Acerca del tema de “la muerte” PARTE II


Acerca del tema de “la muerte” PARTE II

Por Paulo Arieu

qpd

En el articulo anterior citaba que como consecuencia de la muerte de mi padre, me puse a investigar y reflexionar sobre el tema de la muerte. En este artículo, compartiré acerca de las escuelas filosoficas que hay en el mercado religioso en el que nos movemos, en el mundo Occidental. Los cristianos no son los únicos que reflexionan respecto al tema de la muerte. También los hacen los impios, tratando de dar respuesta a sus seguidores y llenar el vacío que la muerte deja, con algun sentimiento de consuelo.

Escuelas filosóficas 

Las escuelas más conocidas son:

1) Existencialismo: Plantea el problema de la muerte como uno de los conflictos más importantes de la existencia humana. Es que la muerte es nuestro compañero de viaje desde la misma cuna hasta la tumba. Pero lo trágico de la muerte es que el ser humano es consciente de su muerte, del sentido trágico de la vida. Camus,Sartre, Unamuno, Heidegger son algunos de sus representantes. Pero Kierkegaard es el padre del existencialismo. El determinó que cada individuo es quien debe encontrarle un sentido a su existencia.Tambien expresó que la mayor responsabilidad del ser humano es vivir su propia vida de forma pasional y sincera. Los existencialistas definen correctamente la problemática real de la muerte, pero solo los existencialistas cristianos cuando asumen una postura realista, demuestran que no es necesario luchar contra la razón y que entregarse a Cristo es la solución a la angustia que proviene de pensar en la proximidad del más allá, teniendo en Cristo esperanza de vida eterna, confiando en el testimonio de Su resurrección y confiando además en Sus promesas que el cumplirá en su Segunda Venida.

Zaldivar cita que Sartre enseñaba que

“el hombre es un ser para la muerte, nacido para morir; pues somos arrojados a la existencia sin saber por qué y nos vemos forzados a elegir «libremente» los caminos que hemos de seguir y las posibilidades que nos salen al encuentro, y la única certeza que abrigamos es que estamos abocados a la muerte, a la nada. El corolario de esta doctrina es que la muerte es el final de la vida.”[0]

2) Positivismo: Es una corriente filosófica que afirma que todo conocimiento deriva de alguna manera de la experiencia la cual se puede respaldar por medio del método científico. Por este motivo rechazan cualquier conocimiento previo a la experiencia.

Ellos afirman que la preocupación de los existencialistas por la muerte es una obsesión patológica. Pero absurda y superficial es la afirmación de los positivistas que la muerte no es un evento de la vida. No se vive la muerte. Por desgracia,la muerte es un compañero de viaje a perpetuidad. Como dijo Kierkegaard

“lo terrible de la existencia es que vivimos para experimentar la muerte; aun sin morirnos del todo, vivimos la muerte cada dia.”[1]

Augusto Comte y J. Stuart Mill son sus representantes.

3) Materialismo: Creen que la muerte, con sus consecuentes y lógicos miedos es un invento de la religión y un instrumento de alienación religiosa, por tanto, un medio de explotación. Pero los materialistas no hacen ningún esfuerzo por resolver el problema existencial de la muerte, y se esconden de la realidad de que nadie escapa de la muerte. Además, el tema de la muerte no puede separarse del tema de la vida. El hombre que suprime al Señor y su revelación se encuentra ante el grito agónico de la desesperación o por la inconsciencia alienadora que le hace esconder la cabeza bajo la tierra, como el avestruz, para no tener que pensar y enfrentar la realidad de tener que partir de este mundo, desconociendo el destino inmediato.

Raul Zaldivar dice que:

”tanto el materialismo histórico como el dialéctico están de acuerdo en que, siendo el hombre un organismo meramente material, todo se acaba para él con la muerte. No hay que pedirle, pues, a la vida más ésta nos puede dar y hay que resignarse a perecer, siendo ésta común de los mortales. Se llama materialismo porque todo se centra en la materia, la cual no se destruye sino que se transforma como ellos señalaban. Lo cierto es que esta corriente filosófica cobra auge con el triunfo del marxismo o, que significó la base ideológica del comunismo que gobernó la antigua Unión Soviética y sus países satélites en Europa del Este y algunos de Latinoamérica que cayeren bajo su influencia. Ellos enseñaron que Dios no existía y que el hombre era producto de una evolución de especies inferiores. El corolario de semejante doctrina es que la muerte es la vida; pensamiento que está en desacuerdo con el Texto Sagrado que enseña que la muerte es el principio de la vida eterna. “[2]

4) Reencarnacionismo

La doctrina de la reencarnación tiene que ver con las filosofías religiones orientales que se han suscitado. El vacio espiritual dejado por filósosos como Nietsche quien afirmaba la muerte de Dios, fue aprovechado por sectas New Age, que promovieron un Hinduismo occidentalizado. Al ser el orientalismo un pensamiento que reconoce la existencia de una realidad supra humana, tiene un concepto de la muerte completamente diferente a los pensamientos que cité anteriormente. Los que sostienen esta postura de pensamiento creen que alma puede transmigrar sucesivamente a diferentes cuerpos sean de animales. Ellos sostienen que toda acción humana deja un “karma” (efectos benéficos o maléficos de un acto) y que como consecuencia el hombre debe expiar sus faltas en sucesivas reencarnaciones, que le servirán como escuela de la vida, hasta que se haya purificado de todo rastro impuro y pueda entonces volver al principio divino universal del que salió. Para este pensamiento muerte no es el fin de la persona, sino el principio de una en otro cuerpo, sea humano o sea animal.[3]

Espero poder leer sus preguntas, comentarios e inquietudes.

Dios lo bendiga mucho!!!!

Notas

[0] Zaldivar, Raul. (2006). Teologia Sistematica. Desde una perspectiva latinoamericana. p.457. Editorial Clie.

[1] Vila, Samuel. (1989). La nada o las estrellasuna respuesta cristiana a la filosofía esistencialista y dialéctico-marxista. p. 156. Editorial Clie.

[2] Zaldivar, Raul. Teologia Sistematica. Desde una perspectiva latinoamericana. p.457. Editorial Clie.

[3] ibid, p. 457-458.

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s