CULTIVAR TU PROPIO HUERTO: UNA ESTRATEGIA EFICAZ CONTRA LA DEPRESIÓN


CULTIVAR TU PROPIO HUERTO: UNA ESTRATEGIA EFICAZ CONTRA LA DEPRESIÓN
JENNIFER DELGADO, 13/01/2017

La depresión tiene largos tentáculos. De hecho, es una de las tres primeras causas de discapacidad en el mundo, y no es para menos ya que afecta a 350 millones de personas. Además, se estima que entre el 8 y el 15% de las personas sufrirán al menos un episodio depresivo en algún momento a lo largo de sus vidas.

Con estas cifras en mente, no es extraño que en España el uso de antidepresivos se haya triplicado en la última década. Sin embargo, los psicofármacos no son la única manera de combatir la depresión y en muchos casos ni siquiera es la más eficaz, existen otras alternativas que pueden convertirse en un complemento del tratamiento, como cultivar el huerto.

Se estima que entre el 8 y el 15% de las personas sufrirán al menos un episodio depresivo en algún momento a lo largo de sus vidas,. Autor: Rene Asmussen
Esta es la idea por la que están apostando algunos médicos ingleses, quienes creen que preparar la tierra, cultivar cebollas, fresas o tomates y regar las plantas es una manera muy eficaz para eliminar la depresión y la sensación de soledad que sufren las personas ancianas.

Sin duda, se trata de una fórmula interesante, y como todos no tienen la posibilidad de tener un jardín propio o no tienen la motivación ni los conocimientos suficientes como para convertirse en “agricultores”, estos huertos aprovechan los terrenos baldíos cerca de los consultorios médicos.

Bajo la mirada del personal de enfermería, los pacientes que sufren depresión, que se sienten solos o que tienen otros problemas mentales, pueden dedicarse a cultivar el huerto en compañía de otras personas, con quienes pueden conversar y entablar amistad.

Cultivar un huerto es una manera muy eficaz para eliminar la depresión y la sensación de soledad que sufren las personas ancianas.
Compartir un proyecto de este tipo anima a los ancianos a salir de casa, a relacionarse con los demás y a combatir la tentación de encerrarse en sí mismos, convirtiéndose en presa fácil de la depresión.

De hecho, no solo se les anima a cultivar sino que también se promueve la reflexión sobre los aspectos nutricionales de los alimentos que producen, de manera que los ancianos comienzan a llevar una dieta más sana y equilibrada.

Varios consultorios se han sumado a la iniciativa

A esta iniciativa ya se han sumado unas 15 localidades, según reporta “Il Corriere”, aunque quizá el caso más interesante es el de Lambeth, un municipio de Londres. En 2013, en el consultorio de Brockwell Park aprovecharon una tierra abandonada para cultivar un huerto. Al principio eran tan solo algunas señoras que cultivaban cebollas y aguacates pero poco a poco se fueron sumando más personas y el proyecto ha tomado alas, hasta el punto de convertirse en una cooperativa, la Lambeth Gp Food Cooperative.

Las personas que cultivan su propio huerto y venden los alimentos que producen se sienten orgullosos de su trabajo y, sobre todo, ganan en entusiasmo, serenidad y autoestima.
En la actualidad este grupo de personas, muchas de las cuales sufren enfermedades crónicas o de largo plazo, cultiva terrenos más grandes y produce alimentos “kilómetro cero” que venden a los vecinos del barrio, al hospital y a algunas entidades públicas. Así se sienten orgullosos de su trabajo y, sobre todo, ganan en entusiasmo, serenidad y autoestima. Incluso han establecido una colaboración con el Kings College de Londres para que les supervisen estudiantes y expertos en nutrición.

¿La tierra podría ser el nuevo Prozac?

Decenas de investigaciones psicológicas han demostrado que las relaciones sociales actúan como un factor protector contra la depresión. De la misma manera, mantenerse activos físicamente ayuda a aliviar los síntomas de este trastorno. Sin embargo, cultivar la tierra podría tener un beneficio añadido.

Investigadores de la Universidad de Bristol han llevado la hipótesis higienista un paso más allá al analizar los efectos en la depresión de una bacteria no patógena denominada Mycobacterium vaccae, que se puede encontrar en la tierra. Estos científicos inyectaron la bacteria a ratones y apreciaron que aumentaba el nivel de serotonina en el cerebro, actuando de la misma manera que el Prozac.

Estar en contacto con la tierra tiene el mismo efecto que tienen los antidepresivos.
Además, cuando los ratones fueron sometidos a pruebas de estrés, los investigadores apreciaron que los animales que habían estado expuestos a la Mycobacterium vaccae tardaban más en responder, lo cual significa que desarrollaron un umbral de tolerancia más elevado, el mismo efecto que tienen los antidepresivos.

Otro estudio realizado con personas sometidas a quimioterapia desveló que la exposición a esta bacteria mejoraba su calidad de vida y aliviaba el dolor y las náuseas, por lo que los investigadores creen que tiene un efecto antiinflamatorio y activador del sistema inmunitario. De hecho, la depresión también se ha asociado con los procesos inflamatorios.

La buena noticia es que para aprovechar los beneficios de esta bacteria basta dar un paseo por el bosque o cultivar un pequeño huerto, de manera que estemos en contacto directo con la tierra. Por supuesto, esto no significa que cultivar la tierra sea la solución definitiva a la depresión, sobre todo cuando se trata de casos graves, pero puede ser un complemento muy eficaz a los tratamientos convencionales.

La Ciencia confirma la Biblia: Científicos logran comprobar que existe del Don de Lenguas


La Ciencia confirma la Biblia: Científicos logran comprobar que existe del Don de Lenguas

El apasionado, a veces rítmico, patrón de lenguaje que fluye de los cristianos que “hablan en lenguas” refleja un estado de posesión mental, muchos dicen. Ahora tienen algo de la neurociencia que los respalda.

El apasionado, a veces rítmico, patrón de lenguaje que fluye de los cristianos que “hablan en lenguas” refleja un estado de posesión mental, muchos dicen. Ahora tienen algo de la neurociencia que los respalda.

Investigadores de la Universidad de Pensilvania capturaron imágenes cerebrales de cinco mujeres mientras hablaban en lenguas y encontraron que sus lóbulos frontales -la parte pensante y deliberada del cerebro a través de la cual las personas controlan lo que hacen- eran relativamente silenciosos, al igual que los centros de lenguaje. Las regiones que tienen influencia en el mantenimiento de la autoconciencia estaban activas. Las mujeres no estaban en trances ciegos, y no quedaba claro qué región estaba impulsando el comportamiento.

Las imágenes, que aparecen en la edición de la revista Psychiatry Research, titulada Neuroimaging, señalan las áreas más activas del cerebro.

Las imágenes son las primeras de su tipo tomadas durante esta práctica religiosa hablada, que tiene sus raíces en el Antiguo y Nuevo Testamento y en las iglesias pentecostales establecidas a principios del siglo XX. Las mujeres en el estudio eran practicantes de la iglesia sanos y activos.

“Lo asombroso fue cómo las imágenes apoyaron la interpretación de las personas de lo que estaba sucediendo”, dijo el Dr. Andrew B. Newberg, líder del equipo de estudio, que incluyó a Donna Morgan, Nancy Wintering y Mark Waldman. “La forma en que lo describen, y lo que creen, es que Dios está hablando a través de ellos”, dijo.

El Dr. Newberg es también coautor de “Why We Believe What We Believe”.

En el estudio, los investigadores usaron técnicas de imagen para rastrear los cambios en el flujo sanguíneo en el cerebro de cada mujer en dos condiciones, una vez que cantaba una canción del evangelio y otra vez mientras hablaba en lenguas. Al comparar los patrones creados por estas dos actividades emocionales y devocionales, los investigadores podían identificar los picos y valles de flujo sanguíneo únicos para hablar en lenguas.

La Sra. Morgan, coautora del estudio, también fue un tema de investigación. Ella es una cristiana nacida de nuevo que dice que considera la capacidad de hablar en lenguas un regalo. -Eres consciente de lo que te rodea -dijo-. “No estás realmente fuera de control. Pero no tienes control sobre lo que está pasando. Estás fluyendo. Estás en un reino de paz y comodidad, y es una sensación fantástica “.

Contrariamente a lo que puede ser una percepción común, los estudios sugieren que las personas que hablan en lenguas rara vez sufren de problemas mentales. Un estudio reciente de casi 1.000 cristianos evangélicos en Inglaterra encontró que aquellos que participaban en la práctica eran más emocionalmente estables que aquellos que no lo hicieron. Los investigadores han identificado al menos dos formas de la práctica, una estática y frenética, la otra sometida y casi silenciosa.

Los nuevos hallazgos contrastaban con las imágenes tomadas de otros estados mentales espiritualmente inspirados como la meditación, que a menudo es un ejercicio mental altamente enfocado, activando los lóbulos frontales.

Los escáneres también mostraron una caída en la actividad de una región llamada el caudado izquierdo. “Los hallazgos de los lóbulos frontales son muy claros y tienen sentido, pero el caudado suele estar activo cuando se tiene afecto positivo, placer, emociones positivas”, dijo el Dr. James A. Coan, psicólogo de la Universidad de Virginia. “Así que no está tan claro lo que dice ese hallazgo” acerca de hablar en lenguas.

El área caudada también está involucrada en el control motor y emocional, dijo el Dr. Newberg, por lo que puede ser que los practicantes, a la vez conscientes de sus circunstancias, cedan un cierto control sobre sus cuerpos y emociones.

Fuente: New York Times

Fuente

http://www.diariocristianoweb.com/2017/01/12/la-ciencia-confirma-la-biblia-cientificos-logran-comprobar-la-veracidad-del-don-de-lenguas/

El feminismo y su vínculo con la pedofilia. Por Agustín Laje.


El feminismo y su vínculo con la pedofilia. Por Agustín Laje.
20 marzo, 2016 | Agustín Laje Arrigoni

Hay dictaduras que no se institucionalizan; que no necesitan del recurso de la fuerza en altas magnitudes para mantener a la sociedad sumida en sus dictados. El filósofo marxista Antonio Gramsci ya decía que el Estado era hegemonía acorazada con coerción, y cuanto más consolidada la hegemonía, menos necesidad de coerción. De ahí que podamos llamar “micro-dictaduras” a estos regímenes que han logrado altísimos niveles de hegemonía y que, por lo tanto, no permiten a los ciudadanos sacar los pies del plato de lo “políticamente correcto” sin con ello esperar negativas consecuencias, no solo sociales, sino también represivas-estatales (el caso de INADI, brillantemente desenmascarado por Cri1stian Iturralde, es ejemplo arquetípico de la policía del pensamiento hegemónico).

¿Cuáles Son las Diferencias más Importantes Entre el Dispensacionalismo y la Teología del Pacto?


ESJ-2017 0111-001

¿Cuáles Son las Diferencias más Importantes Entre el Dispensacionalismo y la Teología del Pacto?

Por Michael J. Vlach

Durante los últimos dos siglos, el Dispensacionalismo y la Teología del Pacto han actuado como rivales teológicos dentro del Evangelicalismo. Ambos tienen ricas tradiciones y excelentes teólogos y defensores. Se ha escrito mucho sobre estos dos sistemas teológicos y en su mayor parte los debates han sido amistosos. Pero, ¿cuáles son los verdaderos problemas que separan el Dispensacionalismo y la Teología del Pacto?

A continuación se muestra mi perspectiva sobre las diferencias clave entre estos campos. Las cuestiones que involucran estos sistemas son muchas y complejas y no puedo cubrir muchas áreas importantes, pero a continuación hay un resumen en miniatura de lo que creo que son las diferencias más fundamentales entre estos dos sistemas de teología.

Ver la entrada original 2.045 palabras más