y defensor del falsacionismo. Tomemos la famosa hipótesis del ejemplo popperiano: “Todos los cisnes son blancos”. ¿Cómo sabemos con certeza que no veremos un cisne negro, verde o rosa fuerte en el futuro? Entonces, aunque nunca se haya visto un cisne no blanco, todavía no hemos probado nuestra hipótesis. Popper argumenta que las mejores hipótesis son aquellas que podemos falsificar: refutar. Si sabemos que algo no es verdad, entonces sabemos algo con certeza.

Otro inconveniente es la testabilidad: gran parte de la materia en Psicología es inobservable (por ejemplo, la memoria) y, por lo tanto, no se puede medir con precisión. El hecho de que hay tantas variables que influyen en el comportamiento humano que es imposible controlar las variables de manera efectiva.

Entonces, ¿estamos más cerca de comprender a) qué es la ciencia, y b) si la Psicología es una ciencia? Improbable. No hay una filosofía de la ciencia definitiva ni una metodología científica impecable. Cuando las personas usan el término “científico”, todos tenemos un esquema general de lo que significan, pero cuando lo desglosamos de la manera que acabamos de hacerlo, la imagen es menos segura. ¿Qué es ciencia? Depende de tu filosofía ¿Es la psicología una ciencia? Depende de tu definición.

¿Es la Psicología una ciencia?

Entonces ¿es la Psicología una ciencia? Slife y Williams han tratado de responder esta pregunta: [8]

  1. Tenemos que intentar al menos esforzarnos por utilizar métodos científicos porque necesitamos una disciplina rigurosa. Si abandonamos nuestra búsqueda de métodos unificados,perderemos un sentido de lo que es la Psicología.
  2. Tenemos que seguir tratando de desarrollar métodos científicos que sean adecuados para estudiar el comportamiento humano; puede ser que los métodos adoptados por las ciencias naturales no sean apropiados para nosotros.

La Psicología es considerada una ciencia desde su método: métodos filosóficos, métodos clínicos, métodos experimentales, y métodos correlacionales, ello recoge y sistematiza la información de datos, realiza hipótesis, utiliza variables cuantificables, y utiliza a otras áreas de estudio científico para ejemplificar sus conceptos.[9] Para que un campo de conocimiento sea una ciencia, debe cumplir con dos factores básicos: [10]

1. Epistemología: Para poder ser considerada una ciencia, es imprescindible que exista una epistemología clara. Es decir, que se sepa claramente sobre qué campo quiere aumentar nuestros conocimientos.

2. Método científico: Otra condición necesaria para que una disciplina de conocimiento sea considerada una ciencia es que se ciña al método científico.

Definiendo el Método Científico [11]

Suele definirse como un modo o forma en que las ciencias tratan de descubrir los principios generales que explican los hechos objeto de su estudio. La actividad científica tiene dos procesos a saber: uno ascendente (tales como conceptos, leyes y teorías) el otro descendente que consiste en la validez de los resultados. Para darle validez a una teoría, no se puede considerar como cierta a menos que se compruebe. Un científico usa métodos definitorios, métodos clasificatorios, métodos estadísticos, métodos hipotético-deductivos, procedimientos de medición entre otros. Pensándolo bien, cada persona que intente investigar las razones por las que la psicología es una ciencia se encontrará con un montón de respuestas que podrá clasificarlas, pero su resultado final será que en efecto la Psicología es inevitablemente una disciplina científica  porque su objeto es quien la define, y por lo tanto tiene principios propios o subalternos a otras disciplinas. Entendiendo que el objeto material es el hombre o mejor dicho la persona, este tiende a ser observado en su conducta, y por eso es imposible no aplicar un método para su estudio, e instrumentos de investigación que permitan cuantificar y darle validez como ciencia. La Psicología como ciencia también tiene métodos y técnicas de investigación que son de mucha importancia. Algunas de ellas son:

  1. Técnicas descriptivas: estas permiten sistematizar los procesos de observación de la vida cotidiana de la persona (conducta, comportamiento) arrojando aportes que dan respuesta a una hipótesis planteada. Entre los instrumentos que se utilizan en esta técnica están: la observación directa, de laboratorio, estudios de caso, dispositivos de evaluación (cuestionarios, entrevistas y pruebas psicológicas).
  2. Técnicas explicativas: están generan la sistematización de resultados concretos del objeto de estudio de la psicología. Tenemos las técnicas de estudio de correlación que están divididas en: correlación positiva, negativa y conclusión errónea de causalidad.
  3. Experimentos: este método consiste en manipular un aspecto que resulta controlable, la experimentación sirve para comprobar las hipótesis.

¿Que estudia la psicología como ciencia? [12]

La Psicología parte del estudio científico de la mente y el comportamiento humano. Los Psicólogos observan y realizan experimentos para averiguar más sobre la forma en que las personas actúan e interactúan. Tratan de entender lo que los motiva y la forma en que nos comportamos. Este conocimiento lo utilizan para ayudarnos a hacer frente a los problemas personales y sociales. Los psicólogos pueden trabajar en la asistencia social, la salud mental, educación, los negocios, la investigación y el deporte. Aunque las opiniones varían, para que la Psicología sea ciencia debe tener un objeto de estudio, de lo contrario no puede ser ciencia. El caso de la Psicología es el estudio de la conducta y la experiencia de cómo los seres humanos y los animales sienten, piensan y conocen para adaptarse al medio que les rodea.

La Psicología es la ciencia que estudia a la conducta humana y sus procesos cognitivos y, por tanto, tiene una epistemología clara…La Psicología experimental sigue el método científico tanto como la física o la química. Otras disciplinas, como la medicina, no son realmente ciencias sino disciplinas, aunque cuentan con investigaciones científicas para apoyar sus decisiones. La Psicología funciona de la misma manera: es una ciencia que a veces actúa como ciencia según un método científico para realizar investigaciones, y en otras ocasiones, aplica esos conocimientos de la mejor forma posible para acompañar a las personas y sociedades en procesos de cambio. En estas aplicaciones, se observan los resultados y se valoran cambios y reflexión. [13]

Antecedentes de la Psicología como ciencia [14]

La Psicología es realmente una ciencia muy nueva, y la mayoría de los avances se han producido en los últimos 150 años aproximadamente. Sin embargo, se remonta a la antigua Grecia, 400 – 500 años antes de Cristo. El énfasis fue filosófico, con grandes pensadores como Sócrates influyendo en Platón, quien a su vez influyó en Aristóteles. Platón argumentó que había una clara distinción entre cuerpo y alma, creía firmemente en la influencia de la diferencia individual en el comportamiento y desempeñaba un papel clave en el desarrollo de la noción de “salud mental”, creyendo que la mente necesitaba ser estimulada por las artes para mantenerla vivo. Aristóteles creía firmemente en la idea de que el cuerpo afectaba fuertemente a la mente; se podría decir que fue un primer psicólogo biológico. La Psicología como ciencia tomó un papel secundario hasta que Descartes (1596 – 1650) escribió en el siglo XVII que él creía firmemente en el concepto de conciencia, sosteniendo que era eso lo que nos separaba de los animales. Sin embargo, sí creía que nuestros cuerpos podían influir en nuestra conciencia y que los inicios de estas interacciones se daban en la glándula pineal: ¡ahora sabemos que probablemente este NO sea el caso!

De este influyente trabajo surgieron otras filosofías importantes sobre la Psicología, incluido el trabajo de Spinoza (1632 – 1677) y Leibnitz (1646 – 1716). Pero todavía no había una psicología única, científica y unificada como disciplina separada (¡ciertamente se podría argumentar que todavía no existe!).  La Psicología tardó tanto en emerger como una disciplina científica porque necesitaba tiempo para consolidarse. Comprender el comportamiento, los pensamientos y los sentimientos no es fácil, lo que puede explicar por qué se ignoró en gran medida entre los tiempos griegos antiguos y el siglo XVI. Pero cansado de años de especulación, teoría y argumentación, y teniendo en cuenta el argumento de Aristóteles de que la investigación científica respalda la teoría, la Psicología como disciplina científica comenzó a surgir a fines del siglo XIX. Wilheim Wundt desarrolló el primer laboratorio de psicología en 1879. Se utilizó la introspección, pero sistemáticamente (es decir, metodológicamente). Realmente fue un lugar desde el cual empezar a pensar sobre cómo emplear métodos científicos para investigar el comportamiento.

El movimiento clásico en Psicología para adoptar estas estrategias fueron los conductistas, que fueron reconocidos por su confianza en el experimento de laboratorio controlado y el rechazo de las fuerzas invisibles o inconscientes como causas de la conducta. Y más tarde, los psicólogos cognitivos adoptaron este enfoque riguroso (es decir, cuidadoso), científico, basado en el laboratorio también.

Conclusión

En conclusión, por todos estos motivos explicados, la Psicología si es una ciencia, aunque algunos duden que esta afirmación sea la correcta. El interes de la ciencia es ampliar su conocimiento en  algún tema. El tema que la Psicología pretende investigar y ampliar sus conocimientos es la conducta de seres humanos y de animales. Tiene una manera de ampliar estops conocimientos y es mediante el metodo cientiíico. La Psicología es una ciencia que a veces actúa como ciencia según el método científico para realizar investigaciones, y en otras ocasiones, aplica esos conocimientos de la mejor forma posible para acompañar a las personas y sociedades en procesos de cambio. En estas aplicaciones, se observan los resultados, se valoran los cambios y se reflexiona. 

Notas

Imagen: https://www.definicionabc.com/ciencia/psicologia-cientifica.php

[0] https://porque-se.com/la-psicologia-es-una-ciencia/

[1] Davidoff, Linda (1989). INTRODUCCIÓN A LA PSICOLOGÍA  p. 6 McGRAW-HILL INTERAMERICANA DE MÉXICO, S.A. de C.V.  Impreso en México.

[2] Diccionario de la lengua española. Edición del Tricentenario. Actualización 2017. Obtenido de http://dle.rae.es/?id=UWfndCk

[3] Nordqvist, Christian.(08-14-2015). Psychology: What you need to know. Obtenido de

https://www.medicalnewstoday.com/articles/154874.php

[4] http://www.apa.org/support/about-apa.aspx?item=7

[5] McLeod, S. A.(2008). Psychology as a Science. Obtenido de https://www.simplypsychology.org/science-psychology.html

[6] Ibid

[7] Davidoff, Linda. (1989). INTRODUCCIÓN A LA PSICOLOGÍA  p. 18. McGRAW-HILL INTERAMERICANA DE MÉXICO, S.A. de C.V.  Impreso en México.

[8] McLeod, S. A.(2008). Psychology as a Science. Obtenido de https://www.simplypsychology.org/science-psychology.html

[9] https://porque-se.com/la-psicologia-es-una-ciencia/

[10] https://psicologiaymente.net/psicologia/psicologia-ciencia

[11] https://porque-se.com/la-psicologia-es-una-ciencia/

[12] https://porque-se.com/la-psicologia-es-una-ciencia/

[13] https://psicologiaymente.net/psicologia/psicologia-ciencia

[14] https://porque-se.com/la-psicologia-es-una-ciencia/

La revelación de Dios en la Palabra escrita


La revelación de Dios en la Palabra escrita

por Paulo Arieu

palabra-de-dios[1]

En este artículo veremos que Dios se ha revelado a través de Su Palabra. La Biblia es clara al respecto cuando dice que Dios, en su profundo amor y misericordia, se nos ha revelado y hablado en forma directra y precisa por medio de Jesucristo (Heb. 1:1-4 RV 1960), como cité en el articulo anterior. Y entender esto, que Dios nos ha hablado directamente por medio de su amado Hijo Jesús, nos compete a nosotros y está en la Biblia, principalmente en el Nuevo Testamento. Por este motivo decimos que la Biblia (los textos de los manuscritos originales) es Palabra de Dios. Como explica el teólogo protestante Ryrie

todo lo que conocemos de la vida de Cristo aparece en la Biblia, aunque, por supuesto, no todo lo que El hizo o dijo se relata en las Escrituras “ [0] Esto es en referencia a los dicho por el apostol Juan, quien escribió al respecto que “Jesús también hizo muchas otras cosas. Si todas se pusieran por escrito, supongo que el mundo entero no podría contener los libros que se escribirían.(Juan 21:25 NTV). 

Pero la Biblia es la Palabra de Dios y Dios nos ha dado a conocer su voluntad mediante ella. Los cristianos afirmamos que Dios existe y que el es real. Y por eso es que entendemos claramente, que aunque el sacrificio redentor de Cristo sucedió hace dos mil años, Dios se da a conocer a los que de diversas maneras procurar hallarle y conocer su voluntad. Pero Dios se nos revela en formas contundente por medio de Su Palabra. Ryrie explica que la Biblia es el registro de la revelación especial de Dios asi como su misma revelación.

“la Biblia sirve como la más inclusiva de todas las avenidas de la revelación especial, porque ella contiene en forma permanente muchos aspectos de las otras avenidas. Aunque Dios indudablemente dio otras visiones, otros sueños, y otros mensajes proféticos que no fueron incluidos en la Biblia, no sabemos ninguno de sus detalles. Además,  Pero la Biblia no es simplemente el archivo de estas otras revelaciones de Dios; ella también contiene verdad adicional que no fue revelada, por ejemplo, por medio de los profetas o aun durante la vida terrenal de Cristo. Así que la Biblia, entonces, es tanto el registro de los aspectos de la revelación especial como la revelación misma.[1]

En este sentido es que la revelación de Dios, a través de la Biblia, continúa y continuará hasta la segunda venida de Cristo. Dios es desconocido para el mundo. El teólogo protestante L. Chafer explica al respecto que

La Palabra escrita de Dios es capaz, sin embargo, de revelar a Dios en términos incluso más explícitos de los que puedan ser observados en la persona y obra de Cristo. Como previamente se ha demostrado, es la Biblia la que nos presenta a Jesucristo tanto como el objeto de las profecías, como su cumplimiento. Con todo, la Biblia va aún más allá; dando detalles respecto a Cristo, muestra el programa de Dios para Israel, para las naciones, así como para la Iglesia, y trata de muchos otros temas de la historia del género humano y del universo. La Biblia no sólo presenta a Dios como su tema fundamental, sino que también nos muestra sus propósitos. La revelación escrita lo incluye todo en sí misma. Expone de la forma más clara y convincente todos los hechos que conciernen a Dios y que están revelados en la Naturaleza, y proporciona el único registro que atañe a la manifestación de Dios en Cristo. También se extiende la divina revelación en grandes detalles que se relacionan con Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, los ángeles, los demonios, el hombre, el pecado, la salvación, la gracia y la gloria. La Biblia, pues, puede ser considerada como el complemento perfecto de la divina revelación de Dios, parcialmente revelada en la Naturaleza , y más plenamente revelada en Cristo, y revelada completamente en la Palabra escrita.[2]

La revelación en la Biblia no solamente es inclusiva y sin embargo parcial, sino que, como explica Ryrie[3] también:

a) Es precisa, como escribió el apostol Juan (“Hazlos santos con tu verdad; enséñales tu palabra, la cual es verdad“, 17:17 NTV).

b) Es progresiva, como escribio el autor de la epístola a los Hebreos (“Hace mucho tiempo, Dios habló muchas veces y de diversas maneras a nuestros antepasados por medio de los profetas.”, Hebreos 1:1 NTV).

c) Es con propósito, como escribió el apostol Pablo a Timoteo (Desde la niñez, se te han enseñado las sagradas Escrituras, las cuales te han dado la sabiduría para recibir la salvación que viene por confiar en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto. Dios la usa para preparar y capacitar a su pueblo para que haga toda buena obra. “, 2 Timoteo 3:15–17).

Coincidimos totalmente on Chafer, que Dios ahora nos habla a la humanidad por medio de la revelación escrita. Por esta razón se nos exhorta a tener en cuenta esta revelación de Dios en Jesucristo y registrada en Su Palabra.

  • “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos nombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. “ (2 Pe. 1:19-21 RV 1960).
  • Debido a esa experiencia, ahora confiamos aún más en el mensaje que proclamaron los profetas. Ustedes deben prestar mucha atención a lo que ellos escribieron, porque sus palabras son como una lámpara que brilla en un lugar oscuro hasta que el Día amanezca y Cristo, la Estrella de la Mañana, brille en el corazón de ustedes.  Sobre todo, tienen que entender que ninguna profecía de la Escritura jamás surgió de la comprensión personal de los profetas ni por iniciativa humana. Al contrario, fue el Espíritu Santo quien impulsó a los profetas y ellos hablaron de parte de Dios. (2 Pe. 1:19-21 NTV).

Y por extensión a toda la Biblia, ya que toda la Biblia es inspirada por Dios (Ver 1 Corintios 2:12-13; 2 Timoteo 3:16-17).  Y así también lo han entendido muchos grandes pensadores de la historia:

a) Bien dijo Kant, uno de los más serios pensadores de todos los tiempos:

“Haces bien en fundamentar tu paz y piedad en los evangelios, pues sólo en los

evangelios se halla la fuente de verdades espirituales, después que la razón ha

llegado al límite de su investigación, en vano.”[4]

b) También, otro filósofo llamado Hegel, no quiso otro libro en su lecho de muerte que la Biblia. El dijo antes de morir que:

si pudiera prolongar la vida, se dedicaría al estudio de ese Libro, pues en él había

hallado lo que la razón no podía descubrir.[5]

Si, como creemos, hay un Dios bueno, es razonable esperar que se revelará  personalmente a sus criaturas para que ellos entiendan que Dios los esta llamando a la Salvación.

c) El Reverendo David S. Clarke dijo lo siguiente:

No podemos imaginarnos que un padre se oculte para siempre de su hijo, que

nunca se comunique con él. Tampoco podemos imaginar que un Dios bueno oculte

de las criaturas creadas a su imagen la revelación de su ser y de su voluntad. Dios

ha hecho al hombre capaz y deseoso de conocer la realidad de las cosas, ¿y acaso

ocultará una revelación capaz de satisfacer ese deseo? Según la antiquísima

mitología egipcia, la legendaria Esfinge tebana proponía enigmas a los que

pasaban, y los mataba si no los descubrían. Sin duda alguna un Dios amoroso y

sabio no dejará que el hombre perezca por falta de conocimientos, desconcertado

ante el enigma del universo.[6]

d) Por su parte el doctor Hodges afirma:

La inteligencia de Dios despierta en nosotros la esperanza de que El ha adaptado

los medios al fin, y que coronará la naturaleza religiosa con una religión

sobrenatural. La benevolencia de Dios despierta la esperanza en nosotros de que

sacará a sus criaturas de su doloroso azoramiento y conjurará el peligro que las

acecha. La justicia de Dios despierta en nosotros la esperanza de que hablará a la

conciencia con tono claro y de autoridad. Es razonable pensar que Dios expresara en un libro su mensaje al hombre. El doctor Keyser dice lo siguiente: Los libros constituyen el mejor método de preservar la verdad íntegra, y trasmitirla de generación en generación. Ni la memoria ni la tradición son dignas de confianza. Por lo tanto. Dios procedió con la mayor sabiduría y también en forma normal al proporcionar al hombre la revelación divina en forma de libro. De ninguna otra manera, hasta donde nos es posible ver, podría El haber impartido a la humanidad un nivel infalible que hubiera estado disponible para toda la humanidad, y que continuaría intacto a través de las edades, y del cual el hombre podía obtener el mismo nivel o patrón de fe y conducta.[7]

e) Dietrich Bonhoeffer, un teólogo luterano alemán, también comentó que:

La vida del discípulo se acredita en el hecho de que nada se interponga entre

Cristo y él, ni la ley, ni la piedad personal, ni el mundo. El seguidor no mira más

que a Cristo. No ve a Cristo y al mundo. No entra en este género de reflexiones,

sino que sigue sólo a Cristo en todo. Su ojo es sencillo. Descansa completamente

en la luz que le viene de Cristo; en él no hay ni tinieblas ni equívocos. [8]

Pero ¿Que es la Palabra de Dios? 

f) Leamos que no dice el Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia al respecto:[9]

Frase que aparece en el Antiguo Testamento 394 veces (NBD) y se refiere a la

comunicación de Dios con el hombre. Por ser la palabra el vehículo con que se

expresan los pensamientos, es el medio más común con el que Dios revela y realiza

sus propósitos. De ahí que frases como «la Palabra de Jehová vino a mí» (Jer

1.11), «vino la Palabra de Jehová a … Ezequiel» (1.3), «Palabra de Jehová que vino a Oseas» (1.1), etc., sean características de los libros proféticos. La Palabra de Dios es una extensión de su personalidad. Luego, está investida de autoridad divina y deben respetarla y obedecerla tanto los ángeles como los hombres (ver Deut 12.32; Sal. 103.20). La Palabra de Dios es permanente (Is. 40.8) y tiene que cumplirse (Is 55.11).  En el Salmo 119 la frase se usa como sinónimo de «la ley», por tanto se refiere a la palabra escrita, aunque en casi todos los otros casos la «palabra de Dios» se refiere a una comunicación hablada. Este doble uso se explica en Éx. 24.4 donde se dice que Moisés puso por escrito las palabras que había oído de Jehová. Además, en algunas ocasiones la Palabra de Jehová venía mediante Visiones. Por ejemplo: «la Palabra de Jehová … lo que vio sobre Samaria y Jerusalén» (Miq 1.1; cf. Abd 1.1; Nah 1.1).  

También, el mismo Diccionario nos explica que [10] 

En el Nuevo Testamento la frase «palabra de Dios» solo en pocas ocasiones denota algo escrito. Por ejemplo, en Mar. 7.13 se refiere a la Ley que los judíos anulaban por su tradición y en Jn. 10.35 al Sal 82.6. Pero la frase nunca se usa para referirse al conjunto de los libros del Antiguo Testamento, ni mucho menos a toda nuestra Biblia. Los libros del Antiguo Testamento se identifican más bien con el término «las Escrituras». En el Nuevo Testamento la frase «palabra de Dios» (logos tou theóu) generalmente denota un mensaje predicado, sobre todo el del evangelio o el cristiano en general, predicado por Cristo y sus apóstoles (Lc. 5.1; 8.11, 21; Hch. 6.2; Ef. 6.17; Heb 6.5; 13.7; 1 Pe. 1.23). En este sentido a veces se emplean las frases «la palabra del Señor» (1 Ts 1.8; 2.13; 2 Ts 3.1) y «la palabra de Cristo» (Col 3.16; Heb 6.1; cf. «las palabras del Señor Jesús» en Hch 20.35; 1 Ti 6.3). Ocasionalmente la Palabra de Dios parece comprender toda la voluntad o el propósito de Dios (Lc 11.28; Ro. 9.6; Col 1.25; Heb 4.12). En los escritos de Juan se halla un uso distinto de «palabra» o más bien del vocablo griego logos. Se emplea como título del Hijo de Dios, y se traduce «Verbo» en la mayoría de las versiones (RV, NC, Str., HA, BC). Si Dios se reveló mediante la palabra hablada, ¿cuánto más no habría de revelarse mediante la Palabra encarnada? Este es el argumento de Heb 1.1, 2 y corrobora lo dicho en Jn 1.18. «A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo … Él le ha dado a conocer» o, siguiendo literalmente el griego: «Él ha hecho una exégesis de Él».

Algunos términos relacionados con “Revelar”:

1. Revelación: (lat. revelatio) Acción y efecto de revelar. Manifestación de una

verdad secreta u oculta. [11]

2. Revelar: (lat. revelare) Descubrir lo secreto. proporcionar indicios o

certidumbre de algo. Manifestar Dios a los hombres lo futuro u oculto.[12]

3. Revelación: significa encubrir, ocultar, disfrazar.[13]

Cual es la ETIMOLOGÍA de la palabra revelar:

  1. Viene del griego “apocalipsis”, que significa descubrir, revelar, desnudar. [14]
    BAILLIE: “Revelación literalmente significa descubrimiento, quitar un oscuro velo a

    fin de poner en evidencia algo que anteriormente estaba escondido?”[15]

    RAMM: “En el sentido más amplio, Una revelación es la totalidad de los modos en

    que Dios se da a conocer?[16]

    STANCIL: “La revelación es la automanifestación de Dios mismo y verdades acerca

    de Dios sin las cuales no lo podríamos conocer, con el propósito de establecer

    relaciones redentoras”[17]

    TRUEBLOOD:”La más importante afirmación de la revelación no es que el

    recipiente humano toma conciencia, a través de un método especial, de una serie de verdades acerca de Dios, sino que la afirmación más emocionante es que toma

    conciencia de Dios mismo}’[18]

    MORRIS: ‘Se trata de un conocimiento que alguien nos revela. En el cristianismo

    es un término importante porque significa que Dios ha tomado la iniciativa de darse a conocer al hombre. En tal sentido el conocimiento de Dios resulta ser, no el

    producto del diligente estudio humano, sino una manifestación de la gracia de Dios

    y de su voluntad de ser conocido” [19]

    LEWIS: “Revelación significa que se nos imparte un conocimiento especial que no

    podemos lograr por nosotros mismos. Viene de afuera de nosotros mismos. Es por la acción y la iniciativa de Dios” [20]

Pero ¿Que significa que la Biblia es revelada?

La Biblia es la revelada (sin velo, descubierta) Palabra de Dios respecto a la

salvación del hombre. El mensaje central de la Biblia es suma y esencia de esa

revelación…. La palabra “inspiración” significa soplo hacia fuera. Ya que Dios inspiró la Biblia esta es un producto divino. Los hombres fueron los vehículos de que Dios se valió para dar a su mensaje forma escrita. Como se realizó esto, es un misterio; que se realizó es un hecho. La inspiración y la revelación van de la mano. Nuestra inspirada Biblia es en verdad la revelación escrita, así como las palabras de Jesús fueron la revelación hablada. [21]

El Dr. H.Orton Wiley dijo que:

Las Escrituras fueron dadas por inspiración plenaria, la cual inspiración reúne en todo su contenido los elementos de superintendencia, elevación y sugestión, de tal manera y en grado suficiente que la Biblia llega a ser la Palabra infalible de Dios y la regla autoritativa de fe y práctica en la iglesia. [22]

La declaración del Dr. Adam Clarke, uno de los mejores expositores bíblicos del

movimiento wesleyano, dice así:

Insisto en tal clase de inspiración de los autores sagrados del Nuevo Testamento que nos asegura la verdad de lo que escribieron, sea por la inspiración de sugestión o sea solamente de dirección pero no insisto en una inspiración que implica que sus palabras fueron dictadas o sus frases indicadas verbalmente por el Espíritu Santo.[23]

El filósofo Immanuel Kant dijo que:

“La existencia de la Biblia, como libro para el pueblo, es el mayor beneficio que la raza humana jamás haya experimentado. Todo intento de desprestigiarla es un crimen contra la humanidad”. [24]

Sir Isaac Newton dijo que:

Hay más señales de autenticidad en la Biblia que en la historia profana alguna. Reconocemos en las escrituras de Dios la más sublime filosofía.[25]

Todo evangelio es una literatura teológica que nos permite descubrir la Palabra de

Dios y qué es lo que nos quiere decir con ella en nuestra vida personal, así como en

el mundo en que hoy vivimos. La belleza de los evangelios radica en que aún

siendo escritos hace tanto (s. I) , por personas pertenecientes a comunidades tan

disímiles, con problemas, realidades, propias de sus épocas, con una literatura,

escritura, tan diversa de la actual, sigue presente como “agua viva”, son mensajes

que atraviesan toda época, contexto, realidad y persona. Palabras de vida eterna,

palabra de Jesús resucitado. [26]

Soren Kirkegaard dijo que:

“Como un enamorado lee una carta de su amada, así tienes que leer la Escritura… La Biblia ha sido escrita para mí” [27]

Se cuenta de que la increíble devoción a la exposición de la Palabra de Dios año tras año en la vida de Juan Calvino, era debido a su profunda convicción de que la Biblia es la verdadera Palabra de Dios. El dijo que:

“Las leyes y las profecías no son enseñanzas entregadas por la voluntad del hombre, sino dictadas por el Espíritu Santo… Debemos a las Sagradas Escrituras la misma reverencia que le debemos a Dios, porque provienen de El únicamente, y no tienen nada del hombre en ellas” [28]

Lo que Calvino vio en la Biblia, por sobre todas las cosas, fue la majestad de Dios. El dijo que a través de las Escrituras “de una manera que sobrepasa al juicio humano, somos hechos absolutamente a semejanza, como si contuviéramos la majestad de Dios Mismo” (Institutes, I. vii, 5). [29]

Sin duda, vemos que la Biblia, para Calvino, era por sobre todo un perfecto testigo de Dios y de su gloriosa majestad divina. ¿Están todavía los cristianos recibiendo, por inspiración del Espíritu Santo, revelación directa de Dios? ¿Puede la gente hoy, al escribir canciones o libros, al predicar o enseñar, o al tomar decisiones, alegar legítimamente que están bajo inspiración divina? Como comenta  el pastor John Mac Arthur, «Muchos carismáticos contestan un sonoro “¡Sí!”»[30], lamentablemente. Y para fundamentar esta declaración, Mac Arthur cita a J. Rodman Williams, quien escribió que:

La Biblia verdaderamente se ha convertido en un testigo asociado de la actividad

actual de Dios… Si alguien hoy tal vez tiene una visión de Dios, de Cristo, es bueno

saber que ya ha sucedido antes; si alguien tiene una revelación de Dios, saber que

para los cristianos primitivos la revelación también sucedía en la comunidad; si uno

dice un: “Así dijo el Señor”, y se atreve a dirigirse a la comunidad en primera

persona, aun a ir más allá de las palabras de la Escritura, que esto sucedía ya hace

mucho. ¡Que extraño y notable es! Si uno habla la Palabra de Verdad en la

comunión del Espíritu, no son sus propios pensamientos y reflexiones (por ej.,

sobre algunos temas actuales), ni simplemente alguna exposición de las Escrituras,

porque el Espíritu trasciende las observaciones personales, por interesantes y

profundas que puedan ser. El Espíritu como el Dios vivo, se mueve a través, y más

allá, de los registros del testimonio pasado, por valiosos que tales registros sean

como modelo para lo que pasa hoy en día.[31]

¿Qué nos está diciendo Williams? Mac Arthur nos sigue explicando:

El está afirmando que la Biblia no es nuestra fuente final de la revelación de Dios,

sino simplemente un “testigo” de la revelación adicional que Dios está dando hoy

en día. Williams está declarando que los cristianos pueden añadirle a la Biblia, y

que ellos pueden aceptar otras adiciones a la Escritura como normales y convencionales. El cree que la Biblia es un “modelo” para lo que el Espíritu Santo está haciendo hoy para inspirar a los creyentes.[32]

Fe en un Dios vivo

Pero, y esto que decimos, que se terminó la revelación divina, y que ya el canon

está cerrado, no suena a lo que algunos llaman deísmo? No será que Dios ya no

habla, o no se comunica con este mundo? Solo nos quedó la tradición de la Palabra

de Dios, y Dios se retiró de la escenario mundial?  Permítame aclararle: Yo, personalmente ¡creo en un Dios vivo! A modo personal, mi convicción plena es en un Dios que existe, que está vivo, que no está ausente de los males de la humanidad, y que no ha dejado al mundo sin conocimiento de él. Yo creo y afirmo que Dios existe, y que nuestro Dios es un Dios vivo, y no un Dios ausente, como lo enseña por ejemplo el deísmo, aunque yo no pueda comprender la totalidad de sus designios.

El deísmo

es la creencia en Dios creador del Universo y de sus procesos naturales a través de los cuales funciona (leyes) . Se basa en la observación y el análisis racional de la naturaleza. Así pues, el deísmo es una creencia racional en Dios, pero sin aceptar los credos, dogmas o libros sagrados de una religión particular. [33]

Uno de los principales postulados de esta filosofía religiosa, es estar basada

en la creencia de que Dios existe y creó el universo físico, pero no interfiere con él

(postulado que incluye a la evolución teísta).Los deístas, en general, rechazan la

religión organizada y los dioses personales “revelados” argumentando que Dios es

el creador del mundo, pero que no interviene de forma alguna en los quehaceres

del mundo, aunque esta posición no es estrictamente parte de la filosofía deísta.

Para ellos, Dios se revela a sí mismo indirectamente a través de las leyes de la

naturaleza descritas por las ciencias naturales.El deísta no necesariamente negará

que alguien pueda recibir una revelación directa de Dios, pero esa revelación será

válida sólo para esa persona. Si alguien asevera que Dios se le ha revelado, será

una revelación de segunda mano y no habrá obligación de seguirle. Esto implica la

posibilidad de que se esté “abierto” a las diferentes religiones como

manifestaciones diversas de una misma realidad divina hacia la que tiende nuestra

naturaleza biológica, aunque no crea en ninguna en concreto como “verdadera” o

“totalmente verdadera”…Las corrientes filosóficas deístas describen a un Dios ajeno

a la creación directa de todos los aspectos del mundo, a diferencia de la imagen

literal que presentan religiones como el islamismo, cristianismo o judaísmo. Sin

embargo, la corriente filosófica deísta al promover el librepensamiento, no pretende

establecer ningún precepto ni dogma a seguir. Por lo tanto, un deísta puede

considerarse deísta cristiano, deísta judío, deísta musulmán, etc.» [34]

Obviamente, no es este mi concepto de Dios. no tengo un concepto deísta de

Dios, sino teísta y cristiano evangélico. Yo creo y afirmo que la revelación de Dios de nuevos aspectos de su deidad, prácticas, doctrinas, etc., han cesado hasta el tiempo de su segunda venida. Pero no por eso Dios está ausente del mundo, ni ha dejado de llamar a la salvación y al conocimiento de Él a los seres humanos. Afirmo plenamente convencido que La Revelación especial de Dios al mundo ha cesado, que ya no hay mas nada por añadir a las escrituras y que El canon esta cerrado. Y afirmo la veracidad de los textos bíblicos y su carácter inspirado e inerrante. A través de la ciencia, Dios nos ha permitido conocer aspectos de la creación también llamada “revelación natural”, que nos eran desconocidos. Pero nada de esto añade ni una jota ni una tilde a la Biblia.

Pero como bien afirma Mac Arthur, creer que Dios sigue inspirando nueva Escritura,

es un criterio relativista atemorizante» y que lamentablemente, «está creciendo en popularidad conforme el movimiento carismático se extiende.[35]

Por eso, es tan importante entender la doctrina de la inspiración verbal, la cual

está íntimamente relacionada con la doctrina de la inspiración plenaria. Esta

enfatiza que las palabras de la Escritura son inspiradas por Dios. La Escritura no es

sólo la Palabra de Dios, también es las palabras de Dios. Nuevamente enseñamos y

enfatizamos esto en contra de aquellos que piadosamente afirman que la Escritura

es inspirada en sus enseñanzas y doctrinas pero no en palabras y detalles. Tal

enseñanza es, por supuesto, simplemente un sin sentido, ya que es imposible que

la Escritura sea la inspirada Palabra de Dios en sus enseñanzas y pensamientos si

las palabras en las cuales aquellas enseñanzas son dadas nos son ellas mismas

inspiradas e infalibles.[36]

Podemos citar a un tal Mr. Coleridge, quien

”solía insistir muy a menudo en la diferencia entre creencia y fe. [37]

Se comenta en un articulo, una anécdota acerca de él, que dijo de manera muy seria y convencida, que

si en aquel momento le convencieran de que el Nuevo Testamento era una falsificación desde el principio hasta el fin -y ésta era una convicción cuya posibilidad no podía hacerse cargo- por grande que fuera la desolación que sentiría, no disminuiría ni jota su fe en el poder y la misericordia de Dios por alguna manifestación de su ser hacia el hombre, ya sea en el pasado, en el futuro, o en los abismos ocultos en los que no hay tiempo ni espacio.”[38]

Bueno, esta es una piadosa frase, sincera, ferviente, noble, pero creo que es un

comentario a mi modo innecesario ya que es indiscutible la autoridad de los

escritores novotestamentarios. Pero ¡que difícil se nos hace dar testimonio de

nuestra fe cuando se nos pide razón de ella!

Como comenta Don José Martinez,

cualquier pensador imparcial encontrará serias dificultades para reconocer auténtica autoridad al mensaje del Nuevo testamento si se prescinde de la objetividad de su fundamento histórico.[39]

Claro que creo que Dios respetó la capacidad de razón de los hagiógrafos, no les

anuló sus facultades intelectuales. Es esto lo que me confirma una vez mas de

manera notable la existencia de Dios y la excelencia y magnificencia de nuestro

Dios. Es que si Dios no existe, la libertad es imposible, lo que convertiría la vida en

un terrible absurdo.

…si Dios es improbable, aceptando el concepto kantiano de Dios, ello equivale a

decir, que lo posible es improbable, lo cual es confundir el ámbito de la posibilidad

donde no rige el tiempo, del de la probabilidad que permite predecir el futuro. Es

imposible que Dios sea improbable.[40]

Si Dios no hubiese existido o Jesús no hubiese resucitado y todo hubiese sido nada

mas que una hermosa historia, nada mas que linda para contar a los niños, nuestra

fe no tendría ningun sentido, como dijo Pablo, en la primera epístola a los Corintios.

  • ” Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe.” (I Cor. 5:14 RV 1960)

Es decir que si Jesús ha resucitado, todo ha comenzado a crecer hacia la plenitud

y pese a los horrores del mundo y de la vida, cualquier logro positivo, por pequeño

que sea, es un anuncio de Resurrección[41]

Podemos referenciarnos y documentarnos con lo que explica Don José Martinez,

quien cita a James Dunn, que escribe respecto a esto con claridad:

“En directa antítesis, los escritores del Nuevo Testamento proclaman: Esto si

aconteció (la vida, la muerte y resurrección de Jesús) y solo de este modo puede el

deseo vehemente del mundo judío helénico convertirse en realización histórica a

favor del hombre ahora y en el futuro.[42]

Ahora bien, la misma Biblia nos da testimonio de su historicidad cuando afirma:

  • “Pues no hemos dado a conocer el poder de Dios y la venida de
    nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como

    habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad”. (II Ped. 1:16

    RV 1960).

Es necesario entender que los escritores bíblicos específicamente negaron el

enseñar mitología y fábulas artificiosas. Por ejemplo el Apóstol Pedro dijo,

  • “Porque cuando les dimos a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, no seguimos fábulas ingeniosamente inventadas, sino que fuimos testigos oculares de Su majestad..” (2 Pedro 1:16 NBH).

En sí, el Apóstol Pablo urge a Timoteo a que enseñe a su congregación a rechazar

la mitología

  • “ni prestaran atención a mitos y genealogías interminables, lo que da lugar a discusiones inútiles en vez de hacer avanzar el plan (la dispensación) de Dios que es por fe, así te encargo ahora.”(I Tim.1:4 NBH)

El advirtió que el tiempo llegaría cuando

  • “dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos” (2 Tim. 4:4 NBH).

Puedo citar a Don José M. Martínez quien cita a G. Stählin:

Una cosa es firme y clara. Para los apóstoles, al igual que para los evangelistas, todo estaba basado en la historia. Predicaron la poderosa realidad de Cristo, no como seguidores de mitos compuestos artificiosamente sino como epoptai (testigos oculares)[43]

Tampoco necesito métodos racionales para intentar convencer al mundo de la revelación de la Palabra de Dios. Ni siquiera son un argumento sólido para determinar que libros son inspirados o no. Y tampoco deseo caer en la racionalización de la fe, a punto de que caigamos en una ortodoxia fría, hueca, y vacía de contenido.

Porque

la ortodoxia, clara y dura como el cristal, celosa y combatiente, no podrá

ser sino letra bien formada, bien nombrada y bien aprendida, la letra que mata.

Nada es tan muerto como la ortodoxia muerta, demasiado muerta para especular,

demasiado muerta para pensar, para estudiar o para orar[44]

Es por esto que no niego la existencia de Dios, como un ser vivo que continúa

procurando comunicarse con su creación. Aunque existen métodos racionales que intentan explicar la existencia de Dios, como dice el doctor A. B. Davidson, a nosotros los cristianos, no nos es necesario ninguna demostración racional de la existencia de Dios, ya que la Biblia es clara, los escritores bíblicos nos dicen que conocen a Dios, y esa declaración lleva implícita la existencia de Dios.

No se trata de demostrar la existencia de Dios, porque en todas partes en la Biblia

Dios se enuncia como conocido. Parece que no hay pasaje alguno en el Antiguo

Testamento que indique que el hombre alcance el conocimiento de la existencia de

Dios por medio de la naturaleza o de los acontecimientos de la providencia, aunque

hay algunos pasajes que insinúan o implican que las falsas ideas de lo que es Dios

pueden corregirse por la observación de la naturaleza y la vida… En las páginas

del Antiguo Testamento no se considera el discutir o demostrar que pueda

conocerse a Dios ni el probar que Dios existe. ¿Cómo podían los hombres

considerar el discutir que pueda conocerse a Dios cuando estaban convencidos de

que lo conocían, cuando su fuego interno y su mente estaban impregnados de

pensamientos del Señor y cuando sabían que el Espíritu de Dios los inspiraba, los

iluminaba y les guiaba en toda la historia? La idea de que el hombre llega a conocer

a Dios, o alcanza comunión con El mediante sus propios esfuerzos es completa

hombre; acuerda un pacto o inicia relaciones especiales con el hombre; le da

mandamientos. El hombre lo recibe cuando se acerca a Dios, acepta su voluntad y

obedece a sus preceptos. Jamás se presenta a Moisés o a los profetas en actitud

pensante, reflexionando sobre el Invisible y llegando a conclusiones con respecto a

El, o ascendiendo a concepciones elevadas de la divinidad. El Invisible se manifiesta

a sí mismo ante ellos, y ellos lo saben…De Igual manera los escritores bíblicos nos dicen que conocen a Dios, y esa declaración lleva implícita la existencia de Dios.[45]

Podemos citar al Reverendo David S. Clarke, quien dijo lo siguiente:

No podemos imaginarnos que un padre se oculte para siempre de su hijo, que

nunca se comunique con él. Tampoco podemos imaginar que un Dios bueno oculte

de las criaturas creadas a su imagen la revelación de su ser y de su voluntad. Dios

ha hecho al hombre capaz y deseoso de conocer la realidad de las cosas, ¿y acaso

ocultará una revelación capaz de satisfacer ese deseo? Según la antiquísima

mitología egipcia, la legendaria Esfinge tebana proponía enigmas a los que

pasaban, y los mataba si no los descubrían. Sin duda alguna un Dios amoroso y

sabio no dejará que el hombre perezca por falta de conocimientos, desconcertado

ante el enigma del universo.[46]

También quisiera cita al doctor Hodges, quien afirma que:

La inteligencia de Dios despierta en nosotros la esperanza de que El ha adaptado

los medios al fin, y que coronará la naturaleza religiosa con una religión

sobrenatural. La benevolencia de Dios despierta la esperanza en nosotros de que

sacará a sus criaturas de su doloroso azoramiento y conjurará el peligro que las

acecha. La justicia de Dios despierta en nosotros la esperanza de que hablará a la

conciencia con tono claro y de autoridad. Es razonable pensar que Dios expresara en un libro su mensaje al hombre.[47]

El doctor Keyser dice lo siguiente:

Los libros constituyen el mejor método de preservar la verdad íntegra, y trasmitirla de generación en generación. Ni la memoria ni la tradición son dignas de confianza. Por lo tanto. Dios procedió con la mayor sabiduría y también en forma normal al proporcionar al hombre la revelación divina en forma de libro. De ninguna otra manera, hasta donde nos es posible ver, podría El haber impartido a la humanidad un nivel infalible que hubiera estado disponible para toda la humanidad, y que continuaría intacto a través de las edades, y del cual el hombre podía obtener el mismo nivel o patrón de fe y conducta.[48]

Y al mártir alemán Dietrich Bonhoeffer, cuyos escritos desde su muerte en 1945, y

especialmente en los últimos diez años, han estado despertando un interés notable

entre los cristianos de todas las edades. Comentó acerca de la vida del discípulo,

que:

«se acredita en el hecho de que nada se interponga entre Cristo y él, ni la ley, ni la

piedad personal, ni el mundo. El seguidor no mira más que a Cristo. No ve a Cristo

y al mundo. No entra en este género de reflexiones, sino que sigue sólo a Cristo en

todo. Su ojo es sencillo. Descansa completamente en la luz que le viene de Cristo;

en él no hay ni tinieblas ni equívocos.» [49]

Y entonces, ¿ya Dios no habla? No,Dios ya no habla por medio de fenomenos externos a Su Palabra, aunque nosotros creemos en un Dios vivo. Pero siempre pienso que debemos ser muy caustos cuando prestamos atención a “otras voces”, ya que “Engañoso es el corazón” (Jer 17:9; Prov. 28:6;Mat. 15:18-20a) y hay muchos falsos profetas dando vuelta diciendoles a la gente lo que a ellos les gusta escuchar.

Creo que MacArthur lo explica bien cuando dice que

los cristianos no deben actuar apresurada e informalmente con los asuntos de inspiración y revelación. Para distinguir entre la voz de Dios y la voz humana es esencial una comprensión correcta de esas doctrinas.[50]

La mejor explicación que puedo dar sobre la voz del Señor, es el pasaje bíblico donde Jesús dice que Él es el buen Pastor y que sus ovejas oirían su voz y no la de extraños.

  • “De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el corral de las ovejas, mas sube por otra parte, el tal es ladrón y robador. Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es. A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz: y á sus ovejas llama por nombre, y las saca. Y como ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz.  Mas al extraño no seguirán, antes huirán de él: porque no conocen la voz de los extraños.  Esta parábola les dijo Jesús; mas ellos no entendieron qué era lo que les decía 7 Volvióles, pues, Jesús á decir: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y robadores; mas no los oyeron las ovejas. Yo soy la puerta: el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. El ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir: yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” (Jn. 1:1-10)

El Pastor John MacArthur dice que

Los cristianos no deben jugar rápido y libremente con los temas de la inspiración y la revelación. Una comprensión exacta de las doctrinas es esencial para distinguir entre la voz de Dios y la voz humana. Los hombres que profesaban hablar por Dios, pero que hablaban sus propias opiniones debían ser ejecutados bajo la ley del Antiguo Testamento (Deuteronomio 13:1-5). Los creyentes del Nuevo Testamento son también instados a poner a prueba los espíritus y juzgar todas las supuestas profecías, evitando los falsos profetas y los herejes (1 Juan 4:1, 1 Cor. 14:29). El Espíritu Santo está obrando poderosamente en la iglesia de hoy, pero no de la manera en que la mayoría de los carismáticos piensan. El papel del Espíritu Santo es capacitarnos para predicar, enseñar, escribir, hablar, testificar, pensar, servir y vivir. Él nos conduce a la verdad de Dios y nos dirige a la voluntad de Dios para nuestras vidas. Pero lo hace a través de la Palabra de Dios, nunca separado de ella. Referirse a la dirección del Espíritu Santo y la autonomía del ministerio como fuente de inspiración o revelación es un error. Utilizar frases tales como “Dios me habló”, o “Esto no fue idea mía, el Señor me la dio”, o “Estas no son mis palabras, sino un mensaje que he recibido del Señor” confunden la cuestión de la dirección del Espíritu en la vida de los creyentes hoy. Invitar a este tipo de confusión, hace caer en el juego erróneo que niega la singularidad y la autoridad absoluta de la Escritura. Los términos y conceptos de Efesios 5:18-19 y 2 Pedro 1:21 no deben ser mezclados. Ser lleno del Espíritu y hablar entre vosotros con salmos e himnos no es lo mismo que ser movido por el Espíritu Santo para inspirar y escribir la Escritura. [51]

¿Cual es el significado de la frase “Palabra de Dios” ?

El Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia nos dice que esta frase: [52]

  • Aparece en el Antiguo Testamento 394 veces (NBD) y se refiere a la comunicación de Dios con el hombre. Por ser la palabra el vehículo con que se expresan los pensamientos, es el medio más común con el que Dios revela y realiza sus propósitos. 
  • También nos dice que la Palabra de Dios es una extensión de su personalidad. Luego, está investida de autoridad divina y deben respetarla y obedecerla tanto los ángeles como los hombres (Dt 12.32; Sal 103.20). La Palabra de Dios es permanente (Is 40.8) y tiene que cumplirse (Is 55.11).
  • En el Sal 119, la frase se usa como sinónimo de la ley, por tanto se refiere a la palabra escrita, aunque en casi todos los otros casos la palabra de Dios se refiere a una comunicación hablada.
  • Además, en algunas ocasiones la Palabra de Jehová venía mediante visiones. Por ejemplo: la Palabra de Jehová … lo que vio sobre Samaria y Jerusalén (Miq 1.1; cf. Abd 1.1; Nah 1.1).
  • En el Nuevo Testamento«(gr. logos tou theóu), solo en pocas ocasiones denota algo escrito. Por ejemplo, en Mc 7.13 se refiere a la Ley que los judíos anulaban por su tradición y en Jn 10.35 al Sal 82.6. Pero la frase nunca se usa para referirse al conjunto de los libros del Antiguo Testamento, ni mucho menos a toda nuestra Biblia. Los libros del Antiguo Testamento se identifican más bien con el término las Escrituras.
  • Generalmente denota un mensaje predicado, sobre todo el del evangelio o el cristiano en general, predicado por Cristo y sus apóstoles (Lc 5.1; 8.11, 21; Hch 6.2; Ef 6.17; Heb 6.5; 13.7; 1 P 1.23). En este sentido a veces se emplean las frases «la palabra del Señor (1 Ts 1.8; 2.13; 2 Ts 3.1) y la palabra de Cristo (Col 3.16; Heb 6.1; cf. las palabras del Señor Jesús en Hch 20.35; 1 Ti 6.3)
  • Ocasionalmente, «parece comprender toda la voluntad o el propósito de Dios (Lc 11.28; Ro 9.6; Col 1.25; Heb 4.12).
  • En los escritos de Juan se halla un uso distinto de palabra (griego logos): Se emplea como título del Hijo de Dios, y se traduce Verbo en la mayoría de las versiones (RV, NC, Str., HA, BC). Si Dios se reveló mediante la palabra hablada, ¿cuánto más no habría de revelarse mediante la Palabra encarnada? Este es el argumento de Heb 1.1, 2 y corrobora lo dicho en Jn 1.18. A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo … Él le ha dado a conocer o, siguiendo literalmente el griego: Él ha hecho una exégesis de Él.

La Profecía y El Canon Cerrado

Tenemos grupos religiosoos sectarios como los mormones, quienes no aceptan que el canon se cerró. Aunque las doctrinas que dicen que nunca mas Dios se revelará y que el canon de escrituras está cerrado no se encuentran directamente en la Biblia, la Iglesia ha entendido desde hace muchos siglos que el canon está cerrado y que al menos por el momento Dios no se va a volver a revelar. Dios sigue siendo soberano y El  puede abrir el canon nuevcamente si El asi lo dispusisese. El profeta Isaías ha dicho que

  • Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dice Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos (Isaías 55:8-9).

Cuando el canon fue cerrado en el Antiguo Testamento después del tiempo de Esdras y Nehemías, siguieron cuatrocientos “años de silencio” cuando no hubo ningún profeta hablar revelación de Dios en ninguna forma. Ese silencio fue roto por Juan el Bautista al hablar Dios una vez más antes de la era del Nuevo Testamento. Dios, luego movió a varios hombres a registrar los libros del Nuevo Testamento, y el último de ellos fue Apocalipsis. En el siglo II dC, el canon completo tal y como lo tenemos hoy fue reconocido. Los Concilios de la Iglesia en el siglo IV verificaron e hicieron oficial lo que la iglesia ha afirmado universalmente, que los sesenta y seis libros en nuestras Biblias son la única verdadera Escritura inspirada por Dios. El canon está completo.[53]

¿Cómo Fue Elegido y Cerrado El Canon Bíblico?

Judas 3 es un pasaje crucial sobre la unidad de nuestras Biblias. Esta declaración, escrita por Judas antes de que el Nuevo Testamento fuese completo, sin embargo, esperaba a la finalización de todo el canon:

  • Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos (Judas 3)

En el texto griego el artículo definido antes de “fe” indica a la sola y única fe: “la fe”. No hay otra. Tales pasajes como Gálatas 1:23 (“Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe”) y 1 Timoteo 4:1 ( “En los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe”) indica que el uso objetivo de la expresión “la fe” era común en los tiempos apostólicos. Henry Alford el filósofo griego escribió que la fe es “objetiva en este caso: la suma de lo que creen los cristianos” [Alford’s Greek Testament, 4:530]. Tenga en cuenta también la frase crucial “una vez dada” en Judas 3. La palabra griega aquí eshapax, que se refiere a algo hecho por todo el tiempo, con resultados duraderos, no necesita repetición. Nada hay que añadir a la fe que ha sido entregado “una vez”.

George Lawlor, quien ha escrito una excelente obra sobre Judas, hizo el siguiente comentario:

La fe cristiana es inmutable, lo cual no quiere decir que los hombres y mujeres de cada generación no necesiten encontrarla, experimentarla, y vivirla, pero sí significa que cada nueva doctrina que surge, a pesar de que su legitimidad pueda ser afirmada verosímilmente, es una doctrina falsa. Todos las afirmaciones para comunicar alguna revelación adicional a la que ha sido dada por Dios en este cuerpo de verdad son afirmaciones falsas y deben ser rechazadas.(Judas 45).  También importante en Judas 3 es la palabra “dada”. En el griego es un participio pasivo aoristo, que en este contexto, indica un acto cumplido en el pasado con ningún elemento de continuidad. En este caso la voz pasiva: la fe no fue descubierto por los hombres, sino dada a los hombres por Dios.¿Cómo pudo El hacer eso? A través de Su Palabra – la Biblia. Y así, a través de la Escrituras es que Dios nos ha dado un cuerpo de enseñanza que es definitiva y completa. Nuestra fe cristiana se apoya en la revelación histórica y objetiva. Eso excluye todas las profecías inspiradas, videntes y otras formas de nueva revelación hasta que Dios hable de nuevo en el regreso de Cristo (cf. Hch 2:16-21; Ap. 11:1-13). [54]

En última instancia, la Escritura es la prueba de todo, es la norma del cristiano. De hecho, la palabra canon significa “regla, norma o vara de medir”. El canon de las Escrituras es la vara de medir de la fe cristiana, y está completa. Desde el tiempo de los apóstoles hasta el presente, la verdadera Iglesia siempre ha creído que la Biblia está completa. Dios ha dado a Su revelación, y ahora la Escritura está completa. Dios ha hablado. Lo que El dio es completo, eficaz, suficiente, infalible, inerrante y autoritativo. Los intentos de agregar a la Biblia, y las afirmaciones de más revelación de Dios siempre han sido característicos de los herejes y sectarios, y no del verdadero pueblo de Dios. [55]

Además, la Escritura nos advierte que tengamos cuidado con los falsos profetas. Jesús dijo que en nuestra época habría “falsos Cristos y falsos profetas, harán grandes señales y prodigios, para engañar, si es posible, aún a los escogidos” (Mateo 24:24). Señales y prodigios solamente no son prueba de que una persona habla en nombre de Dios. Juan escribió: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Jn. 4:1).

Notas

Imagen: http://florshochoa.blogspot.com/p/la-revelacion-formas-y-fuentes.html

[0] Ryrie,Charles C. (1993). Teologia Basica. p. 73. Editorial Unilit.

[1] Ibid

[2] http://www.adorador.com/temasdoctrinales/04_la_biblia_como_revelacion_divina.htm

[3] Ryrie, Charles C. (1993). Teologia Basica. p. 73. Editorial Unilit.

[4] Myer Pearlman ,Teología Bíblica y Sistemática, p.7. Editorial Vida.

[5] Ibid

[6] Ibid

[7] Ibid

[8] http://www.conozca.org/articulo.cfm?art_id=1326&rev_id=A2006N1

[9] Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN:

Editorial Caribe) 2000, c1998.

[10] Ibid

[11] Diccionario Enciclopédico Espasa Calpe S.A.

[12] Diccionario Enciclopédico Espasa Calpe S.A.

[13].Carlos Mraida, Manual de Teología Sistemática, p.34, Escuela de Misión, Iglesia Bautista del Centro, Bs.As.Argentina

[14] John Bailíie. The Idea of Revelation in Recent Thought. (New York: Columbia

University Press, 1956), p. 19., citado en ibid

[15] Bernard Ramm. La Revelación Especial y la Palabra de Dios. (Buenos Aires:

Editorial La Aurora, 1967), pp. 11-15., citado en ibid

[16] Guillermo T.Stancil. Apuntes de la materia “Teología Cristiana” (Buenos Aires:

Seminario Internacional Teológico Bautista, 1984), p.5., citado en ibid

[17] David Elton Trueblood. Philosophy of Religión. (New York: Harper Brothers,

1957), p.29. citado en ibid

[18] Leon Morris, Creo en la revelación (Miami:Editoiral Caribe,1979),p.12, citado

en ibid,p.35

[19] citado en ibid

[20] citado en ibid

[21].Neil R. Lightfoot, Introducción a la Biblia, pág. 26-27,Editorial Mundo Hispano

[22]. Ralph Earle, Como nos llegó la Biblia, pág.13,Casa Nazarena de Publicaciones

[22]. Citado en John McClintock and James Strong, Cyclopaedia of Biblical,

Theological and Ecclesiastical Literature, Baker Book House, 1968, reprint (Grand

Rapids, Mich.), II,p. 35 

[23] http://www.laffont.com.ar/options/services/art/biblia.htm

[24] http://www.laffont.com.ar/options/services/art/biblia.htm

[25] http://andreabalbontin.wordpress.com/2008/10/24/reflexion-a-la-luz-delevangelio-segun-san-lucas-12-49-53/

[26] http://andreabalbontin.wordpress.com/2008/10/24/reflexion-a-la-luz-delevangelio-segun-san-lucas-12-49-53/

[27] Citado por J. I. Packer, Calvino el Teólogo “Calvin the Theologian”, en Juan Calvino: Una Colección de Ensayos, (A Collection of Essays), Gran Rapids: Wm. B. Eerdmans Publishing Co., 1966, p. 162). cit por el Pastor John Pipper en

http://todopensamientocautivo.blogspot.com/2010/07/el-origen-del-calvinismo.html

[28] Institutes, I. vii, 5. cit por el Pastor John Pipper en

http://todopensamientocautivo.blogspot.com/2010/07/el-origen-del-calvinismo.html

[29] John Mac Arthur, Los Carismáticos – Una Perspectiva Doctrinal, Casa Bautista

de Publicaciones,p 48-49

[30] John Mac Arthur, Los Carismáticos – Una Perspectiva Doctrinal,pag. 51

[31] Ibid

[32] http://es.wikipedia.org/wiki/Iglesia_emergente

[33] John Mac Arthur, Los Carismáticos – Una Perspectiva Doctrinal, pag. 51

[34] ibid

[35] http://deismo.iespana.es/deismo1.htm

[36] ibid

[37] José Martinez, Hermenéutica, ed. clie, p.101

[38] http://www.conoze.com/doc.php?doc=8963

[39] http://www.fmd.com.es/Contenido/22-NT/Si%20no%20resucitó.pdf

[40] Jose M.Martinez, Hermenéutica, op. cit. ,p. 106

[41] Ibid

[42] Edward M.Bounds, “El Poder a través de la oración”, ed. Peniel, p.32-35

[43] Myer Pearlman, Teología Bíblica y Sistemática, ed. Vida,1992, p.23

[44] ibid.,p. 13

[45] ibid,p. 13

[46] http://sistematiabiblica.blogspot.com/p/las-escrituras-el-cielo-y-la-tierra.html

[47] http://www.conozca.org/articulo.cfm?art_id=1326&rev_id=A2006N1

[48] John Mac Arthur , Los Carismáticos – Una Perspectiva Doctrinal, op. cit. ,p. 65

[49] http://sanosenlafe.blogspot.com/2010/02/la-profecia-y-el-canon-cerrado.html

[50] Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN:

Editorial Caribe) 2000, c1998.

[51] https://lumbrera.me/2012/01/04/cuidado-con-el-dios-me-dijo-y-el-dios-me-rebelo/

[52] http://es.fairmormon.org/Canon_abierto_vs._canon_cerrado

[53] http://sanosenlafe.blogspot.com/2010/02/la-profecia-y-el-canon-cerrado.html

[54] http://sanosenlafe.blogspot.com/2010/02/la-profecia-y-el-canon-cerrado.html

[55] Ibid

El “arrepentimiento G12” vs. el arrepentimiento bíblico


El “arrepentimiento G12” vs. el arrepentimiento bíblico

por Pablo Santomauro

“Es necesario que el nuevo creyente entienda que el arrepentimiento genuino significa sentir dolor por las cosas erróneas que se han hecho …” (César Castellanos, La Escalera del Exito, p. 46)

César Castellanos, el líder absoluto del G-12, pone especial énfasis en el hecho de que el cristiano debe sentir lo que él ha denominado el “verdadero arrepentimiento”. Tan central es este principio en el esquema doctrinal de Castellanos, que él considera obligatorio que sus seguidores participen de los conocidos Encuentros para ser confrontados con sus pecados, las causas y sus consecuencias[1]. ¿La forma de alcanzar el verdadero arrepentimiento? Una vez en el Encuentro, la persona debe crear una lista de pecados, algo que el movimiento llama “la Clínica”. Cada concurrente debe de cargar consigo esa lista por los tres días que dura el Encuentro, incluir su nombre y el de la iglesia a que pertenece, e ir marcando los pecados que ha cometido a medida que los va recordando[2]. En algunos casos la lista contiene pecados tan grotescos y pervertidos que al encuentrista nunca le han pasado por la mente hasta el momento de leerlos[3].

El objetivo del procedimiento es, definitivamente, hacer que el creyente se sienta impuro y miserable por sus pecados. Existen reportes de que algunos dirigentes de los Encuentros han llegado a usar corazones vacunos a los que el participante debe acuchillar representando lo que la persona que peca hace con el corazón de Cristo, pintura roja simbolizando cómo éste sangra a causa de nuestros pecados, excremento que se debe oler para concientizar cómo hiede el pecado delante de Dios, etc., etc.[4]. Todo esto, combinado con otras técnicas de persuasión y manipulación psicológica, conducen a la persona a desmoronarse emocionalmente y prorrumpir en llanto debido a los sentimientos de culpabilidad. Se supone que este despliegue emocional es el verdadero arrepentimiento. ¿Lo será? ¿Se diferencia esto del arrepentimiento que la persona experimentó cuando vino a Cristo? ¿Significa esto que la persona no es salva hasta que no pasa por el “verdadero arrepentimiento”?

Entendiendo la salvación por gracia y el arrepentimiento bíblico

Salvación por gracia significa que Dios es el que salva al pecador, nadie más. El pecador no juega parte ninguna en la salvación por gracia (Ef. 2:8-9). Esto no significa que el hombre no es responsable de arrepentirse y creer en el Evangelio. A menos que usted se arrepienta y venga a Cristo en fe, de cierto perecerá (se perderá por la eternidad).

A los hombres y mujeres se nos da mandamiento de arrepentirnos y creer en el Evangelio (Hch. 17:30; Mt. 11:28-30; Hch. 16:30-31). Esta verdad ineludible complementa la realidad de la soberanía divina, no la contradice.

Soberanía de Dios:
“Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y el que a mí viene, no le echo afuera” (Jn. 6:37).

Responsabilidad Humana:
“De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna”.(Jn.6:47)

Soberanía de Dios y responsabilidad humana armonizadas:
“Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica los mandamientos de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis” (Jn. 6:28-29).

El hecho de que los hombres en su estado natural estén espiritualmente muertos (Ef. 2:1) no niega ni reduce su responsabilidad de creer en el Evangelio y arrepentirse de sus pecados.

Incapacidad Humana:
“Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere…” (Jn. 6:44).

Responsabilidad Humana:
“Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna…” (Jn. 6:40).

Basados en lo anterior deducimos que en lo que respecta a los seres humanos, elección e incapacidad humana son cuestiones que están en la jurisdicción de Dios, NO la nuestra. Cuando ya somos cristianos no nos preocupamos acerca de si fuimos elegidos o no, ni de nuestra incapacidad de venir a Dios. Simplemente confiamos en Cristo.

¿Cuál es nuestra responsabilidad desde el punto de vista humano?

Respuesta: Recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador personal. Este paso o compromiso involucra todo nuestro ser:

Intelectualmente debemos: 1) Entender e internalizar el Evangelio (Jn. 8:32; Ro. 10:17); 2) Aceptar el Evangelio como la Verdad (Mt. 16:13-18).

Emocionalmente sentiremos: 1) Dolor por nuestros pecados (2 Co. 7:9-11); 2) La urgencia o necesidad de restituir o reparar (Lc. 19:8-9).

Volitivamente: 1) Recibiremos a Jesús como Señor y Salvador (Jn. 1:12); 2) Rechazaremos el pecado y tomaremos otra dirección (Lc. 3:8; Ef. 4:17-20; 1 Co. 6:9-11).

Las emociones

Lo que Castellanos enseña respecto al arrepentimiento es una mezcla de verdad y error. Cuando Castellanos dice que el verdadero arrepentimiento debe ser acompañado de dolor, está diciendo algo que es bíblico. El dolor debe manifestarse aun antes que el arrepentimiento en el sentido de que el dolor es un factor que conduce al arrepentimiento. La experiencia de la salvación de Dios incluye verdadero dolor y quebranto de corazón por nuestros pecados (lo que incluye el mal infligido a otros seres).

Excepciones: Hay casos en que la conversión antecede al arrepentimiento (no es el dolor el que conduce al arrepentimiento y por ende a la conversión). Ejemplo: La conversión de Pablo en el camino a Damasco. Pablo no sentía ningún dolor o culpabilidad antes de caer a tierra y convertirse a Cristo, aunque estoy seguro que lo sintió después.

Es importante distinguir entre el dolor genuino o verdadero, y el dolor falso o insincero (2 Co. 7:10). Hay un dolor que es dirigido hacia Dios y que consiste en angustia mental y sufrimiento interior, causado por el cargo de conciencia abrumante por nuestro pecado contra Dios y los que herimos o perjudicamos. La verdad es que nuestros pecados causan angustia, remordimiento y dolor (Sal. 32:3-4; Lc. 15:17-19). Por supuesto que existen varios grados de dolor debido a las diferentes personalidades.

El verdadero dolor conducirá al arrepentimiento, y arrepentimiento es el cambio intelectual y volitivo en el cual nos apartamos del pecado para andar en el camino de la justicia (2 Co. 7:9-11). En este sentido, Castellanos, como dije antes, entiende la secuencia del proceso espiritual correctamente. Pero veamos ahora su distorsionada y nociva aproximación al tema.

Los errores y peligros en el “verdadero arrepentimiento” del G12

La técnica de Castellanos para conducir a la persona al “verdadero arrepentimiento”:

1) Suplanta al Espíritu Santo — En el momento de la conversión, uno puede que no sea consciente de la magnitud de los pecados cometidos. Todo lo que algunos sabemos es que somos pecadores sin remedio y por ello venimos a Cristo en arrepentimiento y fe. Se dice que cuanto más cerca estamos de Dios, más rechazo hacia el pecado vamos sintiendo. A medida que avanzamos en nuestra vida cristiana, el Espíritu Santo nos conduce en el proceso introspectivo por el cual recordamos y reconocemos la gravedad de nuestras ofensas pasadas (Sal. 51:7), y sin lugar a dudas el dolor es un componente de la ecuación (Sal. 38:17-18). Pero es el Espíritu Santo el que iluminándonos a través de la Palabra de Dios nos guía en este proceso, el cual no sucede de la noche a la mañana, ni se puede fabricar en un encuentro de tres días. Ningún hombre o método puede sustituir al Espíritu y su soberanía en todo el proceso, incluido el tiempo. La pretensión de Castellanos de hacer de los Encuentros una especie de catalizador para acelerar el proceso de concientización del pecado y de madurez en el cristiano, equivale a querer asumir el rol del Espíritu Santo, lo que raya en blasfemia.

2) Planta dudas en los cristianos — Según ciertos reportes, es obvio que entre los “encuentristas” sometidos a la clínica y el verdadero arrepentimiento encontramos nuevos creyentes, fieles de otras iglesias (nuevos y de años), y aun pastores y líderes. Todos ellos son sometidos al mismo tratamiento y método operacional, lo que es consecuente con las ideas de Castellanos. La inferencia lógica es que a todos ellos les faltó algo en su experiencia de conversión, o aun peor, que nunca tuvieron una experiencia de conversión. Paradójicamente, uno de los lemas del movimiento es afirmar a sus miembros en la seguridad de la salvación, pero el método de Castellanos parece hacer exactamente lo contrario. El “verdadero arrepentimiento” puede tener consecuencias desvastadoras en aquellos creyentes que por una u otra razón carecen de la certidumbre de la salvación. Un caso muy real es que la persona finja todos sus manifestaciones (llanto, gemidos, etc.) a los efectos de ser aceptada en el grupo. Puede tratarse de una persona que ya es salva y que al no poder manifestar emociones efusivas como los demás, comience a dudar su salvación.

3) Reduce el arrepentimiento a una mera manifestación emocional externa, no teniendo en cuenta que diferentes personalidades reaccionan de manera diferente ante el dolor. Tampoco toma en cuenta que ciertas personas llegan a Cristo con diferente grado de deterioración moral y acumulación de pecados. Para algunos el arrepentimiento puede reducirse a solamente la convicción de haber vivido separados de Dios a pesar de llevar una vida medianamente decente. En estas personas es raro ver un despliegue emocional externo ya que lo que los condujo al arrepentimiento es sentirse avergonzados delante de Dios por su negativa a reconocerlo como Señor de sus vidas. Lo mismo sucede con la persona que llega a Cristo en su adolescencia o juventud. No esperemos que estas personas derramen lágrimas a raudales.

4) Mal interpreta la naturaleza del arrepentimiento — El título de un artículo en una página pro visión G12 dice: El Arrepentimiento, Clave para el Avivamiento. Veamos un corto párrafo del escrito:

“Cuando no hay un genuino arrepentimiento, todo esfuerzo que se intente para desarrollar un liderazgo victorioso y ganar las almas para Cristo es en vano. Podemos preguntar: ¿Hay creyentes que no han confesado su pecado? Claro que sí, han reconocido a Jesús como el Señor de sus vidas pero no han dejado que Él procese sus vidas y han dejado cosas ocultas”. [5]

Tal afirmación nos confirma que el “arrepentimiento verdadero” al que se refiere César Castellanos es uno que tiene que darse, por inferencia, en los cristianos. ¿Puede haber creyentes que no han confesado su pecado? Castellanos afirma que alguien puede reconocer a Jesús como Señor de su vida sin dejar que “él procese su vida”. ¡Vaya declaración más contradictoria! Yo sí creo que las iglesias evangélicas, en gran medida, asedian y arrinconan a la gente invitada o que simplemente aparece por la iglesia para que “acepten a Cristo”. El resultado de esto son numerosas conversiones falsas, lo que permite al inconverso convivir con el resto de la iglesia con sólo adquirir patrones de conducta similares a los del cristiano genuino. No se trata, como dice el artículo, de creyentes que reconocen a Jesús como Señor pero no lo dejan actuar en sus vidas – esta idea es un oxímoron (es como describir a “un demonio bastante bueno”).

5) Maneja una noción equivocada de avivamiento — El mismo artículo expresa:

“El avivamiento es el despertar espiritual que sólo es posible mediante un arrepentimiento genuino. Muchos líderes se han arrepentido de sus iniquidades y pecados, han confesado su fe en Jesucristo pero no crecen. Vale la pena diferenciar entre arrepentirnos de nuestras malas acciones y entrar en la dimensión del genuino arrepentimiento”. [6]

Un avivamiento es prerrogativa absoluta y soberana de Dios. La necesidad por un avivamiento de proporciones mayores en todo el mundo es crítica. Todo seguidor de Cristo que se precie de serlo estará de acuerdo con esto. ¿Qué es un avivamiento? A continuación, veamos la diferencia entre el verdadero y el falso avivamiento:

a. Verdadero avivamiento. Es un acto soberano de Dios en una comunidad o una nación donde repentinamente aparecen: (1) convicción intensa y general de pecado y el subsecuente juicio de Dios; (2) un giro masivo hacia el evangelio de salvación bíblico; (3) un sobrecogedor sentido de Dios, de su gloria, poder, amor, gracia, verdad, y presencia; y por último, (4) las iglesias bíblicas locales se agrandan y fortalecen.

b. Falso avivamiento. Es una explosión emocional, por lo general resultante de métodos sensacionalistas y/o extremos usados por el hombre para despertar las emociones de la gente. La mente no es confrontada con la verdad bíblica, sino que las emociones son manipuladas mediante técnicas psicológicas. El falso avivamiento se centra en manifestaciones físicas y experiencias místicas, y es de duración temporaria. Al final, termina con iglesias desgastadas, divididas, debilitadas numéricamente y disminuídas en cuanto a su influencia. Un falso avivamiento resulta en muerte, no en vida. El “verdadero arrepentimiento” del G12 conduce a un falso avivamiento.

Conclusión

Castellanos secuestra el mandato bíblico de arrepentirse, crea una mutación nociva, y lo incorpora dentro del montaje especial de los Encuentros como un instrumento de manipulación de las emociones humanas. La confesión prácticamente pública de los pecados de los encuentristas encierra en sí otro peligro para la vida cristiana. La revelación de los pecados en una lista agrega un posible elemento de extorsión. Si bien no tenemos prueba conclusiva de que los líderes puedan tener acceso a esa lista, es posible que de tenerlo, puedan ejercer dominio sobre aquellos que han revelado sus pecados abiertamente en los Encuentros. Los frutos del G12 en general y las técnicas usadas en las Encuentros en particular, son: Iglesias divididas o simplemente aniquiladas, testimonios de personas quebrantadas, falsas conversiones por medio de métodos de presión manipulativos, y cristianos inmaduros desilusionados con Cristo. Esto es indicativo de que el “avivamiento” y el “arrepentimiento” promocionados por el G12 traen muerte en lugar de vida. <>

Notas:

1. Ricardo Becerra, Un Encuentro con los Encuentros del G12, Apología Cristiana, Enero- Abril 2008.

2. Ibid.

3. Ricardo Becerra, adaptación al inglés por Paul Carden, EncounterinG12 (M.C.O.I. Journal, Spring 2007, p. 10).

4. Ricardo Becerra, Un Encuentro con los Encuentros del G12, Apología Cristiana, Enero- Abril 2008.

5. http://www.visiong12.com/index2.php?option=com_content&do_pdf=1&id=68

6. Ibid.

 

Son las violaciones correctivas el método para “curar” a las lesbianas?


Son las violaciones correctivas el método para “curar” a las lesbianas?

BBCMundo (08-21-2015). Violaciones correctivas: El terrible método para “curar” a las lesbianas. Recuperada de http://www.eldiariony.com/violaciones-correctivas-terrible-metodo-curar-lesbianas