¿En qué medida influye la biología nuestra interacción social?


¿En qué medida influye la biología nuestra interacción social?

Autor:Paulo Arieu

Después que los trabajos de Charles Darwin atrajeran la atención del mundo científico hacia las leyes del desarrollo de todo lo vivo intentando explicar el origen de las especies actuales de animales y vegetales, se originó una marcha triunfal en muchas ramas del conocimiento. Esto representó un triunfo de concepciones fragmentadas del hombre, en las que diferentes tipos de fenómenos se estudiaban por separado en determinados compartimientos. Pero hoy en día en la medicina existe una visión más holística de la atención de la salud del individuo enfermo. El ser humano como totalidad necesitaba ser comprendido y atendido por un equipo interdisciplinario o por profesionales que abordaran todos los factores que le influyen: biológicos, psicológicos y sociales. Por lo tanto, no es absurdo afirmar que la relación entre lo biológico y lo social posee una extraordinaria actualidad en el mundo científico de nuestros días. Esta concepción de la ciencia revela que la interacción social del individuo influye en la biología; por lo tanto la salud del ser humano exige que su cuidado se proyecte hacia la investigación de las fuerzas sociales que existen en la comunidad y que inciden de una u otra forma en su salud.

La concepción biopsicosocial del hombre comprende al hombre como ser único en su totalidad y determinado por aspectos psíquicos, biológicos y sociales que son mutuamente interdependientes. Según afirma el portal web Sociologicus (2001) “la conformación social de los hombres acaba influyendo en su propia evolución como especie, lo social es parte de la naturaleza humana”.  Este modelo comprende todas las dimensiones de la vida humana, las cuales están en constante interacción, es difícil delimitarlas. De hecho el hombre como ser bio-psico-social es un individuo dinámico que cambia a lo largo de toda la vida, y en esos cambios es influido y a la vez influye en su entorno (UNAD, s.f).

1) Entorno biológico: El ser humano es un sistema, cuyas partes funcionan como un todo dando lugar a la dinamización de elementos mutuamente interrelacionados. “Las células del cuerpo se organizan formando órganos y sistemas complejos, que al funcionar de manera integrada, le permiten al organismo relacionarse con el ambiente y desarrollar las funciones necesarias para la vida.” (Piedralibrebiologia, 2010).

2) Entorno psicológico: Comprende la conducta, la expresión de los procesos cognoscitivos, afectivos, motivacionales, espirituales, entre otros. “Los procesos al interior del sujeto no ocurren en forma parcelada, el sujeto no piensa, luego se emociona, etc., sino que lo hace “todo” a la vez, los procesos son interdependientes.” (UNAD, s.f.)

3) Entorno social: El sujeto nace predispuesto para el encuentro con el otro. “El hombre es un ser social y biológicamente es imposible un ser humano fuera de la sociedad ” (Sociologicus, 2001). Las instituciones sociales que por excelencia son la familia, la comunidad donde vive y el lugar donde trabaja influyen notablemente en su comportamiento desde el mismo momento de su nacimiento.

Por ejemplo, en la cavidad bucal y en la saliva del ser humano, conviven una serie de microorganismos que en determinadas situaciones frente a factores como la formación de la placa dentobacteriana favorecen la aparición de la carie dental u otras enfermedades. Si se mantiene una higiene bucal adecuada mediante el cepillado correcto, el control de la placa dentobacteriana a través de medios mecánicos, químicos como uso de antisépticos y sustancias reveladoras, alimentación adecuada y eliminando factores de riesgo se puede preservar la salud bucal. Pero no tener en cuenta el factor de higiene dental, puede traerle efectos sociales no deseados a una persona como cierto grado de rechazo social ante la vista de un individuo con muchas caries en su cavidad bucal o ante un individuo con mal aliento bucal, afectando estos factores su participación social.

En conclusión, los avances científicos de la época del biólogo naturalista Charles Darwin trajeron vertiginosos cambios en el desarrollo de la ciencia. Pero en nuestros días la ciencia ha comprendido que el ser humano es un ente psico-social-biológico y que puede ser estudiado holísticamente. Esta concepción permite comprender y atender mejor al individuo enfermo. El ejemplo de higiene dental citado permite entender mejor la relación que hay entre la biología y lo social. No se puede concebir al hombre en instancias separadas: su organismo, el pensamiento, las creencias, los sentimientos y su entorno social no funcionan como partes en sí mismas, sino como un todo interrelacionado de manera compleja.

Referencias

UNAD.(s.f.). Lección 6: El Individuo como Ser Bio-Psico-Social. Recuperado de

http://datateca.unad.edu.co/contenidos/434202/2013_2/Contenido_en_Linea/leccin_6_el_individuo_como_ser_biopsicosocial.html

Piedralibrebiologia. (2010). El cuerpo humano: “un sistema complejo y abierto” Recuperado de

http://piedralibrebiologia.blogspot.com/2010/08/el-cuerpo-humano-un-sistema-complejo-y.html

Sociologicus (2001). HOMBRE Y SOCIEDAD. Recuperado de

http://www.sociologicus.com/acercate/2.htm

 

 

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s