Pastor o sinvergüenza?


Pastor o sinvergüenza?

Conozco muchos cristianos que sus pastores les han amargado literalmente la vida y en muchos casos los han empujado a volver al mundo de donde el Señor les había rescatado. Le comparto este articulo para que ud. pueda evaluar si su pastor es un hombre llamado por Dios al ministerio.SI es así,lo invito a que ud. lo apoye,respete y se sujete bíblicamente a el.Si ud. descubre que su vida y ministerio no esta de acuerdo a lo que la Palabra de Dios dice,lo animo a que busque la dirección de Dios en oración y que busque una comunidad cristiana donde sus líderes vivan de acuerdo a la voluntad de Dios revelada en la Biblia.

¿Tu pastor, ha sido llamado por Dios?

tu2bpastor2bha2bsido2bllamado

Yo no sé de qué congregación puedas ser, pero debes saber que existen pastores que han sido llamados por Dios, cómo también existen pastores que NUNCA FUERON LLAMADOS por Dios.

En muchas congregaciones muchos pastores que no han sido llamados por Dios, (en algunos casos es posible que ni siquiera sean cristianos, es decir, son falsos cristianos), pero están pastoreando una congregación, y como cristianos nuestro deber es reconocer si el pastor de la congregación, a la que asistimos o en la que servimos, ha sido llamado por Dios.

Si fue llamado por Dios debemos sujetarnos a ellos como dice la Biblia, pero si hallamos que no fue llamado por Dios lo más saludable es huir de tales falsos maestros. Aclarando que la sujeción al pastor no es una sujeción absoluta, sino una sujeción bíblica conforme a lo que Dios ha establecido en su bendita Palabra, la Biblia.

Y debemos de evitar caer en dos extremos, el primero es el “endiosar” al pastor que no ha sido llamado por Dios, y el segundo es no tener ningún aprecio hacia hacia al pastor que reúne los requisitos bíblicos. Nuestra sujeción al pastor debe ser conforme a la Biblia sin llegar a hacer del pastor una especie de “dios”.

  • Hebreos 13:17 “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso”.

Algunos mal interpretan este texto diciendo que debemos sujetarnos de manera absoluta al pastor, sin importar su testimonio o su fe, ignorando el contexto.

  • Hebreos 13:7 “Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe”.

Por tanto, antes de sujetarnos al pastor debemos: CONSIDERAR.

Considerar es la palabra griega: “anatheoreo” y significa: “contemplar con interés, mirar atentamente, ver o examinar con cuidado. Esto quiere decir que un cristiano debe observar atentamente cuál ha sido el resultado de su conducta. Y conducta es la palabra griega “anastrofe” que significa: “manera de vivir, modo de ser.” Entonces, debemos observar atentamente su manera de vivir si es conforme a la Santidad de Dios, si su manera de vivir es conforme a lo que él enseña desde el púlpito. Los predicadores no estamos exentos de ser examinados de tal manera como cualquier cristiano, aunque este texto se menciona a los pastores. Por tanto, la iglesia tiene la responsabilidad de discernir si el pastor de la congregación anda conforme a la Biblia, y no conforme a este mundo.

Otro aspecto básico es que debe cuidar a la congregación, “no por obligación, ni por ambición de dinero, sino con afán de servir, como Dios quiere.” 1 Pedro 5:2 BAD
Una forma de reconocer si el pastor es ambicioso al dinero es que durante su sermón mencionará el diezmo de tal manera que hará sentir culpable a las personas que no le dan su dinero.

El apóstol Pablo inspirado por el Espíritu Santo nos ha dejado algunas características o rasgos a manera de requisitos para poder identificar si nuestro pastor, o tu pastor ha sido llamado por Dios.

Si tu pastor no reúne estos requisitos bíblicos es porque tu pastor nunca fue llamado por Dios para pastorear una congregación.

I) – EL TESTIMONIO DEL PASTOR:

a) Buen testimonio: 1 Timoteo 3:7

Testimonio es la palabra griega “marturia” que significa “evidencia judicialmente o generalmente. Esto significa que el pastor debería ser testigo del Cristo rechazado, debe estar separado del mundo, dedicado a los intereses del Señor Jesús, que tenga fidelidad a la verdad de Dios.

b) Decoroso: 1 Timoteo 3:2

Decoroso es la palabra griega “kosmios” y da a entender que debe ser una persona bien dispuesta, decente, modesto. No solo se refiere a su vestimenta y comportamiento, sino a la vida interna manifestada obviamente en el comportamiento externo.

c) Sobrio 1: Timoteo 3:2

d) Prudente: 1 Timoteo 3:2

Prudente es la palabra griega “sófron” que significa: persona sana de mente, que se domina a si mismo, moderado en cuanto a opinión, también se traduce como sobrio.

e) Hospedador:  1 Timoteo 3:2

Hospedador es la palabra griega “filóxenos” que significa que es una persona que quiere a sus huéspedes, es hospitalario, hospeda al prójimo sin murmuración.

f) Amable: 1 Timoteo 3:3

Amable es la palabra griega “epieikés” que significa apropiado, gentil, suave, afable, apacible.” Denota que nos es insistente en la letra de la ley mosaica. Es una persona examina razonablemente los hechos de un asunto. Tiene relación con la mansedumbre de carácter.

g) Apacible: 1 Timoteo 3:3

h) No pendenciero: 1 Timoteo 3:3

Esto quiere decir que no golpea a la gente, ni es belicoso con los demás.

i) No avaro: 1 Timoteo 3:3

No es una persona avara o mezquina.

j) Irreprensible: Tito 1:7

Irreprensible es la palabra griega “anenkletos” que significa “no acusado”. Que es sin acusación alguna como resultado de investigación pública.

k) No iracundo: 1 Timoteo 1:7

No es propenso a la ira.

l) No codicioso de ganancias deshonestas: Tito 1:7

m) No soberbio: Tito 1:7
No es una persona arrogante, ni contumaz. Primero es el interés de los demás antes que sus propios interés personales, es considerado con los demás.

n) No dado al vino: Tito 1:7

Es la palabra griega “pároinos”: que significa “estar cerca del vino, o se entretiene con el vino” Esto quiere decir que si un pastor es bebedor de vino, o aún tiene alcohol en casa o promueve el consumo del vino directa o indirectamente es porque no ha sido llamado por Dios. Recordemos que el vino que Dios aprueba es el vino que se traduce como jugo de uva. Y el vino que Dios desaprueba es el que contiene alcohol.

o) Justo: Tito 1:8

Justo es la palabra “díkaios” que significa: equitativo en caracter o en sus actos, santo especialmente en el cumplimiento de los deberes hacia Dios y a los hombres. Denota rectitud, un estado de conducta recta, sea que le juzgue en base de normas divinas o humanas.

p) Santo: Tito 1:8
Santo es la palabra griega “jósios” que denota una consagración formal que se relaciona con la pureza, piadoso, devoto, sagrado.
q) Amante de lo bueno: Tito 1:8
Significa que anhela con todo su ser el bien, y promueve el bien hacia lo demás.

r) Dueño de si mismo: Tito 1:8

Es la palabra griega “enkrates”. Significa: bien controlado, denota la ejercitación del dominio propio.

II)- LA FAMILIA DEL PASTOR

Posiblemente de manera externa, un pastor reúne “moralmente” los requisitos anteriores. Pero no queda ahí, pues, cuando llegamos a examinar su vida familiar, muchos quedan descalificados. Si quieres saber si tu pastor gobierna su hogar, pregúntele a su esposa cómo es su conducta y carácter del pastor en su casa. Muchas mujeres esposas de pastores posiblemente dirían que su esposo es un monstruo en casa. Pero Dios nos dejo en su Bendita Palabra los aspectos de su vida familiar que debería tener todo pastor que verdaderamente ha sido llamado por Dios.

a) Marido de una sola mujer: 1 Timoteo 3:2

Si es un pastor divorciado o separado de su mujer no ha sido llamado para ser pastor. Si un pastor en su corazón está con otras mujeres ha adulterado y no ha sido llamado para pastoreas.

b) Gobierna bien su hogar: 1 Timoteo 3:4

Si no puede gobernar su hogar con la palabra de Dios es una evidencia que no ha sido llamado a ser pastor.

c) Sujeta a sus hijos con toda honestidad: 1 Timoteo 3:4

Nada asegura que los hijos del pastor se conviertan a Cristo. Pero Dios asegura que los hijos sean creyentes o no estarán sujetos a su padre que ha sido llamado como pastor. Si el hijo de un pastor cae en fornicación, o se vuelve rebelde a sus padres, o se casa con un incrédulo, o en su casa el hijo es un desobediente y se mofa de sus padres con sus actos, es una evidencia que tal hombre no ha sido llamado para ser pastor.

III)- LA ENSEÑANZA DEL PASTOR

Aunque es posible que su vida fuera y dentro de su casa sea un ejemplo. Cuando llegamos a evaluar el tercer aspecto, muchos otros más quedarían descalificados porque la enseñanza que dan a la congregación es antibíblica.

a) Usa bien la Palabra de Dios: 2 Timoteo 2:15

Usar es la palabra griega “ordsotoméo” que significa hacer un corte derecho, exponer correctamente el mensaje divino. Esto da a a entender que el pastor le da el sentido general del texto, no separa pasajes de la Escritura para predicar algo que Dios no dijo, sino que expone de manera precisa la Palabra de Dios. Es lo que se conoce como la Predicación Expositiva.

b) Apto para enseñar: 1 Timoteo 3:2

Es la palabra “didaktkós” que significa que debe ser muy bueno enseñanza la palabra de Dios, haciendo una predicación expositiva de la Palabra de Dios. Si una persona no es apta recurrirá a métodos y estrategias durante la predicación, a los gritos, a alardear de sus dotes de oratoria, o a mandar indirectas a otros mientras predica.

c) No un neófito: 1 Timoteo 3:6

Esto quiere decir que no debe ser un recién convertido que está en proceso de aprendizaje, es decir, no debe ser alguien con poco tiempo de haber creído en Jesucristo.

d) Exhorta con toda paciencia y doctrina: 2 Timoteo 4:2

e) Hace obra de evangelista: 2 Timoteo 4:5

Si un pastor no está dedicado a la evangelización, ni promueve el evangelismo en su congregación al menos una vez al mes, es una evidencia que no ha sido llamado para ser pastor.

f) Retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada: Tito 1:9

Muchos pastores andan enseñando tal y como le enseñaron sus pastores sin haber examinado si la enseñanza aprendida ha sido bíblica. Pablo se refiere a la enseñanza aprendida por Jesucristo, y mucha de las enseñanzas de muchos pastores contradicen las enseñanzas de Jesucristo.

g) Exhorta con sana enseñanza: Tito 1:9

Si un pastor exhorta a la congregación usando la psicología secular, elevando el autoestima o con palabras humanas de experiencias personales es evidencia que no fue llamado por Dios. Un verdadero pastor de Dios exhortará con la Biblia.

h) Habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina: Tito 2:1

La sana doctrina es la doctrina que enseñó Jesucristo. Se refiere al Evangelio de Jesucristo. Muchos alardean de predicar sana doctrina pero en realidad enseñan falsas doctrinas, falsos evangelios, como el falso evangelio de la prosperidad, del decisionismo, salvación por obras, etc.

IV) – CONCLUSIÓN

Existen otros rasgos para poder identificar si nuestro pastor ha sido o no llamado por Dios. Esto no significa que el pastor sea perfecto, pero si que cuenta con la aprobación de Dios, y si ha sido llamado por Dios, reunirá estas características ya mencionadas, se hará evidente los frutos en su vida.

Toda persona que aspira al pastorado debe examinarse con la Palabra, y reconocer si reúne o no estos requisitos bíblicos. Estudiar en un seminario no significa que uno ha sido llamado por Dios. El llamado al pastorado no lo da un seminario, lo da Dios, porque hay muchas personas que han estudiado 5 años en un seminario pero no han sido llamado ni siquiera a ser maestros en la predicación.

Si tu pastor no reúne los requisitos bíblicos, ¿seguirá siendo pastoreado por un falso pastor de Dios?
SI tu pastor si reúne los requisitos bíblicos, ¿estás orando por tu pastor?, ¿eres de apoyo para tu pastor?
Son cosas que debes examinar a la luz de la Bendita Palabra.

Qué Dios nos ayude.

Fuente:

Fecha: 29 Septiembre, 2016
Autor: Miguel Rodriguez
Obtenido de http://bautistasreformadosdelperu.com/2016/09/29/tu-pastor-ha-sido-llamado-por-dios/

Un comentario en “Pastor o sinvergüenza?

  1. Muchas gracias
    Estoy muy contento de poder seguir los últimos títulos que has presentado, el tema que abordas con respecto a los pastores versus los no llamados por Dios está muy potente y esclarecedor, también donde tratas el pensamiento de los padres De la Iglesia,
    Estas temas me desafían a seguir leyendo.
    Enrique Arroyo Chile

    Me gusta

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s