¿POR QUÉ DEBEMOS PENSAR EN ESTE TEMA DE LA UNIÓN CON CRISTO?


¿POR QUÉ DEBEMOS PENSAR EN ESTE TEMA DE LA UNIÓN CON CRISTO?

por Paulo Arieu

unidos-a-Cristo2

Porque es importante comprender la doctrina de la unión con Cristo? La razón es porque esta doctrina es un tema de vida o muerte espiritual. Es importante que usted pueda aprender a disciplinar su mente (1 Pedro 1:13) para pensar en este tema, y esto por tres razones:

1) Si usted no está en Cristo, entonces todavía en sus pecados. Y si usted está en sus pecados, está bajo la ira de Dios. Pero ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús (Romanos 8:1). Si no está en unión con Cristo, está bajo condenación. Por esto, le ruego para su propio bien que piense profundamente en esta enseñanza de la unión con Cristo.
2) Debe pensado para poder ser más firme como cristiano. Si usted está en Cristo, empiece a crecer en su entendimiento de esta unión con El, y será más estable como cristiano. Dos ejemplos:
a. En 1 Corintios 6, Pablo dice que los creyentes no deben tener relaciones sexuales ilícitas porque son “miembros de Cristo”. Uno que es miembro de Cristo no debe unirse con una prostituta. Muestra pues, que la doctrina de la unión con Cristo afecta nuestras vidas de una manera práctica.
b. En Colosenses capítulo 2, Pablo dice que los creyentes no pueden decir que Cristo no es suficiente para ellos. De igual manera hoy día, algunos cristianos dicen que necesitan experiencias adicionales del Espíritu Santo. Pablo contesta que los creyentes están completos porque están en unión con Cristo. Demuestra que esta doctrina afecta nuestras creencias también.
3) Debemos pensar en la unión con Cristo por razón de la Gloria de Dios.
Las Escrituras dicen que la persona que ofrece alabanzas, glorifica a Dios. Si usted no entiende los dones y la gracia que Cristo le da, ¿cómo puede alabarle por ello?
Esto es exactamente lo que le pasó al apóstol Pablo. Al pensar en todas las bendiciones espirituales que él tenía en Cristo, escribió las palabras maravillosas de Efesios 1:3-14. Para que usted conozca esta parte de las Escrituras de tal manera que le lleve a alabar a Dios por su salvación en Cristo, el Espíritu de Dios primero tiene que enseñarle a través de su Palabra a comprender esta gloriosa doctrina de la unión con Cristo. Nuestro Señor dijo (en el día en que el Espíritu descendió):

  • “En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros”. (Juan 14:20)

El Espíritu ya vino, pero sigue viniendo sobre cada cristiano que busca llenarse del Espiritu. Nosotros los cristianos, no esperamos otro Pentecostés, sino que creemos que El nos ayuda ahora adorarle en Espíritu y en verdad. En Efesios 1:17, Pablo le escribía a personas que ya tenían al Espíritu, y pedía que Dios les diera “espíritu de sabiduría y revelación en el conocimiento de El”. Por esto, debemos confiar en el Espíritu Santo. En este libro de Efesios, vamos examinando uno de los 3 grandes misterios de la fe cristiana: i) El primer misterio es que Dios es un solo Dios en tres personas, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. ii) El segundo es el misterio que Cristo vino a este mundo en un cuerpo. Pablo llama a esto ” el misterio de la piedad” (1 Timoteo 3:16). Cristo es una persona, una sola, pero es verdadero Dios y verdadero hombre en esta sola persona, una sola persona con dos naturalezas. iii) El tercer misterio es este tema que he procurado explicar -> el de la unión de Cristo con su pueblo y de su pueblo con El.[0]

Tremenda revelación a través de la Biblia es esta doctrina de la unión del cristiano con Su Salvador. Charles Spurgeon escribió que:

Nosotros vivimos por la unión con Cristo. Si la cabeza vive, los miembros tienen vida. A menos que un miembro sea separado de la cabeza, y el cuerpo sea mutilado, vive en tanto que haya vida en la cabeza. Porque Jesús vive, cada alma que está vitalmente unida a Él, y que es un miembro de Su cuerpo, vive, según la propia palabra de nuestro Señor: “Porque yo vivo, vosotros también viviréis”. La pobre Marta estaba muy sorprendida porque Cristo resucitaría a su hermano de los muertos, pero Él dijo, como para sorprenderla más: “Todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?” Ésta es una de las cosas que debemos creer: que cuando recibimos la vida espiritual, es en unión con la vida de Cristo, y por consiguiente, no podemos morir nunca; porque Cristo vive, nuestra vida permanecerá eternamente en nosotros. [1]

Por todos estos motivos citados, es sumamente importante conocer la doctrina de la unión del creyente con Cristo.Es una cuestión de vida o muerte espiritual, como dije al principio de este artículo.Creo que el apostol Juan fue claro y contundente cuando dijo que 

  • El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida… Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.(I Juan 5:12,20 Rv 1960).

La gloria sea para Dios, por habernos puesto dentro de su Hijo Jesucristo, porque realmente estamos dentro del verdadero Dios, unidos a El eternamente. Creemos de verdad, de todo corazón que “ahora vivimos en comunión con el Dios verdadero porque vivimos en comunión con su Hijo, Jesucristo. Él es el único Dios verdadero y él es la vida eterna.” (I Jn. 5:20 NTV).

Lo invito y lo animo a que pueda meditar profundamente en este tema tan edificante para nuestras vidas espirituales.  Como dijo Charles Spurgeon:

Los creyentes son miembros del cuerpo de Cristo, y así son uno con él por una unión de amor, viva y permanente. Dios nos ha llamado a esta unión, comunión, asociación, y por medio de este hecho nos ha dado la prueba y promesa de que seremos confirmados hasta el fin. Si Dios nos considerase separadamente de Cristo, seríamos pobres seres, perecederos, nos disolveríamos pronto y seríamos llevados a la destrucción; pero siendo uno con Cristo somos participantes de su naturaleza y estamos dotados de su vida inmortal. Nuestro destino está unido con el de Cristo, mientras él no sea destruido, no es posible que perezcamos nosotros.[2]

Amen! 

!Dios lo bendiga mucho! <>

Notas

[0]. http://cebei.wordpress.com/2009/02/04/05-estudio-por-libro-02-union-con-cristo-capitulo-2-a-n-martin/

[1] C. H. Spurgeon – La Resurrección con Cristo cit en http://allanroman.blogspot.com/2010/03/la-union-con-cristo.html

[2] https://gustadadios.com/2013/01/06/union-con-cristo/

imagen: https://impactobiblico.com/2015/06/la-union-con-cristo-y-la-santificacion-2a-parte/

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s