Los 5 lenguajes del amor parte II


Los 5 lenguajes del amor parte II

por Paulo Arieu

tapa

1. Contacto físico:
Varios estudios han demostrado que los niños pequeños a los cuales se les ha abrazado y se les da mucho contacto físico, logran desarrollar mayor seguridad en sí mismos, esto es debido a que es bastante común que el “toque físico” tradicionalmente haya sido utilizado como un potente comunicador de amor. Y de seguro como seres humanos calientes que somos, lo primero estarás pensando al leer toque físico es en el sexo: ¡pues no! Se trata de demostrar amor con abrazos, besos, caricias, masajes, darle la mano a la pareja en público, acariciarle, ver juntos una peli abrazados, recostarse el uno en el otro, caminar abrazados o tomados de la mano. Toma en cuenta que para quien el contacto físico es prioritario, la cercanía es importante, más que con palabras, con tiempo, con regalos o con servicio, con afecto emocional expresado por el toque físico. Recalco de nuevo que se trata de amor externado físicamente, no deseo sexual que nos lleva a jugueteo físico para llegar a la relación íntima.
El contacto físico es uno de los lenguajes del amor más sencillos para comunicarse, ya que no necesita palabras. Este tipo de lenguaje, se refiere a que exaltemos las buenas acciones o cualidades de la otra persona, sin caer en la adulación innecesaria. La meta es que la otra persona se sienta apreciada y que se reconozca con justicia sus principales logros o acciones acertadas. Las personas que prefieren este lenguaje disfrutan con las caricias, los abrazos y se sienten reconfortadas en los brazos de otros o con las manos unidas. Los pequeños, cuando es este el tipo de lenguaje el que predomina, sienten alivio al ser sostenidos o cogidos en brazos, disfrutan con los masajes o al estar sentados encima de otros.
Los niños mayores (sobre todo varones de entre 7 y 9 años) que disfrutan con este tipo de amor pueden expresar de formas singulares, ya sea con peleas, lucha libre, fútbol, baloncesto, pero sigue siendo el contacto físico el que hace que se sientan queridos. Este lenguaje es para quienes necesitan por medio de las palabras saber que hacen las cosas bien, que se valora el esfuerzo, dedicación, trabajo, tiempo y esmero con el que realizan algo para su ser amado, para sus hijos para sus padres, amigos y en la vida en general. La idea es infundir valor al ser querido, resaltar sus logros en lugar de criticar las faltas. Toma en cuenta que si lo que haces es criticar, ayudas a hundir a una persona para quien las palabras de afirmación son demasiado importantes. Por ejemplo, para algunas mujeres es importante cuando su marido o hijos o hasta amigos, vecinos, les comentan sobre lo delicioso que cocinan y alaban su comida, eso les hace llenar el tanque a full. O bien, hijos que necesitan que sus padres les digan que están orgullosos de sus calificaciones o incluso quienes reciben amor cuando su pareja les comentan verbalmente sentirse orgullosos por los logros profesionales que han cosechado. Así que toma en cuenta que hay personas para quién es vital sentir el amor a través de las palabras. Pero palabras afirmativas, no destructivas.

2. Palabras de afirmación:
Cuando son las palabras las que toman importancia, el amor se escribe en este lenguaje del amor. Aquí están las personas que necesitan las palabras de afecto, los elogios, la calma a través de un buen discurso, la motivación con fragmentos bien escritos. Su forma de expresar estará más definida con cartas de amor, en el que se sientan libres de expresar a través de las palabras todo lo que sienten.
Las palabras tienen un poder en nosotros increíble y dejan su huella en nuestro comportamiento aunque solo aparezcan de forma fugaz. Hacernos conscientes del poder que tenemos con el lenguaje del amor a través de palabras, nos hace crear un nuevo mundo para expresar y recibir afecto y cariño.

3. Tiempo de calidad:
Las personas cuyo lenguaje del amor primario es el tiempo de calidad, simplemente desean compartirnos algo sus vivencias y emociones y que estemos atentos a ellos. De esta manera, les hacemos saber que les amamos. Dedicar tiempo a las personas que amamos es una forma de expresar lo que sentimos por ellas. Buscar en nuestras agendas tiempo de calidad, completo y lleno, dedicado en cuerpo y alma a la persona que nos acompaña. Así, deja de tener tanta importancia el qué hacer y pasa a cobrar más importancia el con quién lo hacemos.Tiempo y de calidad es la manera de amor que necesitan algunas personas para llenar su tanque y esto se refiere a que cuando estás hablando o compartiendo con ellos, debes brindarles toda la atención, mirarles a los ojos y estar centrados en ellos. No lo que muchos hacen actualmente que se denominan que mientras están contigo, contestan el celular, textean, tuitean, revisan el facebook, están cocinando pero “te estoy poniendo atención” dicen. La prioridad en esta lengua del amor es estar conectados, enfocados en lo que se está compartiendo, en nada más.

4. Los regalos:
Hay personas que disfrutan siendo regalados y regalando, no tienen por qué ser objetos materiales o de un coste económico alto, aquí será relevante el tiempo pensando en qué regalar, el amor con el que se regala y el permitirse conocer más a la persona a través de detalles. El regalo será una forma de expresar amor por el otro, pero nunca un fin para conseguir algo. El doctor Chapman asegura que a través del tiempo y en las diferentes culturas se han utilizado a los regalos como un factor común para comunicar amor. Las personas para quienes ser amados es recibir regalos, no están fijándose en el precio de los mismos, lo realmente importante es que les tienen presentes y con algo material se los hacen saber. Se trata de que hemos invertido recursos como tiempo, dinero, materiales para hacer algo, buscar lo adecuado, para demostrárselo. Dar regalos implica sentimientos y actitudes, no dinero. Los regalos pueden ir desde un auto, ¿por qué no?, hasta detalles como mensajitos imprevistos, una tarjeta sin ningún motivo especial aparente y hasta regalar nuestro tiempo para compartir con esa persona especial.

5. Actos de servicio:
En este apartado se describen los actos o tareas que el otro realiza como forma de comunicar lo que siente. Los ejemplos que se nos ocurren son diversos: preparar la comida con amor, cuidar el hogar en el que se vive, cuidar del otro cuando enferma. Son simples actos, pero que demuestran interés por el otro.

Para las personas cuyo lenguaje primario del amor sea el de actos de servicio, el amor se demuestra con acciones en favor de ell@s, dichas acciones no necesariamente requieren ser algo fuera de lo común, es más, valen mucho más una serie de actos de servicio “pequeños y constantes” que uno “grande y único”. Por ejemplo, pueden ser situaciones sencillas como pagar las cuentas por las otras personas, atender el mantenimiento del auto, ayudarle a configurar su celular, lavar los platos después de cenar, plancharle la camisa al marido. Ahora, la cosa acá es hacerlo para agradar a la persona sabiendo que esto realmente es una necesidad y la manera de hacerle sentirse amad@ e identificar cuando en vez de un lenguaje de amor es que nos quieren ver la cara y que abusar de que hagamos todo lo que les da pereza. Debes encontrar la diferencia, porque hay una delgada línea entre servicio como manera de amar y servicio porque se quieren aprovechar de ti.
Este sin duda es uno de los puntos que más les cuesta a quienes deben aprender a hablar este lenguaje para agradar a sus seres queridos, porque sí deseamos llenar el tanque emocional del ser querido, ¡debemos esforzarnos!, ¿es un sacrificio?… Sí, ¿y qué? ¡Un sacrificio que bien vale la pena! Digo, si amas realmente, si no, estar con una persona que tenga estas necesidades no es para ti.

En conclusión, ahora que conoces los cinco lenguajes del amor del doctor Chapman, o si ya los conocías y los estás recordando, aprende el lenguaje del amor en cada una de las relaciones que la vida te ha concedido, con tu familia, amigos, compañeros de labores, de estudios o con tu pareja, para llenar ese tanque en los demás a full e identifica igual cuál es el lenguaje del amor que te llena el tanque a ti y hazlo saber, si los demás no lo tienen identificado. Conocidos los cinco lenguajes del amor que este autor describió, ahora puede que resulte más fácil ver que no siempre el amor se expresa de la misma forma para todos, que el amor tiene diversas lenguas y que conocerlas abre puertas para saber cómo amar con más letras y con mas mundo.

Yo espero de todo corazón saber que estos dos articulos sobre los cinco lenguajes del amor del Dr. Gary Chapman te han bendecido y han ayudado a tu matrimonio. Si eres una persona cristiana, recuerda que el Señor nos ha dado de Su amor (I Corintios 13) y eso nos ayuda a amar a nuestra pareja.Y tambien el fruto del Espiritu Santo en nosotros (Gálatas. 5:22-23) nos ayudará a tener un matrimonio mas productivo. Pero si no eres cristiana,seguramente te costara un poco mas, pero puedes aplicar esta teoría del Dr. Chapman y verás como tu matrimonio comienza a mejorar una vez que reconoces tu lenguaje de amor y el de tu cónyuge y empiezan a comunicarse efectivamente.

Dios te bendiga mucho!!!

Bibliografia

Chapman, Gary. (2017). Los 5 lenguajes del amor. Editorial Unilit. Miami, EE.UU.

 

Un comentario en “Los 5 lenguajes del amor parte II

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s