Investigación sobre las sensaciones que están basadas en los receptores sensoriales y el umbral de percepción


Investigación sobre las sensaciones que están basadas en los receptores  sensoriales y el umbral de percepción

  • la diferencia que existe entre la sensación y percepción a través del análisis de la percepción subliminal; la definición de conciencia y su importancia para los psicólogos.
  • las fases del sueño y su vínculo con el reloj biológico;
  • la relación que existe entre la hipnosis, meditación y el uso  de medicamentos para alterar los estados de la conciencia
  • y la complejidad de las sensaciones que se manifiestan en la actividad diaria de los seres humanos.

Naturaleza de la sensación  

En todos los procesos sensoriales alguna forma de energía estimula una célula receptora, la cual está situada en uno de los órganos sensoriales. La célula convierte la energía en una señal nerviosa que se codifica ulteriormente al desplazarse  por los nervios sensoriales. Cuando llega al cerebro, el mensaje   ya es muy exacto.

Umbrales sensoriales  

La energía que llega a un receptor ha de ser lo bastante fuerte para producir un  efecto  perceptible. La cantidad mínima que se requiere para generar  una sensación en una persona el 50% de las veces recibe el nombre de umbral absoluto. El umbral diferencial o diferencia apenas  perceptible es el cambio mínimo de estimulación que se detecta 50% de las veces. En términos generales, cuanto más intenso sea el estímulo, mayor deberá ser el  cambio que se siente. Conforme a la ley de Weber, la diferencia apenas perceptible de un sentido es  una  fracción constante del estímulo original. En la generalidad de los casos, los sentidos se ajustan al nivel de estimulación que reciben, proceso conocido como adaptación.

Percepción subliminal  

Los mensajes subliminales son aquellos que caen por debajo del umbral de la percepción  consciente y, por tanto, se supone que se percibe de modo subconsciente.  Algunos  estudios  indican que, en un ambiente controlado de laboratorio, en los sujetos pueden influir brevemente  los mensajes sensoriales que no caen dentro de su conocimiento consciente. Sin embargo,  ningún estudio científico confirma las creencias de que los mensajes subliminales de  la  publicidad incidan en las decisiones del consumidor ni que las frases subliminales en cintas de audio de superación personal puedan modificar la conducta de la gente.

La conciencia  

Es el conocimiento de los procesos cognoscitivos que operan en la vida diaria: tomar decisiones, recordar, ensoñar, concentrarse, reflexionar, dormir y soñar, entre otros. Los psicólogos dividen la conciencia en dos grandes áreas: la conciencia de vigilia (o conocimiento consciente) , que abarca los  pensamientos,  los  sentimientos y las percepciones que surgen cuando  estamos  despiertos  y en un  estado  de  alerta razonable; y los estados alterados de la conciencia, durante los cuales  el estado  mental  difiere considerablemente de la conciencia de vigilia.

Variaciones Naturales De La Conciencia 

Para interpretar el ambiente tan complejo seleccionamos lo que vamos a asimilar entre la  multitud de eventos que ocurren a nuestro alrededor, y entonces ignoramos el resto.  Esto se aplica tanto a los estímulos externos (sonidos, vistas y olores) como a las  sensaciones  internas (calor, frío, presión y dolor). Incluso los pensamientos, los recuerdos, las emociones y las necesidades están sujetas a este proceso selectivo.

Sin prestar atención deliberada también realizamos actividades ordinarias; por ejemplo, poner nuestra firma en algún documento. Muchos psicólogos creen que algunos procesos mentales importantes tienen lugar fuera del  conocimiento consciente, quizá mediante un procesamiento automático.

Dormir 

La investigación de los patrones del sueño muestra que el sueño normal se realiza  en  varias etapas.

La etapa 1 comienza tras el estado inicial “crepuscular”, que se caracteriza por ondas alfa  irregulares de bajo voltaje y por un estado de vigilia relajada. Dura apenas unos cuantos momentos y se caracteriza por la reducción del pulso, la relajación  muscular y los movimientos de lado a lado de los ojos. Es fácil despertar  al sujeto  en esta  etapa del sueño.

Las etapas 2 y 3 se caracterizan por un sueño cada vez  más profundo. Es difícil despertar al  sujeto y no responder al ruido ni a la luz. Siguen disminuyendo la frecuencia cardíaca, la  presión sanguínea y la temperatura corporal.

Durante la etapa 4, cuando el cerebro emite ondas deltas muy lentas, la frecuencia  cardíaca  y  respiratoria, así como la presión sanguínea y la temperatura corporal presentan  el nivel  más  bajo que alcanzarán durante la noche.

Más o menos 1 hora después de quedarse dormido, el sujeto comienza a ascender por las etapas  para retornar después a la etapa 1, proceso que dura unos 40 minutos. En esta etapa del ciclo, la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea aumentan,  los músculos se relajan más  que  en cualquier otro momento y los ojos se mueven rápidamente bajo los párpados cerrados. Es este movimiento ocular rápido (MOR) el que da su nombre a esta etapa del sueño.

El sueño MOR recibe también el nombre de sueño paradójico porque, mientras la actividad del  cerebro y otros síntomas fisiológicos  se asemejan a los registrados durante la conciencia de  vigilia, el sujeto parece estar profundamente dormido y no puede moverse porque los músculos  voluntarios del cuerpo están paralizados. El sueño que no presenta movimientos oculares  rápidos, o No-MOR, designa las etapas de movimientos oculares no rápidos que se alternan con las de MOR en el ciclo del sueño.

Otros fenómenos relacionados con la acción de dormir y con los sueños: sonambulismo,  hablar dormido, terrores del sueño, pesadillas y  aprender mientras se duerme.

En general, los episodios de sonambulismo y de hablar dormido ocurren durante el sueño delta. A diferencia de las pesadillas, es difícil despertar al que tiene terrores del sueño, más comunes  entre los niños que entre los adultos, y rara vez se recuerdan a la mañana siguiente.

No se ha demostrado científicamente que  podamos  aprender material  complejo  mientras  dormimos.

ALTERACIONES ARTIFICIALES DE LA CONCIENCIA  

Privación sensorial  

La privación sensorial es la reducción extrema de los estímulos. La investigación indica que puede causar síntomas como la alteración de la percepción, las alucinaciones, los sueños, los ensueños y  también  las fantasías.  

Meditación  

La Meditación es uno de los varios métodos que existen para concentrarse, reflexionar o enfocar los pensamientos con la intención de suprimir la actividad del sistema nervioso simpático. No sólo disminuye el metabolismo, sino también las frecuencias cardíaca y respiratoria. La actividad cerebral durante la meditación se asemeja a la que se da en la vigila relajada; la reducción concomitante del lactato sanguíneo atenúa o disminuye el estrés.  

Hipnosis  

La Hipnosis es un estado parecido al trance en  el  cual el sujeto responde fácilmente a las  sugestiones. La susceptibilidad a ella depende de lo sugestionable que seamos. La hipnosis tiene varias aplicaciones prácticas; por ejemplo, alivia el dolor de  algunos  padecimientos y ayuda a dejar de fumar o romper con otros hábitos. 

Las drogas y la conciencia  

Las drogas psicoactivas, que incluyen  los  sedantes, los estimulantes y  los  alucinógenos alteran la conciencia.  

Lo dependencia y lo adicción  

Las drogas suelen provocar síntomas de abstinencia, es decir, electos secundarios negativos que se oponen a sus efectos placenteros temporarios y los contrarrestan. Estos síntomas pueden llevara la dependencia física o psicológica. Sin embargo, el uso de drogas con fines terapéuticos rara  vez crea adicción y muchos de los que padecen adicciones a las drogas las superan  cuando  cambia  su contexto social.  

Los drogas psicoactivas  

El alcohol, los barbitúricos y los narcóticos actúan  disminuyendo el funcionamiento  neuronal. Todas ofrecen efectos placenteros,  aunque el precio es muy alto ya que perjudican la  memoria y la propia conciencia o  provocan otras consecuencias físicas. La cafeína, la nicotina, las anfetaminas, la cocaína y el éxtasis estimulan el funcionamiento neuronal. Como la  mayoría de las drogas psicoactivas, actúan en las sinapsis  influyendo en los neurotransmisores del cerebro y sus efectos dependen de la personalidad y las expectativas  del consumidor y de la dosis. El LSO y la marihuana pueden  distorsionar  la percepción del tiempo del  consumidor y de acuerdo con la situación, pueden alterar  las sensaciones y las percepciones.  

————— 

Bibliografía consultada

  • Myers, David G. (2006). Psicología. Ed. Médica Panamericana 
  • Fernando Zepeda Herrera. (2008). Introducción a la psicología.  Una visión científico  humanista.  Tercera edición. PEARSON EDUCACIÓN, México.

 

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s