El pecado de Sodoma parte 4


El pecado de Sodoma parte 4

por Paulo Arieu

sodoma

imagen n0

En este artículo comentaré acerca de la abundancia de pan que había en Sodoma. Sodoma, se había convirtido en poco tiempo en una ciudad densamente poblada. En Génesis 13:10 dice que esta región era “bien regado por todos lados… como el jardín de Dios”, no dejando dudas que era una región bellísima y muy próspera, que se dedicaba activamente al comercio (Lucas 17:28). Sodoma y Gomorra estaban situadas muy cerca una de la otra, en una llanura. Evidentemente, Sodoma estaba edificada sobre una tierra muy rica y fértil. Su gente era económicamente próspera y su estatus social era alto (Genesis 14:11,23). Sus habitantes no tenían escasez de alimento o agua ya que su tierra era muy bien regada por los ríos que la cruzaban. Próximo a estas ciudades se encontraba un valle, llamado Valle de Sidim, en el que abundaban los pozos de asfalto, cercano al Mar Salado (Mar Muerto). Esas características fueron las que atrajeron a Lot y lo hicieron escoger ese lugar para habitar. Pero la abundancia de progreso económico los llevó a ensoberbecerse y a vivir de espaldas al Creador,e incluso atrajo la codicia de otros reyezuelos que saquearon Sodoma, teniendo que intervenir Abraham para recuperar los bienes saqueados y a sus sobrino Lot que había sido capturado y llevado cautivo (Génesis 14).

Evidentemente estas ciudades eran muy comerciales, eran una metrópolis que se dedicaban a los negocios, a ganar dinero, lo que querían era acumular riquezas. Podríamos decir, jocosamente, que eran accionistas de empresas inmobiliarias pues la Biblia menciona en Lucas 17:28, que plantaban y edificaban, compraban y vendían: !eran corredores de bolsas, quizás compraban y vendían acciones, como si fuese la bolsa de valores de Wall Street! Así de próspera era Sodoma.

El Diccionario de la Santa Biblia,describe ese lugar y dice que:

La región en donde estaba Sodoma y las otras Ciudades de Pentápolis era tan fértil y amena, que parecía un Paraíso terrenal; pero después del incendio quedó horrible y despoblada, llena de sal, azufre, betún y cenizas, y no volvió jamás á producir cosa verde, ni fruto, según se deduce del Deuteronomio 29:23 y Sofonías 2:9. Flavio Josefo dice que las llamas no llegaron al campo contiguo á las ciudades , y que se veían aún en su tiempo vestigios de ellas; pero que las frutas que producía aquel terreno, aunque hermosas á la vista, se reducían á ceniza luego que las tocaban.[0]

Ezequiel cita que luego del pecado de soberbia que describí en el artículo anterior, viene la abundancia de pan, lo que trajo luego como consecuencia una depravación moral. Aunque realmente no hay nada malo en poseer dinero, propiedades y bienes materiales, mientras no permitamos que esos bienes se conviertan en sustitutos de Dios. Cristo nos advierte que: “No pueden servir al mismo tiempo a Dios y al dinero” (Mateo 6:24). En el Antiguo Testamento leemos que personajes como Job,Abraham,Lot,José y otros más, eran muy prósperos. Es más, en Deuteronomio 28 (versos 1-14), como resultado del Pacto, si el pueblo de Dios era fiel se prometían bendiciones económicas muy abundantes y crisis económica si desobedecían sus leyes (versos 15ss) Pero también se insiste mucho en que debían escoger entre Dios y los ídolos o falsos dioses.

El dinero o los bienes materiales de este mundo no son malos en sí mismos, pues nos han sido proporcionados por nuestro Creador; esto significa que Dios es el Dueño del oro y de la plata, dijo el profeta Hageo (Hageo 2:8) y nosotros somos solamente “administradores” de esos bienes que pertenecen a Dios (Mateo 25:14-30). De allí que cuando seamos juzgados se nos tomará en cuenta cómo hemos administrado los bienes que Dios nos ha encomendado (Lucas 16:2). “El amor al dinero es la raíz de todos los males” (1 Timoteo 6:10), escribió San Pablo; nuestro amor y consagración tiene que dirigirse a Dios y no poner nuestra esperanza en la abundancia de los bienes materiales. Jesús nos advierte:Créanme que a un rico se le hace muy difícil entrar al Reino de los Cielos” (Mateo 19:23). Se refería el Señor a esos ricos que aman tanto al dinero, que lo prefieren a Dios, como el famoso relato del joven rico que no quiso dejar su dinero y sus bienes para seguirlo a Jesús como discípulo (Mateo 19:16;Marcos 10.17-31; Lucas. 18.18-30).

César Vidal explica que

El segundo paso en la degeneración de una cultura que no sabe reconocer el lugar de Dios es no saber reconocer tampoco el lugar que los bienes materiales tienen en nuestra vida. Los bienes materiales son buenos y constituyen ciertamente una bendición de Dios, pero cuando sustituyen a Dios en el primer lugar que debemos reservarle en nuestro razón resultan tan repugnantes como el acto de inclinarse ante una imagen para rendirle culto. [1]

Sodoma, era la más bella entre las ciudades del valle del Jordán. Allí florecía la abundante vegetación de los trópicos.  Abundaban la palmera, el olivo y la vid, y las flores esparcían su fragancia durante todo el año. Abundantes mieses revestían los campos, y muchos rebaños cubrían las colinas circundantes.  El arte y el comercio contribuían a enriquecer la orgullosa ciudad de la llanura. Los tesoros del oriente adornaban sus palacios, y las caravanas del desierto proveían sus mercados de preciosos artículos.  Con poco trabajo mental o físico, se podían satisfacer todas las necesidades de la vida, y todo el año parecía una larga serie de festividades.

La abundancia general dio origen al lujo y al orgullo.  La ociosidad y las riquezas endurecen el corazón que nunca ha estado oprimido por la necesidad ni sobrecargado por el pesar.  El amor a los placeres fue fomentado por la riqueza y la ociosidad, y la gente se entregó a la complacencia sensual. Podemos imaginarnos que reinaban en Sodoma el alboroto y el júbilo, los festines y las borracheras, junto a las más viles y brutales pasiones desenfrenadas.  De este modo, los habitantes desafiaban públicamente a Dios, y encontraban deleite en los actos de violencia. Aunque tenían ante sí el ejemplo del mundo antediluviano, y sabían cómo se había manifestado la ira de Dios en su destrucción, sin embargo, seguían la misma conducta impía Génesis 6:5-7). Cuando Lot se trasladó a Sodoma, la corrupción aún no se había generalizado, y Dios en su misericordia permitió que brillasen rayos de luz en medio de las tinieblas morales (2 Pedro 2:8).Pero Lot no pudo cumplir con el propósito de redimir estas comunidades paganas. Eran ciudades prósperas, pero en algunas décadas se llenaron de prácticas de placeres sensuales,de corrupción y de maldad. En Sodoma, la vida se hacía bastante fácil ya que con poco trabajo mental o físico se podían satisfacer las más elementales necesidades de la vida diaria.  

La ciudad de Sodoma tenía muros de protección en las que sus ciudadanos al estar dentro estaban protegidos, pero de sus pobladores dice la Biblia que eran pervertidos, y sus moradores eran malos. La abundancia general y el derroche de prosperidad dio origen a la lujuria y al orgullo soberbio. He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso. Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí, y cuando lo vi las quité.” (Ezequiel 16:49-50 RV 1960). La abundancia de pan en Sodoma se convirtió en “un signo de degeneración espiritual y no de bendición divina”[2],lamentablemente. Y Dios la destruyó. Tener riquezas no necesariamente es algo malo, pero si es malo olvidarse del Dios que da las riquezas y llenarse de orgullo idolátrico.

imagen n0. http://www.noticiasfinales.com/2016/04/19/la-nasa-afirma-que-sodoma-y-gomorra-fueron-arrasadas-por-un-bombardeo-cosmico/

Notas

[0] José Armesto y Goyanes. (1791). El Diccionario historico, cronologico, geografico y universal de la Santa Biblia, pag. 250. Oficina de Blas Roman.
[1] Vidal, Cesar. (2017).El Pecado de Sodoma. Ideología de Género y crisis.p.21 Segunda edición.Colección Metanoia. Editorial Jucum.Texas,EE.UU.

[2] Ibid

Bibliografía consultada

  • Catholic.net. ¿Es pecado tener dinero y bienes materiales? Obtenido de http://es.catholic.net/op/articulos/53879/cat/13/es-pecado-tener-dinero-y-bienes-materiales.html#modal
  • José Armesto y Goyanes. (1791). El Diccionario historico, cronológico, geográfico y universal de la Santa Biblia. Oficina de Blas Roman.
  • Packer,J.I. &Tenney,M.G. & White,W. (1982). El mundo del Antiguo Testamento. Editorial Vida.Miami, Florida.EE.UU.
  • Vidal, Cesar. (2017).El Pecado de Sodoma. Ideología de Género y crisis. Segunda edición.Colección Metanoia. Editorial Jucum.Texas,EE.UU.

El pecado de Sodoma parte 3


El pecado de Sodoma parte 3

por Paulo Arieu

sodom_gomorrah

imagen n0

En los dos artículos anteriores de esta serie, estuve compartiendo acerca de las características del contexto bíblico y arqueológico de Sodoma. Pero a partir de este artículo, comenzaré a analizar los pecados de esta ciudad, siguiendo el pasaje de Ezequiel 16:49-50. Sodoma y Gomorra son dos lugares bien conocidos en la Biblia. Sodoma era el lugar que Lot, hermano de Abraham, escogió inicialmente para habitar. En cuanto a esta área, Génesis 13:10 nos dice que era “bien regado por todos lados… como el jardín de Dios”, no hay dudas que era una región bellísima, fertil y muy próspera. Pero lamentablemente, sus habitantes se ensoberbecieron y rechazaron las pautas morales de Dios.

Pero antes de hablar del pecado de soberbia que esl principal defecto señalado por las Escrituras en esta ciudad, quiero señalar ¿qué es pecado,cómo podemos definirlo? Pecado, es toda violación consciente o inconsciente a la voluntad de Dios revelada. El teólogo protestante W. Grudem nos explica que podemos definir el pecado de la siguiente manera:

“El pecado es no conformarnos a la ley moral de Dios en acciones, actitudes o naturaleza. Lo definimos aquí en relación con Dios y su ley moral. El pecado incluye no solo las acciones individuales tales como robar o mentir o matar, sino también las actitudes que son contrarias a las actitudes que Dios requiere de nosotros.”[0]

El profeta Ezequiel comienza citando que el pecado de Sodoma se debió al pecado de soberbia (lat. superbia), que según el Diccionario Bíblico, es

“el deseo y pretensión de superioridad sobre los demás, junto con un rechazo de sometimiento a Dios; pretensión de autosuficiencia y auto exaltación. Es un estado opuesto al de la humildad. El soberbio no reconoce su dependencia como criatura de su Creador, ni la mutua dependencia con sus semejantes… y es el móvil en el hombre caído, llevándolo a una constante lucha de emulación para alcanzar la superioridad y dominio sobre sus semejantes.”[1]

Según la Real Academia Española, soberbia es: 

Altivez y apetito desordenado de ser preferido a otros. Satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás.[2] 

En el terreno espiritual, la soberbia es una conducta profundamente aborrecido por Dios (Lv. 26:19; Nm. 15:30; Sal. 31:23; Pr. 16:18; Is. 2:11, 17; Ez. 7:24; Dn. 4:37; etc.), dentro de la tradición cristiana es considerada como pecado capital. Y conduce al juicio y disciplina de Dios sobre la persona o las culturas que se ensoberbecen. Recordemos que la soberbia, fue el pecado de Satanás (Ez. 28:1-19), de quien Isaías dice que él (el diablo) quiso ser como Dios (Is. 14:11-15), pero también fue el móvil que llevó al pecado de desobediencia en el Edén de Adán y Eva (Gn. 3:5), quienes  aceptaron la propuesta de Satanás de querer ser como Dios y desobedecieron sus mandatos. Pero siempre ha sido el ideal del hombre pagano, quien desprecia a Dios y adora todo aquello que no es Dios. El apóstol Pablo le escribe a los cristianos de Roma sobre la corrupción del hombre pagano diciendo que son:

murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.” (Romanos 1:30-32 RV 1960).

Dios ha prometido castigar muy fuerte a los soberbios:“quebrantaré la soberbia de vuestra fortaleza, y tornaré vuestro cielo como hierro, y vuestra tierra como bronce.”(Levítico 26:19 RV 1960)

En otros pasajes, también se nos advierte que:

  • “La altivez del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y solo Jehová será exaltado en aquel día.” (Isaías 2:17 RV 1960)
  • “Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes.”(Isaías 3:11 RV 1960).
  • Jehová asolará la casa de los soberbios; Pero afirmará la heredad de la viuda.”(Proverbios 15:25).

Evidentemente, la región donde estaba edificada Sodoma era una tierra muy rica y fértil. Su gente era probablemente de dinero y su estatus social era relativamente más alto que otras áreas. No tenían escasez de alimento o agua ya que su tierra era fértil y bien regada. Esas características fueron las que atrajeron a Lot y lo hicieron escoger ese lugar para habitar. Como Génesis 13:10 dice: Lot “levantó sus ojos y miró”, tomando su decisión de acuerdo a lo que vio.  Y verdaderamente, lo que Lot vio, era en gran manera diferente a lo que Dios vio en sus corazones. En Génesis 13, leemos una radiografía espiritual de los habitantes de Sodoma:

  • Génesis 13:13
    “Más los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera”.

Aunque lo que Lot vio era una tierra excesivamente fértil, lo que Dios vio fueron corazones excesivamente sucios. Como Él dice en Génesis 18:20
Génesis 18:20
“Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo,

Al final, después de que el Señor salvó a Lot, destruyó a Sodoma y Gomorra. Cuando Lot estaba partiendo de Sodoma, el consejo del Señor era exactamente lo contrario a lo que él había hecho en el principio:
Génesis 19:17
“Y cuando los hubieron llevado fuera, dijeron: Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas”

Cuando Lot escogió Sodoma para vivir ahí, tomó esta decisión después de que “levantó sus ojos y miró”. Ahora tenía que huir y “no mirar atrás”. Después de que Lot se fue, el Señor destruyó el área. Sin embargo, ¿Cuál fue el pecado detonador de esta crisis espiritual? Sin dudas, como narra Ezequiel, fue la soberbia. Se ensoberbecieron y en vez de adorar a Dios, terminaron degenerándose, olvidándose de la práctica virtuosa de la hospitalidad y degenerándose moralmente, pretendiendo violar a unos ángeles de hermoso aspecto que visitaban a Lot. Todo este proceso de degeneración debe haberse estado gestado por algunas décadas, sin dudas. Hasta que Dios se cansó de tanta pudrición moral y decidió destruir la ciudad de Sodoma y sus ciudades vecinas. La Biblia nos dice que Dios se cansó de tanta maldad.

  • Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo, descenderé ahora, y veré si han consumado su obra según el clamor que ha venido hasta mí; y si no, lo sabré.(Genesis 18:20-21 RV 1960).

Seguramente Lot les habia anunciado de la existencia de Dios. Es posible, aunque la Biblia no nos dice nada directamente. Pero si nos informa que Lot sufría por la maldad de los habitantes de Sodoma (2 Pedro 2:8). También Abram dio testimonio del Dios invisible (Genesis 14:17-24). Pero a pesar del testimonio de Abraham, ellos escogieron vivir como se les dio la gana. La Biblia nos relata que en esa ciudad !ya no habia ni 10 personas piadosas! (Genesis 18:22-32).

La soberbia los terminó destruyendo como sociedad, alejando de Dios mas y mas, hasta que Dios determinó destruirlos, librando a Lot de la destrucción y los juicios de Jehová.

  • Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos;  y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra.”(Genesis 19:24-25 RV 1960).

La historia de Sodoma nos hace recordar la epoca de Noé, previo a los juicios de Dios sobre la humanidad.

  • Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. (Genesis 6:5-7 RV 1960)

En aquel momento histórico, Noe halló gracia ante los ojos de Dios. En esta otra oportunidad, Dios tuvo misericordia de Abraham y de su sobrino Lot. Pero destruyó completamente a Sodoma (también a Gomorra),porque esta ciudad-nación se había ensoberbecido completamente.

En la próxima entrega compartiré el tema de la abundancia de pan en Sodoma.

Dios los bendiga mucho

imagen n0. https://www.ancient-origins.es/noticias-historia-y-arqueologia-or-genes-humanos-religiones/la-ira-de-los-dioses-sodoma-y-gomorra

Notas

[0] Grudem, W. (2007). TEOLOGÍA SISTEMÁTICA.p. 513. EDITORIAL VIDA. Miami, Florida,EE.UU.

[1] Vila Ventura, Samuel & Escuain, Santiago. (1985). Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado.  pag. 1100. Editorial Clie.España.

[2] http://dle.rae.es/?id=Y4RxILC

 

El pecado de Sodoma PARTE 2


El pecado de Sodoma PARTE 2

Por Paulo Arieu

sodoma y gomorra

Imagen n0

A través de una serie de artículos, estaré compartiendo acerca del (o los) pecados de Sodoma. Algunos creen que DIos castigó a Sodoma por el pecado de homosexualidad, pero este es un concepto simplista del relato. En realidad, toda esa región estaba atravesando una crisis espiritual muy profunda.  

Según Génesis 13:10-12, Sodoma, era una de las cinco ciudades de la llanura del río Jordán, cercanas al mar Muerto (incluyendo Gomorra, Adma, Zeboim y Zoar). El relato bíblico nos informa que Lot, separándose de Abraham, escogió la zona de la llanura y decidió morar en las ciudades de la llanura; y que colocó su tienda cerca de Sodoma, a pesar de la pésima reputación de esta comarca (Génesis 13:11-13). Pero un rey llamado Quedorlaomer atacó las ciudades, saqueó a Sodoma (Génesis 14:11), llevándose cautivo a Lot junto con sus familiares.El patriarca Abraham tuvo que socorrer, liberar y recuperar los bienes de su sobrino (Génesis 13:21-24). Más tarde, Dios destruyó Sodoma y al menos otras tres ciudades de la llanura, a causa de su perversidad. El juicio divino consumió a Sodoma bajo una lluvia de azufre y fuego que indudablemente inflamaron los muchos pozos de asfalto de aquel valle. Lot y sus dos hijas escaparon al cataclismo. Dios destruyó las ciudades por causa de su maldad (Génesis 19). Se cree que el extremo sur del mar Muerto cubre el sitio. Con frecuencia se usa a Sodoma y Gomorra como ejemplo de advertencia sobre el pecado y el castigo divino (Deuteronomio 29:23; Isaías 1:9; 3:9; Jeremías 50:40; Ezequiel 16:46; Mateo 10:15; Romanos 9:29).  El emplazamiento preciso de Sodoma no ha podido ser determinado. Según cita el Diccionario Bíblico Ilustrado, hay dos argumentos que pueden hacer suponer que esta ciudad estaba en el extremo septentrional de la llanura:

(1) Desde un lugar cercano a Bet-el, Abraham y Lot pudieron contemplar toda la llanura del Jordán (Gn. 13:3, cfr. v. 10)..

(2) Quedorlaomer, que provenía del sur, venció a los amorreos de Hazezón-tamar, esto es, Engadí, antes de enfrentarse con el rey de Sodoma y sus aliados (14:7, 8), lo que parecería indicar que se encontraron entre Engadí y el extremo septentrional del mar. Pero hay sólidos argumentos que llevan a suponer más bien que Sodoma se hallaba al sur del mar Muerto. Por una parte, el betún o asfalto sólo abunda en el extremo sur del mar (cfr. Gn. 14:10). Además, hay la mención que hace Josefo de que una de las ciudades, Zoar, se hallaba en el extremo meridional del mar (Guerras 4:8, 4).

Según también cita el Diccionario Bíblico Ilustrado, W. F. Albright, junto con otros brillantes eruditos, ha difundido la tesis de que las cinco ciudades podrían estar sepultadas bajo las aguas del golfo meridional, que tenían una profundidad de entre 60 cm. y 6 m. Sin embargo, debido a las desviaciones de agua del Jordán con propósitos agrícolas, y a la disminución del aporte al mar Muerto, una gran parte de la cuenca meridional quedó a descubierto en 1979, lo que posibilitó su exploración. El resultado negativo del examen de esta zona se une, sin embargo, con el positivo de las exploraciones de Bab edh-Dhra, Numeira, Safi, Fei-fa y Khanazir, que se hallan en la linde oriental de la llanura de Lisán y del Ghor. Aunque sólo se han hecho excavaciones de los dos primeros yacimientos (1975-1979), de ellas, y de los exámenes de los tres últimos lugares, los arqueólogos Rast y Schaub han llegado a conseguir datos fiables y sólidos para su identificación con las cinco ciudades de la llanura (cfr. «Have Sodom and Gomorrah been found», en Biblical Archaeology Review, sept./oct. 1980, vol. VI, n.° 5, pp. 26-36). Todas estas ciudades presentan evidencias de haber acabado en una fiera conflagración.

Toda la evidencia excavada y de campo concuerda con el relato bíblico, confirmando de manera independiente que hacía la mitad del siglo xxi a.C. un gran cataclismo asoló todo el país (Gn. 19:28). Todo el valle se halla sobre la gran falla que tiene el curso del Jordán, el mar Muerto y el Araba. En esta región, siempre sometida a temblores de tierra, es indudable que los fenómenos geológicos contribuyeron a la destrucción de las ciudades, aunque la Biblia sólo menciona la acción divina desencadenante. La sal y el azufre, abundantes en estado libre, aparentemente mezcladas en el curso de una san convulsión de la tierra, provocaron una violenta explosión; proyectadas incandescentes al aire, llovieron literalmente sobre la llanura en una lluvia de fuego y de azufre (Gn. 19:24, 28). El relato de la mujer de Lot transformada en estatua de sal ha sido frecuentemente relacionado con una gran colina de sal de una Iongitud de 8 km. que va de norte a sur por el extremo suroeste del mar Muerto. En la época del Nuevo Testamento, todavía se podían ver ruinas de ciudades destruidas (Tácito, Historia, 5:7; Josefo, Guerras 4:4). Recientemente se han hallado menciones de las cinco ciudades de la llanura en antiguos registros comerciales guardados en los archivos del imperio de Ebla. En estas tabletas comerciales, los nombres de las ciudades de la llanura se hallan en el mismo orden que en Gn. 14:2.

Sodoma es considerada como ciudad símbolo de iniquidad, culpable de un desenfreno en repugnantes pecados contra natura (Judas 7). El Señor Jesucristo, para demostrar la inmensa maldad de  rechazarlo a Él después de haber oído Sus palabras llenas de gracia y poder, afirmó que el día del Juicio Final, el castigo aplicado a Sodoma será más leve que el de las ciudades que le habían rechazado (Lc. 10:12).

La destrucción de Sodoma y Gomorra, tanto en lo repentino del acontecimiento como en su globalidad, es expuesta como advertencia a los pecadores de los juicios venideros (Lc. 17:29; Jud. 7). En el próximo articulo, comenzaré a analizar los pecados de Sodoma. 

Dios los continúe bendiciendo, como hasta ahora!!!

imagen n0. Extraido de:

Bibliografia consultada

Vidal, Cesar. (2017).El Pecado de Sodoma. Ideologia de Genero y crisis. Segunda edición.Coleccion Metanoia. Editorial Jucum.Texas,EE.UU.

Vila Ventura, Samuel & Escuain, Santiago. (1985). Nuevo Diccionario Biblico Ilustrado. Editorial Clie.España.

J.D. Douglas, Merrill C. Tenney. DICCIONARIO BIBLICO A-M. BIBLIOTECA MUNDO HISPANO DICCIONARIO

 

El pecado de Sodoma PARTE 1


El pecado de Sodoma PARTE 1

Por Paulo Arieu

sodoma-y-gomorra

imagen n0

Junto a la  ciudad de Gomorra, había una ciudad que era muy próspera económicamente y una de las 5 ciudades de la llanura del río Jordán. (Génesis 13:10). Esta ciudad se llamaba Sodoma y aún hoy en día, es considerada como una ciudad símbolo del pecado y el desenfreno moral repugnante (Jud.7). Fue destruida por el juicio de Dios, quedando como advertencia futura a los pecadores (Lucas 10:12; 17:29; Apocalipsis 11:8). Dios destruyó a Sodoma y a Gomorra junto a las otras ciudades de la llanura a causa de su profunda pecaminosidad. Una lluvia de fuego y azufre consumió a esta región. Posiblemente  se incendiaron los muchos pozos de asfalto de aquel valle, lo que colaboró en la destrucción total de estos pueblos. El profeta Ezequiel, en el Antiguo Testamento nos revela cual era la situación espiritual de los habitantes de esa región, lo que desencadenó terribles juicios de Dios. Algunos lectores creen que fue la práctica de la homosexualidad, lo que derivó en el uso del término sodomita como sinónimo de homosexual. Pero la crisis espiritual de los habitantes de esa región era mucho mas profunda que tan solo la práctica de la homosexualidad. 

Ezequiel 16:49-50: He aquí que la maldad de tu hermana Sodoma fue ésta: soberbia, abundancia de pan, abundancia de ocio tuvieron tanto ella como sus hijas, y no amparó la mano del débil y del necesitado. Y se llenaron de soberbia y cometieron abominación delante de mi, y al ver lo que perpetraban, las eliminé”.

Si analizamos detenidamente el pasaje bíblico, observamos los siguientes pecados y conductas sociales:

  1. Soberbia
  2. Abundancia de pan
  3. Abundancia de ocio
  4. Falta de hospitalidad
  5. Abominación: Homosexualidad

Toda esta serie de pecados, provocaron la ira de Dios e hicieron que Dios derramase sus justos jucios sobre esa región. Analizaré en esta serie de artículos cada uno de estos pecados y conductas sociales y como afectaron a Sodoma. 

Dios lo bendiga mucho!!!

imagen n0. Extraido de:

Bibliografia consultada

Vidal, Cesar. (2017).El Pecado de Sodoma. Ideologia de Genero y crisis. Segunda edición.Coleccion Metanoia. Editorial Jucum.Texas,EE.UU.

Vila Ventura, Samuel & Escuain, Santiago. (1985). Nuevo Diccionario Biblico Ilustrado. Editorial Clie.España.

 

Sin santidad nadie verá al Señor


Sin santidad nadie verá al Señor

Por  Paulo Arieu

Sin santidad nadie vera a Dios

imagen n0

Los escandalos amorosos del presidente de los Estados Unidos ha puesto en jaque a la Casa Blanca. Los medios de comunicación se hacen la fiesta con los escándalos amorosos del presidente Trump con algunas prostitutas, a las que parece que se les pagó una fuerte suma de dinero para callarles la boca y no perjudicar su campaña presidencial. Como vemos, vivimos en una sociedad donde el pecado se ha hecho común. La gente ha perdido el temor de Dios. Pero nosotros debemos recordar que sin santidad, nadie verá a Dios (Hebreos 12:14), porque asi ha sido escrito: Nuestro Dios es un ser completamente santo. Tres veces santo. No lo olvidemos.La frase “santo, santo, santo” aparece dos veces en la Biblia, una en el Antiguo Testamento (Isaías 6:3) y una en el Nuevo (Apocalipsis 4:8).

Porque, como escribe el teólogo Joel R.Beeke

La santidad debe ser normativa,nacida de una actitud interior hacia todas las cosas del mundo exterior. Los creyentes han de ser transformados por la Palabra y el Espíritu de tal manera que vivan vidas piadosas.[1]

El reformador Juan Calvino recalcó la enseñanza de santidad de Martin Lutero. El subrayo la santidad como una vida de gratitud que reflejaba una autodiciplina, y obediencia a la ley moral en cuanto nucleo de la etica biblica .El criterio de Calvino esta reflejado en el Catecismo de Heidelberg, que introduce  una detallada consideración de la ley bajo el encabezamiento de “gratitud”. Y este enfasis calvinista fue preservado en el siglo XVII por los presbiterianos escoceses,los puritanos ingleses,los teologos de la segunda reforma holandesa y los pietistas alemanes.[2]

Lástima que en nuestra sociedad moderna, a lo malo le llaman bueno y a lo bueno le llaman malo. Los presidentes de los paises de este mundo, por mas poderosos que sean, no estan mas alla del bien y del mal, mas aun si dicen ser cristianos. También ellos deben obedecer las enseñanzas morales de nuestro Dios. No perdamos el temor de Dios y vivamos una vida recta ante los ojos de Dios.

Dios le siga bendiciendo.

————————–

Notas

imagen n0. http://asiecah.blogspot.com/2014/04/cada-dia-que-nos-da-el-senor-debemos-de.html

[1] Joel R.Beeke, “La santidad El llamamiento de Dios a la santificación”,pag.15,ed.El estandarte de la verdad, Pensylvania,E.U.

[2]  ibid,pag 15-16.

Monergismo vs. sinergismo ¿Cuál doctrina es la correcta?


Monergismo vs. sinergismo ¿Cuál doctrina es la correcta?

por Paulo Arieu

Como cristiano reformado creo en las doctrinas de la Gracia. Pero antes de explicar las doctrinas de la gracia, hay que explicar que es Monergismo y que es Sinergismo. Este es un tema que ha sido acaloradamente debatido dentro de la iglesia por siglos. No es exagerado decir que este debate concierne al núcleo mismo del Evangelio. Primero, vamos a definir los dos términos. Cuando hablamos de monergismo vs. sinergismo, teológicamente hablando, estamos hablando acerca de quién realiza nuestra salvación.

Mientras que el monergismo está estrechamente asociado con Juan Calvino, el sinergismo está asociado con Jacob Arminius, y sus opiniónes han influido grandemente en el panorama evangélico moderno. Calvino y Arminius no son los creadores de estas creencias, pero son los proponentes más conocidos del Calvinismo y el Arminianismo.

Estas dos posturas fueron fuertemente debatidas a principios del siglo XVII, cuando los seguidores de Arminius publicaron Los Cinco Artículos de la Reconvención (CAR), un documento que declara en qué parte su teología difiere de la de Calvino y sus seguidores.

a) El monergismo: Proviene de una palabra griega compuesta que significa “trabajar solo,” es la creencia de que solo Dios efectúa nuestra salvación. Esta doctrina es sostenida primeramente por las tradiciones calvinistas y reformistas y están estrechamente unidas a lo que se conoce como las “doctrinas de la gracia.”

b) El sinergismo: también proviene de una palabra griega compuesta, significa “trabajar juntos,” y es la creencia de que Dios trabaja junto con nosotros para efectuar la salvación.  El punto crucial en este debate, está entre la doctrina calvinista de la elección incondicional, contra la doctrina arminiana de la elección condicional:

Si uno cree que la elección es incondicional, entonces uno se inclinará a la doctrina monergística de la salvación. Contrariamente, si uno opina que la elección está basada en el preconocimiento de Dios de quién va a creer en Él, entonces uno se inclinará hacia la perspectiva sinergista.

La visión de una elección incondicional está declarada en la Confesión de Fe de Westminster

“A aquellos que Dios ha predestinado para vida, desde antes que fuesen puestos los fundamentos del mundo, conforme a su eterno e inmutable propósito y al consejo y beneplácito secreto de su propia voluntad, los ha escogido en Cristo para la gloria eterna. Dios los ha predestinado por su libre gracia y puro amor, sin previsión de su fe o buenas obras, de su perseverancia en ellas o de cualquiera otra cosa en la criatura como condiciones o causas que le muevan a predestinarlos; y lo ha hecho todo para alabanza de su gloriosa gracia.” (CFW III.5, énfasis añadido).

Como podemos ver, la elección incondicional, enseña que la decisión de Dios de los elegidos, está basada en el beneplácito de Su voluntad y nada más. Además, Su opción en la elección, no está basada en Su presciencia de la fe de una persona o ninguna buena obra, o perseverancia de esa persona en la fe o en buenas obras.

Hay dos pasajes bíblicos clásicos que apoyan esta doctrina.

a) El primero es Efesios 1:4-5:

“Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.”

De acuerdo con este pasaje, fuimos elegidos por Dios para estar en Cristo – santos y sin mancha – antes de la creación del mundo, y esta elección estaba basada en “el puro afecto de su voluntad”

b) El otro pasaje es Romanos 9:16:

“Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.”

La elección de Dios no depende de nada de lo que hagamos o creamos, sino que se hace únicamente a discreción de la misericordia de Dios.  La esencia del calvinismo, y del argumento monergístico, es que Dios está en el negocio de salvar realmente a las personas y no solo hacerlas salvables. Puesto que toda la gente nace en pecado, y por su naturaleza caída (total depravación), ellos siempre rechazarán a Dios; Él debe actuar salvando a los elegidos sin ninguna pre-condición de parte de ellos, como la fe. A fin de otorgar las bendiciones de salvación y vida eterna a los elegidos, Dios debió primero expiar sus culpas (expiación limitada). Entonces, esta gracia y salvación debe ser aplicada a los elegidos, y así, el Espíritu Santo aplica los efectos de la salvación en los elegidos, por medio de la regeneración de sus espíritus y llevándolos a la salvación (gracia irresistible). Finalmente, aquellos a quien Dios ha salvado, Él los preservará hasta el final (perseverancia de los santos). De principio a fin, la salvación (en todos sus aspectos) es una obra de Dios, y solo de Dios – ¡monergismo! El punto es que textualmente la gente está siendo salvada – los elegidos. Considera Romanos 8:28-30. En este pasaje, vemos que hay un grupo de gente a quienes Dios, “… conforme a su propósito son llamados.” Estas personas son identificadas como “los que aman a Dios.” Estas personas también son aquellas que en los vv. 29-30 son preconocidas, predestinadas, llamadas, justificadas y glorificadas. Es Dios quien está moviendo a este grupo de gente (los que aman a Dios, los elegidos) desde el preconocimiento a la glorificación, y ninguno se pierde a lo largo del camino.

En apoyo al argumento sinergístico, volvamos nuestra atención a los Cinco Artículos de la Reconvención:

“Que Dios, por un eterno e inmutable propósito en Jesucristo Su Hijo, antes de la fundación del mundo, ha determinado, que de la raza caída de hombres pecadores, salvaría en Cristo, por amor a Cristo, y a través de Cristo, a quienes, a través de la gracia del Espíritu Santo, han de creer en éste Su hijo Jesús, y han de perseverar en esta fe y obediencia de la fe, a través de esta gracia, incluso hasta el final; y, por otra parte, dejar al incorregible e incrédulo en el pecado y bajo la ira, y condenarlos como alejados de Cristo, según la palabra del Evangelio en Juan 3:36: ‘El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.’ Y también de acuerdo a otros pasajes de la Escritura” (CAR, Artículo I, énfasis añadido).

Aquí vemos que la salvación es condicional a la fe y perseverancia del individuo. Lo que hace la elección condicional, es colocar el factor determinante de nuestra salvación directamente sobre nosotros, en nuestra capacidad de elegir a Jesús y permanecer en Él. Ahora, los arminianos afirmarán que nuestra capacidad de elegir a Jesús es el resultado de una gracia universal que Dios da primeramente a todas las personas, que compensa los efectos de la caída, y le permite al hombre decidir aceptar o rechazar a Cristo. En otras palabras, Dios debe hacer algo incluso para posibilitar la elección de la salvación, pero al final es nuestra elección la que nos salva. La referencia bíblica que proporciona el Artículo I, ciertamente afirma que aquellos que creen tienen vida eterna y quienes se resisten a creer no tienen vida eterna, así que parecería que hay algún apoyo bíblico para esta doctrina. Por tanto, el argumento sinergista asegura que Dios hace posible la salvación, pero es nuestra elección la que la hace efectiva.

Así que, mientras que el monergismo asegura que Dios es la única condición necesaria y suficiente para nuestra salvación, el sinergismo estará de acuerdo en que Dios es una condición necesaria, pero negará Su suficiencia. Nuestro libre albedrío más la actividad de Dios es lo que la hace suficiente. Lógicamente hablando, debemos ser capaces de ver el error en el argumento sinergista – que realmente Dios no salva a nadie. Esto coloca la responsabilidad de la salvación en nosotros, porque somos nosotros quienes tenemos que hacer realidad esa salvación al poner nuestra fe en Cristo. Si Dios realmente no salva a nadie, entonces es posible que nadie vaya a salvarse. Si Dios verdaderamente no salva a nadie, ¿cómo podemos explicar pasajes tan poderosos como Romanos 8:28-30? Todos los verbos griegos en ese pasaje son ariosto/indicativo, significando que la acción ahí descrita está completa; no hay ninguna potencialidad implicada en este pasaje. Desde la perspectiva de Dios, la salvación ha ya sido efectuada. Más adelante, el Artículo IV de la Reconvención dice que la gracia de Dios es resistible, y el Artículo V afirma que aquellos que han elegido la gracia de Dios, también pueden caer de esa gracia y “regresar a este mundo impío” convirtiéndose en “desprovistos de la gracia.” Esta postura contradice la clara enseñanza de la Escritura, respecto a la seguridad eterna del creyente.

Si ese es el caso, ¿cómo entonces respondemos al apoyo bíblico de la elección condicional (cfr. Juan 3:36)? No se niega que la fe sea necesaria para hacer la salvación “efectiva” en nuestra vida, pero ¿qué lugar tiene la fe en el orden de la salvación? (Ordo Salutis) ? Nuevamente, si consideramos Romanos 8:29-30, vemos una progresión lógica de la salvación. Justificación, la cual está a la vista cuando consideramos la salvación por fe, es la cuarta en esa lista, precedida por el preconocimiento, la predestinación y el llamamiento. Ahora, el llamado puede dividirse en lo siguiente: regeneración, evangelismo, fe y arrepentimiento. En otras palabras, el “llamado” (referido como “llamado eficaz” por los teólogos reformados), primero debe incluir haber nacido de nuevo por el poder del Espíritu Santo (Juan 3:3). Después viene la predicación del Evangelio (Romanos 10:14-17), seguido por la fe y el arrepentimiento. Sin embargo, antes de que cualquiera de esto ocurra, lógicamente debe estar precedido por el preconocimiento y la predestinación.

Esto nos trae a la pregunta del preconocimiento. Los arminianos afirmarán que el preconocimiento se refiere a la presciencia de Dios de la fe del elegido. Si ese es el caso, entonces la elección de Dios ya no está basada en el “puro afecto de su voluntad,” sino más bien en nuestra disposición de haberlo elegido, independientemente de nuestra condición caída, la cual, de acuerdo a Romanos 8:7 es hostil hacia Dios, e incapaz de hacerlo. La visión arminiana del preconocimiento también contradice la clara enseñanza de los pasajes arriba mencionados en apoyo a la elección incondicional (Efesios 1:4-5 y Romanos 9:16). Esta creencia, esencialmente le roba a Dios Su soberanía y coloca la responsabilidad de la salvación directamente sobre los hombros de las criaturas que son totalmente incapaces de salvarse a sí mismas.

En conclusión, el peso de la evidencia lógica y el peso de la evidencia bíblica, apoya la creencia monergística de la salvación – Dios es el autor y consumador de nuestra salvación (Hebreos 12:2). “Aquel que comenzó en nosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.” (Filipenses 1:6) El monergismo no solo tiene un profundo impacto en la forma en que uno ve la salvación, sino también el evangelismo. Si la salvación está basada únicamente en la gracia salvadora de Dios, entonces no hay razón para que nos gloriemos, y toda la gloria pertenece únicamente a Él (Efesios 2:8-9). Además, si Dios realmente salva a la gente, entonces nuestros esfuerzos evangelísticos deben dar fruto, porque Dios ha prometido salvar a los elegidos. ¡El monergismo es sinónimo de dar mayor gloria a Dios!


Bibliografía

http://www.gotquestions.org/Espanol/monergismo-vs-sinergismo.html

Los 5 lenguajes del amor parte II


Los 5 lenguajes del amor parte II

por Paulo Arieu

tapa

1. Contacto físico:
Varios estudios han demostrado que los niños pequeños a los cuales se les ha abrazado y se les da mucho contacto físico, logran desarrollar mayor seguridad en sí mismos, esto es debido a que es bastante común que el “toque físico” tradicionalmente haya sido utilizado como un potente comunicador de amor. Y de seguro como seres humanos calientes que somos, lo primero estarás pensando al leer toque físico es en el sexo: ¡pues no! Se trata de demostrar amor con abrazos, besos, caricias, masajes, darle la mano a la pareja en público, acariciarle, ver juntos una peli abrazados, recostarse el uno en el otro, caminar abrazados o tomados de la mano. Toma en cuenta que para quien el contacto físico es prioritario, la cercanía es importante, más que con palabras, con tiempo, con regalos o con servicio, con afecto emocional expresado por el toque físico. Recalco de nuevo que se trata de amor externado físicamente, no deseo sexual que nos lleva a jugueteo físico para llegar a la relación íntima.
El contacto físico es uno de los lenguajes del amor más sencillos para comunicarse, ya que no necesita palabras. Este tipo de lenguaje, se refiere a que exaltemos las buenas acciones o cualidades de la otra persona, sin caer en la adulación innecesaria. La meta es que la otra persona se sienta apreciada y que se reconozca con justicia sus principales logros o acciones acertadas. Las personas que prefieren este lenguaje disfrutan con las caricias, los abrazos y se sienten reconfortadas en los brazos de otros o con las manos unidas. Los pequeños, cuando es este el tipo de lenguaje el que predomina, sienten alivio al ser sostenidos o cogidos en brazos, disfrutan con los masajes o al estar sentados encima de otros.
Los niños mayores (sobre todo varones de entre 7 y 9 años) que disfrutan con este tipo de amor pueden expresar de formas singulares, ya sea con peleas, lucha libre, fútbol, baloncesto, pero sigue siendo el contacto físico el que hace que se sientan queridos. Este lenguaje es para quienes necesitan por medio de las palabras saber que hacen las cosas bien, que se valora el esfuerzo, dedicación, trabajo, tiempo y esmero con el que realizan algo para su ser amado, para sus hijos para sus padres, amigos y en la vida en general. La idea es infundir valor al ser querido, resaltar sus logros en lugar de criticar las faltas. Toma en cuenta que si lo que haces es criticar, ayudas a hundir a una persona para quien las palabras de afirmación son demasiado importantes. Por ejemplo, para algunas mujeres es importante cuando su marido o hijos o hasta amigos, vecinos, les comentan sobre lo delicioso que cocinan y alaban su comida, eso les hace llenar el tanque a full. O bien, hijos que necesitan que sus padres les digan que están orgullosos de sus calificaciones o incluso quienes reciben amor cuando su pareja les comentan verbalmente sentirse orgullosos por los logros profesionales que han cosechado. Así que toma en cuenta que hay personas para quién es vital sentir el amor a través de las palabras. Pero palabras afirmativas, no destructivas.

2. Palabras de afirmación:
Cuando son las palabras las que toman importancia, el amor se escribe en este lenguaje del amor. Aquí están las personas que necesitan las palabras de afecto, los elogios, la calma a través de un buen discurso, la motivación con fragmentos bien escritos. Su forma de expresar estará más definida con cartas de amor, en el que se sientan libres de expresar a través de las palabras todo lo que sienten.
Las palabras tienen un poder en nosotros increíble y dejan su huella en nuestro comportamiento aunque solo aparezcan de forma fugaz. Hacernos conscientes del poder que tenemos con el lenguaje del amor a través de palabras, nos hace crear un nuevo mundo para expresar y recibir afecto y cariño.

3. Tiempo de calidad:
Las personas cuyo lenguaje del amor primario es el tiempo de calidad, simplemente desean compartirnos algo sus vivencias y emociones y que estemos atentos a ellos. De esta manera, les hacemos saber que les amamos. Dedicar tiempo a las personas que amamos es una forma de expresar lo que sentimos por ellas. Buscar en nuestras agendas tiempo de calidad, completo y lleno, dedicado en cuerpo y alma a la persona que nos acompaña. Así, deja de tener tanta importancia el qué hacer y pasa a cobrar más importancia el con quién lo hacemos.Tiempo y de calidad es la manera de amor que necesitan algunas personas para llenar su tanque y esto se refiere a que cuando estás hablando o compartiendo con ellos, debes brindarles toda la atención, mirarles a los ojos y estar centrados en ellos. No lo que muchos hacen actualmente que se denominan que mientras están contigo, contestan el celular, textean, tuitean, revisan el facebook, están cocinando pero “te estoy poniendo atención” dicen. La prioridad en esta lengua del amor es estar conectados, enfocados en lo que se está compartiendo, en nada más.

4. Los regalos:
Hay personas que disfrutan siendo regalados y regalando, no tienen por qué ser objetos materiales o de un coste económico alto, aquí será relevante el tiempo pensando en qué regalar, el amor con el que se regala y el permitirse conocer más a la persona a través de detalles. El regalo será una forma de expresar amor por el otro, pero nunca un fin para conseguir algo. El doctor Chapman asegura que a través del tiempo y en las diferentes culturas se han utilizado a los regalos como un factor común para comunicar amor. Las personas para quienes ser amados es recibir regalos, no están fijándose en el precio de los mismos, lo realmente importante es que les tienen presentes y con algo material se los hacen saber. Se trata de que hemos invertido recursos como tiempo, dinero, materiales para hacer algo, buscar lo adecuado, para demostrárselo. Dar regalos implica sentimientos y actitudes, no dinero. Los regalos pueden ir desde un auto, ¿por qué no?, hasta detalles como mensajitos imprevistos, una tarjeta sin ningún motivo especial aparente y hasta regalar nuestro tiempo para compartir con esa persona especial.

5. Actos de servicio:
En este apartado se describen los actos o tareas que el otro realiza como forma de comunicar lo que siente. Los ejemplos que se nos ocurren son diversos: preparar la comida con amor, cuidar el hogar en el que se vive, cuidar del otro cuando enferma. Son simples actos, pero que demuestran interés por el otro.

Para las personas cuyo lenguaje primario del amor sea el de actos de servicio, el amor se demuestra con acciones en favor de ell@s, dichas acciones no necesariamente requieren ser algo fuera de lo común, es más, valen mucho más una serie de actos de servicio “pequeños y constantes” que uno “grande y único”. Por ejemplo, pueden ser situaciones sencillas como pagar las cuentas por las otras personas, atender el mantenimiento del auto, ayudarle a configurar su celular, lavar los platos después de cenar, plancharle la camisa al marido. Ahora, la cosa acá es hacerlo para agradar a la persona sabiendo que esto realmente es una necesidad y la manera de hacerle sentirse amad@ e identificar cuando en vez de un lenguaje de amor es que nos quieren ver la cara y que abusar de que hagamos todo lo que les da pereza. Debes encontrar la diferencia, porque hay una delgada línea entre servicio como manera de amar y servicio porque se quieren aprovechar de ti.
Este sin duda es uno de los puntos que más les cuesta a quienes deben aprender a hablar este lenguaje para agradar a sus seres queridos, porque sí deseamos llenar el tanque emocional del ser querido, ¡debemos esforzarnos!, ¿es un sacrificio?… Sí, ¿y qué? ¡Un sacrificio que bien vale la pena! Digo, si amas realmente, si no, estar con una persona que tenga estas necesidades no es para ti.

En conclusión, ahora que conoces los cinco lenguajes del amor del doctor Chapman, o si ya los conocías y los estás recordando, aprende el lenguaje del amor en cada una de las relaciones que la vida te ha concedido, con tu familia, amigos, compañeros de labores, de estudios o con tu pareja, para llenar ese tanque en los demás a full e identifica igual cuál es el lenguaje del amor que te llena el tanque a ti y hazlo saber, si los demás no lo tienen identificado. Conocidos los cinco lenguajes del amor que este autor describió, ahora puede que resulte más fácil ver que no siempre el amor se expresa de la misma forma para todos, que el amor tiene diversas lenguas y que conocerlas abre puertas para saber cómo amar con más letras y con mas mundo.

Yo espero de todo corazón saber que estos dos articulos sobre los cinco lenguajes del amor del Dr. Gary Chapman te han bendecido y han ayudado a tu matrimonio. Si eres una persona cristiana, recuerda que el Señor nos ha dado de Su amor (I Corintios 13) y eso nos ayuda a amar a nuestra pareja.Y tambien el fruto del Espiritu Santo en nosotros (Gálatas. 5:22-23) nos ayudará a tener un matrimonio mas productivo. Pero si no eres cristiana,seguramente te costara un poco mas, pero puedes aplicar esta teoría del Dr. Chapman y verás como tu matrimonio comienza a mejorar una vez que reconoces tu lenguaje de amor y el de tu cónyuge y empiezan a comunicarse efectivamente.

Dios te bendiga mucho!!!

Bibliografia

Chapman, Gary. (2017). Los 5 lenguajes del amor. Editorial Unilit. Miami, EE.UU.