Drogas:El cerebro es como una máquina de juegos electrónicos (Pinball).


Drogas: El cerebro es como una máquina de juegos electrónicos (Pinball).

Autor: Paulo Arieu

Video:

Reflexión

El cerebro es como una máquina de juegos electrónicos (Pinball). Consiste en millones de células nerviosas interconectadas entre sí mediante una gran y compleja red. Las células nerviosas se comunican entre sí mediante la liberación de moléculas específicas que afectan a una célula nerviosa cerca y modulan la señalización de actividad celular. Las drogas contienen sustancias químicas que infiltran el sistema de comunicación del cerebro perturbando el envío, la recepción y el procesamiento normal de información entre las células nerviosas. El impulso nervioso es transmitido de una neurona a otra mediante la sinapsis, la cual puede ser de dos tipos, eléctrica y química. Para realizar esta última se utilizan unas sustancias denominadas neurotransmisores. Algunas drogas engañan al cerebro. Otras hacen que el sistema nervioso produzca cantidades excesivamente altas de neurotransmisores. Las drogas realizan una interferencia con la neurotransmisión. Puede afectar a las sinapsis en una variedad de sitios y en una variedad de formas.

El uso de drogas produce efectos adversos en el organismo humano, principalmente en el sistema nervioso. Los investigadores decir que un fármaco tiene una afinidad por un tipo específico de receptor si se une o enlaza a ese receptor. Las drogas afectan el cerebro enviando eufóricamente fantásticas señales al cerebro. Una sensación de placer (que los científicos llaman recompensa), invade el cuerpo cada vez que se consume algún tipo de drogas.

El placer es una fuerza biológica muy poderosa para la supervivencia de la raza humana. Si el individuo realiza alguna actividad placentera, el cerebro está conectado de tal manera que incitara al individuo a querer tener de nuevo esa experiencia placentera. Ciertas actividades de mantenimiento de la vida, como comer, activan un circuito de células nerviosas especializadas dedicadas a la producción y la regulación de placer. Un conjunto importante de estas células nerviosas, que usa un neurotransmisor químico dopamina, se encuentra en la parte superior del tronco cerebral. Todas las drogas adictivas afectan las vías cerebrales que involucran la recompensa, es decir, el sistema de la dopamina en el circuito de recompensa. Las drogas, provocan adicción en  el individuo, obligando a que la persona constantemente esté buscando una nueva dosis de estímulo, incrementando así la adicción.

El uso de drogas por el individuo afectan al cerebro muchísimo más que recompensas naturales, tales como los alimentos y las interacciones sociales. Para lograr la estimulación a un nivel más manejable, el cerebro debe tratar de adaptarse. Una forma en que el cerebro compensa es reducir el número de los receptores de dopamina en la sinapsis. Estos cambios hacen que el cerebro menos sensible al fármaco, y que disminuya la respuesta del cerebro a las recompensas naturales. Debido a estos cambios, después de que el usuario deja un tiempo de consumir tiene un bajón anímico que hará que necesite más de la droga una próxima vez para repetir la experiencia. De esta manera el comportamiento de consumo de drogas se produce  impulsado por el hábito y el consumidor de drogas se convierte al individuo en una persona enferma y adicta a las drogas.

Suspender el consumo de drogas no conduce inmediatamente al cerebro a la normalidad. Algunos medicamentos tienen efectos tóxicos que pueden matar neuronas y la mayoría de estas células no serán reemplazadas. Y mientras que los cambios en las conexiones entre las neuronas en el cerebro pueden no ser permanentes, algunos duran meses. Algunas investigaciones sugieren que los cambios pueden durar incluso años. Cambios de larga duración en el cerebro puede hacer que sea más difícil para los adictos permanecer libre del consumo de drogas. A menudo experimentan antojos intensos, lo que lleva a la recaída y los consumidores de nuevo entran en el círculo vicioso del adicto.

Bibliografía consultada

 

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s