El amor en la ancianidad


El amor en la ancianidad

Autor: Paulo Arieu

amor-tercera-edad_lrzima20120711_0069_11

IMAGEN N1

La mayoría de los ancianos se ven enriquecidos  en sus relaciones interpersonales por la presencia de amigos de mucho tiempo y miembros de la familia que cumplen un papel importante en sus vidas. También las amistades tienen el mayor efecto positivo en el bienestar de los ancianos, como en las primeras etapas de la vida las amistades giran en torno a la diversión y el tiempo libre, mientras las relaciones familiares tienden a involucrar las necesidades y tares cotidianas. La familia es la principal fuente de apoyo emocional en los ancianos. Cuando se carece de este apoyo o las relaciones familiares son intensas o inextensas los efectos negativos pueden ser profundos. Las parejas casadas que todavía permanecen juntas en la edad adulta tienen más probabilidad que las parejas de mediana edad reportan que su matrimonio es satisfactorio y muchas afirman que ha mejorado. Uno de cada 4 o 5 matrimonios viven juntos hasta los 50 años.

En las últimas etapas de la vida el matrimonio puede ser puesto a prueba por la edad avanzada y las enfermedades físicas. Los cónyuges que deben cuidar compañeros discapacitados pueden sentirse aislados, frustrados en especial cuando su salud también es precaria. Tales parejas pueden estar inmersas en su círculo vicioso. Respecto de los ancianos que nunca se han casado, estos tienen más probabilidad que los divorciados o viudos de preferir la vida de soltero y menos probabilidad de sentirse solitarios, dado que ya están mejor acostumbrados a la soledad. Largos matrimonios tienen menos responsabilidades estresantes que pueden afectar negativamente sus relaciones tal como criar hijos, la carrera profesional o el trabajo. En el caso de los hombres, algunos de ellos empiezan a ayudar más en la casa después del retiro. Teniendo más tiempo extra los cónyuges comparten mas actividades juntas.

Las parejas que se divorcian en la adultez (después de un largo matrimonio) constituyen menos del 1%.  Los hombres adultos divorciados tienen más oportunidades para volverse a casar que las mujeres adultas. Algunos divorciados adultos no se divorcian hasta que no conocen quien podría ser su nuevo amor.

Respecto a la viudez algunas investigaciones notaron que las personas viudas pueden perder el rol e identidad de ser cónyuge. Seguramente que uno de los problemas más evidentes es la soledad, aunque esta depende de la edad, soporte social y la personalidad.

References

Acevedo Paulino, K. E.  & Estrella, M. A. & Cruceta, M. & Gabot, A. & Martínez, J.& Lantigua,& González, B.(s.f.). Edad Adulta Tardía. Retrieved from http://edadadultatardiagrupo7.blogspot.com/p/edad-adulta-atard.html

Berk, L.(2010). Development through the Lifespan. 5th. edition. Pearson education Inc.

IMAGEN N1. Recuperado de

http://www.la-razon.com/index.php?_url=/suplementos/mia/Experimenta-amor-tercera-edad_0_1648635206.html

 

 

 

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s