Las sectas y las nuevas revelaciones


Las sectas  y las nuevas revelaciones

Autor:Paulo Arieu

 “Nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el E.S.”(2 Pedro.1:20-21).

 “Por lo Cual tambien nosotros sin cesar damos gracias a dios, de que cuando recibisteis la Palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombre, sino según es en verdad,la Palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes” (1 Tesalonicenses.2:13)

MACARTHUR en su libro los carismaticos advierte sobre los excesos del “iluminismo”, que ha dado lugar en los ultimos años al avance increible de muchas sectas y  grupos religiosos.

Hare Krishna mantra en devanagari

Por todos lados vemos desde Testigos de Jehová con su maletín, mormones impecablemente vestidos con sus camisas blancas y andando en bicicleta, hasta en algunos lados a jóvenes Hare Krishna, secta de origen oriental. Realmente se ha convertido el mundo en un mercado religioso.

Veremos que es secta, y que es revelación.

1. Secta: Una secta es —desde el punto de vista sociológico— un grupo de personas con afinidades comunes (culturalesreligiosaspolíticas,esotéricas, etc). Habitualmente es un término peyorativo, frente al que se ha sugerido el de nuevos movimientos religiosos.(1)

El término proviene del latín secta: ‘sendero’, ‘método’, ‘modo de vida’, ‘partido político’, ‘escuela de filosofía’ (de donde viene sectátor y sectatorios: ‘adherente’, ‘seguidor’) que viene de seqüi: ‘seguir’. Se han planteado dudas de que proviene del latín secare (cortar, separar). Desecare provienen las palabras «insecto» y «sector». En ambos casos está presente la idea de separación.

En Europa la palabra secta se ha concebido derivada principalmente de seqüi: ‘seguir’. Se trata de seguir a un maestro, a un líder. En muchas sectas así sucede.

También se usa el eufemismo «nuevos movimientos religiosos». El problema de la terminología es importante, ya que desde distintas áreas del pensamiento y de la ciencia se ofrecen diversas definiciones. El experto Vicente Jara ha recopilado más de 15 definiciones antes de proponer una propia: la secta es “un grupo social depredador que practica el mimetismo y el señuelo”.

La palabra española SECTA, procede del latín sequor cuyo significad es  seguir,esta a su vez procede de la raíz indoeuropea *sek- (seguir). [Sánscrito:sácate,’el sigue’].

Perseguir es la expresión de un rasgo general del comportamiento social, quizá relacionado con el tribalismo, que busca imponer o reforzar la conformidad.

2. Revelación (2) es algo revelado, es decir algo dicho o dado a entender, generalmente por parte de una divinidad o ser sobrenatural, sobre otra cosa de la cual no se tenía conocimiento previo, y que se considera verdad por los que participan de esa revelación, constituyendo parte central de su vivencia religiosa. Existen muchas religiones reveladas, monoteístas o politeístas, basadas en libros sagrados o en mitostransmitidos oralmente.

La revelación es la manifestación que Dios ha hecho a los hombres de Sí mismo y de aquellas otras verdades necesarias o convenientes para la salvación eterna.(3)

Aunque se reconoce que Dios ha hablado a sus siervos en todas las edades, y continúa haciéndolo debemos distinguir con cuidado estas “revelaciones” de la Revelación que le ha sido encomendada, y que propone a sus miembros para su aceptación. Esta Revelación ha sido concedida en su integridad a Nuestro Señor y sus Apóstoles. Luego de la muerte de los Doce, no sufrió incremento alguno. Era, según lo llama la Iglesia, un depósito -“la fe que ha sido transmitida a los santos de una vez para siempre” (Judas 3)– por el cual la Iglesia debía “combatir”, pero al que no podía añadir nada. 

Creo que esto esta muy claro acá.

Y Pedro bien dice cuando advierte que tenemos la palabra de Dios, para distinguir lo que es correcto doctrinalmente de lo que es incorrecto, y bien hacemos si le prestamos obediencia a la revelación que el Señor nos ha dejado en su Palabra.

El apóstol Pedro en su 2da. Carta nos dice: “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el Lucero de la mañana salga en nuestros corazones”. 2 Pedro 1:19. 

Sin embargo, parece que no todo el mundo lo tiene tan claro.

Ejemplos: 

1. Como ejemplo  se puede mencionar a la Cienciología (4)  considerada secta en diversos países europeos, aunque en las últimas resoluciones se ha permitido darle el caracter de Religión. Esta organización fue fundada por el escritor de ciencia ficción L. Ron Hubbard y posee miembros reconocidos como Tom Cruise y John Travolta. Una de las formas de recaudar fondos es reclutando a gente, que tiene que pagar un alto precio por el material que se les ofrece, como primer punto la libertad espiritual y la felicidad.

De esta corriente han surgido empresas de superación personal, que aunque tal vez no sean tan enajenantes como la cienciología, distan mucho de ser beneficiosas, y solo en algunos pocos casos logran ayudar a la gente.

Para lograr su cometido, este tipo de sectas utilizan el entrenamiento ontológico (del griego ontós: ‘todo’, en el sentido de que influye en toda la vida del individuo, incluso en su privacidad). La mayoría de especialistas están de acuerdo en que el entrenamiento (coaching) en sí mismo no es malo, es útil para empresas y para ayudar a personas (como puede serlo también la psicología) mientras no manipule la ideología del individuo. En cambio el entrenamiento ontológico, que aunque es derivado del coaching, suele enajenar al sujeto, para hacerlo cumplir el cometido de la empresa. Se mezcla así un poco de todo: entrenamiento, psicología Gestalt y diversos conceptos metafísicos.

2. El libro del Mormón hace este reclamo:

¿No suponéis que yo conozco de estas cosas por mí mismo? He aquí, os testifico que yo sí sé que estas cosas de las que os he hablado son verdaderas. ¿Y cómo suponéis que yo sé de su seguridad? He aquí os digo que me han sido dadas a conocer por el Espíritu Santo de Dios… y este es el espíritu de revelación que está en mí.””

Los mormones también ponen otros dos libros a la par con la Escritura: Doctrinas y Convenios y La Perla de Gran Precio. De estas “revelaciones” posteriores salen error tras error respecto a Dios, la naturaleza humana y la persona y la obra de Cristo. El resultado es el caos teológico.

3. La Ciencia Cristiana es otra secta que basa sus enseñanzas sobre la verdad supuestamente dada por Dios en adición a la Escritura.   El Christian Science Journal (El Periódico de la Ciencia Cristiana) declara: “Porque no es una filosofía humana sino una revelación divina, la razón basada en la divinidad y la lógica de la Ciencia Cristiana necesariamente la separan de todos los otros sistemas. ” Llaman a Mary Baker Eddy “la reveladora de la verdad para esta era”

La señora Eddy escribió: “Debiera ruborizarme de haber escrito de ‘Ciencia y Salud con Clave en las Escrituras’, como lo hice, como si fuera de origen humano, y yo fuera su autora, aparte de Dios. Pero como yo era solamente una escriba haciendo eco de las armonías del cielo en metafísica divina, no puedo ser excesivamente modesta en mi • estimación del libro de texto de la Ciencia Cristiana.”

A pesar de que los errores de la Ciencia Cristiana respecto a Dios, a Cristo y a las Escrituras están bien documentadas en numerosos libros, la señora Eddy estaba convencida de que ella era usada por Dios para revelar su verdad para su día.

5. Tal vez los sectarios más visibles en nuestra nación son los Testigos de Jehová. Incansables en sus esfuerzos los testigos van de puerta en puerta esparciendo su doctrina de salvación por obras, que niega la gracia de Dios por medio de Cristo. Ellos alegan que Jesús fue un ser creado, no Dios el Hijo. ¿Y creen los Testigos que ellos tienen nueva revelación? ¡Ciertamente que sí! Ellos lo han dicho claramente en su revista La Atalaya: “La Atalaya es una revista sin igual en la tierra… Esto no es darles ningún crédito a los editores de la revista, sino al gran Autor de la Biblia con sus verdades y profecías, y quien ahora interpreta sus profecías.”

6.La Iglesia Mundial de Dios es otro grupo que enseña la salvación por obras y nueva revelación de Dios más allá de las Escrituras. Fue empezada por Herbert W. Armstrong, que también empezó el Colegio Ambassador, la revista The Plain Truth (La pura verdad) y los programas de radio y televisión “The World Tomorrow” (El Mundo Mañana). ¿Y cómo empezó Armstrong? Mediante una nueva revelación de la señora Armstrong, que tuvo una visión en la que un ángel le expuso todo el sistema. Ella se lo contó a su esposo y así nació una nueva secta.

Sun Myung Moon, el mesías autodesignado de Corea, alega que él es un mensajero divino de Dios. Moon dice que tiene la última verdad, no de la Escritura, ni de la literatura, y ni del cerebro de ninguna persona. Según Moon, si su verdad contradice a la Biblia (y sí la contradice), entonces la Biblia está equivocada.

En la imagen, Silo. La mayoría de los grupos sectarios y sus líderes, procuran dar una imagen occidental y cultivada para agradar.

7. Los Hare Krishna dicen así:

Mi maestro espiritual hizo saber a los científicos del mundo que las escrituras más antiguas, los Vedas, dan una explicación elaborada del origen de la vida. Estas no nos informan tan sólo del alma, el tiempo, el espacio y el universo, sino también acerca de la perfecta nutrición, medicina, astronomía y sicología de quienes buscamos la felicidad. Este conocimiento dado en los Vedas sólo se puede comprender con la ayuda de un guía experto, pero por desgracia, la ciencia moderna no ha dado un paso serio en el estudio de este conocimiento, pues nunca lo ha analizado bajo la guía de un alma realizada. Por el contrario, los científicos se han mostrado indiferentes hacia esta fuente de sabiduría y han establecido el credo dogmático de que la vida proviene de la materia, poniendo en duda la existencia de un ser Supremo que escapa del alcance de sus telescopios.

Incluso han influido en el actual sistema educativo basándolo en sus frágiles conceptos especulativos. Ellos justifican el aborto afirmando que sólo remueven sustancias químicas y tejidos. Justifican el sexo ilícito considerándolo el único disfrute verdadero de la vida. Sostienen que la fuerza es correcta porque creen en la supervivencia del más fuerte. Sueñan con la energía genética para cambiar el mundo, sin reconocer que éste hasta ahora ha cambiado sólo para empeorar. Estos son sus héroes: Darwin, Freud, Reiche, Einstein y Sartre. Al mismo tiempo el mundo de hoy cae en la más grave epidemia de desesperanza, debido a la falta de conocimiento de nuestra verdadera necesidad. Las estadísticas muestran un mundo de drogadictos, violadores de niños; de diversiones que despiertan sed de sangre, corrupción, divorcios, suicidios, y crímenes, que van en aumento en forma constante. Aun así no queremos admitir nuestra completa ignorancia respecto al verdadero origen de la vida.

En este libro se expone la verdad Védica en forma científica y empírica, y se ponen al descubierto las ciegas creencias que gobiernan a la ciencia y a nuestra sociedad moderna.

Jñána Dás (David Webb, “el siervo” ‘dása’ del “conocimiento” ‘guiána’), graduado en ciencias naturales en la universidad de Oxford, se ha unido al Instituto Bhaktivedanta, fundado por nuestro maestro espiritual Srila Prabhupada. Él se ha dedicado los últimos quince años al estudio de los Vedas y la luz que vierten sobre la ciencia moderna.

Esperamos que nuestros respetables lectores, libres de prejuicios y de visión sectaria, apliquen su capacidad natural a la comprensión de estas páginas. Luego, cuando comprueben estas evidencias, los invitaremos a unirse a una búsqueda más profunda en sus vidas: la de su alma y de la causa divina de todo conocimiento. B.A. Paramaduaiti Suámi.

De Sola Scriptura a “algo más”

Virtualmente toda secta y enseñanza falsa engendrada empezó sobre la premisa de que su líder o líderes tenían acceso a nueva revelación. Casi todo maestro falso, desde el espiritualista Edgar Cayce hasta L. Ron Hubbard, fundador de la Cientología, ha pretendido revelación de Dios de alguna clase. Todos han abandonado el principio de Sola Scriptura y se han lanzado a una búsqueda peligrosa de algo más.

La aceptación de “profecía” moderna de los carismáticos representa una vuelta a un camino peligroso. La señal del camino puede decir “Algo más”, pero el camino de la nueva revelación en realidad es una senda a algo menos. Está llena de desviaciones, callejónes sin salida, baches gigantes… y muy poco más.

Algunos carismáticos están perturbados por este problema.

Stephen Strang, escribiendo en Carisma dice:

Cuando se trata de algo como una profecía personal, creemos que el extremismo es más mortal que cuando se trata de asuntos menos volátiles. Eso es porque hay un elemento de control involucrado cuando un individuo es capaz de hablar por Dios a un grupo de individuos… No siempre es fácil decir cuándo una persona realmente está hablando por Dios o hablando carnalmente. O tal vez hasta hablando para el enemigo.

Creemos que hay algunos que pretenden profetizar que realmente obtienen su inusitada capacidad para conocer el futuro, no del Espíritu Santo, sino de un espíritu de adivinación. Y hay algunos carismáticos que están tan ansiosos de conocer la voluntad de Dios, o de tener una palabra de Dios, o de ser separados en un servicio donde este don especial puede ser manifiesto, que son susceptibles a espíritus que no son de Dios.

Strang ha identificado el problema central, pero no ofrece solución. ¿Cómo podemos saber si está hablando un verdadero profeta, o si el mensaje viene de un mal espíritu de adivinación, o de la imaginación de alguien? ¿Discernir la verdad es realmente algo tan subjetivo como una incomodidad en la parte superior del abdomen? ¿Dónde trazamos la línea sino en el punto de la Escritura?

Joseph Dillow dio su relato de cómo un carismático hermano en Cristo trató de influir en él en un momento crítico de su vida:

Cuando yo era un nuevo cristiano conocí a un hombre al que llamaré Bill. Era dado a ver visiones y regularmente alegaba que había recibido revelación directa de Dios.

El veía al Señor obrando en cada circunstancia concebible de la vida. Toda impresión interna era examinada como dirección del Señor. Un día me llamó a medianoche porque había tenido un mensaje del Señor que tenía que compartir conmigo.

Bill estaba en sus cuarenta y vivía solo como a una hora en coche de mi casa, sin embargo, quería venir y comunicar el mensaje en persona. Me conmovió su interés, pero le dije que estaba bien conmigo si esperaba al día siguiente.

El insistió, así que lo invité a venir. Cuando llegó estaba visiblemente agitado. En ese tiempo yo acababa de decidir ir al seminario. Bill estaba muy perturbado por esto (“La letra mata”, decía, “mas el Espíritu vivifica”), y ahora él tenía un mensaje del Señor advirtiéndome de no dar ese paso.

El había estado leyendo Isaías y el Señor le dio una revelación especial que decía: “¡Si tú vas al seminario, tu esposa será comida por los leones y tú perderás tu salvación eterna!” Era más bien atemorizante, pero no lo creí. El vivía en un mundo de superstición que su teología de lenguas había albergado.

La centralidad de la Palabra se había perdido en su vida. La última vez que supe de Bill ¡estaba en la cárcel porque “el Señor le había dicho” que tenía que desobedecer la autoridad establecida y no cumplir con una ordenanza de zonas de estacionamiento!

Bill es un ejemplo extremo de un enfoque cuestionable a la revelación. Los mormones, los Testigos de Jehová, y otros, también son ejemplos extremos.

Ellos representan herejías que de ninguna manera estoy tratando de comparar con los cristianos carismáticos que aman al Señor Jesucristo y a las Escrituras. Pero cuando se trata de la zona vital de la revelación, los paralelos entre los reclamos carismáticos y las ideas de los extremistas están claramente allí. Y ese es mi punto: Los peores extremos usualmente empiezan con ligeras desviaciones.

El precio del misticismo y el subjetivismo carismáticos es muy alto.

Todos son libres de hacer, decir y enseñar cualquier cosa que la profecía personal supuestamente les revele esa semana. La erudición y el estudio cuidadoso son hechos a un lado en favor de mensajes privados de Dios.

Kenneth Hagin, por ejemplo, ha escrito: “Los teólogos en general no están seguros de quién escribió la carta a los Hebreos. A mí me parece que Pablo, y una vez, cuando Jesús se me apareció en visión, le pregunté, y él me dijo que Pablo la escribió. ¡Y yo creo que él lo hizo!”  No sigue ninguna discusión posterior del asunto. Las siguientes palabras de Hagin son: “Pablo está escribiendo aquí a los cristianos hebreos.”

La Escritura, por supuesto, no identifica al autor de la carta a los Hebreos. Hombres piadosos que han estudiado el libro cuidadosamente en busca de evidencia interna de su autoridad generalmente están de acuerdo en que el asunto no puede ser resuelto con ninguna prueba bíblica. Eso no le importa a Kenneth Hagin; él tiene su propia revelación privada sobre el asunto.

La singularidad y la autoridad central de la Palabra se ha perdido así, y los carismáticos han desarrollado una marca mística de cristianismo que eventualmente pudiera tener poco contenido o substancia bíblica.

El cristianismo evangélico ha estallado en años recientes. Pero nuestras iglesias están llenas de gente que está buscando más allá de las Escrituras ayuda y crecimiento. Vaya a cualquier librería cristiana promedio y encontrará que la mayoría abrumadora de libros se enfoca en emociones y experiencia en vez de en un estudio sólido de la Biblia, la doctrina o la teología.

A mucha gente no le importa realmente lo que dice la Escritura; ellos están seguros de que la Biblia es demasiado simplista o muy ingenua. Además, esas personas realmente están muy ocupadas buscando ese “algo más” elusivo que .,„ esperan resolverá todos sus problemas.

La siguiente carta, escrita a un conocido mío por un joven en el movimiento carismático ilustra esta diferente actitud hacia la Escritura:

La experiencia más grande de amor que yo he tenido fue al pie de la cruz, cuando la sangre de Jesucristo se derramó sobre mí. El me llenó con su Espíritu. El me llevó a través del velo a la ciudad de Jerusalén al lugar santísimo. Allí me miré en él y él en mí. Recibí el bautismo como por fuego y desde esto su amor mora en mí. Desde entonces tengo comunión diariamente.

No siento la necesidad de estudiar las Escrituras, porque yo conozco a Jesús como él se ha revelado a sí mismo en mi interior; y mientras él more en mí, hay la Palabra.

Voy a la Escritura, y la Escritura es vital y necesaria, pero no es central ni crucial, porque yo lo tengo a él, más bien, él me tiene a mí. Las Escrituras son una fuente secundaria.

Por el bautismo del Espíritu Santo, la Palabra en mí (el mismo cuerpo espiritual de Jesucristo) es primaria. Digo esto como una experiencia viva de lo que él me ha dado para que diga.

Los Reformadores combatieron tales errores con el principio de Sola Scriptura. Los carismáticos han abandonado ese precepto crucial. Ahora la verdadera iglesia en el siglo veinte debe luchar por la supremacía y suficiencia de la Palabra de Dios. No nos atrevamos a rendirnos a una teología que da a la tradición o a la experiencia igual peso que a la Escritura. La singularidad de la revelación de Dios en la Biblia está en juego. El propio reclamo de la Biblia por sí misma está siendo desafiado. Es un error que los que aman la Palabra de Dios no pueden admitir.

¿Están diciendo los carismáticos algo similar a la neoortodoxia? Yo creo que muchos de ellos sí. Un artículo escrito hace varios años para la revista Christian Life (Vida Cristiana) por Charles Farah es un buen ejemplo. Farah escribió: “Conforme los cristianos se adentren más y más al mundo del Nuevo Testamento, confiarán menos y menos en la razón y la experiencia como maneras finales de saber, y más y más en el conocimiento neumático.” ¿Y cómo define Farah el “conocimiento neumático”? Dice que es “un conocimiento que está más allá de todo conocimiento, una percepción que está más allá de toda percepción, una certeza que está más allá de toda certeza, un entendimiento que está más allá de todo entendimiento”.

La declaración de Farah suena como misticismo puro. ¿Está él abogando por una versión siglo veinte del gnosticismo? El gnosticismo era una herejía del segundo siglo que también hablaba de “conocimiento neumático”, refiriéndose a conocimiento espiritual ¡ secreto disponible solamente a la élite iluminada.

La respuesta de Martín Lutero a la Dieta de Worms es bien conocida:

Aquí está, clara y sin adornos. A menos que yo sea convicto de error por el testimonio de las Escrituras o… por razonamiento manifiesto, quedo convicto por las Escrituras a las cuales he apelado, y mi conciencia es llevada cautiva por la Palabra de Dios, que no puedo y no me retractaré de nada… Sobre esto me sostengo. No puedo hacer otra cosa. Dios me ayude. Amén.

Lutero apeló a la Palabra de Dios y a la razón.   ¿Necesitamos realmente mirar más allá de eso en búsqueda de la verdad? ¿Podemos experimentar un “conocimiento más allá del conocimiento” en forma mística? Intentar definir la verdad de esa manera es poner la verdad más allá de la Palabra de Dios revelada.  La Biblia nos da certeza.  La Palabra de Dios nos da entendimiento (Sal. 119:130).  ¿Quién puede ir más allá que eso? La Palabra escrita de Dios es suficiente para todas las necesidades espirituales (Sal. 19:7-14).  ¡La revelación extrabíblica siempre lleva al error!

Acudiendo a las palabras inspiradas de San Juan en su primera carta (I Jn 1,2-3), la Revelación es presentada como la misma vida de Dios que se nos ha manifestado en Jesucristo para invitarnos a vivir una intensa relación de amor con la deidad.

La Revelación es presentada desde una perspectiva personal comunicativa.

El acento no está puesto en la revelación de algo -de una serie de verdades-, sino de Alguien que se automanifiesta para entrar en comunión. Él mismo, a través de su revelación, establece una relación personal con los hombres: movido por amor, habla a los seres humanos como amigos para invitarlos y recibirlos en su compañía. Es «la misma vida eterna, que estaba junto al Padre y se nos manifestó»(I Jn 1,2)

El Padre envió a su Hijo, la Palabra eterna, que alumbra a todo hombre, para que habitara entre los hombres y nos revelara la Luz de Dios. (Juan 1:1-18)

De esta manera, «por Cristo, la Palabra hecha carne, y con el Espíritu Santo, pueden los hombres llegar hasta el Padre y participar de la naturaleza divina» (II Pe. 1:1-4) Es Dios uno y trino, comunión divina de amor, quien sale al encuentro del hombre.

Ahora en esta etapa final (Dios) nos ha hablado por el Hijo»(Heb 1:1-2).

No hay substituto para la Palabra de Dios.

No hay “algo más”. No busque energía para el andar espiritual en las vacías “profecías” de la imaginación de alguien. No busque dirección en el incierto consejo de emociones e intuición. No establezca su curso por la errónea señal de la exhortación de algún profeta autoengañado.

Dios nos ha dado su Palabra, que es “útil para la enseñanza, para la reprensión, para la corrección, para la instrucción en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente capacitado para toda buena obra” (2 Tim. 3:16).

Esa es toda la verdad que necesitamos para toda necesidad espiritual en la vida.

2 Pedro 1:19

La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)
así tenemos la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en prestar atención como a una lámpara que brilla en el lugar oscuro, hasta que el día despunte y el lucero de la mañana aparezca en vuestros corazones.La Nueva Biblia de los Hispanos (© 2005 Lockman)
Y así tenemos la palabra profética más segura, a la cual ustedes hacen bien en prestar atención como a una lámpara que brilla en el lugar oscuro, hasta que el día despunte y el lucero de la mañana aparezca en sus corazones.

Reina Valera (1909)
Tenemos también la palabra profética más permanente, á la cual hacéis bien de estar atentos como á una antorcha que alumbra en lugar oscuro hasta que el día esclarezca, y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones:

Sagradas Escrituras (1569)
Tenemos también la palabra de los profetas más firme, a la cual hacéis bien de estar atentos como a una lámpara que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca, y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones.

Moderno Español
También tenemos la palabra profética que es aun más firme. Hacéis bien en estar atentos a ella, como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que aclare el día y el lucero de la mañana se levante en vuestros corazones.

Conclución

A. En la religión el libro de Dios (la Biblia) es el que determina lo que es correcto o equivocado.

Cuando necesitamos medir un objeto que usamos: “Un Metro”
El metro es el patrón que esta establecido para determinar las medidas. Cuando se trata de los asuntos de Dios, el patrón o instrumento que usa Dios para medir la conducta humana es: “Su Palabra” (5)

B. (Proverbios.30:5-6) Debemos tener cuidado de respetar lo que en ella esta escrito y no añadirle. Para no recibir castigo.

C. Por esta razón es de suma importancia y necesario que sigamos estudiando la Biblia, que es “La Palabra de Dios”. (Juan.5:39)

D. Les animo a que continuemos estudiando este libro tan maravilloso,(la Biblia) que es la Palabra de Dios. “…esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.” 2ª. Timoteo 2:2b

Notas:

1. Wikipedia
2. Wikipedia
3. http://www.aciprensa.com/Biblia/revelacion.htm
4. Wikipedia
5. http://lapalabra.galeon.com/

Fuentes:

  • Wikipedia
  • aciprensa.com
  • http://bibliaparalela.com/
  • Jhon F.Macarthur, “Los carismáticos Una perspectiva doctrinal, ed. CBP,pp.80-84

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s