Juan Calvino, la creación y la teoria de la evolución


Juan Calvino, la creación y la teoria de la evolución

Autor:Paulo Arieu

Actualizado:  Enero 31 del 2017

creacion

imagen n0

En su momento, la obra de Darwin “El origen de las especies” engendró una controversia inmediata e intensa, si bien la reacción de las autoridades religiosas no fue tan universalmente negativa como a menudo se señala ahora. Algunos la aceptaron, otros no. De hecho, el importante teólogo conservador protestante Benjamín Warfield de Princeton aceptó la evolución como una teoría sobre el método de la divina providencia, aclarando a la vez que la evolución misma debía tener un autor sobrenatural. Décadas atrás, B. Warfield dijo que “La evolucion no actúa sustituyendo la creación suministra una teoría sobre el método seguido por la divina providencia”[15] Sin embargo, ya ha pasado mucha agua bajo el puente. Pensadores del calibre intelectual del gran filósofo evolucionista Michael Ruse, un ateo irredimible, expresó su opinión (que me parece muy ilustrativa), declarando hace un tiempo atrás que:

‘La evolución sigue siendo promulgada como una ideología, como una religión secular. Los evolucionistas contemporáneos con más presencia pública, como Richard Dawkins, usan el darwinismo como un esqueleto del que cuelgan toda clase de principios éticos y otras directrices, y ven en él una especie de cimiento metafísico, al igual que el arzobispo de Canterbury utiliza el cristianismo como un cimiento metafísico para sus doctrinas. Yo no creo que el darwinismo deba ser tratado como una religión -la verdad, no abandoné el cristianismo para sustituirlo por otra fe-, pero creo que eso es exactamente lo que está pasando, y nos hacemos un flaco favor si nos empeñamos en negar o ignorar ese hecho’.[8]

La creación según Calvino es el Teatro de la Gloria de Dios.

Inmediatamente al inicio de la Institución de la Religión Cristiana, Calvino ya afirma que la gloria de Dios resplandece en la creación (Inst. I,5, título), la cual es en cierta forma un espejo donde es posible contemplar a Dios, que de otro modo es invisible. La creación despliega la gloria de Dios, Calvino siempre la denomina como theatrum gloriae Dei. La creación es una obra de arte que tenemos que contemplar con asombro y respeto, en ella todo tiene un orden perfecto. Principalmente sobre el sol Calvino se explaya ampliamente:

“No hay entre todas las criaturas virtud más noble y admirable que la del Sol. Porque, además de alumbrar con su claridad a todo el mundo, ¿cuál no es su poder al sustentar y hacer crecer con su calor a todos los animales, al infundir con sus rayos fertilidad a la tierra, calentando las semillas en ella arrojadas, y luego hacerla reverdecer con hermosísimas hierbas, las cuales hace él crecer, dándoles cada día nueva sustancia hasta que lleguen a echar tallos; y que las sustente con un perpetuo vapor hasta que echen flor, y de la flor salga el fruto” (Institución de la Religión Cristiana I.16,2).[0]

También B. Warfield señala que

“Calvino prefería reservar el término “creación ‘ al acto inicial de Dios por el que hizo las cosas de la nada, y evitaba emplear dicha palabra para designar los actos posteriores de Dios que se mencionan en conexión con los seis días del primer capítulo de Génesis. Esos actos subsiguientes parecería pues que Calvino los consideró como acciones creadoras en el sentido estricto. (…) En este punto al menos — es decir, en cuanto al origen del hombre — Calvino, como el Dr Warfield señala, vio una obra creadora en el sentido más estricto de la palabra; y creo que el lector atento de la Biblia que acepte el relato bíblico como verdadero debe estar de acuerdo con él. El origen del hombre, según la Biblia, no se debió tan solo a la acción providencial de Dios, gobierno por parte de Dios del curso de la naturaleza ya creado, sino que se debió a un acto de Dios que fue verdaderamente sobrenatural. Dios no ordenó el curso de la naturaleza de modo que se produjera el hombre, sino que El mismo lo creó.” [1]

Calvino no solamente alaba el primer acto de la creación, sino que el continuo obrar de Dios en el universo, Él no cesa de obrar en su creación. La obra maestra que creó es gobernada por Él (Institución de la Religión Cristiana I.10,2), nada ocurre por azar, todo es obra de la Providencia de Dios. El cambio de las estaciones del año, la lluvia, la fertilidad de la tierra provienen de su mano, y también el curso de nuestra vida humana lo determina su Providencia. Efectivamente sin la intervención de Dios ni siquiera podría caerse un cabello de nuestra cabeza, todo aquello que los seres humanos sean capaces de lograr es al fin y al cabo obra de Dios. Sea si trabajamos duramente, todo lo que realicemos es gracias a Su obrar, sin Su bendición se desbaratarían todos nuestros esfuerzos.[2]

Los neocalvinistas y la ciencia actual

Lamentablemente,muchos predicadores han obviado el énfasis histórico sobre la creación de hombres como Juan Calvino. Tristemente vemos que para congraciarse con la sociedad secular de nuestros días, se someten a los dictámenes de la santa y dogmática ciencia moderna. Aun cuando las implicancias liberales de la ciencia moderna, dan por tierra con el principio fundamental de sola scriptura y obvian gran parte de la tradición protestante de los últimos siglos.

Por ejemplo, Tim Keller, uno de los más populares NeoCalvinistas y quien es pastor de la Iglesia Presbiteriana El Redentor en la ciudad de Nueva York, promueve agresiva y descaradamente una evolución teísta.Tim Keller es representante de los muchos que reconocen alguna forma de evolución teísta (en su caso se trata de evolución progresiva). Este punto de vista le puede ganar muchos amigos entre las élites cerebrales y los principales medios de comunicación del mundo entero, pero su trágico compromiso con el evolucionismo, socava irreparablemente el Evangelio que Keller dice tanto amar. En su libro, La razón de Dios, Tim Keller responde a las preocupaciones de un joven intelectual que está terriblemente incómodo con la “mentalidad no científica” de las enseñanza bíblicas, más particularmente, de que Dios creó directa y literalmente el mundo con Su sabiduría y poder en seis días (aunque quizás cada uno de estos seis días no hayan durado 24 horas como lo promueven muchos creacionistas históricos, sino mas tiempo). En su volumen de apologética “La Razón de Dios”,un libro que Keller ha publicado y que es muy respetado, escribe:

Creo que Génesis 1 tiene la pinta de poesía y por lo tanto es una “canción” de la maravilla y el significado de la creación de Dios. Génesis 2 es un relato de cómo sucedió … Para que conste, creo que Dios guió a algún tipo de proceso de selección natural, y sin embargo, yo rechazo el concepto de evolución como una Teoría que lo abarca todo … [citando a David Atkinson], “si la ‘evolución’ se mantiene en el nivel de hipótesis biológica científica, parece que hay pocas razones para el conflicto entre las implicaciones de la creencia cristiana en el Creador y las exploraciones científicas de la forma en que, en el ámbito de la biología –Dios ha seguido su proceso de creación.” [13]

Gary E. Gilley comenta queKeller está vinculado extraoficialmente con Bio-Logos, una organización dedicada a la promoción de la evolución teísta” [14].T. Keller cita a la Iglesia catolica romana, en apoyo de su compromiso con la ciencia secular:

“La ciencia evolutiva asume que las formas de vida más complejas evolucionaron de formas menos complejas a través del proceso de la selección natural. Muchos cristianos creen que Dios trajo la vida de esta manera. Por ejemplo, la iglesia católica, la iglesia más grande del mundo, ha hecho declaraciones oficiales de apoyo a la evolución como compatible con la fe cristiana “. [Tim Keller, The Reason for God (New York, NY: Dutton, 2008), p.87] [3]

Vemos que el prestigioso Pastor evangélico Tim Keller cree en las perspectivas filosóficas de la teoría de la evolución en lugar de la verdad literal de la Palabra de Dios. Aunque los científicos evolucionistas proponen la evolución, la Biblia no lo hace. Más bien, en toda la Escritura, Dios dice que Él es el creador directo del cielo y de la tierra, y su creación declara su gloria. Además, en Génesis 1, Dios nos dice en un lenguaje claro que Él creó el mundo en “seis días”.T. Keller “cree las perspectivas filosóficas de la siempre cambiante teoría de la evolución en lugar de la verdad literal de la Palabra de Dios.”[12]

Pero vemos que muchos van adaptándose a los tiempos que vivimos, quizás con buena intención, pero pienso que el precio de sincretizar, de acomodar la verdad eterna de Dios con los dogmas científicos de la época, terminará haciendo mas daño que bien. En Génesis 2: 7, la Biblia nos dice que Dios hizo al hombre del polvo, no a un mono u homínido (Hominidae, familia biológica, usado en las clasificaciones más actualizadas y que agrupa a los grandes simios incluyendo al hombre).  Jesús está de acuerdo con esto y Él mismo dijo: “¿No habéis leído que Dios los hizo al principio, varón y hembra” (Mateo 19: 4).[4]

Esta perspectiva de Tim Keller no es un mero error doctrinal, sino una peligrosa y deliberada re-interpretación de la Biblia que simplemente busca ajustarse al espíritu del mundo de nuestra época. Esta enseñanza evolutiva que aboga por un homínido y no por un ser creado por las manos de Dios, crea muchos más problemas de los que resuelve, y sobra decir que ataca las bases del Evangelio.[5]

Creo que si Calvino resucitase de la tumba aunque sea por un instante, sentiría mucha pena por la manera actual de pensar de algunos  predicadores. Que pena es ver la falta de convicción en estos hombres para defender lo que dice la Palabra de Dios respecto de la creación divina. Menos mal que Calvino no ha resucitado. Creo que excomulgaría a mas de un Miguel de Servet que está sentado en las sillas del templo.

La evolución es una ciencia extraña. Isaac Newton pudo fundar la física moderna sin renunciar a una coma de sus profundas convicciones religiosas. Isaac Newton fue un científico, físico, filósofo, inventor, alquimista y matemático inglés, autor de los Philosophiae naturalis principia mathematica, más conocidos como los Principia, donde describió la ley de gravitación universal y estableció las bases de la Mecánica Clásica mediante las leyes que llevan su nombre. Entre sus otros descubrimientos científicos destacan los trabajos sobre la naturaleza de la luz y la óptica (que se presentan principalmente en el Opticks) y el desarrollo del cálculo matemático.
Ni el más fundamentalista de los pensadores cristianos habrá encontrado jamás problema alguno en que los designios de Dios se difuminen con el cuadrado de la distancia. Pero Charles Darwin -el actual vecino de Newton en el mausoleo de la abadía de Westminster-, licenciado en teología por la Universidad de Cambridge, “no tuvo más remedio que destruir a Dios para fundar la biología moderna”. Como resultado de la teoría de Darwin, “la teoría de la evolución, a diferencia de cualquier otro avance científico de la historia, generó una crisis en la cultura occidental que sigue sin cicatrizar un siglo y medio después de la publicación de El origen de las especies”. [9] Sin dudas, Darwin fue un tipo difícil, pero desde chico [10]

Porque no comulgamos con el naturalismo? La respuesta la da el teólogo reformado L. Berkhof, quien  escribió que la Iglesia no debe permitir que el contenido de su mensaje tenga que ver con “las demandas de una ciencia naturalista, o a los requerimientos de una cultura que refleja el espíritu del mundo.”[6] Personalmente pienso que el lector atento de la Biblia que acepte el relato bíblico como verdadero debe estar de acuerdo con él. Repito un concepto que cite al principio de este artículo que me parece importante:

El origen del hombre, según la Biblia, no se debió tan solo a la acción providencial de Dios, gobierno por parte de Dios del curso de la naturaleza ya creado, sino que se debió a un acto de Dios que fue verdaderamente sobrenatural. Dios no ordenó el curso de la naturaleza de modo que se produjera el hombre, sino que El mismo lo creó. [7]

Fue Dios mismo quien creó al hombre de barro de un modo totalmente sobrenatural y milagroso. Esto es lo que el relato bíblico nos narra y no que fue evolucionando de formas animales inferiores,como los esclavos del naturalismo afirman [11].Dios utilizó arcilla con sus manos para crear y dar forma al ser humano. Pudo haber usado leche chocolatada si se le hubiese dado la gana hacerlo de esa manera, pero el usó el lodo, para que nadie se gloríe de forjar al ser humano a la imagen y semejanza del Creador. Pero pienso en esos predicadores que hoy están reflexionando, inluenciados en algunos puntos doctrinales secundarios por alguna posición filosofica secular, o en esos otros que ya han acomodado su manera de pensar a la época. El profeta Jeremías profetizó diciendo que su pueblo debia volver a la senda antigua. “Así dice el SEÑOR: Párense en los caminos y miren, Y pregunten por los senderos antiguos, Cuál es el buen camino, y anden por él; Y hallarán descanso para sus almas. Pero dijeron: ‘No andaremos en él.'”(Jeremias 6:16 La Nueva Biblia de los Hispanos)

Porque será que no a todos los predicadores les interesa caminar por la senda antigua? Será que quizás sientan vergüenza de creer lo que los antiguos creían, o será que desean alcanzar a los intelectuales de una manera que no se los ofenda? Pero pienso que nadie debería sentir vergüenza de creer lo que dice la Palabra de Dios. Aunque sabemos que hay predicadores que dijeron: “No andaremos en los caminos antiguos”.

Dios lo bendiga y un fuerte abrazo!!!

——————
Notas

[0] http://www.john-calvin.org/es/calvin-theo2/teolog-a/fundamentos-teol-gicos/la-responsabilidad-frente-a-la-creaci-n-de-dios.html

[1] J.Gresham Machen, Visión Cristiana del hombre,p.115,ed. El Estandarte

[2] http://www.john-calvin.org/es/calvin-theo2/teolog-a/fundamentos-teol-gicos/la-responsabilidad-frente-a-la-creaci-n-de-dios.html

[3] http://www.ibgrpereira.com/tim-keller-redefine-la-creacion-nuevo-calvinismo/#.VsDRUfIrK1s

[4] http://www.ibgrpereira.com/tim-keller-redefine-la-creacion-nuevo-calvinismo/#.VsDRUfIrK1s

[5] http://www.ibgrpereira.com/tim-keller-redefine-la-creacion-nuevo-calvinismo/

[6] L. Berkhof. TEOLOGÍA SISTEMÁTICA. Editorial Unilit. P.755

[7] J.Gresham Machen, Visión Cristiana del hombre,p.115,ed. El Estandarte

[8] 24 de mayo de 2002.Stephen Jay Gould, el último científico del siglo XIX. Por Javier Sampedro (El País, España). Recuperado de http://www.fcen.uba.ar/prensa/noticias/2002/noticias_24may_2002_04.html

[9] Ibid

[10] https://elteologillo.com/2016/01/20/darwin-el-nino-problematico/

[11] http://protestantedigital.com/magacin/35290/la_esclavitud_del_naturalismo

[12] http://www.ibgrpereira.com/tim-keller-redefine-la-creacion-nuevo-calvinismo/#.WI-ERvkrK1s

[13] Timothy Keller, The Reason for God , (New York: Dutton, 2008), pp. 94-95.

[14] https://evangelio.blog/2015/02/27/el-nuevo-calvinismo-2-parte/

[15] Pena, J.C. (07-29-2016). Dios y Darwin: Posible armonía entre teología y evolución, ciencia y religión. Sb editorial.

imagen n0

http://definicion.mx/creacion/

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s