7 comentarios en “La necesidad de consejeros biblicos en la Iglesia

  1. Excelente articulo hno Paulo, una clara diferencia de la consejería biblica y los alcances limitados de la psicología y el tratamiento de la psiquiatría. Muy bueno. Un abrazo

    Me gusta

  2. Este es un tema por demas importante y que pone lo que Dios dice sobre como aconsejar al hombre; y la opinión del hombre en como solucionar sus traumas pero sin Dios. Es algo que en la labor pastoral vemos muy seguido hno. Otro abrazo gordo también para ud jejejejeje

    Me gusta

    • La sociedad se ha secularizado muchísimo y el proceso continúa. Por el momento no parece que se vaya a detener.Por este motivo, muchos no quieren saber de Dios.Respetamos las opiniones de las personas, pero hay muchos cristianos que necesitan ayuda u orientación que les edifique. En casos extremos de patologías complicadas, que no sean los simples problemas de la vida, el creyente deberá consultar con un especialista adecuado.Pero tambien hay que saber aconsejarle donde ir. Los medicos clínicos están atendiendo con efectividad a muchos de los pacientes que son psiquiátricos, con problemas como la depresión.

      Me gusta

  3. Totalmente de acuerdo, hay personas que con problemas neurologicos deben ser tratadas por el neurologo, inclusive como pastores no podemos encerrar todo como algo espiritual, sino estariamos cometiendo el mismo error del DSM.

    Me gusta

    • Siglos anteriores, La Iglesia dominaba la ciencia, hoy en dia la ciencia domina la sociedad absolutamente. Lo que la Iglesia dice a la ciencia ni le interesa. Está roto el diálogo completamente.Y respecto a muchas enfermedades mentales, la ciencia debería escuchar lo que la Biblia dice.Pero no lo hace y si opinas como ministro, sino sos un doctor en psicologia o un neuropsiquiatra de prestigio, es lo mismo que si un brujo pretendiese ministrar la Cena del Señor.!!!!

      Me gusta

  4. LA PSIQUIATRÍA ACTUAL Y SUS DEBATES GENÉTICOS
    El titulo de este apartado no pretende hacer referencia a una determinación genética del origen de la enfermedad mental, sino a los debates que atraviesan
    la psiquiatría contemporánea y que podemos remontar en lo fundamental a la segunda mitad del siglo XX. Hasta 1950 la Psiquiatría y su historia era un ejemplo destacado de cómo una evolución disciplinaria había desterrado la barbarie y la ignorancia, y el tratamiento con torturas y confinamiento de los “lunáticos”; todo lo cual había sido paulatinamente desplazado por un
    tratamiento científico.

    En esa aparente calma surgen posiciones como las de Szasz, psiquiatra norteamericano, quien en sus libros The myth of mental illness, 1961 y The manufacture of madness, 1971, niega la existencia de la enfermedad mental, la que sería un “mito” que han inventado los profesionales de la Psiquiatría alentados por una sociedad que así encuentra soluciones fáciles a los
    complejos problemas del ser humano, etiquetando como enfermos mentales a aquellos considerados como pestes sociales. Este punto de vista es más
    ampliamente conocido por otro de sus sostenedores, el filosofo Michel Foucault, historiador de las ideas, quien en Madness and civilization (1961) considera que
    la historia de la Psiquiatría no sería un recuento de los esfuerzos para combatir la enfermedad mental sino la historia de la derrota de la libertad por el control y del predominio del poder sobre el conocimiento.
    Naturalmente, se han presentado refutaciones, entre ellas la de Roth y Kroll (1981), quienes en The reality of mental illness (1986) refieren que la estabilidad de los signos de los síntomas psiquiátricos son la evidencia de que no responden a un constructo social sino a una entidad natural con una base orgánica (14).
    A comienzos del siglo XXI, y con un evidente incremento de los problemas de salud mental, debates como el señalado nos señalan la necesidad de profundizar no solo en el tratamiento de la enfermedad mental y de su
    inclusión como problema prioritario de salud pública sino en encontrar las raíces de nuestro pensamiento sobre la locura y sus implicancias sociales.

    Extr de
    http://www.scielo.org.pe/pdf/rins/v29n1/a22v29n1.pdf

    Me gusta

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s