CÓMO LAS LÁGRIMAS SEÑALAN A UN DISEÑADOR


CÓMO LAS LÁGRIMAS SEÑALAN A UN DISEÑADOR

  • Salmos 6:6
    “Me he consumido a fuerza de gemir; Todas las noches inundo de llanto mi lecho, Riego mi cama con mis lágrimas”.

Hoy en día muchos hombres creen que el derramamiento de lágrimas es un signo de debilidad. Parecen haber olvidado que Jesús lloró cuando le dijeron que Lázaro había muerto. Jeremías es conocido como el “profeta llorón” que derramó lágrimas por una nación descarriada. Incluso David, el ejecutor de decenas de miles de personas, escribió que a menudo empapaba su cama de lágrimas.

unnamed (3)

Visual: Xilografía de William Paley (1743-1805)

Nuestro diseñador no sólo nos dio las glándulas para producir lágrimas, también nos dio una ingeniosa manera de deshacernos del exceso de lágrimas. Aquí está cómo William Paley describió esta característica de diseño en su clásico del siglo XIX Teología Natural:

“Para que el ojo haga su oficio necesita conservarse siempre húmedo y limpio, por lo tanto una glándula destila una secreción especial para aquel propósito que le humedezca y facilite los movimientos del globo en su órbita. Lo superfluo de este solución se filtra por los ángulos lacrimales al conducto de la nariz, a cuya membrana interna se extiende luego, donde, según va llegando, le evapora la corriente del aire cálido que sin cesar va y vuelve”.

Escuche atentamente las próximas palabras de Paley: “¿Puede darse invención más propiamente mecánica que la de este desahogo continuo que por el canal de un hueso agujereado recibe el ojo, lanzando de sí el exceso de un líquido necesario?”

¡Por supuesto, la respuesta es no, no en millones de años! Como cualquier persona racional puede ver claramente, estas características fueron diseñadas por nuestro Creador.

Oración:
Padre Celestial, gracias por proporcionarles a mis ojos con lágrimas de modo que puedo ver más claramente. Sobre todo, gracias por darme los ojos de la fe para ver que puedo tener la vida eterna, confiando en la obra terminada de Tu Hijo en la cruz. Amén.
Notas:
William Paley, Teología Natural, pág. 33, 34. (La Obra de William Paley, D.D., Ward, Lock & Co., de Londres.) Visual: Xilografía de William Paley (1743-1805).

 

Creation Moments PO Box 839 Foley, MN 56329 USA

Copyright (C) 2016 Creation Moments All rights reserved.