Los cristianos: debemos ser personas tolerantes o intolerantes? Parte 2


Los cristianos: ¿debemos ser personas tolerantes o intolerantes?

Parte 2

Por Paulo Arieu

x73d6ye.jpg.pagespeed.ic.meme

Introducción

En el artículo anterior citaba que existen cristianos que creen que no hay que ser tolerantes,dado que,según ellos,la tolerancia no es ordenada por Dios. También comentaba un caso de una iglesia bíblica que amenazaba con expulsar de su membresía a aquellos que estudiasen la carrera de Psicología, comparándola con la brujería y el paganismo. Esto es un actitud absurda y demuestra la ignorancia de muchos predicadores y teólogos que no profundizan los temas científicos lo suficiente y castigan o amenazan con castigar absurdamente a aquellos que se deciden por estudiar alguna de las ramas de la ciencia.  Además, se muestra la ignorancia de conocimientos de la filosofia de la Psicologia al desconocer las diferencias entre la Psicologia como ciencia de la conducta y el Psicoanalisis, que ya ha sido abandonado por la Psicología moderna. 

En este artículo hablaremos de la tolerancia para luego, en el próximo artículo,hablar de la intolerancia. Pero hablar de la tolerancia, no significa mirar para otro lado ante el crimen y la injusticia. O ignorar las conseciuencia del pecado, dado que nosotros somos cristianos y conocemos la voluntad de Dios. Al contrario,entenderemos que la tolerancia, que es una virtud, tiene sus límites (humanos y también divinos) y habrá un punto en el que, si nos hemos excedido en violar las leyes divinas o de los hombres, esta virtud dará paso a la justicia (humana o divina) y se transformará entonces en justa intolerancia. Lamentablemente, muchos creen que con plena tolerancia el mundo  será mejor. Pero a lo largo de toda la historia de la humanidad, vemos que aún la paciencia de Dios también ha tenido un límite y el pecado de los hombres ha sido juzgado por nuestro Señor, quien es un Dios de amor, justicia y misericordia, pero que no por eso es un ser caprichoso e irracional; y que Su santa ira con los impíos, también es fruto de su tolerancia con los humanos que aún mantienen la dignidad y obedecen Sus leyes. Dios entiende al ser humano, por que El lo creó a imagen y semejanza de El (ver Génesis 1:26-27),pero su paciencia,como he dicho, tiene un límite. El apostol Pablo escribió a Timoteo, su discípulo que:

Si soportamos privaciones,

    reinaremos con él.

Si lo negamos,

    él nos negará.

 Si somos infieles,

    él permanece fiel,

    pues él no puede negar quién es.

Recuérdales estas cosas a todos y ordénales en presencia de Dios que dejen de pelearse por palabras. Esos altercados son inútiles y pueden destruir a los que los oyen.(2 Timoteo 2:12-14 NTV).

Tolerancia

Personalmente, creo que ser tolerante, en la mayoría de los casos es una característica virtuosa del caracter de una persona. Por ejemplo, el pastor Sugel Michelén cita en un artículo de su autoría [1] que el considera que es una virtud mostrar este rasgo de carácter, en la generalidad de los casos. También en el mismo artículo, el pastor Michelen dice que

una de las virtudes cardinales de finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI es la tolerancia, sobre todo en el terreno de la religión. El hombre moderno se jacta de ser abierto, pluralista; dice aceptar el derecho que tiene cada cual de construir su propio sistema de verdad y de valores. Lo único que la sociedad parece no tolerar es la falta de tolerancia. Cualquiera que defienda su posición con convicción y firmeza se arriesga a ser considerado como un estrecho de mente y un recalcitrante. [2]

Estoy totalmente de acuerdo con Michelen que el plurarismo religioso es un error teológico indiscutible. Y como toda herejía debe ser respondida por la Iglesia con autoridad y firmeza. Obviamente, no se puede amar y servir a dos dioses distintos ya que nuestro Dios es un Dios celoso (ver Exodo 20:5). Pero realmente yo considero que en temas de poca trascendencia, los cristianos debemos tratar de sobrellevarnos los unos a los otros de la mejor manera posible y procurar no ser demasiados belicosos por que si nomás. También el Diccionario de la Real Academia define “tolerancia” como “respeto o consideración hacia las opiniones de los demás, aunque sean diferentes a las nuestras”. [3]  Pero defender convicciones religiosas de manera firme, no es lo mismo que hacerlo de mala manera,caprichosamente o autoritariamente.O utilizar la Biblia como un garrote para demostrarle nuestra autoridad al pecador disidente. En Efesios 4:15 el apostol Pablo dice “hablaremos la verdad con amor” (Efesios 4:15 NTV) y en 1 Tesalonicenses 4:1-12, da un montón de instrucciones éticas de como vivir la vida cristiana. Sin dudas, son temas delicados los que Pablo expondrá, pero Pablo utiliza un lenguaje fraternal y no airado para decir la verdad con amor.

De tolerancia se habla ya en la Biblia. La misma Palabra de Dios dice que: Sean humildes y amables; tengan paciencia y sopórtense unos a otros con amor” (Efesios 4:2).  A veces es llamándonos a ser menos tolerantes, como cuando Habacuc (1:13) pregunta “¿Por qué entonces toleras a los traidores? ¿Por qué guardas silencio mientras los impíos se tragan a los justos?” Otras veces se nos llama, en cambio, a ser más tolerantes: “siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor” (Efesios 4:2), “de modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro” (Colosenses 3:13). Pero es verdad que la Biblia no nos dice necesariamente que debemos soportar cualquier tipo de herejía o conducta pecaminosa en los demás, sino que en cuanto sea posible tratemos de vivir en paz, sin peleas ni hiriendo al otro ni provocando conflictos innecesarios (Leer Romanos 12:18). En la época de Jesús abundaban la intolerancia y el prejuicio. Por ejemplo, los judíos y los samaritanos se odiaban (ver Juan 4:9). También se consideraba que las mujeres eran inferiores a los hombres. Y, para colmo, los líderes religiosos judíos despreciaban a la gente común que desconocian la Ley de Moisés, creyendo que estaban malditos (ver Juan 7:49). Sin embargo, Jesucristo era un hombre completamente diferente. De hecho, sus enemigos (los fariseos y los maestros de la Ley) lo criticaban diciendo: “Este hombre es amigo de los pecadores, y hasta come con ellos” (Lucas 15:2). Jesús, comúnmente, era amable, paciente y tolerante; no juzgaba a la gente por cualquier cosa ni condenaba innecesariamente a las personas sino que quería ayudarlas a conocer a Dios. Y con paciencia los instruía en la Ley de Dios y por eso era conocido como rabbi por sus contemporáneos. Todo lo que hacía, lo hacía porque amaba a las personas. El amaba profundamente a las personas ya que El no habia sido enviado al mundo a condenar al mundo sino a dar Su vida en sacrificio por ellos para salvarlos (ver Juan 3:15-17; 13:34). Pero Jesús si era muy intolerante con algunos fariseos que se burlaban de él y eran duros de corazón e hipócritas. Además, se confabulaban entre ellos mismos y los saduceos para matarlo.

Pienso que el amor que Dios ha derramado en nuestros corazones (Ver Romanos 5:5) es la clave para que los cristianos seamos más tolerantes, pues predispone nuestras mentes y corazones para aceptar a los demás como ellos son, a pesar de sus imperfecciones y diferencias de opinión. Por esta misma razón, es que la Biblia nos aconseja que: Sean tolerantes los unos con los otros, y si alguien tiene alguna queja contra otro, perdónense, así como el Señor los ha perdonado a ustedes.” (Colosenses 3:13 TLA). Yo creo que tolerancia no significa que uno mismo tenga que practicar cosas que son pecaminosas, simplemente que no se debe condenar a nadie rápidamente, juzgándolo y mandándo al infierno a aquellos practicantes de cosas que personalmente no nos gustan. Como alguien dijo una vez: la palabra tolerancia es una palabra de unión, de confianza, de perdón, de libertad de expresión, es una palabra de esperanza de un mundo sin opresión… tolerancia es una palabra digna de un mundo mejor. Jean de la Bruyere, un escritor y moralista francés. escribió que “la amistad no puede ir muy lejos cuando ni unos ni otros están dispuestos a perdonarse los pequeños defectos.” [4]

Dios, en su profundo amor y misericordia por los hombres, suele ser bastante paciente con los pecadores ya que El no desea que ninguno se pierda sino que todos le conozcan (Ver II Pedro 3:9). Cuando el famoso profeta hebreo llamado Habacuc le preguntó a Dios por qué toleraba la maldad del pueblo de Israel, el profeta añadió: “Veo ante mis ojos destrucción y violencia; surgen riñas y abundan las contiendas” (Habacuc 1:3, NVI). Habacuc sin dudas no se muestra tolerante con el pecado, solo sorprendido que Dios no había juzgado severamente a Su pueblo. Pero para que el Profeta no siguiera angustiado, Dios le prometió que si El juzgaría a los malvados, y le aseguró que: “Esta visión es para un tiempo futuro. Describe el fin, y este se cumplirá. Aunque parezca que se demora en llegar, espera con paciencia, porque sin lugar a dudas sucederá. No se tardará.” (Habacuc 2:3 NTV). Esto nos demuestra que Dios da tiempo a las personas que están alejadas de El para que cambien. El profeta Ezequiel dice que Dios preguntó »¿Acaso piensan que me agrada ver morir a los perversos?, pregunta el Señor Soberano. ¡Claro que no! Mi deseo es que se aparten de su conducta perversa y vivan.” (Ezequiel 18:23 NTV). Por este motivo, quienes están buscando la voluntad de Dios y abandonan sus malos hábitos pueden mirar al futuro con mucho optimismo. El libro de Proverbios dice que “En cambio, todos los que me escuchan vivirán en paz, tranquilos y sin temor del mal» (Proverbios 1:33).

En Mateo 13, leemos una parábola que si bien no usa la palabra tolerancia, nos arroja luz sobre este tema de la tolerancia. En esta parábola donde el Sr. Jesucristo expone lo que es el Reino de Dios, un campesino ha estado sembrado trigo. Pero durante la noche su enemigo le siembró cizaña mala en el mismo campo. ¿Deben sus empleados del campesino arrancar la cizaña rápidamente? Seguramente esta es la estrategia de la mayoría de los expertos en Agronomía: Se tiene que arrancar rápidamente la maleza, para poder asegurar una buena cosecha,porque las malezas atectan la cosecha y reducen la calidad del grano. Incluso, hay especies de malezas que dificultan y encarecen la labor de cosecha. O pueden incrementar la humedad del grano almacenado. Y hay semillas de malezas que pueden contaminar el grano cosechado disminuyendo su valor. Y a veces es preciso someter los granos recolectados a un proceso intenso que eleva los costos. Pero Jesús lo miró de otra manera: a Él le preocupa que, por trabajar de manera rápida y por estar apurados arrancando la maleza, se arranque también el trigo. Por esta razón, les pide a los discípulos que esperen hasta que llegue la siega al final de la historia. La Parábola del sembrador dice

  • “Les refirió otra parábola diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero ” (Mateo 13:24-30 RV 1960).

Aunque aquí no leemos que aparezca la palabra tolerancia, si vemos que Jesús enseña a sus discípulos a ser en cierta manera tolerantes hasta que el regrese al fin de los tiempos y separe el trigo de la cizaña. [5] Es que Jesucristo conoce bien quien es quien y El es paciente hasta el final de todos los tiempos para ejecutar sus juicios de manera acertada. Además, el mal ya está identificado, y aunque los sirvientes están dispuestos a sacar la cizaña y tienen la capacidad para hacerlo, el Señor quiere evitar que esto traiga como consecuencia otro mal mayor (la intolerancia fanática y que paguen justos por pecadores), y los llama por tanto a esperar hasta el momento de la cosecha final. Pero esto significa obviamente que entretanto hay un llamado a tolerar y esperar pacientemente.  Un texto de Agustín de Hipona –uno de los grandes comentadores de Mateo 13- servirá para ilustrar esto con claridad:

Sea que nombremos la paciencia (patientia), el soportar (sustinentia) o la tolerancia (tolerantia), con estos distintos términos se designa una misma cosa. […] La paciencia no parece ser necesaria en las situaciones de prosperidad, sino en las de adversidad. Nadie tolera pacientemente algo que deleita, sino que cualquier cosa que toleramos, cualquier cosa que llevamos pacientemente, es dura y amarga, y por ello no es necesaria la paciencia en la felicidad, sino en la infelicidad[6].

Otro pasaje bíblico que muestra como en un momento crucial de su vida,Moisés se mostró tolerante,compasivo y misericordioso con el pueblo de Israel que estaba pecando abiertamente de idolatría !delante del mismo Dios!.

  • El Señor también me dijo: “He visto lo terco y lo rebelde que es este pueblo. Quítate del medio, para que lo destruya y borre su nombre de la faz de la tierra. Luego haré una nación poderosa con tus descendientes, una nación más fuerte y numerosa que esta gente” (Deuteronomio 9:13-14 NTV).

Este versículo es una declaración resumida, hecha por Moisés delante de Israel. En el contexto, Moisés estaba narrando cómo Dios casi los destruye;Dios no juega con el pecado, pero debido a la intercesión de Moisés, el Señor cedió su intención de destruirlo. El contexto del pasaje bíblico es importante para comprender bien que pasó. Moisés se encontraba en el Monte Sinaí recibiendo los diez mandamientos y los hebreos se habían vuelto impacientes al ver que Moisés aún no bajaba, por lo tanto, hicieron un becerro de oro para adorarlo. Dios se puso muy furioso y entonces le dijo a Moisés:

  • “Ahora quítate de en medio, para que mi ira feroz pueda encenderse contra ellos y destruirlos. Después, Moisés, haré de ti una gran nación.”(Éxodo 32:10 NTV)

¿Debemos creer que Dios no sabía que un grupo de judíos se levantaría, y que efectivamente, caerían en la idolatría debido al tiempo que Moisés permanecería en el monte? Pienso que Dios sí sabía,dada su omnisicencia. Sin embargo, Dios permitió que pasara suficiente tiempo para que cayeran en la idolatría. Aquí, Moisés está refiriéndose a los acontecimientos del libro de Éxodo:

  • ¿Por qué dejar que los egipcios digan: “Su Dios los rescató con la mala intención de matarlos en los montes y borrarlos de la faz de la tierra”? Abandona tu ira feroz; ¡cambia de parecer en cuanto a ese terrible desastre con el que amenazas a tu pueblo! Acuérdate de tus siervos Abraham, Isaac y Jacob. Tú mismo te comprometiste con ellos bajo juramento diciendo: “Haré que sus descendientes sean tan numerosos como las estrellas del cielo, y entregaré a sus descendientes toda esta tierra que prometí darles, y ellos la poseerán para siempre”. Entonces el Señor cambió de parecer en cuanto al terrible desastre con que había amenazado destruir a su pueblo.” (Éxodo 32:12-14 NTV).

Exodo 32:14 ha sido traducido diferente en algunas versiones:

  • La Biblia de las Américas (LBLA): “Y el SEÑOR desistió de hacer el daño que había dicho que haría a su pueblo”.
  • Dios Habla Hoy (DHH): “El Señor renunció a la idea que había expresado de hacer daño a su pueblo”.
  • Nueva Traducción Viviente (NTV): “Entonces el Señor cambió de parecer en cuanto al terrible desastre con que había amenazado destruir a su pueblo”.
  • Reina Valera Contemporánea (RVC): “Entonces el Señor cambió de parecer y ya no le hizo daño a su pueblo”.
  • Jubilee Bible 2000 (Spanish) (JBS):Entonces el SEÑOR se arrepintió del mal que dijo que había de hacer a su pueblo.”

Matt Slick explica que

Aquí, la palabra hebrea es “nakjám”: raíz primaria; propiamente suspirar, i.e. respirar fuertemente; por implicación lamentar, i.e. (en un sentido favorable) compadecer, consolar o (reflexivo) lamentarse; o (desfavorablemente) vengar (-se):- aliento, aliviar, -se, aplacar, arrepentimiento, arrepentirse, atenuar, castigar, compadecer, compasión, consolador, consolar, -se, consuelo, misericordia, mover, pesar, satisfacción.[7]

Pero luego que Dios tuvo misericordia del pueblo, se le terminó la tolerancia y la paciencia a Moisés (!quien tenía fama de ser un hombre muy manso, según cita Numeros 12:3!) y entonces ordenó a los hijos de Leví que mataran a todos aquellos que se opusieron a Dios. Y los sacerdotes levitas mataron a tres mil rebeldes pecadores de entre el pueblo hebreo: “Entonces los levitas obedecieron la orden de Moisés, y ese día murieron unas tres mil personas.” (Ex 32:28 NTV).

Matt Slick dice que

Con frecuencia Dios espera que algo suceda antes de “involucrarse”. En el huerto del Edén, Dios esperó entrar en escena hasta después de que Adán y Eva pecaron. Dios le prometió a Abraham que sería el padre de una gran nación, pero esperó hasta que naciera Ismael antes de permitirle a Abraham tener a Isaac. Jesús también esperó hasta que Lázaro hubo muerto antes de ir a resucitarlo. De hecho, la encarnación de Jesús no ocurrió hasta la opresión romana y la apostasía legalista de los fariseos. ¿No podemos también esperar que Dios hubiera detenido a Moisés en el monte hasta que el pueblo de Israel cayera en idolatría para que pudiera desear exterminarlos y así Moisés pudiera interceder, como tipo de Cristo, mostrando Dios Su misericordia?[8]

No hay dudas que Moisés sintió misericordia del pueblo pecador, pero el no salió inmediatamente a cortar cabezas. Primero clamó a Dios quien es profundamente misericordioso, !aunque sabemos que no debemos tentar a Dios y horrible cosa es caer en las manos de un Dios airado! La tolerancia tiene un límite. Aunque a veces puede ser dificil encontrar el límite justo. Para esto,sin dudas, hay que tener sabiduría de Dios (ver Santiago 1:5).

El más importante de los Diez Mandamientos es el de no matar (y el de amar a Dios por sobre todas las cosas). No matar, contiene casi toda la ética. Pero, ¿qué sucedió cuando Moisés descendió por vez primera con las tablas de piedra del Monte Sinaí, antes de que pudiese incluso anunciar los Diez Mandamientos? El había sido testigo de una horrible herejía, la herejía del becerro de oro. En este momento se olvidó por completo del mandamiento “No matarás” (Exodo 20:13), y luego de un tiempo en el que clamó a Dios por misericordia con el Pueblo hebreo (Exodo 32:11-14), decretó la pena de muerte inmediata para todos los idólatras rebeldes y exclamó: 

  • «¿Quién está del lado del Señor? Quien lo esté, únase conmigo… Y les dijo: “Así habla Yahvé, Dios de Israel; cíñase cada uno su espada sobre su muslo… pasad y repasad el campamento de la una a la otra puerta y mate cada uno a su hermano, a su amigo, a su deudo…”  Y perecieron aquel día unos tres mil del pueblo» (Exodo 32:27-28 Versión de Nácar-Colunga. B.A.C., Madrid, 1967) 

Me gusta la forma en que, por ejemplo, Arthur Schopenhauer,quien es considerado una de las personalidades filosóficas más brillantes del siglo XIX, formula la ética que no es más que una extensión del mandamiento de no matar, el más importante. La ética de Schopenhauer es sencilla, directa y clara. Dice así: No hagas daño a nadie, sino ayuda a todos, siempre que puedas[9]. Me parece una conclusión muy sabia que aclara los límtes de la tolerancia (siempre que se pueda hay que ser paciente y tratar de ayudar al prójimo). Pero como leímos, la tolerancia de Dios con Su Pueblo tuvo un límite y la paciencia de Moisés con sus compatriotas hebreos también. Aún la misericordia de Dios tiene un límite y juzga con severidad el pecado. Moisés dijo que Dios  “de ningún modo tendrá por inocente al culpable” (Numeros 14:18 RV1960). Si leemos todo el contexto del pasaje vemos que Dios iba a castigar una vez mas los rebeldes y murmuradores del pueblo hebreo, pero Moisés volvió a interceder una vez mas por el pueblo, que ya había tentado a Dios diez veces y habían cerrado sus oidos a la voz de Dios. (Ver Numeros 14:22). Dios castigó a los rebeldes hebreos, no permitiéndoles entrar a la Tierra prometida. Solo entraron Josué y Caleb (ver Numeros 14:30,38). Y a los rebeldes que  contaminaron las mentes del pueblo los mato de plaga, exceptuando a Josué y a Caleb (Leer el capítulo 14 del libro de Numeros). La paciencia y la bondad de Dios también tiene sus límites y la benignidad y la paciencia de Dios se termina y Su ira se revela con toda su furia (Ver Deuteronomio 9:8; 31:17; Éxodo 15:7; 32:10-11; Números 11:1-2; 32:1; Job 4:9; Isaías 13:5,9; Jeremías 32:29; Lamentaciones 2:2,6-7; 2 Reyes 13:3; 17:18; 23:25-27; Isaías 51:20; Daniel 8:19; Jeremías 7:29; Ezequiel 7:8; Habacuc 3:12; Salmos 78:59; 89:38; Mateo 3:7; 21:12-13;   omanos 2:5). Porque la Biblia dice que el Dios de amor,de bondad y de tolerancia también es un Dios de ira. Como cita el apostol Pablo en la epístola a los Romanos:

  • “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad”(Romanos 1:18 RV 1960).

la ira de Dios es un concepto muy pesado para la cultura pop de los occidentales postmodernos que pretenden vivir bien cómodamente, sin ningún problema importante. El pastor John Pipper dice que “entender el pecado y la ira le hará más sabio”. En un articulo de su autoria, el escribe que

Un profundo entendimiento de lo que es el pecado y de la ira de Dios le hará una persona mucho más sabia con respecto a la naturaleza humana, a sí mismo y a otros. Y si usted es más sabio acerca de la naturaleza del alma humana, será capaz de luchar contra su propio pecado más exitosamente, y de bendecir a otros más profundamente con su perspicacia y consejo. Yo he debatido con mujeres y hombres en esta iglesia, en los meses recientes, que lo que necesitamos alimentar y cultivar aquí en Bethlehem durante las próximas décadas es la sabiduría, hombres y mujeres que maduren y se vuelvan personas profundamente sagaces, sabios, entendidos, penetrantes, profundos amantes de las personas y profundos conocedores de la naturaleza humana y de Dios, que puedan ver profundamente dentro de la maraña del pecado y lo sagrado que deja perplejo a los santos y amenaza con deshacernos. Si usted huye del estudio de la pecaminosa naturaleza humana, si dice: ‘a mi no me gusta meditar acerca del pecado’, entonces está huyendo de sí mismo y está huyendo de la sabiduría; y lo peor de todo, está huyendo de las más profundas clases de amor.[10]

En este mismo artículo, Pipper exhortando a la Iglesia dice que

Por lo tanto, despertemos a la verdad de Romanos 1:18, la ira de Dios se está revelando en el presente contra la impiedad e injusticia del hombre. No podemos comprender el mundo o el evangelio sin esa verdad. Despertemos también a la verdad de que Dios está revelando al mismo tiempo algo más. Está revelando el regalo de su justicia para todos los que crean en Cristo. Y con esa justicia no existe ya más ira o condenación sobre nosotros. Para usted, ¡quien quiera que sea!, que cree, la muerte se vuelve una vía de entrada al paraíso; el sufrimiento se vuelve un sendero hacia la santidad; y el pecado se vuelve un enemigo derrotado al que vencemos mediante el poder del Espíritu de Dios. Así que huyamos de la ira de Dios, y refugiémonos en el precioso poder del evangelio de Dios. Amén.[11]

Pero ser tolerantes también encierra una paradoja. Durante la Segunda Guerra Mundial, el filósofo de la ciencia Karl Popper escribió el libro “La sociedad abierta y sus enemigos”, donde expuso la “paradoja de la tolerancia” de la siguiente manera:

“La tolerancia ilimitada debe conducir a la desaparición de la tolerancia. Si extendemos la tolerancia ilimitada aun a aquellos que son intolerantes; si no nos hallamos preparados para defender una sociedad tolerante contra las tropelías de los intolerantes, el resultado será la destrucción de los tolerantes y, junto como ellos, de la tolerancia. Con este planteamiento no queremos significar, por ejemplo, que siempre debamos impedir la expresión de concepciones filosóficas intolerantes; mientras podamos contrarrestarlas mediante argumentos racionales y mantenerlas en jaque ante la opinión pública, su prohibición sería, por cierto, poco prudente.”[12]

Podemos estar de acuerdo con Popper que sin dudas, la tolerancia de los intolerantes puede ser grave. Francia respondió bastante tolerantemente con sus habitantes musulmanes, con motivo de los ataques de los terroristas fundamentalistas islámicos en tiempos muy recientes,al igual que lo ha hecho Estados Unidos e Inglaterra. Pero la Policía castigó a los culpables de los atentados con severidad (matando a los terroristas en varias oportunidades), demostrando que la tolerancia tiene un límite humano con los criminales y terroristas intolerantes que no se adaptan a vivir en sociedad. Creo que Popper se refirió a esta situación límite cuando escribió que:

Pero debemos reclamar el derecho de prohibirlas, si es necesario por la fuerza, pues bien puede suceder que no estén destinadas a imponérsenos en el plano de los argumentos racionales, sino que, por el contrario, comiencen por acusar a todo razonamiento; así, pueden prohibir a sus adeptos, por ejemplo, que prestan oídos a los razonamientos racionales, acusándolos de engañosos, y que les enseñan a responder a los argumentos mediante el uso de los puños o las armas.[13]

Y aunque creo que muchos templos islámicos fundamentalistas, donde se cocinan los ataques terroristas en Occidente deberian ser cerrados, esto también puede ser un peligro si no se administa sabiamente la justicia de los hombres ya que podria terminar con la libertad de Culto en Occidente, !afectando a los templos cristianos también! Pero es que no podemos ser muy tolerantes con los intolerantes ya que esto terminaría afectando nuestra salud mental y volviéndonos locos irracionales a nosotros también y creando un caos en la sociedad (al igual que en el seno de una comunidad cristiana con los pecadores que no respetan las leyes de Dios y se niegan reiteradamente a arrepentirse o rechazan la disciplina bíblica). Karl Popper escribió sabiamente que

Deberemos reclamar entonces, en nombre de la tolerancia, el derecho a no tolerar a los intolerantes. Deberemos exigir que todo movimiento que predique la intolerancia quede al margen de la ley y que se considere criminal cualquier incitación a la intolerancia y a la persecución, de la misma manera que en el caso de la incitación al homicidio, al secuestro o al tráfico de esclavos”[14]

Como podemos leer a este intelectual que escribe sabiamente explicando la tolerancia, aun la tolerancia tiene un límite si es que pretendemos vivir sin enloquecernos como sociedad.No podemos ser tolerantes siempre, ya que aun en el caso de que los intolerantes no nos venzcan son sus argumentos irracionales, si pueden influir maliciosamente en muchos, contaminando sus mentes y dañando la sana convivencia con nuestros vecinos. Es bueno ser tolerantes, claro que si,pero la tolerancia tiene limites. Pero puede ser riegozo ser intolerantes con los científicos ya que existe el peligro que la intolerancia se transforme en inquisición, como sucedió en siglos anteriores. En el artículo anterior [15], cité el caso del cientifico Giordano Bruno, como ejemplo de intolerancia religiosa. Eso si es un peligro de exceso de celo religioso que ya ha pasado en la hsitoria; y aún en formas leves, pero esta intolerancia todavia continúa hoy en dia.

Conclusión

Existe muchisima información sobre la tolerancia, pero creo que estos pasajes bíblicos y estas reflexiones intelectuales nos pueden ayudar a comprender mejor el tema de la tolerancia. Pero no podemos separar la tolerancia de la intolerancia, asi como no podemos separar el atributo divino del amor de Dios del atributo de la ira de Dios, o los derechos de los seres humanos de los límites de la justicia humana. Creo que los cristianos debemos ser conocidos por ser personas compasivas, misericordiosas, no enojosas ni airadas ni violentas, sino pacificas y bondadosas. Pero la tolerancia del cristiano tiene un límite: el delito, la herejía,la voluntad de Dios. Todo esto puede ser encerrado dentro del término “el pecado”.Porque como dice Romanos 6:23 “Pues la paga que deja el pecado es la muerte, pero el regalo que Dios da es la vida eterna por medio de Cristo Jesús nuestro Señor.” De nada sirve ser personas tolerantes si somos permisivos con todo aquello que es pecado y  Dios condena. Solo estaríamos sembrando muerte y destrucción para nosotros y nuestros semejantes. O sea, toda nuestra tolerancia sería un absurdo.

En la próxima entrega, estaré reflexionando sobre el tema de la Intolerancia. Dios le bendiga mucho. Espero sus dudas, citas, aportes,críticas y comentarios. A Dios sea la Gloria!

Continúa

 

Notas

imagen:https://www.generadormemes.com/meme/73d6ye

[1] http://todopensamientocautivo.blogspot.com/2009/06/tolerancia-y-pluralismo.html

[2] Ibid

[3] http://dle.rae.es/?id=ZyWPzRW

[4] https://akifrases.com/frase/135678

[5] Al respecto cf. Bainton, Roland. “The Parable of the Tares as the Proof Text for Religious Liberty to the End of the Sixteenth Century” en Church History 2, 1932. pp. 67-89.

[6] Agustín, Sermo 359a, 2.

[7] E-Sword. Citado en http://www.miapic.com/deuteronomio-9-13-14-dejame-que-los-destruya

[8] http://www.miapic.com/deuteronomio-9-13-14-dejame-que-los-destruya

[9]KARL POPPER.  TOLERANCIA Y RESPONSABILIDAD INTELECTUAL.Capitulo 1.pag. 3

[10] https://www.desiringgod.org/messages/the-wrath-of-god-against-ungodliness-and-unrighteousness?lang=es

[11] https://www.desiringgod.org/messages/the-wrath-of-god-against-ungodliness-and-unrighteousness?lang=es

[12] http://www.lostiempos.com/actualidad/opinion/20160727/columna/paradoja-tolerancia-popper

[13] Ibid

[14] Ibid

[15] https://elteologillo.com/2018/01/05/los-cristianos-debemos-ser-personas-tolerantes-o-intolerantes/

 

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s