Disfunciones Sexuales


Disfunciones Sexuales

Disfunción sexual es la dificultad experimentada por un individuo o una pareja durante cualquier etapa de una actividad sexual normal, incluyendo el placer físico, el deseo, la preferencia, la excitación o el orgasmo.

Para definir una disfunción sexual los síntomas deben ser persistentes y recurrentes. También hay que tener en cuenta que hay situaciones que no constituyen una disfunción sexual a pesar de que alteren la vida sexual de las personas y sus parejas; entre estas situaciones cabe mencionar la falta de conocimiento, los miedos, la angustia y el maltrato.

Causas

La disfunción sexual puede tener una de las siguientes causas.

  • Orgánicas: cuando la disfunción sexual es causada por enfermedades genitales y de las vías urinarias, hormonales, neurológicas, circulatorias o por abuso de drogas.
  • Psicológicas: relacionada con factores como ansiedad, estrés, depresión, miedo al fracaso, inseguridad, educación, religión y miedo al placer, entre otros.
  • De pareja: relativa a los conflictos permanentes en la vida de pareja, las relaciones de poder, la rutina, la monotonía y la infidelidad, entre otros.

Hombres

  • Disfunción eréctil: mal llamada impotencia, es la incapacidad o dificultad del hombre de obtener o mantener una erección y lograr una relación sexual satisfactoria.
  • Eyaculación precoz: incapacidad de ejercer control sobre la eyaculación al punto de que interfiere con la satisfacción sexual propia y la de la pareja.
  • Eyaculación retardada o ausente: hay excitación y erección pero no hay eyaculación o es tardía.
  • Deseo sexual inhibido o bajo: ausencia o disminución del deseo sexual, acompañado de escasez o ausencia de fantasías sexuales.
  • Dispareunia: dolor en la relación sexual.
  • Eyaculación sin placer
  • Fobia al placer o al sexo

Mujeres

  • Anorgasmia: incapacidad o dificultad para tener orgasmos durante las relaciones sexuales o la masturbación. Hay dos tipos de Anorgasmia:
    • Primaria: cuando la mujer nunca ha tenido un orgasmo.
    • Secundaria: cuando la mujer ha tenido orgasmos y, de manera súbita o gradual, deja de tenerlos.
  • Trastorno de excitación o anafrodisia: ocurre cuando la mujer no siente placer en las relaciones sexuales y hay escasa lubricación o no ocurre en absoluto.
  • Trastorno del deseo sexual o deseo sexual hipoactivo: ausencia o disminución del deseo sexual, con escasas fantasías sexuales o ausencia absoluta de las mismas.
  • Dispaurenia: dolor vaginal, rectal o en la parte baja del abdomen durante el coito.
  • Vaginismo: contracción involuntaria de los músculos que rodean la vagina cuando la pareja intenta la penetración, impidiendo la relación sexual.
  • Fobia sexual: aversión al sexo.

Tratamientos

  • Psicoterapia: cuando se considera que la disfunción sexual tiene un componente psicológico.
  • Cambios en el estilo de vida: suspender el tabaquismo y el abuso de drogas o alcohol, así como ser físicamente activo y aprender a manejar o reducir el estrés pueden mejorar el goce de la experiencia sexual.
  • Citrato de sildenafilo: medicamentos orales que actúan inhibiendo una enzima que regula el flujo de sangre del pene, para ayudar a las personas con disfunción eréctil. Estos medicamentos se han convertido en terapia de primera línea, ya que proporcionan una solución de tratamiento fácil, seguro y eficaz para aproximadamente el 60% de los hombres.
  • Farmacoterapia intracavernosa: inyección de un fármaco vasodilatador directamente en el pene con el fin de estimular una erección. Este método tiene un mayor riesgo de priapismo (si se utiliza en combinación con otros tratamientos) y de dolor localizado. Es eficaz en aproximadamente el 85% de los hombres.
  • Prótesis de pene: Los avances tecnológicos han hecho que la inserción de una prótesis de pene sea una opción segura para el tratamiento de la disfunción eréctil; ofrece las tasas más altas de satisfacción de los pacientes y las parejas.
  • Terapia de reemplazo hormonal: puede mejorar la satisfacción sexual de la mujer.
  • Lubricantes, analgésicos y agentes desensibilizantes: suelen ser prescritos para las mujeres que experimentan dolor durante el coito.
  • Dispositivos para estimular el clítoris: La excitación mejora con la estimulación del clítoris, función que puede cumplir un vibrador. Algunas mujeres también encuentran útiles los dispositivos de succión de vacío del clítoris, aunque pueden ser engorrosos.

 

————–
Obtenido de:
http://profamilia.org.co/inicio/hombre-2/servicio-hombre/disfunciones-sexuales/

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s