Acerca del tema de “la muerte” PARTE I


Acerca del tema de “la muerte” PARTE I

Por Paulo Arieu

Corona funebre

El 5 de julio de este año, falleció mi padre. Mis hermanos me avisaron telefónicamente que mi padre estaba internado en el hospital y que no sobreviria muchos días más. Con mi esposa viajamos inmediatamente ese mismo fin de semana para mi país. Justo coincidía que ella tenía una semana de vacaciones en el trabajo. Tuvimos que tomar tres aviones para llegar hasta donde residen mis padres. Encima, cuando llegamos a la capital nos enteramos que el vuelo que debíamos tomar hacia el sur, fue cancelado por razones climáticas y tuvimos que esperar hasta el día Lunes en la mañana para poder seguir nuestro itinerario. !Todo un fin de semana varados en Buenos Aires y mi padre agonizando en el hospital!

Llegamos a la ciudad y luego de dejar los equipajes en el hotel fuimos al hospital a verlo. Mi padre me recibió con una sonrisa en sus labios de lado a lado. Pero esa misma noche su salud empeoró muchísimo. Para que no sufriera más, los médicos lo indujeron al coma farmacológico mediante morfina en el suero. El jueves en la mañana falleció. En horas de la tarde, junto a mi madre, mis hermanos y algunos parientes y amigos, le dimos cristiana sepultura en un cementerio privado de la ciudad. Tenía ochenta años de edad. Físicamente no se veía tan mal para su edad. Pero hacía dos años que había padecido de un accidente cerebro vascular y nunca se había recuperado del todo. Su corazón no resistió mas y finalmente partió de este mundo.

Luego de algunos días de tristeza y dolor, me puse a investigar y profundizar un poco en los libros de teología acerca del tema de la muerte. Es que soy consciente que hablar del tema de la muerte, suena poco positivo. La muerte,es un tema lúgubre que se esconde y comúnmente se habla poco. Se la maquilla para que se vea bien. Pero la realidad es que aunque no nos guste mucho hablar del tema, todos, sin distinción de clases sociales ni de razas, algún día partiremos de esta Tierra. Aunque el hecho de reflexionar sobre la muerte no es un tema novedoso, sino que se remonta hasta los inicios de la historia.  A modo de ejemplo, permítanme citar al filósofo Lucio Anneo Séneca (4 a.C. – 65 d.C.) quien escribió que “Cada día morimos: cada día se nos quita alguna parte de la vida, e incluso cuando crecemos nuestra vida decrece”, reflejando que la muerte nos acompaña en todo momento de nuestra vida, y al final nos alcanzará. La idea de la muerte siempre está presente, y quien mejor que el filósofo y escritor español Miguel de Unamuno (1864-1936) quien nos cuenta sobre sus luchas y miedos para comprender todo ello. De hecho, escribió un poema tres días antes de su muerte titulado: “Morir Soñando”, donde comienza diciendo: “Morir soñando, sí, más si se sueña // morir, la muerte es sueño; una ventana // hacia el vacío; no soñar; nirvana; // del tiempo al fin la eternidad se adueña”.[0] Es que la muerte, para todos los seres humanos, es la certeza de lo incierto, aun para los cristianos, porque no hemos podido comprobar empíricamente que hay mas alla. Solo creemos por la fe en La Biblia que hay una esperanza mas alla de esta vida.

Pero es en la Biblia donde encontraremos muchas reflexiones importantes sobre el tema de la muerte. El rey Salomón  (965 – 928  a.C) dijo en Eclesiastés 9:5-6: “Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.”  En este pasaje, este rey sabio nos enseña que la persona que muere, ya no siente mas nada, como ahora nosotros sentimos. Es una verdad incustionable el hecho de que todos moriremos , si es que no viene el Señor Jesús por segunda vez antes de que este evento suceda. Porque Él lo prometió a sus discípulos, creemos que regresará otra vez (gr. Parusía) para librarnos definitivamente de las garras de la muerte. En  Juan 14:1-4 el apostol Juan dice “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino”. Los ángeles prometieron que Jesús algún día regresaría a buscar Su pueblo. Está escrito en la Biblia, en Hechos 1:10-11, donde Lucas nos dice que un grupo de ángeles hablaron con los discípulos prometiendo que Cristo volvería “Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo”. ¿Cómo regresará Jesús? También está en la Biblia, en Lucas 21:27, quien cita que “Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria”. Saber esto que va a suceder nos da esperanza a los seguidores de Jesús para enfrentar la muerte con valor. Pero si este evento se retardase, la verdad es que todos moriremos, como escribió el apóstol Pablo cuando dijo que Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.(Filipenses 1:21). Pero si Cristo viniese antes de nosotros morir, las Escrituras nos dice que le encontraremos en el aire junto con los muertos cristianos que serán resucitados “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.” (1 Corintios 15:51-53). Y el autor de la epístola a los Hebreos, además dijo que Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9:27).

En sintesis, la muerte no es un evento divertido, no lo es para nada. Reflexionar mucho ssobre este tema puede producir algo de angustia al corazón humano, pero si Cristo no viene antes, todos moriremos. Los filósofos han tratado de encontrarle sentido a la muerte y los escritores biblicos han dejado plasmados sus inquietudes y su comprensión del tema. En el próximo artículo, quiero compartir algunas escuelas filosóficas y su pensamiento acerca del tema de la muerte. Luego, compartiré que dice la Biblia al respecto de la muerte y cual es el pensamiento bíblico.

Espero poder leer sus preguntas, comentarios e inquietudes.

Dios lo bendiga mucho!!!!

Notas

[0] Isea, Raúl .(05-07-2017).¿Por qué todos moriremos algún día? Obtenido de https://cvraulisea.wordpress.com/2017/05/07/por-que-todos-moriremos-algun-dia/

Los pasajes bíblicos corresponden a la Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s