La nueva derecha


La nueva derecha

Por: Hugo Marcelo Alderman

Entendemos por derecha: todas las fuerzas políticas que se oponen al socialismo. Tradicionalmente, la derecha política: fue la variopinta mezcla de sectores clericales, empresariales, intelectuales y económicos.

El escritor argentino Nicolás Márquez nos explica: que la vieja derecha quedó reducida a “Think Thanks” y otros grupos cerrados, que no tienen impacto alguno en la política de la región. Un análisis correcto y acertado.

La amenaza socialista tienen un nuevo dardo que lanzar contra la civilización: “el marxismo cultural”. Los nuevos rojos, cambiaron la lucha revolucionaria por la guerrilla cultural. Los blancos son los de siempre: el matrimonio, la familia, la cultura y la economía capitalista. El progresista moderno, ya no ve en el obrero el sujeto revolucionario; ahora los nuevos agentes subversivos son: los homosexuales, los travestis, los transexuales y los pedófilos. 

Ante todo lo expuesto, es necesario el resurgir de la derecha. Esta nueva derecha debe aspirar a todos los viejos sectores que tradicionalmente se oponen al socialismo: los conservadores para enfrentar la arremetida de la ideología de género y el feminismo de tercera ola, los patriotas para rescatar la soberanía nacional y sacar al país de todas las agencias de la ONU y los defensores del libre mercado para crear riqueza y prosperidad para todos.

Esta nueva fuerza política debe partir de las siguientes premisas: la libertad individual como pilar fundamental del progreso; la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, la familia como institución natural para otorgar educación y generar riqueza; la democracia como una forma civilizada de cambiar gobernantes: pero jamás como un pretexto para la “tiranía de la mayoría”, la igualdad ante la ley y la defensa de un gobierno limitado en poderes, recursos y funciones.

La escuela austriaca de economía, el conservadurismo inglés, el republicanismo americano, la democracia representativa y la escuela del derecho natural, son los pilares epistemológicos de esta nueva derecha.

Los protestantes entendemos muy bien, que sin renunciar a nuestros principios teológicos, la unión con los católicos es fundamental para salvaguardar la libertad religiosa, la familia y la educación, hoy terriblemente amenazadas por la izquierda posmarxista.

La construcción de una derecha, es una tarea que empezamos: Andrés Ortega, Liliana Orellana, Marcelo Ostria Borda, Luis Cristian Rivas Salazar, Álvaro Arteaga y este humilde servidor. Una tarea dura y marchar arriba, que con la bendición del Creador esperamos llegue a buen puerto.

Cochabamba/26/09/2017.